Ada Colau+reax Borrador

12,130 views

Published on

Ada Colau+reax Borrador

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
12,130
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10,827
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ada Colau+reax Borrador

  1. 1. BORRADOR 1-DE LA SEÑORA REPRESENTANTE DE LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LASHIPOTECAS (COLAU BALLANO). (Número de expediente 219/000184). El señor PRESIDENTE: Señorías, iniciamos la tercera comparecencia de esta tarde,correspondiente a doña Ada Colau Ballano, representante de la Plataforma de Afectados porlas Hipotecas. Doña Ana, tiene usted la palabra. La señora REPRESENTANTE DE LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LASHIPOTECAS: Buenas tardes, o debería decir buenas noches. Desde luego no me ha tocadoel mejor horario para comparecer, a pesar de que informé a la secretaria técnica que mecontactó de que yo venía de fuera de Madrid y, por lo tanto, si hubiera podido comparecerantes habría regresado a casa hoy. Sin embargo, otros comparecientes residentes en Madridhan podido hacerlo antes y a mí me ha tocado esta hora que desde luego, a nadie se leescapa, es un poco mala. Antes que nada, quisiera aclarar que no soy nadie importante. No tengo ni cargos depresidente ni de expresidente de nada y desde luego mi presencia aquí no es importante pormí misma, sino que en todo caso si tiene algún interés es porque soy una caramomentáneamente visible de un movimiento ciudadano que implica ahora mismo a miles ymiles de personas, que no deja de crecer, que tiene ya más de cien núcleos en todo elEstado y que está movilizando precisamente a esa gente afectada que la injusta ley que hoyse está debatiendo aquí ha expulsado del sistema y ha decidido condenar a la muerte civil depor vida. En todo caso, porque existe ese movimiento ciudadano de miles de personas quehoy se está organizando y está liderando este debate desde hace cuatro años mi presenciaaquí puede tener algún sentido. finECONOMÍA TURNO 3805/02/2013 (Continúa la señora Colau.) Antes de empezar, a propósito de estas comparecencias me parece importanterecordar una ausencia forzada muy grave, y es que no comparezcan aquí magistrados. Si nolo he entendido mal, no se ha rectificado en el último momento y de momento no estáprevisto que ningún miembro del Poder Judicial comparezca hoy aquí, a pesar de que,después de la movilización ciudadana, si alguien ha respondido mucho antes que otraAdministración pública han sido precisamente algunos jueces, cada vez másafortunadamente. Nos sorprende y no entendemos que si realmente se quiere abordar esteproblema no se escuche hoy aquí a los magistrados, especialmente al señor Seijo, queseguramente fue uno de los primeros que abordó este tema y que alertó y denunció lo queestaba provocando la injusta ley que tenemos. Se ha hablado ya en comparecencias anteriores y, aunque sabemos que aquí no nospodemos extender -veinte minutos dan para muy poco, y más en una lucha que lleva, comoles decía, cuatro años-, aunque sea en este poco tiempo hay que hacer siquiera una mínimamención al tema de las causas. No podemos extendernos, pero todos sabemos que lascausas siempre hay que abordarlas, sobre todo si no se quieren repetir los errores delpasado. Nuestro punto de partida es, como ya hemos dicho en otras ocasiones a quien nosha querido escuchar, que aquí no estamos ante un problema social, como decía el anteriorcompareciente o como decían otros miembros de esta sala. Aquí estamos ante una estafageneralizada, una estafa de la que les podría hablar muchísimo porque les podría darmuchísimos detalles lamentablemente, pero les puedo resumir algunos ingredientes de esaestafa. ¿Por qué hablamos de estafa? Hablamos de estafa porque en este país no es verdadque haya sido una libre opción de la ciudadanía el hecho de hipotecarse. No es verdad queesa haya sido una acción libre e informada. En España, a diferencia de otros países denuestro entorno, absolutamente todo te llevaba a acceder a la vivienda, que -recordemos-no es un capricho, es un bien de primera necesidad reconocido como derecho fundamentalporque todo el mundo necesita una vivienda. Estamos hablando de necesidades básicas delas personas, no hablamos de yates ni de bienes de lujo. Se jugó con una necesidad básicade la población y se hicieron unas políticas públicas muy concretas que hicieron queprácticamente la única opción que quedaba en este país para acceder a ese bien de primeranecesidad fuera el sobreendeudamiento. Eso se hizo con muchas políticas que ahorapodríamos como mínimo mencionar. En primer lugar, la política fiscal. Desgravaba solo lacompra, nunca desgravó el alquiler. El alquiler se desreguló y, a diferencia de otros paísesque son referente para otros temas, como por ejemplo Alemania, no existe ningún tipo de
  2. 2. BORRADOR 2regulación del mercado privado. La única garantía es que los contratos duran cinco años, yeso ha hecho que haya un mercado del alquiler totalmente inestable, caro y en mal estado.Por tanto, no era una alternativa real. Además el mensaje oficial del Estado, incluso cuando ya había estallado la burbujainmobiliaria, tanto con Gobiernos socialistas como con Gobiernos populares, era que enEspaña no había burbuja inmobiliaria, que la vivienda era la inversión más segura que podíahacer cualquier familia y que lo mejor que se podía hacer en este país era comprarse unavivienda. Por tanto, lo que hizo la población fue exactamente aquello que el Estado lerecomendaba cada día que hiciera. Las ministras de Vivienda salían cada año a decirnos quela mejor inversión que se podía hacer en este país era comprarse una vivienda. Podríamos recordar también el papel de las entidades financieras, que no solosecundaban estos mitos de que la vivienda era una inversión segura y de que no habíaburbuja inmobiliaria en el Estado español, a pesar de que muchos indicadores alertaban deque sí existía, y la propia sociedad civil una vez más lideró ese debate y en 2006, cuando senegaba oficialmente que existiera burbuja, fue la sociedad civil la que denunció la existenciade esa burbuja. Pero las entidades financieras no solo negaban la burbuja inmobiliaria, sinoque además ofrecían hipotecas a través de unos contratos de adhesión que ellas escribían,que ellas diseñaban, es decir, no era un contrato libre entre las partes que se negociaba,sino que las entidades financieras redactaban los contratos y lo tomabas o lo dejabas. Lagente necesitaba una vivienda, no tenía esa libre opción que decíamos antes. Además toda lapresión era: si no lo coges ahora, mañana te costará más, con lo cual, si te va a costar másdinero, mejor cómpralo hoy. Esos contratos -hoy lo hemos descubierto, hoy lo sabemos- estaban repletos decláusulas abusivas de las que no se informó, insistimos. Tampoco se informó, ni siquiera estáescrito en el contrato, que si las subastas quedaban desiertas la ley española preveía que nose respondiera solo con el bien hipotecado, sino que la deuda te podía perseguir de por vida.Eso la gente no lo sabía cuando firmó las hipotecas. Si no, seguramente mucha gente nohabría firmado esas hipotecas. No informó la Administración pública, no informaron lasentidades financieras y no informaron los notarios, que es otro colectivo que hoy, al menos alos ojos de la ciudadanía, está completamente bajo sospecha. Esas hipotecas se hicieron contasaciones completamente infladas, con precios totalmente sobrevalorados, con unastasadoras que imponía siempre la entidad financiera, nunca las personas afectadas. Portanto, una vez más estamos en un desequilibrio manifiesto de responsabilidades. Podría seguir muchísimo, pero entiendo que tenemos poco tiempo. Les podemoshacer llegar mucho material que tenemos escrito sobre este tema, y si quieren luegopodemos profundizar sobre algún aspecto. FINECONOMÍA TURNO 3905/02/13(Continúa la señora Colau).Creo que he dado ya suficientes elementos como para que entiendan por qué nosotrosestamos hablando de estafa hipotecaria, porque aquí ha habido algunos que han hecho ungrandísimo negocio: algunas administraciones públicas durante unos años se han financiadocon este negocio inmobiliario, inmobiliarias, constructoras, entidades financieras. Cuandotodo ha estallado porque era insostenible no están asumiendo ninguna responsabilidad y encambio toda la responsabilidad está cayendo única y exclusivamente en la parte más débil,en la parte más vulnerable, en la ciudadanía, que necesitaba acceder a un bien de primeranecesidad como es la vivienda. Por eso nos parece importante recordar cómo se ha gestadoesta estafa. Aparte de esto, como cuestión preliminar antes de entrar a hablar de laspropuestas nos parece también muy importante subrayar el papel, una vez que todo esto haestallado y que se ha conocido la estafa y que se han conocido los efectos devastadores deesta legislación injusta y anómala, que ha jugado cada uno en todo esto. Sobre tododestacar el papel de la sociedad civil a la que desde aquí desde luego queremos felicitarenormemente desde la Plataforma Afectados por la Hipoteca, porque frente a la adversidad yla injusticia la sociedad civil está dando una lección a los supuestos expertos, esos mismosexpertos que no previeron la burbuja y no hicieron nada por impedirla. La sociedad civil es laque ha estado liderando en todo momento tanto la denuncia del problema como la propuestade soluciones. Como decía, las plataformas de afectados por la hipoteca nacieron hace cuatroaños en Barcelona. Entonces el problema estaba completamente invisibilizado. En estoscuatro años estas plataformas y las miles de personas que se están organizando con estasplataformas han hecho lo que debería haber hecho la Administración pública, es decir,primero, ver venir el problema, organizarse inmediatamente para hacerle frente porque sedetectó una gravísima vulneración de derechos fundamentales con riesgos enormes para lasvidas de las personas, como desgraciadamente se está comprobando; segundo, denunciar el
