Actividades Adviento

7,139 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Actividades Adviento

  1. 1. Adviento –Navidad2012
  2. 2. Para el/la profe de ReligiónCICLO MEDIOADVIENTO Y NAVIDAD 2012 (DICIEMBRE 2012)Objetivos:-Acercarse al lenguaje litúrgico del Adviento.-Comprender el lenguaje bíblico y simbólico del Adviento..Conocer el significado del Adviento para los cristianos.-Saber cuándo empieza y cuánto dura el Adviento.-Celebrar la Navidad utilizando diversos recursos.-Acercarse al lenguaje simbólico de la Navidad.-Construir una personalidad humana basada en valores de solidaridad, servicioy generosidad.-Aprender a trazar planes para intentar ser mejor persona.-Aprender a formarse desde dentro.-Valorar más la compañía de los demás y menos las cosas superfluas de laNavidad.-Valorar la “suerte” que tenemos de vivir “aquí” y “ahora” e intentar ayudar amejorar las Navidades de los que no viven como nosotros.Orientaciones y metodología:-Continuar, como se ha hecho siempre, explicando lo que es el Adviento,creando en la clase ambiente “navideño”, fomentando actitudes de generosidad(recogida de alimentos), cantando villancicos,….Utilizar (o no) el material proporcionado ( hacer las fichas, pintar dibujos,representar cuentos,…).-El tiempo para realizar el “trabajo” sería en 4 sesiones ( una cada semana): laprimera sobre Adviento en la primera semana de éste y las otras tres sesiones,en las semanas posteriores).-El material puede utilizarse en ficha grande (folio por las 2 caras: cuento/ficha -dibujo) o en ficha pequeña reduciéndolas (para recortar y pegar en libreta).Material:-Apuntes sobre el Adviento (diferentes para 3º y 4º)-3º: ficha y dibujo corona Adviento.- 4º: ficha/ estrella de Adviento).-Historia de la Navidad (apuntes iguales para 3º y 4º).-Cuentos : 3º: Un trato con Santa Claus. La pequeña estrella de Navidad. El felicímetro. 4º: Clara y el belén de Navidad. La mejor elección. Regalos de Navidad.-Ficha cuento (resumen, preguntas y dibujo)- Video para ampliar material.
  3. 3. EL ADVIENTO 3º E.P.-Significa “espera”.-Son las 4 semanas antes de Navidad, tiempo en que loscristianos esperamos la venida de Jesús (como hizo María).-En ese tiempo, los cristianos nos preparamos intentando sermejores personas y hacer felices a los demás.La corona de Adviento:Origen: es de tradición europea, cuando se ponían velas duranteel invierno para representar el fuego.Forma circular: El círculo no tiene ni principio ni fin, como elamor de Dios.Ramas verdes: Es el color de la esperanza y la vida.
  4. 4. EL ADVIENTO 4º E.P.-La palabra Adviento procede del latín ad- venio y significallegar, esperar.-El Adviento es un tiempo litúrgico que empieza cuatroDomingos antes del 24 de diciembre, que es cuando acaba (poreso dura cuatro semanas).-Es cuando empieza el año litúrgico.-En esas semanas de espera (simbolizando el tiempo queMaríaesperó el nacimiento de Jesús), los cristianos nos preparamosintentando ser mejores personas y hacer felices a los demás.
