Esquilo: "Las Coéforas"

28,159 views

Published on

Literatura griega

Published in: Education
0 Comments
21 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
28,159
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
239
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
21
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Esquilo: "Las Coéforas"

  1. 1. “Las Coéforas”La Orestiada458 a.C.Esquilo525-456 a.C.
  2. 2. Las coéforas es unatragedia de Esquilo.Forma junto a“Agamenón” y “Laseuménides” la trilogíade la Orestíada, quetrata de la historiamítica de Orestes,hijo de Agamenón,vencedor de Troya.
  3. 3. :Coro: esclavas troyanasOrestes: hijo de Agamenón, asesino deClitemnestraElectra: hermana de Orestes, e hija tambiénde Agamenón y ClitemnestraClitemnestra: reina de ArgosPílades: amigo de OrestesNodriza: nativa de Cilicia y llamada por elloCilisa.Egisto: amante de Clitemnestra; primo deAgamenón (padre de orestes y electra),tíode Orestes y Electra, y, posteriormente,también padrastro y los Servidores
  4. 4. En la mitología griega Pílades era el hijodel rey Estrofio de Fócide, conocidoprincipalmente por sus lazos afectivoscon Orestes.
  5. 5. Fócide
  6. 6. Orestes había sido enviado a Fócidedurante el romance de su madreClitemnestra con Egisto. Allí fue criadocon Pílades, a quien por tantoconsideraba como un hermano. MientrasOrestes estaba fuera, Egisto cometióadulterio con Clitemnestra. Éstamató a Agamenón cuando regresa deTroya junto con Casandra (a la cualtambién asesina), ya que él habíamatado a Ifigenia, su hija, comosacrificio a los Dioses para poderpartir a Troya.
  7. 7. Orestes regresó a Micenas buscandovengar a su padre Agamenón y, conla ayuda de su amigo Pílades,mató a su madre y a Egisto.Cuando Orestes comenzó a sentirpena por su madre y a vacilar fuePílades quien le dio ánimos. Estahistoria procede directamente de laúltima trilogía conservada de latragedia griega Orestíada deEsquilo, concretamente la segundaobra, Las coéforas.
  8. 8. Las coéforas es la segunda obra de laOrestíada. Narra el encuentro entre losdos hijos de Agamenón y Clitemnestra,Electra y Orestes, y su venganza por lamuerte del padre. La segunda tragediade la trilogía toma el nombre del coro,constituido por las portadoras delibaciones, esto es, las «coéforas»,esclavas de la casa del rey, queacompañan a Electra con libaciones a latumba de Agamenón. Después de queClitemnestra haya asesinado a su marido,Orestes quiere vengarse de su madre.
  9. 9. La libación es un ritual religiosoconsistía en la aspersión de unabebida en ofrenda a un dios. Loslíquidos ofrecidos en las libaciones eranvariados, normalmente de vino sinmezclar, leche, miel, aceite y otroslíquidos, incluso agua pura, que severtían en el suelo.
  10. 10. Una escenade libaciónsobre unaltar de unkílix áticoencerámicacon figurasrojas,alrededordel 480 a.C.
  11. 11. Las coéforas tratade la culpa en laque incurreClitemnestra almatar a su maridoAgamenón, que noha de quedar sincastigo por lasErinias.
  12. 12. En el palacio de Argos,Clitemnestra, que ahoracomparte el trono y la camacon su amante Egisto, sedespierta de una pesadilla:sueña que dio a luz a unaserpiente y que estaserpiente ahora se alimentade su pecho, del que sacasangre en lugar de leche.
  13. 13. Alarmada por esta pesadilla, quees una posible señal de la ira delos dioses, ordena a su hija, laprincesa Electra, a quienmientras tanto Clitemnestra hareducido prácticamente a lacondición de esclava, que hagalibaciones sobre la tumba deAgamenón. Un grupo demujeres, las coéforas, laacompañan para ayudarla.
  14. 14. El Coro está formado porlas portadoras delibaciones (las "Coéforas")y de otras ofrendasfúnebres. Se trata deancianas, esclavas deClitemnestra, de cautivasprocedentes de Troya,que cumplen de mala ganala ofrenda de homenajepóstumo al rey quedestruyó Ilion.
