Sergio con un año, y Rubén con meses llorando     porque le daba miedo el agua, en Terreros costa  Mediterránea de Almería...
Capítulo OctavoEl maná de la tierra prometida…
Sergio recién nacido en España, en el dormitorio de Vince y mío, y donde fue engendrado Rubén, en casa de            mis p...
En el huerto de Josefa, en Alhama de Murcia.     Rubén recién nacido en brazos de su tío Juan Carlos, mi hermano, y Sergio...
En la página anterior, Diego el Tortuso, el primo de mi   padre y que en paz descanse, y algunos de los primos    Cerón de...
Sergio, mi primer hijo con un año, en Alhama de                  Murcia.
Sergio poniéndole el chupete a Rubén.     Pero hoy día, después del segundo divorcio conMercedes, sé que es verdad. Y la m...
Juan Carlos y yo calafateando el viejo Opel con el que   recorrimos España en nuestra primera visita en el año            ...
En la página anterior, mi abuelo salteño, Juan García  Pardo, recién llegado yo a España, y en su última foto             ...
En la página anterior, mi abuela Jesualda ViudezAsensio, casada con mi abuelo salteño, y madre de María  García Viudez, tu...
Sergio con un año, y Rubén con meses llorando     porque le daba miedo el agua, en Terreros costa  Mediterránea de Almería...
Rubén había dejado ya de llorar, en cuanto lo tomé enbrazos y lo saqué del agua, y Sergio estaba riéndose muy             ...
Sergio y Rubén, de dos y tres años, en el Ford Fiesta   de la empresa Pagoda S.A., para la que trabajaba deviajante, en la...
Con mi primo Diego el Tortuso y Juan el de las Vigas, junto con sus respectivas señoras, y junto con mis hijosSergio y Rub...
Sergio con tres años y Rubén con dos.
Mi abuela Jesualda y mi tía Josefina, viviendo en micasa, y cuando nadie las quiso, y nosotros las cuidábamos en su vejez ...
Sergio y Rubén recién despertados y abriendo los                 regalos de los Reyes...       Al fondo se ven parte de lo...
Sergio y Rubén, con cuatro y cinco años, con sus               regalos de los Reyes Magos...      ¡Por eso estoy escribien...
Sergio y Rubén en los Reyes…
Sergio y Rubén en el huerto de Josefa “La de losMena”, en Alhama de Murcia, y muy felices con su adoradaBisabuela Jesualda...
En la calle donde vivíamos en Alhama de Murcia. Estámi madre María, en el principio de su enfermedad, juntocon Rubén, y co...
Yo con un brazo roto, Sergio, Rubén, y su amiga     Davinia cuando vivíamos en Alhama de Murcia…     Sólo le pude responde...
Con mi madre, ya viuda y fallecido mi padre, y mis hijos Sergio y Rubén, en la Sierra Nevada de Granada...     En la págin...
Estamos muy felices Vince y yo, y con mis hijos Sergio y Rubén, en la boda en la Iglesia de Alhama deMurcia, de uno de mis...
La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

970 views

Published on

La Promesa: El Milagro del Amor y de la Vida misma...

La Promesa: Primera, Segunda, Tercera, Cuarta Parte, y Epílogo. (La Versión final de 1.316 páginas, para imprimir y enviar al Premio de Literatura Planeta, de las letras...)
http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final

La Promesa:

“La Piedra Filosofal:
Una receta mágica para curar el alma malherida”

Las palabras tienen efectos,
los efectos son los afectos,
los afectos son los sentimientos…

Y a veces,
las palabras y los sentimientos,
son lo único que nos queda,
son lo único que tenemos…

El viaje de mi vida, mi paso por la vida:
Estas humildes letras, relatan una odisea épica, de coraje, valor, heroísmo, amor, solidaridad, y ética…
Una historia de la lucha, entre el bien y el mal, entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros…

"Del Misterio del amor y el desamor, la tragedia y la comedia, la desesperanza y la esperanza, la sabiduría y la Felicidad”

Mis letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribo en poesía, y sin embargo, hago lo más difícil en literatura: ¡Escribo permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...

Porque esta, la diáspora que escribo y cuento, en este mi libro, la diáspora de todas mis generaciones, y de todos mis antepasados, y de todos mis ancestros, de todo lo que me ha llegado por mi propia historia, es también la diáspora, no solo del pueblo judío, y del pueblo Romaní o gitano...

Es también la diáspora de toda la humanidad, de la humanidad entera, y desde la noche de los tiempos, y desde el origen mismo del hombre, en las sabanas africanas...

Y esta mi historia que cuento, es universal, y tan universal, como todas las historias, mitos y leyendas que contaron los sumerios, los fenicios, los hindúes, los chinos, los indígenas australianos, los griegos, los latinos, y entre muchas otras culturas, que han existido desde la noche de los tiempos, y en todo el mundo entero...

Tan vieja como las historias, los mitos, y las leyendas, las que contaron entre muchos otros, Gilgamesh de Sumeria, con el antiguo verso del niño aprendiz de escriba, Homero, con la Ilíada de Troya, Virgilio, con Eneas en la Eneida, Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del Vellocino de oro...

