Successfully reported this slideshow.
Your SlideShare is downloading. ×

La simplicidad del primer millón

Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Aitor Zárate




La Simplicidad del
  Primer Millón




     El Factor K
© Aitor Zárate, 2011
© FHK 2010, S.L., 2011

Diseño de Portada: El Factor K

Primera edición: octubre 2011
Segunda edición...
ÍNDICE.

0. Prólogo
 
       
       
       
      
     
   
    11
1. Visita a un ganador del juego	 	        	     	  ...
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Upcoming SlideShare
Todos ganan
Todos ganan
Loading in …3
×

Check these out next

1 of 21 Ad
Advertisement

More Related Content

Similar to La simplicidad del primer millón (20)

Advertisement

Recently uploaded (20)

La simplicidad del primer millón

  1. 1. Aitor Zárate La Simplicidad del Primer Millón El Factor K
  2. 2. © Aitor Zárate, 2011 © FHK 2010, S.L., 2011 Diseño de Portada: El Factor K Primera edición: octubre 2011 Segunda edición: noviembre 2011 El Factor K, en su deseo de mejorar sus próximas publicaciones, agradecerá cualquier sugerencia que los lectores hagan al departamento de comunicación vía correo electrónica a hola@elfactork.com ISBN: 978-84-615-4443-1 Depósito Legal: M-42.172-2011 Impreso en España / Printed in Spain Impresión: Grupo Gráfico GSM Queda prohibida, salvo excepción prevista por la ley, cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación de esta obra sin contar con autorización de los titulares de propiedad intelectual. La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (arts. 270 y sgts. Código Penal).
  3. 3. ÍNDICE. 0. Prólogo 11 1. Visita a un ganador del juego 15 2. El consejo de Pedro de Irún 25 3. Al nacer eras nadie 31 4. La Simplicidad del Primer Millón 39 5. El materialista estúpido y desenfocado (1997) 55 6. El gran hallazgo (diciembre de 1997) 63 7. El “Trading”: una idea brillante (1999-2005) 69 8. La potencia de grabar un reloj 79 9. El éxito inesperado 83 10 .¿Qué ha acontecido desde el “Cambio de Vida”? 87 11. Un punto de partida cualquiera 95 12. La perfección existe. ¡Eres el mejor! 105 13. El triángulo tiempo-dinero-energía 115 14. Agenda y reloj digital 121 15.¿Cuándo gano en el juego? 131 16. Marcando objetivos con el “panel PDA” 137 17. Sin miedo ni excusas 149 18. Elimina lo superfluo 153 19. Elabora tu “Kódigo” 159 20. Conocimiento, dinero y fuerza 165 21. Hoy es el día. ¡Juguemos! 171 22. La Madriguera 177 23. Gasolina, boxes y Monza 181 24. “Focus” 187 25. Elimina la expectativas 195 26. No balbucees como una vaca 197 27. Toma decisiones sin parar 199 28. El sexo, madrugar y estar moreno 203 29. El dinero 207 30. Ingresos, gastos, impuestos, tiempo y energía 217 31. La Empresa 221 32. El triángulo en la inversión financiera 227
  4. 4. 33. El trabajo por cuenta ajena 237 34. La estúpida locura del ladrillo 241 35. Crédito versus liquidez 243 36. Brokers, bancos y medios de comunicación 247 37. Analistas, envidiosos y novatos 253 38. La simplicidad de la inversión 257 39. ¡Lee, observa y relativiza los gráficos! 277 40. El dominio 281 41. Aprende de los impuestos 285 42. Des-electrifícate para ser libre 291 43. El “hedge fund”: el objetivo de mi vida 299 44. Alegato final para los “K” 315 45. Testimonios reales 317 46. Otros libros para ganar en el juego 345
  5. 5. Para todos los “K” que piensan como yo y me acompañan cada día en el camino.
