Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
REHABILITACIÓN 
PSICOSOCIAL EN EL 
PACIENTE DE SALUD 
MENTAL 
Siam Callejo López 
Pilar Costa López 
Inma Grao Pechuan 
Ma...
INTRODUCCIÓN. 
La Rehabilitación Psicosocial ha venido configurándose como un campo de 
intervención de creciente importan...
explicación de la Rehabilitación Psicosocial en el paciente de salud mental hemos 
decidido enfocar la atención en una pat...
Su objetivo es reducir el impacto que tienen en la vida del sujeto tanto de los síntomas 
negativos de la esquizofrenia co...
De ahí que nazca la necesidad de implantar técnicas de rehabilitación psicosocial en el 
paciente de salud mental. Con la ...
· Estupor (descenso de la reactividad al ambiente y/o reducción de los movimientos 
espontáneos y de la actividad) o mutis...
· Cambios afectivos. 
· Delirios y alucinaciones, aunque no son frecuentes. 
· Comportamiento irresponsable e imprevisible...
- SIMPLE: trastorno poco frecuente con inicio engañoso, progresivo, con 
comportamientos extraños, con asocialidad o insoc...
· Responsable del diseño e intervención en su caso en los Programas/Talleres de 
Relajación; Educación en Salud (Incluido ...
- Incumplimiento del 
tratamiento 
-Mantenimiento 
inefectivo de la 
salud (consumo de 
tóxicos) 
- Protección ineficaz 
o...
5. Sueño/descanso 
- Deterioro o 
privación del patrón 
del sueño 
- Descanso y 
bienestar 
- Fomentar el 
sueño 
- Educac...
8. Rol-Relaciones 
- Aislamiento social 
y Riesgo de soledad. 
- Interrupción de los 
procesos familiares 
- Deterioro de ...
11. Valores y 
creencias 
- Sufrimiento 
espiritual 
- Bienestar 
espiritual 
- Apoyo 
emocional 
- Escucha activa 
CONCLU...
potencie oportunidades culturales, lúdicas o de contacto social desde el trabajo 
coordinado con los recursos disponibles ...
%20mental/Publicaciones/PROGRAMA_REHABILITACION_REINSERCION_PSIC 
OSOCIAL_SALUD_MENTAL_2003.pdf 
Florit-Robles, A. (2006)....
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Rehabilitación psicosocial grupo_b1

935 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Rehabilitación psicosocial grupo_b1

  1. 1. REHABILITACIÓN PSICOSOCIAL EN EL PACIENTE DE SALUD MENTAL Siam Callejo López Pilar Costa López Inma Grao Pechuan Marta Mestre Puig Alejandra Rius Bernat
  2. 2. INTRODUCCIÓN. La Rehabilitación Psicosocial ha venido configurándose como un campo de intervención de creciente importancia e interés en la atención comunitaria a las personas con enfermedades mentales graves y crónicas (como la esquizofrenia por ejemplo) (González Cases, 2006). La Rehabilitación Psicosocial se organiza como un conjunto de intervenciones y apoyos cuyo objetivo esencial es: · Ayudar al enfermo mental crónico a superar o compensar dificultades psicosociales. · Ayudarle en el desarrollo de su vida cotidiana en la comunidad de la manera más autónoma y digna. · Ayudarle en el desempeño y manejo de los diferentes roles y demandas que supone vivir, trabajar y relacionarse en los diferentes entornos comunitarios. En la organización de un sistema de atención comunitaria a las personas con enfermedad mental, la rehabilitación psicosocial es un elemento esencial y debe ejercer como eje vertebrador de una adecuada atención continuada y apoyo a la integración de dicha población. La orientación de rehabilitación, esto es, el compromiso con la mejora del funcionamiento, con el incremento de la autonomía, con el apoyo a una integración lo más activa y normalizada posible en el entorno comunitario y en suma con la mejora de la calidad de vida de las personas con una enfermedad mental crónica en la comunidad, debe impregnar la organización de los distintos servicios sanitarios y sociales implicados en la atención y apoyo a esta población y debe ser el mínimo común denominador del estilo de atención que debe caracterizar la atención comunitaria. La Rehabilitación psicosocial en el paciente de salud mental comprende un terreno muy extenso difícil de abordar en toda su amplitud en un trabajo de las características que en éste se nos exige: a distintas patologías mentales, distintos modos de afrontamiento y particularidades. Por eso, para un mejor tratamiento de la información y una mejor 2
