Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Presentación de “Propuestas para una escuela del siglo XXI”Fernando Trujillo SáezLa presentación ha tenido lugar el día 12...
siendo aquel compañero que encontré en la UNED, culto, servicial, siempre dispuesto aldiálogo y al trabajo por igual. Grac...
Aquel día recordé el Dragón 32 que hace muchos años me trajeron los Reyes y en elradiocassette que tuvieron a bien dejarme...
El cuarto capítulo se titula “Más allá del aula”. La escuela es una institución que ocurredentro de un sistema y no mirar ...
Por su parte, Manuel Vázquez Uceda, Jefe de Servicio de Orientación Educativa en laConsejería de Educación, escribe en su ...
Permitidme que me cite a mí mismo:“El objetivo de la educación no es la incorporación de las competencias básicas alcurríc...
Como ciudadano y como educador me pregunto cada día y cada noche qué puedohacer. Qué puedo hacer para que la oscuridad no ...
Y tampoco estamos satisfechos con nuestro propio trabajo y en muchos casostampoco con sus resultados. Somos conscientes de...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Presentación "Propuestas para una escuela en el siglo XXI"

3,656 views

Published on

Texto de la presentación de "Propuestas para una escuela en el siglo XXI", celebrada en la Fundación José Luis Cano de Algeciras el día 12 de junio de 2013
Amazon (papel): http://www.amazon.es/Propuestas-escuela-siglo-Educacion-Activa/dp/8483197715/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1371070945&sr=8-1&keywords=propuestas+para+una+escuela
Con Ética Editorial (digital): http://coneticaeditorial.com/downloads/propuestas-para-una-escuela-en-el-siglo-xxi/

Published in: Education
  • Be the first to comment

Presentación "Propuestas para una escuela en el siglo XXI"

