1
Epílogo           La herencia que os dejo:El Milagro de Salta, el Milagro del Amor y de la                 Vida misma...  ...
Por eso hijo mío, por todo lo que te he contado y te hedicho en este libro, por todo lo que te conté de nuestrosantepasado...
¡No abandones nunca! ¡No abandones nunca porque túeres un milagro de la vida! ¡Todos lo somos!                            ...
¡Porque fuiste llamado por amor, y fuiste deseado poramor!, ¡y fuiste querido por amor!, al igual que tus otros doshermano...
Y esta es mi herencia, y para todos vosotros, mis tres ymuy amados hijos: Sergio David, Rubén Darío, y Daniel.            ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
Cruzando valles y quebradas, y por caminosintransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos                 ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
Cruzando valles y quebradas, y por caminosintransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos                 ...
Cruzando valles y quebradas, casi desde la misma nievede los Andes, y desde las nacientes de los arroyos y los ríos,y por ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
Cruzando valles y quebradas y desiertos, y por caminosintransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos     ...
“San Antonio de los Cobres”. De caseríos, aldeas, y demuy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a       ...
“San Antonio de los Cobres”. De caseríos, aldeas, y demuy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a       ...
“San Antonio de los Cobres”. De caseríos, aldeas, y demuy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a       ...
“Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta,     ...
“Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta,     ...
“Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta,     ...
“Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta,     ...
“Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta,     ...
Así, de caseríos, aldeas, y de muy pequeños pueblos,así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de             ...
Así, por caminos como estos, así se juntaron y vinieron     a Salta, y a pie, los miles de peregrinos…                    ...
Así, por caminos como estos, así a pie, los peregrinos…                                                     39
Así, por caminos como estos, así a pie, los peregrinos…                                                     40
Así, por caminos como estos, así a pie, los peregrinos…                                                     41
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
Altiplano de los Andes, a más de 5.000 m de altura… Asíbajaron y vinieron a Salta, y a caballo, muchos peregrinos…        ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
Así vinieron a Salta, y también a caballo, muchos de los                    gauchos salteños…    Están pasando frente a la...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y de la absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y aluniv...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, desde donde vinieron             ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad…                                                      69
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
“Iruya”. Así y por caminos apenas transitables, asíbajaron y vinieron a Salta a pie, muchos de los peregrinos…            ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
Así y por caminos apenas transitables vinieron a Salta…                                                    81
82
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al univ...
La inmensidad perdida, y de la absoluta pequeñez delhombre, desde donde vinieron estas humildes gentes…                   ...
Autobús que une, a través de la Capital hermana de  Jujuy, a Salta con Iruya, La Quebrada de Humahuaca, y                 ...
Autobús que une, a través de la Capital hermana de  Jujuy, a Salta con Iruya, La Quebrada de Humahuaca, y                 ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
Autobús que une, a Humahuaca con Jujuy, y se apreciaal fondo la vista general de la Quebrada de Humahuaca, y la           ...
La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al     ...
Autobús que conduce Ricardo Zambrano, y que une, a                Humahuaca con Iruya…       Se llega a la Quebrada de Hum...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar en San Antonio de los                Cob...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar en San Antonio de los                Cob...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar e iban a Salta…                         ...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar e iban a Salta…                         ...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar e iban a Salta…                         ...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar e iban a Salta…                         ...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, tocando elbombo, los sikus, zampoñas y quenas, los peregrinos se          em...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, tocando elbombo, los peregrinos se empezaban a juntar e iban a              ...
Así llevaban a sus “Misachicos” tocando los sikus, y                                                  100
quenas, los peregrinos se empezaban a iban a Salta…                                                      101
102
Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaica ancestral, del culto a la Diosa Tierra de la  Pachama...
104
En las dos páginas anteriores y en la presente,  fotografías de la Ceremonia y Fiesta Incaica de la Diosa                 ...
Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama…     Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaic...
Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama…     Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaic...
Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama…     Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaic...
Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama…     Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaic...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los         peregrinos iban a Salta…                                        ...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los         peregrinos iban a Salta…                                        ...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los         peregrinos iban a Salta…                                        ...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los         peregrinos iban a Salta…                                        ...
Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los         peregrinos iban a Salta…                                        ...
Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto en el largocamino a pie de más de dos semanas de viaje, de casi 600 Km, para r...
Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto en el largocamino a pie de más de dos semanas de viaje, de casi 600 Km, para r...
Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto en el largocamino a pie de más de dos semanas de viaje, de casi 600 Km, para r...
Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto para comer, en el largo camino a pie de más de dos semanas deviaje, de casi 60...
Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto para  comer, en el largo camino a pie a Salta…Artesano empanadero haciendo emp...
Los peregrinos del Señor y la Virgen del Milagro,entrando a Salta después de caminar cientos de kilómetros…    No os dejo ...
Los peregrinos de Orán, del norte de la provincia de Salta, que llegan después de haber caminado más de 500            kil...
Peregrinos de Embarcación, del norte de la provincia de    Salta, casi en la frontera con la República hermana deBolivia, ...
Peregrinos de Metán, de la otra punta opuesta de laProvincia de Salta, y que llegan después de haber caminado       casi 2...
Peregrinos de Metán, del sur de la Provincia de Salta…     Y mi signo del amor, que me acompaña siempre, ypermanentemente ...
Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de    ...
Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de    ...
Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de    ...
Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de    ...
Los peregrinos de Nazareno, llegando a renovar el pactode Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro, de Salta…       ...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, en la marchade varios días en bicicleta a Salta, con muchísimos kilómetros desde ...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, en la marchade varios días en bicicleta a Salta, con muchísimos kilómetros desde ...
132
Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de    ...
Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de    ...
Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de    ...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, que llegantambién, pero caminando desde los mismísimos Andes a casi              ...
Tu borrosa foto…A veces pienso que sólo escribo para el vacíoa veces pienso que todo es baldíopues no me dices nadanada de...
Y realmente¡Cuan bonita eres!¡Cuan linda eres!no me había dado cuentahasta ahora…Y mirándotea esa foto muertapareceque tu ...
Parecieraque tus ojos brillancomo dos lucerosdespertados al alba…Parecieraque tu ser se alegrade tener tanta belleza¿y don...
Y ya ves que intento escribir de un tirónpero en poema me sigue saliendoy la verdad¡eres demasiado linda! …Me encanta tu c...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, bailando sus danzas indígenas típicas incaicas, mientras que recorren laciudad de...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, bailando sus danzas indígenas típicas incaicas, mientras que recorren laciudad de...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, con sus    “Misachicos”, y bailando sus danzas indígenas típicasincaicas, mientra...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, con sus    “Misachicos”, y bailando sus danzas indígenas típicasincaicas, mientra...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, con sus    “Misachicos”, y bailando sus danzas indígenas típicasincaicas, mientra...
Peregrinos de San Antonio de los Cobres, con sus    “Misachicos”, y bailando sus danzas indígenas típicasincaicas, mientra...
Peregrinos de Vaqueros, sita las cercanías de la ciudadde Salta, que llegan de noche y a la madrugada, después decaminar t...
Peregrinos de Vaqueros, sita las cercanías de la ciudadde Salta, que llegan de noche y a la madrugada, después decaminar t...
Peregrinos de La Isla, sita las cercanías de la ciudad de Salta, que llegan de noche y a la madrugada, después decaminar t...
Peregrinos de la hermana República de Bolivia, que   llegan de noche y a la madrugada, después de caminar    semanas, y qu...
Peregrinos de la Finca de las Costas, sita las cercanías de la ciudad de Salta, y cuya costumbre de peregrinación esvarias...
Peregrinos de la Finca de las Costas, sita las cercanías de la ciudad de Salta, y cuya costumbre de peregrinación esvarias...
Los periodistas de la Televisión de Salta que cubrieron durante toda la noche la llegada masiva de los peregrinos…    Está...
Son poco más de las seis de la mañana, y acaba de   amanecer, y los niños duermen debajo de las mantas,descansando la larg...
Aquí todavía no había amanecido aún…                                       155
La Bisabuela que acudía también a la Procesión del                                                156
Milagro…El anciano Gaucho, que acudía también a la Procesión                del Milagro…                                  ...
Los estudiantes que acudían también a la Procesión del                    Milagro…                                        ...
La niña Angelito del Cielo (y en la página siguiente)…                                                    159
160
Sor Priscila, de la Orden de San Juan Bautista, también                                                    161
místicos del Siglo XXI como yo mismo…                                        162
El penitente y peregrino, más anciano y más pobre de                                                  163
todos…         164
La niña que se había perdido en medio de semejante  multitud, y volvió a encontrar a su familia, todavía seria y          ...
Entrando los “Misachicos” del pueblo de Nazareno, por        la puerta lateral de la Catedral…                            ...
Anciano peregrino y caminante ante el Señor y la                                                   167
Virgen.          168
El Altar Mayor de la bellísima Catedral de Salta, antes                                                    169
de entronizar al Señor y a la Virgen del Milagro de Salta...           El Señor y la Virgen del Milagro de Salta ya entron...
La Plaza de la Catedral de Salta, la Plaza 9 de Julio,  abarrotada de salteños y salteñas, recibiendo en olor de          ...
La Plaza de la Catedral de Salta, la Plaza 9 de Julio,   abarrotada de salteños y salteñas, recibiendo en olor de         ...
Anciano peregrino y caminante por la Fe, ante el Señor y            la Virgen del Milagro……                               ...
Los Banderines y las imágenes del Señor y la Virgen delMilagro, de los peregrinos de Nazareno, más allá de Iruya, en   lo ...
Y espero, como decía más atrás, y que vuelvo a reiterarahora, que por todo ello, a todos vosotros, todos y cada unode quie...
Peregrino vencido ya por el sueño, en la madrugada del día     de la Procesión del Señor y la Virgen del Milagro…     Y as...
Gloria la solaNo,Gloria, la sordaGloria la solasola te quedastesorda y sola…Accidente en la carreterasorda te despertastep...
Nadie te acompañanadie y solo túfuerzas de flaquezadesde lo profundo de tu ser…Y hoyque lees los labiossólo estás sordaya ...
Anciano peregrino y caminante por la Fe, ante el Señor           y la Virgen del Milagro……                                ...
Interior de la Catedral Basílica de Salta…      Porque tal y como el héroe Eneas, en la Eneida deVirgilio, o en la Odisea ...
Interior de la Catedral Basílica de Salta…      Buscando mi vellocino de oro y en una lucha titánica yépica, contra los ha...
Bellísima Basílica de la Catedral de Salta, donde se        guardan al Señor y a la Virgen del Milagro.     Pero la vida m...
Porque mi querido amigo, cuando me dijiste: "cagate"...    Y si es verdad, y literalmente, es verdad que me "cago",que me ...
Bellísima Basílica de la Catedral de Salta                                             184
.                 El Señor del Milagro de Salta.     Porque son muchos de los salteños, y muchas de lassalteñas, adoradore...
La Virgen del Milagro de Salta.     Decía, y además, porque muchos de aquellos y aquellas,que no están endemoniados, sacan...
187
188
En esta página, y en las páginas siguientes, el Señor del   Milagro, y La Virgen del Milagro, en la Procesión deRenovación...
El Señor del Milagro en Procesión…                                     190
El Señor del Milagro en Procesión, llevado en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España, y            pasand...
Los Banderines de las Delegaciones de Peregrinos ycaminantes por la Fe, que vinieron desde todo el interior deSalta, en la...
El Señor del Milagro en Procesión, llevado en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España…                    ...
La Virgen del Milagro en la Procesión, llevada en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España…                ...
El Señor del Milagro en Procesión, llevado en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España…                    ...
La Virgen del Milagro en la Procesión, llevada en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España…                ...
El Señor del Milagro en Procesión, llevado en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España…                    ...
Pero aun así, y a pesar de todo ello, aun así, en esta mibella tierra, en esta mi bellísima tierra, en este ParaísoPerdido...
Y por eso La Luz del Cielo, a quien habitualmentellamamos Dios, por eso La Luz del Cielo, me llevo lejos, tanlejos, al otr...
Y me trajo de nuevo, ya curtido como el cuero, ytemplado como el mismo acero, me trajo de nuevo, como suantorcha humeante ...
Y no me había dado cuenta hasta ahora, que si losperegrinos caminaron, y durante muchos días, cientos dekilómetros, para o...
Madre Peregrina, ofrendando a su bebé, tapado con lamanta negra, para abrigarlo del intenso frío del camino, ante         ...
Peregrinos por la Fe, muchos de los cuales caminaron durante dos semanas, y casi 600 kilómetros, desde lugarestan lejanos ...
Peregrinos por la Fe, muchos de los cuales caminaron durante dos semanas, y casi 600 kilómetros, desde lugarestan lejanos ...
Aquí se ven los banderines de los peregrinos deNazareno, cerca de Iruya, perdido en la inmensidad de la          altiplani...
Aquí se ven los Misachicos de los peregrinos de  Nazareno, cerca de Iruya, perdido en la inmensidad de la            altip...
Y así, esperando poder juntar el dinero, pasó el tiempo,y se paso y se terminó el verano, y se pasó también y seterminó el...
Peregrino que caminó los casi 600 Kilómetros desde      Nazareno hasta Salta “La Linda”…                                  ...
El curita de San Antonio de Los Cobres, pueblo perdido   en inmensidad de los Andes de América, y que caminótambién a pie,...
Peregrina y caminante por la Fe, en un estado místico,           ante el Señor del Milagro…                               ...
Cuando tomé tu mano...Cuando tome tu manoen ese momento paso...y me preguntaba¿cómo y cuando sucedió?cuando tome tu mano.....
Cuando tome tu manoporque tenías fríoque yo creíaque yo creía del cuerpopero era un frío del almade tu alma todahelada de ...
Y el frío de tu almase paso todoy de golpe¡tan de golpe!todo a la mía...Y entonces me quedeme quede tan turbado¡tanto!como...
Y vi tu almatan llenatan llena de gozotan desbordanteque se desbordose desbordo a la míaa la mía todatoda y enterami alma ...
Peregrino y caminante por la Fe, en un estado místico,     ante el Señor y la Virgen del Milagro…                         ...
Oración al Señor y a la Virgen del Milagro     Señor, aquí estoy, ante ti, ante tu presencia permanente,dentro de mi ser. ...
Te pedimos Jesús, que hagas nacer en nosotros dos, unamor tan limpio, tan puro, e inmaculado, tanto, como seacapaz el alma...
Peregrina y caminante por la Fe, en un estado místico,           ante el Señor del Milagro…                               ...
Mí querida amiga y confidente…No sé cuandopodrás leer estas líneaso cuandollegarás a leerlas…                             ...
Me he idocuando he terminado nuestra conversaciónmi conversación contigotu conversación conmigome he ido a darme un largoy...
Y era tantolo que me llenabay como además yo he colmado el vasoy he derramado el vasoque me dabas con tu manolleno de amor...
El regalo gratuitoque es el amor.Y ahoraahoraque tengo mi alma serenapues me la habías turbado dulcementeen sobremaneraaho...
Mi Carta a SoledadProponiéndole compartir con ella nuestras presencias y  nuestra compañías, y para todo el resto de nuest...
Pero sabes, no me duele el ayuno: ¡ni siquiera meduele!... Aunque sí me duele más, tu ausencia...     ¿Sabes lo que me due...
Y por eso, yo te propongo, en este instante, y por estassolas letras, las letras plenas que todavía no puedo decirte enper...
Peregrino y caminante por la Fe, en un estado místico,           ante el Señor del Milagro…                               ...
Y así, mi alma, que ya olía a Jazmines y Azucenas, seencontró y de repente, y por casualidad, por la suerteafortunada del ...
Y aunque fue, aunque el amor fue, porque ella se fue,porque ella, Soledad, quiso seguir sola, quiso seguir solacomo casi t...
Porque yo estoy, estoy tan lleno de vida, que jamásconsentiré que ninguna mujer, ninguna, me mate la vida, noya la del cue...
Y aunque ya era tardío, y tardía la felicitación, porque micumpleaños ya había pasado, y había pasado, no ya y muyhambrien...
Y así, mi adorado pequeño Daniel, tan desamparado,fue amparado por un alma bendita, enviada por la misma Luzdel Cielo...  ...
Y así, me quede en la Tierra, en tierra de nadie, sinquerer ir al Cielo, y sin casa adonde ir tampoco, aquí y en laTierra....
233
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La Promesa I - Epilogo: El milagro de Salta. El Milagro del Amor. El Milagro de la Vida Misma ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

