Linda Goodman los signos del zodiaco y su carácter

12,046 views

Published on

Muy útil para comprender a las personas

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

Linda Goodman los signos del zodiaco y su carácter

  1. 1. Linda GoodmanLos signos del Zodíaco y su carácterPara Mike Todd,Géminisque realmente conoció a la gente que conocíay para Melissa Anne,Pisciscapaz de mantener una promesa...Así se hizo la historia del País de las Maravillas: Asílentamente, uno a uno, fueron forjándose sus extrañossucesos y ahora la historia está hecha...Quisiera expresar mi sincero agradecimiento por la ayuda yel asesoramiento que encontré en mi amigo y maestro, elastrólogo Lloyd Cope, Virgo. Sin su estímulo y su fe, talvez este libro no habría pasado de ser otro sueño de Aries.-Los versos que aparecen en el texto han sido tomados delas obras de Lewis Carroll.La expresión <<signo solar>> significa que si, por ejemplo,el lector es Géminis, el sol estaba en la zona del zodíacoa la que se denomina Géminis en el momento en que él nació,aproximadamente entre el 21 de mayo y el 21 de junioinclusive. Se encontrará que las fechas que cubren losperíodos de los signos solares son levemente diferentes,según cual sea el libro de astrología que se lea. Lamayoría de los astrólogos procuran no confundir al lego conla información de que el Sol cambia el signo por la mañana,la tarde o la noche de un día determinado.Está muy bien y es muy fácil hacer como que cada nuevosigno empieza precisamente a medianoche, pero no es así.Por ejemplo, excepción hecha de las variaciones quedependen de los años bisiestos, durante los últimosdecenios y en la actualidad, el Sol sale de Aries paraentrar en Tauro en algún momento del 20 de abril. Esimportante saber que el 20 de abril corresponde a ambossignos, porque de otra manera uno puede pasarse la vidapensando que es Tauro cuando en realidad es Aries.Reacuérdese que si alguien nació el primero o el último díade cualquiera de los periodos de los signos solares que seenumeran en este libro, será necesario saber la hora exactadel nacimiento, así como la latitud y longitud del lugardonde éste se produjo, para deducir si a esa hora el Solhabía cambiado o no de signo.Como entender los signos solares.Un relato comenzado en días lejanos, cuando resplandecíanlos soles del verano; una simple canción que nos marcaba elritmo con que remábamos...
  2. 2. Algún día, el lector querrá sin duda tener los detallescompletos de su propia carta natal. Entretanto, puede estarseguro de que el estudio de su signo solar es importantecomo primer paso. Sin embargo, el estudio del propio signosolar no ha de confundirse con el estudio de laspredicciones basadas exclusivamente en dicho signo solarque aparecen en periódicos y revistas. Es posible que confrecuencia tales predicciones impresionen por su exactitud,pero están lejos de ser infalibles.Solamente una carta natal calculada para la hora y elminuto precisos del nacimiento del consultante puede ser,en un ámbito tan especializado, realmente digna deconfianza.Por otra parte, no hay que creer la tan corriente acusaciónsegún la cual ese tipo de predicciones no son más que <<unmontón de consideraciones generales que es posible combinarde manera tal que puedan aplicarse a cualquiera>>. Estaafirmación es igualmente falsa. Las predicciones (aunqueseria mejor hablar de indicaciones) se aplican, tal como selas presenta, a la persona Tauro, Piscis o Virgo,individualmente. No son validas sin discriminación paracualquiera de los doce signos solares.Quienes las escriben son profesionales competentes que sebasan en cálculos matemáticos de los aspectos que se formanentre el Sol natal del consultante y los planetas que semueven en lo alto, y que, en esa misma medida, ofrecen unalto grado de precisión. Las discrepancias se deben alhecho de que no son cálculos basados en el grado exacto delSol natal de cada lector, ni en los aspectos adicionalescondicionados por los otros ocho planetas de su carta natal,sin hablar de su Luna natal. Así y todo, estas indicacionespueden ser interesantes y útiles, siempre y cuando setengan en cuenta las discrepancias.El Sol es el más poderoso de todos los cuerpos estelares.Influye de modo tan decisivo en la personalidad que esposible dar una imagen asombrosamente exacta del individuonacido en el momento en que este astro ejercía su poder através de las influencias conocidas y predecibles de undeterminado signo astrológico. Estas vibracioneselectromagnéticas (ya que en el estado actual de lainvestigación no tenemos mejor término para designarlas)seguirán, a lo largo de toda la vida, imprimiendo en esapersona las características de su signo solar.El Sol no es el único factor que hay que tener en cuenta enel análisis del comportamiento humano y de sus rasgos, peroes, con mucho, la más importante entre las consideracionesaisladas.Hay astrólogos para quienes un libro sobre los signossolares es una generalización comparable a la que implicareunir en un solo grupo a todos los polacos, irlandeses,chinos, negros, italianos o judíos, o para el caso, a todoslos carniceros, panaderos, fabricantes de velas,
  3. 3. comerciantes o jefes de tribu. Por más que yo respete suopinión, no puedo coincidir con ellos. Es verdad que lossignos solares pueden llevar a conclusiones erróneas si nose los usa con la actitud correcta. Pero a falta de unacarta natal, superan en mucho a cualquier otro métodorápido y fidedigno de analizar a la gente y aprender aentender la naturaleza humana.El signo solar de un individuo alcanzará una exactitudaproximada del ochenta por ciento, y en ocasiones hasta delnoventa. ¿No es acaso mucho mejor que no saber nada? Claroque el diez o el veinte por ciento restante esimportantísimo y hay que tenerlo en cuenta, pero si unoconoce el signo solar de una persona, está sustancialmentemejor informado que quienes nada saben de ella en absoluto.No hay peligro alguno en aplicar este conocimiento, si ellose hace con discreción. Instale el lector en su mente unpolicía imaginario que no deje de advertirle que puedeerrar el blanco por ese diez o veinte por ciento, y de esaforma podrá valerse con confianza del método.¿Qué es un signo solar? Una zona particular del zodíaco, yasea Aries, Tauro, Géminis o la que sea, en la cual estabasituado el sol en el momento en que alguien respiró porprimera vez, una posición exacta tomada de una serie detablas a las que se llama efemérides, calculadas por losastrónomos. Como se señala en la nota al lector que precedeal índice, si alguien nació el primero o el último día decualquier período de un signo solar, tendrá que saber lahora exacta del nacimiento, así como las coordenadasgeográficas del sitio en que éste se produjo, paraestablecer si a esa hora el sol había cambiado o no designo. En otras palabras, las fechas que señalan elcomienzo y el término de los períodos de signos solares endiferentes libros de astrología son aproximadas, yrecordarlo es importantísimo.A esos dos días se les llama las cúspides, y no hay quedejarse confundir por ellos. Hay astrólogos que les asignanincluso un tiempo mas largo, pero de cualquier manera, esun punto en el que se ha insistido demasiado para el lego.Dígase lo que se diga, si cuando el lector nació el solestaba en Géminis, pues estaba en Géminis, por más cercaque estuviera de la cúspide, y a otra cosa. Las influenciasdel signo anterior o posterior a Géminis que pudieranactuar sobre su personalidad jamás llegarían a hacer de lascaracterísticas de Géminis algo tan nebuloso que el nativose convirtiera en un Tauro o en un Cáncer. Nada puedeoscurecer el brillo del sol mientras éste se encuentraefectivamente en un signo, y las variaciones que se derivandel hecho de haber nacido en una cúspide no son nunca tannotables que lleguen a alterar sustancialmente lapersonalidad solar básica. Lo importante es establecer,mediante la hora del nacimiento, que el sujeto nacióefectivamente en una cúspide y, una vez tenido esto encuenta, olvidarse de ello.
  4. 4. ¿Qué es una carta natal? Se la puede considerar como unafotografía de la posición exacta de todos los planetas enel cielo en el momento del nacimiento; la imagen se obtienemediante precisos cálculos matemáticos. Aparte del Sol y dela Luna (las dos luminarias), hay ocho planetas queinfluyen sobre la vida, de acuerdo con los signos en loscuales se hallaban en el momento del nacimiento, con sudistancia recíproca en grados (aspectos) y su situaciónexacta.Si el lector nació el 9 de junio, naturalmente es Géminis,porque el Sol estaba en Géminis, y en su carácteraparecerán ocho de cada diez rasgos de Géminis. Sin embargo,es posible que la Luna, que rige las emociones, estuvieraen ese momento en Aries y coloree las actitudes emocionalesdel nativo con matices arianos. Mercurio, que rige la mente,tal vez se hallara en Cáncer, de manera que sus procesosmentales mostrarán con frecuencia la naturaleza de Cáncer.Si Marte, que rige entre otras cosas el discurso y losmovimientos, se hallaba en Tauro, el nativo hablará conbastante lentitud, como un Tauro. Quizás Venus estuviera enCapricornio, lo que le daría esencialmente la actitud deeste signo en los aspectos amorosos, artísticos ycreativos... y así sucesivamente, con los demás planetas.Sin embargo, ninguna de estas situaciones borrarátotalmente las cualidades básicas del Sol en Géminis;simplemente, matizará los detalles de una personalidadcompleja.Hay otros factores que es menester considerar si sepretende alcanzar un cien por ciento de exactitud en elanálisis. Para empezar, los aspectos formados entre losplanetas y las luminarias en el momento del nacimientopueden modificar sus posiciones en los signos. Pero laconsideración más importante es el ascendente -es decir elsigno que se elevaba sobre el horizonte hacia el este en elmomento en que el nativo respiró por primera vez- y sugrado exacto. El ascendente modifica en gran medida elaspecto personal (aunque también el signo solar tenga muchoque decir al respecto) y forma la verdadera naturalezaintima del nativo, sobre la cual se basan las motivacionesdel signo solar. Si el ascendente del lector es Acuario,por ejemplo, es posible que tenga fuertes tendenciasacuarianas que le lleven a preguntarse por qué lasdescripciones de su Sol en Géminis no incluyen todas susidiosincrasias y secretos anhelos. Las dos posiciones másimportantes en cualquier carta natal, después del signosolar, son el ascendente y el signo lunar.Puede ser interesante que el lector pida su ascendente a unastrólogo (la forma mas rápida de hacerlo es por teléfono)y lea después la descripción de ese signo, junto a la de susigno solar. Se encontrará con que la mezcla de ambosconfigura, en grado notable, su personalidad total. Siincorpora a los otros dos el signo lunar, como tercerintegrante de la mezcla, obtendrá finalmente una imagen mascompleta.
