Flavonoides y fitoterapia

5,870 views

Published on

Revisión sobre los flavonoides y s acción farmacológica en fitoterapia.

Published in: Career
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,870
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3,027
Actions
Shares
0
Downloads
86
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Flavonoides y fitoterapia

  1. 1. Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32 21 Flavonoides y fitoterapiaFIGURA 1. Ruta graveolens.Foto: B. Vanaclocha. Francisco Zaragozá García M.ª Isabel Tofiño González Laura Oliveira SantamaríaAbstract ResumenIn the last few years, the study of medicinal plants El estudio de las plantas medicinales está cobran-has been growing in importance because of the do una gran importancia en los últimos años debi-incredible potential of these plants as a resource do al extraordinario potencial que encierran comoof active compounds. Flavonoids are among fuente de principios activos. Los flavonoides sethese natural products whose pro p e rties are encuentran dentro de estos principios de origenbeing reviewed. The use of these compounds in natural cuyas propiedades están siendo revisadas.therapy has fluctuated widely since they were El empleo de estos compuestos en terapéutica haintroduced in 1936. That year, Rusznyak and sufrido varias fluctuaciones desde su introducción en 1936. En ese año Rusznyak y Szent-GyorgiSzent-Gyorgi reported their beneficial effect of pusieron de manifiesto sus efectos beneficiososreturning an altered vascular permeability to nor- sobre la normalización de la permeabilidad vascu-mality. Since then, they have been attributed a lar alterada. Desde entonces, se les ha atribuidowide range of physiological activities with no un amplio número de actividades fisiológicas sinapparent connection between them. This fact aparente relación entre si por lo que estos com-caused a certain degree of discredit of these puestos cayeron en cierto descrédito. Hoy en día,compounds. Nowadays, flavonoids are at the cen- los flavonoides vuelven a ser un centro de aten-tre of attention again as a consecuence of better ción como consecuencia del mejor conocimientoknowledge of their mechanism of action, the defi- de su mecanismo de acción, la delimitación denition of their properties related to individual com- sus actividades vinculadas a compuestos concre-pounds and the new applications of these sub- tos y la aparición de nuevas aplicaciones constances in diseases wich have a high prevelence enfermedades de elevada prevalencia en los paí-in occidental countries. ses occidentales.Key word s Palabras claveMedicinal plants, flavonoids, new applications. Plantas medicinales, flavonoides, nuevas aplicaciones. Fuente: www.fitoterapia.net
  2. 2. 22 Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32Introducción Mientras tanto, las plantas medicinales se hanEn los últimos años se viene hablando reiterada- venido utilizando de modo tradicional, con investi- gaciones que añadían algún descubrimientomente desde los medios de comunicación de las importante, pero sin que existieran muchos estí-plantas medicinales y sus derivados desde el mulos por parte de las administraciones parapunto de vista de su empleo en terapéutica. De incentivar su investigación.modo lento pero inexorable, están cobrandoactualidad progresivamente como si se tratase de A las dificultades lógicas para que los productos naturales puedan quedar cubiertos por patente,productos totalmente nuevos. Dadas las singulari- hay que añadir sus peculiaridades, pues no siem-dades que rodean a este hecho, parece apropia- pre son conocidos los principios activos, sudo efectuar algunas consideraciones en un inten- extracción puede ser complicada y a veces la res-to de contribuir a aclarar la causa de estas ponsabilidad de sus efectos se debe a un conjun-circunstancias. to de componentes del órgano utilizado.Es bien sabido que las plantas medicinales han sido Como consecuencia de lo anterior, se establecióusadas ancestralmente por el hombre con fines un registro para plantas medicinales diferente almedicinales. Pero a lo largo de la historia, su utili- del resto de medicamentos, que presenta distintozación ha sufrido fluctuaciones. En efecto, hasta nivel de requerimientos, lo que les coloca desdebien entrado el siglo XX, constituían la base del su salida en un segundo plano, o en lo que algu-arsenal terapéutico, para ir pasando paulatinamen- nos han querido ver como medicación alternativa.te a segundo plano a medida que se iban intro d u- No obstante, las auténticas innovaciones seciendo los productos de síntesis, que, en su origen, siguen produciendo de modo puntual, pero seno eran más que una imitación de los principios introducen, lógicamente, a través del registro nor-activos contenidos en las plantas. De este modo mal de medicamentos, de manera que apenas selos medicamentos fueron obteniéndose mayorita- las relaciona con su auténtico origen. Más aún, deriamente a través de la síntesis, dadas las posibili- una forma deliberada se les desvincula.dades que esta medio brindaba al investigador.Surge así la auténtica explosión del medicamento,encuadrada en el último tercio del siglo anterior.Los fármacos evidencian de un modo claro y espe-cífico su actividad, proporcionan salud y bienestary se establece una marcada competitividad porp a rte de las compañías farmacéuticas para obte-ner el producto más ventajoso para cada patología.Los sistemas de salud de los distintos paísescubren en mayor o menor medida los costes delos medicamentos, que a su vez quedan protegi-dos por patentes (de producto o de procedimien-to de obtención) y todo ello contribuye a incenti-var la I+D que, lícitamente, encubre un negocioque promete ser próspero durante muchos años.El beneficio en salud para la humanidad ha sidoclaro, pero las fuentes de obtención de los medi-camentos corren el peligro de irse agotando, bienpor escasez de ideas, bien porque determinadasmetodologías no han proporcionado los resulta-dos que se esperaban, o bien porque los requeri-mientos de calidad, eficacia y seguridad van sien-do cada vez más estrictos. FIGURA 2. Silybum marianum. Foto: B. Vanaclocha. Fuente: www.fitoterapia.net
