Introduccion al dº colectivo del trabajo

6,322 views

Published on

Introduccion al dº colectivo del trabajo

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,322
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
39
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Introduccion al dº colectivo del trabajo

  1. 1. INTRODUCCION AL DERECHO COLECTIVO DEL TRABAJO.-(apunte basado en el libro del Profesor S. Gamonal “Derecho Colectivo del Trabajo” y en libro “El derecho de las Relaciones Laborales” del profesor F. Walker)OrígenesDesde mediados del siglo XIX se puede distinguir dos tipos de normas que buscanregular las relaciones laborales: - los preceptos estatales protectores del trabajador dependiente. - normas colectivas, de naturaleza privada, y de dudosa juridicidad en sus inicios.Luego en el siglo XX se consolida el Derecho del Trabajo, que junto con establecernormas mínimas en favor de la "parte débil" de la relación laboral, reconoce, ampara yfomenta las normas colectivas pactadas entre los actores sociales, agrupados enorganizaciones que serán denominadas "sindicatos".El DCT se remonta a la Revolución Industrial, con sus cambios productivos y delmundo del trabajo primero en Gran Bretaña, a fines del siglo XVIII y comienzos delXIX, posteriormente al resto de Europa y más tardíamente a América Latina,configuran el contexto adecuado dentro del cual se desarrollará el derecho deltrabajo, especialmente el derecho colectivo.Los abusos producidos por la falta de protección del trabajador son conocidos ydocumentados por la literatura científica, que da cuenta de jornadas laborales diariasde hasta quince horas, sin descanso semanal ni vacaciones, de trabajo de mujeresembarazadas y de menores de pocos años de edad, en pésimas condicioneshigiénicas y de seguridad, lo que motivó revueltas y largas luchas de los obreros, quefueron violentamente reprimidas por las autoridades.A la constatación de estos abusos se une lo que se llama la "colectivización deltrabajo", es decir, la reunión masiva de trabajadores en las fábricas o lugares deproducción, lo que permite una lenta toma de conciencia de que los trabajadorestienen necesidades e intereses comunes.Alguno afirman que son antecesores de los sindicatos, las agrupaciones de gremiosde artesanos de la edad media, sin embargo eran más bien organizaciones deempresarios más que de trabajadores. Otros encuentran su origen enn asociacionesde asalariados y de hermandades de oficiales de la edad media.Sidney y Beatrice Webb sostienen que el origen de agrupaciones estables ypermanentes de trabajadores se relaciona con la clara separación de funciones entreel capitalista y el obrero manual, entre dirección y simple ejecución, con laconsecuente pérdida de interés del trabajador en los beneficios de la empresa.En líneas generales, la acción y organización colectiva de los trabajadores evolucionaen tres estadios sucesivos y a veces complementarios.Un primer grado de organización está dado por las sociedades de caráctermutual, de socorros mutuos, donde los trabajadores se agrupan y realizan aportes afin de ayudarse mutuamente ante los imprevistos.Más adelante, estas agrupaciones mutuales encabezan poco a poco la defensa desus asociados frente a los empleadores, recurriendo a veces a la acción directa, 1
  2. 2. mediante huelgas y paralizaciones. Es un segundo grado de desarrollo delsindicalismo de trabajadores calificados porque representaba a trabajadores máspreparados que eran más organizados. Se trató de organizaciones másinstitucionalizadas, con presencia nacional, partidarias de la conciliación y del arbitrajecon los empleadores, y poco propicias a la utilización de la huelga como método depresión. En su actuación utilizaron la legislación vigente y reforzaron las tradicionalesrestricciones a la utilización de la mano de obra, por ejemplo, limitando la contrataciónde trabajadores aprendices a fin de mantener los niveles de vida de sus asociados.Posteriormente, en un tercer estadio, surge el nuevo sindicalismo, en los dos últimosdecenios del siglo XIX, con la novedad de que los trabajadores no calificadoscomienzan a organizarse y a presionar por la mejora de sus precarias condiciones detrabajo. Se crean agrupaciones de trabajadores sin considerar su oficio o actividad.Este nuevo estadio no significa que los sindicatos no realicen labores mutuales o queno puedan asociar a trabajadores especializados, sino que el sindicalismo común y decarácter masivo estará representado por estas agrupaciones .generales que nodistinguen entre la calificación de sus trabajadores y que optan por coaligarse enrelación a la rama de actividad.