Balances y análisis de un año de la reforma laboral. ¿Hacia dónde van lasrelaciones laborales en España?Eduardo Rojo Torre...
Partido Popular si no hay un cambio importante de tendencia en los próximos meses.Reproduzco a continuación uno de los pár...
atemperando, como ya pasó con la ley de 1994. Pero nos encontramos ante unasituación radicalmente distinta: venimos sufrie...
axiomas científicos. Hemos escuchado una y otra vez que el coste del despido estabafrenando la creación de empleo, como si...
-- Las condiciones más afectadas cuando se ha recurrido a las modificacionessustanciales han sido las relacionadas con las...
negociación y debilita la posición negociadora de los representantes de los trabajadores,recortándose la ultraactividad de...
No es recupera la contractació registrada i es duplica el nombre de persones afectadesper ERO alhora que el nombre total d...
En el periodo de vigencia de la reforma laboral, acumulando los datos desde febrero de2012 a enero de 2013 (respecto al mi...
Por cierto, y dicho sea incidentalmente, la lectura de este documento me ha servido paraconocer mejor algo de lo que había...
2011 a 107 en 2012. Los expedientes de inaplicación estudiados en la CCNCC han sido15. Uno de ellos ha obtenido resolución...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Balances y análisis de un año de la reforma laboral. ¿Hacia dónde van las relaciones laborales en España?

997 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
997
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
38
Actions
Shares
0
Downloads
17
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Balances y análisis de un año de la reforma laboral. ¿Hacia dónde van las relaciones laborales en España?

  1. 1. Balances y análisis de un año de la reforma laboral. ¿Hacia dónde van lasrelaciones laborales en España?Eduardo Rojo Torrecilla.Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la UniversidadAutónoma de Barcelona.9 de febrero de 2013.Texto publicado en el blog del autor http://www.eduardorojotorrecilla.es/1. Mañana día 10 de febrero se cumplirá un año de la aprobación por el Consejo deMinistros dela reforma laboral de 2012, plasmada en el Real Decreto-Ley 3/2012 quese publicó al día siguiente en el BOE y entró en vigor el domingo 12. Tramitadaposteriormente como proyecto de ley, que endureció en varios puntos su contenidoinicial, se convirtió en la Ley 3/2012de 6 de julio, con entrada en vigor el 8, de medidasurgentes para la reforma del mercado laboral.En los blogs laboralistas se ha ido dando cuenta de sus contenidos y de los problemas detodo tipo que ha suscitado. Remito a la consulta de todos ellos, y en particularrecomiendo la lectura del artículo de Mikel Urruti “Misiónimposible: ensalzar lasbondades en el empleo de la Reforma Laboral”; la entrevista al abogado de ComisionesObreras Enrique Lillo en el blog de Antonio Baylos, entrevista a la que también mereferiré más adelante; el artículo de Jesús Cruz “Un año de reforma laboral”; laentrevista realizada a Jaime Cabeza con ocasión de haber obtenido el premio RafaelMartínez Emperador por su trabajo “La globalización económica como antecedente y lacrisis económica como contexto de la reforma laboral 2010/2012”, realizado junto conel magistrado del TSJ de Galicia J.F. Lousada; el artículo de Adoración Guamán “Seismillones de parados: las uvas de la ira estánengordando”. Desde la perspectiva máscercana al mundo empresarial es interesante acudir al blog en el que escriben variossocios de capital delbufete Sagardoy Abogados.No he encontrado hasta el día de hoy ningún balance oficial de la reforma por elgobierno, aunque pudiera ocurrir que se hiciera durante la próxima semana, y por ellode momento me quedo con la referencia a las reiteradas manifestaciones de la MinistraFátima Báñez, y de altos cargos del Ministerio y también del gobierno, que la reformaha evitado una mayor destrucción de empleo y que permitirá la creación de empleocuando se den las condiciones económicas para ello (inicialmente, en febrero de 2012,el objetivo declarado de la reforma era la creación de empleo, pero poco a poco elplanteamiento gubernamental ha ido variando, “modulándose” que dirían algunos, hastallegar al que acabo de exponer).2. Les decía que la entrevista a Enrique Lillo también iba a merecer mi atención en estaentrada, porque aquello que manifiesta en ella, publicada en el número 47(enero 2013)de la Revista de Estudios de la Fundación 1º de mayo, merece ser leído y analizado conmucha atención porque describe con gran claridad los problemas que no sólo a cortoplazo sino también y sobre todo a medio y largo plazo, plantea la reforma laboral del 1
