Domando al escritor 2

1,050 views

Published on

Tutorial de writer Apache OpenOffice

Published in: Self Improvement
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,050
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Domando al escritor 2

  1. 1. Domando al escritor 2Apache OpenOffice Writer 3.4 para escritores Ricardo Gabriel Berlasso
  2. 2. Domando al escritor 2Apache OpenOffice Writer para escritores Ricardo Gabriel Berlasso
  3. 3. © 2012 Ricardo Gabriel BerlassoEsta obra se distribuye bajo licencia Creative Commons Reconocimiento (Attribution): En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia hará falta reconocer la autoría. Compartir Igual (Share alike): La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.La portada de este libro ha sido creada combinando capturas de pantalla deApache OpenOffice Writer y Draw 3.4 mediante el programa Screeniee:http://code.google.com/p/screenie/
  4. 4. Índice de contenidoIntroducción 1 Prólogo 3 Convenciones utilizadas en este libro 7 Nociones generales 9 Texto vs. Palabra: una cuestión de estilo 9 La estructura del libro 16 Cuando el escritor es también editor 17 Los peligros del formato directo 17 El documento durante su edición 19 Sobre los tabuladores 20 Advertencia sobre los formatos de archivo 22Las herramientas básicas 25 Estilos y plantillas en Writer 27 Tipos de estilos 28 Estilos de párrafo y de carácter 29 Pestaña Administrar 31 Pestaña Sangrías y espacios 32 Pestaña Alineación 34 Pestaña Flujo de texto 35 Pestaña Fuente 36 i
  5. 5. Pestaña Efectos de fuente 36 Pestaña Posición 36 Pestaña Esquema y numeración 37 Pestaña Tabuladores 37 Pestaña Iniciales 39 Pestañas Fondo y Borde 40 Estilos de marco 40 Estilos de página 41 Estilos de listas 42 Reciclando estilos: las plantillas 43 Numerando páginas: los estilos de página 45 Preliminares: El número de página como «Campo» 45 Encabezamientos y pié de página / estilos de página 46 Aplicando estilos de página 49 Cambiando el número de página 50 Cambiando el tipo de numeración 51 Numerando capítulos 53 Dando una jerarquía a los estilos 53 Numeración «continua» 55 Imágenes incrustadas y vinculadas 57 Configurando la interfaz de Writer 59 Atajos de teclado 60 Barras de herramientas 61 La «ayuda emergente» 64 Colores e iconos 65Dando forma al documento 67 Configurando el índice de contenidos 69 Precaución inicial 69 ii
  6. 6. Insertando un índice 70 La pestaña «índice» 71 La pestaña «entradas» 73 Pestaña estilos 76 Pestañas Columnas y Fondo 77 Unas palabras sobre los diferentes tipos de índices 77 Rescatando un índice personalizado 79Alineación de listas numeradas y viñetas 81 Configurando la lista 82Notas al pie y notas finales 85 Notas con estilo 85 Transformando tipos de notas 87 Numerando por capítulos 88Texto en columnas 91 Con estilos de página 91 Con secciones 92 La opción Formato → Columnas 93Formato de tablas 95 Formato automático de tablas 95 Creando un formato automático de tabla 97 Otra posibilidad: autotextos 97 Tabuladores y alineación de números al separador decimal 98 El ancho de las tablas 99 Reconocimiento de números 100Los marcos 101 Creando marcos 101 Vinculando marcos 105 Los estilos de marcos 106 Imágenes y tablas rodeadas de texto 106 iii
  7. 7. Imágenes que NO van rodeadas de texto 109 Autocorrección y autotexto 113 Opciones de autocorrección 114 Autotextos 116Herramientas avanzadas 119 El navegador 121 Navegando el documento 121 Reorganizando el documento 124 Seleccionando elementos con el teclado 125 Los «campos», las referencias cruzadas y otras yerbas 127 Pestaña Documento 128 Referencias cruzadas 128 Funciones 130 Información del documento 130 Variables, secuencias y otros campos particulares 131 Bases de datos 132 La base de datos bibliográfica 135 Crear una base de datos bibliográfica. 136 Insertar referencias en el documento 138 Crear el índice bibliográfico 140 Introducción rápida a los documentos maestros 145 Partiendo de la misma base 146 Referencias cruzadas 148 Posibles problemas 150 Reunificando todo 152 Cuándo utilizar documentos maestros 153 Math 155 Conceptos generales sobre Math 157 iv
  8. 8. Ingresando texto simple 158 Operadores y relaciones 159 Grupos y paréntesis 161 Tamaños, colores y quiebres de línea 163 Tamaño 163 Colores 163 Quiebres 164 Formatos «extraños» y otras yerbas 164 Atributos varios 166 Cambiando las fuentes por defecto en objetos Math 166 Agregando nuevos símbolos a Math 167 Espaciado y alineación de objetos Math en Writer 169 Espaciado 169 Alineación 170 Espaciado «interno» 171 Edición «casi gráfica» 172Draw 173 Curvas Bézier 173 Organización y alineación de objetos 176 Trabajar con «capas» 177 Grupos de objetos y operaciones entre objetos 179 Las dos versiones de Fontwork 179 Sustitución de colores en imágenes y otros efectos especiales 182 Consejos varios 184Búsqueda y reemplazo con expresiones regulares 187 Introducción 187 Qué son las expresiones regulares 188 Signos especiales 189 El punto . 191 v
  9. 9. El signo interrogativo ? 191 El más + 192 Las llaves {} 192 El signo $ 192 La barra 193 La barra | 193 Grupos y referencias 194 Algunos ejemplos 195Automatizado de procesos: grabando macros 197 Grabando la macro 197 Ejecutando la macro 199Registro de página 201Utilizando propiedades tipográficas avanzadas 205 Las propiedades avanzadas y los estilos 208 Cosas a tener en cuenta 211 Otras fuentes Graphite 211Extensiones 213 Compose Special Characters 214 Altsearch 215 Template Changer 215 Images Embedder 216 AuthorSupportTool 216 COOoder 216 CompPad 216 Anaphraseus 217 Writers Tools 217 LanguageTool 217Configurar la corrección ortográfica 219 Dónde mirar si hay problemas 219 vi
  10. 10. ¡El diccionario no está instalado! 221 ¿Porqué el sistema es así? 222 ¿Corrector gramatical? 222 Notas extra 223 Diccionario de sinónimos 223 Restableciendo el idioma predeterminado 225 Writer, PDF e imágenes vectoriales 227 Consideraciones generales 227 Tipos de pdf 228 Formato de imagen eps 229 Formato de imagen SVG 230 Trabajando en colaboración 231 Cuando la colaboración es simple 232 Cuando la colaboración es menos simple 233 Creando un lenguaje de etiquetas 234 Limpiando archivos «doc» 236 Marcando el texto. 237 Reconstruyendo el formato 238 Paso 1, Camino 1: un nuevo documento 238 Paso 1, Camino 2: borrando formato localmente 239 Paso 2: recuperando el formato 239 Casos particulares 240 Tablas 240 Notas al pie de página 241 Cosas a tener en cuenta 241 Conclusión 242Trucos, problemas y soluciones 245 Problemas simples 247 Reordenar párrafos rápidamente 247 vii
  11. 11. Eliminar el renglón extra bajo una tabla 248 Encabezados en dos líneas, alineadas a la izquierda 248 Trucos usando fuentes Graphite 249 Numerando con los «nombres» de los números 249 Alineando la numeración de las notas al pie 250 Anclas de nota al pie entre paréntesis 251 Símbolos en lugar de números 251 Notas al final del documento pero no en una nueva página, primera parte 252 Insertar datos bibliográficos fuera del índice bibliográfico 253Problemas «medios» 255 Numeración de capítulos continua: Secuencias numéricas 255 Encabezados en dos líneas, alineación general 256 Alineación a la derecha 257 Alineación al centro 258 Alternativa: dos estilos de párrafo 258 Encabezados en línea 261 Ligaduras con fuentes no Graphite 263 Notas al final del documento pero no en una nueva página, segunda parte 265 Encabezamientos y campos 266 Campos e índice no reflejan el formato directo del texto original, primera parte 268Problemas difíciles 269 Campos e índice no reflejan el formato directo del texto original, segunda parte 269 «Hackeando» un archivo odt 270 La estructura del archivo 271 Primer ejemplo: editar las imágenes embebidas 272 Pasando de imágenes embebidas a vinculadas 272 viii
  12. 12. Cambiar el nombre de las variables 274Apéndices 277 Apéndice A Interlineado 279 Apéndice B Macros para aplicar y quitar ligaduras 283 Apéndice C Ejemplos y temas varios 287 Un pequeño índice bibliográfico 288 Algunos enlaces 289 ix
  13. 13. Introducción
  14. 14. PrólogoExistió una vez una empresa alemana llamada StarDivision queproducía un paquete de oficina con todo y procesador de textos,planilla de cálculo, programa de presentaciones, dibujo vectorial,cliente de correos integrado, su propio escritorio… y que además eramultiplataforma, funcionando no solo en los sistemas de lacompañía de Redmond sino en el por aquel entonces joven Linux yen otros sistemas. En 1999 esta empresa es comprada por Sun Microsystems, Inc.Las malas lenguas dicen que a Sun le resultaba más barato compraruna empresa que producía una suite de oficina multiplataforma quepagar las costosas licencias de la gente de Redmond para sus más de500000 empleados en todo el mundo, pero sea cual fuere la razónverdadera de la compra, Sun hizo algo nunca visto hasta entoncesen la industria de la computación: liberar el código fuente delprograma, creando el proyecto abierto que más tarde se llamaríaOpenOffice.org (de ahora en más, OOo)1.1 1 Antes que alguien lo pregunte, el «.org» se debe a que la marca OpenOffice estaba ya registrada por una compañía holandesa, por lo que para evitar problemas legales Sun llamó al proyecto de la misma forma que el sitio web por ellos adquirido para el mismo: openoffice.org 3
