MigracióN Y Violencia

5,396 views

Published on

Published in: Business
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

MigracióN Y Violencia

  1. 1. Migraciones internas y externas de El Salvador, causas y consecuencias<br />Las intensas corrientes migratorias están en el origen de algunas causas de las transformaciones de mayor intensidad acaecidas durante las últimas décadas en las sociedades contemporáneas. En algunos lugares, la inmigración se ha convertido en muy pocos años en el fenómeno social mas novedoso y potente de todos cuantos se suceden en el presente y probablemente sea también el que mayor huella deje en la configuración del futuro. No es esta, sin embargo, una situación privativa de ningún país, sino que obedece a una compleja e intensa reorganización de la cartografía global de la población humana. <br />Dada la dimensión planetaria que han alcanzado los crecientes flujos migratorios (los datos sitúan alrededor de los 120 millones de personas las que se desplazan en la actualidad cada año, cuando en 1965 eran aproximadamente 75 millones), resulta bastante ajustado concebirlos como un relevante efecto de los procesos de globalización (entendida esta aquí en su acepción meramente descriptiva, a saber: como la creciente interrelación entre las distintas partes del planeta). Si bien la inmigración de los países pobres a los ricos no es un fenómeno nuevo, si que va en aumento. En su forma contemporánea, este fenómeno enraíza sus causas, además de en las enormes diferencias económicas entre los territorios del planeta, en la mundialización de los medios de comunicación y transporte, a través de los cuales se ejerce un efecto de atracción.<br />En las ultimas dos décadas ha aumentado espectacularmente no solo el volumen, sino también el grado de mundialización del sistema migartorio, en su doble sentido: aumento de la diversidad de las regiones receptoras e incremento de las areas de origen. En consecuencia, los inmigrantes presentan una variedad demográfica, social, cultural y económica cada vez mayor y prácticamente inédita en el pasado. Aunque se trata de una cuestión que afecta a todos los países ricos(pero no solo a ellos), su incidencia es aun mas notable en aquellos que tienen fronteras o están próximos a zonas depauperadas, como es el caso de Estados Unidos y México, o como es el de España e Italia con respecto a los países de Magreb y el áfrica subsahariana.<br />Vale la pena adoptar la perspectiva de los países emisores (o expulsores) y pensar, por ejemplo, en la migración africana. Por muy poca que sea la atención que se ponga sobre lo que sucede en africa, es fácil descubrir las razones por las que se producen masivos movimientos migratorios desde esta zona del palneta. Las televisiones de los países desarrollados, que en la era de la globalización llegan hasta los mas recónditos lugares de la tierra, muetran cada dia, imágenes del despilfarro consumista del mundo de la abundancia , y junto a ellas, otras de la lacerante pobreza que asola los paise africanos. No es difícil entender que aquellos que solo tienen miseria y escasez, arriesgan ese nada que poseen con la esperanza de hacerse un pequeño hueco en una sociedad que se percibe como de la abundancia ilimitada.<br />Mientras persistan las condiciones de extrema pobreza y exclusión en tantas zonas del planeta, la inmigración será siendo un fenómeno imparable. Lo mismo se puede decir de las poblaciones pobres alojadas en América latina, y en particular en Centroamérica, cuyo referente principal son los Estados Unidos.<br />Sin embargo, hay otras razones para emigrar si partimos del hecho de que no solo emigran pobres, sino también jóvenes con niveles medios y superiores de educación y profesionales de distintas disciplinas. Son personas que vieron en el país receptor un extenso abanico de oportunidades vedadas en sus países de origen. Pero también hay migración por razones políticas, por conflictos bélicos y guerras civiles, que producen refugiados y asilados.<br />Los migrantes latinos en estados unidos <br />En el caso de la migración latinoamericana, y salvadoreña en particular, hacia los Estados Unidos, se puede observar un crecimiento vertiginoso en los últimos años. Según los cálculos oficiales, son más de dos millones de salvadoreños los que viven en los Estados Unidos. Las comunidades salvadoreñas han comenzado a establecerse en estados de la unión donde su presencia hace algunos años inexistentes, como por ejemplo Dakota del Norte, las Carolinas y Atlanta.<br />Las comunidades latinas en Estados Unidos han cobrado importancia no solo como electores, sino también como consumidores: el año de 2004 gastaron más de 55 mil millones de dólares en vestidos, comidas y bebidas. Las expectativas económicas de esas comunidades son imprevisibles; su nota distintiva, la entrañable relación con sus familias lejanas. Las recuerdan no por sus carencias, sino por los vínculos que fundaron.<br />En la década de 2050, 25 por ciento de la población estadounidense será latina. Uno de cada tres latinos es menor de 18 años, y tres de cada cuatro viven en California, Texas, Nueva York, Florida, Illinois, Arizona y Nueva Jersey; 42 por ciento de los habitantes de Nuevo México y 97 por ciento de la población del este de Los Ángeles es de origen mexicano; existen 653 publicaciones nacionales, y en los periódicos latinos venden un millón 700 mil ejemplares a la semana en Estados Unidos; uno por ciento de los políticos electos en Estados Unidos son de origen latino. En 2007 los salvadoreños enviaron remesas de más de tres mil millones de dólares a El Salvador.