Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Revista Yunke nº 17, Septiembre-Octubre 2018. Órgano de Expresión de la Sección Sindical del S.A.T. en Navantia San Fernando. La Carraca-S.F.

178 views

Published on

INDICE:
LUCHA OBRERA
- Declaración del SAT de Cádiz ante el caso de la venta de
armas a Arabia Saudí y su implicación en Navantia-SF
- ¡Marisa Readmisión! Concentración 26-09-2018
- I Escuela Feminista Popular del SAT en Sanlúcar de Barrameda

MEMORIA OBRERA
- Memoria y Lucha (1931-2018)
- El SAT ocupa simbólicamente las tierras del fascista Queipo
como homenaje a Blas Infante
- Homenajes a los represaliados por el fascismo en la Bahía de Cádiz

CLASE TRABAJADORA
- Eléctricas: Continúa el expolio.
- Nueva agresión a la clase trabajadora

- LA MAREA DE PENSIONISTAS SIEMPRE ALTA. ¡GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN!

SOLIDARIDAD OBRERA
- De “mare nostrum”a fosa común
- Chile a 45 años del Golpe (1973-2018)
- Obituario

LUCHA OBRERA
- LOS FRUTOS DEL CERRO SERÁN DE QUIEN LO TRABAJA
- OFICINA SINDICAL CONTRA LA PRECARIEDAD

Unión Local del Sindicato Andaluz de Trabajadores/as en Cádiz . Local “Barrio Abierto”. C/ San Gabriel Nº 1 - Barriada “Los Porches”. Cádiz
sat_sfernando@navantia.es
sindicatoandaluzcadiz@gmail.com

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Revista Yunke nº 17, Septiembre-Octubre 2018. Órgano de Expresión de la Sección Sindical del S.A.T. en Navantia San Fernando. La Carraca-S.F.

  1. 1. tica de altura de proyección revolucionaria que requiere de una prolongada acumula- ción de fuerzas que acabe con el sistema capitalista e imperialista que está llevando al escenario mundial a una nueva barbarie de la que el régimen saudí no es sino uno de sus peores abortos. — Por tanto, no vemos correcto culpa- bilizar a quienes trabajan en las empresas fabricantes de material bé- lico de la clientela a la que se vende este material. In- sistimos en que estamos ante una tarea política de alcance en términos de militancia anticapitalista y antiimperialista a fin de que nuestros compañeros de la clase obrera no ten- gan que vender su fuerza de trabajo para la produc- ción de mercancías que siembran la muerte; de la misma manera que es un reto estratégico mayor que nuestro pueblo no consuma mercancías realizadas con la superexplotación crimi- nal que nuestras empresas multinaciona- les “estelares” imponen en los talleres de la ignominia del llamado Tercer Mundo. — Ahora bien, si en un momento dado, por contradicciones en determinadas ins- tancias estatales o incluso a nivel interna- cional entre bloques imperialistas, se se- ñala de forma parcial a un odioso régimen como el de Arabia Saudí (que ni siquiera [...] E n el anuncio proclamado desde las instancias gubernamentales y de sus actuales aliados de no vender armas utilizables directamente en la masacre del pueblo yemení ha habido mucho de “postureo” y oportunismo pre-electoral; entre otras cosas, para dar un barniz progresis- ta y elegir temas de los que distinguirse de la derechona, y así eludir “meter el diente” a lo que realmente es el programa del verdadero cambio que se correspondía con las movilizaciones de los últimos años. No ha sido realmente una postura de principio. No ya porque finalmente han echado marcha atrás con decla- raciones vergonzosas por parte de diferentes elementos del go- bierno, sino porque desde el comienzo se vio que se utilizaba como arma arrojadiza entre las diferentes sucursales de las mar- cas electorales en juego. Unas sucursales interesadas, ante todo, en situarse lo me- jor posible ante el largo período electoral que de nuevo se avecina empezando por la primaria confección de sus listas. — Es completamente hipócrita desgajar al régimen ultrarreaccionario de Arabia Saudí del conjunto del bloque guerrero imperialista occidental, sin el cual no se puede entender la destrucción bárbara a que se viene sometiendo a todo Oriente Medio desde hace años (Irak, Libia, Si- ria,…) y ahora Yemen. Arabia Saudí