Preguntas tema n°9 Sexualidad y Matrimonio

3,181 views

Published on

Preguntas desarrolladas sobre sexualidad y matrimonio, para el curso de Antropología, con la profesora Nancy Estela Salazar, de la Universidad Santo Toribio de Mogrovejo

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,181
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
100
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Preguntas tema n°9 Sexualidad y Matrimonio

  1. 1. INTERROGANTES PARA LA EVALUACIÓN Asignatura: Antropología filosófica Profesora: Mgtr. Nancy Estela Salazar TEMA: Matrimonio y sexualidad humana Capacidades a desarrollar: 1. Reconoce que el matrimonio no es una invención humana, sino una institución natural 2. Identifica la naturaleza de la boda y los efectos que produce en los cónyuges 3. Reconoce que el divorcio es una contradicción al amor y la naturaleza del matrimonio, constituyéndose en una de las peores lacras sociales 4. Reconoce el verdadero sentido de la sexualidad humana 5. Identifica los sentidos erróneos de la sexualidad humana que predominan en la actualidad 6. Reconoce la vinculación esencial entre la sexualidad y el amor 7. Reconoce la dignidad o grandeza de la sexualidad humana Interrogantes para reflexionar y responder Responda las siguientes interrogantes, fundamentando teniendo en cuenta las exigencias del ser personal del hombre. 1. ¿Qué es la boda? ¿Para qué se casan las personas? La boda es el momento en que los novios libremente se dan el sí definitivo e incondicional, a través del cual se comprometen a amarse de por vida. 2. Al casarse ¿se pierde o se gana libertad? Fundamente su respuesta. No, pues a pesar que se tiene una concepción errónea de libertad, pues creen que la libertad del hombre es absoluta y consiste hacer lo que le plazca. El sentido de la libertad está en el amor. No tendría sentido nuestra libertad sino es para amar; pues nadie podría amar si no tuviera libertad, ya que la libertad es una propiedad de la voluntad que le permite querer por sí mismo el bien para otro. En consecuencia, al momento de contraer matrimonio los cónyuges no pierden su libertad, porque se compromete libre y voluntariamente para amarse por toda la vida. Pues no se trata de una obligación impuesta, sino de una gozosa obligación asumida libremente, que no es más que una manifestación de libertad que originará a su vez nuevas libertades.
  2. 2. 3. ¿Qué lleva consigo el hecho de casarse? ¿Qué efectos produce el matrimonio en los cónyuges? Lleva consigo darse en una entrega total de cuerpo y alma con un consentimiento libre y voluntario por toda la vida. De tal manera que el varón y la mujer tendrán perfecto dominio del cuerpo y alma de su cónyuge, mientras que ellos ya no se pertenecen a sí mismo si no pertenecen totalmente a su cónyuge. 4. ¿Por qué un simple “sí” como el de la boda puede influir tan hondamente en el ser y comportamiento de una persona? El hábito que genera el “si” matrimonial hace posible fijar de manera definitiva el objeto de sus amores en aquel o aquella a quien se ha ofrendado. También permite un crecimiento del amor a la persona a quien se ha donado, así como transformar el cuerpo sexuado en vehículo eficaz de la entrega de la propia persona. Por tanto, el “si” matrimonial marca todo el ser personal del contrayente, así como su obrar, pues genera y exige actitud responsables gozosas frente a tal compromiso que le transforma en su totalidad. 