Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

COMPRENSION LECTORA INICIAL

5,534 views

Published on

COMPRENSION LECTORA INICIAL

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

COMPRENSION LECTORA INICIAL

  1. 1. LA BUENA NUEVA Un avisó a los 3 la Buena Nueva. Tres venían en sus trayendo para el que nació en un Una guiaba a todos por el que los llevaba al donde el estaba con y 1
  2. 2. COMPRENSIÓN LECTORA Marcar con una “X” la respuesta correcta: 1. ¿Quién avisó la Buena Nueva? 2. ¿Quiénes venían en sus camellos? 3. ¿Dónde nació Jesús? 2
  3. 3. MANCO CAPAC Y MAMA OCLLO Hace muchos, muchos años, en un día de sol, sonaron las aguas del lago Titicaca. Era un sonido fuerte, como un huracán o como un huayco o… ¡no! Sonaba como el vuelo de un avión. ¿Qué pasaba?, ¿qué o quién era?... De pronto, todo quedó en silencio y… ¡oh, sorpresa eran Manco Cápac y Mama Ocllo, que salían de entre las aguas del lago con una hermosa vestimenta, como sólo usan los hijos del Dios Sol. Eran el Inca y su esposa, que venían enviados por su padre el Sol para fundar un imperio. Caminaron y caminaron. El Inca llevaba en sus manos una vara de oro, pues donde ésta se hundiera –según le había dicho su padre, el Sol- debía fundar el Imperio de los Incas. Intentó una y otra vez, hasta que en el Cusco, en el cerro Huanacaure, se hundió la vara de oro. ¡Oh, que alegría, al fin podemos descansar!, dijo Mama Ocllo, que se sentía cansada de tanto caminar. Manco Cápac, con la vara hundida en el cerro, dijo: “Aquí fundaré el Imperio de los Incas”. Desde entonces, Cusco fue la capital del Imperio Incaico, fueron 14 los incas que gobernaron el imperio antes de la llegada de los españoles. 1
  4. 4. COMPRENSIÓN LECTORA Encierra la respuesta correcta: 1. ¿De dónde salieron Manco Cápac y Mama Ocllo? del río del lago Titicaca del mar 2. ¿Quién les envió a Manco Cápac y Mama Ocllo? su dios el Sol su mamá su papá 3. ¿Qué ciudad fundaron Manco Cápac y Mama Ocllo? Ica Iquitos Cusco 2
  5. 5. AVENTURAS MÁGICAS Había una vez un lugar bonito y maravilloso donde había playas, ríos y frondosos árboles. Allí vivían nuestros amigos: el pelícano, el cóndor y el loro. El pelícano, llamado por sus amigos Sabio, vivía cerca de las playas de la Costa. El cóndor, de nombre Cálido, solía volar por lo alto de la cordillera viendo el paisaje de la Sierra. Y, el loro Surtido, por los muchos colores que llevaba, vivía en la Selva, muy cerca de los ríos. A Surtido le gustaba hablar mucho. Un día de julio se encontraron los tres, y volando juntos se hicieron buenos amigos. Sabio, el pelícano, los invitó a conocer la Costa. Y todos volaron para allá. Cálido y Surtido quedaron impresionados con las amplias playas, llenas de peces de muchos tamaños y el azul intenso del Mar Peruano. -También acá se preparan comidas muy sabrosas como los picarones y los anticuchos, y la gente es muy bailarina -agregó Sabio. -Miren, allá bailan una marinera y un festejo. Ellos viven en grandes ciudades. Pero aca también hay grandes desiertos -continuó Sabio. -¡Uff!, no hay nada más verde como mi Selva -dijo Surtido. -Vamos allá; pero primero ¡remos a la Sierra -dijo Cálido. Y volaron hacia la Sierra. En la Sierra, Surtido y Sabio, también quedaron sorprendidos con las maravillas del paisaje. -Aquí la gente es muy trabajadora; sobre todo en el campo, donde los aldeanos cuidan los ganados y hacen la siembra. Preparan comidas típicas de esta región, como la Papa a la Huancaína y el Olluquito con Charqui, entre otros. Además, bailan los huaynos y los carnavales son muy coloridos -dijo Cálido. -Y también hace mucho frío -agregaron Surtido y Sabio. -Sí, por eso siempre llevo una chalina en el cuello -dijo Cálido. -Bueno, ahora vamos a la Selva -dijo Surtido. Así que atravesando los andes, ríos y montañas, llegaron a la Selva. Allí, nuevamente quedaron maravillados; había tanta vegetación, que todo se veía verde, lleno de árboles grandes. -Parece que nunca van a acabar, mirando hacia muy lejos -dijo Sabio. La Selva está llena de animales e insectos que Cálido y Sabio no conocían. -No se asusten -dijo Surtido, mientras escuchaban rugidos muy cercanos. -Lo que asusta es el calor -agregó Cálido, mientras agitaba sus alas. -Sí, acá hace mucho calor y también llueve bastante -dijo Surtido. Surtido les mostró la alegría de su gente, costumbres y platos típicos de la. Selva. Así, quedaron muy contentos y felices, luego de haber tenido muchas aventuras mágicas conociendo su país y se dieron cuenta que todos pertenecían a una misma Patria y que estén donde estén, debían sentirse orgullosos de ser peruanos.
  6. 6. COMPRENSIÓN LECTORA Pinta la respuesta correcta: 1. El mar Peruano está lleno de peces. 2. Vive en la Sierra y usa chalina. 3. En la Costa la gente baila marinera. 4. En la Selva hay muchos árboles y animales. 1
  7. 7. TODO LISTO Faltaba muy poco para que Pablo comenzara sus clases y su casa estaba alborotada. La mamá tenía colgada en la refrigeradora la lista de útiles que necesitaba Pablo. El estaba tan feliz que todos los días pedía que sus hermanos le leyeran el papel. -Te lo leo por última vez -decía su hermana María. -Lápiz negro, lápices de colores, cuaderno, cartuchera, libro de lectura...y ¡basta, Pablo! Me aburro de leer siempre lo mismo -dijo molesta María. Por la tarde, Pablo y su mamá salieron de compras. ¡Ese sí era un gran día! Iba a poder tener su mochila grande, como la de sus hermanos. -A ver... Pablo, ¿qué más necesitas? ¡Ah, el libro! Allí está la librería donde lo venden -dijo su mamá. Y así compraron todos los materiales. ¡Qué emoción! Llegó a su casa muy feliz y tan cansado que se sentó en el sillón y se quedó dormido...y en ese mismo momento ocurrió lo inesperado. Nala, su perrita, cachorra y juguetona, tomó entre sus dientes la mochila y comenzó a sacudir su cabeza...para un lado y para el otro, la soltaba y… mochila voladora, la perra corría detrás de ella con sus patas embarradas, patinaba sobre la mochila nueva y nadie...nadie la veía. Mordía el cierre, el bolsillo y... -¡Mamá! -gritó Pablo desesperado, cuando vio lo que Nala había hecho. -¿Qué pasó? -preguntó la mamá. -iBuaaaa! ¡Mis útiles, mi mochila...! Ahora voy a ir al colegio con todo feo y viejo -lloraba Pablo. La mamá trajo la mochila y la limpió con un trapo. -Hijo, no te preocupes. Mira, adentro está todo igual, tal como lo compramos: los lápices, el libro, el cuaderno. -Pero la mochila está mordida -dijo Pablo. -No te preocupes. Aquí en este costado, pondremos una etiqueta con tu nombre, para que no se te pierda y...por acá le pondremos una figurita...así, mira. ¡Está más linda que antes! -dijo muy contenta la mamá. -A ver, a ver -dijo emocionado Pablo. Pablo no lo podía creer, su mamá ya había arreglado todo y de verdad estaba más linda que antes, pero había algo que aún no se había arreglado. El estaba muy enojado con su perra. Al verlo así, su mamá le dijo: -Nala es una cachorrita y juega con todo lo que encuentra. Quizás el error fue nuestro, por dejar la mochila en el piso. Hay que aprender a ser tolerantes. Pablo miró a Nala, la abrazó y la perdonó, pero le pidió que por favor nunca más cogiera sus cosas. Nala movió la cola como si entendiera el mensaje, le lamía la cara y le dio besitos. 2