¿Cómo reacciona el Estado ante esta nueva forma de organización?Firmemente resistido por los gobiernos y los empresarios, estableciendo como undelito la constitución de organizaciones y las huelgas.Ante la prohibición de sindicarse, algunas de las agrupaciones de trabajadorescumplieron su rol en forma clandestina, por medio de sociedades de socorros mutuos.Luego, con el avance del siglo XIX y la constante lucha de los trabajadores por eldesarrollo de la Cuestión Social en toda su magnitud, se tempera la represión estatalhacia el sindicalismo y se consolida una legislación más tolerante con lasagrupaciones de trabajadores.Luego a fines del siglo XIX y comienzos del XX, la legislación legitima alsindicalismo estableciendo como derecho la posibilidad de constituir sindicatos. Luegode la Gran Guerra, el sindicalismo se consolida y las leyes fomentan y protegen laactividad sindical, destacando la trascendental importancia que ha tenido la labor de laOrganización Internacional del Trabajo.En el siglo XX se habla de “sindicalismo Orgánico”, que acepta el orden socialestablecido y centra su acción en la negociación colectiva, adquiriendo coherencia,creando sujetos e instrumentos típicos y tomando conciencia de sí mismo, a diferenciadel sindicalismo inorgánico, centrado en objetivos de largo plazo como la acciónpolítica.La vinculación del sindicalismo con posturas políticas extremas se explica en uncomienzo en la fuerte represión en su contra y por que muchos sindicatos nacierongracias al apoyo de corrientes políticas revolucionarias. Hoy día se debe considerarque los sindicatos ha moderado sus pretensiones de cambiar la realidad social ypolítica, pero no se puede desconocer que sus miembros tiene y son actores políticosen todo el mundo, porque la defensa corporativa de sus intereses colectivos los colocaen esa perspectiva.En la generalidad del mundo, el sindicalismo ha abandonado la lucha de clases comopostura intransable.En Europa, a través de acuerdos con los gobiernos y los empresarios, el sindicalismoha podido desarrollar su función tutelar de los trabajadores. Lo anterior no implica lacarencia de conflictos en las sociedades desarrolladas, sino que el conflicto es 2
  3. 3. encauzado por los sindicatos, como elemento positivo de toda sociedad pluralista y nobasada en la fuerza.Asimismo, la postura de los gobiernos ha sido de respeto a los sindicatos y, en ciertoscasos, de fomento al diálogo social. Por otra parte, ha sido esencial la moderación delos empresarios y su actitud favorable respecto de los acuerdos con los trabajadores.En nuestra región, no obstante nuestra pobreza económica y tardía industrialización,ha existido desarrollo de movimientos sindicales pero con características bienparticulares.Surgió muy retrasadamente, primero por el atraso económico de nuestros países,esencialmente agrarios y mineros, por la represión de los gobierno a lasmanifestaciones obreras, la intransigencia de los empleadores, la violencia de ciertasmanifestaciones populares, la excesiva influencia de los partidos políticos en la cúpulasindical.En un primer momento nuestro movimiento sindical estuvo muy marcado por elespíritu de la "lucha de clases", como respuesta a las injusticias de que eran objetolos trabajadores asalariados, adquiriendo el movimiento obrero un marcado contenidomarxista y siempre en abierta oposición a los empleadores y fuertemente reprimido porlos gobiernos.Luego, nuestro continente se adhiere las tendencias europeas y es reconocidolegalmente el sindicalismo, se expande y adopta formas más pragmáticas,ejerciendo un importante rol en la vida de los países americanos.En América Latina es posible distinguir un sindicalismo de clase en países comoBolivia, Chile o Perú y otro populista en Argentina, Brasil y México.En términos generales, el sindicalismo de clase se caracteriza por un importantegrado de autonomía frente al Estado, asumiendo a veces directamente un rol político,a través de un partido de izquierda, con una relación bastante fuerte entre la base ysus representantes. Aunque la tasa de sindicalización de los países con sindicalismode clase es de alrededor de un 16%, su representatividad es mayor debido a que estesindicalismo está presente en muchas de las actividades económicas estratégicas,como por ejemplo la minería.El sindicalismo populista se caracteriza por su alto grado de dependencia de ladinámica política, donde la cúpula sindical está más vinculada a instancias decisoriasdel Estado que a la representación de las demandas de los trabajadores. Existe unaespecie de transacción entre el sindicalismo y el Estado, donde el primero presta suapoyo político al segundo a cambio de beneficios económicos y sociales. La tasa desindicalización en estos países bordea el 33%.En Chile.