La adaptación de la reforma laboral de 2010 en el sector de la construcción. Lanueva regulación del contrato de fijo de ob...
II. Primera parte. La regulación del contrato para obra o servicio en la reformalaboral.1. Una primera aproximación a las ...
empresario”.2. Examen del borrador, de 11 de junio, de las medidas sobre el mercado de trabajo.La página web del Ministeri...
Cabe pensar que el legislador dejó libertad a los negociadores de este sector para fijar laduración máxima del contrato de...
requerimientos de sedes sociales en el extranjero, que por razones de productividad ycompetencia pueden exigir la utilizac...
6. La tramitación parlamentaria del proyecto de ley en el Senado. Examen de lasenmiendas.Especial interés tiene la modific...
distintas administraciones públicas y sus organismos vinculados o dependientes.Lógicamente, el acuerdo entre los tres grup...
las modalidades particulares de contrato de trabajo contempladas en la Ley orgánica6/2001, de 21 de diciembre, de Universi...
proceder a la cobertura de los puestos de trabajo de que se trate a través de losprocedimientos ordinarios, de acuerdo con...
con la disposición adicional tercera de la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora dela subcontratación en el sector de ...
Por último, la adaptación de la reforma laboral también se produce respecto al artículo49.1 c) de la LET, si bien en este ...
1. El contrato de trabajo podrá concertarse por tiempo indefinido o por una duracióndeterminada.Podrán celebrarse contrato...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La adaptación de la reforma laboral de 2010 en el sector de la construcción

417 views

Published on

La nueva regulación del contrato de fijo de obra en el sector de la construcción.

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La adaptación de la reforma laboral de 2010 en el sector de la construcción

  1. 1. La adaptación de la reforma laboral de 2010 en el sector de la construcción. Lanueva regulación del contrato de fijo de obra.Eduardo Rojo Torrecilla.Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la UniversidadAutónoma de Barcelona.2 de mayo de 2011.Texto publicado en el blog del autor: http://eduardorojoblog.blogspot.com/I. Introducción.El Boletín Oficial del Estado publicó el pasado 29 de abril la Resolución del día 12 delmismo mes, de la Dirección General de Trabajo, por la que se registraba y publicaba elacta de los acuerdos de modificación del IV Convenio general del sector de laconstrucción. En concreto, las partes acuerdan dar nueva redacción al artículo 20,relativo al contrato fijo de obra, al amparo de las posibilidades abiertas por el artículo 1y la disposición adicional primera de la Ley 35/2010 de 17 de septiembre, de medidasurgentes de reforma del mercado de trabajo. Las partes también acordaron introduciralgunas modificaciones en los artículos relativos a la estructura de la negociacióncolectiva y la política de formación al objeto de dar cumplimiento a la Sentencia de laSala de lo Social del Tribunal Supremo de 27 de octubre de 2010 (número de recurso53/2009).El objeto de esta entrada del blog es doble: de una parte, y para un mejor conocimientode la razón de ser de tales cambios convencionales, procedo en primer lugar a laexplicación de las grandes líneas de la reforma de 2010 en materia de contratación paraobra o servicio determinado, tal como ya he hecho en anteriores entradas en las que heabordado otros ámbitos de la reforma laboral (agencias de colocación, reforma de losservicios de empleo, y empresas de trabajo temporal); en segundo lugar, explico cómose ha producido la adaptación de la reforma en el sector de la construcción al amparo delas posibilidades abiertas por la reforma.Dado que he ido explicando las modificaciones incorporadas en cada fase de latramitación de la reforma, desde el primer texto conocido (11 de junio) hasta laaprobación de la Ley 35/2010 (9 de septiembre), los lectores y lectoras encontraránvarias repeticiones de textos, dado que he querido ir siguiendo con detalle cómo ycuándo se ha producido cada cambio en la tramitación hasta llegar al texto final. No setrata por consiguiente de un error involuntario de repetición de dichos textos, sino deuna decisión voluntaria para que quién esté interesado pueda seguir con atención losdistintos pasos de la reforma. Para quien desea omitir la lectura de toda la tramitación,le basta con leer el apartado en el que se explica el contenido del texto finalmenteaprobado por el Congreso de los Diputados. 1