  6. 6. LA SIMPLICIDAD DEL PRIMER MILLÓN 0. Prólogo El ser humano tiene una necesidad innata de dirigir su propia vida, de aprender y crear cosas nuevas, de mejorar, tanto a si mismo como al mundo que le rodea. Ese espíritu es el que me mueve a enseñar cómo hay que hacer para convertirte en un ganador en el juego “El Primer Millón”. La vida es tiempo, decisiones y dinero. Esta es la frase en la que nos vamos a basar para aprender. Tengo la firme intención de exponer con la misma claridad que pienso. Veremos si soy capaz de trasladar mis pensamientos con direccionalidad al papel. Tengo que reconocer, muy a mi pesar, que me había prometido no escribir este libro nunca, pero tú me convenciste hace unos meses y como me comprometí a hacerlo y soy una persona de palabra, aquí estoy. Y ya que me pongo, pretendo que el libro sea novedoso porque lo voy a escribir en tiempo real y siguiendo el orden del panel PDA (te enseñaré cómo se hace) que he diseñado expresamente para la ocasión. Mi consejo es que la primera vez que lo leas, lo hagas en el orden en que está escrito. Luego haz lo que quieras, que es lo que debes hacer. Imagino que la decisión de escribirlo así supondrá un reto para mí, porque una vez determinados los títulos y el orden de los capítulos, no pienso volver atrás en la escritura hasta el día de la revisión final para lo que solamente me tomaré una semana. 11
  7. 7. AITOR ZÁRATE ¿A quién NO está dirigido este libro? A los incrédulos, mediocres, costumbristas, envidiosos, conservadores, vagos, perezosos, desconfiados y pazguatos. Si eres uno de ellos y tienes en tus manos este libro, regálaselo a algún amigo, que no caiga en ninguna de las categorías citadas. ¿A quién está dirigido? A todos los demás. Suponiendo que seas del grupo de “los demás” quiero dejar claro que está escrito de mí para ti, es algo privado, es un cordón umbilical, una relación punto a punto y olvidándome de todo lo que está a nuestro alrededor. “From me to you” como la canción de los Beatles. ¿De acuerdo? Te considero solamente por estar ahí más inteligente que la media, razón por la cual, espero que uses los conceptos que te exponga con simplicidad para llegar a tus objetivos ya que la vida es corta y tienes, es tu deber, que potenciar tus capacidades al máximo y gastar con inteligencia el bien más caro del que dispondrás nunca: tu tiempo. ¿Cuáles son mis objetivos al escribirlo? 1. Divertirme. 2. Enseñarte a ganar en el juego “El Primer Millón”. 3. Cumplir la promesa que adquirí contigo. 4. Explicarte cuál es mi sueño. ¿Cómo lo vamos a hacer? Vamos a hablar en serio de temas en los que la gente no se moja y desde un punto de vista diferente, el mío. Seremos directos, pragmáticos y nos vamos a cepillar todo lo que no sirva. ¿Por qué? 12
  8. 8. LA SIMPLICIDAD DEL PRIMER MILLÓN Estoy aquí sentado escribiendo gracias a tu insistencia, al interés demostrado por mi técnica individual. Estoy aquí por tu interés en conocer qué y cómo hice para conseguir todos mis objetivos, materiales e inmateriales, en definitiva, para que te explique cómo conseguí ser un ganador en el juego. Te aviso, por empezar con algo sencillo, de que una vez lo consigues todo es más fácil, pero no es eso lo que más me gusta. Lo más interesante, no hay nada comparable a ello, es el “Kamino” que va desde el cero hasta el primer millón. Una vez llegas, todo se vuelve más aburrido y es necesario buscar nuevo retos pero la habilidad de crear hábitos ya estará en ti y no desaparecerá jamás, permitiéndote asumir cualquier nueva meta que te propongas. Y he ahí el quid de la cuestión; aprender a marcarse nuevas metas para seguir ¡siempre en el “Kamino”! ¡Vamos a ello! Han pasado muchas cosas en los últimos años y creo que ha llegado el momento de escribir este libro, primero de la factoría “El Factor K”, decir lo que me dé la gana y divertirme con su escritura. Uno de mis objetivos es, utilizando mi historia real de éxito, explicar y demostrar que cualquiera, incluso tú, partiendo de ser un tipo normal y materialista, puedes llegar exactamente a donde te propongas. También contaré hacia donde voy, cuál es mi próximo cambio de vida y mi objetivo para, como mi mentor, dar la vuelta al marcador varias veces y aprender divirtiéndome en el camino. A lo largo de mi vida he leído y experimentado mucho sobre dinero, gestión del tiempo y toma de decisiones. Por todo ello estoy firmemente decidido a escribir algo potente, eficiente, 13