-El movimiento sindical ha tenido menor importancia por las razones que se dijeronrespecto de América latina y porque se ha asumido la tutela del trabajador por elestado a través de leyes, sin perjuicio de algunas que se han basado en contratoscolectivos, como fue el caso de la indemnización por años de servicio.La génesis del sindicalismo chileno fue relativamente autónoma del Estado, se dioprincipalmente en la minería. En 1830 se producen las primeras manifestacioneshuelguísticas de los obreros chilenos. Entre 1890 y 1915 se presentan diversasmanifestaciones, paros y protestas por parte de los trabajadores. En 1890 se producela primera huelga general en Chile.Durante el resto del siglo XX, en los distintos gobiernos, el sindicalismo siempre hatenido presencia pública, con paralizaciones, movilizaciones y huelgas generales,especialmente desde 1955 a 1973. Además, hubo períodos importantes de declinación 3
  4. 4. del conflicto laboral a escala nacional, a veces por imposición de medidas represivas alos actores sociales, o por acuerdos consensuados (como ocurrió desde 1990) o porfalta de fuerza o representatividad del sindicalismo.Uno de los hitos importantes del sindicalismo chileno fue la fundación de la FederaciónObrera de Chile, FOCH, en 1909, cuya labor permitió el crecimiento del movimientoobrero en nuestro país, a cuyo interior se vieron siempre dos ideologías: unamoderada de inspiración cristiana y partidaria de un sindicalismo mutualista y otra decontenido revolucionario e inspiración marxista.Posteriormente, se crea en 1919 una filial de la Industrial Workers of the World, ITT,norteamericana, de orientación anarco-sindicalista y con menor presencia que laFOCH.Es dable mencionar, asimismo, la Confederación de Sindicatos Blancos, formada en1925 por los trabajadores católicos.En 1937 se crea la Confederación de Trabajadores de Chile, CTCH, organizacióncentral con la finalidad de agrupar a todos los trabajadores del país.En 1953, se crea la Central Unica de Trabajadores, CUT, después de un fuerteperíodo de represión sindical.Con posterioridad a 1973, durante el gobierno militar, la actividad sindical decreceostensiblemente, recuperándose en forma paulatina desde 1980.En la actualidad, la tasa de sindicalización bordea el 12,5 %, registrándose undescenso sostenido desde 1990 en la afiliación y la contratación colectiva.Asimismo, la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, hoy día tiene baja capacidad deconvocatoria, a lo que se une el hecho de que una parte importante de los sindicatosno se encuentran afiliados a la misma.Definición.Se puede afirmar que el Dº colectivo nace cuando el Estado reconoce a lasorganizaciones de trabajadores y de empleadores y reconoce los acuerdos pactadosentre ellas, de manera que siempre este derecho involucra a las organizaciones y losinstrumentos colectivos.En algunos textos se utiliza como sinónimos derecho colectivo y derecho sindical.“Es aquella parte del derecho laboral que estudia los fenómenos colectivos laboralesdesde la perspectiva de la organización de los trabajadores y empledores y susrelaciones con el Estado y desde la perspectiva de la normativa generada producto dela autonomía de dichas organizaciones.El dº laboral se estructura en estas dos grandes partes que interactúanequilibradamente entre la HETERONOMÍA y la AUTONOMÍA. Implica una capacidadorganizativa, con autonomía para negociar y resulta necesario que tengan capacidadde autotutelarse, principalmente aravés de la huelga, para contrarrestar el poder delempleador, de anera que según la doctrina los 3 componentes esencuiales delderecho colectivo del T sonOrganizaciónAuonomíaAutotutela,Elementos que originan lo que se denomina por el prof. M de la Cueva como “la visióntriangular del Dº colectivo”, visión que le da contenido a la libertad sindical abarcando:La organización sindical.La negociación colectivaLa huelga. 4
  5. 5. El DCT busca mayor igualdad entre trabajadores y empleadores. La norma individuales general y por ello su eficacia protectora es limitada y rígida, establece mínimosirrenunciables, pero a través de DCT se fijan normas más particulares para cadaempresa o sector productivo, es más flexible, se puede mejorar las condicionesparticulares de los trabajadores.La organización de los trabajadores da mejores garantías del cumplimiento de lasnormas tanto colectivas como individuales, previene presiones indebidas oincumplimientos de la contraparte en el contrato de trabajo. Según afirman algunosautores, si la organización sindical es débil, por mucho que las leyes sean perfectas ylos tribunales eficaces, lo cierto es que ello tendrá escasa influencia para modificar lasrelaciones