La Gran Muralla China

6,032 views

Published on

Es una corta crónica de un viaje a dos puntos de la gran muralla china

Published in: Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
6,032
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
17
Actions
Shares
0
Downloads
100
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La Gran Muralla China

  1. 1. Enrique Posada y Diego Jaramillo Octubre de 2005 万里长城 Wan Li Cháng Chéng La Gran Muralla China
  2. 2. Conocimos la muralla en dos lugares, Badaling y Simatai.(3 y 14)
  3. 3. A Badaling, a unos 60 kms de Beijing, van la mayor parte de los turistas y la experiencia puede ser muy multitudinaria (foto de internet). En Simatai, a 130 km, hay muchos menos visitantes y la experiencia es mucho más auténtica y tranquila
  4. 4. Estamos en Simatai, a 130 km de Beijing. Un mapa de la zona y arriba, en la montaña, la muralla. En verdad se siente una emoción especial aunque no vinimos a invadir.
  5. 5. Estamos en Simatai, a punto de subir a la montaña para la muralla, con nuestro amigo Carlos Arroyave, de la Universidad de Antioquia, quien estaba en un congreso de corrosión en Beijing. Lucimos elegantes gorros chinos
  6. 6. Existe un cable para subir a la montaña para la muralla. El paisaje es árido, observamos formas novedosas de sembrar árboles. Seguramente Carlos, que es experto en corrosión, estaba examinando con alguna desconfianza las cabinas.
  7. 7. Allí nos encontramos un paisaje muy despejado con pocos visitantes y con una muralla en apariencia menos reconstruida. Diego y Enrique se caminaron las murallas durante tres horas. Carlos fue más sedentario.
  8. 8. La muralla tiene torres cada cierta longitud. En Simatai pudimos visitar unas 12 torres.
  9. 9. La muralla se extiende por las montañas a lo lejos. Se habla de que tiene una longitud de 10.000 li (un li tiene 500 metros). Va desde la costa oriental en Shanhaiguan hasta el desierto de Gobi.
  10. 10. La construcción comenzó entre los siglos 7 y 8 antes de Cristo (AC) con base en muros separados. En la dinastía Quin (200 AC) se unieron los distintos muros que se extendían de oriente a occidente por unos 5.000 Km. Se continuó la extensión durante las siguientes dinastías. Los mayores trabajos se hicieron en la dinastía Ming (1368 – 1644 DC), buscando defenderse de grupos nómadas del norte, y se hicieron cerca de 18 renovaciones. Se llegó así a un total de 6.700 km.
  11. 11. Después de los trabajos de la dinastía Ming, la muralla fue esencialmente abandonada y estuvo a punto de desaparecer, a no ser por los proyectos de conservación para el turismo. La muralla que se aprecia hoy en día corresponde a secciones del trabajo hecho en la dinastía Ming (1368 – 1644 DC). Tiene un ancho de 5 metros y alturas de 10 metros.
  12. 12. En nuestra visita no faltaron los amigos chinos. En este caso tres amables vendedores de artesanías y recuerdos que nos acompañaron durante dos horas, hasta que al final hicieron lo que querían, vendernos sus cositas.
  13. 13. Siempre nos impresionó la amabilidad de la gente. Sonrisas, risas, caras amables. Finalmente, luego de ligeros barequeos, uno termina comprando algún recuerdito.
  14. 14. A gente tan amable decidimos enseñarles nuestras formas paisas de venta ambulante.
  15. 15. Un bonito marco de referencia
  16. 16. Las obras de los hombres Ayer se hicieron con sudor de miles, con dolor de muchos, con cariño también. Hoy las caminamos, como vías que nos conectan con la historia, quizás pisamos la huella que algún desconocido y humilde antiguo habitante labró, con su sangre, sin saber que mil años después allí estaría para suavizar mis pasos.
  17. 17. Tres embajadores, tres colegas ingenieros tres amigos se encontraron, y en la gran muralla china, ingenio de los ingenios, más amigos se volvieron y volvieron más ingenieros.
  18. 18. No faltó el reciclaje detallado (nuestro viaje era al congreso mundial de reciclaje), y eso que estábamos al final de la zona que se puede visitar en las murallas, señalada por unas cadenas
  19. 19. Hasta el otro lado del mundo llevamos los nombres de INDISA y de TEPSA en nuestras cabezas y pechos. Algún negocio resultará, pues mucho chino nos vio.
  20. 20. Tampoco falta el deporte extremo. Uno puede bajar por cable sobre el lago de la foto.
  21. 21. En nuestro camino a Simatai compramos unas frutas y nos las entregaron pesadas en una balanza certificada.
  22. 22. Este es Charles Gao, nuestro sonriente chofer chino que hablaba inglés suficiente para ser nuestro guía, a quien se debe que pudiéramos hacer viajes largos e interesantes, algunos fuera del circuito turístico normal. El nos enseñó a contar en chino, a saludar, a decir gracias. De nosotros aprendió a decir Sí, Sí. Y se moría de la risa.
  23. 23. Estamos ahora en Badaling. Fuimos con el grupo del Congreso de Reciclaje, en un día lluvioso y con mucha niebla. La niebla le confiere a la muralla y al paisaje un sabor especial y misterioso
  24. 24. En Badaling, a pesar del día lluvioso, había bastante gente. Se observa que la muralla está mucho más reconstruida que en Simatai.
  25. 25. Les presentamos algunos compañeros del congreso, como Hivanildo de Brasil y su colorida esposa y Teodoro de Suiza (Kompogas), muy amistoso con la idea de que INDISA y TEPSA van a impulsar los equipos que ellos producen para aprovechar los residuos orgánicos.
  26. 26. Estos son avisos en chino y en inglés, para tratar de frenar la tendencia china a escupir (para decirlo decentemente, pues es algo más que escupir)
  27. 27. Nuestro nuevo amigo muy especial, Patrick Crucifix, de la empresa Solvay, belga, alguien que valió la pena conocer, posó para nosotros con las montañas al fondo.
  28. 28. Picos al fondo, verdaderamente, un camello, como decimos en Colombia.
  29. 29. Ya dejamos el tema de la muralla, pero antes, dejamos registro de las chinitas de todas las edades.
  30. 30. Gracias por acompañarnos en esta corta visita a la gran muralla china

×