Mi hijo Daniel y yo, cuando éramos tan felices juntos,
antes de que me arruinara en España, y su madre me
pusiera un divor...
(La copia de la carta de la Directora está más abajo a
continuación...)
Muy Señora mía:
Ni siquiera ha tenido el detalle, ...
Porque lo único que usted está haciendo en esta
carta, es sólo una defensa muy egoísta, con la excusa del
interés del meno...
¡Qué más maldad, por parte de ustedes, contra el
niño, Daniel Cerón Escudero, que privarle de leer las cartas
de su padre,...
Porque quien necesita de la oscuridad, sólo es el
Diablo, que es el padre de la mentira, y con quien están
ustedes colabor...
Así pues, le dije:
"¡Hijo mío, no sabes la oración que acabas de hacer,
porque Dios, siempre nos escucha, sólo que a veces...
El 29 de agosto de 2013 14:48, Mª Dolores García
Gomez <mariadoloresggomez@gmail.com> escribió:
Estimado Sr Cerón:
Desde e...
¡Mi denuncia ante el Tribunal Europeo de Justicia, por
la violación de los derechos humanos, por la
incomunicación con mi ...
¡Carta al Santo Padre, Francisco, pidiendo justicia
divina para con mi hijo pequeño...!
http://es.scribd.com/doc/130597375...
Y cuando este avión despegaba de Barajas en
España, alejándome de lo que más quería en el mundo, mi
adorado niño murciano,...
Y mientras que se me caían las lágrimas por el rostro,
tantas como las que se le cayeron a mi niño, al despedirse
de mí......
La justicia es tan lenta, que probablemente mi niño
habrá cumplido ya la mayoría de edad, cuando venga a
resolver...
No me...
Soy un buen escritor, por él, porque tuve que aprender
a escribir, como el mejor de los escritores, para contarle,
porqué ...
Mi respuesta a la Carta, de la Hermana Directora, del Colegio de la Consolación de Murcia, España, adonde asiste mi hijo, ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Mi respuesta a la Carta, de la Hermana Directora, del Colegio de la Consolación de Murcia, España, adonde asiste mi hijo, Daniel Cerón Escudero.

8,744 views

Published on

Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primero, segundo, y tercer libro, escribiendo también ahora el cuarto libro…

¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Mi respuesta a la Carta, de la Hermana Directora, del Colegio de la Consolación de Murcia, España, adonde asiste mi hijo, Daniel Cerón Escudero.

  1. 1. Mi hijo Daniel y yo, cuando éramos tan felices juntos, antes de que me arruinara en España, y su madre me pusiera un divorcio, obligándome al exilio forzoso, por el perjurio y las falsas denuncias… Mi respuesta a la Carta, de la Hermana Directora, del Colegio de la Consolación de Murcia, España, adonde asiste mi hijo, Daniel Cerón Escudero.
  2. 2. (La copia de la carta de la Directora está más abajo a continuación...) Muy Señora mía: Ni siquiera ha tenido el detalle, de indicar qué cargo ocupa usted, sea en la Dirección, o en la Administración, del Colegio de la Consolación, que me permita saber qué responsabilidad tiene usted, en la gestión de esa Institución educativa, aunque sí que es la primera vez, que se identifican en sus cartas al menos, con nombres y apellidos completos... Es la primera vez por lo demás, que ustedes usan el "estimado", y que dicen que su saludo es "cordial", porque hasta ahora, sus pocas respuestas, eran totalmente frías, y carente de todo tipo de sentimientos, de humanidad, de solidaridad, y de empatía, tanto para con mi persona, como para con mi hijo huérfano de padre... Sus pocas respuestas, apenas dos mensajes, durante todos estos años de la orfandad de mi hijo, que de niño la última vez que le vi, ya es ahora un adolescente, puede leerlas, si lo desea, copiadas literalmente, en mis denuncias adjuntas, tanto al Arzobispo de Cartagena en España, como al Papa Francisco, como a la ONU, como a la Comunidad Europea, como al Defensor del Pueblo de España, como a todos los legisladores de la Cámara de Diputados de España, como a la Justicia española, y por último, como a todos los medios de comunicación sociales de España, y del mundo entero... Si relee sus propias respuestas anteriores, observará, que la frivolidad, con la que tiraron al cubo de la basura, todas las cartas y los libros que envié a mi hijo, continúa siendo su "norma..."