Esta mi historia, es solo y sencillamente, y nada más, que la misma historia de la supervivencia, de la supervivencia de toda la especie humana...

Un hombre solo frente al mundo, como David frente a Goliat, como Eneas en la Eneida, como todos los héroes de la antigüedad histórica, me enfrenté a lo imposible, pero fue real que lo conseguí, que me hice un viaje de 14.000 Km. por medio mundo, cruzando todo un océano, y sin más recursos, que mi propia inteligencia, y sin siquiera un peso, un dólar, o un euro en el bolsillo…

Esta documentación es historia, historia para toda mi descendencia, porque cuando yo ya no esté aquí, cuando todos ellos, los que me siguen, mis hijos, cuando todos los que también les seguirán, mis nietos, cuando todas estas generaciones se hallan ya ido, quedará, sin embargo, de mi presencia, la huella, la huella de todas estas letras, y de todos estos documentos, la huella de esta mi odisea…

Porque el libro no lo escribí para los que se fueron, lo escribí para los que se quedaron...

Lo escribí para los que se quedaron sin un padre, como mis tres hijos...

Lo escribí no para los que se fueron, los que se fueron al Cielo...

Que yo también me fui, me fui al Cielo como todos ellos, pero volví...

Lo escribí para los que se quedaron, lo que se quedaron aquí, aquí y acá, en la Tierra...

Y así y por ello espero también, que estas humildes letras, os hayan puesto a todos vosotros, a todos y cada

Published in: Education, Travel
  • La Promesa: El Milagro del Amor y de la Vida misma...

    La Promesa: Primera, Segunda, Tercera, Cuarta Parte, y Epílogo. (La Versión final de 1.316 páginas, para imprimir y enviar al Premio de Literatura Planeta, de las letras...)
    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final

    La Promesa:

    “La Piedra Filosofal:
    Una receta mágica para curar el alma malherida”

    Las palabras tienen efectos,
    los efectos son los afectos,
    los afectos son los sentimientos…

    Y a veces,
    las palabras y los sentimientos,
    son lo único que nos queda,
    son lo único que tenemos…

    El viaje de mi vida, mi paso por la vida:
    Estas humildes letras, relatan una odisea épica, de coraje, valor, heroísmo, amor, solidaridad, y ética…
    Una historia de la lucha, entre el bien y el mal, entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros…

    'Del Misterio del amor y el desamor, la tragedia y la comedia, la desesperanza y la esperanza, la sabiduría y la Felicidad”

    Mis letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribo en poesía, y sin embargo, hago lo más difícil en literatura: ¡Escribo permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...

    Porque esta, la diáspora que escribo y cuento, en este mi libro, la diáspora de todas mis generaciones, y de todos mis antepasados, y de todos mis ancestros, de todo lo que me ha llegado por mi propia historia, es también la diáspora, no solo del pueblo judío, y del pueblo Romaní o gitano...

    Es también la diáspora de toda la humanidad, de la humanidad entera, y desde la noche de los tiempos, y desde el origen mismo del hombre, en las sabanas africanas...

    Y esta mi historia que cuento, es universal, y tan universal, como todas las historias, mitos y leyendas que contaron los sumerios, los fenicios, los hindúes, los chinos, los indígenas australianos, los griegos, los latinos, y entre muchas otras culturas, que han existido desde la noche de los tiempos, y en todo el mundo entero...

    Tan vieja como las historias, los mitos, y las leyendas, las que contaron entre muchos otros, Gilgamesh de Sumeria, con el antiguo verso del niño aprendiz de escriba, Homero, con la Ilíada de Troya, Virgilio, con Eneas en la Eneida, Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del Vellocino de oro...

    Esta mi historia, es solo y sencillamente, y nada más, que la misma historia de la supervivencia, de la supervivencia de toda la especie humana...

    Un hombre solo frente al mundo, como David frente a Goliat, como Eneas en la Eneida, como todos los héroes de la antigüedad histórica, me enfrenté a lo imposible, pero fue real que lo conseguí, que me hice un viaje de 14.000 Km. por medio mundo, cruzando todo un océano, y sin más recursos, que mi propia inteligencia, y sin siquiera un peso, un dólar, o un euro en el bolsillo…

    Esta documentación es historia, historia para toda mi descendencia, porque cuando yo ya no esté aquí, cuando todos ellos, los que me siguen, mis hijos, cuando todos los que también les seguirán, mis nietos, cuando todas estas generaciones se hallan ya ido, quedará, sin embargo, de mi presencia, la huella, la huella de todas estas letras, y de todos estos documentos, la huella de esta mi odisea…

    Porque el libro no lo escribí para los que se fueron, lo escribí para los que se quedaron...

    Lo escribí para los que se quedaron sin un padre, como mis tres hijos...

    Lo escribí no para los que se fueron, los que se fueron al Cielo...

    Que yo también me fui, me fui al Cielo como todos ellos, pero volví...

    Lo escribí para los que se quedaron, lo que se quedaron aquí, aquí y acá, en la Tierra...

    Y así y por ello espero también, que estas humildes letras, os hayan puesto a todos vosotros, a todos y cada uno de quienes me leéis, y me escucháis, os hayan puesto un límite, un límite al insoportable dolor de existir, a la más absoluta levedad del ser...