  2. 2. II. Primera parte. La regulación del contrato para obra o servicio en la reformalaboral.1. Una primera aproximación a las propuestas gubernamentales de reforma de lanormativa laboral.Tuve oportunidad de leer los documentos presentados por la representacióngubernamental en la mesa de trabajo sobre la reforma laboral en el transcurso de lamaratoniana reunión que empezó el miércoles 9 de junio de 2010 por la tarde y queacabo a las 6 horas del jueves. En dichos documentos ya había propuestas relativas a lamodificación de la normativa vigente (Ley del Estatuto de los trabajadores) en materiade contratación temporal. Más exactamente, se proponían reformas que afectaban a lacontratación de duración determinada eventual y por obra o servicio, así como tambiéna la modalidad de contratación a tiempo parcial (de duración determinada o indefinida).Respecto a las posibles modificaciones del artículo 15.1 b) de la LET se proponía algoque ya debería ser así si nos atenemos a la letra de los preceptos de la norma, no sólo delcitado sino también de los que regulan la contratación fija discontinua, es decir que lasactividades de tipo estacional, ya se desarrollen o no en fechas previstas de antemanodurante el año, se cubran mediante la modalidad contractual de trabajo fijo discontinuo.Véanse al respecto los artículos 15.8 y 12.3 de la LET.Más relevancia podía tener la propuesta de introducir una duración máxima para lacontratación de obra o servicio, en especial por su impacto sobre la utilización de estamodalidad para contratar a trabajadores en supuestos en que una empresa asume unacontrata o subcontrata y vincula la duración del contrato a la de estas (de varios años enalgunas ocasiones), utilización que ha sido validada por el TS en punto a la extincióndel contrato cuando finaliza la vigencia de la contrata o subcontrata y la empresa nocontinua con la misma en un momento posterior. De tal forma, la duración máximasería de 2 años, ampliable en 6 meses si así se acordaba en la negociación sectorial, enel bien entendido que se respetaría la regulación vigente en dicha negociación sectorial.Supongo que los redactores del texto presentado el 9 de junio de 2010 tenían en sucabeza el convenio colectivo general del sector de la construcción, y en concreto elartículo 20., regulador del contrato fijo de obra, cuyos apartados 2 y 3 disponen losiguiente: “2. Este contrato se concierta con carácter general para una sola obra, conindependencia de su duración, y terminará cuando finalicen los trabajos del oficio ycategoría del trabajador en dicha obra. 3. Sin embargo, manteniéndose el carácter de unúnico contrato, el personal fijo de obra sin perder dicha condición de fijo de obra, podráprestar servicios a una misma empresa en distintos centros de trabajo en una mismaprovincia siempre que exista acuerdo expreso para cada uno de los distintos centrossucesivos, durante un período máximo de tres años consecutivos, salvo que los trabajosde su especialidad en la última obra se prolonguen más allá de dicho término….”Que la propuesta gubernamental iba más lejos incluso de las consideraciones que acabode efectuar se deduce de la manifestación explicita del documento de proponer que seincorporara una cláusula en la negociación colectiva sectorial (por consiguiente, no seríala norma legal la que estableciera la prohibición, sino que remitiría esa posibilidad a lanegociación colectiva sectorial) en la que se identificaran trabajos o tareas que nopudieran cubrirse con la contratación para obra o servicio, con una mención expresa a“la cobertura de contratas o subcontratas de obras o servicios asumidas por el 2
  3. 3. empresario”.2. Examen del borrador, de 11 de junio, de las medidas sobre el mercado de trabajo.La página web del Ministerio de Trabajo e Inmigración publicó el viernes, 11 de junio,el tercer documento oficial sobre la reforma de la normativa laboral. El texto tenía 41páginas, y por primera vez en el proceso de diálogo/negociación de la reforma laboral sepresentaba articulado; es decir, los técnicos del MTIN incorporaron a los preceptos dediferentes normas laborales, muy especialmente la Ley del Estatuto de los trabajadores,las modificaciones que se habían planteado en las reuniones con organizacionessindicales y empresariales desde el mes de febrero, así como también nuevaspropuestas, algunas ya planteadas en la mesa del diálogo social y otras que aparecíanpor primera vez de manera oficial en un documento de trabajo gubernamental.El documento incluía un conjunto de propuestas de medidas para reducir la dualidad yla temporalidad del mercado de trabajo. Sobre el contrato de obra o servicio (artículo15.1 a de la LET) el borrador ampliaba, con respecto al documento de trabajo de lareunión negociadora, el período de duración máxima hasta 36 meses (24 fijados por ley,ampliables en 12 por convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, deámbito inferior), en el bien entendido que la nueva norma, caso de ser aprobada en estostérminos, no modificaría las reglas recogidas en negociación colectiva estatal queadaptan este contrato en orden a garantizar “una mayor estabilidad en el empleo de lostrabajadores” (la referencia al convenio colectivo general del sector de la construcción,y su contrato de fijo de obra, es obligada).3. El Real Decreto-Ley 10/2010 de 16 de junio, de medidas urgentes para la reforma delmercado de trabajo.El capítulo I se dedica las medidas para reducir la dualidad y la temporalidad en elmercado de trabajo. El contrato para obra o servicio tendrá una duración máxima quefinalmente será de 3 años (sólo 2 en los documentos de