  15. 15. 4 Introducción Muchas cosas pasaron en los diez años que siguieron a laliberación efectiva del código en el 2000 y a la liberación de laversión 1.0 el 30 de abril del 2002: la evolución y madurez delproyecto, la creación del estándar ISO OpenDocument (ODF), elcrecimiento de las diferentes localizaciones del programa… Pero también pasaron otras cosas, menos agradables: lasprotestas de muchos colaboradores por la rigidez del proceso deaportar código al proyecto, el tener que firmar un acuerdo paraceder parte de los derechos sobre el código tan difícilmenteaportado… No discutiré aquí los «terremotos» que se produjeron en el2010/2011 en el proyecto (la creación de The Document Foundationy el forke de OOo llamado LibreOffice —de ahora en más, LibO—, ladonación por parte de Oracle, empresa que había adquirido Sun, detodo el proyecto OOo a la fundación Apache) ya que se ha habladoy escrito quizás demasiado sobre estos temas. Lo importante ahoraes que el proyecto OOo ha cambiado de casa, pasando a lafundación Apache, ha cambiado de licencia a una más permisiva, hacambiado nombre, llamándose ahora «Apache OpenOffice» (deahora en más, AOO), pero no ha desaparecido: sigue vivo y fuerte, ycon la liberación de la versión 3.4 comienza una nueva era en el quees, sin lugar a dudas, el proyecto de software libre más famoso queexiste. Este libro, que intenta aproximar al lector a la poderosaherramienta que es Writer, está basado en otro anterior del mismonombre que escribí hace ya un tiempo, cuya última edición cubríaambos, OOo y LibO 3.3. Este libro está sin embargo dedicadoexclusivamente a AOO, proyecto del cual formo parte tanto comoadministrador de los foros en español como siendo parte del comitédirectivo. Aquí reúno un amplio material que cubre todos los aspectos del
  16. 16. Prólogo 5programa que puedan interesar a un escritor, desde la formacorrecta de utilizar estilos, de numerar páginas y capítulos,configurar tablas de contenidos… como así también temas másavanzados como la base de datos bibliográfica, la estructura de losarchivos odt, el uso de propiedades tipográficas avanzadas gracias ala tecnología Graphitee y un largo etcétera. Una ayuda más, tanto para usted, lector, como para quienescribe: explicar es la mejor forma de aprender. He intentado organizar todo el material para que el lector seacerque a las posibilidades que da el programa con el menoresfuerzo posible, intentando encarar todos los temas en un modo«progresivo», tratando de enfocar todo el desarrollo del texto en lacomprensión de las herramientas que hacen que Writer sea unprograma especialmente adaptado a la construcción de documentoscomplejos. Es decir, creando un «curso» de Writer orientado aquienes deben construir documentos extensos. No leerán por lo tanto en estas páginas cómo utilizar el «pincelde formato», o cómo manualmente cambiar éste o aquel detalle: mecentraré en las herramientas sumamente potentes que nos daWriter para la construcción automáticae de documentosestructurados (estilos de párrafo jerárquicos, estilos de carácter,estilos de página, campos, variables, índice, bibliografías…),herramientas que pueden parecer excesivamente «pesadas» a quiensolo tiene que escribir un par de páginas una vez cada tanto peroque son la salvación de quienes deben escribir una tesis, o unarevisión, o un libro… como este. Es por esto que temas como combinación de correspondencia,formularios, bases de datos… no serán ni remotamente tratados enestas páginas: eso es material para otro manual que podría llamarse«Writer para oficinistas» y que dejo a otros el escribir. Dado que un libro puede contener más que texto, dos capítulos
  17. 17. 6 Introducciónse han dedicado a herramientas especiales como son Math y Draw,el editor de ecuaciones y el programa de dibujo vectorial de AOO,respectivamente. Tiene, lector, por lo tanto en sus manos una guía completa deWriter para escritorese, ya sea para el profesional de las letras comopara el amateure que escribe por el puro placer de hacerlo, la cual,creo, será de gran utilidad a quienes utilizan los servicios deautoedición actualmente disponibles en Internet. Espero realmente que lo que aquí encuentre sea de su agrado yle resulte de utilidad.Como, mayo 2012
  18. 18. Convenciones utilizadas en este libroDurante el desarrollo del texto se utilizarán «cuadros aclaratorios»,los cuales estarán escritos en cursiva y rodeados de un borde «consombra» como se ve en el siguiente ejemplo: NOTAA: El texto de la nota.e Para dar ejemplos de código (código para construir ecuacionesen Math, la estructura de los archivos xml dentro de un archivo odtde la cual hablamos en la sección «Hackeando» un archivo odte, o unpar de macros que se muestran en el Apéndice Be, por ejemplo) seutiliza un estilo de párrafo «enmarcado» con una fuentemonoespaciada:2 Ejemplo de código Para las instrucciones sobre cómo llegar a un menú particular, se1 2 Liberation Mono. 7
  19. 19. 8 Introducciónutiliza un estilo de carácter con una fuente en versalitas,3 separandocada uno de los pasos con una flecha: Herramientas → Personalizar → pestaña Teclado Para indicar combinaciones de teclas se utiliza un estilo decarácter basado en la fuente Linux Biolinum Kb. Por ejemplo, lacombinación de la tecla «Control» con la «Mayúscula» y la «R» semostrará así: R De igual manera se mostrarán teclas individuales como «tab», «Intro» , la barra espaciadora , etcétera. Las referencias a títulos de capítulos o secciones se muestran encursiva.1 3 En el capítulo Utilizando propiedades tipográficas avanzadase a página 205 se explica cómo, gracias a la tecnología Graphitee, se ha generado esta tipografía a partir de la fuente utilizada en el texo: Linux Libertine G (http://numbertext.org/linux/).
  20. 20. Nociones generalesEscribir libros es una ciencia compleja, editarlos un arte complejo.Intentaré hablar en este libro sobre el «arte de la edición»mostrando las herramientas (y los trucos) disponibles para crear undocumento «con aspecto perfecto» en Writer. Pero antes de adentrarnos en esta tarea varios conceptos sonnecesarios, conceptos que serán presentados en este capítulo. Aquellos lectores que tengan una base fuerte en sistemas comoL TEX4 encontrarán que mucho de lo que en este capítulo se dice les Aresultará familiar, pero de cualquier forma los invito a leerlo almenos rápidamente para así familiarizarse con la nomenclaturaespecífica de Writer. Texto vs. Palabra: una cuestión de estiloA menos de algún caso (muy) particular de una familia1 4 No, no he utilizado L TEX para escribir L TEX: he utilizado Draw y un A A poco de paciencia. Si miran con atención, la fuente tipográfica es distinta… lo mismo aplica para las expresiones TEX , LYX y X TEX que aparecerán más adelante. 9
  21. 21. 10 Introduccióncomprometida con la informática y con el software libre desde hacemucho, puedo suponer sin temor a equivocarme que la abrumadoramayoría de los lectores se han iniciado a la computación en unentorno Windows y han realizado sus primeros textos con unprograma por todos conocido en el que un pequeño clip animadoparecía saber más que nosotros mismos sobre lo que queríamosescribir («parece que está usted escribiendo una carta…»), uncorrector gramatical señalaba como error frases correctas y dejabapasar las que debían ser corregidas y, por sobre todas las cosas, unainterfaz gráfica cargada de botones nos conducía a trabajaraplicando el formato (fuentes, tamaños, alineación…) directamentee. Este tipo de programa, en el que el operador debe preocuparsecasi palabra por palabra del aspecto de lo que escribe es lo quepodría llamarse procesador de palabrase. En cierta medida se podríadecir que los procesadores de palabras son sistemas que han llevadoa la era electrónica el concepto de «máquina de escribir»:simplemente se ha aumentado el número de opciones pero elconcepto básico de funcionamiento sigue siendo el mismo. Veamos ahora un concepto más «moderno»: el procesador dee etextoe. Supongamos un sistema en el cual a cada parte de nuestro textole asignamos una «propiedad», algo que podríamos llamar estiloe.Este estilo puede tener distintos valores, por ejemplo «título decapítulo», «cuerpo de texto», «código», «instrucción»… mientrasescribimos, entonces, en lugar de asignar un determinado formatosimplemente asignamos el valor «cuerpo de texto» para el textoprincipal, o «Encabezado 1» para nuestros títulos de capítulo… y asísiguiendo. Luego, en alguna parte de nuestro programa idealdecimos por ejemplo, «cuerpo de texto equivale a tipografíaNimbus Roman No9 L, 12 puntos, normal». La ventaja de este sistema es evidente: si de pronto tenemos que