  8. 8. COMPRENSIÓN LECTORA Pinta la respuesta correcta: 1. La mamá le compró a Pablo una… 2. Cuando Pablo se durmió, su perrita comenzó a… 3. Pablo estaba muy… 4. Pero al final Pablo y Nala… 1
  9. 9. LA VACA NICOLASA Nicolasa es una vaca alegre y no le gusta la lluvia, porque el día que llueve su amo no la deja salir del establo a jugar en el prado. Su amigo el cerdo Casimiro le hace compañía en sus juegos. -Me alegra mucho que seas mi amigo -le dice siempre Nicolasa. Nicolasa es muy coqueta, se despierta y se peina la cola, se limpia las patitas, y se lava la cara con agua y jabón. -Ha salido el Sol -dice Nicolasa mientras mueve la cola muy contenta y sale disparada hacia el prado para oler la hierba fresca y tumbarse en ella. Es una vaca inquieta, no puede estar tranquila. Hasta cuando la ordeñan está moviéndose. -¡Nicolasita, preciosa, no te muevas que vas a derramar la leche! -le dice su amo. Se pasea por la granja, moviéndose como si fuera una modelo. -¡Es tan presumida! -dicen los animales de la granja. Se baña en el río y después mira su reflejo para ver lo guapa que está. Pero la pobre Nicolasa ha dado un tropezón y se ha caído de cabeza en el pequeño río. No puede salir y empieza a pedir ayuda a sus amigos. -¡Casimiro, Casimiro, ven por favor, que me ahogo! -grita desesperada Nicolasa. Casimiro, muy preocupado, llama al caballo Bruno, que estaba en el establo. -¡Ven pronto, ven pronto, Bruno, que la vaquita Nicolasa se está ahogando! -grita Casimiro. Bruno, corrió con sus ágiles patas, hasta llegar al río y con la ayuda de los dos amigos, Nicolasa pudo salir de allí. -¡Me he dado un buen susto, la próxima vez tendré más cuidado! Gracias por haberme ayudado -dijo Nicolasa. De vuelta a la granja, su amo la vio mojada y dijo: -¡Nicolasa, otra vez has tenido una aventura, mañana seguro que estarás un poquito resfriada! -Ojalá que no me enferme. Mis amigos me ayudaron rápido para salir del río -le dijo Nicolasa. Al día siguiente, la vaquita estaba resfriada, pero con el cariño y el cuidado de todos sus amigos se curó rápidamente. 2
  10. 10. COMPRENSIÓN LECTORA Recorta y pega en el lugar que corresponde: se baña en el y cayó la ayudaron al día siguiente 1
  11. 11. EL PRÍNCIPE Y EL MENDIGO Érase un principito que quiso un día salir a pasear sin escolta. Caminando por un barrio de su ciudad, descubrió a un muchacho que era en todo exacto a él. -¡Sí que es casualidad! Nos parecemos como dos gotas de agua -dijo el príncipe. -Es cierto. Pero yo voy vestido con ropa sucia y tú te cubres con finas telas. Sería fe- liz si pudiera vestir durante un instante la ropa que llevas tú -dijo el mendigo. Entonces el príncipe, avergonzado de su riqueza, se despojó de su traje. -Eres exacto a mí -repitió el príncipe, que se había vestido, en tanto, con las ropas del mendigo. Pero en aquel momento llegó la escolta buscando al príncipe y se llevaron al mendigo. El príncipe corría detrás queriendo convencerlos de su error, pero fue inútil. Aquella noche murió el rey y el mendigo ocupó el trono. Lleno su corazón de rencor, empezó a ser injusto con el pueblo. Mientras tanto, el verdadero príncipe, contó en la ciudad quién era, pero no le creían. Realizó las faenas más duras, por unas cuantas monedas. Era ya mayor, cuando estalló la guerra con el país vecino. El príncipe, llevado del amor a su patria, se alistó en el ejército, mientras el mendigo que ocupaba el trono continuaba entregado a los placeres. Un