trabajo anteriores), prorrogableen 12 meses por convenio colectivo sectorial estatal o, en su defecto, de ámbito inferior.No deja de ser curioso que en sólo siete días se considerara conveniente ampliar un añola duración de esta modalidad contractual, aunque me imagino que no serían ajenas aeste cambio las críticas empresariales a la fijación de un período de tiempoexcesivamente corto a su parecer para la duración máxima de ese contrato. La norma esde aplicación a los contratos suscritos a partir del 18 de junio, fecha de entrada en vigordel RDL.En la disposición final primera encontramos una referencia expresa a la actuación de lanegociación colectiva en el ámbito del sector de la construcción, con la mención a ladisposición final tercera de la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de lasubcontratación en el sector de la construcción. En la misma, que lleva por título“Negociación colectiva y calidad en el empleo”, se dispone lo siguiente: “Con elobjetivo de mejorar la calidad en el empleo de los trabajadores que concurren en lasobras de construcción y, con ello, mejorar su salud y seguridad laborales, la negociacióncolectiva de ámbito estatal del sector de la construcción podrá adaptar la modalidadcontractual del contrato de obra o servicio determinado prevista con carácter generalmediante fórmulas que garanticen mayor estabilidad en el empleo de los trabajadores,en términos análogos a los actualmente regulados en dicho ámbito de negociación”. 3
  4. 4. Cabe pensar que el legislador dejó libertad a los negociadores de este sector para fijar laduración máxima del contrato de fijo de obra y su adaptación para garantizar una mayorestabilidad del personal, lo que llevaría a pensar que se trataba de una llamada (no delestablecimiento de una obligación) a los agentes sociales para que hicieran uso de laposibilidad de ampliar esos 3 años en doce meses más de acuerdo con lo previsto en elprimer párrafo del nuevo texto del artículo 15.1 a).4. La tramitación parlamentaria del proyecto de ley en el Congreso de los Diputados.Examen de las enmiendas.A) En las enmiendas del grupo popular, se propuso ampliar la duración máxima de loscontratos para obra o servicio determinado hasta 4 años (frente a los 3 previstos en elRDL 10/2010), concretar que el encadenamiento de contratos temporales podía darse enuna misma empresa o en un mismo grupo “laboral” de empresas, y que también podríadarse cuando se produjeran sucesiones o subrogaciones de empresas siempre y cuandoasí se dispusiera en la normativa convencional de aplicación (es decir, desaparecería lareferencia a la aplicación de la normativa legal).B) Por su parte, CiU propuso modificar la regulación de la contratación temporal paraobra o servicio y permitir que la duración máxima de 3 años pudiera ser ampliada 12meses más no sólo por convenios sectoriales (tal como disponía el proyecto de ley) sinotambién por convenio colectivo de empresa. En consecuencia, también se proponía lamodificación del artículo 49.1 c) de la LET para que constara como causa de extincióndel contrato la finalización del plazo legal o convencionalmente pactado para estamodalidad contractual.C) A juicio del PNV, la consecuencia de la finalización del plazo previsto legal oconvencionalmente para la contratación temporal de obra o servicio debía ser, en casode continuación de la prestación, la conversión en contrato indefinido siempre que lostrabajadores “hayan realizado idéntica actividad y en el mismo puesto de trabajo”. Deprosperar esta enmienda, entiendo que se hubiera debilitado en gran medida el objetivooriginal de la reforma, cual era fortalecer el principio de estabilidad del trabajador quehubiera prestado sus servicios al amparo de esta modalidad, ya se tratara o no deidéntica actividad y del mismo o diferente puesto de trabajo.Por otra parte, se proponía la supresión de la posibilidad de que los convenios colectivospudieran identificar en qué supuestos podían formalizarse contratos para obra o servicio,argumentándose que se trataba tanto de restringir el alcance de la contratación temporalcomo de corregir una situación de inseguridad jurídica provocada por algunasresoluciones judiciales que habían declarado la nulidad de cláusulas de ese tenor. Ahorabien, no creo que el problema viniera por las resoluciones judiciales propiamentedichas, sino por el uso desviado que ha podido realizarse en algunos convenios de estaposibilidad para incorporar, bajo el paraguas de contratación para obra o servicio,determinados supuestos que difícilmente pueden ajustarse a las posibilidades ofrecidaspor la normativa vigente.En fin, con claridad meridiana en la justificación de la enmienda, se proponía quedeterminadas empresas pudieran formalizar contratos de obra o servicio por unaduración entre 3 y 5 años, tratándose de aquellas que hacen un uso muy prudente de lacontratación temporal, dado que no había de ser superior al 10 % de su plantilla. Lajustificación, como digo, es bien clara: se trataba de atender “a los requerimientos deempresas de gran dimensión, de carácter multinacional y vinculadas a los 4