    Por eso estas mis letras, estas mis muy humildes letras, estas letras que escribo como 'poeta del amor', trascienden mas allá de mi propia vida, y son ya no solo 'la huella' de mi paso por la vida, estas humildes letras, llenas de la sabiduría del amor, decía, trascienden mas allá de mi propia vida, porque llegan a cada uno y todos de vosotros, quienes las leéis, y las escucháis, mis semejantes, y así mi huella se hace perenne, y he burlado a mi propia muerte, en vuestro recuerdo de ellas, en la huella, que estas mis humildes letras, han dejado en todos, y en cada uno, de todos vosotros...

    Y estas letras, estas humildes letras, que son mi paso por la vida, me han hecho libre, tan absolutamente libre, que me han permitido crearme mi propio mundo, y llenarme la vida de ilusión, en un reino de libertad y de amor...

    Porque esta historia que cuento, esta odisea épica de valor y heroísmo, esta mi historia, que cuento con estas mis muy humildes letras, es una historia de la lucha entre el bien y el mal, de la lucha entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros...

    Y así he vencido, paradójicamente, he triunfado, he dejado de estar y de ser derrotado, derrotado por la muerte, derrotado por el Tánatos, derrotado por lo aciago del destino...

    Y he triunfado con todos, con todos y cada uno de todos vosotros, con todos aquellos en quienes deje una huella, y todos aquellos, los que dejasteis también una huella en mi, en mi ser y en mi alma, en mi paso por la vida...

    Y cuando me haya ido, cuando haya terminado ya para siempre, este viaje, este mi viaje por la vida, mi paso por la vida, no me recordéis, los que me amasteis, no me recordéis ni por mis triunfos, ni por mis éxitos, ni por mi dinero, ni por mis posesiones, si las tuve, no me recordéis por nada material...

    Solo me recordéis, y por nada más, por lo que os quise y os amé, y por lo que fui querido y amado...

    Y este es mi epitafio, esta es toda la herencia que os dejo, a todos vosotros, mis semejantes, no tengo nada más que dejaros, que solo estas mis muy humildes letras, que escribí, como poeta del amor...

    Y si alguna vez os encontráis, como yo me encuentro a veces, y en muchos de mis días, de este mi tiempo presente, os encontráis como yo, sin ni siquiera tener ni para comer, recordar lo que decía Jesús y la Biblia: 'No solo de pan vive el hombre...'

    Y así, yo también vivo, estoy vivo por y de mis letras, de estas mis muy humildes letras...

    Y de esta manera termino, tan solo como empecé, sin musa, ni compañía ninguna, escribiendo de nuevo con mi agenda electrónica, desde 'el banco de la soledad', con estas humildes letras, que son toda la compañía, la que me ha querido brindar, mi propia y muy amada tierra mía, Salta 'La Linda'...

    Porque tal y como el héroe Eneas, en la Eneida de Virgilio, o en la Odisea de Homero, o en la Ilíada de Troya, o en Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del vellocino de oro, así tal y también como todos ellos, estoy en este mi paso por la vida, en esta mi odisea por la vida, en este mi viaje épico, estoy intentando, y en pleno siglo XXI, el retorno, intentando el retorno y desde lo imposible, el retorno y desde lo real, para volver a ver a mis tres y muy amados hijos, buscando mi vellocino de oro, en una lucha titánica y épica, contra los hados adversos, y el destino aciago, y contra todas las mareas, y los vendavales, y las tormentas, y las tempestades, y los huracanes, que me trajo este mi navegar, por el inmenso y desconocido océano de la vida, en un heroísmo tal, tal y como también hicieron, y antes que yo mismo, cada uno, y todos los héroes, de la antigüedad...

    Porque Salta entera, toda y entera, esta bendita tierra, esta bendita y adorada tierra mía, esta maldita...

    Esta bellísima tierra, este Edén de la naturaleza, este bellísimo paraíso terrenal, esta maldito, pero maldito no por su tierra, pero si por muchas de sus gentes, no todas, pero si por muchas de sus gentes...

    Porque son muchos de los salteños, y muchas de las salteñas, adoradores del Demonio, adoradores del demonio sino y también, porque estén endemoniados y endemoniadas, que los hay y muchos, porque aquí están las mayores y más profundas sectas satánicas del mundo entero, y porque Salta, casi toda entera, es el mayor y más profundo portal del Demonio, en todo el mundo entero...

    Decía, y además, porque muchos de aquellos y aquellas, que no están endemoniados, sacan sin embargo, y de lo más profundo de su corazón, una maldad tan sumamente refinada, y cubierta y maquillada, con la máscara y los ritos excelsos, y muy salteños por excelencia, de 'las buenas costumbres', y 'la buena educación': !Tanto! !Tanto ya que ni siquiera las presencias permanentes del Señor Y la Virgen del Milagro pueden traer algo de santidad a esta tierra!, no maldita por sí misma: !pero si maldita por el Demonio y sus adoradores!...