  2. 2. Partido Popular si no hay un cambio importante de tendencia en los próximos meses.Reproduzco a continuación uno de los párrafos de sus respuestas que más me hallamado la atención:“La aplicación de la reforma laboral como digo tiene dos fases, en la primera elabaratamiento masivo del despido, reducción salarial y empobrecimiento de lostrabajadores y de amplios sectores de la clase media y la reducción o pérdida de suscondiciones laborales. En la segunda fase que puede empezar en junio, desaparecenbuena parte de las unidades de negociación, si estos convenios no son renegociadosantes de junio de 2013. Creo además que esta reforma laboral implica que a lostrabajadores se les dificulta sus posibilidades de defensa frente a los empresarios. Digoesto porque la reforma laboral exige a los sindicatos y a sus abogados un esfuerzoprofesional de entendimiento de la nueva regulación de despidos colectivos y de lanueva regulación de las modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo queimplican reducciones salariales. Y eso exige adquirir conocimiento sobre economía dela empresa: balance, auditorias, cuentas de resultados, memorias. Para lo cual senecesita no sólo un replanteamiento del contenido cognitivo de los abogados sinotambién de los propios sindicalistas”.3. Pongamos ahora un contrapunto empresarial y veamos como valoran la reformalaboral. En un artículo publicado el día 3 de febrero en el diario El Economista, con eltítulo “El coste de asimilar la reforma laboral”, Roberto Abad y Joaquín Trigo,consejero delegado de Ulled Asociados y director general del Instituto de EstudiosEconómicos, respectivamente, se quejan de que aquello que es en la realidad la reformano es aquello que les dijeron, algunos juristas, que era (bueno, para ser más correcto esaes la sensación que tengo yo después de leer el artículo, y no creo estar desencaminado),y centran su atención en los despidos colectivos, cuyas reformas han sido de las máspublicitadas por el gobierno, y algunos bufetes empresariales, como manifestación deun cambio de alcance en el modelo de relaciones laborales español para introducirmayores dosis de flexibilidad en las empresas. Justamente, los autores del artículo sequejan de que las cosas no son tan bonitas como se las habían pintado, aunquefinalmente vuelven a pedir más normas que clarifiquen la situación, obviamente desdesu punto de vista, y que impidan que las decisiones empresariales se vean limitadas por“trabas” legales o por resoluciones judiciales. Destaco dos párrafos del artículo quemerecen especial atención, en especial el segundo por la crítica implícita a (algunos)juristas.“… La reforma pretendía crear un marco de estabilidad y confianza. El Real DecretoLey 3/2012 entró en vigor el 10 de febrero, pero experimentó cambios sustanciales hastala aprobación del reglamento, a finales de octubre (Real Decreto 1483/2012). La leyplantea la necesaria negociación del conflicto entre las partes, sin intervenciónadministrativa. Luego, el reglamento vuelve a introducir a la "autoridad laboral" -de laque indica que "es otra y diversa"- en la mediación y control, para ayudar a las partes abuscar soluciones. De resultas, hemos vivido y seguimos viviendo una situación de granincertidumbre que afecta tanto a los agentes sociales como a la magistratura, a losexpertos (abogados, consultores?) y, sobre todo, a las empresas.Hemos podido leer en la prensa la opinión de expertos, como Salvador Rey, deldespacho Cuatrecasas, que señalan que el problema de la reforma es que no ha sidoconsensuada. Otros, como Sagardoy, indican que con el tiempo la cosa se irá 2