  22. 22. Nociones generales 11cambiar la fuente (o tan solo un atributo, como negrita o itálica)simplemente nos dirigimos a la definicióne de nuestro estilo,cambiamos Nimbus Roman No9 L por Linux Libertine O (o suequivalente «graphite», Linux Libertine G5) y el texto «marcado»con ese estilo se actualizará por sí mismo sin ningún esfuerzo extrae.Y por sobre todas las cosas, los estilos de cada parte se actualizaránsin cambiar lo demáse. Pero las ventajas de los procesadores de texto por sobre los depalabras no acaban aquí. Si nosotros definimos un estilo «Título deCapítulo» (o «Encabezado 1», o como queramos llamarlo), podemosdecir «todos los textos con estilo “Título de Capítulo” deben serincluidos en el índice automático». También podemos decir «alestilo “Título de Capítulo” se le asocia una numeraciónautomática». También podemos decir, «el estilo “Título de Capítulo”debe ser seguido por el estilo “Sección” y este debe ser seguido por“Cuerpo de Texto”». También podemos decir «el estilo “Título decapítulo” va al inicio de una página nueva con tales características,página que deberá ser seguida por otra de estas otrascaracterísticas». También podemos decir… muchas más cosas de lasque nos permite el formateo directo. Es cierto que aquellos procesadores de palabras de los quehablábamos antes han adquirido en las sucesivas versiones lahabilidad (muchas veces limitada) de definir títulos, índices ynumeraciones, pero el manejo de estas características no resulta tansimple (por no decir que es complejo) y de cualquier forma muypocos de sus usuarios saben cómo aprovecharlas correctamente. De hecho, recientemente he probado la versión 2007 del famosoprograma del difunto clip y he visto con sorpresa que la aplicaciónde estilos está bastante al alcance de la mano… siempre que no se1 5 La fuente utilizada en este libro, junto a Linux Biolinum G. Pueden descargarse desde la siguiente dirección: http://numbertext.org/linux/
  23. 23. 12 Introducciónquiera cambiar la definicióne de esos estilos o (peor aún) crear otrosnuevos: una marejada de ventanas se abre ante el pobre usuarioque, quizás, simplemente quiere cambiar la fuente del estilo queutiliza para el cuerpo del texto. Comencé entonces a comprender el porqué las plantillas, tansimples de crear en Writer son tan importantes para los usuarios deese programa del difunto clip: crearlas uno mismo es un arduatarea. Ahora bien, ¿existen procesadores de texto purose que nos liberende esa tiranía de presionar botones predefinidos? La respuesta es síe:de hecho, existen desde antes que ese famoso procesador de palabras ye esu molesto clipe. En 1977, Donald E. Knuth sentó las bases de uno de los sistemastipográficos más ampliamente utilizados en la actualidad. Me estoyrefiriendo al sistema TEX, que algunos años más tarde fue ampliadopor Leslie Lamport en lo que hoy es conocido como L TEX. A La teoría básica detrás de este sistema es que el escritor sólodebe preocuparse por el contenido, no por el formato. Undocumento L TEX esta formado (a muye grandes líneas) por un Aarchivo de texto plano con el contenido y algunas instrucciones deestructurae (ese fragmento es un título, aquí va una figura…) y unarchivo, llamado documentclasse, donde esa estructura es definida.Una vez terminado el contenido, se alimenta un programa con elarchivo de texto plano y se obtiene un archivo perfectamenteformateado. Prácticamente todas las publicaciones científicas y muchas de lasmayores casas editoriales trabajan con L TEX para la composición de Asus documentos, lo cual demuestra que es un sistema sumamentepoderoso. El problema está en que, en su forma más simple, L TEX Aasemeja más un lenguaje de programación que a un sistema deredacción de textos: el «usuario común» (es decir, el no académico
  24. 24. Nociones generales 13que no necesita escribir complejas fórmulas matemáticas) sueleintimidarse con su estructura ya que si bien las instrucciones L TEX Ason simples e intuitivas, siguen siendo instruccionese… Existen muchas herramientas «gráficas» que intentan simplificarla vida del usuario L TEX. Algunas (como el fantástico programa Allamado LYX ) logran en gran medida la «simplificación» deltrabajo… en gran medida, pero no totalmente. Y es que, a pesar de ser un gran sistema L TEX está lejos de ser Aperfecto: • El paquete que sirve para tener imágenes rodeadas de texto es inestable y podría suceder que la imagen desapareciera completamentee del documento si ésta cae cerca del final de la página… y L TEX no dará al usuario A el más mínimo aviso del problema. • Aún cuando el mencionado paquete funciona bien y la imagen no se pierde, solo permite utilizar imágenes rectangulares: si el usuario precisa que el texto siga la forma de la imagen descubrirá rápidamente el lado oscuro de L TEX… pista: no es posible hacerlo A automáticamente. • También se puede descubrir el lado oscuro de L TEX al A escribir la página de la dedicatoria y la del copyright: los «pequeños ajustes manuales» en L TEX pueden ser un A grane dolor de cabeza. • Hacer que las listas estén numeradas con números romanos, o con letras, implica introducir código no muy
  25. 25. 14 Introducción comprensible en el «preámbulo L TEX» (o bien alrededor A de la lista particular que quiere cambiarse). Pero aún si google nos ayuda a encontrar el código en cuestión, si luego queremos hacer referencias cruzadas a uno de los elementos de la lista éstas mostrarán números arábigos, no lo que hemos elegido (es decir, la referencia cruzada al ítem ce de la lista se mostrará como «3»). Aún no he encontrado una solución convincente a este problema… • La única forma de saber si la imagen / tabla / ecuación / lo-que-sea-que-se-ha-insertado está dentro de los márgenes de la página es «compilando» el documento, no es posible saberlo al momento de insertar el objeto, lo cual significa que por cada imagen grande será necesario realizar varias pruebas hasta lograr la escala justa, por cada ecuación larga será necesario revisar si entra en los márgenes, por cada tabla habrá que ajustar manualmente el tamaño, por cada… esto hace saltar por los aires la bella teoría de L TEX de «preocúpese solo por A el contenido»… • Definir una «clase de documento» (aquello que engloba las definiciones de los «estilos» utilizados) es solo para gurúse L TEX. Podría argumentarse que hacer esta A definición no es necesario dada la gran cantidad de documentclasse disponibles… pero aún no estoy convencido, especialmente considerando que instalar un nuevo documentclasse no incluido en su distribución L TEX favorita no es justamente un trabajo para A principiantes.
  26. 26. Nociones generales 15 • Si el usuario quiere generar un documento L TEX para A imprimir directamente deberá utilizar imágenes eps, pero si quiere generar un archivo pdf con enlaces vivos deberá compilar el documento con pdf L TEX, el cual A necesita imágenes pdf. Y atención con los enlaces incluidos cuando se utiliza el paquete hyperref: podría suceder que en lugar de «quebrarse» al final de la línea simplemente sigan fuera del margen.6 • … La lista sigue. ¿Y entonces? Writer presenta una alternativa que tiene muchoen común con L TEX (más de lo que el usuario casual suele suponer Aa primera vista), pero que al mismo tiempo resuelve los problemasrecién mencionados… introduciendo, claro está, otros nuevos de loscuales hablaremos en los siguientes capítulos. No existe el sistema perfecto. Para algunas tareas (escribir unatesis de doctorado en física o matemática) L TEX es simplemente Aimbatible… para otras tareas, en cambio Writere será imbatible. Si Writer sirve o no para el trabajo es algo que solo podráresponder quien deba realizar ese trabajo, por lo que en este libromostraré qué puede hacerse y cuáles serán los «trucos» necesariospara superar las dificultades: solo cuando se conoce bien unaherramienta se puede decidir si sirve o no para nuestros propósitos. Pero antes de comenzar, algunas consideraciones generales queno dependen de qué sistema utilicemos para escribir: • El aspecto del libro es menos importante que su contenidoe,1 6 Si bien y a decir verdad, LYX a partir de la versión 2.0 ha solucionado esto en forma bastante elegante.
  27. 27. 16 Introducción por lo que debería dejarse para el final… ahora bien, esto solo puede hacerse cuando la estructurae del libro (ver más abajo) está bien construida. • El aspecto del libro debería preocupar al escritor sólo sie e éste será también editore (por ejemplo, si utilizará alguno de los servicios de autoedición en línea), ya que si el trabajo de edición será realizado por una casa editorial nada de lo que el autor construya en cuanto a formato se refiere quedará en pie. Nuevamente, el escritor deberá solo preocuparse de dar al documento una estructura correcta en forma tal de facilitar el trabajo de los editores.7 Es decir, solo debemos preocuparnos (además del contenido,claro está) de que el texto está bien construidoe desde el punto devista de su organización y estructura ya que lo demás son solodetalles secundarios… y Writer es una gran herramienta para creardocumentos estructurados. La estructura del libroPor estructura se entiende la clara separación de cada parte del libromediante una «jerarquía» de estilos. Por ejemplo: 1. Parte (agrupa capítulos) 2. Capítulo (agrupa secciones) 3. Sección (separa porciones de texto normal)1 7 Es conveniente que el autor pregunte a su posible editor cuáles son sus exigencias con tiempo suficiente. Algunos editores por ejemplo solo aceptan archivos en texto plano…
  28. 28. Nociones generales 17 4. Texto normal (el cuerpo principal del documento) 5. Párrafos especiales (aclaraciones, etcétera) 6. … Con Writer, construir una estructura semejante es realmentesimple: solo deben utilizarse en forma correcta una serie de estilosde párrafo apropiados y asignar un «nivel» a cada uno de ellos. Mepermito insistir en este concepto: La configuración particular dee ecada uno de esos estilos no es de importancia durante la redacción,e esolo al final del procesoe. Cuando el escritor es también editorTerminado el contenido de nuestro magnífico libro llega la hora de«poner todo en orden». En los siguientes capítulos nos ocuparemos de definir ese«orden» y de ver cómo conseguirlo. Avanzando a partir de lasherramientas más básicas llegaremos a dominar los estilos, elmanejo de gráficos, de referencias cruzadas, campos… todo lonecesario para que nuestro documento se vea tal y como lodeseamos con el menor esfuerzo posible. Los peligros del formato directoQuiero enfatizar aquí el hecho de que aplicar directamente elformato no es generalmente buena idea. El problema principal está en que el formato directo tieneprecedencia sobre los estilos: si seleccionamos una porción de un
