Director:
          Raúl Hernández Viveros
                 Subdirector:
        Alberto Hernández Vásquez
               ...
Índice
3 Freddy Ayala Plazarte,
   Notas, recopilación y selección
13 Oswaldo Calisto Rivera Cachibache
17 Juan Carlos Ast...
Notas, recopilación y selección:
                    Freddy Ayala Plazarte 1
    NOVÍSIMA POESIA ECUATORIANA
PRELIMINAR
Me...
francés Orogénie. O los riobambeños Miguel Ángel León y Miguel
Ángel Zambrano imaginando un tiempo distinto en su propio t...
puertas/ autores nacidos a partir de 1979, y de la misma se publicó
una muestra en el Suplemento de poesía Definitivamente...
conocimiento absoluto, pues el arte funciona en el espacio público y
no en el anonimato, acertadamente Lipovetsky lo corro...
para construir una imagen narcisista individual o creer que lo que se
publica en este medio es absoluto), en los cuales se...
realidad.
        Así, la poesía es un espacio textual que recoge los escenarios
olvidados de la cotidianidad, el pensar, ...
libre, sin tabúes, de culto al placer, al deseo y al cuerpo, donde
también prolifera la noción de identidad subjetiva de s...
6°¨Ø!•" °µ"•Æ¥•"
Caso especial merecen estos dos autores ausentes que integran
                                           ...
urbe la que ha poblado el intelecto de nuestros jóvenes poetas. Rojo
encanto de marmota, imágenes paroxísticas, y lo que s...
12
Oswaldo Calisto Rivera Cachibache              *




¡Ah, monje huyendo entre viragos críos de cafetín! alcanzó rasgar de
...
I
¿Arbitria tu pesar esa obertura? la nieve esparce suavemente a la
anciana azul esparces, oh pino del lumen barquito dona...
II
Vuestro espía acordona un veneno de espigada claridad Y el gafete
de cándido murmullo apareja al reinado Pelirrójese, h...
16
Juan Carlos Astudillo*
II
tan cargados de vacío y soledad que a su claustro deberían
anexarles un sepulcro de oro
y pintar...
devuelva la esperanza…
       “deberíamos matar a los impíos…”

suena la alarma del imperio…solo queríamos divertir los
án...
Johanna López Santos*
No sé qué valía representa la tristeza….
ahora
        cuando la soledad
                         cu...
entre aquellos que sólo miran;
todo es frío y ausencia
de presente, nadie da consuelo es usual….
abrazos,
¡palabras llenas...
Lacrîmas
En la nostalgia del mes
               vos argumentas;
de voces pálidas,
de marcos complejos;
                   ...
Pasatiempo 078
Había bebido demasiado, había golpeado su interior con la séptima
caja de vino, entre “conocidos” había der...
Juan José Rodríguez*
        Máscara mortuoria de Killalusimeno
I
La vida prefiere perseguirse a sí misma
bajo lunas que s...
II
El alba esplende las hojas del otoño
en el cuerpo sin nombre.

Las hojas del almendro observan cómo surge
en el vientre...
arden rescoldos de la llama escrita
que cayó un día en las hojas de un olmo.

Su rostro yace entre guirnaldas rotas,
acosa...
26
Carlos Luís Ortiz*
De vuelta al destierro

En la trastienda del azar surge el resuello del destierro, el nombre de
persona...
Lejanía de domingo
Los domingos se involucran con la paciencia de los muertos y nos
atormentan con su cansancio desde que ...
Rocío Soria*
Dios arrojaba un vómito de sangre,
un vómito supremo,
    hablaba con su habitual tendencia al secreteo
    s...
vomitaban sangre.
Luego Dios volvía entero y ejercitaba llorar a solas
protegiéndose el rostro con las manos erizadas
como...
Cuerpo
Dentro no hay más que el hedor
no hay más que una bandeja de arañas blancas,
                            secas y po...
¿este es el miedo?
Antes pensaba que el miedo era una mosca que zumbaba al borde del
plato,
       una cuerda cerrada dent...
Alexis Cuzme                *




no debe oxidarnos la costumbre

No ofendamos al encuentro de nuestras carnes
con glotone...
Negación
Antes del estertor
caeré sobre resortes
que rasgarán indicios de esperanza.

