Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La disciplina de la innovación

801 views

Published on

Published in: Business
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La disciplina de la innovación

  1. 1. Por: -Ivonne Cruz Hernández -Janet Carrillo Luna -Dafne Itzel Cruz Aragón -Mariana Celio Rojas E s c u e l a B a n c a r i a C o m e r c i a l 6 º s e m e s t r e D i f e r e n c i a c i ó n y p o s i c i o n a m i e n t o LA DISCIPLINA DE LA INNOVACIÓN
  2. 2. INTRODUCCIÓN A menudo escuchamos que innovar es la clave del éxito de las empresas más competitivas hoy en día y que es el medio para mantenerse en un mercado tan difícil como lo es el actual. Sin embargo, pocos saben cómo trabajar y lograr una innovación exitosa, por ideas que resultan erróneas sobre su práctica. La importancia de llevarla a cabo ya no es un secreto para nadie, pero la incógnita de cómo llegar a ella es la que tiene trabajando a muchos empresarios durante años, y en ocasiones, sin logro alguno. Es por eso que resulta útil plantearse la siguiente pregunta: ¿La innovación es cuestión de genialidad o una disciplina? Los emprendedores son aquellos que quieren revolucionar el mercado; los que se encuentran en una constante búsqueda de alguna estrategia que los lleve a tener una ventaja competitiva en cuánto a productos, servicios, procesos, tecnologías, etc., o mejor aun, a ser los únicos en el mercado. Sin importar si es una nueva empresa o una ya establecida, cualquier actividad dentro del emprendimiento es innovación, la cual es definida por Peter Drucker como ‘el esfuerzo de crear un cambio deliberado, concentrado en el potencial económico o social de una empresa’. Es el cambio que todos buscan, pero que pocos encuentran. ¿Producto de la inspiración?
  3. 3. En un principio, podemos llegar a pensar que toda innovación requiere talento e inspiraciones a las cuales no todos podemos aspirar, sin embargo, si repasamos las innovaciones más famosas, resultan tan sencillas que cualquiera se pregunta por qué no fue él el autor de tal suceso. Y es que todo lo que conocemos hoy, que hace algunos años era impensable (algo tan común como un teléfono celular), paso por un proceso de pequeñas innovaciones que dan como resultado lo que son hoy. En otras palabras, no se revoluciona el mercado de la noche a la mañana, lleva tiempo y mucho esfuerzo, para que un producto, proceso, estrategia, servicio, etc. impacte realmente en el mercado. No es talento, no es suerte; es trabajo. Drucker nos introduce a siete fuentes principales de innovación, de las cuales cuatro se encuentran dentro de la compañía, y el resto fuera de la misma. Vamos a empezar por explicar cada una para intentar contestar la pregunta ya planteada. Oportunidades dentro de una compañía: 1. Sucesos inesperados. Éxitos y fracasos no previstos de una compañía representan oportunidades que son aprovechadas en pocas ocasiones. Todo informe dentro de una empresa, debería contener éstas oportunidades en la misma cantidad que los problemas. Un ejemplo es la tecnología Post It de 3M, desarrollada a partir de un pegamento que no cumplió con sus funciones originales. 2. Incongruencias. A veces la realidad y/o resultados difieren de lo que eran las expectativas, sin embargo, abre posibilidades para una innovación. Hace algunos años nadie esperaba que hubiese un servicio “24/7” de atención telefónica. Sin embargo, ahora existen call centers en la India que atienden hasta otros continentes. 3. Necesidades del proceso. En cada proceso, se presentan oportunidades de mejorar. Por ejemplo usar “corchos” sintéticos para los vinos (que resultan una solución optima para muchos productores). 4. Cambios en la industria y el mercado. Necesitamos entender el crecimiento y los cambios en la industria y el mercado, Un ejemplo claro es la gama de posibilidades en la industria de teléfonos celulares. Fuentes fuera de una compañía: 5. Cambios demográficos. Resulta una de las fuentes más confiables al tratarse de estadísticas de población (edades, educación, ocupaciones y ubicaciones geográficas) que ayudan a lograr los objetivos de la compañía con un riesgo mínimo. 6. Cambios en la percepción. El mismo fenómeno se puede observar de diferentes maneras, y esos puntos de vista son para aprovecharlos. Un ejemplo resulta la comida orgánica como una tendencia en cuánto a salud y mejor calidad de vida de las personas.