  9. 9. AITOR ZÁRATE ameno y de manera especial para que te sirva de algo en tu camino hacia el éxito. Es muy posible que en el transcurso de la lectura te sorprendas a ti mismo diciendo en voz alta que ya sabes muchas de las cosas que estás leyendo pero, si hasta la fecha no has sido capaz de ejecutarlas ni de conseguir los resultados que dices que quieres, permíteme que te aconseje la lectura, unas cuantas veces más, de las ideas aquí contenidas y que sólo para ti voy a vomitar si deseas alcanzar un nivel alto en el juego. Como he dicho anteriormente, y aparte de hablarte de mi pasado, también te hablaré de mi futuro y de lo que tengo preparado (cuando este libro llegue a tus manos estará todo en marcha y yo desaparecido). Así que ni por un momento pienses que esto termina aquí. El amor es una entrega y no esperar ser correspondido. Eso es para mí este libro, un riesgo a asumir, una completa entrega. Yo ya conseguí todo lo que deseaba y ahora quiero enseñar a quien esté interesado a ganar en el juego “El Primer Millón”. ¿Qué te parece si me acompañas y vamos de la mano en el “Kamino”?. -¿Por qué yo? –es posible que te estés preguntando. -Porque soy un ganador en el juego. 14
  10. 10. LA SIMPLICIDAD DEL PRIMER MILLÓN 1. Visita a un ganador del juego “¿Quién ha hecho lo que yo deseo? Iré a verlo”. Hoy es seis de junio de dos mil once y son las ocho cincuenta de la mañana. Me encuentro sentado en el lugar preferido de mi Madriguera pensando en qué, y sobre todo en cómo contarte todo lo que he decidido de la manera más clara y directa posible. Así me gustan las cosas. Me dicen por aquí que lo primero que debo hacer, para no ser maleducado, es presentarme. De acuerdo. Me llamo Aitor Zárate y soy rico. Sí. Rico en tiempo y dinero desde hace siete años. Además, cuando termine de escribir este libro, lo seré aún más. Estoy perfeccionando, más si cabe, mi técnica como jugador del juego llamado “El Primer Millón”. Me parece oír un murmullo sobre que quieres aprender a jugar. ¡No te preocupes! Tengo la firme intención de enseñarte todo lo relativo al mismo para que puedas participar y si me haces un poco de caso ganar igual que yo pero, vayamos por un momento a finales del verano del 2005, fecha en la que conseguí el objetivo que me había marcado en mi segundo plan iniciado en diciembre de 1999. En aquel momento, una vez conseguí ganar en el juego y con una situación a todas luces privilegiada, pude elegir entre dos opciones: quedarme cómo y dónde estaba y vivir de las rentas el 15
  11. 11. AITOR ZÁRATE resto de mi vida, o seguir jugando al juego para comprobar si podía escalar posiciones con la idea de emular a uno de mis maestros; “El Marqués”. Obviamente decidí lo segundo. “Enterré” mi tesoro y comencé un nueva andadura, un nuevo reto que, sin saberlo en aquel momento, me iba a llevar por fin a comenzar el gran proyecto de mi vida, lo que yo llamo “el sueño”, para lo que creo he estado predestinado desde que nací y que estoy a punto de comenzar en el momento presente (2011). -¿Cuál es ese sueño? –te preguntas. -¡Paciencia compañero de viaje! Nos queda mucho por recorrer en los próximos días, muchas y potentes ideas que te ayudarán, si logras comprenderlas y ponerlas en práctica, a ser un ganador en el juego. Nos ponemos en situación. Frente a mí tengo un ordenador portátil Mac, el que suelo llevar a los viajes y con el que te estoy escribiendo. A