es un abominable peón de un bloque imperia- lista que bajo ningún concepto podemos tildar de acoger democracias ejemplares a los que sí se pueden vender armas, como es el caso de una larga lista que encabe- zan EEUU, Inglaterra, Francia y Alemania en tanto que miembros cualificados de la organización terrorista por excelencia: la OTAN. Así, la negación de ventas a este execrable peón que es Arabia Saudí no puede hacerse sustrayéndolo del tablero imperialista del que el Estado español es activo jugador, todo él, de forma criminal. Estamos, pues, ante una cuestión de polí- Declaración del SAT de Cádiz ante el caso de la venta de armas a Arabia Saudí y su implicación en Navantia-SF Extracto del comunicado del pasado 18 de septiembre nº 17, Septiembre-Octubre 2018 u n e Órgano de Expresión de la Sección Sindical del S.A.T. en Navantia San Fernando. La Carraca-S.F. Poniendo rumbo a nuestra clase, nuestra mayor empresa Se aceptan donativos hasta 0,50€
  2. 2. ciones que alimenten chantajes comercia- les por parte de Arabia Saudí. — Denunciamos el discurso vomitivo de los portavoces de los “sindicatos mayo- ritarios” que han impulsado las recientes movilizaciones; una convocatoria que ha tenido por estos lares el apoyo –no hay que sorprenderse– de la caverna polí- tico-mediática de siempre. Pero que ha contado también con la connivencia –ha- brá que sorprenderse cada vez menos– de las llamadas “fuerzas del cam- bio” más locales que han an- tepuesto no la lógica prudencia de una concienciación a largo plazo, sino un maniobrerismo cortoplacista electoral lleno de demagogia (otra vez primaria) sin apenas ningún cambio con respecto a la derecha de siem- pre. — Por último, llamamos a engrosar las filas de quienes apuestan por un cambio de modelo productivo en la Bahía de Cádiz, sostenible en lo ener- gético y alejado de la industria de la guerra. Pero hacemos ese llamamiento desde la convic- ción de que nada mejor para acercar su materialización que integrar esa justa reivindicación en una estrategia contundente y clara de superación de un sistema que necesita de la precarización industrial que mata. Y de la industria de la muerte que presupone el chantaje de la miseria para asegurarse su infame singla- dura. Cádiz, 18 septiembre 2018 sindical ni en el de otra índole de concien- ciación y de organización combativas si el trabajo militante no parte de principios. Estos no bastarán: serán sólo, en el senti- do más literal del término, un “comienzo”. Pero comienzo ineludible para no corrom- per todo el camino. Toca especialmente a las organizaciones militantes salvaguardar esos principios por mucha (y necesaria) comprensión que tengamos con determi- nados colectivos laborales. Por eso: — No avalamos ni pasadas ni futuras movilizaciones que exijan que se vendan armas letales utilizables por una asesina dictadura proimperialista y reaccionaria con tal de que no rompa determinados contratos. En consecuencia, por más que sepamos del juego politiquero que rodea todo este asunto, no apoyamos moviliza- guarda las formas para mejor cometer su crimen como sí hacen las viejas potencias “democráticas” imperialistas, de largo e incesante currículo infame de atrocidades), si ese odioso régimen es señalado, aun- que sea por intereses espurios, entonces, ¿cómo no aprovechar la coyuntura y con- tribuir a su aislamiento y destrucción pero siempre desde un discurso y una acción globales antiimperialistas? Por eso, apo- yaremos toda movilización que dificulte la acción criminal de Arabia Saudí en Yemen. — Expresamos nuestra comprensión por la angustia de los trabajadores y trabaja- doras ante la falta de “carga de trabajo” en general, y en particular en la machacada Bahía de Cádiz. Y bajo ningún concepto apoyamos los pronunciamientos militan- tes que les califican de “reaccionarios”. Caer en eso es completamente contra- producente e impropio de quien pretenda un trabajo paciente de concienciación y de fortalecimiento de la clase obrera. Otra cosa es el tratamiento