  5. 5. requerimientos de sedes sociales en el extranjero, que por razones de productividad ycompetencia pueden exigir la utilización de estos contratos”.D) ERC propuso modificar el artículo 1 del proyecto de ley para permitir que laampliación de la duración de los contratos de trabajo para obra o servicio pudierahacerse por todo tipo de convenio, es decir incluidos también los de empresa, ypretendía, con dudosa técnica jurídica a mi parecer, recuperar bajo el paraguas de estamodalidad contractual el antiguo contrato de lanzamiento de una nueva actividadempresarial, al que añadía ahora el de apertura de una nueva línea de negocios que “porsu novedad e incertidumbre, requiera de una contratación flexible en sus inicios”.E) Para IU-ICV, en materia de contratación temporal para obra o servicio se proponíareducir de 3 a 2 años, ampliable hasta 6 meses más por convenio, el plazo en el que sedebería considerar indefinido el trabajador contratado al amparo de esta modalidad.Igualmente, y desde la perspectiva garantista de los derechos de los trabajadores, seproponía impedir la utilización del contrato de obra o servicio vinculado a la contratainterempresarial o con Administraciones Públicas, puesto que, se argumentaba, “elcontrato por obra o servicio ha de ir vinculado a la temporalidad de la actividad conindependencia de la titularidad empresarial de quien la gestiona”.5. Informe de la ponencia y texto aprobado por la Comisión de Trabajo e Inmigracióndel Congreso.Me refiero a la Disposición adicional decimoquinta de la LET. El Informe introdujovarias modificaciones tendentes, supongo, a clarificar el alcance de los limites a laadquisición de fijeza por parte de un trabajador en las Administraciones Públicas y susorganismos (ahora no ya “autónomos” sino “públicos vinculados o dependientes”), detal manera que la extinción contractual podría producirse (y de hecho ya ocurre así en laactualidad con el marco normativo vigente) cuando se cubriera la plaza ocupada por losprocedimientos ordinarios de acceso a la función pública y el trabajador no superara elproceso selectivo.Además, se permitía ampliar la duración máxima de los contratos de obra o serviciocuando se formalizaran contratos por las Administraciones Públicas y sus organismospúblicos vinculados “a un proyecto específico de investigación o de inversión” quefuera superior a dicha duración; también se trataba de limitar el alcance de la figura delencadenamiento contractual cuando los contratos se formalizaran en el sector público,en cuanto que a efectos de cómputo sólo se tendrían en cuenta los celebrados en el senode cada AA PP en sentido estricto, es decir sin que se entendiera que formaban parte deella a estos efectos “los organismos públicos, agencias y demás entidades de derechopúblico con personalidad jurídica propia o dependientes de las mismas, así como lasUniversidades Públicas”.Soy del parecer que el texto propuesto introducía más complejidad jurídica y queplanteaba más problemas de lo que aparentemente pensaba solventar, y por ello no mesorprendió, aunque hubiera sido interesante conocer cómo se puede cambiarradicalmente de criterio en sólo dos días, que la Comisión volviera al texto original, queno es otro en definitiva que el ya recogido en el RDL 10/2010, es decir que la regla delencadenamiento de contratos no permitiría la adquisición automática de fijeza en las AAPP y sus organismos autónomos dependientes, debiendo proveerse los puestos detrabajo de acuerdo con la normativa reguladora del acceso a la Administración pública. 5
  6. 6. 6. La tramitación parlamentaria del proyecto de ley en el Senado. Examen de lasenmiendas.Especial interés tiene la modificación propuesta por CiU al apartado 5 del artículo 15 dela LET, a fin de excluir determinadas modalidades contractuales de la hipótesis delencadenamiento de contratos y sus secuelas de conversión en fijo del trabajador. Setrataba de los contratos de duración determinada previstos en la normativa universitaria(LO 6/2001 de 21 de diciembre), y los formalizados para proyectos de investigación enel marco de la normativa de fomento y coordinación general de la investigacióncientífica y técnica (Ley 13/1986 de 14 de abril).Por cierto, una enmienda idéntica fue presentada por el grupo popular, por lo queparecía razonable que fuera aprobada en el Senado, y que tenía una mínima justificaciónque no se encontraba en la de de CiU, ya que se argumentaba que “dada la singularidadde los referidos contratos temporales del ámbito universitario, se debe prever laexcepción prevista en la enmienda”. Además, también parecía que podía prosperar laenmienda presentada a la disposición adicional decimoquinta de la LET, ya que sucontenido era idéntico al de la presentada por el grupo socialista y que trataba derecuperar el texto de este precepto acordado en el informe de la ponencia, de tal maneraque se aceptaba la exclusión de contratos vinculados a proyectos de duración superior atres años. Recuérdese que la normativa universitaria sobre contratación temporal deayudantes, y