Successfully reported this slideshow.
Your SlideShare is downloading. ×

Concepto de tecnología para el desarrollo humano

More Related Content

More from Enxeñería Sen Fronteiras Galicia

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Concepto de tecnología para el desarrollo humano

  1. 1. CONCEPTOS SOBRE TECNOLOGÍA PARA EL DESARROLLO HUMANO. ¿Qué entendemos por Tecnología para el Desarrollo Humano (TpDH)? La motivación central de la TpDH es el reconocimiento de la necesidad de la orientación del progreso tecnológico a la promoción del desarrollo humano. Es el resultado de combinar la tecnología como hecho culturali, con el concepto del desarrollo humano, es decir el “proceso de ampliación de las opciones de la población”ii. Aplicando el concepto de tecnología a las tres dimensiones básicas del desarrollo humano indicadas por el IDHiii se pretende: - Cubrir los derechos y servicios básicos con equidad (vinculación con la esperanza de vida). - Asegurar las posibilidades de producción y participación social (vinculación con el acceso a recursos como medio para desarrollar una vida digna). - Facilitar la sostenibilidad y la autonomía a través del aumento de la capacidad de gestión de conocimientos sobre el medio físico, social, cultural, tecnológico... (vinculación en el acceso a conocimientos). Enxeñería Sen Fronteiras entiende que, por principios éticos, la técnica debe estar al servicio del ser humano, y que para conseguir esto, es necesario enfocar su gestión desde una perspectiva de generación de conocimiento. Cuestiona, por tanto, la relevancia de las tecnologías clasificadas intrínsecamente como apropiadas, así como los programas de desarrollo tecnológico que no incorporan la visión y la participación del usuario final desde su propia definición. ¿Cuáles son los rasgos distintivos de la tecnología apropiada? Las tecnologías adecuadas a las condiciones locales presentan las siguientes características generalesiv: - Bajo costo, requieren menos inversión de dinero que las tecnologías intensivas de capital. - Priorizan el uso de materiales disponibles en el lugar, lo que facilita el mantenimiento y reparación del equipamiento. - Pequeña escala, para ser sufragables por familias individuales o grupos pequeños de familias. - Fácil utilización, control y mantenimiento por la población sin un alto nivel de cualificación específica. - Sostenibilidad, pueden utilizarse sin dañar el medio ambiente. - Son flexibles, varían dependiendo del entorno sociocultural, lugar y circunstancias cambiantes. Una tecnología apropiada en un contexto puede no serlo en otro. - Son relativamente intensivas en mano de obra, pero más productivas que muchas tecnologías tradicionales. - Suponen que las personas trabajarán juntas para aportar mejoras a la comunidad. ¿Cuál ha sido la evolución de la concepción de desarrollo y tecnología? Como reflejo de los cambios habidos en el pensamiento sobre el desarrollo, el significado de la tecnología apropiada ha ido evolucionando.
  2. 2. En la década de los año 40 y 50, predomina el enfoque caritativo asistencial y la solución al subdesarrollo, entendido como carencias materiales, consiste en la ayuda material del Norte. En los años 60, la visión de desarrollo se identifica con crecimiento económico y se adopta la tecnología de los países desarrollados. Se crea una dependencia respecto a insumos que deben importarse, incapacidad de la población para mantener el equipamiento por falta de dinero o conocimientos, daños medioambientales o incremento de las diferencias sociales y de género. Estos problemas surgen al considerar la tecnología como un factor neutral, que simplemente ayuda a resolver problemas, por lo que no se lleva a cabo el necesario análisis sobre el impacto que su introducción tendrá en el plano económico, cultural o social. Así, muchas veces se pasa por alto que las nuevas tecnologías, en función de quién las controle y de los ingresos que proporcionen, darán lugar a cambios en las relaciones de género, las relaciones sociales, la división del trabajo, el acceso a los recursos naturales, etc. El enfoque de la tecnología apropiada, como alternativa a esa concepción de la transferencia de tecnología moderna y a sus problemas, nace en los años 70 a raíz de los impactos y fracasos de proyectos de desarrollo debidos al a implantación en países del Sur de soluciones tecnológicas occidentales sofisticadas. Se basa en el concepto de tecnología intermedia, formulado por Schumacherv, pensando en un desarrollo orientado más a las personas que a la obtención de beneficios. Se trata de una tecnología intermedia entre las tradicionales, que requerían pocas inversiones y las modernas, que requerían grandes inversiones. En los años 80, se incorporó el principio de la sostenibilidad medioambiental: reducir los residuos, incrementar la eficiencia en el uso de los recursos, y sustituir los productos y procesos dañinos para el medio. A partir de los 90, en el contexto de la ciudadanía global, la participación de la población se ha asumido como imprescindible para poder desarrollar una tecnología realmente apropiada a sus necesidades, gracias a la influencia ejercida por los enfoques participativos, gestados en el campo del desarrollo también desde los 70. Todos las personas usuarias de nuevas tecnologías deben ser consultadas, a fin de analizar cuáles son sus necesidades, si la nueva tecnología es realmente adecuada, quién se beneficiará, quién la controlará y velará por su mantenimiento, y qué impacto socioeconómico