de poder entre empresa y trabajo.La tradición latinoamericana es de un sindicalismo débil en general, y la protección deltrabajador la asume la ley, la norma heterónomaLa doctrina indica que el DCT se vincula hoy día al estudio de las “relacionesindustriales”, ya que no se agota en el sólo estudio de la ley, sino que hay queaproximarse al fenómeno sidical desde las perspectiva de la economía, la sociología,la historia y la psicología. Se estudia las relaciones entre empleadores y sindicatos enel contexto de la economía, las nuevas tecnologías, la política y de esa relación secrea un “sistema” productivo que se regula por normas jurídicas.Los profesores Thayer y Novoa plantean una interesante noción del nacimiento delderecho laboral. Señalan que la regulación jurídica del trabajo humano dependientenace por la necesidad de dar cauce o salida pacífica de los movimientos sociales ypolíticos causados por la cuestión social. Por ello fue el trabajador organizado a travésde sus manifestaciones, huelgas, acuerdos y convenios con el estado y la empresaque logran hacer presión para regular el trabajo y evitar la situación de abuso. Por elloel contrato individual de trabajo y en general el derecho individual del trabajo no sonhijos del derecho civil sino de un largo proceso histórico, político y social.Caracteristicas del dct.A.- INFORMAL.Este dº nace sin un reconocimiento legal, luego logra que sea reconocido por la ley, loque no le quita autonomía y desarrollo.Muchas veces las normas se ven sobrepasadas por el comportamiento colectivo y sedesarrolla en ámbitos situados fuera de las rígidas normas legales, situación que se vecon fuerza en nuestra realidad jurídica latinoamericana. (El profesor Oscar Ermida lollama “crisis de autenticidad”), la norma jurídica en materia de DCT se separa de larealidad.Muchas veces la ley, cuando entre en la autonomía colectiva, persigue reconocersituaciones de hecho, limitar el fenómeno colectivo y establecer legislación de fomentode la activ sindical.Las normas legales se cumplen con mayor o menor eficacia dependiendo de la fuerzadel movimiento sindical y la intervención liitativa de la norma legal y en esa relaciónsurgen varios escenariosB.- INSTRUMENTAL 5
  6. 6. Este derecho nace con la finalidad de tutelar al trabajador y mejorar sus condicionesde empleo y trabajo. Hoy día, su finalidad va incluso más allá, porque los movimientossindicales han expandido sus actividades representando intereses de sus asociadosvinculados a la economía y la política.Se refuerza esta instrumentalidad puesto que, el ciudadano en forma individual carecede fuerza negociadora frente al estado y los poderes económicos, pero la organizacióndel trabajador garantiza mayores niveles de libertad en la sociedad. La libertad sindicales un presupuesto indispensable para la plena democracia y el goce de las libertadespúblicas y los derechos fundamentales.Es instrumental porque la norma de dº colectivo no establece derecho mínimos eirrenunciables como lo hace la norma individual. Establece reglas instrumentales paralos actores sociales quienes, en uso de su autonomía, determinan sus condiciones detrabajo.C.- CONTINGENTE.Es un derecho constantemente influenciado por la actividad política y la economía.Esta abierto a la realidad social, política y económica.D.- NORMATIVO.Es normativo en el sentido que le reconoce eficacia normativa a las partes o actoressociales, a través de los acuerdos colectivos, creando derecho objetivo en ciertoscasosEl instrumento colectivo establece un derecho al interior de la empresa y si establecencondiciones comunes en un sector productivo, puede llegar a establecer un sistemanormativo coordinado en diversos niveles.E.- ES UN DERECHO DE AUTOTUTELA.-Especialmente la huelga permite que el DCT legitime la autotutela, como un medio depresión de los trabajadores para negociar en un mejor pie de igualdad frente a susempleadores.El dº a huelga está en el máximo nivel normativo en los países occidentales, integra ellistado de derechos humanos esenciales, sin perjuicio de su limitación para impedir suabuso.También el empleador tiene herramientas de autotutela como es la facultad de recurriral cierre patronal, pero sin la misma jerarquía que el derecho a huelga.Fuentes del DCT.Una característica de este derecho es el gran desarrollo de la normativa colectiva enforma paralela y complementaria a la ley conforman una doble regulación de lasrelaciones laborales.Otra característica esta dado por cuanto el DCT está fundado en principiosuniversales, plasmados en tratados internacionales, principalmente Convenios de laOIT, inclusoi incorporados a algunos países con supremacía legal.Se pueden identificar sistemas de regulación de derecho colectivo dependiendo delconcurso de diversos aspectos: la norma objetiva heterónoma y los preceptossubjetivos de la autonomía colectiva. 6