    Pero aun así, y a pesar de todo ello, aun así, en esta mi bella tierra, en esta mi bellísima tierra, en este Paraíso Perdido del Mundo, en este Paraíso Terrenal, en este Edén del Cielo, existen también, muchas almas, muchas bellísimas almas, almas tan Vírgenes e Inmaculadas, que portan al mismo Dios vivo, portan la presencia del Dios vivo en su seno, que portan al Espíritu Santo, tal y como yo mismo, como yo mismo y también, estoy, y siempre, en su permanente y perenne presencia...

    Y por eso La Luz del Cielo, a quien habitualmente llamamos Dios, por eso La Luz del Cielo, me llevo lejos, tan lejos, al otro lado del Océano, al otro lado del Mundo...

    Muy lejos de esta, de esta y mi muy amada tierra mía, Salta 'La Linda'...

    Y hacen ya casi 29 años de ello...

    Y casi 29 años después de salir, perseguido como un perro, casi 29 años después, también, La Luz del Cielo, también me volvió a traer...

    Y me trajo de nuevo, ya curtido como el cuero, y templado como el mismo acero, me trajo de nuevo, como su antorcha humeante y llameante, así y como la zarza que ardía, y con la llama del Cielo, ante el mismísimo Moisés...

    Y llegue con olor en mi alma, con olor y ya no solo a incienso, el olor de la Tierra Madre y de la Pachamama, llegue y además, con olor a azucenas y jazmines, el olor del Cielo...

    ¡Llegue y como un Místico del Siglo XXI! ¡Y con todas y cada una de las letras!

    Llegue a traer y a desparramar, un poco, un poco de su Luz, de la Luz del Cielo, un poquito de ella, en medio de tanta oscuridad...

    Porque yo que creí, que ya había terminado de escribir, este mi libro, esta mi vida, este mi paso por la vida, esta mi huella por la vida, esta mi odisea...

    Sin embargo, este libro que yo creía ya concluido, no pude enviarlo todavía a concursar, al Premio Planeta de las letras...

    Y no pude, por no tener, ni siquiera, ni los cien pesos, o los veinte euros, o los treinta dólares, que cuestan la impresión y en blanco y negro, porque en color son cinco mil pesos, o mil euros, o seis mil dólares, de los dos ejemplares del libro, necesarios para enviarlos a concursar a Barcelona, en España...

    Y así, esperando a poder juntar el dinero, paso el tiempo, y se paso y se termino el verano, y se paso también y se termino el invierno, y llego el tiempo de la primavera, el tiempo del Milagro de Salta, del Milagro de la renovación anual, del Pacto de Fidelidad, entre el Pueblo de Salta y entre nuestros Santos Patronos, para que nos protejan de los terribles terremotos, que ya destruyeron a nuestra antepasada, la muy noble ciudad de Esteco...

    Pero con el tiempo del Milagro, también llego y ocurrió, otro Milagro...

    El Milagro del amor...


    Cuando tomé tu mano...


    Cuando tomé tu mano
    en ese momento pasó...
    y me preguntaba
    ¿como y cuando sucedió?
    cuando tomé tu mano...

    Cuando tomé tu mano
    sentí
    sentí como toda mi vida y mi energía
    toda mi energía
    ya se había ido
    y antes de tomarte tu mano
    ya se había ido
    ya se había ido y toda
    toda contigo...

    Cuando tomé tu mano
    porque tenías frío
    que yo creía
    que yo creía del cuerpo
    pero era un frío del alma
    de tu alma toda
    helada de pavor
    y turbada
    tan turbada
    turbada por el amor
    el amor que ni te atrevías
    ni te atrevías
    en tus más lejanos sueños
    a confesarme...

    Cuando tomé tu mano
    apretaste
    apretaste mi mano
    con tanta fuerza
    que yo no supe
    yo no supe ni pude saber
    que estaba pasando...

    Pero yo
    yo entonces
    cuando tomé tu mano
    me quedé helado
    tan helado
    como así lo estaba
    así lo estaba
    tu alma toda

    Y el frío de tu alma
    se pasó todo
    y de golpe
    ¡tan de golpe!
    ¡todo a la mía!...

    Y entonces me quedé
    me quedé tan turbado
    ¡tanto!
    como tú misma
    como tú misma ya lo estabas...

    Cuando tomé tu mano
    y tomé tu otra mano
    tan helada también
    entonces supe
    entonces empecé a saber
    que eso que nos pasaba
    eso que nos pasaba a los dos
    se llamaba
    se llamaba el amor...

    Y entonces
    recién entonces
    y por primera vez
    entonces te miré
    y miré tu alma...

    Y vi tu alma
    tan llena
    tan llena de gozo
    tan desbordante
    que se desbordó
    se desbordo a la mía
    a la mía toda
    toda y entera
    mi alma mía...

    Y empezamos a temblar
    a temblar los dos
    los dos juntos
    no ya del frío
    sino
    de la turbación
    del gozo
    y del amor
    cuando tomé tu mano...

