Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
PSICOANÁLISIS XXIII (2); 59-67, 2011Artículo original                  LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL           ...
60                                             Andrés Cabezas CorcioneA REATIVAÇÃO DO ABUSO SEXUAL INFANTIL NA MATERNIDADE...
LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD                   61ambiguo y complejo, y se refleja en las eta-...
62                                     Andrés Cabezas Corcione    El segundo trimestre se caracteriza por          trastor...
LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD                    63seguridad y defensa frente al caso del abus...
64                                     Andrés Cabezas Corcione 5. LIFE EVENTS: FACTOR DE RIESGO                   huellas ...
LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD                         65(bebé real) e imaginario (bebé fantasm...
66                                     Andrés Cabezas CorcioneFrente a esto, Oiberman y Galíndez postulan:         inciden...
LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD                          67Aulagnier, P. (1991).Construir (se) u...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La reactivación de abuso sexual infantil en la maternidad por

2,143 views

Published on

Este trabajo tiene como propósito describir cómo, en la crisis vital y evolutiva del desarrollo -comprendida como maternidad-, surgen cambios psicoafectivos, relacionados directamente con la díada madre-hijo. Para ello, se discutirá si en este proceso se reactivan conflictos infantiles, entendidos como life events, en este caso, el abuso sexual infantil como suceso significativo que generará una nueva crisis que, directamente, desarrollará conflictos en el vínculo y, posteriormente, psicopatologías en el bebé.

Para esto, el estudio estará dividido: una primera parte, para describir la maternidad y el maternaje; como segunda, se describirá el maternaje como crisis vital y el embarazo como reactivación de conflictos; como tercera parte la relación entre life events y desarrollo de psicopatologías del bebé. Finalmente, se aclarará la relevancia de la Entrevista Perinatal, como medida preventiva y auxiliadora en el desarrollo de la maternidad, en mujeres abusadas sexualmente en su infancia.

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La reactivación de abuso sexual infantil en la maternidad por

  1. 1. PSICOANÁLISIS XXIII (2); 59-67, 2011Artículo original LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD La importancia de la Entrevista Perinatal Andrés Cabezas Corcione1, Recibido: 31 de agosto/20111 aprobado: 25 de noviembre/2011 RESUMEN Este trabajo tiene como propósito describir cómo, en la crisis vital y evolutiva del desarrollo -comprendida como maternidad-, surgen cambios psicoafectivos, relacionados directamente con la díada madre-hijo. Para ello, se discutirá si en este proceso se reactivan conflictos infantiles, entendidos como life events, en este caso, el abuso sexual infantil como suceso significativo que generará una nueva crisis que, directamente, desarrollará conflictos en el vínculo y, posterior- mente, psicopatologías en el bebé. Para esto, el estudio estará dividido: una primera parte, para describir la maternidad y el maternaje; como segunda, se describirá el maternaje como crisis vital y el embarazo como reactivación de conflictos; como tercera parte la relación entre life events y desarrollo de psicopatologías del bebé. Finalmente, se aclarará la relevancia de la Entrevista Perinatal, como medida preventiva y auxiliadora en el desarrollo de la maternidad, en mujeres abusadas sexualmente en su infancia. Palabras clave: Maternidad, abuso sexual infantil, acontecimientos de vida, reactivación de conflictos. REACTIVATION OF CHILD SEX ABUSE IN THE MOTHERHOOD The importance of perinatal interview SUMMARY This work has as intention describe, how in the vital and evolutionary crisis of the development understood as maternity - there arise psychological changes which have a direct relation between the díada mother - son, for which will discuss that in this process infantile