TRIBUTO A LA NAVIDAD

725 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
725
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

TRIBUTO A LA NAVIDAD

  1. 1. es.auroraproduction.comA-SP-BA-DV-019-HtributoalanavidadVive el milagro de la NavidadDesde que el canto de los ángeles anuncióhace 2.000 años la venida al mundo deuna tierna criaturita, la Navidad ha llegadoa simbolizar muy variados anhelos. Esuna buena ocasión para renovar sueñosy estrechar los lazos del amor, para dary perdonar, para demostrar solidaridad ycompartir gratos momentos. También puededegenerar en una época de febril actividady estrés si caemos en la vorágine de lascompras, las comilonas y los festejos.Tributo a la Navidad contiene citas literarias,poemas, anécdotas y meditaciones quereflejan el profundo sentido de esta fecha yte ayudarán a disfrutarla intensamente juntoa tus seres queridos, una experiencia queluego pervivirá en tu memoria todo el año.alaTributoTributoNavidadNavidad
  2. 2. Este libro es unobsequio para:De parte de:Fecha:
  3. 3. Selección: Abi F. MayTraducción y adaptación: Felipe Mathews y Gabriel García ValdiviesoDiseño: Laurent Mignot y M-A MignotISBN de la edición original: 978–3–03730–603-1ISBN de la versión en castellano: 978–3–03730–604-8Segunda edición revisada© Aurora Production AG, Suiza, 2011Todos Derechos ReservadosImpreso en Malasiaes.auroraproduction.comOtros títulos de la colección:Tributo al amorTributo a las madresTributo a los padres
  4. 4. TributoTributo ala Navidad
  5. 5. AgradecimientosEsta es una colección de pensamientos y reflexiones sobre laNavidad. Además de pasajes de la Biblia y escritos de diversaspersonas, incluye mensajes de Jesús. Las palabras que se leatribuyen y que no van seguidas de una referencia bíblica (p.ej. Juan 3:16) se recibieron directamente de Él en respuesta aoraciones. Al igual que en todas las épocas, hoy en día Él hablaa quienes se detienen a prestarle atención. La Suya es una voztranquila y serena que escuchamos en nuestro interior y que nosorienta y nos reafirma que Dios nos ama.Los redactores desean expresar su agradecimiento a todoslos que colaboraron en este libro. Sus poemas y artículos seeditaron primeramente en la revista Conéctate, publicación parael crecimiento personal que goza de amplia difusión a escalainternacional. (Puede consultarse en www.conectate.org.)Salvo que se indique otra cosa, todos los versículos de la Bibliaprovienen de la versión Reina-Valera, © Sociedades BíblicasUnidas, 1995. Todos los derechos reservados.
  6. 6. 715212937415155ÍndiceLa Navidad es...DarMomentosde quietudEl amor,esencia dela NavidadAlegríanavideñaNavidadeternaContinuaNavidadOchomilagros dela Natividad
  7. 7. IntroducciónLa venida de Cristo a la Tierra fue un regalo que nuestroPadre celestial le hizo al mundo, pero también a cada uno denosotros, un obsequio que no cesa de satisfacer, de fascinar y demultiplicarse.Para los privilegiados que vieron la estrella, el coro de ángelesy al Niño en el pesebre, aquella fue una experiencia espiritualinesperada y sobrecogedora. Para los pocos que reconocieron alMesías en aquel bebito, fue un sueño hecho realidad. Para ellosy para los millones de personas que desde entonces han creído,la puerta que lleva a la vida eterna quedó abierta.Te invitamos a participar de ese milagro, esa promesa y ese gozoinefable.¡Ojalá que en estas fiestas las estimulantes lecturas de lapresente obra llenen tu vida y tu hogar de destellos del espíritude la verdadera Navidad!