  29. 29. 18 Introducción Figura e1e: Un mundo de caracteres especiales.epárrafo y cambiamos algo mediante formato directo, podría sucederque al momento de modificar el estilo de párrafo de base esaporción de texto no se actualizara correctamente, dando lugar aextraños resultados. Un ejemplo: un error muy común es el incluir símbolos (letrasgriegas, símbolos matemáticos…), utilizando una tipografíadiferente a la del párrafo de base. Esto debería evitarse y de hechoes muy simple el hacerlo ya actualmente las fuentes unicode poseenun amplio rango de símbolos que además han sido diseñados paramantener una identidad con la fuente de base. Generalmente no esnecesario el acudir a otrase tipografías para obtener los símbolos quenecesitamos: Linux Libertine (ver Figura 1), por ejemplo, incluye enel mismo archivo de fuente todo el alfabeto griego extendido, elalfabeto cirílico, hebreo… numerosos símbolos matemáticos, flechas,símbolos fonéticos, ligaduras… ¿para qué complicarse la vidautilizando la fuente symbole (que por si fuera poco, no respeta losestándar dictados por unicode) para simplemente insertar un α? Los únicos casos en los que podríae perdonarse el uso de formatodirecto por sobre un estilo de carácter, son la aplicación casual decursiva, negrita y los super o sub-índices: para todo lo demás (y en
  30. 30. Nociones generales 19ocasiones, incluso para esto: como veremos en el capítulo Utilizandoepropiedades tipográficas avanzadase a página 205, los sub y superíndices «reales» son posibles si se utiliza la fuente tipográficaapropiada),8 es mejor mantener la consistencia del documento através de la utilización de estilos. IMPORTANTE:A la mejor forma (y también la más simple)e e de «desactivar» el formato directo una vez se ha aplicado ese e utilizar el atajo de teclado eM, que realiza la mismae e acción del menú eFormato → e Formateo predeterminado. Al hacerlo de esta forma nose e aseguramos que el texto que siga será correctamentee e considerado por Writer como texto cuyo formato ese e controlado por el estilo del párrafo y no nos dará ningúne e tipo de inconveniente.e Otras dos prácticas sumamente comunes que deberían evitarse atoda costa es la utilización de tabuladores para crear sangrías deprimera línea y el insertar líneas en blanco para crear espacios entrepárrafos: como veremos, ambas cosas se manejan en forma muchomás conveniente desde la definición de los estilos de párrafo. El documento durante su ediciónEn general, Writer muestra durante la edición del documento algocasi idéntico a aquello que será impreso o exportado a pdf: el1 8 De hecho, los superíndices que indican las anclas de las notas al pie en este libro son todos «reales»…
  31. 31. 20 Introduccióntamaño y posición de los objetos, de las fuentes… de todo es exactoal que se obtendrá como salida. La «pequeña diferencia» está en loselementos generados automáticamente: el índice de contenidos, loscampos, las referencias cruzadas, etcétera se mostrarán con unfondo gris. Este fondo no se imprime ni se exporta a pdf y está allísolo para decir que el elemento o el texto en cuestión ha sidogenerado en modo automático. Lo mismo sucede con los límites de las tablas (cuando se haseleccionado que no tengan bordes) y de los marcos, o incluso conlos bordes del área de texto de cada página que muestran una líneagris. Estas líneas y fondos pueden quitarse, aunque no lo aconsejoya que son de gran ayuda durante la edición. En el capítulo Configurando la interfaz de Writere en página 59hablaremos más sobre esto. En ocasiones, cuando extrañas combinaciones de sistemaoperativo, tarjetas gráficas y drivers se confabulan contra elusuario, Writer podría mostrar una imagen «ligeramente corrupta»del documento. Esto se debe a un problema de refresco de pantalla yno afecta el documento en sí. Para forzar un refresco de la pantallade Writer es suficiente presionar la combinación de teclasR. Sobre los tabuladoresLa famosa tecla «tab»  ha cambiado sus funciones desde sucreación en las antiguas máquinas de escribir mecánicas:actualmente la utilizamos para cambiar ventanas (en combinacióncon ), para saltar de un campo de formulario a otro, de un botónpreseleccionado a otro…
  32. 32. Nociones generales 21 Y también la utilizamos para generar fastidiosos problemas deformateado. En la mayor parte de los procesadores de texto WYSYWYG(What You See is What You Gete: lo que ves es lo que obtienes), y enesto Writer no es una excepción, esta tecla ha retenido en parte lafunción de saltar entre «columnas imaginarias» en el texto, perocon el agravante de estar representada por un carácter deformateado que puede moversee junto con el texto mismo generandoen muchos usuarios grandes confusiones. Si vamos a Herramientas → Opciones → OpenOffice.orgWriter → General, nos encontramos con una opción deconfiguración llamada Distancia entre tabuladores, que pordefecto está fijada en 1,25 cm. Mucha gente suele pensar que estosignifica que si en un párrafo vacío presionamos  varias veces elcursor «saltará» de 1,25 cm cada vez… en realidad lo que sucede esque esta configuración divide el ancho del área de texto en«columnas» de 1,25 cm por lo que la tecla  llevará el cursor a lae ecolumna más cercana a la derecha del punto de insercióne. Esta diferencia es importante para utilizar los tabuladorescorrectamente: pruebe el lector a insertar un  en medio de dospalabras para luego agregar lentamente texto delante de laprimera… ahora debería ser claro el porqué el texto detrás del «salta» como lo hace. Ahora bien, dada esta «movilidad» los  resultan un recursode formateado «peligroso»: la distribución del párrafo podríacambiar violentamente incluso con el agregado de un únicocarácter… Si se desea utilizar los  correctamente (y sí, a pesar de lo quelos usuarios L TEX puedan decirnos se pueden utilizar correctamentee) Aes necesario conocer dónde se los coloca y controlar perfectamentesus propiedades.
  33. 33. 22 Introducción Afortunadamente ambas cosas son simples de conseguir: laprimera simplemente habilitando el ver los caracteres noimprimibles (el botón con la forma de una ¶ en la barra deherramientas estándar), la segunda configurando estas «columnasimaginarias» no como algo general de Writer, sino en el estilo dee epárrafo utilizadoe. Hablaremos de esto más adelante a página 37. Advertencia sobre los formatos de archivoLa forma en la cual MSOffice guarda sus documentos era hasta hacepoco un secreto bien guardado por lo que los actuales filtros deconversión fueron creados por «ingeniería inversa», procesosumamente difícil. La situación de estos filtros mejora con cadanueva versión del programa pero pequeñas diferencias en elformato son de esperarse por lo que para máxima seguridad (y paraque todo lo contado en este libro funcione correctamente…)permítanme insistir en el siguiente concepto: Se deben utilizar esiempre los formatose e nativos de AOO para salvar documentos. En ele e caso de Writer, utilizar esiempre el formatoe e odt.e Incluso si Writer permite exportar al formato doc, no es buenaidea utilizar este formato para almacenare los archivos. Soloe en elcaso de tener que enviar una copiae del archivo a alguien que notenga Writer (y soloe en el caso que la persona que recibe el archivo
  34. 34. Nociones generales 23tenga que editarloe y que por lo tanto no le sirva un pdf) se puedeexportare al formato doc una copiae del documento. Exportar y reimportar a y desde el formato doc puede traermuchos (y graves) problemas con las definiciones de los estilos. Estoen parte se debe a la dificultad de los formatos de archivo utilizadospor MSWord, pero principalmente a MSWord mismo: muchascaracterísticas avanzadas de Writer (como el uso de estilos depágina) están completamente ausentes en MSWord por lo que la«traducción» siempree traerá problemas, los cuales serán tanto másgraves cuanto más complejos sean los documentos importados. La única forma de tener una compatibilidad al 100 % con MSOfficee ees utilizar MSOffice…e y en ocasiones, ni siquiera eso es suficiente.9 Si se desea utilizar Writer debe hacerse en forma completae, yesto incluye ciertamente el trabajar con el formato de archivonativo. El formato de archivo utilizado por Writer es un estándare e ISO perfectamente documentado que nos garantiza lae e perfecta conservación del contenido de nuestrose e documentos.e En el capítulo Trabajando en colaboracióne a página 231 se danalgunas ideas sobre cómo, sin perder la razón en el intento, sepuede trabajar en «colaboración» con gente que no utilice Writer. 1 9 ¿Algún usuario del programa del difunto clip que de pronto descubriera, luego de simplemente cambiar la impresora por defecto del sistema, que su documento ya no se veía como unos minutos antes…?
  35. 35. 24 IntroducciónHecha ya la introducción, pasemos ahora a la primer parte«verdadera» de este libro.