  5. 5. Veamos ahora las casas del horóscopo, es decir laslocalizaciones computadas matemáticamente en la carta natalque ejercen su influencia sobre las diferentes áreas de lavida del nativo. Las casas son doce, una para cada signo.La primera casa está siempre regida por el signo delascendente, y así sucesivamente, en sentido contrario al delas agujas del reloj sobre el círculo que forma elhoróscopo. El astrólogo que ha calculado cuidadosamente lacarta natal del nativo, basándose en la hora exacta de sunacimiento y en su situación geográfica, debe interpretarel significado de la influencia de cada signo sobre estascasas -o situaciones- teniendo también en cuenta losplanetas que caen en sus áreas especificadas. Lacombinación de todos los factores citados para analizar elcarácter, las potencialidades y las indicaciones de erroresy posibilidades, presentes y futuras, del nativo (lascuales se basan en el desarrollo y desplazamiento de losplanetas a sus posiciones planetarias natales) es lo queconstituye el arte de la síntesis en astrología. Es eso loque exige al astrólogo tiempo, talento, esfuerzo yconocimiento. El cálculo de la carta natal en si es unatarea relativamente simple si se siguen ciertas fórmulasmatemáticas.Pero volvamos al signo solar del lector, ya que después detodo es a eso a lo que se refiere este libro. En ciertomodo, decir que uno es Géminis se parece bastante a decirque es neoyorquino, cosa que no es una generalización en lamedida en que parece serlo. ¿No sería bastante fácildistinguir a un tejano en un bar de Nueva York, o a unneoyorquino en un restaurante de Texas? ¿No es considerablela diferencia entre un político de Georgia y un industrialde Chicago? Claro que si, y bien marcada.Imagínese el lector que es un tejano, y que se estáhablando de un hombre que está a punto de llegar para unareunión de negocios. <<Es neoyorquino>>, dice alguien, einmediatamente se forma una imagen. Es probable que hablede manera más rápida y entrecortada que un tejano, que seamenos cálido en sus relaciones personales y que quiera irinmediatamente a hablar de negocios, sin demasiadospreliminares sociales. Probablemente tendrá prisa porfirmar de una vez los contratos para alcanzar un avión quele lleve de vuelta a la costa este. Será un individuo decierto grado de complejidad, y probablemente mas liberalque el tejano en materia política. ¿A que se debe laprobabilidad de que esta impresión instantánea sea bastanteexacta? A que el neoyorquino vive una vida acelerada en unaciudad acelerada, donde las reacciones lentas pueden sercausa de que se quede sin asiento en el metro o sin taxi enun día de lluvia. Continuamente está en contacto con gentefamosa, de modo que no es fácil que se quede pasmado. Tieneacceso a los últimos estrenos teatrales y a los mejoresmuseos, así que para él es difícil no estar al día. Debidoa las elevadas cifras de criminalidad y a las ajetreadascondiciones de vida, no será tan hospitalario como eltejano, ni se mostrará tan interesado en su prójimo comoéste: su personalidad será un tanto mas fría.
  6. 6. Claro que un neoyorquino puede ser Tauro y hablarlentamente, o Capricornio y moverse con lentitud, pero noserá tan lento como el Tauro o el Capricornio de Texas.Tampoco un Géminis, rápido en el pensamiento y en la acción,será tan rápido si vive en Texas como si vive en Nueva York.Todo es relativo.De acuerdo, es neoyorquino. Supongamos ahora que el lectordescubre que es italiano. Otra imagen. Hace guiones paratelevisión. Una tercera imagen. Es casado y tiene seishijos, y se nos va revelando una nueva dimensión del hombre.Por ende (aunque esto es una analogía y, como todas lasanalogías, imperfecta), decir que el hombre es neoyorquinoes como decir que es Géminis, por ejemplo, e ir agregandoel resto de la información es comparable a saber que cuandonació la Luna estaba en Virgo y tenía como ascendenteEscorpio, etcétera.Pero, incluso sin la información adicional, con sólo saberque un hombre es neoyorquino uno lleva considerable ventajaa quienes no saben si es tibetano o nativo de las Islas delSur. De la misma manera, aunque no se cuente con una cartanatal, el solo hecho de saber que alguien es Leo o Géminishace que uno pueda comprenderlo mejor que quienes no sabensi tiene que vérselas con un fogoso Sagitario o con unterrestre Tauro.Es verdad que un horóscopo detallado puede revelar demanera infalible los más sutiles matices del carácter.Puede indicar marcadas inclinaciones hacia (o contra) latendencia a ser drogadicto, la promiscuidad, la frigidez,la homosexualidad, los matrimonios múltiples, una infanciacon perturbaciones, el alejamiento o el apego neuróticohacia la familia, talentos latentes, potencialesfinancieros y de profesión. Puede mostrar claramentetendencias a la honradez o la delincuencia, a la crueldad yla violencia, temores, fobias y capacidades psíquicas, aménde muchos otros puntos débiles y fuertes de la personalidadque pueden mantenerse latentes durante años para despuéshacer irrupción bajo la influencia de progresiones ytránsitos planetarios que afectan a las posicionesplanetarias natales durante un período transitorio. Serevelan la susceptibilidad y la inmunidad a los accidentesy enfermedades, como también las actitudes secretas haciala bebida, el sexo, el trabajo, la religión, los hijos, laaventura... y la lista podría seguir indefinidamente.Para una carta natal calculada con exactitud no haysecretos, a no ser el referente a la decisión personal delnativo en cuanto a la medida en que resuelva ejercitar sulibre albedrío individual.Sin embargo, a falta de un análisis tan completo, para todoel mundo puede ser provechoso estudiar los signos solares,y este conocimiento puede hacer que nos tratemos unos aotros con más tolerancia. Una vez que se comprende con queprofundidad forman parte ciertas actitudes de la naturalezade la gente, uno puede aceptar mejor su comportamiento.
  7. 7. Saber algo sobre los signos solares puede ayudar a losserenos y equilibrados padres Escorpio a tener máspaciencia con la rápida vivacidad que puede, de otra manera,parecerles inquietud sin sentido en un niño Géminis. Ayudaa los estudiantes extrovertidos a comprender a susprofesores introvertidos, y viceversa. A Virgo se leperdonará su meticulosidad si se entiende que nació paramantener derecho hasta el último pelo, y para deshacerenredos examinando todos los detalles. Es mas fácilsoportar el descuido de Sagitario cuando uno está al tantode que está demasiado ocupado defendiendo causas parafijarse en todo momento por dónde va o darse cuenta de aquien pisa.Su franqueza será menos hiriente para quien conozca sucompulsión a decir la verdad a cualquier precio.No se sentirá el lector tan dolido cuando Capricornio noprorrumpa en gritos de admiración ante el regalo que acabande hacerle, si recuerda que, aunque su agradecimiento esprofundo, él es incapaz de expresar abiertamente su placer.También su insistencia en el deber resultará menosirritante si quien la padece sabe que la disciplina que élmismo se impone es tan severa como la que impone a otros.Resulta un tanto más soportable hacer frente a lasinterminables discusiones y vacilaciones de Libra paraquien sepa que, en virtud de su signo solar, lo único queintenta el nativo es ser justo y llegar a una decisiónimparcial. Acuario no le parecerá al lector tanimpertinente cuando se meta en su vida privada si sedetiene a pensar que los de ese signo son individuoscreados con una urgencia incontrolable de investigar lasmotivaciones de la gente.En muy raras ocasiones puede uno encontrarse, digamos, conun Leo que tenga cinco o seis planetas en Piscis. Es obvioque las influencias de Piscis se proyectarán en él con laintensidad suficiente para que se haga difícil adivinar susigno solar, ya que pesarán bastante sobre las cualidadestípicas de Leo.Pero una situación tal, rara vez se da, y si el lector seencuentra completamente familiarizado con los doce signossolares en detalle, el nativo no podrá ocultarle siempre suverdadera naturaleza. Por mas que se esfuerce el pez poresconder al león, el signo solar de Leo jamás se eclipsarádel todo, y siempre será posible pescarlo desprevenido.Jamás cometáis el error de quedaros en la superficie cuandose trata de reconocer los signos solares. No todos losCapricornio son mansos, ni todos los Leo se mostraránexteriormente dominantes, ni son vírgenes todos los Virgo.De vez en cuando os encontraréis con un Aries que tienecuenta de ahorros, con un Géminis tranquilo o incluso conun Piscis con sentido práctico. Pero hay que mirar mas alláde ese par de rasgos que pueden despistarlo a uno, y seencontrará al ostentoso Capricornio atisbando el Quién esquién, al tímido Leo con cara de pocos amigos porque han
  8. 8. ofendido su vanidad, y al insó1ito Virgo presumidocomprando insecticida a granel, porque así sale mas barato.Es posible que un Géminis tranquilo no sea rápido parahablar, pero la mente le funciona a la velocidad de un jet.Un excepcional Aries ahorrativo irá al banco con unachaqueta de color rojo vivo o responderá a un interlocutorgrosero, y un Piscis práctico no deja de escribirsecretamente poesía o invita a comer a seis huérfanos parael día de Acción de Gracias. Si el lector mantiene abiertoslos ojos y los oídos, nadie puede ocultar con éxito a suobservación de qué signo solar es. Hasta los animalitosdomésticos mostrarán rasgos inconfundibles de su signosolar. No es cuestión de cambiarle de lugar el plato decomida a un gato Virgo, y mas vale no olvidarse de hacerfiestas a un perro Leo.Diviértase el lector practicando con gente famosa,políticos, héroes y heroínas de novelas. Intente descubrirde qué signo son, o a qué signo representan mejor, yaguzará así su percepción astrológica. Se puede, incluso,probar con los personajes de historietas. El bueno deCharlie Brown es evidentemente Libra, y Lucy sólo puede seruna Sagitario con ascendente Aries y la Luna en Virgo. Encuanto a Snoopy, bueno, cualquiera puede ver que es unperro Acuario, con la forma en que se pone esa bufandainverosímil y esa gorra de aviador de la primera guerramundial, para perseguir a un imaginario Barón Rojo desde eltecho de su perrera. (También es posible que Snoopy tengauna influencia desfavorable de Neptuno.) No deje el lectorde hacer la prueba, que se divertirá muchísimo. Pero lo masimportante es que, al jugar el juego de los signos solares,irá aprendiendo algo muy serio y útil: a reconocer lossueños ocultos de la gente, sus esperanzas secretas y suverdadero carácter; a comprender sus necesidades masprofundas; a gustar mas de ellos y a conseguir que ellosgusten de uno; a conocer realmente a las personas queconoce. Es un mundo más feliz, y la gente es bastante mejor,cuando uno busca el arco iris que está oculto dentro deella.¿No es acaso éste el principal problema de la vida, lacomprensión? Abraham Lincoln lo dijo con sencillez yprecisión: <<Corregir los males, grandes y pequeños, quesurgen de la enemistad positiva entre extraños, sean estosnaciones o individuos, es una de las funciones mas elevadasde la civilización>>.Empezad, pues, ahora mismo a estudiar vuestros signossolares, actuad con razonable cautela cuando los apliquéis,y la gente se preguntará admirada de dónde habéis sacadovuestra nueva capacidad de percepción, así que empecéis arevelar su verdadera naturaleza. En realidad, lacomprensión de los doce signos solares puede cambiarliteralmente vuestra vida. Estáis en camino de comprender apersonas que no conocéis siquiera.Pronto os sentiréis más próximos a amigos y extraños, ¿y noes eso realmente maravilloso?
