UNA VIDAMÁS FELIZtourtemáticodela
Selección y ordenación de los versículos: Keith PhillipsVersión en castellano: David Bolick y Jorge SoláDiseño: M-A Mignot...
índiceÁnimo..................................................................................................................
1ÁNIMO1. Efectos positivos de infundir ánimoProverbios 12:25	 La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, perola buen...
2 3Lamentaciones	 El Señor no rechaza para siempre, 32antes bien,3:31,32 	 si aflige, también se compadecerá según Su gran...
4 51 Pedro 3:15	 Honren a Cristo como Señor en sus corazones. Esténsiempre preparados a responder a todo el que les pidara...
7	6Isaías 58:10	 Si te das a ti mismo en servicio del hambriento, siayudas al afligido en su necesidad, tu luz brillará en...
8 9aprecio aprecioLucas 12:37	 [Jesús manifestó:] Dichosos los criados a quienes suamo, al llegar, encuentre despiertos. L...
10 11sobre mi casa, y todo mi pueblo obedecerá tus órdenes.Solamente en el trono yo seré mayor que tú». 41Faraóndijo tambi...
1312AVARICIA1. Si bien lo que se busca con la avaricia es satisfacción,indefectiblemente provoca mayor infelicidadProverbi...
14 15avariciade pronto se van volando, como águilas, como si leshubieran salido alas. (V. también Juan 6:27.)Hageo 1:6	 Us...
1716BENIGNIDAD1. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento el Señor sedistingue por Su benignidadSalmo 18:35	 Tu ben...
19	18 benignidad1 Pedro 3:8,9	 Todos ustedes deben vivir en armonía y amarse unosa otros. Pónganse de acuerdo en todo, par...
20 21bondad y cortesíaAl contrario, lo que deben hacer es pedirle a Dios quebendiga a esas personas.3. Nuestras palabras p...
22 237. La amabilidad y la cortesía son prueba de amorRomanos 13:10	 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimien...
24 2512. Muchas veces en la Biblia pequeñas muestras de bondadcondujeron a grandes bendicionesGénesis 18:1–5	 [Abraham tuv...
2726celos y envidiamás. Pero cada uno de ellos recibió también el salariode un día completo. 11Cuando ya tenían el dinero,...
28 29celos y envidiagracia a los humildes». 7Por tanto, sométanse a Dios.Resistan, pues, al diablo y huirá de ustedes.4. L...
30 317. Pasajes de la Biblia en que se relatan rivalidades entrehermanos provocadas por la envidiaGénesis 4:3–5,8	 Al tran...
32 332 Timoteo 2:3	 Toma tu parte en los sufrimientos como un buensoldado de Cristo Jesús.2 Timoteo 4:18	 El Señor me libr...
35	34CHISMES1. La Biblia manda no contar chismesLevítico 19:16	 No andarás chismeando entre tu pueblo.Salmo 15:1,3	 Señor,...
36 37chismes6. El Señor no bendice el chismorreoSalmo 101:5	 Al que solapadamente infama a su prójimo, Yo [el Señor]lo des...
38 3910. De la ociosidad al chisme solo hay un paso, así que convieneque nos ocupemos en los asuntos del Señor y tengamos ...
4140compararse con los demásnada que sea causa de que su hermano tropiece, o queponga en peligro su fe.Gálatas 6:4	 Cada u...
42 43recostado al lado de Él […]. 21Cuando Pedro lo vio, dijo aJesús: «Señor, ¿y qué de este?» 22Jesús le dijo: «Si quiero...
44 45despreciado y desechado de los hombres, varón dedolores y experimentado en aflicción; y como uno dequien los hombres ...
4746Salmo 73:21	 Se llenó de amargura mi alma, y en mi corazón sentíapunzadas.Isaías 59:12	 Nuestras rebeliones se han mul...
48 492 Samuel 24:10	 David se sintió culpable por haber hecho el censo dela poblaciÀ1
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Una vida más feliz
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Una vida más feliz

1,090 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,090
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
27
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Una vida más feliz

  1. 1. UNA VIDAMÁS FELIZtourtemáticodela
  2. 2. Selección y ordenación de los versículos: Keith PhillipsVersión en castellano: David Bolick y Jorge SoláDiseño: M-A MignotISBN: 978-3-03730-675-8© Aurora Production AG, Suiza, 2012Derechos reservados.Impreso en Malasia por JP PrintersprefacioUna vida más feliz tiene por objetoexponer ordenadamente las creenciasque constituyen la base del cristianismo,lo que está escrito en la Biblia, a finde que cada cual tenga claro cuál esla esperanza que hay en nosotros(1 Pedro 3:15) y cómo debe conducirse(1 Timoteo 3:15).Esta obra ayudará al principiante afamiliarizarse con las Escrituras. Al mismotiempo, le servirá al más veterano para ampliarsu conocimiento de la Palabra de Dios, hallara diario fuerzas y orientación, y prepararsemejor para dar a conocer su fe. Igualmenteresultará muy práctica para pastores,consejeros, padres, maestros y mentores quedeseen impartir instrucción y asesoramiento.«Si ustedes se mantienen fieles a Mi palabra—dijo Jesús a algunos de Sus primerosseguidores—, serán de veras Mis discípulos;conocerán la verdad, y la verdad los harálibres» (Juan 8:31,32). ¡Esa promesa estambién para nosotros!¡Esperamos que este libro te proporcioneagradables ratos de estudio!AgradecimientosEl recopilador agradece enormemente la ayuda y el apoyo querecibió durante la preparación de esta obra, y en particular la valiosacolaboración de Carl y Reuben, con su meticuloso detallismo.Otros títulos de la colecciónFundamentosVida cristianaLa hora de la prueba
  3. 3. índiceÁnimo..................................................................................................................... 1Aprecio............................................................................................................... 7Avaricia.............................................................................................................12Benignidad..................................................................................................... 16Bondad y cortesía................................................................................. 19Celos y envidia......................................................................................... 26Chismes.............................................................................................................35Compararse con los demás.........................................................40Conciencia.................................................................................................... 46Crítica...............................................................................................................53Decisiones.....................................................................................................60Dudas e incredulidad..........................................................................65Egoísmo........................................................................................................... 78Empatía.............................................................................................................88Felicidad y alegría............................................................................... 94Fracasos y desilusiones.............................................................. 102Ira y mal genio........................................................................................ 106Malas costumbres y vicios......................................................... 110Optimismo/pesimismo.........................................................................116Pereza.............................................................................................................126Preocupación...........................................................................................130Remordimiento y condenación...............................................134Resentimiento o rencor................................................................139Sabiduría...................................................................................................... 144Soledad.........................................................................................................153Temor al fracaso................................................................................158Tolerancia................................................................................................. 164Tranquilidad.............................................................................................171explicaciónComo es habitual en muchas obras de consulta, y con el ánimo defacilitar el estudio, los versículos no se reproducen siempre en sutotalidad.La omisión de una o varias palabras se indica por medio de puntossuspensivos entre corchetes […].También se han empleado corchetes [ ]:1) Para indicar a quién o a qué se refiere un pasaje. Por ejemplo, el versículoTito 2:14, que dice: «Él quiso morir para rescatarnos de todo lo malo y parapurificarnos de nuestros pecados», aparece de la siguiente manera: «[Jesús]quiso morir para rescatarnos de todo lo malo…»2) Para añadir explicaciones que faciliten la comprensión de ciertos pasajes.Pongamos por ejemplo Efesios 2:8: «Por la bondad de Dios [misericordiainmerecida] han recibido ustedes la salvación por medio de la fe. No es estoalgo que ustedes mismos hayan conseguido, sino que es un don de Dios».3) Cuando se ha cambiado el tiempo de un verbo para facilitar la lectura odar mayor fluidez al texto, como en Hebreos 1:1, en que se sustituyó «habiendohablado» por «habló»: «Dios [habló] en otro tiempo a los padres por losprofetas».4) Cuando en sustitución de un pasaje de la Escritura que es muy largo ypresenta todo un relato se ha puesto simplemente un resumen del mismo queexpone claramente la idea.5) Cuando se ha agregado una palabra que no se menciona explícitamenteen un versículo, pero está implícita.En muchas secciones figuran al final, entre paréntesis y con la indicación«V. también», remisiones a versículos de importancia secundaria sobre el temaen cuestión. Cuando esas remisiones están relacionados con un versículo enparticular, las referencias aparecen en el último renglón de dicho versículo.DE CIERTOS ASPECTOS TÉCNICOS
  4. 4. 1ÁNIMO1. Efectos positivos de infundir ánimoProverbios 12:25 La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, perola buena palabra lo alegra.Proverbios 15:23 La palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!Proverbios 16:24 Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma ymedicina para los huesos.Proverbios 27:9 El ungüento y el perfume alegran el corazón, y el cordialconsejo del amigo, al hombre.2 Crónicas 15:8 Cuando oyó [el rey] Asa las palabras y la profecía delprofeta Azarías hijo de Obed, cobró ánimo.1 Juan 1:4 Les escribimos estas cosas para que nuestro gozo seacompleto. (V. también Juan 15:11.)2. El simple hecho de hacer compañía a una persona puedeinfundirle ánimoEclesiastés 4:9,10 Mejor son dos que uno, pues reciben mejor paga porsu trabajo. 10Porque si caen, el uno levantará a sucompañero; pero ¡ay del que está solo! Cuando caigano habrá otro que lo levante.Proverbios 18:24 Hay amigos más fieles que un hermano.Proverbios 17:17 En todo tiempo ama el amigo, y el hermano nace paratiempo de angustia.3. Brindemos palabras de consuelo, cariño y aprecio a los quese sientan desanimadosJob 4:4 [Elifaz le dice a Job:] Al que tropezaba, tus palabras lolevantaban, y las rodillas débiles fortalecías.Isaías 35:3,4 Fortalezcan a los débiles, den valor a los cansados,4 digan a los tímidos: «¡Ánimo, no tengan miedo!»1 Tesalonicenses 4:18 Anímense, pues, unos a otros con estas palabras.(V. también 1 Tesalonicenses 5:11.)Hebreos 3:13 Anímense unos a otros cada día, […] para que ningunode ustedes sea engañado por el pecado y su corazónse vuelva rebelde.4. Perdonemos y alentemos a los que han cometido errores2 Corintios 2:7,8 Lo que ahora deben hacer es perdonarlo y ayudarlo, nosea que tanta tristeza lo lleve a la desesperación. 8Poreso les ruego que nuevamente le demuestren el amorque le tienen.FuentesSe han consultado las siguientes versiones de la Biblia:• Reina-Valera, revisión de 1909.• Reina-Valera 1960™, © Sociedades Bíblicas enAmérica Latina, 1960. Derechos renovados 1988,Sociedades Bíblicas Unidas.• Reina-Valera 95®, © Sociedades Bíblicas Unidas,1995.• Dios Habla Hoy®- Tercera edición, © SociedadesBíblicas Unidas 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.• Traducción en lenguaje actual™, © SociedadesBíblicas Unidas, 2002, 2004.• Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy, © TheLockman Foundation, 2005.