  3. 3. atemperando, como ya pasó con la ley de 1994. Pero nos encontramos ante unasituación radicalmente distinta: venimos sufriendo esta crisis sin precedentes durantemás de cinco años y las empresas ya están exhaustas”.4. No tenemos balance oficial de la reforma pero sí un balance crítico, muy crítico, porparte de una persona que participó directamente en las reformas laborales del últimogobierno socialista, María Luz Rodríguez Fernández, ya reincorporada a la Universidadde Castilla-La Mancha, realizado en su intervención con el título “Economía, ideologíay reformalaboral”, en la presentación del Libro “No es economía, es ideología”,publicado por Economistas frente a la crisis, que puede leerse íntegramente en su blog.Reproduzco algunos de los fragmentos más destacados de dicha intervención:“Claro que lo anterior requiere una reforma laboral que impulse mecanismos de rebajasalarial (el llamado “descuelgue salarial” es uno de ellos) y deteriore el poder denegociación de los sindicatos y la vitalidad de la negociación colectiva, a fin de quesean las “circunstancias del mercado”, en este caso, el miedo a perder el empleo en unpaís con casi 6 millones de personas en el paro, las que marquen los salarios,naturalmente a la baja.Ese es, tal cual, el diseño “de libro” de la reforma laboral de 2012. Que ha venido asumarse a la devaluación salarial que ya estaba en marcha desde 2009 y que se ha hechomás intensa a partir de 2011: desde ese momento no han dejado de bajar losincrementos salariales pactados (del 2,44 por ciento en 2011 al 1,31 por ciento en 2012),la remuneración por asalariado/a (variación interanual de 0,7 por ciento en 2011 al 0,5por ciento en 2012) y los costes laborales unitarios nominales (variación interanual del -1,4 por ciento en 2011 al -2,6 por ciento en 2012) y los reales (variación interanual del -2,4 por ciento en 2011 al -3,0 por ciento en 2012). Y, sin embargo, no se crea empleo; alcontrario, se destruye.Los datos del último año son dolorosos, pero evidentes: 380.949 parados/as más en lasestadísticas de paro registrado, que alcanza el récord histórico de 4.980.778 personasregistradas como desempleadas; 778.829 afiliados/as menos a la Seguridad Social; unapérdida de más de 850.000 empleos y un incremento del número de personasdesempleadas que supera las 690.000. No sé si es a esto a lo que se refería la Ministrade Empleo y de Seguridad Social cuando decía sentirse “muy moderadamente satisfechade la reforma laboral”. A mí me parecen, sinceramente, cifras terribles, que vienen ademostrar que la devaluación salarial en curso no está creando empleo, sino causandoparo y dolor a la sociedad.Como sucede con la propia austeridad, ya que, desde el segundo trimestre de 2012, losrecortes en gasto público están provocando graves pérdidas de ocupación en el empleopúblico, más altas incluso que las habidas en el empleo privado (en el último trimestrede 2012, la ocupación baja un -6,98 por ciento en el primero frente a un -4,30 por cientode pérdida de ocupación en el segundo).Estos mismos datos de pérdida de empleo e incremento del número de personas endesempleo sirven para desvelar otro de los valores ideológicos hechos valer como 3
  4. 4. axiomas científicos. Hemos escuchado una y otra vez que el coste del despido estabafrenando la creación de empleo, como si lo que hay que pagar por destruir un puesto detrabajo en el futuro influyera decisivamente en la creación del mismo en el presente.Siguiendo este sendero, la reforma laboral de 2012, profundamente ideológica en este yotros muchos aspectos, rebaja la indemnización por despido y lo facilitaconsiderablemente, al eliminar la autorización administrativa en los expedientes deregulación de empleo”.5. Volvamos nuevamente a la realidad empresarial, o por decirlo de otra forma aconocer cómo las empresas están aplicando la reforma laboral, es decir que uso estánhaciendo de los variados instrumentos de flexibilidad interna y externa que ésta ofrece(modificación de condiciones de trabajo, suspensión y extinción de contratos,inaplicación de convenios colectivos…). Para ello es obligado acudir al“1erobservatorio de seguimiento de la reforma laboral 2012”, publicado porlaFundación Sagardoy. Según se explica en la presentación del informe, han participado272 empresas, “mayoritariamente del sector servicios (133 empresas) y del sectorindustrial (132), correspondiendo las restantes a los sectores de la construcción yagrario”. 