5. ¿El matrimonio es un invento de los hombres, de Estado o de las Religiones? O ¿será una institución natural, no inventada por ningún poder humano? Fundamente su respuesta. La familia y el matrimonio son instituciones naturales por excelencia, impresa en la misma naturaleza humana, caracterizada por el amor y la sexualidad; que exige la unidad indisoluble de un varón y una mujer ordenados al amor y felicidad de los cónyuges y procreación de los hijos, como una proyección de su amor. Estas instituciones son tan indispensables para el bien de la humanidad porque están íntimamente ligadas a su supervivencia y felicidad. El hombre de todo tiempo y lugar, de manera natural o espontánea ha decidido unirse o entregarse a una persona de distinto sexo con el compromiso de amarse de por vida, sin que nadie le obligue o coacte su voluntad. Por eso, el matrimonio es tan antiguo como el hombre mismo 6. ¿Cuáles son las propiedades esenciales del matrimonio? Explica. Unidad matrimonial: amor fiel y exclusivo – Entre todos los tipos de amor de elección que existe, solo el matrimonial exige exclusividad. Este es exclusivo y excluyente, pues exige que la entrega de la persona que ama a la persona amada sea total, en todo lo que incluye el ser personal; es decir implica una entrega espiritual y corporal, pero en su condición sexual que le configura en la totalidad de su ser y de su obrar. Indisolubilidad matrimonial: amor para siempre- Se deduce de manera natural de la unidad perfecta entre los cónyuges que ha sido genera por el vínculo matrimonial. Con palabras de Federico Aznar se podría definir como “la
  3. 3. propiedad esencial del matrimonio en virtud de la cual el vínculo matrimonial, válidamente constituido no puede disolverse no extinguirse, salvo por la muerte de uno de los cónyuges… Expresa, por tanto, la perpetuidad del vínculo conyugal y excluye la posibilidad del divorcio tal como se entiende en la actualidad en los ordenamientos jurídicos civiles” Fecundidad del amor conyugal: procreación y educación de los hijos – “El matrimonio ha sido constituido como una unidad en la naturalezas, porque marido y mujer se constituyen en principio unitario de la generación del hijo. De este modo, el acto conyugal es la expresión de que varón y mujer son matrimonio, forman una unidad en las naturalezas, cuya más alta realización es el hijo” Así pues, como se ha precisado anteriormente, el matrimonio es la unión de una persona masculina y una persona femenina, precisamente por ese rasgo distintivo de su ser, es decir, por su distinción y complementariedad sexual. Y la sexualidad está ordenada por su propia naturaleza a la fecundidad; se deduce, por tanto, que el matrimonio está ordenado a la procreación de los hijos y su consecuente educación. Los hijos son por tanto, una prolongación del ser personal de los padres, que vienen a perfeccionar la unidad matrimonial; así como perfeccionar al ser de cada uno de los cónyuges como padre o como madre. 7. ¿Cuál es el fin o fines del matrimonio? 8. ¿Por qué es bueno el ejercicio de la sexualidad en el matrimonio? 9. ¿Usted cree que la convivencia es una unión suficiente como para crear y mantener el amor conyugal? NO, pues no hay un compromiso real y verdadero de uno para con la otra persona. 10. ¿Cuáles son las causas del fracaso matrimonial? Búsqueda unilateral de la propia realización: se busca felicidad de sí mismo, se quiere al otro para sí mismo, no hay amor verdadero. Ausencia de auténtico conocimiento recíproco: No conocen realmente su ser personal, solo tienen un conocimiento superficial. Las expectativas exageradas: Se cree que la vida matrimonial es todo color de rosa, se cree que el cónyuge es perfecto. No encontrar tiempo para estar juntos: Dialogar, escucharse, amarse. Más hijo o hija que cónyuge: Se olvidan que primero es el cónyuge, los padres pasan a un segundo o tercer plano, se debe evitar intromisión de extraños.
