Cronologia de la Iglesia (I): Epoca Visigoda; Alta y Baja Edad Media

3,035 views

Published on

Cronologia Iglesia española: Historia religiosa ; Historia eclesiastica, benedictinos, carmelitas, cartujos, cistercienses, compostela, santo domingo de guzmán, reconquista

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,035
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cronologia de la Iglesia (I): Epoca Visigoda; Alta y Baja Edad Media

  1. 1. CRONOLOGÍA DE LA IGLESIA ESPAÑOLA I PERÍODO ROMANO-VISIGODO Y MEDIEVAL 1
  2. 2. IGLESIA ROMANO-GÓTICA Primera Época: Iglesia Hispano-Romana: I Siglos I, II y III, IV y V pág 4 Segunda Época: Iglesia Hispano-Goda: I La España católica bajo el arrianismo visigodo. Años 416 a 585 pág 12 II La España católica visigoda. Años 586 a 711 pág 17 IGLESIA ESPAÑOLA MEDIEVAL I Época: de Guadalete a la reconquista de Toledo (711 - 1085) (Iglesia Hispano-Arábiga o Restauradora) I Años 711 a 800 pág. 23 II Años 801 a 900 pág. 29 III Años 901 a 1000 pág. 39 IV Años 1001 a 1085 pág. 49 II Época: de la reconquista de Toledo a la de Sevilla (1085-1248) (Iglesia Hispano-Latina o Restaurada) I Años 1086 a 1150 pág. 59 II Años 1151 a 1200 pág. 69 III Años 1201 a 1248 pág. 77 III Época: de la reconquista de Sevilla hasta los Reyes Católicos (1249-1473) I De la reconquista de Sevilla hasta el Papado de Aviñón (1248 a 1309) pág 85 II España bajo el Papado de Aviñón (años 1310 a 1377) pág. 94 III España bajo el Cisma de Occidente y el Papa Luna (1378 a 1423) pág. 105 IV España en el Concilio de Basilea; antecedentes de la reforma eclesiástica (1424 -1473) pág 113 ...para Reyes Católicos, Austrias, Borbones y Liberalismo, ver: http://es.slideshare.net/el--exclaustrado/cronologia-de- la-iglesia-espaola-ii-reyes-catolicos-austrias-borbones-liberalismo 2
  3. 3. PRIMER PERIODO: IGLESIA ROMANO-GÓTICA Primera Época: Iglesia Hispano-Romana. Siglos I, II y III. 33 El centurión Cornelio, primer gentil convertido a la Fe, era hispano; como hispana era la cohorte itálica, a la sazón en Cesarea, a sus órdenes (San Jerónimo). 40 Viene Santiago a España y predica desde Zaragoza a Galicia. Consta en la bula de Calixto II (que reasume toda la tradición) que tuvo muchos discípulos; entre ellos, nueve en España. “Poco fruto de la predicación de Santiago en España” (Ferreras) Su venida a España es tradición nacional continua y unánime, con culto religioso inmemorial: se apoya en testimonios irrecusables del siglo IV y siguientes. El Himno de nuestro Oficio gótico leía: ‘Regens Joannes dextra solus Asiam; Ejusque frater potitus Spaniam’. Confirma la venida de Santiago a España Dídimo, maestro de San Jerónimo; así como San Isidoro ( De vita et morte SS.) Los ataques a esta tradición comienzan a fines del siglo XVI, cuando el Arzobispo toledano Loaisa cuestionó la primacía de Compostela; por otro lado, el cardenal Baronio (poco afecto a España) inclinó a mudar el rezo tradicional a Santiago. 41 La Virgen María, en carne mortal y rodeada de celeste comitiva, se aparece a Santiago y sus discípulos una noche, a orillas del Ebro, mientras rezaban; mándale construir una Capilla y deja una efigie suya sobre una columna de mármol; así, será edificada y consagrada una modesta Capilla (de unos ocho pasos de longitud). España tiene, así, el honor de haber edificado el primer templo cristiano de que hay noticia apoyada en una tradición constante. En el Misal mozárabe ya había Misa propia de la aparición de la Virgen del Pilar (la Iglesia de Zaragoza conservó esa Misa hasta 1570). En 1456, Calixto III expide una bula, refiriendo la tradición acerca de la Capilla. En 1730, Clemente XII concede el Oficio propio para la fiesta. En el siglo XII, D. Pedro de Librana, primer obispo zaragozano tras la reconquista de la ciudad, escribía que el templo de Santa María, ya era conocido por “su antigüedad”. Contra esa tradición, Ferreras, en su Historia de España, decía que la imagen del Pilar fue traída por unos monjes franceses en la reconquista de Zaragoza; Felipe V, indignado, mandó rasgar tres hojas de esa obra, en 1720. 44 “Regresa el Apóstol Santiago a Jerusalén acompañado de nueve discípulos españoles” (Ferreras) Martirio de Santiago en Jerusalén. Quedan en España, para predicar, sus discípulos Atanasio y Teodoro; (los cuales, tras la vuelta del cuerpo del Santo a España lo custodian, y son finalmente enterrados a su lado). Traslación por mar desde Jerusalén a Iria Flavia del cuerpo de Santiago. Legendaria “sepultura del cuerpo del Apóstol en la heredad de una matrona llamada Lupa, tras varios prodigios y su milagrosa conversión al cristianismo.” (Ferreras) La Iglesia de Zaragoza tiene a San Atanasio como su primer Obispo y a San Teodoro por segundo obispo, ambos discípulos de Santiago. La tradición de la Iglesia de Braga reconoce como fundador a San Pedro de Ratos, discípulo de Santiago; aunque es dudoso. La tradición de la Iglesia de Pamplona tiene por fundador a San Saturnino, enviado por San Pedro a Tolosa, de donde pasó a Pamplona, teniendo como prosélito a San Fermín, después obispo. “Mas, por las Actas antiguas de este Santo y la autoridad de San Gregorio Turonense, consta que todo este suceso pertenece al siglo III”. (Ferreras) 60 Predicación y fundación de Iglesias por San Pablo en Tarragona, litoral mediterráneo y ribera del Ebro. Dase por supuesto que le acompañó Sergio Paulo. La venida de San Pablo a España es tradición, tanto El Apóstol indicó, en la Carta a los Romanos, ese propósito: Cum in Hispaniam proficisci coepero, spero quod praeteriens videbo vos. Y poco más abajo: Per vos proficiscar in Hispaniam. 3
  4. 4. en la Iglesia Oriental como Occidental. No existió predicación de San Pedro en España. Los menologios griegos (y, en parte el Martirologio Romano) conservan memoria de las Santas mártires Xantipa y Polixena, convertidas por San Pablo en España. La tradición de la Iglesia de Tarragona muestra la piedra sobre la que predicaba San Pablo. “Consagra San Pablo por obispo de Tortosa a San Rufo, su discípulo, según la continuada tradición de aquella Iglesia”. (Ferreras) “Falsedad de la venida de San Frontón para obispo de Palencia, desde el Perigord en Francia.” (Ferreras) 64 Los Varones apostólicos llegan a Acci, (Guadix) y desde allí se dispersan y fundan Iglesias: Torcuato, en Acci; Tesifonte en Berja; Segundo, en Ávila; Indalecio, en Urci (Mojacar); Cecilio, en Iliberris (Granada), Exiquio, en Carteya; y Eufrasio, en Iliturgi (Andújar). Predicación, en Hispalis, de San Geroncio, discípulo de los Varones apostólicos. Tras predicar San Pablo y Santiago en la parte septentrional peninsular enviaron San Pedro y San Pablo, ya desde Roma, a los Varones apostólicos al centro y sur peninsular. El oficio gótico (muy anterior al siglo IX) consigna en el Himno de la festividad de los Varones Apostólicos: ‘Missos Hesperiae, quos ab Apostolis, Adsignat fides prisca relatio. 66 El Cristianismo ya se halla extendido por toda España. I Persecución, de Nerón, contra los cristianos. No consta que esta persecución fuera intensa en España. Es martirizado San Cecilio, en Granada. “Todos los varones apostólicos murieron mártires, como por tradición tienen todas nuestras Iglesias” (Ferreras); por contra, el Santoral Complutense llama confesores a los Varones apostólicos, y el Oficio gótico no los designa con el nombre de mártires. Con todo, el oficio de San Torcuato llama, a éste, mártir. 85 Domiciano comienza la II Persecución contra los cristianos. Sin noticias de mártires en España... ...La envidia de los perseguidores privó a la Iglesia de España de muchísimas noticias de sus mártires: “El blasfemo perseguidor nos arrebató hace tiempo las Actas de los Mártires para que los siglos no esparcieran el orden, tiempo y modo del martirio" (Peristephanon). Nuestros historiadores comúnmente afirmaron que el primer Prelado de Toledo fue San Eugenio, enviado desde París por San Dionisio. Pero es muy improbable, pues aun faltaba un siglo para evangelizar el Norte de Francia, ni tampoco hubo noticia de ello durante once siglos, y no es creíble que atravesara San Eugenio zonas ya evangelizada por San Pablo y Santiago, para llegar cerca de Ávila, donde San Segundo fundó Iglesia. 90 “San Geroncio, obispo de Itálica; San Mancio, obispo de Evora”. (Ferreras). 110 Trajano tipifica la religión cristiana como delictiva. III Persecución contra los cristianos, por Trajano, (que será continuada por Adriano). 130 Deportadas por el emperador Adriano, desde Palestina, se establecen en la Península Ibérica las primeras comunidades judías. “En este Siglo, lograron la corona del martirio San Aecio y San Víctor, obispos de Barcelona; los cuales son los primeros en el catálogo de los Prelados de aquella Iglesia. Lo mismo puede decirse de San Epitacio obispo de Mérida y Basileo, obispo de de Valencia. (San Basileo pudiera ser el mismo San Blas, cuyo cuerpo se venera en el Convento de Dominicas de Cifuentes).” (Ferreras) 140 IV Persecución, de Antonino Pío, contra los cristianos, continuada por Marco Aurelio. 160 “Tradición del martirio de Santa Librada virgen y sus hermanas”(Ferreras) 190 A fines del siglo II, Tertuliano considera extendida la Fe católica por todos los confines de España. (Solo entre los vascones, paganos, tardaría 4
  5. 5. el Cristianismo siglos aun en penetrar). 205 V Persecución, de Septimio Severo, contra los cristianos. Martirio de los Santos Facundo y Primitivo en el lugar en que más tarde se edificó el monasterio de Sahagún. 230 “Según Lampridio. por este tiempo parece que en España se dedicaban muchos a los estudios de los agüeros, o de adivinar lo por venir” (Ferreras) 237 VI Persecución, de Maximino, contra los cristianos. 249 VII Persecución, de Decio, contra los cristianos. Durante la persecución, apostatan los obispos Marcial de Mérida y Basílides de Astorga; son elegidos en su lugar Sabino y Félix. Repuestos en sus cargos, las Iglesias de España acuden a la de África: S. Cipriano las exhorta a separarse de la comunión de Marcial y Basílides. 251 Consta que la jerarquía eclesiástica de España ya la formaban Obispos, Presbíteros, Diáconos y Ministros. Es efectiva la supremacía y veneración de la Santa Sede en España. “Martirio de Santa Marta en Astorga y de Santa Obdulia en Toledo”. (Ferreras) 254 El obispo africano San Cipriano se reconoce en completa intimidad con Iglesias de los puntos más opuestos de la Península: Mérida, León y Zaragoza; lo que revela que la Iglesia estaba establecida en toda la Península. Epístola, apócrifa, del papa San Lucio a los obispos de España. “Fructífera predicación en Pamplona de San Honesto y San Saturnino, obispo de Tolosa. Aunque la Iglesia de Pamplona le tiene por su primer prelado, el pamplonés San Fermín, pasó a Francia y fue primer obispo de Amiens, no de Pamplona”. (Ferreras) 259 VIII Persecución, de Galerio y Valeriano, contra los cristianos. Martirio de San Fructuoso, obispo de Tarragona, con sus dos diáconos San Augurio y Eulogio Martirio del oscense San Lorenzo, en Roma. Es tradición que, al repartir los tesoros de la Iglesia de Roma, envió a Huesca el Cáliz en que el Salvador consagró la noche de la Cena; y que se llevó a las montañas de San Juan de la Peña en la invasión árabe. En 1399, lo dieron los monjes al rey Don Martín y, en tiempo de Alfonso V, se trasladó a Valencia.. 269 IX Persecución, de Claudio, contra los cristianos, continuada por Aureliano. 284 X Persecución, de Diocleciano, -la más atroz- contra los cristianos; durará veinte años. 287 “Martirio de las Santas Justa y Rufina en Sevilla, cuyos cuerpos sepulta Sabino, obispo de aquella ciudad.” (Ferreras) 290 El retórico Arnobio considera innumerables los cristianos de España. 298 “San Marcelo, centurión que residía en León, logra la corona del martirio en Tánger. (Su mujer fue Santa Nonia, en quien tuvo muchos hijos, y todos mártires); su cuerpo, tras largo tiempo, fue trasladado a León” (Ferreras) 5