mi derecha tengo otro ordenador, no es un Mac, en el que puedo visionar los gráficos del futuro del Mini SP 500, mercado al que me dedico desde 1997, las acciones de las Bolsas en las que habitualmente especulo o cualquier otro mercado que despierte mi interés. En este momento tengo en pantalla el gráfico del citado mercado de futuros en la dimensión de sesenta minutos ya que tengo unos cuantos contratos “cortos” abiertos desde el dieciocho de marzo, día del inicio del vencimiento de junio, en 1.308 de media, con la idea de que se desplome el mercado y si todo va bien, salir comprando con el beneficio que suponga la diferencia. Sí, tengo la intuición de que los cerraré hoy. Faltan pocos días para que venza el citado futuro y teniendo en cuenta que el precio llegó a estar en 1.373, momento en el que tuve los “huevos por corbata”, si consigo cerrar entorno a 1.295, lo que supondría trece puntos por contrato de beneficio, no estaría nada mal. 16
  12. 12. LA SIMPLICIDAD DEL PRIMER MILLÓN A mi izquierda tengo otro Mac portátil donde tengo abiertas las dos cuentas de broker desde las que me dispongo a cerrar las citadas operaciones que suponen mi sexto “swing” del año. Hasta el momento todas las operaciones del 2011, amplia y claramente documentadas en tiempo real en mis apariciones en la “K Live”, donde se me puede ver operar con dinero real y en directo dos veces al mes, han sido positivas. Sí, soy de esas raras personas que siempre hace lo que dice. Ya sabes, unos hablan otros hacemos. Sigamos. El clima de hoy en “la Madriguera”, mi mente y cuerpo están en perfecto estado. Hasta ahora hay alguien que pudiere estar pensando en que en mí la humildad brilla por ausencia ¿no? ¡Bien! Entonces es el momento de dejar claro en qué consiste el concepto “humildad” para poder avanzar sin obstáculos en el camino de aprendizaje del conocimiento y habilidades necesarias para ser un ganador en el juego “El Primer Millón”. ¡Vamos a ello! Siempre me enseñaron que ser humilde era una virtud; primera creencia limitante de mi vida y estúpido vestigio de los dogmas religiosos que me acompañaron en mi juventud y que al no servirme para nada en mi camino tuve que tirar a la basura. Más adelante te enseñaré cómo se hace. Como digo, me enseñaron que era obligatorio ser humilde en la vida. ¡Mentira cochina! Esta creencia constituye un lastre demasiado pesado para dejarte avanzar y por si nunca te has interesado por conocer su significado real te voy a ayudar acudiendo al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. ¡Veamos! Humildad: virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades, y en obrar de acuerdo con este conocimiento. Bajeza de nacimiento o de otra cualquier especie. Sumisión, rendimiento. 17
  13. 13. AITOR ZÁRATE ¡Vamos con mi opinión! Espero que estés de acuerdo con mi interpretación ya que de lo contrario, nuestra relación y conjunta andadura resultará un tanto dura. La humildad no es una virtud y no conozco mis limitaciones. Mi potencial, y el tuyo, no conoce más límites que los que tú te impongas. ¡Sin límites! Nunca he puesto trabas a mi potencial y no voy a hacerlo ahora que acabo de empezar una nueva partida y le estoy cogiendo el gustillo al juego “El Primer Millón”. Siempre he obrado sabiendo que podía conseguir todo aquello que quisiese y/o me propusiese. ¡Toma nota! Tú también puedes. Siguiendo con la definición de la palabra “humildad”, decir que ni tengo bajeza de nacimiento ni soy sumiso ni me rindo. Creo que ha quedado claro ¿no? ¡Empecemos! En 1991, contaba yo con 25 años, era jugador profesional de baloncesto y transcurría la temporada en que había firmado el contrato de mayor cuantía de mi carrera. Estaba en Orense. No sé porqué pero me di cuenta aquella