  7. 7. Sistema reglamentarista o interventor.Se funda en el protagonismo del estado que regula las relaciones de trabajo,reduciendo considerablemente el papel de los actores sociales, cuya actividadproductora de normas queda reducida al área que la ley se lo permite.Se fundamenta en el temor al conflicto, pues siempre todo terminará en una huelga, demanera que hay que evitar la confrontación.Según sostienen algunos para regular las relaciones laborales, la ley es muy rígidapuesto que funciona con mínimos inderogables y, la negociación colectiva, tiende aser más flexible y tiene a conceder a los trabajadores, derechos por sobre los mínimoslegales.En este sistema, el derecho colectivo es controlado y limitado por la ley, regulando alos actores en su autonomía y su forma de relacionarse y el Estado determina a travésde la ley: a) Los sujetos que pueden negociar. b) Donde se debe negociar (el ámbito de aplicación de la negociación) c) Para que se negocia (los fines) d) Como se negocia (el procedimiento) e) Cuando se debe negociar (la oportunidad) f) Que se puede negociar (la materias y contenido)Este sistema de fuentes se puede explicar en muchos factores. Se identifica consociedades paternalistas, sustentado en economía débiles, con desconfianza en lospoderes intermedios especialmente sindical, temor al conflicto.Predomina en America Latina en dos formas, con un gran centralismo y concentraciónde instituciones colectivas (Argentina y Brasil) y con un gran descentralización de lasorganizaciones sindicales, (el resto de América Latina)En Chile el sistema era eminentemente reglamentarista durante la vigencia del Códigode 1931, el que incluso prohibía la formación de federaciones de sindicatos. El códigoactual, especialmente con las reformas de la ley Nº 19.759, avanzó en diversasmaterias, no obstante limitar en forma excesiva la libertad sindical.El sistema de autonomía colectiva plenaSe fundamenta en el rol protagónico de los actores sociales con independencia delEstado, el que solo asegura ciertos niveles de cumplimiento y para evitar abusos.Se basa en la autonomía colectiva como fuente reguladora de las relaciones laborales.Hay un modelo que presenta la realidad inglesa en que se presenta una casi totalabstención legislativa caracterizado por que el Estado se abstiene de regulardirectamente las relaciones colectivas del trabajo, entregando dicha reglamentación ala práctica y reglas que se fijan los mismos actores (en los años 80 experimentoalgunos cambios reguladores)El otro modelo es el uruguayo, caracterizado por una alta autonomía en la regulaciónde las relaciones colectivas, el único marco regulatorio general estaba dado por elartículo 57 de la Constitución que consagra el fomento de los sindicatos gremiales y lahuelga como un derecho gremial, y los Convenios N° 98, 151 y 154 de la OITratificados el primero en 1953 y los dos restantes en 1989. Además, existe losConsejos de Salarios que han influido en la conformación del sistema de relacionescolectivas y por la importancia de esta institución creada por ley se habla que el 7
  8. 8. modelo es un abstencionismo aparente, pues, además, desde el año 2005 se handictado algunas leyes sindicales para el fomento de la actividad sindical, reintegro encaso de discriminación antisindical, sobre negociación colectiva en el sector público ynegociación colectiva en el sector privado.Respecto del derecho de huelga, el ordenamiento de este país mantiene su tradicionalcaracterística de abstencionismo legislativo.Un tercer modelo es el italiano, con gran desarrollo de la autonomía colectiva dda laausencia de normas salvo las normas constitucionales sobre libertad sindical y huelga,planteándose por el autor Gino Giugni un modelo explicativo del sistema basado en lateoría del "Ordenamiento Intersindical", para otorgar cierta certeza dada la falta delegislación. Esta concepción permite el estudio de las realidades jurídicas extraestatales, caracterizadas por su efectividad real en la vida social, lo que permiteencuadrar las relaciones sindicales en la noción de "Ordenamiento Intersindical", esdecir, en un ordenamiento independiente y original respecto del ordenamiento delEstado. Ordenamiento que contiene todos los elementos de un orden jurídico: órganoslegitimados para producir normas; de órganos competentes para aplicarlas, y deinstrumentos para sancionar su inobservancia.Los sistemas mixtosSe encuentra con diferentes matices en todos los países desarrollados de Occidente,que tiende a armonizar las normas legales con