2,164 views

Published on

La Promesa: El Milagro del Amor y de la Vida misma...

La Promesa: Primera, Segunda, Tercera, Cuarta Parte, y Epílogo. (La Versión final de 1.316 páginas, para imprimir y enviar al Premio de Literatura Planeta, de las letras...)
http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final

La Promesa:

“La Piedra Filosofal:
Una receta mágica para curar el alma malherida”

Las palabras tienen efectos,
los efectos son los afectos,
los afectos son los sentimientos…

Y a veces,
las palabras y los sentimientos,
son lo único que nos queda,
son lo único que tenemos…

El viaje de mi vida, mi paso por la vida:
Estas humildes letras, relatan una odisea épica, de coraje, valor, heroísmo, amor, solidaridad, y ética…
Una historia de la lucha, entre el bien y el mal, entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros…

"Del Misterio del amor y el desamor, la tragedia y la comedia, la desesperanza y la esperanza, la sabiduría y la Felicidad”

Mis letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribo en poesía, y sin embargo, hago lo más difícil en literatura: ¡Escribo permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...

Porque esta, la diáspora que escribo y cuento, en este mi libro, la diáspora de todas mis generaciones, y de todos mis antepasados, y de todos mis ancestros, de todo lo que me ha llegado por mi propia historia, es también la diáspora, no solo del pueblo judío, y del pueblo Romaní o gitano...

Es también la diáspora de toda la humanidad, de la humanidad entera, y desde la noche de los tiempos, y desde el origen mismo del hombre, en las sabanas africanas...

Y esta mi historia que cuento, es universal, y tan universal, como todas las historias, mitos y leyendas que contaron los sumerios, los fenicios, los hindúes, los chinos, los indígenas australianos, los griegos, los latinos, y entre muchas otras culturas, que han existido desde la noche de los tiempos, y en todo el mundo entero...

Tan vieja como las historias, los mitos, y las leyendas, las que contaron entre muchos otros, Gilgamesh de Sumeria, con el antiguo verso del niño aprendiz de escriba, Homero, con la Ilíada de Troya, Virgilio, con Eneas en la Eneida, Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del Vellocino de oro...

Esta mi historia, es solo y sencillamente, y nada más, que la misma historia de la supervivencia, de la supervivencia de toda la especie humana...

Un hombre solo frente al mundo, como David frente a Goliat, como Eneas en la Eneida, como todos los héroes de la antigüedad histórica, me enfrenté a lo imposible, pero fue real que lo conseguí, que me hice un viaje de 14.000 Km. por medio mundo, cruzando todo un océano, y sin más recursos, que mi propia inteligencia, y sin siquiera un peso, un dólar, o un euro en el bolsillo…

Esta documentación es historia, historia para toda mi descendencia, porque cuando yo ya no esté aquí, cuando todos ellos, los que me siguen, mis hijos, cuando todos los que también les seguirán, mis nietos, cuando todas estas generaciones se hallan ya ido, quedará, sin embargo, de mi presencia, la huella, la huella de todas estas letras, y de todos estos documentos, la huella de esta mi odisea…

Porque el libro no lo escribí para los que se fueron, lo escribí para los que se quedaron...

Lo escribí para los que se quedaron sin un padre, como mis tres hijos...

Lo escribí no para los que se fueron, los que se fueron al Cielo...

Que yo también me fui, me fui al Cielo como todos ellos, pero volví...

Lo escribí para los que se quedaron, lo que se quedaron aquí, aquí y acá, en la Tierra...

Y así y por ello espero también, que estas humildes letras, os hayan puesto a todos vosotros, a todos y cada

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • La Promesa: El Milagro del Amor y de la Vida misma...

    La Promesa: Primera, Segunda, Tercera, Cuarta Parte, y Epílogo. (La Versión final de 1.316 páginas, para imprimir y enviar al Premio de Literatura Planeta, de las letras...)
    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final

    La Promesa:

    “La Piedra Filosofal:
    Una receta mágica para curar el alma malherida”

    Las palabras tienen efectos,
    los efectos son los afectos,
    los afectos son los sentimientos…

    Y a veces,
    las palabras y los sentimientos,
    son lo único que nos queda,
    son lo único que tenemos…

    El viaje de mi vida, mi paso por la vida:
    Estas humildes letras, relatan una odisea épica, de coraje, valor, heroísmo, amor, solidaridad, y ética…
    Una historia de la lucha, entre el bien y el mal, entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros…

    'Del Misterio del amor y el desamor, la tragedia y la comedia, la desesperanza y la esperanza, la sabiduría y la Felicidad”

    Mis letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribo en poesía, y sin embargo, hago lo más difícil en literatura: ¡Escribo permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...

    Porque esta, la diáspora que escribo y cuento, en este mi libro, la diáspora de todas mis generaciones, y de todos mis antepasados, y de todos mis ancestros, de todo lo que me ha llegado por mi propia historia, es también la diáspora, no solo del pueblo judío, y del pueblo Romaní o gitano...

    Es también la diáspora de toda la humanidad, de la humanidad entera, y desde la noche de los tiempos, y desde el origen mismo del hombre, en las sabanas africanas...

    Y esta mi historia que cuento, es universal, y tan universal, como todas las historias, mitos y leyendas que contaron los sumerios, los fenicios, los hindúes, los chinos, los indígenas australianos, los griegos, los latinos, y entre muchas otras culturas, que han existido desde la noche de los tiempos, y en todo el mundo entero...

    Tan vieja como las historias, los mitos, y las leyendas, las que contaron entre muchos otros, Gilgamesh de Sumeria, con el antiguo verso del niño aprendiz de escriba, Homero, con la Ilíada de Troya, Virgilio, con Eneas en la Eneida, Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del Vellocino de oro...

    Esta mi historia, es solo y sencillamente, y nada más, que la misma historia de la supervivencia, de la supervivencia de toda la especie humana...

    Un hombre solo frente al mundo, como David frente a Goliat, como Eneas en la Eneida, como todos los héroes de la antigüedad histórica, me enfrenté a lo imposible, pero fue real que lo conseguí, que me hice un viaje de 14.000 Km. por medio mundo, cruzando todo un océano, y sin más recursos, que mi propia inteligencia, y sin siquiera un peso, un dólar, o un euro en el bolsillo…

    Esta documentación es historia, historia para toda mi descendencia, porque cuando yo ya no esté aquí, cuando todos ellos, los que me siguen, mis hijos, cuando todos los que también les seguirán, mis nietos, cuando todas estas generaciones se hallan ya ido, quedará, sin embargo, de mi presencia, la huella, la huella de todas estas letras, y de todos estos documentos, la huella de esta mi odisea…

    Porque el libro no lo escribí para los que se fueron, lo escribí para los que se quedaron...

    Lo escribí para los que se quedaron sin un padre, como mis tres hijos...

    Lo escribí no para los que se fueron, los que se fueron al Cielo...

    Que yo también me fui, me fui al Cielo como todos ellos, pero volví...

    Lo escribí para los que se quedaron, lo que se quedaron aquí, aquí y acá, en la Tierra...

    Y así y por ello espero también, que estas humildes letras, os hayan puesto a todos vosotros, a todos y cada uno de quienes me leéis, y me escucháis, os hayan puesto un límite, un límite al insoportable dolor de existir, a la más absoluta levedad del ser...

    Por eso estas mis letras, estas mis muy humildes letras, estas letras que escribo como 'poeta del amor', trascienden mas allá de mi propia vida, y son ya no solo 'la huella' de mi paso por la vida, estas humildes letras, llenas de la sabiduría del amor, decía, trascienden mas allá de mi propia vida, porque llegan a cada uno y todos de vosotros, quienes las leéis, y las escucháis, mis semejantes, y así mi huella se hace perenne, y he burlado a mi propia muerte, en vuestro recuerdo de ellas, en la huella, que estas mis humildes letras, han dejado en todos, y en cada uno, de todos vosotros...