  8. 8. Que la luz que Dios envió almundo ilumine tu corazón.Que el espíritu de la Navidadte traiga paz.Que la dicha de la Navidadte infunda esperanzas.Que la fraternidad que se respira enestas fechas te haga sentir amor.Y cuando haya pasado la temporadanavideña, que todo el año conservessu espíritu y su alegría.La Navidad solo se festeja una vez alaño; pero el regalo de amor que noshizo Dios es para siempre.
  9. 9. 6En la Nochebuena celebramos el momento enque el gran Creador del universo envió al mundoSu más preciado regalo, una criaturita indefensay débil que trajo un mensaje de amor, esperanza ysalvación para todos los pueblos.Michael RoyDe graciarecibisteis,dadde gracia.Jesús (Mateo 10:8)
  10. 10. Hermano mío, ya se acerca la Navidad.Es tiempo de compartir, recibir y tambiéndar, de preparar nuestros corazones parapoder celebrar la llegada de Cristo.Magali SaucedaNavidadLa Navidad es...
  11. 11. 88 La Navidad es...Pastores y pastoras,abierto está el edén.¿No oís voces sonoras?Jesús nació en Belén.La luz del cielo baja,el Cristo nació ya,y en un nido de pajacual pajarillo está.El niño está friolento.¡Oh noble buey,arropa con tu alientoal Niño Rey!NochebuenaAmado Nervo (1870–1919)Los cantos y los vuelosinvaden la extensión,y están de fiesta cielosy tierra... y corazón.Resuenan voces purasque cantan en tropel:¡Hosanna en las alturasal Justo de Israel!¡Pastores, en bandadavenid, venid,a ver la anunciadaFlor de David!
  12. 12. 99La Navidad es...
  13. 13. 10 La Navidad es...La restauraciónEn Repintar el ángel, WilfredPeterson cuenta la restauraciónde una estatuilla de un ángel quellevaba de la mano a un niño.Había quedado olvidada en unestante de un establecimiento decompraventa de antigüedades,hasta que un cliente quecurioseaba en la tienda laencontró, toda cubierta de hollíny polvo, y de pronto se le ocurrióuna idea inspirada: rescatarla,restaurarla y colocarla en unlugar destacado entre sus adornosnavideños.En el taller del sótano de sucasa, bañó al ángel y al niñocon esmalte blanco brillante.Seguidamente pintó de purpurinadorada las alas del ángel y elcabello del niño. Cada pinceladaobraba maravillas. La vieja y suciaestatuilla se transformó en unafigura flamante y reluciente, unobjeto de singular belleza.
  14. 14. 11La Navidad es...«¿No es eso lo que nospasa en Navidad? —sedijo el hombre mientraspintaba—. Llegamos alfinal del año sucios ydeslucidos. La Navidadentonces nos repinta conlos colores del amor, laalegría y la paz».Chloe West
  15. 15. 12 La Navidad es...
  16. 16. 13La Navidad es...Lo que hace tan entrañable la Navidad no son los regalos,los adornos ni las festividades, sino lo que ofrecemos decorazón a Jesús y al prójimo.Alejandro Pérez
  17. 17. 14 La Navidad es...Oración navideñaPadre celestial, nuevamente llegaese día de gozo que corona un añomás con paz y buena voluntad.Ayúdanos a revivir como correspondeel nacimiento de Jesús y a participardel canto de los ángeles, la alegríade los pastores y la adoración de losmagos.Cierra las puertas del odio y abre depar en par las del amor por todo elmundo. Que cada regalo transmitabondad y dulzura; y cada saludonavideño, buenos deseos.Líbranos del mal mediante labendición que Cristo trae consigo, yenséñanos a ser alegres y puros decorazón.Que en la mañana de Navidadamanezcamos felices de ser Tus hijos;y que en la noche nos entreguemos alsueño llenos de gratitud, perdonandoy perdonados, por amor a Jesús.Amén.Henry van Dyke (1852–1933)
  18. 18. AlegríaAlegría navideña¿A dónde vais, zagales?—A Beléna ver maravillasque son para ver.—Decidnos, zagales,¿cómo lo sabéis?—En los aireslo cantan los ángeles,con voces sonoras.¡Oíd, atended!Sor Juana Inés de la Cruz (1651–1695)
  19. 19. 16 Alegría navideña16 Alegría navideñaLa luz del mundoLa luz tiene un lugar muy importante en laNavidad: la estrella, el resplandor de los ángeles,las lucecitas navideñas... Y sobre todo, Yo: «¡Luzsoy del mundo!»Jesús (Juan 9:5)Luzsoydel mundo.