  6. 6. Fabulosas tradiciones aceptadas en España, hasta entrado el siglo XVIII: Que en España, la noche en que Cristo nació, se vio una nube tan resplandeciente que parecía mediodía; asimismo aparecieron tres soles iguales que, al día siguiente, se juntaron en uno... Que las Archisinagogas de Toledo y Zamora disuadieron a los de Jerusalén la muerte de Cristo... Que fueron españoles los gentiles que se dirigieron a San Felipe para hablar con Cristo... Que los españoles, y en especial los judíos moradores de España, enviaron embajadores a los Apóstoles, para que alguno de ellos les viniese a predicar... Que España recibió la primera, en Occidente, la Fe.... Que hubo peregrinaciones desde España a visitar a Nuestra Señora en Palestina, trayendo la bendición a sus ciudades... Que las Iglesias de Zaragoza, Braga, Cartagena, Sevilla, Valencia, Tarragona, Toledo, Barcelona, Lugo, Astorga, Palencia, etc, las fundó Santiago Apóstol... Que los Santos Cristos de Burgos y Orense ... fueron hechos por Nicodemus... Que el Santo Sudario de Jaén fue dado por la piadosa Verónica a San Eufrasio, y traído por éste a España.... Que los varones Apostólicos vinieron a España acompañando a Santiago Apóstol... Que hubo un Concilio de obispos en Peñíscola... 6
  7. 7. Siglos IV y V. 300 HALLASE TOTALMENTE CONSTITUIDA LA IGLESIA DE ESPAÑA, TERRITORIALMENTE Y EN SU JERARQUÍA. El número de obispados era mayor que el actual de las iglesias reunidas de España y Portugal. HISPANIA ESTÁ YA ENTERAMENTE CIVILIZADA POR ROMA; la Hispania tribal queda escondida en retirados contornos y breñas. Martirio de los Santos Emeterio y Celedonio, en Calahorra. 303 Envía Diocleciano a España a Daciano, que recorre nuestras ciudades dejando escrita su residencia con páginas de sangre. Martirio de San Félix de Gerona; y de San Cucufate y Santa Eulalia virgen, en Barcelona. Martirio de Santa Engracia, en Zaragoza, junto a innumerables cristianos. De sus cuerpos, quemados con otros facinerosos, las cenizas milagrosamente se apartaron y, unidas, llamáronse Masa Cándida o Santas Masas. 304 XI Persecución, de Galerio y Maximino, contra los cristianos. La Iglesia de España venera ya en el siglo IV tanto a sus mártires como a los de otras Provincias (no se considera mártires a quienes rompen ídolos y son, por ello, muertos por los paganos). Martirio de San Vicente en Valencia; San Agustín celebró su memoria predicando hasta varios sermones en su honor. Martirio de Santa Eulalia en Mérida; de los Santos Niños Justo y Pastor en Alcalá de Henares, y de otros muchos... ...La envidia de los perseguidores privó a la Iglesia de España de muchísimas noticias de sus mártires: “El blasfemo perseguidor nos arrebató hace tiempo las Actas de los Mártires para que los siglos no esparcieran el orden, tiempo y modo del martirio" (Peristephanon). 305 Concilio de Elvira (Granada) con mayoría de obispos de la Bética, cinco de la Tarraconense y tres de la Lusitania; destacan Osio de Córdoba, Valerio de Zaragoza y Melancio, de Toledo. No se conoce aún el título de Metropolitano. Martirio de la virgen toledana Santa Leocadia. 307 En Ávila, martirio de San Vicente junto con sus hermanas Sabina y Cristeta. 310 Muere San Valerio, obispo de Zaragoza. 312 Batalla de Puente Milvio: marcha Constantino contra Majencio y aparécesele una Cruz en el Cielo. Aparécesele después Cristo en sueños; manda hacer Constantino una Cruz para estandarte de su ejército. 313 El Edicto de Milán, promulgado por Constantino y Licinio, permite la práctica de la Religión Cristiana en todo el Imperio. 319 Nueva división de provincias hispanas por Constantino; en África, Tingitania, siendo parte de España, es separada de la Bética. La división de obispados hispanos, a él atribuida, es falsa. 321 Constantino decreta la prohibición del trabajo dominical, institucionalizando el domingo como día del Señor. 325 El arrianismo es condenado como herejía en el Concilio de Nicea; preside el obispo español Osio, consejero espiritual de Constantino. Patruino es elegido obispo de Toledo. 330 El presbítero hispano Juvenco escribe un poema heroico basado en Cristo. 7
  8. 8. 341 El clero hispano-romano aun no estaba sometido al celibato; los casamientos de clérigos no eran bien vistos y se consideraban como meramente tolerados. El emperador Constante prohíbe en Roma los sacrificios paganos. 347 Concilio Sardicense, presidido por Osio, que reafirma la condena del arrianismo. 348 LA DOCTRINA DE LA IGLESIA ESPAÑOLA HABÍA SIDO LA MÁS CONFORME AL DOGMA CATÓLICO DE LAS DE TODO EL IMPERIO, SIN MEZCLA DE ERROR; pero, a partir de ahora, comienza a turbase con los errores de maniqueos venidos del extranjero. Osio convoca en Córdoba un Concilio, para confirmar lo ejecutado en Sárdica. 350 Con la muerte del emperador Constante faltará el amparo de la Religión Católica en Occidente. El egipcio Marcos difunde el maniqueísmo especialmente en Galicia; sus errores influirán en Prisciliano. 357 Florece el obispo granadino Gregorio de Elvira, tenido por antagonista de Osio. Constancio obliga a Osio a que, ante un concilio arriano, suscriban la condena a San Atanasio. Al negarse, es atormentado y desterrado a Panonia; allí muere. “Acompáñale Potamio de Lisboa; quien, después, suscribe la fórmula arriana, por vil interés, y repuesto a su Iglesia.” (Ferreras) 361 Abjura el emperador Juliano solemnemente la Religión Cristiana, y hace profesión pública de Paganismo. Persecución de Juliano contra los cristianos. “San Gregorio de Elvira escribe contra los arríanos un libro que tituló De la Fe. (Ferreras). 363 Muere en batalla Juliano. Su sucesor, Joviano, anula todos los Decretos de Juliano contra los cristianos, cierra los templos paganos, y prohíbe sus sacrificios. 367 Elección en Roma del Pontífice español San Dámaso. Restan de San Dámaso unos cuarenta poemas cristianos, elevados y elegantes, a decir de su amigo San Jerónimo; a sus instancias, emprendió éste la versión de la Biblia. Amó San Dámaso las artes y á el debió Roma la reedificación de la basílica de San Lorenzo. 370 Persecución de los católicos por el emperador arriano Valente. “Celo de San Filastrio, español y obispo de Brescia (Italia) y de San Eusebio de Verceli contra Auxencio, obispo arriano de Milán.” (Ferreras). 376 Valente da a los godos la provincia de Mesia (Bajo Danubio), tras abrazar el arrianismo, que les será predicado por Ulfilas. (Herejía que causará grandes desventuras a la España católica cuando los visigodos, poco después, la invadan). 378 Valente es muerto. Su sucesor, Graciano, prohíbe el arrianismo. El heresiarca Prisciliano comienza sus predicaciones; es apoyado por varios obispos, entre ellos Instancio y Salviano. 379 El español Teodosio (tenido por el mejor de los emperadores cristianos) es coronado emperador; sus disposiciones religiosas llevarán la aquiescencia del Papa (también español) San Dámaso. Con ambos españoles, cuyas personas simbolizaron los dos poderes que rigen el mundo, viose marchar al Sacerdocio, enlazadas sus manos con el Imperio. Escribe Idacio que a otro español, Cynegio, prefecto de Oriente, le cupo el honor de acabar con la idolatría en Egipto, secundando a Teodosio. 380 Concilio de Zaragoza, condenando a los priscilianistas. Escarmentado San Dámaso de las 8
  9. 9. malas resultas de anteriores apelaciones de herejes, se niega a atender a Prisciliano. 381 Por acuerdo del Papa San Dámaso y del Emperador Teodosio, ambos españoles, se reunió el Concilio I de Constantinopla, que condenó varias herejías. 385 A instancias del obispo Itacio son ejecutados, en Tréveris (Germania), Prisciliano y sus secuaces; sus restos son recibidos en triunfo y venerados por sus seguidores en España. Decretal del Papa Siricio a Himerio, obispo de Tarragona, contra la licenciosa vida del clero; primera noticia de vida monacal en España. Teodosio crea la Provincia de Baleares, segregándola de la Cartaginense. 386 “Audencio, obispo de Toledo, escribe contra los maniqueos”. (Ferreras) 391 TEODOSIO PROHÍBE EL PAGANISMO Y DECRETA QUE EL CATOLICISMO SEA LA ÚNICA RELIGIÓN DE ROMA. “San Dictinio es consagrado obispo de Astorga” (Ferreras). En Barcelona, muere el obispo San Paciano, defensor del Sacramento de la Confesión y que condenó el novacianismo; su hijo Dextro fue muy docto en Historia. San Jerónimo menciona a un tal Pedro, orador célebre. Otro teólogo barcelonés elocuente fue el obispo Olimpio. A la Tarraconense pertenecían los teólogos Ripario y Desiderio. Allí florecerá también San Paulino de Nola. 395 Muere el emperador Teodosio. “Predica San Ambrosio en sus exequias, y es trasladado su cuerpo a Constantinopla, y puesto en el Panteón de Constantíno. La Iglesia Griega le venera como a Santo.” (Ferreras) Con la muerte de Teodosio puede considerarse sepultado el Imperio romano. 396 Decaimiento de la moral y costumbres cristianas en España. El hundimiento ha sido paulatino a lo largo del Siglo IV. Marcelino y Faustino, de la secta luciferiana, atacan las mejores reputaciones eclesiales, condenando a San Atanasio y San Hilario; inventan que Osio murió en Córdoba, divinamente castigado; y calumnian la memoria de San Dámaso. 399 “Al fin del Siglo IV está ya extendido el cristianismo en las aldeas y lugares pequeños.” (Ferreras) “En este tiempo ya había muchos arrianos en España; por donde es falsa la opinión de los que dicen que los visigodos introdujeron el arrianismo en nuestra Provincia”. (Ferreras) “Había ya en España monacato y monjes que, se sospecha trajo de Italia a España Osio, obispo de Córdoba, cuando fue llamado a Milán por el emperador Constancio, o bien alguno de los prelados que asistieron a Rimini... Parece, seguían algunas de las reglas de los anacoretas de Egipto, de donde los había traído a Italia San Atanasio.” (Ferreras) 400 Concilio I de Toledo: Símbolo Toledano (de la Iglesia española), regla de fe católica consignando, por primera vez, el Filioque. Condena del priscilianismo (abjuran varios obispos, entre ellos Dictinio); reordena el matrimonio de los clérigos. El hereje francés Vigilancio, que rechazaba la veneración de las reliquias de los mártires y la vida monástica, pasa a España. El obispo toledano Asturio encuentra los cuerpos de los Santos Niños Justo y Pástor en Compluto (Alcalá de Henares); para mejor honrarlos, Compluto pasa a ser nueva diócesis. Disputa sobre la Silla episcopal Narbonense: prevalece Narbona sobre Arles. Es ordenado de presbítero, en Barcelona, San Paulino de Nola, de origen francés. 403 Relajación en el clero, en esta época: consecuencia de no haberse admitido aun el celibato clerical. Impugna el hispano Aurelio Prudencio al pagano Símaco, que pedía restablecer el ara de la Victoria en el Senado de Roma, tras la muerte de Teodosio. 404 “Resuelve Lucinio –persona principal- traer a España las obras de San Jerónimo y otros Padres, y escribe al Santo para ello.” (Ferreras) 9
  10. 10. 408 Avito, presbítero español natural de Braga, consulta a San Jerónimo sobre libros de Orígenes titulados ‘Periarchon’, y respóndele el Santo. (Ferreras) 409 Como vengadores de la Providencia, irrumpen los bárbaros en España como instrumento divino para purificar las costumbres relajadas. Orosio e Idacio testifican que el fuego, el hambre, el pillaje, la epidemia y el asesinato la acompañaron. (Al fin de este período, los mismos delitos traerán igual castigo a la relajación goda). Los suevos y vándalos, de religión idólatra, invaden Galicia. “La Providencia, que permitía en Gallaecia el error priscilianista, la ilustraba con los varones más esclarecidos de España” (San Braulio): Orosio, Avito, los dos Toribios, Idacio, Ceponio, San Martin Dumiense y Bachiario. Escapa milagrosamente Orosio de los vándalos, huyendo a África; allí trata con San Agustín y redacta el “Adversus paganos”. Desamparan muchos obispos sus Iglesias por haber perecido sus fieles. 410 Los godos de Alarico saquean Roma y supuestamente se apoderan del tesoro del Templo de Jerusalén, que poseían los romanos. Muere Aurelio Prudencio que, tras su conversión, cantó himnos a los mártires españoles. Fue el poeta más elevado de su época y al que Erasmo llamará ‘Píndaro cristiano’. 412 “Según Orosio, los obispos Paulo y Eutropio piden a San Agustín que refute la herejía de Prisciliano, cuyo deseo no satisfizo por entonces”. (Ferreras) 415 Los hispanos, enervados en la paz, pasan a enaltecerse en la adversidad y sus obispos se conducirán dignamente: San Agustín presentará su conducta como modélica a los obispos africanos. Escribe Orosio, contra Pelagio, el Apologético sobre el libre albedrío. (Ferreras) Paulo Orosio, en Belén. El presbítero Avito le entrega una carta para Balconio, obispo de Braga, al descubrirse las reliquias de San Esteban y haber conseguido parte de ellas. “Hallazgo de los cuerpos de San Esteban, San Nicodemus, San Gamaliel y su hijo Avibon, cuyas reliquias venera Orosio; esa historia, escrita en griego por Luciano, tradujo en latín Avito.” (Ferreras) 10