  3. 3. explicación de la Rehabilitación Psicosocial en el paciente de salud mental hemos decidido enfocar la atención en una patología en concreto, la esquizofrenia. Con el mismo objetivo de optimizar el tratamiento y la explicación de la materia hemos estructurado el trabajo en apartados lo cual nos permiten alcanzar una comprensión global de manera más sencilla respecto a la Rehabilitación psicosocial en el paciente de salud mental aun con un volumen de información reducido. Estos apartados comprenden: conceptos básicos referentes a la rehabilitación psicosocial en pacientes con esquizofrenia, etiología y epidemiología de la patología en la comunidad, y por último, cuidados enfermeros que se llevan a cabo en situaciones de pacientes con esquizofrenia y diagnósticos de enfermería aplicables en el tratamiento a personas en Rehabilitación Psicosocial con enfermedad mental. CONCEPTO. La esquizofrenia es un trastorno cerebral severo que perdura toda la vida. Las personas que la tienen pueden escuchar voces, ver cosas que no existen o creer que otros leen sus pensamientos o controlan su mente. Como síntomas se pueden hallar, pensamientos o percepciones fuera de lo común, trastornos del movimiento, dificultades para hablar y expresar sus emociones, problemas psicosociales, problemas de atención, memoria y organización. No se sabe con seguridad cuál es la causa de la esquizofrenia, pero la constitución genética y la química cerebral probablemente tienen alguna influencia. A día de hoy muchos pacientes con tratamiento farmacológico mejoran considerablemente para llevar su vida normalmente, donde también juega un papel muy importante la rehabilitación psicosocial. La Rehabilitación Psicosocial, consiste en ayudar a las personas con discapacidades psiquiátricas (en este caso, pacientes enfermos de esquizofrenia) a reintegrarse en la comunidad y a mejorar su funcionamiento psicosocial, de manera que pueda mantenerse en su entorno natural y social en unas condiciones de vida lo más normalizadas (igualar unos patrones a lo estadísticamente mayoritario) e independientes posibles. 3
  4. 4. Su objetivo es reducir el impacto que tienen en la vida del sujeto tanto de los síntomas negativos de la esquizofrenia como de los positivos, aumentar el conocimiento sobre el trastorno que pueda tener el propio sujeto y su familia, así como favorecer la adhesión al tratamiento farmacológico, prevenir recaídas, mejorar las habilidades sociales y la propia red social del paciente, proporcionar estrategias de afrontamiento del estrés en los enfermos y sus familiares, etc, favorecer y posibilitar la adquisición o recuperación del conjunto de destrezas, habilidades y competencias necesarias para el funcionamiento en la sociedad en las mejores condiciones posibles. ETIOLOGIA.: El hecho de conocer que alguien está diagnosticado de esquizofrenia, tiene un impacto sobre las personas que le rodean, de modo tal que se produce todo un proceso de rechazo y discriminación, que se manifiesta en diferentes facetas de la vida, como puedan ser por ejemplo, encontrar alojamiento, a menudo se encuentran dificultades para alquilar un piso cuando los propietarios o vecinos se enteran que vivirá una persona con esquizofrenia, otro ejemplo sería, la integración laboral, muchas empresas al enterarse del tipo de trastorno mental que padece lo más probable es que no le contraten. Las personas que sufren de trastornos mentales graves enfrentan una situación dicotómica: lidiar con los síntomas e incapacidades que produce de la enfermedad, y con los estereotipos y prejuicios generados por conceptos erróneos sobre las enfermedades mentales y la falta de información. Las opiniones que se forman entorno a estas personas son tales como, “La esquizofrenia no puede ser tratada”,” Los esquizofrénicos deben ser recluidos”, “son violentos y peligrosos”, “no hacen nada, están siempre viviendo de la sopa boba no pueden ni quieren trabajar”, “Si una persona tiene esquizofrenia, algo habrá hecho para merecerlo”… Todo ello tiene unas consecuencias para estas personas, que se basan en aislamiento social, baja adhesión al tratamiento desmoralización y desesperanza. 4