  3. 3. BORRADOR 3problema y visibilizarlo, pero no solo eso, sino buscar soluciones a corto, medio y largoplazo. Las plataformas de afectados por la hipoteca recurrieron a todo tipo de expertos, queafortunadamente han colaborado de forma desinteresada, también expertos juristas yeconomistas, e inmediatamente se detectó como problema fundamental el tema de la deuday el tema de la pérdida de vivienda en la estafa hipotecaria. Frente a eso, se diseñóinmediatamente una propuesta legislativa, que es la que hoy se ha acabado reuniendo enuna iniciativa legislativa popular de la que seguidamente pasaré a hablar. Además de diseñarinmediatamente, hace ya tres años, las propuestas de reforma legislativa que hoy de hechoestán centrando el debate social, se organizó para hacerle frente cotidianamente a esavulneración de derechos fundamentales desde la convicción de que no solo es un derecho dela ciudadanía, sino que es una obligación moral el hecho de reaccionar contra la vulneraciónde derechos fundamentales incluso si hace falta desobedeciendo leyes injustas para forzarprecisamente que estas leyes cambien. Es así como estas plataformas, sin ningún tipo derecursos ni apoyo institucional, sin ni siquiera el 1% de los recursos que puedan tener lasadministraciones públicas, es la primera que ha hecho frente al problema de los desahucios,que ha parado ya más de 550 desahucios en todo el Estado; es la que ha forzado a lasentidades financiera a negociar centenares de daciones en pago y alquileres sociales; es laque ha interpelado a todos los niveles de la Administración, también a los jueces, a losayuntamientos, a las comunidades autónomas para que aunque fueran medidas parciales seimplementaran para hacer frente a esta barbarie. Todo eso lo ha hecho, insisto, la sociedadcivil, a pesar de ser sistemáticamente ninguneada por la Administración pública y por elEstado. Insisto en que la sociedad civil no solo ha liderado la detección y la denuncia delproblema, sino que ha liderado la propuesta de soluciones y eso nos parece muy relevantepara lo que ahora es objeto de esta Comisión, precisamente debatir cuáles deben ser lasmedidas urgentes a implementar. Deberían escuchar a aquellos que llevamos más tiempopensando y enfrentándonos a ese problema, que lo vivimos cada día, que conocemosexactamente cada arista del problema, que llevamos cuatro años negociando con bancos,con Administración pública, con los juzgados. Por lo tanto, sabemos exactamente de quéestamos hablando. Eso me lleva también a cuestionar las voces de supuestos expertos a losque precisamente se les está dando todavía hoy demasiado crédito -valga la ironía- comopor ejemplo los representantes de las entidades financieras. Acabamos de tener un ejemplo,diría que como mínimo paradójico, por utilizar un eufemismo, por no decir cínico, alrepresentante de las entidades financieras que acaba de intervenir y nos ha dicho que lalegislación española era estupenda.FINECONOMÍA TURNO 4005/02/2013(Continúa la señora Colau) ¡Cómo se puede decir eso cuando hay personas que se están quitando la vida comoconsecuencia de esta criminal ley! Les aseguro que no le he tirado un zapato a este señorporque creía que era importante quedarme aquí para decirles lo que les estoy diciendo, peroeste señor es un criminal y como tal deberían tratarle; no es un experto. Los representantesde las entidades financieras han causado este problema, es esta misma gente la que hacausado el problema, la que ha arruinado la economía entera de este país y a estos señoresustedes les siguen tratando de expertos. Que este señor diga que la dación en pago no esuna solución a nosotros nos reafirma plenamente. Si la gente que nos ha hundido en lamiseria nos dice que la dación en pago no es la solución nosotros estaremos másconvencidos que nunca de que la dación en pago es sin duda la solución para el tema de ladeuda. Hoy hemos venido aquí para exponerles una vez más -lo haremos tantas veces comosean necesarias y la sociedad civil ha demostrado una paciencia infinita hasta la fecha-,aunque ya lo hemos hecho miles de veces, cuáles son nuestras demandas y nuestrosargumentos, y si ustedes desean hacer preguntas al final estaremos encantados deresponder, pero sobre todo hoy venimos aquí para preguntarles nosotros a ustedes yqueremos respuestas porque no podemos esperar más. Como les decía, han pasado cuatroaños, se han llevado a cabo más de 400.000 ejecuciones hipotecarias, han muertopersonas, hay muchas otras personas que afortunadamente no han muerto pero que hanintentado quitarse la vida y nosotros lo estamos viviendo cada semana, y estas personasexigen que se les dé una respuesta cuando ya están todas las cartas encima de la mesa. Dehecho, al finalizar la comparecencia les agradecerían que recibieran un sobre que tenemos
  4. 4. BORRADOR 4para cada uno de los grupos parlamentarios. Por tanto, antes de irse les rogamos quereciban nuestro sobre, sobre que desde luego no contiene ilícitos sino propuestas muyrazonables. Lo que hoy venimos a plantear aquí, una vez más, son demandas de mínimos parahacer frente al problema más grave que ahora están sufriendo miles de personas en estepaís. Sabemos que no es la solución a todo, sabemos que habrá que hacer muchas otrascosas; somos los primeros que lo hemos dicho desde el primer día. Habrá que regularmuchas cosas en este país para hacer que la vivienda deje de una vez de ser una mercancíay se la trate como lo que es, un derecho fundamental, y se priorice la función social de lasmiles de viviendas que hay en este país por encima de su valor especulativo. Por tanto,habrá que hacer muchas modificaciones tanto legislativas como medidas de política pública,pero hay una cuestión de urgencia que no puede esperar más y ese es el mensaje principalque nosotros hoy les traemos aquí. Hay un problema de una legislación completamenteanómala, a pesar de lo que diga el representante de la banca; todos sabemos que en ningúnpaís de nuestro alrededor está pasando lo que está pasando aquí. Somos el país de Europaque más desahucia, con mucha diferencia, y al mismo tiempo el país que más miles deviviendas vacías acumula. Esta barbaridad clama al cielo, atenta contra el sentido común yrequiere una intervención inmediata. Tenemos este problema de viviendas y tenemos elproblema de esta ley anómala que está dejando a miles de personas endeudadas de porvida, que no solo pierden la vivienda sino que se quedan con la deuda de por vida. Por tanto,tenemos por un lado esta deuda que consideramos ilegítima por el tema de la estafa que hemencionado antes y, por otro lado, aparte de la deuda ilegítima que supone en la práctica lamuerte financiera de las personas y por tanto la condena a ser excluidos sociales de porvida, tenemos el problema de la vivienda, de los desahucios y de la gente en la calle. Frente a estos dos problemas de emergencia es respecto a lo que nosotrosconsideramos que hay que aprobar medidas con carácter urgente que resuelvan de una vezpor todas estos dos grandes problemas. Frente a ello hace mucho tiempo que la sociedadcivil ha planteado cuáles son las demandas de mínimos que resolverían esto. Respecto a ladeuda, dación en pago, y añadimos: retroactiva, con efectos retroactivos, y eso se puedehacer de varias maneras, no hay ningún impedimento técnico real para hacer esto, escuestión de voluntad política. Lo que nosotros planteamos con esto es que no nos valen solomedidas a futuro. Si hoy tenemos este debate aquí es porque se han producido más de400.000 ejecuciones hipotecarias, es porque hay miles de personas que están más allá delos límites de lo soportable, es porque hay gente que directamente ha muerto, por tanto, ennombre de toda esta gente necesitamos una solución para todas las personas afectadas. Novamos a aceptar que se sacrifique a una generación entera que, como hemos dicho, ha sidovíctima de una estafa. Que paguen los estafadores pero que no paguen los inocentes. Enconsecuencia, no vamos a aceptar ninguna solución que no tenga efectos retroactivos yexigimos que dé esa segunda oportunidad a toda la gente afectada. Por otro lado, en cuanto al problema de la vivienda pedimos la moratoria inmediata ycon carácter urgente de todos los desahucios y no de unos pocos, como se ha reguladorecientemente con el decreto de 15 de noviembre. Pedimos la moratoria de todos losdesahucios de vivienda habitual y de deudores de buena fe. Por supuesto, nosotros nohemos planteado las medidas, como ha pretendido a veces hacer creer la banca, en términosgenerales, como si nadie tuviera que responder de sus deudas; no. Siempre hemos dichoque lo planteamos para vivienda única y habitual y para deudores de buena fe. FINECONOMÍA TURNO 4105/02/2013(Continúa la compareciente).Eso está recogido en muchísimas legislaciones y es perfectamente fácil de establecerjurídicamente si realmente hay voluntad política para ello. Por lo tanto, en estos casos devivienda habitual y deudores de buena fe exigimos, aparte de la dación en pago retroactiva,que se regule esta moratoria inmediata para detener la sangría de los desahucios. Moratoriases una práctica perfectamente normal y habitual en muchos países de nuestro alrededor. EnFrancia lo hacen desde muchísimos años antes; antes de la crisis simplemente -fíjense- pormotivos climáticos. Porque en invierno hace frío, durante seis meses cada año en Francia sedetienen todos los lanzamientos de viviendas. ¡Y aquí lo que está costando plantearlo! EnItalia también se han detenido los lanzamientos; en Grecia también hay una moratoria dedesahucios. Cuando España es el país en el que más grave es la problemática es increíble loque está costando decretar esta moratoria temporal hasta que realmente se resuelva la
  5. 5. BORRADOR 5situación. Lo primero es detener los desahucios y a partir de ahí hagamos medidas másestables para resolver el problema de la vivienda que pasarían, desde nuestro punto devista, por hacer que esas viviendas vacías acumuladas en manos de entidades financieras sereconviertan en el parque de alquiler social que tanto necesita este país y que ya todas lasvoces coinciden en decir que, precisamente si tenemos el problema que tenemos es porquese ha impulsado sobremanera el régimen de propiedad y lo que necesitamos es un parque enalquiler social. ¿Qué entendemos nosotros por parque de alquiler social? Lo mismo que dicenlos estándares internacionales, lo que recomienda Naciones Unidas, que como máximo sedestine el 30% de los ingresos de la unidad familiar al pago de la vivienda. Como máximo el30% de los ingresos. Esas son para nosotros las medidas de mínimos. Quien no pueda pagar la hipotecanos parece lógico que asuma su parte de responsabilidad, la que era consciente que asumíacuando firmó ese crédito hipotecario. Es decir, poder perder la propiedad de esa viviendapero no necesariamente la posesión. Se puede reconvertir esa vivienda en un alquiler socialporque además sí nos está creando un perjuicio, no solo social sino económico. Son miles deviviendas que ya se están estropeando, que están generando montones de problemastambién en las comunidades de vecinos porque no cumplen su función social, se deterioran yno sirven para nada, simplemente están ahí paradas esperando a que llegue algún inversorextranjero o a que vuelvan a reactivar el ciclo especulativo y una nueva burbuja inmobiliaria.Entendemos que en una situación de emergencia habitacional como la que tiene este país serequiere una intervención de emergencia, parando los desahucios y obligando a que esasviviendas vacías se destinen inmediatamente al alquiler social. Además, cuando nosotrosdiseñamos estas medidas de mínimos todavía no existía el banco malo. Ahora se ha creado;pues es la oportunidad única de crear ese parque de alquiler social. No nos vamos acontentar con ese fondo creado con el último decreto que nos parecen sinceramente, lasmigajas; 6.000 viviendas son migajas en un país que acumula millones de viviendas vacías.Las propias entidades financieras hablan de que en sus manos están más de un millón deviviendas vacías. No vamos a aceptar 6.000 viviendas que además son los bancos quienesvan a decidir cuáles son. Todo hace pensar que al Sareb, al banco malo, van a enviar lasmejores viviendas y las migajas, las de la periferia, las estropeadas, las que nadie quiere yno tengan salida en el mercado quizás los bancos se las ofrezcan a las