  11. 11. Segunda Época: Iglesia Hispano-Goda. I - La España Católica bajo el arrianismo visigodo Siglos V y VI. 416 Los visigodos de Ataúlfo, de religión arriana, entran en España aliados de los romanos. Durante algún tiempo respetarán el catolicismo gracias a su amistad con Roma. Los hispanos verán ventajas en el dominio visigodo, más humano que el de las otras hordas invasoras. 417 El papa Zósimo escribe a los obispos de España y Francia que no den obispados a monjes ni a seculares sin ordenar. 418 “Orosio se embarca a España y llega a Menorca. Deposita allí las reliquias de San Esteban, y por los méritos del Santo se convierten todos los judíos de la Isla. Carta del obispo Severo, dando cuenta a todas las Iglesias de aquella maravillosa conversión” (Ferreras) “Muerte de San Dictinio, obispo de Astorga.” (Ferreras) 424 Los vándalos (de religión parte idólatra y parte arriana) talan España; destruyen Cartagena ( que perderá su importancia metropolítica en beneficio de Toledo); destruyen también Sevilla. Castigo divino al vándalo Gunderico, por pretender saquear el rico templo de San Vicente, en Sevilla. 427 Los vándalos pasan al Norte de África; mueren innumerables mártires; entre ellos, los españoles Arcadio, Probo, Pascasio y Eutiquio, que acompañaban a Genserico. 428 Genserico, rey de los vándalos, se convierte al arrianismo. Idacio es nombrado obispo de Aquae Flaviae (Chaves). Castigo divino al suevo Hermengario, tras robar en el templo de Santa Eulalia de Mérida. 430 Durante el sitio de Hipona por los vándalos fallece san Agustín. Años después, Genserico saquea Roma. 433 El obispo Idacio media entre el suevo Hermenerico y la población gallega, tras intentar asolar el interior de Galicia. Cisma de Pastor y Siagrio, que se hacen obispos contra la voluntad de Agrestio, obispo de Lugo, “que los acusaba de priscilianistas. Profesión de fe de Pastor. Créese que este prelado sea Pastor, obispo de Palencia, que celebra la Iglesia en el Martirologio” (Ferreras) 439 El vándalo Genserico atropella al obispo y clero de Cartagena, y da los templos católicos a los arrianos. Merobaude, valeroso militar hispano, escribe poemas de tema sagrado. 440 Requila, rey de los suevos, se apodera de Mérida, y de Sevilla. Sabino, obispo de Sevilla, es desterrado. Carta de los presbíteros españoles Vital y Constancio (o Tonancio) a S. Capreolo, obispo de Cartago, contra la herejía nestoriania. 442 Sujeción de los Bagaudas (antigua sangre celtíbera), que asolaban la Tarraconense, por el general Asturio; años después, serán vencidos por Merobaude. Vuelve Santo Toribio, obispo de Astorga, de visitar los Santos Lugares. 444 “Ceponio, obispo de Braga, escribe un poema de la caída de Luzbel , bajo la metáfora de la fábula de Faetón”. (Ferreras). 447 Concilio nacional –incierto- en Toledo. Escribe el papa San León I, sobre los priscilianistas, al 11
  12. 12. Muerte del suevo Requila en Mérida; su sucesor, Requiario, abraza el catolicismo y con él, los suevos. obispo de Zaragoza. “Santo Toribio de Astorga escribe contra los priscilianistas el libro titulado Commonitorio”. (Ferreras) 449 Los bagaudas, encabezados por Basilio, asolan el valle del Ebro, y matan al obispo León, de Tarazona. El suevo Requiario junto con el bagauda Basilio saquea el territorio de Zaragoza y Lérida. San Salviano, presbítero de Marsella, justifica la rebelión de los bagaudas. Los maniqueos del noroeste peninsular son sometidos a juicio y expulsados por los obispos Toribio e Idacio; de ellos, Pascencio será expulsado de Mérida. Hermosa epístola de San León I a su amigo Santo Toribio condenando a maniqueos y priscilianistas y exigiendo contra ellos Concilio, en Galicia. 450 Sangrienta batalla en los Campos Cataláunicos, en que es vencido Atila, y muertos doscientos mil de los suyos. Mueren también muchos visigodos junto a su rey Teodoredo. “Pasa Santo Toribio a Palencia, donde había muchos priscilianistas; no haciendo caso de su predicación, mueren ahogados en la milagrosa crecida del río Carrión, que inundó la ciudad luego que la maldijo el Santo. Con este milagro se va borrando en España la secta de Prisciliano.” (Ferreras) 456 Los suevos invaden la Tarraconense y son derrotados por los godos; Requiario es muerto por Teodorico. Los godos, en venganza se apoderan de Braga, saquean los templos y maltratan al clero. Draconcio, de la Bética, escribe el poema Carmen de Deo, sobre la Creación; Orencio, de quien solo resta una poesía, ser elogiado por sus contemporáneos Venancio Fortunato y Sidonio Apolinar. 460 El suevo Frumario destruye varias zonas de Galicia, y aprisiona al obispo de Chaves, Idacio. Desde esta época, circula por la Península un texto de la Biblia elaborado por un tal Peregino, obispo hispano, a partir de la Vetus latina y de trabajos de S. Jerónimo. 465 Ayax -gálata de nación- introduce el arrianismo entre los suevos; condición del rey godo Teodorico para casar su hija con el suevo Remismundo. Carta del obispo tarraconense Ascanio al Papa San Hilario sobre los desmanes de Silvano, obispo de Calahorra. El Papa corta el abuso, introducido en España, de considerar los cargos eclesiásticos como hereditarios. 466 Eurico asesina a su hermano Teodorico, “religioso y de buenas cualidades” (según el obispo Sidonio Apolinar). 468 El Papa Simplicio escribe a Zenón, obispo de Sevilla, que observe la disciplina eclesiástica. 469 El arriano Eurico expulsa a los romanos; aunque trata cruelmente a los católicos de la Aquitania, respecto de la Iglesia Hispana no consta que causara vejaciones. Idacio, obispo gallego, escribe los sucesos lóbregos de su época; inaugurando la datación cronológica conocida como Era Hispánica. Es considerado el padre de los cronistas hispanos. 470 El papa San Simplicio nombra vicario apostólico a Zenón, obispo de Sevilla. El Papa Félix III le confirmará en el puesto. Inicio de la compilación canónica llamada Colección Hispana, de de Concilios (Nicea, Ancira, Neocesarea, Gangres y Sárdica) traducida de los originales griegos; después, conocida como ‘Isidoriana’. 484 Muerte de Eurico; puede considerarse el PRIMER MONARCA GODO DE ESPAÑA, por dominar casi toda la Península, y dar paz y estabilidad de Gobierno. Le sucede su hijo Alarico II. El vándalo Hunerico destierra a los obispos católicos de África, entre ellos los de Mallorca, Menorca e Ibiza: Elías, Macario y Opilio; “cierra las Iglesias y aplica sus bienes a los arríanos; pero le castiga Dios, y muere rabiando, despedazándose y comido de gusanos”. (Ferreras) 485 “Muere en Sevilla San Florencio, conocido por sus milagros.” (Ferreras) 12
  13. 13. 496 Cinco obispos Metropolitanos: en Tarragona (Tarraconense); Braga (Galaecia); Sevilla (Bética); Mérida (Lusitania); y Toledo/Cartagena (Cartaginense). Más de ochenta obispados católicos en España y la Galia Gótica (de ellos, once en la Galicia ocupada por los suevos). Bautismo –católico- del rey franco Clodoveo por San Remigio, obispo de Reims. S. Volusiano, obispo de Tours, es desterrado por Alarico II y pasa a España, donde muere poco después. 498 “Sublevación en Zaragoza contra los godos de Pedro Urdemales, en cuyo nombre se cuentan en España mil fabulas y consejas.” (Ferreras) 500 Buena relación del arriano Alarico II con los prelados católicos. El catolicismo, en general seguirá disfrutando de libertad y tolerancia, todo el siglo VI, hasta los tiempos de Leovigildo. Alarico II encarga a Aniano que compendie las leyes del Código Teodosiano, con la revisión de obispos católicos. 504 “Muerte de San Gregorio en Oset (Alcalá del Río).” (Ferreras). 507 Tras ser derrotado por el católico Clodoveo, Alarico II abandona Tolosa; los visigodos son expulsados a España. Hipótesis de que los tesoros del Templo de Jerusalén, de los que los godos se apoderaron en Roma, pasen a los francos. Costumbre (abusiva) en España de rebautizar, condenada por la Iglesia. En detestación de la herejía arriana solían en España hacerse en el Bautismo tres inmersiones, en obsequio de la Santísima Trinidad; se suprimen para que los arríanos no infieran de ella una trinidad de naturalezas divinas. 511 “Muerte y sepultura del siervo de Dios Litorio en Tala- vera de la Reina.” (Ferreras) 517 Concilio de Tarragona: mención de obispos Metropolitanos en las capitales de provincias civiles; para mejor comunicación con el Pontífice. La demasiada extensión de la Cartaginense hace que los obispos del centro prefieran como Metropolitano al de Toledo; y los meridionales, al de Cartagena. Concilio provincial en Gerona. Epístolas del papa Hormisdas a Juan, Metropolitano de Tarragona, y a Salustio de Sevilla, confiriéndoles el vicariato apostólico. 518 “Oroncio, obispo de Colibre (Collioure) escribe en verso su Conmonitorio, o Avisos de la vida Cristiana.” (Ferreras) 520 El Catolicismo viene siendo la religión de los hispanos y de la antigua cultura romana; el arrianismo, la de los usurpadores y la de separación de castas. Las herejías se reducían al arrianismo (de godos y suevos, y ajeno a españoles) y al priscilianismo, de importación extranjera y reducido a Galicia. En España no hubo eutiquianos, monofisitas, monotelitas ni herejes de muchísimas sectas que dividían la Iglesia de entonces, incluida Italia. Venida del italiano S. Victorián a los Pirineos, origen del monasterio Asaniense dedicado a San Martin de Tours (el primero de que haya noticia en España). Los monasterios de España aun no eran de la Orden de San Benito (regla posterior al año 529). Fallece San Felices, maestro de San Millán de la Cogolla. “Muere en Sevilla el siervo de Dios Macario, según consta de la piedra de su sepulcro.” (Ferreras) 522 Amalarico ocupa el trono visigodo y casa con la princesa francesa Clotilde, católica. Muere Celso, Metropolitano de Toledo, y es elegido por sucesor Montano, venerado por su santidad y doctrina. Decretal del papa Hormisdas sobre celebración de concilios. Huyendo de los arrianos de Milán, se traslada el húngaro San Laureano a Sevilla, y es nombrado obispo en sustitución de Máximo. 527 II Concilio de Toledo, presidido por Montano, Metropolitano de Toledo: edificación de seminarios; y restricción del matrimonio de clérigos. APARECE YA TOLEDO COMO SEDE METROPOLITANA “El Santo Arzobispo Montano, calumniado de impureza, justifica su inocencia con un prodigio: saliendo a decir Misa toma en sus ropas ascuas que se conservan sin hacerle lesión alguna. De aquí trajo 13