  5. 5. De ahí que nazca la necesidad de implantar técnicas de rehabilitación psicosocial en el paciente de salud mental. Con la que poco a poco se consigue un descenso de la estigmatización social, una mejora de calidad de vida para las personas que padecen este trastorno, apoyo y asesoramiento a las familias y al entorno del enfermo, y sobre todo una reinserción en la comunidad, con los mínimos prejuicios que se puedan y con una disminución de la institucionalización psiquiátrica de la que se ha estado intentando huir en los últimos años. EPIDEMIOLOGÍA. La esquizofrenia, fue descrita por primera vez en el siglo XIX por Kraepelin y es el trastorno psicótico más común e importante en la actualidad. Los datos epidemiológicos varían en todo el mundo, pero muestran una incidencia alrededor de 1/1.000 habitantes, siendo más alta en países desarrollados que en los países en vías de desarrollo, al igual que la prevalencia que oscila entre un 0’2%-1%. En cuanto a la relación de padecer esta enfermedad con respecto al sexo es por igual en hombres y en mujeres, aunque se ha observado que el inicio de la misma se da a edades más tempranas en los hombres, sobre los 15-25 años, y en las mujeres algo más tarde, sobre los 25-35 años. El riesgo de suicidio es de un 10% y la incidencia de suicidio de 14’7-75% al año. FORMAS CLÍNICAS. Conforme a la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) y al Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV) existen cuatro o seis subtipos respectivamente, que son los siguientes: - CATATÓNICA: cada vez más rara. Cuyo rasgo esencial y dominante es la alteración psicomotriz. Alterna entre, hiperquinesia y estupor semejante al sueño, asociado con alucinaciones escénicas intensas. A veces hay excitación con violencia. Sintomatología: 5
  6. 6. · Estupor (descenso de la reactividad al ambiente y/o reducción de los movimientos espontáneos y de la actividad) o mutismo. · Negativismo (resistencia a las instrucciones o intentos de ser movilizado). · Rigidez. · Excitación de la actividad motora. · Actitud (adquisición voluntaria de actitudes inapropiadas o extrañas). · Posturas (mantenimiento voluntario de posiciones inapropiadas). · Flexibilidad cerea (mantiene los miembros y el cuerpo en posiciones impuestas). · Automatización a la orden y perseverancia. - PARANOIDE: es la forma clínica más común. Caracterizado por la presencia de intensas alucinaciones e ideas delirantes de persecución. Sintomatología: · Delirios paranoides y alucinaciones. · Experiencias subjetivas anormales como por ejemplo eco de pensamiento. · Alteración perceptiva (tiempo, espacio, color, forma visual, imagen corporal, etc). · Alucinaciones auditivas y visuales. · Delirio de persecución, celos, etc. · Afectividad menos afectada que en otros subtipos, pero es frecuente la irritabilidad, ira, miedo, etc. · Síntomas “negativos” (embotamiento afectivo y deterioro volitivo). - HEBEFRENICA o DESORGANIZADA: suele empezar en la adolescencia, entre los 15 y 25 años, tiene un mal pronóstico, por el rápido desarrollo de los síntomas “negativos” (aplanamiento afectivo y pérdida de la volición). Sintomatología: 6
  7. 7. · Cambios afectivos. · Delirios y alucinaciones, aunque no son frecuentes. · Comportamiento irresponsable e imprevisible con asociación de movimientos desproporcionados (manierismos). · Humor inapropiado, risa tonta, muecas, bromas, quejas y reiteraciones verbales. · Pensamiento desorganizado y habla incoherente. · Tendencia a la soledad y al aislamiento. - INDEFERENCIADA: cumple los criterios generales de la esquizofrenia, pero no se ajusta a ninguno de los subtipos, o bien presenta rasgos de más de uno de ellos. - RESIDUAL: estado crónico de enfermedad esquizofrénica, con progresión hacia síntomas “negativos” y de deterioro, no es irreversible. Sintomatología: · Síntomas “negativos”.  Enlentecimiento psicomotor.  Actividad disminuida.  Embotamiento afectivo.  Pasividad y falta de iniciativa.  Pobreza de lenguaje.  Comunicación no verbal pobre (expresión facial, contacto ocular, modulación de voz, postura, etc.).  Cuidado personal y actuación social pobre. · Antecedentes de episodio psicótico. · Ausencia de demencia u otra patología cerebral y ausencia de depresión crónica. 7