    Francisco Antonio Cerón García
    fcerong@gmail.com

    La Versión final, impresa y enviada al Premio de Literatura Planeta, de las letras...
    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final


    Tags:
    Piedra, Filosofal, receta, magica, curar, alma, malherida, palabras, efectos, afectos, sentimientos, viaje, vida, paso, odisea, epica, coraje, valor, heroismo, amor, solidaridad, etica, Misterio, amor, desamor, tragedia, comedia, desesperanza, esperanza, sabiduría, Felicidad, Humildes, humilde, letra, letras, historia, lucha, bien, mal, hastio, pasion, cobardia, valentia, egoismo, Satanas, Lucifer, Diablo, Dios, muerte, vida, Tanatos, Eros.

    ----------------------------------------------------------------------
    Comentarios de Lectores de La Promesa
    ----------------------------------------------------------------------
    Comentario de un viejo profesor universitario de literatura:

    Francisco

    Al leerte me he dado cuenta, que tus letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribes en poesía, y sin embargo, haces lo más difícil en literatura: ¡Escribes permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...
    También al leer tu libro, me he dado cuenta de que has sufrido, no ya mucho, sino muchísimo, demasiado para lo que pueda y puede sufrir nadie...
    Pero lo que más me ha sorprendido es que, sin embargo, y a pesar de todo, y de tanto sufrimiento, eres un hombre feliz, demasiado feliz...
    ----------------------------------------------------------------------
    Comentario de un Presidente de una Gran Multinacional:

    Francisco

    He leído algunas partes del libro: ¡Y tengo que decirte que me has tocado el alma!
    Y sobre todo tu dolor por tus hijos me ha dado en el centro del corazón... No me puedo imaginar en una situación similar con mis hijos...
    ¡Aquí va mi solidaridad! Se que tu espíritu lo recibirá con afecto...
    También quiero decirte, que tenia viejas y sangrantes heridas en el alma, que la sola lectura de tu libro me ha curado...
    ¡Recibe un muy fuerte abrazo!...
    ----------------------------------------------------------------------

    Excelentísima Señora Cristina Fernández de Kirchner
    Presidenta de la República Argentina

    Yo soy un ex-combatiente de las Malvinas, con una épica y heroica historia en dicha guerra, nunca reconocida, sabida ni contada, y que relato en mi libro, en el capítulo titulado ’El día de la Memoria: El 24 de Marzo...’

    Siendo funcionario oficial y de muy alto rango, en aquella guerra, denuncié a dos altos generales superiores míos, ante el estado mayor conjunto, y el resto de la historia la cuento en mi libro...

    Espero que el libro le pueda servir para reivindicar la justicia y el reconocimiento que se merecen, todos los ex-combatientes de las Malvinas, y que en general se les niega reiterada y sistemáticamente por parte de todos los estamentos de la sociedad argentina...

    Muy reconocido por su gran hacer político, y porque está haciendo historia para nuestro amado país, le saluda muy cordialmente,

    Francisco Antonio Cerón García
    Las Orquídeas 178
    Villa Las Rosas
    4.400 Salta (Argentina)
    República Argentina

    fcerong@gmail.com
    Mi número de móvil (llamando desde el resto del mundo) 0054 9387 5845950
    Mi número de celular (llamando desde Argentina) 0387 155845950
    ----------------------------------------------------------------------
    Amor Ψ Amores (Una gran aristócrata española...)

    ¡Que belleza lo que pude leer en esas páginas!...
    ¡Sus hijos se sentirán muy orgullosos!...
    Cuando lean esta historia, de sus propias vidas, y quien fue, y es su padre....
    Nunca existe una lucha vencida, sin amor y comunicación... Ambas espadas las tienes en tus manos.... Así que el resto, el tiempo, dictara el veredicto final....
    ¡Bello, bellísimo libro!...





    Francisco Antonio Cerón García

    Querida amiga desconocida:

    ¡Me has hecho llorar, me has hecho llorar y a lágrima viva con tus palabras!...






    Amor Ψ Amores

    Prosigue adelante, eres un sembrador de experiencias vividas y las debes compartir... Para incentivar a otros, que el amor, no es solo rosas... Hay espinas en su andar, y también hay que llorar... Pues muchos, solo piensan en rosas, pero no en el dolor, y es muy necesario el proceso del deber, y también las responsabilidades del quehacer...





    Francisco Antonio Cerón García

    Por eso mismo escribí mi libro, como mi herencia a mis tres hijos...
    Y tardé 28 años y 6 meses en pensarlo, y lo escribí en menos de 4 meses...
    No son sólo las vivencias de una persona, que ha vivido una vida demasiado intensa, mi propia persona, y mi propia vida, sino y además, es una muy profunda, profundísima reflexión sobre la vida misma, y su sentido, el que habitualmente se nos escapa, a casi todos...

    Y en este mundo hedonista, y de sólo búsqueda del placer, hasta el paroxismo, el dolor y la muerte están forcluídos, excluidos de nuestras vidas, con la ayuda del dinero, de la ciencia y de la tecnología, pero ni siquiera los tanatorios pueden desterrar a la muerte, ni al sufrimiento, ni al dolor...

    Y el dolor, tanto del cuerpo, como y peor, del alma, es un muy viejo conocido mío, tanto, que ya casi no me hacen daño, aunque no por ello soy masoquista, ni lo busco: ¡Para nada!...

    Mi libro es una oda al amor, una elegía al amor, una profunda e intensa apología del amor...