    Y estas letras, estas humildes letras, que son mi paso por la vida, me han hecho libre, tan absolutamente libre, que me han permitido crearme mi propio mundo, y llenarme la vida de ilusión, en un reino de libertad y de amor...

    Porque esta historia que cuento, esta odisea épica de valor y heroísmo, esta mi historia, que cuento con estas mis muy humildes letras, es una historia de la lucha entre el bien y el mal, de la lucha entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros...

    Y así he vencido, paradójicamente, he triunfado, he dejado de estar y de ser derrotado, derrotado por la muerte, derrotado por el Tánatos, derrotado por lo aciago del destino...

    Y he triunfado con todos, con todos y cada uno de todos vosotros, con todos aquellos en quienes deje una huella, y todos aquellos, los que dejasteis también una huella en mi, en mi ser y en mi alma, en mi paso por la vida...

    Y cuando me haya ido, cuando haya terminado ya para siempre, este viaje, este mi viaje por la vida, mi paso por la vida, no me recordéis, los que me amasteis, no me recordéis ni por mis triunfos, ni por mis éxitos, ni por mi dinero, ni por mis posesiones, si las tuve, no me recordéis por nada material...

    Solo me recordéis, y por nada más, por lo que os quise y os amé, y por lo que fui querido y amado...

    Y este es mi epitafio, esta es toda la herencia que os dejo, a todos vosotros, mis semejantes, no tengo nada más que dejaros, que solo estas mis muy humildes letras, que escribí, como poeta del amor...

    Y si alguna vez os encontráis, como yo me encuentro a veces, y en muchos de mis días, de este mi tiempo presente, os encontráis como yo, sin ni siquiera tener ni para comer, recordar lo que decía Jesús y la Biblia: 'No solo de pan vive el hombre...'

    Y así, yo también vivo, estoy vivo por y de mis letras, de estas mis muy humildes letras...

    Y de esta manera termino, tan solo como empecé, sin musa, ni compañía ninguna, escribiendo de nuevo con mi agenda electrónica, desde 'el banco de la soledad', con estas humildes letras, que son toda la compañía, la que me ha querido brindar, mi propia y muy amada tierra mía, Salta 'La Linda'...

    Porque tal y como el héroe Eneas, en la Eneida de Virgilio, o en la Odisea de Homero, o en la Ilíada de Troya, o en Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del vellocino de oro, así tal y también como todos ellos, estoy en este mi paso por la vida, en esta mi odisea por la vida, en este mi viaje épico, estoy intentando, y en pleno siglo XXI, el retorno, intentando el retorno y desde lo imposible, el retorno y desde lo real, para volver a ver a mis tres y muy amados hijos, buscando mi vellocino de oro, en una lucha titánica y épica, contra los hados adversos, y el destino aciago, y contra todas las mareas, y los vendavales, y las tormentas, y las tempestades, y los huracanes, que me trajo este mi navegar, por el inmenso y desconocido océano de la vida, en un heroísmo tal, tal y como también hicieron, y antes que yo mismo, cada uno, y todos los héroes, de la antigüedad...

    Porque Salta entera, toda y entera, esta bendita tierra, esta bendita y adorada tierra mía, esta maldita...

    Esta bellísima tierra, este Edén de la naturaleza, este bellísimo paraíso terrenal, esta maldito, pero maldito no por su tierra, pero si por muchas de sus gentes, no todas, pero si por muchas de sus gentes...

    Porque son muchos de los salteños, y muchas de las salteñas, adoradores del Demonio, adoradores del demonio sino y también, porque estén endemoniados y endemoniadas, que los hay y muchos, porque aquí están las mayores y más profundas sectas satánicas del mundo entero, y porque Salta, casi toda entera, es el mayor y más profundo portal del Demonio, en todo el mundo entero...

    Decía, y además, porque muchos de aquellos y aquellas, que no están endemoniados, sacan sin embargo, y de lo más profundo de su corazón, una maldad tan sumamente refinada, y cubierta y maquillada, con la máscara y los ritos excelsos, y muy salteños por excelencia, de 'las buenas costumbres', y 'la buena educación': !Tanto! !Tanto ya que ni siquiera las presencias permanentes del Señor Y la Virgen del Milagro pueden traer algo de santidad a esta tierra!, no maldita por sí misma: !pero si maldita por el Demonio y sus adoradores!...

    Pero aun así, y a pesar de todo ello, aun así, en esta mi bella tierra, en esta mi bellísima tierra, en este Paraíso Perdido del Mundo, en este Paraíso Terrenal, en este Edén del Cielo, existen también, muchas almas, muchas bellísimas almas, almas tan Vírgenes e Inmaculadas, que portan al mismo Dios vivo, portan la presencia del Dios vivo en su seno, que portan al Espíritu Santo, tal y como yo mismo, como yo mismo y también, estoy, y siempre, en su permanente y perenne presencia...

    Y por eso La Luz del Cielo, a quien habitualmente llamamos Dios, por eso La Luz del Cielo, me llevo lejos, tan lejos, al otro lado del Océano, al otro lado del Mundo...

    Muy lejos de esta, de esta y mi muy amada tierra mía, Salta 'La Linda'...

    Y hacen ya casi 29 años de ello...

    Y casi 29 años después de salir, perseguido como un perro, casi 29 años después, también, La Luz del Cielo, también me volvió a traer...

    Y me trajo de nuevo, ya curtido como el cuero, y templado como el mismo acero, me trajo de nuevo, como su antorcha humeante y llameante, así y como la zarza que ardía, y con la llama del Cielo, ante el mismísimo Moisés...

    Y llegue con olor en mi alma, con olor y ya no solo a incienso, el olor de la Tierra Madre y de la Pachamama, llegue y además, con olor a azucenas y jazmines, el olor del Cielo...

    ¡Llegue y como un Místico del Siglo XXI! ¡Y con todas y cada una de las letras!

    Llegue a traer y a desparramar, un poco, un poco de su Luz, de la Luz del Cielo, un poquito de ella, en medio de tanta oscuridad...

    Porque yo que creí, que ya había terminado de escribir, este mi libro, esta mi vida, este mi paso por la vida, esta mi huella por la vida, esta mi odisea...

    Sin embargo, este libro que yo creía ya concluido, no pude enviarlo todavía a concursar, al Premio Planeta de las letras...

    Y no pude, por no tener, ni siquiera, ni los cien pesos, o los veinte euros, o los treinta dólares, que cuestan la impresión y en blanco y negro, porque en color son cinco mil pesos, o mil euros, o seis mil dólares, de los dos ejemplares del libro, necesarios para enviarlos a concursar a Barcelona, en España...

    Y así, esperando a poder juntar el dinero, paso el tiempo, y se paso y se termino el verano, y se paso también y se termino el invierno, y llego el tiempo de la primavera, el tiempo del Milagro de Salta, del Milagro de la renovación anual, del Pacto de Fidelidad, entre el Pueblo de Salta y entre nuestros Santos Patronos, para que nos protejan de los terribles terremotos, que ya destruyeron a nuestra antepasada, la muy noble ciudad de Esteco...

    Pero con el tiempo del Milagro, también llego y ocurrió, otro Milagro...

    El Milagro del amor...


    Cuando tomé tu mano...


    Cuando tomé tu mano
    en ese momento pasó...
    y me preguntaba
    ¿como y cuando sucedió?
    cuando tomé tu mano...

    Cuando tomé tu mano
    sentí
    sentí como toda mi vida y mi energía
    toda mi energía
    ya se había ido
    y antes de tomarte tu mano
    ya se había ido
    ya se había ido y toda
    toda contigo...

    Cuando tomé tu mano
    porque tenías frío
    que yo creía
    que yo creía del cuerpo
    pero era un frío del alma
    de tu alma toda
    helada de pavor
    y turbada
    tan turbada
    turbada por el amor
    el amor que ni te atrevías
    ni te atrevías
    en tus más lejanos sueños
    a confesarme...

    Cuando tomé tu mano
    apretaste
    apretaste mi mano
    con tanta fuerza
    que yo no supe
    yo no supe ni pude saber
    que estaba pasando...

    Pero yo
    yo entonces
    cuando tomé tu mano
    me quedé helado
    tan helado
    como así lo estaba
    así lo estaba
    tu alma toda

    Y el frío de tu alma
    se pasó todo
    y de golpe
    ¡tan de golpe!
    ¡todo a la mía!...

    Y entonces me quedé
    me quedé tan turbado
    ¡tanto!
    como tú misma
    como tú misma ya lo estabas...

    Cuando tomé tu mano
    y tomé tu otra mano
    tan helada también
    entonces supe
    entonces empecé a saber
    que eso que nos pasaba
    eso que nos pasaba a los dos
    se llamaba
    se llamaba el amor...

    Y entonces
    recién entonces
    y por primera vez
    entonces te miré
    y miré tu alma...

    Y vi tu alma
    tan llena
    tan llena de gozo
    tan desbordante
    que se desbordó
    se desbordo a la mía
    a la mía toda
    toda y entera
    mi alma mía...

    Y empezamos a temblar
    a temblar los dos
    los dos juntos
    no ya del frío
    sino
    de la turbación
    del gozo
    y del amor
    cuando tomé tu mano...

    Francisco Antonio Cerón García
    fcerong@gmail.com

    La Versión final, impresa y enviada al Premio de Literatura Planeta, de las letras...
    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final


    Tags:
    Piedra, Filosofal, receta, magica, curar, alma, malherida, palabras, efectos, afectos, sentimientos, viaje, vida, paso, odisea, epica, coraje, valor, heroismo, amor, solidaridad, etica, Misterio, amor, desamor, tragedia, comedia, desesperanza, esperanza, sabiduría, Felicidad, Humildes, humilde, letra, letras, historia, lucha, bien, mal, hastio, pasion, cobardia, valentia, egoismo, Satanas, Lucifer, Diablo, Dios, muerte, vida, Tanatos, Eros.

    ----------------------------------------------------------------------
    Comentarios de Lectores de La Promesa
    ----------------------------------------------------------------------
    Comentario de un viejo profesor universitario de literatura:

    Francisco

    Al leerte me he dado cuenta, que tus letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribes en poesía, y sin embargo, haces lo más difícil en literatura: ¡Escribes permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...
    También al leer tu libro, me he dado cuenta de que has sufrido, no ya mucho, sino muchísimo, demasiado para lo que pueda y puede sufrir nadie...
    Pero lo que más me ha sorprendido es que, sin embargo, y a pesar de todo, y de tanto sufrimiento, eres un hombre feliz, demasiado feliz...
    ----------------------------------------------------------------------
    Comentario de un Presidente de una Gran Multinacional:

    Francisco

    He leído algunas partes del libro: ¡Y tengo que decirte que me has tocado el alma!
    Y sobre todo tu dolor por tus hijos me ha dado en el centro del corazón... No me puedo imaginar en una situación similar con mis hijos...
    ¡Aquí va mi solidaridad! Se que tu espíritu lo recibirá con afecto...
    También quiero decirte, que tenia viejas y sangrantes heridas en el alma, que la sola lectura de tu libro me ha curado...
    ¡Recibe un muy fuerte abrazo!...
    ----------------------------------------------------------------------

    Excelentísima Señora Cristina Fernández de Kirchner
    Presidenta de la República Argentina

    Yo soy un ex-combatiente de las Malvinas, con una épica y heroica historia en dicha guerra, nunca reconocida, sabida ni contada, y que relato en mi libro, en el capítulo titulado ’El día de la Memoria: El 24 de Marzo...’

    Siendo funcionario oficial y de muy alto rango, en aquella guerra, denuncié a dos altos generales superiores míos, ante el estado mayor conjunto, y el resto de la historia la cuento en mi libro...

    Espero que el libro le pueda servir para reivindicar la justicia y el reconocimiento que se merecen, todos los ex-combatientes de las Malvinas, y que en general se les niega reiterada y sistemáticamente por parte de todos los estamentos de la sociedad argentina...