  15. 15. Orestes.- "¿Qué es lo que veo? ¿Quécortejo es este que avanza,compuesto por mujeres cubiertascon largos velos negros?... ¿Deboentender... que estas mujerestraen a mi padre libaciones,ofrendas que aplacan a losmuertos?... Creo que es mihermana Electra la que viene haciaaquí... ¡Oh Zeus, concédemevengar la muerte de mi padre...!"
  16. 16. Electra llega a la tumba de supadre y allí encuentra a unhombre que acaba deponer un rizo de su pelosobre la piedra. Electraexpresa un rencor y un odioterrible contra su madreClitemnestra, que mató a supadre y vive con suamante Egisto.
  17. 17. Electra.- ¿Qué voy adecir al derramar estaslibaciones en honor delmuerto?... Al vertereste agua lustral enhonor de los muertos,dirijo a mi padre estallamada: ten piedadde mí y de tu hijoOrestes; ¡haz queseamos amos denuestra casa!
  18. 18. Ahora somos simplesvagabundos, vendidospor la misma que nosparió; en cambio, ellaha tomado, en tu lugar,un amante, Egisto, sucómplice en tuasesinato. A mí se metrata como a unaesclava. Orestes,desposeído de susbienes, estádesterrado... .
  19. 19. ¡Que un golpe desuerte nos traiga aquía Orestes! Escucha,padre mío, mi súplica...¡Que surja, por fin, unvengador tuyo, padre,y que los que temataron mueran a suvez: esto serájusto!... Estoy viendosobre la tumba estebucle cortado".
  20. 20. Orestes.- "Entro en estepaís de vuelta deldestierro...He ofrecidoal Inacos un bucle demis cabellos, por habernutrido mi juventud, yofrezco aquí otro enseñal de duelo".
  21. 21. En la mitología griega, Ínacoes uno de los Oceánidas.La pasividad y el respetociego a los dioses habíahecho que Ínaco lo perdieratodo; Eris, la diosa de ladiscordia, aprovechó lasituación y convirtió en odiola pasividad de Ínaco. El odioempezó a apoderarse delmundo.
  22. 22. Orestes.- "Cuando has visto estemechón de pelo, cortado enseñal de duelo, tu corazón hasaltado de gozo y creías verme y lomismo te pasó, cuando examinabaslas huellas de mis pies. Mira,examina este bucle y ponlo junto alos cabellos de tu propiohermano, tan semejantes a lostuyos,... Mira, además, este tejido,obra de tus manos..."
  23. 23. Comienzan a hablar y gradualmentecomprende que el hombre es suhermano Orestes (que había sidoenviado fuera a la corte real de Fócidadesde la infancia, por motivos deseguridad), y quien, en suspensamientos, ha sido su únicaesperanza de venganza. Juntosplanean la venganza por la muertede su padre y para ello pretendenasesinar a su madre Clitemnestra ya su nuevo marido, Egisto, mientrasel coro les advierte:
  24. 24. Pero es ley que lasgotas de sangrevertidas por tierraexigen otra sangre.Homicidio grita la Erinis,que en nombrede las primeras víctimasenvía calamidad sobrecalamidad.
  25. 25. "No me traicionará, no, el oráculoomnipotente de Loxias (Apolo), queestuvo ordenándome que afrontasehasta el final este riesgo; levantabasus gritos apremiantes y me presagiabapenas capaces de helar la sangre demi corazón, si yo no perseguía a losasesinos de mi padre... y desobedecíasu orden: matar a quien ha matado...Si yo no lo hacía, declaraba, pagaría elprecio con mi propia vida, en medio demuchos y espantosos sufrimientos".
  26. 26. Electra.- "Yo estabamarginada, privada dehonores y derechos,recluida en mihabitación, como sifuera un perropeligroso. Mis lágrimasbrotaban más prontasque la risa; me ocultabapara sollozar y llorarconstantemente"
  27. 27. Orestes.- "Como si yofuera un extranjero,llevando el atuendocompleto de un viajero,llegaré hasta la puertaexterior, acompañadode este hombre(Pílades),presentándome comonuevo huésped de lacasa al viejohuésped..."
  28. 28. Orestes duda si matar o no a su propiamadre, pero tanto Apolo como su amigoPílades, el hijo de Estrofio, rey de Fócida,le convencen de que eso es lo correcto.Orestes y Pílades pretenden ser unosviajeros normales que vienen de Focea ypiden hospitalidad en el palacio.Clitemnestra es engañada por su hijo,quien le llega a decir que Orestes hamuerto. Encantada por las noticias,Clitemnestra envía a un criado a llamar aEgisto.