  14. 14. DE LA CARTAGINENSE, LO QUE SE REPETIRA EN LOS SIGUIENTES CONCILIOS origen la purgación de los delitos entre los godos por el hierro ardiente”(Ferreras). 530 Amalarico pone la silla real en Sevilla. Los obispos hispalenses serán Primados de España, hasta la elevación de Toledo a sede real, décadas más tarde. El arriano Amalarico impide a su esposa profesar el catolicismo y la maltrata; en venganza, es muerto en batalla por sus cuñados, Childeberto, Clotario y Clodomiro, reyes católicos de Francia. Epístola del obispo Montano a los clérigos de Palencia contra la secta de Prisciliano; repite los anatemas de San León. “Escribe también a Santo Toribio, monje, que acabó en Asturias con los restos de idolatría, y fundó el monasterio de Liébana, cerca de Potes. (Ferreras)” S. Millán de la Cogolla es ordenado monje en Tarazona. Restos de herejía priscilianista en Galicia. 531 Muere Montano, Metropolitano de Toledo, y le sucede Julián I. Escritores de esta época: Justo de Urgel (que comentó el Libro de los Cantares); Nebridio, obispo Agatense; y EIpidio. 538 Florece Justiniano, obispo de Valencia que refutó los errores arrianos. (Será elogiado por S. Isidoro). Tres hermanos suyos también acceden al episcopado. Respuesta del intruso Papa Vigilio a Profuturo, obispo de Braga, sobre puntos de dogma y disciplina, y uso de la partícula ‘filioque’. 540 Concilio provincial de Barcelona Apringio, obispo de Beja (alabado por S. Isidoro) escribe una interpretación del Apocalipsis. 542 La Iglesia Hispana vive al margen del Estado visigodo arriano. Clima de tolerancia general excepto en la Iglesia gallega, impedida de celebrar concilios bajo el arrianismo suevo. Los católicos españoles recelan de los católicos francos: Childeberto y Clotario talan la Tarraconense; al ser cercados, los zaragozanos recurren a San Vicente y en procesión llevan su túnica. Childeberto teme la ira divina y levanta el cerco; danle, agradecidos, la túnica, que el rey lleva a venerar a París. 546 Como rechazo al invasor arriano godo y suevo, durante los siglos V y VI, se reafirman los hispanos en su catolicidad, obedeciendo a la Santa Sede. Concilio en Lérida; Concilio Cartaginense en Valencia. De las provincias Bética y Lusitana ningún Concilio consta, aunque no dejarían de celebrarse. Martirio de S. Laureano, Metropolitano de Sevilla, por los arrianos en Francia. Su cabeza es llevada a Sevilla, ciudad azotada por la peste, y milagrosamente la ciudad queda limpia, como el santo profetizó. 549 Castigo divino al rey Teudiselo por obstruir la pila bautismal de Osset (Lusitania), llenada milagrosamente cada Sábado Santo (según S. Gregorio Turonense) 554 Entran los imperiales bizantinos; ruptura de la Provincia Cartaginense; el obispo de Cartagena (Contestania), depende del emperador de Oriente; quedando Toledo (Carpetania) en zona visigoda. Viaje del Biclarense a Constantinopla, en tiempo del emperador Justiniano. Ágila profana la tumba de San Acisclo en Córdoba; revuelta de Atanagildo, que le derrota, ayudado por el emperador Justiniano. Fundación del monasterio de Dumio, junto a Braga, por el húngaro Martín Dumiense; sus escritos sirven de regla a los monjes. 560 Nueva conversión de los suevos al catolicismo, por la predicación del húngaro San Martin Dumiense (el más ilustrado de su tiempo). Contribuye la milagrosa curación de Teodomiro, hijo de Charriarico, por el manto de San Martín de Tours; edificado en su honor un templo en Orense. Muere Paulo, obispo Metropolitano de Mérida, griego de origen, virtuoso y de gran cultura; le sucede Fidel. Muere S. Victorián, fundador del monasterio Asaniense, en los Pirineos. 563 Concilio I de Braga, presidido por el Metropolitano Lucrecio, para afianzar la conversión sueva. Se fijan términos de obispados gallegos: el obispo Dumiense no tiene distrito sino la familia del rey suevo. S. Prudencio va en busca del anacoreta S. Saturio. Bajo Atanagildo, es edificado en Toledo el monasterio Agaliense. El priscilianismo contribuyó, en Galicia, a relajar clérigos y monjes: se les excomulgará si cohabitan con mujeres. 14
  15. 15. 564 “San Fidel, obispo de Mérida, griego de nación, reedifica el monasterio de Santa Eulalia”. (Ferreras) “San Martín Dumiense funda los monasterios de Tibaes, cerca de Braga, y Lorbán, junto a Coimbra” (Ferreras) 566 Viene S. Donato de África a España con sesenta monjes y funda el monasterio Servitano, en Levante, al que da regla propia. Como su hermana Brunequilde, con Sigiberto rey de Austrasia, Galsvinda, hija del arriano Atanagildo abraza el catolicismo al casar con Chilperico rey de Neustria. “Tránsito de Galsvinda por Narbona y Poitiers, donde estuvo con Santa Radegunda y Venancio Fortunato”. (Ferreras) 567 Muere Atanagildo, príncipe piadoso del que se cree que era católico en secreto y que estableció la capitalidad visigoda en Toledo. Liuva (con Leovigildo) sube al trono godo. Chilperico desprecia y maltrata a la reina Galsvinda, y al fin la hace estrangular calumniándola de adultera; más infames y salvajes reyes fueron aquellos franceses, a pesar de su catolicismo, que los arrianos de España. 569 S. Martin Dumiense, ya obispo de Braga, convoca Concilio en Lugo; división de la provincia gallega en dos sínodos: Braga y Lugo. Los santos hermanos Leandro, Fulgencio, Isidoro y Florentina; con su madre, se trasladan desde Cartagena a Sevilla. 572 Concilio provincial II de Braga; último acto religioso de los suevos, ya católicos. En la Tarraconense, muere San Millán de la Cogolla, a la edad de cien años. S. Martin Dumiense recopila cánones eclesiásticos: los ‘Capítulos de Martín’ y la ‘Epístola de Martín a Bonifacio’, añadidos a la prestigiosa colección ‘Hispana’. Escribe numerosos tratados ascéticos. 573 Eufemio es elegido Metropolitano de Toledo. El anacoreta San Prudencio es elegido obispo de Tarazona. 578 Sevilla: monasterio Honoriacense. 579 Hermenegildo, hijo del arriano Leovigildo, abraza el catolicismo tras casar con la francesa Ingunda, hija de Sigiberto y Brunequilde; es ésta maltratada por la arriana Gosvinda, mujer de Leovigildo. Florece S. Leandro en la Sede metropolitana de Sevilla, donde adoctrina al príncipe Hermenegildo. Novello, obispo de Cornpluto (Alcalá de Henares), florece en virtud y letras. 580 Persecución de los católicos por Leovigildo, en que son perseguidos S. Leandro, S. Fulgencio, Liciniano y otros prelados; son saqueados templos y monasterios católicos. Convoca Leovigildo un conciliábulo arriano en Toledo: modifican su herejía y hacen apostatar a muchos católicos. Destierra Leovigildo a Mausona, metropolitano de Mérida, al no darle la túnica de Santa Eulalia, y pone en su lugar a Sunna, arriano. Buscan los católicos socorro en Constantinopla, enviando a S. Leandro; que trata con el futuro Papa S. Gregorio Magno (entonces legado del Papa Pelagio II). Caída en el arrianismo del obispo Vincencio, de Zaragoza. Indignados contra su apostasía, le atacan Severo, obispo de Málaga, y Liciniano, de Cartagena. “Martirio de San Vicente, abad del monasterio de San Claudio de León, de San Ramiro y de otros doce monjes por orden de Leovigildo”. (Ferreras) 583 El rey católico suevo Miro apoya la rebelión de Hermenegildo contra Leovigildo; llegado a Sevilla, le traiciona; muriendo ante sus muros. Andeca priva a Eburico del trono suevo y le encierra en un monasterio. 584 Martirio de S. Hermenegildo en Tarragona. Si el levantamiento contra su padre merecía un castigo, su entusiasmo religioso merecía un premio; uno y otro se reunió en su martirio. S. Juan de Biclaro, lusitano de Santarem, edifica el monasterio deValclara, en los Pirineos, dándole regla. 585 Fin del reino suevo, tras su conquista por Leovigildo. A pesar no haber expulsado del todo a los imperiales, puede considerarse a Leovigildo FUNDADOR DE LA UNIDAD ESPAÑOLA. Florece S. Eutropio, abad del monasterio Servitano (y después, obispo de Valencia); escribió ‘De distinctione monachorum’ (apología de la vida monastica). 15
  16. 16. Segunda Época: Iglesia Hispano-Goda. II - España católica visigoda. Siglos VI al VIII. 586 Muerte de Leovigildo; se cree que previamente abrazó el catolicismo por intercesión de San Hermenegildo. Sube al trono su hijo Recaredo. RECAREDO ABRAZA EL CATOLICISMO, QUE SERÁ LA ÚNICA RELIGIÓN DE ESPAÑA DURANTE CASI CATORCE SIGLOS. A la conversión de Recaredo precedieron tanto las amonestaciones de San Leandro como las disputas, en su presencia, entre teólogos católicos y arrianos. Devuelve Recaredo los bienes arrebatados a templos y monasterios católicos, borrando las sangrientas huellas de su padre, Leovigildo. 588 Manda Recaredo se recojan y lleven a Toledo todos los libros de los arrianos y los hace quemar. Inicio de la costumbre de que ningún no católico milite bajo las banderas del rey de España. Principio de la costumbre que se guardó muchos años en España que nadie comulgase antes de que, en compañía del sacerdote, hubiese pronunciado los Artículos de la Fe y del Símbolo. 589 A la conversión de Recaredo sigue el Concilio III de Toledo, “uno de los actos más grandiosos que presenció jamás la nación española”. Asemejándose a Constantino, hace Recaredo (con la reina Bada) profesión de Fe Católica; los nobles godos abjuran del arrianismo. Papel decisivo de S. Leandro y Eutropio, abad Servitano. Se aprueba una única Provincia eclesiástica de Galicia, con sede en Braga. Juan de Valclara (el Biclarense) es elegido obispo de Gerona. Rebeliones de los obispos arrianos Sunna de Mérida, y Athaloco de Narbona junto a los nobles Granista y Wildigerno. Son desterrados el obispo toledano Ulfidas y la reina viuda, Gosvinda, ambos arrianos. Concilio provincial de Narbona. Concilio provincial de Sevilla. “Agapio, obispo de Córdoba, conoce por revelación de San Zoilo Mártir, el lugar donde estaban sus reliquias: son colocadas en la Iglesia de San Félix Mártir de Córdoba.” (Ferreras) 591 La liturgia gótica (‘mozárabe’) procede de los inicios de la Iglesia. La adopción por Roma de nuevo rito hizo llegar a ser distinto su oficio del apostólico primitivo; las Iglesias de África, España y Francia también variaron su rito uniforme, distinto del romano. S. Leandro da cuenta del feliz Concilio al nuevo Papa S. Gregorio Magno; Recaredo le regala un cáliz y trescientas cogullas para los pobres de Roma. 592 Recaredo, tras su conversión construye numerosos monasterios (según atestigua el Biclarense). Concilio II de Zaragoza. 594 Obras de S. Leandro: De triupho Ecclesiae ob conversionem Gothorum, ‘De institutione virginum (a su hermana Florentina), dos libros contra los arrianos S. Gregorio Magno, agradecido, envía a Recaredo “una cruz con parte de la Vera Cruz, y dos llaves tocadas por San Pedro. Para el Metropolitano San Leandro, envió el palio”. (Mariana) 595 Antes de la conversión de Recaredo no era uniforme la liturgia hispana; en Galicia se mantenía un particular rito. El contacto con los imperiales bizantinos influye en el Concilio III Toledano, que ordena el canto del Símbolo Constantinopolitano. Se introducen elementos bizantinos tras los viajes a Oriente de Osio, Orosio, S. Martin Dumiense, S. Leandro, el Biclarense... S. Gregorio Magno envía a S. Leandro la ‘Regla Pastoral’ y la “Exposición sobre Job” (“Morales”) escrita a instancia de S. Leandro. El obispo Liciniano de Cartagena escribe al Papa S. Gregorio Magno. (Escribe también contra el pelagiano marsellés Fausto de Riez, sobre la inmaterialidad del alma humana y los ángeles). 596 Muere S Leandro, Metropolitano de Sevilla: alma de la transformación de los godos de arrianos en fervientes católicos. Derecho canónico en la España visigoda: colección denominada ‘Epítome’ (finales s. VI) recoge cánones de los concilios ecuménicos y decretales de los Papas. 16