  3. 3. Porque lo único que usted está haciendo en esta carta, es sólo una defensa muy egoísta, con la excusa del interés del menor, de su propia actuación, mala, errónea, reprobable, indigna, inmoral, ilegal, y por último, carente de principio religioso ninguno, ante el mismo Dios... Jesús decía: "Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos..." Pero, hermana "Directora", ustedes sólo han obrado para con mi hijo, de una forma mezquina, egoísta, y atroz, alejándolo de mi persona, e impidiéndome además, y varias veces ya, que le llamara al Colegio, y le dijera en el intervalo del recreo, en el día 19 de noviembre: ¡Feliz Cumpleaños...! Y lo mismo hicieron escondiendo al niño, con un talante retorcido y torticero, cuando fueron sus hermanos mayores a saludarlo, a la salida del Colegio... Y ustedes los echaron, cuando la madre del niño, fuera de sí, después creer que su hijo se le había perdido, por haber escondido ustedes a Daniel, para que no viera, ni pudiera saludar a sus hermanos... Decía, Mercedes Escudero Fructuoso, gritaba fuera de sí, y como loca y una verdadera posesa, que yo la había intentado asesinar (desde los 14.000 Km de distancia a los que me encuentro...), y que tenían, tanto los hermanos mayores de edad, como yo mismo, una orden de alejamiento, y la pérdida de la patria potestad...
  4. 4. ¡Qué más maldad, por parte de ustedes, contra el niño, Daniel Cerón Escudero, que privarle de leer las cartas de su padre, de escuchar la felicitación de su cumpleaños de su progenitor, distante más de 14.000 Km, y de impedir, escondiéndolo de adrede, que los hermanos, Sergio y Rubén Cerón Soria, pudieran saludarlo en la misma puerta del Colegio...! Pero, ustedes, hermanas, que pertenecen a la Orden de la Consolación, ignoran que el "consuelo", no es el hacer el mal, o colaborar con el mal, de cualquier manera posible... El consuelo, son las siete bienaventuranzas, de las que ustedes recitan alguna vez en sus oraciones, pero no practican en sus hechos... No he querido, ni siquiera releer, todas sus insensibles palabras, de sus respuestas anteriores, porque yo ya, no necesito juzgarles... Mi hijo, y el Cielo, lo harán, cada uno, a su tiempo... Porque ustedes, hermanas, ignoran, que los tiempos de Dios, no son los tiempos de los hombres... Y en cuanto a la "publicidad", deberían ustedes de saber muy bien, que la "verdad" siempre resplandece, mientras que el mal, necesita de la ocultación, la calumnia, la difamación, y de la mentira, para poder así obrar, haciendo el daño... Por eso, como la verdad no ofende a nadie, a menos que se mienta, voy a continuar publicándola, a los cuatro vientos, por el mundo entero, y reclamando a la justicia, mientras que me quede un hálito de vida...