  29. 29. Cilicia.- "Ante susservidores ella(Clitemnestra) hapuesto cara detristeza, pero, pordentro, sus ojosocultan una sonrisa,por lo bien que le hanido las cosas..."
  30. 30. Aprovechándose dela hospitalidad delpalacio, Orestesmata primero alusurpador ydespués a sumadre. Las muertesde ambos, como esusual en el teatrogriego clásico,tienen lugar fuera deescena.
  31. 31. Sale un esclavo y grita:"Ya no existe Egisto".Al oír los gritos, acude Clitemnestra y diceal esclavo:"¿Qué es lo que pasa? ¿Qué gritos sonesos que estabas dando por el palacio?"El esclavo contesta:"El muerto ha matado al vivo".
  32. 32. Los gritos de muerte deEgisto no advierten a tiempoa Clitemnestra.Desesperada, intentaapelar a los sentimientosde su hijo, pero Pílades lerecuerda las órdenes deApolo. Clitemnestra leadvierte de la venganza delas Erinias:
  33. 33. Clitemnestra: Mira, guárdate de las perrasvengadoras de una madre.Orestes: ¿Y cómo huiré de las de mi padresi renuncio a ello?[...]Clitemnestra: ¡Pobre de mí! Engendré ynutrí esta serpiente.Orestes: ¡Ah, qué profeta tan verídico elterror que te inspiraban tus sueños!Mataste a quien no debías, sufre ahora loque no debía ser!
  34. 34. Orestes.- "Mientras aúnestoy en mi sano juicio,grito muy alto a todoslos míos: sí, hematado, con todajusticia, a mi madre,a esa impura asesina demi padre, a un serodioso para los dioses.
  35. 35. Y, además, afirmo que elgran instigador de estaaudacia mía ha sido el diosadivino de Delfos, Loxias.Me profetizó que, si yoobraba tal como heobrado, estaría exento detoda culpabilidad criminal,mientras que, si no cumplíasu orden,... no os diré elcastigo, pues ninguno de sussufrimientos me va a alcanzarya con sus saetas...
  36. 36. Y ahora, ved cómo, coneste ramo desuplicante voy a tomarel camino del santuarioconstruido en torno delOmbligo del mundo...[Grecia Central] parahuir de la sangre de unamadre... Loxias me haordenado que dirijamis pasos hacia suhogar... [Focia]"
  37. 37. El corifeo contesta:"Has triunfado; nopongas tus labios alservicio de unlenguaje amargo; note maldigas a timismo el día en quehas liberado al paísargivo, cortando congolpe afortunado lacabeza de estas dosserpientes".
  38. 38. Nada más abandonar elpalacio, las Furias oErinias aparecen y,siendo sólo visibles paraél, comienzan aperseguirlo ytorturarlo por sumatricidio. Él huye enagónico sufrimiento.
  39. 39. Orestes.- "¡Esas son claramente lasrencorosas perras que pretendenvengar a mi madre!“Corifeo.- Aún está fresca en tus manosla sangre. De ahí procede el trastornoque turba tu mente... Sólo hay unmedio para purificarte: vete aconmover a Loxias y él te librará de tutormento... Adiós, y que el dios,mirándote con ojos propicios, teguarde para días mejores".
  40. 40. El mundo de los dioses y el mundode los hombres
  41. 41. El quiebre del equilibrio. “LasCoéforas” se inicia con elquiebre del equilibrio, entrelos factores linaje, familia,hogar, expresado en lalamentación y llanto iniciales delCoro de esclavas: “La alma tierrasorbe la sangre que vertió elcrimen; pero allí queda secaclamando venganza”.
  42. 42. Se violentó el ordenfamiliar al atentarClitemestra contraAgamemnón, eligiendosu propio beneficio alunirse con suamante; y destruyó elhogar al negar a loshijos el lugar que lescorrespondía.
  43. 43. Se ha producido el caos y, con él,los males múltiples: los hijosexpulsados del hogar paterno, elterror hiela el alma de las esclavas,la tierra ensangrentada pidevenganza, el odio haenvenenado el corazón de loshijos y de cuantos amaron aAgamemnón. Lo anterior reclamajusticia que es el anhelo derestauración del equilibrio. Elmal requiere ser purificado con elcastigo.