  9. 9. Encantada de conoceros...LINDA GOODMANARIES, EL CARNERODel 21 de marzo al 20 de abril-Me atrevo a decir que no has tenido mucha práctica -dijola Reina.- Vaya, si a veces he creído hasta seis cosas increíblesantes del desayuno.Como reconocer a AriesNo acostumbran recordar las simples reglas que les hanenseñado sus amigos: por ejemplo que un atizador al rojoquema si no se suelta a tiempo; o que si uno se hace uncorte muy profundo en el dedo con un cuchillo, por logeneral sangra.¿Se ha encontrado últimamente el lector con una personaexcepcionalmente amistosa, de modales enérgicos, firme enel apretón de manos y pronta en la sonrisa? Pues prepáresepara una de esas danzas en el corro que le dejan a unomareado. Lo más probable es que acabe de ser adoptado porun Aries. Y muy especialmente si advirtió que le resultabaun poco difícil llevar la voz cantante en la conversación.¿Está dedicado a alguna causa idealista y defiendecoléricamente a los débiles? Es característico. Hombres omujeres, son personas que lucharán sin vacilación contra loque les parece una injusticia, y que no se avergüenzan deexpresar sus opiniones. El Carnero contestará con igualenergía a un policía de tráfico o a un gangster armado, sicualquiera de ellos le molesta. Es probable que después lolamente, pero en el ardor del momento no habrá cautelacapaz de detenerlo. La gente de Marte va directamente algrano, sin vacilaciones.Aries es el primer signo del zodíaco. Representa elnacimiento, como Piscis representa la muerte y laconciencia del alma. El Carnero no es consciente más que desí mismo. Es el infante del zodíaco, el bebé recién nacido,totalmente absorbido por los dedos de sus pies y de susmanos. Sus necesidades son lo primero. A un bebé no leimporta si sus padres o los vecinos duermen o no. Cuandotiene hambre o está mojado anuncia vociferante su
  10. 10. incomodidad. Quiere que le den el biberón o le cambien lospañales ahora, y nada de demoras. Si un Aries tiene unaidea o algo que quiere apartar de su mente, no tendrá elmenor resquemor en llamarle a uno a las cuatro de la mañana.¿Por qué no ha de estar todo el mundo despierto paraescucharle? Si él está despierto, y es eso lo único quecuenta. Quiere algo, y lo consigue. Como al bebé, a Ariesel mundo le preocupa sólo en la medida en que se relacionacon él. Pero, ¿se puede decir que un bebé es realmenteegoísta? Si siempre está dispuesto a prodigar sus sonrisasy sus favores a quienes satisfacen sus exigencias. Esdifícil resistirse a un bebé, hasta tal punto esinconsciente de estar causando el menor inconveniente anadie. Lo mismo pasa con el Carnero. Su inocencia le rodeapor completo y suaviza su agresividad, de la misma maneraque la inocencia del recién nacido atenúa su egocentrismo.A esta ingenuidad que desarma se debe también que los Ariessean tan intrépidos. Hasta que se quema, el bebé no letiene miedo a nada, ni a nadie. Y aún entonces, volveráconfiadamente a hacer la prueba, una vez que se hayaolvidado de la herida. No hay el menor rastro de astucia nide superchería en el Carnero, que seguirá así durante todala vida: creyendo siempre de todo corazón, cayendo siemprepara volver a levantarse y hacer un nuevo intento. Todaslas dudas que puedan surgirle por el camino, se disipaninmediatamente ante la primera persona que vuelve a serbondadosa con él, del mismo modo que el bebé se olvida deldolor que le produjo el imperdible que accidentalmente sele clavó en la pierna, la próxima vez que le ponen talco.El Carnero puede fantasear de aquí a mañana, y tejer lossueños más fabulosos, pero como mentiroso no vale un rábano.Lo que muestra a quien le mira es lo que es. Nada hay en élde complicado ni de oculto. Es tan vulnerable como el bebé,e igualmente desvalido. Cuando gente más fuerte y másmadura se le impone o le saca algo, reacciona de la únicamanera que sabe: chillando y organizando un escándalo talque los demás ceden, nada más que por tener paz. Aries nonecesita de estrategias delicadas. Con la fuerza de suspulmones y la determinación que surge de su interior lebasta perfectamente para salirse con la suya. Y tal vezdesvalido no sea la palabra justa.Vulnerable, si... pero desvalido, de ningún modo.El aspecto físico del Carnero es bien fácil de reconocer.Los Aries tienen rasgos decididos, habitualmente biendelimitados, raras veces blandos o borrosos. Las cejas,bien marcadas, suelen juntarse con el estrecho puente de lanariz hasta formar el signo del Carnero ( T ), tal vez paraadvertir a quien se le pueda ocurrir la tonta idea deintentar detenerle o someterle, que esos cuernos simbó1icosvan en serio. Es posible encontrarle algún lunar o cicatrizen la cabeza o en la cara, es posible que el pelo tenga untinte rojizo a la luz del sol y que el cutis sea másrubicundo de lo habitual. También es posible que en supresencia uno perciba chispas invisibles que se escapan entodas direcciones. Sus movimientos son por lo común rápidos
  11. 11. y fáciles, armonizados con un proceso mental. Tanto loshombres como las mujeres de este signo tienen normalmentehombros anchos, y no es extraño que caminen con el cuerpoun poco inclinado hacia adelante, guiándose con la cabeza,por así decirlo, y casi siempre con mucha prisa. (Esfrecuente que tengan prisa por derribar un edificio deladrillos, aunque en la tarea se les estropeen los cuernos.)No es mucho lo que hay de gracioso en el Carnero, a no sersu tersa manera de resolver una crisis (que jamás deja desorprender a la gente que subestima a las personas Aries).Son de estructura ósea delicada pero fuerte, y es raro queun Aries resbale y caiga. Su postura refleja una totalconfianza en sí mismo y en su yo. Si tropezamos con unAries de hombros caídos, será probablemente del tipoovejuno, que sufrió graves heridas en su ego durante lainfancia. Si las heridas fueron profundas, le llevará algúntiempo recuperarse, pero algún día se enderezará, podéiscontar con ello. Son gente a la que nada aplasta parasiempre, y el fracaso menos todavía.La persona regida por Marte le mirará a uno directamente alos ojos, con desenfadada limpieza y con una fe bastanteconmovedora. ¿Acaso su interlocutor no es su amigo? ¿Acasono gusta de él? ¿Cómo, no? Entonces empezarán las lágrimas,pero para dentro. Un Aries jamás mostrará su decepción enla superficie, si puede evitarlo. Si alguna vez se le vellorar sin recato, es seguro que, de alguna manera, eldolor le ha llegado al alma. Los Aries prefieren caermuertos antes de mostrar debilidad... y entre ellos hayquienes, literalmente, corren el riesgo de lo primero porevitar lo segundo.Es raro que un Carnero lance a su alrededor miradasnerviosas. Si lo hace, es que ya no le interesa seguirhablando con vosotros. Alguna otra cosa le ha llamado laatención y, por el momento, os ha olvidado, así como lo queestabais diciendo.Pero no hay que ofenderse; basta con recordar al bebé y susdeditos.Un Aries estará indudablemente en los primeros lugares dela carrera que ha elegido, o dedicado a un negocio propio.En caso contrario, se le reconocerá fácilmente por eldescontento que demuestra al verse forzado a someterse aotros. Se puede esperar de él una actitud liberal, unapródiga generosidad con el tiempo y con las cosasmateriales, y un deseo notable de ser quien abra todas lasmarchas... con bombo y platillo. Pero no hay que esperarsutileza, tacto ni humildad. El Aries medio se hallabadetrás de la puerta mientras se hacía el reparto de estascualidades. También anda un poco escaso de paciencia. Enuna cafetería será rápido para la crítica, si el camareroes fresco y el bocadillo no está bueno. Pero también esprobable que, si le han servido bien, deje una propinainnecesariamente elevada.Aries es muy directo, por decirlo sin exagerar. A lanaturaleza de los regidos por Marte le son totalmente
  12. 12. ajenas la falacia y las desviaciones. Aunque la franqueza yuna alentadora honradez configuran el sello distintivo delsigno, no es buen negocio hacerle un préstamo a un Aries.Hay entre ellos quienes carecen de estabilidad y exhibenuna falta de responsabilidad infantil. Incluso los que hanllegado a madurar pueden olvidarse de las deudas en laomnipresente excitación del siempre nuevo desafío delmomento, que acaparara totalmente su atención. Claro queterminarán por pagar sus cuentas alegremente y con la mejordisposición, pero es posible que cuando los alcance, elacreedor ya se haya quedado sin aliento.Por más que Aries sea el incendiario que se abre paso en lavida con atrevimiento, iniciativa y espíritu de empresa, ensu bravura hay un extraño lunar. Sin el menor rastro demiedo, hará frente al abominable hombre de las nieves o almonstruo de Frankenstein, pero no puede soportar el dolorfísico. Nunca será un cobarde moral, pero puede portarsecomo un perfecto marica cuando algo le duele. Y el dentistano se cuenta entre sus preferidos.Todos los Aries, en algún momento de su vida, mostraránalguna forma de comportamiento temerario que les signifiquesufrir heridas en la cabeza o en la cara. También sonprobables los cortes y quemaduras, y los dolores de cabeza,a veces tan intensos que pueden llegar a la jaqueca y quees posible se originen en infecciones renales. Seráprudente que el Carnero haga de tripas corazón y visiteregularmente al dentista, que se cuide la vista, vigile sudieta, se tome en serio los dolores de cabeza y se mantengaalejado del alcohol (no sólo porque es malo para losriñones, sino porque es muy combustible cuando se combinacon el genio de Marte). Las erupciones cutáneas, losdolores en las rodillas y las molestias estomacales seencarnizan también con quienes nacen a fines de marzo ydurante abril. La constitución del Aries es fuerte y recia,si no abusa de ella, como suele suceder, por no prestarleatenci6n. Cuando lo veáis confinado en cama, y casi sinhabla, podéis estar seguros de que está realmente enfermo.Aun así, para mantenerle acostado es probable que senecesite un par de esposas. Es capaz de sobrevivir afiebres que matarían a cualquier otro tipo de personas,muchas de las cuales son producidas por su obstinadatendencia marciana a seguir adelante en circunstanciasadversas, en el momento inadecuado y con la genteinadecuada.La colérica frustración que ello invariablemente genera esla verdadera causa de sus problemas de salud. Lo queenferma al Aries es su reacción ante el retraso, y lo quele mantendrá alejado del médico es el cultivo consciente dela paciencia y de la cautelosa deliberación. Por supuesto,él no seguirá el consejo, pero de todas maneras se lasarreglará durante años para mantener lejos al médico, hastaque se desplome de agotamiento o hasta que llegue a unaedad en que alcance mayor sensatez. No hay gran peligro deque un Aries se haga drogadicto. Normalmente, no tomará
  13. 13. siquiera una píldora para dormir. Decididamente, prefierequedarse despierto (por miedo de llegar a perderse algo).A causa de su persistente optimismo, es raro que Aries (lomismo que Leo y Sagitario, los otros dos signos de fuego)sea víctima de enfermedades crónicas y duraderas, que-según ha enseñado siempre la astrología y admite ahora laciencia médica- se generan o se intensifican comoconsecuencia de la melancolía y del pesimismo. Los signosde fuego son más susceptibles a las fiebres altas, a lasinfecciones fulminantes, los ataques, la alta tensiónsanguínea y las enfermedades agudas.Dígase lo que se diga de su carácter impulsivo, rara vez sepuede acusar de tristeza a los nativos de este signo.Aunque sean sembradas, las semillas de la depresión muerenrápidamente en el suelo de Aries. Pero los Aries se aferrana la preciosa idea de que nadie mas puede hacer nada con laeficiencia de ellos, y eso puede conducirles a mildesastres. Aries llevará a la práctica sus planes conarrojo y confianza, y pocas veces se dará cuenta de queestá yendo más allá de sus fuerzas y buscándose una úlcerao un colapso nervioso. Al Aries nadie puede acusarle jamásde haraganería.Dada la candidez de su naturaleza, son personas incapacesde poner en práctica las sutiles tretas de la estrategia.Cierto Aries a quien conozco bien, con su audaz ycontagioso entusiasmo consiguió un ángel financierodispuesto a respaldar una de sus originales ideas. Cuandoel trato estaba a punto de cerrarse, y el Aries próximo arealizar sus sueños más caros, el ángel, 1ógicamente,sugirió que la operación fuera supervisada por un conocidoexperto. Nuestro Aries estaba segurísimo de que nadie podíallevarla a cabo tan bien como él y, temeroso de verse ensituación de tener que aceptar órdenes de alguien,respondió rápidamente con la característica humildad delsigno. Con un gesto de superioridad, agitó su cigarro en elaire y preguntó lisa y llanamente: <<¿De qué manera quiereusted que le diga que no, deprisa o lentamente?>>. Conigual celeridad, el ángel financiero le retiró su apoyo, yel pobre promotor Aries no tardó en convertirse en un casograve de lepra comercial. Durante muchos meses defrustración, se encontró con que quienes antes lerespaldaban sin reservas habían salido misteriosamente aalmorzar o estaban en Europa cada vez que él los llamaba.Un poco de tacto y de diplomacia podría haber evitado quesu sueño se derrumbara, pero al Carnero medio le hacenfalta muchos años para alcanzar el nivel de diplomacia deun Aries como Dean Rusk. La gente que ha llegado a la cimagracias a un esfuerzo duro y paciente ve 1ógicamente conmalos ojos la agresividad de un Aries que piensa que él,con mucha menos experiencia, sabe mucho más. Sólo despuésde muchos fracasos desalentadores aprende el nativo de estesigno a ser modesto y humilde. Pero, una vez que lo haaprendido, es capaz de hacer que un proyecto rinda como unpozo de petró1eo, agregándole muchas ideas creativas y