  5. 5. 2 3Lamentaciones El Señor no rechaza para siempre, 32antes bien,3:31,32 si aflige, también se compadecerá según Su granmisericordia.Gálatas 6:1 Si alguien es sorprendido en alguna falta, ustedesque son espirituales, restáurenlo en un espíritu demansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tútambién seas tentado.5. Ayudemos a los que están agobiados de problemasRomanos 15:1,2 Los que somos fuertes debemos sobrellevar lasflaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotrosmismos. 2Cada uno de nosotros agrade a su prójimo enlo que es bueno para su edificación.Gálatas 6:2 Ayúdense entre sí a soportar las cargas, y de esamanera cumplirán la ley de Cristo.1 Tesalonicenses 5:14 Les encargamos […] que animen a los que estándesanimados, que ayuden a los débiles y que tenganpaciencia con todos.6. El hecho de que Dios muchas veces nos haya ayudado asobreponernos al desaliento nos motiva a animar a los demás2 Corintios 1:4–7 [Dios] nos consuela en todos nuestros sufrimientos,para que nosotros podamos consolar también a losque sufren, dándoles el mismo consuelo que Él nos hadado a nosotros. 5Porque así como los sufrimientos deCristo se desbordan sobre nosotros y nosotros sufrimoscon Él, así también por medio de Cristo se desbordanuestro consuelo. 6Pues si nosotros sufrimos, es paraque ustedes tengan consuelo y salvación; y si Diosnos consuela, también es para que ustedes tenganconsuelo y puedan soportar con fortaleza los mismossufrimientos que nosotros padecemos. 7Tenemosuna esperanza firme en cuanto a ustedes, porque nosconsta que, así como tienen parte en los sufrimientos,también tienen parte en el consuelo.7. ¡Hablemos de Dios, de lo que ha hecho por nosotros y de loque puede hacer por los demás!2 Crónicas 32:6–8,21 [Cuando un rey malvado sitió a Jerusalén, Ezequías, reyde Judá, alentó al pueblo a confiar en el Señor:] Pusotambién oficiales militares sobre el pueblo, los reunió asu lado en la plaza a la puerta de la ciudad y les hablódándoles ánimo: 7«Sean fuertes y valientes; no temanni se acobarden a causa del rey de Asiria, ni a causade toda la multitud que está con él, porque el que estácon nosotros es más poderoso que el que está con él.8 Con él está solo un brazo de carne, pero con nosotrosestá el Señor nuestro Dios para ayudarnos y pelearnuestras batallas». Y el pueblo confió en las palabrasde Ezequías, rey de Judá. 21El Señor envió un ángelque destruyó a todo guerrero valiente, comandante ycapitán en el campamento del rey de Asiria. Así regresóavergonzado a su propia tierra.Salmo 66:16 ¡Vengan todos ustedes, los que tienen temor de Dios!¡Escuchen, que voy a contarles lo que ha hecho por mí!Salmo 78:2–7 Voy a hablar por medio de refranes; diré cosas quehan estado en secreto desde tiempos antiguos. 3Loque hemos oído y sabemos y nuestros padres noscontaron, 4 no lo ocultaremos a nuestros hijos. Con lasgeneraciones futuras alabaremos al Señor y hablaremosde Su poder y maravillas. 5Dios estableció una leypara Jacob; puso una norma de conducta en Israel,y ordenó a nuestros antepasados que la enseñarana sus descendientes, 6para que la conocieran lasgeneraciones futuras, los hijos que habían de nacer, yque ellos, a su vez, la enseñaran a sus hijos; 7para quetuvieran confianza en Dios y no olvidaran lo que Él habíahecho; para que obedecieran Sus mandamientos.(V. también Salmo 145:1,4,7,11.)Salmo 34:2 En el Señor se gloriará mi alma; lo oirán los humildes yse regocijarán.Salmo 69:30,32 Alabaré con cantos el nombre de Dios; lo alabaré congratitud. 32Al ver esto, se alegrarán los afligidos y seanimará el corazón de los que buscan a Dios.Salmo 119:74 Los que te temen me verán, y se alegrarán, porque enTu palabra he esperado.Isaías 63:7 Yo quiero hablar del amor del Señor, cantar Susalabanzas por todo lo que Él ha hecho por nosotros, porSu inmensa bondad con la familia de Israel, por lo queha hecho en Su bondad y en Su gran amor.ánimo ánimo
  6. 6. 4 51 Pedro 3:15 Honren a Cristo como Señor en sus corazones. Esténsiempre preparados a responder a todo el que les pidarazón de la esperanza que ustedes tienen.8. Al pensar de manera optimista, nos infundimos ánimo anosotros mismos(V. Optimismo/Pesimismo, apartados 5 y 11, páginas 118 y 121.)9. La oración en grupo y la fraternidad pueden ser una fuentede ánimoSalmo 133:1 ¡Vean qué bueno y agradable es que los hermanos vivanunidos!Hechos 4:23,24, [Luego de sufrir intensa persecución, los apóstoles29–31,33 Pedro y Juan hicieron una valiente oración juntamentecon los demás discípulos:] En cuanto Pedro y Juanfueron puestos en libertad, se reunieron con los otrosapóstoles […]. 24Luego de escucharlos, todos juntosoraron: 29«Señor, mira cómo nos han amenazado.Ayúdanos a no tener miedo de hablar de Ti ante nadie.30Ayúdanos a sanar a los enfermos, y a hacer milagrosy señales maravillosas. Así harás que la gente vea elpoder de Jesús, a quien Tú llamaste a Tu servicio».31 Cuando terminaron de orar, el lugar donde estabanreunidos tembló, y todos quedaron llenos del EspírituSanto. A partir de ese momento, todos hablaban acercade Jesús sin ningún temor. 33Llenos de gran poder, losapóstoles enseñaban que Jesús había resucitado. Dioslos bendecía mucho.Romanos 1:11,12 Deseo verlos y prestarles alguna ayuda espiritual,para que estén más firmes; 12es decir, para que nosanimemos unos a otros con esta fe que ustedes y yotenemos.Colosenses 2:2 [El apóstol Pablo quiso que los colosenses supierancuánto había combatido espiritualmente por ellos.]Espero que con esto sean alentados sus corazones, yunidos en amor.10. El Señor y Su Palabra son nuestra principal fuente deánimoIsaías 41:13 Yo, el Señor tu Dios, te he tomado de la mano; Yo te hedicho: «No tengas miedo, Yo te ayudo».Mateo 14:27 Jesús les habló, diciéndoles: «¡Calma! ¡Soy Yo: notengan miedo!»Salmo 31:24 Esfuércense, y aliéntese su corazón, todos ustedes queesperan en el Señor.Salmo 46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro prontoauxilio en las tribulaciones.Salmo 145:14 El Señor sostiene a todos los que caen, y levanta atodos los oprimidos.Juan 6:63 El Espíritu es el que da vida; la carne para nadaaprovecha; las palabras que Yo les he hablado sonespíritu y son vida.Lucas 24:32 Decían el uno al otro: «¿No ardía nuestro corazón ennosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuandonos abría las Escrituras?»Colosenses 3:16 Que la palabra de Cristo habite en abundanciaen ustedes, con toda sabiduría enseñándose yamonestándose unos a otros con salmos, himnos ycanciones espirituales, cantando a Dios con acción degracias en sus corazones.1 Tesalonicenses [El saber que Jesús va a regresar constituye una gran4:16–18 fuente de aliento:] El Señor mismo descenderá delcielo con voz de mando, con voz de arcángel y con latrompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantaránprimero. 17Entonces nosotros, los que estemos vivos yque permanezcamos, seremos arrebatados juntamentecon ellos en las nubes al encuentro del Señor en elaire, y así estaremos con el Señor siempre. 18Por tanto,confórtense unos a otros con estas palabras.11. Al animar a los demás, nosotros mismos cobramos ánimo1 Samuel 30:1–19 [El reducido ejército de David había perdido su ciudaden un ataque enemigo. Las tropas quedaron tandesalentadas que hablaban de matarlo a pedradas.Entonces David oró y «se fortaleció en el Señor suDios». Luego comunicó a sus hombres que Dios lehabía prometido que lograrían rescatar a sus familias.Los soldados cobraron ánimo y lo acompañaron a labatalla. Se logró una magnífica victoria, y lo recuperarontodo. Cuando David infundió ánimo a sus hombres, elSeñor lo animó a él y los condujo a todos a la victoria.]ánimo ánimo
  7. 7. 7 6Isaías 58:10 Si te das a ti mismo en servicio del hambriento, siayudas al afligido en su necesidad, tu luz brillará enla oscuridad, tus sombras se convertirán en luz demediodía.Proverbios 11:25 El alma generosa será prosperada: el que sacie a otros,también él será saciado.Lucas 6:38 Den a otros, y Dios les dará a ustedes. Les dará en subolsa una medida buena, apretada, sacudida y repleta.Con la misma medida con que ustedes den a otros,Dios les devolverá a ustedes. (V. también Hechos 20:35.)2 Corintios 9:6 El que siembra escasamente, también segaráescasamente; y el que siembra generosamente,generosamente también segará.12. La capacidad de infundir ánimo es un don de Dios, que Él nosda si se lo pedimosIsaías 50:4 El Señor me ha instruido para que yo consuele a loscansados con palabras de aliento. Todas las mañanasme hace estar atento para que escuche dócilmente.1 Pedro 4:11 Si alguno habla, hable conforme a las palabras deDios; si alguno ministra, ministre conforme al poderque Dios da, para que en todo sea Dios glorificado porJesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio porlos siglos de los siglos. Amén.1 Corintios 14:3,12,31 [A veces el Señor se vale del don de profecía parainfundir ánimo a Sus hijos.] El que comunica mensajesproféticos, lo hace para edificación de la comunidad,y la anima y consuela. 12Ya que ustedes ambicionanposeer dones espirituales, procuren tener enabundancia aquellos que ayudan a la edificación de laiglesia. 31Todos, cada uno en su turno correspondiente,podrán comunicar mensajes proféticos, para que todosaprendan y se animen.APRECIO1. En la Biblia, el Señor con frecuencia reconoce el mérito delas personas, alaba sus buenas cualidades o las elogia porhaber tomado decisiones acertadasJob 1:8 El Señor dijo […]: «¿Te has fijado en Mi siervo Job? Porqueno hay ninguno como él sobre la tierra; es un hombreintachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal».Hechos 13:22 Dios […] les dio por rey a David, de quien dijo: «Heencontrado que David, hijo de Jesé, es un hombre queme agrada y que está dispuesto a hacer todo lo que Yoquiero».Juan 1:47 Cuando Jesús vio que Natanael se acercaba, dijo: «Aquíviene un verdadero israelita, un hombre realmentesincero».Lucas 7:9 [En referencia a la fe del centurión cuyo sirviente Jesúscuró:] Al escuchar las palabras del capitán, Jesús seadmiró y le dijo a la gente que lo seguía: «En todo Israelno he encontrado a nadie que confíe tanto en Mí comoeste capitán romano».Mateo 15:22–28 [Jesús alabó a una mujer de Canaán que no seescandalizó al oírlo:] Una mujer cananea que había salidode aquella región clamaba, diciéndole: «¡Señor, Hijo deDavid, ten misericordia de mí! Mi hija es gravementeatormentada por un demonio». 23Pero Jesús no lerespondió palabra. Entonces acercándose Sus discípulos,le rogaron, diciendo: «Despídela, pues da voces trasnosotros». 24Él respondiendo, dijo: «No soy enviado sino alas ovejas perdidas de la casa de Israel». 25Entonces ellavino y se postró ante Él, diciendo: «¡Señor, socórreme!»26 Respondiendo Él, dijo: «No está bien tomar el pan delos hijos, y echarlo a los perrillos». 27 Y ella dijo: «Sí, Señor;pero aun los perrillos comen de las migajas que caen dela mesa de sus amos». 28 Entonces respondiendo Jesús,dijo: «Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo comoquieres». Y su hija fue sanada desde aquella hora.2. El Señor, asimismo, nos elogia cuando aprovechamosnuestras habilidades con el fin de ayudar al prójimo ypropagar el reino de DiosMateo 25:21 [Jesús dice en la parábola de los talentos:] Su señor ledijo: «Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel,sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor».ánimo