Inyectaré sus puntas
hasta la médula...
César Eduardo Galarza*
Arena desvanecida
Atrás queda el puerto,
atrás los seres que exigieron tu presencia.
No mires,
no c...
Ausencia de Ulises
                         (Circe y Calipso, voz a dúo)


Busqué la noche que hablaba de ti.
Intuí sortil...
5.-Jamás encontraré palabras para morir.

Mis frases conocen el mar,
el fragor de la pelea y la muerte de otros.
Mis labio...
38
David Sánchez Santillán                         *




1

Día tras día,

un solo sosiego,

    oscura aberración.

Tú,

obs...
2

En el despertar,

la espera sin odio me brindó la mano,

y yo la sellé con mis labios.

En el atardecer,

el dolor palp...
4
El árido suelo cubre mis huesos,
la niebla se espesa y propaga.
Los cobertizos sellan el aire
que podría entrar en mis p...
recuesto mi cráneo sobre la tierra,
los gusanos carcomen mi espíritu,
los depredadores nocturnos me ensucian de sangre,
la...
Sebastián Lazo                  *




                   *Apresuro estos días, lluvia y ciudad.
                   Siento ...
de buen destino
tu mano bosqueja.
Roces, caricias, montañas,
adorables hallazgos
en patria compañera.

Nárrame al oído
lo ...
Dina Bellrham *
Foránea
Necia la médula
que fermenta mis pestañas
de buscarte a hurtadillas
cuando la noche muere
y tu voz...
Póstumo
La noche se disuelve
en mi faringe de espantapájaros.
He vivido masturbándome los dedos
 y lamiendo lluvias taxidé...
Anhedonia
Hasta los sismos en las piernas han mutado a esfinges.
Hemos huido de la catástrofe de las encías. Nos mudaremos...
48
Wladimir Zambrano                       *




Inviernos
I
Feliz sea el hombre que respira su ceniza,
que como una suerte d...
(Igual nuestro sueño en busca de alimento

cuando lo único saciable es el cuerpo que sostiene).

Afuera es martes y llueve...
¿Qué es lo que te has hecho?

¿Por qué te has rapado y fumas con ademán de borrarte?

¿Qué es lo que pretendes llamándome ...
52
Andrea Samaniego                        *




    I
    He cronometrado mis movimientos por años,
    hasta la música que ...
Tu sangre sonando
Mis pies huyendo de la música que derramas




II
Nostálgica como de costumbre
deja que le extraigan la ...
III
El exterminio repite siempre la misma fórmula: -
                             Soy la voz que encendió el cielo.
El niñ...
56
Ernesto Intriago !
***
(Fragmentos)
Tengo hermanos
y es como si no los tuviera
de qué me sirve mi familia
si todos tacitur...
***
(Fragmentos)
       En medio de mi ser
                      esquivo
                      y salvo de toda culpa
     ...
pretenda habitarme y sin vergüenza
                  trastocan
                  mi faz
pido volcanes de Rojo
si me lastim...
***
(Fragmentos)
Hiervo desde mi centro
al aire turbulento
y el pacífico centelleo
que me viste espera
ser sombra
que uste...
Tyrone Maridueña!




En esta hora
La verdad se convierte en una enfermedad de los dioses
Los hombres desean reconocer la ...
Acerca de tu espacio
Quiero resucitar las semillas azules de tu sexo
Y firmar convenios de luz con el primer hijo del homb...
Carolina Patiño!


EL RECORRIDO DE LA TRISTEZA

Mujer de espíritu vaciado
por una pérdida
algo lejano su rostro
abruma a m...
´




EFECTO NARCISISTA

Estoy enamorada de una mujer…
oro blanco su fortaleza
en un momento no determinado
te hace caer e...
INFANCIA

Los miedos han roto
mi capacidad de asombro
y esta infancia ya araña los brazos
muy cerca de las venas…

Son muy...
66
Cecibel Ayala !



        HOMICIDAS

        Solo basta un momento para que la intensidad y la duración
        liberando...
EGÓTICAMENTE

Egóticamente te extraño, siempre, como un clamor de
irreversible malidecencia.
    En esta sutileza de evoca...
LA REBELIÓN DE LOS ESPEJOS

    No soy yo, quien les habla, sino la rebelión de los
inocentes y martirizados espejos
    q...
70
Edison Navarro!
                                             No concibo bonitamente la melancolía
                        ...
2

Era muy posible la tormenta,
ola mansa colgada del desierto,
la calle memorizó los trazos del mar en las retinas,
las n...
5

Te hablo con voz de espantapájaros
de mis malas noches
y aves de rapiña.
Te dejo por unos instantes mi espectro
para qu...
74
Yuliana Marcillo!