  20. 20. 17Alegría navideña 17Alegría navideñaEsta noche, en la Tierra oscura,prendamos mil luces navideñas.Que miles y miles reluzcany todo el cielo se encienda.Una noche de cielo estrellado,en un establo humilde y frío,María dio a luz a un hijo amado,bello y compasivo.Vino a traernos luz y amory paz a los de buena voluntad.Que esparzan las velas su resplandor.¡Cantemos con júbilo en Navidad!Villancico tradicional de Suecia
  21. 21. 18 Alegría navideña18 Alegría navideñaLos regalos de más trascendencia son losque nacen del amor: tiempo, amistad,compañía, generosidad,perdón, comprensión...Chloe West
  22. 22. 19Alegría navideña 19Alegría navideñaEl árbol de NavidadContemplando un arbolito deNavidad, me dije: «Es bonito. Pero¿qué significa para mí?»El árbol de hoja perennesimboliza a Jesús, que viveinconmoviblemente en mi corazón.No muere en el invierno de misdificultades, sino que siempre meacompaña.La estrella en la copa del árboles semejante a aquel luceroinolvidable que alumbró el caminohacia el humilde establo —primerhogar de mi Salvador— hace másde dos mil años. Me recuerda,asimismo, que mire siempre haciaarriba, que en todo momento hayuna estrella emisora de esperanza,aun en mis noches más oscuras.Los adornos simbolizan losepisodios felices que me handeleitado y han sazonado mi vida.Debiera dedicar más tiempo aagradecerle a Dios los bienes yfavores que me concede, e inclusolos sucesos tristes y los momentosdifíciles que me han hecho crecercomo persona. La vida no seríavida sin el contraste entre la alegríay la tristeza, el bien y el mal.¿Y las luces de colores? Merecuerdan lo que Dios hace parailuminar mi camino por la vida.«Lámpara es a mis pies Tu palabra,y lumbrera a mi camino» (Salmo119:105). No tengo motivos parasentirme sola jamás.Por último, los paquetitos al piedel árbol simbolizan los regalosque yo le hago a Jesús. Al fin yal cabo, es Su cumpleaños. Cadavez que entrego de corazón algoa los demás, le hago un obsequioa Cristo. He ahí la esencia de laNavidad.Amanda White
  23. 23. 20 Alegría navideñaOración navideñade gratitudAmado Jesús:Gracias por abandonar la cortecelestial para nacer en la Tierra,vivir y morir entre nosotros y asítransformar el mundo, y mi vida.Aunque viniste al mundo encarnadoen un pequeñín, Tu amor, Tu ternuray Tu paz no tardaron en extendersepor todo el orbe. Tu amor entra araudales en todo corazón que te acoja.Gracias por lo que significa laNavidad. Así tenga o no familia yamigos, pase por buenos o por malosmomentos, siempre contaré contigo.Siempre tendré Tu amor, un amor queha superado la prueba del tiempo, unamor que me salvó y que ha salvado amuchos como yo.Jesús, luceros y ángeles recibieroncon alegría Tu nacimiento.Igualmente, yo te recibo en micorazón con alabanza y gratitud.Alejandro Pérez
  24. 24. Bajó el amor en Navidad,primoroso y sobrehumano.Nació el amor en Navidad.Ángeles y estrellas lo anunciaron.Christina Georgina Rossetti (1830–1894)El amorEl amor, esencia de la Navidad
  25. 25. 22 El amor, esencia de la NavidadLa Navidad es una buenaoportunidad de renovar lazos deamor. Es una época maravillosaen que los seres queridos semanifiestan aprecio, una ocasiónideal de emplear ese amor paratender puentes de entendimiento,aceptación y perdón.Shelley LandonLa Navidad nos recuerda que elamor solidario no es un sueño, sinouna realidad.Óscar Basurto Carbonellla Navidades una celebracióndel amor que Diosabriga por cada unoEn última instancia,de nosotros.Casey Parker