posteriormente de ayudantes doctores, puede alcanzar los 8 años deduración, con lo que choca frontalmente con la hipótesis de conversión en indefinidosde los contratos que superen la duración fijada en el artículo 15.5 de la LET.En cualquier caso, esta situación ya se da en la normativa vigente desde la entrada envigor del Real Decreto-Ley 5/2006 de 9 de junio para la mejora del crecimiento y delempleo, por lo que parece que las enmiendas que incorporan de norma expresa laexclusión de la normativa universitaria y científica tratan de dejar bien claro que esemundo tiene una regulación propia y diferenciada con respecto a la del resto detrabajadores, algo que no debería significar en ningún caso a mi parecer una mayorprecariedad en las relaciones de trabajo. Además, las enmiendas de CiU y del gruposocialista excluían del encadenamiento a los contratos que se celebraran con diversasadministraciones públicas, y además excluían de forma expresa de su ámbito, supongoque sólo a los efectos de la inaplicación de la regla del encadenamiento contractual, a“los organismos públicos, agencias y demás entidades de derecho público conpersonalidad jurídica propia o dependientes de las mismas”, especificándose en lajustificación de la enmienda del grupo socialista que “se aclara que en el ámbito de lasAdministraciones Públicas no es trasladable el concepto de grupo de empresas a quealude el artículo 15.5 del Estatuto de los trabajadores”.7. Texto aprobado por la Comisión de Trabajo e Inmigración del Senado.Ya he puesto de manifiesto en el comentario de las enmiendas del Senado que CiU y elgrupo popular coincidían en pedir la exclusión de la contratación laboral delprofesorado universitario de la regla general sobre encadenamiento de contratos, ytambién de los contratos celebrados en el marco de proyectos de investigación deduración superior a 3 años de la duración máxima prevista para los contratos para obra oservicio determinado, con un elevado de grado de coincidencia con una enmiendasocialista que también excluía del encadenamiento a los contratos celebrados con 6
  7. 7. distintas administraciones públicas y sus organismos vinculados o dependientes.Lógicamente, el acuerdo entre los tres grupos era perfectamente posible y así se produjocon respecto a la disposición adicional decimoquinta de la LET. Según consta en elDiario de Sesiones, en concreto tanto en la intervención de la senadora socialista Sra.Sanz como de la senadora popular Sra. Peris, fue el Consejo de rectores quien solicitóque desapareciera la limitación temporal “para aquellos contratos que tienen que ver conproyectos de investigación en las Universidades” (Sra. Sanz), y las enmiendas seintrodujeron “gracias a la senadora Alicia Sánchez Camacho,..haciéndose eco de losrectores de universidades” (Sra. Peris), manifestando también la senadora socialista quela transacción servía para introducir igualmente la referencia a la exclusión de otrasgrandes obras públicas.Por consiguiente, y de acuerdo con la nueva redacción, aprobada por 25 votos a favor y1 abstención, del artículo 1, la duración máxima prevista para el contrato para obra oservicio (3 años más la posibilidad de ampliación vía convencional por 12 meses), nosería de aplicación “a los contratos celebrados por las Administraciones Públicas y susorganismos públicos vinculados o dependientes, ni a las modalidades particulares decontrato de trabajo contempladas en la Ley orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, deUniversidades o en cualquier otra norma con rango de ley cuando estén vinculados a unproyecto específico de investigación de duración superior a tres años”. Tampoco seríade aplicación la regla del encadenamiento de contratos, y la conversión en fijo deltrabajador, prevista en el artículo 15.5 de la LET cuando se trate de contratos laboralesprevistos en la LOU “o en cualesquiera otras normas con rango de ley”.La exclusión del encadenamiento según la reforma laboral también beneficiaba a lasAdministraciones Públicas, ya que se disponía de forma expresa que solo podría darseese supuesto cuando se tratara de contratos celebrados “en el ámbito de cada una de lasAdministraciones Públicas”, y concretando además a efectos laborales que no formabanparte de ellas “los organismos públicos, agencias y demás entidades de derecho públicocon personalidad jurídica propia vinculadas o dependientes de las mismas”. Dicho entérminos más claros aún: el ámbito de “huida” de los contratos celebrados en el ámbitouniversitario y en las Administraciones Públicas de la normativa general laboral seampliaba considerablemente con la nueva ley.8. Enmiendas del Senado aprobadas por el Congreso.A) CiU y el grupo popular coincidían en pedir la exclusión de la contratación laboral delprofesorado universitario de la regla general sobre encadenamiento de contratos, ytambién de los contratos celebrados en el marco de proyectos de investigación deduración superior a 3 años de la duración máxima prevista para los contratos para obra oservicio determinado, con un elevado de grado de coincidencia con una enmiendasocialista que también excluía del encadenamiento a los contratos celebrados condistintas administraciones públicas y sus organismos vinculados o dependientes.Lógicamente, el acuerdo entre los tres grupos era perfectamente posible y así se produjocon respecto a la disposición adicional decimoquinta de la LET. Por consiguiente, y deacuerdo con la nueva redacción del artículo 1, la duración máxima prevista para elcontrato para obra o servicio (3 años más la posibilidad de ampliación vía convencionalpor 12 meses), no sería de aplicación “a los contratos celebrados por lasAdministraciones Públicas y sus organismos públicos vinculados o dependientes, ni a 7