  8. 8. - SIMPLE: trastorno poco frecuente con inicio engañoso, progresivo, con comportamientos extraños, con asocialidad o insociabilidad y disminución de actividad. Sintomatología: · Predominio de síntomas “negativos”, sin antecedentes psicóticos. · Ocasionalmente pensamientos y comportamientos extravagantes y anomalías de la percepción. · Empobrecimiento social que al incrementar puede desembocar en vagabundeo o vagancia social, ya que se retrae en sí mismo. CUIDADOS ENFERMEROS. En los programas de rehabilitación psicosocial intervienen diferentes profesionales como psiquiatras, psicólogos/as, enfermeros/as, trabajador social, auxiliar, etc. Estos profesionales deben tener una coordinación entre ellos, y además de dicha coordinación también realizan funciones específicas cada uno de los profesionales pero también actúan conjuntamente y en grupo. Pero especialmente nos centraremos en las funciones especificas que tienen los/las enfermeros/as en la unidad de rehabilitación de salud mental. La magnitud y complejidad de esta enfermedad requiere que la enfermera incluya en el plan terapéutico individual estrategias de rehabilitación psicosocial que vayan dirigidas tanto al paciente como a sus familiares, con un abordaje individual y/o grupal. Algunas de las funciones específicas que realiza un/a enfermero/a en la unidad de salud mental, hacia el paciente, son las siguientes: · Valoración funcional e intervenciones individualizadas de enfermería, según protocolo propio, que se designen en los PIR ́s de los usuarios. · Responsable de la valoración específica del área de Habilidades en Salud 8
  9. 9. · Responsable del diseño e intervención en su caso en los Programas/Talleres de Relajación; Educación en Salud (Incluido Taller de Ayuda para dejar de Fumar); Programa de Adherencia al Tratamiento; Programa de Atención a la Familia; Programa de Administración de Tratamientos Farmacológicos y Autocontrol emocional en su caso (co-terapeuta). · Participación en el acompañamiento a Salidas de Ocio o Deportivas en caso de necesidad del servicio. Como se ha explicado anteriormente es importante que la actuación por parte de los profesionales no sea solo al paciente si no también se actúe con la familia y otros aspectos relevantes. Existen diversos programas encaminados hacia varios ámbitos que son el eje principal para que la intervención se desarrolle. Algunos ejemplos son Programa Funcional de Actividades Rehabilitadoras, Programa de Atención a las Familias, Programa de Intervención Comunitaria, etc. Ejemplo: Programa de Atención a las Familias: Es un programa dirigido a analizar e intervenir sobre las variables familiares que influyen en la situación psicosocial del enfermo. Se ha descubierto que las variables familiares influyen en el proceso por tanto lo que se intenta con este programa es incidir en el refuerzo de los vínculos afectivos y en las relaciones importantes. Algunos de los objetivos de este programa seria ofrecer soporte a las familias, intentar una colaboración y participación de la familia en el proceso de rehabilitación psicosocial, prevenir las malas situaciones entre la familia, reforzar o recuperar los vínculos afectivos, etc. DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA. PATRONES NANDA NOC NIC 1.Percepción/control de la salud - Manejo inefectivo del régimen terapéutico - Conducta de cumplimiento - Conducta de - Educación sanitaria (información sobre 9
