Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Training futbol 200

1,903 views

Published on

Futbol

Published in: Sports
  • Be the first to comment

Training futbol 200

  1. 1. Prohibido cualquier tipo de reproducción total o parcial de los textos sin la autorización expresa y escrita del editor. 3 EDITA: JECUPI MAQUETACIÓN: TRAINING FÚTBOL IMPRESIÓN: INDIPRESS PUBLICIDAD: TRAINING FÚTBOL, departamento propio DEP. LEGAL: VA - 94/1996 ISSN 1577-7480 MARCA REGISTRADA Dirección Jorge Guillén, 8 47400 - Medina del Campo VALLADOLID • Telf. 983 81 13 41 Página Web: http://www.trainingfutbol.com E-mail revista: revista@trainingfutbol.com E-mail director: jecupi@trainingfutbol.com DIRECTOR JESÐS CUADRADO PINO COMITÉ TÉCNICO V¸CTOR FERN˘NDEZ BRAULIO BENITO FLORO SANZ JUAN MANUEL LILLO D¸EZ FERNANDO V˘ZQUEZ PENA JORGE D´ALESSANDRO DI NINNO MIKEL ETXARRI SASIAIN JESÐS CUADRADO PINO FERNANDO NAVARRO VALDIVIELSO ANTONIO RAYA PUGNAIRE MANUEL FERN˘NDEZ POMBO JUAN JOSÉ GARC¸A LAVERA ANTONIO GALINDO RINCŁN MANUEL LŁPEZ LŁPEZ JOSÉ CARRASCOSA OLTRA Dr. PEDRO GUILLÉN GARC¸A Dr. RICARDO JIMÉNEZ MANGAS JESÐS OREJUELA RODR¸GUEZ ALFONSO M. VARAS GARC¸A TRADUCTOR-INTÉRPRETE FRANCISCO JAVIER YEPES GONZ˘LEZ N ú m e r o 2 0 0 - O c t u b r e 2 0 1 2
  2. 2. 4Octubre-2012 nº 200 Trata todos los temas relacionados con la metodología del entrenamiento en el Fútbol: Preparación Física Preparación Técnica Preparación Táctica Preparación Psicológica Metodología y Organización Tests de Evaluación del Entrenamiento Biomecánica Aprendizaje Motor Pedagogía Aplicada Fisiología del Esfuerzo Físico Medicina Deportiva Dietética… En cada uno de los números presentamos artículos actualizados de prestigiosos técnicos relacionados directamente con los temas a tratar, tanto nacionales como extranjeros. Nuestra pretensión es servir de "vehículo de apoyo" en el reciclaje técnico para entrenadores, preparadores físicos, médicos del deporte, técnicos de fútbol en general, estudiantes de los diversos niveles para entrenadores, futbolistas y aquellos aficionados que sientan la belleza de este deporte y que quieran comprenderle mejor. INFORMACIÓN PARA SUSCRIPCIÓN: En la última página encontrará el boletín de suscripción. PUBLICACIÓN DE EXCLUSIVO CARÁCTER TÉCNICO QUE SE EDITA CON PERIODICIDAD MENSUAL
  3. 3. SU M A R I OSU M A R I O Número 200 Octubre 2012 8 7Editorial Hablamos de fútbol con… Francisco “Pacho” Maturana García. Conceptos tácticos. Sobre la lógica interna del juego en fútbol. Manuel Aguado Gil. 16 Factores psicológicos que influyen en fútbol. Juan Andrés Jiménez Luna. 24 Firma invitada. 43 Tarea de entrenamiento: “Seis contra seis y seis porterías” 50 Contenido de nuestro próximo número. 52 Fútbol: conceptos tácticos para analizar el juego. Rubén Takayama. 34
  4. 4. 6Octubre-2012 nº 200
  5. 5. Jesús Cuadrado Pino DIRECTOR Entrenador Nacional de Fútbol (Nivel III). Máster Profesional en Fútbol. Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL). Especialista en Alto Rendimiento Deportivo por la Universidad Autónoma de Madrid. Máster en A. R. D. por el C. O. E. Técnico Deportivo Superior. Director y Profesor del Máster Profesional en Fútbol para Entrenadores Nacionales (CESFÚTBOL). Moda, entrenamiento y táctica son tres términos diferentes en el diccionario y en el fútbol. Entrenamiento y táctica tienen similitudes de aplicación en nuestro deporte, porque la táctica es un objetivo esencial a desarrollar en el entrenamiento. Sin embargo, la moda no debería ser protagonista en la metodología de entrenamiento y en la aplicación de la táctica, pero resulta que lo es en gran medida. Puede comprenderse que por razones de marketing se cambie cada año el diseño de las camisetas de los futbolistas, lo que no tiene sentido racional es que se apliquen modas para entrenar y para diseñar las variantes tácticas. Estas incoherentes modas futbolísticas suelen crearse porque muchos técnicos tratan de imitar lo que hacen equipos que consiguen grandes resultados a nivel internacional, sin analizar las características de sus jugadores y sus equipos, no parten del razonamiento sino de la imitación. Se dan demasiados casos de esto en el desarrollo del entrenamiento y en las aplicaciones tácticas. Llevamos bastantes años en los que muchos equipos han copiado de otros el hecho de jugar con los jugadores de banda “a pierna cambiada”, y en estos días ha proliferado mucho más esta situación. Se pone a un derecho en banda izquierda o a un zurdo en banda derecha o a los dos cambiados de banda al mismo tiempo. Se hace mucho con los extremos y se hace también, aunque en menor medida, con los laterales. Hacerlo con los laterales es un gravísimo error siempre, es atentar contra la lógica interna del juego, siempre produce problemas al equipo. En ataque, el lateral “a pierna cambiada” tenderá a salir con el balón por dentro y, si le pierde ahí, puede producir una ocasión de gol al rival; además tendrá dificultades para realizar un pase eficaz en la progresión del juego, como es el pase paralelo a línea de banda. En defensa, el lateral “a pierna cambiada” siempre tendrá grandes dificultades para evitar la entrada del rival por fuera y permitirá al equipo contrario muchas opciones de profundizar, su pierna “no hábil” no le permitirá entrar e interceptar con eficacia y si gira para tratar de hacerlo con su pierna “hábil” dará bastante tiempo al rival para penetrar. En el caso de los extremos, sí puede jugarse con ellos “a pierna cambiada”, pero analizando bien cada caso. Depende de las características técnicas y físicas de estos jugadores. Si el extremo destaca por su capacidad de aceleración, velocidad y resistencia a la velocidad, más que por su técnica, debe jugar en la misma banda que su pierna hábil porque en la mayoría de los casos atacará mediante una conducción rápida de balón paralela a banda o mediante una carrera sin balón; en ambas situaciones estará condicionado a emplear su mejor pierna para finalizar con un pase o un centro; si juega “a pierna cambiada” tratará de “enganchar” el balón con el exterior para meterse por dentro, lo que suele resultar ineficaz porque se pierde tiempo y se concede ventaja al rival. En cambio, si el extremo destaca principalmente por su técnica en el manejo del balón, rendirá bien en banda contraria a su mejor pierna porque generalmente buscará el control y la entrada por dentro para conducir o regatear o para asociarse con sus compañeros en el juego interior. Para elegir una u otra cosa, aconsejo a los entrenadores que partan del razonamiento siguiente: el extremo rápido y poco técnico juega “en la banda”, el extremo muy técnico con balón juega “desde la banda”. Una reflexión muy particular: según mi punto de vista, Cristiano Ronaldo jugaría mejor en la banda derecha que en la izquierda. jecupi@trainingfutbol.com El extremo rápido y poco técnico juega “en la banda”, el extremo muy técnico con balón juega “desde la banda” editorial 7Octubre-2012 nº 200 Extremos, bandas y pierna hábil
  6. 6. 8Octubre-2012 nº 200 Conversaciones sobre fútbol Significó una referencia para los entrenadores por sus aportaciones en bastantes aspectos tácticos y sus aplicaciones al entrenamiento. Dejó huella en España a su paso por el Real Valladolid y el Atlético de Madrid. Luego, en la selección nacional de su país, Colombia, consiguió altas cotas internacionales por juego y resultados. Actualmente, “Pacho” Maturana sigue desarrollando una buena labor en el fútbol como Coordinador Técnico de la Federación Colombiana, asesorando a técnicos de todos los niveles. En esta conversación desgranamos con él aspectos sobre interpretación del juego y planteamientos tácticos. Interesantes los conceptos que nos refiere este prestigioso técnico. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL) Hablamos de fútbol con… Francisco “Pacho” Maturana García Maturana:“En ningún caso debe tratarse de robotizar a los futbolistas, se trata de darles argumentos para que luego decidan durante el juego ” Cuadrado:“No deben olvidarse las zonas estáticas de los sectores del campo, pero resultan más importantes las zonas dinámicas que se van creando con el movimiento del balón y los jugadores ” Conceptos tácticos Francisco “Pacho” Maturana García Entrenador Nacional de Fútbol. Ex-Entrenador del Real Valladolid y del Atlético de Madrid. Ex-Seleccionador Nacional de Colombia. Coordinador Técnico de la Federación Colombiana de Fútbol. Jesús Cuadrado Pino Entrenador Nacional de Fútbol. Máster Profesional en Fútbol y Máster en Alto Rendimiento Deportivo. Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol. Director de TRAINING FÚTBOL y de CESFÚTBOL. Director y Profesor del Máster Profesional en Fútbol.
