EL MUNDO. LUNES 17 DE JUNIO DE 2013SEVILLAS6CARLOS MÁRMOL / SevillaEs de Jerez, pero lleva doce años enSevilla. Ingeniero ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Entrevista Democracia Digital

528 views

Published on

Entrevista para El Mundo (Edición Sevilla), a cargo del periodista Carlos Mármol, sobre la calidad de la democracia en España, lo que ofrece la democracia digital, la visión de los políticos, y el trabajo de los grupos de presión OpenKratio y Democracia Digital Andalucía.

http://openkratio.org
http://www.democraciadigital-andalucia.com/InformeDDA

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Entrevista Democracia Digital

  1. 1. EL MUNDO. LUNES 17 DE JUNIO DE 2013SEVILLAS6CARLOS MÁRMOL / SevillaEs de Jerez, pero lleva doce años enSevilla. Ingeniero informático. Hatrabajado como programador enempresas de software libre. Miem-bro de Democracia Digital y sociode OpenKratio, una plataforma ciu-dadana que reclama a las adminis-traciones acceso libre a la informa-ción pública y gobierno abierto. Ex-terior día. Plaza de los Terceros.PREGUNTA.— ¿Qué es un ciuda-dano digital?RESPUESTA.—Aquel que se apro-pia de las herramientas de las nue-vas tecnologías para expandir loque ocurre en su vida presencial.P.—¿Es mejor que la ciudadaníaanalógica?R.—Es diferente. El ciudadano di-gital está acostumbrado a tener lainformación a su disposición siem-pre. Además, le importa el conteni-do. Produce y consume contenido.Y esto, aplicado a la participación,implica que es mucho más activoque un ciudadano que únicamentevote. Su motivación es influir enquienes le escuchan. Los cauces departicipación antes estaban limita-dos por el espacio y el tiempo. Conla cultura digital esto ya no ocurre.P.—¿Vivimos en democracia?R.—Si nos comparamos con elstandard anglosajón, no. Nuestrademocracia ni siquiera es 1.0. Nohay listas abiertas y un reducido nú-mero de personas decide quién nosrepresenta. Es una monarquía departidos. La clase política se ha en-raizado y goza de privilegios que notiene la ciudadanía. En un país an-glosajón esto sería un escándalo.P.—¿El paradigma digital puedearreglarlo?R.—Ya está influyendo. En el mun-do digital uno de los conceptos cla-ves es la transparencia. Es el mejordesinfectante: obliga a los políticosa rendir cuentas y disuade de la co-rrupción, aunque no la evite. Con laparticipación digital los ciudadanosse mueven ya por delante de los po-líticos. Dan su opinión sobre las de-cisiones que adoptan. Y lo hacen deforma abrumadora, rápida y tantasveces como sea necesario.P.—Los políticos hablan de las re-des pero sólo las usan como canalde propaganda.R.—Tienden a crear espacios pararefrendar su gestión más que a in-centivar una democracia deliberati-va. La democracia digital no es vir-tual: es democracia real que usa lasredes para amplificar sus debates.Combinamos la participación ordi-naria con la digital. Los cauces par-ticipativos legales datan de la Tran-sición y son muy cerrados (partidos,sindicatos, grupos de intereses).Con las redes aparecen otros forosque todavía no tienen nombre, peroque funcionan de forma parecida:son grupos finalistas, se muevenpor un objetivo concreto, tienen ca-pacidad para sumar gente a suscausas y no obligan, como los parti-dos, a obedecer a un líder o asumiruna disciplina. Construyen desde lalibertad. Con el tiempo tendrán mu-cho más peso en la opinión públicay restarán protagonismo a partidos,patronales y sindicatos, que se handesacreditado ante los ciudadanos.P.—Participación sin intermediariosy en red.R.—La potencialidad es enorme. Enel ámbito individual lo que vivimosya es una militancia débil: una per-sona que no esté asociada a ningu-na estructura vertical y con líderespuede convertirse en activista deuna cuestión concreta y encontrarcauces para integrarse en un grupo.Mañana podrá irse a otro o monta-rá el suyo propio. Ya no tendrá quehacer cosas que no le apetecen.P.