  1. 1. Presentación de “Propuestas para una escuela del siglo XXI”Fernando Trujillo SáezLa presentación ha tenido lugar el día 12 de junio de 2013 en el claustro de la FundaciónJosé Luis Cano, sede de la Delegación de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Algecirasgracias a la labor de D. Bernabé Ramírez, Concejal-Delegado de Educación del mismoayuntamiento. Este es el texto de mi presentación:Buenas tardes. Gracias a todos por venir y acompañarme en la presentación de mi libromás reciente, el séptimo ya, “Propuestas para una escuela en el siglo XXI”, que ha sidopublicado en papel por la editorial Los Libros de la Catarata y en formato digital por laeditorial Con ética.Una presentación de un libro, incluso más que una obra de teatro o una escena de ballet,es un acto comunicativo que sólo existe si hay alguien a quien presentar el libro. Enpuridad, son ustedes quienes hacen posible este acto y yo quiero agradecerles que me lohayan permitido con su presencia.En segundo lugar, quiero agradecer a la Delegación de Cultura del Excmo. Ayuntamientode Algeciras y a la Sra. Concejala-Delegada Pilar Pintor Alonso que nos brinden esteespacio y este tiempo para poder encontrarnos. Esta sencilla presentación no es más queuna anécdota en la actividad de la Delegación pero créanme cuando les digo que quienles habla queda agradecido a esta Delegación por poder disfrutar de esta anécdota.En el capítulo de agradecimientos guardo un lugar especial para Don Bernabé Ramírez,Concejal-Delegado de Educación, Limpieza y Pesca. Quiero agradecer públicamente aBernabé tres detalles: en primer lugar, que haya promovido esta presentación desde elmomento que le mostré mi libro, una tarde lluviosa del mes de marzo, hasta hoy mismo;en segundo lugar, quiero agradecerle de corazón su implicación, su entrega y sucapacidad para encontrar soluciones a los problemas: sin estas tres características elpasado mes de abril no se podría haber organizado en Algeciras el Encuentro Andaluz deBlogs Educativos, el EABE13. Aunque otras fueron las caras visibles en el EABE13,Bernabé fue el motor que permitió que Algeciras fuera la auténtica capital de la educaciónandaluza durante aquel fin de semana. Finalmente, Bernabé, muchas gracias por seguir
  2. 2. siendo aquel compañero que encontré en la UNED, culto, servicial, siempre dispuesto aldiálogo y al trabajo por igual. Gracias, Bernabé, por tu amistad de todos estos años.Finalmente, un libro es siempre una tarea colectiva fruto de muchas charlas, muchasreflexiones conjuntas y muchas experiencias vividas en compañía. Por ello doy las graciasa todas aquellas personas que me han acompañado en el camino: a Sonia, por supuesto,a mis compañeros en iCOBAE - Jose, Manolo y Miguel - y en Conecta13 - Miguel, David yDiego -, a mis compañeros en la Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta y a unlargo etcétera que no puedo mencionar aquí por no aburrirles.Permítanme ahora, sin citar la famosa escena de Paco Umbral y Mercedes Milá, que leshable un poco de mi libro. Me gustaría comenzar por explicarles por qué he escrito estelibro, o mejor dicho, cómo he escrito este libro, que es tanto como decir cuánto tiempo heestado escribiendo este libro.La redacción del libro que hoy les presento ha durado seis años. Como ven, no soy unhombre que guste de precipitarse.El nacimiento de este libro tuvo lugar en Málaga, y más concretamente en el Hotel Ibis, un28 de abril de 2006. Aquel día de abril nos reunimos mi amigo Diego Ojeda y yo paratrabajar en Málaga y decidimos crear un blog para difundir qué estábamos haciendo en elámbito de la enseñanza de segundas lenguas y la interculturalidad. Así nació De estranjis,el blog que aún escribo.Cierto tiempo después, Diego me tuvo que dejar como padre soltero de la criatura y yoseguí alimentándola hasta convertirla, si me permiten el narcisismo, en un blog conocidoen educación, en enseñanza de idiomas y en el uso educativo de las TIC.De estranjis fue creciendo y haciéndose un hueco en la blogosfera educativa en españolhasta que una tarde me llamó uno de los docentes que más sabe de informáticaeducativa en nuestro país, Aníbal de la Torre, para ofrecerme ser dinamizador deEducaconTIC. Esto eran ya palabras mayores: EducaconTIC era el blog del Ministerio deIndustria para la promoción del uso de las TIC en la escuela, tenía - ya entonces - milesde seguidores y en él escribían algunos de los nombres más conocidos en relación conlas TIC en nuestro país.
  3. 3. Aquel día recordé el Dragón 32 que hace muchos años me trajeron los Reyes y en elradiocassette que tuvieron a bien dejarme en casa de mi abuela. Desde entonces elordenador ha sido para mí no un refugio donde encerrarme - una imagen recurrente enrelación con la informática - sino una ventana que me mostraba mundos y aprendizajesdiferentes y ahora, a través de EducaconTIC, yo tenía la oportunidad de escribir sobreuna de mis pasiones: ordenadores, gadgets, Internet, redes. Así pues, dije que sí.Y el libro que hoy les presento recoge buena parte de las entradas que he escrito en losúltimos seis años tanto en De estranjis como en EducaconTIC, ya revisadas, reordenadasy textualizadas.El libro está organizado en cinco capítulos:El primero se titula “Incitando a la acción” y pretende dar argumentos y razones para unaactuación educativa