Carta del Mariscal Caxias al Emperador Pedro II

865 views

Published on

Carta del Mariscal Caxias al Emperador Pedro II sobre el Mariscal Lopez

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
865
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Carta del Mariscal Caxias al Emperador Pedro II

  1. 1. Guerra contra la triple alianza: Carta del Mariscal Caxias alEmperador Pedro IICaxías es un ie o soldado y al tiempo de firmar el texto que se reproduce parcialmente acontinuación, comanda en efe los e ércitos imperiales. El lugar de data es: Cuartel general enmarcha en Tuiucue; la fecha, 18 de no iembre de 1867. Caxías anoticia a don Pedro porque elsoberano le ha requerido información, que el marqués en ía pri adamente aludiendo a "lasituación e incidentes más culminantes de los E ércitos Imperiales". "Todos los encuentros-anota- todos los asaltos, todos los combatientes habidos desde Coimbra a Tuiuti, muestra, ysostienen de una manera incontestable que los soldados paraguayos son caracterizados de unabra ura, de un arro o, de una intrepidez, y una alentía que raya a ferocidad sin e emplo en lahistoria del mundo"."...Su disciplina pro erbial de morir antes que rendirse y de morir antes de hacerse prisionerosporque no tenía orden de su efe ha aumentado por la moral adquirida, sensible es decirlo peroes la erdad, en las ictorias, lo que iene a formar un con unto que constituye a estos soldados,en soldados extraordinarios in encibles, sobrehumanos."López tiene también el don sobrenatural de magnetizar a sus soldados, infundiéndoles unespíritu que no puede apreciarse bastantemente con la palabra; el caso es que se uel enextraordinarios; le os de temer el peligro lo acometen con un arro o sorprendente; le os deeconomizar su ida, parece que buscan con frenético interés la ocasión de sacrificarlaheroicamente, y de enderla por otra ida o por muchas idas de sus enemigos" (...)"El número de soldados de López es incalculable, todo cálculo a ese respecto es falible, porquetodo cálculo ha fallado" (...)"Vuestra Ma estad, tu o por bien encargarme muy especialmente el empleo del oro, paraacompañado del sitio allanar la campaña del Paraguay, que enía haciéndose demasiadamentelarga y plagada de sacrificios, y aparentemente imposible por la acción de las armas; pero eloro, Ma estad, es materia inerte contra el fanatismo patrio de los Paraguayos desde que estánba o la mirada fascinadora, y el espíritu magnetizador de López"."...soldados, o simples, ciudadanos, mu eres y niños, el Paraguay todo cuando es él son unamisma cosa, una sola cosas, un sólo ser moral indisoluble...""...¿cuánto tiempo, cuántos hombres, cuántas idas y cuántos elementos y recursosprecisaremos para terminar la guerra es decir para con ertir en humo y pol o toda la poblaciónparaguaya, para matar hasta el feto del ientre de la mu er...? (*)(*) Fuente: León Pomer, La guerra del Paraguay. Política y negocios, Centro editor deAmérica Latina, pp. 230-231.

×