  5. 5. Un trato con Santa ClausJulio estaba muy enfadado por los pocos regalos que había recibido la Navidad anterior, asíla carta que escribió a Papá Noel aquel año resultó muy desagradable y Santa Claus fue avisitarlo unos días antes.- ¿Por qué estás enfadado si tuviste muchos regalos? - preguntó Papá Noel- ¡Pero sitambién tienes un montón de amigos!- ¡Me da igual! Quiero más juguetes y menos amigos.Santa Claus le propuso un trato:- Está bien. Como muchos otros niños me han pedido tener más amigos, te daré un regalomás por cada amigo al que renuncies para que se lo pueda ofrecer a otros niños.- ¡Hecho! - dijo el niño sin dudar... -Además, puedes quedártelos todos.Aquella Navidad Julio se encontró con una enorme montaña de regalos. Tantos, que dos díasdespués aún seguía abriéndolos. El niño estaba feliz. Luego comenzó a jugar con sus regalos.Eran tan alucinantes que no pudo esperar a salir a la calle para mostrárselos a los demásniños. Pero, una vez en la calle, ninguno de los niños mostró interés por aquellos juguetes. Ytampoco por el propio Julio. Ni siquiera cuando este les ofreció probar los mejores y másmodernos aparatos.- Vaya- pensó el niño - supongo que me he quedado sin amigos. Bueno, qué más da, sigoteniendo mis juguetes.Y Julio volvió a su casa. Durante algunas semanas disfrutar de un juguete nuevo cada día lehizo olvidar su falta de amigos. Pero no había pasado ni un mes cuando sus juguetescomenzaron a resultarle aburridos. Siempre hacían lo mismo. Entonces empezó a echar demenos a sus amigos. Se daba cuenta de que cuando estaba con sus amigos, siempre se lesocurrían nuevas ideas y formas de adaptar sus juegos ¡Por eso podían jugar con un mismojuguete durante semanas! Y tanto lo pensó, que finalmente llegó a estar convencido de quesus amigos eran mucho mejores que cualquier juguete ¡Pero si llevaba años jugando con susamigos y nunca se había aburrido de ellos! Y tras un año de mortal aburrimiento, al llegar laNavidad redactó para Papá Noel una carta en la que pedía perdón por haber sido tan torpede cambiar sus mejores regalos por unos aburridos juguetes, y suplicaba recuperar todossus antiguos amigos.Y desde entonces, no deseó por Navidad otra cosa que tener muchos amigos y podercompartir con ellos momentos de juegos y alegrías, aunque fuera junto a los viejos juguetesde siempre…
  6. 6. Un trato con Santa Claus¿Qué opinas de la elección de Julio: juguetes en lugar deamigos?___________________________________________________________¿Te ha pasado alguna vez que te has aburrido con losjuguetes?________________________________________________________juguetes?________________________________________________________¿Y con los amigos/as?___________________________________________¿Qué prefieres tú?_______________________________________________ qué?___________________________________________________ __________________________________________________________¿Por qué?__________________________________________________________
  7. 7. Clara y el belén de NavidadClara era toda una artista con los belenes de Navidad. Durante todo el año preparababocetos, materiales y personajes para que al llegar la siguiente Navidad su nacimientofuera aún mejor que el del año anterior.Y el año en que cumplía los 10 años, pensando en aquello que cantaban los ángeles del Señor“Gloria a Dios en las alturas...” preparó el belén más precioso que uno pudiera imaginar.Diseño y fabricó unos maravillosos trajes para la Virgen María y San José, y una mantitabordada con hilo dorado para el Niño Jesús. Decoró el establo con pequeñas joyas tomadasde sus pendientes y anillos, y rodeó el pesebre de las miniaturas más bellas que encontró.Posiblemente, no hubo antes un belén tan bonito y cuidado. Era tan especial y único, quehabía sido propuesto para varios premios, incluido el gran premio nacional al mejor belén.Pero precisamente la mañana en que los jueces debían visitarlo, Clara descubrió allevantarse la peor de las tragedias: su obra maestra ¡estaba totalmente destrozada! Ycuando la sangre le subía por las mejillas y en su garganta nacía un grito de furia, Cuca, suhermana pequeña, se acercó a su lado, tiró de su camisón, y dijo toda sonriente:- ¿Te guzta máz azí? ¡Lo he puezto preciozííízímo! Cuca ayudá a Clara.