  26. 26. 23El amor, esencia de la Navidad
  27. 27. 24 El amor, esencia de la Navidad« »...poner fin a una disputaabandonar mi suspicaciabuscar a un amigo olvidadoescribir una carta de amorhacer partícipes a otros de algo valiosoresponder con buenos modosinfundir ánimo a alguienescucharpedir perdón si me he equivocadoser paciente y comprensivoreconsiderar lo que exijo a los demáspensar primero en el prójimomanifestar apreciomostrarme amablereírme un poco másexpresar gratitudrecibir a un extrañoalegrar a un niñoAnónimoEstaNavidad mepropongo…
  28. 28. 25El amor, esencia de la Navidad» Regálame perdónRegálame perdón. Perdona a alguien que tehaya ofendido, ya sea adrede o sin intención.Tanto si la herida fue profunda como siapenas te dejó un rasguño, la Navidad es unabuena fecha para reconciliarse. Y a menudohay que empezar haciendo el esfuerzo deperdonar a alguien, aunque te parezca queesa persona debería pedirte perdón a ti.¿Alguien dijo o hizo algo que te hirió?Perdona. ¿Albergas resentimientohacia alguien? Perdona.Jesús
  29. 29. 26 El amor, esencia de la Navidad26 El amor, esencia de la Navidad
  30. 30. 27El amor, esencia de la NavidadEl regresoUn muchacho que se había fugado de su casa regresabauna nochebuena en ferrocarril. Había escrito a sus padrespara avisarles de su retorno, pero no sabía a ciencia ciertasi sería bien recibido. Como la línea férrea pasaba juntoa su casa, pidió a su padre que atase a modo de señal untrapo rojo en el corpulento olmo que se alzaba en la parteposterior de la propiedad.Cuando faltaban pocos kilómetros para llegar, el jovenexpresó su ansiedad a un señor mayor que viajaba a sulado. Éste le garantizó que sería tan bien recibido comootro chico que se fue una vez de su casa, y seguidamenteprocedió a relatarle la parábola de Jesús sobre el hijopródigo (Lucas 15:11–32).Efectivamente, cuando el tren alcanzó la casa solariega,la señal roja del padre estaba desplegada. Pero en vez dehaber una sola banderola roja, decenas de ellas ondeabanal viento, suspendidas de todas las ramas posibles, paraanunciarle a aquel joven que en Navidad todo se perdona.Versión de Keith Phillips
  31. 31. 28 El amor, esencia de la NavidadOración parareflejar amorAyúdame, Señor, a reflejar Tu amor,que no sabe de horas ni de tiempo.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor,que se entrega y nada espera a cambio.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor,que se complace en dar una y otra vez.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor,que es manso, sincero y benigno.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor,en cuyo océano se disuelven las faltas.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor,que ríe con los que ríeny llora con los que lloran.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor,que es inagotable y siempre encuentratiempo para los demás.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor,a ofrendar mi vida para que otros vivan.María Fontaine
  32. 32. Dar no es solo un acto de amor; es lapropia esencia del amor.JesúsDar Dar