la autonomía colectiva.Acá el Estado reconoce un marco jurídico importante a la actividad sindical, cumpleun rol de fomento de la actividad sindical, pero fundado en el principio de la libertadsindical, por lo que se alega del sistema reglamentarista.La existencia de normas laborales tiene a ser mayor que la negociación colectiva en lamedida que los trabajadores tienen más capacidad política que sindical. Por elcontrario, un movimiento sindical fuerte se muestra reacio a nuevas regulacioneslegales, aunque sean protectoras.Dice Gamonal que en estos sistemas, el trabajador dependiente se encuentra sujeto auna "doble subordinación" protectora: a las normas de orden público que informan elcontrato de trabajo y a las normas generadas por la autonomía colectiva.Breve y esquemático recuento de la legislación sindical en Chile.-Se distinguen periodos de legislación sindical:A) hasta 1924.Encontramos un período de inexistencia de legislación sindical, ya que no existe unalegislación específica sobre los sindicatos, la negociación colectiva y la huelga ennuestro país, lo que significó inexistencia de un movimiento sindical.Desde 1830 se registra actividad huelguística de trabajadores y en 1890 se produce laprimera huelga general.B) De 1924 a 1931. El nacimiento de la legislación sindical.En 1924, después de una serie de conflictos políticos, se aprueban diversas leyes porel Congreso Nacional, entre las que podemos mencionar la ley N° 4.057 sobre 8
  9. 9. organizaciones sindicales. Este fue un período de mucha inestabilidad para el país,donde encontramos distintos gobiernos y un caos político que finalizará con la caídadel gobierno del general Ibáñez. Esta situación implicó que muchas de las leyessociales quedaran sin aplicación. Período finaliza con la dictación del Código delTrabajo, el 13 de mayo de 1931, por medio del decreto con fuerza de ley N° 178.C) Desde 1931 a 1973. La consolidación del Código del Trabajo y desarrollo parcialdel sindicalismo en algunos sectores de trabajadores.Efectivamente los trabajadores públicos fueron históricamente un sector postergado dela actividad sindical, sin perjuicio que en los hechos el fenómeno sindical se diera enplenitud. Por otra parte, los trabajadores agrícolas tuvieron pocas oportunidades desindicación hasta la aprobación de la ley de sindicación campesina, N° 16.625, de1967, que reemplazó a la ley N° 8.811 de 1947. Asimismo, los trabajadores del cobretuvieron su propio estatuto, conocido como Estatuto de los Trabajadores del Cobre,con la dictación del decreto con fuerza de ley N° 303, de 1956, refundido por el decretosupremo N° 307, de 1970.El Código del 31 distinguía dos tipos de sindicatos: los industriales y los profesionales.Los primeros estaban constituidos por obreros y los segundos podían ser de patrones,de empleados, de obreros, mixtos (de obreros y de empleados) o de trabajadoresindependientes.La afiliación al sindicato profesional era voluntaria y su personalidad jurídica eraconcedida por el Presidente de la República, quien además podía disolver laorganización por decreto, según ciertas causales.Por su parte, el sindicato industrial era de asociación obligatoria, ya que una vezconstituido se entendían afiliados ipso jure todos los obreros que tuvieren cumplidos18 años y laboraren en la empresa. En idéntica situación se encontraban los obrerosque se incorporaran posteriormente a la misma en virtud de un contrato de trabajo. supersonalidad jurídica era concedida por el Presidente de la República, quien ademáspodía disolver la organización por decreto, según ciertas causales legalesLa existencia de un sindicato industrial con estas caracteristicas transgredía la libertadsindical y obedecía a un criterio conservador, temeroso del accionar independiente delos sindicatos. Además, no podían federarse o confederarse para la defensa de susintereses y los sindicatos profesionales sólo podían constituir organizaciones de gradosuperior si limitaban su ámbito a una misma profesión u oficio o a profesiones u oficiossimilares o conexos.Con la sola excepción de las normas de sindicación campesina, del año 1967, todo elsistema de derecho colectivo orgánico contemplado por el Código del 1931transgredía la libertad sindical, especialmente por su excesivo reglamentarismo.En cuanto a la negociación colectiva, se establecía un procedimiento negociador quese iniciaba con la celebración de una asamblea a la que debía asistir 2/3 del personalcomprometido, y se aprobaba por mayoría un pliego de peticiones. Una comisión erala encargada de hacer llegar el pliego al patrón dentro de las 48 horas siguientes decelebrada la respectiva asamblea, con dos copias a la Junta de Conciliación.El patrón debía recibir, dentro de las 24 horas siguientes desde el momento en quetenía el pliego en su poder, a la delegación designada. En todo caso debía darrespuesta del pliego en el plazo de 5 días, prorrogable de común, acuerdo. Expiradoeste plazo cualquiera de los interesados podía solicitar el paso de los antecedentes a 9