personasdesahuciadas. Eso no nos parece admisible. Son insuficientes los criterios de acceso queexcluyen a la mayor parte de gente afectada y además entendemos que qué viviendas sedestinan al alquiler no lo deben decidir las entidades financieras que hasta ahora handestacado por su pésima y criminal gestión sino que lo debe decidir la gestión pública, elinterés colectivo. Por lo tanto, estas son las medidas que para nosotros son de mínimo yque, como decía, venimos planteando desde 2010. Además, en el último año estas medidas se han recogido en una iniciativa legislativapopular de la que seguramente ustedes habrán escuchado hablar. Esta iniciativa legislativapopular ha movilizado a grandísima parte de la población y, si bien la ley de iniciativalegislativa popular, requiere medio millón de firmas para que se tramite en el Congreso, lamovilización tan amplia que ha existido desde abril pasado, cuando se empezaron a recogerlas firmas, ha hecho que hayamos superado de lejos el millón de firmas. Por tanto esasdemandas ya no son solo de las personas afectadas, tampoco de muchos jueces que ya sehan expresado públicamente a favor de estas demandas de mínimos, de centenares deayuntamientos que han aprobado mociones respaldando concretamente estas demandas,sino que además están avaladas por un proceso de movilización que ha reunido más de unmillón de firmas cuando además no es fácil recoger esas firmas, se lo aseguro, porque la leyde iniciativa legislativa popular y el procedimiento no lo facilita en absoluto. Hay toda unaburocracia para recoger esas firmas, unos papeles especiales que tiene que validar la JuntaElectoral con una serie de requisitos, donde por ejemplo además se excluye a miles depersonas a las que no se les reconoce derechos de ciudadanía como votar a las elecciones ofirmar una ILP pero en cambio se las consideró ciudadanas de pleno derecho para estafarlascon hipotecas a 30, 40 y 50 años.FINECONOMÍA TURNO 4205/02/2013(Continúa la señora Colau Ballano).Hay miles de personas que han quedado excluidas de este proceso tan complicado y, sinembargo, hemos reunido más de un millón de firmas. Por lo tanto, estas demandas sondemandas que tienen un amplio consenso social, y de hecho, más allá de la gente que hapodido firmar, que nos consta que muchísima se ha quedado con las ganas porque así nos lo
  6. 6. BORRADOR 6han hecho llegar por distintas vías, todas las encuestas que se han hecho recientementehablan de que el 90% de la población respalda estas demandas. Si ustedes realmente secreen la democracia y se creen que estamos en la institución, en el Congreso, que debe sermáxima expresión de esa democracia, entendida como el traslado de la voluntad ciudadanaa la voluntad colectiva, lo que deberían hacer, aunque sea tarde porque han pasado –comodecía- cuatro años y miles de víctimas por en medio-, pero aunque sea tarde lo que debenescuchar son esas demandas ciudadanas y trasladarlas a una reforma urgente, que es lo quese está pidiendo. Quiero recordar brevemente que estas demandas no han tenido el mismo trato porparte de todos. Nosotros interpelamos por igual a todo el mundo desde que empezamos conestas demandas en 2010 y hay que decir que, cuando esto no ocupaba las portadas de losperiódicos y muy poca gente desde la institución nos daba interlocución, algunas fuerzaspolíticas sí nos escucharon. Hay que decir que aquí en el Congreso, concretamente, primerofueron Iniciativa per Catalunya y Esquerra Republicana, luego Izquierda Unida y BNG, quedesde el principio recogieron esas demandas y las trasladaron al Congreso. Luego ha habidofuerzas que han sido ambiguas, que en algunos momentos se han expresado a favor, enotros en contra, han votado en contra en distintas votaciones que se han producido, comoson Convergència i Unió y UPyD. Y hay dos fuerzas mayoritarias que hasta hoy han estadobloqueando esas demandas, que han sido el Partido Socialista y el Partido Popular, que hansido las dos fuerzas mayoritarias que se han ido alternando en los dos Gobiernos, quepodrían haber intervenido y no lo hicieron, hasta ahora. Recientemente parece ser que elPartido Socialista ha expresado públicamente que reconoce que se equivocó y que va amodificar su comportamiento respecto a estas medidas. Nosotros celebramos ese anunciopero comprenderán que después de cuatro años de actuar en contra de estas medidas lapoblación desconfíe y hasta que esas palabras no se traduzcan en hechos, y pronto habráocasión con la propuesta de medidas de la ILP que llega al Congreso, hasta que no sedemuestre con hechos nosotros seremos prudentes respecto a estas manifestaciones. Pero,desde luego, insistimos nunca es tarde para escuchar las demandas ciudadanas. También quiero recordar brevemente que este año pasado 2012 alguna novedad seha producido. Fruto de la presión social, claramente la presión social, el Gobierno algunacosa tenía que hacer, especialmente cuando se conocieron ya desgraciadamente algunoscasos de suicidio, que ya les digo que son más, porque nosotros los hemos vividodirectamente, más de los que han salido en los medios de comunicación, cuando seconocieron en noviembre algunos casos de suicidio el Gobierno se dio cuenta de que habíaque reaccionar y de que había que parar los desahucios, al menos parcialmente. En el año2012 hubo dos decretos. El de marzo, el mal llamado de buenas prácticas, supuestamente sepresentó con el titular de que se abría la puerta a la dación en pago y, sin embargo, mesesdespués su aplicación ha sido bochornosa: pocas decenas de operaciones se han acogido aese decreto y solo ocho daciones en pago se han firmado en el marco de ese decreto.Teniendo en cuenta todo el aparato del Estado que se ha movilizado, todos los recursos quehay detrás de esa medida, realmente es un insulto a la población, que frente a centenares dedaciones en pago que hemos conseguido desde la ciudadanía con cero recursos, frente a esola Administración haya hecho, el Gobierno haya hecho una intervención que ha supuestoocho daciones en pago, nosotros en el mismo tiempo hemos hecho centenares. Les aseguroque es una cuestión de voluntad, no es una cuestión técnica. Y frente a ese decreto que yase ha demostrado y que todo el mundo está de acuerdo en que no resuelve en absoluto elproblema, que al contrario ha servido para darles un balón de oxígeno a las entidadesfinancieras y para tener una excusa en las negociaciones que hacían con nosotros y decir quecomo la mayor parte de la gente no cumplía con los requisitos de buenas prácticasintentaban evitar muchas negociaciones que en cambio antes podíamos realizar, o sea que alcontrario, ha servido como coartada y ha empeorado la situación, ha dificultado muchasnegociaciones que estaban en curso, luego vino el decreto de noviembre, cuando aumentó lapresión social y la alarma social –como decía-, y tampoco finalmente. Poco antes de que seaprobara, hubo una intervención pública de las entidades financieras, de la AsociaciónEspañola de Banca, donde dijeron explícitamente que estaban dispuestos a paralizar solounos pocos desahucios en casos que ellos consideraban extremos y finalmente el Gobiernoaprobó aquellos requisitos que la Banca había declarado que estaba dispuesta a asumir. Unavez más se cedió a la presión de las entidades financieras, aprobando un decreto que todo elmundo coincide en que tampoco va a resolver el problema ni en el tema de los desahucios nien el tema del alquiler social. Y nos encontramos hoy aquí, con la ocasión, aunque tardía, de ampliar ese decretoque todo el mundo coincide en que es insuficiente y es en esta discusión donde nosotros lesdecimos que recojan ya esas demandas de mínimos incluidas en la ILP. Más allá de la
  7. 7. BORRADOR 7tramitación de la ILP, que va a seguir su curso próximamente, más allá de esa tramitaciónentendemos que lo que importa es que esas medidas se recojan cuanto antes y se plasmencuanto antes. Por lo tanto, pedimos a esta Comisión que incluya ya entre las medidasacordadas esas medidas de mínimos. Si además amplía, perfecto, porque creemos que hayque adoptar más medidas, no creemos que sean las únicas a adoptar, pero estas son demínimos y no se negocian, son irrenunciables. FIN.ECONOMÍA TUENO-4305/02/2013(Termina la señora compareciente) Como les decía, les podría dar muchísimos argumentos que hemos ido desarrollandoy experimentando en estos cuatro años. Les he dado ya algunos; pensamos que estasdemandas son de mínimos y que son imprescindibles para respetar los derechos humanos dela población. Pero más allá de los argumentos de derechos humanos hay que recordar quehay unos compromisos del Estado español que están recogidos, no solo los compromisos dela Constitución española, que para algunas cosas es sagrada y para otras en cambio se lapisotea sistemáticamente, como por ejemplo el artículo 47, sino también el Pactointernacional de derechos económicos, sociales y culturales, que obliga al Estado español ahacer lo posible para avanzar en el derecho a la vivienda y jamás retroceder, cosa queprecisamente se está produciendo ahora. También los compromisos internacionales delEstado español le obligarían a hacer todo lo que estuviera en su mano para evitar losdesahucios, porque internacionalmente se considera a los desahucios, al hecho de sacar aalguien de su casa sin ofrecerle realojo alguno, como la peor vulneración del derecho a lavivienda, como el acto de mayor violencia. Pues bien, no solo el Estado español no estáhaciendo todo lo posible para evitar estos desalojos, sino que encima los pocos recursosdisponibles, esos recursos que nos dicen que no hay para servicios básicos que necesita laciudadanía, se ponen a disposición de las entidades financieras para hacerles el trabajo sucioy se pone todo el aparato judicial, todo el aparato policial a disposición de estas entidadesfinancieras para que desalojen cuanto antes. Hay compromisos internacionales que el Estado español está incumpliendo; por lotanto no nos estamos inventando nada, estamos pidiendo que se cumpla la legalidad. Peroademás de estos compromisos de derechos humanos que se están viendo sistemáticamenteviolentados hay un tema estrictamente económico. O sea, no solo no es verdad -y en laprimera comparecencia del señor Julio Rodríguez ha salido en varias intervenciones-, no solono es cierto -hoy ya todo el mundo lo sabe- que el tema de que la dación en pago en lasdeudas de las familias hundiría el sistema; no, perdonen, el sistema ya se ha hundido solopor su pésima gestión y ya lo estamos rescatando la ciudadanía con miles de millones deeuros que nos están recortando en sanidad y en educación. Por lo tanto, no es cierto que sevaya a hundir el sistema, el sistema se ha hundido solo. Además, el problema de morosidad-son datos objetivos- es el de las inmobiliarias, no el de las familias, a las que en cambio seles está aplicando cada día la dación en pago y aquí nadie se escandaliza, aquí nadie hablade la inseguridad jurídica, ni del impacto económico que tienen estas daciones en pagosistemáticas, de unos activos que, por cierto, están mucho más devaluados que los activosde las viviendas familiares, porque las viviendas familiares normalmente se encuentran enpoblaciones donde siempre habrá una cierta demanda, en cambio los activos de los fracasosinmobiliarios suelen ser organizaciones a medio construir, fantasmas, solares que ahora novalen nada, es decir, activos que realmente nadie quiere y que ahora no tienen ningún valor;por lo tanto, muchísimo más devaluados. Sin embargo, a estos activos se les está haciendo -insisto- la dación en pago, y ahora con el banco malo se está limpiando a las entidadesfinancieras de todos estos activos llamados tóxicos sin que se produzca ninguna intervenciónparecida para rescatar a las personas. Así pues, no es cierto que la dación en pago sea realmente una amenaza económica;clarísimamente es una excusa de las entidades financieras, porque son parte interesada yhabría que dejar de escucharles como expertos. Pero además de esos hay otros argumentoseconómicos. Es decir, este país no va a salir de la crisis si a miles y miles de personas se lasexpulsa para siempre del sistema, se las convierte en proscritos financieros y, por lo tanto,se las empuja a la economía sumergida, porque nadie va a tener ningún estímulo paratrabajar si saben que le van a embargar parte del sueldo. Por tanto, es economía sumergida,son impuestos que se dejan de recaudar, son usuarios perpetuos de los servicios sociales,personas que van a ir toda su vida a pedir todas las ayudas disponibles de la Administraciónpública. Así pues, estamos comprometiendo los servicios sociales de toda una generación. Esdecir, nos va a costar mucho dinero, si no se resuelve este problema, si no se permite a las