  33. 33. 30 Dar30 Dary en la Tierra¡Gloria a Diosen las alturaspaz, buena voluntadpara con los hombres!Lucas 2:14En Navidad un carillónoí tocando una canciónque repetía con alegría:«Paz al de buena voluntad».Me dije en mi consternación:«No hay paz aquí en la Tierra, no.El odio es tanto que ahoga el canto:Paz al de buena voluntad».El repicar cobró amplitud:«Dios no es sordo, ni ha muerto aún.El bien, no el mal, ha de triunfar.Paz al de buena voluntad».Henry Wadsworth Longfellow (1807–1882)
  34. 34. 31Dar 31DarEsta Navidadcomprométete a prodigarbuena voluntad, alegríay amor a tantas personascomo puedas. Así,promoviendo Mi buenavoluntad, que es el amor,contribuirás a establecerla paz en la Tierra. Jesús
  35. 35. 32 DarSi quieres hacer un obsequio estupendo aalguien, regálale tu tiempo y tu atención.María FontaineEl mejor regalode Navidadno es el que másdinerocuesta,sino el que comunicamásamor.Henry van DykeDedicar un rato a orar por cada uno de tus seresqueridos en algún momento del día de Navidadpodría ser uno de los mejores regalos que les hagasa ellos y a Mí.Jesús
  36. 36. 33Dar
  37. 37. 34 Dar34 DarEl regalo máspreciado: tiempoUn joven abogado que gozaba de éxitoprofesional dijo: «El mejor regalo que mehan hecho en la vida fue en una Navidad.Mi padre me entregó una cajita quecontenía la siguiente nota: “Hijo, este añote obsequiaré 365 horas. Todos los díasdespués de cenar te dedicaré una hora.Hablaremos de lo que tú quieras, iremos adonde tú quieras y jugaremos a lo que túquieras. Será tu hora”.»Mi padre no sólo cumplió esa promesa,sino que la renovó todos los años. Fueel regalo más valioso que me han hechojamás. Yo soy el fruto del tiempo que pasóconmigo».De la revista «Moody Monthly»
  38. 38. 35Dar 35Dar
  39. 39. 36 DarMi oración por tiesta NavidadHola. Te escribo con mucho cariño.No tengo medios para regalarte todo lo quenecesitas y mereces. Por eso esta Navidadte ofrezco una oración.En primer lugar, ruego que tengasfelicidad. Mi plegaria es que tengasun gozo que perdure aun cuando lascircunstancias no sean las ideales.Seguidamente, pido que halles paz interior,la grata certeza de que tu vida está enmanos de Dios y que Él no permitirá que teocurra nada que no puedas solucionar conSu ayuda.Rezo además para que arraigue en ti lafe, una fe firme basada en magníficasrealidades: Dios, Su amor y las promesasque te ha hecho.Por último, ruego que puedas disfrutarde amor, de un amor copioso, paciente,tierno, ameno, apasionante, pleno desentido, perdurable, firme, alentador...es decir, del amor de Dios en sus mil y unamanifestaciones.Chloe West
  40. 40. ¿Cuál es la mejor manera de celebrar laNavidad? Pasarla con Jesús.María FontaineMomentosMomentos de quietud
  41. 41. 38 Momentos de quietud¿Por qué no hacer un alto y disfrutar —realmentedisfrutar— de la esencia de la Navidad? Reduzcamosnuestras listas de quehaceres. Disfrutemos dela belleza. La Navidad entraña muchas cosasmaravillosas y muchos aspectos encantadores. Seríalamentable perdérnoslo todo por andar envolviendoesto y aquello, corriendo a conseguir un últimodetalle, cocinando tal y cual plato y enfrascándonos encantidad de preparativos para el festín. Es decir, porabarrotar la Navidad de tantas cosas innecesarias.