  8. 8. las modalidades particulares de contrato de trabajo contempladas en la Ley orgánica6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades o en cualquier otra norma con rango deley cuando estén vinculados a un proyecto específico de investigación de duraciónsuperior a tres años”. Tampoco sería de aplicación la regla del encadenamiento decontratos, y la conversión en fijo del trabajador, prevista en el artículo 15.5 de la LETcuando se trate de contratos laborales previstos en la LOU “o en cualesquiera otrasnormas con rango de ley”.La exclusión del encadenamiento según la reforma laboral también beneficiaba a lasAdministraciones Públicas, ya que se disponía de forma expresa que solo podría darseese supuesto cuando se tratara de contratos celebrados “en el ámbito de cada una de lasAdministraciones Públicas”, y concretando además a efectos laborales que no formabanparte de ellas “los organismos públicos, agencias y demás entidades de derecho públicocon personalidad jurídica propia vinculadas o dependientes de las mismas”. Dicho entérminos más claros aún: el ámbito de “huida” de los contratos celebrados en el ámbitouniversitario y en las Administraciones Públicas de la normativa general laboral seampliaba considerablemente con la nueva ley.9. Texto definitivo de la reforma laboral aprobada por el Congreso.Paso a continuación a explicar el nuevo texto de la reforma laboral, aprobadodefinitivamente por el Pleno del Congreso de los Diputados el día 9 de septiembre. Eltexto fue publicado el 15 de septiembre, en el Boletín Oficial del Congreso, y entró envigor el día 19, después de su publicación en el BOE del día anterior.El capítulo I regula las medidas para reducir la dualidad y la temporalidad del mercadode trabajo, y el artículo 1 está dedicado a los contratos temporales.A) En el ámbito de la contratación temporal estructural, el contrato para obra o serviciotendrá una duración máxima de 3 años, prorrogable en 12 meses por convenio colectivosectorial. La norma es de aplicación a los contratos suscritos a partir de la entrada envigor de la norma.En la disposición final primera encontramos una referencia expresa a la actuación de lanegociación colectiva en el ámbito del sector de la construcción, con la mención a ladisposición final tercera de la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de lasubcontratación en el sector de la construcción. En la misma, se dispone que lasreferencias a la duración máxima del contrato para obra o servicio contenidas en la LETse entienden “sin perjuicio de lo que se establece o pueda establecerse sobre laregulación del contrato fijo de obra, incluida su indemnización por cese, en lanegociación colectiva de conformidad con la disposición adicional tercera de la Ley32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la subcontratación en el sector de laconstrucción.”B) La modificación del artículo 15 1 a) de la LET, en cuanto se refiere a la duraciónmáxima del contrato, tiene también su importancia en las relaciones de trabajo en lasAdministraciones públicas y sus organismos públicos vinculados o dependientes, y deahí que se haya incorporado una referencia expresa a este precepto en la disposiciónadicional decimoquinta de la LET sobre los límites temporales de los contratos en lasAA PP; de tal manera, la superación de la duración máxima de este contrato, al igualque cuando se supera el límite en caso de encadenamiento de dos o más contratostemporales, no será obstáculo jurídico para la obligaciones que tienen las AA PP “de 8
  9. 9. proceder a la cobertura de los puestos de trabajo de que se trate a través de losprocedimientos ordinarios, de acuerdo con lo establecido en la normativa aplicable”.La duración máxima prevista para el contrato para obra o servicio (3 años más laposibilidad de ampliación vía convencional por 12 meses), no será de aplicación “a loscontratos celebrados por las Administraciones Públicas y sus organismos públicosvinculados o dependientes, ni a las modalidades particulares de contrato de trabajocontempladas en la Ley orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades o encualquier otra norma con rango de ley cuando estén vinculados a un proyecto específicode investigación de duración superior a tres años”. Tampoco será de aplicación la regladel encadenamiento de contratos, y la conversión en fijo del trabajador, prevista en elartículo 15.5 de la LET cuando