  3. 3. Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32 23Pensemos que los requerimientos son de distintonivel, los métodos son diferentes y hasta el léxicoque se emplea para las plantas medicinales haquedado obsoleto en buena medida.Hay que agregar, además, que algunos desapren-sivos se han valido de las plantas para introducirilegalmente sus “productos milagro”, lo cual haperjudicado seriamente a la planta medicinal, queha visto su prestigio seriamente dañado.Sin embargo está claro que poseen propiedades yque, al estar aún insuficientemente estudiadas,encierran un extraordinario potencial como fuentede principio activos que, entre otras cosas, sirvande inspiración a la síntesis. Entonces, ¿por qué, engeneral, la estima que los sanitarios tienen deellas no guarda correlación con las propiedades FIGURA 3. Achillea millefolium. Foto: B. Vanaclocha.que les ofrecen?Tal vez se explique en buena medida porque el Todos ellos son compuestos polifenólicos con unmédico no estudia las plantas medicinales a lo origen biosintético común y derivados, por tanto,largo de su formación curricular, lo que motiva de la misma estructura química, el esqueleto ben-que sean consideradas como un producto secun- zopiránico. En función de sus característicasdario. estructurales normalmente se clasifican o dividenEl problema se complica al no tener en cuenta los en flavonas, flavanoles, flavanonas, dihidroflava-posibles efectos adversos y las interacciones con noles, chalconas, antocianósidos, isoflavanoidesotros fármacos, lo cual en muchos casos resulta y derivados flavánicos (FIGURA 4). Sin embargo,de gran importancia. algunos autores prefieren separar los derivadosLos flavonoides se encuentran inmersos en este flavánicos, antocianósidos e isoflavonoides y con- servar el término de flavonoides para el resto decampo, al ser fármacos de procedencia natural. los grupos (2). Las principales fuentes de estosAdemás, presentan unas características tan parti- compuestos son frutas (cítricos, manzanas, melo-culares que junto al mejor conocimiento de las cotones, cerezas, uvas), verduras (cebollas,propiedades de los diferentes compuestos inte- pimientos verdes, brécol, tomates, espinacas),grados bajo esta denominación, han motivado hojas de té, soja y especies como Silybum maria -que se revise su estudio dejando a un lado los num, Fagopyrum sculentum, Sophora japonica,antiguos métodos por los que eran evaluados. Eucalyptus macrorrhyncha y Ruta graveolens (1-4).Breve reseña histórica La ingesta diaria en el hombre varía de 10 a 100Los flavonoides son un grupo de metabolitos mg, dependiendo de la composición de la dieta ysecundarios ampliamente distribuidos en el Reino de los hábitos alimentarios de cada zona geográ-Vegetal. Hasta el momento se han descrito más fica. Durante muchos años se sabía muy pocode 8000 moléculas (1), si bien se siguen identifi- acerca de la biodisponibilidad de los flavonoidescando nuevas estructuras. Estos compuestos se debido a la falta de métodos adecuados paraencuentran presentes en diferentes órganos vege- determinar tanto su contenido en los alimentostales como frutos, hojas, flores y cortezas (1, 2). En como los metabolitos en los fluidos corporales (4).la mayoría de los casos son responsables de las El empleo de estos compuestos en terapéutica hacoloraciones que presentan estas estructuras, sufrido varias fluctuaciones desde su introducción.aunque en ciertas ocasiones tan solo pueden per- En 1936 Rusznyak y Szent-Gyorgi fueron los pri-cibirlas los insectos para que contribuyan a la poli- meros en poner de manifiesto sus efectos benefi-nización de las especies que los contienen. Tam- ciosos sobre la normalización de la permeabilidadbién ejercen como antioxidantes, antimicrobianos, vascular alterada, así como su actuación sinérgicafotoprotectores y fitoalexinas (2, 3). con la vitamina C (2). Sin embargo, el término de fla- Fuente: www.fitoterapia.net
  4. 4. 24 Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32FIGURA 4. Estructura química de los principales grupos de flavonoides.vonoide no se introdujo hasta 1952 por Geissman obtenidas a partir de flavonoides contenidos en ely Hinre i e r (4). Desde entonces, se les han atribuido mesocarpio de los cítricos, con pequeñas modifi-un amplio número de actividades farmacológ i c a s caciones en su estructura o en su forma farma-que aparentemente no guardan relación entre si, céutica para mejorar su biodisponibilidad. Así sede las que cabe destacar sus propiedades diuréti- introdujeron en terapéutica compuestos como lacas, antiespasmódicas, antiinflamatorias, antibac- diosmina, hidrosmina, troxerrutina, hesperidina-terianas, antivirales, hepatoprotectoras, antiulcero- metil-chalcona, etc., indicados para el tratamientosas, estrogénicas, antioxidantes y antineoplásicas, de la insuficiencia venosa causante de varices,entre otras (TABLA 1). hemorroides y de otras patologías vasculares.La adjudicación de todas las propiedades al con-junto de los flavonoides sin una justificación far- ACTIVIDADES FARMACOLÓGICASmacológica de su mecanismo de acción hizo que - ANTIINFLAMATORIA - ANTIOSTEOPORÓTICAestos compuestos cayeran en desuso. De hechola Food and Drug Administration (FDA) eliminó en - DIURÉTICA - ANTIULCEROSAlos años 60 más de 200 preparados que existían - ANTIESPASMÓDICA - ESTROGÉNICAen el mercado de los Estado Unidos cuando ree- - ANTIVIRAL Y ANTIBACTERIANA - ANTINEOPLÁSICAvaluó su eficacia (5). A partir de entonces diversoscientíficos trataron de delimitar sus propiedades y - ANTITROMBÓTICA - VITAMÍNICA Pjustificar los mecanismos farmacológicos de - HEPATOPROTECTORA - ANTIALÉRGICAactuación. - ANTIOXIDANTEPosteriormente, a mediados de los 80 volvió asurgir el interés por este tipo de sustancias TABLA 1. Algunas de las actividades farmacológicas de losempleándose algunas de origen semisintético, flavonoides. Fuente: www.fitoterapia.net
