Niños coyitas de los Andes de América.

Ya no son solo adolescentes, los que
se suicidan en terribles pactos,
como escribí...
ECUADOR: CHUNCHI, EL PUEBLO DE LOS NIÑOS SUICIDAS...
4 SEPTIEMBRE, 2012

En Ecuador, a 2.280 metros sobre el nivel del mar...
Fue abandonado por su madre a los tres años, junto
con el resto de sus hermanos, y hermanas…

Intentó suicidarse dos veces...
La postura, y la teoría, de que la prevención de los
suicidios, pasa por el silencio más absoluto, que "evitaría"
el conta...
La solución, es el debate público, donde se puedan
dar argumentos en favor de la vida, y en contra del suicidio,
que haga ...
Y espero también, que los padres, sean capaces de
poder ayudar activamente, a sus propios hijos, tomándose
al menos un tie...
Algunos padres, de Rosario de la Frontera, y San
José de Metán, en Salta, Argentina, reunidos en los
Colegios, en el año 2...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Chunchi: El pueblo de los niños "suicidas..." ( El enlace online para leer "La Promesa I" es: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

1,505 views

Published on

Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

Y como no quiero, ni aún vencido

Published in: Education
1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
  • Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

    ¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

    Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

    Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

    ¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

    Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

    ¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

    Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

    Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

    Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

    Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

    Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

    Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

    Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

    ¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

    Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

    Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

    Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

    Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

    Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

    Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

    Y como no quiero, ni aún vencido
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
1,505
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Chunchi: El pueblo de los niños "suicidas..." ( El enlace online para leer "La Promesa I" es: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

  1. 1. Niños coyitas de los Andes de América. Ya no son solo adolescentes, los que se suicidan en terribles pactos, como escribí en mis libros de Salta, ahora también en Ecuador: ¡Chunchi, el pueblo de los niños suicidas…! 1
  2. 2. ECUADOR: CHUNCHI, EL PUEBLO DE LOS NIÑOS SUICIDAS... 4 SEPTIEMBRE, 2012 En Ecuador, a 2.280 metros sobre el nivel del mar, existe un pueblo que, en los últimos 5 años, se han suicidado más de 62 niños, los cuales se han quitado la vida, entre otros modos, ahorcándose, ingiriendo pólvora de petardos, veneno para ratas, disolventes, y otros variados venenos, sumamente tóxicos y mortales… Este acto de desesperación, con sentimientos de abandono, y sufrimientos terribles, tiene su origen en el hecho de que los padres han emigrado, en la búsqueda de un futuro mejor, a Estados Unidos, o España. Las historias se repiten, y aunque estén a punto de graduarse del colegio, o de estrenar ropa nueva, terminan en el más atroz intento, de quitarse la vida… Es el caso de Luisito, de 15 años, que habla de la muerte, como un veterano de Guerra. Él no conoce a su padre, y sueña con subir al cielo, donde cree que vive… 2
  3. 3. Fue abandonado por su madre a los tres años, junto con el resto de sus hermanos, y hermanas… Intentó suicidarse dos veces anteriormente, y en el último intento, casi lo consiguió… Estuvo inconsciente y hospitalizado, pero la indiferencia de su madre, y la falta de cariño, literalmente, le matan… Como a muchos otros niños de Chunchi… Fuente: Diario Digital "El Ecuatoriano" http://elecuatoriano.net/2012/09/04/ecuador-chunchiel-pueblo-de-los-ninos-suicidas 3
  4. 4. La postura, y la teoría, de que la prevención de los suicidios, pasa por el silencio más absoluto, que "evitaría" el contagio, y la "propagación" de los mismos, está equivocada, y la realidad demuestra, y de forma penosamente concluyente, que cuanto más silencio hay al respecto, más jóvenes se suicidan… Tal y como pasó, con el aumento del índice de suicidios de Salta hasta el 328%, a pesar del silencio más absoluto durante tres años, por el pacto entre los medios de comunicación, y el Gobierno de Salta… Entrevista a la Lic. Massa: “El suicidio adolescente, el efecto contagio y el rol de los medios” http://youtu.be/MpSk8xvjbTo La solución no es el silencio, porque el "virus", la "plaga", se extiende, no igual, sino muchísimo peor, ya que los jóvenes se informan igual, o mejor, a través de Internet... 4
  5. 5. La solución, es el debate público, donde se puedan dar argumentos en favor de la vida, y en contra del suicidio, que haga replantearse a los "potenciales" suicidas, que son nuestros hijos, todos nuestros jóvenes de hoy en día, decía un debate, que les haga replantearse, llegado el momento de dar ese terrible paso, de quitarse la vida, el volver a darle otra oportunidad, a la vida misma, y seguir, a pesar de todo, seguir viviendo... Al final, el suicidio, siempre tiene, y en todos los casos, y como ya escribí en mis libros, no razones individuales, sino una sola objetiva: ¡El más atroz desamor...! Le ruego públicamente, al Sr. Gobernador de Salta, Dr. Don Juan Manuel Urtubey, que realice un debate público, como la mejor política, y la más efectiva en lo real, para la "prevención", de los suicidios adolescentes… Espero que los inocentes jóvenes, los que hoy en día todavía están vivos, salgan mejor librados, que aquellos que ya se ahorcaron sin remedio... 5
  6. 6. Y espero también, que los padres, sean capaces de poder ayudar activamente, a sus propios hijos, tomándose al menos un tiempo, para leer gratis online, mi segundo libro, “La Promesa II”, sobre los suicidios adolescentes, de Rosario de la Frontera, y San José de Metán, en Salta, Argentina, en el año 2009: http://www.scribd.com/doc/91300794 http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-2 Lic. Francisco Antonio Cerón García fcerong@gmail.com Celular +54 9 387 5845950 6
  7. 7. Algunos padres, de Rosario de la Frontera, y San José de Metán, en Salta, Argentina, reunidos en los Colegios, en el año 2009, tratando de saber que podrían hacer, para evitar los suicidios de sus propios hijos… 7

×