  7. 7. 9Octubre-2012 nº 200 Cuadrado.- El fútbol tiene gran trascendencia social, principalmente en muchos países de Europa y Sudamérica. Por eso considero que para comprenderlo bien en su globalidad deben conocerse muchos aspectos que están al margen de los conceptos puramente técnicos. Maturana.- Considero, no obstante, que el día en que alcancemos a comprenderlo plenamente, el fútbol perderá su esencia. Se dijo que el fútbol era la ciencia de lo impensado, y personalmente creo que esto es verdad. Desde el momento en que el fútbol pierda su incertidumbre, su magia y su locura, se quedará sin su esencia. Debemos aprender a convivir con estas cosas. Los entrenadores trabajamos con seres humanos, no simplemente con jugadores de fútbol, y esto les hace diferentes. C.- Para la interpretación del juego en fútbol tenemos que partir de unos fundamentos esenciales. M.- Debemos partir, en primer lugar, de la técnica. Porque la técnica es la relación del jugador con el balón. Otros dos fundamentos básicos que considerar son el conocimiento del juego y la idea futbolística. El conocimiento del juego es determinante para que el jugador sepa interpretar cada una de las variantes que se le va presentando y sepa escoger la solución más eficaz ante cada una de ellas. Además, es básica la idea futbolística. Sin una idea de juego se puede hacer un cierto fútbol, pero nunca podrá hacerse un fútbol de gran nivel. C.- Está extendida la aseveración de que los planteamientos tácticos deben establecerse con relación a las características de los jugadores. Coincido con ello en términos generales. No obstante, considero que entrenando bien los principios fundamentales del juego se pueden adaptar perfectamente a cualquier variante táctica todos los jugadores que tengan una mínima capacidad técnica. M.- En todo caso, resulta difícil generalizar. En el fondo, la mayoría de los jugadores de primer nivel están dotados para interpretar todas las ideas de juego que se les presente. Pero debemos tener en cuenta que hay algunos a los que les cuesta adatarse a formas y dinámicas de juego diferentes a aquellas que llevan un tiempo practicando, debido a que ya las tienen muy mecanizadas. Muchas veces partimos de ideas que ya están determinadas, por ejemplo, un seleccionador nacional tiene su idea de juego y selecciona a los jugadores adecuados para esa idea. No ocurre lo mismo cuando firmas por un equipo concreto, ya que puedes encontrarte con que no dispones de los jugadores adecuados para aplicar tu modelo de juego, aunque con un determinado tiempo de trabajo con ese equipo puedes adaptarlos. Lo que sucede es que, en la realidad, las prisas del fútbol profesional no te dan el tiempo suficiente para lograr esa adaptación. C.- Lo que se denomina sistema de juego como 4-4-2, 4-3-3, 4-2-3-1… (Que, en realidad no son sistemas de juego sino formaciones que están dentro de un sistema de juego, que es otra cosa), ¿qué influencia consideras que tiene en el desarrollo de cada partido y en el rendimiento global del equipo? M.- En realidad, sirve más para la discusión y para la exposición de ideas. Esos números son simplemente un punto de partida y, una vez que comienza el juego, las circunstancias varían las Maturana:“Se dijo que el fútbol era la ciencia de lo impensado, y personalmente creo que esto es verdad”
  8. 8. 10Octubre-2012 nº 200 posiciones iniciales. Por ejemplo, cuando tenemos el balón y atacamos, si empleamos un sistema de juego de 4-4-2 y mantenemos las posiciones iniciales, el equipo no tendrá dinámica. Todas las posiciones deberán cambiar constantemente con relación a la posición del balón y en función de las fases de ataque y defensa. C.- Como sabemos, el fútbol es un deporte de habilidades abiertas, aunque yo he dicho en bastantes ocasiones que se dan algunas situaciones cerradas. Existe un alto grado de incertidumbre para los jugadores y éstos tienen que elegir en cada momento la solución táctica más idónea a la circunstancia que se presente. Por eso deben tener posibilidades de acción con libertad, pero también deben ceñirse a unas obligaciones dentro del funcionamiento colectivo del equipo. M.- Lo primero que tenemos que hacer es crear un proyecto común, y a partir de ese proyecto viene después la libertad. La idea de juego debe ser adecuada a las capacidades individuales y a las demandas que tengamos, pero el grupo tiene que defender esa idea ante cualquier circunstancia. Todos los jugadores tienen unas obligaciones en defensa y en ataque. En defensa tienen que acompañar, invadir zona y marcar, estableciendo nuestra organización defensiva en función de las zonas y los pasillos que tengamos referenciados. En ataque los objetivos son llegar al fondo, tener movilidad y disparar. C.- Las variantes tácticas suponen el modelo de juego del equipo, pero se necesita un cierto nivel técnico para la ejecución de las acciones requeridas. Siempre he dicho que técnica y táctica están íntimamente ligadas. M.- Puede que haya táctica sin un alto nivel técnico, pero será una táctica poco eficaz. Debemos tener en cuenta que la esencia de todo es el jugador. Si tenemos jugadores con riqueza técnica será mucho más fácil el proceso de enseñanza y, consecuentemente, será mucho mejor el producto. C.- Muchas veces he indicado que el jugador es el dueño de la táctica (por su toma de decisiones en el campo) y que el entrenador es el dueño del planteamiento de la táctica (por la elección de las variantes tácticas y por el diseño de las tareas de entrenamiento). Por otra parte, considero que el entrenador puede plantear un juego ordenado, pero que el juego brillante sólo corresponde a las acciones de los jugadores. M.- Es fundamental el orden. A partir de ese orden, la brillantez la ponen los jugadores. Pero, de entrada, sin el orden es muy difícil que pueda aparecer la brillantez. El técnico no puede planificar un juego brillante, lo que puede hacer es colaborar a ello poniendo a los jugadores que sean capaces de ejecutarlo con su talento. El técnico puede ordenar el juego y para buscar la brillantez tiene que situar sobre el terreno de juego a los jugadores con talento. C.- El talento de los futbolistas es básico como punto de partida, pero necesita una coordinación colectiva para un rendimiento eficaz del equipo.
  9. 9. 11Octubre-2012 nº 200 M.- El factor vital es el talento de los jugadores. Pero han de tenerse en cuenta otros factores que se necesitan y que son importantes, como la actitud, la condición física y el carácter. Pero siempre, por encima de cualquier aspecto, está el talento. C.- En el mecanismo de acción del jugador está, como su primera acción, el hecho de mirar. Lo primero es mirar para poder ver. Pero después de mirar hay que saber “ver” bien el juego. Se puede desarrollar en el jugador su capacidad para ver el juego por medio de tareas de entrenamiento bien orientadas. M.- No solo se puede hacer, sino que es imprescindible hacerlo. Aquel jugador que sabe del juego es muchísimo más jugador. Se puede enseñar a los jugadores a ver y a conocer el juego hablando con ellos, pero esencialmente se les enseña a través de ejercicios de entrenamiento que les muestren el camino y que les señalen lo que antes les hemos indicado con palabras. Existen recursos metodológicos para que los futbolistas aprendan a ver bien el juego, y hay que aplicar bien estos recursos porque constituyen un factor básico en el proceso de entrenamiento del fútbol. C.- Es que no solo son necesarios los fundamentos técnicos, sino que cada jugador debe ser un analista del juego porque tiene que estar tomando decisiones continuamente ante situaciones cambiantes durante el partido. M.- Más que ser un analista, el jugador lo que debe tener es información. En ningún caso debe tratarse de robotizar a los futbolistas, se trata de darles argumentos para que luego decidan durante el juego ante cada circunstancia que se les vaya presentando. C.- La táctica como planteamiento del modelo, los jugadores como protagonistas en las tomas de decisión y en las ejecuciones. M.- La táctica es un módulo, un apartado esencial, pero que siempre depende de los jugadores con los que contemos. Lo primero de todo son los jugadores y, además, probablemente éstos sean lo más puro del fútbol. C.- ¿Qué opina sobre el tratamiento que debe darse a la aplicación de la táctica en fútbol y sobre su entrenamiento? M.- Considero que la táctica es el alma del juego del fútbol. Su aplicación y su entrenamiento son absolutamente vitales. C.- El espacio y el tiempo son elementos esenciales en la táctica, pero necesariamente deben considerar otros que también son importantes. M.- Además de estos dos elementos que citas, y por encima de ellos, debemos considerar la concepción del juego como una respuesta colectiva. No debemos olvidar que el espacio y el tiempo tienen que estar siempre al servicio del equipo en su concepto colectivo. Cuadrado:“Se puede desarrollar en el jugador su capacidad para ver el juego por medio de tareas de entrenamiento bien orientadas”
  10. 10. 12Octubre-2012 nº 200 C.- Hay entrenadores que aplican y entrenan muchas variantes tácticas en sus equipos, en cambio, otros optan por desarrollar pocas para que estén muy bien asimiladas. ¿Qué opina Vd. al respecto? M.- Existen criterios para todo. No se puede dar una verdad absoluta sobre esto. Personalmente me gusta aplicar pocas variantes, pero que cada una de ellas contenga muchas razones para poder resolver cualquier tipo de situación. Considero que resulta mejor tener pocas variantes tácticas y que los futbolistas las tengan muy bien aprendidas y asimiladas. C.- Creo que solamente ejecutando las jugadas mejor que el equipo contrario no es suficiente para garantizar la victoria en cada partido, porque deben ponerse sobre el campo otros factores también importantes. M.- Lo cierto es que puede ocurrir que se gane de cualquier manera. Por ejemplo, se puede ganar por el simple azar. Pero esto no te garantiza continuidad en la manera de llegar al triunfo. La continuidad en las victorias únicamente te la proporciona el jugar bien. C.- ¿Se consigue un buen equipo con la suma de las características de los futbolistas? M.- El equipo resulta de la suma de buenas individualidades alrededor de una idea. No se hace un buen equipo solo con buenos jugadores, porque todos los jugadores tienen que estar bien ensamblados en una idea de juego. C.- Muchos dicen que para jugar bien al fútbol es suficiente con pensar y que no hace falta correr. Otros opinan que lo fundamental es correr mucho. Pensar y correr, creo que las dos cosas se necesitan para jugar bien. M.- Claro que las dos cosas se necesitan. Las dos son fundamentales. Las dos son esenciales por sí mismas, pero sólo aportan un rendimiento eficaz cuando se juntan las dos. No pueden separarse. Está claro que hay que conjugar el pensar y el correr para jugar bien al fútbol. C.- Muchos dicen que, para realizar un buen fútbol, los jugadores siempre han de ir hacia el balón. Otros, en cambio, sostienen que el balón debe ir a las posiciones de los jugadores. Estimo que hay que combinar las dos cosas, las dos se necesitan según las circunstancias. M.- Es que no se trata de lo uno solo ni de lo otro solo. Es parte de lo uno y parte de lo otro. Lo que de verdad importa es que el jugador sepa interpretar si tiene que ir hacia el balón o si tiene que esperar a que el balón le llegue a su posición, en cada una de las jugadas en concreto y según se presenten éstas. C.- Hay muchas opiniones sobre lo que significa jugar bien. Muchas son coincidentes en lo esencial, aunque otras difieren bastante. Creo que tengo una idea de lo que debe ser un buen desarrollo del juego, aunque en todo caso se trata de la coordinación de muchos componentes.
  11. 11. 13Octubre-2012 nº 200 M.- Estamos ante la eterna pregunta, ¿qué es jugar bien? Para unos jugar bien es ganar, para otros jugar bien es tener el balón en poder del equipo propio la mayor cantidad de tiempo, para otros significa realizar correctamente las consignas del técnico, para otros se trata de mantener un equilibrio. Para mí el hecho de jugar bien nace con la aceptación de la gente, cuando se arranca un aplauso del público significa que se está jugado bien. Tanto el coraje como la entrega pueden emocionar, pero no significan que se esté jugando bien por sí mismos. Para jugar bien hay que emplearse correctamente en ataque y en defensa, en una proporción con más veces en las que atacamos nosotros que en las que nos atacan a nosotros, donde nosotros manejemos el balón un porcentaje de tiempo suficiente que nos permita lucir. Para jugar bien también hemos de ocupar bien los espacios y situarnos de la cancha de forma adecuada con relación a la evolución del juego. C.- De todas formas, lo que debe estar muy claro es que jugar bien es la mejor vía para ganar. No entiendo a los que indican eso de que “hay que ganar como sea”. No les entiendo a ellos ni comprendo la frase ni sé cómo puede plantearse ese “como sea”. M.- Efectivamente, el camino para ganar es jugar bien. A ese camino es al que yo me adhiero. No me cabe duda de que el mejor camino para ganar es jugar bien. Esto debería parecernos a todos elemental. Lo que puede suceder algunas veces es que se pueda ganar jugando mal debido a diversas circunstancias. C.- La dinámica del juego ofrece bastantes referencias a los futbolistas para la elección y la ejecución de sus acciones. Por ejemplo, cuentan con los desplazamientos del balón, los movimientos de los compañeros y los movimientos de los rivales. Aparte de otras referencias. M.- Además, está la referencia de las porterías, lógicamente. La portería contraria para saber cómo atacarla desde diferentes posiciones, así como la portería propia para saber cómo defenderla ante diferentes situaciones. También debe tenerse en cuenta la línea del balón. Por ejemplo, si nuestro equipo ya pasó la línea del balón nos habremos quedado sin ritmo. Considero que las referencias del balón, de los compañeros y de los rivales, más las porterías y la línea del balón, son suficientes. Después, sobre el terreno de juego, todo dependerá de la actitud de los jugadores para defender y para atacar. C.- Uno de los medios para lograr los objetivos de ataque y de defensa es conseguir superioridad numérica en la zona activa del juego, o sea, en la zona donde los jugadores de uno y otro equipo puedan tener intervención directa sobre al balón en ese instante. Existen movimientos concretos para ello que pueden estar previstos, principalmente en la situación de ataque. M.- Fundamentalmente los movimientos que yo empleo son los de aproximación, los doblajes y los movimientos realizados en función de las zonas que tengamos deli- mitadas. Y todo ello tiene que partir de la “intención”, porque en realidad es ésta la que da velocidad a todos los movi- mientos y a todas las acciones. Hay que estar leyendo el partido constantemente para saber en que momento hay que aproximarse y en que momento hay que ir a doblar. Un movimiento básico en defensa es el repliegue, resultando importante un repliegue lento porque nos da la posibilidad de aproximación al contrario; si hacemos un repliegue rápido podemos tener dificultad para efectuar un doblaje o una cobertura.