  5. 5. Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32 25Hoy en día, el mejor conocimiento de su mecanis- extracción de sus flavonoides y su utilizaciónmo de acción, así como la delimitación de sus como flebotónicos. Este es el caso de los boto-actividades vinculadas a compuestos concretos, nes de Sophora japónica y las hojas de Fagopy-ha hecho que los flavonoides vuelvan a ser un cen- rum esculentum y Eucalyptus macro r r h y n c h atro de atención. También ha contribuido el hecho como fuentes de rutósido. También se han utiliza-de que se le les haya comenzado a atribuir efec- do diferentes especies del género Citrus paratos beneficiosos en enfermedades de elevada pre- obtener del mesocarpio de sus frutos, los deno-valencia en los países occidentales, como son minados citroflavonoides. Dichos compuestos sonenfermedades card i o v a s c u l a res, carcinomas y principalmente heterósidos de flavanonas (hespe-síntomas climatéricos. Aún así, la falta de datos ridósido y naringósido) y flavonas (diosmina).farmacológicos y de ensayos clínicos adecuada- Actualmente la industria farmacéutica utiliza lamente protocolizados hace que en la mayoría de diosmina obtenida por semisíntesis al igual quelos casos tan solo se les considere como una otros derivados como la hesperidina-metil-chalco-terapia de segundo orden. na (2).De hecho, en el momento actual los flavonoides Algunas especialidades proponen para estos com-se emplean manejándose de dos formas diferen- puestos indicaciones bastante discutibles, comotes. Por un lado, como principios activos aislados son los estados hemorrágicos ligados a fragilidad(en muchos casos modificados) y por otro utili- capilar, donde se engloban situaciones heterogé-zando las drogas que los contienen, bien en forma neas como accidentes vasculares de la hiperten-de cápsulas o en comprimidos o en forma de infu- sis, diabetes, etc. (6). Este sión, art e r i o s c l e rosión. Los registros necesarios para las dos situa- hecho, junto con la aparente ausencia de relaciónciones son diferentes y los requisitos de las auto- con fármacos análogos como antocianósidos,ridades sanitarias también. En el primer caso se cumarinas y dobesilato, condujo a un cierto des-exigen resultados concretos que demuestren su crédito de los fármacos anteriores.actividad flebotónica mediante ensayos clínicos No obstante, conviene destacar que estos com-fiables ante la falta de justificación de un meca- puestos evidencian eficacia clínica, si bien lanismo concreto y de datos farmacocinéticos. En investigación debería estar encaminada hacia elel segundo caso, la investigación no está incenti- esclarecimiento de su mecanismo de acción.vada pero se mira hacia otro lado en relación con Por todo ello, la Agencia Española del Medica-las actividades que se les atribuyen a los produc- mento ha realizado recientemente una revisión detos. los flebotónicos, que ha obligado a perfilar susEs la bicefalia de la Fitoterapia, que requiere de indicaciones.una intervención urgente para poner orden en En la actualidad los compuestos más utilizadostodos los sentidos. son diosmina, hidrosmina, troxerrutina y hesperi-Utilización actual de los Flavonoides dina-metil-chalcona que se encuentran indicadosHemos de distinguir tres situaciones claramente en el tratamiento sintomático de insuficienciadiferenciadas, que derivan de la forma en que son venosa crónica.manejados los flavonoides: a) principios activos b) Drogas utilizadas actualmente por su contenidoaislados que se comercializan en forma de medi- en flavonoides y derivados.camentos; b) drogas utilizadas en terapéutica En este grupo se encuentran Ginkgo biloba, Sily-como tales; c) drogas y principios activos que, bum marianum, Lespedeza capitata, Quercus ste-conteniendo flavonoides, aún están en fase de nophylla, Vaccinium myrtillus y Vitis vinifera, coninvestigación, ofreciendo interesantes perspecti- diferentes indicaciones para cada una de ellas.vas. Los frutos de Silybum marianum (cardo mariano)a) Flavonoides comercializados como medica- se han venido utilizando de manera empíricamentos desde la antigüedad como hepatoprotectores.En el caso de los principios activos aislados se Una vez identificada la composición química dehan venido utilizando diversas especies para la los frutos se ha atribuido esta acción a la silimari- Fuente: www.fitoterapia.net