conflicts are reactivated understood like life events, being in this case the sexual infantile abuse the significant event that will generate a new crisis that of direct form will develop conflicts in the bonding and later psychopathologies in the baby. For this the study will be divided in the first part in describing the maternity and maternaje, since second will describe the maternaje as vital crisis and the pregnancy and reactivation of conflicts, to continue with the relation between life events and the development. Finely the Peri-natal Interview as an important and preventing main to assist pregnancy women victims of sexual abuse in their infancy. Key words: Maternity, sexual infantile abuse, life events, reactivation of conflicts1 Andrés Cabezas Corcione, Psicólogo, Director de la Carrera de Psicología y Profesor Titular de Psicopatología de la Adultez, Universidad del Mar, Sede Centro Sur, Campus Zapallar Chile. andres.cabezas@udelmar.cl..: andres.cabezas@udelmar.cl
  2. 2. 60 Andrés Cabezas CorcioneA REATIVAÇÃO DO ABUSO SEXUAL INFANTIL NA MATERNIDADE A importância da entrevista perinatal RESUMO2 O presente trabalho tem o propósito de descrever de que modo na crise vital e evolutiva do de- senvolvimento, -compreendida como maternidade– life events surgem mudanças psicoafetivas, as quais têm uma relação direta entre a dupla mãe-filho, pelo que se discutirá que neste processo se reativam os conflitos infantis compreendidos como life events, sendo que neste caso o abuso sexual infantil é o evento significativo que gerará uma nova crise a qual desenvolverá de forma direta conflitos no vínculo e, posteriormente, psicopatologias no bebê. Para tal, o estudo se divide em uma primeira parte em que se descreve a maternidade e o maternar (maternagem); e uma segunda parte em que se descreverá a maternagem como crise vital e o desenvolvimento de psicopatologias do bebê. Finalmente, se esclarece a relevância da entrevista Peri-natal, como medida preventiva e auxiliar no desenvolvimento da maternidade de mulheres que foram abu- sadas sexualmente na infância. Palavras chave: Maternidade, abuso sexual infantil, acontecimentos na vida, reativação de conflitos 1. MATERNIDAD Y MATERNAJE Otro concepto, que muchas veces es usado como sinónimo, ‘maternaje’ (Recamier, 1984), El concepto de maternidad puede ser enten- difiere del primero, en que comprende al pro-dido como un fenómeno que excede al hecho ceso psicoafectivo que se desarrolla e integrabiológico; pues, al ser un proceso evolutivo dentro de la maternidad. Por lo tanto, es posibley vital del desarrollo, tanto biológico como aclarar, que esta sería una fase del desarrollopsicológico de la mujer, puede verse como una psicoafectivo de la mujer, y aquél, el conjuntofase de su desarrollo psicoafectivo, que adquiere de los procesos que se desarrollan en ella,significados culturales, sociales y psicológicos, cuando vive la maternidad (Oiberman, 2004).caracterizados por su contexto histórico (Oi- Recamier (1984) considera al proceso deberman, 2004). Dentro de este concepto se maternalización, como un fenómeno del de-comprende el embarazo, parto y puerperio, así sarrollo psicobiológico de la mujer, el cualcomo, también, procesos del desarrollo vital, evoluciona en la experiencia psíquica incons-como: pubertad, fecundación, parto, lactancia, ciente de su historia personal, subordinado a lacrianza, educación y separación (Ibíd.). identificación con su propia madre. Con esto, Oiberman, Santos y Nieri la consideran se sostiene la idea de que, en la maternidad, nocomo: “Una crisis vital y evolutiva, que produce siempre existirá un proceso de maternalización,un cambio psíquico, en la mujer y en el hombre debido a que, muchas veces, puede ser interfe-que van a ser padres” (2011, p. 16). Esta crisis rido por los mecanismos defensivos, propios deactiva una serie de sensaciones, vivencias y la estructura de personalidad de la mujer y, noemociones nuevas, que afectan al sistema necesariamente, se desarrollará en la primerafamiliar (Oiberman, 2005). maternidad. También aclara, que este proceso psicobiológico -amor maternal- es ambivalente,2 Traducción al portugués Joanna Wilheim.