que se dispense a esos representantes del sindicalismo lla- mado mayoritario, totalmen- te integrado en el sistema y que desde hace décadas ha venido aislando, atomizando, dispersando, desmoralizando y dividiendo a la clase traba- jadora que, efectivamente, co- noció casos gloriosos como cuando se impidió entrar en la misma factoría de San Fernando al buque-centro de torturas chileno “Esmeralda”. Pero aquello fue el resultado de un terreno previamente regado de organización y de cohesión obrera. Y es que la solidaridad y hasta el heroís- mo también se organizan con paciencia y humildad militan- tes; lo que incluye cuidar mucho en qué términos nos dirigimos al resto de nuestra clase. Sobre todo, esta es una exigencia para quien tiene el honor de militar sin cálculo personal alguno al servicio de la causa obrera y popular. — Pero ciertamente todo esto está supe- ditado a algo más supremo aún. No puede haber “final feliz” ni en la senda del trabajo LUCHA OBRERA 2 septiembre-octubre 2018Yunque 17
  3. 3. sa’, (en conflicto con “Transportes Ge- nerales Comes” por cesión ilegal de tra- bajadores/as y vulneración de derechos fundamentales). El año y pico de movili- zaciones ‘sin resultados concretos’ no ha sido factor de desmoralización y cansan- cio sino de orgullo y determinación. De nuevo Pepe M. Caño resumió la historia del ‘caso’ y contó las próximas medidas en apoyo a Marisa.” Así, el viernes 28 de septiembre se presentó una moción en el Ayuntamiento de Cádiz en la que votaron a favor de la readmisión todos los partidos salvo el PP que se abstuvo. cal, la concentración “estuvo muy bien” y vino “gente de siempre pero también nueva, como los compañeros de ‘Odes- D espués del paréntesis de lucha típico de agos- to, nuestra Unión Local, SAT-Cádiz con el apoyo de la sección SAT-Navantia-SF., jun- to a la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz y numerosos ciudadanos/as, volvieron a concentrarse, esta vez frente a “Eléctrica de Cádiz” para exigir la readmisión de Marisa. Como decía un compañero de nuestra unión lo- LUCHA OBRERA ¡Marisa Readmisión! Concentración 26-09-2018 T uvo lugar el 22 y el 23 de septiembre con gran éxito de participación. En palabras de nuestras compañeras fueron “unos días muy intensos, con las preparaciones previas y el transcurso de las charlas y las exposiciones. Nos que- damos muy contentas y satisfechas, no solo por lo aprendido, sino por la convi- vencia, por las relaciones y las redes tan necesarias que tejemos en estos encuen- tros”. Estuvieron presentes “los conflictos sindicales de Marisa contra “Eléctrica de Cádiz”, Ana con las monitoras escolares y su lucha contra la Junta, y Mirka, con el tremendo trabajo realizado en Granada I Escuela Feminista Popular del SAT en Sanlúcar de Barrameda con la sección de Hostelería. (…) Soledad Castillero Quesada, María Montavez Sán- chez y Susana Tati Falcón nos hablaron de las experiencias jornaleras. Y para terminar, la visita de trabajadoras temporeras de Huelva, creando resisten- cia y apoyos. ¡Seguimos construyendo! ¡Seguimos dialogando!” 3septiembre-octubre 2018 Yunque 17
  4. 4. MEMORIA OBRERA sión y las torturas de Asturias en 1962 o el fusilamiento de Julián Grimau para comprender que el franquismo tenía ins- crito en su ADN esa violencia homicida que nunca le abandonó. A partir de 1969, tras el estado de excepción, esta caracte- rística se extendió y profundizó ante una resistencia ciudada- na, política y social cada día más amplia, La ola de represión -que se desencade- nó en los estertores del dictador con los juicios de Burgos de 1970 (varias conde- nas de muerte final- mente conmutadas), el asesinato de Puig Antich, militante del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL)- continuó con nue- vas detenciones y nuevos juicios suma- rísimos llegando hasta el otoño de 1975 en el que el dictador tenía en su mano la vida de once jóvenes luchadores por la libertad y la democracia: “magnánima- mente” perdonó la vida a seis; los