    Y como un Místico del Siglo XXI, y con toda y cada una de las letras, mi libro, mi libro habla también de la experiencia del amor Divino, tal y como la vivieron y experimentaron también, tanto San Juan de la Cruz, como Santa Teresa de Jesús, pero en lugar de hacerlo con un lenguaje de hombres del Medioevo, mi libro lo hace con un lenguaje moderno del Siglo XXI...

    Me califican de Quevedo, Antonio Machado, Gustavo Adolfo Bécquer y Pablo Neruda, todos juntos y a la vez, por la belleza de mi literatura y mis poesías (hay muchísimas desparramadas en todo el libro)...


    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

La Promesa I - Capítulo Octavo: El Maná de la Tierra Prometida ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

  1. 1. Sergio con un año, y Rubén con meses llorando porque le daba miedo el agua, en Terreros costa Mediterránea de Almería en España, donde mi abuelo salteño Juan tenía un Chalet, y pasamos allí todos los veranos cuando mis hijos fueron pequeños... Pillé tal enfado, y tanta bronca con la ruina, queestuve un tiempo en que sólo pensaba en matar a losdueños de la empresa, y en matarme yo luego, y así seríade verdad el loco que decían, pero mi primo Diego "ElTortuso”, que a la sazón era el corredor inmobiliario delDirector General del Pozo, me dijo: “Primo, si la mierdavaliera dinero, los pobres nacerían sin culo”, ya que éltambién había sido estafado con el mismo sistema…
  2. 2. Capítulo OctavoEl maná de la tierra prometida…
  3. 3. Sergio recién nacido en España, en el dormitorio de Vince y mío, y donde fue engendrado Rubén, en casa de mis padres en Alhama de Murcia. ¡España! Todo el mundo se fue en este medio siglo al primermundo, y a España en particular, desde los años sesenta,pensando que era la tierra prometida y el paraíso terrenal:¡Pero qué desengaño más terrible que hemos sufrido todoslos que emigramos desde Latinoamérica al primer mundo!¡La vida y la mentalidad son tan distintas! En la página siguiente, recién llegado a España en1982, con mis padres en la Plaza de las Cibeles de Madrid.
  4. 4. En el huerto de Josefa, en Alhama de Murcia. Rubén recién nacido en brazos de su tío Juan Carlos, mi hermano, y Sergio en brazos de mi madre y al lado de mi padre. Yo estoy entre mi hermana María, y mi mujer Vince, ydetrás el primer autito que me compré, un SEAT 133, y con el que recorrí España entera de viajante y representante, apodándome, y de lo muy rápido que iba, “el correcaminos”...
  5. 5. En la página anterior, Diego el Tortuso, el primo de mi padre y que en paz descanse, y algunos de los primos Cerón de mi padre, en una matanza de cerdo reciénllegado yo a España. La sartén para freír las morcillas, está dentro de la bolsa blanca, y es para paellas gigantes… Allí no hay “cumpas”, “compadres”, o amigos, yfamiliares. Todo lo que hay, es el montante de la cuentaque tienes en el banco, es una mentalidad atrozmentecompetitiva, donde todo ya está hecho, y no hay ningunanueva oportunidad, y donde reina la avaricia, y la miseriahumana más atroz. ¡Qué realidad más distinta me tocó vivira mí y a todos los emigrantes que fuimos! ¡Cuántasilusiones perdidas y cuántos desengaños sufridos! Vince y yo nos fuimos pensando en reunir sólo diezmil dólares, y en volver de nuevo a Bolivia, y lo que nosabíamos, era que prácticamente nos terminaríamosquedando casi para toda la vida, que nos divorciaríamos, yque al final, en lugar de retornar ella, que era la americananativa, he retornado yo, y habiéndome divorciado de misegunda mujer, Mercedes, con quien hubo también tantoamor, como me pasó con Vince: ¡Que creí que iba a serpara siempre!... Me tengo que aplicar las palabras de Vince al firmar eldivorcio, mientras que se le caían unas lágrimas, que yocreí en ese momento de cocodrilo, y hoy día sé que fueronsinceras y plenas de amor; me dijo: ¡El amor lo es mientrasdura! ¡Qué frase más dura que me sonó en mis oídos!...
  6. 6. Sergio, mi primer hijo con un año, en Alhama de Murcia.
  7. 7. Sergio poniéndole el chupete a Rubén. Pero hoy día, después del segundo divorcio conMercedes, sé que es verdad. Y la mayor paradoja, es queme divorcié de ambas queriéndolas, pero no había másremedio, cuando el amor se muere, o la convivencia setorna imposible, porque se ha perdido el respeto, ya se haperdido todo, y eso fue lo que me pasó en los dosmatrimonios, que se perdió el respeto. Puede no haberamor, entre un hombre y una mujer, pero si hay respeto, laconvivencia es posible, y el amor puede venir luego…