se trate de contratos laborales previstos en la LOU “o encualesquiera otras normas con rango de ley”.La exclusión del encadenamiento según la reforma laboral también beneficiará a lasAdministraciones Públicas, ya que se dispone de forma expresa que solo podrá darseese supuesto cuando se trate de contratos celebrados “en el ámbito de cada una de lasAdministraciones Públicas”, y concretando además a efectos laborales que no formanparte de ellas “los organismos públicos, agencias y demás entidades de derecho públicocon personalidad jurídica propia vinculadas o dependientes de las mismas”. Dicho entérminos más claros aún: el ámbito de “huida” de los contratos celebrados en el ámbitouniversitario y en las Administraciones Públicas de la normativa general laboral seamplía considerablemente con la nueva ley.III. Segunda parte. La adaptación de la reforma laboral en el sector de laconstrucción. La nueva regulación del contrato fijo de obra.1. ¿En qué consiste la adaptación de la reforma laboral en materia de contratacióntemporal para obra o servicio determinado en el sector de la construcción? Se trata de lanueva regulación, o más exactamente modificación de la regulación anteriormentevigente, del contrato de fijo de obra, prevista en el artículo 20 del IV Conveniocolectivo general del sector, inscrito en el registro y publicado en el BOE del 17 deagosto de 2007 por Resolución de la Dirección General de Trabajo del día 1 del mismomes.2. Un precepto que no ha sido modificado por la reforma de 2011, pero que es necesariotener en consideración porque se encuentran referencias al mismo en la reforma, es elartículo 18 que regula el ingreso al trabajo en las empresas del sector en un puesto detrabajo concreto, al amparo de cualquiera de las modalidades contractuales previstas enla LET. El citado precepto dispone que el puesto de trabajo “viene determinado por lastareas o funciones que desempeñe el trabajador, la categoría profesional que lecorresponda dentro de la clasificación vigente y por el centro de trabajo donde sedesempeñe la actividad, de manera que cualquier modificación en alguno de los factoresanteriores constituye un cambio de puesto de trabajo”.3. La reforma del artículo 20 se efectúa al amparo de la disposición adicional primera, 2,de la Ley 35/2010, que dispone textualmente lo siguiente: “Igualmente, lo dispuesto enel artículo 15, apartados 1 a) y 5, y en el artículo 49, apartado 1 c), del Estatuto de losTrabajadores, según la redacción dada a los mismos por esta Ley, se entiende sinperjuicio de lo que se establece o pueda establecerse sobre la regulación del contrato fijode obra, incluida su indemnización por cese, en la negociación colectiva de conformidad 9
  10. 10. con la disposición adicional tercera de la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora dela subcontratación en el sector de la construcción”.Aunque afecte a todos los sectores de actividad, también es conveniente ahora recordar,dado que afecta al sector de la construcción, que el número 1 de la misma disposiciónadicional dispone que “lo dispuesto en el artículo 15, apartado 1 a), del Estatuto de losTrabajadores, según la redacción dada al mismo por esta Ley, se entiende sin perjuiciode lo que establecen actualmente los convenios colectivos sectoriales sobre la duraciónmáxima del contrato por obra o servicio determinados”.El nuevo apartado 1 del artículo 20 del IV Convenio se acoge lógicamente a laposibilidad legal e indica que va a procederse a una nueva regulación que regulará “deforma específica” para el sector el artículo 15.1 a) y 5, y el artículo 49 c) de la LET. Atal efecto, se incorpora un nuevo párrafo al artículo 20.2, en el que se dispone que elartículo 15.1 a), primer párrafo, de la LET no será de aplicación al contrato fijo de obra,“con independencia de su duración”, y que los trabajadores mantendrán tal condición defijos de obra “tanto en estos casos como en los supuestos de sucesión empresarial delartículo 44 ET o de subrogación regulado en el artículo 23 del presente ConvenioGeneral”. La misma regla de mantenimiento de la condición de fijo de obra, conindependencia de la duración del contrato, se incorpora en un nuevo párrafo del artículo20.3. Es decir, las modificaciones hasta ahora referenciadas afectan a la no aplicacióndel artículo 15.1 a) de la LET al sector.Con respecto a la exclusión del artículo 15.5, es decir la conversión en fijos de lostrabajadores que superen los períodos de prestación de servicios, al amparo de dos omás contratos, previstos en el mismo, la reforma del IV Convenio incorpora dos nuevospárrafos, números 4 y 5, al artículo 20, en los que, si se me permite la expresión, seefectúa una redacción “contraria” a la del artículo 15.5, al objeto de dejar bien claro que,al amparo de la autonomía contractual ofertada de forma específica al sector por la Ley35/2010, las partes deciden que la normativa general, y por consiguiente elencadenamiento de contratos, no es de aplicación.Los textos citados, que ahora reproduzco, son meridianamente claros y no quieren dejarlugar a ninguna duda: “4. Teniendo en cuenta la especial configuración del sector de laconstrucción y sus necesidades, sobre todo en cuanto a la flexibilidad en la contratacióny la estabilidad en el empleo del sector mejorando la seguridad y salud en el trabajo asícomo la formación de los trabajadores, y conforme a lo establecido en el apartado 2 dela disposición adicional primera de la Ley de Medidas Urgentes para la Reforma delMercado Laboral, no se producirá sucesión de contratos por la concertación de diversoscontratos fijos de obra para diferentes puestos de trabajo en el sector, teniendo en cuentala definición de puesto de trabajo dada en el artículo 18 del presente Convenio, y portanto no será de aplicación lo dispuesto en el párrafo 5.