    Muy reconocido por su gran hacer político, y porque está haciendo historia para nuestro amado país, le saluda muy cordialmente,

    Francisco Antonio Cerón García
    Las Orquídeas 178
    Villa Las Rosas
    4.400 Salta (Argentina)
    República Argentina

    fcerong@gmail.com
    Mi número de móvil (llamando desde el resto del mundo) 0054 9387 5845950
    Mi número de celular (llamando desde Argentina) 0387 155845950
    ----------------------------------------------------------------------
    Amor Ψ Amores (Una gran aristócrata española...)

    ¡Que belleza lo que pude leer en esas páginas!...
    ¡Sus hijos se sentirán muy orgullosos!...
    Cuando lean esta historia, de sus propias vidas, y quien fue, y es su padre....
    Nunca existe una lucha vencida, sin amor y comunicación... Ambas espadas las tienes en tus manos.... Así que el resto, el tiempo, dictara el veredicto final....
    ¡Bello, bellísimo libro!...





    Francisco Antonio Cerón García

    Querida amiga desconocida:

    ¡Me has hecho llorar, me has hecho llorar y a lágrima viva con tus palabras!...






    Amor Ψ Amores

    Prosigue adelante, eres un sembrador de experiencias vividas y las debes compartir... Para incentivar a otros, que el amor, no es solo rosas... Hay espinas en su andar, y también hay que llorar... Pues muchos, solo piensan en rosas, pero no en el dolor, y es muy necesario el proceso del deber, y también las responsabilidades del quehacer...





    Francisco Antonio Cerón García

    Por eso mismo escribí mi libro, como mi herencia a mis tres hijos...
    Y tardé 28 años y 6 meses en pensarlo, y lo escribí en menos de 4 meses...
    No son sólo las vivencias de una persona, que ha vivido una vida demasiado intensa, mi propia persona, y mi propia vida, sino y además, es una muy profunda, profundísima reflexión sobre la vida misma, y su sentido, el que habitualmente se nos escapa, a casi todos...

    Y en este mundo hedonista, y de sólo búsqueda del placer, hasta el paroxismo, el dolor y la muerte están forcluídos, excluidos de nuestras vidas, con la ayuda del dinero, de la ciencia y de la tecnología, pero ni siquiera los tanatorios pueden desterrar a la muerte, ni al sufrimiento, ni al dolor...

    Y el dolor, tanto del cuerpo, como y peor, del alma, es un muy viejo conocido mío, tanto, que ya casi no me hacen daño, aunque no por ello soy masoquista, ni lo busco: ¡Para nada!...

    Mi libro es una oda al amor, una elegía al amor, una profunda e intensa apología del amor...

    Y como un Místico del Siglo XXI, y con toda y cada una de las letras, mi libro, mi libro habla también de la experiencia del amor Divino, tal y como la vivieron y experimentaron también, tanto San Juan de la Cruz, como Santa Teresa de Jesús, pero en lugar de hacerlo con un lenguaje de hombres del Medioevo, mi libro lo hace con un lenguaje moderno del Siglo XXI...

    Me califican de Quevedo, Antonio Machado, Gustavo Adolfo Bécquer y Pablo Neruda, todos juntos y a la vez, por la belleza de mi literatura y mis poesías (hay muchísimas desparramadas en todo el libro)...


    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,164
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La Promesa I - Epilogo: El milagro de Salta. El Milagro del Amor. El Milagro de la Vida Misma ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