  3. 3. LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD 61ambiguo y complejo, y se refleja en las eta- personalidad, vista como parte del desarrollopas evolutivas del bebé dentro de la realidad humano; pero, aclara, adolescencia y materni-psíquica de su madre. Esto último, afirma que dad comparten puntos en común, como trans-el amor maternal no es un sentimiento puro formación del cuerpo y cambios hormonales,e ideal ni, mucho menos, simple y carente de reposicionamiento del estatus social, disoluciónconflictos, pues presenta una estrecha relación y reconstrucción de identificaciones precoces,entre el amor, la agresividad, el investimento y transformación de la autoimagen -como auto-el reconocimiento del otro, como también, la definición del sí-mismo- e imagen corporal yconfusión con él (Fiszelew y Oiberman, 1995). reactivación de conflictos infantiles. En muchos Esta idea se contrapone a la posición de casos, la mujer también puede atravesar tresFreud (1905), cuando considera el amor mater- crisis: embarazo, identidad, y adolescencia ynal como el único sentimiento no ambivalente. reactivación de conflictos infantiles -violación,La madre adquiere una importancia única, por ejemplo, idea central de este estudio-.inalterable y permanente con el objeto de amormás importante dentro de su vida psicoafectiva 3. EMBARAZOy, a la vez, determinará sus posteriores rela-ciones amorosas. Esta idea no es compartida El embarazo, como proceso biológico, sepor Winnicott, quien alega la ambivalencia del divide en tres periodos de tres meses cada uno:sentimiento maternal en los primeros meses El primer trimestre (semanas 1 a 12), segundode vida del niño: “En fin, ese resentimiento de trimestre (semanas 13 a 24) y tercer trimes-fondo puede resonar más fuerte, cuando la tre (semana 25 hasta el parto). Este procesomadre es, para su bebé, la persona que siente, representa, en los padres, la oportunidad deno sin razón, el gran poder de vida o muerte prepararse física y psicológicamente; no obs-sobre el otro” (Winnicott, 1984: 43). tante, esta preparación, no sólo ocurre a nivel consciente, puesto que, el convertirse en madre 2. MATERNAJE COMO CRISIS VITAL o padre, conlleva una serie de transformaciones y vivencias que se activan automáticamente. Al ser la maternidad una crisis vital y evo- Actualmente, este ha dejado de ser unlutiva, es, tanto reactivadora de conflictos del asunto circunscrito solo a la adultez; por lopasado como potenciadora de problemas en tanto, la maternidad deja de ser un rol de estael presente, y además, se extiende sobre las edad, y resulta ser una crisis que se sobreim-relaciones vinculares con los otros. La mujer pone a la de identidad en la adolescencia; yatraviesa estas crisis, mediante su historia de comprende cambios somáticos y psicosociales,vida, estructura de personalidad, situación con incremento de la emotividad y acentuaciónactual -conyugal, parental, social y familiar-, de conflictos no resueltos.identificación con su madre, comportamien- Brazelton y Cramer (1993) opinan, queto del bebé y el acoplamiento de este en el los primeros tres meses se caracterizan por elmomento histórico de su llegada a la familia proceso de toma de conciencia de los padres(Oiberman, 2005). sobre el embarazo, lo que produce emociones De suma relevancia es la postura de Erikson como asombro, desconcierto, alegría, miedo e(1983) sobre el maternaje, al sostener, que ilusión, y también, confusión y ansiedad, frenterepresentaría una nueva crisis de identidad y a esta nueva responsabilidad.