  12. 12. 14Octubre-2012 nº 200 C.- Hay establecidas zonas sobre el terreno de juego para indicar diferentes comportamientos técnico-tácticos. Son zonas diseñadas de forma paralela a las líneas de meta. Se nombraron como zona de iniciación, de creación y de finalización. Hay que seguir teniéndolas en cuenta, pero es preciso tener en considerar otras zonas que se diseñan y se establecen de forma diferente. M.- Efectivamente. Particularmente tengo establecidos pasillos paralelos a las líneas de banda, porque son necesarios para la aplicación de acciones de los grupos de jugadores que se mueven dentro de cada uno de ellos. En relación a estos pasillos pueden marcarse las coberturas, los desdoblamientos, los apoyos, etc. De la misma forma que existe la división horizontal, también existe la división vertical. El número de pasillos verticales que utilizo depende de varios factores, y aquí residen las variantes. Por ejemplo, en la zona de iniciación suelo establecer cuatro pasillos; en la zona de creación establezco dos, tres o cuatro en función de las circunstancias; en la zona de finalización suelo establecer dos pasillos. C.- Desde hace ya mucho tiempo llevo indicando que, dado que el juego es un proceso dinámico, considero más adecuado establecer zonas relacionadas con la posición del balón y de los jugadores según la evolución del juego. No deben olvidarse las zonas estáticas de los sectores del campo, pero resultan más importantes las zonas dinámicas que se van creando con el movimiento del balón y los jugadores. M.- Así es. Por eso yo establezco las zonas de acuerdo a la posición que vaya ocupando el balón. Por ejemplo, los pasillos los determina el balón, se van determinando según esté en el centro o en la banda. La posición del balón debe indicarnos cuantos pasillos tenemos en cada momento. C.- Lo más importante siempre debe ser el planteamiento del desarrollo de juego del equipo propio. No obstante, debemos tener presentes algunas características del equipo rival para tratar de sacar provecho a nuestro favor. En tu caso, ¿qué importancia das al juego del rival para plantear el juego de tu equipo? M.- Siempre resulta fundamental conocer bien al rival porque esto nos permite ade- cuar nuestras armas para contrarrestarles o superarles. Pero es cierto que nunca debemos cambiar nuestra personalidad propia. C.- En lo que respecta al desarrollo de cada partido de competición, durante el transcurso del juego, ¿en qué medida consideras que puede influir el entrenador para la aplicación de las acciones tácticas? ¿El partido se puede dirigir o sólo se puede orientar en una medida bastante pequeña? M.- No comprendo a los entrenadores que se pasan todo el partido de pie y gritando. Los entrenadores que hacen esto en los partidos es que no han trabajado correctamente durante la semana. Creo en los entrenadores que el domingo van a observar el producto de su trabajo. Aunque durante el transcurso del juego se puede llamar a algún jugador para darle alguna determinación concisa, clara y precisa. En muchos casos se comete el error de llamar a un jugador para comentarle algo sobre una jugada que ya pasó, pero esto no soluciona absolutamente nada y únicamente responde a la búsqueda de
  13. 13. 15Octubre-2012 nº 200 protagonismo o a la liberación de tensión. Esta forma de actuar ni aporta ni produce nada. También lo experimenté en mi época de jugador, cuando veía al técnico de pie en la banda y gritando sin saber lo que quería decir. Incluso, muchos porteros comentan que cuando gritan a los centrales o a los medios centros, éstos no les oyen debido al ruido que hay en los partidos. Creo que el partido no puede dirigirse desde el banquillo, únicamente pueden darse algunas explicaciones muy concretas a algún jugador cuando le tenemos cerca y el juego lo permite. C.- Has dirigido a varios equipos y también a la Selección Nacional de tu país, Colombia. ¿Qué diferencias has observado en la práctica entre dirigir a un equipo y dirigir a la selección de país? M.- Cuando eres responsable técnico de una Selección Nacional no tienes mucho tiempo para entrenar y desarrollar una forma de juego, por tanto, no se pueden hacer experimentos. En cambio, con un equipo puedes ir cimentando muchas cosas paso a paso porque dispones de más tiempo. Con una selección puedes buscar una mejoría cambiando nombres, no hay opciones de que se “llegue a ser”, lo que debe hacerse es traer a los que “ya son”. C.- Cuando estabas al frente de un equipo, ¿seguías unas pautas concretas para la aplicación de las variantes tácticas y para afianzar el modelo de juego? ¿Trabajabas con un orden establecido por líneas o grupos de jugadores? M.- Siempre me gusta lo básico. Partiendo de lo básico voy desarrollando la idea de juego que busco. Esencialmente, el fútbol es un juego de uno contra uno, a partir de ahí voy sumando y creando mayores dificultades hasta llegar al desarrollo de juego de todo el equipo. C.- Muchas son las tareas del entrenador, dentro de una labor que resulta muy compleja. Pero, de entrada, una función esencial es la elección de los jugadores. M.- Efectivamente, esto es esencial, fundamental. Pero también es fundamental que el entrenador sepa elegir a su grupo de trabajo, o sea, a sus “compañeros de fórmula”, porque si tenemos buenos jugadores pero malos asesores tampoco podremos desarrollar un trabajo eficaz. Aparte de esto, tenemos que analizar bien el sitio al que vamos, ya que podemos tener buenos jugadores y buen equipo técnico pero si la institución no está bien organizada económicamente y carece de estructura para trabajar, es muy probable que fracasemos. En consecuencia, hay que saber elegir el grupo trabajo, el grupo de jugadores y el momento en el que vamos. C.- Para elegir a un futbolista hay que valorar un conjunto de aptitudes y actitudes. ¿Qué cualidad valora más Vd. a la hora de escoger a un jugador para su plantilla? M.- Por encima de todo, para mí, debe estar la técnica. Lo demás puede conseguirse y desarrollarse con el trabajo, pero la técnica no.
  14. 14. Marco teórico L a teoría de los sistemas se basa en las relaciones y las interacciones de los diferentes elementos. Todos influyen y todos son influidos, formando así una sola red. Todos los elementos son importantes, todos construyen a todos, cada elemento es un sistema dentro del sistema. De las relaciones y sinergias surgen las propiedades del conjunto. Si cambia una relación o un elemento, cambia el conjunto. El sistema es un conjunto de elementos (jugadores) relacionados entre sí (con respecto a sus compañeros, al balón y a los adversarios) que a través de un medio (evitar el gol) persigue un fin concreto (conseguir un gol). La teoría de los fractales: de la interacción de autoestructuras similares sencillas nace algo caótico e hipercomplejo, y la teoría de los fractales representa la armonía entre ambos términos explicando que en un sistema en constante cambio (caos) siempre hay una resolución subyacente (orden) fruto de la consistencia (equilibrio) de las interacciones. Como un día dijo Alfio “coco” Basile, el conocido técnico argentino, “yo los ubico perfectamente en la pizarra, el problema viene cuando el balón se mueve”. Teoría del caos: la naturaleza tiende al desorden, no existe la linealidad, acepta lo imprevisible y hay que convivir con la incertidumbre. Arrigo Sacchi decía que “en el fútbol, cuando crees que no va a pasar nada, pasa; y cuando te preparas para que ocurra algo, entonces no pasa nada”. 16Octubre-2012 nº 200 Por Manuel Aguado Gil Sobre la lógica interna del juego en fútbol J U E G O Y T Á C T I C A Entrenador Nacional de Fútbol. Máster Profesional en Fútbol. Profesor de la Escuela de Entrenadores de Fútbol de Castilla-La Mancha. Es un técnico que aúna capacitación e inquietud. Bien formado y siempre inquieto para seguir mejorando y en plena actualización. Manuel Aguado Gil nos describe, a continuación, elementos sobre el juego y la táctica. Clasifica y describe de forma concisa aspectos sobre las dimensiones del juego, toma de decisiones, modelo de juego y situaciones. También hace ciertas reflexiones sobre algunas frases del fútbol que, a pesar de haber quedado estandarizadas, no coinciden con la realidad de la dinámica del juego. Textos interesantes como recordatorio y aplicación de conceptos que están presentes en nuestra cotidiana labor de entrenadores. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL)
  15. 15. Teórica holística: el sistema completo (juego del fútbol) se comporta de un modo (no se reduce) distinto que la suma de las partes. Cada jugador es productor y responsable de sus decisiones y acciones y, conjuntamente con sus compañeros, productor y co-responsable del modelo de juego. Alfredo Di Estéfano pronunciaba una frase muy expresiva respecto a esto: “ningún jugador es tan bueno como todos juntos”. El fútbol tiene una lógica interna propia (espacio común y acción simultánea sobre el móvil) caracterizada por un elevado grado de comunicación motriz y de relaciones de interacción continua, donde los elementos a atender y las situaciones de juego son cambiantes permanentemente. Se trata de un juego aparentemente fácil, pero esconde una lógica muy compleja debido al contexto (encadenamiento, estructura y circunstancias) de cada jugada, al contexto de cada momento del juego, a las innumerables fuentes de incertidumbre-interacción (compañeros, adversarios, balón), al abanico de respuestas técnico-táctico-estratégicas, a la aleatoriedad (no linealidad de las situaciones de juego), a la imprevisibilidad (aparición de situaciones no habituales), a la transitoriedad de situación a situación (brevedad del paso de una a otra) y a la multiplicidad de toma de decisiones diferentes (dimensiones del juego). Cada comportamiento está basado en mecanismos cognitivos (conocidos, experimentos, practicados), energéticos y afectivos que vienen dados por situaciones concretas del juego. Para que cada jugador realice las acciones correctamente es necesario que cada sistema (muscular, nervioso, fisiológico, cognitivo) intervenga en tiempo y forma, siendo necesario para ello unas sesiones de ensayo (entrenamiento acorde al juego practicado). El juego tiene una lógica individual e intransferible. Sólo se podrán alcanzar altos rendimientos a través de entrenamientos específicos. A necesidades del juego específicas, se necesitan entrenamientos específicos. Un jugador de fútbol utiliza un tipo de carrera para desplazarse. Pero las carreras de los futbolistas no tienen similitud motora alguna con las de un jugador de balonmano o de rugby, o con las de un corredor de fondo, debido a la variabilidad de los desplazamientos, cambios de ritmo, cambios de dirección y diferentes intensidades unidas a factores tácticos y al medio. Se desenvuelve en un todo organizado. La coordinación del equipo hará conseguir los objetivos fijados. Un equipo de fútbol es un todo organizado. Dimensiones del juego y toma de decisiones Estratégicas Vienen condicionadas por el tiempo de juego, el resultado, las lesiones, los arbitrajes, etc. Tácticas Acciones del equipo rival que reducen el abanico de posibles respuestas (marcaje, presión). Acciones de compañeros que aumentan respuestas (apoyos, desmarques). Capacidad técnica del poseedor (conocimiento de sus limitaciones). 17Octubre-2012 nº 200 “Sólo se podrán alcanzar altos rendimientos a través de entrenamientos específicos”