imaginativa, colectiva y en busca de la excelencia pero no para unospocos sino para todos. En estos momentos de desánimo, cuando no de desesperaciónpara muchos, tenemos que buscar en nuestro interior motivos para seguir caminando yalzando nuestra voz en aras de una educación y una sociedad mejores.El segundo capítulo concreta caminos a explorar con el título de “Propuestas deactuación”. Aquí defiendo, frente a la pedagogía tóxica que aburre y atonta, unapedagogía orgánica, fresca, creativa, que abre puertas y trae aire fresco, con unprofesorado dispuesto a aprender con sus compañeros y compañeras y, sobre todo, juntoa su alumnado.Precisamente ese camino de aprendizaje es el que indican las competencias básicas, unapieza clave de nuestra legislación educativa. El capítulo “Desentrañando la madeja de lascompetencias básicas” recoge mi experiencia en iCOBAE, mi gran aventura de los últimosseis años, compartida y disfrutada con mi amigo Miguel Ángel Ariza, con quien tanto hetrabajado, me he reído, he pensado y, sobre todo, he hablado. Si en estas páginas hayalgún acierto, es por todos los momentos de charla educativa que he tenido con Miguel, aquien agradezco su fidelidad, su calidad humana y su amistad.
  4. 4. El cuarto capítulo se titula “Más allá del aula”. La escuela es una institución que ocurredentro de un sistema y no mirar más allá del aula nos impide reconocer que el trabajo dela Inspección Educativa, los Centros del Profesorado, la Educación Permanente o laUniversidad es decisivo para tener una escuela plena de calidad y equidad. En estesentido, una de mis obsesiones particulares es la difusión del concepto de CiudadEducadora, y no desespero en el empeño de ver algún día a Algeciras dentro de la Redde Ciudades Educadoras y con un Proyecto Educativo de Ciudad en el cual puedanencontrarse el Alumnado, el Profesorado, las Familias, las Instituciones, las Empresas ytodos aquellos que crean que la Educación es el único modo viable de construir un futuromejor.Finalmente, el último capítulo se titula “La red como espacio de oportunidadeseducativas”. El impacto de Internet en la educación es revolucionario: en menos de undecenio no reconoceremos a nuestras escuelas, cambiadas por dentro y por fuera por lainfluencia decisiva de la Red. Espero que tengamos la inteligencia de hacer que estoscambios sean para bien, y para bien de todos.Como no quiero cansarles con mis ideas, iré acabando con dos preguntas: La primerapregunta es si el libro ha sido bien recibido por la comunidad educativa. La segunda es siyo estoy satisfecho con el libro.Para responder a la primera, permítanme algunas citas.El pasado 10 de junio Susana Miralles, una compañera de Educación Musical de Alicante,me decía en Twitter: “Leyendo tu libro y aprendiendo, siempre aprendiendo: a ser activos,utópicos, idealistas, críticos, comprometidos.”Por su parte, Jordi Domenech escribió en Cuadernos de Pedagogía el pasado mes demayo: “Seis años de reflexión, de propuestas pedagógicas aferradas a la práctica docentey a la realidad social, que transmiten un “urgente deseo de transformación de la realidadsocial y educativa”. Eso es lo que encontrará el lector en este texto, elaborado a partir deuna solvente edición de artículos compuestos por el autor en blogs educativos ypublicaciones digitales. El texto resultante, cercano y provocador, revela la naturalezahipertexto del contexto en el que se creó, con numerosas referencias externas, ideasrecurrentes y una fuerte conexión con la actualidad social.”
  5. 5. Por su parte, Manuel Vázquez Uceda, Jefe de Servicio de Orientación Educativa en laConsejería de Educación, escribe en su blog “Hacia una escuela inclusiva”: “Como nopodía ser de otro modo, Fernando se dirige a la lectora o al lector con un estilo directo,sencillo, claro, alejado del academicismo clásico, haciendo gala de la "ausencia de citasexcesivas" de las que se nutren habitualmente algunos sesudos textos universitarios.Para los que lo conocemos, leer el libro es como asistir a una larguísima conferencia deFernando en la que se han hilado todos los temas acerca de los cuales ha disertado enlos últimos años... Y el resultado es fantástico.”Carmen Iglesias escribió en el blog del CITA, el Centro Internacional de TecnologíasAvanzadas: “El libro de Fernando Trujillo es una lectura interesante para docentes enformación o en activo, tanto en solitario como en sesiones de trabajo colectivo. En suspáginas encontrarán reflexiones e ideas para inspirar el movimiento de una escuela queha de dar respuestas y soluciones a un complejo siglo XXI.”Finalmente, Javier García escribe en la web de Amazon: “En un momento en que imperael desánimo, es alentador encontrar una apuesta por la acción y el cambio tan inequívocacomo esta. Este libro es necesario y muy recomendable para profesionales de laeducación y para los que nos acercamos a esta disciplina desde otros ámbitos.”En resumen, tengo la sensación de que el libro ha sido bien recibido por la comunidad. Detodos modos, cuando mi madre me dijo que se había leído el libro entero y le habíagustado, ya imaginé que el libro podría ser aprobado por la comunidad educativa: unamadre es siempre imparcial y objetiva con sus hijos.Y ahora la pregunta: ¿Estoy satisfecho? Quizás esta no sea una buena pregunta pues sirespondes que sí, pecas de presuntuoso, y si respondes que no, pecas de hipócrita.Sería, por ello, mucho más razonable preguntarnos si podemos estar satisfechos todos osi tenemos tarea por delante.