º del artículo 15 del Estatuto delos Trabajadores. 5. Por lo tanto la contratación, con o sin solución de continuidad, paradiferente puesto de trabajo mediante dos o más contratos fijos de obra con la mismaempresa o grupo de empresas en el periodo y durante el plazo establecido en el artículo15.5 E.T., no comportará la adquisición de la condición establecida en dicho precepto.A tal efecto nos encontramos ante puestos de trabajo diferentes cuando se produce lamodificación en alguno de los factores determinados en el artículo 18 del presenteConvenio. La indicada adquisición de condición tampoco operará en el supuesto deproducirse bien la sucesión empresarial establecida en el artículo 44 E.T. o lasubrogación recogida en el artículo 23 del presente Convenio”. 10
  11. 11. Por último, la adaptación de la reforma laboral también se produce respecto al artículo49.1 c) de la LET, si bien en este caso se trata de un cambio más formal que real, ya queel nuevo apartado 8 del artículo 20 (antes apartado 6) sólo añade las referencias a ladisposición adicional primera,2 de la Ley 35/2010, para mantener que la indemnizacióna la que tienen derecho los trabajadores por cese del contrato de fijo de obra será “del 7por 100 calculada sobre los conceptos salariales de las tablas del convenio aplicablesdevengados durante la vigencia del convenio”.Buena lectura de todos los textos.IV. ANEXO. TEXTOS COMPARADOS. MODIFICACIONES PRODUCIDASEN LA LEY DEL ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES.Artículo 15. Duración del contrato. LET anterior a la reforma.1. El contrato de trabajo podrá concertarse por tiempo indefinido o por una duracióndeterminada.Podrán celebrarse contratos de duración determinada en los siguientes supuestos:a) Cuando se contrate al trabajador para la realización de una obra o serviciodeterminados, con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de laempresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duraciónincierta.Los convenios colectivos sectoriales estatales y de ámbito inferior, incluidos losconvenios de empresa, podrán identificar aquellos trabajos o tareas con sustantividadpropia dentro de la actividad normal de la empresa que puedan cubrirse con contratos deesta naturaleza.Real Decreto-Ley 10/2010 de 16 de junio.1. El contrato de trabajo podrá concertarse por tiempo indefinido o por una duracióndeterminada.Podrán celebrarse contratos de duración determinada en los siguientes supuestos:a) Cuando se contrate al trabajador para la realización de una obra o serviciodeterminados, con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de laempresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duraciónincierta. Estos contratos no podrán tener una duración superior a tres años ampliablehasta doce meses más por convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en sudefecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior. Transcurridos estos plazos,los trabajadores adquirirán la condición de trabajadores fijos de la empresa.Los convenios colectivos sectoriales estatales y de ámbito inferior, incluidos losconvenios de empresa, podrán identificar aquellos trabajos o tareas con sustantividadpropia dentro de la actividad normal de la empresa que puedan cubrirse con contratos deesta naturaleza.»Ley 35/2010 de 17 de septiembre. 11
  12. 12. 1. El contrato de trabajo podrá concertarse por tiempo indefinido o por una duracióndeterminada.Podrán celebrarse contratos de duración determinada en los siguientes supuestos:a) Cuando se contrate al trabajador para la realización de una obra o serviciodeterminados, con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de laempresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duraciónincierta. Estos contratos no podrán tener una duración superior a tres años ampliablehasta doce meses más por convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en sudefecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior. Transcurridos estos plazos,los trabajadores adquirirán la condición de trabajadores fijos de la empresa.Los convenios colectivos sectoriales estatales y de ámbito inferior, incluidos losconvenios de empresa, podrán identificar aquellos trabajos o tareas con sustantividadpropia dentro de la actividad normal de la empresa que puedan cubrirse con contratos deesta naturaleza. 12

×