  36. 36. Lasherramientas básicas
  37. 37. Estilos y plantillas en WriterLa característica sobresaliente de Writer es la utilización de estilos.Comprender cómo se utilizan los estilos significa comprender cómose utiliza Writer… y significa también evitar dolores de cabeza. Ya hemos hablado en las páginas precedentes sobre cuál es laidea importante detrás del concepto de «estilo»: separar losdistintos componentes de nuestro documento de acuerdo a su«función» (decir, este párrafo es un título de capítulo, este otro esuna nota, estos otros el cuerpo del texto, ésta página será la primeradel capítulo, estas otras las siguientes…) y definir en otro lugare laforma de cada uno de esos componentes (la primer página de cadacapítulo tiene estos márgenes, las siguientes estos otros y unencabezamiento, los títulos de cada capítulo tienen éste formato, elcuerpo del texto éste otro…). En las siguientes secciones comenzaremos a profundizar sobrecada tipo de estilo en particular y veremos como crear (y modificar)estos estilos. Algunos de los temas serán tratados en este capítulo solo enforma superficial ya que por su importancia requieren capítulospropios. Ejemplos de esto son el «registro de página», los estilos demarco, etcétera, que serán vistos más adelante. 27
  38. 38. 28 Las herramientas básicas Figura e2e: Parte superior del editor de estilos y formatos.e Tipos de estilosEn Writer casi todo puede ser asociado a un estilo. Tenemos estilosde párrafo, de carácter, de marcos, de página (tratados en elpróximo capítulo) y de listas. La herramienta para administrar estosestilos se llama Editor de estilose y se abre con  (o con Formato→ Estilos y formateo). La parte superior del editor de estilos y formatos puede verse enla Figura 2. Las categorías que he nombrado están clasificadas conlos cinco primeros botones de arriba a la izquierda. Por cadacategoría tendremos una lista de estilos disponibles la cual se puede«filtrar» con el menú de la parte inferior. Con un doble clic sobreun estilo de la lista, éste será aplicado en la posición del cursor. Para aplicar un estilo también puede utilizarse el primero de losdos botones de la derecha: el cursor se transformará en una especiede «tarro de pintura» que nos permitirá «pintar» el estiloseleccionado sobre una porción de texto. Esto es particularmentecómodo cuando se aplican estilos de carácter. Para salir de estafunción, es suficiente presionar . Si, mientras se utiliza el «tarro de pintura» se presiona ele e botón derecho del ratón, el último cambio hecho seráe e revertido. e
  39. 39. Estilos y plantillas en Writer 29 El último botón a la derecha nos permite definir (o actualizar)estilos a partir de un texto formateado manualmente. Pero dado queaquí somos enemigos del formato directo, no utilizaremos esaopción.Estilos de párrafo y de carácterComo su nombre indica, los estilos de párrafo se aplican a párrafoscompletos, donde por párrafo se entiende el texto entre dos consecutivos (los «quiebre de línea» producidos con  no sonconsiderados como comienzo de un nuevo párrafo), mientras quelos estilos de carácter se aplican a pequeñas selecciones dentro deun párrafo, o a elementos determinados como los números decapítulos o de listas numeradas, entradas en índices, etcétera (yavolveremos sobre estas últimas cosas). Haciendo clic derecho sobre, por ejemplo, un estilo de párrafolistado en el editor de estilos y formato y eligiendo «Modificar» esposible encontrar un menú separado en diversas pestañas en las quese podrán definir todas las características del estilo en cuestión (verFigura 3): fuente, sangrías, espacios, alineación, idioma (sí, podemosdefinir diferentes idiomas para diferentes estilos de párrafos, oincluso para diferentes estilos de carácter; más información en lasección Configurar la corrección ortográficae en página 219)… La característica que quiero resaltar es la pestaña «Administrar»:si editamos un estilo de párrafo allí no solo se define el nombre delmismo sino también (y principalmente) cuál será el estilo de párrafoe eque lo siguee. Esto es sumamente importante: es posible definir una«secuencia» de estilos en forma tal que uno siga al otroautomáticamente. Por ejemplo, si aplicamos el estilo «Encabezado
  40. 40. 30 Las herramientas básicas Figura e3e: Editando el estilo de párrafo «Encabezado 1».e1» a un párrafo y al final del mismo presionamos , Writerautomáticamente pasará al estilo «Cuerpo de texto». Como ven, los estilos no solo dan mayor consistencia aldocumento, también nos ahorran trabajo, sobre todo considerandoque en Writer es posible asignar atajos de teclado con determinadosestilos: por defecto, los estilos «Encabezado 1» a «Encabezado 5»tienen asignados los atajos 1 … 5, respectivamente,mientras que «Cuerpo de texto» está asignado a 0.Volveremos sobre este punto en el capítulo Configurando la interfazede Writere, en página 59. Otro punto de gran importancia de la pestaña Administrar es laopción, presente en casi todos los tipos de estilo, Vinculado con.La vinculación de estilos permite tener varios estilos que«dependen» de un estilo principal, heredando algunas de suscaracterísticas. Por ejemplo, todos los estilos «Encabezado 1» a
  41. 41. Estilos y plantillas en Writer 31«Encabezado 10» están vinculados con el estilo «Encabezado» y porlo tanto si editamos el estilo «Encabezado» para cambiar la fuentetipográfica utilizada este cambio se reflejará automáticamente en losestilos «hijos». Esto hace que administrar la estructura de nuestrosdocumentos sea sumamente simple. Cuando se tienen dos estilos vinculados es posible configurar elestilo «hijo» para que el tamaño de fuente sea proporcionale al delestilo «padre». Esto suele estar configurado así por defecto en losestilos Encabezado 1 a 10, que tienen un tamaño de fuenteproporcional al del estilo Encabezado. En la pestaña Fuente delmenú para editar el estilo, esto se ve como un valor porcentual en lacasilla Tamaño: por ejemplo el 160% de la Figura 3. Si se quiereromper esta proporcionalidad es suficiente borrar el porcentaje ysimplemente escribir el tamaño en puntos: por ejemplo 18pt.10 En forma análoga, para pasar de tamaños absolutos a relativos essuficiente borrar el tamaño en puntos y escribir el porcentajedeseado. La mayor parte de las pestañas que se tienen al editar un estilode párrafo o de carácter no necesitan de mayores explicaciones, porlo que a continuación solo las revisaremos brevemente. Laexcepción a esto sean quizás las pestañas Flujo de texto yEsquema y numeración, de las cuales hablaremos en profundidaden los capítulos Numerando páginas: los estilos de páginae a página45 y Numerando capítulose a página 53, respectivamente.Pestaña AdministrarAplicable también a los estilos de carácter. Respecto de lo ya comentado anteriormente, queda solamente110 Esto también puede hacerse con los estilos de carácter.
  42. 42. 32 Las herramientas básicaspor indicar que si el estilo está vinculado con otro, debajo de«Contiene» se mostrará la lista de elementos que diferencian eseestilo del estilo padre.Pestaña Sangrías y espaciosAquí se pueden determinar las sangrías y espacios alrededor delpárrafo que lleva el estilo en cuestión, como así también elinterlineado. Salvo por la oscura opción «Conformidad de registro» de la cualhablaremos a partir de la página 201 y las opciones de interlineadode las que se habla a continuación, los elementos de este menú sonsimples de utilizar. Debe tenerse presente que es posible utilizar valores negativospara las sangrías. Más adelante veremos algunos ejemplos. Writer ofrece varias opciones de interlineado. Las tres primeras(«Simple», «1,5 líneas» y «Doble») parecen lo suficientementesimples de comprender hasta que nos damos cuenta de quecarecemos de la menor idea del significado de «Simple». Como muestro en el Apéndice Ae en página 279, Writer utilizapor defecto un interlineado que es igual a lo que podríamos llamarel tamaño «real» de la fuente: una fuente de, digamos, 12 puntospuede ocupar más de 14 debido a los acentos y demás«extensiones». El «tamaño real» de la fuente depende de la tipografíaconsiderada. Por ejemplo, para una Linux Libertine de 12 puntos(aproximadamente 0,42 cm) este tamaño es un 18 % mayor que los
  43. 43. Estilos y plantillas en Writer 3312 puntos en consideración, por lo que «interlineado simple»significa en este caso una distancia de 14,16 puntos,aproximadamente 0,5 cm. Esta opción por defecto del interlineado resulta correcta enalgunos casos, sobre todo en idiomas que no utilizan acentos«extraños», pero no necesariamente en todos por lo que podría sernecesario un poco de «prueba y error» (siempre sobre materialimpreso, no hay que confiar en el monitor de la computadora paraeste tipo de apreciaciones) para elegir el valor correcto. De las otras opciones de interlineado, Proporcional se refiere a«proporcional respecto del interlineado simple»: es decir,proporcional de 100 % es igual al interlineado simple. En estaopción se pueden utilizar valores menores del 100 % para obtenerun texto más compacto. Existe una limitación a esto: Si bien es posible definir une e interlineado más compacto edentro del párrafo, esto noe e afectará la distancia entre un párrafo y otro, ela cual no puede ser menor al interlineado simple.e Si se seleccionan valores proporcionales mayores al 100 %, lae e distancia entre párrafos seguirá el interlineado sine e inconvenientes.e La opción Al menos se refiere a «al menos esta distancia»: si sefijan valores menores al que corresponde al interlineado simplenada cambiará. La opción Inicial11 también parte del valor del interlineado111 El nombre original en inglés de esta opción, leadinge, tiene un significado histórico: se refiere a las tiras de plomo que se utilizaban en las imprentas para colocarlas entre las líneas de caracteres y así conseguir una mayor separación.
  44. 44. 34 Las herramientas básicassimple: el valor que allí se configura se agrega al valor delinterlineado simple. Es decir, si el interlineado simple es de 0,5 cm yse configura esta opción en 0,1 cm, se tendrá un interlineado de0,6 cm. La opción Fijo da un interlineado constante para todo el texto,independientemente de lo que se tenga en ese texto (por ejemplo, sise tiene un carácter más grande o una imagen anclada «comocarácter» el interlineado no variará y el carácter o la imagenpodrían verse «cortados»). Esta es quizás la opción menos útil detodas. NOTAA: Si bien Writer muestra todos los valores en lae e unidad definida para todo el programa (por ejemplo,e e centímetros) es posible ingresar el valor que se quiera en lase e unidades que se quiera. Por ejemplo, si activamos la opcióne e Inicial y en la casilla correspondiente al valor deseado parae e separar las líneas introducimos 2pt (es decir, dos «puntos»)e e Writer comprenderá sin problemas lo que ha recibido y loe e cambiará automáticamente por 0,07 cm.ePestaña AlineaciónLos elementos más característicos de este menú son la posibilidadde seleccionar individualmente la alineación de la última línea delpárrafo (para tener, por ejemplo, un párrafo justificado con unaúltima línea centrada) y la alineación «texto a texto». La alineación texto a texto controla la alineación vertical cuandose tienen fuentes de diferentes tamaños en el mismo párrafo, comose puede ver en la Figura 4.
  45. 45. Estilos y plantillas en Writer 35Automático y línea de base a Pestaña Flujo de texto aArriba En esta pestaña es posible configurar las opciones de laMedio a separación silábica (es necesario tener el diccionario de separación silábica instalado, más informaciónAbajo a en el capítulo Configurar lae corrección ortográficae en páginaFigura e4e: Ajuste «texto ae e 219), asociar saltos de página con el texto».e estilo de párrafo en cuestión para cambiar tanto el estilo de la páginacomo la numeración de la misma (volveremos a esto más adelanteen los próximos dos capítulos) y algunas otras opciones. Las opciones «extra» del flujo de texto son las siguientes: • No dividir párrafo: esto hace que al llegar al fondo de la página el párrafo completo pase. • Mantener párrafos juntos: mantiene el párrafo en cuestión en la misma página del siguiente. Los estilos de encabezados suelen tener esta opción marcada para evitar el tener un título «abandonado» al final de la página. • Ajuste de huérfanas / de viudas: evita que al pasar a la página siguiente solo una línea de un párrafo quede atrás (o bien solo una línea pase a la página siguiente). En la actualidad esta opción no es muy utilizada por la industria editorial.