  14. 14. haciendo, de manera instintiva, las mejores jugadas. Sólollega al liderazgo si empieza por respetar a quienes por sucapacidad están por encima de él; pero el éxito, cuandollega, suele ser gigantesco e impresionante. Es frecuente -y resulta extraño- que los nativos de Aries creen masriqueza para otros que para sí mismos. Son muchísimos losAries que pagan alquiler durante la mayor parte de su vida,y es raro que lleguen a ser propietarios de su casa. A losde espíritu marciano no parece preocuparles que el dinerono esté ligado a ellos, quizá porque lo que ellos buscan nose encuentra necesariamente en el banco.Por mas que el Aries arremeta hacia adelante con confianza,tenga poco en cuenta los sentimientos ajenos, y su actitud-especialmente cuando es joven- sea la de <<primero yo>>,también puede ser el mas calido y generoso de todos lossignos solares. No es cruel; simplemente, cree consinceridad que él puede hacer cualquier cosa mejor quecualquiera, y es psicológicamente incapaz de quedarsetranquilo mientras los demás chapucean y fracasan. Si se leda a elegir entre el dinero y la gloria, elegiráinfaliblemente la gloria. Tiene tanto cariño por el dinerocomo cualquiera, pero aún quiere un poco más al elogio y ala fama. El Carnero tiende a tomar decisiones instantáneassin autorización de sus superiores. En su discurso puedeser satírico, y cortante en la invectiva. La có1era de losAries se desencadena con la velocidad del sonido, pero porlo general ha desaparecido antes de que su victima se hayaenterado de que era lo que la provocaba, y la sonrisainfantil y grata no tarda en reaparecer. Uno no puede menosque acordarse de cierto Carnero impulsivo, llamado NikitaKruschev, que en cierta ocasión, movido por una infantilpataleta, golpeó con un zapato sobre una mesa de lasNaciones Unidas, a vista y paciencia del auditoriotelevisivo, y que el diablo se las aguantara. En esemomento no le hacían caso, y ¿que Aries tiene el mas mínimotacto cuando no le hacen caso?Y sin embargo, este mismo Aries se quedó realmentedesconsolado al no poder disfrutar de las mágicasmaravillas de Disneylandia.A la gente de Marte se la acusa con frecuencia de tener uncarácter terrible... y lo tienen. Pero también tienen unatotal incapacidad para mantener su ira durante mucho rato y,una vez que han pasado, sus agravios quedan por lo generalenterrados y olvidados. A un Aries le duele y le sorprendeque alguien recuerde aún las cosas crueles que él dijo,pero sin intención. Si tiene oportunidad, Aries le pedirádisculpas a su peor enemigo, no importa que amenaza directapudo formular cuando era presa de la có1era. Quiere que loacepten, aunque atolondrada y deliberadamente provoque elrechazo. Es raro que los Aries se enojen con las personas.Aunque tal vez recibas tú, lector, la lluvia de chispas, elfuego va en realidad dirigido contra una idea o unasituación que le resulta intolerable.El Carnero es capaz de intentar decir alguna mentirilla, sicon eso puede pasar a primer plano o quedar a salvo alguno
  15. 15. de sus caros ideales, pero la mayor parte de las veces nose vale de mentiras... por suerte, porque siempre ledescubren. Su candor sin ambages es más rápido, y como loque mas le interesa es llegar prontamente al grano,prefiere decir la verdad. No le queda tiempo parahabladurías, ya que eso significa hablar de otros, y Ariesestá demasiado interesado en sí mismo para desperdiciar susenergías en conjeturas sobre los secretos, elcomportamiento o los motivos de quien sea. Además,normalmente para él la gente es blanca o negra; los maticesde gris no le atraen en absoluto. Sería erróneo, sinembargo, pensar que esto es prejuicio. Si en su carta natalhay fuertes influencias planetarias, la impulsivadesconsideración del Aries por los hechos puede asumir laforma de crueldad o de prejuicio, pero esto no se da confrecuencia. El Carnero típico se sentirá tan cómodo y semostrará tan auténticamente afectuoso comiendo con reyescomo con mendigos. Si se gana la reputación de prejuicioso,ello se debe a su tendencia a distribuir a la gente en doscampos diferentes -el de los amigos y el de los enemigos- yademás, esperará que cualquiera, si es amigo de él, losclasifique de la misma manera.Pese a su chocante desenvoltura, el Aries puede ser tambiénel compendio de la gracia social. Es capaz de conversardurante horas, de manera fascinante, sobre temas de los queno sabe absolutamente nada. Hay mucho pulimento en lasuperficie para cubrir ese agresivo impulso marciano. Lapaciencia para el detalle no es su punto fuerte; elprefiere dejar a otros los aspectos secundarios y mezquinosde la estadística, y en eso es bastante sensato, ya queotros los abordarán con mucha mas eficiencia. A un nativode este signo le exaspera restringirse a los hechos, porquelas lecciones de ayer le importan un rábano, y mañana estádemasiado lejos para preocuparse. Su residencia natural eshoy, a esta hora y en este minuto. El Aries se consume porcompleto en la acción del presente.Realista, sin mengua de su decidido idealismo, no es fácildar una descripción emocional de Aries. Nadie más puedeexhibir un comportamiento tan recio y enérgico, perotambién son pocos los que son capaces de su sentimentalismo,su ávida inocencia y fe en los milagros. La gente de Martees literalmente incapaz de aceptar la derrota: ni siquierala reconocen, aunque les esté mirando a la cara. En cuantoa los resultados finales de cualquier cosa, ya se trate delamor o de un partido de béisbol, son incurablementeoptimistas. Muy hábiles en el combate cuerpo a cuerpo, loscarneros se defienden mejor con la cabeza, es decir con lamente. Disfrutan al encontrar oposición porque esorepresenta un desafío, y son capaces de apartarse delcamino para ir al encuentro de un obstáculo y superarlomucho antes de que se les presente... y a menudo, cuandopodrían haberlo enfrentado desde la dirección opuesta.Tampoco se quedan esperando a que el éxito les llueva; lopersiguen con furiosa obstinación, y por eso son tan pocoslos Aries que se encuentran en las listas de quienesdisfrutan de un gran bienestar.
  16. 16. La mayoría de la gente se agota con sólo pensar en laenergía del Carnero. Pero los Aries también son capaces demostrar calma, seriedad y prudencia cuando así lo deciden.Lo lamentable es que por lo general no lo deciden hasta queha pasado la juventud y la madurez suaviza su ásperoidealismo y la avidez de su prisa. No les resulta difícilganarse la simpatía popular, pese a lo cual no sonnecesariamente buenos políticos.Thomas Jefferson y Eugene McCarthy se cuentan entre lasraras excepciones a la regla. La mayor parte de los Ariesque se han lanzado a la carrera política han tenido unacarrera relativamente breve o azarosa. En Estados Unidos noha habido un presidente Aries desde John Tyler, en 1840.Para el Aries medio, la política resulta una actividaddifícil. Por un lado, los Aries no son los mejoreseconomistas del mundo.Además, son impulsivos al hablar y no soportan los rodeos,dos características fatales para un político. La mayoría delos políticos esperan a ver que es lo que quiere el puebloantes de dar a conocer su propia posición. El Aries mediotiene sus propias ideas de lo que necesita el pueblo, loque éste realmente quiere no le interesa, y ya se ocuparáél de que lo tengan, antes de lo que políticamente pudieraser conveniente. Así y todo, es tan idealista que cuando seencuentra frente al público, enciende su imaginación y lehace volver a tener fe en sí mismo.El fresco candor de Marte puede despejar el humo de lastrastiendas políticas como si fuera una brisa.Sin embargo, la mayoría de la gente de Aries tiene máséxito en los negocios o en las artes creativas, donde ellosson muy necesarios. Otros pueden destacarse en eldesplazamiento de la estrategia. Gente con una mente másserena y mentalidad más práctica puede ser mejor paralograr una organización eficiente. Pero sin la accióndirecta, la energía y la originalidad del Carnero, el másdeseable de los proyectos se vendría abajo o no conseguiríaavanzar mucho.Es posible encontrar algún Aries que sea tímido, pero jamásencontraréis uno que no tenga una posición bien definida.Es difícil expresar la propia individualidad, cuando unoestá cerca de ellos. Aries es mucho más feliz cuando hablade sí mismo y de sus planes que de cualquier otra cosa opersona (excepción hecha del ser amado, cuando se encuentrainmerso en un romance). Una vez que alguien se ha ganado suinterés -y tiene mucha suerte- el Aries le escuchará conatención, especialmente si las ideas de su interlocutor soninteresantes y progresistas. Se sentirá encantado con el, ypondrá a su disposición tiempo, dinero, simpatía y lealtad.Si un amigo está en el hospital, es posible que Aries seolvide de enviarle una tarjeta, pero le buscará el hospital,lo llevará allí en su propio coche y 1o recomendará a supropio medico (que, naturalmente, será más eficiente que
  17. 17. Pasteur). Cuando se decide a ayudarle a uno en unasituación difícil, Aries no vacilará ante ningún esfuerzo.Pero hay que demostrarle gratitud, eso si. Se sentiráprofundamente herido, si es que no se enoja sin mas ni mas,al comprobar que no apreciáis sus agotadores esfuerzos, quevan mucho mas allá de lo que requiere el deber y,probablemente, exceden también en mucho lo que vosotrosqueríais o necesitabais. Disfruta haciendo favores, ycuanto mayor es el gesto caritativo, mejor, pero el Carneroquiere que se le reconozca lo que ha hecho. Sin embargo, esprobable que aunque no se le den las gracias, no se nieguea volver a ayudar. Su gran fe en sí mismo só1o encuentraparangón en su ingenua confianza en los demás, y por esoestá casi constantemente desilusionado y quejándose de quealguien le ha traicionado. Claro que eso no le afectadurante mucho tiempo. Se rehace, se sacude el polvo, y notarda en estar otra vez dispuesto para volver a quemarse,tras una típica orgía de depresión tan breve como violenta.Aries da tal impresión de sinceridad que resultasorprendente la decisión con la que defiende como si fueraun hecho algo que él sabe -o debería saber- que no esverdad. Acusadle de falta de honradez y se os quedarámirando atónito, bien abiertos sus cándidos ojos por elhorror de que podáis dudar de él. Es capaz de vendarse losojos y ponerse tapones en los oídos para excluir algo en loque no quiere creer. Incluso cuando su posición escompletamente insostenible, seguirá valientemente al piedel cañón, luchando con total convicción por la causaperdida. Pero también, en un momento de decisión rápida,puede cambiar de idea respecto de alguna opinión que unohabría considerado innata en él, y cuando esto sucede, sele hace imposible volver al punto de vista anterior, yhasta recordarlo siquiera. Su urgencia por arrojar elpasado al cesto de los papeles y seguir adelante a todavelocidad (una de las principales razones de su buenaadaptación a los lugares y a la gente nuevos) le lleva apensar que quienes intentan razonar con el estáninterfiriendo en su progreso. Entonces puede darse el casode que arroje a los cuatro vientos el escaso tacto queposee. Los ultra conservadores, que pesan cada palabra ycada decisión, sacan de quicio a las almas de Marte, quepueden ser inequívocamente claros y significativos paracomunicar su fastidio y su frustración. Así se comprende,pues, porque en ocasiones se hacen tan acérrimos enemigosde gente mayor y más prudente.Aries tiene en su naturaleza una faceta de inocencia y deavidez, y una especie de fe ingenua, eterna y alegre,mezcladas con el fervor ciego del cruzado nato. Marte es decuernos duros como el diamante, y difíciles de romper.Es frecuente que lo vea todo rojo, pero cuando las chispasdesaparecen, se vuelve tan alegre y amistoso como unamargarita. Su metal es el hierro, y su fuerza indoblegablele da nueve veces mas vidas que a otros para vivir; nueveveces mas oportunidades de ganar la batalla. El fuego queconsume su espíritu puede ser una antorcha llameante que
  18. 18. ilumine el camino del valor para cualquiera capaz dereconocer su idealismo.Es el que abre caminos, el que siempre lleva adelante a losotros hacia una meta imposible. Su fe, bella y férrea, espura, sin asomo de aleación con la hipocresía y la codicia.Es raro que amase una fortuna, y si llega a hacerlo, notendrá tiempo para detenerse a contarla. Podéis contar consu dinero, su ropa o su tiempo. Él siempre tiene algo quele sobra, por mas estrecho o pobre que pueda encontrarsemomentáneamente. El Carnero sabe que el pan que se arroja alas aguas no sólo alimenta su yo y vuelve en mayor cantidad,sino que hace feliz a la gente, y esa es una de las cosasque mas le gustan en la vida.Para Aries, los milagros son a dos centavos la docena, y sise os acaban, el os hará unos cuantos mas, envueltos enhermosos sueños de color escarlata.Personalidades Aries famosasEugene McCarthyAndrew MellonJ. P. MorganWayne NewtonLily PonsJoseph PulitzerSimone SignoretHarold StassenThomas DeweyBernard GimbelHarry HoudiniHenry JamesThomas JeffersonGeorge JesselNikita KruschevClare Boothe LuceLeopold StokowskiGloria SwansonLowell ThomasArturo ToscaniniPeter UstinovVicent van GoghWernher von BraunTennessee WiliamsEl hombre AriesYo voy por mi camino, dijo,y cuando encuentro un riachuelo en la montañale prendo fuego...Así que de cualquier maneraentraré en el jardín,y no me importa lo que suceda.