  8. 8. Juan Carlos y yo calafateando el viejo Opel con el que recorrimos España en nuestra primera visita en el año 1.973… Cuando llegué, luego de un calvario y vía crucis depapeles, para legalizar la residencia de Vince en España, ala que finalmente terminé dándole la nacionalidadespañola, mientras que a mí se me olvidó de pedirle a ellala Boliviana, y así hoy día estaría seguramente muchísimomejor en Santa Cruz de la Sierra, que en mi propia y muyamada tierra, Salta “La Linda”… Y también luego de otro calvario y vía crucis, paraevitar ir a la “mili”, o sea hacer el servicio militar, y estuve apunto de ir, pero conseguí providencialmente trabajo, y conel nacimiento de mi hijo mayor Sergio me escapé de ella:¡Y maldita la gana que tenía yo de ver más uniformesmilitares!
  9. 9. En la página anterior, mi abuelo salteño, Juan García Pardo, recién llegado yo a España, y en su última foto antes de morir... Pero lo que no sabía eran los cinco años de cárcel,peor que la mili o la colimba, y que me tocarían vivir, en laruina económica que me ocasionó la estafa que sufrí enese mi primer trabajo. El Pozo S.A., cuyos dueños son la familia Fuertes, yes una de las mayores industrias cárnicas de Europa, perosus dueños se han hecho multimillonarios con un muy hábily genial sistema de estafa, que no les ha llevado, ni lesllevará nunca a la cárcel… En el pueblo de la familia de mi padre, Alhama deMurcia, surgió allá por los años sesenta, cuando empezó eldespegue económico de España, esta industria cárnica,que tuvo la habilidad de cargar siempre con todas suspérdidas, a todos sus proveedores y empleados, “librecompetencia y libre mercado de grandes emprendedores”le llamaban a este sistema. Consistía sencillamente en relaciones laboralesdisfrazadas de contratos mercantiles, como era unarelación laboral, el margen de ganancias era muy escasopara cualquiera que no fuera la gran empresa, pero laempresa justificaba las letras que te exigía le entregaras,avaladas con importantes propiedades (todavía conservolos originales como un muy doloroso recuerdo familiar), y atodas luces ilegales, con la excusa de que uno cobrabamucho dinero y les podía estafar fugándose. Con estegenial sistema, esta empresa, de la nada, se hizo en mediosiglo: ¡Toda una multinacional!...
  10. 10. En la página anterior, mi abuela Jesualda ViudezAsensio, casada con mi abuelo salteño, y madre de María García Viudez, tu bisabuela y abuela materna mía... En particular a mí, no me pagó un supermercado quetenía como cliente en Alicante, la venta de un camión dejamones, y yo tuve que pagarlo durante cinco muy durosaños, pero la empresa también terminó cobrando la deudaal cliente: ¡Qué gran negocio que fue para ellos el cobrarpor duplicado! En el primer año de arruinado trabajé como obrero,dentro de la misma fábrica, y los cuatro siguientes derepresentante a comisión de una muy importantedistribuidora de vidrio ya desaparecida, “La Vajilla Enériz”, ygracias a que mis ingresos en esos cuatro años fueron muyelevados, conseguí finalmente evitar que embargarantodas las propiedades de mis familiares, que habían sidolos inocentes avalistas. Porque en el pueblo se decía, con ignorancia supina,que ser representante del Pozo era hacerse millonario, ytodos me dieron la enhorabuena cuando lo fui, y cuandome arruiné, la empresa dijo que fue porque yo estaba loco,y era un manirroto que no sabía administrarme, y habíaderrochado su dinero: ¡Pero han caído tantas personasdespués en la misma trampa! La verdad sigue siendo que es una estafa encubierta ymuy bien orquestada, y con el consentimiento de lospoderes públicos y los sindicatos, que deberían dedefender a los trabajadores, pero aún en la Españademocrática del siglo XXI, sigue siendo un muy poderosocaballero don dinero…
  11. 11. Sergio con un año, y Rubén con meses llorando porque le daba miedo el agua, en Terreros costa Mediterránea de Almería en España, donde mi abuelo salteño Juan tenía un Chalet, y pasamos allí todos los veranos cuando mis hijos fueron pequeños... Pillé tal enfado, y tanta bronca con la ruina, queestuve un tiempo en que sólo pensaba en matar a losdueños de la empresa, y en matarme yo luego, y así seríade verdad el loco que decían, pero mi primo Diego "ElTortuso”, que a la sazón era el corredor inmobiliario delDirector General del Pozo, me dijo: “Primo, si la mierdavaliera dinero, los pobres nacerían sin culo”, ya que éltambién había sido estafado con el mismo sistema…
  12. 12. Rubén había dejado ya de llorar, en cuanto lo tomé enbrazos y lo saqué del agua, y Sergio estaba riéndose muy feliz en el agua... Y gracias a su empatía y solidaridad, para con mipropia desgracia y ruina, superé esos pensamientos tanaciagos y destructivos.
  13. 13. Sergio y Rubén, de dos y tres años, en el Ford Fiesta de la empresa Pagoda S.A., para la que trabajaba deviajante, en las sierras de Murcia. Su madre, Vince, no sale porque echó la foto. Sé que no he sido el único que haya pensado enhacer semejante locura, pero cuando uno se vedesesperado, cuando uno no puede ni dar de comer a lospropios hijos, uno puede terminar pensando cualquier cosa,y nadie en la vida, nunca la tendrá tan perfecta y tan ideal,como para que no se le pueda pasar, y alguna vez por lacabeza, la idea del suicidio…