  44. 44. Esta justa venganza a nivel deestirpe contribuye a provocar elcaos, porque debe ser ejecutada porun miembro de la familia contra unpariente directo: “Unos contra otros losAtrida son los que encienden estassangrientas discordias”. De este modo,la justicia familiar invierte susentido al transgredir los lazosconsanguíneos; y Orestes se harámerecedor de las maldiciones de lamadre.
  45. 45. A nivel del público, la restauración delequilibrio ordenado por Apolo es unacto que librará a la polis de lasplagas: “A mi pueblo le predijo todas lasplagas de la tierra en satisfacción de lasdeidades irritadas”. Pero, la justavenganza del hijo, a nivel personal, setraducirá en remordimiento: “Son lasperras furiosas que vienen a vengara mimadre”. De toda esta tragedia, no esculpable Orestes y así lo manifiesta Esquiloal concluir la obra: “¡Cuándo se saciará(...) el encono de la desgracia!”.
  46. 46. La ambivalencia piedad–impiedad
  47. 47. Esquilo enfrenta a Orestes y Electra conuna obligación familiar: castigar a unculpable, desafortunadamente, la propiamadre. Esta situación conlleva una doblerealidad: la reparación de la faltacometida: la racionalidad del hacer; yel implícito sentimiento de culpa–remordimiento: la emotividadcomprometida. Si Orestes vacila,Electra le recuerda sus desdichas ylas de su padre y lo reafirma en susdeberes parentales.
  48. 48. El sentido de la culpa se resuelve tantopiadosamente a través de la invocación,como fatalmente mediante la asunción deldestino; y plantea, por su propiacomplejidad, una ambigüedad entrepiedad e impiedad. El odio hacia lamadre es impío, el amor al padre espío; ejecutar a la madre no espiadoso, obedecer al dios sí lo es;hacer justicia al padre y liberar alpueblo de los usurpadores es un actode piedad, ultimar a la madre es unadecisión de impiedad.
  49. 49. El Coro representa la voz de lapropia conciencia que impele alos personajes a la acción, losjuzga recriminándolos eintercede ante los dioses,solicitando sean benignos con laempresa que Orestes y Electradeban acometer: “Oíd nuestrosruegos, dioses inferiores;mostraos propicios a estos hijos:ayudadlos”.
  50. 50. La solución del conflicto: lamuerte de los usurpadoressignifica no sólo el triunfo deuna forma de conducta moral,simboliza la posibilidad deproyectar el linaje a través delos hijos; es decir, la pervivenciade la familia: “No dejes que seextinga la descendencia de lospelópidas, y así no habrásmuerto ni aun después de tumuerte”.
  51. 51. El presagio
  52. 52. Clitemestra envía a sus esclavas con unaofrenda al túmulo de Agamemnón, porqueha tenido un sueño en el que se le aparecióel Terror: “Parecióle que había parido undragón (...) Teníale envuelto en pañalescomo a un niño, cuando he aquí que elmonstruo recién nacido sintió hambre, yentonces, soñando, ella misma le puso elpecho”. Pesadilla profética que anuncia aClitemestra su próxima muerte a manos desu hijo, visualizado bajo la imagen de unmonstruoso dragón. Próxima a su fin, diráde Orestes: “¡Ay de mí, que parí estaserpiente y la crié!”.
  53. 53. Esta imagen del serhumano bajo figura dereptil (dragón,serpiente, murena,víbora) simboliza eldesequilibrio, ladescomposición delclan familiar, laalteración de lohumano, el dominiode lo monstruosoanimal sobre loracional–humano.
  54. 54. Clitemestra, en su actuar, vaticina la fuerzaaniquiladora de la naturaleza. El deseo lahabía llevado a unirse con su amante, conlo cual desacomodó el orden patriarcal.Luego, planificó, en combinación con Egisto,la muerte de Agamemnón. Juntó, así, eladulterio con el asesinato, la alteraciónde la relación conyugal con ladestrucción del esposo. De esta forma,Clitemestra entrona al instinto. Por sucondición de clase gobernante, su situaciónpersonal se irradia a la organización delEstado y a la ordenación del mundo: elresultado final, la disolución de la polis.