  4. 4. Falta de conciencia de la propia diversidad respecto a la pareja: varón y mujer son realmente distintos y complementarios. 11. ¿Cuáles son las consecuencias del fracaso matrimonial? Destrucción de los cónyuges, de los hijos, separaciones entre familias, divorcios. 12. Dé un concepto de sexualidad humana que incluya una concepción adecuada de la persona humana y de su dignidad. La sexualidad humana es aquella realidad que configura intrínsecamente y en su totalidad al ser humano y que lo constituye en un ser masculino o en un ser femenino, con características específicas que lo distinguen. Además la sexualidad es un medio o instrumento para despertar, introducir, manifestar y hacer crecer el amor, como dice Tomás Melendo. Así también lo expresa Ramón Lucas: “La sexualidad… es un componente esencial de la persona, un modo suyo de ser, de manifestarse, de comunicarse con los demás, de sentir, de expresar y de vivir el amor humano” 13. Explique los sentidos erróneos de la sexualidad humana que predominan en la actualidad. La sexualidad es considerada como algo sin mucha importancia para la vida humana, solo como medio de diversión o de pasarlo bien; como si fuera un objeto más de bienestar o consumo. Por otro lado la sexualidad a tenido una banalización lúdica y comercial, tal como los precisa Ricardo Yepes: “que lo transforma en producto de consumo para clientes que lo demandan: se trata de la utilización del erotismo y pornografía con final comerciales. Estos productores no dudan en promover la prostitución de personas para sacar partido de su carácter que muestran las nefastas consecuencias de estos mercados” 14. Explica las razones de la grandeza o sublimidad de la sexualidad humana. La grandeza o sublimidad de la sexualidad deriva de su íntima vinculación al amor, pues éste es la plenitud del hombre y lo más alto y noble que puede tener; todo su ser está ordenado al amor y en él adquiere sentido pleno todo lo que él es y hace. El amor humaniza y personaliza todos sus actos, éstos adquieren un sentido trascendente y pleno. Así pues, la excelencia de la sexualidad se manifiesta en que a través de ella, las personas humanas participan del poder creador e infinitamente amoroso de todo un Dios; constituyéndose en un medio privilegiado para despertar, instaurar, acrecentar, consolidar, madurar y fructificar el amor entre un varón y una mujer. 15. ¿Por qué se dice que la sexualidad humana está en la totalidad del ser de la persona humana?
  5. 5. La sexualidad no es lo mismo que el sexo, porque la palabra sexo se refiere únicamente a la dimensión biológica de la persona humana, mientras que la sexualidad impregna la totalidad del ser personas, hace referencia a la dimensión biológica, psicológica y espiritual del hombre, por las que se constituye varón y mujer. Por eso Tomás Melendo afirma que la palabra sexo se utiliza para los animales, mientras que sexualidad se refiere a las personas humanas. 16. ¿Qué diferencias sexuales existen entre el varón y la mujer? 17. Explica en qué consiste la vinculación esencial entre sexualidad y amor. Pues éste es la plenitud del hombre y lo más alto y noble que puede tener; todo su ser está ordenado al amor y en él adquiere sentido pleno todo lo que él es y hace. El amor humaniza y personaliza todos sus actos, éstos adquieren un sentido trascendente y pleno. 18. ¿La sexualidad es manifestación de grandeza o de precariedad del ser personal humano? La sexualidad es manifestación de la grandeza, más que de la precariedad del ser humano por las siguientes razones: La sexualidad está presente en la totalidad del ser humano, que lo constituye intrínsecamente como varón o como mujer. Por lo tanto está ligada a la identidad y singularidad de la persona. El ser humano está animado por un alma que es espiritual. Esta espiritualidad le da una excelencia, una nobleza a su ser y a todo lo que hace. De ahí que la sexualidad que reside en el ser de la persona también se ve revestida por esa espiritualidad y de esa dignidad. La sexualidad está esencialmente vinculada al amor; constituyéndose en un instrumento valiosísimo para manifestar y acrecentar el amor; haciendo posible la unión total de un ser masculino y un ser femenino. Todo el ser del hombre está destinado al amor. Como la libertad encuentra su sentido pleno en el amor, éstos están íntimamente ligados; por tanto la sexualidad humana en cuanto que es expresión corporal de nuestra capacidad de amar, también serán una expresión de nuestra libertad. Por ser personal y asociada a la espiritualidad la sexualidad es libre. Gracias a la sexualidad nosotros participamos del poder creador e infinitamente amoroso de Dios, al ordenar el acto sexual a la unión amorosa y como consecuencia natural y gratuita: la procreación. 19. ¿Cuáles son los requisitos para que la unión sexual pueda calificarse, y efectivamente lo sea, humana, personal?