  5. 5. Porque quien necesita de la oscuridad, sólo es el Diablo, que es el padre de la mentira, y con quien están ustedes colaborando, insinuando, y acusándome, "veladamente" en su carta: "de poner en peligro, la integridad física, moral, o afectiva, del niño", quien es precisamente mi hijo, y de quien soy yo, precisamente también, su padre... Y les digo todavía, una cosa más... Cuando el niño iba a hacer la comunión, con nueve años, el día anterior, que era sábado, le llamé, y me preguntó, con toda la inocencia del mundo, que si asistiría al día siguiente a la ceremonia, donde iba a recibir al Dios vivo... Le contesté, que no tenía dinero para el viaje, y que no iba a robar un banco, y que aun teniendo el pasaje, no habría tiempo material de llegar, para verlo comulgar... Me preguntó entonces Daniel, que si ya que eran dos años sin vernos, que si iban a ser otros dos años más... A lo que le dije que no lo sabía... Entonces, el niño, mi hijo muy amado, me contestó, con toda la inspiración del Espíritu Santo: "¡Bueno, le dejaremos al Cielo, el cuándo nos volvamos a ver...!" (Literalmente)
  6. 6. Así pues, le dije: "¡Hijo mío, no sabes la oración que acabas de hacer, porque Dios, siempre nos escucha, sólo que a veces tarda un poco...! ¡A veces tarda la vida misma...! ¡Hermana María Dolores García Gómez, y hermanas todas, de la Orden de la Consolación, de Murcia!: ¡Están todas ustedes, como San Pablo, antes de que lo iluminara el Señor, peleando contra el mismo Cielo...! Pero les aseguro que antes, pasarán todo el Cielo, y la misma tierra, antes de que se cambie una sola coma, del amor de mi hijo, por mi persona, y de mi amor, como padre, por mi hijo... No soy yo, ni siquiera mi hijo, los que necesitamos las bendiciones de Dios, ya que ambos, estamos radiantes en nuestras almas, de la plenitud del Espíritu Santo, que nos habita... ¡Son todas ustedes, hermanas, las que están tan lejos del Dios vivo, que necesitan de todas sus bendiciones, para que les llegue un poco de esa luz del Cielo, a la que tan lejos tienen...! Francisco Antonio Cerón García fcerong@gmail.com 4.400 Salta República Argentina
  7. 7. El 29 de agosto de 2013 14:48, Mª Dolores García Gomez <mariadoloresggomez@gmail.com> escribió: Estimado Sr Cerón: Desde el Colegio de la Consolación le saludo cordialmente, y lamento la descripción que usted hace en cuanto a su situación familiar, y en su relación con el niño, a quien tratamos de educar y formar, en los más sólidos valores humanos, y familiares. Supongo que su buena formación en los diversos campos de la vida, le permiten conocer que las leyes también ponen unos límites al Colegio, y que intentamos cumplirlas, precisamente en bien de nuestros alumnos. Nunca favoreceremos ninguna intervención, que pueda poner en peligro la integridad física, moral, o afectiva, de los niños, y para ello pedimos la colaboración, de padres y representantes, por tanto no vamos a intervenir en los conflictos familiares, que no conocemos, ni tenemos obligación a conocer, pero si cumpliremos con el deber, y obligación, que nos pide la Ley. De nuevo le digo que lamento la situación, y le recomiendo no hacer publicidad, que pueda herir la sensibilidad de su hijo, más bien intentemos cada uno desde nuestro lugar, apoyar su vida, y acompañar su crecimiento en libertad, y cuando sea mayor que no tenga nada que reprochar a nadie, y entonces hará las elecciones que su libertad le aconseje. Atentamente le saludo, y pido al Señor que consuele su soledad, y le bendiga en todo momento… María Dolores García Gomez