  8. 8. BORRADOR 8personas que se liberen de esta deuda, y el país nunca va a salir de la crisis. Precisamentepor eso en Estados Unidos, un país tan liberal, está regulada la dación en pago, y por esotambién en toda Europa existen mecanismos de resolución de la deuda más directa oindirecta, los mecanismos llamados de segunda oportunidad, que de facto acabanproduciendo la dación en pago. ¿Por qué? Porque todos son muy conscientes de que entérminos estrictamente económicos, si no damos incentivos a las personas para que vuelvana reiniciar la actividad económica, este país va a acabar en el inmovilismo absoluto y en laeconomía sumergida, y así no vamos a salir de la crisis. Por lo tanto, hay argumentosestrictamente económicos que apoyan la dación en pago y la reutilización de esas viviendasvacías en manos de las entidades financieras. FINECONOMÍA T-4405/02/2013(Continua la señora interviniente)Otro de los argumentos que hemos escuchado también es el relativo a la inseguridad jurídicaque provocaría que no se pagaran estas deudas hipotecarias de viviendas habituales porquees muy importante el mensaje de que en este país las deudas se pagan. ¿Las deudas sepagan? Depende. Quien debe mucho no paga esas deudas. Por ejemplo, hablaba de lasinmobiliarias y las constructoras, a quienes se les hacen quitas de más del 50%; algunospartidos políticos tampoco pagan sus deudas y las entidades financieras a ellos sí que lescondonan esas deudas, no a todos, pero algunos partidos tienen deudas que les soncondonadas a diferencia de las familias. Las entidades financieras también son morosas. Meha parecido escandaloso que el anterior compareciente hablara de que no les interesaban lasejecuciones hipotecarias y quedarse con esos activos porque luego tenían cargas como, porejemplo, pagar el IBI y la comunidad de propietarios. Hay que tener cara para decir estocuando hace poco se filtraba que las entidades financieras como mínimo deben 250 millonesde euros en concepto de esos gastos de comunidad que no están pagando y que estáncausando un perjuicio muy importante a las comunidades de vecinos. Por lo tanto, lo de quelas deudas se pagan, depende. Hay algunas que prescriben muy rápido, como los grandesdelitos financieros, al igual que la corrupción y, en cambio, las únicas deudas que son aperpetuidad son las deudas contraídas por las familias por acceder a un bien de primeranecesidad. Voy terminando. Ahora hay una novedad y es que además de la discusión que estáteniendo lugar en esta Comisión, como decía, hemos terminado la recogida de esas firmas deiniciativa legislativa popular, que ha conseguido más de un millón de firmas que no creemosque puedan ustedes despreciar. Además, ahora se va a tramitar. Esto se podía haberalargado en el tiempo, pero, como decía, fruto de la presión social ha empezado a habercambios en la reacción de algunos grupos parlamentarios y se nos ha informado de que elPartido Socialista ha anunciado que retiraba una propuesta de ley que tenía para debatir elPleno del próximo martes y cedía el puesto para que se discuta la admisión a trámite denuestra iniciativa legislativa popular. Es decir, el martes que viene, ustedes, los grupos queustedes representan, los diputados y diputadas que conforman estos grupos, van a tener quevotar si aceptan o no a trámite la iniciativa legislativa popular. Confiamos en que admitan atrámite esa iniciativa que recoge lo que hoy son las demandas con más consenso social eneste país. Lo dicen todas las encuestas y lo dicen y miles y miles de firmas que las avalan.Nos parecería totalmente incomprensible que ustedes no aceptaran tramitar esa iniciativalegislativa popular. Desde luego, eso lo único que haría sería ahondar aún más el abismo delegitimidad que ahora mismo separa a instituciones como el Congreso del conjunto de laciudadanía. Por eso, en las cartas que hoy les vamos a entregar al finalizar esta comparecencia,además de exponerles alguno de estos argumentos que yo he resumido aquí, también lesdecimos que para nosotros ha llegado un punto de inflexión. Creemos que la ciudadanía hatenido hasta ahora una dosis de paciencia infinita por la gravedad de los hechos que estamosdescribiendo y que estamos tratando porque literalmente hay vidas en juego y nosotros loestamos viendo cada día, como les decía. Hasta ahora nosotros nos hemos empecinadorealmente en agotar todas las vías que ofrecía el sistema. Hemos hablado con serviciossociales, con partidos políticos, con ayuntamientos, con oficinas de vivienda, concomunidades autónomas, con los juzgados, hemos puesto todos los recursos posibles,hemos hablado con todo el mundo. Nos han dicho que teníamos que recoger firmas comohormiguitas y hemos recogido más de un millón de firmas. Realmente hemos agotado todos
  9. 9. BORRADOR 9los canales y si, en cambio, las mayorías parlamentarias insisten en despreciar esa voluntadciudadana tan clara y contundente que avala esas demandas de mínimos, estarán ustedeslegitimando que demos un peso más y aumentemos la presión social. No es un capricho, notenemos ganas de estar permanentemente movilizados y les aseguro que tenemos mejorescosas que hacer. Desde luego, la gente de lo que tiene ganas es de buscar empelo y debuscar soluciones para su vida cotidiana; no tienen ninguna gana de estarse manifestando yhaciendo acciones de presión, pero no nos queda más opción. Las cartas están sobre lamesa, las demandas ciudadanas están sobre la mesa. Si hay grupos todavía que insisten endespreciar esa voluntad ciudadana, se tendrán que enfrentar a que públicamente lesseñalemos y es eso lo que hoy tenemos que anunciar aquí. Pedimos a todos los diputados ydiputadas que hagan un examen de conciencia, más allá de los grupos parlamentarios comotales. Apelamos directamente a las personas con nombres y apellidos que tienen una vida,que tienen familia, que podrían intentar imaginarse lo que significa que te destruyan la vidade un día para otro. Pónganse ustedes en la piel de la gente que está sufriendo todo esto,hagan un examen de conciencia y piensen si pueden realmente votar en contra de estasmedidas de mínimos. Aquellos diputados y diputadas que no se comprometan desde ya adefender estas medidas de mínimos en este trámite que se está desarrollando en estaComisión o cuando se discuta la admisión a trámite de nuestra ILP el próximo martes, van atener que ver cómo la población empieza a señalarles públicamente allí donde vayan. FINECONOMÍA TURNO 455.02.2013(Continúa la representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca).Nunca vamos a incitar acciones de violencia. (El señor Delgado Arce: No, qué va). Somosun movimiento pacífico y creemos firmemente en las acciones pacíficas, pero tampoco vamosa tolerar la impunidad que arruina la vida de miles de personas condenadas a un sufrimientointolerable. Una última cosa. Antes decía que estas medidas son de mínimos, si quieren hablarde más medidas estamos plenamente dispuestos a hablar de más medidas como por ejemploa abordar el tema de las cláusulas abusivas, de los intereses abusivos que habría que limitarmuchísimo; las tasaciones, porque habría que conseguir tasaciones independientes que nosean hechas por empresas impuestas por las entidades financieras y participadas por ellasmismas; habría que regular el mercado del crédito para evitar efectivamente elsobreendeudamiento. Hay otro tema colateral que nos hemos encontrado con posterioridad acuando redactamos la iniciativa legislativa popular, y que es un tema urgente también, queles quiero plantear que es el tema de la fiscalidad. Ahora mismo no solo el Estado no estáhaciendo nada o casi nada para evitar los desahucios y las deudas ilegítimas que arruinan lavida de miles de personas, sino que encima se está lucrando con la desgracia de laspersonas. Ahora mismo las ejecuciones hipotecarias y las daciones en pago se les da laconsideración a todos los efectos de transmisión patrimonial, como si fuera una compraventaen la que se produjera un enriquecimiento. Es decir, que a miles de personas que lo estánperdiendo todo y se están quedando con una deuda de por vida y son embargadas, encimales llega con la declaración de Hacienda reclamaciones de miles de euros, más la plusvalíamunicipal. Muchos ayuntamientos están buscando la manera de no cobrarla por la presiónque está la ciudadanía, pero que todavía no se ha regulado en los últimos decretos que sehan hecho; se podría haber hecho y tampoco se ha hecho. Encima la Administración públicase está lucrando con la desgracia de la ciudadanía, esto es algo que también habría quemodificar junto con las demandas de mínimos de esta iniciativa legislativa popular. Desde luego, habría que regular el alquiler para que sea una alternativa real y lagente tenga opciones en este país; todo lo contrario de la última propuesta de reforma deley que sabemos que está sobre la mesa, donde encima se pretende desregular todavía máseste mercado del alquiler para dar más ventajas a los posibles potenciales, grandesinversores del mercado del alquiler, donde se ha dicho que se quiere acelerar todavía máslos desahucios sin garantizar en cambio ningún realojo para las personas afectadas, dondeen esa propuesta de reforma además se quiere reducir de cinco a tres años la duración delcontrato de alquiler. ¿Cómo quieren que alguien en este país vea el alquiler como unaalternativa real, si ustedes lo criminalizan y lo hacen todavía más vulnerable? Por lo tanto,también la regulación del alquiler en un sentido como por ejemplo en Alemania con límites alos precios y dando estabilidad a los inquilinos es imprescindible para hacer una solución defuturo en este país. (Aplausos).