  16. 16. Técnicas Respuestas motoras efectivas y adaptadas a la situación del juego: ser o no ser poseedor, distancia a las porterías, estar en zona activa o pasiva del juego. Fisiológicas Sabiendo de la alternancia en la intensidad de esfuerzos y la no posibilidad de recuperación entre ellos y durante el partido. Psicológicas La predisposición mental es básica para el rendimiento: voluntad, afectos y emociones del jugador. El jugador la toma de decisiones (modelo cognitivo) 1.- Se interesa por lo que sucede en el interior del jugador después de analizar las condiciones del entorno (cómo procesa la información, qué observa del oponente, qué observa del espacio, cómo se relaciona con el móvil). 2.- Modificando la organización de los acontecimientos y situaciones del entorno, estimula al jugador a elaborar nuevos comportamientos (no hegemónicos, no estandarizados). 3.- Lo que se pretende mejorar es la interpretación del jugador para conseguir una mayor disponibilidad motriz. 4.- La evolución del aprendizaje está centrada en la capacidad que tenga el jugador para analizar las señales del entorno, saber interpretarlas y tomar variadas soluciones motrices ajustadas a sus necesidades y a las del equipo. 5.- Se tiene más en cuenta al deportista como persona que la actividad deportiva. Es decir, enseñarlo a ganar, a decirle cómo ganar. Factores influyentes en la toma de decisiones 1º.- Escaneo visual: procesamiento de la información visual recibida en el partido. 2º.- Anticipación: predicción de las diversas acciones del juego que influyen en el movimiento del jugador. 3º.- Reconocimiento de modelos de juego: capacidad para reconocer el modelo de juego del equipo adversario. 4º.- Conocimiento de las situaciones: conocimiento de los movimientos (cooperación y oposición) más probables basados en la experiencia del juego. Esta experiencia se adquiere por la cantidad de situaciones vividas, la cantidad de veces que cada situación anterior se ha repetido y la capacidad de elección de la acción más apropiada en cada momento. La lógica interna del juego está directamente relacionada con la periodización táctica y el origen de la táctica es la anticipación motriz. El entrenamiento sistémico de la táctica se apoya en la idea de que el aprendizaje es producto de: 1º.- qué sé, qué observo y qué percibo; 2º.- las respuestas; 3º.- las sinergias. De esta perspectiva se toma el razonamiento-reflexión como punto de partida en el comportamiento táctico. 18Octubre-2012 nº 200
  17. 17. ENTRENAMIENTO DE LA TÁCTICA = PENSAMIENTO + ACCIONES + RELACIONES En lo que respecta a esta enseñanza de la táctica en el fútbol, es necesario orientarla hacia la resolución de las diversas situaciones que se presentan durante el juego. El resultado táctico básico en el jugador pasa por las siguientes fases: 1ª.- comprender las funciones de su posición, 2ª.- comprender las funciones de las posiciones de los demás, 3ª.- reconocer el juego desde esas posi- ciones, 4ª.- orientación espacial hacia la situación del juego (momento y circunstancia), y 5ª.- resolu- ción favorable dentro de la estructura táctica. El objetivo, en su aplicación al fútbol, es crear un mapa mental, una colección de recursos en red procedente del conjunto de experiencias vividas en los entrenamientos y en los partidos, aumen- tando la capacidad de anticipar respuestas, y jugando no como once jugadores con sus cuali- dades sino como un equipo que responde no solo a lo que ve sino también a lo que prevé. Desmontando creencias tradicionales “Cuando se tiene el balón se ataca y cuando no se tiene se defiende” - No se pueden separar esos momentos y entrenar por un lado la defensa y por otro el ataque porque son un todo. - Cuando se tiene el balón y se maneja bien, se junta el equipo; y cuando se pierde, gracias a esas distancias mínimas interlineales, es más fácil recuperarlo lo antes posible. - Es decir: el medio es defender, el fin es atacar. “Un buen equipo es el que está bien organizado” - No hay que confundir organización con orden. - Organización es designar cometidos a cada jugador respondiendo a un planteamiento inicial donde todo es lineal y todo está previsto. - Orden es adoptar la disposición conjunta más adecuada adaptándose a cada situación cambiante (no linealidad). Es decir, orden dentro del desorden sin balón; y desorden ordenado con balón para desequilibrar al rival. “Hay que enseñar a leer el juego” - El juego no se lee, se interpreta. - No se puede leer lo que no está escrito, y el juego es incertidumbre, azar, imprevisibilidad y caos. “Hay que trabajar la táctica individualmente” - No se pueden descontextualizar las acciones del jugador respecto al juego. - Todo lo que hace el jugador cobra sentido en la acción siguiente y, por norma, en sociedades (un compañero, una línea…). 19Octubre-2012 nº 200
  18. 18. 20Octubre-2012 nº 200 “Hay que tenerlo todo controlado (tests, tiempos y pausas) - La obsesión por el control es síntoma de intervención, y el que juega es el jugador. - No se puede controlar todo porque hay variables incontrolables que influyen en el rendimiento del jugador. - La organización del juego no se controla con marcadores como los datos de lactato, la frecuencia cardiaca o el consumo de oxígeno. - Además, el fútbol es un deporte cualitativo más que cuantitativo. Modelo de juego Objetivo principal: establecer conexiones entre los integrantes del sistema. Patrón de comportamiento táctico: orientar y dirigir las relaciones de los jugadores y la organización del juego. Modelo de juego: definición de un conjunto de premisas que coordinen actitudes y comportamientos. 1.- El modelo cobra vida cuando se percibe en el juego, cuando se percibe en la competición. 2.- El entrenador ha de transmitir su modelo a través de situaciones de enseñanza-aprendizaje enriquecidas en los entrenamientos. 3.- Se deben crear las condiciones necesarias para que entre los jugadores se generen prácticas reflexivas enriqueciendo el entorno (reglas, espacios, número de jugadores y consignas) para luego transferir esos aprendizajes a su conducta durante la competición. 4.- Se trata de que los jugadores cometan errores a la hora de resolver problemas, errores controlados que activen mecanismos correctores individuales y grupales. 5.- El entrenador sitúa a sus jugadores en un entorno cercano a la realidad el juego, donde deban resolver de manera colectiva los problemas que se les presenten. 6.- Enriquecer el entorno significa preparar una situación para que suceda, y que suceda el mayor número de veces. “No se puede controlar todo porque hay variables incontrolables que influyen en el rendimiento del jugador” “Se deben crear las condiciones necesarias para que entre los jugadores se generen prácticas reflexivas enriqueciendo el entorno”
  19. 19. 21Octubre-2012 nº 200 7.- El entrenador es el responsable del diseño del entorno y de la estructuración táctica en base a tres objetivos: soportar cansancio (físico y psíquico), acelerar la recuperación (bajando ritmo de entrenamientos al final de la semana) y mantener el ritmo óptimo de rendimiento (ejercicios del modelo de juego y toma de decisiones). No es lo mismo proponer un ataque de forma directa que hacerlo de manera elaborada. No es lo mismo realizar replie- gues que presionar en tres cuartos. Estas dos afirmaciones están basadas en tres principios fundamentales del juego: líneas de pase, líneas de interceptación y tiempo intermedio entre el paso de un principio al otro. Para el establecimiento del modelo de juego, debemos hacernos estas pre- guntas: ¿Dónde se propone la habilitación de líneas de pase en nuestro juego de inicio? ¿Dónde se proponen las líneas de interceptación en nuestro juego defen- sivo? ¿Cómo estructuramos el paso de una línea a otra? Acciones colectivas Fase ofensiva: - Ataque combinado (elaborado o rápido) - Ataque directo (rechace o espacio) - Contraataque (previsto, imprtevisto) Fase defensiva: - Repliegue (posiciones) - Despliegue (zona activa) - Situación expectante (zona pasiva) Transiciones (tiempo de desorden): - Ataque-defensa - Defensa-ataque Situaciones Ataque (líneas de pase): - Organizado (elaborado, directo) - Contraataque (previsto, imprevisto) Defensa (líneas de interceptación): - Situación de líneas (adelantadas, atrasadas)
  20. 20. 22Octubre-2012 nº 200 Transiciones (tiempo de desorden): - Rápidas o lentas - Número de jugadores detrás del balón - Presión (el balón, una línea) En ataque Los ataques pueden ser: rápido, elaborado, de juego directo y en contraataque. En el ataque rápido damos mayor importancia a la profundidad en el juego. En el elaborado alternamos amplitud y profundidad. En el juego directo buscamos profundidad con el objetivo de ganar una segunda jugada. Ataque rápido: - Partiendo de la zona de iniciación buscamos un balón al espacio en una banda y llegada al remate. - Posiciones a ocupar en llegadas a remate. - Tareas a desempeñar en defensa de contra. Ataque elaborado: - Todos los jugadores participan en la fase de despliegue. - Alternamos conceptos de amplitud y profundidad. - Utilizamos las dos bandas. - Los movimientos predefinidos son circulaciones, cambios de orientación, desdoblamientos, intercambio de puestos y combinaciones en el centro. - Posiciones a ocupar en llegada al remate. - Tareas a desempeñar en la defensa de contraataque. Juego directo: - Lanzamiento en profundidad sobre los hombres más adelantados y adelantamiento colectivo coordinado en busca de remate. - Movimientos predefinidos según sea a un punta o a un jugador de banda. - Según la acción puede pasar a ser ataque rápido o elaborado. En contraataque: - Puede ser directo o en jugada. - En el directo, tras la recuperación de balón buscamos un lanzamiento a espaldas de la defensa contraria sobre nuestro hombre más adelantado, para que finalice directa- mente o para que centre a compañeros que llegan. - En jugada, intentamos acabar buscando un centro o finalización por la banda contraria a la que se roba. Manejamos la opción de pro- fundidad en ambas bandas simultáneamente.
  21. 21. 23Octubre-2012 nº 200 En defensa Defensa zonal: - Presión organizada en zonas avanzadas para facilitar el contraataque como forma preferente de juego. - Coordinación entre compañeros de una misma línea. - Coordinación entre compañeros de distinta línea. - Palabras clave. - Diferentes posiciones ante balón o adversario. - Comportamientos defensivos ante un rival concreto. - Defensa de superioridades-inferioridades numéricas. - Rechace defensivo y segundas jugadas. - Marcajes de área ante centros laterales. En defensa de contraataque: - Basculaciones. - Vigilancias. - Primera presión. - Repliegue. - Situaciones particulares. Aspectos del juego 1.- Normas reglamentarias. 2.- Acciones a realizar en cada uno de los sectores del campo. 3.- Los apoyos al compañero poseedor del balón. 4.- Creación y ocupación de espacios libres. 5.- Atención y concentración. 6.- Perfiles y distancias de los marcajes según situación. 7.- Control de zonas activas y pasivas del juego. 8.- Densidad y apoyos colectivos defensivos. Aspectos de la táctica 1.- Elección del sistema de juego. 2.- Implantación del estilo de juego. 3.- Ubicación de la línea más adelantada. 4.- Realización de uno u otro tipo de ataque. 5.- Movimientos de salida del balón. 6.- Empleo de uno u otro tipo de ataque. 7.- Defensa en línea o con hombre libre. 8.- Adecuado manejo del espacio-tiempo.