  14. 14. Con mi primo Diego el Tortuso y Juan el de las Vigas, junto con sus respectivas señoras, y junto con mis hijosSergio y Rubén, los mejores amigos de mi padre, y que en paz descansen en Alhama de Murcia. Pero lo que hay que hacer, que fue lo que me enseñómi primo, que en paz descanse, y que aprendí también enmi psicoanálisis de casi 28 años, es seguir para adelante, ydejar que la vida se lleve los malos aires, y traiga otrosnuevos, aunque a veces parezca totalmente imposible queasí suceda…
  15. 15. Sergio con tres años y Rubén con dos.
  16. 16. Mi abuela Jesualda y mi tía Josefina, viviendo en micasa, y cuando nadie las quiso, y nosotros las cuidábamos en su vejez (y además tenía en mi casa a mi madre muy enferma y tetrapléjica también)... En primer plano en la fuente de cristal, un riquísimo chocolate que tomábamos de desayuno, de Magdalena, Provincia del Beni, en las selvas amazónicas de Bolivia, donde nació Vince… Y así tal, es el momento en el que me vuelvo aencontrar, en este destierro obligado, y que parece yadefinitivo y para siempre, y donde me quedaré para morir,en esta mi tierra, llena de las mayores y más atrocesinjusticias, y muy lejos de mis tres queridos y amados hijos,pero no puedo hacer nada más que no sea vivir, y dejarmellevar por el río de la vida, adonde no sé, a lodesconocido…
  17. 17. Sergio y Rubén recién despertados y abriendo los regalos de los Reyes... Al fondo se ven parte de los libros y apuntes que usaba cuando era estudiante universitario… Y ese es el resumen de lo que aprendí de la vida, y ahacer en la vida, dejarse llevar, en lugar de envenenarsede rencor y odio, porque eso sólo se vuelve contra uno; alfinal el secreto de la felicidad es transformar la propiatragedia personal de la vida de cada uno, en una comedia,aprender a reírse de la propia desgracia, pero no es nadafácil, cuando está el dolor de por medio…
  18. 18. Sergio y Rubén, con cuatro y cinco años, con sus regalos de los Reyes Magos... ¡Por eso estoy escribiendo este libro!, para sublimarmi profundo dolor, por la pérdida irreparable de mis treshijos, haciendo una catarsis, donde mis lágrimas y misletras, se lleven mi rencor contra la vida, contra la injusticiade la misma, que todos sufrimos y sufriremos alguna vez!...
  19. 19. Sergio y Rubén en los Reyes…
  20. 20. Sergio y Rubén en el huerto de Josefa “La de losMena”, en Alhama de Murcia, y muy felices con su adoradaBisabuela Jesualda, madre de su abuela María, y de María, mi madre... Y esta injusticia va más allá de las acciones del restode los seres humanos, y de las propias, sean afortunadas odesafortunadas, esta injusticia es la de ser seres hablantes,un cuerpo incardinado en el lenguaje, en la ambigüedadesencial del lenguaje… Y por eso, cuando Daniel me preguntó, al llorar ydurante muchos días, y en silencio, mi ausencia, y sincontárselo a nadie, tal y como a mi todavía me pasa, decíaque me preguntó: ¿Papá, porqué sufrimos? ¿Por qué tengoyo que sufrir?
  21. 21. En la calle donde vivíamos en Alhama de Murcia. Estámi madre María, en el principio de su enfermedad, juntocon Rubén, y con mi hermano cuando era estudiante de Geología… En la página siguiente, Juan Carlos y Matilde, recién puestos de novios…
  22. 22. Yo con un brazo roto, Sergio, Rubén, y su amiga Davinia cuando vivíamos en Alhama de Murcia… Sólo le pude responder, que porque somos seresdébiles y frágiles, que podemos perder la salud yenfermarnos, que la naturaleza es siempre más poderosaque uno, y que el destino de cada uno puede ser a vecesmuy aciago y doloroso, pero que tomara lo bueno que lediera la vida, y que dejara pasar lo malo, que no nos damoscuenta, pero por pensar en lo que no tenemos y en lo quenos falta, perdemos y dejamos de disfrutar lo que tenemos,lo poco o lo mucho que la vida nos brinda de bueno…
  23. 23. Con mi madre, ya viuda y fallecido mi padre, y mis hijos Sergio y Rubén, en la Sierra Nevada de Granada... En la página anterior, mi hermano Juan Carlos y miMadre, cuando Juan Carlos estudiaba e investigaba para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CESIC), equivalente en Argentina al CONICET.
  24. 24. Estamos muy felices Vince y yo, y con mis hijos Sergio y Rubén, en la boda en la Iglesia de Alhama deMurcia, de uno de mis mejores amigos en España, Pascual Ballesta Núñez y su señora Asunción. En la página siguiente, mi abuela Jesualda en su última foto y antes de morir, a la cual tuve muchos años viviendo en mi casa… Y mi abuela Jesualda, de ser una vieja muy amargada, se volvió de repente una mujer joven y feliz, porque le hice poner unos carísimos audífonos, y podía escuchar y comunicarse, con otros seres humanos: ¡Sus semejantes!....

×