234 ocupan a más de 50 trabajadores y 38 a menos. Es un documento muyinteresante y que debe analizarse con atención, del que ahora reproduzco susconclusiones:“-- En materia de contratación se apuntan algunas orientaciones positivas como la queconcluye que la nueva regulación en materia de contratación a tiempo parcial haincrementado o podría incrementar en los próximos tres meses el número de contratosformalizados.--. Las medidas de flexibilidad interna previstas por la reforma están comenzando a darsus primeros resultados: casi tres de cada cuatro de las empresas encuestadas hanadoptado algún tipo de medida en esta dirección. Es significativo que estas medidas sehayan usado en un porcentaje muy similar (40%) al despido (47%).-- La movilidad funcional y la modificación sustancial de condiciones de trabajo son losinstrumentos más empleados, pues algo más del 40% de las empresas han acudido acada una de ellas (y un 28% han utilizado o piensan utilizar ambos mecanismos, demodo que más de la mitad –un 55%– se sirven de alguna de estas dos herramientas deadaptación de su fuerza de trabajo).-- Es frecuente (un 35% de las empresas que han efectuado o piensan efectuar despidos)combinar estos ajustes cuantitativos (suspensiones y reducciones de jornada), con lasmedidas que pueden calificarse como cualitativas (movilidad, modificación decondiciones, descuelgues).-- La adaptación de las condiciones trabajo a circunstancias económicas, técnicas,organizativas y de producción, ya implique apartarse del convenio aplicable(“descuelgue”) o no (“modificación sustancial de condiciones de trabajo”, MSCT enadelante) se sitúa en el 45,6% de las empresas encuestadas. 4
  5. 5. -- Las condiciones más afectadas cuando se ha recurrido a las modificacionessustanciales han sido las relacionadas con las funciones y organización del trabajo(63%), aunque también es frecuente la alteración del tiempo de trabajo (53%) y delsalario (45%).-- En relación a los descuelgues, mayoritariamente se han empleado para afectar alsalario (un 69% de las empresas entrevistadas) o la jornada y horario de trabajo(42,3%), y la afectación simultanea de varias condiciones presenta menor frecuencia(23%).-- La mitad de las empresas declaran haber abonado indemnizaciones superiores a 20días por año y hasta los 33 días, y aún un 25% afirman haber pagado por encima de los45 días, que era el máximo exigido por la ley antes de las modificaciones del RD-L3/2012”.6. Ayer viernes tuve la oportunidad de ir a Vic para ser entrevistado por El9TV sobrelos cambios en el mundo del trabajo y el impacto de las últimas reformas en materialaboral y de Seguridad Social, una entrevista muy agradable y en la que expliquémuchas de las tesis que expongo de forma más extensa en este blog. Como usuariohabitual del transporte público, “disfruté” de un viaje de casi 1:30 entre la estación deSants de Barcelona y la capital de la comarca de Osona, que para 61 kms de distancia noestá nada mal, o mejor dicho nada bien, y que dice mucho de las diferencias que todavíahay en el transporte ferroviario en Cataluña. Pero bueno, en ese largo trayecto tuve laoportunidad de leer los documentos elaborados por UGT y CCOO sobre el primer añode la reforma laboral, de los que ahora dejo constancia de algunos aspectossignificativos y remito, al igual que para los restantes documentos, a su atenta lectura.7. “Un año dereforma laboral. Indicios de los efectos de la reforma laboral”, es el títulodel informe elaborado por el gabinete económico de CC.OO, con fecha 5 de febrero. Setrata de un texto que acertadamente se refiere a una “evaluación provisional” de lareforma, tanto por la falta de información estadística suficiente (ejemplo significativo esel que el contrato indefinido con período de prueba de un año no tiene un apartadopropio en los datos de contratación) como por el “calado estructural de la reforma” conefectos