<br />Esta entrada masiva de inmigrantes ha provocado la adopción de medidas encaminadas a controlar su numero y a intentar integrarlos. Las oleadas migratorias nunca han sido indiferentes a ningún país receptor. La hostilidad supera siempre la convivencia pacifica y los estereotipos a los datos objetivos. La xenofobia y el racismo son no solo practicados, sino legitimados por cualquier ideología.<br />La decisión del congreso de Washington de construir mil kilómetros de bardas en la frontera con México, sobre todo en zonas de alto ingreso de inmigrantes, como por ejemplo en las regiones entre Tecate y Calexico, en california; Columbus, nuevo México y el paso, del rio, Eagle Pass, Laredo y Brownsville, en Texas, ha venido a complicar el problema migratorio; al declarar a casi 12 millones de indocumentados fuera del país, es decir deportables, vuelve mas incierta la situación de estas poblaciones. Los grupos que luchan por los derechos de los inmigrantes han declarado que es muy poco sensata la idea de que los indocumentados regresen a su país de origen.<br />Quizá la mejor salida sea la de John McCain, senador republicano de Arizona, y coautor con Edward Kennedy, senador demócrata de Massachussets, de un proyecto de ley bipartidista que cuenta con el apoyo de los grupos pro inmigrantes. El plan McCain-Kennedy propone que, si cumplen con ciertos requisitos, los indocumentados salgan del reino de las sombras, paguen una multa de 2 mil dólares, obtengan una visa por seis años, aprendan ingles, y se pongan en la fila para reglamentar su situación migratoria, sin abandonar el país. <br />Migración y derechos humanos <br />Trafico y trata de inmigrantes<br />Un fenómeno que ha adquirido proporciones cada vez mayores es el que se engloba bajo el concepto de “trata de personas”. Es importante distinguir la diferencia entre “trata” y “trafico”.<br />El término de “trafico” es equivalente a contrabando de personas. En ese sentido, se trata de la oferta de un servicio o una gama de servicios, irregulares por supuesto, pero cuyas condiciones se establecen en un mercado entre oferentes y clientes potenciales, por medio del cual estos últimos examinan las condiciones de la propuesta y deciden libremente su contratación si se aprecia como conveniente para sus intereses.<br />Por su parte la trata, que se refiere a lucrar por medio de la prestación de mecanismos de evasión de los controles migratorios, posee al menos dos características adicionales. Se trata, por una parte, de elementos de coerción que someten al migrante a condiciones y voluntad del prestador del servicio, quien se vale de diversos subterfugios para controlarlo (retención de documentos, encierro en casas de seguridad, entre otros)<br />El otro elemento constitutivo de este delito de explotación, subyacente en la prestación del servicio: se le ofrecen mecanismos para internarse, transitar y establecerse en un territorio en el que no esta autorizado para hacerlo, bajo el compromiso de laborar bajo condiciones establecidas por el prestador o por un tercero, quienes prácticamente “compran” al migrante, bajo condiciones prácticamente de esclavitud.<br />En el caso de la prostitución, se observa un creciente involucramiento en condiciones de tráfico y más que todo de trata de mujeres entre países. Es claro que, por las condiciones de estigmatización que el mismo posee en prácticamente todas las sociedades-sea porque se le prohíba explícitamente o no-, termina ocurriendo en condiciones de clandestinidad y marginación, aunque se trate de nacionales del mismo país en el que se realiza.<br />Migración, seguridad y lucha contra el terrorismo<br />Es un hecho incontrovertible que los actos terroristas, especialmente los ocurridos en territorio de estado unidos en septiembre de 2001 modificaron muchas prácticas y políticas, no solo de aquel país sino también del mundo entero. En particular, las normas de seguridad y los procedimientos instrumentados para restringir los cruces fronterizos y controlar la movilidad de la población entre países. Estas últimas se endurecieron, con profundos consecuencias –entre otros aspectos –sobre el respeto y la protección de los derechos humanos de las personas.<br />Así, por ejemplo, las políticas migratorias estadounidenses (históricamente enfocadas al tratamiento de la inmigración) sufrieron cambios radicales. Si bien existían antecedentes de propuestas para modificar la estructura del servicio de inmigración y naturalización (INS, por sus siglas en ingles), la sacudida que los hechos antes citados provocaron, precipitaron una reestructuración del tema. Se creo el departamento de seguridad nacional (DHS, por sus siglas en ingles), con un mandato especial para controlar el ingreso de extranjeros al territorio estadounidense.<br />A partir de entonces, las políticas migratorias y de control de fronteras, aeropuertos y, en general, de cualquier via de ingreso al territorio de estados unidos, están orientadas primordialmente a garantizar lo que para su gobierno y sociedad se han convertido en prioridad: la seguridad nacional. Pero esa consigna no se restringió a su propio entorno, sino que ha trascendido a prácticamente todo el planeta. <br />Migración y Violencia<br />Una dimensión que adquiere particular relevancia en el ámbito de las violaciones a los derechos humanos de migrantes es la violencia. Cada vez mas, las estadísticas recolectadas por parte de diversos organismos-públicos y privados-respecto d abusos cometidos en materia de derechos de personas que se desplazan en buscas de oportunidades entre lugares de origen-condiciones cada vez mas precarias-y lugares de destinos-que ofrecen expectativas de ocupación y desarrollo personal y familiar-, señalan la presencia de elementos de violencia ejercida sobre las victimas de tales relaciones.