  10. 10. BORRADOR 10 El señor PRESIDENTE: Señora Colau, en primer lugar usted ha sido invitada aquípor un acuerdo de todos los grupos que están representados, por un acuerdo muy claro ymuy conciso; en segundo lugar, aquí, en esta casa, la libertad de expresión es una regla deoro y particularmente para quienes están representando a los grupos de oposición, perotenemos unos límites, señora Colau. Usted hoy si hubiera sido diputada le hubiera tenido quellamar al orden en un momento determinado de su intervención por los graves conceptosofensivos que ha manifestado hacia el interviniente anterior. Le quiero pedir que los retire,porque esto naturalmente queda escrito. La señora REPRESENTANTE DE LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LASHIPOTECAS (Colau Ballano): No voy a hacerlo. El señor PRESIDENTE: No le puedo llamar al orden al no ser un diputado odiputada, pero le aseguro que si vuelve usted a decir eso tendré que suspender estacomparecencia. Usted no puede llamar lo que le llamado al interviniente anterior, que hasido también cordialmente invitado como lo ha sido usted. Usted puede tener las diferenciasde criterio más abismales con él, pero usted no puede verter las gravísimas ofensas que hahecho al señor interviniente anterior. Le ruego por segunda vez que piense que lo ha hechousted es muy grave, una ofensa muy grave. Le ruego que la retire para que no conste en el“Diario de Sesiones”. La señora REPRESENTANTE DE LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LASHIPOTECAS (Colau Ballano): Yo lo único que le puedo responder es que lo que me hafaltado -y creo que le ha faltado muchísima gente- es que esta llamada de atención se lahubiera hecho usted al compareciente anterior cuando a ninguneado y despreciado elsufrimiento de miles de personas, ha negado el problema, ha dicho que no se producenlanzamientos y que la ley actualmente funciona muy bien. Creo que le debería haber llamadola atención porque realmente ha despreciado y ha insultado. Hay muchas maneras deinsultar, hay muchas formas de violencia y hay muchas formas de desprecio. Elcompareciente anterior -se lo aseguro- ha ofendido a la gente con la que estoy cada día enlas calles luchando contra este problema; les aseguro que nos ha ofendido profundamente. Fin.ECONOMÍA TURNO 4605/02/2013(Continúa el señor presidente). El señor PRESIDENTE: Considero, desde luego, que no ha habido ningún tipo deofensa de la gravedad que usted ha dado al compareciente anterior. Le quiero decirclaramente que quienes estamos aquí representamos a todos los españoles a través de unasurnas. Usted viene con la legitimidad que crea usted adjudicarse con muchas firmas y conmucha gente. Aquí los que estamos representamos a todos los españoles después de haberpasado por unas urnas respetando las reglas del juego democrático. A lo mejor no era suintención, pero aquí hay varios grupos y algunos nos hemos sentido como si nosamenazasen. Cualquiera de los diputados en su libertad de conciencia votará lo que creaconveniente la semana que viene y la próxima. Le rogaría que no nos amenace si votamos ono votamos lo que un compareciente o una compareciente nos diga. Le reitero que ha venidousted invitada con toda cordialidad y realmente ha empleado hoy en algunos momentosconceptos muy ofensivos al compareciente anterior y después nos ha hecho algunasamenazas a las diputadas y diputados. Y creo que debo decir que conste en el “Diario deSesiones” que no estoy en absoluto de acuerdo. (El señor Coscubiela Conesa pide lapalabra). Señor Coscubiela, tendrá usted el turno de la palabra inmediatamente. El señor COSCUBIELA CONESA: Es una cuestión de orden. El señor PRESIDENTE: ¿Qué cuestión de orden? ¿Con qué artículo, por favor? El señor COSCUBIELA CONESA: Con el artículo que dice que cuando un grupo odiputado se sienta citado, en este caso por el presidente, puede pedir la palabra para aclararconceptos. El señor PRESIDENTE: No he citado a ningún diputado. El señor COSCUBIELA CONESA: Sí, ha intentado usted -no lo discuto- hacerse ecodel sentido del conjunto de la Comisión. Simplemente digo que creo que este Congreso en
  11. 11. BORRADOR 11ocasiones se estira mucho de los pelos cuando oye algunas palabras y en cambio muy pococuando ve el sufrimiento de la gente. (El señor Martínez-Pujalte López: ¡No, no no!-Protestas). El señor PRESIDENTE: Señor Coscubiela, le ruego que por favor deje en estemomento el uso de la palabra, la tendrá usted a continuación. Desde luego, no he habladoen nombre de todos los diputados, he hablado en nombre propio como diputado y comopresidente de esta Comisión. El señor COSCUBIELA CONESA: En cualquier caso, le digo que no me he sentidoamenazado porque creo que la compareciente ha dejado de manera bastante clara suposición absolutamente pacífica. No me siento representado por las palabras del presidenteque, de todas maneras, respeto por su función. No quisiera que el silencio como en otrasocasiones pudiera ser interpretado como aceptación. (Protestas). El señor PRESIDENTE: Pasamos al turno de portavoces. En primer lugar, por elGrupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra doña Leire Iglesias. La señora IGLESIAS SANTIAGO: Muchas gracias a la compareciente. Agradezcouna vez más las intervenciones de todos los comparecientes que pasan por esta mesa.Entiendo que cuando llamamos a comparecer a expertos y colectivos estamos dispuestos aescuchar todo lo que nos tengan que decir, reconocer la legitimidad de todos loscomparecientes que vienen a esta Comisión a decirnos todo lo que nos tengan que decir encualquier caso. En el caso concreto de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas y de AdaColau, que actúa como portavoz de la plataforma, quiero reconocer expresamente el apoyodel Grupo Parlamentario Socialista a la actividad que durante estos años ha desarrollado laplataforma. Efectivamente, fueron los primeros en darse cuenta de la realidad y la magnitudde un problema que ha ido creciendo, que ha ido incrementándose, que se ha idoconvirtiendo sencillamente -aunque la compareciente no lo señalara al principio como elobjeto fundamental en el que debemos centrarnos, hablaba de una estafa y no una situaciónsocial- en un drama social al que tenemos la obligación como representantes políticos, comorepresentantes de los ciudadanos de atender. En ese caso y en esa circunstancia concreta,quiero reconocer que en la plataforma fueron los primeros en darse cuenta de la situaciónque vivían estas personas. No los primeros en detectar una burbuja inmobiliaria, no losprimeros en tomar actuaciones y reaccionar sobre el tema. Ya había informes, publicaciones,iniciativas políticas -seguramente tardías y sin duda insuficientes- que quisieron atender unproblema sin que se le diera la dimensión necesaria.Fin.ECONOMÍA T-4705/02/13 (Continúa la señora Iglesias).Ya se venía trabajando por parte de los poderes públicos en la modificación de un modeloproductivo centrado exclusivamente en la construcción en el mercado inmobiliario en nuestropaís. Ya veníamos trabajando en dar transparencia, control y supervisión a la regulaciónhipotecaria en nuestro país. Ya veníamos trabajando en incrementar los mínimos deinembargabilidad de las viviendas y los mínimos o las condiciones mínimas que debía reuniruna persona para hacer frente al derecho a techo con unos recursos que no eran suficientespara poder acceder a una vivienda en el régimen de compra al que efectivamente el sistemanos dirigía. Lógicamente todas esas medidas fueron insuficientes y, si no hubiesen sidoinsuficientes, no estaríamos en la situación que estamos en este momento. La plataformareaccionó antes que la magistratura, antes que los medios de comunicación y antesseguramente que las administraciones públicas en la determinación en la que lo deberíamoshacer. Eso nos lleva a nosotros, por lo menos al Grupo Parlamentario que yo represento hoyen esta sala, a querer reaccionar con la mayor contundencia posible, con la mayorintegralidad posible y no abordando medidas y soluciones de mínimos. Nos complaceescuchar esas propuestas de mínimos en las que hay una alta coincidencia con las iniciativasque mi grupo parlamentario ha defendido en los últimos meses, en el último año ya durantetodo el desarrollo de esta legislatura, pero creemos y le pedimos opinión concreta sobre laposibilidad de ir a medidas más ambiciosas que signifiquen una reforma estructural denuestra legislación hipotecaria que posibilite contraer créditos en el futuro con garantías,
  12. 12. BORRADOR 12pero que posibilite sobre todo que la gente se pueda quedar en su casa hoy, que aquellosque afrontaron un contrato hipotecario puedan acceder a procesos de reestructuración dedeuda con garantías y con intermediación por parte de las administraciones, con el controlde cláusulas abusivas que no están referidas en esas iniciativas legislativas populares quesirvan para que la gente pueda permanecer en su vivienda e ir mucho más allá de la daciónen pago, de la liberación parcial y total de la deuda para algunos colectivos. Siempre estamos hablando de vivienda habitual y siempre de gente que haya variadosu condición económica respecto de la condición del préstamo o que tenga una dificultad dehacer frente al pago de la vivienda. De buena fe decía la compareciente, y nosotroshablamos siempre de un sobreendeudamiento doloso y sobrevenido. No lo hacemos por lapresión ni por la amenaza, no lo hacemos por la tensión mediática y no lo hacemos enpuntos o en momentos distintos de esta legislatura con ambigüedades, lo hemos hecho condeterminación desde el minuto uno de esta legislatura, con proposiciones claras, conproposiciones participadas, con proposiciones que han surgido del debate, del contacto conexpertos, con profesionales, con sectores implicados y con colectivos de afectados no solo delas plataformas, sino también con ciudadanos y ciudadanas a título personal o conplataformas de consumidores que también comparecerán mañana en esta Comisión. No lohacemos por esas presiones, lo hacemos por la verdadera presión que tenemos que tenertodos y todas en esta casa, en esta Cámara y que se debería también tener en el Gobierno,que es la presión de la injusticia, la presión de que haya familias hoy que pierdan su viviendadespués de haber firmado unos contratos hipotecarios en condiciones injustas. Contemplamos la dación en pago retroactiva, contemplamos y denunciamos lainsuficiencia de las medidas adoptadas en los reales decretos del año pasado, tanto delcódigo de buenas prácticas, que sirve para poco y lo dijimos desde el minuto uno, como de lamoratoria en los lanzamientos, que ya no es que sirva para pocos, sino que puede causar unverdadero problema a las personas que en teoría se beneficien. Una familia que seabeneficiada en teoría por la ley que estamos hoy enmendando a través de estascomparecencias y en las enmiendas que registremos el viernes los distintos gruposparlamentarios, con una hipoteca media pendiente de 90.000 euros y unos tipos de interésde demora medios, puede ver incrementado cada año hasta 18.000 euros su deudapendiente. Puede darse la circunstancia de que cuando termine la moratoria deba al banco36.000 euros más y además se haya quedado irresolublemente sin su vivienda. Esas sonpara nosotros cuestiones que no se quedan en el mínimo, sino que van mucho más allá yque son necesarias e imprescindibles abordar desde ya. Fin.ECONOMÍA TURNO 4805.02.2013 (Termina la señora Iglesias).Coincidimos en regular la Intervención pública en el derecho de acceso a la vivienda, no soloen alquiler sino también en ese parque público de alquiler social, en desbloquear y poner adisposición de ese parque público de alquiler social, que se debe reclamar a lasadministraciones y no a las entidades financieras, esas mismas que concedieron créditomuchas veces en condiciones injustas; se debe solicitar a las administraciones que pongan adisposición todo el stock de viviendas vacías, especialmente de aquellas entidades que estánrecibiendo ayudas públicas. Y tanto es nuestro compromiso con los mínimos y con losmáximos, sobre todo con los máximos -de los que les pediría opinión concreta-, que vamosefectivamente a procurar acelerar la tramitación de la iniciativa legislativa popular promovidapor más de un millón de personas en nuestro país cediendo la próxima semana un turno ennuestro cupo en las iniciativas legislativas en Pleno para que se dé cabida cuanto antes a latramitación de esa proposición ciudadana sobre la que después podríamos hacer esasmejoras por las que le estoy preguntando justamente en esta Comisión. Pero no es una cuestión de presionar más, de decirlo más alto o decirlo más claro, ycreo que se ha dicho realmente de forma clara aquí. Nosotros también tenemos legitimidad,todos tenemos legitimidad, los representantes de la sociedad civil en las institucionespúblicas también tenemos esa legitimidad, no es casualidad y no es fruto de la presión, esfruto de la voluntad política, como también va a ser fruto de la voluntad política quehagamos enmiendas a la propuesta del Gobierno para cambiar las medidas recogidas en laley de alquiler. Espero su reacción a la hora de que consigamos la tramitación de la ILP y lamejora de esa iniciativa para no ir a unos mínimos sino a unos máximos necesarios quereformen nuestro sistema hipotecario en estos momentos.