otros cinco fueron fusilados. Millones de per- sonas se movilizaron en todo el mundo para salvar la vida de aquellos jóvenes antifascistas: Xosé Humberto Baena Alonso, José Luis Sánchez-Bravo y Ra- món García Sanz, militantes del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP); Juan Paredes Manot “Txiqui” y Ángel Otaegui Etxeberria, miembros de Euzkadi Ta Askatasuna (ETA p-m). Como hemos comentado, la llamada “Transición a la Democracia” (para mu- chos/as, “La Transacción”), ha dejado un Estado con una democracia de baja cali- dad, junto a un sistema capitalista que, ante el auge de la protesta social durante la crisis, en 2015 endureció la Ley de Protección y Seguridad Ciudadana y el Código Penal. Los agujeros negros se multiplican. Los muros y guardias armados de las fronteras, las muertes en el Mediterrá- neo, los calabozos para los migrantes y refugiados en las costas, las concertinas, las persecuciones racistas como la que acabó con la vida del mantero Mame Mbaye en el barrio madrileño de Lava- E s habitual en nuestras páginas de- dicar un espacio a nuestra Memoria Histórica. Y septiembre ha sido un mes en el que han coincidido aconteci- mientos que merecen un recuerdo y una reflexión. El Reino de España sigue siendo un país anormal donde queda mucho para que desde las instituciones se haga lo suficiente por la reparación a las víctimas y por la búsqueda de la verdad y la jus- ticia sobre las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante la Guerra Civil (1936/1939) y la dictadura franquista que dejó coletazos de su bru- tal represión en la llamada “transición a la democracia”. Efectivamente, esta fue acompañada de una fuerte violencia re- presiva. En el Estado español se ha uti- lizado el terror franquista para implantar en las masas populares una falsa historia y una falsa memoria que deben ser com- batidas. Y del olvido hay que rescatar también gestas heroicas. Como la de las Brigadas Internacionales. Más de 35.000 hombres y mujeres de 53 países distintos que acu- dieron a España en auxilio del gobierno de la II República. Nunca en la Historia se ha producido un caso tan extraordi- nario de solidaridad internacional. Aque- llos jóvenes vinieron dispuestos a dar su vida para ayudar al pueblo español en su combate contra el fascismo hispano y europeo. Más de 9.000 de ellos dejaron sus vidas en los campos de España hasta su retirada en septiembre de 1938. Vencida la II República Española, la re- presión se incrementa hasta que sobre la década de los 50, una vez eliminada toda resistencia, se relajó. Pero sólo aparente- mente: bastaría con mencionar la repre- piés, los Centros de Internamiento para Extranjeros... El Estado español ataca la libertad de movimiento de los pueblos así como la de expresión y hasta la de pensamiento. Amnistía Internacional ha cifrado en 34.000 las sanciones du- rante 2016 por ejercer los derechos de reunión, expresión y manifestación en el Estado español al hilo de la llamada Ley Mordaza. Esta misma organización ha contabilizado 70 personas condenadas en los dos últimos años por el delito de enaltecimiento del terrorismo. En 2011, año en el que ETA dejó las armas, hubo 3 condenados. A todo ello se le suman las condenas a las pretendidas ofensas a los sentimien- tos religiosos, las injurias a la Corona, a España y sus símbolos e instituciones y a los “delios de odio”. La represión se ceba con tuiteros, cantantes, cineastas, artistas… Y también la sufren, a otro nivel, todos aquellos que por cientos de miles -si no por millones- comienzan a autocensurarse tal y como está el pa- tio. Por debajo se encuentra la falta de libertad instalada desde hace años en las empresas, dominios no democráticos de nuestras vidas donde el principio de je- fatura es ejercido de un modo despótico. No podemos ni vamos a dejar en el olvido a todos/as nuestros/as “Luchadores por la Libertad”, he- rederos directos de aquellos antifascis- tas que vinieron a España para ayudar al Memoria y Lucha (1931-2018) 4 septiembre-octubre 2018Yunque 17