temporada de que mi talento me obligaba a coger otro camino. Sentía que debía cambiar de vida, dejar el deporte profesional y dedicarme a otras cosas, fundamentalmente a la empresa que había creado en 1989 llamada Sport Gestión y que se dedicaba a la negociación de contratos, estructuras fiscales e inversiones para deportistas profesionales y artistas. Todos los días y en todo momento pensaba y diseñaba esquemas, “paneles PDA” ya por aquel entonces, que me ayudasen a encontrar la solución para cambiar de vida y dirigirme hacia donde realmente quería. Una de esas raras mañanas en la que no teníamos entrenamiento, me gustaba coger mi agenda de ideas y emprender camino sin 18
  14. 14. LA SIMPLICIDAD DEL PRIMER MILLÓN rumbo por la ciudad, en busca de nuevos y tranquilos lugares donde poder pensar y diseñar qué hacer con mi vida. Aquel día, lo recuerdo como si fuese hoy, estaba tomando una cerveza Spaten, marca alemana de cerveza que es la segunda entre mis preferidas después de la Keler, en un bar llamado La Fragua completamente sumido en mis esquemas, pensamientos y ensoñaciones, cuando ocurrió algo sorprendente e increíble. En la mesa de al lado estaba sentado un señor, no me había percatado, con aspecto un tanto desaliñado para mi gusto de la época y que, por lo que enseguida tuve la oportunidad de comprobar, hacía tiempo que me observaba. Vestía pantalones chinos, cómodos y de color caqui, camiseta de un color rosa deslavado, reloj marca Swatch color pistacho en su mano izquierda y llenaba la derecha con multitud de pulseras de otros tantos colores, lo que ahora me recuerda a Bruce. Estaba sin afeitar. Quizá, me doy cuenta al recordar mientras escribo, eso fue lo que fijo en mi mente la palabra desaliñado. Leía, como pude percatarme más tarde, la revista Fortune. Miré en su dirección con la vista perdida, absorto absolutamente en mis pensamientos, sin intención, cuando nuestras miradas se cruzaron y me habló. -¿Te gusta dibujar? –me preguntó con un inconfundible acento orensano. -¿Perdón? –acerté a balbucear. Se refería a mis esquemas, a mis garabatos. Así, de ese modo tan sencillo, como suelen ocurrir todas las situaciones importantes, comenzó una de las relaciones más increíbles de mi vida; así conocí a “El Marqués”. Ahora y en este punto, un poco de suspense no vendrá mal. Dejemos a “El Marqués” por un momento. En aquella temporada, y después del importante encuentro, primero de otros muchos, decidí un par de cosas. 1. Preparar mi retirada del deporte profesional, jugué dos temporadas más. 19
  15. 15. AITOR ZÁRATE 2. Diseñar un plan para ser rico. En aquel momento no tenía ni repajolera idea de que era serlo, pero mi nuevo amigo me iba a ayudar a saberlo con exactitud. -¡Si no sabes exactamente el objetivo como vas a saber si llegas o no! –me decía siempre. En mi incultura, pensaba que ser rico era tener mucho dinero. ¡Pobre imbécil! Sin duda alguna aquel encuentro cambio mi forma de ver la vida para siempre. Quiero dejar claro mi reconocimiento y agradecimiento a este ser humano. Él me enseñó la existencia del juego, del que te hablaré largo tendido y es uno de los mejores jugadores que he conocido nunca: dio varias vueltas al marcador. Desde entonces no he dejado de jugar intentando mejorar mi técnica día a día, y estoy contento con el resultado. Quiero dejar constancia de que todo o casi todo lo que te voy a contar es fruto de los conocimientos y la experiencia que me trasmitió, o lo que me permitió descubrir a partir de lo que me enseño, durante aquel tórrido fin de semana de finales del verano de 1991. Decir también que aunque un servidor haya conseguido mejorar la técnica que me trasmitió, modestia aparte, nada de lo que he hecho en el pasado y voy a hacer en el futuro