Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Tu Palabra Señor Es Mi Escudo

472 views

Published on

¿Sabías que la palabra de Dios es tu escudo y protección?
¿Has usado la palabra de Dios como tu escudo de protección?
¿Recuerdas alguna ocasión en que la palabra de Dios fue tu escudo y te protegió?
¿Tienes algún testimonio sobre esto?

Published in: Government & Nonprofit
  • Login to see the comments

Tu Palabra Señor Es Mi Escudo

  1. 1.     Gracias te damos Señor por tu palabra, que es nuestro escudo de protección.    Con sus plumas te cubrirá y con sus alas te dará refugio. Sus fieles promesas son tu armadura y tu                                        protección. ​Salmo 91:​4    Toda palabra de Dios demuestra ser verdadera. Él es un escudo para todos los que buscan su                                  protección. Proverbios 30:5    Lo mismo sucede con mi palabra. La envío y siempre produce fruto; logrará todo lo que yo quiero, y                                      prosperará en todos los lugares donde yo la envíe. Isaías 55:11    ¿Sabías que la palabra de Dios es tu escudo y protección?  ¿Has usado la palabra de Dios como tu escudo de protección?  ¿Recuerdas alguna ocasión en que la palabra de Dios fue tu escudo y te protegió?  ¿Tienes algún testimonio sobre esto?    Veamos en un caso real, como la palabra de Dios puede ser usada efectivamente como escudo de                                  protección:    Mateo 4:1­11  Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que allí lo tentara el diablo. ​Durante cuarenta días y                                      cuarenta noches ayunó y después tuvo mucha hambre.  En ese tiempo, el diablo se le acercó y le dijo: Si eres el Hijo de Dios, di a estas piedras que se                                              conviertan en pan. Jesús le dijo: ¡No! Las Escrituras dicen: La gente no vive sólo de pan, sino de                                      cada palabra que sale de la boca de Dios.  Después el diablo lo llevó a la santa ciudad, Jerusalén, al punto más alto del templo, ​y dijo: Si eres el                                          Hijo de Dios, ¡tírate! Pues las Escrituras dicen: Él ordenará a sus ángeles que te protejan. Y te                                   
  2. 2. sostendrán con sus manos para que ni siquiera te lastimes el pie con una piedra. ​Jesús le respondió:                                    Las Escrituras también dicen: No pondrás a prueba al ​SEÑOR​ tu Dios.  Luego el diablo lo llevó a la cima de una montaña muy alta y le mostró todos los reinos del mundo y                                            la gloria que hay en ellos. Te daré todo esto, dijo, si te arrodillas y me adoras. Vete de aquí, Satanás,                                          le dijo Jesús, porque las Escrituras dicen: Adora al ​SEÑOR​ tu Dios y sírvele únicamente a él.  Entonces el diablo se fue, y llegaron ángeles a cuidar a Jesús.    Comentario:    Jesús vino al mundo a redimirnos y proveernos la salvación como un regalo por su obra redentora. O                                    sea, por gracia. Sin embargo, para que eso pudiera lograrse, Él tenía que venir a este mundo con                                    una naturaleza humana y sufrir todas las tentaciones y debilidades que los seres humanos                            enfrentamos. De esta manera, Él se convertía en el sacrificio perfecto y su muerte nos redimiría a                                  todos. Es por esto que el diablo tenía que tentarlo con toda su astucia y poder, para hacerlo caer y                                        destruir el propósito de su obra.    Analicemos las tentaciones:    Tentación del Diablo:  Si eres el Hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en pan.  Significado: Usa tu posición como hijo de Dios de Dios para obtener placer y bienestar físico.  Jesús respondió:  ¡No! Las Escrituras dicen: La gente no vive sólo de pan, sino de cada palabra que sale de la boca de                                          Dios.  Significado: Debemos buscar el bienestar espiritual que viene de Dios, antes que buscar el bienestar                              físico que viene del mundo.    Tentación del Diablo:  Si eres el Hijo de Dios, ¡tírate! Pues las Escrituras dicen: Él ordenará a sus ángeles que te protejan.                                      Y te sostendrán con sus manos para que ni siquiera te lastimes el pie con una piedra.  Significado: Pon a Dios a prueba. Haz algo que ponga sus promesas de protección a prueba, para                                  que veas como las cumple.  Jesús le respondió:  Las Escrituras también dicen: No pondrás a prueba al ​SEÑOR​ tu Dios.  Significado: No puedes reclamar el cumplimiento de una promesa de Dios, poniéndolo a prueba o                              retándolo a cumplir sus promesas, porque no podemos negociar con Dios o obligarlo a hacer algo. Él                                  es Dios, Rey, Señor y Padre nuestro.    Tentación del Diablo:  El diablo lo llevó a la cima de una montaña muy alta y le mostró todos los reinos del mundo y la                                            gloria que hay en ellos.​ ​Te daré todo esto. dijo, si te arrodillas y me adoras.  Significado: Coloca el poder, la fama, las riquezas, y todo lo que eso trae, como tu prioridad, por                                    encima de Dios. O sea, adora al mundo por encima de Dios.  Jesús le respondió:  Vete de aquí, Satanás, porque las Escrituras dicen: Adora al ​SEÑOR​ tu Dios y sírvele únicamente a él.   Significado: Los hijos de Dios, sólo adoramos y servimos a nuestro Padre celestial, que es nuestro                                Señor, Rey y Dios. Servir al diablo, al mundo o a la carne, es traicionar a nuestro Padre.   
  3. 3. Jesús venció las tentaciones del diablo usando la palabra y las promesas de Dios. Entonces el diablo                                  se fue, y llegaron ángeles a cuidar a Jesús, porque vencer las tentaciones siempre tiene un premio                                  inmediato de nuestro Padre, de provisión y protección.    Todas las respuestas que Jesús le dió al diablo, fueron versículos bíblicos:    La gente no vive sólo de pan, sino de cada palabra que sale de la boca de Dios: Deuteronomio 8:3  No pondrás a prueba al ​SEÑOR​ tu Dios: Deuteronomio 6:16  Adora al ​SEÑOR​ tu Dios y sírvele únicamente a él: Deuteronomio 6:13    El diablo no puede hacer nada contra la palabra de Dios. Ante esa defensa, siempre huye.    Aplicación:  Usa la palabra de Dios como tu escudo de defensa, cuando te ataquen, te tienten y te quieran                                    debilitar en tu fe. Sólo usa versículos bíblicos, no uses otros argumentos o defensas que se te                                  ocurran. Tu mejor escudo de protección y defensa es la palabra de Dios.    Otros  versículos relevantes al tema.    Números 23:19  Dios no es un hombre, por lo tanto, no miente. Él no es humano, por lo tanto, no cambia de parecer.                                          ¿Acaso alguna vez habló sin actuar? ¿Alguna vez prometió sin cumplir?    Salmos 18:30  El camino de Dios es perfecto. Todas las promesas del ​SEÑOR demuestran ser verdaderas. Él es                                escudo para todos los que buscan su protección.    2 Pedro 1:4  Debido a su gloria y excelencia, nos ha dado grandes y preciosas promesas. Estas promesas hacen                                posible que ustedes participen de la naturaleza divina y escapen de la corrupción del mundo,                              causada por los deseos humanos.    Apocalipsis 21:5  Y el que estaba sentado en el trono dijo: ¡Miren, hago nuevas todas las cosas!. Entonces me dijo:                                    Escribe esto, porque lo que te digo es verdadero y digno de confianza. 

×