  4. 4. 7. Nuevo conocimiento. Las innovaciones que han hecho historia están basadas en el conocimiento nuevo científico, técnico o social, sin embargo, lleva un largo periodo de tiempo. El ejemplo clásico es la computadora, que requirió seis tipos de conocimiento diferentes y mucho tiempo para llegar a ser lo que hoy conocemos. Entonces, ¿se trata de una disciplina? Una disciplina es un conjunto de normas o reglas cuyo cumplimiento constante conduce a un cierto resultado, que en este caso es la innovación. Pero no nos dejemos llevar; lo que esto quiere decir es que las actividades y búsqueda en fuentes ya mencionadas tienen que ser ordenadas, sistemáticas y monitorizadas, pero que sin embargo, no es suficiente. Una vez realizada la búsqueda en las distintas fuentes disponibles, es decir, de las nuevas oportunidades, se procede a analizar la información. Sin embargo, la innovación no existirá hasta que el emprendedor salga y observe, indague y escuche a las personas. Debe conocerlas, entenderlas y estudiarlas. Sólo de esta manera conseguirá aplicar toda la información obtenida de una manera enfocada al éxito. Es así como debemos agradecer a los clásicos, como lo establecido por Peter Drucker, pero sin olvidarnos que detrásde cada teoría existe la práctica y el estudio de lo que está sucediendo actualmente. En realidad, la respuesta a la pregunta establecida en un principio es bastante sencilla: la innovación es una genialidad y una disciplina. La combinación de talento, ingenio, conocimiento, esfuerzo, dedicación y concentración, nos llevan a innovaciones sencillas y concretas que ponen a cualquier compañía un paso adelante.
  5. 5. CONCLUSIONES PERSONALES No es necesario ser un genio o un gran líder para llevar a cabo actividades de innovación. En ocasiones caemos en el error de pensar que se trata de cambiar radicalmente la industria en la que nos desenvolvemos y nos quebramos la cabeza buscando en los lugares equivocados. Sin embargo, una vez que nos topamos con innovaciones de otros, resultan tan sencillas y obvias que nos preguntamos por qué no se nos ocurrió a nosotros. Es por ello que debemos indagar en diferentes fuentes en busca de oportunidades que nos lleven a soluciones prácticas orientadas al área en la que nos desarrollamos y darnos cuenta que cualquiera es capaz de ser un emprendedor. Tal vez la respuesta está en los lugares menos pensados, como pueden ser intentos fallidos en el pasado o tecnologías antiguas vistas de otra perspectiva. Resulta más un esfuerzo y concentración que genialidad para llevar a una compañía a donde todos queremos estar, para así reaccionar ante los constantes cambios dentro y fuera de ella. Innovar es producto del emprendimiento, y el emprendimiento no es más que un extra esfuerzo para alcanzar una meta u objetivo.
  6. 6. BIBLIOGRAF ÍA José Ernesto Amorós. (2012). Siete claves para lograr la innovación en los negocios. 17-03-2014, de Guioteca Sitio web: http://www.guioteca.com/emprendimiento/siete-claves-para-lograr-la-innovacion- en-los-negocios/ Ángel L. Arboniés. (2009). La disciplina de la innovación: Rutinas creativas. Madrid, España: Díaz de Santos. Colombia innovar. (2012). La disciplina de la innovación: Rutinas creativas. 17-03- 2014, de Colombia innovar Sitio web: http://colombiainnovar.blogspot.mx/2012/03/la-disciplina-de-la-innovacion.html Peter F. Drucker. (1985). Practice and Principles. Estados Unidos: Harper & Row.
  7. 7. BIBLIOGRAF ÍA José Ernesto Amorós. (2012). Siete claves para lograr la innovación en los negocios. 17-03-2014, de Guioteca Sitio web: http://www.guioteca.com/emprendimiento/siete-claves-para-lograr-la-innovacion- en-los-negocios/ Ángel L. Arboniés. (2009). La disciplina de la innovación: Rutinas creativas. Madrid, España: Díaz de Santos. Colombia innovar. (2012). La disciplina de la innovación: Rutinas creativas. 17-03- 2014, de Colombia innovar Sitio web: http://colombiainnovar.blogspot.mx/2012/03/la-disciplina-de-la-innovacion.html Peter F. Drucker. (1985). Practice and Principles. Estados Unidos: Harper & Row.

×