  46. 46. 36 Las herramientas básicasPestaña FuenteAplicable también a los estilos de carácter, permite definir tanto lafuente como el idioma del párrafo / selección (para los estilos decarácter) al que se aplica el estilo en cuestión.Pestaña Efectos de fuenteAplicable también a los estilos de carácter. Tachados varios, sub (y«sopra») rayados, color, versalitas… hay material para entretenerse.Pestaña PosiciónAplicable también a los estilos de carácter. Controla la posición y eltamaño de los sub y super índices,12 como así también el espaciadohorizontal entre los caracteres y la rotación del texto. Debe tenerse presente que la rotación es un tanto «extraña», porlo que recomiendo al lector realizar un par de pruebas antes deentusiasmarse demasiado con esta opción, sobre todo cuando seaplica en los estilos de párrafo. Es decir, no resulta muy útil en realidad…112 Estos sub y superíndices son «simulados»: se cambia el tamaño del carácter y se lo desplaza hacia arriba o hacia abajo, según corresponda. Como veremos en el capítulo Utilizando propiedades tipográficase avanzadase a página 205, con determinadas fuentes tipográficas es posible utilizar índices «reales».
  47. 47. Estilos y plantillas en Writer 37Pestaña Esquema y numeraciónHablaremos más detenidamente sobre esto en el capítuloNumerando capítulose en página 53.Pestaña TabuladoresLos tabuladores aquí definidos tienen precedencia sobre laconfiguración por defecto que encontramos en Herramientas →Opciones → OpenOffice.org Writer → General,permitiéndonos definir las «columnas imaginarias» de las quehablamos a página 20 en forma independiente para cada estilo depárrafo. Estas columnas nos permiten conseguir rápidamentealineaciones particulares, como por ejemplo la que se encuentra enlos encabezamientos de página en este libro. Si editan el estilo de párrafo llamado Encabezamiento en undocumento cualquiera verán que tiene dos tabuladores definidos,uno al centro de la página y el otro a la derecha de la misma, elprimero «centrado» mientras que el segundo alineado a la derecha. Sí, estas «columnas imaginarias» entre las cuales podemos saltarcon la tecla  pueden tener propiedades de alineación: si laalineación es «izquierda» el texto luego del tabulador comenzará enla posición indicada por el tabulador mismo, si la alineación es«centrada» el texto estará centrado en esa posición mientras que sila alineación es «derecha» el texto terminaráe en la posiciónindicada en el tabulador. Por lo tanto, si en un párrafo al cual se le ha aplicado el estiloEncabezamiento se escribe un texto, se presiona , se escribe otro
  48. 48. 38 Las herramientas básicastexto, nuevamente se presiona  y se termina con otro poco detexto tendremos lo siguiente:primer texto texto centrado texto a la derecha Me permito insistir en el concepto de que los tabuladores debenutilizarse exclusivamente para lograr estos efectos de alineación,nuncae para crear sangrías que como ya hemos visto son controladasperfectamente con las opciones de la pestaña Sangrías y espacios. Los tabuladores pueden aplicarse en combinación con lassangrías para lograr efectos como el siguiente:Definición un estilo de párrafo con «Espacio antes» de 3 cm, «Sangría de primera línea» de –3 cm y un tabulador, alineado a la izquierda, fijado a 3 cm.Otro ejemplo entre el texto «a definir» y su «definición» simplemente se ingresa un tabulador. Sobre el «texto a definir» he aplicado un estilo de carácter conuna fuente en versalitas.13 El tipo de tabulador llamado «decimal» sirve para alinearnúmeros con respecto al separador decimal, logrando por ejemplolo siguiente: 22,35 1235,8 1,4 Sobre cómo utilizar tabuladores dentro de tablas, hablaremos enel capítulo Formato de tablase a página 95.113 Ver el capítulo Utilizando propiedades tipográficas avanzadase a página 205.
  49. 49. Estilos y plantillas en Writer 39 Figura e5e: Letra capitular utilizando un estilo de carácter.ePestaña InicialesA quí se configura la «letra capitular» (o «capital», o simplemente «inicial»): hacer que la primer letra (o incluso la primer palabra) del párrafo ocupe más de una línea.Conviene no exagerar con esto, pero a algunas personas lesagrada… en fin. Se debe marcar la opción Mostrar iniciales. NOTAA: La letra capitular se mostrará solamente si ele e párrafo en cuestión tiene más de una línea.e Es posible asignar a la letra capitular un estilo de carácterparticular, el cual por ejemplo utilice otra tipografía. Esto se ve en laFigura 5 donde he seleccionado un estilo de carácter que utiliza lafuente tipográfica Vinque. También es posible configurar la distancia horizontal entre esaletra o palabra resaltada y el resto del texto, aunque solo paraseparare el texto: no es posible asignar valores negativos a estafunción.
  50. 50. 40 Las herramientas básicas NOTAA: Existe un error en la implementación de estae e característica que hace que el estilo de carácter asignado see e pierda al cerrar el archivo si la inicial ha sido introducidae e como formato directo. Si se ha utilizado un estilo de párrafo,e e funcionará correctamente, tal y como lo demuestra lae e presente sección, «retratada» en la eFigura 5e.ePestañas Fondo y BordeEl uso de ambas pestañas es inmediato: asignar ya sea un color defondo (o una imagen de fondo) y un borde como el que puede verseen el estilo de párrafo que utilizo para las «notas»: un bordecontinuo con una «sombra». El uso de los estilos de párrafo y de caracteres es inmediato (comoya hemos dicho, los primeros se aplican a párrafos completosmientras que los segundos solo a porciones de texto), por lo que noinsistiré más en ellos.Estilos de marcoLos Marcos son objetos que «flotan» sobre la página y que puedenaceptar distintos tipos de contenido. Se pueden crear en Insertar→ Marco y pueden utilizarse para muchas cosas. Por ejemplo,podrían utilizarse para insertar notas al margen o apartados coninformación extra. Writer utiliza también en forma automática
  51. 51. Estilos y plantillas en Writer 41muchos tipos de marcos: cada imagen insertada, cada objeto deleditor de ecuaciones, cada «objeto OLE» insertado… se encuentraen realidad dentro de un marco que tendrá sus propiascaracterísticas, las cuales podrán ser editadas en generalmodificando el estilo de marco correspondiente. Ahora bien, algo que debe tenerse presente es que los estilos demarco se aplican al marco en sí, no a su contenidoe. Al textointroducido en un marco pueden aplicársele distintos estilos depárrafo o carácter (o ambos). Para aquellos que conozcan algo deL TEX, los marcos están remotamente emparentados con el concepto Ade «mini páginas», aunque son más flexibles ya que permiten uncontrol total de sus características y de su posición. Los marcos en sí, pero sobre todo los estilos que los controlan,tienen algunas «idiosincrasias» que merecen un capítulo aparte, porlo que volveremos sobre este tema en el apartado Los marcose apágina 101.Estilos de páginaSobre los estilos de página hablaremos más adelante, a partir de lapágina 45. Baste ahora decir que estos estilos nos permiten «agrupar»páginas de acuerdo a las características que queremos darle. Porejemplo, podemos definir de una sola vez con estos estilos cómo severá la primer página de cada capítulo, o las páginas siguientes,establecer que al estilo de «primera página» sigue el de «siguientepágina» y que este último es seguido por sí mismo, etcétera. Algo que desafortunadamente noe puede hacerse con los estilosde página es definir «jerarquías»: la opción de «vinculado con» estáen gris y no puede utilizarse.
  52. 52. 42 Las herramientas básicasEstilos de listasLos estilos de lista son particulares y mal utilizados pueden darincluso problemas. La mejor forma de utilizarlos esINDIRECTAMENTE para numerar/enumerar párrafos particularescreando listas. Los estilos de lista NUNCA deben utilizarsedirectamente, van siempre llamados desde un estilo de párrafo en lapestaña Esquema y numeración. Debe también evitarse en la medida de lo posible el utilizarestilos numerados para numerar capítulos ya que esto puede traerproblemas de consistencia: Writer posee otros mecanismos paranumerar capítulos de los que nos ocuparemos en el capítuloNumerando capítulose, en la página 53. Encontrará el lector más información sobre cómo configurar laslistas en el capítulo Alineación de listas numeradas y viñetase, apágina 81. No profundizaré más sobre los estilos, ya que la mejor forma deaprender a utilizaros es justamente utilizándolose: dejo al lector laresponsabilidad de dedicar una tarde a experimentar todas lasposibilidades que esta potente herramienta nos ofrece.