  4. 4. 62 Andrés Cabezas Corcione El segundo trimestre se caracteriza por trastorno y maltrato infantiles -maltrato psi-los movimientos fetales, que responden a cológico o físico, negligencia, abandono en ella autonomía del bebé, como posibilidad de cuidado y abuso sexual-, los cuales han sidorelación y vínculo con la madre. Por último, el reportados, por Oiberman, Santos y Nieri (2011),tercero se define por el bebé percibido ahora en un 18% de las mujeres entrevistadas en elcomo individuo separado y diferente de la año 2010. Estos conflictos jugarán un papelmadre. Ahora bien, se debe considerar que, en determinante en la vida psíquica, tanto de lael embarazo, se inicia el vínculo, y no después madre como del hijo, y resaltan la dificultaddel nacimiento, puesto que la mamá construye que puede generarse al momento de desarrollarrelaciones previas con un hijo o ‘cuerpo’ ima- el vínculo en la ‘díada madre-hijo’, debido aginario, como lo denomina Alaugnier (1991). que, las vivencias traumáticas de la infancia, En esta etapa, es común que se planteen son resignificadas ante la llegada del hijo. Confenómenos en el aparato psíquico materno, esto, es posible ver, que la crisis vital evolutiva,como la ‘preocupación maternal primaria’, que deviene en una nueva, identitaria y, en adición,le permite ponerse en el lugar del bebé, identifi- en una activación de conflictos precoces, quecarse con él y satisfacer sus necesidades básicas. darán lugar a una tercera, que agrava el estadoAsimismo, se desarrollará progresivamente y de salud, físico y psicológico, de la madre. Esto,se transformará en una sensibilidad exaltada a su vez, conllevará consecuencias directas,-principalmente en el último trimestre-; por tanto en el vínculo como en la psicopatologíalo tanto, si el holding (apoyo yóico) es bueno, del bebé, en tanto sea posible determinar que elel bebé podrá comenzar a existir construyendo mundo intrapsíquico materno es determinante.un yo personal. Sin embargo, es posible que la En referencia, Lebovici (1985) postula,madre no logre alcanzar este grado de sensibi- que existen tres bebés para la madre: “El bebélidad, producto de preocupaciones personales, imaginario, el fantasmático y el real”. El primerocomo las madres que, involuntariamente, se sitúa durante el embarazo, y es producto deactivan conflictos infantiles; puntualmente, los pensamientos de la madre. Será pensado enuna situación de abuso sexual único o reiterado función de los patrones transgeneracionales,en la infancia, lo que le generará fantasías y/o incorporando los recuerdos y vivencias de lostemores, lo cual influye, de esta forma, en su cuidados maternos, en tanto madre, como encapacidad de maternaje. cuanto hija de sus padres. El segundo tiene re- lación con los deseos y fantasías inconscientes, 4. EMBARAZO Y LIFE EVENTS: que se remontan a la infancia; y el ‘bebé real’ es el producto directo de la interacción madre-hijo. REACTIVACIÓN DEL CONFLICTO Desde este momento, teóricamente, es posible INFANTIL (ABUSO SEXUAL) relacionar la reactivación de conflictos infan- tiles (abuso sexual), con la teoría psicoanalítica Al sostener la idea de que, en el proceso de de este autor, sosteniendo que esta nuevamaternidad y, propiamente, en el desarrollo del crisis se extenderá en los tres bebés, puestomaternaje, se generan una serie de cambios que, si el bebé imaginario es pensado desdebiológicos y psicológicos, cabe destacar que, los patrones transgeneracionales de cuidadoen muchas ocasiones, se producirán problemas materno surgirá, inmediatamente, la idea deque activarán conflictos infantiles, los cuales un niño que no fue protegido, para quien sussaldrán a la luz durante este proceso vital y padres no lograron estar accesibles, para ofrecerevolutivo. Estos conflictos pueden ser: Duelo,
  5. 5. LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD 63seguridad y defensa frente al caso del abuso, y Vitriol, Vásquez, Iturra, Muñoz (Op. Cit.)que lo situaría como indefenso, sin posibilidad ilustran el caso de una paciente, con historialde control de la situación, creando una serie de violación, que se casó, e inició sin problemasde procesos psicológicos egodistónicos que, su vida sexual; durante su primer embarazo,muchas veces, no son superados debido a su comenzó a presentar angustia, relacionada concarácter traumático. la idea de tener una hija (bebé imaginario), a la Esta situación permanece en el incons- que le podría suceder lo mismo (bebé fantas-ciente de la madre y reaparece muchas ve- mático), es decir, ser violada. De esta forma, laces, en los sueños o como síntoma cognitivo angustia se extendió y aumentó, cuando la beba(flashback), así que, nuevamente, aparece- nació. En