  1. 1. 1
  2. 2. Epílogo La herencia que os dejo:El Milagro de Salta, el Milagro del Amor y de la Vida misma... 2
  3. 3. Por eso hijo mío, por todo lo que te he contado y te hedicho en este libro, por todo lo que te conté de nuestrosantepasados, y por todo lo que he vivido en toda mi vida, terepito nuevamente lo que ya te dije, en el Capítulo del Milagrode la Vida: Aunque no tengas a tu papá, aunque no mevolvieras a ver nunca más en toda la vida, tal y como medijiste el otro día, tampoco y a pesar de ello, no abandonesahora: 3
  4. 4. ¡No abandones nunca! ¡No abandones nunca porque túeres un milagro de la vida! ¡Todos lo somos! 4
  5. 5. ¡Porque fuiste llamado por amor, y fuiste deseado poramor!, ¡y fuiste querido por amor!, al igual que tus otros doshermanos Rubén Darío y Sergio David. 5
  6. 6. Y esta es mi herencia, y para todos vosotros, mis tres ymuy amados hijos: Sergio David, Rubén Darío, y Daniel. 6
  7. 7. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Subiendo a “La Poma”, desde donde bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 7
  8. 8. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “La Poma”, desde donde bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 8
  9. 9. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Abra “El Akay”, desde donde bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 9
  10. 10. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Quebrada, desde donde bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 10
  11. 11. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Parque Nacional “Los Cardones”, desde donde bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 11
  12. 12. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Escoipe”, desde donde bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 12
  13. 13. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Camino a “Iruya”, desde donde bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 13
  14. 14. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Altiplanicie y meseta de los Andes salteños, desde donde bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 14
  15. 15. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… De quebradas como esta, bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 15
  16. 16. Cruzando valles y quebradas, y por caminosintransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 16
  17. 17. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Desde Selvas y Yungas como esta, de Orán y Tartagal, desde donde también bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 17
  18. 18. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Cachi”, en los Valles Calchaquíes, y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 18
  19. 19. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… De quebradas como esta en los Valles Calchaquíes, bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 19
  20. 20. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… De quebradas como esta en los Valles Calchaquíes, bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 20
  21. 21. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… De quebradas como esta en los Valles Calchaquíes, bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 21
  22. 22. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… De quebradas como esta en los Valles Calchaquíes, bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 22
  23. 23. Cruzando valles y quebradas, y por caminosintransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 23
  24. 24. Cruzando valles y quebradas, casi desde la misma nievede los Andes, y desde las nacientes de los arroyos y los ríos,y por caminos intransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 24
  25. 25. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Laguna Verde”. Así también, cruzando inmensossalares y lagunas, por caminos intransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 25
  26. 26. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Así también, cruzando inmensos salares y lagunas, porcaminos intransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 26
  27. 27. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Salinas Grandes”. Así también, cruzando inmensossalares y lagunas, por caminos intransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 27
  28. 28. Cruzando valles y quebradas y desiertos, y por caminosintransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 28
  29. 29. “San Antonio de los Cobres”. De caseríos, aldeas, y demuy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 29
  30. 30. “San Antonio de los Cobres”. De caseríos, aldeas, y demuy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 30
  31. 31. “San Antonio de los Cobres”. De caseríos, aldeas, y demuy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 31
  32. 32. “Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 32
  33. 33. “Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 33
  34. 34. “Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 34
  35. 35. “Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 35
  36. 36. “Iruya”, cerca de “Nazareno”. Así, de caseríos, aldeas, yde muy pequeños pueblos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 36
  37. 37. Así, de caseríos, aldeas, y de muy pequeños pueblos,así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… “Monumento a los Héroes de la Independencia”, conocido también como “Monumento al Indio”, en Humahuaca… 37
  38. 38. Así, por caminos como estos, así se juntaron y vinieron a Salta, y a pie, los miles de peregrinos… 38
  39. 39. Así, por caminos como estos, así a pie, los peregrinos… 39
  40. 40. Así, por caminos como estos, así a pie, los peregrinos… 40
  41. 41. Así, por caminos como estos, así a pie, los peregrinos… 41
  42. 42. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “El Volcán Llullaillaco”. Y así, cruzando tambiénvolcanes, y, por caminos intransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 42
  43. 43. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “El Volcán Llullaillaco”. Y así, cruzando tambiénvolcanes, y, por caminos intransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 43
  44. 44. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura,y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 44
  45. 45. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Por caminos desérticos como este en los VallesCalchaquíes, y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 45
  46. 46. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Por caminos y precipicios de varios kilómetros de altura, como estos de “la Cuesta del Obispo”, en los VallesCalchaquíes, y apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 46
  47. 47. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Por caminos desérticos como este en los VallesCalchaquíes, y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 47
  48. 48. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Paso Huaytiquina”, en el Altiplano de los Andes, a másde 5.000 metros de altura, y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 48
  49. 49. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “La Poma”, en el Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura, y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 49
  50. 50. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Puente del Diablo” en La Poma, en el Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura, y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 50
  51. 51. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Iruya”, en el Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura, y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 51
  52. 52. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Santa Rosa”, en el Altiplano de los Andes, a más de5.000 metros de altura, y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 52
  53. 53. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… “Quebrada del Toro”, en la Precordillera de los Andes, amás de 5.000 metros de altura, y por donde sube hasta SanAntonio de los Cobres, ya casi en el Altiplano, el “Tren a las Nubes”, el ferrocarril más alto del mundo… Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 53
  54. 54. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 54
  55. 55. Altiplano de los Andes, a más de 5.000 m de altura… Asíbajaron y vinieron a Salta, y a caballo, muchos peregrinos… 55
  56. 56. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 56
  57. 57. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a caballo, y en mula, muchos de los peregrinos… 57
  58. 58. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a caballo, y en mula, muchos de los peregrinos… 58
  59. 59. Así vinieron a Salta, y también a caballo, muchos de los gauchos salteños… Están pasando frente a la casa donde murió desangradoel General Miguel Martín de Quemes, en la “Quebrada de la Horqueta”… 59
  60. 60. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 60
  61. 61. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 61
  62. 62. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y de la absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y aluniverso entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 62
  63. 63. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 63
  64. 64. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 64
  65. 65. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 65
  66. 66. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, desde donde vinieron estas humildes gentes… 66
  67. 67. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Altiplano de los Andes, a más de 5.000 metros de altura.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 67
  68. 68. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… “Sanberzorras”, en los Valles Calchaquíes. Así y porcaminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 68
  69. 69. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad… 69
  70. 70. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Valles Calchaquíes. Así y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 70
  71. 71. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Valles Calchaquíes. Así y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 71
  72. 72. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… “Iruya”. Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 72
  73. 73. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Valles Calchaquíes. Así y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 73
  74. 74. “Iruya”. Así y por caminos apenas transitables, asíbajaron y vinieron a Salta a pie, muchos de los peregrinos… 74
  75. 75. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… “Yatasto”. Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 75
  76. 76. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Valles Calchaquíes. Así y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 76
  77. 77. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Valles Calchaquíes. Así y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 77
  78. 78. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… “Humahuaca”. Así y por caminos apenas transitables,así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 78
  79. 79. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Valles Calchaquíes. Así y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 79
  80. 80. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… “Iruya”. Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 80
  81. 81. Así y por caminos apenas transitables vinieron a Salta… 81
  82. 82. 82
  83. 83. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… “Cerro de los siete colores” de Purmamarca, en Jujuy.Así y por caminos apenas transitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 83
  84. 84. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero, de donde vinieron estas humildes gentes… Valles Calchaquíes. Así y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y también a pie, muchos de los peregrinos… 84
  85. 85. La inmensidad perdida, y de la absoluta pequeñez delhombre, desde donde vinieron estas humildes gentes… 85
  86. 86. Autobús que une, a través de la Capital hermana de Jujuy, a Salta con Iruya, La Quebrada de Humahuaca, y Nazareno… Nazareno está todavía más allá de Iruya, y a 590Kilómetros de la Ciudad, y muy noble de Salta, y a dos días a pie, y un día en mula, andando todavía y por caminosintransitables o inexistentes, andando todavía desde Iruya… Así llevaban también a sus “Misachicos”, así y también en colectivo, así llegaron también algunos, algunos de los peregrinos que iban a Salta… 86
  87. 87. Autobús que une, a través de la Capital hermana de Jujuy, a Salta con Iruya, La Quebrada de Humahuaca, y Nazareno… Nazareno está todavía más allá de Iruya, y a 590Kilómetros de la Ciudad, y muy noble de Salta, y a dos días a pie, y un día en mula, andando todavía y por caminosintransitables o inexistentes, andando todavía desde Iruya… Así llevaban también a sus “Misachicos”, así y también en colectivo, así llegaron también algunos, algunos de los peregrinos que iban a Salta… 87
  88. 88. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Cruzando ríos embravecidos, y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 88
  89. 89. Autobús que une, a Humahuaca con Jujuy, y se apreciaal fondo la vista general de la Quebrada de Humahuaca, y la inmensidad de la naturaleza… Se llega a la Quebrada de Humahuaca desde Salta, pasando por San Salvador de Jujuy… 89
  90. 90. La inmensidad perdida del infinito y de la soledad, y dela absoluta pequeñez del hombre, frente a la naturaleza, y al universo entero… Desde más arriba de las nubes, y por caminos apenastransitables, así bajaron y vinieron a Salta, y a pie, muchos de los peregrinos… 90
  91. 91. Autobús que conduce Ricardo Zambrano, y que une, a Humahuaca con Iruya… Se llega a la Quebrada de Humahuaca desde Salta, pasando por San Salvador de Jujuy… Nazareno está todavía más allá de Iruya, y a 590Kilómetros de la Ciudad, y muy noble de Salta, y a dos días a pie, y un día en mula, andando todavía y por caminosintransitables o inexistentes, andando todavía desde Iruya… Así llevaban también a sus “Misachicos”, así y también en colectivo, así llegaron también algunos, algunos de los peregrinos que iban a Salta… 91
  92. 92. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar en San Antonio de los Cobres, e iban a Salta… 92
  93. 93. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar en San Antonio de los Cobres, e iban a Salta… 93
  94. 94. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar e iban a Salta… 94
  95. 95. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar e iban a Salta… 95
  96. 96. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar e iban a Salta… 96
  97. 97. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, losperegrinos se empezaban a juntar e iban a Salta… 97
  98. 98. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, tocando elbombo, los sikus, zampoñas y quenas, los peregrinos se empezaban a juntar e iban a Salta… 98
  99. 99. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, tocando elbombo, los peregrinos se empezaban a juntar e iban a Salta… 99