hubiera sido posible sin lo que aprendí de él. Sirva pues como rendido homenaje para “El Marqués” un auténtico número uno y modelador como pocos. Sin más preámbulos e intentando conservar la esencia de aquel encuentro decir que, aunque algunos curiosos no lo vean por ningún lado, todo lo que vamos a tratar es de capital importancia para triunfar en el “Trading” y en la vida. Intentaré explicarte el porqué de que casi todo lo que te han enseñado hasta ahora no sirva para conseguir tus objetivos. Ni la forma de vivir, ni de tomar decisiones, ni de gestionar tu tiempo, ni de ganar dinero. 20
  16. 16. LA SIMPLICIDAD DEL PRIMER MILLÓN Así resultó para mí y así lo voy a trasmitir. Sí. Has leído bien. Lo que te han enseñado hasta ahora, ¡No funciona! Dejémonos de tonterías y centrémonos un poco; al fin y al cabo lo único importante es lo que yo quiero, lo que tú quieres. El resto es palabrería inútil. Y ya que, y una vez tomada la decisión de escribir de nuevo, se ha despertado mi innato espíritu inconformista, he decidido de una vez por todas mostrar algunos aspectos y puntos de vista como nunca había mostrado. Decía Benjamín Disraeli, político inglés de finales del siglo diecinueve principios del veinte: -“No leas historia; sólo biografía, porque eso es vida sin teoría”. Voy a suponer y lo diré solamente una vez, que te interesa todo lo que voy a enseñarte y que nuestros objetivos son coincidentes. -¿De acuerdo? –pregunto. -¡Por supuesto! –contestas. Quiero comunicarte cómo veo la vida. Por supuesto no espero que estés de acuerdo con mis ideas pero, sinceramente, me da igual. Es más, espero que te reveles y estés dispuesto a discrepar y discutir conmigo. Este último verbo constituye una de mis actividades favoritas. Cambio de tercio, pero antes de continuar, creo que el título, “La Simplicidad del Primer Millón” merece y requiere una explicación. La primera cuestión que tenía clara era que la palabra “simplicidad”, concepto lamentablemente en desuso hoy en día, debía aparecer en el título. La palabra “simplicidad”, como decía Leonardo Da Vinci, supone la sofisticación suprema. En mi opinión, y no soy Leonardo, la vida es simple. 21
  17. 17. AITOR ZÁRATE Si algo no lo es, déjalo correr ya que no te sirve para ganar en el juego. Un genio, millonario o persona de éxito es aquel que es capaz de hacer sencillas las cosas aparentemente complicadas, que interesan a mucha gente y a quién pagan, y muy bien, por ello. La vida es simple y no hay que hacerla complicada. La segunda cuestión que también tenía clara era que no quería que apareciese la palabra “dinero” en el título, cansado de la obsesión que tienen las editoriales con la inclusión de la palabra, aún siendo de importancia capital en nuestras vidas. Siempre he pensado que el mundo lo mueven el sexo y el dinero, y como imagino que de lo primero vas servido, de lo contrario ya puedes mover el culo. Incluí el concepto “Primer Millón” en el título por varios motivos: en primer lugar, como homenaje a la persona que me enseñó el juego y a ser un ganador en el mismo. En segundo lugar, como clara alusión a la decisión de realizar acciones interesantes con el tiempo de que dispones para ganar dinero divirtiéndote, concepto de capital importancia a la hora de conseguir cualquier objetivo. Y en tercer lugar, porque es una cifra mágica a partir de la cual todo se vuelve más sencillo. Imagino habrás escuchado alguna vez la frase de “dinero llama a dinero”. Pero ¡ojo!, a cómo lo llamas. Ya que, si lo haces balbuceando como una vaca y en la dirección equivocada te será esquivo. El “Primer Millón” es un derecho y una obligación, una barrera psicológica, un reto necesario y la máxima expresión de que estás aprovechando y gestionando bien tu tiempo, el activo más valioso de todos cuantos existen y que la mayoría no sabe utilizar. El “Primer Millón” representa una cantidad previamente marcada, diferente en cada caso y absolutamente necesaria para saber cuándo llegas a tu objetivo. Sí, una parte importante del juego y de la vida va de ganar dinero, pero no solo. No vale ganarlo de cualquier manera, ya que si llegas al dinero engañando y valiéndote de la confianza de los 22