  10. 10. conocimiento de la Junta de Conciliación, dándose por fracasadas las conversacionesdirectas.La junta de conciliación contaba con un plazo improrrogable de 15 días desde laprimera audiencia para procurar la solución del conflicto. Rechazada la proposición dela junta, su presidente proponía el arbitraje a las partes. Si ambas partes aceptabanquedaba constituido el arbitraje. Si una o ambas rechazaban dicha opción, lostrabajadores podían declarar la huelga, la que debía ser votada en el plazo de 20 días.Las partes podían acordar la prórroga del inicio de la huelga.Si se producía una huelga, se suspendían las labores de la empresa o predio delpersonal en conflicto a excepción de las de imprescindible necesidad.El Código regulaba igualmente el contrato colectivo.Las partes del contrato colectivo eran uno o más patrones sindicados o no y uno omás sindicatos de trabajadores. Se estatuía el monopolio sindical, ya que lostrabajadores debían organizarse sindicalmente para poder negociar colectivamente.Se trataba de un contrato solemne, cuyas cláusulas se integraban a los contratos detrabajo que se celebraran durante su vigencia, abarcando en forma expresa a lostrabajadores que, con posterioridad a su celebración, ingresaren al sindicato. Ningúnsindicato podía hacer efectiva una huelga mientras estuviere vigente un contratocolectivo que regulare las condiciones de trabajo.En cuanto a la huelga, el Código de 1931 la reglamentó en sus arts. 627 y ss.,denominado "De la intervención de los sindicatos en los conflictos del trabajo". Estetítulo hizo creer que sólo los trabajadores organizados podían declararse en huelga,pero la jurisprudencia sostuvo una postura amplia.El derecho de huelga no se contemplaba en las negociaciones colectivas sino sólo enlos conflictos colectivos de trabajo, cuando no se llegaba a acuerdo y no se acordabaarbitraje por las partes.En estos casos, se aprobaba la huelga en votación secreta de 2/3 miembros del gruponegociador o del sindicato, requiriéndose mayoría absoluta de los mismos paraaprobarla. Una vez acordada, su ejecución podía prorrogarse por otros 35 días a fin decontinuar las negociaciones.La huelga suspendía los efectos del contrato individual, mantenía el fuero y elempleador no podía contratar trabajadores reemplazantes.Por su parte, el empleador podía decretar lock-out una vez agotados todos losprocedimientos y siempre que los trabajadores hubieren rechazado su proposición dearbitraje.Se contemplaba, además, el mecanismo de la reanudación de faenas, por orden delGobierno, cuando se estimaba que existían razones de orden social que justificaraneste mecanismo.Luego, la ley N° 17.074, de 1968, facultó al Presidente de la República para crearcomisiones tripartitas, con representantes de los trabajadores, empleadores y delGobierno, destinadas a fijar remuneraciones y condiciones de trabajo mínimas porrama de actividad.Otra gran novedad en este período es la constitucionalización del derechocolectivo, por medio de la ley de reforma constitucional N° 17.398, de 9 de enerode 1971, que sustituyó el N° 14 del art. 10 de la Constitución de 1925, estableciendo elderecho a sindicarse en el orden de sus actividades o en su industria o faena, y elderecho de huelga, todo ello en conformidad a la ley. Asimismo, se estatuyó que lossindicatos y las federaciones y confederaciones sindicales gozarían de personalidad 10
  11. 11. jurídica por el solo hecho de registrar sus estatutos y actas constitutivas en la forma ycondiciones que determine la ley, y que los sindicatos son libres para cumplir suspropios fines.D) Desde 1973 a 1979, de transición legislativa.El gobierno militar dicta el D.L. N° 198, de 1973, que prorroga las directivas sindicalesvigentes al 11 de septiembre de 1973.Entre otros, los decretos leyes N°s. 12 y 133, de 1973, cancelaron la personalidadjurídica y disolvieron la Central Única de Trabajadores.El D.L. N° 43, de 1973, suspendió todas las normas, cualquiera que fuere su natu-raleza u origen, relativas a la determinación o reajuste de sueldos, salarios,asignaciones, beneficios, regalías y remuneraciones en general, tanto para el sectorpúblico como privado.En consecuencia, quedaron suspendidos los mecanismos de contratación colectiva.El D.L. N° 275 de 1974, dispuso un sistema de prórroga de los acuerdos colectivosque cesará, en definitiva, en 1979.El D.L. N° 2.346, de 