  100. 100. Así llevaban a sus “Misachicos” tocando los sikus, y 100
  101. 101. quenas, los peregrinos se empezaban a iban a Salta… 101
  102. 102. 102
  103. 103. Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaica ancestral, del culto a la Diosa Tierra de la Pachamama, así también iban a Salta a la Procesión… 103
  104. 104. 104
  105. 105. En las dos páginas anteriores y en la presente, fotografías de la Ceremonia y Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama… Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaica ancestral, del culto a la Diosa Tierra de la Pachamama, así también iban a Salta, a rendir culto de adoración al Señor y a la Virgen del Milagro… 105
  106. 106. Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama… Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaica ancestral, del culto a la Diosa Tierra de la Pachamama, así también iban a Salta, a rendir culto de adoración al Señor y a la Virgen del Milagro… 106
  107. 107. Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama… Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaica ancestral, del culto a la Diosa Tierra de la Pachamama, así también iban a Salta, a rendir culto de adoración al Señor y a la Virgen del Milagro… 107
  108. 108. Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama… Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaica ancestral, del culto a la Diosa Tierra de la Pachamama, así también iban a Salta, a rendir culto de adoración al Señor y a la Virgen del Milagro… 108
  109. 109. Fiesta Incaica de la Diosa Tierra de la Pachamama… Así estas humildes gentes, tal y como celebraban laceremonia incaica ancestral, del culto a la Diosa Tierra de la Pachamama, así también iban a Salta, a rendir culto de adoración al Señor y a la Virgen del Milagro… 109
  110. 110. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los peregrinos iban a Salta… 110
  111. 111. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los peregrinos iban a Salta… 111
  112. 112. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los peregrinos iban a Salta… 112
  113. 113. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los peregrinos iban a Salta… 113
  114. 114. Así llevaban a sus “Misachicos”, así y a pie, los peregrinos iban a Salta… 114
  115. 115. Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto en el largocamino a pie de más de dos semanas de viaje, de casi 600 Km, para rendir culto al Señor y a la Virgen del Milagro de Salta… 115
  116. 116. Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto en el largocamino a pie de más de dos semanas de viaje, de casi 600 Km, para rendir culto al Señor y a la Virgen del Milagro de Salta… 116
  117. 117. Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto en el largocamino a pie de más de dos semanas de viaje, de casi 600 Km, para rendir culto al Señor y a la Virgen del Milagro de Salta… 117
  118. 118. Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto para comer, en el largo camino a pie de más de dos semanas deviaje, de casi 600 Km, para rendir culto al Señor y a la Virgen del Milagro de Salta… 118
  119. 119. Los peregrinos de Nazareno haciendo un alto para comer, en el largo camino a pie a Salta…Artesano empanadero haciendo empanadas para comer… 119
  120. 120. Los peregrinos del Señor y la Virgen del Milagro,entrando a Salta después de caminar cientos de kilómetros… No os dejo ninguna otra, no tengo nada material quepoder dejaros, no os dejo otra cosa más, que la de ser, ysaberos, hijos del amor… 120
  121. 121. Los peregrinos de Orán, del norte de la provincia de Salta, que llegan después de haber caminado más de 500 kilómetros, en muchos días y a pie… Llevan sus “Misachicos”, las imágenes sagradas en pequeño, reproducción del Señor y la Virgen del Milagro… Pero y además, mi querido Daniel, mi querido RubénDarío, y mi querido Sergio David, vosotros también, tambiénestáis marcados los tres, también estáis marcados como yo,por este signo del amor, y por eso, Daniel, deslumbraste aCarmen la vidente, cuando te vio por primera vez en la playa,y con poco más de tres años. 121
  122. 122. Peregrinos de Embarcación, del norte de la provincia de Salta, casi en la frontera con la República hermana deBolivia, y que llegan después de haber caminado más de 500 kilómetros, en muchos días y a pie… Y como yo, ya sois y seréis siempre, presenciaspermanentes de Él, aunque no creáis en nada, eso noimporta para nada, ni le importa a Él, vuestras almas ya estánmarcadas, e indeleblemente, con y por el amor… 122
  123. 123. Peregrinos de Metán, de la otra punta opuesta de laProvincia de Salta, y que llegan después de haber caminado casi 200 kilómetros, en muchos días y a pie… Y si ninguna mujer me va a querer, y en todo lo que mereste de vivir, por querer formar una familia, por quererconstruir el amor, por querer derramar la vida, no me importa:¡No me importa para nada y en absoluto! Porque al menos,yo sí amé siempre, yo sí me entregué siempre por amor, yo sísiempre regalé, la vida, por amor… 123
  124. 124. Peregrinos de Metán, del sur de la Provincia de Salta… Y mi signo del amor, que me acompaña siempre, ypermanentemente adónde voy, me acompañará también todala vida, y mientras viva, y hasta que muera, y me seguiráhasta en toda la eternidad, porque el amor, es lo único que noes pasajero y temporal, es lo único que trasciende loperegrino, lo fútil, lo temporal, y la banalidad de esta vidamundana… 124
  125. 125. Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de Salta… Y ya que cuando quise hacer "El Pase", que es comouna "graduación o doctorado" como Psicoanalista, entre enun delirio, por la palabra "paso", que no pude entender, solo ynada mas que metonímicamente, y no pude interpretar lametáfora, y así solo pude poner fin a mi propio delirio,escribiéndolo. 125
  126. 126. Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de Salta… 126
  127. 127. Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de Salta… 127
  128. 128. Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de Salta… 128
  129. 129. Los peregrinos de Nazareno, llegando a renovar el pactode Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro, de Salta… 129
  130. 130. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, en la marchade varios días en bicicleta a Salta, con muchísimos kilómetros desde San Antonio de los Cobres, y en plena altiplanicie de los Andes Salteños, y a casi 5.000 metros de altura... Ahora, todo esto que escribo, esta historia que cuento,es una oda y una elegía al amor, una profunda e intensaapología del amor, y he puesto con ella, por ella, y en ella, unlimite, un limite a mi lacerante y agudo sufrimiento, a miinconsolable dolor, a mi tremenda pena, por la pérdida de mistres y muy amados hijos. 130
  131. 131. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, en la marchade varios días en bicicleta a Salta, con muchísimos kilómetros desde San Antonio de los Cobres, y en plena altiplanicie de los Andes Salteños, y a casi 5.000 metros de altura Y espero también que estas humildes letras, os hayanpuesto a todos vosotros, a todos y cada uno de quienes meleéis, y me escucháis, os hayan puesto un límite, un límite alinsoportable dolor de existir, a la más absoluta levedad delser... 131
  132. 132. 132
  133. 133. Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de Salta… 133
  134. 134. Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de Salta… 134
  135. 135. Los peregrinos, llegando a renovar el pacto de Fidelidadcon el Señor y la Virgen del Milagro, de todos los rincones de Salta… 135
  136. 136. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, que llegantambién, pero caminando desde los mismísimos Andes a casi 5000 metros de altura… Y en la página anterior, una muy bellísima ciclista salteña, sonriente y a pesar de que en la marcha de varios días en bicicleta a Salta, se hizo muchísimos kilómetros desde San Antonio de los Cobres, y en plena altiplanicie de los Andes Salteños, y a casi 5.000 metros de altura.... Y este es mi paso por la vida, mi huella, mi huella por lavida, y la huella que dejaron, que dejaron en mi, quienestambién pasaron por mi vida... 136
  137. 137. Tu borrosa foto…A veces pienso que sólo escribo para el vacíoa veces pienso que todo es baldíopues no me dices nadanada de lo que sientescuando me lees…Pero yoviéndoteviendo tu foto (a la derecha del poema)tu foto ampliada y borrosadonde tengo que adivinarhasta el brillo de tus ojos… 137
  138. 138. Y realmente¡Cuan bonita eres!¡Cuan linda eres!no me había dado cuentahasta ahora…Y mirándotea esa foto muertapareceque tu semblantecobrara vida…De tu sonrisa¡cuan sensible y sincera pareces!y de tus mejillasun rubor ligerode inocencia…Tus cejas arregladasal extremocomo tus uñaslabradas con tanto detalle…¡Cuánto tiempoen resaltar tu belleza!¡pero si ya eres bella!...Y tus ojostan difíciles de veren esa borrosa foto¡y mira que lo he intentado!¡pero ni con el Corella he mejorado! 138
  139. 139. Parecieraque tus ojos brillancomo dos lucerosdespertados al alba…Parecieraque tu ser se alegrade tener tanta belleza¿y donde estála tristezaque siempre ocultas?...¿Donde está lo profundode tu ser?lo que los demás no veny sólo a mí me has dado…Peromás aún¿Donde estáel amorque me has dado?...¿Donde está guardado?Allídonde no puedo ver¡más que tu borrosa foto!...Es quecuando hablo contigo empiezosin quererlo y sin buscarloa hablar en poesíay la prosa tengo perdidaporque tú eres mi musa… 139
  140. 140. Y ya ves que intento escribir de un tirónpero en poema me sigue saliendoy la verdad¡eres demasiado linda! …Me encanta tu cabello colorazabachey tus finas cejaspero tus ojosque no puedo ver bien,parecen de azul turquesaparecen de un alma sincera, sincera y noblede mirada tan limpia, y tan llena de vida…Pero me niegasel que pueda verlame niegaslas fotos pedidas…Y yo, sigoesperando y desesperandotus fotostus fotos prometidasdonde te veate vea con claridadporque hasta ahora,sólo te adivino... 140
  141. 141. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, bailando sus danzas indígenas típicas incaicas, mientras que recorren laciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Por eso no hablo casi nada, ni de mis triunfos, ni de miséxitos, hayan sido profesionales, económicos, políticos, o decualesquiera otra índole, y si hablo mucho, y en cambio, demis fracasos y de mis derrotas, y de los fracasos, y de lasderrotas, de quienes también pasaron a mi lado, porque eso,y solo eso, es lo trascendente, y lo que deja la huella, en lavida de ser humano, no los éxitos, ni los triunfos, ni la fama, niel poder, ni el dinero, ni los títulos, ni lo que hablamos: 141
  142. 142. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, bailando sus danzas indígenas típicas incaicas, mientras que recorren laciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Lo que somos, somos lo que hacemos, y son nuestrasfaltas, nuestras derrotas, y nuestras debilidades, lo que nosconstruye, es allí, allí donde están nuestras elecciones, quees lo que nos hace lo que somos, y lo que nos hace, serestrascendentes... 142
  143. 143. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, con sus “Misachicos”, y bailando sus danzas indígenas típicasincaicas, mientras que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Por eso estas mis letras, estas mis muy humildes letras,estas letras que escribo como "poeta del amor", trasciendenmas allá de mi propia vida, y son ya no solo "la huella" de mipaso por la vida, estas humildes letras, llenas de la sabiduríadel amor, decía, trascienden mas allá de mi propia vida,porque llegan a cada uno y todos de vosotros, quienes lasleéis, y las escucháis, mis semejantes, y así mi huella sehace perenne, y he burlado a mi propia muerte, en vuestrorecuerdo de ellas, en la huella, que estas mis humildes letras,han dejado en todos, y en cada uno, de todos vosotros... 143
  144. 144. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, con sus “Misachicos”, y bailando sus danzas indígenas típicasincaicas, mientras que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro…Y estas letras, estas humildes letras, que son mi paso por lavida, me han hecho libre, tan absolutamente libre, que mehan permitido crearme mi propio mundo, y llenarme la vida deilusión, en un reino de libertad y de amor... 144
  145. 145. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, con sus “Misachicos”, y bailando sus danzas indígenas típicasincaicas, mientras que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Porque esta historia que cuento, esta odisea épica devalor y heroísmo, esta mi historia, que cuento con estas mismuy humildes letras, es una historia de la lucha entre el bieny el mal, de la lucha entre el desamor y el amor, entre ladesesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión,entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y elheroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida,entre el Tánatos y el Eros... 145
  146. 146. Peregrinos de San Antonio de los Cobres, con sus “Misachicos”, y bailando sus danzas indígenas típicasincaicas, mientras que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Y así he vencido, paradójicamente, he triunfado, hedejado de estar y de ser derrotado, derrotado por la muerte,derrotado por el Tánatos, derrotado por lo aciago deldestino... Y he triunfado con todos, con todos y cada uno de todosvosotros, con todos aquellos en quienes deje una huella, ytodos aquellos, los que dejasteis también una huella en mi, enmi ser y en mi alma, en mi paso por la vida... 146
  147. 147. Peregrinos de Vaqueros, sita las cercanías de la ciudadde Salta, que llegan de noche y a la madrugada, después decaminar todo el día, y que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Y estuve, ahora y cuando acabo este libro, estuve en lafiesta mayor y más grande de Salta, la fiesta del Señor y de laVirgen del Milagro, estuve tres días enteros, y con susnoches, tres días en los cuales solo dormí tres horas, tresdías con el alma y el corazón del pueblo entero de Salta... 147
  148. 148. Peregrinos de Vaqueros, sita las cercanías de la ciudadde Salta, que llegan de noche y a la madrugada, después decaminar todo el día, y que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Y eché, en esos tres días en que casi no dormí, no yapoco, sino y casi nada, eché no ya casi 2.000 fotos, eché contodos y cada uno de ellos, con todos y cada uno y de losperegrinos, eché más de 2.000 lágrimas... Lágrimas vivas, lágrimas de amor, por mi gran y sublimeamor al pueblo de Salta... 148
  149. 149. Peregrinos de La Isla, sita las cercanías de la ciudad de Salta, que llegan de noche y a la madrugada, después decaminar todo el día, y que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Y cuando el Sr. Rector de la Universidad Católica deSalta, el Dr. Alfredo Puig, leyó mi trabajo sobre el desarrollode Salta: “Plan de Desarrollo y Lineamientos EstratégicosProvincia de Salta (Argentina) Década 2008 – 2018” http://www.slideshare.net/fcerong/plan-de-desarrollo-y- lineamientos-estrategicos-provincia-de-salta-argentina- decada-2008-2018-1474764 149