  18. 18. LA SIMPLICIDAD DEL PRIMER MILLÓN demás, la manera sin duda más sencilla, el camino será una mierda y lo que aprendas no será interesante para tu perfeccionamiento personal. Por ello, hay muchas personas que han hecho dinero y siguen siendo unos impresentables, incultos, imperfectos, despreciables y poco interesantes de cara a modelarse con ellos. El juego no trata de ganar dinero a cualquier precio. Si así fuese, este libro se titularía, “Mil maneras de ganar el Primer Millón engañando por doquier”. Hacerlo así es increíblemente sencillo y por tanto no constituye ningún reto. Nos interesan los retos ya que es en ellos donde está el “K”, conocimiento en acción. Si no hay reto, no me interesa. Esta aseveración es válida para cosas, ambientes, experiencias y personas. -Entonces, ¿de qué trata? –te estarás preguntando. Es una cuestión de que para “llamarle” y acuda a ti, para ser rico y completamente libre como naciste, tendrás que activar una serie de conexiones neuronales en tu cerebro, cuidar tu físico y mente, y aprender a gestionar tu tiempo. Tendrás que tirar a la basura lo inservible, sobre todo tradiciones y costumbres grabadas a sangre y fuego en tu cerebro a lo largo del tiempo, recuerdos y enseñanzas del colegio, imágenes televisivas, opiniones escuchadas a incultos integrales que intentaban darte clases magistrales sobre la vida, cuando ellos no habían conseguido lo que te prometían si seguías su filosofía. Y sobre todo, tienes que estar dispuesto a aprender cada día sobre cómo funciona el mundo del dinero, es decir la vida. ¡Eso es lo realmente importante! Si no eres capaz de mover todo eso en ti, jamás conseguirás nada y serás un pésimo jugador en el juego “El Primer Millón”. ¿O te crees que el dinero crece en los árboles? No te preocupes. Todo tiene remedio y sé que tienes el firme deseo de conseguirlo, así que voy a darte una buena noticia. ¡Llegarás a la meta jugando! 23
  19. 19. AITOR ZÁRATE Cambio de tercio. En la vida todos tenemos un tiempo, no sabemos a ciencia cierta cuánto, decisiones que tomar y necesitamos, graba en tu mente la palabra “necesidad”, un poco de dinero. Necesitamos mucho menos del que te imaginas y debemos ponerle una cifra para saber cuál es la mínima cantidad de energía necesaria para conseguirlo. Es decir, y lo vas a escuchar muchas veces; la vida es tiempo, decisiones y dinero. ¡No hay más! Antes que pensar en siquiera ganar ese primer millón, porque va de eso, debes estar preparado para el juego y eso pasa en primer lugar por conocer todas las reglas. Para terminar y meternos en harina quiero que contestes a la siguiente pregunta. -¿Quieres ser un ganador en el juego, es decir, conseguir el dinero que te marques y utilizar tu tiempo como decidas? Presupongo que la respuesta es un SÍ rotundo. Algo que poner en práctica “¡Tira a la basura la humildad!” Última hora. He cerrado los “cortos” que tenía en 1.308 en 1.284, es decir, con veinticuatro puntos de beneficio por contrato. La paciencia tuvo su recompensa pero no vuelvo a entrar hasta que comience el vencimiento de septiembre, es decir como mínimo pasado el tercer viernes de junio. 24
  20. 20. Consigue el último libro de Aitor Zárate a través de Amazon.es Bubok.com Librerías Marcial Pons o llamando a El Factor K al 945 298 223 ¡No te dejará indiferente!

×