    Flaca llorona

    Sin tetas ni caderas,

    conquisto a mi modo.



    Abro las piernas para obt...
La colcha huele a leche.



Sabía que el dos por uno existía.

Lo que no sabía, era que a mí me tocaba lo segundo,

Las so...
se esconde en tu vagina.

¿A dónde irá a parar todo eso?

Lo expulsaré, porque se me acabó la vitamina.



Hoy al amanecer...
Hasta cuándo doncella, hasta cuando

Quisiera que mi sangre se vista de rosa.

Quisiera que tu zorra tape mi boca.

Mis pa...
pero rápido se oscurecieron las nubes y llovieron golpes

de chocolate y queso.



Planché tu camisa de los problemas.

Ha...
Protesta

Mis calzoncitos me revelan su intimidad.

Acuerdan volverme fácil.

Tiñen de rojo mis piernas y el cielo.

Han f...
Detalle tentador.



Hoy, al morir la Luna,

descubrí la puerta de mi clímax,

la madera se está pudriendo,

larvas de pas...
82
Pedro Herrera Ordoñez
(Carchi-Ecuador, 1956)


Artista
Visual
Licenciado en Comunicación Social, especialización: Audiovis...
EXPOSICIONES:
2009 Beverly Hills, Ca. Consulate General del Ecuador
2009 Hollywood Blvd.. Florentine Gardens de Hollywood
...
2007 LINES OF FAIRE/ Marcelo M. Arteaga/ RAMAR EDITORES
2006 HIJA DEL VIENTO/ Santiago Arguello Mejía/ MAYOR BOOKS
2005 LA...
Índice
                        Enero 2010 No 51
3 Irving Ramírez, De tu mirada, los rieles
9 Yuriria Salvador Hernández, L...
ÌNDICE


3 Freddy Ayala Plazarte,
10 II, Hugo Mayo (Manta, 1897-Guayaquil, 1988) o la
permanente reconstrucción de la imag...
Índice

3 Ayulía Lira Grajales, Blues en mantarraya
7 Mario Calderón, Poesía
11 Irving Ramírez, Viajero de larga distancia...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Premonición a las puertas

3,081 views

Published on

Revista Literaria

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,081
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Premonición a las puertas