  8. 8. ¡Mi denuncia ante el Tribunal Europeo de Justicia, por la violación de los derechos humanos, por la incomunicación con mi hijo, y mi exilio forzoso! http://www.scribd.com/doc/187219287 http://www.slideshare.net/fcerong/denuncia-ante-eltribunal-europeo-de-derechos-humanos-por-laincomunicacion-con-mi-hijo ¡Segunda queja al Defensor del Pueblo de España, por la incomunicación con mi hijo pequeño...! http://es.scribd.com/doc/141920485 http://es.slideshare.net/fcerong/queja-al-defensor-delpueblo-de-espana-por-la-incomunicacion-con-mi-hijo15376105 ¡La respuesta inesperada del Congreso de los Diputados de España, acudiendo a mi petición de justicia, desde el fin del mundo...! http://es.scribd.com/doc/149071568 http://es.slideshare.net/fcerong/peticion-de-asistenciade-justicia-al-colegio-de-abogados-de-murcia-en-espana
  9. 9. ¡Carta al Santo Padre, Francisco, pidiendo justicia divina para con mi hijo pequeño...! http://es.scribd.com/doc/130597375 http://es.slideshare.net/fcerong/carta-al-santo-padrefrancisco-i-francesco-i-pidiendo-justicia-divina-para-con-mihijo-pequeno Las instrucciones completas, para redactar una denuncia ante el Tribunal Europeo, por la violación de los derechos humanos, por el secuestro de nuestros hijos en España, por el perjurio, y las falsas denuncias, de sus madres, por la anticonstitucionalidad de la Ley Integral de la Violencia de Género, LIVG, y la prevaricación de la Justicia del Reino de España... http://es.scribd.com/doc/194407606 http://www.slideshare.net/fcerong/las-instruccionespara-redactar-una-denuncia-por-la-violacion-de-losderechos-humanos-por-el-secuestro-de-nuestros-hijosante-el-tribunal-europeo
  10. 10. Y cuando este avión despegaba de Barajas en España, alejándome de lo que más quería en el mundo, mi adorado niño murciano, viendo a mis pies la Autopista del Mediterráneo, la Autopista de Castellón, Alicante, Valencia, y Murcia...
  11. 11. Y mientras que se me caían las lágrimas por el rostro, tantas como las que se le cayeron a mi niño, al despedirse de mí... Yo no quería seguir volando en este avión, pero tenía que seguir mi destino, buscando un nuevo futuro y una nueva vida, lejos de mi niño pequeño, en el exilio, lejos de España... Pero, no pude prometerle, no pude a pesar de sus abundantes lágrimas... No pude prometerle que volvería... Nino Bravo "Un beso y una flor". http://www.youtube.com/watch?v=r-OvqPW3j6c Y sólo pude prometerle a mi niño, que le escribiría un libro, para que supiera quién era, de donde venía, cuáles eran sus raíces... Un libro para insertarlo en el mundo... Y terminé así, escribiéndole cinco libros, cada uno del tamaño de un Quijote, con más de trescientas cincuenta mil palabras, y más de tres mil quinientas páginas... Pero mi niño aún no sabe, de todo lo que le conté... Y tal vez sólo llegue a saberlo, póstumamente...
  12. 12. La justicia es tan lenta, que probablemente mi niño habrá cumplido ya la mayoría de edad, cuando venga a resolver... No me preocupa ahora verlo, o hablar con mi niño, por mí, sino por él... Lo dejé con solo 6 años, y ahora entra en la adolescencia... Mi lucha no es ya por mi hijo, que quedó huérfano de su padre, cuando más lo necesitaba... Mi lucha es por el millón de niños en España, huérfanos aunque sus padres pagan las pensiones alimenticias, huérfanos por el perjurio de sus madres, y la prevaricación de la justicia... Solo quiero, que no haya nunca más, otro niño más, sin padre, como mi propio hijo... Lea todos mis libros gratis, con la historia completa, que escribí para mi niño... Si lee mi primer libro, verá cómo nada, ni nadie, podrá compensarle nunca, las muchas lágrimas que derramó por su orfandad... Soy escritor por él, él es mi musa...
  13. 13. Soy un buen escritor, por él, porque tuve que aprender a escribir, como el mejor de los escritores, para contarle, porqué se quedó sin un padre... Un pastor protestante, y yo soy Católico, me dijo, con gran sabiduría, que Dios siempre nos escuchaba, sólo que a veces tardaba, la vida misma... ¡Lea mis libros...! Lea todos mis libros gratis, en cualquiera de estos dos enlaces: http://es.scribd.com/collections/4086935/Trilogia-deLa-Promesa-I-II-y-III http://www.slideshare.net/fcerong/documents? order=popular

×