a medio plazo, tesis que también defendí en la entrevista antes citada. De lasíntesis del documento reproduzco algunos fragmentos destacados a mi parecer:“El refuerzo de la unilateralidad empresarial en la toma de decisiones que supone esterecorte se consigue por varias vías: se facilita y abarata el despido de los trabajadoresestables, que ahora puede llevarse a cabo en empresa con beneficios y ligeras caídas enlas ventas o con pérdidas previstas. La indemnización puede llegar a ser de sólo 8 mesesde salario para empleados que han empeñado 20 años de su vida laboral en unaempresa. Se elimina la intervención de la autoridad laboral en los proceso de extincióncolectiva de empleos, suspensión de contratos o reducción de jornada. Se limita elcontrol judicial de las causas económicas, técnicas, productivas y organizativas quejustifican el despido. La reforma, asimismo, promociona la atomización de lanegociación colectiva, limita la estructuración de sus materias por niveles de 5
  6. 6. negociación y debilita la posición negociadora de los representantes de los trabajadores,recortándose la ultraactividad de los convenios colectivos”.El ajuste salarial no es una novedad introducida por la reforma, en el período previo a supromulgación los acuerdos suscritos por los agentes sociales ya habían introducido unaimportante moderación en el crecimiento nominal de las retribuciones pactadas de lostrabajadores, que ayudó a sostener el empleo y produjo un recorte real y, en algunoscasos, nominal de los salarios. Lo novedoso es que la reforma, a diferencia de estosacuerdos, no pretende mantener el empleo, en parte, a cambio de la rebaja de lascondiciones de trabajo de los que permanecen en su puesto de trabajo. Su objetivo esprovocar un ajuste externo e interno en las empresas. El cambio de la ley laboral no sólofacilita los despidos sino que persigue una devaluación estructural de las condiciones detrabajo de los que conservan su empleo, con el fin de apoyar un modelo competitivobasado en el emprendimiento individual y la mejora del sector exterior vía rebaja de loscostes laborales. Y en la práctica esto es lo que ocurre en 2012, durante este año seproduce un aumento de los despidos y una menor caída del PIB que sostienen lostrabajadores que permanecen en las empresas ganando menos y trabajando más.Se reduce el incentivo del trabajador a recurrir las decisiones empresariales, comoresultado del refuerzo de la unilateralidad de las decisiones empresariales que hace lanueva legislación laboral. Esta rebaja se nota en el aumento de la resolución decontratos por baja voluntaria, resultado de la alteración sustancial no negociada de lascondiciones de trabajo que se permite ahora. Se produce un aumento de lasconciliaciones con avenencia en los despidos individuales, un recorte de los despidoscon intervención judicial y un incremento en los despidos sin intervención de los jueces,que indican un aumento de la incertidumbre sobre el resultado de emprender un procesojudicial. Asimismo, aumentan los expedientes de regulación de empleo de extinción quetras la reforma no requieren de autorización administrativa previa”.8. Para Cataluña, es de mucho interés el informe elaborado por lasSecretarías de acciónsindical y política sectorial, y de socioeconomía, deComisiones Obreras, fechadotambién este mes de febrero y presentado en público ayer viernes. Las conclusiones másdestacadas del informe son las siguientes:“Un any després de l’aprovació del DL 3/2012, de 10 de febrer, de medidas urgentespara la reforma del mercado laboral, el mercat de treball i la conjuntura econòmicacatalana continuen sense presentar signes de millora.Es perpetua la destrucció d’ocupació, es perd població total i població activa, augmentael nombre de persones desocupades i es precaritzen, encara més, les condicions detreball.L’increment salarial mig del 2012 ha estat del 2%, però en els nous convenis col·lectiusbaixa fins el 0,34%. La baixada de la cobertura de les clàusules de revisió dels convenisposa en risc la recuperació del poder adquisitiu per la desviació de l’IPC. 6