  1. 1. Director: Raúl Hernández Viveros Subdirector: Alberto Hernández Vásquez Administrador: Mario Hernández Vázquez Consejo Editorial: Edgar Aguilar Marco Tulio Aguilera Garramuño Marco Antonio Acosta Mario Calderón Celina Márquez Mauro Mamani-Macedo Omar Piña Silvia Tomasa Rivera Vicente Francisco Torres Juan Ventura Sandoval Ejemplar: $75.00 Precio de suscripción 750 pesos, En el extranjero Dls. 75.€ Oficinas: Altamirano 35, altos, Tels: 8156454, 8172809, Móvil: 2281813517 Xalapa, Ver., C.P. 91000, México. culturadeveracruz@yahoo.com.mx http://nuevaepoca.blogspot.com/ http://cultuver.blogspot.com/ Mayo 2010 No 55 Registro ISSN: en trámite Dirección de reservas , INDAUTOR , 23 abril 2010. 1
  2. 2. Índice 3 Freddy Ayala Plazarte, Notas, recopilación y selección 13 Oswaldo Calisto Rivera Cachibache 17 Juan Carlos Astudillo 19 Johanna López Santos 23 Juan José Rodríguez 27 Carlos Luis Ortíz 29 Rocío Soria 33 Alexis Cuzme 35 César Eduardo Galarza 39 David Sánchez 43 Sebastián Lazo 45 Dina Bellrham 49 Wladimir Zambrano 53 Andrea Samaniego 57 Ernesto Intriago 61 Tyrone Maridueña 63 Carolina Patiño 67 Cecibel Ayala 71 Edison Navarro 75 Yuliana Marcillo 83 Pedro Herrera Ordoñez, Artista Visual Registro ISSN: en trámite Dirección de reservas , INDAUTOR , 23 abril 2010. 2
  3. 3. Notas, recopilación y selección: Freddy Ayala Plazarte 1 NOVÍSIMA POESIA ECUATORIANA PRELIMINAR Me trae a la mente diversas imágenes el hecho de pensar en la poesía ecuatoriana, me hace pensar en la vereda más concurrida de algún lugar, por ejemplo estar en el centro de Guayaquil imaginando a Medardo Ángel Silva hace casi ya un siglo como miembro de redacción de la revista Renacimiento con su libro El árbol del Bien y del Mal; a Hugo Mayo asistiendo a su oficina pública, ignorado por algunos de sus contemporáneos, enviando las correspondencias y esperando las colaboraciones de los poetas surrealistas-ultraístas para su revista Motocicleta. Me hace recordar a Aurora Estrada i Ayala, al club 7 de Guayaquil; David Ledesma Vázquez, Ileana Espinel, e imaginar que están reunidos en alguna de aquellas antiguas casas o cafés, a poetas como Fernando Cazón Vera, Carlos Eduardo Jaramillo que han tenido un largo recorrido literario. Y quizá en Cuenca; César Dávila Andrade gestando su magnífico poema Boletín y elegía de las mitas, o también, Efraín Jara Idrovo con el grupo ELAN, en el juego lingüístico de la palabra. Estar en el centro histórico de Quito; me trae a la memoria a Jorge Carrera Andrade yendo y viniendo del país soñando con el Hombre Planetario, tal vez reunido con Hugo Alemán en el café Murcielagario de la calle La Ronda, a Gonzalo Escudero publicando Hélices de huracán y de sol; Alfredo Gangotena viajando con su familia a París a escribir en 1 Véase su ficha en el número 52 de la revista Cultura de VeracruZ 3
  4. 4. francés Orogénie. O los riobambeños Miguel Ángel León y Miguel Ángel Zambrano imaginando un tiempo distinto en su propio tiempo. Jorge Enrique Adoum repensando sus Cuadernos de la Tierra, concentrado en El amor desenterrado. Y pienso en los tzántzicos; Rafael Larrea, Raúl Arias, Alfonso Murriagui, Ulises Estrella reunidos alguna vez en un café, en noche fría, planificando un recital en la Facultad de Medicina de la Universidad Central del Ecuador. En los 80s grupos como el Sicoseo de Guayaquil, en Quito el Matapiojo, La pequeñalulupa, Pedrada Zurda, Tientos y Dieferencias con escritores que actualmente están latentes con trabajo y obra en la literatura nacional. Y cuántos otros en este mismo instante estarán escribiendo y depurando su mejor texto, o acudiendo a publicar, otros siendo reconocidos, otros en el anonimato, aún sin comprender el sentido de escribir. En fin, es infinito hablar en la poesía y quedarme únicamente con la incertidumbre de que cada quien busca o encuentra su propio espacio de creación, cada quien asume la imagen captada como única e irrepetible, sin importar quién más siga atravesando el mismo sitio. Imagino cuántos poetas ecuatorianos he leído y aprendido, y al mismo tiempo cuántos aún no he leído y falta por leer, por conocer, por investigar y saber lo valioso que tiene nuestro país. En definitiva, pienso que todos con una consigna, reescribir y repensar la condición humana desde la angustia del ser humano; sea esta desde el sexo, existencia, soledad, humor, amor, muerte, es decir asumir el dolor del “otro” de su otro “yo”, de sus propios demonios y fantasmas luminosos, captar ese instante que solo él lo tiñe en su mente y marcarlo desde su particular perspectiva-cosmovisión. *** En el presente trabajo que mostramos vale aclarar que la selección de la novísima poesía ecuatoriana –llamada así porque varios de los autores que constan en esta muestra están entre los 30 y 23 años e integran un amplio grupo de nuevos escritores jóvenes en la poesía del Ecuador –es parte de la selección poética Premonición a las 4