1978, declaró ilícitas y disolvió diversas organizaciones sindicales.El D.L. N° 2.347, del mismo año, declaró ilícitas y contrarias al orden público lasasociaciones o grupos de personas que asuman la representación de sectores detrabajadores sin tener personería para ello.Por su parte, el D.L. N° 670 de 1974 terminó el funcionamiento de las comisionestripartitas.En cuanto a las normas de rango superior el Acta Constitucional N° 3, de 1976estableció en su artículo Io N° 20 diversas normas de derecho sindical, prohibiendoexigir la afiliación a una organización sindical como requisito para desarrollar undeterminado trabajo. Se dispuso que en ningún caso podrían declararse en huelga losfuncionarios del Estado o de las Municipalidades, como tampoco las personas quetrabajen en empresas que atienden servicios de utilidad pública, o cuya paralizacióncause grave daño a la salud, al abastecimiento de la población, a la economía del paíso a la seguridad nacional.Por su parte, el numeral 22 del referido artículo Io, estableció el derecho a sindicarseen el orden de las actividades de la producción o de los servicios, en la respectivaindustria o faena, en los casos y en la forma que señale la ley, estatuyendo que lasorganizaciones sindicales gozarían de personalidad jurídica por el solo hecho deregistrar sus estatutos y actas constitutivas en un organismo autónomo en la formaque determine la ley.Además, se dispuso que la ley contemplaría mecanismos que aseguren la autonomíade las organizaciones sindicales y su propio financiamiento.E) Desde 1979 a 1991 instalación y consolidación del Plan Laboral.Se conoce como “plan Laboral” a la institucionalidad laboral creada por el gobiernomilitar que se reflejó en diversos textos legales.a) DL N°2.756, sobre organizaciones sindicales.b) DL N° 2.757 sobre asociaciones gremiales.c) DL 2.758 sobre negociación colectiva.Según lo señalado por el precursor de este plan, don José Pinera E. , éste tenía porobjeto:a) la plena libertad sindical entendida como posibilidad de crear sindicatos y deafiliarse a los mismos.b) fortalecer la democracia sindical.c) lograr centrar la negociación colectiva en la empresa. 11
  12. 12. d) que la huelga se sometiera a la disciplina del mercado a fin de impedir quemonopolizara los puestos de trabajo.e) que el Estado no interviniera en la vida sindical y en la negociación colectiva.La legislación de esta época se caracteriza por su excesivo intervencionismo y sutransgresión del principio libertad sindical, entendido en su acepción ampliaEn materia constitucional, el D.L. N° 2.755 de 1979, dispuso en su N° 20 que no sepodía exigir la afiliación a una organización sindical o gremial como requisito paradesarrollar una actividad o trabajo, ni la desafiliación para mantenerse en ellos.En cuanto a la negociación colectiva, esta norma estableció el derecho de lostrabajadores a negociar colectivamente con la empresa en que laboren, siempre que laley les permita expresamente negociar.Agregó que no podrían declararse en huelga los funcionarios del Estado o de lasMunicipalidades, como tampoco las personas que trabajen en empresas cualquierasea su naturaleza, finalidad o función, que atienden servicios de utilidad pública o cuyaparalización cause grave daño a la salud, al abastecimiento de la población, a laeconomía del país o a la seguridad nacional.Las organizaciones sindicales gozarían de personalidad jurídica por el solo hecho deregistrar sus estatutos y actas constitutivas en la forma y condiciones que determine laley.Además, las organizaciones sindicales no podían intervenir en actividades políticopartidistas y perseguir fines de lucro.Se inspira en la idea neoliberal de que la negociación colectiva debe limitarse a ser unmedio por el cual un grupo de trabajadores negocios remuneraciones con elempleador sobre la base del valor que tienen sus aportes en la empresa, ya que lanegociación colectiva no puede operar como un mecanismo de redistribución de lariqueza en un país, eso sólo produce efectos perversos para la economía al establecerremuneraciones que sobrepasan los niveles de productividad. En este contexto lahuelga se limita a ser un instrumento los trabajadores para demostrar con precisiónque la corte que ellos, como equipo, realizan para absuelven empresaF) desde 1991 a la fecha.-El Plan Laboral se mantiene con una serie de enmiendas, representadas por las leyesN° 19.069, sobre organizaciones sindicales y negociación colectiva y N° 19.049, sobrecentrales sindicales, ambas de 1991.Actualmente la legislación laboral se encuentra recopilada en el Código del Trabajoactual que ha sido enmendado por diversas leyes, destacándose la N° 19.759 de 5 deoctubre de 2001. 12

×