  8. 8. 8 9aprecio aprecioLucas 12:37 [Jesús manifestó:] Dichosos los criados a quienes suamo, al llegar, encuentre despiertos. Les aseguro que elamo mismo los hará sentarse a la mesa y se dispondráa servirles la comida.Hebreos 6:10 Dios no es injusto como para olvidarse de la obra deustedes y del amor que han mostrado hacia Su nombre,habiendo servido, y sirviendo aún, a los santos. (V. también Apocalipsis, capítulos 2 y 3. En ellos se ejemplificamuy bien que el Señor siempre elogia nuestras buenas cualidades,aunque nos reprenda por los errores que hemos cometido.)3. El Señor quiere que manifestemos aprecioProverbios 31:30 La mujer que teme al Señor, esa será alabada.Cantares 6:9 Única y perfecta es la paloma mía, la única de su madre,la escogida de quien la dio a luz. Las jóvenes la vieron yla llamaron «bienaventurada»; la alabaron las reinas y lasconcubinas.1 Samuel 15:6 [El rey Saúl se mostró agradecido con las tribus deextranjeros que trataron bien a sus ancestros.] Dijoa los quenitas: «¡Apártense! ¡Salgan de en medio delos amalecitas, para que no los destruya a ustedesjunto con ellos; pues ustedes se portaron bien con losisraelitas cuando venían de Egipto!» Los quenitas seapartaron de los amalecitas.1 Samuel 25:32,33 David dijo a Abigail: «Bendito sea el Señor, Dios deIsrael, que te envió hoy a encontrarme, 33bendito sea turazonamiento, y bendita seas tú, que me has impedidoderramar sangre hoy y vengarme por mi propia mano».2 Samuel 10:2 David dijo: «Seré bondadoso con Hanún, hijo de Nahas,tal como su padre fue bondadoso conmigo». EntoncesDavid envió algunos de sus siervos para consolarlo porla muerte de su padre.1 Reyes 2:7 En cuanto a los hijos de Barzilai, el de Galaad, trátaloscon bondad y hazlos participar de tu mesa, pues ellosme protegieron cuando yo huía de tu hermano Absalón.Romanos 13:7 Páguenle a cada uno lo que deban pagarle, ya sea que setrate de impuestos, contribuciones, respeto o estimación.Filipenses 4:8 [Toda persona tiene sus buenas cualidades; es cuestiónde reconocerlas:] Hermanos, todo lo que es verdadero,todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo loamable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algoque merece elogio, en esto mediten.4. Muestras de aprecio tomadas de las epístolas de PabloRomanos 1:8 Por medio de Jesucristo doy gracias a mi Dios por cadauno de ustedes, porque en todas partes se habla de sufe.Romanos 16:1,2 Tengo muchas cosas buenas que decir acerca de Febe.Ella es una cristiana muy activa en la iglesia de PuertoCencreas. 2Ella ha entregado su vida al servicio delSeñor Jesucristo. Recíbanla bien, como debe recibirsea todos los que pertenecen a la gran familia de Dios,y ayúdenla en todo lo que necesite, porque ella haayudado a muchos, y a mí también.1 Corintios 16:15–18 [El apóstol Pablo hace mención de la familia deEstéfanas y de algunos compañeros de este que sededicaban con diligencia a la labor misionera.]2 Corintios 8:1–5 [Pablo elogia a la iglesia de Macedonia por su extremagenerosidad.] (V. también Filipenses 4:14–16.)2 Corintios 8:16–23 [Pablo elogia a Tito y a su acompañante, que atendierona las necesidades materiales de la iglesia.]Colosenses 1:3,4 Siempre que oramos por ustedes, damos gracias aDios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 4pueshemos sabido que confían mucho en Cristo y aman atodos los que forman parte del pueblo de Dios.1 Tesalonicenses 1:3,7 [Pablo escribe a los hermanos de Tesalónica:]Continuamente recordamos qué activa ha sido su fe,qué servicial su amor, y qué fuerte en los sufrimientossu esperanza en nuestro Señor Jesucristo, delante denuestro Dios y Padre. 7De esta manera llegaron a serun ejemplo para todos los creyentes en las regiones deMacedonia y Acaya. (V. todo el capítulo 1.)2 Tesalonicenses 1:3,4 Siempre tenemos que dar gracias a Dios por ustedes,hermanos, como es justo, porque su fe aumentagrandemente, y el amor de cada uno de ustedes hacialos demás abunda más y más. 4Por lo cual nosotrosmismos hablamos con orgullo de ustedes entre lasiglesias de Dios, por su perseverancia y fe en medio detodas las persecuciones y aflicciones que soportan.5. Otros pasajes de la Biblia en que se ven muestras de aprecioGénesis 41:39–41 [El faraón reconoció la valía de José, que interpretó sussueños y le dio buenos consejos:] Faraón dijo a José:«Puesto que Dios te ha hecho saber todo esto, no haynadie tan prudente ni tan sabio como tú. 40Tú estarás
  9. 9. 10 11sobre mi casa, y todo mi pueblo obedecerá tus órdenes.Solamente en el trono yo seré mayor que tú». 41Faraóndijo también a José: «Mira, te he puesto sobre toda latierra de Egipto». (V. también Génesis 41:1–43.)Éxodo 2:15–20 [Reuel, sacerdote de Madián, reprendió a sus hijaspor no haber sido agradecidas con Moisés, que lashabía ayudado a sacar agua del pozo:] Moisés huyóde la presencia de Faraón y se fue a vivir a la tierra deMadián, y allí se sentó junto a un pozo. 16Y el sacerdotede Madián tenía siete hijas, las cuales fueron a sacaragua y llenaron las pilas para dar de beber al rebañode su padre. 17Entonces vinieron unos pastores y lasecharon de allí, pero Moisés se levantó y las defendió,y dio de beber a su rebaño. 18Cuando ellas volvieron aReuel, su padre, este les preguntó: «¿Por qué han vueltotan pronto hoy?» 19«Un egipcio nos ha librado de manode los pastores —respondieron ellas—; y además, nossacó agua y dio de beber al rebaño». 20Y Reuel dijoa sus hijas: «¿Y dónde está? ¿Por qué han dejado alhombre? Invítenlo a que coma algo».Rut 3:10 [Booz le agradeció a Rut sus muestras de devoción:]Bendita seas del Señor, hija mía. Has hecho tu últimabondad mejor que la primera, al no ir en pos de losjóvenes, ya sean pobres o ricos. (V. todo el capítulo 3.)Nehemías 7:2 Al frente de Jerusalén puse a mi hermano Hananí y aHananías, el comandante de la ciudadela, que era unhombre digno de confianza y más temeroso de Dios quemuchas personas.Ester 6:11 [El rey Asuero quiso manifestarle a Mardoqueo suagradecimiento por haber denunciado el complot paramatarlo, por lo que dispuso que recorriera la ciudadataviado con el vestido real:] Así se hará al hombre queel rey desea honrar. (V. también Ester 6:1–11.)1 Reyes 13:6,7 [El rey Jeroboam de Judá se mostró agradecido conun profeta joven que, después que el rey se arrepintió,rogó para que la mano de este se curara:] El reyrespondió al hombre de Dios: «Te ruego que supliquesal Señor tu Dios, y ores por mí, para que mi mano mesea restaurada». El hombre de Dios suplicó al Señor yla mano del rey le fue restaurada, y quedó como antes.7 Entonces el rey dijo al hombre de Dios: «Ven conmigoa casa y refréscate, y te daré una recompensa».2 Reyes 5:15 [Luego de que Naamán se curó de la lepra, se mostróagradecido con el profeta Eliseo y le ofreció unarecompensa:] Volvió al varón de Dios, él y toda sucompañía, y se puso delante de él, y dijo: «He aquíahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sinoen Israel. Te ruego que recibas algún presente de tusiervo».(V. también 2 Reyes 5:1–19.)6. Jamás debemos dejar de alabar al Señor, valorando todo loque hace por nosotrosDeuteronomio 8:10,11 [Exhortación de Moisés:] Cuando hayas comido y tehayas saciado, bendecirás al Señor tu Dios por la buenatierra que Él te ha dado. 11Cuídate de no olvidar al Señortu Dios dejando de guardar Sus mandamientos, Susordenanzas y Sus estatutos que yo te ordeno hoy.Salmo 103:2 Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno deSus beneficios. (V. también Salmo 105:5.)Salmo 107:8 Den gracias al Señor por Su misericordia y por Susmaravillas para con los hijos de los hombres.Salmo 116:12–14 ¿Cómo podré pagar al Señor todo el bien que me hahecho? 13¡Levantaré la copa de la salvación e invocaréSu nombre! 14Cumpliré mis promesas al Señor enpresencia de todo Su pueblo.Lucas 1:46–48 María dijo: «Engrandece mi alma al Señor; 47y mi espírituse alegró en Dios mi Salvador, 48porque ha mirado a labajeza de Su criada; porque he aquí, desde ahora medirán bienaventurada todas las generaciones». (V. tambiénlos versículos 49–55.)Lucas 17:15–19 [Jesús sanó a diez leprosos, pero solo uno se loagradeció:] Uno de ellos, viendo que había sido sanado,volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16y se postrórostro en tierra a Sus pies, dándole gracias; y este erasamaritano. 17Respondiendo Jesús, dijo: «¿No son diezlos que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sinoeste extranjero?» 19Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te hasalvado».Hebreos 13:15 Ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificiode alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan Sunombre.aprecio aprecio
  10. 10. 1312AVARICIA1. Si bien lo que se busca con la avaricia es satisfacción,indefectiblemente provoca mayor infelicidadProverbios 15:27 Alborota su casa el codicioso.Proverbios 27:20 La muerte, el sepulcro y la codicia del hombre jamásquedan satisfechos. (V. también Eclesiastés 4:8.)Eclesiastés 5:10 El que ama el dinero no se saciará de dinero; y el queama el mucho tener no sacará fruto.Eclesiastés 5:12 Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, comapoco; pero al rico no le deja dormir la abundancia.1 Timoteo 6:9,10 Los que quieren enriquecerse, caen en tentación y lazo,y en muchas codicias locas y dañosas, que hundena los hombres en perdición y muerte. 10Porque elamor del dinero es la raíz de todos los males: el cualcodiciando algunos, se descaminaron de la fe, y fuerontraspasados de muchos dolores.2. El afán de adquirir riquezas es una actitud muy pococristiana y conduce a mayor impiedadSalmo 73:12 ¡Miren a estos malvados! Con toda tranquilidadaumentan sus riquezas.Proverbios 28:22 Se apresura a ser rico el avaro, y no sabe que le ha devenir pobreza.Jeremías 5:27,28 Como jaula llena de pájaros, así están sus casasllenas de engaño; así se hicieron grandes y ricos. 28Seengordaron y se pusieron lustrosos, y sobrepasaronlos hechos del malo; no juzgaron la causa, la causa delhuérfano; con todo, se hicieron prósperos, y la causa delos pobres no juzgaron.Oseas 12:7 [Descripción de un hombre materialista y avaro:]Mercader que tiene en su mano peso falso, amador deopresión.3. La avaricia deriva en pobreza y ruina espiritualesMarcos 8:36,37 ¿De qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo,si pierde su alma? 37¿O qué recompensa dará elhombre por su alma?Lucas 12:16–21 [Jesús] también les refirió una parábola, diciendo: «Laheredad de un hombre rico había producido mucho. 17 Yél pensaba dentro de sí, diciendo: “¿Qué haré, porqueno tengo dónde guardar mis frutos?” 18Y dijo: “Estoharé: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores,avariciay allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 19y diréa mi alma: ‘Alma, muchos bienes tienes guardadospara muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate’”.20 Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche vienen a pedirtetu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?” 21Así esel que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios».Proverbios 11:24 Hay quienes retienen más de lo justo, pero vienen apobreza.Eclesiastés 5:13 Una cosa realmente lamentable he visto en este mundo:que el amontonar riquezas va en perjuicio de su dueño.Habacuc 2:9,10 ¡Ay del que obtiene ganancias ilícitas para su casa,para poner en alto su nido, para librarse de la mano dela calamidad! 10Has tramado cosa vergonzosa para tucasa, destruyendo a muchos pueblos, pecando contra timismo.Lucas 1:53 [Dios] da cosas buenas a los hambrientos, pero despidea los ricos con las manos vacías.Lucas 16:25 [Refiriéndose a un rico codicioso que no había tenido encuenta a los pobres:] Abraham le dijo: «Hijo, acuérdatede que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, males;pero ahora este es consolado aquí, y tú atormentado».Santiago 5:3 El dinero que han estado juntando en estos últimostiempos se oxidará, y ese óxido será el testigo que losacusará en el juicio final, y que los destruirá como unfuego.Apocalipsis 3:17 Dices que eres rico, que te ha ido muy bien y que nonecesitas de nada. Pero no te das cuenta de que eresun desdichado, un miserable, y que estás pobre, ciego ydesnudo.4. La avaricia es vanaJob 20:15 Devoró riquezas, pero las vomitará; de su vientre lassacará Dios.Salmo 39:6 Ciertamente como una sombra es el hombre;ciertamente en vano se afana; amontona riquezas, y nosabe quién las recogerá.Proverbios 10:2 Los tesoros de maldad no serán de provecho.Proverbios 21:6 Las riquezas que se obtienen por medio de mentirasson ilusión pasajera de los que buscan la muerte.Proverbios 23:4,5 No te esfuerces por hacerte rico; deja de preocupartepor eso. 5Si te fijas bien, verás que no hay riquezas;