  6. 6. Permitidme que me cite a mí mismo:“El objetivo de la educación no es la incorporación de las competencias básicas alcurrículo ni el fomento del uso de las TIC. El objetivo de la educación es la constitución deuna sociedad de hombres y mujeres libres, de personas autónomas y solidarias, quetengan el control sobre su propio aprendizaje, su propio desarrollo, su propia vida.”Si mi libro contribuye, aunque sea mínimamente, a este objetivo de transformación yrealización, entonces estaré satisfecho. Y hasta que no esté seguro de haberlo alcanzado,seguiré trabajando para conseguirlo. Sólo hay una alternativa para un maestro si noquiere renunciar al sentido de su profesión: intentar construir cada día un mundo mejorpara todo su alumnado. Esta lección me la enseñó mi padre con su pensamiento y consus actos y yo no tengo ninguna intención de defraudarle.Por eso me gustaría acabar leyéndoles dos fragmentos del libro que he reunido paraustedes. Se titulan “El eclipse” y “¿Cuál es el propósito de la educación?” Dice así:Estamos en mitad de un eclipse, la oscuridad más grande que nunca hemosconocido y que jamás pudimos imaginar. Todas las certezas se han tambaleadoporque todas eran una ilusión: el único objetivo real era la riqueza y la únicamotivación era la avaricia.Las consecuencias del eclipse las pagamos y las sufrimos todos pero de manerainversamente proporcional: cuanto menos tienes, más pagas. Menos estudios,menos recursos, menos estabilidad, menos dinero: más sufrimiento.En realidad, eso es el eclipse: un gran ataque del capital financiero a la caja dondeguardaste tu vida y tus ilusiones. Llamamos Estado a la suma de todos nosotros y loconvertimos en algo ajeno a nosotros mismo: ahora vienen a por él y al apuñalarlosientes que te falta el aire. Es lógico, el Estado eras tú.Mientras tanto, los culpables del eclipse no solo no pagarán sino que muyprobablemente serán más ricos cuando el eclipse acabe. Creíamos que ganabancuando brillaba el sol y corría la plata y ahora sabemos que también se lucran en lasequía y la abstinencia.
  7. 7. Como ciudadano y como educador me pregunto cada día y cada noche qué puedohacer. Qué puedo hacer para que la oscuridad no afecte a los míos. Qué puedohacer para que todos podamos salir de la oscuridad. Qué puedo hacer paradenunciar la trama que ha creado el eclipse y el gran ataque al Estado. Qué puedohacer. Qué podemos hacer.Esas son las preguntas que nos hacemos los educadores: en silencio, sin hacerruido, cada día vamos hilando el tejido vivo de la sociedad. Hemos preparado alingeniero, a la jueza y al pintor, al doctor y a la soldado. Trabajamos con su hija ycon su hijo, con aquel niño ciego y éste que no habla nuestra lengua. Estamos ahípara esa niña que no tiene quien la escuche y para ese niño a quien escuchandemasiado. Somos la base de nuestra forma de vida y hemos decidido poner laEducación en primera fila del debate público. Hemos decidido levantar la voz.Somos docentes.Te diré más: somos docentes y no estamos contentos. No te preocupes, no hayagresividad en nuestro enfado; somos gente de bien aunque no estemos contentos.No estamos satisfechos con el tratamiento que la política hace de la Educación. Noqueremos ser el terreno de juego en el cual diriman los políticos sus disputas.Necesitamos estabilidad, apoyo, comprensión y también espacio para hacer nuestrotrabajo sin estridencias ni presiones.No estamos satisfechos con la atención que los medios de comunicación prestan ala Educación y la imagen pública que transmiten de la escuela, siempre ligada afracaso, problemas y conflictos: la realidad no es esa. [Periodista, apelo a tu sentidoético: si quieres hablar de Educación, da voz a nuestros logros y contribuirás así amejorar la escuela, no a hundirla.]No estamos satisfechos con el funcionamiento del sistema. Entre otras cosas, nonos gusta el papel que juega con frecuencia la Inspección Educativa, incapaz deasesorar o de apoyar la labor de los docentes de manera colaborativa; no nos gustala distancia a la cual se mantiene la universidad, encerrada en una torre de marfil yalejada de la escuela y sus problemas. No nos convencen la formación inicial delprofesorado ni muchos aspectos de nuestra formación permanente.
  8. 8. Y tampoco estamos satisfechos con nuestro propio trabajo y en muchos casostampoco con sus resultados. Somos conscientes de que podemos mejorar, de quepodemos coordinarnos más y mejor, de que podemos ser más eficaces, de que lacalidad de la Educación depende de nosotras y nosotros.Puede que tú te preguntes cuál es el propósito de la Educación. Te lo diré: somos elfundamento del Estado de Derecho y de la Democracia. Sin la Educación no viviríascomo vives porque nosotros hemos preparado a los ciudadanos y las ciudadanas delsiglo XX y ahora preparamos a los ciudadanos y las ciudadanas del siglo XXI. Elpropósito de la Educación es construir un buen futuro para tu hija y para tu hijo, sinmirar el color de su piel, su pasaporte, su sexo o su religión. Ese es el sentido denuestra tarea y tú formas parte de ella. Hasta hoy la hemos hecho en silencio peroahora queremos que nos escuches. Ha llegado el momento de la Educación.Muchas gracias.

×