el puerperio, se agregaron síntomas,rá vivenciado con mucha angustia, temor y como anhedonia, intolerancia, irritabilidadansiedad en este bebé imaginario; además, y labilidad emocional, y se aumentó, en unel bebé fantasmático será experimentado 6.3%, el riesgo de abuso sexual en sus hijos,como un sujeto vulnerable al abuso sexual, al momento de resignificar esta situación. Deal proyectar sus deseos y fantasías incons- esto se puede deducir, que la vulnerabilidadcientes de no protección y de incertidumbre. psicológica de las pacientes aumenta en el momento de la maternidad, pues permanecen Es de esperarse que el abuso sexual pro- conectadas con aquellos aspectos devaluados,duzca diversas consecuencias psicológicas, en relación al género femenino, que reactivan,biológicas y emocionales en el largo plazo; está súbitamente, frente a estímulos olfativos ydocumentado (Vitriol, Vásquez, Iturra y Muñoz, visuales: las imágenes de abuso sexual. Lo2007) que, entre un 34 y 53% de las consultas común, en estos casos, es que los síntomaspor salud mental, están asociadas a trastornos estén asociados con el nacimiento o situaciónafectivos, ansiosos, alimentarios, consumo de de vida relacionados con las hijas, y la trans-sustancias, desórdenes de la personalidad y misión transgeneracional e intergeneracionalgran comorbilidad con trastornos somáticos. de experiencias traumáticas infantiles.Estos datos se relacionan con la idea de que,las mujeres que padecen abuso sexual, sufren No obstante, estas resignificaciones noun proceso de victimización secundaria en el sólo generan problemas psicológicos, sino queembarazo, puesto que los contenidos incons- también son un factor de riesgo en la mater-cientes se activan -una clave puede activar el nidad, como se ve en los estudios prospectivostrauma-; además, sus hijos presentan mayor realizados sobre la influencia e impacto deprobabilidad de abuso, lo que se comprende factores psicológicos en las complicacionesal ver cómo el bebé imaginario, y el posterior del embarazo y parto. Aquí se evidencia, quereal, estará determinado por pautas transge- están directamente relacionados con la pre-neracionales y, como se ha visto desde hace maturez y la patología neonatal (Oiberman yaños, el abuso sexual se vuelve un patrón de cols., 1998). Asimismo, se ha comprobado lagran incidencia. relación entre la reactivación de estos conflictos infantiles y sus consecuencias en prematurez, En un estudio realizado en Chile, en el año y se considera que, el estrés en el embarazo,2007 en el Hospital base de Curicó, se analizaron actúa directamente sobre un órgano, el úterocasos de mujeres abusadas sexualmente y sus (Salvatierra, 1990), al pensar que las secrecionesconsecuencias a largo plazo. En la mayoría de las hormonales aumentan frente a los síntomaspacientes se pudo ver cómo el conflicto infantil egodistónicos de tipo emocional, que se acti-se prolongó en el bebé imaginario y fantasmático. varían directamente por los life events.
  6. 6. 64 Andrés Cabezas Corcione 5. LIFE EVENTS: FACTOR DE RIESGO huellas mnémicas son diferentes-, se plantea EN LA PSICOPATOLOGÍA DEL BEBÉ una posibilidad enorme de reactualización de vivencias traumáticas que, si no se han Precisemos, que por life events se compren- elaborado, corren el riesgo de que se personi-derán los sucesos significativos de vida que fiquen en el bebé, en la madre o en cualquierpuedan afectar el embarazo y parto, generando personaje en el teatro psíquico, a causa de laefectos en el área psicosocial del nacimiento en identificación proyectiva. Así, se generan lasla maternidad (Oiberman y Galíndez, 2005). Se futuras conductas de maternaje y vinculaciónpostula que, desde el vientre, el estado mental con el bebé, como elementos interactivos dey la disposición de la madre para con su preñez, un sistema diádico, los cuales, mediante lava moldeando una atmósfera de relación con sintonía madre-hijo, irán moldeando el yosu bebé y con el género que se está gestando, del bebé. Si estos estados son resintonizados,dependiendo de las experiencias previas con su producirán displacer, tensión, e incertidumbre,propia madre y con su padre, y cómo ha sido conducentes a no confirmar el sí-mismo emer-forjada la historia de su desarrollo psicosexual. gente, lo cual puede generar una amplia gamaEsto sólo como preámbulo a la consideración psicopatológica (Kimelman, 2008).del proceso de gestación, lo que evidencia la Además, es posible que la accesibilidadimportancia que existe en la díada madre-hijo, materna y su competencia de reparación dedesde la gestación y, como dice Botero: estados desintonizados, pueda estar interferida por conflictos entre el bebé