  5. 5. los chicos de Altsasu, los presos políticos catalanes y un largo etcé- tera de presos/as sociales y políti- cos que sufren represión por luchar. En ellos/as, reconocemos nues- tro pasado e historia con la que pueblo español contra el fascismo. Los tendremos muy presentes: Alfon, Fran Molero (¡Ánimo y confianza compañe- ro!), Valtonic, Pablo Hasel, La In- surgencia, Boro LH, Willy Toledo, Julen Ibarrola, Alfredo Ramírez, preparamos el futuro. Por las personas que siguen lu- chando por la libertad y la justicia aunque pierdan las batallas: “La guerra de la igualdad se ganará en todo el mundo, tarde o temprano”. MEMORIA OBRERA U na vez más, en este septiembre se celebraron en Puerto Real unas nuevas jornadas sobre Memoria Histórica organizados por la ARMHSyP de Pto. Real. Durante los días 13, 14, y 16 se llevaron a cabo los actos públicos que tanto en el Centro Cultural “San José” como en el cementerio de la localidad se sucedieron. Al XIII Aniversario-Home- naje a los fusilados por el franquismo en Pto. Real, se sumaron la conferencia so- bre arqueología y antropología de la fosa común de Pto. Real y la inauguración del monolito que señala la fosa de Pto. Real como “Lugar de Memoria Demo- crática de Andalucía”.el siglo XX. Homenajes a los represaliados por el fascismo en la Bahía de CádizRecientemente, en el pasado mes de agosto (09-08-2018) nuestro sindicato ocupó “simbólicamente” las tierras del cortijo “Gambogaz” en Camas (Sevilla), el “Pazo de Meirás andaluz”, una finca que fue regalada por “suscripción popular” al criminal de guerra, Queipo de Llano, responsable de la matan- za fundacional del franquismo en Andalucía. La toma simbólica de la pro- piedad fue convocada como homenaje a Blas Infante y para pedir que la finca sea expropiada y pase a manos públicas. Nuestro sindicato denunció que el general golpista Queipo de Llano, reci- bió el cortijo de Gambogaz tras la práctica genocida, como regalo de Sevilla a través del entonces alcalde de la ciudad, el fran- quista Ramón de Carranza. El golpista comandó desde el sur peninsular la suble- vación militar contra el Gobierno legítimo de la República, ejecutando la idea de exter- minio del rival ideológico a rajatabla dejando Andalu- cía sembrada con más de 700 fosas comunes donde yacen como perros unos 50000 republicanos andaluces y andalu- zas desaparecidos forzados. Hoy sigue enterrado con honores en la Ba- sílica de La Macarena. Coincidiendo con estos actos, el 14, se nombraba, en la vecina ciudad del Pto. de St. María a título póstumo “Hijo Adoptivo de la Ciudad” a Daniel Ortega Martínez. Daniel Ortega fue médico, maestro, miembro fundador del PCE en el Pto. de St. María y pri- mer diputado portuense en el siglo XX. Recientemente, en el pasado mes de bió el cortijo de Gambogaz tras la práctica El SAT ocupa simbólicamente las tierras del fascista Queipo como homenaje a Blas Infante 5septiembre-octubre 2018 Yunque 17
  6. 6. Eléctricas: Continúa el expolio E l sector eléctrico vuelve ha es- tar en el candelero tras el ené- simo aumento del coste de la electricidad y el anuncio de que Iber- drola, Endesa y Gas Natural-Fenosa, las tres grandes eléctricas españolas, obtuvieron un beneficio neto con- junto de 1.530 millones en el primer trimestre de 2018, lo que supone una mejora del 11% en relación con los 1.379 millones obtenidos en idéntico periodo de 2017. Un bien de consumo básico no puede, no debería, seguir siendo un medio de especulación y enriqueci- miento en beneficio de un puñado de empresas capitalistas a costa de la inmensa mayoría social. La nacionalización del sector ener- gético y la regulación de precios de la energía son la única y auténtica al- ternativa este grave problema social. CLASE TRABAJADORA Nueva agresión a la clase trabajadora el que la patronal y los líderes de CCOO y UGT se dan la mano con el objetivo de favorecer un clima de paz social. Las buro- cracias sindicales sólo pueden jugar el pa- pel de sostén de