  11. 11. 14 15avariciade pronto se van volando, como águilas, como si leshubieran salido alas. (V. también Juan 6:27.)Hageo 1:6 Ustedes siembran mucho, pero cosechan poco; comen,pero no se sienten satisfechos; beben, pero se quedancon sed; se abrigan, pero no entran en calor; y el quetrabaja a jornal, echa su salario en saco roto. (V. tambiénEclesiastés 5:14.)Apocalipsis 18:14,17 Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, ytodas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado,y nunca más las hallarás. 17Porque en una sola hora hansido consumidas tantas riquezas.5. En la obra de Dios no hay cabida para la avaricia, y menosentre los dirigentes1 Samuel 8:3 [Al igual que los hijos de Elí, los dos hijos de Samuel lodecepcionaron por completo.] No anduvieron los hijospor los caminos de su padre, sino que se dejaron llevarpor la avaricia, dejándose sobornar y pervirtiendo elderecho.1 Timoteo 3:3 [El apóstol Pablo describió cómo debe ser una personaque ocupe un cargo en la iglesia:] No dado al vino, nopendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas,sino amable, apacible, no avaro.1 Timoteo 6:5 Toman la piedad como fuente de ganancia; apártate delos tales. (V. los versículos 3–6.)Tito 1:7 Es necesario que el obispo [supervisor] seairreprochable, como administrador de Dios; nosoberbio, no iracundo, no dado al vino, no amigo decontiendas, no codicioso de ganancias deshonestas.(V. también 1 Timoteo 3:8.)1 Pedro 5:2 Cuiden de las ovejas de Dios que han sido puestas a sucargo; háganlo de buena voluntad, como Dios quiere,y no forzadamente ni por ambición de dinero, sino debuena gana.2 Pedro 2:3 [El apóstol Pedro describió con estas palabras a losfalsos profetas y los que buscan ganancia en la religión:]En su ambición de dinero, los explotarán a ustedes confalsas enseñanzas.6. La felicidad se alcanza por la vía del contentamiento, no dela avariciaSalmo 37:16 Mejor es lo poco del justo, que las riquezas de muchospecadores.Proverbios 16:8 Vale más lo poco ganado honradamente, que lo muchoganado en forma injusta. (V. también 17:1; Eclesiastés 4:6.)Proverbios 30:8,9 Aleja de mí la falsedad y la mentira, y no me hagas riconi pobre; dame solo el pan necesario, 9porque si mesobra, podría renegar de Ti y decir que no te conozco; ysi me falta, podría robar y ofender así Tu divino nombre.Filipenses 4:11,12 He aprendido a estar satisfecho con lo que tengo. 12 Sébien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que estener de todo. He aprendido a vivir en toda clase decircunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, oque pase hambre; ya sea que tenga de todo o que notenga nada.1 Timoteo 6:6–8 Gran ganancia es la piedad acompañada decontentamiento; 7porque nada hemos traído a estemundo, y sin duda nada podremos sacar. 8Así que,teniendo sustento y abrigo, estemos contentos conesto.Hebreos 13:5 Sea el carácter de ustedes sin avaricia, contentos con loque tienen, porque Él mismo ha dicho: «Nunca te dejaréni te desampararé».7. ¡Opta por la generosidad!(V. Egoísmo, apartados 9–13, página 83.)avaricia
  12. 12. 1716BENIGNIDAD1. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento el Señor sedistingue por Su benignidadSalmo 18:35 Tu benignidad me ha engrandecido. (V. también2 Samuel 22:36.)Isaías 40:11 Como pastor apacentará Su rebaño. En Su brazo llevarálos corderos, junto a Su pecho los llevará; y pastorearácon ternura a las recién paridas.Isaías 42:3 No acabará de romper la caña quebrada ni apagará lamecha que arde débilmente. Verdaderamente traerá lajusticia.Isaías 53:7 [Jesús dio la vida por nosotros, cual cordero que seofrece en sacrificio:] Angustiado Él, y afligido, no abrióSu boca; como cordero fue llevado al matadero; y comooveja delante de Sus trasquiladores, enmudeció, y noabrió Su boca.Mateo 11:29 Tomen Mi yugo sobre ustedes y aprendan de Mí, que Yosoy manso y humilde de corazón, y hallarán descansopara sus almas.Lucas 13:34 ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina asus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!Romanos 2:4 ¿Tienes en poco las riquezas de Su bondad y toleranciay paciencia, ignorando que la bondad de Dios te guía alarrepentimiento?2 Corintios 10:1 Yo, Pablo, les ruego a ustedes, por la ternura y labondad de Cristo.Santiago 5:11 El Señor es muy misericordioso y compasivo.2. La benignidad es uno de los frutos del Espíritu SantoGálatas 5:22,23 El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia,benignidad, bondad, fe, 23mansedumbre, templanza;contra tales cosas no hay ley.Santiago 3:17,18 La sabiduría que es de lo alto es primeramentepura, después pacífica, amable, benigna, llena demisericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre nihipocresía. 18Y el fruto de justicia se siembra en pazpara aquellos que hacen la paz.3. Contrariamente a los conceptos mundanos actuales, labenignidad es una cualidad, no una debilidadProverbios 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte, el quedomina su espíritu que el conquistador de una ciudad.benignidadEclesiastés 7:8 Mejor es la paciencia de espíritu que la arrogancia deespíritu.Isaías 30:15 Quédense tranquilos y estarán a salvo. En la tranquilidady la confianza estará su fuerza.Filemón 1:8,9 Aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte loque conviene, 9prefiero rogártelo apelando a tu amor.Santiago 1:19,20 Mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír,tardo para hablar, tardo para airarse; 20porque la ira delhombre no obra la justicia de Dios.4. Todo cristiano que se precie debe tener una actitud afable ybenevolenteRomanos 12:10 Ámense como hermanos los unos a los otros, dándosepreferencia y respetándose mutuamente.Filipenses 4:5 La bondad de ustedes sea conocida de todos loshombres.2 Timoteo 2:24,25 Un siervo del Señor no debe andar en peleas; alcontrario, debe ser bueno con todos. Debe ser apto paraenseñar; debe tener paciencia 25y corregir con corazónhumilde a los rebeldes, esperando que Dios haga que sevuelvan a Él y conozcan la verdad.Colosenses 3:12 Como escogidos de Dios, santos y amados, revístansede tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre ypaciencia.Tito 3:2,3 [Nuestra benignidad es prueba de que el poder deDios nos ha transformado.] Que no hablen mal denadie ni discutan. Que sean amables con todos ymuestren humildad en su trato con los demás. 3Antes,nosotros mismos éramos ignorantes y desobedientes, yandábamos perdidos. Hacíamos todo lo malo que se nosocurría para divertirnos. Fuimos esclavos de esos malosdeseos. Éramos malvados y envidiosos. Todo el mundonos odiaba, y nosotros también odiábamos a los demás.1 Tesalonicenses 2:7,8 [El apóstol Pablo fue un pastor benevolente.] Aunquemuy bien hubiéramos podido hacerles sentir el peso denuestra autoridad como apóstoles de Cristo, nos hicimoscomo niños entre ustedes. Como una madre que cría ycuida a sus propios hijos, 8así también les tenemos austedes tanto cariño que hubiéramos deseado darles,no solo el evangelio de Dios, sino hasta nuestras propiasvidas. ¡Tanto hemos llegado a quererlos!
  13. 13. 19 18 benignidad1 Pedro 3:8,9 Todos ustedes deben vivir en armonía y amarse unosa otros. Pónganse de acuerdo en todo, para quepermanezcan unidos. Sean buenos y humildes. 9Sialguien les hace algo malo, no hagan ustedes lo mismo,y si alguien los insulta, no contesten con otro insulto.Al contrario, lo que deben hacer es pedirle a Dios quebendiga a esas personas.BONDAD Y CORTESÍA1. La bondad de Dios para con Sus hijos es firme, ilimitada eincondicionalSalmo 89:33 No quitaré de él Mi misericordia, ni falsearé Mi verdad.Salmo 117:2 Grande es Su misericordia para con nosotros, y lafidelidad del Señor es eterna. ¡Aleluya!Isaías 54:10 «Aunque las montañas cambien de lugar y los cerros sevengan abajo, Mi amor por ti no cambiará ni se vendráabajo Mi alianza de paz». Lo dice el Señor, que secompadece de ti.Joel 2:13 [El Señor está dispuesto a perdonar y apiadarse, a nocastigarnos aunque lo tengamos bien merecido:] [Dios]misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grandeen misericordia, y se duele del castigo.Oseas 2:19 [El Señor dijo a Su pueblo:] Te desposaré conmigopara siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio,benignidad y misericordia.Efesios 2:7 Hizo esto para mostrar en el futuro la bondad y el granamor con que nos amó por medio de Jesucristo.2. Dios nos trata bien y espera que tratemos bien a los demásProverbios 3:27 No niegues el bien a quien se le debe, cuando esté en tumano el hacerlo.Zacarías 7:9 Esto es lo que Yo ordeno: Sean ustedes rectos en susjuicios, y bondadosos y compasivos unos con otros.Romanos 12:13 Compartan lo que tengan con los pobres de la iglesia.Reciban en sus hogares a los que vengan de otrasciudades y países.Efesios 4:32 Sean buenos y compasivos los unos con los otros, yperdónense, así como Dios los perdonó a ustedes pormedio de Cristo.Gálatas 6:10 Según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, ymayormente a los de la familia de la fe.Hebreos 13:2 No se olviden de mostrar hospitalidad, porque por ellaalgunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.1 Pedro 3:8,9 Todos ustedes deben vivir en armonía y amarse unosa otros. Pónganse de acuerdo en todo, para quepermanezcan unidos. Sean buenos y humildes. 9Sialguien les hace algo malo, no hagan ustedes lo mismo,y si alguien los insulta, no contesten con otro insulto.
  14. 14. 20 21bondad y cortesíaAl contrario, lo que deben hacer es pedirle a Dios quebendiga a esas personas.3. Nuestras palabras pueden herir profundamenteProverbios 11:9 El hipócrita con la boca daña a su prójimo.Proverbios 12:18 Hay quien habla sin tino como golpes de espada, perola lengua de los sabios sana.Proverbios 26:18,19 Como un loco que lanza mortales flechas de fuego,19 así es quien engaña a su amigo y luego dice que todoera un juego.4. La virtud de hablar palabras amablesProverbios 18:21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el quela ama comerá de sus frutos.Proverbios 31:26 [Características de la mujer virtuosa:] Abre su boca consabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua.Proverbios 16:24 Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma ymedicina a los huesos.Proverbios 25:15 La paciencia calma el enojo; las palabras suavesrompen la resistencia.5. Debemos ser amables y bondadosos con toda persona, seaquien seaDeuteronomio [Atender a los desconocidos que tengan necesidad10:17–19 es propio de la caridad cristiana.] El Señor su Dios esel Dios de dioses y el Señor de señores; Él es el Diossoberano, poderoso y terrible, que no hace distincionesni se deja comprar con regalos; 18que hace justicia alhuérfano y a la viuda, y que ama y da alimento y vestidoal extranjero que vive entre ustedes. 19Ustedes, pues,amen al extranjero, porque también ustedes fueronextranjeros en Egipto. (V. también Levítico 19:34.)Lucas 6:30–34 [El bondadoso no espera recibir nada a cambio.] Acualquiera que te pida algo, dáselo, y al que te quitelo que es tuyo, no se lo reclames. 31Hagan ustedescon los demás como quieren que los demás hagancon ustedes. 32Si ustedes aman solamente a quieneslos aman a ustedes, ¿qué hacen de extraordinario?Hasta los pecadores se portan así. 33Y si hacen biensolamente a quienes les hacen bien a ustedes, ¿quétiene eso de extraordinario? También los pecadoresbondad y cortesíase portan así. 34 Y si dan prestado solo a aquellosde quienes piensan recibir algo, ¿qué hacen deextraordinario? También los pecadores se prestan unosa otros, esperando recibir unos de otros.Lucas 10:36,37 [Los judíos odiaban a los habitantes de Samaria. Sinembargo, el buen samaritano fue compasivo y atendió aun judío herido con el que se encontró estando de viaje.La parábola ejemplifica claramente que hay que tratarbien a toda persona, sin reparar en su raza o religión.Luego de señalar que debemos amar al prójimo comoa nosotros mismos, Jesús pregunta:] 36«A ver, dime. Delos tres hombres que pasaron por el camino, ¿cuál fueel prójimo del que maltrataron los ladrones?» 37«El quese preocupó por él y lo cuidó», contestó el maestro dela Ley. Jesús entonces le dijo: «Anda y haz tú lo mismo».6. Seamos amables con los que se nos oponenGénesis 50:20,21 [José perdonó a sus hermanos y fue bondadoso conellos en época de hambre, a pesar de que estuvieron apunto de matarlo y lo vendieron como esclavo. El relatocompleto se encuentra en los capítulos 37 y 41–45 delGénesis.] «Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dioscambió ese mal en bien para hacer lo que hoy vemos:para salvar la vida de mucha gente. 21Así que no tenganmiedo. Yo les daré de comer a ustedes y a sus hijos».Así José los tranquilizó, pues les habló con muchocariño.Éxodo 23:4 Si encuentras extraviado el buey de tu enemigo osu asno, ciertamente se lo devolverás. (V. tambiénDeuteronomio 22:1.)Proverbios 25:21,22 [Seamos amables con nuestros enemigos. Dejemosque sea el Señor quien les dé su merecido castigo en elmomento que Él juzgue más conveniente.] Si tu enemigotiene hambre, dale de comer pan, y si tiene sed, dale abeber agua; 22porque así amontonarás brasas sobre sucabeza, y el Señor te recompensará.Lucas 6:35 Ustedes deben amar a sus enemigos, y hacer bien,y dar prestado sin esperar nada a cambio. Así serágrande su recompensa, y ustedes serán hijos delDios altísimo, que es también bondadoso con losdesagradecidos y los malos. (V. también Mateo 5:43–48.)
