Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

ENJ-100 Relación imputado-defensor, defensor-imputado - Curso Ética del Defensor Público

Curso Ética del Defensor Público

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

ENJ-100 Relación imputado-defensor, defensor-imputado - Curso Ética del Defensor Público

  1. 1. Relación defensor-usuariosRelación defensor-usuarios Curso Ética del Defensor, Relación defensor-usuariosestá distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional .
  2. 2. Comportamiento ético del defensor.Comportamiento ético del defensor. Aspectos que se deben considerar.Aspectos que se deben considerar. • El defensor penal, como muy bien lo afirma el profesor Alberto Binder es un luchador en nombre del imputado para que se preserven las garantías dentro del proceso penal. ( Binder, Alberto. Justicia Penal y Estado de Derecho. AD HOC, Buenos Aires, Argentina. 1993. Pág. 148.) Este enfoque permite resolver desde el punto de vista ético cuál es la relación que une al defensor con el imputado. Ya que lo que le debe interesar al defensor, independientemente de si la persona es culpable o no, o del delito que se investigue, o lo “peligroso” que puede parecer, es que siempre dentro del proceso existen estas garantías penales (derecho sustantivo) y del orden procesal, que deben hacerse valer. • El defensor tiene la obligación de cumplir con la función para la cual se le encomendó, tan es así que se le juramenta para el ejercicio de su cargo, de ahí que si incumple o es negligente en su función, ello no solo conlleva sanciones al defensor ( queja administrativa y reporte al Colegio de Abogados), sino que además se considera una violación al debido proceso.
  3. 3. La relación defensor-usuario (a). SuLa relación defensor-usuario (a). Su naturaleza.naturaleza. El defensor entabla una relación profesional con sus representados, es la persona en quien el imputado debe confiar la dirección de su defensa, y esto en todos los sentidos, ya que dependerá del defensor el rumbo que le de a la estrategia de defensa, esto nos lleva necesariamente a que debemos introducir aquí el elemento confianza como parte de esta relación. No podemos dejar que admitir que muchas defensas exitosos se realizan sin contar con el beneplácito del imputado, sea porque no se logra una buena comunicación, porque se trata de un asunto muy técnico que no logra comprender, porque está en desacuerdo con la planificación de la defensa que hace el defensor, en fin por cualquier motivo, y sin embargo al final los resultados son satisfactorios para el procesado. Pese a esto siempre será más fácil el camino y sobre todo más seguro si el defensor o defensora logra entablar una relación de respeto y confianza con el imputado. En definitiva eso permitirá que la planificación de la defensa sea más clara y que el juzgador perciba que existe unidad en los planteamientos, y por tanto son más sólidos para ser acogidos.
  4. 4. La relación defensor-usuario (a). SuLa relación defensor-usuario (a). Su naturaleza.naturaleza. Uno de los pilares fundamentales para lograr esa relación de confianza, es que el defensor para llevar a cabo su labor cuente con ciertas garantías como el no decomiso de cosas relacionadas con la defensa ni la interceptación de las comunicaciones del imputado con su defensor, consultores técnicos y sus auxiliares. Las conversaciones del imputado con el defensor, y demás comunicaciones son absolutamente confidenciales, al grado que incluso la confesión del delito que se está investigando no podría utilizarse válidamente como prueba directa e indirecta en el mismo proceso penal. Igualmente el imputado tiene el derecho irrestricto a comunicarse privadamente con el defensor, con el fin de ejercer la defensa ampliamente.
  5. 5. El voto No. 6378-95 de la SALA CONSTITUCIONAL CREl voto No. 6378-95 de la SALA CONSTITUCIONAL CR del 22-11-95 señala el rol que cumple el defensor en el sistemadel 22-11-95 señala el rol que cumple el defensor en el sistema de justiciade justicia.. • “Además de lo dicho arriba, se observa que en este asunto hay una especial circunstancia, cual es que los funcionarios a quienes se pretende sancionar disciplinariamente pertenecen a la oficina de defensores públicos, que asumió la defensa del imputado en el proceso penal en que se hicieron las intervenciones telefónicas. Se considera que ello es una circunstancias excepcional, porque aún en aquellos casos en que la intervención de la comunicación privada se hiciera en observancia de los requisitos impuestos en el artículo 24, cuando ésta se trate de conversaciones del imputado con su defensor las comunicaciones son absolutamente confidenciales, al grado que incluso la confesión del delito que se esté investigando no podría utilizarse válidamente como prueba directa o indirecta en el mismo proceso penal. • Esta conclusión se deriva además del artículo 24, del 39 constitucional, que contempla el derecho de defensa, según el cual es evidente que el imputado debe tener "el derecho irrestricto a comunicarse privadamente con su defensor" (sentencia número 1739-92 de las 11:45 hrs. del 1 de julio de 1992), con el fin de poder ejercer tal derecho ampliamente”... • “Como consecuencia de las lesiones a derechos fundamentales que se han tenido por demostradas, debe declararse con lugar el recurso, ordenando al Tribunal de la Inspección Judicial abstenerse de incluir las transcripciones de intervenciones telefónicas efectuadas en la causa penal número 166-95 como medio probatorio directo o indirecto. “