día, el soldadito fue en busca del general. Con increíble audacia le hizo saber que había dispuesto mal sus tropas y que el difunto rey, hubiera planeado de otro modo la batalla. -¿Cómo sabes tú que nuestro monarca lo hubiera hecho así? -Porque se ocupó de enseñarme cuanto sabía. Era mi padre. El general desorientado, siguió no obstante los consejos del soldadito y todo salió muy bien. Luego, fue en busca del muchacho y mientras conversaba con él, le pudo observar junto al cuello tres rayitas rojas. -¡Es la señal que observé en el príncipe recién nacido! -exclamó el general. Comprendió entonces que la persona que ocupaba el trono no era el verdadero rey y, con su autoridad, devolvió la corona a su auténtico dueño. El príncipe había sufrido demasiado y sabía perdonar. El usurpador no recibió más castigo que el de trabajar a diario. El pueblo estaba feliz porque nuevamente se gobernaba con generosidad y sobre todo porque se había hecho justicia. 2
  12. 12. COMPRESIÓN LECTORA Marca con un “X” la respuesta correcta: 1. ¿Con quién se encontró el príncipe? 2. ¿Quién se hizo soldado? 3. ¿Quién ayudó al príncipe a recuperar su corona? 4. ¿Qué castigo recibió el mendigo? 1
  13. 13. NOCHEBUENA Marina y Carlos habían decidido sumarse al festejo que estaban preparando los otros niños del barrio para las próximas fiestas. Iban a reunirse después de las doce, en Nochebuena, para mostrar sus juguetes nuevos. Cantarían y bailarían todos felices. Por eso, al regresar del colegio, le pidieron dinero al papá para comprar lo necesario para el festejo. Pero los padres tenían otra idea. Estaban planeando esperar la Navidad en un lugar especial, ¡rían de campamento, solo los cuatro, a orillas del río. -Marina y Carlos, les tenemos una noticia -dijo el papá. -Esta Navidad, será especial -agregó la mamá. Para los chicos fue una sorpresa, y en un principio a Marina no le gustó la idea. -¿Por qué vamos a pasar la Navidad solos, cuando todos se reúnen? -preguntó Marina. -Es porque tenemos muchos deseos de compartir una noche solo con ustedes y elegimos No- chebuena porque es una fiesta de paz y amor. Marina no entendió bien y decidió ir a preguntar a Carlos qué le parecía a él, pero cuando lo vio preparando su caña de pescar, se dio cuenta de que le había gustado la idea y que lo mejor sería que ella también la aceptara. Llegó el día y todos estaban muy entusiasmados ante la nueva experiencia, incluida Marina. -Yo me encargo de armar el Nacimiento -dijo muy emocionada Marina. Bajo la plena y brillante Luna, la familia festejó una Nochebuena diferente. De la parrilla hu- meante se escapaban deliciosos aromas y la mesa preparada por Marina y su mamá resplandecía bajo los árboles. Las estrellas se reflejaban en el río y el paisaje entero acompañaba la fiesta con su esplendor. La comida tuvo un sabor maravilloso, en medio de esa sensación de paz y calmada alegría. Hacía mucho tiempo que padres e hijos no disfrutaban de esa manera. Así, sin gran alboroto, entre risas y canciones, pasaron las horas y llegó la Navidad. En la carpa, al lado de un río, como si fuera en un nido, la familia pasó una noche inolvidable. Juntos, muy juntos, sin cohetes ni estruendos, con el mensaje de amor y comprensión de esa noche maravillosa... llamada Nochebuena. 2
  14. 14. COMPRENSIÓN LECTORA Marca con una cruz la respuesta correcta: 1. ¿Cómo tenían pensado celebrar la Navidad, Marina y Carlos? 2. ¿A dónde les dijeron sus padres que los llevarían? 3. ¿Quién preparó su caña de pescar para ir al campamento? 4. ¿Quién decidió armar el Nacimiento? 1 2

×