  17. 17. 599 S. Isidoro, primer maestro de las ciencias eclesiásticas de España, nuevo Metropolitano de Sevilla. Concilio II de Barcelona. 600 Plenitud y exuberancia de la teología en la Iglesia visigoda: con los Símbolos de Fe iniciarán sus sesiones los Concilios toledanos (desde el tercero). Erección del obispado de Bigastro, cerca de Orihuela; “por ruina de Cartagena”, según el P. Flórez. 601 Muere Recaredo; le sucede su hijo Liuva II. 603 Liuva II es asesinado por Witerico, que le sucede en el Trono. Como sucesor de Adelfio, Metropolitano de Toledo, es electo Aurasio. El legado Juan es enviado por el Papa San Gregorio Magno para dirimir competencias entre las diócesis de Cartagena y Toledo, aun separadas tras la invasión de los imperiales bizantinos. 606 El rey Witerico trata de reintroducir el arrianismo; se le opone el Metropolitano Aurasio. Desde principios del S. VII, el obispo de Toledo ya es designado como primado: “primatum episcoporum”. 608 Toledo: en el monasterio de San Félix cursan estudios San Julián, San Justo y San Eugenio. “Fallece Murila, obispo de Palencia, y le sustituye Conancio, que resplandece en virtudes y doctrina”. (Ferreras.) 610 Witerico es muerto por los grandes y arrastrado por el pueblo enfurecido. Es elevado al trono, por aclamación, Gundemaro, que restablece el Catolicismo. Concilio provincial Cartaginense, ‘sub Gundemaro’: se reconoce como Metropolitano Cartaginense al obispo de Toledo (ciudad cabeza de la Carpetania). 612 Accede al trono Sisebuto, rey culto y religioso, que interviene directamente en el gobierno de la Iglesia. S. Isidoro, obra inmortal: las ‘Etimologías’ recogen todo el saber de su tiempo, compuestas a instancia del zaragozano S. Braulio. Concilios de Toledo: los eclesiásticos intervenían en todos los asuntos; los laicos sólo en temas civiles. Eran también verdadero tribunal civil juzgando sobre temas de gran trascendencia. El rey sancionaba asuntos religiosos; jamás hubo conflicto entre rey y obispos. 614 Sisebuto persigue a los judíos, atendiendo a indicaciones del emperador bizantino Heraclio; son obligados a bautizarse, gran número de ellos fingidamente. No pocos pasan a la Galia, acabando expulsados con los demás judíos de Francia, por el rey Dagoberto. Concilio provincial de Tarrasa (Egarense). S. Eladio (antiguo dignatario) desde del monasterio Agaliense toledano accede al obispado de Toledo; será maestro de S. Ildefonso. Compone Melito, historiador hispano, su Cronicón. Compone Sisebuto una ‘Vida de S. Desiderio’, obispo de Viena de Francia, a quien Teodorico martirizó haciéndolo apedrear. 617 La Iglesia visigoda, para presentar a los reyes al pueblo con autoridad emanada de Dios, procedía a su consagración ungiéndolos en cabeza, pecho y espalda. Fin con aclamaciones, repique de campanas y canto del Te Deum. Primer caso cristiano de consagración regia, en la estela de los reyes bíblicos. Florece S. Fulgencio, obispo de Écija, hermano de San Leandro y San Isidoro. “Muere Sta. Florentina, hermana de S. Leandro y S. Isidoro, en Écija, donde fue prelada del monasterio que fundó” (Ferreras) S. Isidoro: comenta libros del A. Testamento; ‘Libri III sententiarum’ (sobre dogmática, que influirán en Pedro Lombardo); ‘De fide catholica contra Iudeos’; ‘Libro sobre las herejías’; ‘De ecclesiasticis officiis’ (usado en la Edad Media como regla de clérigos)... 619 Los godos tenían sus Cortes, distintas de los Concilios. En los Concilios, el rey postrábase a los pies de los obispos, que allí eran sus superiores; en otras reuniones, el monarca en trono de plata y con cetro de oro, representaba a Dios en la sociedad de que los obispos eran sus primeros vasallos. Para la elección de monarca se reunían magnates y obispos; ningún rey fue elegido en Concilio nacional. Sisebuto edifica el templo de Santa Leocadia (actual Cristo de la Vega) en Toledo; y otro en Andújar, sobre el sepulcro del apóstol Eufrasio. Concilio Provincial II de Sevilla, presidido por S. Isidoro: condena de los acéfalos, herejía condenada tiempo atrás en Oriente. 620 Los obispos visigodos como más cultos y mejores conocedores del pueblo fueron, no solo en lo religioso, sino en lo material y político, la fuerza más compacta de la nación visigoda. “Sisebuto manda deponer al obispo de Barcelona, por permitir en su Iglesia la representación de una comedia que tocaba en el gentilismo.” (Ferreras) 17
  18. 18. 621 Comienza a reinar Suintila, conocido, al principio de su reinado, como “Padre de los pobres” por su piedad, según S. Isidoro. Muere el lusitano Juan de Biclaro, obispo de Gerona y gran historiador de su época. 622 Con la expulsión de los imperiales bizantinos, SUINTILA “PASA A REINAR EN TODA ESPAÑA” (S. Isidoro), anhelo de los anteriores monarcas godos. Al reunirse en una sola Provincia, los derechos sobre la Cartaginense los retoma el Metropolitano de Toledo. Se levanta el monasterio de San Millán de la Cogolla. Frente al espectáculo aterrador de las Galias, elevando al sacerdocio a semianalfabetos o de Italia, donde el Papa Agathon se quejaba de no hallar a quien encargar una embajada, la Iglesia Hispana ofrece sabios: S. Leandro, S. Fulgencio, S. Isidoro, S. Juan de Biclara, Mausona de Mérida, Liciniano de Cartagena, Severo de Málaga, Donato, abad servitano, S.Eutropio, obispo de Valencia, Conancio de Palencia... 626 S. Isidoro simboliza el apogeo literario y religioso de la España del s. VII, por lo que historiadores modernos lo incluyen como el último Santos Padre de Occidente. S. Braulio sucede a su hermano Juan en el obispado de Zaragoza; será motor del movimiento cultural de su tiempo, tras la muerte de S. Isidoro. 631 Suintila, aborrecido del pueblo y envilecido, es despojado del Trono por Sisenando. Fallece Eladio, Metropolitano de Toledo; le sucede en el cargo el monje Justo. “Remordía a Sisenando haber usurpado el trono; postróse en tierra y llorando, pidió a los Padres conciliares que le absolviesen”. La Sede Elotana es trasladada a Illici. 633 Sisenando convoca el Concilio IV de Toledo, presidido por S. Isidoro (el más concurrido de todos: con 66 obispos): se moderan las leyes de Sisebuto contra los judíos. Medidas contra regicidas y usurpadores. Muere S. Prudencio, obispo de Tarazona. El Concilio IV de Toledo dicta la uniformidad en la liturgia gótica (llamada después mozárabe) en todo el Reino (incluida la Galia gótica). Pimenio, obispo de Asidonia, erige un templo con reliquias de mártires. 636 Chintila convoca el Concilio nacional V de Toledo, presidido por S. Isidoro; introducción en España de las letanías del obispo francés Mamerto de Viena. “Como el Papa Bonifacio VIII tratase de señalar cuatro doctores de la Iglesia, no faltaron quienes juzgaron debió San Isidoro ser antepuesto a San Ambrosio”. (Martín Polono, Cronicón, siglo XV). “Justo, arzobispo de Toledo, fue persona maldiciente y tan áspera que sus mismos clérigos le ahogaron en su lecho”. (Ambrosio de Morales) Eugenio II (*) es ascendido al Arzobispado de Toledo. Muere S. Isidoro, tras regir la Iglesia de Sevilla cerca de cuarenta años. Manifestación de la imagen de Nuestra Señora de la Cogullada de Zaragoza, por estos años. 638 Chintila convoca el Concilio VI de Toledo, lo preside y resplandece el obispo S. Braulio, de Zaragoza: el tercer canon dispuso que el rey jurase no permitir vivir en el reino a los no católicos, bajo excomunión. Es repuesto Marciano, obispo de Écija, demostrada su inocencia en delitos a él atribuidos. Majestuosa carta de S. Braulio al papa Honorio I, con los decretos de los Concilios V y VI toledanos. Fallece Conancio, obispo de Palencia, notable en poesía y música sacra. 642 Derrocado Tulga por la nobleza, comienza a reinar Chindasvinto, militar piadoso, aunque ya anciano. Frente a las rivalidades de la nobleza, los obispos son el apoyo más firme del Estado visigodo, protegiendo a los reyes y limitando su poder: “Rex eris si recte facias...” (Etimologías de S. Isidoro). Precioso antecedente del Papado medieval sobre los príncipes. Florece el monje S. Fructuoso, discípulo de Tonancio (obispo de Palencia): en el Bierzo, cerca de Compluto, edifica dos monasterios para eremitas atraídos por su virtud (uno con advocación de los SS. Justo y Pástor). Edifica otro tercer monasterio en la isla de Cádiz. Escribió unas ‘Regula monachorum y ‘Regula communis’ basadas en S. Isidoro y S. Benito. 646 Concilio Toledano VII; privilegiando a Toledo frente a Sevilla, se dicta que los obispos de las sedes cercanas a Toledo residan allí un mes al año, honrando la sede y al Metropolitano. S. Fructuoso pasa del obispado de Dumio al de Braga. S. Eugenio III, diácono en Zaragoza, pasa a la Silla Metropolitana de Toledo. Compondrá el ‘De Trinitate’ y completa la obra de Draconcio sobre el ‘Genesis’, Apostata Teodisclo, obispo de Sevilla y pasa a África. “De la caída de Teodisclo tomó ocasión Chindasvinto para pasar a Toledo la dignidad de primado y quitarla a Sevilla”. (Mariana) Para enriquecer la Iglesia hispana, Chindasvinto envía al monje Tajón a Roma; allí encuentra (y trae a España) los ‘Morales’ de S. Gregorio, obra que estaba perdida. Tajón testifica que fue el mismo Gregorio Magno, 18
  19. 19. por encargo de Chindasvinto. aparecido, quien se lo reveló. 651 La autoridad papal había influido mucho en la Iglesia Hispana en la época arriana, mientras era solo tolerada, al no serle fácil reunirse en Concilio; mas cuando contó con monarcas católicos halló en sí misma el remedio a sus necesidades. Muere S. Braulio, obispo de Zaragoza; se educó con S. Isidoro y completó sus Etimologías. Escribió sobre S. Millán de la Cogolla y los Innumerables Mártires. Se conservan 43 epístolas. Le sucede Tajón en el obispado. 653 Comienza a reinar Recesvinto: para aumentar el culto divino entrega oro, brocados y sedas, a ejemplo de su padre Chindasvinto. VIII Concilio de Toledo (participan ya los abades): S. Isidoro, aclamado como “doctor esclarecido del siglo”. Se fijan entre las cualidades del monarca “defender la fe de los judíos y herejes...” En el monasterio benedictino de S. Román de Hornija (Valladolid), edificado poco antes por Chindasvinto, son enterrados los reyes Chindasvinto y Riciberga; S. Eugenio III compone sus epitafios fúnebres. Tajón, obispo de Zaragoza, escribe las ‘Sentencias’ (extractando obras de S. Gregorio Magno y S. Agustín) anticipando el género de las ‘Summas’ medievales. 655 Recesvinto convoca el Concilio IX de Toledo, preside el Metropolitano toledano, Primado de España, que ya tenía a su cargo la consagración de los reyes. Participa Tajón, obispo de Zaragoza. Es muerta en Santarem (Lusitania) la virgen Santa Irene. “Apartadas las aguas del río Tajo, hallaron su cuerpo en un sepulcro hecho por mano de ángeles”. Por esta época. S. Quirico es obispo de Barcelona. 656 Concilio X de Toledo: confiesa su pecado carnal Potamio Metropolitano de Braga y le sustituye San Fructuoso, obispo de Dumio. Tratóse de las cargas y derechos del antiguo testamento de San Martín Dumiense, remitiendo el asunto a San Fructuoso. S. Eugenio III de Toledo, S. Fructuoso de Braga y S. Ildefonso, abad del monasterio Agaliense, presentes en el Concilio, eran monjes; fueron buscados para ocupar las Sillas principales, ilustrando la Iglesia Hispana con sus virtudes y escritos. 657 Muerto S. Eugenio III, le sucede S. Ildefonso, abad del monasterio Agaliense, como nuevo Metropolitano de Toledo. Toledo: aparición de Sta. Leocadia (en la basílica de su nombre y el día de su festividad) a S. Ildefonso, en presencia de Recesvinto y la Corte. El rey corta el velo de la santa con su espada, para reliquia perpetua. 661 Recesvinto manda edificar un templo en honor de San Juan Bautista en el lugar de Baños, cerca de Palencia. Derecho Canónico, S. VII: Se completa la “Colección Hispana”: su primera parte, con textos de concilios griegos, africanos, galicanos y españoles, y la segunda parte con epístolas pontificias. Ünico código completo y ordenado de Occidente. De fama universal en el Orbe cristiano será gloria de la Iglesia visigoda. S. Ildefonso impugna los escritos de los herejes Pelagio y Helvidio, que negaron, en el siglo IV, que la Madre de Dios fue perpetuamente Virgen. En la fiesta de la Expectación, Ntra. Señora se aparece a S. Ildefonso y le baja una casulla “de un delicadísimo cendal sin costura, ni textura de color del Cielo”. Esos hechos fueron tan ciertos, que en el siguiente Concilio se ordenó un día de fiesta para perpetuar su memoria. 665 “A mediados del s. VII, España podía blasonar de ser la más culta y mejor gobernada del mundo; con la mejor coleccion canónica y el mejor código; única que cultivaba las ciencias, con sa liturgia más pura, el latín más correcto y el episcopado más santo y sabio... lastimoso estado de Europa en aquella época...” Muere S. Fructuoso, Metropolitano de Braga; los monasterios que fundó en el Bierzo convirtieron la comarca en la ‘Tebaida de España’. El abad S. Valerio escribirá una ‘Vida de San Fructuoso’. Otras obras de S. Ildefonso: ‘Liber de cognitioni baptismi’; ‘De progressu spiritualis’ (misticismo). 666 Muere S. Ildefonso; es sepultado en Santa Leocadia, a los pies de S. Eugenio, su predecesor; le sucede Quirico en el Arzobispado. III Concilio provincial Emeritense: “se ordena que cuando el Rey estuviese en la guerra, diariamente en cada Iglesia se dijese Misa por él. 670 Junto al texto bíblico elaborado por Peregrino (s. V) se difunde por España el elaborado por S. Isidoro, basado en S. Jerónimo, S. Agustín y los Santos Padres. La sede catedralicia de Cástulo se traslada a Baeza. 672 Muere Recesvinto, sin descendencia. Es elegido Wamba por los nobles, contra su voluntad y tras ser amenazado. Divinos prodigios en su elección. Aquellos santos obispos ponen al servicio de la religión las matemáticas y la astronomía, para los cómputos crónico-eclesiásticos: Juan de Zaragoza, hermano de S. Braulio, compuso unos ‘cálculos pascuales. 19