¿Cómo gritar al angelito de Cuca, tan bonita ella, que sólo había querido ayudar un poco?Clara miró lo que quedaba de su belén: los vestidos de la Sagrada Familia adornaban decualquier forma a unos pastores y su oveja; la preciosa manta estaba a los pies de laviejecita del río; incluso las pequeñas joyas y miniaturas de Clara estaban esparcidas aquí yallá: decorando una casucha, en el bolsillo de una lavandera, o en la olla de comida junto alfuego. Y grandes y brillantes pegotes de color cubrían los montes y el cielo de aquellaJudea destrozada por la ingenuidad de Cuca.Dos grandes lágrimas rodaron en silencio por las mejillas de Clara, sabiendo que ya nada sepodía hacer. Pero entonces, al caer sus primeras lágrimas sobre el Niño, vio cómo estesaltaba contento a atraparlas. Después le guiñó un ojo, sopló sobre sus lágrimas y las lanzóde regreso a sus ojos, antes de volver inmóvil a su sitio en el pesebre. Y en sus ojos,aquellas lágrimas tocadas por el Niño Dios fueron como unas lentillas que le mostraron todo
  8. 8. tal y como era en realidad. Y comprendió que ni el Niño ni su familia querían los lujos ni lasjoyas, ni la tristeza de los hombres, , ni un mundo triste y sin color. Y que precisamente poreso había venido al mundo.Y sin dudarlo, y con una gran sonrisa de alegría, tomó en brazos a Cuca, le dio el más largo ysonoro beso y dijo:- ¡Claro que sí, Cuca! Así está muchísimo mejor
  9. 9. Clara y el belén de Navidad¿Te hubiese enfadado tú con quien, queriendo ayudarte,te hubiese estropeado algo que te costóhacer?____________________________________________________________¿Te gusta la actitud de Clara al final del cuento?_________¿Valoras tú a tus amigos/as más que las cosasmateriales, como hace Clara al final?______________________¿Por qué?_________________________________________________________
  10. 10. La pequeña Estrella de NavidadDe entre todas las estrellas que brillan en el cielo, siempre había existido una más brillantey bella que las demás. Todos los planetas y estrellas del cielo la contemplaban conadmiración, y se preguntaban cuál sería la importante misión que debía cumplir. Y lo mismohacía la estrella, consciente de su incomparable belleza.Las dudas se acabaron cuando Dios la llamó. Ella acudió tan rápido como pudo .La estrella sellenó de orgullo, se vistió con sus mejores brillos. Cuando vio que su lugar era junto a unhumilde establo, sucio y pobre, se enfadó mucho porque creía que era más importante.Tanto se enfadó que comenzó a arder. Y así se consumió, desapareciendo.Tan sólo faltaban unos días para el gran momento, y se habían quedado sin estrella.Entonces Dios mandó a buscar a la estrella más pequeña y alegre del firmamento. Era unaestrella tan pequeña como un granito de arena. Se sabía tan poca cosa, que no daba ningunaimportancia a su brillo, y dedicaba todo el tiempo a reír y charlar con sus amigas lasestrellas más grandes. Cuando llegó ante el Señor, este le dijo:- La estrella más perfecta de la creación, la más maravillosa y brillante, me ha fallado porsu soberbia. He pensado que tú, la más humilde y alegre de todas las estrellas, serías laindicada para ocupar su lugar y alumbrar el hecho más importante de la historia: elnacimiento del Niño Dios en Belén.Tanta emoción llenó a nuestra estrellita, y tanta alegría sintió, que ya había llegado a Beléntras los ángeles cuando se dio cuenta de que su brillo era insignificante y que, por más quelo intentara, no era capaz de brillar mucho más que una luciérnaga.“Entonces pensó de nuevo “todas las estrellas del mundo”. ¡Seguro que estarían encantadasde participar en algo así! Y sin dudarlo, surcó los cielos con un mensaje para todas susamigas:"El 25 de diciembre, a medianoche, quiero compartir con vosotras la mayor gloria que puedehaber para una estrella: ¡alumbrar el nacimiento de Dios! Os espero en el pueblecito deBelén, junto a un pequeño establo."Y efectivamente, ninguna de las estrellas rechazó tan generosa invitación. Y tantas ytantas estrellas se juntaron, que entre todas formaron la Estrella de Navidad más bellaque se haya visto nunca, aunque a nuestra estrellita ni siquiera se la distinguía entre tantobrillo. Y encantado por su excelente servicio, y en premio por su humildad y generosidad,Dios convirtió a la pequeña mensajera en una preciosa estrella fugaz, y le dio el don deconceder deseos cada vez que alguien viera su bellísima estela brillar en el cielo.