<br />Las modalidades de abusos de derechos humanos se extienden en una gama cada vez más amplia. Los protagonistas de tales eventos son –en primera instancia individuos que cometen actos ilícitos en contra de los migrantes, en tanto que los consideran objeto privilegiado de asaltos y agresiones, por su condición de vulnerabilidad y posesión de vienes escasos, pero atractivos para los propósitos de dichos delincuentes. Sin embargo, esos mismos recuentos señalan que una proporción significativa de los eventos son también cometidos para agentes de seguridad quienes, amparados en su condición, agraden y abusan de los migrantes, muchas veces sin siquiera contar con una base jurídica para ejercer funciones de control y verificación migratorios.<br />En los años recientes, la creciente operación de bandas organizadas, en muchas ocasiones coludidas con cuerpos de autoridad, han incrementados los hechos de violencia ejercidos en contra de los migrantes indocumentados. Las rutas de transito, cada vez mas alejadas de los lugares vigilados u observados, debido al endurecimiento de las políticas migratorias y de los mecanismos de control, son escenarios de hechos violentos que se extienden en un amplio espectro: intimidación, amenazas, abusos sexuales, agresiones físicas, entre otros.<br />Migración y ciudadanía <br />Si entendemos a la condición de ciudadanía como una circunstancia que garantiza el libre ejercicio de derechos de los nacionales de un país, el tema esta íntimamente imbricado con la vigencia de los derechos humanos. De ahí que cuando hablamos de población migrantes, nuestra primera preocupación sobre la condición de ciudadanos y el pleno ejercicio remite a las situaciones que remite a las situaciones que se viven en los países de origen y que justamente ilustran la ausencia de condiciones que garanticen la protección de sus derechos fundamentales. Como tales debemos entender no solamente los derechos políticos, que viven a la mente en un primer momento cuando se habla de derechos ciudadanos, si no que también remite a los que tienen que ver con la seguridad de sus personas y sus pertenencias, pero también aquellos considerados como de generaciones superiores, especialmente los que tienen que ver con el desarrollo.<br />Migración e identidad <br />La presencia creciente de comunidades de inmigrantes en país receptores en los años recientes ha renovado y exacerbado el debate sobre las condiciones en que su presencia se realiza en dichas sociedades. Las discusiones sobre la integración, la asimilación o el choque cultural de etas poblaciones es parte de confrontaciones teóricas, pero que forman parte de las posturas adoptadas en materias de política y programas que tienden a diferenciar el trato hacia los extranjeros. Lo agrio del debate y la tensión derivada han llegado ha transcender la mera distinción en el tratamiento y las medidas a los inmigrantes según su condición migratoria, autorizada o no. Así, en Estados Unidos han surgido iniciativas tendientes a excluir a extranjeros de la cobertura de los programas sociales, sin perjuicio de la situación migratoria.<br />Los derechos políticos de los migrantes. <br />Es frecuente relacionar el concepto de los derechos políticos a una de sus expresiones más comunes, como lo es la reivindicación por ejercer el voto en procesos electorales de diversa índole. El debate más reciente remite a las demandas ejercidas por miembros de comunidades de inmigrantes que aspiran a participar en los procesos de elección en sus países de origen.<br />Sin embargo, la dimensión política se la situación de los migrantes es mucho mas amplia que el reconocimiento y ejercicio efectivo en procesos electorales. En realidad, remite a la construcción de una ciudadanía que, en los tiempos actuales, se instaura en un plano binacional, o se quiere, transnacional. Los migrantes y sus familias se han convertido en entidades cuyas actividades se despliegan en un ámbito que transciende fronteras y, por lo tanto, es un actor activo y efectivo en más de un territorio nacional.<br />La lucha por lo derechos de los migrantes <br />La observación del escenario actual y los pronósticos para un futuro mediato de las migraciones en la región señalan que no solo es un fenómeno coyuntural, si no que tiene a permanecer por un buen tiempo. Por otra parte, se trata de un fenómeno regional, con las implicaciones que dicha afirmación posee en términos de desafíos a políticas públicas que no pueden permanecer aisladas en ese contexto extraterritorial. <br />La vigencia del respeto y protección de los derechos humanos de las poblaciones migrantes en la región es una asignatura pendiente, en alto grado preocupante por la relativa escasez de instituciones que la garanticen.<br />Finalmente, las luchas en defensa de la identidad forman parte de un debate que puede adquirir dimensiones importantes, sobre todo por las relaciones con la discusión sobre los procesos de integración y asimilación en los países receptores.<br /> <br /> <br />

×