Manifiesto junta democrática

705 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
705
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Manifiesto junta democrática

  1. 1. Comentario de Texto Historia de España Manifiesto de la Junta Democrática del 29 de Julio de 1974 Nos encontramos ante un texto de naturaleza política, concretamente una proclama que explica el programa mínimo necesario para provocar el cambio de régimen en España. Está firmado en París el 29 de Julio de 1974 por la Junta Democrática, una alianza de fuerzas políticas contrarias al régimen franquista lideradas por el Partido comunista de España , y que incluía también al Partido Socialista Popular, el Partido de los Trabajadores de España, algunos carlistas e independientes. Asistimos a la fase final del franquismo y cuando ha fracasado la vía aperturista proclamada en el primer discurso de Arias Navarro cuando accede a la presidencia del gobierno. Las posturas inmovilistas del régimen es cada vez más fuerte, esto explica la organización de la oposición democrática en alianzas que proclaman la “ruptura democrática” como única salida posible a la dictadura tras la muerte de Franco. En este contexto nace la Junta Democrática y su manifiesto político que comentamos. El esta organizado en doce puntos que recogen las siguientes ideas: 1.- Formación de un gobierno provisional que sustituya al actual y gestione el cambio político a través de un proceso electoral libre e imparcial y conduzca el proceso democratizador, devolviendo las libertades al pueblo español y concediendo una amplia amnistía ( 1,2 y 11 ) 2.-Legalización de partidos políticos, libre sindicación, derechos de huelga y manifestación, libertad de opinión e información ( 3,4,5 y 6) 3.- Organización del Estado, sin forma explicita ( no se hace mención ni a la República ni a la Monarquía), basado en la independencia de los tres poderes, en la aconfesionalidad, en el reconocimiento de las peculiaridades regionales y con un Ejército alejado de la vida política.( 7,8,9 y 10). 4.- Vocación europea manifiesta en la integración de España en los organismos europeos. Con la llegada de los ministros del Opus Dei entre 1957 y 1959, se impulsa una política económica con la que se acabó la autarquía y se fomentó el desarrollo de la agricultura y las industrias, lo que creó un mayor comercio con libertad de precios, desapareciendo la cartilla de racionamiento y aumentando las importaciones. Con ello se evitó el quiebre de numerosas empresas, sin embargo esto trajo consigo que disminuyera el nivel de vida de los asalariados y aumentara el paro. A partir de mediados de los años 50 la oposición al régimen va siendo cada vez más palpable entre las que destacaban las revueltas estudiantiles y obreras. En 1973 asistimos a una crisis económica a nivel mundial derivada de la fuerte subida del petróleo, agravada en España por la fuente dependencia energética, lo que trajo consigo el aumento del paro, llegada de inmigrantes, descenso del turismo, descenso de las exportaciones. Todo esto trajo consigo un aumento del déficit público y una fuerte inflación, coincidiendo además con la enfermedad de Franco las fuerzas de la oposición fueron numerosas. Durante su etapa desarrollista, Franco poseía el apoyo de militares, falangistas, monárquicos y católicos, sin embargo tras el Concilio Vaticano II, la Iglesia empieza a romper su apoyo, por lo que muchos clérigos fueron encarcelados. Las revueltas continuaban desde 1965 con los movimientos estudiantiles y más tarde con la oposición del FELIPE. Luego continuaron las del HOAC, CCOO, PCE, USO, PSOE, ETA, FRAP, etc. Pero no es hasta 1970, cuando la oposición se organiza conjuntamente en contra del régimen franquista. 1
  2. 2. El programa de la Junta Democrática es abiertamente rupturista, como queda explicitado en la formación de un gobierno provisional. Este gobierno es el único que puede iniciar el proceso transformador puesto que se inspiras en ideales democráticos no presentes en la España de Franco. En 1974 la oposición al régimen, que ya es muy importante, permanece en la clandestinidad porque no están reconocidos los partidos político, ni los sindicatos, ni los derechos fundamentales; ya que si bien existe el Fuero de los Españoles, los derechos no se reconocen en la práctica a pesar de que después de mediados de los años 60 se produzca cierto aperturismo manifiesto en la Ley de Prensa o en la Ley General de Educación La voluntad democrática del programa se manifiesta en la concepción de un Estado donde se reconozcan la división de poderes, especialmente hace hincapié en la independencia del poder judicial, un Estado descentralizado y aconfesional. Las ideas republicanas y su modelo de estado recogidos en la Constitución de 1931 es evidente; sin embargo no se pronuncia por un modelo de Estado y lo deja para una nueva consulta popular. La vocación europeísta del documento es clara. España no pude estar apartada de los organismos europeos más representativos y necesita recuperar su lugar en el concierto europeo. La dictadura no puede lograr la incorporación plena y además se encuentra asilada porque han caído las dictaduras de Portugal y Grecia. España necesita un régimen democrático inspirado en los modelos de los países de Europa Occidental, en definitiva un Estado con amplias libertades y en el que el pueblo español sea dueño de sus propios destinos. La vía rupturista planteada por la Junta Democrática es seguida por la Plataforma de Convergencia, otra alianza política de partidos opositores pero liderados por el PSOE de Felipe González. La actuación de esta oposición será muy fuerte y coordinada durante los primeros meses de la Monarquía de D. Juan Carlos I Si bien esta oposición no provoca la caída del gobierno de Carlos Arias Navarro si contribuye a ello. La vía rupturista no será la que conduzca el proceso de transformación democrática. La oposición democrática se unirá a la vía reformista cuando el gobierno de Adolfo Suárez los convenza de su vocación democrática. La aprobación de la Ley de para la Reforma Política abre este camino. Todos los partidos políticos serán legalizados antes de las elecciones de 1977, se concedieron amplias amnistías y los españoles recuperaron sus derechos fundamentales. Se iniciaba la transición democrática sin rupturas. La oposición hizo un gran esfuerzo, entendiendo que los españoles querían un cambio sin traumas. Lo que importaba era la vuelta a la democracia después de tantos años. Las elecciones de junio fueron las primeras después de las elecciones de febrero de 1936, en las nuevas Cortes y basada en un gran pacto recogía muchos de los aspectos que se propugnaba en el documento comentado.. 2

×