  15. 15. 22 237. La amabilidad y la cortesía son prueba de amorRomanos 13:10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimientode la Ley es el amor.1 Corintios 13:4 El amor es sufrido, es benigno.Colosenses 3:13,14 Sopórtense unos a otros, y perdónense si alguno tieneuna queja contra otro. Así como el Señor los perdonó,perdonen también ustedes. 14Sobre todo revístanse deamor, que es el lazo de la perfecta unión.1 Pedro 4:8 Sobre todo, sean fervientes en su amor los unos por losotros, pues el amor cubre multitud de pecados.8. La bondad y la cortesía consisten en ser considerados conlos sentimientos, debilidades y limitaciones de los demásHechos 20:35 En todo les mostré que así, trabajando, deben ayudara los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús,que dijo: «Más bienaventurado es dar que recibir».Romanos 14:13 No debemos criticarnos unos a otros. Al contrario,propónganse ustedes no hacer nada que sea causa deque su hermano tropiece, o que ponga en peligro su fe.Romanos 14:21 Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni nada en quetu hermano tropiece, o se ofenda o sea debilitado.(V. también 1 Corintios 8:13.)Romanos 15:1,2 Los que somos fuertes debemos soportar las flaquezasde los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.2 Cada uno de nosotros agrade a su prójimo para subien, para edificación.9. Con frecuencia, ser amable y cortés significa anteponer demanera altruista las necesidades ajenas a las propiasIsaías 58:6,7 El ayuno que a Mí me agrada consiste en esto: en querompas las cadenas de la injusticia y desates los nudosque aprietan el yugo; en que dejes libres a los oprimidosy acabes, en fin, con toda tiranía; 7en que compartas tupan con el hambriento y recibas en tu casa al pobre sintecho; en que vistas al que no tiene ropa y no dejes desocorrer a tus semejantes.Romanos 12:10 Ámense como hermanos los unos a los otros, dándosepreferencia y respetándose mutuamente.1 Corintios 12:25,26 Que no haya desunión en el cuerpo, sino que cadamiembro del cuerpo se preocupe por los otros. 26Siun miembro del cuerpo sufre, todos los demás sufrentambién; y si un miembro recibe atención especial,todos los demás comparten su alegría.Filipenses 2:4 Ninguno busque únicamente su propio bien, sinotambién el bien de los otros.10. La amabilidad y la cortesía deben distinguir a un cristianoJuan 13:35 Si se aman los unos a los otros, todo el mundo se darácuenta de que son discípulos Míos.2 Corintios 6:4,6 En todo damos muestras de que somos siervos deDios, soportando con mucha paciencia. 6También lodemostramos por nuestra pureza de vida, por nuestroconocimiento de la verdad, por nuestra tolerancia ybondad, por la presencia del Espíritu Santo en nosotros,por nuestro amor sincero.2 Pedro 1:5–8 Deben esforzarse en añadir a su fe la buena conducta; ala buena conducta, el entendimiento; 6al entendimiento,el dominio propio; al dominio propio, la paciencia; ala paciencia, la devoción; 7a la devoción, el afectofraternal; y al afecto fraternal, el amor. 8Si ustedesposeen estas cosas y las desarrollan, ni su vida seráinútil ni habrán conocido en vano a nuestro SeñorJesucristo.11. El Señor ve cada gesto de amabilidad y compasión quetenemos, y nos lo recompensará, tanto en esta vida como en lavenideraProverbios 15:3 Los ojos del Señor están en todo lugar, mirando a losmalos y a los buenos.Proverbios 19:17 Al Señor presta el que da al pobre, y el bien que hahecho, se lo volverá a pagar.Isaías 58:10 Si te das a ti mismo en servicio del hambriento, siayudas al afligido en su necesidad, tu luz brillará enla oscuridad, tus sombras se convertirán en luz demediodía.Hebreos 6:10 Dios es justo, y no olvidará lo que ustedes han hecho yel amor que le han mostrado al ayudar a los del pueblosanto, como aún lo están haciendo.bondad y cortesía bondad y cortesía
  16. 16. 24 2512. Muchas veces en la Biblia pequeñas muestras de bondadcondujeron a grandes bendicionesGénesis 18:1–5 [Abraham tuvo la hospitalidad de invitar a tres forasterosque estaban de paso. Luego se enteró de que uno deellos era nada menos que el Señor, acompañado de dosángeles. En aquella visita el Señor le dijo a Abraham queél y su esposa —ambos eran ancianos, y su mujer eraestéril— tendrían un hijo que a la larga llegaría a ser elpadre de «una nación grande y fuerte».]Génesis 19:1–29 [Lot tuvo la amabilidad de advertir a dos extranjeros queno se quedaran en las peligrosas calles de Sodoma;seguidamente los invitó a su casa. Los extranjeros eranen realidad ángeles, que salvaron a Lot y a sus dos hijasde la inminente destrucción de la ciudad.]Éxodo 2:16–21 [Moisés fue amable con las siete hijas de Jetro queencontró junto a un pozo. A consecuencia de ello, loacogieron en su casa durante los cuarenta años queestuvo fuera de Egipto en calidad de fugitivo. Además,Jetro le dio por esposa a Séfora, una de sus hijas.]Josué 2:1–14; 6:16–25 [La ramera Rahab escondió a dos espías hebreos quehabían llegado a la ciudad de Jericó. Cuando másadelante se destruyó la ciudad, Rahab y su familiafueron los únicos sobrevivientes.]Ester 2:7; 10:3 [Mardoqueo] había criado […] a Ester, hija de su tío,porque era huérfana. La joven era de hermosa figura yde buen parecer. Cuando su padre y su madre murieron,Mardoqueo la adoptó como hija suya. [Tras años debuena preparación por parte de su tío, Ester fue elegidareina por Asuero, rey de Persia. A la postre salvó la vidade Mardoqueo y de su pueblo, a los que se pretendíaasesinar por medio de una conspiración. Por último, elrey colmó de honores a Mardoqueo:] 10:3Mardoqueo,el judío, fue el segundo del rey Asuero, grande entrelos judíos y estimado por la multitud de sus hermanos,porque procuró el bienestar de su pueblo y la paz paratodo su linaje.2 Samuel 17:27–29; Barzilai [y otros] 28trajeron a David y al pueblo que1 Reyes 2:7 estaba con él, camas, tazas, vasijas de barro, trigo,cebada, harina, grano tostado, habas, lentejas,garbanzos tostados, 29miel, manteca, ovejas, y quesosde vaca, para que comiesen; porque decían: «El puebloestá hambriento y cansado y sediento en el desierto».1 Reyes 2:7[En fecha posterior, David mandó a su hijoSalomón que cuidara bien a los hijos de su amigo, queles había proporcionado alimentos cuando estabanen el desierto:] A los hijos de Barzilai galaadita harásmisericordia, que sean de los convidados a tu mesa;porque ellos vinieron de esta manera a mí, cuando ibahuyendo de Absalón tu hermano.1 Reyes 17:8–24 [Una viuda pobre entrega obedientemente a Elías lopoco de comida que le queda. Luego Dios obra unmilagro y provee para ella toda la harina y el aceite quenecesita durante una época de hambre. Por si fuerapoco, Elías resucita al hijo de la mujer, que había muertode insolación.]Hechos 28:2,7,8 [Publio, gobernador de Malta, recibió con gentileza alapóstol Pablo. Más tarde, cuando enfermó el padre dePublio, Pablo rogó por él, y se curó.]bondad y cortesía bondad y cortesía
  17. 17. 2726celos y envidiamás. Pero cada uno de ellos recibió también el salariode un día completo. 11Cuando ya tenían el dinero, esostrabajadores comenzaron a hablar mal del dueño dela viña 12y le dijeron: «Los que llegaron a las cinco dela tarde solo trabajaron una hora. Usted les pagó aellos igual que a nosotros, que trabajamos todo el díaaguantando el calor. Eso no es justo». 13Pero el dueño lecontestó a uno de ellos: «¡Mira, amigo! Yo no he hechonada malo contra ti. Recuerda que los dos acordamosque tú trabajarías por el salario de un día completo.14 Toma el dinero que te ganaste y vete. […] 15 Yo puedohacer con mi dinero lo que me parezca. ¿Por qué te daenvidia que yo sea bueno con los demás?»3. Los celos y la envidia son consecuencia de nuestranaturaleza pecaminosa, y debemos procurar superarlosmediante el poder del amoroso Espíritu de DiosJeremías 17:9 Nada hay tan engañoso y perverso como el corazónhumano. (V. también Mateo 15:19.)Mateo 20:20–28 Se acercó a Jesús la madre de los hijos de Zebedeo consus hijos, y postrándose ante Él, le pidió algo. 21Jesúsle preguntó: «¿Qué deseas?» Ella le dijo: «Ordena queen Tu reino estos dos hijos míos se sienten uno a Tuderecha y el otro a Tu izquierda». 22Pero Jesús dijo: «Nosaben lo que piden. ¿Pueden beber la copa que Yo voya beber?» Ellos respondieron: «Podemos». 23Él les dijo:«Mi copa ciertamente beberán, pero el sentarse a Miderecha y a Mi izquierda no es Mío el concederlo, sinoque es para quienes ha sido preparado por Mi Padre».24Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los doshermanos. 25Pero Jesús, llamándolos junto a Él, dijo:«Ustedes saben que los gobernantes de los gentilesse enseñorean de ellos, y que los grandes ejercenautoridad sobre ellos. 26No ha de ser así entre ustedes,sino que el que entre ustedes quiera llegar a ser grande,será su servidor, 27y el que entre ustedes quiera ser elprimero, será su siervo; 28así como el Hijo del Hombreno vino para ser servido, sino para servir y para dar Suvida en rescate por muchos».CELOS Y ENVIDIA1. Los celos y la envidia están muy ligados al orgullo, lavanidad y el egoísmoEclesiastés 4:4 He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia deobras despierta la envidia del hombre contra su prójimo.[…] Esto es vanidad y aflicción de espíritu.Gálatas 5:26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos aotros, envidiándonos unos a otros.1 Timoteo 6:4 Está envanecido, nada sabe, y delira acerca decuestiones y contiendas de palabras, de las cualesnacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas.2. Los celos y la envidia son una expresión de disconformidado disgustoGénesis 37:4 Al darse cuenta [los] hermanos [de José] de que supadre lo quería más que a todos ellos, llegaron a odiarloy ni siquiera lo saludaban.Números 16:3 [El rebelde Coré y sus seguidores envidiaron el puestode dirigente de Moisés y formularon acusaciones falsascontra él:] Todos ellos se reunieron, se enfrentaron conMoisés y Aarón, y les dijeron: «¡Basta ya de privilegios!Todo el pueblo ha sido consagrado por Dios, y el Señorestá con todos nosotros. ¿Por qué se levantan ustedescomo autoridad suprema sobre el pueblo del Señor?»(V. Salmo 106:16–18.)1 Samuel 18:7–9 Las mujeres cantaban mientras tocaban, y decían:«Saúl ha matado a sus miles, y David a sus diez miles».8Entonces Saúl se enfureció, pues este dicho ledesagradó, y dijo: «Han atribuido a David diez miles,pero a mí me han atribuido miles. ¿Y qué más le faltasino el reino?» 9De aquel día en adelante Saúl miró aDavid con recelo. (V. también los versículos 27,28; 20:30,31.)Mateo 20:8–15 [El dueño de una viña contrató a jornaleros a diversashoras del día.] Cuando se hizo de noche, el dueño le dijoal jefe de los trabajadores: «Llama a cada uno y págales,comenzando por los últimos que vinieron, y terminandopor los que vinieron primero». 9Entonces se acercaronlos trabajadores que llegaron a las cinco de la tarde yrecibieron el salario de un día completo. 10Después,cuando pasaron los que habían llegado primero, muyde mañana, pensaron que a ellos les pagarían mucho