los gobiernos capitalistas: en este caso, del nuevo gobierno de Pedro E l acuerdo salarial sellado por patronal, gobierno y las burocracias sindicales de CCOO y UGT. El mismo, que “reco- mendaba” una subida salarial del 2% más un 1% sujeto a varia- bles, es, de hecho, un acuerdo de moderación salarial. Un ataque en toda regla. El acuerdo es completamente engañoso, ya que no conlleva ninguna obligación práctica y gracias a la reforma laboral del PP, las empresas pueden sosla- yaryconvertirenpapelmojadodemúltiples maneras. En definitiva, hay un “acuerdo social” en Sánchez, contribuyendo a apuntalar su ima- gen “progresista”. Si no se derogan las dos últimas refor- mas laborales (las del PPSOE) el poder de la negociación colectiva continuará bajo mínimos, de tal forma que la patro- nal seguirá en clara ventaja frente a los sindicatos. A pesar de todo, estamos obligados a seguir luchando contra esta nueva e im- portante agresión a la clase trabajadora. Nuestra labor como trabajadores/as debe ser la defensa del derecho a una pensión pública digna y la defensa de los derechos laboralesysocialesdelaclasetrabajadoray de las clases populares. E ste uno de octubre, coincidiendo con “El Día Internacional de las Per- sonas Mayores”, las mareas de pensionistas volvieron a inundar las calles del Estado español. Aquí en Jerez tuvo lu- gar una animada manifestación que, bajo el lema ¡GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN!, contó con compañeros y compañeras ve- nidos de otras localidades como Sanlúcar y de Trebujena. Hashs de twitter a retener: #IPCxLEY #SiempreAdelante #1080€ PENSION MINIMA #1200€ SMI #COESPE LAMAREADEPENSIONISTAS SIEMPREALTA ¡GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN! 6 septiembre-octubre 2018Yunque 17
  7. 7. SOLIDARIDAD OBRERA historia y la situación actual en la que se encuentran las clases trabajadoras de Es- paña y Chile. El objetivo del capitalismo ahora y siempre es el de no permitir a los pueblos el ejercicio pleno de su soberanía, aplastando con violencia si es necesario a los mismos y consiguien- do con el paso del tiempo la instalación de un sistema de control en el que predomina la precariedad, la flexibili- zación laboral, la despoli- tización y la miseria ética y cultural. idea, los traidores fueron otros. El hilo conductor que atraviesan estos hechos y sus consecuencias nos vuel- ven a traer a la memoria nuestra propia E n la Memoria de los Pueblos, sep- tiembre evoca siempre uno de los últimos intentos de aplicar un pro- grama de marcado carácter social y de apoyo a la clase trabajadora, incluyendo nacionalizaciones. Salvador Allende, era un líder socialista electo que estaba siguiendo la vía paci- fica. Con el Golpe de Estado se ponía fin al gobierno de la Unidad Popular, la primera coalición marxista que fue ele- gida en las urnas en América Latina. Equivocado o no en su Chile a 45 años del Golpe (1973-2018) De “mare nostrum”a fosa común E n las últimas semanas hemos sido testigos de la llegada de personas migrantes que, tras arribar a las costas andaluzas, fueron acogidas por parte de la admi- nistración central desde la más absoluta improvisación, con falta de personal, desorganiza- ción e instalaciones miserables, delegando esta responsabilidad en las administraciones locales y en la solidaridad y empatía de la ciudadanía. Hace falta entender que los motivos que hacen que las per- sonas emigren de sus países son estructurales y por lo tanto no es un tema puntual, esto va a seguir siendo así. Hace falta un planteamiento de acogida estable, un modelo de acogida en condi- ciones dignas que ahora mismo no exis- te. Abrir mas CIEs, CATEs o como quie- ran llamar a estos centros de detención no es la solución puesto que no han co- metido ningún delito y para eso hace falta una voluntad política que no vemos. Por otro lado, destaca igualmente el fallo del Tri- bunal Europeo de De- rechos Humanos, en el que se señaló, por primera vez, que las devoluciones en caliente (que se siguen produciendo, son ilegales). El estado español ha vul- nerado el Convenio para la protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamen- tales y el derecho a un recurso efectivo. Obituario Ho Chi Minh 02/09/1969 Salvador Allende 11/09/1973 Víctor Jara 16/09/1973 Pablo Neruda 23/09/1973 Mao Tse-Tung 09/09/1976 7septiembre-octubre 2018 Yunque 17