  20. 20. 673 Tras reprimir la rebelión de Paulo, entra Wamba triunfante en Toledo. Fortifica con nueva muralla la ciudad, pidiendo a los santos tutelares que la protejan. Trae Wamba de la Narbonense las reliquias del mártir S. Antolín, príncipe godo ejecutado en Tolosa, dos siglos atrás; las depositó en lo que después fue la cripta de San Antolín, de la catedral de Palencia. 675 Concilio XI, provincial, de Toledo; reforma en la disciplina eclesiástica. El símbolo de este Concilio es un verdadero tratado de teología dogmática, semejante al símbolo ‘Quicumque’: de ahí la creencia de que esta fórmula procede de España. Fueron los hispanos los primeros en debatir la cuestión del ‘Filioque’, que pasó al Occidente y admitió la Iglesia entre sus símbolos. Dispone Wamba el Concilio provincial III de Braga, para atajar el lujo y la avaricia del episcopado. Erige Wamba obispados en pueblos pequeños y en abadías; ordena a varios obispos que ordenen prelados para aquellas nuevas Sillas. Supuesta hitación (división) de provincias eclesiásticas atribuida a Wamba; recogida en la ‘Crónica del moro Rasis’ (S. X). Se alegará a a fines del S. XI, con motivo de pleitos entre las diócesis de Burgos, Nájera y Osma. 678 Las pocas cartas conservadas entre la España visigoda y la Santa Sede no se deben a tirantez sino a escasez de problemas a tratar (a diferencia de los asuntos urgentes de Roma con anglosajones, francos y orientales.) “Florece San Valerio, ermitaño en los montes del Bierzo, con gran fama de santidad, según San Genadio, obispo de Astorga”. (Ferreras) 680 Wamba, recibiendo el hábito y la tonsura, es depuesto y enviado al monasterio de Pampliega (Burgos), por intrigas de Ervigio –del linaje de Chindasvinto- que accede al trono. (Wamba morirá ocho años después). S. Julián, de padres judíos, es elegido Metropolitano de Toledo. “Desaparecidas ya las lumbreras de la España visigoda, solo él iluminó el cielo de la Península”. Tras S. Isidoro debe considerarse el hombre más eminente. 681 Ervigio reúne el Concilio XII: se establece la primacía de Toledo, dando al rey, de acuerdo con el Metropolitano toledano, AUTORIDAD PARA CREAR Y ELEGIR OBISPOS EN TODO EL REINO. “Templo dedicado a los Santos Justo y Pastor en Salacia (Alcázar de Sal, Portugal).” (Ferreras) 683 Concilio XIII nacional de Toledo, convocado por Ervigio. Fallece Tajón, obispo de Zaragoza, insigne escriturista. Carta del Papa S. León III a los obispos españoles para suscribir el Concilio III de Constantinopla. Reticencias españolas: S. Julián redacta el ‘Apologético’ en nombre del episcopado hispano y lo envía a Roma. 684 Concilio XIV nacional de Toledo, para recibir lo aprobado en el Concilio de Constantinopla. Benedicto II, nuevo Papa, rechaza el ‘Apologético’ de S. Julián.; nueva respuesta del episcopado hispano. 687 Égica, del linaje de Wamba y yerno de Ervigio, sube al Trono y reúne el concilio Toledano XVI; es absuelto de fidelidad a Ervigio. 688 Concilio XV nacional de Toledo, que ratifica la doctrina del ‘Apologético’: un nuevo ‘Apologético’ es aceptado por Roma. S. Julián de Toledo escribe el ‘Prognosticon’, sobre las almas de los difuntos’; las ‘Seis Edades’ contra los judíos (difundido en la Europa medieval); y el ‘Liber de diversis’ sobre aparentes contradicciones bíblicas. 690 Toledo: tras la muerte de S. Julián, le sucede Sisberto, personaje indigno del cargo, en el Arzobispado. Se atreve Sisberto a sentarse en la cátedra en que la Vírgen santísima se apareció a S. Ildefonso y a vestir la casulla que del Cielo le trajo al Santo y que sus predecesores no habían osado tocar. 691 Concilio III de Zaragoza (único nacional no celebrado en Toledo). 693 Concilio XVI nacional de Toledo: por conspirar contra Égica es depuesto y excomulgado Sisberto; le sucede Félix, que era de Metropolitano de Sevilla. Por esta época, construcción de la iglesia de San Pedro de la Nave, junto al río Esla (Zamora). 694 Concilio nacional XVII de Toledo: tratóse, por Égica, de expulsar a los judíos, por confabularse para entregar España a los moros. Se manda, asimismo, que por la salud del rey se rece en misa en todas las iglesias del “Probable muerte de San Valerio, abad de San Pedro de los Montes.” (Ferreras) 20
  21. 21. Reino (lo que, secularmente, se mantendrá en España). 700 Muerto Félix, Gunderico asciende al Arzobispado de Toledo; “florecía en singular santidad y obraba maravillas”, según el Pacense. “Muere San Marciano, obispo de Pamplona, a quien el vulgo llama San Marcial. Su cuerpo se conserva en el monasterio de Leyre.” (Ferreras). 701 Fallecido Égica, continúa en el trono su hijo Witiza que, tras unos años de buen reinado, pasa a despreciar las leyes eclesiásticas y a fomentar el matrimonio de los clérigos. Sólo las reglas monásticas de S. Isidoro y S. Fructuoso rigen en los monasterios españoles (ajenos tanto a S. Benito como a S. Columbano y sus monjes británicos que, por esta época, se expanden hacia Centro-Europa). 702 Concilio nacional XVIII, y último, de Toledo, del que no se han conservado las actas (seguramente por ser contrario a las leyes y cánones eclesiásticos). Contra lo que por leyes antiguas estaba dispuesto, da Witiza libertad a los judíos para volver a España. “No hay fundamento para asegurar que Witiza negó obediencia al Papa.” (Ferreras) 710 Apoyado por nobles descontentos de Witiza, asciende al trono Rodrigo, del linaje de Chindasvinto. Ambiente bélico entre las facciones nobiliarias. Sinderedo, nuevo Metropolitano de Toledo. Siendo D. Opas Metropolitano de Sevilla, su hermano Witiza le nombra para Metropolitano de Toledo. 21
  22. 22. SEGUNDO PERIODO: IGLESIA MEDIEVAL. Primera Época: hasta la reconquista de Toledo (1085), (Iglesia Hispano-Arábiga, o restauradora) Siglo VIII 711 Tarik desembarca en Gibraltar. Batalla de Guadalete: destrucción de los godos y muerte del rey Don Rodrigo: “PÉRDIDA DE ESPAÑA”. Los judíos, fervientes partidarios de los musulmanes, facilitan su entrada en Córdoba, Toledo, Sevilla y Granada. El Metropolitano de Toledo, Sinderedo, huye de España; le sustituye el chantre Urbano. Don Oppas, hermano de Witiza, es rechazado por el clero y el pueblo. Toledo continuará con obispo propio hasta poco tiempo antes de su reconquista (año 1085). Reliquias y cuerpos de santos son llevados a Asturias. La imagen de la Virgen de Guadalupe (de origen oriental) regalada por el Papa Gregorio Magno y traída por San Isidoro, es sacada de Sevilla y escondida en las montañas de Extremadura. Urbano, Arzobispo de Toledo, recoge el Arca con la casulla celestial de San Ildefonso, sus escritos; los de San Isidoro, los de San Julián... y manda asegurar dicho tesoro en Asturias (cueva de Monsagro). El Arca de las Reliquias procedía de Jerusalén, y tras ser ocupada ésta por los árabes, había sido traída a España, en el año 637. (P. Risco) 712 (aprox.) Muchos obispos desamparan su grey; la mayoría de los de la Bética, viendo la fuga difícil, continúan en sus Sillas. Escribe el cronista Almaccari: “No quedó iglesia que no fuese quemada, ni campana que no fuese rota y los cristianos prestaron obediencia, pagando la capitación”. Tras salir los toledanos en procesión religiosa, los moros fueron introducidos por los judíos; al regresar, los cristianos fueron muertos o presos” (Lucas de Tuy). La catedral -donde Nuestra Señora se apareció a San Ildefonso- fue convertida en mezquita mayor; de un altar arrebató Tarik un trono de oro y pedrería: la ‘mesa de Salomón’. 713 (aprox.) En Orihuela, el duque godo Teodomiro, pacta un feudo cristiano independiente a perpetuidad, a cambio de un tributo. Las poblaciones tomadas por las armas tuvieron peores condiciones que las entregadas por pacto; fueron favorables en Toledo, Córdoba, Sevilla y Écija, gracias a pactos con witizanos. Las poblaciones del Norte no tuvieron condiciones ventajosas, viéndose fácil su sometimiento. Conservan los cristianos en Toledo las iglesias de Santa Justa, San Lucas, Santa Eulalia, San Marcos, San Sebastián y San Torcuato. “La soldadesca martiriza en Écija a las religiosas del monasterio de Santa Florentina” (P. Flórez) “Retiran de Andújar el cuerpo de San Eufrasio y de Guadix el cuerpo de San Torcuato, a Galicia, cerca de Celanova.” (Ferreras). 714 (aprox.) Llamados por el califa, pasan a Oriente Muza, Tarik, y miles de cautivos godos (según cronistas árabes), con treinta carros de joyas de la nobleza goda; entre ellas, la ‘mesa de Salomón’. Por cambistas judíos, muchas joyas se convierten en dinero (según el Pacense). Tratados de los invasores con monasterios de zonas transitadas, como San Pedro de Cardeña y San Millán de la Cogolla, en Bardulia y Lorbán y Vacariza, en Lusitania; con obligación de atender a musulmanes en tránsito. 715 (aprox.) Abdelaziz ocupa Lisboa y saquea Coimbra, Oporto, Braga, Tuy, Lugo y Orense. Ratificación del tratado de Teodomiro por el califa; la capitulación se amplía a más ciudades, practicando los hispanos el catolicismo, conservando sus iglesias y obispos y rigiéndose por leyes godas: será la cristiandad ‘mozárabe’. Levantamientos cristianos en Tortosa, Pamplona, Bilbilis y otros puntos. Los cronistas árabes distinguen el levantamiento pirenaico del cantábrico, diferenciando a los insurgentes de allende el Duero de los de allende el Ebro. En Segovia, San Fructuoso, es martirizado. Se ocultan las reliquias de Nuestra Señora de la Fuencisla en la bóveda de la catedral; conservan los mozárabes segovianos unas diez iglesias. Muchas reliquias sagradas se ocultan en bajo tierra, donde, andando los siglos, se descubrirán: las de Nuestra Señora del Sagrario, en Toledo; la de la Virgen de Guadalupe, la de de Nazaret, en Portugal, de Montserrat, en Barcelona y de Nuestra Señora de Atocha y de la Almudena, en Madrid. 22
  23. 23. 717 Permanecen las sedes arzobispales de Toledo, Mérida y Sevilla; y las episcopales de Dumio, Iria, Acci, Arcavica, Asidonia, Astigi, Basti, Baeza, Bigastro, Cartagena, Calahorra, Coria, Zaragoza, Compluto, Coimbra, Córdoba, Egabro, Elepla, Iliberri, Barcelona, Gerona, Ilici, Urgel, Oxama, Sigüenza, Tucci, Urci, Itálica y Valencia. Son destruidas las sedes de Astorga, Amaya, Auca, Ausona, Ávila, Braga, Britonia, Caliabria, Tortosa, Denia, Ampurias, Dumio, Egara, Idaña, Lérida, Lamego, Lugo, Mentesa, Olissipona, Oreto, Huesca, Ossonoba, Pax Iulia, Palencia, Pamplona, Oporto, Salamanca, Segorbe, Segovia, Játiva, Tarragona, Tuy, Tarazona, Valeria y Viseo. 718 DON PELAYO (“hijo del duque Favila, de sangre real goda” (S. de Salamanca, Siglo IX) ENARBOLA EL ESTANDARTE CRISTIANO, en Asturias, ayudado por prelados y magnates godos de la derrotada facción de Don Rodrigo. Deplorable condición de los cristianos de Zaragoza: quedanles por parroquias, según tradición, las iglesias de Santa María del Pilar y las catacumbas de Santa Engracia (como cementerio). Fábula de la huida del obispo Bencio de Zaragoza al monasterio de San Pedro de Tabernas (Ribagorza) “con la reliquia del brazo de San Pedro”. 719 Tarragona, Sede arzobispal, es destruida por Alahor; llegan los musulmanes a los Pirineos y concluye la conquista peninsular. Los obispados cercanos a Tarragona pasan a agregarse a Narbona. El obispo Fredoario resplandece consolando a los fieles de Acci (Guadix), cuna del cristianismo español desde el varón apostólico San Torcuato. Es convertida en mezquita la catedral de Gerona; los cristianos mantienen la iglesia de San Félix, extramuros. La iglesia mayor de Santa Cruz, en Barcelona, es también convertida en mezquita 721 Narbona, ciudad episcopal, es conquistada por Alsama. El antiguo Metropolitano de Toledo, Sinderedo, fugitivo de España, asiste a un Concilio en Roma, bajo el Papa Gregorio II. 722 Levantamiento de Don Pelayo. BATALLA DE COVADONGA. Cueva consagrada a Nuestra Señora de Covadonga. Las crónicas árabes refieren la derrota. Los cronistas antiguos refieren la magnitud de la victoria. Prodigios divinos en favor de los cristianos. Una montaña se desplomó sobre los fugitivos y las aguas del Deva tragaron millares de ellos. Muere Don Opas, que acompañaba a los sarracenos, según la tradición. Los mozárabes de Tarazona y sus inmediaciones se sublevan contra los árabes. Conserva Mérida la antigua catedral de Santa María y el templo visigodo de ‘Santa Jerusalén’, así como el santuario de Santa María y el monasterio de Cauliana (Cubillana) de época visigoda. Se levantó este monasterio en honor a dos soldados romanos del siglo III, Servando y Germán, martirizados en Cádiz y en estas tierras hicieron vida eremítica. Cuenta una leyenda que tras la derrota en Guadalete el rey Rodrigo se refugió y murió allí. 724 Al ser Córdoba hecha corte musulmana, a ella quedaban sujetos los obispos de la zona sometida, y allí se situó la cabeza de la Iglesia española; no obstante, el obispo de Toledo mantenía el primado de las Españas. “Los segovianos San Valentín y Santa Engracia hermanos de San Fructuoso, son martirizados.” (Ferreras) Es martirizado por Munuza, el obispo Anabado de Zaragoza, según el Pacense. Cronistas árabes refieren que los judíos de España y la Galia partieron a Siria tras aparecer un tal Zonaria, que decía ser Mesías. 730 Obispos de Sevilla, en el siglo VIII, tras la partida de D. Oppas a Toledo: Nonnito, Elías, Teodulfo, Aspidio, Humeliano, Medulano, David y Julián. (según el Códice Emilianense) Evancio, arcediano de Toledo, escribe una epístola a los de Zaragoza, caídos en superstición judaica acerca de la sangre de los animales. 732 Los sarracenos son derrotados, en Tours, por Carlos Martel. La derrota islámica alivia a los cristianos sublevados del Norte de España: sin ella habría sido impensable la continuación de la monarquía asturiana y la aparición de los reinos pirenaicos. Permanencia de la Sede episcopal de Iria (Padrón). Obispos de Sedes cercanas se refugian en Iria, donde se les asignan iglesias para sustentarse con rentas. Obispos irienses en el siglo VIII: Emila, Romano, Agustín, Honorato, Quendulfo I y Quendulfo II. Los obispos con título de Tuy residen en Iria hasta la 23