  6. 6. 26 Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32na, una mezcla de favanolignanos con una marca- c) Drogas en investigaciónda acción hepatoprotectora. En los últimos años, tal vez lo más llamativo es laLa Lespedeza capitata posee en su composición introducción de algunas isoflavonas que estánnumerosos derivados flavónicos, entre los que adquiriendo una gran relevancia en la actualidaddestaca el lespecapitósido (un C-heterósido de la por su efecto estrogénico en el tratamiento de losluteolina) que le confiere propiedades diuréticas y síntomas climatéricos. También se sigue investi-antiurémicas. También posee O-heterósidos de fla- gando la utilización de flavonoides en cosmética,vonas y flavonoles. junto con su posible utilidad en melanodermias. Por otro lado, la mejora de las formulaciones galénicasEl Vaccinium myrtillus (arándano) y la Vitis vinifera ha reforzado sus indicaciones como flebotónicos(vid roja) se han utilizado en el tratamiento sinto- en la insuficiencia venosa y se está determinandomático de varices, alteraciones hemorroidales y su mecanismo de acción como antiagregantes pla-trastornos circulatorios de la menopausia debido quetarios. A todo ello hay que añadir el estudio dea los efectos farmacológicos de las antocianinas los posibles efectos adversos al interaccionar cony leucoantocianidinas sobre el territorio capilar y otros medicamentos que se administren de formavenoso (2-4). También se ha descrito la indicación conjunta.en la retinopatía diabética para drogas de estas Síntomas climatéricosespecies, aunque el efecto mejorador de la circu- Numerosos estudios epidemiológicos han relacio-lación es difícilmente evaluable (4). nado la menor incidencia de sintomatología clima-El Ginkgo biloba posee en su composición quími- térica en los países orientales con los hábitos ali-ca dos grupos de compuestos dotados de activi- menticios que poseen estas culturas (1-3-8-9-10). Endad farmacológica; se trata de flavonas y diterpe- China y Japón se consumen elevadas cantidadesnos conocidos como ginkgólidos. Estos últimos de alimentos que contienen fitoestrógenos, uninhiben el factor de agregación plaquetaria (PAF) grupo de compuestos de naturaleza no esteroídi-que interviene en numerosos procesos relaciona- ca, procedentes de diferentes especies vegeta-dos con la liberación de mediadores celulares. Se les. Todos ellos poseen una estructura difenólicaha sugerido que la captación de radicales libres similar a la estrogénica (1, 8, 9) por lo que podríanpor parte de los compuestos flavónicos pudiera tener capacidad de interaccionar con los recepto-contribuir a su actividad. Todo ello hace que el res para el 17b-estradiol (7, 9-11).extracto estandarizado que se utiliza en terapéuti- En esta categoría de compuestos se engloban liga-ca se presente como vasorregulador e inhibidor nos, cumestanos, derivados de re s o rcinol e isofla-de la agregación plaquetaria. Aparece indicado en vonas. En la actualidad las isoflavonas son las queel alivio sintomático de los trastornos circulatorios ofrecen un mayor interés, debido al elevado núme- ro de estudios que se han realizado con estos com-leves cerebrales (vértigos y mareos) y de las puestos en el tratamiento de síntomas climatéricosextremidades (calambres y sensación de frío en y de diversos procesos tumorales (12-14).las piernas) (2, 6). Las isoflavonas se encuentran presentes en diver-Además de las indicaciones tradicionales, en la sas especies si bien las principales fuentes deactualidad están surgiendo nuevas propuestas estos principios activos son la soja (Glycine max)para estas drogas. En el caso del ginkgo se están y el trébol rojo (Trifolium pratense) (9-11). Su activi-realizando ensayos en la enfermedad de Alzhei- dad estrogénica se puso de manifiesto en losmer y se ha propuesto para el tratamiento de los años 40 cuando se responsabilizó a los campossíntomas derivados de la insuficiencia circulatoria de trébol de la infertilidad de las ovejas en elcerebral, como trastornos en la vigilancia, memo- oeste de Australia (3).ria y funciones cognitivas asociadas a procesos La mayoría de los datos proporcionados por losde envejecimiento y senilidad, demencias y cam- investigadores evidencian un efecto positivo debios de humor (7). De cualquier forma son necesa- las isoflavonas sobre la sintomatología climatéri-rios estudios clínicos bien protocolizados. ca, principalmente en lo que se refiere a los sín- Fuente: www.fitoterapia.net
  7. 7. Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32 27 de té se ha venido utilizando en champús y dentí- fricos desde hace 10 años en China. Numerosas especies vegetales que contienen fla- vonoides (Hamamelis, Corylus) se han utilizado tradicionalmente en cosmética por su actividad sobre el lecho vascular. Su efecto se ha atribuido a diferentes propiedades: actividad antihialuroni- dasa, actividad inhibidora de peroxidaciones y estimuladora de prolin-oxidasa (18). Debido a las propiedades antioxidantes de los fla- vonoides en general, se emplean en cremas hidra- tantes y antienvejecimiento. El mecanismo pro-FIGURA 5. Ginkgo biloba. Foto: B. Vanaclocha. puesto es la captación de radicales libres originados por el estrés oxidativo que evita eltomas vasomotores. Este hecho se relaciona con daño celular y contribuye a dicha actividad (18, 19).una acción agonista sobre los receptores estro- Algunos ejemplos son los flavonoides de la man-génicos del centro termorregulador hipotalámico, zanilla romana (Chamaemelum nobile), milenramaespecialmente sobre los receptores b (9, 12, 13). (Achillea millefolium) y extractos de té verde (2, 17).Dentro de los mecanismos farmacológicos por Otra propiedad de los flavonoides con interés enlos que las isoflavonas ejercen su acción se cosmética es su acción filtrante de ciertas longi-encuentra una actividad inhibidora enzimática que tudes de onda que pertenecen a la radiación UV yse relaciona con sus propiedades antiosteoporóti- visible. En concreto algunas flavanonas y antocia-cas. Como consecuencia de su actividad inhiben nos son filtros de radiaciones a 280nm, mientrasel metabolismo y, por lo tanto, la actividad de los que las flavonas filtran las radiaciones UVA. Algu-osteoclastos, principales responsables de la nos ejemplos de los flavonoides utilizados en for-resorción ósea (9). Las isoflavonas son capaces de mulaciones cosméticas con este fin son la silima-disminuir la pérdida de masa ósea pero no de rina (Silybum marianum), los flavonoides