  42. 42. 39Momentos de quietudPermíteme pasarJesús.Él es el alma mismaNavidad.Virginia Brandt Berg (1886–1968)unos minutos conde la
  43. 43. 40 Momentos de quietudPalabras del almaAmado Jesús:Eres Dios y eres hombre, Rey de reyes ysiervo de todos. Dejaste atrás Tu trono deinmortalidad para revestirte de humanidad.Te hiciste uno de nosotros para salvarnos.Me invade un gozo inexpresable cuandopienso que viniste callada y humildementea nuestro mundo y lo alteraste parasiempre. ¿Quién iba a imaginar latransformación que se obraría por mediode un recién nacido hijo de padrescomunes y corrientes, envuelto en trapos yacostado en un pesebre?En los buenos momentos y en los malos,aunque no tenga a nadie más, siemprepuedo contar contigo. Siempre tendré Tuamor, amor que ha superado la pruebadel tiempo, amor que me salvó y que hasalvado a muchos como yo. Gracias poracceder a experimentar tanto las alegríascomo los sufrimientos de la vida terrenal.Gracias por soportar las lágrimas, el dolor,la frustración, el agotamiento, la soledad yla muerte a fin de poder decir sinceramenteque nos comprendes. Nunca ha habidoamor más perfecto que el Tuyo.Casey Parker
  44. 44. Todo bebé es un milagro de Dios. Se escucha el primerllanto, y los padres y todos los presentes celebrancon júbilo el prodigio que acaban de presenciar. Elnacimiento de Jesús entrañó todo eso, pero ademásestuvo signado por al menos ocho milagros más.MilagrosOcho milagrosde la NatividadRonan Keane
  45. 45. 142 Ocho milagros de la Natividad42 Ocho milagros de la NatividadPrimer milagro:A diferencia de otros nacimientos, el deCristo se anunció antes que Él fuera concebido.«Al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado porDios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret,a una virgen desposada con un varón que sellamaba José, de la casa de David; y el nombrede la virgen era María. Entrando el ángel adonde ella estaba, dijo: “¡Salve, muy favorecida!El Señor es contigo; bendita tú entre lasmujeres. María, no temas, porque has halladogracia delante de Dios. Concebirás en tu vientrey darás a luz un Hijo, y llamarás Su nombreJesús”» (Lucas 1:26–28,30,31).Anunciaciónangélica
  46. 46. 243Ocho milagros de la Natividad 43Ocho milagros de la NatividadHuelga decir que el hecho de que María —Su madre— fuera virgen en el momento de Suconcepción constituye uno de los milagros másconocidos y destacados. La Biblia lo expresacon claridad:«Entonces María preguntó al ángel:“¿Cómo será esto?, pues no conozco varón”.Respondiendo el ángel, le dijo: “El EspírituSanto vendrá sobre ti y el poder del Altísimo tecubrirá con su sombra; por lo cual también elSanto Ser que va a nacer será llamado Hijo deDios”» (Lucas 1:34,35).Aquel acontecimiento había sido predicho700 años antes por el profeta Isaías: «El Señormismo os dará señal: La virgen concebirá y daráa luz un Hijo, y le pondrá por nombre Emanuel»[que en hebreo quiere decir Dios con nosotros](Isaías 7:14). En todo sentido, Jesús es el Hijode Dios.Segundo milagro:Concepciónmilagrosa
  47. 47. 344 Ocho milagros de la NatividadTercer milagro:Gabriel también anunció a María que su prima Elisabet —mujer estéril yapasada de la edad de concebir— también daría a luz a un niño, el cual haría que«muchos de los hijos de Israel se [convirtieran] al Señor, su Dios». El hijo deElisabet fue Juan el Bautista. Todo sucedió textualmente tal como lo anunció elángel Gabriel (Lucas 1:5–25, 57–66).Otraconcepción milagrosa
  48. 48. 445Ocho milagros de la Natividad¿Y qué hay de José, el prometido de María? ¿Qué pensó él cuando descubrió queMaría, al regresar de su visita a Elisabet, tenía tres meses de embarazo? «José, [...]como era justo y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente» (Mateo 1:19).Cuarto milagro:ConfirmaciónangélicaProcuró librarla de una temiblehumillación y hasta de una posiblecondena a muerte, ya que así secastigaba el adulterio según la ley judía(Deuteronomio 22:13,14,21). Al mismotiempo, es fácil imaginarse el dolorque debió de sentir al pensar que suprometida llevaba en su vientre el hijode otro hombre.Así que Dios envió también un ángela José para aclararle la situación.«Un ángel del Señor se le apareció ensueños y le dijo: “José, [...] no temasrecibir a María tu mujer, porquelo que en ella es engendrado, delEspíritu Santo es. Dará a luz un Hijo,y le pondrás por nombre Jesús [queen hebreo quiere decir Salvador],porque Él salvará a Su pueblo de suspecados”» (Mateo 1:20,21).