  18. 18. 28 29celos y envidiagracia a los humildes». 7Por tanto, sométanse a Dios.Resistan, pues, al diablo y huirá de ustedes.4. Los celos y la envidia son trampas del Diablo que solo danmal frutoProverbios 6:34,35 Los celos enfurecen al hombre, y no perdonará en eldía de la venganza. 35No aceptará ningún rescate, ni sedará por satisfecho aunque le des muchos presentes.Proverbios 14:30 La mente tranquila es vida para el cuerpo, pero laenvidia corroe hasta los huesos.Proverbios 27:4 Cruel es la ira e impetuoso el furor, pero ¿quién podrásostenerse delante de la envidia?Cantares 8:6 Fuerte es como la muerte el amor; duros como el Seollos celos; sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.5. No envidiemos a los malosSalmo 37:1 No te impacientes a causa de los malignos, ni tengasenvidia de los que hacen iniquidad. (V. también elversículo 7.)Salmo 73:3,12,14, Tuve envidia al ver cómo prosperan los orgullosos16–18,21,22 y malvados. 12¡Miren a estos malvados! Con todatranquilidad aumentan sus riquezas. 14Pues a todashoras recibo golpes, y soy castigado todas lasmañanas. 16Traté de comprender esto, pero me fuemuy difícil. 17Solo cuando entré en el santuario de Dioscomprendí a dónde van ellos a parar: 18Los has puestoen lugar resbaladizo y los empujas a la ruina. 21Yoestuve lleno de amargura y en mi corazón sentía dolor,22porque era un necio que no entendía; ¡era ante ti igualque una bestia! (V. también Job 21:7–30.)Proverbios 3:31 No envidies al hombre injusto, ni escojas ninguno de suscaminos.Proverbios 23:17 No envidie tu corazón a los pecadores, antes vivesiempre en el temor del Señor.Proverbios 24:1 No tengas envidia de los malvados ni ambiciones estaren su compañía.6. Los celos y la envidia estimulan a obrar malGénesis 16:5,6 Sarai le dijo a Abram: «¡Tú tienes la culpa de que Agarme desprecie! Yo misma te la di por mujer, y ahoraque va a tener un hijo se cree más que yo. Que elcelos y envidia1 Corintios 3:3 Todavía son carnales. Pues habiendo celos ydiscusiones entre ustedes, ¿no son carnales y andancomo hombres del mundo?Gálatas 5:14–16 Toda la Ley se resume en este solo mandato: «Ama a tuprójimo como a ti mismo». 15Tengan cuidado, porque siustedes se muerden y se comen unos a otros, llegarána destruirse entre ustedes mismos. 16Por lo tanto, digo:Vivan según el Espíritu, y no busquen satisfacer suspropios malos deseos.Gálatas 5:19–23 Manifiestas son las obras de la carne, que son: […]20enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas,disensiones, […] 21envidias, homicidios […] y cosassemejantes a estas. 22Mas el fruto del Espíritu esamor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hayley.Gálatas 5:24–26 Los que son de Cristo han crucificado la carne consus pasiones y deseos. 25Si vivimos por el Espíritu,andemos también por el Espíritu. 26No nos hagamosvanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonosunos a otros.Tito 3:3–5 Antes también nosotros éramos insensatos y rebeldes;andábamos perdidos y éramos esclavos de todaclase de deseos y placeres. Vivíamos en maldad yenvidia, odiados y odiándonos unos a otros. 4PeroDios nuestro Salvador mostró Su bondad y Su amorpor la humanidad, 5y, sin que nosotros hubiéramoshecho nada bueno, por pura misericordia nos salvólavándonos y regenerándonos, y dándonos nueva vidapor el Espíritu Santo.Santiago 3:15–17 No es esta la sabiduría que desciende de lo alto,sino que es terrenal, animal, diabólica, 16pues dondehay celos y rivalidad, allí hay perturbación y todaobra perversa. 17 Pero la sabiduría que es de lo altoes primeramente pura, después pacífica, amable,benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sinincertidumbre ni hipocresía.Santiago 4:6,7 [Al Diablo le encanta aprovecharse de nuestra envidia yorgullo. Por eso debemos combatirlos con la Palabra deDios y la oración.] «Dios resiste a los soberbios pero da
  19. 19. 30 317. Pasajes de la Biblia en que se relatan rivalidades entrehermanos provocadas por la envidiaGénesis 4:3–5,8 Al transcurrir el tiempo, Caín trajo al Señor una ofrendadel fruto de la tierra. 4También Abel, por su parte, trajode los primogénitos de sus ovejas y de la grasa de losmismos. El Señor miró con agrado a Abel y su ofrenda,5pero no miró con agrado a Caín y su ofrenda. Caín seenojó mucho y su semblante se demudó. 8Caín dijo asu hermano Abel: «Vayamos al campo». Y aconteció quecuando estaban en el campo, Caín se levantó contra suhermano Abel y lo mató.Génesis 37:44,45 [Los hermanos de José tuvieron celos de él y planearonmatarlo. Sin embargo, luego cambiaron de opinión,lo vendieron como esclavo y mintieron a su padre,diciéndole que lo había matado una fiera. Años mástarde, en Egipto, todos se reconciliaron y fueronperdonados.]Números 12:1,2,9, María y Aarón empezaron a hablar mal de Moisés,10,15 porque este se había casado con una mujer etíope.2 Además dijeron: «El Señor no ha hablado solamentecon Moisés; también ha hablado con nosotros». Y elSeñor lo oyó. 9El Señor se enojó mucho con ellos.[…] 10 María se puso leprosa, con la piel toda blanca.Cuando Aarón se volvió para mirar a María […] vioque estaba leprosa. 15María fue echada fuera delcampamento durante siete días [hasta que el Señor tuvomisericordia de ella y la curó].Lucas 15:25–30 [Cuando el padre recibió en su casa al hijo pródigocon una fiesta:] El hijo mayor estaba trabajando en elcampo. Cuando regresó, se acercó a la casa y oyó lamúsica y el baile. 26Llamó a uno de los sirvientes y lepreguntó: «¿Qué pasa?» 27El sirviente le dijo: «Es que tuhermano ha vuelto sano y salvo, y tu papá mandó matarel ternero más gordo para hacer una fiesta». 28Entoncesel hermano mayor se enojó mucho y no quiso entrar.Su padre tuvo que salir a rogarle que entrara. 29Peroél, muy enojado, le dijo: «He trabajado para ti desdehace muchos años, y nunca te he desobedecido. Peroa mí jamás me has dado siquiera un cabrito para quehaga una fiesta con mis amigos. 30¡Y ahora que vuelveSeñor diga quién tiene la culpa, si tú o yo». 6Y Abramle contestó: «Mira, tu esclava está en tus manos; hazcon ella lo que mejor te parezca». Entonces Saraicomenzó a maltratarla tanto, que Agar huyó. (V. tambiénGénesis 21:9,10.)1 Samuel 18:6–9 [Saúl tuvo envidia de David e intentó varias vecesmatarlo.]Ester 5:11,13,14 Amán les contó la gloria de sus riquezas, la multitudde sus hijos, y todas las ocasiones en que el rey lohabía engrandecido, y cómo lo había exaltado sobrelos príncipes y siervos del rey. 13«Sin embargo, nadade esto me satisface mientras vea al judío Mardoqueosentado a la puerta del rey». 14Su mujer Zeres y todossus amigos le dijeron: «Haz que se prepare una horcade 50 codos de alto, y por la mañana pide al rey queahorquen a Mardoqueo en ella […]». Y el consejo agradóa Amán, y mandó preparar la horca.Daniel 6:3–5 Daniel sobresalía entre los funcionarios y sátrapasporque había en él un espíritu extraordinario, de modoque el rey pensó ponerlo sobre todo el reino. 4Entonceslos funcionarios y sátrapas buscaron un motivo paraacusar a Daniel con respecto a los asuntos del reino.Pero no pudieron encontrar ningún motivo de acusaciónni evidencia alguna de corrupción, por cuanto él era fiel,y ninguna negligencia ni corrupción podía hallarse en él.5Entonces estos hombres dijeron: «No encontraremosningún motivo de acusación contra este Daniel a menosque encontremos algo contra él en relación con la ley desu Dios». [Entonces procedieron a conspirar en contrade él.]Marcos 11:18 Al oír [Su predicación], los jefes de los sacerdotes y losmaestros de la Ley comenzaron a buscar la manera dematar a Jesús, porque le tenían miedo, pues toda lagente estaba admirada de Su enseñanza.Hechos 13:44,45 Al sábado siguiente, casi toda la gente de la ciudad sereunió en la sinagoga para oír el mensaje de Dios queiban a dar Pablo y Bernabé. 45Pero cuando los judíosvieron reunida a tanta gente, tuvieron envidia. Entoncescomenzaron a decir que Pablo estaba equivocado entodo lo que decía, y también lo insultaron.celos y envidia celos y envidia
  20. 20. 32 332 Timoteo 2:3 Toma tu parte en los sufrimientos como un buensoldado de Cristo Jesús.2 Timoteo 4:18 El Señor me librará de toda obra mala, y me preservarápara Su reino celestial: al cual sea gloria por los siglosde los siglos. Amén.1 Pedro 5:10 Después de que hayan sufrido un poco de tiempo, elDios de toda gracia, que los llamó a Su gloria eterna enCristo, Él mismo los perfeccionará, afirmará, fortalecerá,y establecerá.10. Con frecuencia, la persecución religiosa es provocada porla envidiaMarcos 15:9–11 [Impulsados por la envidia, los fariseos incitaron a lagente a pedir la muerte de Jesús:] Pilato les contestó:«¿Quieren ustedes que les ponga en libertad al Rey delos judíos?» 10 Porque se daba cuenta de que los jefesde los sacerdotes lo habían entregado por envidia.11 Pero los jefes de los sacerdotes alborotaron a lagente, para que pidieran que les dejara libre a Barrabás[que era un asesino].Hechos 13:44,45 El sábado de la semana siguiente, casi toda la ciudadse reunió para oír el mensaje del Señor. 45Pero cuandolos judíos vieron tanta gente, se llenaron de celos ycomenzaron a contradecir a Pablo y a insultarlo.Hechos 14:1,2 En Iconio, Pablo y Bernabé entraron juntos en lasinagoga de los judíos, y hablaron de tal modo quemuchos creyeron, tanto judíos como no judíos. 2Perolos judíos que no creían suscitaron la mala voluntad delos no judíos contra los hermanos.Hechos 17:5 [Luego de ver el éxito que tenía el apóstol Pablo con lagente, judíos envidiosos provocaron un alboroto entrelos griegos de Tesalónica con el objeto de hacer dañoa Pablo y a los hermanos de esa ciudad:] Los judíosque no creían, teniendo celos, tomaron consigo aalgunos ociosos, hombres malos, y juntando una turba,alborotaron la ciudad; y asaltando la casa de Jasón,procuraban sacarlos al pueblo.ese hijo tuyo, después de malgastar todo tu dinero conprostitutas, matas para él el ternero más gordo!»8. El remedio para los celos y la envidia es pedir a Dios que nosdé una dosis mayor de Su amor y nos haga más semejantes aJesúsRomanos 13:11–14 Ahora la salvación está más cerca de nosotros quecuando creímos. 12La noche está muy avanzada, yel día está cerca. Por tanto, desechemos las obrasde las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz.13 Andemos decentemente, como de día, no en orgíasy borracheras, no en promiscuidad sexual y lujurias, noen pleitos y envidias. 14Antes bien, vístanse del SeñorJesucristo, y no piensen en proveer para las lujurias dela carne.1 Corintios 13:4 El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tieneenvidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante.1 Pedro 2:1,2 Despójense de toda clase de maldad, todo engaño,hipocresía y envidia, y toda clase de chismes. 2Comoniños recién nacidos, busquen con ansia la lecheespiritual pura, para que por medio de ella crezcan ytengan salvación.9. Versículos para invocar cuando se combaten los celosSalmo 61:2 Clamaré a Ti cuando mi corazón desmaye. Llévame a laroca que es más alta que yo.Salmo 103:14 Él conoce nuestra condición; se acuerda de que somospolvo.1 Corintios 10:13 Ustedes no han pasado por ninguna tentación queotros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, puesÉl no va a permitir que sufran más tentaciones de lasque pueden soportar. Además, cuando vengan lastentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas,y así podrán resistir.2 Corintios 1:10 Él nos libró y nos libra y esperamos que aún nos librará.2 Corintios 9:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no contristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dadoralegre.Gálatas 6:9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a sutiempo segaremos, si no desmayamos.celos y envidia celos y envidia
  21. 21. 35 34CHISMES1. La Biblia manda no contar chismesLevítico 19:16 No andarás chismeando entre tu pueblo.Salmo 15:1,3 Señor, ¿quién puede residir en Tu santuario?, ¿quiénpuede habitar en Tu santo monte? 3El que no habla malde nadie; el que no hace daño a su amigo ni ofende a suvecino.Efesios 4:31 Sea quitada de ustedes toda amargura, enojo, ira,gritos, insultos, así como toda malicia.Tito 3:2 [Recuerda a los otros] que no hablen mal de nadie,que sean pacíficos y bondadosos, y que se muestrenhumildes de corazón en su trato con todos.Santiago 4:11 Hermanos, no hablen mal los unos de los otros.1 Pedro 2:1 Despójense de toda clase de maldad, todo engaño,hipocresía y envidia, y toda clase de chismes.1 Pedro 3:10 El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene sulengua de mal, y sus labios no hablen engaño.2. Efectos negativos y destructivos de los chismes1 Samuel 24:9 [Algunos hombres del rey Saúl difundieron rumores deque David quería matarlo.] Dijo David a Saúl: «¿Por quéoyes las palabras de los que dicen: “Mira que Davidprocura tu mal”?»Salmo 41:7 Todos los que me odian murmuran a una contra mí;traman hacerme daño.Proverbios 11:9 El hipócrita con la boca daña a su prójimo.Proverbios 16:27 El hombre perverso cava en busca del mal, y en suslabios hay como llama de fuego. (V. también Santiago 3:5,6.)Proverbios 18:8 Los chismes son como golosinas, pero calan hasta lomás profundo.Proverbios 26:20 Sin leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso,cesa la contienda.Jeremías 9:4 [Personas difamadoras habían dividido tanto al pueblode Israel que nadie confiaba en nadie.] Hay quedesconfiar hasta del amigo; ni siquiera en el hermano sepuede confiar, pues los hermanos se engañan entre sí ylos amigos se calumnian unos a otros.Ezequiel 22:9 [Los chismes contribuyeron a la caída de Israel, y elSeñor envió a Sus profetas a denunciar ese hecho.] Porcausa de sus mentiras, algunos de tus habitantes sonlos culpables de que otros mueran.11. Dios se siente celoso cuando ponemos nuestros interesesmateriales, nuestro amor por una persona o incluso nuestroservicio a Él por delante del amor que le debemos a ÉlÉxodo 20:3,5,6 No tengas otros dioses aparte de Mí. 5No te inclinesdelante de ellos ni les rindas culto, porque Yo soy elSeñor tu Dios, Dios celoso que castiga la maldad de lospadres que me odian, en sus hijos, nietos y bisnietos;6 pero que trato con amor por mil generaciones a losque me aman y cumplen Mis mandamientos.Éxodo 34:14 No adoren a ningún otro dios, porque el Señor esceloso. Su nombre es Dios celoso. (V. también Éxodo 20:5.)Deuteronomio 4:24 El Señor tu Dios es fuego consumidor, un Dios celoso.(V. también Deuteronomio 5:9; 6:14,15.)Zacarías 8:2 Esto es lo que Yo, el Señor todopoderoso, digo: «Sientopor Sion grandes celos, celos furiosos». (V. también 1:14.)Mateo 10:37 El que ama a padre o madre más que a Mí, no es dignode Mí; y el que ama a hijo o hija más que a Mí, no esdigno de Mí.1 Juan 2:15 No amen al mundo ni las cosas que están en el mundo.Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está enél.Apocalipsis 2:1–5 [Habla Jesús:] Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso: […]2 «Yo conozco tus obras, tu fatiga y tu perseverancia,y que no puedes soportar a los malos, y has sometidoa prueba a los que se dicen ser apóstoles y no lo son,y los has hallado mentirosos. 3Tienes perseverancia,y has sufrido por Mi nombre y no has desmayado.4 Pero tengo esto contra ti: que has dejado tu primeramor. 5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído yarrepiéntete, y haz las obras que hiciste al principio. Sino, vendré a ti y quitaré tu candelabro de su lugar, si note arrepientes». (V. también Compararse con los demás, página 40.)celos y envidia