  22. 22. 24Octubre-2012 nº 200 Factores psicológicos que influyen en fútbol E n la actualidad está completamente demostrada la importancia de la psicología en el deporte, estando ésta presente en todo momento. En este estudio vamos a analizar las diferentes situaciones que nos podemos encontrar en el fútbol, las cuales están presentes en el entrenamiento psicológico. En el deporte las principales intervenciones psicológicas son las acciones que desempeñan los psicólogos, el entrenador, etc., para enfrentar el estrés en competiciones y entrenamiento, perfeccionando así las capacidades en el deporte. Éstas tienen como objetivo: - La mejora sistemática y planificada de las capacidades psíquicas implicadas en los rendimientos. - La reestructuración de las valoraciones y percepciones bajo cuya influencia el deportista no puede mantener un ajuste adecuado entre su potencial y las exigencias de la actividad y las condiciones de su realización. - La estabilización del comportamiento en la competición. - La optimización y activación de los procesos de recuperación psicológica para poder movilizar sus recursos personales en las competiciones y entrenamientos. - La preparación para reorganizar sus recursos psicológicos y ampliar el abanico de posibilidades mediante el afrontamiento de situaciones nuevas e imprevistas. Las intervenciones psicológicas en la práctica deportiva abarcan, por lo menos, tres métodos que acaparan un número de técnicas determinadas. Estos métodos son: - El entrenamiento psicológico. Se trata de actividades mediante las cuales se entrena al deportista para la adquisición y desarrollo de habilidades psicológicas que facilitan un accionar más eficiente y que tienen como fin mejorar la capacidad de autorregulación. Existen tipos de entrenamiento que tienen por meta desarrollar, estabilizar y aplicar las habilidades que forman el soporte psicológico de la regulación del movimiento en diferentes situaciones. Otros cumplen el objetivo de preparar al deportista para la solución de diferentes problemas que requieren, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Por Juan Andrés Jiménez Luna P S I C O L O G Í A D E P O R T I V A El rendimiento necesita de la conjunción adecuada de las capacidades coordinativas, cognitivas, condicionales y mentales. Se requiere de técnica, táctica, condición física y preparación psicológica para rendir en plenitud. La preparación psicológica es básica y también se necesita su desarrollo y entrenamiento. En este sencillo, pero interesante artículo, Juan Andrés Jiménez Luna describe elementos de aplicación al entrenamiento psicológico en fútbol. Habla sobre el enfoque del coaching, la preparación mental de la competición, las herramientas del entrenamiento psicológico y los puntos del programa de intervención psicológica. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL)
  23. 23. 25Octubre-2012 nº 200 25 pongamos de ejemplo, el entrenamiento en relajación, visualización, asertividad, habilidades sociales, etc. En el entrenamiento cotidiano del fútbol se practican muchos ejercicios en los cuales trabajamos el entrenamiento psicológico debido a las características de dicho deporte, el cual requiere tener unas habilidades psicológicas bien desarrolladas y adquiridas. Por ejemplo, un ejercicio bastante común de entrenamiento psicológico dentro del fútbol es poner en situación a los deportistas, en un partidillo en el entrenamiento, poniéndoles la situación de que van perdiendo o que van ganando y se encuentran en los últimos minutos del partido, preparando a los futbolistas con este ejercicio a situaciones de estrés que vivirán posteriormente en la competición, ayudándoles esto a superar las dificultades que se producirán en ella, preparándolos psicológicamente para afrontar esta circunstancia de partido. - Acompañamiento psicológico o “coaching”. La principal intención es influenciar al deportista, como individuo, y a equipos como grupos sociales; de forma tal que puedan desarrollar sus posibilidades máximas de rendimiento en la competición y entrenamiento. Dentro de este contexto, las metas específicas del rendimiento deportivo deben orientar y darle dirección a la regulación psíquica en la competición. Las principales tareas del “coaching” psicológico en fútbol son la preparación psicológica en función del adversario en un partido, el desarrollo de la auto-confianza y de la fuerza de voluntad en nuestros jugadores, así como la aplicación de técnicas de motivación y orientación táctica, antes, durante y después de la competición. En el caso del “coaching”, el trabajo del psicólogo del deporte está directamente ligado a situaciones concretas del deporte, trabajando todos estos aspectos en el entrenamiento diario mediante la realización de ejercicios y con los consejos e instrucciones de les trasmitimos a nuestros deportistas. - Orientación psicológica o “counseling”. La orientación psicológica tiene como fin ayudar a los técnicos y deportistas a entender y solucionar de la mejor forma posible sus problemas psicológicos y sociales. En el fútbol la orientación psicológica está presente constantemente en los entrenamientos y en los partidos. Con ella intentamos ayudar a nuestros deportistas a encontrar la solución idónea a los problemas que van apareciendo, pudiendo mediante el entrenamiento, el análisis de partidos, las charlas, etc. ayudar a preparar a nuestros deportistas para que solucionen de la mejor forma posible sus problemas. Dentro del deporte que estamos analizando en el ámbito del entrenamiento psicológico hay que tener en cuenta las distintas dimensiones psicológicas que participan en él, las cuales nos ayudarán a comprender, analizar y evaluar más detalladamente, ayudándonos a intervenir mejor en el entrenamiento, destacando las siguientes: - Dimensión cognitiva. Son aquellos procesos mentales que tienen lugar en el fenómeno depor- tivo entendido desde su más amplia concepción, abarcando no solo la competición sino también las situaciones previas en las que el deportista empieza a sentirse implicado e involucrado. Esta dimensión es importante en el comportamiento motor de los deportistas, los cuales pueden influir en los resultados que obtenemos. Debemos preparar a nuestros deportistas para afrontar todos los problemas y adversidades que se pueden encontrar en la competición, realizando unos entrenamientos en los que trabajemos estos aspectos, tratando que los deportistas tengan buenas sensaciones y buenos pensamientos previos a la competición. Por ejemplo, en un partido de fútbol en el que juegan contra el primer clasificado y que ha demostrado durante todo el campeonato una gran superioridad ante todos sus rivales, si nuestros futbolistas piensan antes del partido que está todo perdido, probablemente manifestarán una acción motriz más pobre de lo que son capaces de hacer. Debemos entrenar y preparar psicológicamente a nuestros deportistas para superar cualquier adversidad y no sentirse inferiores ante ningún rival, tratando de que lleguen a la competición en las mejores condiciones psicológicas posibles.
  24. 24. 26Octubre-2012 nº 200 - Dimensión emocional-afectiva. Se refiere a las sensaciones y sentimientos en cada uno de los momentos en los que va afrontar la competición. Pudiendo trabajar con los deportistas para que sepan controlar y dominar estos factores en la competición, necesitando para ello un duro trabajo. Es difícil poder evaluar esta conducta ya que no es observable. - Dimensión motriz. Son las acciones y hechos obser- vables que realizan los deportistas. En la actualidad, gracias a la grabación de videos es fácil analizar todas las conductas que realizamos, pudiendo corregir más fácil- mente todos los errores cometidos. - Dimensión fisiológica. Cualquier acto realizado posee un correlato neurofisiológico y psico-fisiológico que podemos registrar y medir; como la frecuencia cardiaca, la sudoración, etc., siendo esto determinante para la psicología del deporte pudiendo analizar y evaluar lo que sucede en el interior de cada futbolista, teniendo más complicado falsear datos, conociendo de esta manera exactamente más características psicológicas de nuestros deportistas. - Dimensión social. Es muy importante en el fútbol, ya que nos encontramos en un deporte de equipo en el cual las relaciones entre los componentes del grupo son determinantes para potenciar y mejorar los resultados. Es fundamental una excelente relación entre cada miembro del grupo, esto es un factor muy importante en el cual el entrenador tiene mucho que ver, porque tendrá mucho a su favor si es capaz de crear un buen ambiente de trabajo. Es sumamente importante realizar un enjuiciamiento realista de las competiciones y de las posibilidades reales de los deportistas y de los equipos, así como de los informes previos que se manejan y que, con frecuencia, lejos de ayudar a interpretar de un modo adecuado la realidad, provocan problemas y separan cada vez más las opiniones y acciones que se desarrollan. Todo entrenador emite expectativas y juicios sobre todo lo que le rodea en el plano deportivo, pudiendo favorecer positiva o negativamente a sus deportistas. Debe realizarlas con cautela y objetividad para no alterar negativamente el rendimiento. Horn (1986) señaló diferentes fases que se producen en el ámbito deportivo y que explican las consecuencias que en el plano práctico tiene la formulación de las expectativas. El entrenador forma expectativas sobre el club para el que trabaja, sobre las funciones que deberá realizar y sobre el entorno que le rodea. Además, genera expectativas sobre los jugadores que dirige. Pudiéndose ayudar de pruebas, informes realizados las temporadas anteriores, test o simplemente por lo que observa, debiendo emitir unas expectativas exactas y flexibles, procurando desarrollar conductas adecuadas para influir positivamente en el futbolista y aumentando su rendimiento. Estas conductas que se producen suelen ser, en general, las siguientes: 1. Tiempo dedicado por el entrenador a cada uno de los jugadores, lo que aumenta en el caso de aquellos sobre los que se espera más y disminuye sobre los que se espera menos. 2. Nivel de entusiasmo e implicación que tiene el entrenador en el momento de la interacción. 3. Cantidad y calidad de las instrucciones. Cuando un entrenador espera que un jugador pueda progresar poco, el número de situaciones que le plantea es inferior a las que propone al jugador del que más espera, estableciendo un patrón inferior de rendimiento. Además el tiempo y las instrucciones que ofrece a uno u otro jugador en función de las expectativas son claramente diferentes. 4. El tipo de feedback que se proporciona a los jugadores sobre los que se tienen elevadas expectativas suele ser informativo e instructivo, mientras que a los jugadores con bajas expectativas se les elogia por actuaciones mediocres y se proporciona un feedback diferente, por lo que se trata de un feedback menos provechoso.