  49. 49. 546 Ocho milagros de la NatividadQuinto milagro:Nacer en Belén también constituyó uncumplimiento milagroso de una profecía delAntiguo Testamento, puesto que sus padresvivían en Nazaret, a varios días de viaje. «Tú,Belén Efrata, tan pequeña entre las familiasde Judá, de ti ha de salir el que será Señor enIsrael; Sus orígenes se remontan al inicio delos tiempos, a los días de la eternidad»(Miqueas 5:2).El emperador romano César Augusto habíadecretado que se llevara a cabo un censo entodo el Imperio. La tradición hebrea exigíaque para todo empadronamiento cada hombreregresara a la ciudad que considerara su hogarancestral. En el caso de José —descendientedirecto del rey David—, ello implicaba retornara Belén con su esposa embarazada, quien dio aluz poco después de llegar.Lugarde nacimiento
  50. 50. 647Ocho milagros de la NatividadUn ángel visitó a unos pastores queapacentaban sus ovejas en los cerros que rodeana Belén y les dijo: «“No temáis, porque yo osdoy nuevas de gran gozo, que será para todoel pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudadde David, un Salvador, que es Cristo el Señor.Esto os servirá de señal: hallaréis al Niñoenvuelto en pañales, acostado en un pesebre”.Repentinamente apareció con el ángel unamultitud de las huestes celestiales, que alababana Dios y decían: “¡Gloria a Dios en las alturasy en la Tierra paz, buena voluntad para con loshombres!”» (Lucas 2:10–14).Los pastores se dirigieron a Belén, dondeencontraron al Mesías exactamente donde elángel les había dicho. «Al verlo, dieron aconocer lo que se les había dicho acerca delNiño» (Lucas 2:17).Sexto milagro:Apariciónde ángeles
  51. 51. 748 Ocho milagros de la NatividadSéptimo milagro:Unos sabios de Oriente observaron un fenómeno inusual en el cielo, queinterpretaron como la señal del nacimiento del «Rey de los judíos», y salieron enSu busca para adorarlo.Señalen los cielosEn aquellos días los viajes eran lentosy dificultosos. A juzgar por otrospasajes de la Escritura, se cree queentre los preparativos y el viaje lestomó cerca de dos años llegar a Judeapara entregar a Jesús sus obsequios.«La estrella que habían visto en eloriente iba delante de ellos, hastaque, llegando, se detuvo sobre dondeestaba el Niño. Y al ver la estrella, seregocijaron con muy grande gozo.Al entrar en la casa, vieron al Niñocon María, Su madre, y postrándoselo adoraron. Luego, abriendo sustesoros, le ofrecieron presentes: oro,incienso y mirra» (Mateo 2:9–11).