imaginario y el real, En este momento, no podemos abor- producto de la proyección de angustia frente dar este tema sin imbuirnos en las a la reactivación del abuso sexual infantil, que comprensiones actuales de las neu- generará un vínculo inseguro que produce, en rociencias, que dan razón y sustancia muchos casos, el desarrollo de la psicopatología a lo que, desde el Psicoanálisis, se ha temprana. Es conocido, en las descripciones comprendido siempre. Mi experiencia psicopatológicas del bebé, la influencia de la con madres gestantes me lleva a con- privación materna en la relación temprana, la templar desde la misma disposición importancia de la necesidad de vinculación para la posibilidad de gestación. Es primaria del bebé, y la unidad que conforma decir, que de acuerdo a como comience con la figura de apego primordial, que Winnicott una gestación, esta misma tendrá un confirma, cuando enfatiza la importancia de la guión específico. Así, si sabemos que reciprocidad entre la díada madre-hijo: Un bebé las experiencias tempranas despiertan, no puede existir solo, sino que, esencialmente, o mejor, se reactualizan, tendremos como parte de una relación; si vemos un bebé, escenarios psíquicos, en los cuales se vemos la previsión ambiental y, detrás de ella, repiten obras teatrales, atribuyendo vemos a la madre (Winnicott, 1969). vida a personajes internos, momificados Continuando con el punto en que la rela- o como fantasmas persecutorios (H. ción, imaginaria y concreta, entre madre-hijo Botero. Comunicación personal. 13 de será determinante en el desarrollo de un vínculo junio, 2011). seguro, es posible entender que exista un com- En el caso del abuso sexual en la infancia ponente subjetivo imaginario que constituyacomo life events, según la edad en la cual se la trama de esta relación, pudiéndose plantearllevó a cabo la irrupción violenta -pues las una disfunción entre el componente concreto
  7. 7. LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD 65(bebé real) e imaginario (bebé fantasmático), de conductas de maternaje o insuficiencia en elque puede influir en el desarrollo de trastornos cuidado, rechazo y abandono, por la angustiavinculares, ya que la madre es la figura pri- activada en la madre. De esta forma, existe lamordial del vínculo, y existe interdependencia posibilidad de desarrollar distintos trastornosentre su funcionamiento psíquico y el del del vínculo (ver Tabla 1).bebé. Al entrever esta situación, será más fácil En cuanto a la nosografía de la psicopa-comprender que, en el caso de la reactivación tología del bebé, como se aprecia en la Tabla,del conflicto infantil durante el maternaje, se es posible ver cómo la madre ocupa el lugarpueden producir trastornos reactivos de la más importante en el desarrollo de trastornosvinculación en la infancia y preñez, como: tras- vinculares y cómo la reactivación de los con-tornos de la expresión somática y negligencia flictos infantiles (abuso sexual) puede interferirhacia el niño, que se manifiestan como omisión en el desarrollo de un vínculo sano y seguro.Tabla 1. Trastornos del vínculo a) Por ausencia de la madre o sustituto maternal. b) Por discontinuidad de la relación con el objeto de vinculación. Trastornos del tipo de vinculación c) Por trastornos cualitativos de la interacción: hiperestimu- lación e hipoestimulación. a) Vínculo ansioso ambivalente. Trastornos del tipo vincular b) Vínculo ansioso evitativo. c) Vínculo desorganizado. a) Trastorno reactivo de la vinculación en la infancia y niñez. b) Negligencia hacia el niño. Secuelas del trastorno de vinculación c) Maltrato físico. d) Nanismo psicógeno.Asimismo, es importante señalar, que puede Frente al escenario de reactivación de con-existir la posibilidad de que se desarrollen flictos infantiles (abuso sexual infantil) en eltrastornos somáticos, puesto que, en madres proceso de maternaje, surge la duda de cómotransgeneracionalmente carenciadas afecti- poder prevenir tal situación. Este es el últimovamente, y que no logran efectuar el duelo punto por abordar en este estudio.normal del bebé imaginario, se entorpece elreconocimiento del real, pues proyectan elfracaso de sus expectativas no confirmando al 6. LA IMPORTANCIAbebé, lo que conllevará a producir trastornos DE LA ENTREVISTA PSICOLÓGICAsomáticos. Un ejemplo de estos trastornoses el cólico de los tres primeros meses, que Es de suma importancia comprender, quese presenta en nenés hipertónicos, sujetos a no sólo la medicina puede permitir controlaruna preocupación materna primaria excesiva la morbimortalidad de madres y bebés, puestoy ansiosa. que los aspectos psicológicos también pueden generar problemas obstétricos y perinatales.
