Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Vente para Alemania Pepe VII
Capitulo 7: (¿Y tu ande vives?)
Mi humilde y momentánea morada se encuentra en una casa al es...
Entrevista 1: Frankfruter Allee (Friedrichshein)

La Avenida Frankfurter, es la continuación de la famosa avenida Carlos M...
Concerté una entrevista para visitar un piso situado en uno de estos majestuosos edificios.
Ninguno de estas fotografías c...
- ¿No tienes salón?
- No, esto es todo.
- mmm vale…. (Arqueé la boca)

Me explicó que su compañero anterior, un chico ital...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Vente Para Alemania Pepe Vii

330 views

Published on

Published in: Travel, Technology
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Vente Para Alemania Pepe Vii

  1. 1. Vente para Alemania Pepe VII Capitulo 7: (¿Y tu ande vives?) Mi humilde y momentánea morada se encuentra en una casa al este de la ciudad, donde acaba el barrio de Friedrichshein y empieza el de Lichtenberg, que para vosotros será como si os digo entre una tienda de melones y un Alcampo. Pero bueno pal que lo quiera buscar en el mapa. Bajo nosotros tenemos una imprenta y arriba fabrican patés de setas, otro día recordarme que os cuente historias de los setarios o setistas estos, porque la verdad no se qué tipo de setas usan… El lugar es una antigua oficina remodelada y convertida en piso, tiene 5 habitaciones grandes como suites, ocupadas por cuatro encantadores alemanes y yo, dos baños (chicos y chicas), uno con meadero de pared y todo (a ver si adivináis cual), un pequeño salón y una cocina de la que el propio Arguiñano sentiría envidia, en realidad no, él tiene la playa detrás y yo, un supermercado ruso. ¿Y cómo coño he conseguido un lugar tan chulo y tan barato? Bueno no es oro todo lo que reluce, y no todo lo que reluce brilla por su ausencia. La habitación pertenece a Miren una ex habitante de la preciosa ciudad de San Sebastián (de los reyes no, de los otros), que como ya os comenté es una apasionada de las plantas, hasta tal punto que me veo obligado a entrar con machete en la habitación para abrirme paso entre la maleza. El caso es que ella está de vacaciones y mientras vuelve ha decidido alquilar la habitación. Para mí era una buena oportunidad de tener un buen sitio mientras busco desde aquí, pero aquí viene el problema, buscar piso puede ser más difícil que ponerle los calcetines a un ciempiés mientras baila al ritmo de no rompas mas mi pobre corazón. ¡Gracias Coyote Dax! Plano de pie: Venga va, os pongo un mapa. Mi casa se encuentra ande la A de Anormal. El Alcampo y la tienda de melones ya los buscáis vosotros.
  2. 2. Entrevista 1: Frankfruter Allee (Friedrichshein) La Avenida Frankfurter, es la continuación de la famosa avenida Carlos Marx, la gran arteria del lado este de la ciudad, es ancha e impresionante y sus edificios de proporciones desmesuradas se alzan orgullosos a ambos lados de la calle. Esta calle se alza en la ruta que los tanques de Stalin eligieron para entrar hasta el corazón de la ciudad y acabar con el tercer Reich. Es estremecedor situarse entre los grandísimos bloques de inspiración rusa e imaginar las tropas soviéticas abriéndose paso entre escombros. Quedo tan destruido tras su paso que no fue difícil construir su inmensa avenida, solo había que quitar los escombros, plantar tuberías, poner puestos de salchichas con curry y asfaltar un poco. Pronto la avenida se convirtió en la zona de moda del lado este, la gente se amontonaba en sus terrazas y los coches más punteros circulaban por sus calles, incluso había un cine (alias kino) Para que os hagáis una idea de cómo es de grande, la calle tiene la extensión de muchos campos de futbol (no se pa que inventaron las hectáreas, si luego siempre lo miden todo en campos de futbol excepto para hablar de monte quemado)