  55. 55. La venganza de Orestes –lamuerte de la madre– anuncia,paradojalmente, el retorno alorden y la intromisión del caos,pues el propio hijo, simbolizadoen un animal que repta, debeejecutar a la madre, su propioorigen. “Yo seré la serpiente; yola mataré como el sueñoanuncia”. Se invierte el orden yel hijo da muerte a quien lonutrió con su vida.
  56. 56. Representaciones como ésta,presagiaban para el espectadorgriego el caos: la acechanzapermanente de una naturalezadesbordante, simbolizada en lamujer, que podía destruir el ordencultural, encarnado en el hombre.Concepción de vida que imponía elmodelo patriarcal y polarizaba elmundo en dos sectores: unosuperior, el masculino; otroinferior, el femenino.
  57. 57. El fatum:personificación de lainevitabilidad, la necesidad, lacompulsión y la ineludibilidad.
  58. 58. Una fuerza superior dirige la vida delos hombres y determina el sentido dela existencia de cada uno: [Electra]:“libre o esclavo no hay mortal que seexima de los decretos del Destino”.Deducimos: todo individuo libre esprisionero de su sino, el que,inexorablemente, debe cumplir, puesjustifica su existencia, lo convierteen un hombre digno y le brinda honor yreconocimiento.
  59. 59. En la mitologíagriega, Anankéera la madre delas Moiras y lapersonificación dela inevitabilidad,la necesidad, lacompulsión y laineludibilidad.En la mitologíaromana erallamadaNecessitas(„necesidad‟).
  60. 60. De no acatarlo, se convertirá enun infame, relegado por todoscomo si fuera un leproso: unparia desheredado. Sólo si elfatum se hace realidad, lapersona –en este caso, los hijosde Agamemnón: Electra yOrestes– puede adquirir lainmortalidad heroica: elhonroso recuerdo de la vidaque perdura tras la muerte;de lo contrario, el olvido total.
  61. 61. Destiny, 1917,Gilbert Bayes(escultor inglés:1872-1953)
  62. 62. Ananké surgió de la nada al principiode los tiempos formada por sí mismacomo un ser incorpóreo y serpentinocuyos brazos extendidos abarcabantodo el universo. Desde su apariciónAnanké estuvo entrelazada con sucompañero, la personificación deltiempo Chronos. Juntos rodearon elhuevo primigenio de materia sólida y lodividieron en sus partes constituyentes(tierra, cielo y mar), provocando así lacreación del universo ordenado.
  63. 63. “La vida de los hombresen común tiene un doblefundamento: por unlado, la obligación deltrabajo impuesta por lasnecesidades exteriores;por el otro, el poderío delamor, que impedía alhombre prescindir de suobjeto sexual, la mujer, ya ésta, de esa parteseparada de su seno quees el hijo. De tal manera,Eros y Ananké (amor ynecesidad) seconvirtieron en lospadres de la culturaHumana.” (Freud: Elmalestar en la cultura)
  64. 64. La tierra y el hombre.
  65. 65. El griego se siente parte de latierra, de un espacio que reconocecomo propio. En oposición, el castigomás terrible es el destierro. Larelación hombre–naturaleza haceque los personajes se sientan cercanosa ella y que se comparen con ésta. Porejemplo, Orestes establece un símilentre la situación que vive él consu hermana y “las crías del águilaque han quedado huérfanas”.
  66. 66. Orestes, en cuanto hijode Clitemestra, eravisualizado como unaserpiente; ahora, encuanto hijo deAgamemnón, seidentifica con el pichónde un águila.Entonces, ¿cuál es suesencia? Ser hijo delpadre.
  67. 67. Eros y Psique
  68. 68. Dentro de esta concepciónmasculina, se considera queninguno de losengendros de lanaturaleza, aun los másterribles, superan laliviandad de una mujerenceguecida por lapasión que “no es sinofuriosa rabia que deja atrásel ciego instinto demonstruos y brutos”.
  69. 69. Cuando se rompen los diques de larazón, brota la fiera iracunda quecada uno lleva escondida. De aquí queel desenfreno de los mortales –enespecial, el de la mujer– sea imposiblede imaginar, lo que no ocurre con losseres nacidos de la Tierra, incluso losmás feroces: “La tierra cría multitud detremendas plagas (...) los rayos del solengendran alados monstruos quecruzan los espacios (...) todo ello sepuede pintar”.