  8. 8. 66 Andrés Cabezas CorcioneFrente a esto, Oiberman y Galíndez postulan: incidencia de estos sucesos en los problemas en el maternaje, puesto que, desde la construcción Se puede afirmar que la presencia médica de este instrumento, fue posible observar, en el acto de nacimiento en la sociedad que vivencias traumáticas en la infancia eran occidental ha permitido disminuir el resignificadas frente a la llegada del bebé. riesgo de morbimortalidad materno- La Entrevista Perinatal ha mostrado ser neonatal. Pero este progreso no fue de gran utilidad para identificar y discriminar acompañado por la suficiente valoración distintas problemáticas que pueden afectar de los aspectos psicológicos implicados el maternaje, como los conflictos infantiles; durante este período (2005, p. 100). esto hace pensar en la relevancia que tiene su Se aclara, así, la relevancia de los aspectos incorporación en las Unidades Neonatales con elpsicológicos en el proceso de maternidad fin de prevenir complicaciones en el embarazo,-embarazo, parto y puerperio-, al comprender parto y puerperio, y sus consecuencias en elque, en sí misma, esta situación genera una desarrollo del vínculo madre-hijo.crisis vital y evolutiva, que la madre superaráal enfrentarse a su historia personal, estructura 7. CONCLUSIÓNde personalidad, factores psicosociales y po-sicionamiento del bebé en el sistema familiar Este escrito tuvo como propósito describir(Ibíd.). A partir de esta idea, se construyó la el proceso de maternidad y maternaje, que se‘Entrevista Perinatal’ con el fin de incorporarla, vive como crisis vital y evolutiva en madresya en el año 1999, a la Historia Clínica Neonatal, abusadas sexualmente en la infancia. Se com-y se ha posicionado como un instrumento de prende que, en la mayoría de los casos, surgefácil interpretación para el equipo médico. una reactivación de sucesos significativos, losEn este, se registra los life events percibidos cuales presentan una nueva crisis, que puedecomo preocupantes para la madre, clasificados afectar directamente el vínculo madre-hijo, asíen: pareja, muertes, social, problema actual como, también, el desarrollo de psicopatologíasy problemas con los otros hijos. También, se en el bebé, que generan, a su vez, una situaciónincorporaron problemas maternos físicos y imaginaria que se activará en el plano de lopsicológicos asociados al embarazo, conflictos real, y que la madre vivencia como inseguridad,infantiles, e impacto debido al nacimiento. miedo, angustia y rechazo. En un estudio realizado el año 2010, Oi- Frente a esto, se planteó la importancia queberman, Santos y Nieri evidenciaron, en una la Entrevista Perinatal posee, dado que logramuestra de 232 madres pertenecientes a la identificar conflictos infantiles, con el fin deSección de Neonatología del Hospital Ana Goi- sostener y apoyar el proceso de maternidad ytia, distintas preocupaciones; percibieron, que participar en la detección precoz de problemasen un 18% de las entrevistadas se presentaba, que puedan desarrollar conflictos vinculares ycomo preocupación principal, los conflictos psicopatológicos en el bebé.infantiles, cifra considerable si proyectamosestos resultados en una muestra mayor. Alregistrar estos life events, que aparecen como REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICASpreocupación, no sólo se encontraron datossignificativos del proceso de maternidad en Arvelo Arregui, Leslie. (2004). Maternidad, paternidadel último año, sino que, también, se postuló la y género. En Otras Miradas, diciembre, 92-98.