  7. 7. No es recupera la contractació registrada i es duplica el nombre de persones afectadesper ERO alhora que el nombre total d’expedients augmenta en un 72%. S’han tancatmés empreses durant el 2012 que abans de la reforma laboral i les empreses industrials,base de la nostra economia productiva, són les que més ocupació han perdut. L’impactenegatiu de la reforma sobre la negociació col·lectiva és evident: fins octubre de 2012s’havien celebrat un 50% menys d’acords col·lectius respecte l’any previ.Creix la desprotecció econòmica de les persones a l’atur, qui cada vegada tenen majorsdificultats per a cobrir les necessitats bàsiques per viure. El nombre de llars senseingressos va a l’alça, tot i que el nombre total de llars es redueix.Davant l’evidència de que tots els indicadors del mercat laboral i de les condicions devida de les persones han empitjorat, podem afirmar que la darrera Reforma Laboral, unany després de la seva entrada en vigor, ha estat un fracàs, donat que enlloc de crearocupació- el seu objectiu principal- ha augmentat el nombre de persones aturades ienlloc de millorar les condicions de treball que com hem vist, aquestes s’han precaritzatde forma important”.9. La Unión General de Trabajadores presentó ayer tres documentos de indudableinterés sobre el primer año de la reforma laboral, dedicados al análisis decómo haevolucionado la contratación, el empleo y los despidos, por una parte, cuál ha sido eldesarrollo de la negociación colectiva por otro, y finalmente qué resoluciones judicialesse han dictado sobre los contenidos jurídicos de lareforma (más de 250 sentencias),todos ellos elaborados por su gabinete técnico confederal y la secretaría de acciónsindical.A) Con relación a la evolución de la contratación, el empleo y los despidos, quierodestacar una crítica que se formula a las estadísticas de contratación y a la que ya me hereferido con anterioridad, cual es la imposibilidad de conocer el número de contratosindefinidos como medida de fomento del empleo en empresas de menos de 50trabajadores. En el informe se critica que “sigue sin aparecer como categoría individualde contrato (cuando todos los demás tipos sí que tienen sus propias cifras), sino que estáincluida dentro de la modalidad de indefinido ordinario. Hasta que no se solucione esteproblema, no es posible saber cuántos contratos son indefinidos ordinarios y cuántospertenecen a la nueva figura para emprendedores, salvo por las cifras aisladas quefacilita irregularmente la Ministra de Empleo”. Por consiguiente, y ante esta dificultadtécnica, “tampoco es posible conocer cuántos contratos de la nueva modalidad han sidobonificados o se han aprovechado de incentivos fiscales y cuántos no lo han sido”. Lasconclusiones del informe son las siguientes:“En definitiva, la reforma laboral ni ha creado empleo, ni ha permitido frenar ladestrucción de empleo. En cambio sí ha logrado que empeoren las condiciones detrabajo del conjunto de los empleados, disminuyendo la estabilidad en el empleo yreduciendo la calidad del mismo. 7
  8. 8. En el periodo de vigencia de la reforma laboral, acumulando los datos desde febrero de2012 a enero de 2013 (respecto al mismo periodo del año anterior: febrero de 2011 aenero de 2012): cae la contratación en un 3,6% cae el total de contratos iniciales un3,4% cae la contratación temporal un 4,1% (obra y servicio, eventual, interinidad yprácticas) desaparecen los contratos de fomento de la contratación indefinida caen lasconversiones en indefinidos en un 10,1% cae la contratación a personas condiscapacidad (un 10,4% la indefinida y un 2,4% la temporal)Desde que comenzó la reforma laboral hasta diciembre de 2012, los nuevos contratos deemprendedores: son sólo un 0,6% del total de contratos firmados suponen el 7,6% deltotal de contratos indefinidos representan un 12,2% de los contratos indefinidosordinarios (categoría en la que se encuadran) no se conoce su cifra detallada mes a mesno se puede saber periódicamente cuántos se acogen a bonificaciones o a incentivosfiscales en el periodo, se va reduciendo el uso de este contrato acogido a medidas defomentoLa reforma laboral ni genera empleo ni reduce el paro: cae el número de ocupados casiun 5% respecto al año anterior