  24. 24. restauración de dicha Sede por Alfonso I. 737 Muerte del piadoso Don Pelayo en Cangas de Onís (sede regia): le sucede su hijo Favila. Edifica Favila, en Cangas, una iglesia en honor de la Santa Cruz (primera construida en España tras la invasión islámica) que albergó la cruz de Don Pelayo en Covadonga (dos siglos más tarde, adornada de piedras preciosas); ‘Cruz de la Victoria’, que vio Pelayo en el Cielo como señal de triunfo. 738 Muere Urbano, obispo de Toledo; es elegido Suniefredo “Florece un diácono llamado Juliano, griego de nación, que escribió en Toledo las antigüedades de España y las cosas que hizo Don Pelayo.” (Mariana) 739 Muerte del rey Favila; es enterrado en la iglesia de Santa Cruz, en Cangas. Le sucede Alfonso I el Católico, hijo de Pedro, duque de Cantabria, “de la real sangre de Leovigildo y Recaredo”, que inicia una campaña reconquistadora. El territorio granadino fue invadido por sirios, manteniendo mayoría cristiana; en vano Hanax el Sanaui, echó los cimientos de una gran mezquita. Continuó Iliberris como Sede episcopal y el arrabal mantuvo las iglesias de San Esteban, de San Vicente y de San Juan Bautista. Suntuosa iglesia frente a la Puerta de Elvira. 741 Tras haber padecido la codicia islámica y la guerra civil entre los bereberes de Abdelmelic y los sirios de Balch, muchos mozárabes huyen al reino de Asturias, contribuyendo así a su expansión. Conquistado Lugo por Alfonso I, es restaurada la diócesis por su antiguo obispo Odoario, proveniente de Iria. “La escritura de dotación que se guarda en la Iglesia de Lugo es, según Ambrosio de Morales, la más antigua conservada en España.” (Ferreras) 743 Muerte de Teodomiro en su feudo cristiano de Orihuela; le sucede su hijo Atanagildo. Ossonoba (Faro) conservaba sus fortificaciones y su magnífica iglesia de Santa María que, según los árabes, era de excelsa fábrica con enormes columnas de plata; la iglesia de Santa María fue catedral, sufragánea de Mérida. 744 Pedro, diácono muy docto, corrige a los sevillanos en lo tocante a la celebración de la Pascua. 746 Repetidas veces los obispos mozárabes serán elegidos por reyes asturianos (como sucesores de la monarquía goda y protectores de la cristiandad cautiva) de acuerdo con el clero y permiso de los emires (caso de algunos prelados de Toledo, Valencia y Zaragoza). No hubo Iglesia mozárabe distinta de otra asturiana. No hubo cisma, ejerciendo el Papa su influencia sobre la España mozárabe. Funda y dota Alfonso I un monasterio de monjes junto a Cangas de Onís, con la advocación de San Pedro. “Vieronse tres soles muy pálidos en Córdoba, señal de la grande hambre que se padeció en España” (el Pacense). 750 Dado el aumento de la población musulmana de Córdoba, tras la llegada de los sirios, se obliga a los cristianos a ceder una mitad de la catedral de San Vicente, para ser convertida en mezquita. En Huesca conservaron los mozárabes la antiquísima basílica de San Pedro. Los obispos de Huesca, tras la invasión sarracena se refugiaron en Santa María de Sasave, en el Valle de Hecho, donde se enterraron siete obispos (entre ellos, Nitidio y Frontiniano, según el leccionario antiguo de San Urbicio) 754 Una desastrosa sequía hace regresar a África a los bereberes del Noroeste, lo que alienta a los mozárabes de Galicia, Duero y Lusitania para sacudirse el yugo musulmán, ayudados por Alfonso I. En la campaña re conquistadora de Alfonso I son restauradas –aunque algunas temporalmente- las sedes episcopales de Lugo, Tuy, Braga, Viseo, Salmantica, Ávila, Segovia, Astorga, León, Amaya, Auca y Alesanco. Odoario, obispo de Lugo, pasa a restaurar la Sede de Braga. Braga, Sede Primada de Galicia, nunca fue Sede Primada de las Españas. (Flórez, E. S. XV). Isidoro ‘Pacense’ termina su ‘Cronicón’. Habitando en el Toledo invadido y testigo ocular de la catástrofe cristiana, compara la ruina de la España goda con las caídas de Troya, Babilonia, Jerusalén y Roma. 24
  25. 25. 756 Abderraman funda el Emirato independiente de Córdoba. 757 Muerte de Alfonso I el Católico; es sepultado en Cangas de Onís. Las crónicas refieren los cánticos celestes que honraron sus exequias. El celo que mostró por la Iglesia le valió el título de Católico, título que había dado la Iglesia goda a Recaredo. Le sucede su hijo Fruela I. Tras la derrota de los sarracenos en Francia, se posesionan los cristianos de núcleos en los Pirineos (Peña de Uruel y Monte Panno). Tras morir los ermitaños Voto y Félix en la cueva de Galión, sus discípulos edifican iglesias y santuarios, que darán origen al monasterio de San Juan de la Peña, baluarte primigenio de la Reconquista navarro-aragonesa. 759 Abderrahman impone un tributo fijo a los cristianos. Muere Suniefredo, Arzobispo de Toledo; es elegido Concordio. “A pesar de la invasión, el poderoso vínculo de la unidad católica no podía desaparecer en España con la misma facilidad que en el Norte de África y en Asia, minadas previamente por el cisma y la herejía.” Fruela I prohíbe los casamientos de clérigos -costumbre recibida de Witiza- y les obliga a separarse de sus mujeres, con disgusto de muchos súbditos. El abad Argerico y varios monjes huyen de Toledo; Fruela I les permite fundar, cerca de Lugo, el monasterio de Samos y les da lugares en el Bierzo, Valdeorras y Quiroga. Fundado un convento de monjas en S. Miguel de Pedroso junto a Belorado (Burgos); a su frente, la abadesa Munia Bella. 760 Abderramán favorece la apostasía de los mozárabes recompensándolos materialmente. 761 Fruela I derrota un numeroso ejército musulmán; con los despojos funda Oviedo, y erige la basílica de San Salvador sobre la que se construirá la catedral. Sujeta Abderraman a los hispanos de Toledo, que se le habían sublevado. Fromestano varón devoto, y su sobrino Maximo, habían edificado una basílica consagrada al mártir San Vicente, en un bosque cerca de la romana Lucus Asturum; allí funda Fruela la ciudad de Oviedo, Corte del reino asturiano. Comienza Fruela la iglesia de San Salvador (de doce altares), que será, tiempo después, destruida por los sarracenos. 768 Fruela I es asesinado por los señores de su Corte, que dan la corona a Aurelio, primo hermano suyo. “Noticia de la muerte del ermitaño San Juan de Atarés en la cueva de San Juan de la Peña”. (Ferreras) 770 Aparece, a mediados del siglo VlII en el Pirineo Oriental una insurrección cristiana organizada y vigorosa que obtiene victorias contra los sarracenos, ya antes de la intervención de Carlomagno. “La Restauración Pirenaica no cuenta apenas cronista alguno. Los incendios del archivo de San Juan de la Peña aniquilaron las noticias de aquellos tiempos; y en los escasos documentos conservados, la parcialidad de los historiadores posteriores sembró tales dificultades que, más que aclarar, han oscurecido las cuestiones”. 774 Muerte del rey Aurelio: es enterrado en el templo de San Martín, cercano a Oviedo; le sucede Silo, que fija la Corte en Pravia. Tras Concordio, es elegido Cixila para Arzobispo de Toledo: varón muy piadoso y escritor de un ‘Elogio a San Ildefonso’. Beato de Liébana escribe su ‘Comentario al Apocalipsis de S. Juan’; muy influyente en la Edad Media. Declara a Santiago: “áurea cabeza de España, nuestro protector y patrono nacional”. Construyen los reyes Silo y Adosinda, en Santianes de Pravia, el monasterio de San Juan Evangelista. 776 Persecución de Abderramán I: “dio contra los cristianos, huyéndose a Asturias los que podían, y destruyó las iglesias y cuerpos de los santos que había en ellas y quemábalos.” (Moro Rasis) Traslación del cuerpo de Santa Eulalia de Mérida a la Iglesia de San Juan Evangelista, en Pravia, de donde después fue llevado a Oviedo por Alfonso II el Casto. 778 Égila, legado papal, llega a la Bética para informarse de los abusos de los mozárabes sobre la celebración pascual, la predestinación, los matrimonios mixtos y Tras la venida de Carlomagno contra el rey moro de Zaragoza y demoler las murallas de Pamplona sufre la derrota en Roncesvalles. 25
  26. 26. concubinato de clérigos. El propio Égila abraza esos errores, por influencia de Migecio. Acompañan a Carlomagno las reliquias de San Medardo, obispo francés, a Benabarre; se genera una falsa tradición sobre el obispado de este santo en Ribagorza. 780 Debido a la persecución de Abderramán, el obispo toledano Cixila ordena trasladar los cuerpos de San Ildefonso y Santa Leocadia desde Toledo a Asturias. La sede episcopal de Alesanco, antigua capital de Austrigonia, es trasladada Valpuesta. Es trasladado el cuerpo de San Vicente, por mar, desde Valencia al extremo del Algarve. Su cuerpo, defendido por un cuervo -tras el martirio- fue acompañado por su descendencia; todavía en el siglo XII, sobre el templo allí construido, revoloteaban cuervos, según Al-Idrisi. 781 La intervención de los mozárabes locales en la restauración hispano-carolingia será más decisiva que en la restauración gótico-asturiana. Oviedo: fundación del monasterio de San Vicente. Fundación del monasterio de religiosas de Sta. María de Obona, en Tineo (Asturias) 783 Mauregato usurpa el trono de Asturias; hace alianza con los sarracenos (Leyenda del Tributo de las Cien Doncellas). Elipando sucede a Cixila como Arzobispo de Toledo. Los cuerpos de los Santos Justo y Pástor, venerados en Compluto (Alcalá de Henares), son trasladados por San Urbez (o Urbicio) al valle de Nocito, en la serranía de Huesca. 785 Abderramán inicia la construcción de la gran mezquita de Córdoba, en lo que fue la basílica visigoda de San Vicente. Escribe el Arzobispo don Rodrigo (siglo XIII) que hicieron los moros traer la tierra a hombros de cristianos, para humillación. Reconquistan los cristianos Urgel, población tan disminuida que se conocía como Vicus Urgelli. Ejerció su jurisdicción sobre Pallars y Ribagorza, sucediendo a la destruida Lérida. Fueron antecesores de Félix, famoso obispo adopcionista: Justo, Leuderico, Estéfano y Dotila. Ascarico, obispo de Braga, sigue el error de Elipando. Refutación sarcástica de Elipando, arzobispo de Toledo, a los ridículos errores trinitarios de Migecio; la herejía se da por erradicada en la Bética. Félix de Urgel y Elipando, Arzobispo de Toledo incurren en la herejía adopcionista, reavivando los errores de Nestorio. Beato de Liébana y Heterio, obispo de Osma refugiado en Asturias, se les oponen con el “Apologético de la verdadera Fe”. Elipando llama a Beato ‘precursor del anticristo’. Fácil reconquista de Gerona por Carlomagno; como obispo es nombrado Adaulfo. 