  6. 6. • De lo reseñado hasta aquí puede concluirse que: a) es violatorio del derecho a la intimidad utilizar la trascripción de intervenciones telefónicas en un procedimiento disciplinario; b) aún para el proceso penal contraría ese mismo derecho y el de defensa la intervención de las comunicaciones del imputado con su defensor; c) la sola eventualidad de exponer a defensores públicos a una investigación disciplinaria por su relación con imputados, podría llevarlos a temer el ejercicio de aquellas que se suponen son sus obligaciones, debiendo respetarse las garantías que les asisten por su condición de abogados defensores. • • La Sala Constitucional en Costa Rica amparó a los defensores y dejó plenamente resuelto el tema del respeto a la privacidad de estas comunicaciones. • Por otra parte, el Defensor Judicial no puede renunciar a la defensa ni hacer abandono de ella, y en caso de hacerlo puede ser sancionado; tampoco se le puede separar de la causa como ocurre en el caso de la defensa privada, lo único que procede es que el Tribunal comunique si existe alguna irregularidad a la Dirección de la Defensa y esta defina si procede un cambio de defensor o incluso una sanción de tipo administrativa.
  7. 7. Relación ImputadoRelación Imputado DefensorDefensor
  8. 8. Relación Imputado DefensorRelación Imputado Defensor • El reto para el defensor judicial es lograr una buena comunicación como parte de su estrategia de defensa. Pero esta buena comunicación requiere de toda una técnica de su parte del defensor, todo cuando es proveído por el Estado, ya que como sabemos no es elegido por el imputado, sino que se le impone como abogado a una persona que conoce en ese momento. Esta posición se agrava cuando el imputado ha sido privado de su libertad y no ha tenido por tanto mucha oportunidad de conversar de forma privada y amplia con esa persona que se presenta como su abogado defensor.
  9. 9. Reglas básicas para generar una buenaReglas básicas para generar una buena comunicación con el imputado:comunicación con el imputado: • 1. Asistir en forma puntual al primer encuentro con el imputado, o bien atenderle de forma oportuna en la oficina. • 2. Explicar de forma amplia al imputado su papel, que le desea ayudar y que puede confiar en Usted. • 3. Lo anterior debe ser demostrado con las actitudes necesarias, ya que en ningún momento se deben hacer comentarios despectivos hacia el imputado, ni tampoco entablar conversaciones con algún otro funcionario tiene una relación con las personas que lo acusan. • 4. Escuchar con atención y dedicando el tiempo debido. Es necesario organizar el tiempo para atender en forma debida al imputado, no es posible indicarle demasiadas limitaciones en razón del tiempo, porque esto hace creer al imputado que su caso no es importante para Usted. Como por ejemplo “Sea muy concreto porque tengo muchos casos”, o “tiene dos minutos para decirme que le pasó”.
  10. 10. • 5. El imputado siempre debe ser escuchado antes de que Usted le refiera su punto de vista, por lo que se debe tomar nota de lo que parece importante para su caso, para luego hacer las preguntas o aclaraciones que resulten necesarias para planificar la defensa de la mejor forma posible. • 6. El defensor debe procurar obtener del imputado la verdad de los hechos, según su apreciación, ya que esto le permitirá aconsejarle de forma correcta sobre la posibilidad de que rinda una declaración que le sea beneficiosa, o por el contrario que se abstenga de declarar. Es erróneo pensar que como defensores podemos ejercer la defensa sin contar con el acusado, ya que no debemos perder de vista que el es el sujeto principal del proceso, y posee unos conocimientos acerca de los hechos que como defensor no se tienen, y a eso debe sacársele el máximo provecho.
  11. 11. • Una de las consecuencias de una mala comunicación entre defensor e imputado tiene como desenlace la insatisfacción de este ultimo, que puede tratar de hacer valer su derecho a una defensa efectiva dentro del proceso, argumentando algún problema de validez del fallo por considerar que estado indefenso, y todo se debe a que la mayoría de las veces no ha existido esa comunicación clara y transparente sobre la estrategia de defensa común que se debe seguir. • Es necesario precisar el derecho de defensa que se desprende de la Constitución Política y de los párrafos 2, 3 y 5 del artículo 8 de la Convención Americana sobre derechos humanos implica entre otros, el derecho del reo a ser asistido por un defensor letrado, proveído gratuitamente por el Estado en caso necesario, el derecho a comunicarse privadamente con su defensor, el acceso irrestricto a las pruebas y la posibilidad de combatirlas, el derecho a un proceso público y el derecho a hacer uso de todos los recursos legales de defensa sin coacción de ningún tipo. La valoración que haga el sentenciado sobre la ineficiencia o falta de diligencia de su defensor tampoco podría considerarse siempre como una infracción al debido proceso, solo ocurre eso cuando se trate de un caso en que esa actuación fuera del defensor sea del todo negligente o se evidencie que se dio en forma contraria a los intereses del defendido Pero para evitarse este tipo de reclamos es mejor tener muy claro que todo va a depender de la buena relación entre defensor e imputado. • Como vemos, sólo en caso de que la defensa haya sido del todo negligente o se evidencie que se dio en forma contraria a los intereses del defendido es que puede considerarse que ha existido violación al debido proceso.

    Be the first to comment

    Login to see the comments

Curso Ética del Defensor Público

Views

Total views

253

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

3

Actions

Downloads

2

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×