diméricosrevertir la osteoporosis establecida (15, 16). del Ginkgo y los antocianósidos del VacciniumDermofarmacia myrtillus (18). Por otro lado algunas especies con elevado con-Los flavonoides también han encontrado aplica- tenido en flavonoides se han utilizado por sus pro-ción en diversas líneas de cosmética o dermofar- piedades despigmentantes en léntigo senil comomacia. Por ejemplo, los extractos de hojas de té Achillea millefolium y diferentes especies del géne-(Camellia sinensis var. sinensis o assamica) se uti- ro C i t r u s. El mecanismo farmacológico permanecelizan en dentífricos, colutorios, chicles y mejora- sin definir al completo aunque se apunta hacia ladores del aliento por sus propiedades antibacte- actividad inhibidora de tirosinquinasas (18).rianas y desodorantes (17). Los principios activosque mayoritariamente encontramos en el té son Agregación plaquetariacatequinas (epicatequina y sus galatos) y los fla- Otra propiedad importante es su efecto sobre lavonoles simples quercetina, kemferol y miricetina. agregación plaquetaria. Numerosos estudios hanEstos compuestos poseen actividad frente a dos destacado las propiedades inhibidoras de la agre-de las principales bacterias causantes de caries gación plaquetaria en ensayos in vitro e in vivo (4, 10, 13, 20).dental, Streptococcus mutans y Streptococcussabrins. Diversos estudios epidemiológicos pusie- Diversos flavonoides interfieren sobre el procesoron de manifiesto una menor incidencia de caries de agregación alterando el metabolismo del ácidodentales en escuelas japonesas próximas a plan- araquidónico, pero cada compuesto posee su pro-taciones de té. Por otro lado las catequinas, prin- pio espectro en las diferentes vías del sistema (4).cipalmente los galatos de epicatequina, presentan Algunos autores afirman que eriodictiol y querce-una fuerte actividad desodorante (17). El extracto tina son capaces de inhibir la ciclooxigenasa Fuente: www.fitoterapia.net
  8. 8. 28 Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32(COX), un enzima clave en las cascada de la agre- Al encontrase los niveles plasmáticos más eleva-gación plaquetaria (4). Otros proponen que ciertas dos aumenta también la toxicidad cardiaca de laestructuras, como la hispidulina (flavonol aislado terfenadina que se traduce en un incremento delde Clerodendrum petasites y Digitalis lanata), son segmento QTc.capaces de inhibir la adhesión y agregación pla- Acción neuroprotectoraquetaria y de incrementar los niveles de adenosi-na monofosfato cíclico (AMPc) en la plaqueta. Sin El estrés oxidativo es un factor que contribuye aembargo, el auténtico mecanismo de acción per- la patogénesis de desórdenes neurodegenerati-manece sin dilucidar (21, 22). vos como las enfermedades de Parkinson, Alzhei- mer y esclerosis lateral amiotrófica (26, 27).Interacciones farmacológicas Algunas experiencias realizadas con animales hanLa inhibición que ejercen sobre numerosas enzi- sugerido que la administración de flavonoidesmas es la responsable de algunas de sus propie- puede revertir la transducción deficiente de seña-dades. Su actividad antiinflamatoria se relaciona les neuronales relacionada con la edad, así comocon la inhibición de lipooxigenasas (LOX), fosfoli- los déficit cognoscitivos y motores. El efecto pro-pasas, COX y fosfodiesterasas. Por otro lado algu- tector se ha asociado a sus propiedades antioxi-nos compuestos del grupo actúan como inhibido- dantes y captadoras de radicales libres (28), asíres de tirosinquinasas y por lo tanto son capaces como a su actividad sobre la peroxidación lipídicade reducir la proliferación celular (1). (27). Este hecho presenta a los flavonoides comoTambién modulan la actividad de las citocromo posibles agentes neuro p ro t e c t o re Extractos s.P450 monooxigenasas. Los flavonoides inhiben el estandarizados de ginkgo (6), además de cianidina,citocromo presente en el hígado y el intestino epicatequina y kemferol (26) se están evaluando(CYP3A4), responsable del metabolismo de apro- con este fin.ximadamente el 50% de los agentes terapéuticos(1, 23-25). La administración simultanea de flavonoi- Actividad antitumoraldes con fármacos que sufran este metabolismo Se están realizando numerosos estudios parapuede originar interacciones farmacocinéticas encontrar el posible mecanismo de acción antitu-que conducen a un incremento de la toxicidad del moral de los flavonoides (3, 29-32). Entre las diferen-propio fármaco o a una disminución de su efecto tes posibilidades que se barajan se encuentra laterapéutico. Entre los flavonoides capaces de esti- actividad estrogénica, sus propiedades antiproli-mular al CYP3A4 aparece la tangeretina, mientras ferativas, la inducción de apoptosis y el secuestroque silimarina, bisapigenina e hiperforina (presen- de células en una fase del ciclo, sus propiedadestes en Hypericum perforatum) actúan como inhibi- antioxidantes y la posible inducción de enzimasdores (1). destoxificadoras de fase II (3).Quizá uno de los ejemplos mejor documentados La capacidad de las isoflavonas (genisteína y daid-sea la interacción que se produce con el zumo de zeína) para inhibir enzimas tirosinquinasas hacepomelo. Naringenina, naringina y bergamotina que sean firmes candidatos para el tratamiento de(una furanocumarina) se consideran los responsa- carcinomas prostáticos y de mama (8, 9, 33).bles de la disminución del metabolismo hepático Numerosos estudios epidemiológicos sugierende ciertos fármacos (1, 24-25). La ingesta de zumo de que el consumo de té verde posee un efecto pro-pomelo se ha asociado con un aumento de los tector frente algunos tipos de cáncer. El posibleniveles plasmáticos de terfenadina, ciclosporina y mecanismo quimiopreventivo parece implicar lanifedipino (25). modulación de las enzimas CYP1A, encargadasLa interacción del zumo de pomelo más estudia- de la bioactivación de varios carcinomas (31).da ha sido la que se produce con el antihistamíni- También se ha estudiado la actividad antiprolifera-co terfenadina, ya que fue la primera en detectar- tiva y apoptótica de los flavonoides de Sophorase. Como consecuencia de la inhibición del flavescens (32) y la inducción de enzimas destoxifi-metabolismo hepático del fármaco se produce un cadoras de fase II por parte de las flavonas quer-incremento en los niveles plasmáticos del mismo. cetina, morina y sus derivados (29, 30). Fuente: www.fitoterapia.net