  3. 3. Concerté una entrevista para visitar un piso situado en uno de estos majestuosos edificios. Ninguno de estas fotografías corresponde con el edificio que yo pensaba visitar, pero os las pongo para que os hagáis una idea, el de la izquierda es el de justo enfrente, y el de la derecha es del otro lado del cruce, es decir, él de enfrente por el otro lado. El que viene abajo tampoco es, pero se le parece. Las escaleras podrían ser de la película Rec. Al llegar al lugar estaba extrañamente excitado por la posibilidad de vivir en uno de estos majestuosos edificios, llenos de historia y cutrerio comunista, ¿qué divertido no creéis? Tras llamar a un telefonillo que se parecía más a una central de teléfonos de los años 20 que a un telefonillo y confundir el ascensor con un armario, decidí subir los 4 pisos por las escaleras. Al llegar al último de ellos, un muchacho de unos veintipocos, rubio, flaco y totalmente imberbe me esperaba en la puerta. Sonreí y solté un amistoso “Hallo”. Su boca no se inmuto ni un milímetro. Estaba claro que a este muchacho no le gustaba mucho conjugar. Rápidamente me enseño la habitación, grande y luminosa, pero muy pobremente amueblada, el baño pequeño y extraño, tuberías grandes de la anchura de una calabaza cruzaban el baño del techo al suelo, al parecer las tuberías eran el desagüe de lo pisos de arriba, lo cual significaba que en caso grave de avería podrías acabar nadando en mierda, en mierda ajena encima. Aun así estaba bien cuidado y contaba con todo lo necesario, como ya he dicho, era raro pero tenía su encanto, finalmente llegamos a una pequeña cocina con una mesa con dos sillas, me senté en la que él dejo libre.
  4. 4. - ¿No tienes salón? - No, esto es todo. - mmm vale…. (Arqueé la boca) Me explicó que su compañero anterior, un chico italiano solo había “aguantado” un mes y se había ido porque decía que el baño estaba sucio. Por lo que ahora buscaba un nuevo compañero de piso. También me explicó que a él le gustaba “el silencio”, estaba muy ocupado redactando su tesis final y necesitaba silencio para concentrarse. Así que levanté la ceja, arqueé mi boca, encogí los hombros y guarde silencio. Durante unos minutos hablamos de todo un poco. Y entonces volvió al silencio. Yo pensaba que lo del silencio ya había quedado claro. Él no. - A mi me gusta salir de fiesta, y cuando salgo de fiesta me gusta salir de fiesta. (Como a todos) -Ahá (levantamiento de ceja y asentimiento con la cabeza por mi parte) - Cuando vuelvo de fiesta suelo llegar muy cansado, me tumbo en la cama y necesito absoluto silencio para descansar. - Ahá (Nuevo levantamiento de ceja y asentimiento con la cabeza) ¿Qué tipo de fiesta? - ¡Fiesta tecno por supuesto! -Lógico entonces, no me digas más… (Guardé silencio, porque allá done fueres haz lo que vieres. Entonces noté una extraña musiquilla que se colaba por la ventana) ¿Qué es esa música? ¿Son fiestas en el barrio? - No, la música sale de ese edificio de allí, es una escuela de música -¿Una escuela de música? ¿Y es normal que se oiga la música desde aquí? -Sí, ¿y ves el edificio de al lado? Es un antiguo colegio, pero lo van a remodelar para convertirlo en una biblioteca, las obras empiezan el lunes a las 8 de la mañana. Escuela de música, obras a las 8 de la mañana… si lo que quieres es silencio, solo te falta meter a la orquesta Mondragon en la otra habitación para rematarlo. -Bueno pues… gracias por tu tiempo, y… ya te mando un mail con lo que sea (Que llamar hace mucho ruido) ¿Aun seguís creyendo que el italiano se fue porque el baño estaba sucio? Yo no. Si el baño está sucio, lo limpias. Ah no ser que tu compañero de piso no te deje usar el aspirador porque hace mucho ruido… Visto que me pongo a hablar y se me va el santo al cielo, guardaré silencio de momento .No hay que abusar de la audiencia. De tal modo que si queréis saber que nuevos individuos y extraños lugares podrían esperarte tras los rincones de la capital alemana, no dejéis de consultar vuestro correo electrónico la semana que viene. Una brazo y hasta pronto. Pepe Ps1 (lo de siempre): Para cualquier duda, sugerencia, critica, amenaza de muerte y/o propuesta indecente, por favor no dudéis en contactar con el equipo de redactores de Vente para Alemania pepe. Por favor escribirme, pero con la letra pequeña, que la grande es muy molesta.

×