  13. 13. BORRADOR 13 El señor PRESIDENTE: Por el Grupo de Convergència i Unió tiene la palabra laseñora Ciuró. La señora CIURÓ I BULDÓ: Gracias, señora Colau, por su exposición.Evidentemente, como se ha dicho, es necesario atender las explicaciones de todas laspersonas que tienen algo que decir en todos los temas. Usted comparece en esta Comisión yle agradecemos que meridianamente haya expuesto cuál es la problemática desde uno de lospuntos de vista que existen y es cierto que hace demasiado tiempo que estábamospendientes de encontrar una solución. Es cierto que gracias a la iniciativa popular se haacelerado el proceso de tomar cartas en el asunto y de atajar un tema que es un dramasocial; creo que es un drama social el hecho de que muchas familias se veansistemáticamente desahuciadas, no podemos permitirnos ese hecho y, por tanto gracias, asu impulso y a su ímpetu esta Cámara verá el martes la iniciativa legislativa popular, desdela libertad de expresión, desde el respeto a las mayorías, desde la obligación y la necesidadque tenemos todos de dar una solución consensuada tal y como he dicho en diferentesmomentos y ámbitos. Debemos corresponsabilizarnos de todo esto, no hay un solo culpable,no hay un solo perjudicado, sino que al final supone un beneficio el encuentro que podamostener todas las fuerzas políticas que tenemos la obligación de representar a la voluntadpopular porque así hemos resultado elegidas, y hay que encontrar un consenso lo másamplio posible para dar un mensaje claro de que la institución, esta casa, va a tomar cartasen el asunto de la única manera que lo puede hacer, que es legislando y desde el respeto alo que cada uno representamos, porque este es el Estado de derecho y creo que también esla voluntad de la plataforma preservarlo ante todo, porque hay otras formas derepresentación pero creemos que la democracia, aunque imperfecta, debemos preservarla, ymás en estos momentos de necesidad económica. Desde Convergència i Unió buscaremos lospuntos de acuerdo porque usted ha hablado de muchas cosas, ha hablado de familias sincasa y de casas sin familia, ha hablado de reestructuración de deudas, ha hablado dedetener desahucios, ha hablado de parque de alquiler social, ha dicho muchísimas cosas ymuy interesantes, con lo cual nuestra obligación es encontrar el máximo consenso posiblepara que la ciudadanía tenga una respuesta que pienso que es lo que esperan de todos ycada uno de nosotros. El señor PRESIDENTE: Por el Grupo de La Izquierda Plural tiene la palabra el señorCoscubiela. El señor COSCUBIELA CONESA: En primer lugar, quiero agradecer a Ada Colau suparticipación propia y en representación de todos los activistas de la Plataforma de Afectadospor las Hipotecas. Creo que deberíamos ser todos conscientes de que si hoy aún existe unaposibilidad de discutir a fondo una solución para un drama humano como este se lo debemosfundamentalmente a la gente que desde hace cuatro o cinco años viene luchandoincansablemente en la calle, en la sociedad, para dar una solución, de eso es de lo que creoque hoy deberíamos ser conscientes aquí. FIN.Economia t.4905/02/2013(continua el señor Coscubiela)Eso no supone ninguna pérdida de legitimidad de este Congreso, pero sí supone la evidenciade que con la actual correlación de fuerzas la mayoría absoluta del Partido Popular, como enotros momentos se pudieron producir otras circunstancias, puede acabar con cualquieriniciativa legislativa; no puede acabar con la lucha de una sociedad por una reivindicaciónabsolutamente justa. Hoy deberíamos reconocer todos, y especialmente los que apoyan al Gobierno, quehan tenido muchas oportunidades para hacer lo que se dice que se va a hacer en latramitación del Decreto-Ley 27/2012. El Gobierno y el Partido Popular han ido a remolquepermanentemente de los acontecimientos y, si estamos hoy aquí con una posibilidad de daruna solución, ha sido no por el trabajo de este Congreso, a pesar de que algunos noshayamos desgañitado desde los meses de enero y febrero al intentarlo, sino gracias a esamovilización social. Creo que existe también en la intervención de Ada Colau, de laPlataforma de Afectados por las Hipotecas, algunas lecciones, si se me permite la expresión,de ciencia política, pero especialmente de democracia. No lo digo yo, lo están diciendo enestos momentos algunos catedráticos de ciencia política que están siguiendo estaintervención a través de las redes sociales. Hoy se ha puesto de manifiesto que, en contra
  14. 14. BORRADOR 14del sentido absolutamente restrictivo que algunos quieren dar a la democracia, la democraciaen algunas ocasiones se encuentra más en la sociedad y en la calle que en las instituciones.Insisto, democracia es sobre todo existencia de contrapesos y contrapoderes sociales. Sincontrapesos y sin contrapoderes sociales la democracia es coja o no existe y, cuando, comosucede en estos momentos en la sociedad española, la mayoría absoluta se carga la divisiónde poderes, cuando se limita en muchas ocasiones incluso la actuación del Poder Judicial, lasociedad se rebela e intenta conseguir la democracia a través de esa participación social. Por otro lado, déjenme que les diga una cuestión. Está encima de la mesa un debateimportante sobre cómo revitalizar la democracia en nuestro país y en las instituciones. Senos está diciendo por parte de la ciudadanía que esta democracia está enferma, y lasociedad nos está planteando que, junto a la democracia representativa, existan formas departicipación. ¿Se han planteado ustedes qué sucedería si lo que es hoy una excepción fuerala norma? ¿Que entrara aire fresco, aunque sea para decirnos cosas que a algunos no lespueda gustar y otros a lo mejor las diríamos de otra manera? Pero ese aire fresco es el quese necesita en este país para que la democracia no quede encerrada en un mecanismo quecada vez más mucha gente está considerando que no les representa. Por favor, no nosquedemos en la anécdota, no nos quedemos en las palabras; vayamos al fondo de lo que haplanteado la intervención de Ada Colau, que creo que además de plantear algunas solucionesal tema de la dación en pago, del drama de las familias hipotecadas, nos debe situar anosotros en la obligación de reflexionar sobre lo que significa traer más comparecientes deesa significación a esta Cámara. No entró en disquisiciones de cómo se ha configurado la lista de seis comparecientes,no es el momento, pero para aquellos que cuando se hizo la lista preguntaban cuál era elcurrículum que aportaba Ada Colau creo que hoy les ha quedado bien claro. Es el currículumde estar cinco años en contacto directo con la gente que sufre y traer aquí el sufrimiento deesa gente, de hablar de personas y no de estadísticas, de hablar de personas y no debalances bancarios, de hablar de personas y no de cédulas hipotecarias. Yo entiendo que aalgunos de nosotros o a algunos de ustedes les pueda molestar eso, pero esa es la funciónque tiene la sociedad civil, y la nuestra es aceptar eso, incluso cuando supone hipotecarnuestra función o impugnar nuestra función. Ya sé que algunas cosas no gustan; pero,insisto, creo que hoy a esta Cámara, sin desmerecer su legitimidad, se nos ha dicho algo quedeberíamos escuchar. Son importantes, pues, algunas de las cosas que se han planteado. No quiero hacerostentación: yo nunca voy a decir que tengo más sentimiento humano que un miembro deotro grupo, jamás. Los sentimientos humanos se juzgan de manera personal. Lo que sípuedo afirmar es que en el tratamiento que este Congreso ha dado a las diferentespropuestas que se han planteado desde el mes de febrero no se ha tenido en cuenta lacondición en que viven en estos momentos las familias desahuciadas y se ha puesto porencima de ello el impacto que eso podía tener en las entidades financieras, en las cédulashipotecarias. finECONOMÍA TURNO 5005/02/2013 (Termina el señor Coscubiela.)Se ha visto hoy. La virtud de la comparecencia del representante de la Asociación Españolade Banca ha sido que ha hecho emerger el verdadero conflicto: familias frente a sistemafinanciero, familias frente a mercado hipotecario, familias frente a cédulas hipotecarias. Eseproblema lo tenemos que abordar profundamente porque, si no lo abordamos en esteCongreso, se continuará intentando abordar desde la calle con el apoyo de mucha gente,cada vez más. Quiero insistir en una cuestión. Lo hemos reivindicado desde el principio con muchasincomprensiones. La dación en pago con efectos retroactivos es posible en los términos quela está planteando la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, y quiero dar las tres razones.No lo digo hoy, me han escuchado ustedes desde el mes de febrero insistir muchas veces enesta materia. Hay tres grandes razones. Primero, porque no se puede continuar con el dramahumano que tenemos y porque hasta ahora las cosas que se han hecho son parches o, peor,placebos para limpiar malas conciencias políticas. No me refiero a malas concienciaspersonales, que esas no las voy a juzgar nunca. En segundo lugar, porque no se puede continuar con la injusticia de que se acepte ladación en pago para las inmobiliarias, que son las que de verdad nos han llevado a tener elsistema financiero hecho unos zorros, hundido y salvado con recursos públicos, y en cambio
  15. 15. BORRADOR 15negarla a las familias. Esa situación de injusticia no la aguanta una sociedad, porque la genteno sabrá de leyes, pero sabe de justicia. No siempre van acompañadas, ustedes lo saben. En tercer lugar, porque no es verdad lo que se afirma, que la dación en pago para loscasos que plantea la Plataforma de Afectados por las Hipotecas suponga hundir al sistemafinanciero de este país. Olvidan ustedes una cosa, que la dación en pago es la última cosaque espera hacer cualquiera que se vea obligado a una situación así. La dación en pago -nonos olvidemos- no es una operación mercantil, es quedarse sin vivienda la persona y sufamilia. Por tanto, no va a haber un incentivo al impago, porque va acompañado de quedarsesin vivienda, y eso es tratar a esas personas como si ellos y sus familias no les importaran.No estamos hablando de cualquier tipo de vivienda, se está hablando de la vivienda habitual,de una insolvencia sobrevenida, de una insolvencia de buena fe, de determinadascircunstancias que limitan el impacto. Tres grandes razones, pues, para aceptar eso. Termino con una cosa que ya he dicho. Mis últimas intervenciones han terminado así.Desgraciadamente la vida me ha dado la razón. Si no lo hace el Congreso, si el Congreso noaborda en profundidad el problema y las soluciones, lo van a hacer las movilizacionessociales o los jueces buscando todos los resquicios, o se nos va a imponer por una sentenciadel Tribunal de la Unión Europea. No nos quejemos de que las instituciones en este paísestán en estos momentos, especialmente la política, bajo mínimos, sin ser conscientes dever exactamente por qué sucede eso, porque cuando las instituciones no dan solucióndespués de cinco años al drama humano de las familias hipotecadas y desahuciadas lomínimo que puede pasar es que la ciudadanía no se sienta representada. Déjenme decir, para que no se interpreten mal mis palabras, algo sobre el conceptode la violencia. Jamás van a escuchar en mis palabras una justificación o unacontextualización del uso de la violencia. Soy pacifista por definición y lo es el Movimiento15-M y lo es también todo lo que ha nacido alrededor de ese tema y han tenido oportunidadde ponerlo de manifiesto. Sí. Dice la ciencia política que el Estado se caracteriza por el usolegítimo de la violencia, que se ejerce por las leyes y se ejerce también por el uso del poderde