  53. 53. Estilos y plantillas en Writer 43 Reciclando estilos: las plantillasLa primer pregunta que surge luego de pasar un rato definiendo,vinculando y organizando estilos es: ¿cómo puedo aprovechar estose eestilos para un nuevo documento?e. Simple: Archivo → Plantilla → Guardar nos permitiráguardar una copia del archivo en el que hemos trabajado en formade «plantilla», la cual podremos utilizar posteriormente paranuevos documentos con Archivo → Nuevo → Platillas ydocumentos → Plantillas y haciendo doble clic en la plantilla deinterés. NOTAA: tenga en cuenta que al hacer esto se guardaráe e también el econtenido del documento, no solo los estilos,e e por lo que asegúrese de borrar lo que no necesita antes dee e salvar la plantilla.e Podemos incluso dar un paso más y hacer que nuestra plantillafavorita sea también nuestra plantilla predeterminada, aquella quese abrirá automáticamente cuando lanzamos Writer o cuandocreamos un nuevo documento: Archivo → Plantilla →Administrar, doble clic en «Mis plantillas», seleccionando laplantilla que nos interesa y abriendo el menú Comandos podremoselegir Definir como plantilla predeterminada (este menútambién está disponible haciendo clic derecho sobre la plantilla deinterés). Si luego decidimos cambiar algo en alguna de nuestras plantillas(modificar o incluso agregar estilos), podemos hacer Archivo →
  54. 54. 44 Las herramientas básicasPlantilla → Administrar, doble clic en Mis plantillas,seleccionar la plantilla a ser editada y en el menú Comandosseleccionar Editar. Terminadas las modificaciones salvamos elarchivo como si fuera un documento normal y todo estará listo:Cuando abramos un documento basado en la plantilla modificada,Writer nos preguntará amablemente si deseamos actualizar losestilos. NOTAA: Si decimos que no el vínculo entre el documento ye e la plantilla se romperá definitivamente. No existe por ele e momento un modo «oficial» de asignar una plantilla a une e documento existente, pero puede utilizarse para esto unae e extensión llamada eTemplate Changer.e14 Hablaremose e brevemente sobre las extensiones a partir de la página e213e114 http://extensions.services.openoffice.org/project/templatechanger
  55. 55. Numerando páginas: los estilos de páginaLa forma de numerar páginas en Writer es completamente distinta ala de otros programas. Posiblemente al principio le parecerá allector que esta forma es poco intuitiva/errónea/… (use su adjetivopreferido), pero lea lo que sigue hasta el final, ya que esta (soloaparente) mayor dificultad deja en sus manos una herramientasumamente poderosa: los estilos de página. Preliminares: El número de página como «Campo»Si bien el número de una página es una propiedad de esta, en Writerla forma de mostrar este número no lo es. Los números de página en Writer se muestran a través de un«campo» (hablaremos más sobre el tema a partir de la página 127):Insertar → Campos → Número de página. En principio, esposible colocar este campo en cualquier lugar del documento lo cual 45
  56. 56. 46 Las herramientas básicasresulta extraño para la mayor parte de los nuevos usuarios, peroesta es una de las bases de la flexibilidad del sistema. Encabezamientos y pié de página / estilos de páginaEvidentemente, el lugar donde el número de página resulta más útiles el encabezamiento/pie de la página. Si bien es sumamente simple activar encabezamientos/pie depágina en Insertar → Encabezamiento (Pie de página) →Predeterminado, es mejor que nos acostumbremos a hacerlo através de la definición de los estilos de página ya que esto nospermitirá realizar con gran sencillez tareas aparentementecomplejas como tener diferentes encabezamientos en páginaspares/impares, tener páginas que no muestren el número o que locoloquen en lugares diferentes del resto del documento… etcétera. Como ya fue comentado en el capítulo anterior, los estilos depágina nos permiten organizar nuestras páginas en «categorías»,cada una de las cuales tendrá características propias y diferentes delos otros grupos. Podremos, por ejemplo, definir cómo serán laspáginas para el índice de contenido, para la primer página de cadacapítulo, para las páginas que siguen a esa primera, para losapéndices… lo que sea necesario, y podremos definir/modificar lascaracterísticas de un grupo sin molestar a los otros grupos. Abramos entonces el editor de estilos y formatos (, o bienFormato → Estilos y formateo) y hagamos clic en el cuartobotón de arriba: Estilos de página. Existen allí varios estilospredefinidos que es posible modificar a voluntad (clic derecho →
  57. 57. Numerando páginas: los estilos de página 47Modificar), o simplemente se puede crear uno nuevo (clicderecho → Nuevo). En ambas situaciones, losencabezamientos/pie de página para ese estilo en particular puedenactivarse o desactivarse en las correspondientes pestañas del cuadrode diálogo que se presenta. Allí también es posible optar por tener(o no) diferente contenido en páginas izquierdas/derechas, lo quepermitirá construir rápidamente documentos de estructura muycompleja. Una característica sumamente importante para notar esque en la pestaña Administrar puede elegirse el «estilo siguiente» alestilo que se está definiendo/modificando, por lo que es posiblelograr que en forma automática Writer aplique una sucesión deestilos diferentes: por ejemplo, que a la primer página del capítulocon un número centrado en el pié de página (estilo de página«Primera página», por ejemplo, el cual solo contiene un pie depágina) lo sigan páginas que muestren el número (y posiblementeotra información) en el encabezamiento (el cual estaría definido enun estilo de página que podría llamarse «Capítulo» y que solocontiene un encabezamiento). NOTAA: en la pestaña ePágina es posible definir el tamañoe e de la página, los márgenes, la orientación, el tipo dee e numeración (la opción eFormato: arábigo, romano…), si lae e página será igual para números pares e impares o deberáe e reflejar los márgenes (la opción eDiseño de página)…e Una vez definido/modificado el estilo de página para incorporarel encabezamiento/pie de página necesario, es posible aplicar eseestilo a una página cualquiera en la que se encuentre el cursorhaciendo doble clic en el nombre del estilo. Debe tenerse en cuentaeso sí, que si no media ningún «salto de página» ese estilo se
  58. 58. 48 Las herramientas básicasaplicará a todas las páginas del mismo tipo tanto antes comodespués de la página seleccionada. Más adelante veremos comocontrolar esto. NOTAA: es preferible comenzar a experimentar con estilose e en documentos nuevos, hasta tanto se acostumbre al nuevoe e sistema. Recuerde que es muy simple llenar páginase e utilizando el autotexto «texto ejemplo» que viene pre-e configurado en Writer: simplemente escriba te y presionee e  (volveremos sobre esto en el apartado eAutotextos ae e página e116e).e NOTAA: algo que suele confundir a los nuevos usuarios ese e que en la definición del estilo de página se puede decidir sie e ese estilo en particular tiene un encabezamiento/pie dee e página, epero no es posible decidir el contenido: estee e debe aplicarse een la página. Sería agradable que ele e contenido del encabezamiento/pie de página pudierae e editarse desde el diálogo en el cual este encabezamiento/piee e de página fue habilitado, pero actualmente no es posible. e En fin, nada es perfecto…e Una vez aplicado, podrá ver su encabezamiento/pie de página ala espera de contenido. Haciendo clic allí, podrá incorporar lainformación que crea oportuna; por ejemplo, el campo Número depágina… Por defecto, los encabezamientos/pié de página utilizan estilosde párrafo particulares (llamados Encabezamiento, Encabezamiento
  59. 59. Numerando páginas: los estilos de página 49izquierdo/derecho… etcétera), los cuales tienen definidos dos«tabuladores»: uno en el centro del área de texto con alineacióncentrada y otro a la derecha del mismo con alineación derecha.Estos tabuladores le permitirán insertar el contenido que desee yalinearlo en forma muy simple. Por ejemplo, puede insertar elcampo del número de página a la izquierda, presionar  (el cursorsalta a la mitad del renglón) e insertar el nombre del autor o uncampo que refleje el título del capítulo actual (hablaremos más deesto en el capítulo Los «campos», las referencias cruzadas y otraseyerbase a página 127). Note que para indicar el contenido de los encabezamientos/piede página de cada estilo particular será necesario aplicar al menosuna vez ese estilo. Una vez que el contenido ha sido definido éstepermanecerá así aún si se borran todas las páginas que contenganese estilo: para modificarlo deberá aplicarse el estilo nuevamente. Aplicando estilos de páginaExisten diferentes formas de aplicar una secuencia de estilos depágina. La primera es a través de la opción Estilo siguiente en ladefinición de los estilos: se aplica un estilo a la primer página (dobleclic sobre el nombre del estilo) y los otros estilos siguenautomáticamente para las páginas siguientes. Si quiere ahora salirde esta secuencia por usted determinada (por ejemplo, al comenzarun nuevo capítulo), necesita insertar un salto de página. Los saltosde página pueden aplicarse manualmente con Insertar → Saltomanual, seleccionando Salto de página y seleccionando el estilode página que desea en el menú desplegable correspondiente. Notela casilla de verificación Cambiar número de página, la cual le
  60. 60. 50 Las herramientas básicaspermitirá reiniciar la numeración de páginas en el momento quedesee. NOTAA: de esta forma podrá, por ejemplo, insertar unae e página orientada horizontalmente entre dos páginas cone e orientación vertical: simplemente aplique el salto de páginae e con cambio de estilo de página dos veces, una antes y lae e otra después de la página «anómala».e Los saltos de página pueden también automatizarse asociándoloscon un determinado estilo de párrafo (ver el capítulo Estilos yeplantillas en Writere en la página 27). Supongamos por ejemplo quees necesario que cada capítulo comience en una página nueva y quese utiliza el estilo de párrafo «Encabezado 1» para identificar lostítulos de capítulo. Editando este estilo de párrafo, en la pestañaFlujo de texto existe una sección llamada Saltos: en Insertarseleccione, Tipo «de página», Posición «Delante», Con estilode página (seleccione el que desea), y si le parece oportuno cambieel número de página (cero significa «sin cambiar el número»). Estoes justamente lo que se ha hecho en el presente libro para definir elcomienzo de cada capítulo. Cambiando el número de páginaSi bien indirectamente tratado en la entrada anterior, es ésta unapregunta recurrente: ¿como hacer para que la página 5 sea la página1? Básicamente, se debe introducir un salto de página con cambio
  61. 61. Numerando páginas: los estilos de página 51de estilo de página y allí cambiar el número. Para esto existenbásicamente dos métodos: Ir a Insertar → Salto manual → seleccionar «Salto depágina» → seleccionar un Estilo de página de la lista → marcarCambiar número de página y seleccionar el número deseado. Si el salto de página ya ha sido introducido (por ejemplo, porqueel estilo de párrafo de la página siguiente introduceautomáticamente un salto de página) debemos ir al primer párrafode la página siguiente al salto, hacer clic derecho → Párrafo (obien Formato → Párrafo) → pestaña Flujo de texto → en lasección Saltos activar la opción Insertar → Tipo Página,Posición Delante → marcar Con estilo de página →seleccionar el estilo de página correspondiente →seleccionar el número de página (0 significa «no cambiar elnúmero»). Debe tenerse presente lo comentado antes: que un estilo depárrafo puede introducir un salto de página antes de él en formaautomática. Esto, sumado a la posibilidad de cambiar el número depágina nos permite construir por ejemplo una numeración muycomún en los manuales, a saber «número de capítulo»–«número depágina», donde «número de página» comienza en 1 para cadacapítulo: será suficiente introducir los correspondientes campos enel encabezamiento/pie de página. Cambiando el tipo de numeraciónEn ocasiones es necesario utilizar números romanos, o inclusoletras, para numerar algunas páginas particulares como puede serlas del índice de contenido. En principio existen dos formas de
  62. 62. 52 Las herramientas básicashacer esto, pero solo una da los mejores resultados. • Forma correcta Ya insinuada en el texto más arriba, cuando se edita el estilo de página donde se quiere la numeración particular se va a la pestaña Página y bajo Configuración del diseño se elije el tipo de numeración deseada. Esto se reflejará tanto en la tabla de contenidos como en las referencias cruzadas que llamen al número de página. • Forma potencialmente problemática Es aconsejable no utilizar lo siguiente, pero por completitud…: doble clic sobre el campo de número de página y en la categoría Formato del menú que se presenta se podrá elegir un tipo de numeración diferente al configurado en el estilo de página. Hacer esto no es aconsejable ya que esta configuración solo «disfraza» el número, no lo cambia realmente, y por lo tanto el índice y otros campos que hagan referencia al número de página se mostrarán mal.