  70. 70. Pero, ¿quién podría pintar las“impías maldades” de loshombres? Entonces, manifiestael Coro, “¿será extraño que yomaldiga un contubernio odiosoy las asechanzas puestas poruna mujer a un varónesforzado, a un valentísimoguerrero que a sus mismosencarnizados enemigos causabareverencia?”.
  71. 71. El engaño.Orestes y Pílades
  72. 72. Para cumplir con su destino,Orestes recurrirá a una mentira:él y su amigo Pílades simularánser extranjeros que solicitanhospitalidad en casa deEgisto. Clitemestra, alegre con lanoticia que le traen: la muertede Orestes, les ofrece,“templados baños, reposo paravuestras fatigas” y “la presenciade rostros amigos”.
  73. 73. Engañada, envía recado a Egisto paraque regrese. El embuste setransformará en un enigma queClitemnestra resuelve en los últimosinstantes de su vida: “¡...biencomprendo el enigma! Matamos conengaños y con engañosperecemos”. La muerte de la reinaha sido un acto de justicia:“quienes vencieron con engaños ...con engaños asaltó el castigo”,concluye, enfáticamente, el Coro.
  74. 74. A modo de síntesis.
  75. 75. En la mitología griega, lasErinias (en griego „perseguir‟)eran personificacionesfemeninas de la venganzaque perseguían a los culpablesde ciertos crímenes. Tambiénse las llamaba Euménides (engriego antiguo, „benévolas‟),antífrasis utilizada para evitarsu ira cuando se pronunciabasu verdadero nombre.
  76. 76. Según Hesíodo, las Erinias son hijas de lasangre derramada por el miembro deUrano sobre Gea cuando su hijo Crono locastró, siendo por tanto divinidadesctónicas.Virgilio nombra tres:Alecto („la implacable‟), que castiga losdelitos morales.Megera („la celosa‟), que castiga losdelitos de infidelidad.Tisífone („la vengadora del asesinato‟),que castiga los delitos de sangre.
  77. 77. Se representa con serpientes enroscadasen sus cabellos, portando látigos yantorchas, y con sangre manando de susojos en lugar de lágrimas. También se decíaque tenían grandes alas de murciélago ode pájaro, o incluso el cuerpo de un perro.Wenceslao Hollar - Tres Furias - 1607
  78. 78. Las Erinias son fuerzas primitivasanteriores a los diosesolímpicos, por lo que no sesometen a la autoridad de Zeus.Moraban en el Érebo (o en elTártaro según otras tradiciones), delque sólo volvían a la Tierra paracastigar a los criminales vivos;durante su estancia en elinframundo, sometían a loseternamente condenados atorturas sin fin.
  79. 79. Gustave Moreau - Orestes y las Erinias - 1893
  80. 80. A pesar de su ascendencia divina, losdioses del Olimpo muestran haciaestos seres una profunda repulsiónmezclada con temor reverencial, y nolos toleran. Por su parte, los mortaleslas temen pavorosamente y huyen deellas porque les provocan locura. Enun sentido más amplio, las Eriniasrepresentan la rectitud de las cosasdentro del orden establecido,protectoras del cosmos frente alcaos.
  81. 81. Dos Furias, de unlibro del siglo 19 lareproducción deuna imagen de unjarrón antiguo.
  82. 82. La diosa Némesisrepresenta unconcepto similar, ysu función sesolapa con la de lasErinias, con ladiferencia de queaquélla castigabalas faltascometidas contralos dioses.
  83. 83. Némesis es la diosa de la justiciaretributiva, la solidaridad, la venganzay la fortuna. Castigaba a los que noobedecían a aquellas personas quetenían derecho a mandarlas y, sobretodo, a los hijos desobedientes a suspadres. Recibía los votos y juramentossecretos de su amor y vengaba a losamantes infelices o desgraciadospor el perjurio o infidelidad de suamante.
  84. 84. Una vez ejecutados Egisto yClitemnestra, no se recupera elequilibrio cósmico; de inmediato,chocan dos fuerzas disímiles: lasenergías solares de los aguiluchos,difundidas por Apolo; y lasFurias o Erinias, fuerzassubterráneas convocadas por lamadre antes de morir, quesimbolizan los remordimientos.
  85. 85. Singer Sargent, John - Orestes perseguido por las Furias - 1921

×