la violencia que les dan esas leyes. Pero déjenme que les diga que en el conflicto por lasviviendas, por las personas desahuciadas, en más de una ocasión el Estado ha hecho un usoilegítimo de la violencia, un uso legal, pero ilegítimo. Eso es lo que creo que ha denunciadoAda Colau. No se fijen ustedes en las anécdotas, fíjense ustedes en la profundidad -creomodestamente- de la enseñanza que hoy nos ha dado la sociedad civil a través de suportavoz hoy aquí, doña Ada Colau, a la que trato en esos términos aunque la considerocompañera. FINECONOMÍA TURNO 5105/02/13 El señor PRESIDENTE: Por el Grupo Parlamentario del PNV, tiene la palabra el señorAzpiazu. El señor AZPIAZU URIARTE: En primer lugar, quisiera de verdad agradecer a laseñora Colau las explicaciones que nos ha dado, porque nos ha traído su visión y nos la hatraído con total libertad, pero lo que sí le pediría es que respetara también la libertad de losque estamos en esta Cámara. Usted nos ha dicho en un momento determinado, o así lo heentendido, si no me lo puede rectificar, que ustedes hacen un planteamiento de mínimos enrelación con el tema de la dación en pago, con el tema de las hipotecas, y que en el caso deque nosotros no votáramos a favor de esos mínimos seríamos señalados allá dondefuéramos. Yo sobre eso sinceramente no sé qué quiere decir, usted lo explica pero no mesuena nada bien y me siento un poco coaccionado en este sentido. Luego también he tenidola sensación de que en algún momento determinado, y no solo por usted, estábamosmetidos en un mitin y no en el Parlamento. De lo que se trata es de buscar entre todos unasolución a un problema que es grave. Seguro que usted lo plantea con mucha vehemenciaporque lo ha vivido en primera persona, pero tampoco puede pensar por haberlo vivido enprimera persona que los que estamos aquí sentados no lo sentimos ni lo vivimos.Entendemos la crisis y el sufrimiento de los parados, de los que se quedan sin viviendaporque creemos que tener una vivienda en la que poder desarrollar el proyecto de vida conla familia es una cuestión absolutamente clave. Entendemos los problemas que se derivan deexclusión social y la dignidad de las personas a la que todo el mundo tiene derecho y quetenemos que preservar entre todos. De ahí a hacernos un mitin con ciertas amenazas; a mísinceramente no me ha gustado. Si queremos buscar una solución real, que es en lo que se supone que estamostodos, y no demagógica, lo que deberíamos tratar es de buscar un consenso y un acuerdoentre todos los grupos de la Cámara porque tenemos que tener en cuenta que hace falta el
  16. 16. BORRADOR 16apoyo de todos, y fundamentalmente del Partido Popular, para tratar de tener mayorías. Yopodría, como solo somos cinco diputados, me pongo como el señor Coscubiela, por ejemplo,de una forma impetuosa manteniendo una posición de apoyo incondicional a la plataformasin más y sé que si votan todos los demás en contra no consigo absolutamente nada. ¿Setrata de tener una posición testimonial y aplaudida por la plataforma o se trata de verdad debuscar un consenso y un acuerdo entre todos? Sinceramente pienso que tratamos de buscarun acuerdo. De hecho la posición del Grupo Vasco la hemos manifestado a lo largo de unmontón de iniciativas en esta Cámara y creo que la puede conocer todo el mundo.Sinceramente queremos resolver el tema, porque entendemos que es un problema deverdad, pero para eso creo que nos hace falta algo más que hablar muy alto. Creo que hayque hablar como hay que hablar. Yo pediría un consenso, a mí me da la sensación de que eldía 8, que es el fin de plazo de presentación de las enmiendas, es un plazo relativamentecorto si queremos tratar de llegar a un acuerdo. Yo pediría en todo caso a los que tengancapacidad de hacerlo que podamos alargar el plazo de enmiendas para que efectivamente apartir de los debates que hemos oído y de las posiciones que tenemos todos los grupostratemos de avanzar un poco en ese consenso, pero teniendo en cuenta que lo ideal seríaque en ese consenso estuviéramos todos. Seguramente no será un consenso de máximos,porque evidentemente hay posiciones políticas diferentes, pero trataríamos entre todos deque fuera un consenso que diera una solución real a un problema real. Insisto, más allá dehablar alto y de que parezca que estamos aquí en mítines. Creo que hay que respetar lalibertad de opinión de todos y yo sinceramente le agradezco su intervención. Es verdad quecreo que también oír directamente las versiones que está padeciendo este problema creoque también es importante, pero lo que no podemos pensar es que nosotros no tenemos unaopinión y si tenemos una opinión contraria, que puede ser o no el caso de mi grupoparlamentario, estemos demonizados. El señor PRESIDENTE: Por el Grupo Mixto, tiene la palabra el señor Larreina. El señor LARREINA VALDERRAMA: Quiero agradecer en primer lugar a Ada Colausu presencia aquí en nombre de mi grupo político, de Amaiur, y en nombre de todo el GrupoMixto. A lo largo de todo el día de hoy hemos hablado mucho de mercados, de entidadesfinancieras y quizás es bueno también oír hablar de personas con su problemática concreta ycon su situación concreta. FINECONOMÍA TURNO 5205/02/2013(Termina el señor Larreina) Al anterior compareciente le he dicho que le agradecía su presencia porqueseguramente tendría que oír cosas duras incluso desde mi punto de vista, y es algo que le heagradecido, pero al mismo tiempo le hemos expresado nuestra posición. Nosotrosdefendemos la democracia participativa y aunque en esta Cámara ahora mismo nuestrapresencia puede ser temporal en el sentido de que el señor presidente ha dicho que estaCámara representa a todos los españoles, y al menos en mi caso a más de 330.000 vascosque no nos sentimos españoles pero que también estamos representados en esta Cámaradefendiendo nuestro posicionamiento, defendiendo otra forma de hacer política y ejerciendotambién la solidaridad con el resto de los ciudadanos del Estado español. Desde esa posición,y aunque, insisto, nosotros en los procesos legislativos tenemos un modo de participaciónpeculiar en el sentido de que no solemos participar en los debates de las enmiendas parcialessino solo en los debates de totalidad, vamos a dar nuestro apoyo a esta iniciativa legislativapopular. Lo hemos hecho público con anterioridad, como también lo ha hecho público micolega también del Grupo Mixto, de Nueva Canaria, Pedro Quevedo, que está a mi lado, ygran parte de las formaciones políticas que componen el Grupo Mixto. Al dar el apoyo a esta iniciativa legislativa popular también damos el apoyo a otraforma de hacer política más cercana a la calle. Uno de los problemas que tenemos ahoraencima de la mesa, junto con otros de los que hemos estado hablando a lo largo del día, esprecisamente el distanciamiento de la política respecto a la gente de la calle y a veces esbueno oír la indignación de la gente de la calle aunque nos pueda resultar incómoda, aunquepodamos oír cosas que nos puedan resultar incluso a veces ofensivas, cosas que por otrolado en esta Cámara también se oyen con mucha frecuencia y nuestro grupo también las hatenido que oír con demasiada frecuencia. Ante eso pensamos que es importante ponerse enel lugar del otro, en el lugar de la tragedia que puede vivir cada persona y entenderafirmaciones que muchas veces no compartimos y que nos pueden resultar duras. Es un
  17. 17. BORRADOR 17ejercicio importante buscar esa democracia participativa, ese oír todas las voces y sobre todotener en cuenta a las personas. Por eso le agradezco doblemente su presencia y el trabajoque están realizando en la calle a lo largo y ancho del Estado con esa cercanía a las personasque demasiadas veces -una vez solo ya sería demasiado- las instituciones no son capaces deofrecer, esa cercanía a la gente que sufre situaciones que no ha buscado, que se haencontrado y ante las que se siente realmente impotente y desesperada. Por eso, leagradezco la comparecencia, le ofrecemos nuestro apoyo respecto a la iniciativa legislativapopular, y desde nuestra posición, que es de minoría dentro de esta Cámara, pero lademocracia es el respeto a las mayorías pero también a las minorías, intentaremos colaborarpara que esa voz de la calle se oiga y quede reflejada también en la propia legislación. El señor PRESIDENTE: Por último, tiene la palabra el portavoz del Grupo Popular,señor García Egea. El señor GARCÍA EGEA: Señora Colau, quisiera decirle que entiendo su enfado, queentiendo sus demandas, que comparto algunas cosas que ha dicho hoy aquí pero no asíotras, como llamar lo que ha llamado al anterior compareciente y que el presidente haintentado que retirase, y comparto la necesidad de poner fin a los desahucios, pero porencima de todo eso celebro que usted hoy haya podido ejercer aquí el derecho a decirlo enesta Cámara legislativa gracias a que un grupo como el Grupo Popular, que representa amuchos millones de españoles (La señora Serrano Argüello: A diez), ha querido poner enmarcha este proyecto de ley, ha querido escuchar a la sociedad y ha querido solucionar esadramática situación que están atravesando muchas familias españolas y que merece elmayor esfuerzo y entendimiento por parte de todos. Le agradezco su comparecencia. Estoy convencido de que durante su trámite esta leyde medidas urgentes para reforzar la protección de los deudores hipotecarios saldráreforzada y me quedo con las aportaciones que se han hecho aquí esta tarde. La tramitaciónparlamentaria nos brinda la oportunidad de conocer de primera mano posiciones como lasuya, que pueden enriquecer el texto final. FINECONOMÍA TURNO 5305/02/2013(Termina el señor García Egea)Desde nuestro grupo vamos a mejorar la ley en varios aspectos durante esta tramitación:reforma de la Ley Hipotecaría y de la regulación del mercado hipotecario; reequilibrar laposición de las partes; modificar la Ley de Enjuiciamiento Civil; introducir determinadasmedidas adicionales de prudencia financiera; introducir medidas adicionales que permitanperfeccionar ese código de buenas prácticas sobre el que se ha hablado aquí mucho estatarde. Pero sí quiero decirle una cosa, que la división, el enfrentamiento, la demagogia,poner el foco en aquello que nos separa no va a paralizar los desahucios. Por el contrario, lapropuesta, el acuerdo, los consensos, el trabajo conjunto de grupos políticos y el ánimo decentrarnos en aquello que nos une conseguirán solucionar parte de los problemas a los quemuchas familias hoy, por desgracia -como usted nos ha relatado también- tienen queenfrentarse. Le entiendo y comprendo su queja pero creo que debemos tratar hoy de remarjuntos en la misma dirección para poner fin a los desahucios mejorando esta ley,centrándonos en mejorar esta ley y dejando el resto fuera. Me dirá que todo puede mejorarse; me dirá que no es suficiente, que todavía hayfamilias que necesitan de mayor protección. Sin duda, creo que todos estamos de acuerdo,pero déjeme hacer una reflexión en voz alta. Hoy más que nunca la política de vivienda -yesto sobre todo va por determinados grupos políticos que hoy han vertido aquí unasintervenciones creo que bastante desafortunadas- es un tema demasiado importante comopara utilizarlo como arma arrojadiza, como arma en el debate político. No encontrarán a migrupo en ese terreno, quiero que les quede bien claro. Creemos que para dar solución a estegrave problema que tienen muchos ciudadanos en este país es necesario apoyar al Gobiernoen las reformas serias y rigurosas que está emprendiendo, porque la primera prioridad deeste Gobierno ha sido paralizar los desahucios. La segunda prioridad es que el resto de genteque está actualmente pagando su hipoteca puntualmente no se vea afectado por esasmedidas de paralización de los desahucios. No olvidemos que este Congreso representa alcien por cien de la ciudadanía española y tenemos que dar soluciones reales a los problemas.Ya basta de demagogia. Esta tarde hemos escuchado mucha demagogia en esta casa y los