—Una política sin partidos.R.—Lo malo no es que los partidostengan una estructura, sino que laestructura cuente más que las ideas.P.—¿En Sevilla cuánta gente estáen esto?R.—Ya se vio con el 15-M. Las per-sonas que participan en estos movi-mientos han tomado caminos dis-tintos: unos hacen resistencia civil,otros están en la Plataforma por laHipoteca y otra parte apuesta porvías reformistas. La tecnopolíticaen Sevilla agrupa desde a abogadoshacker, que explican cómo los ban-cos manipulan el euríbor a su ca-pricho, al colectivo Graba tu Pleno.En OpenKratio lo que queremos esque las instituciones sean más de-mocráticas. Todos coincidimos enprincipios comunes: preocupaciónpor la corrupción, vivienda, paro, ylos privilegios de los bancos y lospolíticos. Por usar una analogía po-dríamos decir que ellos, los parti-dos y los sindicatos, son una Cate-dral y el nuevo tejido ciudadano delas redes es como un bazar.P.—En las elecciones locales loscandidatos hablaron mucho de ‘e-gobierno’.R.—En Sevilla no hay ‘e-go-vernment’. El Ayuntamiento elimi-nó los presupuestos participativos,que serían criticables, pero al me-nos eran una fórmula. Desde queObama puso este concepto de mo-da los políticos lo repiten para darentender que se preocupan por losciudadanos digitales.P.—Sí, se abren perfiles en twitter.R.—Pero eso no es gobierno abier-to. Eso es comunicación políticapor vías digitales.P.—¿Qué deberían hacer entonces?R.—Garantizar el acceso a la infor-mación. Con transparencia la parti-cipación en política será de mejorcalidad. Los ciudadanos puedenayudar a identificar los problemasy proponer soluciones. Tambiénayudar a la institución a ejecutarsus programas y, por supuesto, po-der evaluarlos. Es el ciclo de las po-líticas públicas. La ciudadanía estápreocupada por la calidad de losservicios públicos y quiere contri-buir a ayudar a la administración.P.—A los políticos les da muchomiedo ¿no?R.—Su inercia es creer que la in-formación pública es su patrimo-nio. Cualquier persona con sensi-bilidad democrática no puede opo-nerse a que la ciudadanía participeen las decisiones. Incluso aunquese equivoque, que también pasa.El actual sistema de participaciónestá muy limitado y exige un des-gaste brutal. Los países que creende verdad en la participación tie-nen menos corrupción, sus admi-nistraciones son mucho mejores yson más competitivos. Lo dice enun informe el Banco Mundial.P.—Hábleme del periodismo dedatos.R.—Los datos son al periodismo di-gital lo que fue la cámara de fotospara el analógico: dan confianza.Sobre todo a un lector inteligente yformado. Con el periodismo de da-tos el ciudadano puede sacar susconclusiones, cruzar magnitudes ybuscar otras verdades. También esun buen modelo de negocio. TheGuardian tiene un data-blog dondeperiodistas e informáticos generanjuntos historias propias. Si un me-dio sólo repite lo que dicen las ins-tituciones y las grandes empresasaumentará la desafección ciudada-na con la prensa.P.—Habéis participado en la elabo-ración de las leyes de Participacióny Transparencia.R.—Algunas de las cosas que he-mos pedido se han incorporado, pe-ro la participación se queda corta.Por ejemplo, no van a permitir quelos ciudadanos intervengan en losprocesos de contratación pública.P.—¿Y la ley de transparencia?R.—Está siendo todo menos trans-parente. No está hecha con unametodología abierta.CARLOS MÁRQUEZJOSÉ FÉLIX ONTAÑÓN Miembro de Democracia Digital«La democracia digital no teobliga a obedecer a un líder»PERIODISMO DE DATOS«Si un medio sólo repite lo que dicen lasinstituciones y las grandes empresas, ladesafección con la prensa aumentará»NUEVO PARADIGMA«Los cauces políticos de la red restaránprotagonismo a los partidos, las patronalesy los sindicatos, que están desacreditados»ENTREVISTAS IMPERTINENTESMármolMendoza.Prohibidasureproducción.

×