  150. 150. Peregrinos de la hermana República de Bolivia, que llegan de noche y a la madrugada, después de caminar semanas, y que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… El Señor Rector de la Universidad Católica de Salta, Dr.Alfredo Puig, le preguntó al Secretario Académico de laFacultad de Abogacía, el Dr. Gabriel Chibán, quien fuetambién y a su vez, el Secretario de Financiamiento delGobierno de Salta, del Gobernador Dr. Juan Carlos Romero,le preguntó que cuanto había cobrado por la redacción delmismo... 150
  151. 151. Peregrinos de la Finca de las Costas, sita las cercanías de la ciudad de Salta, y cuya costumbre de peregrinación esvarias veces centenaria, llegando de noche y a la madrugada, después de caminar todo el día, y que recorren la ciudad de Salta entera, en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… Les están entrevistando los periodistas de la Televisión de Salta… 151
  152. 152. Peregrinos de la Finca de las Costas, sita las cercanías de la ciudad de Salta, y cuya costumbre de peregrinación esvarias veces centenaria, llegando de noche y a la madrugada, después de caminar todo el día, cantando música ycanciones folklóricas tradicionales en la puerta de la Catedral de Salta, y en homenaje al Señor y la Virgen del Milagro… El Dr. Gabriel Chibán le dijo que yo era un "Quijote" delsiglo XXI, y que lo había hecho como una "gauchada", quepor mi gran amor a Salta, por mi excelso amor a Salta, lohabía regalado al pueblo todo de Salta, y en surepresentación al Gobierno todo de Salta, y en la persona delGobernador, Dr. Juan Carlos Romero... 152
  153. 153. Los periodistas de la Televisión de Salta que cubrieron durante toda la noche la llegada masiva de los peregrinos… Están a las puertas de la Catedral de Salta, y al fondo sepuede apreciar el interior de la Catedral, a través de la puerta central de entrada a la Basílica… Y me llamo a España el Dr. Gabriel Chibán, para que leenviara y por escrito al Sr. Rector de la Universidad Católicade Salta, el Dr. Alfredo Puig, le enviara y por escrito, y comoasí lo hice, la confirmación de mi gran regalo al pueblo todode Salta.... 153
  154. 154. Son poco más de las seis de la mañana, y acaba de amanecer, y los niños duermen debajo de las mantas,descansando la larga vigilia nocturna, comparable a la Vigiliade la Resurrección Cuaresmal, y reponiendo fuerzas para la Procesión del Señor y de la Virgen del Milagro... Y así lo hice, como lo hice durante y toda mi vida, y pormi gran amor a todos los demás seres, y por mi gran amor aSalta, mi gran amor al pueblo todo de Salta… 154
  155. 155. Aquí todavía no había amanecido aún… 155
  156. 156. La Bisabuela que acudía también a la Procesión del 156
  157. 157. Milagro…El anciano Gaucho, que acudía también a la Procesión del Milagro… 157
  158. 158. Los estudiantes que acudían también a la Procesión del Milagro… 158
  159. 159. La niña Angelito del Cielo (y en la página siguiente)… 159
  160. 160. 160
  161. 161. Sor Priscila, de la Orden de San Juan Bautista, también 161
  162. 162. místicos del Siglo XXI como yo mismo… 162
  163. 163. El penitente y peregrino, más anciano y más pobre de 163
  164. 164. todos… 164
  165. 165. La niña que se había perdido en medio de semejante multitud, y volvió a encontrar a su familia, todavía seria y asustada… Y por eso en este también mi regreso ya definitivo, enesta mi repatriación, en esta mi diáspora final, no vinebuscando, tal y como nunca y tampoco lo busqué, y en todami vida, no vine buscando fama, honores, dinero, poder, nininguna otra cosa material, todo aquello que vuelve locos atodos los demás seres humanos… 165
  166. 166. Entrando los “Misachicos” del pueblo de Nazareno, por la puerta lateral de la Catedral… 166
  167. 167. Anciano peregrino y caminante ante el Señor y la 167
  168. 168. Virgen. 168
  169. 169. El Altar Mayor de la bellísima Catedral de Salta, antes 169
  170. 170. de entronizar al Señor y a la Virgen del Milagro de Salta... El Señor y la Virgen del Milagro de Salta ya entronizados ante el altar Mayor de la bellísima Catedral de Salta... Solo vine y buscando, un poco de paz, queparadójicamente, hasta mi propia tierra se empeñó ennegarme, y muy tercamente, en negarme también… 170
  171. 171. La Plaza de la Catedral de Salta, la Plaza 9 de Julio, abarrotada de salteños y salteñas, recibiendo en olor de multitudes a todos los peregrinos… Porque el “derecho de piso”, como dicen aquí, “laquintada”, como dicen en España, el pago que he tenido quedar por vivir aquí, e intentar ganarme la vida honradamente, asido terrible, propio de la salvaje sociedad salteña, de estamuy salvaje sociedad feudal, la sociedad que me dio la lechematerna, y me crió, y que me dio mi cultura, y mi educación… 171
  172. 172. La Plaza de la Catedral de Salta, la Plaza 9 de Julio, abarrotada de salteños y salteñas, recibiendo en olor de multitudes a todos los peregrinos… Y así como ya he dicho anteriormente, si en España merompieron dos costillas, aquí, en mi propia tierra materna, hasido muchísimo peor, porque me han roto el alma, el almatoda y entera… Y por todo eso, y por toda mi vida, y así, cuando mehaya ido, cuando haya terminado ya para siempre, este viaje,este mi viaje por la vida, mi paso por la vida, no me recordéis,los que me amasteis, no me recordéis ni por mis triunfos, nipor mis éxitos, ni por mi dinero, ni por mis posesiones, si lastuve, no me recordéis por nada material... 172
  173. 173. Anciano peregrino y caminante por la Fe, ante el Señor y la Virgen del Milagro…… 173
  174. 174. Los Banderines y las imágenes del Señor y la Virgen delMilagro, de los peregrinos de Nazareno, más allá de Iruya, en lo más aislado del altiplano de los Andes salteño, y quecaminaron casi 600 kilómetros durante semanas para llegar aSalta, a rendir homenaje y renovar el Pacto de Fidelidad, con el Señor y la Virgen del Milagro… Solo me recordéis, y por nada más, por lo que os quise yos amé, y por lo que fui querido y amado... Y este es mi epitafio, esta es toda la herencia que osdejo, a todos vosotros, mis semejantes, no tengo nada masque dejaros, que solo estas mis muy humildes letras, queescribí, como poeta del amor... 174
  175. 175. Y espero, como decía más atrás, y que vuelvo a reiterarahora, que por todo ello, a todos vosotros, todos y cada unode quienes me leéis, y me escucháis, espero que también oshaya puesto un límite, un límite al insoportable dolor deexistir, a la más absoluta levedad del ser... Y si alguna vez os encontráis, como yo me encuentro aveces, y en muchos de mis días, de este mi tiempo presente,os encontráis como yo, sin ni siquiera tener ni para comer,recordar lo que decía Jesús y la Biblia: "No solo de pan viveel hombre..." 175
  176. 176. Peregrino vencido ya por el sueño, en la madrugada del día de la Procesión del Señor y la Virgen del Milagro… Y así, yo también vivo, estoy vivo por y de mis letras, deestas mis muy humildes letras... Y de esta manera termino, tan solo como empecé, sinmusa, ni compañía ninguna, escribiendo de nuevo con miagenda electrónica, desde "el banco de la soledad", con estashumildes letras, que son toda la compañía, la que me haquerido brindar, mi propia y muy amada tierra mía, Salta "LaLinda"... 176
  177. 177. Gloria la solaNo,Gloria, la sordaGloria la solasola te quedastesorda y sola…Accidente en la carreterasorda te despertastepero más aúnsola te quedaste…Dolió más la soledadque la sorderalágrimaslágrimas derramaste… 177
  178. 178. Nadie te acompañanadie y solo túfuerzas de flaquezadesde lo profundo de tu ser…Y hoyque lees los labiossólo estás sordaya no estás sola… 178
  179. 179. Anciano peregrino y caminante por la Fe, ante el Señor y la Virgen del Milagro…… 179
  180. 180. Interior de la Catedral Basílica de Salta… Porque tal y como el héroe Eneas, en la Eneida deVirgilio, o en la Odisea de Homero, o en la Ilíada de Troya, oen Jasón y los Argonautas, en búsqueda del vellocino de oro,así tal y también como todos ellos, estoy en este mi paso porla vida, en esta mi odisea por la vida, en este mi viaje épico,estoy intentando, y en pleno siglo XXI, el retorno, intentandoel retorno y desde lo imposible, el retorno y desde lo real,para volver a ver a mis tres y muy amados hijos, buscando mivellocino de oro… 180
  181. 181. Interior de la Catedral Basílica de Salta… Buscando mi vellocino de oro y en una lucha titánica yépica, contra los hados adversos, y el destino aciago, y contratodas las mareas, y los vendavales, y las tormentas, y lastempestades, y los huracanes, que me trajo este mi navegar,por el inmenso y desconocido océano de la vida, en unheroísmo tal, tal y como también hicieron, y antes que yomismo, cada uno, y todos los héroes, de la antigüedad... Y hasta aquí, hasta aquí era como estaba redactado yescrito mi libro, el final del libro, aquí se acababa, en un finaltriste y muy solitario… 181
  182. 182. Bellísima Basílica de la Catedral de Salta, donde se guardan al Señor y a la Virgen del Milagro. Pero la vida misma, y la Luz del Cielo, no quisieron ni medejaron terminarlo así… Porque Salta entera, toda y entera, esta bendita tierra,esta bendita y adorada tierra mía, esta maldita... 182
  183. 183. Porque mi querido amigo, cuando me dijiste: "cagate"... Y si es verdad, y literalmente, es verdad que me "cago",que me estoy "cagando" todo y entero, es verdad que memuero, que me estoy muriendo y de hambre... Pero aun así, y sin darte cuenta, mi querido y muyestimado amigo, con tu "elocuencia", y muy profundamente"salteña", me inspiraste mi mejores y mas brillantes letras dellibro entero, y además en el día de mi cumpleaños, y quepase mas solo que nunca y en toda mi vida entera, letras quedicen así, que dicen de lo que no me muero, ni de lo que nome moriré nunca: Porque yo no estoy aun, ni lo estaré nunca, no estoyaun ni derrotado, ni menos vencido, y ni toda Saltaentera, y ni todos los salteños, y ni todas las salteñas, nitodos ellos juntos, podrán robarme de lo que carecencasi todos ellos, no podrán robarme nunca, así este ypasando hambre, no podrán robarme mi dignidad... Porque como decía Alma Fuerte: "No te des porvencido, ni aun vencido"... Y decía anteriormente que esta bellísima tierra, esteEdén de la naturaleza, este bellísimo paraíso terrenal, estamaldito, pero maldito no por su tierra, pero si por muchas desus gentes, no todas, pero si por muchas de sus gentes... Esta bellísima tierra, este Edén de la naturaleza, estebellísimo paraíso terrenal, esta maldito, pero maldito no porsu tierra, pero si por muchas de sus gentes, no todas, pero sipor muchas de sus gentes... 183
  184. 184. Bellísima Basílica de la Catedral de Salta 184
  185. 185. . El Señor del Milagro de Salta. Porque son muchos de los salteños, y muchas de lassalteñas, adoradores del Demonio, adoradores del demoniosino y también, porque estén endemoniados y endemoniadas,que los hay y muchos, porque aquí están las mayores y másprofundas sectas satánicas del mundo entero, y porque Salta,casi toda entera, es el mayor y más profundo portal delDemonio, en todo el mundo entero... 185
  186. 186. La Virgen del Milagro de Salta. Decía, y además, porque muchos de aquellos y aquellas,que no están endemoniados, sacan sin embargo, y de lo másprofundo de su corazón, una maldad tan sumamenterefinada, y cubierta y maquillada, con la máscara y los ritosexcelsos, y muy salteños por excelencia, de "las buenascostumbres", y "la buena educación": !Tanto! !Tanto ya que nisiquiera las presencias permanentes del Señor Y la Virgendel Milagro pueden traer algo de santidad a esta tierra!, nomaldita por sí misma: !pero si maldita por el Demonio y susadoradores!... 186
  187. 187. 187
  188. 188. 188
  189. 189. En esta página, y en las páginas siguientes, el Señor del Milagro, y La Virgen del Milagro, en la Procesión deRenovación del Pacto de Fidelidad, con el Pueblo de Salta… 189
  190. 190. El Señor del Milagro en Procesión… 190
  191. 191. El Señor del Milagro en Procesión, llevado en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España, y pasando delante del Cabildo… 191
  192. 192. Los Banderines de las Delegaciones de Peregrinos ycaminantes por la Fe, que vinieron desde todo el interior deSalta, en la procesión del Señor y de la Virgen del Milagro… 192
  193. 193. El Señor del Milagro en Procesión, llevado en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España… 193
  194. 194. La Virgen del Milagro en la Procesión, llevada en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España… 194
  195. 195. El Señor del Milagro en Procesión, llevado en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España… 195
  196. 196. La Virgen del Milagro en la Procesión, llevada en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España… 196
  197. 197. El Señor del Milagro en Procesión, llevado en andas,como en las procesiones de Semana Santa en España… 197
  198. 198. Pero aun así, y a pesar de todo ello, aun así, en esta mibella tierra, en esta mi bellísima tierra, en este ParaísoPerdido del Mundo, en este Paraíso Terrenal, en este Edéndel Cielo, existen también, muchas almas, muchas bellísimasalmas, almas tan Vírgenes e Inmaculadas, que portan almismo Dios vivo, portan la presencia del Dios vivo en suseno, que portan al Espíritu Santo, tal y como yo mismo,como yo mismo y también, estoy, y siempre, en supermanente y perenne presencia... 198
  199. 199. Y por eso La Luz del Cielo, a quien habitualmentellamamos Dios, por eso La Luz del Cielo, me llevo lejos, tanlejos, al otro lado del Océano, al otro lado del Mundo... Muy lejos de esta, de esta y mi muy amada tierra mía,Salta "La Linda"... Y hacen ya casi 29 años de ello... Y casi 29 años después de salir, perseguido como unperro, casi 29 años después, también, La Luz del Cielo,también me volvió a traer... 199
  200. 200. Y me trajo de nuevo, ya curtido como el cuero, ytemplado como el mismo acero, me trajo de nuevo, como suantorcha humeante y llameante, así y como la zarza queardía, y con la llama del Cielo, ante el mismísimo Moisés... Y llegue con olor en mi alma, con olor y ya no solo aincienso, el olor de la Tierra Madre y de la Pachamama,llegue y además, con olor a azucenas y jazmines, el olor delCielo... ¡Llegue y como un Místico del Siglo XXI! ¡Y con todas ycada una de las letras! Llegue a traer y a desparramar, un poco, un poco de suLuz, de la Luz del Cielo, un poquito de ella, en medio de tantaoscuridad... 200
  201. 201. Y no me había dado cuenta hasta ahora, que si losperegrinos caminaron, y durante muchos días, cientos dekilómetros, para ofrendarse, y en su alma, al Señor y laVirgen del Milagro, no me había dado ni cuenta que yocamine, y durante 29 años, miles de kilómetros, para llegartambién a ofrendarme, tal y como todos ellos, al Señor y laVirgen del Milagro, para ofrendarme con lo único que me dejoy me quedo, de esta mi larga, larguísima peregrinación: ¡Mialma! ¡Mi alma solita!... Porque empecé mi peregrinación hace ya casi 29 años,y la empecé solo con la ropa puesta, y termine miperegrinación ahora, casi 29 años después, y también solocon la ropa puesta: ¡No me quedo nada material! ¡En elcamino lo perdí todo!, absolutamente todo, ¡y solo me quedomi vida y mi alma!... 201
  202. 202. Madre Peregrina, ofrendando a su bebé, tapado con lamanta negra, para abrigarlo del intenso frío del camino, ante el Señor y la Virgen del Milagro…… 202