tendrá. Especial atención debe prestarse a los colectivos tradicionalmente excluidos, como las mujeres, evitando que su voz quede silenciada. Por tanto, es necesario que los procesos de desarrollo incorporen el aumento de las capacidades de generación / reconfiguración del conocimiento, evitando así la dependencia de los que que las detentan. Además, para que el desarrollo sea humano, es necesario que tanto ese proceso como el conocimiento en sí mismo permitan y faciliten ganar libertad y autonomía, tanto de forma individual como colectiva. En cooperación al desarrollo el enfoque de actuación basado en la generación de conocimiento es importante debido a: • La complejidad del propio proceso de desarrollo. • Los divergentes intereses de los actores involucrados. • La diversidad de contextos en los que las acciones de desarrollo suceden. Actualmente se está en una etapa de cambio histórico en la que el conocimiento pasa a jugar un papel central. Los productos, procesos y servicios más relevantes del futuro serán los intensivos en conocimiento. La característica más importante de esta etapa es la reducción de la importancia de las tecnologías materiales propias de la época del industrialismo (tecnologías mecánicas, químicas, eléctricas,...), en beneficio de las tecnologías intelectuales (amplifican, exteriorizan y modifican las funciones cognitivas del ser humano). La creatividad aumenta más cuando es el resultado del esfuerzo de equipos de trabajo que por
  3. 3. acciones individuales, por lo que las tecnologías sociales (las que permiten la participación de distintos actores sociales) también ganan importancia. El incremento de la importancia del conocimiento y de la tecnología intelectual como fuerzas productivas se traduce en la siguiente segmentación según la capacidad organizacional, basada en el uso de las tecnologías sociales. Desde una perspectiva de desarrollo humano, no sólo las actuaciones asociadas a la provisión de las infraestructuras básicas físicas y productivas toman un sentido especial, sino también las ligadas al aumento de capacidades organizacionales e intelectuales, especialmente las tecnologías de la comunicación y de la información. Además lo que habitualmente se entiende por difusión y transferencia de tecnología debe ser, en realidad, un acompañamiento en la gestión de la propia tecnología y conocimiento tecnológico, buscando la cogeneración en pro del desarrollo endógeno de los participantes involucrados. En las actuaciones de desarrollo es necesario superar el enfoque de “aprender” y pasar al de “generar conocimiento adaptado al contexto cambiante”, de forma que los participantes aumenten en capacidades reales de transformación. vi Esta visión del papel de la tecnología en la promoción del desarrollo humano ha complementado las líneas de trabajo clásicas de cooperación al desarrollo y tecnología basadas en conceptos como tecnologías apropiadas e intermedias. ¿Por qué la TpDH es una herramienta clave dentro de cualquier acción de desarrollo? Porque la tecnología es un factor esencial de la producción y está presente en cualquier actividad humana hoy en día, la introducción de nuevas tecnologías o el desarrollo de las existentes en una sociedad constituye uno de los medios para contribuir a su desarrollo.vii Porque los adelantos en el desarrollo humano y la erradicación de la pobreza logrados en el siglo XX se han basado en gran medida en adelantos tecnológicos.viii Por la constatación de que, acompañando procesos de desarrollo, es posible cambiar la realidad especialmente a través de dos instrumentos, diferentes, aunque íntimamente relacionados: • Las acciones directas de acompañamiento de las personas y comunidades más necesitadas en la construcción de su propio desarrollo (dimensión local). • Las acciones de influencia en el plano político destinadas a cambiar el marco de relación entre los distintos actores sociales, tanto en el ámbito local como en el internacional (dimensión global). En ambos casos la tecnología juega un papel importantísimo, en el primer caso de la mano de acceso a servicios básicos y empoderamiento, y en el segundo por la dimensión global del consumo tecnológico y su vinculación a los Derechos Humanos (explotación laboral en la obtención de materias primas, por ejemplo. Así, la tecnología está directamente relacionada con el modelo de desarrollo, por tanto es necesario orientarla hacia la promoción del Desarrollo Humano, orientarla a superar la pobreza de necesidades básicas ya que “existe una particular necesidad de tecnologías que satisfagan las necesidades de los pobres”ix.
  4. 4. i Según la UNESCO, se entiende por tecnología “las habilidades, conocimientos, instrumentos y procedimientos destinados a proveer bienes y servicios”. ii PNUD, 1990. iii El Índice de Desarrollo Humano (IDH) mide el “logro medio” de un país teniendo en cuenta la esperanza de vida, la educación y el acceso a recursos económicos. iv Eade, D. y S. Williams (1995), The Oxfam Handbook of Development and Relief, Oxfam, Londres. v Schumacher, E.F (1973), “Lo pequeño es hermoso”. vi Introducción a la cooperación al desarrollo desde la ingeniería. Tecnología para el Desarrollo Humano y acceso a los servicios básicos Agustí Pérez-Foguet (coordinador) . Enxeñería Sen Fronteiras. vii Karlos Pérez de Armiño y Néstor Zabala, Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo. viii Informe anual sobre Desarrollo Humano del PNUD del año 2001, “Poner el adelante tecnológico al servicio del desarrollo humano” ix PNUD, 1998.

×