aumentan los desempleados más de un 13% entre enerode 2012, previo a la reforma laboral y enero de 2013 el número de parados registradosaumentó en 380.949 personas.Entre enero y noviembre de 2012 respecto al mismo periodo de 2011: Aumenta un 66%el número de expedientes de regulación. Los expedientes no pactados crecen un 77%,mientras los pactados lo hacen un 65%. Los despidos colectivos llevan a un incrementode trabajadores afectados del 46%.En el año 2012, las altas iniciales de prestaciones contributivas han aumentado: En loscasos de resolución voluntaria un 77%: siendo el aumento del 94% en las demodificación de las condiciones de trabajo y del 54,2% las de movilidad geográfica Enlos casos de despido objetivo, en un 49,2% En los casos procedentes de despidoscolectivos, en un 62,2%, un 22,2% en los casos de extinción, un 77,8% los desuspensión y un 89,4% los de reducción de jornada”.B) Con respecto al segundo documento de trabajo, relativo a la marcha de lanegociacióncolectiva, hay un dato que debe merecer especial atención por sus implicaciones para elfuturo de las relaciones laborales en España, cual es el elevado número de conveniosque se están negociando y que perderán vigencia el 8 de julio de este año, es decirdecaería la ultractividad de cerca de un 30 % de convenios con arreglo a lasmodificaciones introducidas en el artículo 86.3 de la Ley del Estatuto de lostrabajadores por la reforma laboral; o por decirlo más exactamente, con los datosestadísticos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, están pendientes de firmarseun total de 3.069 convenios, que afectan a 5.432.737 trabajadores. Repárese en laimportancia de este dato, dado que muchos convenios no podrán ser sustituidos por unode superior ámbito, en cuanto que inexistente, y la única vía que queda abierta, si laempresa opta por dejar de aplicar el convenio colectivo estatutario que ha perdidovigencia, es la normativa laboral general, es decir básicamente la Ley del Estatuto de lostrabajadores. 8
  9. 9. Por cierto, y dicho sea incidentalmente, la lectura de este documento me ha servido paraconocer mejor algo de lo que había tenido conocimiento en la sentencia de la AudienciaNacional de 28 de enero sobre la inaplicación de convenio por la empresa UNIPOST,esto es que tras la solicitud denegada en septiembre de 2012, y confirmada por la AN, laempresa presentó nuevamente otra solicitud a finales de año, planteando “lainaplicación del incremento salarial en 2013, pactado en el 3,4% respecto a las tablas de2012, año del que partían con congelación salarial”, propuesta que fue aceptada por elpleno de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos con el voto encontra de las representaciones de CC OO y UGT.Las conclusiones del estudio de seguimiento de la negociación colectiva en este año dereforma laboral son las siguientes:“En definitiva, la reforma laboral está incidiendo en el retraso de la negociacióncolectiva, acumulando etapas sin actualización de tablas salariales. Solamente en 2012faltan por firmar 3000 convenios para 5,4 millones de trabajadores.En cambio se mantiene la analogía en las unidades de negociación: los convenios deempresa (76% del total de los firmados para el 11% de los trabajadores con convenio) yde los convenios sectoriales (24% del total de convenios que cubren al 89% de lostrabajadores) los convenios de sector estatal representan ahora el 2% de los convenios(el 1,6% en 2011) y para el 31% de los trabajadores (el 28% en 2011) en los próximosmeses hay que aclarar la situación de ultractividad del 30% de los conveniosEn el año de vigencia de la reforma laboral (respecto al año 2011), los incrementossalariales y las cláusulas de garantía demuestran: pérdida del poder de compra por unincremento salarial medio pactado inicialmente inferior al incremento medio de losprecios, especialmente en los convenios nuevos (1,7 puntos porcentuales) pero tambiénen los revisados (0,79 puntos porcentuales) reducción del porcentaje de trabajadoresincluidos en convenios que incorporan cláusula de garantía salarial, al quedar pordebajo del 50% en cuanto a la calidad de las cláusulas, ligera pérdida