  6. 6. Buscar el bien del cónyuge, en cuanto persona y cónyuge. Solo si se busca el bien del cónyuge, la relación sexual es expresión del amor, porque como bien sabemos el verdadero bien consiste en querer el bien para otro. Si la persona busca su propio bien, su propia satisfacción en primer lugar las relaciones sexuales se vuelven egoístas y por tanto inhumanas. Buscar el bien personal: En segundo lugar, subordinado al bien del cónyuge, es honesto que la persona busque también su propio bien. Procurar el placer de la unión al propio cónyuge: El placer es un componente de la sexualidad, éste es bueno y natural; debe ser querido no como fin sino como medio que acompaña de manera natural la unión; ordenado siempre a la búsqueda del verdadero bien y la felicidad de la persona amada. Buscar el propio placer: La búsqueda del propio placer también es moralmente bueno, siempre y cuando quede subordinado a los otros tres bienes, llevando siempre la primacía el amor. Estos cuatro bienes honestos que se buscan en forma ordenada en la unión sexual están puestos al servicio del engrandecimiento personal y humano de cada uno de los cónyuges. 20. ¿Es éticamente correcto buscar el placer en las relaciones sexuales? Fundamente su respuesta. La sexualidad humana tiene tres componentes: el placer, la atracción, el amor. El placer acompaña al ejercicio del sexo, la atracción es el deseo de la propia plenitud y el amor es la donación total de la persona, en cuerpo y alma. El placer y la atracción en sí mismos son buenos y naturales (ontológicamente) y buscan la satisfacción del yo. El amor tiene una bondad ontológica superior al placer y atracción, por eso debe ser querido en primer lugar. Moralmente el placer y la atraccón son buenos en cuanto subordinados al amor; es decir en cuanto ordenados a la búsqueda del bien del ser amado. Se deduce entonces que el placer buscado en las relaciones sexuales como fin supremo será éticamente incorrecto; puesto que constituirá un verdadero desorden ya que subordinará a lo que realmente es bien supremo (el amor) a un segundo plano; convirtiendo las uniones sexuales en egoístas e inhumanas; ya que la persona será querida como medio o “cosa” para procurarse placer egoísta, y la persona es la única que debe ser querida siempre como fin pro la excelencia de su ser. 21. ¿La sexualidad está orientada a la procreación o al amor? Fundamente su respuesta. El amor tiene prioridad ante todo, pues la persona es el único ser que es querido por sí mismo, esto es, como fin y nunca debe ser querida como medio; solo las cosas pueden
  7. 7. quererse como medios para conseguir bienes superiores; y la persona es un bien superior, digna de ser amada por sí mismo y en sí misma. 22. ¿Los padres son procreadores o co-creadores? Fundamente su respuesta. Los padres son procreadores de sus hijos en cuanto que realizan actos a favor de la creación de una nueva persona, extraída de la nada por el mismo Dios. Pero más propiamente son co-creadores, en cuanto que los cónyuges se hacen partícipes del amor y poder creadores del mismo Dios y co-peran real e inmediatamente con ÉL al traer al mundo a un nuevo ser humano, en su totalidad integral, con su cuerpo y alma espiritual 23. ¿Qué tipo de relación se establece entre Dios y los padres cuando dan vida a un nuevo ser humano? El alma no precede en la existencia al cuerpo, no empieza a existir ni antes ni despues que empieza a existir el cuerpo humano. Tanto los padres como Dios, aunque de manera y con intensidad distinta, dan origen a toda la persona del hijo. Los padres engendran al cuerpo y Dios directamente, le otorga al ser con el alma; y todo esto en un acto único o única operación, no sucesiva, ni yuxtapuesta. 24. ¿Los hijos son una ayuda o más bien un estorbo para el amor mutuo entre los cónyuges? A través de la unión sexual, motivada por un amor verdaderamente humano, pleno se origina como la más bella consecuencia natural: el hijo. En él, los cuerpos de los cónyuges han llegado a compenetrarse hasta fundirse en una sola realidad viva, fruto de ese amor que constituye lo más noble y humano de los cónyuges. Los hijos, productos del amor de los padres, incrementan y favorecen la integración de los tres amores en un todo unitario: el eros, el amor electivo o de amistad, el amor es fruto del afecto de los padres; quien prolongará el cariño mutuamente se expresan. Del amor electivo, pues los hijos constituyen el bien común de los cónyuges, y en ambos unidos buscarán el bien de ellos; y esto generará una mayor comunicación entre ellos, y como consecuencia una unión más plena y como consecuencia una mayor felicidad.

×