  11. 11. La pequeña Estrella de Navidad¿Qué opinas de la “estrella importante”? _______________________________________________________________________________________¿Y de la estrella pequeñita?_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________¿Qué crees que es más importante: ser egoísta y“creído/a” o ayudar y compartir con los demás? ________________________________________________________________________________¿Por qué?__________________________________________________________
  12. 12. La mejor elecciónRod y Tod. Así se llamaban los 2 afortunados niños que fueron elegidos para ir a ver almismísimo Santa Claus en el Polo Norte. Un mágico trineo fue a recogerlos a las puertas desus casas, y volaron. Los llevaron a una sala, donde quedaron solos. El salón era grande yestaba oscuro y vacío. Los duendes les avisaron:- Santa Claus está muy ocupado. Sólo podréis verlo unos segunditos, así que aprovechadlosbien.Esperaron largo rato, en silencio, pensando qué decir. Pero todo se les olvidó cuando la salase llenó de luces y colores. Santa Claus apareció sobre un gran sillón y también todos losjuguetes que siempre habían deseado Mientras Tod corría a abrazar a Santa Claus, Rod segiró hacia aquella bicicleta con la que tanto había soñado. Sólo fueron unos segundos, losjustos para que Tod dijera "gracias", y llegara a sentirse el niño más feliz del mundo, y paraque Santa Claus desapareciera antes de que Rod llegara siquiera a mirarle. Entonces sintióque había desperdiciado su gran suerte, y lo había hecho mirando los juguetes que habíavisto en la tienda una y otra vez. Lloró y protestó pidiendo que volviera, pero al igual queTod, en unas pocas horas ya estaba de regreso en casa.Desde aquel día, cada vez que veíaun juguete, sentía primero la ilusión del regalo, pero al momento se daba la vuelta para verqué otra cosa importante estaba dejando de ver. Y así, descubrió los ojos tristes dequienes estaban solos, la pobreza de niños cuyo mejor regalo sería un trozo de pan, o lasprisas de muchos otros que llevaban años sin recibir un abrazo u oír un "te quiero". Y alcontrario que aquel día en el Polo Norte, en que no había sabido elegir, aprendió a caminaren la dirección correcta, ayudando a los que no tenían nada, dando amor a los que casi nuncalo tuvieron, y poniendo sonrisas en las vidas más desdichadas.Él solo llegó a cambiar el ambiente de su ciudad, y no había nadie que no lo conociera ni leestuviera agradecido. Y una Navidad, mientras dormía, sintió que alguien le rozaba la piernay abrió los ojos. Al momento reconoció las barbas blancas y el traje rojo, y lo rodeó con ungran abrazo. Así estuvo un ratito, hasta que Rod dijo con un hilillo de voz acompañado porlágrimas.- Perdóname. No supe escoger lo más importante.Pero Santa Claus, con una sonrisa, respondió:- Olvida eso. Hoy era yo quien tenía que elegir, y he preferido pasar un rato con el niño másbueno del mundo, antes que dejarte en la chimenea la montaña de regalos que te habíasganado ¡Gracias!A la mañana siguiente, no hubo ningún regalo en la chimenea de Rod. Aquella Navidad, elregalo había sido tan grande, que sólo cabía en su enorme corazón.
  13. 13. La mejor elección¿Qué hubieses hecho tú?_______________________________________ tú?_______________________________________¿Qué opinas del cambio que hizo Rod a partir deentonces?_________________________________________________________entonces?_________________________________________________________¿Qué valoras más: las personas o las cosasmateriales?_____________________________________________ _______________________________________________________materiales?_______________________________________________________ qué?_________________________________________________________¿Por qué?___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
  14. 14. El felicímetroDani estaba muy disgustado con Papá Noel. Era un niño muy bueno, pero lemolestaba ver que muchos otros niños, más malos, recibían más juguetespor Navidad. Y fueron tantas sus quejas, que una noche el propio Papá Noelapareció con el trineo en su habitación, y le llevó con él al Polo Norte.- Quiero enseñarte el mayor de los secretos -le dijo Papá Noel-. Si vieneste mostraré cómo decidimos cuántos juguetes recibe cada niño en Navidad.Cuando llegaron, Santa Claus le mostró unos aparatos:- Esto fue nuestro primer medidor de juguetes. Era una balanza, y losjuguetes se regalaban por peso. Dejamos de usarlo cuando un niño recibiótantos globos que al explotar derrumbaron las paredes de su casa.- Ese otro con forma de molde se llamaba "igualator". Servía paraasegurarnos de que todos los niños recibieran los mismos juguetes, perocomo luego no tenía gracia cambiarlos con otros niños, nadie los quería... Yasí fue hablando de los inventos que habían utilizado; algunos realmenteridículos, otros un poco simplones, hasta que finalmente dijo:- ... pero todose arregló con este invento, y desde entonces cada año recibo muchos másmillones de cartas que el anterior. Se llama Felicímetro, y sirve para medirla felicidad de los niños. Cuando visitamos un niño, ponemos en el felicímetrotodo lo que tiene, y automáticamente nos dice los mejores regalos para él.- Pues debe estar estropeado, a mí siempre me tocan pocos regalos...-protestó el niño.- ¡Qué va! funciona perfectamente. Los niños que como tú tienen muchosamigos, unos papás y hermanos que les quieren mucho, son generosos y nobuscan la felicidad en las cosas tienen miles de puntos en el felicímetro, yregalarles muchos juguetes sólo podría bajárselos. Sin embargo, los niñosque están más solos, o cuyos papás les hacen menos caso, o que no tienenhermanos ni amigos, tienen tan pocos puntos que da igual cuántos regalosañadamos al felicímetro: nunca pasan de la mitad... ése es el gran secretodel felicímetro: reciben más quienes de verdad menos tienen.