  63. 63. Numerando capítulosHabituados quizás a otros programas, muchos nuevos usuarios deWriter utilizan listas numeradas para numerar capítulos, lo quelleva a innumerables problemas de consistencia.15 El método utilizado por Writer para numerar capítulos puede noresultar evidente o intuitivo, pero es tan simple y potente queresulta muy sencillo el acostumbrarse a él. Dando una jerarquía a los estilosTodo lo que necesitamos está en Herramientas → Esquema denumeración. En la pestaña Numeración, tenemos una lista de diez«niveles» que formarán la jerarquía de estilos de nuestrodocumento. Seleccionando cada uno de estos niveles podremosasignarle un estilo de párrafo, una numeración y un estilo decarácter para esta numeración. Para los niveles más bajos (del 2 enadelante) podremos elegir cuántos niveles mostrar (la opciónllamada Completo… sí, es un nombre extraño), obteniendo porejemplo una numeración jerárquica como la siguiente:115 Muchos de los cuales también están presentes en esos otros programas. 53
  64. 64. 54 Las herramientas básicas 1 1.1 1.2 1.2.1 2 2.1 2.2 … (los puntos —u otros caracteres— utilizados para separar losnúmeros pueden definirse en Separador, Delante/Detrás). Listo. Los estilos «jerarquizados» en este diálogo serán utilizadosautomáticamente para generar el índice de contenido deldocumento (Insertar → Índices → Índices). Una nota importante: en la pestaña Posición de este cuadro dediálogo podemos definir cómo será la separación entre el número yel texto del título. Dado que la forma de configurar esto esexactamente la misma que la utilizada para las listasnumeradas/viñetas no diré más aquí, invitando al lector a ver elcorrespondiente capítulo: Alineación de listas numeradas y viñetase een página 81. Debe tenerse en cuenta que es posible tener un númeroarbitrario de estilos de párrafo por cada nivel lo cual permiteconstruir esquemas más ricos y complejos. Un uso posible es ladefinición de «apéndices» que copien la estructura de los capítulos,manteniendo por lo tanto el mismo esquema de niveles pero unanumeración independiente. Estos «estilos extra» para cada nivel no se configuran sinembargo en Herramientas → Esquema de numeración, sinodirectamente desde la definición del estilo de párrafo en cuestión enla pestaña llamada Esquema y numeración. La Figura 6 muestradónde se realiza esta configuración
  65. 65. Numerando capítulos 55 Figura e6e: Configurando el nivel de un estilo.e Ahora bien, se debe tener presente que al configurar los nivelesde esta manera no se podrá definir un esquema de numeracióncomo se hace con los estilos «base» de cada nivel. Para numerarestos párrafos se deberá seleccionar, en la misma pestaña donde seha definido el «nivel», un estilo de numeración. Remito al lector a lasección Estilos de listase en página 42 para más datos sobre cómoutilizar los estilos de numeración. Numeración «continua»Writer no permite realizar en forma directa un esquema denumeración como el siguiente: 1 1.1 1.2 2 2.3 2.4 …
  66. 66. 56 Las herramientas básicases decir, un esquema en el cual al cambiar el valor de un «nivel»NO se reinicia la numeración del nivel siguiente. Muchas veces esteesquema es utilizado en literatura y podría ser necesario paraalguien. Afortunadamente es muy simple «simular» este esquema. Existen dos formas principales de lograr esto, cada una con susventajas y desventajas. El primero es utilizar dos estilos de párrafo,el de nivel más alto numerado con Herramientas → Numeraciónde capítulos y el otro con un estilo de lista numerada. IMPORTANTEA: no debe mezclarse la numeración dee e Herramientas → Esquema de numeración con lase e listas numeradas ya que ambos métodos son incompatibles.e e Es decir, si a un estilo se le asigna una numeración a travése e de eHerramientas → Esquema de numeración no debee e aplicarse a ese estilo un estilo de lista numerada, ye e viceversa.e El otro método (aplicar secuencias numéricas para simular lanumeración) requiere algunas técnicas de las cuales no hemoshablado aún, por lo que queda pospuesto para la secciónNumeración de capítulos continua: Secuencias numéricase a página255.
  67. 67. Imágenes incrustadas y vinculadasCuando hacemos Insertar → Imagen → A partir de archivo,abajo a la izquierda tenemos la opción Vincular, como puede verseen la Figura 7. Esta opción hace que la imagen no sea incluida en el archivoe, soloenlazadae. Hacer esto es particularmente útil cuando el documentocontiene muchas imágenes de gran tamaño, lo que haría que eldocumento creciera enormemente afectando el rendimiento delprograma. Figura e7e: Vincular una imagen.e 57
  68. 68. 58 Las herramientas básicas Writer almacena los enlaces en forma relativa, por lo que si seguarda el archivo en la carpeta Documentos/Trabajo y lasimágenes en Documentos/Trabajo/Imágenes será suficiente, si sedesea mover todo el proyecto a otro computador, copiar la carpetaTrabajo. Algo importante a tener presente es que al incluir en eldocumento imágenes copiadas directamente desde Internet Writerlas inserta como vínculos por lo que si se interrumpe la conexiónlas imágenes no estarán disponibles. Para hacer que las imágenes vinculadas sean incorporadas aldocumento es suficiente ir a Editar → Vínculos, seleccionar losvínculos de la lista y presionar el botón Desvincular. Desgraciadamente no existe una forma igual de simple parahacer que una imagen embebida en el documento pase a servinculada… existe, eso sí, una forma no tan simple: hablaremos deella en la sección «Hackeando» un archivo odte a página 270.
  69. 69. Configurando la interfaz de WriterUna de las críticas que más a menudo he oído sobre Writer es quesu interfaz con el usuario está recargada de opciones que nosiempre son necesarias, mientras que otras herramientas útilesestán ocultas tras una sucesión de menúes. Si bien es cierto que la selección de opciones por defecto no esciertamente el aspecto más cuidado del programa, se tienen dosbuenos hechos a considerar: • en el largo plazo esto cambiará ya que con la donación al proyecto AOO del código de Lotus Synphony por parte de IBM seguramente toda la interfaz de usuario será reescrita • es posible configurar la interfaz gráfica actuale hasta en los más mínimos detalles, adaptándola rápidamente a nuestras necesidades En este capítulo nos ocuparemos precisamente de estaconfiguración, ya que hacer más «cómodo» nuestro trabajo tambiénnos ayuda a trabajar. 59
  70. 70. 60 Las herramientas básicas Atajos de tecladoEs posible acceder a casi todas las funciones de Writer (y de AOOen general) a través de atajos de teclado, los cuales son muy simplesde configurar. Para configurar los atajos de teclado (o simplemente ver cuálesestán definidos) es suficiente dirigirse a Herramientas →Personalizar → pestaña Teclado (ver Figura 8). Luego de seleccionar la Función que queremos configurar(filtrando previamente por Área) buscamos un atajo de teclado quenos convenga y presionamos Modificar. Figura e8e: Configurando los atajos de teclado.e
  71. 71. Configurando la interfaz de Writer 61 NOTAA: si el atajo elegido ya está asignado a otra función,e e al seleccionarlo el diálogo saltará a la función en cuestión.e e En esos casos es mejor seleccionar primero la combinación ye e luego la función.e Como podrá comprobar el lector, casi todo está disponible pararecibir un atajo de teclado y esto incluye no solo las funcionesestándar sino también cualquier estilo, las macros… casi todo. NOTAA: Los atajos de teclado utilizados por el sistemae e operativo tienen precedencia sobre los utilizados por Writer.e e Por ejemplo, en sistemas Linux el atajo e generalmente se utiliza para ir al segundo escritorio virtual,e e por lo que la función asignada por Writer a esae e combinación de teclas (eOtros campos) no se activará: seráe e entonces necesario definir otra combinación (yo sueloe e utilizar eO).e Barras de herramientasAdemás de las barras de herramientas «normales» (donde seencuentran los iconos para salvar o abrir un documento,hacer/deshacer, insertar tablas…) se tiene una larga lista de barrasde herramientas en Ver → Barras de herramientas. Algunas de esas barras son «contextuales»: aparecerán solocuando son necesarias. Ejemplos de estas barras contextuales sonlas de configurar una tabla, la de listas numeradas, las de imagen,
  72. 72. 62 Las herramientas básicas Figura e9e: Anclando barras de herramientas.eobjetos… estas barras serán visibles solo cuando se tengaseleccionado el elemento sobre el que estas barras aplican. Este sistema es sumamente útil, ya que no sobrecarga la interfazde usuario con herramientas que no se necesitan… el problema esque tanto estas barras contextuales como las otras «fijas» que pordefecto no están disponibles suelen «aparecer» flotando en mediode la ventana sobre la que estamos trabajando, lo cual muchas vecesresulta sumamente incómodo. La solución a esto es en realidad muy simple: si la primera vezque aparecen esas barras las tomamos con el ratón y lasdesplazamos a uno de los bordes de la ventana de Writer, estas se«anclarán» allí: apenas un rectángulo punteado se muestre (verFigura 9) será posible soltar la barra que ya quedará anclada. Luegosiempre se pueden realizar «ajustes finos» de su posición.

×