  25. 25. 27Octubre-2012 nº 200 Las conductas de los entrenadores influyen en las ejecuciones de los jugadores. Tienen más mejora aquellos jugadores a los que se les presta más atención y se les proporciona más feedback, gozando éstos de más tiempo de competición. Los deportistas con bajas expectativas tienen unos niveles más bajo de auto-confianza, exhiben un nivel más bajo de ejecución debido al menor esfuerzo y al poco tiempo de juego, y atribuyen sus errores a la falta de capacidad. No obstante, no todos los deportistas se ven influidos de igual modo por las expectativas creadas por el entrenador. En el día a día del deporte vemos reflejados estos aspectos anteriormente comentados, siendo muy importantes para el desarrollo y el rendimiento de nuestros futbolistas. La buena práctica de estas expectativas aumenta el rendimiento y la participación de nuestros deportistas, lo que nos facilita la consecución del objetivo marcado al inicio de cada temporada. Por ejemplo, un equipo tiene unas expectativas al inicio de la temporada muy altas: ganar el campeonato. Al comenzar la competición el equipo pierde los tres primeros partidos, lo que crea un clima de nerviosismo e incertidumbre y aparecen momentos de tensión entre los jugadores, así como entre el entrenador y los jugadores, debido a que no se están produciendo las expectativas creadas al comienzo de temporada. Especialmente en estos momentos es necesario no perder la calma, analizar los errores cometidos y corregirlos, trabajando en los entrenamientos diarios a la mayor intensidad posible. Esto es lo que hace que un deportista de alto rendimiento marque diferencias: mantener la calma en estos momentos difíciles. Se trata de un aspecto muy importante a entrenar en el entrenamiento psicológico en el alto rendimiento deportivo. Otro ejemplo que nos encontramos diariamente en el ámbito del entrenamiento deportivo es cuando el entrenador tiene distintas expectativas entre distintos jugadores. Por lo general este entrenador está dedicando más tiempo a aquellos jugadores en los que sus expectativas son más positivas, emitiéndoles mejores feedbacks, a diferencia ante situaciones semejantes que realiza con aquellos con los que no tiene buenas expectativas. Esto influye negativamente en la motivación y en el rendimiento de los deportistas con los que el entrenador tiene malas expectativas. Un aspecto muy importante que se debe tener en cuenta en el entrenamiento psicológico es la comunicación, tanto verbal como no verbal. Las dos muy importantes. El entrenador debe emitir mensajes claros, específicos y medidos a sus jugadores para que éstos logren comprender lo que les quiere transmitir. Resultan muy importantes unos adecuados tonos de voz y de entonación. Es muy necesario saber escuchar a los jugadores. Un entrenador con unas buenas habilidades comunicativas tiene ganado mucho para llegar a alcanzar el éxito. En los entrenamientos diarios podemos observar distintas situaciones de refuerzo y castigo en las que tiene cabida el entrenamiento psicológico. Los refuerzos son acciones que aumentan la probabilidad de que una conducta se vuelva a realizar, siendo muy importante aplicar correctamente estos refuerzos, ya que una mala aplicación de ellos puede tener efectos negativos. Dentro de los refuerzos podemos diferenciar los negativos, en los que eliminamos algo negativo para el deportista ante una acción positiva que ha realizado, y los positivos, que ofrecen algo positivo a una persona al realizar una respuesta adecuada. Los castigos son acciones que se realizan con la intención de disminuir la probabilidad de aparición de una conducta inadecuada. Al igual que el caso del refuerzo, es muy importante realizar un castigo de manera adecuada y en el momento adecuado, ya que su realización inadecuadamente puede tener efectos negativos. “Las conductas de los entrenadores influyen en las ejecuciones de los jugadores” “Un aspecto muy importante que se debe tener en cuenta en el entrenamiento psicológico es la comunicación”
  26. 26. 28Octubre-2012 nº 200 En el alto rendimiento deportivo es muy importante preparar a los deportistas para que dominen sus emociones. En este aspecto resulta fundamental realizar un buen entrenamiento psicológico, ya que una buena preparación emocional hará que se produzca un mayor rendimiento. En muchos casos, este factor es lo que diferencia a los campeones de los que no lo son. Las emociones surgen como consecuencia de las percepciones y de las valoraciones del sujeto que le permiten vincular los acontecimientos del medio con la satisfacción, o no, de sus necesidades o motivaciones, influyendo esto en el rendimiento negativa o positivamente, dependiendo de las apreciaciones del sujeto. Las cargas de entrenamiento que realicemos influirán en las emociones de nuestros deportistas. Una tensión fuerte y prolongada del organismo en el proceso de entrenamiento da origen a consecuencias negativas durante un período largo de tiempo, provocando patrones de comportamiento desfavorables que deben saber controlarse y anticiparse. En general, se caracterizan porque el deportista se cansa rápido ante las tareas, disminuye su capacidad de trabajo, presenta trastornos del sueño, falta de ánimo y dolores de cabeza. Entre estas reacciones emocionales negativas podemos destacar: - Nerviosismo (comportamiento irritable y descenso del entusiasmo). - Inestabilidad emocional (desgana, inquietud, problemas de concentración y quejas sobre molestias físicas). - Astenia (estado depresivo, pérdida de interés por el deporte, trastornos del sueño y pérdida de apetito). Inicialmente estas manifestaciones no tienen un carácter estable, aparecen de forma ocasional y se pueden interpretar como una adaptación del deportista a las tensiones psíquicas y físicas que se incrementan durante el entrenamiento. Para evitar que se produzcan estas emociones negativas en los deportistas es necesario reforzar los sistemas de recuperación, el horario de descanso y otros procedimientos que aceleran la recuperación. En esta etapa es un deber del entrenador ser tolerante con el deportista, apoyarle, reforzarle posi- tivamente, animarle y estimularle. Hay que ser hábil a la hora de corregir los errores del deportista. Cuando programamos un entrenamiento debemos tener en cuenta los factores psicológicos que se pueden desarrollar en él, esto es muy importante para realizar un buen trabajo y para conseguir los objetivos que nos hemos marcado. Hay que destacar que la ausencia de depresión, la ausencia de abatimiento, la no fijación de la atención sobre el agotamiento y, lo que es mejor aún, el buen humor y la alegría a pesar del agotamiento, son índices de seguridad. Es imprescindible hacer el trabajo con esta seguridad, lo que produce una buena dirección de las cargas y conduce a resultados positivos. En el entrenamiento aparecerán situaciones en la que nuestros futbolistas tengan un cierto grado de fatiga debido a la intensidad de la actividad, incluso aparecerá el dolor. Es importante que en estos momentos los entrenadores ayuden a sus jugadores, animándoles y enseñándoles a manejar estas situaciones. Debe reforzarse el ánimo de los futbolistas incluso cuando ya terminó el ejercicio. Es muy importante saber mantener el control emocional ante la ejecución de situaciones amenazantes, como es un partido muy importante o la realización de un ejercicio muy difícil en el entrenamiento. Algunas técnicas de intervención psicológica ayudan a superar esas dificultades, por ejemplo, la desensibilización progresiva de Wolpe (1958). Este autor enfatizó que el estado de relajación facilita el acceso a la mente y permite que el sujeto, por medio de sugerencias que realiza gracias a la visualización, reprograma su disposición para la actividad.
  27. 27. 29Octubre-2012 nº 200 Las emociones previas a la competición son muy importantes. Debido a la importancia que damos a la competición, éstas causan estados emocionales que sobrepasan ampliamente en su intensidad a las relacionadas con la vida cotidiana. Los entrenamientos que realizamos están orientados a alcanzar el mayor rendimiento posible en la competición, teniendo un trasfondo psicológico que es muy importante entrenar diariamente para afrontar así las competiciones de la mejor forma posible. La presión que supone sobre los deportistas tener que ganar, la importancia de la competición y los factores sociales que la envuelven hacen que la presencia de exigencias psicológicas pre-competitivas sea máxima. El entrenamiento psicológico es fundamental para afrontar una competición al máximo nivel. Deben prepararse todos los aspectos que la involucran. En la fase previa a la competición, es decir, en la fase de pre-arranque, se produce una tensión que produce nerviosismo, apatía y una incertidumbre típica. Dependiendo de cada deportista, ésta se desarrollará antes o después y con unas características u otras, siendo la más adecuada aquella en la que se produce la tensión justo antes de la competición y termina cuando ésta finaliza. En la competición es muy importante saber auto-controlarse emocionalmente. Esto puede trabajarse mediante entrenamientos psicológicos concretos. Tener un autocontrol es muy importante en la competición ya que nos permitirá poder apreciar y analizar mejor las situaciones de juego, entre otras cosas. Con ello pueden mejorarse los resultados. Una programación óptima de los procesos de interacción entre los entrenadores y los deportistas constituye parte esencial de la preparación mental de competición. Deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos a realizar durante la competición y el entrenamiento: - En el intercambio de información durante la competición se deben reforzar, apoyar e intensificar las acciones positivas. - No utilizar la retirada del afecto y la amonestación como medio de presión, porque esto aumenta la probabilidad de que el deportista desarrolle un temor. - Realizar las indicaciones con la mayor tranquilidad y ecuanimidad posible. De esta manera serán aceptadas, procesadas en estado relajado y aplicadas por los deportistas. - Pensar que las personas, y entre ellas el deportista en condiciones de estrés, pueden procesar directamente como máximo de dos a tres instrucciones. Evitar las generalizaciones. Debe decirse concretamente lo que el deportista tiene que realizar, esto evitará ambigüedades e incertidumbre. - Mientras más complicada sea la actuación en la competición, menos presión admite el deportista. El soporte cognitivo afectivo de las acciones complejas se verá afectado y deteriorado. - En caso de derrota es necesario sustituir los sentimientos de culpa, señalando los aspectos positivos del juego a fin de evitar que algunos deportistas se enreden en la trama de sus propias emociones negativas y pierdan interés por el juego. Otro punto importante son las emociones vivenciadas por el deportistas después de la competición. Dependiendo del resultado, tendrá sensaciones de éxito o de fracaso. Es esencial preparar a los jugadores para afrontar el éxito y el fracaso. Debe realizarse un buen entrenamiento psicológico para evitar los problemas mentales que los resultados competitivos pueden crear, tanto en el fracaso como en el éxito. Dentro de estas vivencias existen unas que influyen positivamente, a las que llamaremos positivas; y otras que influirán negativamente, a las que llamaremos negativas. Existe un aspecto que muchos entrenadores no tienen en cuenta, se trata del entrenamiento psicológico para la prevención de lesiones. Con un nivel de auto-confianza elevado y una cierta fortaleza “El entrenamiento psicológico es fundamental para afrontar una competición al máximo nivel”
  28. 28. 30Octubre-2012 nº 200 mental, los jugadores tienden a tener menos lesiones y tienen más rápidas recuperaciones. Con debilidad mental se producen más lesiones. La recupera- ción y la rehabilitación de las lesiones deportivas comprenden procesos físicos y también mentales. Hay que evitar que la lesión tenga repercusiones en los hábitos motores, los cuales reducirían el rendimiento. Para minimizar estas repercusiones, y para que desaparezcan las inhibiciones fruto de la lesión, existen procedimientos e intervenciones psico- lógicas. Esto ayuda muchísimo a que se produzca el éxito en la rehabilitación, así como el apoyo de los compañeros y de los familiares. Después de la lesión es importante realizar una buena observación de la actividad que el deportista realiza, ya que a partir de ella podemos observar las secuelas psíquicas que dejó la lesión, pudiéndose observar en el cambio de la forma de correr, los apoyos de los pies, los cambios en la ejecución de un gesto técnico, etc. Es muy importante el entrenamiento psicológico para superar estos problemas surgidos a raíz de la lesión. La prevención de lesiones es un aspecto muy importante en el entrenamiento psicológico, actualmente no existe un gran número de investigaciones, pero sí existen muchas evidencias que demuestran la importancia del trabajo psicológico para la prevención de lesiones. La evaluación psicológica preventiva en el alto rendimiento debe ser considerada un pilar básico sobre el que asentar la intervención posterior (De la Vega y Martín, 2001; De la Vega, 2003; De la Vega y Ucha, 2003), de modo que se disminuya la probabilidad de que los deportistas sufran lesiones que les impidan la práctica habitual de sus respectivas habilidades deportivas. Para ello, en el entrenamiento psicológico utilizaremos principalmente las siguientes herramientas: - La entrevista. Es muy importante saber utilizarla y valorarla. - La observación. La colaboración y el contraste de ciertas valoraciones con el resto de componentes del cuerpo técnico resultará fundamental. - Auto-registros. En los cuales los deportistas nos describen como se han encontrado, que ha pensado y vivenciado. - Pruebas de evaluación de los diferentes componentes relacionados con el estrés competitivo y con la génesis de lesiones. En el fútbol de alto nivel encontramos numerosos casos de futbolistas que tienen lesiones musculares con bastante frecuencia lesiones. Por eso quedan ausentes en numerosos partidos y entrenamientos. Los cuerpos médicos de los clubes hacen una exploración médica en profundidad para conocer el alcance de cada lesión y en muchas ocasiones, tras la exploración no se detecta ningún tipo de lesión pese a que el jugador manifiesta que se encuentra lesionado. A partir de estos numerosos casos se optó por una intervención multidisciplinar para encontrar el problema del deportista, realizando una evaluación psicológica que por lo general se lleva a cabo por medio de las siguientes fases: 1º.- Entrevista personal con el jugador y examen de las incidencias de las lesiones, discusión de los informes médicos, así como la percepción subjetiva del jugador sobre las causas principales que precipitan su lesión. Centrándonos en las posibles causas por las que se han producido las lesiones. 2º.- Aplicación de una batería de test, entre los que destacamos: • Cuestionario de sucesos, por el cual analizamos posibles sucesos personales que justifiquen las lesiones que dice sufrir. • IPRD, en el que valoraremos las competencias subjetivas del jugador en algunas de las habilidades psicológicas básicas implicadas en el deporte.