  15. 15. El felicímetro¿Qué preferirías tú? ___________________________________________¿Por qué?________________________________________________________¡Te das cuenta de la suerte que tienes por tener todo loque tienes?_______________________________________________________¿Crees que es justo que haya quien no tenga “nada” ?___¿Qué podrías hacer tú para mejorar la Navidad de losque te rodean?_________________________________________________________________________________________________________________________
  16. 16. Regalos de NavidadLa Conferencia de Regalos de Navidad de aquel año estaba llena. A ella habían acudidotodos los jugueteros del mundo, Santa Claus y los Tres Reyes Magos. Como todos los años,las discusiones tratarían sobre qué tipo de juguetes eran más educativos o divertidos, cosaque mantenía durante horas discutiendo a unos jugueteros con otros, y sobre el tamaño delos juguetes. Sí, sí, sobre el tamaño discutían siempre, porque los Reyes y Papá Noel sequejaban de que cada año hacían juguetes más grandes y les daba verdaderos problemastransportar todo aquello...Pero algo ocurrió que hizo aquella conferencia distinta de lasanteriores: se coló un niño, se puso en pie y dijo:- Está bien, no discutáis. Yo entregaré todo lo que no puedan llevar ni los Reyes ni papáNoel.Los asistentes rieron a carcajadas durante un buen rato sin hacerle ningún caso. El niño selevantó, dejó escapar una lagrimita y se fue de allí cabizbajo…Aquella Navidad fue comocasi todas, pero algo más fría. En la calle todo el mundo continuaba con sus vidas y no se oíahablar de todas las historias y cosas preciosas que ocurren en Navidad. Y cuando los niñosrecibieron sus regalos, apenas les hizo ilusión, y parecía que ya a nadie le importase aquellafiesta. En la conferencia de regalos del año siguiente, todos estaban preocupados ante lacreciente falta de ilusión con se afrontaba aquella Navidad. Nuevamente comenzaron lasdiscusiones de siempre, hasta que de pronto apareció por la puerta el niño de quien tantose habían reído el año anterior, triste y cabizbajo. Esta vez iba acompañado de su madre,una hermosa mujer. Al verla, los tres Reyes dieron un brinco: "¡María!", y corriendo fuerona abrazarla. Luego, la mujer se acercó al estrado, tomó la palabra y dijo:- Todos los años, mi hijo celebraba su cumpleaños con una gran fiesta, y lo llenaba todo consus mejores regalos para grandes y pequeños. Ahora dice que no quiere celebrarlo, que aninguno de ustedes en realidad le gusta su fiesta, que sólo quieren otras cosas... ¿se puedesaber qué le han hecho?La mayoría de los presentes empezaron a darse cuenta de la que habían liado. Entonces, unanciano juguetero, uno que nunca había hablado en aquellas reuniones, se acercó al niño, sepuso de rodillas y dijo:- Perdón, Jesús: yo no quiero ningún otro regalo que no sean los tuyos. Aunque no lo sabía,tú siempre habías estado entregando aquello que no podían llevar ni los Reyes ni SantaClaus, ni nadie más: el amor, la paz, y la alegría. Y el año pasado los eché tanto demenos...perdóname.Todos reconocieron que eran suyos los mejores regalos, esos que llenan el corazón de laspersonas de buenos sentimientos, y hacen que cada Navidad, el mundo sea un poco mejor...
  17. 17. Regalos de Navidad¿Quién crees que tenía razón: la conferencia de Regaloso el niño?__________________________________________________________¿Porqué?___________________________________________________________¿Qué te gusta más de la Navidad el ambiente o losregalos?____________________________________________________________¿Por qué?__________________________________________________________

×