  19. 19. Ese ser que está allí haciendo una llamada telefónica, ¿esuna dínamo cargada eléctricamente? ¿Es una antorchaflameante?¿Es una explosión, un pájaro... o es Superman? Vaya,prácticamente si. Es un varón Aries, lo cual se le aproximabastante.Esperemos, lectora, que sepas lo que pretendes. Si esemoción, el hombre Aries te la ofrecerá a raudales, y raravez un instante de aburrimiento atenuará el chisporroteo.Pero si lo que buscas es la seguridad y la satisfacción deun amor tranquilo, entonces te has equivocado de cabinatelefónica.Aries puede abrumarte en un minuto con su ardor apasionado,y al minuto siguiente mostrarse tan frío como un oso polar.Si le ofendes o pierdes su interés -o ambas cosas- esanaturaleza marciana, cálida e impulsiva, se helará alinstante, y volver a encenderla puede significar tener queempezar todo desde el principio, desde el Acto I, Escena I.Los hombres Aries rebosan ideas y energía creativa.Mantenerse a su altura puede ser agotador, pero vale másque lo hagas, mentalmente por lo menos. Es típico de Ariesdejar atrás a las tortugas, sin volver la vista.Probablemente su aspecto y su manera de actuar sean masjuveniles que la primavera, lo cual puede ser encantador;pero es posible que esa aura de juventud persista en susactitudes mentales y emocionales hasta que madure, cosa queno le sucede muy pronto en la vida. Aries es impaciente conlos apocados, es audaz y confiado, va siempre por delantede los demás, y más de una vez por delante de sí mismo.Puede ser el espíritu de la generosidad y prodigaralegremente a los extraños su tiempo, su dinero, susimpatía y sus posesiones. Pero también puede ser, cuandola satisfacción de sus deseos se retrasa o cuando se veobligado a frecuentar gente que no le responde,exasperantemente intolerante, desconsiderado, egoísta yexigente.Cuando se trata de amor, su actitud desaprensiva esabsolutamente pasmosa. Se zambullirá en una aventura, conla total seguridad de que es el único amor verdadero desdeque el mundo es mundo, tal vez con la excepción de Romeo yJulieta. Si la relación se rompe, el juntará los pedazos yrecurrirá a cualquier procedimiento para salvar el difuntoromance. Si es irreparable, empezará todo de nuevo, con unanueva Julieta, lo mismo que la primerísima vez. Por maserrores sentimentales que haya cometido, el Carnero estáseguro de que su verdadero amor, su alma gemela, estáesperándole en el próximo sueno. Y a menos que tú seas unamujer de Escorpio, el Aries es tan apasionado como pudierasoñarlo cualquier mujer. No es mucho lo que deja por desear.Es tan idealista y susceptible al sentimiento que sabrásacar el jugo a todos los cosquilleos, suspiros, éxtasis ypoesía que sea posible exprimir de una relación.Aries es incapaz de quedarse a mitad de camino. Se entregatodo entero al interés ardiente del momento.
  20. 20. Es posible que tengas que vértelas con uno de los mástranquilos y te parezca una oveja. Pero no te dejes engañar.De todas maneras, el que lo rige es Marte. ¿No hablademasiado? ¿No es manifiestamente exuberante e impulsivo?Bueno, yo también conozco uno de esos. Pero te doy mipalabra de que, si pudieras ver por dentro esa cabeza dura,descubrirías que los sesos le giran aproximadamente adoscientas revoluciones por segundo. Siempre que teencuentres con uno de esta clase, que a primera vista noparezca tener el típico impulso marciano, examina losarchivos del negocio en que se ocupa, y no tardarás enconvencerte de que se trata de Aries. Después, pregúntalesa las chicas que han salido con el. Probablemente teresponderán con una risita. <<¿Él? ¿Falto de genio? ¿Tímido?Tú debes estar hablando de algún otro>>. Después de untiempo empezarás a ver clara la imagen. Ese aspecto serenoes la máscara de un corazón ardiente y de una inflexiblecapacidad comercial. Naturalmente, es más fácil enamorarsede uno de los Aries simples y directos, que no se privan dedemostrar el entusiasmo que les despierta todo, desde laspatatas fritas al automovilismo, sin olvidar los paseos ala luz de la luna.No hay otro signo solar capaz de ser tan escrupulosamentefiel como Aries cuando está de veras enamorado. Por locomún, su honradez le impide cualquier engaño, y suidealismo le mantiene a salvo del deseo de engañar. Noimporta lo que digan los libros, la promiscuidad no es unhábito de Aries, ni siquiera los flirteos a la ligera,cuando se ha enamorado profundamente y de corazón. Lo queél busca es un romance de novela, y los romances de novelano admiten una actitud frívola respecto al amor y al sexo.Las otras chicas fueron antes que tú aparecieras. Conozcoun Aries que con frecuencia inicia los comentariosreferentes a su pasado, dirigidos a su amor actual,diciendo: <<Eso fue antes de nosotros>>.Claro que hay que estar alerta por lo que pueda sucederporque, a pesar de su sinceridad en su actual devoción y ensus promesas de total lealtad (que, a no dudarlo, sonabsolutamente veraces), su necesidad de romance es tanintensa que es capaz de irse a buscar en otra parte si supareja no mantiene constantemente vivas sus ilusiones. Enel minuto en que permitas, lectora, que vuestro amor pierdael tinte novelesco, es posible que él se salga del caminorecto. Y para que lo sepas sin lugar a duda, para él unamor novelesco excluye irse a acostar por la noche con unamujer que se ha untado el pecho con ungüento para la tos.También excluye ser testigo de detalles de tu intimidadpersonal, tales como pintarte las unas, cepillarte losdientes, teñirte el pelo para quedar mas rubia, arrancartela piel quemada por el sol, recortarte la cutícula odiscutir durante horas por teléfono con tu madre. Para sumentalidad, esa no es la forma en que se conducen lasprincesas en las novelas. Y Dios sabe que Julieta jamás sehabría sentado con los pies sobre una mesita, a mascarchicle y ver la televisión. Perfúmate cuando él esté en
  21. 21. casa, y charla con tus amigas cuando no esté. Se le hacedifícil pensar que es el Príncipe Encantador si cuando tebesa para despertarte tu le respondes con un ronquido o ledices: <<Haz el favor de dejarme dormir, ¿quieres?>>.Y realmente, dime si es así como debió reaccionar la BellaDurmiente al despertar. De manera que cuídate de saludarletodas las mañanas sin aliento y con los ojos húmedos,recién salida de tus sueños, maravillada de encontrar suhermoso rostro. Y no dejes de hacérselo saber.Cuando su pareja descuida los aspectos románticos, el varónAries se queda en principio con el corazón destrozado.Después se enoja y va en busca de una princesa que noronque ni haga ese tipo de cosas. Por lo que a él serefiere, no es ninguna falta de honradez. El no rompióninguna promesa; la rompiste tú. Tú, que le hiciste pensarque eras un delicioso ruiseñor que canta a la luz de laluna, como dice su canción favorita. Y ahora ha descubiertoque en realidad eres una ardilla parlanchina o un pajarracofastidioso, y el impacto te arranca de su mundo celestialde coros angélicos y campanas que repican cada vez que élte toca la mano. ¿Cómo pueden repicar las campanas si tútienes siempre las manos llenas de ceniceros para lavar, ycómo puede él oír los coros si tú le reprochas que dosnoches seguidas ha llegado a casa después de medianoche?(Lo cual es cierto, claro, pero ¿quién eres tú para creerque puedes vigilar sus movimientos? El matrimonio no es unaprisión, ni tú eres su guardiana: esa es la actitud deAries.)Si aprendes a abrir los ojos y a mirarle a través de unabruma, y todas esas cosas, se quedará muy feliz contigo, ypor ti ignorará a todas las mujeres del mundo. Es muyimprobable que el Carnero se complique físicamente con másde una mujer a la vez (a menos que en su carta natal tengacomo ascendente Géminis, o alguna influencia de Venus).Sencillamente, eso no concuerda con su imagen de un amorverdadero y perdurable. La decisión de romper con elantiguo vínculo la tomará siempre antes de que el nuevo sehaya tornado muy profundo. Y no te faltarán advertencias:es muy raro que un Aries pueda fingir una pasión que nosiente. Con eso sólo, ya no es posible que el calibre delengaño sea muy grande. Además, ahora tú ya sabes que hacerpara mantenerle dentro de las paginas de la novela.Para retenerle, hay que ser una combinación de Grace Kelly,Ursula Andress, Marie Dressler, Madame Curie y la ReinaVictoria, con un poquito de Clare Boothe Luce para matizar.No hay princesa que, por sí sola, pueda satisfacer suimagen ideal. Es toda una hazaña convencerle de que una essuperior a todas las demás mujeres, pero quien lo logrehará de él un hombre impecablemente fiel. Y vale la penaintentarlo, porque así como Aries se zambulle de cabeza enun romance, también huye de él con la misma decisión. Estan idealista como egoísta, lo que quiere decir que nosoporta admitir que se ha equivocado, o que el amor que eleligió pueda morir. Así y todo, no hay que olvidar que paraél pueden ser insoportables situaciones que otros