  29. 29. 31Octubre-2012 nº 200 • Escala de Locus de Control, en la que comprenderemos el proceso atributivo que realiza el jugador sobre la génesis de sus lesiones. • 16-PF, para analizar la personalidad del jugador. • Test proyectivo de dibujo libre pre-competitivo, esta es una prueba que estamos desarrollando e investigando en la actualidad y que pretende valorar la interpretación consciente e inconsciente que realiza el jugador sobre las situaciones competitivas. Este instrumento puede ser muy importante por la necesidad que tienen los jugadores profesionales de transmitir una imagen adecuada de sí mismos. 3º.- Análisis de los videos de los partidos disputados por el jugador en la temporada pasada y clasificación de las situaciones en las que se lesiona. 4º.- El entrenador, con el preparador físico y con los servicios médicos, preparan una serie de tareas de entrenamiento en las que se obliga al jugador, en condiciones de fatiga física, a tomar decisiones complejas del juego con una presión psicológica añadida y manejada por el entrenador. De esta manera se conoce cómo está habituado el jugador a responder ante estas situaciones y las consecuencias que se derivan. 5º.- Evaluación progresiva sobre la frecuencia cardiaca del jugador en situaciones pre-competitivas. Una vez realizadas las evaluaciones ante- riormente comentadas, pasaremos a realizar un análisis funcional de la conducta del jugador que nos permitirá plantear el programa de inter- vención. Deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos por parte del jugador: nivel cognitivo, nivel fisiológico, nivel motor y nivel emocional. En muchos casos podemos observar que ciertos estímulos provocan una ansiedad incon- trolada ante situaciones amenazantes, lo que deriva en errores inusuales en la competición. El exceso de activación cognitivo y fisiológico provoca una génesis de ideas irracionales que predisponen al error, además de una tensión muscular muy elevada. El sentirse lesionado origina en el jugador una respuesta de evitación sentirse con dos consecuencias básicas: 1.- Supresión de la tensión que sufría a nivel emocional, fisiológico y cognitivo. 2.- Refuerzo del empleo de la lesión como mecanismo de escape ante situaciones estresantes. A partir de todo el estudio y los datos obtenidos en este análisis, realizaremos un plan de intervención con el cual ayudaremos al jugador a superar los problemas psicológicos encontrados. Está demostrado por numerosos casos que estos análisis psicológicos, y el entrenamiento psicológico que se realiza a partir de las conclusiones obtenidas, disminuye drásticamente el número de lesiones que se producen en el jugador a lo largo de la temporada. Otro tema importante dentro del entrenamiento psicológico en el deporte de elite, fundamentalmente en aquellos deportistas a los que se les acerca su retirada, consiste en prepararlos para afrontar ese momento, ya que supondrá un cambio muy importante en su vida cotidiana porque variará totalmente su forma de vivir. El entrenamiento psicológico les ayudará a superar todos los problemas que se pueden encontrar al finalizar su carrera deportiva, siendo más fácil su adaptación a su nuevo día a día. El programa de intervención psicológica lo llevaremos a cabo durante toda la temporada con todos los jugadores de la plantilla, participando en él todo el cuerpo técnico y los psicólogos del club. Con este programa ayudaremos a los futbolistas a mejorar su funcionamiento psicológico deportivo y a afrontar los
  30. 30. 32Octubre-2012 nº 200 problemas psicológicos que aparecen en la competición. Debemos desarrollar el uso de técnicas y estrategias, los procesos de reflexión y la toma de decisiones a nivel individual (con cada jugador) y a nivel colectivo (con todo el equipo). Los principales puntos del programa de intervención psicológica son los siguientes: 1.- Visualización de los entrenamientos y partidos, los cuales los filmaremos para realizar un mejor análisis, obteniendo así unos resultados más concretos y específicos, lo que nos ayuda a mejorar la intervención psicológica que vamos a desarrollar. 2.- Trabajo individualizado con los futbolistas en el que podremos realizar un feedback más directo y fiable de la eficacia de estado. En él realizaremos una evaluación psicológica con cada futbolista mediante la entrevista y la entrega a cada jugador de un informe personalizado sobre puntos fuertes y puntos a mejorar desde el punto de vista psicológico. 3.- Trabajo grupal, que se lleva a cabo mediante un programa de entrenamiento en técnicas psicológicas específicas, las cuales pueden suponer una mayor ayuda al futbo- lista, fundamentalmente para afrontar las diferentes situaciones deportivas y sociales asociadas que suponen una situación de estrés. El principal objetivo de este programa de trabajo es potenciar las habilidades psicológicas que puedan favorecer el rendimiento deportivo y sirvan como base de un programa de entrenamiento psicológico individualizado y más complejo. Trabajando todos los contenidos de este programa con una frecuencia de una vez cada dos semanas, y durante un tiempo de 45 a 60 minutos por sesión. A continuación expondré algunos de las actividades para realizar en grupo: 1.- Ejercicios de técnicas de respiración, en la tendremos el objetivo de aprender a respirar de forma correcta como estrategia para controlar diferentes estados de activación. Realizando ejercicios de respiración abdominal, insistiendo en la importancia de una correcta respiración como base para un buen funcionamiento deportivo y cotidiano. 2.- Ejercicios de técnicas de relajación con el objetivo de conocer diferentes técnicas de relajación y aprender a controlar el nivel de activación, dando instrucciones precisas de con qué objetivo, cómo, cuándo y dónde utilizar las estrategias aprendidas. Con ello ponemos en práctica diferentes técnicas de relajación (relajación muscular progresiva y relajación pasiva) para que cada jugador pueda utilizar aquella con la que consigue mejores resultados, en función del objetivo con la que la ponga en práctica. 3.- Visualización, con la que intentamos conocer el uso de la visualización como estrategia básica para optimizar diferentes aspectos de la práctica deportiva (ensayo de aspectos técnicos y tácticos) dando instrucciones precisas de con qué objetivo, cómo, cuándo y dónde utilizar las estrategias aprendidas. 4.- La auto-observación y autoevaluación de la forma habitual en que los jugadores trabajan aspectos deportivos a nivel mental. En esta sesión realizaremos entrenamientos en práctica imaginada, partiendo de los elementos básicos necesarios para tener un mayor conocimiento de la experiencia de la imaginación, y ensayando la imaginación de gestos técnicos y tácticos propuestos por los propios jugadores. 5.- Análisis de los datos obtenidos para corregir algún posible déficit o errores en la intervención psicológica.
  31. 31. 33Octubre-2012 nº 200 Las pretensiones de esta intervención psicológica fueron que los jugadores aprendieran estrategias psicológicas y que las aplicaran para mejorar sus habilidades, tanto en los entrenamientos como en la competición. Cabe señalar que el aprendizaje de las técnicas y su aplicabilidad percibida indican que se puede hacer una valoración buena del trabajo realizado. Por otro lado, pretendimos conocer si se producían diferencias entre las puntuaciones en el CPRD tomadas al inicio de la intervención y al final. Estadísticamente no se observaron grandes diferencias, pero sí se observó una mejora de las puntuaciones en tres de los cinco puntos de los que consta el test, concretamente en el de control de estrés, en el de la influencia de la evaluación del rendimiento y en el de habilidad mental. Siendo estos tres factores los que evalúan el manejo de diferentes técnicas y el uso de distintas estrategias para un mejor afrontamiento de las demandas deportivas. En todos ellos se produce un aumento en las puntuaciones medias, aunque no estadísticamente significativas, pudiéndose considerar dos razones: a) las puntuaciones medias al inicio eran bastante altas, y b) quizás el tiempo de trabajo ha sido corto para poder observar mejoras reales. En cualquier caso, los resultados indican que las puntuaciones de los jugadores en los cinco factores son altas o muy altas, lo que parece lógico en deportistas de cierto nivel de rendimiento, por lo que cualquier incremento en las puntuaciones podría considerarse como positivo. Se mejoran habilidades psicológicas específicas, como el control del estrés, un mejor manejo de la presión ejercida por la evaluación de su rendimiento, el control del nivel de activación, la visualización y el establecimiento de objetivos. Al analizar de manera específica los ítems del CPRD se puede observar que los jugadores han mejorado en aspectos específicos de control del estrés, como la confianza en la propia técnica, la confianza en la buena ejecución futura, la sensación de estabilidad de la confianza, la sensación de nerviosismo y la preocupación el día antes del partido. Siendo estos aspectos muy positivos para alcanzar el éxito en la competición. Por último, indicar que tanto la propia propuesta de intervención como los datos obtenidos en el presente trabajo pueden ser de utilidad al psicólogo deportivo para, por un lado, desarrollar y ajustar aspectos del programa en función del grupo al que dirija y, por otro lado, utilizar una herramienta de evaluación de las habilidades psicológicas que puede permitir establecer hipótesis de trabajo acerca de la intervención psicológica más apropiada para favorecer el rendimiento deportivo, en la línea de lo sugerido por diferentes autores (Gimeno et al., 2007; Régnier, Salmela y Russell, 1993). Algunas de las limitaciones encontradas que podemos destacar son la diferente situación deportiva de cada uno de los jugadores (que puede influir en la evaluación de las habilidades psicológicas, como, por ejemplo, futbolistas que están pendientes de renovar contrato) y que no se realizó un trabajo específico para la cohesión del equipo. BIBLIOGRAFÍA Apuntes Master ARD, asignatura 7.1, factores psicológicos que influyen en la actividad física y en el alto rendimiento deportivo (de la Vega, Ricardo; García Ucha, Francisco). Coe, Madrid, 2011. Buceta, J. M. (1998). Psicología del entrenamiento deportivo. Madrid: Dykinson. Olmedilla, Aurelio; Ortega, Enrique; Andreu, María Dolores y Ortín, Francisco J.; programa de intervención psicológica en futbolistas: evaluación de habilidades psicológicas mediante el CPRD, revista de psicología del Deporte, volumen 19, número 2, 2010, páginas 249-262. Universitat de les Illes Balears, Palma de Mallorca Junichi, M. y Hajime, K. (2007). Psychological skill training for the Japanese soccer team in 2005 Universiade game in Izmir. Journal of Sport Science and Medicine, 6 (10), 88.