  8. 8. LUCHA OBRERA E n mayo de este año se ejecutaba el des- alojo del Cerro Libertad, finca de 74h de olivar situada en Jaén capital y aban- donada desde 2012 por el BBVA. Durante más de un año, trabajadores y trabajadoras de Jaén y otros lugares ocupamos la finca y la pusimos en producción a base de trabajo voluntario y solidaridad llegada desde dis- tintossitiosdelmundo.Serecogiólaaceitu- na, se elaboró aceite en un molino artesanal, se restauró e hizo habitable el cortijo, etc. Este ejemplo no convenía al poder. Traba- jadores y trabajadoras recobrando latifun- dios abandonados y poniéndolos en pro- ducción en la tierra con más paro de Europa. Un verdadero peligro para ellos. De esta manera se ejecutaba el desalojo en mayo en segunda instancia después de conseguir paralizar el primer intento. Esto no nos paralizó. Volvimos a reocu- par el cerro aunque esta nueva ocupación solo durara unas horas. Ocupamos en una jornada de trabajo voluntario la finca de las Ramblas (220h) en Cabra de Santo Cristo (Jaén), ocupamos también un invernadero embargado por el BBVA en Almería. Fruto de esta insistencia forzamos una reunión con los servicios jurídicos del BBVA y con la dirección de ANIDA en Madrid, a principios de junio. En dicha reunión se acuerda estu- diar la posibilidad de un contrato de míni- mos para recoger la aceituna esta campaña. Contrato que tras varios borradores y apor- taciones hechas desde el SAT, se firmaba el pasado viernes 21 de septiembre en Madrid. Este contrato autoriza al SAT a recoger la aceituna de la finca y a realizar labores pre- vias de suelos y limpieza sin ninguna con- trapartida económica para el BBVA. Todo el beneficio que se obtenga en la recogida será para quien trabaje en ella. Desde el SAT consideramos esto como una victoria, pequeña, pero una victoria. No podemos estar contentas por que aun quedan miles de hectáreas en Andalucía en manos de la banca, cobrando subvenciones de la PAC por no trabajar ni cuidar la tierra. Pero si que hemos demostrado que solo lu- chando se consiguen las cosas. Si mañana Andalucía entera se levantara y se pusiera a luchar como lo hemos hecho en el Cerro, los terratenientes, la corrupción, la siniestra- lidad y la explotación laboral, la pobreza y la injusticia tendrían sus días contados. Mención especial a la Junta de Andalucía y al PSOE, que durante más de 10 años de crisis no han sido capaces de hacer nada paraquelasmilesdehectáreasenmanosde la banca pasen a cumplir una función social. No solo eso si no que legislan para favore- cer aun más a los terratenientes como con la nuevaleydeagriculturaquequierenaprobar. Hemos tenido que ser los trabajadores, or- ganizados en un Sindicato modesto como el SAT los que hemos conseguido esto. Desde el SAT nos comprometemos a: — Realizar asambleas en todos los barrios y pueblos de Jaén que nos sea posible para dar conocer este acuerdo a los y las traba- jadoras. — Crear una “bolsa” de gente en paro dispuesta a trabajar recogiendo la aceituna del Cerro y de otras fincas abandonadas en manos de los bancos. — Multiplicar el tipo de contrato consegui- do en el Cerro para aplicarlo a otras fincas abandonadas en manos de los bancos para que trabajadores y, sobre todo trabajadoras (expulsadas en su mayoría de los tajos de aceituna) en paro pueda llevar un jornal este año a su casa. ¡LUCHAREMOS SIN DESCANSO HASTA QUE EN ANDALUCÍA LA TIERRA SEA DE QUIEN LA TRABAJA! 8 septiembre-octubre 2018Yunque 17 Unión Local del Sindicato Andaluz de Trabajadores/as en Cádiz Local “Barrio Abierto”. C/ San Gabriel Nº 1 - Barriada “Los Porches”. Cádiz sat_sfernando@navantia.es sindicatoandaluzcadiz@gmail.com

×