  52. 52. 849Ocho milagros de la NatividadAsí y todo, el milagro supremo de la Navidad nada tiene que ver con ángeles,ni con sabios de Oriente, ni con señales en el cielo. La mayor maravilla de todasfue que el unigénito Hijo de Dios se encarnara en un nene débil e indefenso conel fin de amarnos, comprendernos mejor, identificarse con los seres humanos y alfinal morir por nosotros. La vida eterna es el don que Dios nos concede, y esa vidase encuentra en Jesús (1 Juan 5:11).Octavo milagro:Con mucho,el mayor de todos
  53. 53. 50 Ocho milagros de la NatividadLa solución¿Recuerdas alguna ocasión durantetu infancia en que deseaste algo muyvivamente y se te hizo interminable laespera; y cuando por fin lo conseguiste,aunque no era en absoluto como te loimaginabas, resultó ser mucho mejoraún? Pues eso mismo hizo nuestro Padrecelestial con la Navidad.Desde el principio de los tiempos, loshombres habían anhelado algo que hicierasu vida dichosa y plena de verdad. ¿Quiéniba a decir que ello llegaría en la formade un chiquitín nacido en un establo?Sin embargo, así fue precisamente cómoocurrió.Dios se fijó en cada corazón que habíacreado y en cada alma que había de crear,y supo con exactitud qué necesitaba cadauno. Entonces tomó una parte de Sucorazón, creó con ella la solución perfectay la envió al mundo. Esa solución se llamaJesús.Keith Phillips
  54. 54. EternaNavidad eternaDe tal manera amó Dios al mundo, que ha dado aSu Hijo unigénito, para que todo aquel que en Élcree no se pierda, sino que tenga vida eterna.Juan 3:16
  55. 55. 52 Navidad eterna52 Navidad eternaAmor eternoAlgunas personas no logran entendercómo pudo Dios asumir forma humana. Peroasí fue. A mí no me resulta extraño, porqueyo lo veo nacer en algún corazón todos losdías. Hace ahí Su morada y transforma lavida de esa persona. ¡Eso es un milagroimpresionante!Mi nacimientofue el mejor regaloque pudo hacerteMi Padre:vida eterna.JesúsVirginia Brandt Bergcon ello tediola oportunidad de obtener
  56. 56. 53Navidad eterna 53Navidad eterna¿Qué puedo darle,pues pequeña soy?Quizás un cordero,si fuera yo pastor.Si fuese un rey mago,oro daría yo.Ya sé qué daré:le doy mi corazón.Christina Georgina Rossetti
  57. 57. 54 Navidad eternaEl regalo navideñoque Dios te ofrece¿Ha nacido en ti el Niño Jesúsesta Navidad? Para llegar a poseer elamor, la dicha y la paz que Él brinda,basta con que le abras la puerta de tucorazón y lo invites a pasar. Él dice:«Yo estoy a la puerta y llamo; si algunooye Mi voz y abre la puerta, entraré aél» (Apocalipsis 3:20). No tienes másque hacer esta sencilla oración:Jesús, te ruego que vengas a micorazón. Perdona mis pecadosy lléname de Tu amor, tal comoprometiste. Gracias por darmeuna vida nueva. Amén.Una vez que le hayas dado entrada atu vida, Jesús nunca te abandonará.Para siempre será Navidad en tucorazón.Chloe West
  58. 58. NavidadContinua NavidadNo sólo en las Navidades,sino todos los días,la alegría que reparteste será retribuida.John Greenleaf Whittier (1807–1892)
  59. 59. 56 Continua NavidadHonraré laEn Navidad se conmemora una fecha que alteró el rumbo de la Historia.Pero hasta que no altere el rumbo de tu vida, carecerá de sentido para ti.JesúsNavidaden mi corazóny procuraré guardarlatodo el año.Charles Dickens
  60. 60. 57Continua NavidadOración por la pazJesús,deseo conocerte personalmente.Quiero entender la verdad, ver elmundo desde Tu perspectiva. Quieroconocer Tu voluntad y hacer lo posiblepor que se cumpla. Deseo dar la carapor la verdad y la justicia. Damefuerzas para ello. Indícame cómopuedo mejorar mi entorno. Enséñamea amar y a ayudar a mis semejantescomo lo harías Tú si estuvieras hoyen día en la Tierra. Eres el Príncipede paz. Hazme saber cómo puedopromover la paz.Amén.Shannon Richards

×