  22. 22. 36 37chismes6. El Señor no bendice el chismorreoSalmo 101:5 Al que solapadamente infama a su prójimo, Yo [el Señor]lo destruiré; no sufriré al de ojos altaneros y de corazónvanidoso.Isaías 29:20,21 El violento tendrá su fin, el insolente será acabado, yserán cortados todos los que se desvelan para hacer elmal; 21los que hacen que una persona sea acusada poruna palabra, y tienden lazos al que juzga en la puerta, ydefraudan al justo con vanos argumentos.Salmo 50:20,21 Te sientas y hablas contra tu hermano; al hijo de tupropia madre calumnias. 21Estas cosas has hecho, y Yohe guardado silencio; pensaste que Yo era tal como tú;pero te reprenderé, y delante de tus ojos expondré tusdelitos.7. Pidamos al Señor madurez espiritual para no caer enhabladurías y evitar a los chismososProverbios 11:13 El chismoso todo lo cuenta; la persona digna deconfianza guarda el secreto.Proverbios 20:19 El que anda en chismes descubre el secreto; no teentremetas, pues, con el suelto de lengua.Efesios 4:22,23 [El comadreo es una propensión mundana quepodemos evitar andando conforme al Espíritu de Dios.]Deben ustedes renunciar a su antigua manera de viviry despojarse de lo que antes eran, ya que todo esose ha corrompido, a causa de los deseos engañosos.23Deben renovarse espiritualmente en su manera dejuzgar.1 Timoteo 6:3,5 Si alguno […] no se conforma a lassanas palabras de nuestro Señor Jesucristo […],5 apártate de [él]. (V. también Efesios 5:11.)8. Para entender la diferencia entre informar sobre ungrave incidente y contar chismes hace falta cierta madurez;conviene Hacerse las siguientes preguntas:Juan 8:7 [¿Soy yo igual de culpable?] El que de ustedes esté sinpecado, sea el primero en tirarle una piedra.Filipenses 2:3 [¿Intento, quizá, ensalzarme rebajando a los demás?] Nohagan nada por orgullo o solo por pelear. Al contrario,chismesSantiago 3:5,6 La lengua es un miembro pequeño, y se gloría degrandes cosas. He aquí, ¡un pequeño fuego cuángrande bosque enciende! 6Y la lengua es un fuego,un mundo de maldad. Así la lengua está puesta entrenuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo,e inflama la rueda de la creación, y es inflamada delinfierno.Santiago 3:10 De una misma boca proceden bendición y maldición.Hermanos míos, esto no debe ser así.3. Los chismes socavan y matan la amistadProverbios 16:28 El hombre perverso levanta contienda, y el chismosoaparta a los mejores amigos.Proverbios 17:9 Quien pasa por alto la ofensa, crea lazos de amor; quieninsiste en ella, aleja al amigo.4. Los chismes minan nuestras defensas espiritualesProverbios 15:4 La lengua amable es un árbol de vida; la lenguaperversa hace daño al espíritu.Mateo 15:18,19 Lo que sale de la boca, del corazón sale; y estocontamina al hombre. 19Porque del corazón salen losmalos pensamientos, […] falsos testimonios. (V. tambiénRomanos 1:29.)2 Corintios 12:20 Temo que quizá cuando yo vaya, halle que no son loque deseo, y yo sea hallado por ustedes que no soylo que desean. Que quizá haya pleitos, celos, enojos,rivalidades, difamaciones, chismes, arrogancia,desórdenes.2 Timoteo 2:16,17 Evita profanas y vanas palabrerías, porque conduciránmás y más a la impiedad. 17Y su palabra carcomerácomo gangrena.5. Los chismosos deberán dar cuenta a DiosMateo 12:36,37 Toda palabra vana que hablen los hombres, daráncuenta de ella en el día del juicio. 37Porque por tuspalabras serás justificado, y por tus palabras seráscondenado.Jeremías 17:10 Yo, el Señor, escudriño el corazón, pruebo lospensamientos, para dar a cada uno según sus caminos,según el fruto de sus obras. (V. también Jeremías 32:19;Salmo 62:12; Romanos 2:6.)
  23. 23. 38 3910. De la ociosidad al chisme solo hay un paso, así que convieneque nos ocupemos en los asuntos del Señor y tengamos unaactitud positivaProverbios 14:23 De todo esfuerzo se saca provecho; del mucho hablar,solo miseria.2 Tesalonicenses 3:11 Oímos que algunos entre ustedes andandesordenadamente, sin trabajar, pero andanmetiéndose en todo. (V. también 1 Pedro 4:15.)1 Timoteo 5:13 Aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa;y no solamente ociosas, sino también chismosas yentrometidas, hablando lo que no debieran.Efesios 4:29 No salga de la boca de ustedes ninguna palabra mala,sino solo la que sea buena para edificación, según lanecesidad del momento, para que imparta gracia a losque escuchan.Filipenses 4:8 Hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno,todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lohonorable, si hay alguna virtud o algo que mereceelogio, en esto mediten.hagan todo con humildad y vean a los demás comomejores a ustedes mismos.Colosenses 3:13,14 [¿Soy comprensivo y perdono?] Sopórtense unos aotros, y perdónense si alguno tiene una queja contraotro. Así como el Señor los perdonó, perdonen tambiénustedes. 14Sobre todo revístanse de amor, que es ellazo de la perfecta unión. (V. también Efesios 4:32.)1 Pedro 3:9 [¿No estaré abrigando un deseo de venganza?] Nodevuelvan mal por mal ni insulto por insulto. Al contrario,devuelvan bendición.9. Tengamos presente que el Señor ve y comprende la situaciónmejor que nosotros, y que conviene esperar y confiar en queÉl se encargará de todoJob 34:21 Sus ojos están sobre los caminos del hombre, y vetodos sus pasos.Proverbios 5:21 El Señor está pendiente de la conducta del hombre; nopierde de vista ninguno de sus pasos.Proverbios 15:3 En todo lugar están los ojos del Señor, observando a losmalos y a los buenos.Romanos 2:2 Sabemos que el juicio de Dios justamente cae sobre losque practican tales cosas.Romanos 14:10,12 Tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también,¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todoscompareceremos ante el tribunal de Cristo. 12Demanera que cada uno de nosotros dará a Dios cuentade sí.1 Corintios 4:5 No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen aque el Señor venga y saque a la luz lo que ahora estáen la oscuridad y dé a conocer las intenciones delcorazón. Entonces Dios dará a cada uno la alabanzaque merezca.Hebreos 4:13 Nada de lo que Dios ha creado puede esconderse deÉl; todo está claramente expuesto ante aquel a quientenemos que rendir cuentas.1 Pedro 4:19 Los que padecen según la voluntad de Dios,encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.chismeschismes
  24. 24. 4140compararse con los demásnada que sea causa de que su hermano tropiece, o queponga en peligro su fe.Gálatas 6:4 Cada uno debe examinar su propia conducta. Si esbuena, podrá sentirse satisfecho de sus acciones, perono debe compararse con los demás.1 Corintios 4:7 [Las comparaciones fomentan una actitud decompetencia y de orgullo.] No hay nada que los haga austedes más importantes que otros. Todo lo que tienen,lo han recibido de Dios. Y si todo se lo deben a Él,¿por qué presumen, como si ustedes solos lo hubieranconseguido?1 Corintios 13:4 El que ama tiene paciencia en todo, y siempre esamable. El que ama no es envidioso, ni se cree más quenadie. No es orgulloso.3. Establecer comparaciones denota inmadurez espiritualRomanos 8:5 Los que son de la carne piensan en las cosas de lacarne; pero los que son del Espíritu, en las cosas delEspíritu.1 Corintios 3:1–8 Yo, hermanos, no pude hablarles como a espirituales,sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2Les di abeber leche, no alimento sólido, porque todavía no podíanrecibirlo. En verdad, ni aun ahora pueden, 3porquetodavía son carnales. Pues habiendo celos y discusionesentre ustedes, ¿no son carnales y andan como hombresdel mundo? 4Porque cuando uno dice: «Yo soy de Pablo»,y otro: «Yo soy de Apolos», ¿no son como hombres delmundo? 5¿Qué es, pues, Apolos? ¿Y qué es Pablo?Servidores mediante los cuales ustedes han creído,según el Señor dio oportunidad a cada uno. 6 Yo planté,Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento. 7Así queni el que planta ni el que riega es algo, sino Dios, que dael crecimiento. 8Ahora bien, el que planta y el que riegason una misma cosa, pero cada uno recibirá su propiarecompensa conforme a su propio trabajo.1 Corintios 4:5,6 No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen aque el Señor venga y saque a la luz lo que ahora estáen la oscuridad y dé a conocer las intenciones delcorazón. Entonces Dios dará a cada uno la alabanzaque merezca. 6Hermanos, les hablo de estas cosas porsu propio bien y poniendo como ejemplo a Apolo y a míCOMPARARSE CON LOS DEMÁS1. Compararnos con los demás de manera desfavorable esmotivo de descontento, desaliento y envidia1 Samuel 18:8,9 Se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó estedicho, y dijo: «A David dieron diez miles, y a mí miles; nole falta más que el reino». 9Y desde aquel día Saúl nomiró con buenos ojos a David.Romanos 9:20,21 [Compararnos negativamente puede generarnos uncomplejo de inferioridad y llevarnos a quejarnos:] Tú,hombre, ¿quién eres para pedirle cuentas a Dios?¿Acaso la olla de barro le dirá al que la hizo: «Por quéme hiciste así»? 21El alfarero tiene el derecho de hacerlo que quiera con el barro, y del mismo barro puedehacer una olla para uso especial y otra para uso común. (V. también Celos y envidia, apartados 1–5, página 26.)2. Compararnos favorablemente con los demás puede derivaren una actitud de orgullo y superioridad (aunque puedetambién ser alentador si se hace con el humilde propósito dedar gracias por lo que se tiene)Lucas 18:9–14 Dijo también Jesús esta parábola a unos que confiabanen sí mismos como justos, y despreciaban a los demás:10 «Dos hombres subieron al templo a orar; uno era fariseoy el otro recaudador de impuestos. 11El fariseo puesto enpie, oraba para sí de esta manera: “Dios, te doy graciasporque no soy como los demás hombres: estafadores,injustos, adúlteros; ni aun como este recaudador deimpuestos. 12Yo ayuno dos veces por semana; doyel diezmo de todo lo que gano”. 13Pero el recaudadorde impuestos, de pie y a cierta distancia, no quería nisiquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba elpecho, diciendo: “Dios, ten piedad de mí, pecador”. 14Lesdigo que este descendió a su casa justificado pero aquelno; porque todo el que se engrandece será humillado,pero el que se humilla será engrandecido».Romanos 12:3 Que ninguno piense de sí mismo más de lo quedebe pensar. Antes bien, cada uno piense de sí conmoderación, según los dones que Dios le haya dadojunto con la fe.Romanos 14:13 [Considerarnos superiores puede llevar a los demás aconsiderarse inferiores.] No debemos criticarnos unosa otros. Al contrario, propónganse ustedes no hacer