  22. 22. considerarían normales. Después de una separación, si loencuentras en un estado de ánimo adecuado, es posiblereavivar el fuego del romance, pero para eso hay que actuarcomo si jamás hubiera existido intimidad alguna. Paraganarle habrá que jugar fuerte, porque le entusiasman losdesafíos. Y si alguna vez surgen problemas, será mas fácilperdonarle un extravío si recuerdas que fue causado por unimpulso repentino, después que su ruiseñor dejó de cantar ala luz de la luna, y no fruto de la búsqueda deliberada deuna frívola aventura. En realidad, el adulterio resultadesagradable a la honradez de su naturaleza. No pongas enpeligro el futuro. Ya que tienes la llave mágica de sucorazón, úsala.Y si se te ocurre la idea de jugar con él el juego delflirteo... descártala. Con Aries, probablemente tu primeraindiscreción será la última. Un susurro o una miradainsinuante a otro hombre puede bastar para que le pierdas,y no hablemos de una infidelidad real. Él insiste en ser elprimero en todo, y puedes apostar tu recuerdo mas querido aque eso incluye ser el primero en tu corazón. Aries esposesivo y extremadamente celoso. Solamente el varón de Leoes capaz de enfurecerse más que él ante la sola idea de unatraición de su amada. Y lo que empeora las cosas, es que elCarnero jamás te concederá la fe ciega que espera de ti enasuntos de amor. Simplemente, tienes que entender que susanimadas conversaciones con otras mujeres son inocentes,porque él exige para el contacto social toda la libertadque le niega a su pareja, y mas aún. Tu amante marciano tecolocará en un pedestal y esperará que permanezcas allí. Nomuevas ni un dedo, ni siquiera des la impresión de quetienes ganas de moverlo.El hombre Aries es rebelde por naturaleza. Le encantadesafiar a la autoridad, y piensa que el nació mas vivo quetodos los demás. Es posible que eso sea así, pero a lamayoría de la gente no le gusta que se lo digan. Aconsecuencia de su forma temeraria de imponer susuperioridad, es posible que más de una vez se pele lafrente. Como él necesita conducir y se niega a ir detrás,los que tienen mas poder que él le darán mas de una vez unalección de humildad. En esas ocasiones, tú sales ganando,porque a ti recurrirá en busca de consuelo y seguridad parasu yo magullado. Entonces te darás cuenta de que su fachadaconfiada y agresiva oculta un complejo de inferioridad,pero el preferirá morir antes que admitirlo. La mujer quetrate con suave y absoluta devoción su pulverizadaconfianza es la que cuenta con más posibilidades deconservar su afecto. Jamás cometas el error de estar deacuerdo con su momentáneo enemigo, ni de intentar ser justay ver la otra cara de la situación conflictiva. Tú debesamar lo que él ama y odiar lo que él odia. En el amor y enla amistad, Aries exige la misma lealtad orgullosa eincondicional que él brinda. Es su código, y si no puedesajustarte a él, búscate otro hombre.En la naturaleza de Aries no hay lugar para tretas sutiles.No es nada difícil reconocer cuando, para un hombre de este
  23. 23. signo, una relación se ha terminado. La frialdad y elaburrimiento en su voz y en sus modales seráninconfundibles, y generalmente irán acompañados de unasincera declaración que exprese las cosas con cristalinaclaridad. Por otra parte, una fogosa explosión de có1era esmenos grave, y significa que su disgusto no es,probablemente, mas que un estado de animo pasajero y que elromance puede salvarse. Con los Aries, el hielo es mástemible que el fuego.A los hombres de Aries no les gustan los juegos. Ariesenfoca las cosas de forma directa, tanto en el romance comoen los negocios. Una vez que el amor ha sido reconocido,Aries no perderá un segundo, pero cuidado: deja que quienlo reconozca sea él. No le persigas, no le llamesfrecuentemente por teléfono, no le mires embelesada ni ledeclares tus sentimientos hasta estar del todo segura deque la pasión es recíproca. La manera más rápida deperderlo es tomar la iniciativa. En eso, como en todo, ellíder tiene que ser él, y si no se lo permites, puededesinteresarse con una rapidez tal que te dejará tanatónita como aplastada. Sin embargo, cuando ya estéiscomprometidos en firme, no te muestres demasiadoindiferente, porque buscará en otra parte quien le presteatención. Con un Aries, el amor es como caminar por lacuerda floja entre un cálido interés y un desapegodistraído. Tendrás que ser prácticamente una artista deltrapecio. No corras tras el, pero tampoco le huyas.Cuélgate una mascota al cuello, búscate un trébol de cuatrohojas y pídele un deseo a la primera estrella. Con esoconseguirás tanto como con una estrategia metódica y formal,y probablemente mas. Incluso después que seas suya, tienesque mantenerle en suspenso. Al mismo tiempo, Aries necesitala seguridad de que tu amor sigue presente. Aprende a vivirasí... o aprende a vivir sin Aries.En cuanto a lo positivo, aunque tu amante Aries insista enser el primero en la relación, será también el primero endecir que lo lamenta cuando hayáis reñido, y el primero enestar a tu lado cuando le necesites. Cuando estés enferma otriste, no se separará de ti. Para complacerte gastará eldinero con prodigalidad y buena disposición (si es untípico hijo de Marte). Te hará un cumplido por tu aspectoexterno, apreciará tus capacidades y será un compañeromentalmente estimulante. Por más que pueda ser mandón yperder los estribos por una bagatela, rara vez dejará queel Sol se ponga sobre su ira, sin hacer las paces. Tú seráslo más importante de su vida, pero él espera que tú losepas, y espera recibir afecto y atención cuando estáexcitado por alguna idea nueva que se apoderó de su interés.Quiere ser él todo tu mundo, pero a diferencia de otroshombres, si tú eres su igual te dejará que compartas elsuyo.El varón Aries espera que la dama de sus sueños sea almismo tiempo ultra femenina y desenvuelta. La quierecompletamente independiente, pero dispuesta a marchar unospasos detrás de él. Espera que le elogien y le demuestren
  24. 24. devoción, pero sin entrar jamás en el papel de humildeesclava. ¿Todavía estás conmigo? Bueno, que muchacha tanvaliente. Pero hay más. Aries es capaz de decir cosasamargamente crueles y sarcásticas cuando su yo está herido,cosas que él dice sin la menor intención, pero que a tipueden destrozarte el corazón si no lo entiendes. Y despuésesperará que le perdones y que te olvides con la mismafacilidad que él. Tendrán que gustarte todos sus amigos,aunque él se reserve el derecho de aburrirse con los tuyos,pero lo que querías era un hombre, ¿no? Y en tu compañeroAries sin duda lo has encontrado. Si eres una mujer deverdad, vuestro amor puede ser la envidia de todo el pueblo,como el de Romeo y Julieta (sin la tragedia, claro).Una vez que te hayas casado con él, Aries será el dueño dela casa o se ira de ella. No aguanta que le molesten enpúblico ni en privado, y mucho menos por la forma en quegasta su dinero. ¿Acaso no se lo gana él? ¿No es su dinero?(A veces, ese pronombre posesivo puede ampliarse hastaabarcar también el dinero que ganas tú.) Es posible que nosea capaz de equilibrar del todo el presupuesto -y es porpura bondad que lo digo con tanta delicadeza-, pero nointentes encargarte tú de ello, aunque toda la vida hayassido un genio en matemáticas. Jamás quieras interferir ensus asuntos financieros. Es esencial que sea siempre élquien ajuste los cordones de la bolsa. Si es un Ariestípico, será generoso con el dinero, y te dará todo lo quenecesites. Podrás tener tu bolso de piel de víbora cuandoél se haya comprado la cartera de cocodrilo.Puede ser un poquito egoísta, pero jamás tacaño.)Aunque pueda cambiar frecuentemente de trabajo hasta quellegue a ser su propio patrón, un Aries no te dejará morirde hambre. Encontrará manera de conseguir que el dinerosiga llegando, por más que se vuelva a marchar con la mismarapidez. Será mejor que ahorres algunas monedas de lasgrandes en el cerdito de porcelana y le des la sorpresacuando mas las necesite, porque no es probable que élahorre mucho (a no ser que tenga algún elemento positivo,como la Luna en Capricornio o en Cáncer, o un ascendenteque le predisponga a hacer economías).Con cada bebé que tengáis, él se conducirá como el delicadoy orgulloso papá de tus sueños. Es posible que mas adelantesea un poco mandón con los niños y trate de imponerles suscarreras. Será un padre tierno y maravillosamente divertido,pero es posible que haya que recordarle que los chicosnecesitan de la independencia tanto como él. El de padre es,decididamente, un papel que a él le gusta. El béisbol, lascharlas sobre aves y abejas, el fútbol, salir a cenar consu mujer, la serie completa. Pero no le des la impresión deque alguno de los pequeños es más importante que él para ti,porque entonces la cosa dejará de gustarle.Una vez casados, la mujer de Aries puede seguir adelantecon su carrera, si así lo desea. Lo más probable es que élno se ofenda, siempre y cuando su cónyuge no brille más que
  25. 25. él. Es importante que recuerdes que le resulta más fácilperdonar las sopas de lata o las comidas congeladas que lafalta de fe en sus ideas.Estimula su independencia, pero procura doblegar -contacto- su carácter impulsivo. El conductor debe ser él,porque si no, la vida no vale la pena. Su gran entusiasmoburbujeante puede morir una triste muerte si le echas uncubo de agua fría o, con una negativa, provocas uncortocircuito en su energía positiva. En el momento en quepierda su autoridad, en el trabajo o en casa, suestimulante optimismo se convertirá en sombrío descontentopara acabar finalmente en un decidido desinterés. No estáen su naturaleza someterse. Aries es hombre entre hombres,y su mujer jamás debe destruir su masculinidad, sin queella pierda su individualidad tampoco. No intentesmanejarlo, ni dejes que él te maneje. Un marido de signoAries no aguantará que su mujer tenga todas las nochesreuniones en el club, pero no tolerará tampoco una esposaque se pase todo el día en casa tejiendo manteles ycubrecamas. Se trata de alcanzar un término medio. Y siaciertas, piensa que algún día serás la única Julieta depelo blanco en tu círculo, con un marido que seguiráponiéndose romántico cuando se hayan cumplido vuestrasbodas de oro. Es todo un desafío, si eres romántica... yclaro que lo eres, porque si no, para empezar, no tehabrías metido con un Aries.La mujer Aries-¿Pero es que no vas corriendo a ayudarla? -preguntó Alicia.-¡Es inútil, es inútil! -dijo el Rey-.-Corre con tan tremenda rapidez que sería como intentar darcaza a un Bandersnatch.¿Conque estás enamorado de una muchacha Aries? Pues no sési felicitarte o compadecerte.Cuando Byron escribió que <<el amor del hombre es cosaaparte de la vida del hombre; para la mujer es toda suexistencia>>, se olvidó de que había mujeres Aries. Unamujer Aries puede pensar que el amor es toda su existencia,pero está demasiado absorta en el mundo que la rodea, porno hablar de lo vitalmente absorta que está en sí misma,para que el amor sea realmente el comienzo y el final de suvida. Aries puede pasarse sin un hombre más fácilmente quecualquier otra mujer.Claro que pasarse sin un hombre no significa pasarse sinromance. La mujer Aries necesitará siempre de ese héroe desus sueños por quien suspira en su corazón. Es posible queesté muy lejos en el tiempo y en el espacio -o simplementeinvisible e inaccesible, oculto en las nieblas del mañana-,pero en una lluviosa tarde de abril, nuestra amiga estarápensando en él.