  9. 9. Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32 29Acción inmunosupresora Acción antiasmáticaLa interacción de los flavonoides sobre las res- Numerosos flavonoides como baicaleína, medi-puestas específicas del sistema inmunitario es carpina y davidigenina han sido estudiados porcompleja y permanece aún sin dilucidar completa- sus propiedades inhibitorias de leucotrienos y semente; las observaciones realizadas in vitro no emplean en el tratamiento del asma bronquial.siempre se correlacionan con las estudiadas in En Fitoterapia, podemos encontrar la planta medi-vivo y además, los efectos de diferentes flavonoi- cinal Saiboku-to que ha sido empleada tradicional-des pueden ser antagónicos, siendo en algunos mente por sus propiedades antiasmáticas debidascasos inmunosupresores y en otros inmunoesti- fundamentalmente a la presencia de flavonoidesmuladores. entre sus componentes (36).Los flavonoides parecen actuar sobre distintos Acción antialérgicasistemas enzimáticos que están relacionados enla respuesta inmune y en la génesis de procesos La actividad antialérgica presentada por los flavo-inflamatorios, especialmente en la trasducción de noides se debe a la capacidad de los mismosseñales de activación celular (34). para actuar sobre los mastocitos y los basófilos, que tienen un importante papel en la patogénesisAcción antiinflamatoria de alteraciones como la rinoconjuntivitis, el asmaLa mayoría de los flavonoides afectan a las reac- bronquial, la urticaria y la anafilaxia. Tanto masto-ciones inmunológicas no específicas (reacciones citos como basófilos presentan en la superficieinflamatorias agudas) mediante la supresión de la celular receptores de IgE de alta afinidad cuyafagocitosis de los macrófagos, de la liberación de ocupación de estos receptores desencadena lasustancias oxidantes de los neutrófilos y de la s e c reción de histamina y otros mediadores.activación de los mastocitos. Su interacción con Varios flavonoides como la quercetina, miricetinael metabolismo del ácido araquidónico y la inhibi- y el kemferol han mostrado su capacidad paración de mediadores proinflamatorios como las inhibir estos procesos secretores (34, 37).prostaglandinas o los leucotrienos pueden ser Acción antiulcerosatambién responsables de esta actividad (35). Ha sido estudiada la capacidad de inhibición queTradicionalmente han sido empleadas en fitotera- presentan ciertos flavonoides sobre el crecimien-pia diversas plantas por sus propiedades antiinfla- to de la bacteria Helicobacter pylori causante dematorias; éste es el caso de la milenrama, (Achi- un elevado número de úlceras gastro-duodenalesllea millefolium (L.), Asteraceae) empleada también en los países desarrollados. Diosmetina, hespere-por sus propiedades antiespasmódicas, debidas tina, naringenina y ponciretina, presentan dichaposiblemente a la presencia de luteolina, apigenina actividad, siendo esta última la que presentay sus glucósidos en C-7 así como flavonas y flavo- mayor eficacia (38).noles metoxilados en C-6, di y trimetilados (2). Otros estudios parecen asociar también las pro- piedades antiulcerosas de diversas plantas a la capacidad que presentan ciertos flavonoides para inhibir la actividad enzimática de la fosfatasa alca- lina (39). Acción antiviral Las propiedades antivirales de los flavonoides son conocidas desde los años cuarenta. En la actuali- dad ha sido demostrada la capacidad de com- puestos como la quercetina, rutina, dihidroquer- cetina (también denominada taxifolina), apigenina, hesperidina, leucocianidina, morina, dihidrofiseti- na y naringenina, llegando incluso, a estudiarse laFIGURA 6. Camellia sinensis. Foto: B. Vanaclocha. posibilidad de administrar tratamientos combina- Fuente: www.fitoterapia.net
  10. 10. 30 Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32dos de flavonoides con otros agentes antivirales antigüedad en la medicina tradicional china. Hanpara incrementar su eficacia (40). sido realizados ensayos clínicos en los que seUn ejemplo de las propiedades de estos com- estudian los beneficios del empleo de estos com-puestos es la inhibición que producen en el cre c i- puestos en el tratamiento de los síntomas ligadosmiento del herpes virus simple. Han sido estudia- a la insuficiencia cerebral del anciano (dificultadesdos los extractos de la planta medicinal búlgara de concentración, alteraciones en la memoria,Geranium sanguineum L. y se ha puesto de mani- confusión, trastornos del humor, etc.) (2, 45).fiesto que el elevado contenido de compuestos Una de las plantas medicinales más empleadaspolifenólicos es el que propicia estos efectos. Asi- por su actividad antidepresiva es el hipérico (Hype-mismo, en la actualidad están siendo estudiadas ricum perforatum L., Hipericaceae). Algunos auto-las propiedades de ciertos flavonoides para inhibir res sugieren que la presencia de flavonoides comola transcriptasa inversa del VIH, lo que podría supo- la isoquercitrina, miquelianina y astilbina podríaner un potencial tratamiento para el SIDA (41-42). estar relacionada con esta actividad (46).Acción antibacteriana