en el porcentaje deconvenios que incorporan la cláusula de garantía con efecto retroactivo y en cuanto alvolumen de trabajadores afectadosEn el año de vigencia de la reforma laboral (respecto al año 2011) las cláusulas: dejubilación forzosa, se reduce en cuatro puntos porcentuales el porcentaje de conveniosque la incorporan, del 51% pasamos al 47%; grupos profesionales en la clasificaciónprofesional aumenta ligeramente el porcentaje de convenios que la pactan (pasamos del38% al 44%) aunque vienen a incluir en la negociación colectiva a un volumen inferiorde trabajadores los permisos retribuidos de formación profesional no están siendomasivamente incorporado en los convenios pactados, permanece en un porcentajesimilar al 2011, sin llegar a la tercera parte de los trabajadores repunta ligeramente eldato de convenios que pactan distribución irregular (del 33% al 39%) y, también yparticularmente, en el total de trabajadores (del 56% al 63% actual)La reforma laboral ha incrementado la conflictividad. Además de las dos huelgasgenerales desarrolladas este año, la estadística recoge un 3% más de huelgas hastaoctubre, y para un 29% más de trabajadores. Los procedimientos en el SIMA se hanincrementado también, un 43%, respecto a 2011. De manera significativa se propaganlos procedimientos relacionados con la reestructuración de empresas, pasando de 48 en 9
  10. 10. 2011 a 107 en 2012. Los expedientes de inaplicación estudiados en la CCNCC han sido15. Uno de ellos ha obtenido resolución favorable, por el voto de CEOE yAdministración, con el rechazo de CCOO y UGT, será objeto de impugnación; el restose han archivadoPor otro lado, según el REGCON y pese a las carencias en la recogida de información,que persisten pese a la creación de un apartado específico, las inaplicaciones deconvenios alcanzan ya los 523 registros depositados”.C) Por último, en el análisis de las sentencias dictadas por las Salas delo Social de losTribunales Superiores de Justicia y la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, a lasque estoy dedicando especial atención en este blog respecto a las que versan sobredespidos colectivos, las conclusiones globales del estudio son las siguientes.“La interpretación judicial de nuestros Jueces y Tribunales, tiene en cuenta principios yderechos básicos de nuestro sistema de relaciones laborales, y de los compromisosinternacionales adquiridos por España y la recepción normativa de esos compromisos ennuestro derecho.Por más que la reforma haya ampliado el poder de decisión empresarial, los límites a sucapacidad organizativa deben tener en cuenta nuestros derechos fundamentalescolectivos como el derecho a la negociación colectiva, y la libertad sindical, y losprincipios básicos de cualquier sistema democrático como la seguridad jurídica y latutela judicial efectiva, que imposibilitan no conocer de la conexión de funcionalidad enel despido si se pretende la alegación de determinada causa, o no dotar a larepresentación de los trabajadores de la información adecuada a la hora de negociar, silo que se pretende es modificar las condiciones de trabajo de los trabajadores, aunque endeterminados aspectos como en el convencional, el convenio de empresa le ha restadocapacidad de gestión, aunque no normativa al convenio de sector”.10. Para concluir, de forma provisional por supuesto ya que la reforma laboral seguirádando mucho que hablar, tanto en términos de debate social como por sus implicacionesjurídicas y sobre el devenir del modelo de relaciones laborales en España, según que sevaya encaminando hacia una microconflictividad difusa o recupere la senda del acuerdoentre los agentes sociales, y hoy por hoy parece más factible lo primero que lo segundo(y me gustaría equivocarme), reitero algo que ya he expuesto en anteriores ocasiones:creo que el incremento de jornada, la congelación o reducción salarial, y la mayorflexibilidad o disponibilidad trabajador, son las características más destacadas hasta elmomento de la reforma laboral, como consecuencia de una ampliación del poder dedirección del empleador y un debilitamiento de la negociación colectiva.Buena lectura de los documentos. 10

×