Carta	a	la	Hermana	   Directora	del	 Colegio	de	mi	hijo
El 17/11/2011, Francisco Antonio Cerón García,escribió:    HH. Directora del Colegio    España      Después de repetidas l...
Mientras que dure mi hambruna, y mi situación depobreza extrema, no puedo hacer absolutamente nada,pero sí quiero recordar...
Y sino: ¡Que Dios se apiade de sus almas! Porque elque comete una injusticia, con uno de sus pequeños, lacomete directamen...
Pero hace ya más de tres meses, la operadorainternacional me dice que el teléfono está dado de baja, yasí no he podido hab...
Y su ausencia, sólo pude mitigarla un poco,escribiendo, y así en estos dos años, escribí ya dos libros:"La Promesa I", y "...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es:...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

4,644 views

Published on

Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

Y como no quiero, ni aún vencido, darme por vencido, por eso, y como no puedo manifestarme en la Puerta del Sol en Madrid, en España, y

Published in: Education
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

    ¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

    Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

    Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

    ¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

    Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

    ¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

    Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

    Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

    Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

    Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

    Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

    Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

    Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

    ¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

    Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

    Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

    Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

    Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

    Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

    Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

    Y como no quiero, ni aún vencido, darme por vencido, por eso, y como no puedo manifestarme en la Puerta del Sol en Madrid, en España, y como todo el resto de mis “indignados” compatriotas, por eso, me “manifiesto” y con estas mis letras…
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
4,644
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cartas, al Sr. Obispo, y a la Hermana Directora, del Colegio de mi Hijo... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

  1. 1.    Carta a la Hermana Directora del Colegio de mi hijo
  2. 2. El 17/11/2011, Francisco Antonio Cerón García,escribió: HH. Directora del Colegio España Después de repetidas llamadas, y correos electrónicosa su persona, interesándome por mi hijo Daniel, sigo y sinni siquiera una respuesta de cortesía del Colegio, ni de suparte. Por eso esta mañana, he vuelto a llamar, desdeArgentina a su despacho, y me ha dicho la Conserje, queusted no se hallaba, y que usted le había dado la orden,por petición expresa de su madre, de que no se mepermitiera hablar con mi hijo, ya que no pasaba la pensiónde alimentos. Yo soy pobre de solemnidad en Argentina, tanto, queme enfermé tan gravemente de la inanición, que casi memuero. Y no puedo cometer un delito, robando un banco,para cumplir la obligación de pasar la pensión alimenticia,por ser como digo, ya tres años, pobre de solemnidad. Además me ha dicho la Conserje, que sus hermanos,Sergio y Rubén Cerón, tienen también prohibido ver a suhermano Daniel Cerón, porque según dice la madre deDaniel: "no son hermanos de sangre"...
  3. 3. Mientras que dure mi hambruna, y mi situación depobreza extrema, no puedo hacer absolutamente nada,pero sí quiero recordarles, que colaborar con elimpedimento de las visitas, es participar también, por partede usted, Hermana Directora, y también por parte delColegio, es participar en la comisión de un delito, y es undelito grave. No querrá Dios, que gane el Premio Planeta, con mislibros, que precisamente, hablan de toda esta injusticia, tanflagrante y atroz para con Daniel, con pruebas yjustificación además documental. Porque si llegase a tenerlos medios económicos, no sólo abonaría todas laspensiones alimenticias que debo, sino y además acudiría ala justicia, pidiendo el amparo, contra la actuación injusta yarbitraria, tanto de la madre de Daniel, como la de ustedesmismos. Pero, adonde sí dirijo mis ruegos, es al Altísimo, al serde luz, a Dios bendito, y sólo le pido que haga justicia. Y siustedes, realmente y en verdad, creen siquiera y apenas unápice, en Dios y en su justicia Divina, enmendarán la plana,para el buen gobierno de sus almas, y también para elbuen gobierno de esa institución educativa, y religiosa.
  4. 4. Y sino: ¡Que Dios se apiade de sus almas! Porque elque comete una injusticia, con uno de sus pequeños, lacomete directamente, con Jesús mismo... El 09/11/2011, Francisco Antonio Cerón García,escribió: A la atención de la HH. Directora del Colegio España No sé si me recordará usted, cuando hace ya más dedos años, con mi hijo en mis rodillas, Daniel, alumno de sucolegio, lloré delante suyo, y a lágrima viva, por tener quedejarle, por mi divorcio, y por mi ruina, y emigrar aLatinoamérica, a buscar un trabajo y un futuro, que no teníaen España. En estos dos años, pasé enfermedades, hambre, ytodos los males y penurias, que se pudiera uno llegar aimaginar, pero aunque no tuviera ni para un café, siemprele llamaba a mi adorado hijo Daniel, a su casa, y todos losdomingos.
  5. 5. Pero hace ya más de tres meses, la operadorainternacional me dice que el teléfono está dado de baja, yasí no he podido hablar con Daniel en todo este tiempo, yla última vez que pude hablar con él, me dijo en tonocompungido, y sintiéndose culpable, que se le habíaolvidado mi rostro... Es por todo ello, que quisiera pedirle el grandísimofavor, de que permita llamarle a Daniel, allí al Colegio, enun horario en que no le interrumpa las clases, ni les generemolestias a ustedes, como en la hora de las doce delrecreo, para felicitarle por su próximo cumpleaños. Pero, si por la razón que fuera, no llegase a serposible acceder a mi petición, al menos le ruegoencarecidamente, que le diga de mi parte: ¡que le quierocon toda mi alma!, y que no le he olvidado, ¡ni le olvidarénunca!... Tanto es así, que todos los días lloraba, y no dejo dellorar su ausencia, porque Daniel, cuyo nombre elegí yomismo, significa "enviado del Cielo", y era toda la luz de mivida...
  6. 6. Y su ausencia, sólo pude mitigarla un poco,escribiendo, y así en estos dos años, escribí ya dos libros:"La Promesa I", y "La Promesa II", que aunque no ganaronni el Premio Alfaguara, ni el Premio Planeta, adonde losenvié a competir, sin embargo tengo ya por ellos, casi cienmil lectores online en Internet, donde se pueden leer, ygratis... Le adjunto con este email, la copia del original delsegundo libro, La Promesa II, que se puede leer tambiénonline en http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-2,por si quisiera echarle usted un vistazo, y aunque no se lopueda leer a Daniel, al menos le ruego que le comente, delos libros que le escribí para él, y por amor a él... El primer libro, La Promesa I, ocupa casi una giga detamaño, por lo que no puedo enviárselo, pero si lo desea,puede leerlo online en el enlace: http://www.slideshare.net/fcerong/indice-8484153 Todos los días, en mis oraciones, le pido a Dios, queno deje de infundirle el Espíritu Santo, en el alma de Daniel,para que tenga todos los dones del Espíritu, sobretodo, pazy consuelo...

×