  9. 9. LA REACTIVACIÓN DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LA MATERNIDAD 67Aulagnier, P. (1991).Construir (se) un pasado. En Oiberman, A. y cols., Nuevos dispositivos en salud Revista de Psicoanálisiss APdeBA 13(3), 441-497. mental: construcción de un modelo de trabajoBrazelton, B. & Cramer, B. (1993). La relación más en psicología perinatal. Premio Estímulo Facultad temprana. Padres, bebés y el drama del apego de Psicología de la UBA, Facultad de Psicología, inicial. España: Paidós. UBA, Buenos Aires, 2008.Erikson, E. (1983). Infancia y Sociedad. Buenos Oiberman, A., Santos, S., Nieri, L. (2011) La dimensión Aires: Horme-Paidós. emocional de la maternidad: construcción de un modelo de trabajo en Psicología Perinatal.Fiszelew. R y Oiberman. A. (1995) Fuimos y seremos… En Boletín de la maternidad, 11, 16 – 19. Una aproximación a la psicología de la primera infancia. La Plata. Editorial de la Universidad Oiberman, A. y cols. (1998) Detección de factores Nacional de la Plata. de riesgo psicosocial en el posparto inmediato. En VI anuario de Investigaciones, Facultad deFreud, S. (1905) Three Essays on the Theory of Sexua- Psicología, UBA, Buenos Aires. lity. In The Standard Edition of the Collected Psychological Works of Sigmund Freud. Trans- Recamier, P., A propos des psychoses sur la mater- lated by J.Strachey, Ed. London: Hogard Press. nalit”, en Mère mortifère, mère meutrièere, mère mortifiè, Paris, E.S.F., 1984. En Oiberman,Kimelman, M. (2003) Psicopatología del bebé. En A. (2005). Nacer y después... Aportes a la Psi- Almonte María, C y Montt, S. (Eds). Psicopa- cología Perinatal. Buenos Aires. JCE Ediciones. tología Infantil y de la Adolescencia. Santiago. Mediterráneo. Salvatierra, M. (1990). Psicobiología del embarazo y sus trastornos. Barcelona, Editorial MartínezLebovici, S. (1985). El lactante, su madre y el Psi- Roca. Citado. En Oiberman, A., Santos, S., Nieri, coanalista. Buenos Aires. Amorrortu. L. (2011) Boletín de la maternidad, La dimensiónOiberman, A. (2008). Nacer, jugar y pensar. Guía emocional de la maternidad: construcción de para acompañar a los bebés. CIIPME-CONICET. un modelo de trabajo en Psicología Perinatal. Lugar Editorial. 11, 16 – 19.______ (2008a). Nacer, jugar y pensar. Guía para Vitriol, V., Vázquez, M., Iturra, L., Muñoz, C. (2007). acompañar a los bebés. CIIPME-CONICET. Lugar Diagnóstico y abordaje de secuelas por abuso Editorial. sexual infantil, en tres mujeres consultantes a un servicio de salud mental del hospital ge-______ (2004). Historia de las madres en occiden- neral. En Revista Chilena de Neuropsiquiatría, te: repensar la maternidad. En Psicodebate 5 45(1), 20-28. Psicología, Cultura y Sociedad. Experiencias del ciclo de vida. Facultad de Ciencias Sociales. Winnicott, D. (1969). Preocupación Maternal Pri- Universidad de Palermo. maria en Escritos de pediatría y Psicoanálisiss. Barcelona. Laia.Oiberman, A., y Galíndez, E. (2005). Psicología peri- natal: Aplicaciones de un modelo de entrevista ______ (1984). Deprivation and delinquency. Lon- psicológica perinatal en el posparto inmediato. don: Tavistock. En Revista del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, 24, 100-109.

×