  18. 18. BORRADOR 18ciudadanos que nos están escuchando no merecen -y la señora Colau tampoco- que desdedeterminados grupos políticos instiguemos de esa forma la demagogia en un tema tanimportante como este. Ya vale. (Aplausos). Usted y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca pueden tener la impresión de queel Grupo Popular no está plenamente de acuerdo. Yo quiero decirle que ambos marchamospor el mismo camino, quizá no en las formas pero sí en el fondo. Y al final de ese caminoestán los intereses generales de todos los ciudadanos, los que tienen hipoteca, los que no,los que tienen depósitos y la protección de aquellos con especial vulnerabilidad. SeñoraColau, los diputados votarán -creo y estoy convencido- lo que crean conveniente en base asus convicciones como lo están haciendo en todas y cada una de las iniciativas que sedebaten y presentan en este Parlamento. Quiero decirle que, como personas y comodiputados -los del Grupo Popular y estoy seguro que los del resto de grupos- en esteParlamento mano tendida para mejorar esta ley, para mejorarla en el debate parlamentario.Para el resto, por lo menos en el Grupo Popular, no nos encontrará. El señor PRESIDENTE: Señora Colau, puede usted puntualizar o decir lo que creaconveniente a cada uno de los portavoces. La señora REPRESENTANTE DE LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LASHIPOTECAS (Colau Ballano): Me han pedido brevedad porque efectivamente es muy tarde.Intentaré en todo caso concentrar las intervenciones porque algunas han ido por el mismocamino. Empiezo por la intervención del Grupo Socialista. No me ha quedado claro si handicho que apoyarían las demandas de mínimos. Han dicho que querían ir a más y nosotrostambién estamos de acuerdo en que se vaya a más, pero no nos ha quedado claro sirealmente apoyarán las medidas de mínimos de la ILP. (La señora Iglesias Santiago: Sí,claro.) Me está diciendo que sí. Perfecto, lo celebramos. Sobre medidas más ambiciosas, ahora no da tiempo a extendernos. Les podemosenviar materiales, podemos mantener esta conversación todas las veces que digan. Ya hehecho antes un listado de temas, de las muchas cosas que hay por regular. Efectivamente,hay que limitar la capacidad de sobreendeudamiento, los plazos de los créditos, la parte delos ingresos que se destina a pagar una hipoteca. Estaremos de acuerdo en todas esasmedidas a futuro que me ha parecido que también estaba mencionando usted. Le he habladode impedir las cláusulas abusivas, de simplificar los contratos; de una cosa tan sencilla comosimplificar los contratos. FINECONOMÍA TURNO 5405/02/2013(Continúa la señora compareciente).¿Cómo puede ser que en este país para acceder a un bien de primera necesidad se firmencontratos que ni siquiera muchísimos abogados y economistas son capaces de entender?¿Por qué ese lenguaje que supuestamente es técnico, pero en realidad es opaco y escondeun montón de abusos y de desinformación, que es vital para la gente que está firmando esoscontratos? Algo tan sencillo como simplificar los contratos hipotecarios para que seanperfectamente comprensibles para todo el mundo sería un paso muy importante. El tema delas tasaciones, lo que he comentado antes de la fiscalidad, que ahora mismo el Estado seestá lucrando con las ejecuciones y las daciones en pago, mejorar el alquiler, les he dicho yamuchas medidas que pensamos que pueden mejorar la situación. Lo que a nosotros nospreocupa, y queremos insistir, es que por no abordar estas medidas de fondoimprescindibles, de mínimos, que decía, recogidas en la iniciativa legislativa popular -ladación en pago, la moratoria de los desahucios y el alquiler social-, por evitar abordar estascuestiones se hable de otras más tangenciales o anecdóticas. Eso es lo que no aceptaríamos.Pero mientras se aborden las demandas de mínimos, en todo lo que sea ampliar y mejorartanto el tema hipotecario como el tema del alquiler, desde luego, estaremos de acuerdo ycreemos que se tiene que hacer, pero ya, estas medidas que son urgentes para la vida de laspersonas afectadas. Como cuestión general, ahora me ha quedado claro que el Partido Socialista va avotar a favor de esas medidas de mínimos, aparte de que las quiera ampliar, también me haquedado claro que La Izquierda Plural y Amaiur y el Grupo Mixto van a apoyar estasmedidas, el resto de fuerzas, no me ha quedado claro: no han dicho si van a votar a favor ono. Concretamente, el Grupo Popular, me habría gustado que dijera si en la votación del
  19. 19. BORRADOR 19martes que viene, que faltan muy pocos días (Rumores.-Un señor diputado: Sincoacciones), nos gustaría saber si han hablado ustedes de si van a admitir a trámite, ya nosi van a votar a favor de esas medidas, si se va a tramitar esa iniciativa avalada por cientosde miles de firmas. No nos han contestado a eso. El señor PRESIDENTE: Señorías, calma, por favor. La señora REPRESENTANTE DE LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LAHIPOTECA (Colau Ballano): Igualmente, les pido que por cualquier canal posible nosrespondan a esa pregunta (El señor García Egea: Está claro), porque hay mucha gentependiente de la respuesta. Por concentrar, ha habido varios intervinientes que han dicho que se han sentidoamenazados, se ha hablado de democracia, de que esta es una institución democrática perse. Primero, la mayoría de la población, la inmensa mayoría, y de hecho la desafecciónpolítica que existe en este país y la abstención galopante que no hace más que aumentar loavala, la mayoría de este país considera que votar cada cuatro años no es democracia, quecon eso no es suficiente, que eso no es un cheque en blanco para que luego los gruposparlamentarios hagan lo que quieran pensando que están avalados por la mayoría de lapoblación. Eso no es democracia, y menos en el siglo XXI, cuando existen todos los recursostecnológicos para que se consulte a la ciudadanía regularmente, al menos para lascuestiones importantes y cruciales. Realmente se podría profundizar mucho más en lademocracia, se podría tener una democracia mucho más participativa y si eso no se estáhaciendo es porque no se quiere, porque no hay voluntad política, y eso es lo que cada vezmás gente estamos diciendo desde sectores muy distintos, muy plurales, desde posicionesideológicas muy diferentes, desde sectores profesionales muy distintos. Lo que yo les estoytrasladando no es la opinión ni siquiera de la plataforma, hay un amplísimo consenso socialy, si no, miren ustedes los debates que se producen en Internet y en las redes y verán quela inmensa mayoría de la población considera que estamos en una democracia más queprecaria, que desde luego podría ir mucho más allá de lo que está yendo actualmente y quevotar cada cuatro años eso no es democracia, democracia es mucho más que eso. Y yo les devuelvo la pregunta. Ustedes han dicho que porque les votaron consideranque están ampliamente legitimados para estar aquí. Obviamente, yo eso no lo hecuestionado en ningún momento. Pero yo les pregunto: ¿ustedes consideran que democraciaes trasladar las demandas de la ciudadanía y la voluntad de la mayoría de la ciudadanía alCongreso? Yo les hago esa pregunta. En teoría es eso la democracia o no. Porque si es esoles aseguro que las demandas de mínimos que yo les he trasladado tienen el consenso de lainmensa mayoría de la población, eso es lo único que me he limitado a trasladarles. Yademás de eso les he trasladado otra cosa. Yo no les he amenazado y mucho menos a títulopersonal, les he dicho que yo no soy nadie. Lo único que he hecho es transmitirles unsentimiento general de miles de personas, un sentimiento de que no podemos más y que loque nosotros estamos defendiendo, una vez más les insisto, no son posturas ideológicas,estamos defendiendo la vida y la dignidad humana, estamos defendiendo los derechoshumanos, y es desde ese punto de vista desde el que nosotros les decimos: los derechoshumanos no se negocian; es el principio básico que rige los derechos humanos, no sonnegociables. No es cuestión de opiniones políticas distintas, los derechos humanos son unacuestión de mínimos innegociables, y eso es lo que está recogiendo la ILP. Consideramosque el derecho a la segunda oportunidad y el derecho a la vivienda se encuentran entre esosderechos de mínimos, entre esos derechos humanos innegociables que sea como sea hayque defender, incluso como estamos haciendo nosotros desobedeciendo las leyes injustas. Yeso lo complemento con otra cosa. FIN.ECONOMÍA TURNO-5505/02/2013(Termina la señora compareciente)Ustedes decían que en algún momento se habían sentido amenazados por un tonovehemente que yo he utilizado. Les invito, les hago una invitación formal a todos losdiputados y diputadas, no solo a los que están aquí presentes sino a todos los que estén ensus grupos parlamentarios, a que nos acompañen en las plataformas de afectados por lahipoteca en nuestro trato cotidiano con la gente afectada y nuestras actuaciones cotidianas.Les invito formalmente a que nos acompañen durante unos días, durante unas pocassemanas en nuestra actividad cotidiana. ¡Van a ver ustedes lo que son las amenazas! ¡Van aver ustedes cómo las entidades financieras están machacando a buena parte de la poblacióndiciéndole mentiras, amenazándola con que si no pagan van a perder la custodia de sus
  20. 20. BORRADOR 20hijos, diciendo que les van a enviar a la Policía, que van a perder su casa y se van a quedarcon una deuda de por vida! ¡Van a ver cómo están presionando a la población! ¡Van a verustedes realmente lo que son amenazas! ¡También van a ver a miles de personas que sejuegan el tipo, que madrugan por las mañanas para ir a frenar esos desahucios que no estánparando sus grupos parlamentarios! La gente se está jugando el tipo y el Estado no solo noestá reconociendo esa labor social, sino que encima envía a la Policía, les pone multas yjuicios por desobediencia a la autoridad y cosas similares. Esa gente que se está jugando eltipo en la defensa de los derechos humanos encima está siendo criminalizada y amenazadamuchas veces por las fuerzas del Estado. Afortunadamente el consenso social es tan grandeen nuestras demandas que incluso la misma Policía, incluso sectores tan poco previsiblescomo los cerrajeros, se están planteando sumarse a la desobediencia civil porque estánhartos de hacer ese trabajo sucio, están hartos de la falta de democracia que hay en estepaís. Por lo tanto, si quieren saber lo que son realmente las amenazas y lo que significa lavulneración de derechos humanos graves que aquí estamos denunciando, les invitoformalmente a que sus señorías nos acompañen en nuestra actividad cotidiana. Creo que básicamente he respondido a lo que era la cuestión principal. Vuelvo ainvitar a que aquellos grupos que no se hayan posicionado, de verdad, desde la máximaserenidad de la que soy capaz, a que reconsideren apoyar estas demandas de mínimos y quelo hagan con carácter urgente, cuanto antes, porque hay vidas en juego y porque nopodemos esperar. El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Colau, aunque tenga profundasdivergencias personales o como miembro de un determinado partido, me alegra haberlainvitado y que usted haya podido expresar lo que ha tenido por conveniente. Se levanta la sesión. Eran las nueve y treinta y cinco minutos de la noche.

×