  25. 25. 42 43recostado al lado de Él […]. 21Cuando Pedro lo vio, dijo aJesús: «Señor, ¿y qué de este?» 22Jesús le dijo: «Si quieroque él quede hasta que Yo vuelva, ¿qué a ti? Sígueme tú».5. La envidia es propia de la naturaleza humana; sin embargo, elSeñor puede ayudarnos a superarla(V. Celos y envidia, apartado 3, página 27.)6. El mejor antídoto contra la envidia es estar agradecidospor lo que somos y por todo lo que tenemos, y confiar en elamor y la imparcialidad del SeñorRomanos 7:25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro.1 Corintios 12:4–7, [Recordemos que todos tenemos una misión singular11,12,14–18 en la vida, que todos somos igual de importantes ymiembros necesarios del cuerpo de Cristo, es decir, Suiglesia.] Hay diversidad de dones, pero el Espíritu es elmismo. 5Hay diversidad de ministerios, pero el Señores el mismo. 6Y hay diversidad de operaciones, peroes el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.7Pero a cada uno se le da la manifestación del Espíritupara el bien común. 11Todas estas cosas las hace uno yel mismo Espíritu, distribuyendo individualmente a cadauno según Su voluntad. 12Porque así como el cuerpoes uno, y tiene muchos miembros, pero, todos losmiembros del cuerpo, aunque son muchos, constituyenun solo cuerpo, así también es Cristo. 14El cuerpo noes un solo miembro, sino muchos. 15Si el pie dijera:«Porque no soy mano, no soy parte del cuerpo», no poreso deja de ser parte del cuerpo. 16Y si el oído dijera:«Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo», no poreso deja de ser parte del cuerpo. 17Si todo el cuerpofuera ojo, ¿qué sería del oído? Si todo fuera oído, ¿quésería del olfato? 18Ahora bien, Dios ha colocado a cadauno de los miembros en el cuerpo según le agradó.1 Corintios 15:9,10 [Pese a nuestros defectos, estemos agradecidos porcómo Dios nos hizo. El apóstol Pablo dio buen ejemplode ello.] Yo soy el más insignificante de los apóstoles,que no soy digno de ser llamado apóstol, pues perseguía la iglesia de Dios. 10Pero por la gracia de Dios soylo que soy, y Su gracia para conmigo no resultó vana.compararse con los demásmismo. Lo digo para que por nuestro ejemplo aprendanustedes a no ir más allá de lo que está escrito, y paraque nadie se hinche de orgullo, favoreciendo a uno enperjuicio de otro. (V. también 2 Corintios 5:12.)2 Corintios 10:12 No nos atrevemos a contarnos [catalogarnos anosotros mismos] ni a compararnos con algunos quese alaban a sí mismos. Pero ellos, midiéndose a símismos y comparándose consigo mismos, carecen deentendimiento.4. En varias oportunidades, los discípulos de Jesús cayeron enel error de establecer comparaciones entre síMateo 18:1–4 Los discípulos le preguntaron a Jesús: «¿Quién es elmás importante en el reino de Dios?» 2Jesús llamó aun niño, lo puso en medio de ellos, 3y les dijo: «Lesaseguro que para entrar en el reino de Dios, ustedestienen que cambiar su manera de vivir y ser comoniños. 4Porque en el reino de Dios, las personas másimportantes son humildes como este niño».Mateo 20:20,21, [Jesús hizo ver a Sus discípulos que su afán de ser24–28 más importantes que los demás era producto de sumentalidad mundana:] Se acercó a Jesús la madre de loshijos de Zebedeo con sus hijos, y postrándose ante Él,le pidió algo. 21Jesús le preguntó: «¿Qué deseas?» Ellale dijo: «Ordena que en Tu reino estos dos hijos míos sesienten uno a Tu derecha y el otro a Tu izquierda». 24 Al oíresto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos.25 Jesús, llamándolos junto a Él, dijo: «Ustedes saben quelos gobernantes de los gentiles se enseñorean de ellos, yque los grandes ejercen autoridad sobre ellos. 26No ha deser así entre ustedes, sino que el que entre ustedes quierallegar a ser grande, será su servidor, 27 y el que entreustedes quiera ser el primero, será su siervo; 28 así como elHijo del Hombre no vino para ser servido, sino para serviry para dar Su vida en rescate por muchos».Lucas 9:46–48 Comenzó una discusión entre ellos, sobre quién deellos sería el mayor. 47Entonces Jesús, sabiendo lo quepensaban en sus corazones, […] 48les dijo: «El que esmás pequeño entre todos ustedes, ese es grande».Juan 21:20–22 Volviéndose Pedro, vio que les seguía el discípulo aquien amaba Jesús, el mismo que en la cena se habíacompararse con los demás
  26. 26. 44 45despreciado y desechado de los hombres, varón dedolores y experimentado en aflicción; y como uno dequien los hombres esconden el rostro, fue despreciado,y no lo estimamos. 4Ciertamente Él llevó nuestrasenfermedades, y cargó con nuestros dolores. Contodo, nosotros lo tuvimos por azotado, por herido deDios y afligido. 6El Señor hizo que cayera sobre Él lainiquidad de todos nosotros. 7Fue oprimido y afligido,pero no abrió Su boca. Como cordero que es llevadoal matadero, y como oveja que ante sus trasquiladorespermanece muda, Él no abrió Su boca. 8Por opresión yjuicio fue quitado; y en cuanto a Su generación, ¿quiéntuvo en cuenta que Él fuera cortado de la tierra de losvivientes por la transgresión de Mi pueblo, a quiencorrespondía la herida? 9Se dispuso con los impíos Susepultura, pero con el rico fue en Su muerte, aunqueno había hecho violencia, ni había engaño en Su boca.10Pero quiso el Señor quebrantarlo, sometiéndoloa padecimiento. Cuando Él se entregue a Sí mismocomo ofrenda de expiación, verá a Su descendencia,prolongará Sus días, y la voluntad del Señor en Sumano prosperará. (V. todo el capítulo 53 del libro de Isaías.)Hebreos 4:15 Nuestro Sumo Sacerdote puede compadecerse denuestra debilidad, porque Él también estuvo sometidoa las mismas pruebas que nosotros; solo que Él jamáspecó.Hebreos 12:2–4 Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de Él procedenuestra fe y Él es quien la perfecciona. Jesús soportóla cruz, sin hacer caso de lo vergonzoso de esa muerte,porque sabía que después del sufrimiento tendría gozoy alegría; y se sentó a la derecha del trono de Dios. 3 Porlo tanto, mediten en el ejemplo de Jesús, que sufriótanta contradicción de parte de los pecadores; por eso,no se cansen ni se desanimen. 4Pues ustedes aún nohan tenido que llegar hasta la muerte en su lucha contrael pecado. (V. también Hebreos 3:1.)1 Pedro 2:21,23 Cristo sufrió por ustedes, dándoles un ejemplo para quesigan Sus pasos. 23Cuando lo insultaban, no contestabacon insultos; cuando lo hacían sufrir, no amenazaba,sino que se encomendaba a Dios, que juzga conrectitud.Antes bien he trabajado mucho más que todos ellos,aunque no yo, sino la gracia de Dios en mí.Filipenses 4:11,12 He aprendido a estar satisfecho con lo que tengo. 12 Sébien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que estener de todo. He aprendido a vivir en toda clase decircunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, oque pase hambre; ya sea que tenga de todo o que notenga nada.1 Timoteo 1:12 Doy gracias a aquel que me ha dado fuerzas, a CristoJesús nuestro Señor, porque me ha considerado fiel yme ha puesto a Su servicio.1 Timoteo 6:6 Gran ganancia es la piedad acompañada decontentamiento. (V. también el versículo 8.)Hebreos 13:5 Sea el carácter de ustedes sin avaricia, contentos con loque tienen, porque Él mismo ha dicho: «Nunca te dejaréni te desampararé».Apocalipsis 5:9,10 [Tenemos sobrados motivos para estar agradecidos.]Cantaban un nuevo cántico, diciendo: «Digno eres detomar el libro, y de abrir sus sellos; porque Tú fuisteinmolado, y nos has redimido para Dios con Tu sangre,de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10y noshas hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, yreinaremos sobre la tierra».7. Lo importante es que procuremos agradar a JesúsJuan 5:44 [Jesús dijo:] ¿Cómo pueden creer ustedes, si recibengloria los unos de los otros y no buscan la gloria queviene del Dios único?Romanos 14:12 Cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.1 Corintios 4:5 No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen aque el Señor venga y saque a la luz lo que ahora está enla oscuridad y dé a conocer las intenciones del corazón.Entonces Dios dará a cada uno la alabanza que merezca.2 Corintios 10:17,18 «Si alguien quiere sentirse importante por algo, quesea por creer en el Señor». 18La persona que mereceaplausos no es la que habla bien de sí misma, sinoaquella de quien el Señor habla bien.8. Si vamos a compararnos con alguien, comparémonos con JesúsIsaías 53:2–4,6–10 No tiene aspecto hermoso ni majestad para que lomiremos, ni apariencia para que lo deseemos. 3Fuecompararse con los demás compararse con los demás
  27. 27. 4746Salmo 73:21 Se llenó de amargura mi alma, y en mi corazón sentíapunzadas.Isaías 59:12 Nuestras rebeliones se han multiplicado delante de Ti,y nuestros pecados han atestiguado contra nosotros;porque con nosotros están nuestras iniquidades, yconocemos bien nuestros pecados.Romanos 1:18,19 [Dios mueve a contrición a todos los hombres cuandoobran mal.] Dios muestra Su ira castigando desde elcielo a toda la gente mala e injusta, que con su injusticiamantiene prisionera la verdad. 19Lo que de Dios sepuede conocer, ellos lo conocen muy bien, porque Élmismo se lo ha mostrado.4. Si no hacemos caso de la voz de la conciencia, a la larga nosvolvemos sordos a ellaJeremías 6:15 ¿Se han avergonzado de haber hecho abominación?Ciertamente no se han avergonzado, ni aun saben tenervergüenza.Romanos 1:21 Habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron como aDios, ni le dieron gracias. Al contrario, se envanecieronen sus razonamientos y su necio corazón fueentenebrecido.Efesios 4:17–19 Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor:que ustedes ya no anden así como andan tambiénlos gentiles, en la vanidad de su mente. 18Ellos tienenentenebrecido su entendimiento, están excluidos dela vida de Dios por causa de la ignorancia que hay enellos, por la dureza de su corazón. 19Habiendo llegadoa ser insensibles, se entregaron a la sensualidad paracometer con avidez toda clase de impurezas.2 Tesalonicenses Los que se pierden […] no recibieron el amor de la2:10–12 verdad para ser salvos. 11Por esto Dios les enviará unpoder engañoso, para que crean en la mentira, 12a finde que sean juzgados todos los que no creyeron en laverdad sino que se complacieron en la iniquidad.1 Timoteo 4:2 Con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizadala conciencia.Tito 1:15 Todas las cosas son puras para los puros, pero para loscorrompidos e incrédulos nada es puro, pues hasta sumente y su conciencia están corrompidas.CONCIENCIA1. La conciencia es una voz interior con la que Dios orienta alas personasProverbios 20:27 El espíritu que Dios ha dado al hombre es luz quealumbra lo más profundo de su ser. (V. también Job 32:8.)Isaías 30:21 Tus oídos oirán detrás de ti estas palabras: «Este es elcamino, anden en él», ya sea que vayan a la derecha o ala izquierda.Juan 1:9 [El Espíritu de Jesús toca el corazón de toda persona:]Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre,venía a este mundo. (V. también Juan 14:6.)Romanos 2:14,15 [Aun quienes no han aceptado a Jesús como suSalvador tienen conciencia del bien y del mal. Es algoque el Señor ha dado a todas las personas.] Cuandolos que no son judíos ni tienen la Ley hacen pornaturaleza lo que la Ley manda, ellos mismos son supropia ley, 15 pues muestran por su conducta que llevanla Ley escrita en el corazón. Su propia conciencia locomprueba, y sus propios pensamientos los acusarán olos defenderán.2. Cada uno opta por hacer o no hacer caso de lo que le dictasu concienciaJob 27:6 Mientras viva, no me reprochará mi corazón.Hechos 24:16 Procuro tener siempre una conciencia sin ofensa anteDios y ante los hombres.2 Corintios 1:12 Nuestra satisfacción es esta: el testimonio de nuestraconciencia que en la santidad y en la sinceridadque viene de Dios, no en sabiduría carnal sino en lagracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo yespecialmente hacia ustedes.1 Timoteo 3:9 Deben apegarse a la verdad revelada en la cualcreemos, y vivir con conciencia limpia.3. Cuando pecamos, sentimos remordimientos de concienciaJob 15:20,21,24 Todos sus días el impío se retuerce de dolor. 21Ruidosde espanto hay en sus oídos. 24La ansiedad y laangustia lo aterran, lo dominan.Salmo 40:12 [El rey David dijo:] Mis iniquidades me han alcanzado, yno puedo ver; son más numerosas que los cabellos demi cabeza, y el corazón me falla.conciencia
  28. 28. 48 492 Samuel 24:10 David se sintió culpable por haber hecho el censo dela poblaciÀ1

×