  26. 26. Rondará sus pensamientos cuando caiga la primera nevada,cuando ella escuche cierta canción o vea destellar unrelámpago. Sin embargo, por más que suspire por él, si nose da en forma inmediata la presencia física de un varón,la mujer Aries no le echará terriblemente de menos.Cualquier cosa que él pudiera hacer, yo puedo hacerla mejor:eso es lo que ella piensa.La muchacha Aries se abre sola las puertas. También se ponesola el abrigo, libra sus propias batallas, se aparta ellasola la silla, llama el taxi y se enciende el cigarrillosin necesidad de ayuda masculina. Para ella, hacerlo solaes la manera mas rápida de hacer algo. Naturalmente, no esuna actitud que guste demasiado al vulnerable ego masculino.La joven marciana está decidida a tomar la delantera, a serla primera en emprender la acción, y en ello incluye tomarla iniciativa para empezar un romance. Entre todos lossignos solares, son las mujeres Aries las que másprobabilidades tienen de declararse, especialmente si elhombre no se decide a hacerlo. Y, amigo mío, ese es elúnico momento en que puedes demostrarle sin peligro tussentimientos: cuando ella se te declare. Si lo haces antes,estás corriendo un albur. Ten mucho cuidado con tusiniciativas cuando la chica es Aries, porque a ellas lesgusta dirigir la relación amorosa. Mas vale que te aseguresbien de haberte metido su corazón en el bolsillo antes deintentar rodearle la cintura con un brazo y darle un besode despedida, porque si no, es posible que te lance ungancho de derecha en la mandíbula y huya como unacervatilla asustada.Pero no te confundas. La razón de su huida no es sumodestia virginal, ni el miedo a tus apasionadasintenciones. Con eso puede arreglárselas muy bien. Siescapa es por el temor de verse complicada con un esclavoreverente o con un cachorrito enamorado, porque cualquierade esas cosas le arrancaría lágrimas de aburrimiento.Muéstrate indiferente, mantenla en la incertidumbre, y lomás probable es que sea ella quien te arrincone. Un hombreque se resiste a su influencia es siempre seductor para unaAries, que no puede entender que él no está fascinado porsus indudables encantos. Entonces, su naturaleza marcianano dejará piedra sin mover para demostrar que ella esdeseable, aunque él no le despierte ningún interés duradero.El arquetipo de la mujer de este signo es Scarlett OHara.Como ella, la joven Aries conseguirá tener a sus pies atodos los varones existentes en ciento cincuenta kilómetrosa la redonda, mientras su terco corazón se derrite por elúnico hombre que, por la razón que fuere, le resultainaccesible. Como Scarlett, la mujer regida por Marte escapaz de adaptarse rápidamente para sobrevivir, para hacerfrente a un ejército que avanza y para, con heladatranquilidad, atravesar de un balazo la cabeza de quiensignifique una amenaza para sus seres queridos.El momento en que Scarlett muestra mejor lascaracterísticas del signo es cuando hambrienta, sola y sin
  27. 27. amigos, sin aguantar a que un hombre corra en su auxilio,levanta los puños al cielo para gritar: <<Sobreviviré, yjamás volveré a tener hambre... ¡Pongo a Dios como testigode que aunque tenga que mentir, estafar, robar o matar,jamás volveré a tener hambre!>>. Y mucho después, con elcorazón destrozado, muerta la hija que amaba y cuando elúnico hombre que ha amado en su vida está a punto deabandonarla, esta mujer típica de Aries todavía es capaz dedecir: <<Ya se me ocurrirá la manera de hacerle volver.Jamás ha habido hombre a quien no pudiera conseguir, si hepuesto en él mi mirada... Después de todo, mañana será otrodía>>.Si, Scarlett OHara nos da una nítida imagen del primersigno solar del zodiaco, con toda la fuerza de Marte y consu capacidad para rehacerse de la tragedia; apta paradesempeñar hasta sus últimas consecuencias el papelfemenino, con sus caídas de ojos y una oportuna lagrimita,pero igualmente capaz de hacer un trabajo de hombre cuandono hay hombre a mano. Un cuidadoso estudio del personajeScarlett permitirá al lector tener una clarísima imagen delo que le espera con una Aries... y, naturalmente, tambiénde las recompensas que puede esperar después de habertenido la valentía de cortejarla. Es posible que su impulsoagresivo sea difícil de soportar, pero su radianteoptimismo y su fe en el mañana pueden resultar muyestimulantes.A las muchachas Aries les encanta que las halaguen, perocon sinceridad. Hazle saber a tu chica que la admiras, perosin ser demasiado florido ni meloso. La lealtad de lasAries en amor es total, siempre que su galán sepa mantenervivo el sentimiento, porque son muy sentimentales. En ellasse da la contradicción típica del signo: no quieren que laspersigan, pero pierden rápidamente el interés por quien semuestra demasiado indiferente. Una Aries no quiere un varóncompletamente dominante, pero tampoco se entusiasmará porun hombre que se eche a sus pies para adorarla. Antes deque el amor pueda aportarle la felicidad, la mujer Ariesdebe responder al eterno desafío de Marte: el intenso deseode controlar al amante, en conflicto con el secreto anhelode ser controlada por él. Increíblemente idealistas, sonmujeres que a veces buscan en vano el valiente caballero dearmadura resplandeciente que las embargue de emoción yconquiste el mundo para ofrecérselo en bandeja, sin que esoles haga sacrificar su virilidad. Como tal personaje noexiste más que en los cuentos de hadas y en las leyendas dela corte del Rey Arturo, es frecuente que la mujer Ariesande sola, sin estrella que la guíe. Sus días son luminososy llenos de emoción, como oscuras y llenas de nostalgiasuelen ser sus noches. Sin embargo, cuando sus sueñosderrotados se convierten en ardientes cenizas, cuando yauno piensa que la llama se extingue, Aries se levanta de unsalto para encender otro fuego.Para amarte, la mujer Aries debe estar orgullosa de ti,pero no exageres tu importancia hasta el punto de dejar deprestar atención a los talentos y las capacidades de ella.
  28. 28. Aunque te exija mucho, te lo devolverá con creces. La jovenAries puede ser generosa en exceso con su tiempo y sucompasión, compartir alegremente posesiones y dinero, perocuando se trata del amor es lista y llanamente avara. Encuanto a las relaciones amorosas, su lema es <<lo que esmío, es mío>>, y no hace falta mucho para provocar unaexplosión de celos. No se te ocurra admirar en presencia deella a tu actriz favorita, ni tener demasiadas atencionescon sus amigas. El hombre casado con una mujer Aries harábien en buscar un secretario varón. Si no siente que es laprimera para ti, en todos los sentidos, no tardarás enpreguntarte por que han desaparecido tan rápidamente laintensidad de la pasión y la emoción subyugante. Cuando lamujer Aries se siente realmente herida, su fuego seconvierte en hielo. Su fuego arde intensamente y seextingue con rapidez; su hielo puede ser eterno. No loolvides, si es que ella te interesa en serio... y es pocoprobable que ella quiera interesarte de ninguna otra manera.Aries juega a todo o nada.Son mujeres que ponen a su amado en un pedestal y esperanque viva de acuerdo con una imagen de imposible perfección,negándose tercamente a advertir que tiene los pies dearcilla, hasta que se le aflojan de tal modo que inclusoella tiene que notarlo. Jamás critiques al amante, almarido o a los hijos de una mujer Aries, a menos que tehayas puesto un traje de amianto. Son mujeres capaces deser exigentes, egoístas, y de hacer observaciones hirientessi alguien arroja un cubo de agua fría sobre lo que es suyo.Pero también pueden ser gentiles y delicadas cuando se lassabe tratar.Como las Aries prefieren la compañía masculina a lafemenina, y solicitan la admiración de todos los hombresque las rodean, entre los nueve y los noventa años, con unade ellas te sobrarán las oportunidades de sentir losaguijonazos del pequeño monstruo verde de los celos.Olvídate de ellos. Si ella se mostrara contigoorgullosamente posesiva, ni por un momento aguantará que túseas posesivo con ella. Una mujer de este signo insiste entener completa libertad, tanto antes como después decasarse. Vaya donde vaya y haga lo que haga, tendrás queconfiar en ella, por más que ella no tenga en ti una fesemejante (a menos que haya aprendido por las malas acontrolar sus emociones). De todos modos, la cosa no es tandura como parece, porque una vez que Aries se entrega deverdad, es fiel. Es raro que la joven Aries pueda amar ados hombres al mismo tiempo; simplemente, su honradez no lepermite el engaño. Si no median circunstanciasexcepcionales, te hará saber con toda claridad que su amorha muerto antes de entablar una relación seria con otrapersona.Es una mujer capaz de pasión profunda y de místicoidealismo, entretejidos de las maneras mas extrañas. En unarelación que ella sienta como auténtica y perdurable, nohabrá lugar para reticencias, astucias femeninas, maniobrasde coquetería o juegos tontos. Su amor es directo, como su
  29. 29. forma de hablar y de actuar. Hay algo limpio y fresco en lasencillez de sus emociones que, así y todo, la llevan aveces a aguas demasiado profundas para ella. Es posible quetengas que domesticarla un poquito, pero si te ama deverdad, lo aceptará con una docilidad sorprendente.Las mujeres de Marte suelen ser mujeres de carrera, capacesde desenvolverse bien en la misma profesión que un hombre,desde corredor de Bolsa a agente inmobiliario. Tambiénpueden lucir un lindo perfil o una pierna bien torneada enocupaciones estrictamente femeninas, como la de actriz o lade modelo. A veces resulta difícil conseguir que unamuchacha así deje su trabajo por un hombre, si es unacarrera o una profesión autentica. Tal vez durante untiempo lo abandone todo, mientras se sienta inundada por elresplandor del romance y se imagine una casita de novelapara los dos solos, junto al mar (ya que es típico de laimaginación Aries ir directamente a las partes gratas eignorar las aburridas). Pero cuando haya que darle una manode pintura a la casita, cuando en el techo aparezcangoteras y el resplandor inicial comience a oscurecerse, esposible que Aries se ponga ansiosa por sacar de nuevo arelucir su carta de trabajo. No hay que impedírselo. Serámucho más feliz y se sentirá más enamorada -y hasta másdulce- si se le permite llenar sus ratos de ocio con algoque le interese. Las emociones insatisfechas pueden llevaral marciano a convertir un grano de frustración en unamontaña de problemas.Prácticamente, no hay nada a lo que una mujer de ese signosea incapaz de hacer frente. Ya se trate de una cosaimportante o simplemente de algo que se le ocurra paraalegrar su vida, algún intento hará por conseguirlo, sinimportarle si es práctico o no. Conozco una mujer Aries que,por razones financieras, se vio obligada a vivir durantevarios años en dos habitaciones, con el marido, cinco hijosbien inquietos y un perro. Es una situación bastantesofocante y cuya sola perspectiva puede despertar algunasdudas en una mujer con sentido común. En una marciana, no.Esta se las arregló para enfrentarla, aunque quizás algunavez sufriera momentos de malhumor. Cuando estaba en esasituación, un astrólogo le leyó su carta natal y le señalóque sus aspectos planetarios mostraban un largo periodo degran estrechez en su vida. Ella se quedó muy intrigada.<<¿Y cuando parece que pueda ser eso?>>, quiso saber.La misma impulsiva Aries un día sintió repentinamente laurgencia de agregar un perro más al grupo que acampaba ensus dos habitaciones. Tenía la sensación de que el mimadode la familia necesitaba compañía femenina; se le veía muysolo. Además, a los niños les pareció una idea realmentesensacional.El descubrimiento de que el segundo perro no sabíacomportarse en una casa la arredró só1o temporalmente.Decidida como un sargento instructor, asignó turnos paraque todos los miembros de la familia fregaran sucesivamentela alfombra. Cuando comprobó que de todas maneras jamásvolvería a quedar como antes, analizó la situación para
  30. 30. tomar una decisión. ¿Deshacerse del segundo perro? Nofaltaba más. Nuestra amiga abrigaba la secreta esperanza deque pronto habría cachorros. De alguna parte tendría quesalir el dinero para comprar una alfombra nueva. Y lo rarofue que apareció. En cuanto a los cachorros, ella estabasegura de que se produciría algún milagro y de que todo elbatallón podría ir a vivir a un apartamento nuevo antes delfeliz acontecimiento. Y lo raro es que eso ocurrió. Losmilagros tienden a sucederle a la gente que cree en ellos,y vaya si las mujeres Aries creen. A veces, hasta el límitede la bobería. Su precipitación puede llevarlas a meterseen líos muy complicados, y es posible que ya tengan algunascanas antes de aprender a no pasar por segunda vez por lamisma complicación. Aries no suele aprender de laexperiencia. Ganas no le faltan, pero su disposición no ledeja. De nada sirve alertar a una mujer típica de Aries conla bíblica advertencia de que <<el orgullo va antes de lacaída>>, frase que ella interpreta desde que se laenseñaron por primera vez, en el sentido de que <<cuandopierdas el orgullo, caerás>>.Nunca te inquietes por la posibilidad de que tu amada Ariessucumba a los encantos de un lobo. Es tan inmune a loslobos como a los playboys, y corre mucho mas peligro deverse seducida por algún idealista que defienda una causa,sobre todo si es una causa perdida. Pero ni siquiera con élse privará de hacer valer con frecuencia su individualidad,rasgo éste que jamás quedará completamente conquistado enla mujer de Marte, por más que el hombre adecuado puedasuavizarlo. Una muchacha Aries te hará regalos, te prestarádinero, te cuidará cuando estés enfermo y te ayudará aconseguir trabajo. Y esperará lo mismo de ti.Aunque ella lo niegue con vehemencia (con la mismavehemencia que pone en casi todo), cuando se siente triste,tú también tendrás que estarlo. Cuando esté feliz, tendrásque estar feliz. Para Aries, amar es compartir en laigualdad. Tu Aries espera compartir tus hojitas de afeitar,tu cuenta bancaria, tus amigos y tus sueños. A cambio, túpuedes compartir los de ella. Claro que es posible que suhojita de afeitar esté rota, su cuenta bancaria casi encero, sus amigos un poco dispersos, y que sus sueños seandemasiado fantásticos para que tú te los tragues, pero ellano se mostrará egoísta con sus posesiones. Que no lecuentes un secreto puede hacerla enfurecer, y no es buenaidea hacer enfurecer a Aries. Jamás hagas que se avergüencede tu lenguaje, de tu ropa o de tu conducta en un lugarpúblico. Ella jamás te hará sentir incómodo, por lo menosen esos aspectos.Herir su orgullo o poner freno a su entusiasmo son cosasque pueden poco menos que destrozarle el corazón. Es, nimás ni menos, lo que continuamente le hacen otros. El mundono perdona a una mujer que no se calla y que se consideramas despierta que nadie. Cuando descubra que, después detodo, la que rige el Universo no es ella, correrá a tusbrazos con lágrimas en los ojos, huyendo de su mundo oscuroy desalentador.