786 Abderramán hace daño gravísimo a la Religión Católica, no permitiendo la provisión de obispados vacantes sino a costa de dinero. Con el auxilio de francos enviados por Carlomagno, los cristianos de Baleares logran, provisionalmente, sacudirse el yugo musulmán. Muerte de Odoario, obispo de Lugo; le sucede Wimaredo. (Flórez) “San Emerio viniendo de Francia funda en Bañolas (Gerona) un monasterio dedicado a San Esteban Protomártir.” (Ferreras) 788 Muerte de Abderraman; su hijo Hixem finaliza la mezquita de Córdoba y debilita al elemento mozárabe. Condenada la herejía adopcionista en un Concilio celebrado en Narbona. 789 Sucede a Mauregato el piadoso Bermudo I, llamado el ‘Diácono’ por haber recibido aquel orden sagrado. Piadosos hagiógrafos franceses del siglo XII, acerca de la toma de Gerona por Carlomagno, narrarán apariciones de la Virgen, cruces en el aire, lluvias de sangre... Carlomagno tuvo altar en la catedral de Gerona y rezo propio, hasta fines del siglo XV. 791 Comienza el largo reinado de Alfonso II, rey de gran pureza, que nunca tocó a la reina Berta su mujer, por lo que fue llamado el ‘Casto’; fija la Corte en Oviedo y restablece en Asturias el orden eclesiástico y civil de la España goda (‘neogoticismo’). Hixem reúne un gran ejército en dos cuerpos: uno de ellos consigue victorias en Galicia, destruyendo Lugo y Astorga; otro cuerpo retoma Gerona y Narbona. Los franceses cautivos cargaron un inmenso botín hasta Córdoba para la construcción de su gran mezquita. Félix de Urgel, obispo carolingio, es llamado por Carlomagno a Concilio en Ratisbona, y abjura la herejía adopcionista. Teodulfo, natural de la Marca Hispánica y de linaje godo (se confesó “sucesor de los godos de Hesperia”) es llamado por Carlomagno para llevar a cabo, junto a Alcuino, proyectos culturales. Abad del monasterio Floriacense y obispo de Orleans, dejó escritos sobre el Espíritu Santo y el Bautismo, entre otros. Introdujo en las Galias el texto bíblico elaborado por S. Isidoro. 26
  27. 27. 794 S. VIII: constan donaciones a las librerías de los monasterios de Asán (Pirineos) y Obona (Asturias) En Francfort, Germania, un Concilio condena el adopcionismo de Elipando de Toledo; asiste el hispano Teodulfo. 796 En Córdoba, Alhakam I sucede a su padre Hixem I. 797 Las tropas francas de Ludovico Pío recobran Ausona (Vich). Los cristianos de Ausona (Vich) se sujetan a Narbona, al no poder mantener obispo propio y permanecer Tarragona destruida. 798 Precariedad de los mozárabes de Zaragoza: su cercanía a la cristiandad libre les hacía sospechosos ante los musulmanes. Su alivio provenía de los reyezuelos moros que, distanciados de Córdoba, eran precisados a su amistad. Ofrece Alfonso II una hermosa Cruz de oro, ‘hecha por ángeles’, a la iglesia de San Salvador de Oviedo (Crónica Silense). 799 El teatro principal de la lucha contra el error muslímico es Córdoba. El ‘calendario de Recemundo’ da como templos principales (tras serles arrebatada la catedral): el de ‘los Tres Mártires’; el de San Cipriano; el monasterio ‘Tabaniense’; y la basílica de San Acisclo (llamada ‘de los Quemados’, tras el sacrificio del año 711); y como monasterios principales en la serranía: el el Armilatense (conservado tras la Reconquista) y el Pinamellariense. Tras un Concilio en Roma para condenar a Félix de Urgel, éste es depuesto en el Concilio de Aquisgrán y desterrado a Lyon, donde muere. (A pesar de sus caídas en herejía, por su celo en la conversión de infieles, la Iglesia de Urgel le veneraba como santo). “Muere San Beato de Liébana y es sepultado en Valcavado no lejos de Saldaña” (Ferreras) 800 “Carlomagno envía a Urgel a Leidrado, Arzobispo de Lyon, Nefridio de Narbona y San Benito para purificar la diócesis de los errores de Félix”. (Ferreras) 27
  28. 28. Siglo IX 801 Reconquista de Barcelona por los francos al mando de Ludovico Pío; entrando triunfalmente con muchos clérigos de la mozarabía local, da gracias a Dios en la antigua iglesia mayor de Santa Cruz, previamente purificada. Al frente fue puesto un conde llamado Bera, godo de alcurnia. “Ciudad siempre augusta e ínclita por la fe cristiana de su pueblo” llama a Barcelona el Himno mozárabe de Santa Eulalia: Barchinona augusta semper, Stirpe aucta insigni, Civium florens corona, Plebs fidelis inclyta’. Ludovico Pio reconquista la sede episcopal de Egara (Tarrasa); pasa a depender de la de Barcelona. 802 “Se suceden en el siglo IX cuatro príncipes superiores a todo elogio, dados por Dios para lustre y reparo de la Cristiandad y para confusión y ruina de sus enemigos: Alfonso el Casto, Don Ramiro, Ordoño y Alfonso III”. (P. Flórez) “La Iglesia mozárabe hispana conservó la liturgia y disciplina goda y mantuvo su ortodoxia, a pesar de las diatribas que Alcuino escribió contra el ritual gótico del Bautismo calumniándolo de herético”. 804 Por privilegio del rey Alfonso II, Valpuesta (norte de Burgos) pasa a ser sede episcopal; la iglesia de Santa María deviene catedralicia. Fundación del monasterio de Sta. María de Valpuesta; el privilegio de su fundación lo da su obispo Juan. 807 Suintila, obispo de León. La sede legionense, catalogada de ‘antiquísima’ en escrituras de la época, desmintiendo las sospechas de su novedad frente a la sede de Astorga. La diócesis legionense abrazaba, desde época romana, el territorio que se denominaba Cantabria. (P. Flórez) ‘Día de la hoya’ o ‘Noche toledana’: el emir Alhacam, para escarmentar rebeldías, ordena descabezar a traición a 5.000 nobles; sus cuerpos son echados a una gran fosa de palacio. 808 Alfonso II hace a Oviedo sede episcopal (catedral de San Salvador), trasladando la silla de Britonia; Adulfo, primer obispo. Embajada a Roma para fijar Oviedo como Sede Arzobispal, alegando milagros y reliquias depositadas. La existencia de la sede de Britonia, cerca de Mondoñedo, desde el siglo VI.solo nos es conocida por fuentes eclesiásticas. Teúdula, Metropolitano de Sevilla. Las diferentes reglas monásticas conocidas en la Iglesia goda fueron reapareciendo en la mozárabe. Muchos monasterios profesaban la regla benedictina, pero otros seguían la regla gótica de San Isidoro. Muere Elipando y le sucede Gumersindo en el Arzobispado toledano. 810 “La Iglesia española en los primeros siglos de la dominación sarracena apenas se comunicaba con la Santa Sede. Desde el siglo XVIII, los que miran con desagrado a la Cátedra de San Pedro, elogiaron aquella “independencia” (que no era sino incomunicación, hija de difíciles circunstancias), suspirando por reimplantarla en España.” El adopcionismo no sobrevive a Elipando y Félix; su lado positivo fue la comprobación del elevado nivel teológico hispano que tuvo la controversia, derivada del legado cultural isidoriano. Florece en Córdoba el abad Esperaindeo, maestro de San Eulogio y de Álvaro. 811 Concilio en Oviedo, con presencia de Alfonso II, del obispo Adulfo y del erudito hispano Teodulfo de Orleans. Asisten una treintena de obispos, muchos de ellos refugiados (tenían asignadas iglesias en Oviedo, para sustentarse con sus menguadas rentas). Tortosa es reconquistada por Ludovico Pío; pero piérdese poco después, tras el levantamiento del godo Aizón, aliado a los moros contra los franceses. Se cree que durante la cautividad, hasta el siglo XI, sobrevivió allí el culto cristiano. Adulfo, obispo de Lugo; Quintila, nuevo obispo de León (P. Flórez). 813 DESCUBRIMIENTO DEL SEPULCRO DEL APÓSTOL SANTIAGO. Tras confirmarse que cerca del Pico Sacro había tumbas donde resplandecían luces, Teodomiro, obispo de Iria, halla el ‘Arca Marmórica’ con el cuerpo de Santiago y sus discípulos Teodoro y Anastasio. El hispano Agobardo es elegido obispo de Lyon (Francia); fue uno de los escritores que ilustraron el imperio carolingio y se opuso a Félix de Urgel. El abad Bonito funda el monasterio de San Esteban de Bañolas en Gerona. 814 Muerte del emperador Carlomagno. El Papa León III expide carta a todos los prelados del “En ningún documento del siglo IX se halla aun el nombre de ‘Compostela’, que aparece a partir del siglo 28
  29. 29. orbe, refiriéndoles la Traslación del cuerpo del Apóstol Santiago a España por sus discípulos, que le enterraron junto a Iria. X.” (P. Flórez) 815 Alfonso II manda edificar sobre el sepulcro del Apóstol un templo, aunque humilde y pobre; ordena que allí resida el obispo de Iria, Teodomiro. Fundado el monasterio de Fístoles, en las Asturias de Trasmiera por el abad Sisenando, en honor de San Vicente levita, y de San Cristóbal; es dependiente de la Iglesia de León (no de Auca ni de Valpuesta, más cercanas). El conde Gundesindo dona al monasterio varios lugares de la Bardulia. 818 Disturbios del Arrabal de Córdoba. Alhakem toma a sueldo tres mil mozárabes para su guardia: derrota a los insurgentes muladíes y posteriormente los expulsa a Marruecos. Muere desterrado en Lyon (Francia) el adopcionista Félix de Urgel, obstinado en su herejía. 819 Sedes episcopales sucesoras de la de Lérida -arruinada por los sarracenos-: Pallars, Ribagorza y Roda de Isábena. El obispo Sisebuto consagra la catedral de Santa María de Urgel, que fue demolida por los sarracenos; es dotada con el territorio de Urgel y la Cerdaña. 822 “Según adelantaba la Reconquista, nuestros piadosos monarcas daban a Dios una parte de lo que liberalmente les devolvía. Las fechas de las donaciones primeras a una Iglesia, suelen ser las de la reconquista de la ciudad.” Tras descubrir dos pequeñas ermitas visigóticas, al norte del río Pisuerga, dedicadas a Santa María y a San Pedro y San Pablo, el ermitaño Opila dará origen al monasterio de Santa María de Aguilar (que pasará a la orden Premostratense). 824 Abderramán II manda destruir Elo, Sede episcopal, como castigo a una insurrección. Bajo Abderramán II, son martirizados dos mozárabes de Córdoba, llamados Adulfo y Juan. 825 Alfonso II dota al templo de Apóstol Santiago de tres millas alrededor. Los mozárabes de Mérida, oprimidos por Abderramán II, solicitan ayuda a Ludovico Pío y éste les contesta con una ‘Epistola Ludovici Pii ad Emeritanos’. Autenticidad dudosa de la carta. Falsedad de llamar “ciencia arábiga” a la escrita por cristianos en esa lengua: “Fuera de su lengua, literatura y teología, los árabes confiesan que lo demás lo aprendieron de pueblos que dominaron”. (Julián Ribera). “Grande debió ser la influencia mozárabe en la cultura muslímica, que en el siglo VIII era inferior a la nuestra y brilló después”. (Menéndez Pelayo). “La ciencia “arábiga”, en Oriente, nació del trato con cristianos sirios y caldeos; algo semejante sucedió en España” (Dozy). 828 Wistremiro sucede a Gumersindo en el Arzobispado de Toledo. San Eulogio, su contemporáneo, le llamó “varón santísimo, antorcha del Espíritu Santo y lumbrera de España”. El obispado de Segia (Egea de los Caballeros) aparece en documentos de la época. 829 Como resabios de maniqueísmo, aparecen por zonas Córdoba y de Granada los acéfalos: se abstenían de ciertas comidas, negaban el culto a los santos, daban la Eucaristía en la mano y prohibían el Bautismo de los niños; sustituyendo los sacramentos, escupían en la boca diciendo ‘Effeta’ (Mc, VII). Opilano, obispo de Pamplona. Brillante estado de su cristiandad; la ciudad permaneció poco tiempo bajo dominio islámico. 830 Alfonso II, agradecido por el favor divino en las batallas, concede a la sede de Lugo, por su advocación a Nuestra Señora, el territorio de las diócesis de Braga y Orense, aun en ruinas; y confirma el traslado de la sede de Britonia (Mondoñedo) a Oviedo. Quindulfo accede al obispado de Salamanca. La iglesia de San Juan ‘el Blanco’, extramuros, sirve de catedral a los mozárabes salmantinos; en la capilla ‘de Talavera’, de la catedral vieja, continuará diciéndose durante siglos la misa mozárabe. 831 Para suplir la destrucción de Elo, es fundada Murcia por el emir, heredando la primacía que tuvo Orihuela con Teodomiro. Interés en la Córdoba cristiana por la ciencia, la filología y la filosofía, basada en la tradición de los Sénecas, Lucanos y Osios: así Esperaindeo, Eulogio, Samsón, Álvaro, Vicencio, Cipriano y otros. Allí cursaron Sancho, oyente de San Eulogio; Pedro y Wistremundo, de Écija; Walabonso; Sisenando de 29

×