Acción antiespasmódicaEn la actualidad, la búsqueda de nuevos fármacos Numerosos flavonoides han sido estudiados porque puedan ser empleados para el tratamiento de sus propiedades espasmolíticas. La utilización deinfecciones bacterianas ha generado estudios que plantas medicinales como el tomillo (Thymus vul-demuestran la capacidad de los flavonoides para garis L., T. zygis L., Lamiaceae) con este fin, se jus-producir esta actividad sobre bacterias Gram tifica por la presencia de flavonas como la luteolinapositivas y negativas (ejemplos: S. aureus, E. coli, o la apigenina. Lo mismo ocurre con los flavonoi-Enterobacter o Proteus). des de la menta (Mentha piperita L., Lamiaceae)Un ejemplo de esta actividad es la inhibición del como xantomicrol, gardeninas B y D o eriodictiol ycrecimiento de cepas de Staphilococcus aureus los del regaliz (Glycyrrhiza glabra L., Leguminosaeresistentes a meticilina. La actividad antibacteria- (F a b a c e a e) liquiritigenina o isoliquiritigenina (2-47).na parece ser dependiente de la estructura quími-ca de éstos compuestos, siendo las chalconas Acción diuréticamás eficaces que las flavonas y las flavanonas y Una de las drogas más utilizadas por sus propie-pudiéndose modificar estos efectos mediante la dades diuréticas es la hoja de ortosifón (Orthosi-introducción de grupos hidroxilo en posición 2´ de phon stamineus Bentham, Lamiaceae). Esta plan-las chalconas y 5 de las flavonas y flavanonas (43). ta también llamada té de Java, posee flavonoidesAcción antioxidante/hipolipemiante polimetoxilados que presentan propiedades diuré- ticas (47).Los flavonoides junto con los tocoferoles (alfa-tocoferol o vitamina E), carotenoides y el ácido Finalmente conviene destacar las propiedadesascórbico (vitamina C) son ejemplos de agentes recientemente descubiertas sobre diferentesantioxidantes incorporados a la dieta. En la actua- lechos vasculares, en especial el territorio coro-lidad están siendo realizados numerosos estudios nario. De confirmarse estos resultados en huma-sobre esta actividad y sus potenciales beneficios, nos, es muy probable que los flavonoides recupe-principalmente en la prevención de patologías ren el prestigio perdido y vuelvan al primer planocomo la aterosclerosis, en la que la peroxidación de la actualidad.lipídica es esencial para el desarrollo de la enfer-medad (44). Dirección de contacto Francisco Zaragozá GarcíaEfectos sobre el sistema nervioso central Departamento de FarmacologíaLos flavonoides del ginkgo (Ginkgo biloba L., G i n k- Facultad de Farmacia · Universidad de Alcalág o a c e a e) son los responsables de las acciones Ctra. Nacional II Km. 33,600vasorreguladoras e inhibidoras de la agregación 28871 Alcalá de Henares (Madrid)plaquetaria por las que ha sido empleado desde la francisco.zaragoza@uah.es Fuente: www.fitoterapia.net
  11. 11. Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-32 31Referencias bibliográficas 16. Di Carlo G, Mascolo N, Izzo A A, Capasso F. Flavonoids:1. Hodek P, Trefil P, Stiborova M. Flavonoids-potent and ver- old and new aspects of a class of natural therapeutic drugs.satile biologically active compounds interacting with cytoch- Life Science 1999; 65:337-353.romes P450. Chemico-Biological Interactions 2002; 139:1- 17. Wang H, Provan G J, Helliwell K. Tea flavonoids: their21. functions utilisation and analysis. Trends in Food Science &2. Bruneton J. Flavonoides. En: Farmacognosia. Fitoquímica Technology 2000; 11:152-160.plantas medicinales. Segunda Edición. Pp. 305-341. España: 18. Pons L, Parra J L. Principios activos vegetales. En: Cien-Editorial Acribia S.A., 2001. cia cosmética. Pp. 2975-281. Madrid: Consejo General de3. Birt D F, Hendrich S, Wang W. Dietary agents in cancer Colegios Oficiales de Farmacéuticos, 1995.prevention: flavonoids and isoflavonoids. Pharmacology & 19. Rice-Evans C. Flavonoid antioxidants. Current MedicineTherapeutics 2001; 90: 157-177. Chemistry 2001: 8.797-807.4. De Wiel A, Golde P H M, Hart H Ch. Blessings of the grape. 20. Rein D, Paglieroni T G, Wun T, Pearson D, Schmitz H H,European Journal of Internal Medicine 2001; 12:484-489. Gosselin R et al. Cocoa inhibits platelet activation and func-5. Harborne J B, Mabry T J, Mabry H. The Flavonoids. United tion. The American Journal of Clinical Nutrition 2000; 72(1):States: Academic Press Inc., 1975. 30-35.6. Catálogo de Especialidades Farmacéuticas. Colección 21. Hazekamp A, Verpoorte R, Panthong A. Isolation of aConsejo. Consejo General de Colegios Oficiales de Farma- bronchodilator flavonoid from the Thai medicinal plan Clero-céuticos. 2001. dendrum petasites. Journal of Ethnopharmacology 2001;7. Yao Z, Drieu K, Papadopoulos V. The Ginkgo biloba extract 78:45-49.EGb 761 rescues the PC12 neuronal cells from b-amyloid- 22. Freedman J E, Parker C, Li L, Perlman J A, Frei B, Iva-induced cell death by inhibiting the formation of b-amyloid- nov V et al. Select flavonoids and whole juice from purple gra-derived diffusible neurotoxic ligands. Brain Research 2001; pes inhibit platelet function and enhace nitric oxide release.889:181-190. Circulation 2001; 103:2792.8. Setchell K DR, Cassidy A. Dietary isoflavones: biological 23. Lown K S, Bailey D G, Fontana R J, Janardan S K, Adaireffects and relevance to human health. Journal of Nutrition C H, Fortlage L A et al. Grapefruit juice increases felodipine1999; 129(3):758-767. oral aviability in humans by decreasing intestinal CYP3A pro-9. Navarro M C, Beltrán E. Fitoestrógenos: Posibilidades tein expression. The Journal of Clinical Investigation 1997;terapéuticas. Revista de Fitoterapia marzo 2001; vol 1 (3): 99 (10):2545-2553.165-180. 