  31. 31. Entonces tendrás oportunidad de verla tal como es realmente,indefensa y vulnerable en extremo, pese a toda su confianzaexterior. En realidad, no es la mujer invencible, por másque le gustaría serlo. Admira la fuerza y procura imitarla.Es frecuente que la realidad haga pedazos el idealismo deAries y su fe optimista en la naturaleza humana. Si en esosmomentos la consuelas con ternura, es probable que jamásllegues a perderla.Defiéndela siempre contra sus enemigos, porque no teperdonará que no luches en favor de ella o no te pongas desu lado. (Pero prepárate para hacer las paces con elloscuando Aries las haga, cosa que puede suceder en cualquiermomento.) Por lo menos, en eso juega limpio: ella tambiénte defenderá. Una mujer Aries se jugará, desafiante, fama ofortuna frente a cualquiera que lastime a un amigo de ella.Si te ama, su indignación no tendrá límites. Son mujeres delealtad absoluta.Como esposa, puede ser todo un desafío. Es probable quetenga sus intereses fuera de casa, porque rara vez un hogarserá suficiente para sus energías creativas. No esperes quesea un grillito feliz y que se quede cantando alegrementejunto al fuego. Como cocinera será bastante competente ymantendrá la casa brillante de limpieza... la parte que seve, por lo menos.También te coserá los botones y te planchará las camisas,pero a disgusto. Así y todo, si es necesario lo hará. (Unamujer Aries es capaz de hacer casi cualquier cosa cuando esnecesario.) Su fuego se parece mas a los destellos de undiamante que al resplandor acogedor y cálido del hogarencendido. En su naturaleza hay innegablemente ciertafragilidad, y serán mas las veces que te agite que aquellasque te tranquilice. Pero te aportará emoción y sin duda note aburrirá nunca. Tiene también sus momentos de dulzuraque desmienten su impulsividad... para el hombre que tengala paciencia de sacarlos a la superficie. Las marcianasposeen mayor ternura interior de lo que puede imaginarsequien jamás ha estado en verdad próximo a ellas. Suconversación es muy inteligente y muy frecuente. No teocultes tras el periódico durante el desayuno. Ella esperaencontrar en ti a un compañero; de lo contrario, ya puedesempezar a hacer tú los huevos fritos.Es raro que se queje de que está enferma o cansada, perocuando algo le duela esperara compasión por toneladas.Aunque tal vez tengas que sentarte encima de ella para quese quede en cama cuando le consuma la fiebre, prepáratepara atenderla como a una inválida si tiene un dolor demuelas.Aries no es mujer a la que se pueda llamar por teléfonopara decirle que te quedarás trabajando hasta tarde en eldespacho, salvo que te divierta provocar un estallido defuegos artificiales en pleno invierno. No es que tengainconveniente en mantener la salsa al calor; lo que en
  32. 32. realidad le disgustará es no saber que estás haciendo, y esmuy posible que vuelva a llamar para verificarlo. Unaesposa Aries le causará probablemente una gran impresión atu jefe... si puedes convencerla de que no le diga cómodebe administrar el negocio. Si por un tiempo tú estás sintrabajo, no tendrá inconveniente en ser ella quien traigael pan a casa, pero jamás podrá respetar a un hombre quegane menos dinero que ella (aunque jamás dejaría a unhombre por esa razón; mas bien se inclinaría a justificarlocon excusas). Si excepcionalmente le da por abandonarse, laprimera palabra de desaprobación de su pareja la enviarápresurosa frente al espejo y a la botellita de perfume. (Eneste aspecto, es tan femenina como la propia Eva.) Lo mismoconseguirás si haces un comentario halagador sobre el nuevopeinado de tu secretaria, pero es más peligroso. Además, yate advertí que es mejor que optes por un secretario. En lamujer marciana hay una vena de vanidad que la hace sensiblea todo -desde su edad a la más inocente observación sobrelo cansada que se la ve- lo que ella puede interpretar comoque tú piensas que parece una vieja ajada.Si no mantienes viva la pasión y el romance en tumatrimonio, la harás amargamente desdichada, y como Ariesestá dispuesta sin demora a cambiar una situación queprovoca desdicha, es fácil que se llegue a una separaciónapresurada o a un divorcio impulsivo. En la mayoría de loscasos es una imprudencia permitir que Aries administre losfondos de la familia, pero si eres de los que te tomas lascuestiones económicas con espíritu deportivo, puedesintentarlo.Como madre, Aries tendrá buen cuidado de que el bebé estélimpio, feliz, sano y amado. No es fácil que lo tome enbrazos cada vez que llore, que esté pendiente de él ni losobreproteja, pero sus hijos recibirán una lluvia de besoscálidos e impulsivos y de estrechos abrazos. Una madrenacida en abril enseñará a sus hijos a creer en duendes.Los llevará a pasear por el parque y les enseñará loscollares rutilantes que se olvidaron sobre el césped lashadas que vinieron a danzar a la luz de la luna, y que paraotra gente son simples gotas de rocío sobre la hierba. Lamadre Aries crea para sus hijos un mundo mágico de fantasía:es el mundo en que ella misma vive. No será tolerante enexceso, insistirá en una disciplina estricta yprobablemente tenga la suerte de ver a sus hijosconvertidos en adultos independientes. En psicologíainfantil, sus armas favoritas son un remo de madera,cuentos a la hora de acostarse y el beso de buenas noches.Es mujer que puede ser temperamental hasta lo irrazonable,y capaz de provocar algunas escenas violentas. Pero con lamisma rapidez con que se enciende, su có1era se disipa comouna tormenta de verano: Aries es incapaz de guardar rencor,buscar venganza o complacerse en la autocompasión o en laamargura. Después de una tormenta, su optimista naturalezade abril reaparecerá como el arco iris que surgesúbitamente, pasado el chaparrón. Muchísimas personas
  33. 33. afirmarán que la mujer Aries es totalmente masculina, perono hay que creerles.Por debajo de su cáscara relampagueante y enérgica, es purafemineidad; tal vez demasiado mujer para el hombre medio.Pero no hay duda de que un caballero de reluciente armadurano es un hombre medio. Si hay por ahí algún valientecaballero solitario que me escuche, esta es el hada de sussueños, digna de todos los dragones que tendrá que vencerpara conquistarla.No hay que olvidar que es sensible, a pesar de su radiantesonrisa de bravura (que no es más que su escudo contra eldolor). Quien pueda transformar al Carnero en cordero,tendrá una mujer honrada y apasionada, leal y fascinante,bien que pueda ser un poco impulsiva, autoritaria eindependiente. Bueno, pero es que no se puede tener todo,¿no? La joven Aries te ayudará, lector, a encontrar tusilusiones perdidas, y tendrá una fe ciega en todos tussueños. Y si dices que no tienes ninguno, pídele algunoprestado; ella tiene muchísimos. Si crees en ella la mitadde lo que ella cree en ti, juntos podréis hacer algunosmilagros.El niño AriesLo único que se es que algo se me abalanza como un muñecoque saliera de una caja y yo asciendo como un cohete hastael cielo.Mientras papá ofrece los cigarrillos, el rubicundo bebéAries vocifera desde su cuna para que le presten atención.Pero, ¿cómo se atreven a ignorarle para charlar con laenfermera? ¿Quién es el que manda aquí, vamos a ver?Será suficiente con subirle en el taxi al volver delhospital para tener inequívocamente resuelta la cuestión:el que manda es el bebé Aries. ¿Es que te quedaba algunaduda? Pues ya se disiparán cuando tenga edad suficientepara sentarse en la sillita alta y empezar a golpear lacuchara contra la bandeja si le dejan demasiado tiempo solo.Jamás te fastidiará ni se pondrá pesado con su alimentopreferido. En todo su cuerpecito fuerte, activo, cuadradode hombros, no hay un solo hueso delicado. El chiquilloAries escupirá las verduras con la fuerza de un cañonazo, yse frotará el plato de papilla por la minúscula cabecitarapada para dejar bien en claro que decididamente, esas noson comidas que le gusten al bebé. Y en su acción, lasniñas serán tan directas como los varones. Tal vez másincluso, porque uno quizá no esperaría tan orgullosadeterminación en esa tierna personita. ¿Tierna, he dicho?El metal de abril es el hierro, y su piedra el diamante, lasustancia mas dura que se conoce.Es probable que Aries camine antes que otros niños, y sinduda alguna hablará antes. No será fácil de controlar. Si

×