  32. 32. 34Octubre-2012 nº 200 Fútbol: conceptos tácticos para analizar el juego T Á C T I C A Introducción A ntes que nada quisiera mencionar que me dedico a la enseñanza de jóvenes en proceso de formación. Pero voy a comenzar narrando en breves líneas algunas de mis experiencias considerando mi evolución como niño, como joven y como futbolista profesional (desde los 16 hasta los 30 años). En realidad, creo que me perdí etapas, como alguna vez me mencionó mi entrenador-formador de menores (Ronald Pitot Guzmán). En etapas de joven y adulto, e incluso en las de futbolista profesional, hay un vacío de conceptos tácticos y técnicos, los cuales no pude aprender ni desarrollar y que quizá me hubieran ayudado a llegar más lejos en esta profesión. A pesar de esto, en mi etapa de formación hubo muchos conceptos que, si bien no tenía conciencia total de todos sus términos, se quedaron grabados en mi mente y apliqué en su momento con óptimos resultados. Como ejemplos: “cuando vengo voy, cuando voy vengo”, los conceptos de permuta, coberturas, líneas de pases, movimientos de apoyo y ruptura, creación de espacios en diagonal y circulares, paredes, paredes falsas y desdobles. A continuación presentamos un artículo que, haciendo referencia general a diversos conceptos tácticos para analizar el juego, se centra en un aspecto concreto: el manejo de balón en la zona de creación y las pérdidas del mismo que se producen en ese espacio vital del juego. El autor, Rubén Takayama, un técnico con buen porvenir por sus buenas capacidades, nos indica causas de esas pérdidas de balón y alternativas de corrección en base a delimitación de zonas y a razonamientos sobre el comportamiento de los jugadores. Diseña un ejercicio de asimilación y otro de aplicación, finalizando con las conclusiones pertinentes. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL) Entrenador de Fútbol por el Instituto Superior de Lima, Perú. Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL). Por Rubén Takayama
  33. 33. 35Octubre-2012 nº 200 Los conceptos, los procedimientos o formas para plantear la preparación del futbolista se hacen cada vez más necesarios para lograr un óptimo nivel de rendimiento. Lo más importante es la comunicación, los recursos didácticos, las metodologías, la evolución y el cambio. Lo que “ahora” prevalece, no es eterno, cambia (Heraclito de Efeso), todo evoluciona. Esos cambios tienen orígenes y tendencias que proyectan al futuro. Muchas veces se entregan equipos a gente que no está lo suficientemente preparada para asumir responsabilidades. En el fútbol todos creen que saben. No se invierte en capacitación. En muchos casos no se considera el aspecto del desarrollo de la persona, sino los resultados. La formación debe ser imperativa e impostergable, y hay que plantearla con el saber ser, no sólo con el saber hacer. Análisis del contexto de estudio Quiero mencionar que para analizar el juego me ha resultado muy valioso el módulo 2, del profesor Jesús Cuadrado Pino, del curso de Especialista en Táctica y Dirección de equipos de Fútbol. Cada uno de los aspectos de la preparación del futbolista (técnico, táctico, físico, psicológico) debe ser convenientemente diseñado y organizado, teniendo en cuenta que el aspecto táctico es la valiosa herramienta de éxito en el momento de la competencia. En el diseño y la organización debemos considerar la teoría y la práctica como dos caras de una misma moneda. Para el receptor del mensaje no es lo mismo árbol que eucalipto, no es lo mismo árbol que cedro. El análisis del juego debe ser claro a la hora de recurrir al tablero táctico, sin olvidar que “los jugadores aprenden con lo hacen, no con lo que se les dice” (Jesús Cuadrado Pino). Por otra parte, no debemos olvidar que se juega desde le puesto y no en el puesto. Situación sobre la que hemos actuado Resulta que en la zona de creación, y funda- mentalmente por el centro, hemos observado que con mucha frecuencia se pierde el balón tras haberle recuperado. Analizando esta situación observo que los jóvenes no levantan bien la mi- rada, no miran a su alrededor (visión periférica). Sabemos que el jugador que roba el balón tiene muchas posibilidades de perderle debido a la precipitación con la que ha tenido que actuar y al estar focalizando su mirada totalmente sobre el balón. En esta situación debe aplicarse un Principio Fundamental del Juego indicado y diseñado por Jesús Cuadrado Pino: “el jugador que inicia la situación de ataque debe ser el que recibió el balón de quien se le robó previamente al adversario”. Cuando robamos el balón y vemos que delante tenemos un bloque compacto de adversarios y no podemos avanzar, tenemos que apoyarnos en los compañeros un poco alejados de esa zona, los cuales deben prepararse para la jugada siguiente para tomar decisiones correctas cuando reciban el balón del compañero que previamente le robó. “En el diseño y la organización debemos considerar la teoría y la práctica como dos caras de una misma moneda”
  34. 34. 36Octubre-2012 nº 200 Definición del problema, origen causas Una de las tareas de preparación del futbolista es la orientación táctica, responsabilidad del entrenador. Esta orientación tiene antecedentes (historia), como consecuencia del conjunto de conocimientos producidos y acumulados. Además de antecedentes (lo pasado), tiene una actualidad (ahora), lo que ahora prevalece no es eterno sino que cambia y estos cambios tienen orígenes y tendencias. Analizando el juego, observamos que muchas veces se pierde el balón con facilidad en zonas de creación, antes de llegar a zonas de finalización. Son y han sido innumerables las veces en que una vez recuperado el balón, éste se vuelva a perder con suma facilidad. Por tal motivo he tratado de buscar alternativas para solucionarlo y corregirlo, para no caer en lo mismo reiteradamente. Causas: - Desesperación por dar rápidamente el balón. - Llevar o conducir demasiado el balón en zonas útiles de juego, donde hay un gran número de jugadores rivales. - No levantar la mirada. - Precipitación e ímpetu con el que uno se dirige y enfoca la vista únicamente en el balón, sin tranquilidad y sin visión periférica. Alternativas para solucionarlo o corregirlo: - Acostumbrarse a levantar la mirada - No pretender penetrar, haciendo lo imposible por querer ir hacia delante. - Quien roba debe hacer un pase seguro a otro compañero para que éste inicie la situación de ataque. - Una vez que el jugador roba el balón, ya debe haber una preparticipación y unos movimientos compensatorios por parte de los compañeros sin balón para generar inmediatamente la situación de ataque. Concepto y marco teórico Heráclito de Efeso afirmaba: “todo fluye, todo cambia, la vida es un fuego eterno, lo que hace un instante fue, en pocos segundos se transformó”. Así ocurre en todo hecho y conocimiento humano, que es transformable. En cualquier actividad, estemos donde estemos, somos seres humanos que actuamos en una sociedad agente del cambio. La sociedad del fútbol también produce conocimientos en los ámbitos teórico y práctico, manifiesta evolución, desarrollo y tendencias. Hay aspectos del fútbol que son innovación y fuente donde beber. El fútbol cambia, lentamente, pero cambia. Hoy se juega de forma distinta a como se jugaba hace cincuenta años, y cuando pasen otros cincuenta, el juego que entonces se practique diferirá notoriamente del que ahora se practica. Afirmar cómo será el fútbol del mañana y que se hará de una u otra manera, sería pecar de profeta o adivino, pero se pueden anunciar ciertos principios básicos a través de algunas consideraciones. El juego puede ser discrecional y reglado. En el discrecional se actúa con absoluta libertad de movimientos de balón y del jugador, impera la improvisación, lo inesperado y la genialidad; el jugador no sabe de antemano lo que va a hacer. En el reglado, el balón es jugado por una demarcación preestablecida y unos jugadores predeterminados; los movimientos del jugador y del balón son fijados previamente, los jugadores saben lo que van a hacer y cómo lo van a hacer. El exponente del juego reglado es lo que llamamos “jugadas estudiadas”. Es posible que el fútbol del provenir se base en el “juego reglado con permutas verticales”, lo que llevará consigo la “polivalencia” del jugador. Seguro que estará apoyado en una preparación física y una preparación mental potenciadas al máximo.
  35. 35. 37Octubre-2012 nº 200 Ángel Cappa decía en uno de sus libros que “hay que mirar para ver, porque aún existen jugadores en la élite del fútbol que sólo miran la pelota”. Es muy importante el entrenamiento de la visión para incrementar adecuadamente el rendimiento jugador. El ochenta por ciento de la información que recibimos es a través del órgano de la vista. En las acciones del juego debe existir “anticipación” antes de que se ejecute la acción, y este es uno de los aspectos que se mejoran con el entrenamiento de la visión deportiva. Algunas características innatas del fútbol: se trata de una actividad abierta, existe una gran variabilidad, se puede definir como el “arte de lo imprevisto”. Aun así, no hay que dejarlo todo a la suerte, porque existen ciertos conceptos que deben entrenarse específicamente. No se trata de crear jugadores como robots que automaticen conceptos y jugadas, hay que enseñarles a mirar para decidir bien antes de ejecutar. Establecer hipótesis y posibles soluciones En el fútbol, para orientar eficazmente el pensamiento táctico del futbolista, puede construirse una “teoría de las zonas”. Establecemos las siguientes zonas: zona defensiva, zona preparatoria defensiva, zona preparatoria ofensiva, zona de finalización, zona de centros, zona de defensa fuerte, zona de defensa débil, zona de achique y zona de agrande. Estas consideraciones harán que orientemos el juego hacia el lado de fortaleza de nuestro equipo. El uso de la maqueta, la pizarra, las fichas, el argot y la terminología científica permiten plantear un conjunto de proposiciones inicialmente empíricas para convertirlas en hipótesis de trabajo que, al contrastarlas con la realidad y las variables, permiten arribar a estados más avanzados de conocimiento y proponer una teoría de las zonas que, como está comprobado en el ejercicio profesional, nos permite una eficaz orientación táctica, capaz de conseguir el consecuente rendimiento deportivo. La “zonificación” nos permitirá orientar e impulsar el desplazamiento para la acción. “Debe existir “anticipación” antes de que se ejecute la acción, y este es uno de los aspectos que se mejoran con el entrenamiento de la visión deportiva”
  36. 36. 38Octubre-2012 nº 200 Objetivos La orientación de la táctica requiere de instrumentos pedagógicos y de una metodología para que el receptor, el futbolista, adquiera una cabal comprensión de lo planteado. En la planificación ha de considerarse la progresión táctica en los microciclos de trabajo, con una secuencia de necesidades tácticas. Concepto ¿qué vamos a desarrollar? Procedimiento: ¿cómo lo vamos a desarrollar? Nuestra tarea va dirigida, en primer lugar a la cabeza (para pensar), después al corazón (porque hay que sentir y entregarse con fervor a lo que se hace) y finalmente las piernas. Con todos sus términos, el Módulo 2 del curso de Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (del profesor Jesús Cuadrado Pino) nos permiten abordar con claridad y nitidez la responsabilidad y el rol de la orientación táctica, con sus correspondientes orientaciones para llegar a la efectiva comprensión del futbolista en todos los niveles. Actitudes y valores A menudo, el técnico tiene que ser un eficaz comunicador para cumplir con su tarea y ejercer sus roles. El tablero, la pizarra y los instrumentos de análisis y orientación técnico-tácticos deben con- siderar contenidos concretos y coherentes; de aquí la importancia de los conceptos y de una zonificación del terreno de juego. La claridad de los conceptos permite llegar al ejecutor (ser racional y pensante) con la seguridad de facilitar y afianzar su accionar en el juego. En todos los niveles, podría afirmarse que hacemos al futbolista, joven o maduro, más rápido y preciso, no sólo veloz. Siempre hay que proyectar el trabajo al pensamiento, a saber pensar. Luego, un buen pensamiento analiza y decide una correcta ejecutoria. Ese saber pensar está íntimamente ligado, y de manera imperativa, a los valores de la vida. Así es como la responsabilidad, la camaradería, la unión, el compañerismo, la solidaridad y el respeto se producen, y con estas bases podemos construir un ambicioso edificio para, conjuntamente con una adecuada metodología, hacer que nuestros jóvenes futbolistas puedan crecer y desarrollar sus capacidades para el juego del fútbol. Para este crecimiento y desarrollo recurrimos a la metodología, que nos conduce desde el aprendizaje hasta el desarrollo e incluso hasta el perfeccionamiento. Los métodos usados son el analítico, el global-integral y el estructural. “El técnico tiene que ser un eficaz comunicador para cumplir con su tarea y ejercer sus roles”
  37. 37. 39Octubre-2012 nº 200 Actividades Tareas para el entrenamiento de la técnica del control del balón y del pase. Utilizamos el método analítico para mejorar la recepción del balón y del pase, en movimiento mediante y con un gran número de repeticiones. Ejercicio de asimilación para el entrenamiento de la técnica de recepción del balón y del pase: La distancia entre los conos de los costados es de aproximadamente 10 meros. La distancia entre los conos dispuestos longitudinalmente es de aproximadamente 25 metros. Además, se ponen marcadores circulares (conitos circulares). Desarrollo: el jugador B sube en velocidad para recibir el pase del jugador A delante del marcador circular, debe controlar el balón en movimiento y realizar un pase al jugador C. El jugador C, tras controlar el balón, se le pasa al jugador D (éste hace el mismo movimiento que el jugador B). Cada jugador, tras dar el pase, se dirige al cono de su derecha o al lugar al que envía el pase, según la posición indicada en el gráfico). Ejercicio de aplicación para el entrenamiento de la técnica y de la visión de juego: Título: “Juego de pases con cuatro arcos de diferentes colores”. Se enfrentan dos equipos de cuatro o de cinco jugadores cada equipo, sobre un espacio de aproximadamente 30 x 30 metros. Se colocan cuatro porterías pequeñas o señaladas por conos de los colores indicados (en el caso de utilizar porterías pequeñas hay que colocarlas cintas de los colores indicados)

×