24. Ho P C, Saville D J, Coville P F, Wanwimolruk S. Content10. Setchell K DR. Phytoestrogens: the biochemistry, of CYP3A4 inhibitors, naringin, naringenin and bergapten inphysiology, and implications for human health of soy isofla- grapefruit and grapefruit juice products. Pharmaceutica Actavones. American Journal of Clinical Nutrition 1998; Helvetiae 2000; 74: 379-385.68(suppl):1333S-1346S. 25. Ueng Y-F, Chang Y-L, Oda Y, Park S S, Liao J-F, Lin M-F11. Wang H X, Ng T B. Natural products with hypoglycemic, et al. In vitro and in vivo effects of naringin on cytochoromehypotensive hypocholesterolemic, antiathero s c l e rotic and P450-dependent monooxygenase in mouse liver. Life Scien-antithrombotic activities. Life Sciences 1999; 65 (25): 2663- ce 1999; 65(24): 2591-2602.2677. 26. Blaylock R L. Neurodegeneration and aging of the cen-12. Casagrande F, Darbon J M. Effects of structurally rela- tral nervous system: prevention and treatment by phytoche-ted flavonoids on cell cycle progression of human melanoma micals and metabolic nutrients. Integrative Medicine 1998;cells: regulation of cyclin-dependente kinases CDK2 and 1(3): 117-133.CDK1. Biochemical Pharmacology 2001; 61:1205-1215. 27. Schroeter H, Williams R J, Matin R, Iversen L, Rice-Evans13. Howard B V, Kritchevsky D. Phytochemicals and cardio- C. Phenolic Antioxidants attenuate neuronal cell death follo-vascular disease. Circulation 1997; 95 (11): 2591-2593. wing uptake of oxidized low-density lipoprotein. Free Radical14. Lichtenstein A H. Soy protein, isoflavones and cardio- Biology & Medicine 2000; 29 (12): 1222-1233.vascular disease risk. The Journal of Nutrition 1998; 128 28. Ishige K, Schubert D Sagara Y. Flavonoids protect neuro-(10):1589-1592. nal cells from oxidative stress by three distinct mechanisms.15. Picherit C, Bennetau-Pelissero C, Chanteranne B, Lebec- Free Radical Biology & Medicine 2001; 30 (4): 433-446.que P, Daricco M J, Barlet J P et al. Soybean isoflavones 29. Valerio L G, Kepa J K, Pickwell G V, Quattrochi L C.dose-dependently reduce bone turnover but do not reverse Induction of human NAD(P)H: quinone oxidoreductase (NQO1)established osteopenia in adult ovariectomized rats. The gene expression by the flavonol quercetin. Toxicology lettersJournal of Nutrition 2001; 131:723-728. 2001; 119: 49-57. Fuente: www.fitoterapia.net
  12. 12. 32 Revista de Fitoterapia 2002; 2 (1): 21-3230. Ikegawa T, Othani H, Koyabu N, Juichi M, Iwase Y, Ito Ch metabolites. Planta medica 1999; 65(5): 442-443.et al. Inhibition of P-glycoprotein by flavonoid derivatives in 39. Obi E, Emeh J K, Orisakwe O E, Afonne A J, Ilondu N A,adriamycin-resistant human myelogenous leukaemia Agbasi P U. Investigation of the biochemical evidence for the(K562/ADM) cells. Cancer Letters 2002; 177: 89-93. antiulcerogenic activity of Synclisia scabrida. Indian Journal31. Williams S N, Shih H, Guenette D K, Brackney W, Deni- of Pharmacology 2000; 32(6):381-383.son M S, Pickwell G V et al. comparative studies on he 40. Homma M, Minami M, Taniguchi C, Oka K, Morita S, Niit-effects of green tea extracts and individual tea catechins on suma T. et al. Inhibitory effects of lignanes and flavonoids inhuman CYP1A gene expression. Chemico-Biological Interac- saiboku-to, a herbal medicine for bronchial asthma, on thetions 2000; 128: 211-229. release of leucotrienes from human polimorphonuclear leu-32. Ko W G, Kang T H, Kim N Y, Lee S J, Kim Y C, Ko G I et kocytes. Planta medica 2000; 66(1): 88-91.al. Lavandulyflavonoids: a new class of in vitro apoptogenic 41. Serkedjeva J, Ivancheva S. Antiherpes virus activity ofagents from Sophora flavescens. Toxicology in Vitro 2000; extracts from the medicinal plant Geranium sanguineum L. J-14: 429-433. Etnopharmacol. 1999; 64(1):59-68.33. Rosenberg Zand R S, Jenkins D J A, Brown T T, Diaman- 42. Matthee G, Wright A D, Konig G M. HIV reverse trans-dis E P. Flavonoids can block PSA production by breast and criptase inhibitors of natural origin. Planta medica 1999;p rostate cancer lines. Clinica Chimica Acta 2002; 317: 17-26. 65(6):493-506.34. Ielpo M T L, Basile A, Miranda R, Moscatiello V, Nappo 43. Alcaraz L E, Blanco S E, Puig O N, Tomas F, Ferretti FC, Sorbo S. et al. Inmunopharmacological properties of fla- H. Antibacterial activity of flavonoids against methicillin-resis-vonoids. Fitoterapia 2000; 71 S101-109. tant Staphilococcus aureus strains. J.theor.Biol. 2000;35. Guardia T, Rotelli A E, Juarez A O P, Pelzer L E. Anti- 205:231-240.inflammatory properties of plant flavonoids. Effects of rutin,quercetin and hesperidin on adjuvant arthritis in rat. Il farma- 44. Fuhrman B, Aviram M. Flavonoids protect LDL from oxi-co 2001; 56: 683-687 . dation and attenuate athero s c l e rosis. Curr-Opin-Lipidol. 2001; 12 (1):41-8.36. Taniguchi C, Homma M, Takano O, Hirano T, Oka K,Aoyagi Y. et al Pharmacological effects of urinary products 45. Curtis Prior P, Vere D, Fray P. Therapeutic value of Gink-obtained after treatment with Saiboku-to, a herbal medicine go biloba in reducing symptons of decline in mentalfor bronchial asthma, on type IV allergic reaction. Planta symptons. J-Pharm-Pharmacol 1999; 51(5): 535-41.medica 2000; 66(7):607-11. 46. Butterweck V, Juergenliemk G, Nahrstedt A, Winterhoff37. Middleton J R E, Kandaswami C, Theoharides C T. The H. Flavonoids from Hypericum perforatum show antidepre-effects of plant flavonoids on mammalian cells: Implications sant activity in the forced swimming test. Planta Medicafor inflammation, heart disease, and cancer. Pharmacologi- 2000; 66(1):3-6.cal reviews 2000; 52: 673-751. 47. Cañigueral S, Vila R, Wichtl m. Plantas Medicinales y38. Bae Eun Ah, Han Myung Joo, Kim Dong Hyun. In vitro Drogas Vegetales para Infusión y Tisana. OEMF Internacional,anti-Helicobacter pylori activity of some flavonoids and their 1998. Fuente: www.fitoterapia.net

×