Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
21 de octubre 2012          29 Domingo       Tiempo Ordinario –B-Música: Canto bizantino en griego
Is 53,10-11 El Señor lo quebrantó consufrimientos.Por haberse entregado en lugar de lospecadores, tendrá descendencia,prol...
SALMO 32    Que tu misericordia, Señor,      venga sobre nosotros,     como lo esperamos de ti.  Pues la palabra del Señor...
Que tu misericordia, Señor,         venga sobre nosotros,        como lo esperamos de ti. Los ojos del Señor están puestos...
Que tu misericordia, Señor,     venga sobre nosotros,    como lo esperamos de ti. Nosotros esperamos en el Señor,él es nue...
Hb 4,14-16 Y ya que tenemos en Jesús, elHijo de Dios, un sumo sacerdote eminenteque ha penetrado en los cielos,mantengámon...
El Hijo del Hombre ha venido paraservir y dar su vida en rescatepor todos.                           Mc 10,45
Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se le acercaron y le dijeron:–Maestro, queremos que nos concedas lo que vamos a ped...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Sa32d29 b12cas

1,000 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Sa32d29 b12cas

  1. 1. 21 de octubre 2012 29 Domingo Tiempo Ordinario –B-Música: Canto bizantino en griego
  2. 2. Is 53,10-11 El Señor lo quebrantó consufrimientos.Por haberse entregado en lugar de lospecadores, tendrá descendencia,prolongará sus días, y por medio de él,tendrán éxito los planes del Señor.Después de una vida de afliccióncomprenderá que no ha sufrido en vano.Mi siervo traerá a muchos la salvacióncargando con sus culpas.Por haber entregado la vida, prolongará sus días.
  3. 3. SALMO 32 Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti. Pues la palabra del Señor es sincera, todas sus acciones son leales; Él ama la justicia y el derecho, el amor del Señor llena la tierra.
  4. 4. Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti. Los ojos del Señor están puestos en susfieles, en los que esperan en su misericordia,para librarlos de la muerte y reanimarlosen tiempo de hambre.
  5. 5. Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti. Nosotros esperamos en el Señor,él es nuestro socorro y nuestro escudo.Que tu amor, Señor, nos acompañe,como lo esperamos de ti.
  6. 6. Hb 4,14-16 Y ya que tenemos en Jesús, elHijo de Dios, un sumo sacerdote eminenteque ha penetrado en los cielos,mantengámonos firmes en la fe queprofesamos.Pues no es él un sumo sacerdote incapazde compadecerse de nuestras flaquezas,sino que las ha experimentado todas,excepto el pecado. Acerquémonos, pues,con confianza al trono de la gracia, a fin dealcanzar misericordia y hallar la gracia deun socorro oportuno. Mantengámonos firmes en la fe que profesamos
  7. 7. El Hijo del Hombre ha venido paraservir y dar su vida en rescatepor todos. Mc 10,45
  8. 8. Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se le acercaron y le dijeron:–Maestro, queremos que nos concedas lo que vamos a pedirte.Jesús les preguntó:–¿Qué queréis que haga por vosotros?Ellos le contestaron:–Concédenos sentarnos uno a tu derecha y otro a tu izquierda en tu gloria.Jesús les replicó:–No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa de amargura que yo he de beber,o ser bautizados con el bautismo con que yo voy a ser bautizado?Ellos le respondieron:–Sí, podemos.–Beberéis la copa que yo he de beber y seréis bautizados con el bautismo conque yo voy a ser bautizado. Pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no metoca a mí concederlo, sino que es para quienes está reservado.Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús losllamó y les dijo:–Sabéis que los que figuran como jefes de las naciones las gobiernantiránicamente y que sus magnates las oprimen. No ha de ser así entre vosotros.El que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor; y el quequiera ser el primero entre vosotros, que sea esclavo de todos. Pues tampoco elHijo del hombre ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida en rescatepor todos. Mc 10,35-45

×