  203. 203. Peregrinos por la Fe, muchos de los cuales caminaron durante dos semanas, y casi 600 kilómetros, desde lugarestan lejanos de la Capital Salteña, como Santa Victoria Oeste, Iruya, Nazareno, San Antonio de los Cobres, Metán, y llegaron desde todos los rincones de la Provincia… Están ofrendando sus “Misachicos”, como un profundo reconocimiento y homenaje ante la santidad, al Señor y a la Virgen del Milagro…… Porque yo que creí, que ya había terminado de escribir,este mi libro, esta mi vida, este mi paso por la vida, esta mihuella por la vida, esta mi odisea... 203
  204. 204. Peregrinos por la Fe, muchos de los cuales caminaron durante dos semanas, y casi 600 kilómetros, desde lugarestan lejanos de la Capital Salteña, como Santa Victoria Oeste, Iruya, Nazareno, San Antonio de los Cobres, Metán, y llegaron desde todos los rincones de la Provincia. Aquí se ven los banderines de los peregrinos de Tolar Grande, perdido en la inmensidad de la altiplanicie salteña de los Andes… 204
  205. 205. Aquí se ven los banderines de los peregrinos deNazareno, cerca de Iruya, perdido en la inmensidad de la altiplanicie salteña de los Andes… 205
  206. 206. Aquí se ven los Misachicos de los peregrinos de Nazareno, cerca de Iruya, perdido en la inmensidad de la altiplanicie salteña de los Andes… Sin embargo, este libro que yo creía ya concluido, nopude enviarlo todavía a concursar, al Premio Planeta de lasletras... Y no pude, por no tener, ni siquiera, ni los cien pesos, olos veinte euros, o los treinta dólares, que cuestan laimpresión y en blanco y negro, porque en color son cinco milpesos, o mil euros, o seis mil dólares, de los dos ejemplaresdel libro, necesarios para enviarlos a concursar a Barcelona,en España... 206
  207. 207. Y así, esperando poder juntar el dinero, pasó el tiempo,y se paso y se terminó el verano, y se pasó también y seterminó el invierno, y llegó el tiempo de la primavera, eltiempo del Milagro de Salta… 207
  208. 208. Peregrino que caminó los casi 600 Kilómetros desde Nazareno hasta Salta “La Linda”… 208
  209. 209. El curita de San Antonio de Los Cobres, pueblo perdido en inmensidad de los Andes de América, y que caminótambién a pie, y junto con todos los peregrinos, el muy largo y lejano camino hasta llegar a Salta “La Linda”… El tiempo del Milagro de la renovación anual, del Pactode Fidelidad, entre el Pueblo de Salta y nuestros SantosPatronos, para que nos protejan de los terribles terremotos,que ya destruyeron a nuestra antepasada, y la muy nobleciudad de Esteco... Pero con el tiempo del Milagro, también llegó y ocurrió,otro Milagro... ¡El Milagro del amor!... 209
  210. 210. Peregrina y caminante por la Fe, en un estado místico, ante el Señor del Milagro… 210
  211. 211. Cuando tomé tu mano...Cuando tome tu manoen ese momento paso...y me preguntaba¿cómo y cuando sucedió?cuando tome tu mano...Cuando tome tu manosentísentí como toda mi vida y mi energíatoda mi energíaya se había idoy antes de tomarte tu manoya se había idoya se había ido y todatoda contigo... 211
  212. 212. Cuando tome tu manoporque tenías fríoque yo creíaque yo creía del cuerpopero era un frío del almade tu alma todahelada de pavory turbadatan turbadaturbada por el amorel amor que ni te atrevíasni te atrevíasen tus más lejanos sueñosa confesarme...Cuando tome tu manoapretasteapretaste mi manocon tanta fuerzaque yo no supeyo no supe ni pude saberque estaba pasando...Pero yoyo entoncescuando tome tu manome quede heladotan heladocomo así lo estabaasí lo estabatu alma toda 212
  213. 213. Y el frío de tu almase paso todoy de golpe¡tan de golpe!todo a la mía...Y entonces me quedeme quede tan turbado¡tanto!como tú mismacomo tú misma ya lo estabas...Cuando tome tu manoy tome tu otra manotan helada tambiénentonces supeentonces empecé a saberque eso que nos pasabaeso que nos pasaba a los dosse llamabase llamaba el amor...Y entoncesrecién entoncesy por primera vezentonces te mirey mire tu alma... 213
  214. 214. Y vi tu almatan llenatan llena de gozotan desbordanteque se desbordose desbordo a la míaa la mía todatoda y enterami alma mía...Y empezamos a temblara temblar los doslos dos juntosno ya del fríosinode la turbacióndel gozoy del amorcuando tome tu mano... 214
  215. 215. Peregrino y caminante por la Fe, en un estado místico, ante el Señor y la Virgen del Milagro… 215
  216. 216. Oración al Señor y a la Virgen del Milagro Señor, aquí estoy, ante ti, ante tu presencia permanente,dentro de mi ser. Y aquí esta Soledad, también ante ti, en quien tambiénhabita tu Espíritu Santo. Yo Jesús, no te pido riqueza ni poder, solo te pido queme regales, y para siempre, la compañía de Soledad... Y también te pido que le regales a Soledad, y tambiénpara siempre, la compañía de mi ser y de mi alma toda... 216
  217. 217. Te pedimos Jesús, que hagas nacer en nosotros dos, unamor tan limpio, tan puro, e inmaculado, tanto, como seacapaz el alma humana. Porque Jesús, nosotros también, nosotros somos dospedacitos de Dios... Ya que nos hiciste a tu imagen y semejanza... Lo pedimos para Gloria tuya y de tu Padre. Amen 217
  218. 218. Peregrina y caminante por la Fe, en un estado místico, ante el Señor del Milagro… 218
  219. 219. Mí querida amiga y confidente…No sé cuandopodrás leer estas líneaso cuandollegarás a leerlas… 219
  220. 220. Me he idocuando he terminado nuestra conversaciónmi conversación contigotu conversación conmigome he ido a darme un largoy lento paseopor toda la riberade punta a puntadisfrutando de cada pasodisfrutando de cada instantedisfrutando de estar vivoy disfrutando de habercompartido un instantede eternidad contigo.Me has llenadome has dejadocon tu dulce vozcon tus dulces inflexiones y reflexionescon tus palabras de amorde amor divinode amor del ser de luzme has dejado decíainundado de la gracia divinala gracia del amorel amorque se derramaque se difunde. 220
  221. 221. Y era tantolo que me llenabay como además yo he colmado el vasoy he derramado el vasoque me dabas con tu manolleno de amorcon la experiencia del amorinfinitoque al igual que cuando la tuvecuando la vivíno podíahacer nada simplemente humanono podía irme a dormira pesar de que me caía de sueñome caía más que túque solo pude irme a dar unpaseoun largo paseocomo cuando me quedé una semanaen la camasin poderme levantarapenas bebiendo aguay sin comerdespués de ver la luzesa luz que te alumbra dentro de ti.Por esocaminandohe logrado que la gracia se me derramaraporque me desbordabadesbordaba mi alma el regalo de tu palabrade tus palabrasde tu ser 221
  222. 222. El regalo gratuitoque es el amor.Y ahoraahoraque tengo mi alma serenapues me la habías turbado dulcementeen sobremaneraahora podré ir a descansarpues me caigo de sueñoy se me entrecierran los ojosal igual que te pasaba a ticuando yo te hablaba… 222
  223. 223. Mi Carta a SoledadProponiéndole compartir con ella nuestras presencias y nuestra compañías, y para todo el resto de nuestras vidas restantes... Querida Soledad: Hoy día, y en el día del Milagro, me ha tocado tambiénno solo estar solo, ya que no pudiste venir, Soledad, a Misa yesta mañana conmigo, sino y además hacer, después decasi una semana entera, hacer nuevamente ayuno, porque miamigo Yuyi que me iba a invitar a comer, no estaba en sucasa cuando he llegado... 223
  224. 224. Pero sabes, no me duele el ayuno: ¡ni siquiera meduele!... Aunque sí me duele más, tu ausencia... ¿Sabes lo que me duele terriblemente desde ayer?: ¡Meduele el alma! ¡Y me duele el alma toda por haberte hechotanto daño y sin quererlo!... Yo quería haberte hablado esto en persona, pero no tehe podido ver esta mañana, y no sé cuando te voy a poderver, porque a tu trabajo no puedo ir, y tú no me llevas a tucasa, por motivo de tu padre... Pero de lo que quería haberte hablado, era de lo que deverdad he concluido dentro de mi ser, he concluido dentro demi ser después de mirarte, conocerte y reflexionar, heconcluido que quiero, y de verdad, que me acompañes, quequiero estar a tu lado para toda la vida... Así, así sin apenas conocerte, así conociéndote tanpoco, solo y conociendo tan poco, a tu alma bella... Y eso lo ha precipitado, esa conclusión que ya rondabaen mi ser y en mi alma toda, lo ha precipitado tu dolor deayer... Pero lo ha precipitado, no por sólo el intentarcompensarte del mismo y gran dolor, que yo mismo teprovoqué, con mi torpeza, y sin querer, sino y muchísimo másimportante aún, lo ha precipitado, lo que se estremecía mialma, lo que se estremecía mi alma no ya de placer, por unorgasmo que tú me hubieras dado, sino y por tu dolor, tudolor que dejó llena del mismo, llena del mismo a toda y mientera alma mía... 224
  225. 225. Y por eso, yo te propongo, en este instante, y por estassolas letras, las letras plenas que todavía no puedo decirte enpersona, ni mensajearte, por no tener saldo ni dinero pararecargar mi celular, decía, yo te propongo y te pido, yo tepropongo y te pido en matrimonio... No te pido siquiera ni una respuesta, y menos ahora,sólo quiero que lo sepas, que yo ya he concluido, que yo yahe concluido, y dentro de lo más profundo de mi ser y de mialma toda, que quiero vivir junto contigo, y quiero formar yfundar junto contigo, una familia, y para todo el resto de misdías... 225
  226. 226. Peregrino y caminante por la Fe, en un estado místico, ante el Señor del Milagro… 226
  227. 227. Y así, mi alma, que ya olía a Jazmines y Azucenas, seencontró y de repente, y por casualidad, por la suerteafortunada del destino, o por los designios del mismo Cielo,se encontró con otra alma, que también y tal, y como laVirgen del Milagro, otra alma, que olía y también a Rosas... Y así ahora, nuestras dos almas huelen, y ya, por y parasiempre, huelen las dos, y al unísono, huelen a Rosas,Azucenas, y Jazmines... 227
  228. 228. Y aunque fue, aunque el amor fue, porque ella se fue,porque ella, Soledad, quiso seguir sola, quiso seguir solacomo casi todas las mujeres de hoy en día, y de nuestrotiempo presente, que no quieren al amor, ni quieren el amor,porque solo quieren un rato de "eso", como dicen aquí, unrato de "sexo" y placer, y cuando "eso" ya paso, ya fue, ya fuetodo... Porque casi todas las mujeres de hoy en día estánestériles, estériles no y ya, y por su matriz, que las hay ymuchas, y así fuera yo un anciano, jamás me acercare a una,ni a ninguna de ellas... Pero peor aun, peor aun que la esterilidad de la matriz,es la del alma, y también casi todas las mujeres de hoy endía, y de nuestro tiempo presente, casi todas ellas, casi todasellas están estériles del alma... ¡Tanto! Tanto que por eso no buscan, ni buscaran nunca elamor, solo buscan y nada mas, solo buscan y un rato deplacer... Y yo, antes que vender mi "dignidad", y por solo un ratode placer, antes que ello, ya me hice a mi mismo, me hice yme prometí, me prometí votos, votos de monje, votos yabsolutos, absolutos votos de castidad... Y jamás, nunca jamás dejare que se me acerque unamujer que sea estéril, estéril del cuerpo, y lo que es peor aun,estéril en su alma... 228
  229. 229. Porque yo estoy, estoy tan lleno de vida, que jamásconsentiré que ninguna mujer, ninguna, me mate la vida, noya la del cuerpo, sino y la de mi alma… Y la vidente, Carmen la vidente, en esto se equivoco,jamás aparecerá la madre, la madre que lo sea de mi hija, lacuarta alma mujer, que espera en el Cielo, que espera en elCielo para venir a la vida, venir a la vida y por mi llamado,venir y en la matriz, en la matriz de una mujer, una mujer queno sea y estéril... Pero sin embargo, en todo lo demás no se equivocó, ytanto, tanto que revivo, revivo hasta a los moribundos yagonizantes... Y así, así volví a quedarme de navegante solitario,solitario y perenne, en el inmenso y desconocido océano demi vida... Porque como me dijo una mujer vieja, vieja y sabia,como me dijo y con sabiduría: "Francisco, todos los grandes se quedan solos, todos losgrandes poetas, y usted, usted es de los más grandes..." Pero sin embargo, aun quedándome solo, tanabsolutamente solo, solo como todos y al final lo estamos,apareció, apareció la voz infantil de mi hijo, de mi hijo Daniel,porque el Cielo escuchó mis oraciones, todas y cada una demis oraciones, todas y cada una de ellas, y se llevó el rencorde su madre, y se llevo el odio de su madre, y su madre mellamo, me llamo y por teléfono, para que Daniel me felicitara,me felicitara por mi cumpleaños... 229
  230. 230. Y aunque ya era tardío, y tardía la felicitación, porque micumpleaños ya había pasado, y había pasado, no ya y muyhambriento, como puse, y escribí en Facebook, sino y solo,absolutamente solo... Sin embargo, la alegría de mi hijo, su enorme alegría porhablar con su papa, su inmensa fuerza vital, herencia mía,como dijo la vidente, herencia de mi alma, que no de misgenes, su fuerza vital me revivió, me revivió el alma muerta,muerta y de tanta esterilidad... Y así, así sin saber yo cuando volvería a verlo, y sinsaber tampoco el, sin saber el cuando volvería a verme, LaLuz del Cielo, que porta el alma de mi hijo, me dio un poquitode vida, y me arranco, me arranco apenas, apenas y a duraspenas, me arrancó apenas una muy dulce sonrisa... Pero el Cielo no dejo tampoco de escuchar todas misoraciones, por mi hijo pequeño Daniel, para que me lo cuidaray me lo criara, que fue lo único que le pedí, no pidiéndole yanada más, absolutamente nada para mi, cuando despegó elavión que me alejó y para siempre, y para toda la vida, de el,de mi amado Daniel, "el enviado del Cielo..." Y del mal, que es un misterio que no logro todavíaexplicarme, apareció también el otro misterio, pues el Altísimosaco bien... Y el Cielo le envió a mi Daniel un segundo padre, no elque lo engendró, yo mismo, sino el que también le quiere converdadera locura, como si fuera su hijo, y lo esta educando,Manolo, el marido de Mercedes... 230
  231. 231. Y así, mi adorado pequeño Daniel, tan desamparado,fue amparado por un alma bendita, enviada por la misma Luzdel Cielo... Más yo me quedé sin embargo, más solo que nunca,más solo que nunca y en toda mi vida entera... Y me acorde de Jesús, en el monte de los Olivos, y sentíque mi tiempo aquí en la Tierra ya estaba cumplido, y peoraun, me sentí tan abandonado, tal y como Jesús mismo,cuando exclamo: "¡Padre! ¿Porque me has abandonado?..." Pero como no ambicionaba nada, absolutamente nada,no ambicionaba, ni ambiciono, ni ambicionaré, ni siquiera elmismísimo Cielo, al que conozco tan bien como y a la mismaTierra: ¡No quiero ni el consuelo siquiera del mismísimo serde Luz!, El Altísimo... Y así, la vieja y sabia mujer, acertó, tal y como miadorada madre, también en vida, que me predijo: "Hijo te vasa quedar solo, muy solo..." Y yo jamás imagine, jamás pude llegar a imaginar, quese podía llegar a estar tan solo, no ya y aquí en la mismaTierra, sino y lo que es peor en el mismo Cielo, pues tampocome apetece, para nada y en absoluto, el consuelo de mispenas por el ser de Luz... Y El, El Altísimo, el lo sabe, sabe que yo solo hubieraquerido el consuelo de una simple y humilde mortal, peroVirgen María, hubo y hay solo una... 231
  232. 232. Y así, me quede en la Tierra, en tierra de nadie, sinquerer ir al Cielo, y sin casa adonde ir tampoco, aquí y en laTierra... Y sin musa: ¡Absolutamente sin musa ninguna!... 232
  233. 233. 233

×