  10. 10. - Incumplimiento del tratamiento -Mantenimiento inefectivo de la salud (consumo de tóxicos) - Protección ineficaz obediencia (adherencia al tratamiento) - Control de riesgos por consumo de sustancias - Orientación cognitiva los efectos secundarios) - Acuerdos y administración de la medicación - Orientación en la realidad - Apoyo emocional 2.Nutricional-metabólico - Desequilibrio nutricional (como consecuencia de sus alucinaciones o delirios) - Alteración del patrón alimenticio - Alimentación - Control del peso - Educación alimentaria y manejo de la nutrición 3. Eliminación - Estreñimiento - Asesoramiento - Control de la ingesta - Control de la eliminación 4. Actividad/ejercicio - Déficit de autocuidados - Deterioro en el manejo del hogar - Trastorno o riesgo de la movilidad - Autogestión de los autocuidados (aseo) - Actividad instrumental de la vida diaria - Nivel de movilidad - Acuerdos con el paciente - Manejo ambiental - Asistencia en el mantenimiento del hogar. - Sistemas de apoyo 10
  11. 11. 5. Sueño/descanso - Deterioro o privación del patrón del sueño - Descanso y bienestar - Fomentar el sueño - Educación para el manejo de la medicación - Fomentar la relajación 6. Cognitivo- Conductual - Trastorno proceso del pensamiento - Déficit de conocimiento - Deterioro en la interpretación del entorno - Conflicto de decisiones - Deterioro de la memoria - Control del pensamiento distorsionado - Orientación cognitiva - Elaboración de la información - Mantener la memoria - Orientación en la realidad - Vigilancia - Manejo ambiental: seguridad - Manejo de las alucinaciones, delirios. -Entrenamiento de la memoria. 7. Autopercepción- Autoconcepto - Baja autoestima - Desesperanza - Ansiedad - Temor - Trastorno de la identidad y de la imagen - Riesgo de violencia - Elevar la autoestima y equilibrio emocional - Control de la depresión - Control de la ansiedad - Control de los impulsos - Escucha activa y aumento de la autoestima. - Apoyo emocional - Manejo ambiental - Técnicas de relajación 11
  12. 12. 8. Rol-Relaciones - Aislamiento social y Riesgo de soledad. - Interrupción de los procesos familiares - Deterioro de la comunicación verbal -Deterioro de la interacción social - Adaptación psicosocial de la familia: cambio de vida. - Capacidad de comunicación. - Proporcionar habilidades de interacción social - Apoyo a la familia - Fomento de la comunicación y escucha activa. - Contacto y presencia. - Potenciación de la socialización. 9. Sexualidad- Reproducción - Disfunción sexual - Funcionamiento sexual. -Manejo de la conducta - Asesoramiento 10. Adaptación-tolerancia al estrés - Riesgo de violencia hacia sí o hacia otros. - Afrontamiento familiar incapacitante - Deterioro en la adaptación - Riesgo de suicidio - Afrontamiento inefectivo - Autocontención - Recuperación del abandono. - Adaptación al cambio de vida - Manejo del estrés - Ambiente de seguridad - Apoyo a la familia. - Fomento de la implicación familiar (dar información) - Resolución de problemas y consecución de objetivos - Manejo de síntomas negativos. 12
  13. 13. 11. Valores y creencias - Sufrimiento espiritual - Bienestar espiritual - Apoyo emocional - Escucha activa CONCLUSIÓN. Tras la revisión de guías, artículos y distinta documentación respecto al tema se han detectado distintos puntos comunes concluyentes. Se identifica que para una óptima rehabilitación psicosocial del paciente con enfermedad mental se requiere una actuación coordinada entre servicios y profesionales, mantenida en el tiempo, así como integrada en la comunidad y en el entorno social del paciente. Se debe enfatizar el trabajo “en vivo” en el entorno del usuario, potenciando su adaptación al medio social, haciendo hincapié en la creación de una adecuada alianza terapéutica y dando especial importancia a las intervenciones directamente sobre la red social y familiar del paciente (Navarro, 2008). Una conclusión interesante que se desprende del análisis de la distinta información de que disponemos es que pacientes que residen alejados de los servicios de Rehabilitación Psicosocial (>30 Km) obtienen unos resultados con niveles más bajos de calidad de vida en relación a los servicios y equipamientos que le ofrece su zona, lo cual requiere un importante esfuerzo por parte de los técnicos para enfocar sus intervenciones hacia la creación y fomento de alternativas específicas que faciliten la integración comunitaria y el contacto social de los usuarios. No obstante, al margen de que los contextos rurales pueden caracterizarse por la escasez de recursos sociales y ocio, las bajas puntuaciones en cuanto a las posibilidades de diversión en su zona no implican peores puntuaciones en calidad de vida respecto a las actividades de ocio que los pacientes desarrollan. Navarro Bayón y otros, en su artículo “Calidad de vida, apoyo social y deterioro en una muestra de personas con trastorno mental grave”, defienden que “se debería profundizar en la representación que los pacientes tienen de su ocio y el tipo de actividades concretas que realizan, manteniendo una línea de intervención que 13
  14. 14. potencie oportunidades culturales, lúdicas o de contacto social desde el trabajo coordinado con los recursos disponibles en la zona, e incrementando la consideración de la red que tienen los usuarios”. Los resultados también indican una menor percepción de apoyo social de los usuarios que viven solos frente a los que conviven con familiares. Se establece la hipótesis de que los efectos de las intervenciones del equipo técnico pueden influir en la mejora de la relación de convivencia y en la reducción de niveles elevados de carga familiar, mejorando el ambiente familiar y las actitudes que los familiares muestran hacia el paciente. Por otro lado, los familiares podrían actuar como facilitadores en el recordatorio de las pautas marcadas e intervenciones diseñadas con el paciente, mientras que los que viven solos tan solo contarían con el apoyo del programa para la puesta en práctica y mantenimiento de los aprendizajes adquiridos (Navarro, 2008). Por último, se concluye otro punto en referencia al área familiar: la mayor relación entre la calidad de vida y el deterioro en el área familiar plantea la necesidad de incorporar intervenciones enfocadas hacia la reducción del estrés y carga familiar, el aprendizaje de habilidades para la solución de problemas y de modos de afrontamiento eficaces que permitan el manejo de determinadas situaciones conflictivas que se dan en la convivencia (Navarro, 2008). BIBLIOGRAFÍA. American Psychiatric Association (APA). (2002). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson. Recuperado el 10 de Octubre de 2014, en: http://www.psicomed.net/principal/dsmiv.html Blasco, I.; Béjar, A.; Cardona, F. y otros. (2003). Programa de rehabilitación y reinserción psicosocial en salud mental. Comunidad Autónoma de Aragón: Servicio Aragonés de salud. Recuperado el 7 de octubre de 2014, en: http://www.aragon.es/estaticos/ImportFiles/20/docs/Areas/Informaci%C3%B3n%20al %20ciudadano/Salud 14
  15. 15. %20mental/Publicaciones/PROGRAMA_REHABILITACION_REINSERCION_PSIC OSOCIAL_SALUD_MENTAL_2003.pdf Florit-Robles, A. (2006). La rehabilitación psicosocial de pacientes con esquizofrenia crónica. Apuntes de Psicología, Vol. 24, número 1-3, 223-244. Martín García-Sancho, Julio C. y otros. (2009). Guía práctica clínica para el tratamiento de la esquizofrenia en centros de salud mental. Murcia: Subdirección de Salud Mental, Servicio Murciano de Salud. Recuperado el 7 de Octubre de 2014, en: http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_443_Esquizofrenia_Murcia.pdf Navarro Bayón, Daniel; García-Heras Delgado, Susana; Carrasco Ramírez, Olga; Casas Toral, Alberto. (2008). Calidad de vida, apoyo social y deterioro en una muestra de personas con trastorno mental grave. Psychosocial Intervention, sin mes, 321-336. Perona Garcelán, Salvador. (2006). La intervención en esquizofrenia: nuevos avances desde la investigación y la práctica clínica. Apuntes de Psicología, Vol. 24, número 1-3, págs. 5-10. Recuperado el 10 de Octubre de 2014 en: http://sid.usal.es/idocs/F8/ART10988/intervencion_esquizofrenia.pdf 15

×