  5. 5. puertas/ autores nacidos a partir de 1979, y de la misma se publicó una muestra en el Suplemento de poesía Definitivamente jueves, Editorial Círculos de poesía, Puebla-México, y en la página web de la Casa del Poeta Peruano, Lima-Perú, ambas respectivamente en el mes de junio de 2009. Premonición a las puertas consta con el respaldo de 20 autores de distintas ciudades del Ecuador, que han confirmado su deseo de integrar la selección, y se citan su nombres: Oswaldo Calisto Rivera, Cachibache (Quito, 1979-2000), Christian Arteaga (Quito, 1979), Johanna López Santos (Quito, 1979), Juan José Rodríguez (Ambato, 1979), Carlos Luis Ortíz (Alausí, 1979), Juan Carlos Astudillo (Cuenca, 1979), Rocío Soria (Quito, 1979), Augusto Rodríguez (Guayaquil, 1979), María de los Ángeles Martínez (Cuenca, 1980), Alexis Cuzme (Manta, 1980), David Guzmán (Quito, 1980), César Eduardo Galarza (Guayaquil, 1981), Marcelo Villa Navarrete (Quito, 1981), Natalia Enríquez Pozo (Quito, 1982), Santiago Vizcaíno (Quito, 1982), Dina Bellrham (Milagro, 1984), Andrea Samaniego (Quito, 1985), Víctor Vimos (Riobamba, 1985), Ernesto Intriago (Manta, 1986), Carolina Patiño (Guayaquil, 1987- 2007), Cecibel Ayala, (Cayambe, 1986), Edison Navarro, (Quito, 1983), Yuliana Marcillo, (Chone, 1987). De la cual, para la revista Cultura de VeracruZ, se ha tomado una muestra de 18 autores de los antes mencionados, con la consigna de dar un panorama emergente, breve y visual de lo que actualmente se escribe en nuestras tierras andinas, el objetivo fundamental es que el trabajo de los poetas jóvenes y aún no promocionados sea visible y leído en otras latitudes, por este motivo, se incluyen trabajos de otros autores como: Tyrone Maridueña (Guayaquil, 1986), Sebastián Lazo (Cuenca, 1982), David Sánchez (Quito, 1981), Wladimir Zambrano (Guayaquil, 1984), quienes no constan en Premonición a las Puertas pero es importante incluirlos. Ciertamente estamos conscientes de que existen más autores jóvenes que se han yuxtapuesto con obra pero no tenemos 5
  6. 6. conocimiento absoluto, pues el arte funciona en el espacio público y no en el anonimato, acertadamente Lipovetsky lo corrobora. La seducción del “arte” no funciona en el silencio: “La seducción no funciona con el misterio, funciona con la información, con el feed- back, con la iluminación de lo social a la manera de un strip-tease integral y generalizado” 2 . NOVÍSIMA POESÍA ECUATORIANA 3 : Una propuesta que reescribe cotidianidades de la condición humana Remitiéndonos brevemente al contexto de nuestra América Latina como un escenario de grandes luchas y revoluciones en donde los actores sociales procuran establecer (voluntaria o involuntariamente) cambios que han venido dando a medida que la modernidad se manifestaba principalmente en las ciudades, han sido precisamente esos conflictos que han hecho al escritor contemporáneo más conflictivo; en unos casos más hermético en otros más comunicante e incluso hiperrealista. Consideramos a la novísima generación de jóvenes poetas como a un movimiento “no declarado”, pero que se ha ido integrando al campo actual de las letras del Ecuador, con una propuesta que surge en medio de una época completamente ambigua e incierta, por sus acelerados cambios, propuesta que también irrumpe desde los distintos lugares del país, con variadas connotaciones estéticas e ideológicas. Por otra parte, la globalización, la proliferación de redes como Internet, han hecho posible ir estableciendo contacto con escritores jóvenes de otras ciudades mediante los blogs (que a propósito han suscitado polémicas en nuestro país, ciertamente el blog debe ser entendido y utilizado como un medio de expresión y difusión, y no 2 LIPOVETSKY, Gilles, “La era del vacío”, ensayos sobre el individuo contemporáneo, Barcelona, EDITORIAL ANAGRAMA, 2002. p. 27. 3 Este capítulo está tomado de Premonición a las puertas, Selección de la Novísima poesía ecuatoriana, autores nacido a partir de 1979, realizada por Freddy Ayala Plazarte. 6
  7. 7. para construir una imagen narcisista individual o creer que lo que se publica en este medio es absoluto), en los cuales se brinda información de autores nacionales y extranjeros, todo esto ha ido alimentando nuestra convicción acerca de la existencia de una novísima poesía ecuatoriana. Los hechos y fenómenos sociales que se producen en la realidad concreta, de una u otra manera, influyen en provocar nuevas tendencias y dedicar temáticas cada vez más diversas en el escritor actual. Vivimos una época que Vatimo llama: “el desencanto del desencanto”, ya no son los cánones (religión, sistema establecido, normas) quienes regulan nuestra visión, es el camino que cada quien encuentra, a pesar de que la sociedad ha sido regulada en su comportamiento mediante leyes y normas de “control social”. Habermas ha planteado en estos tiempos la necesidad de retornar a un sujeto “intersubjetivo”, interpersonal, el cual autoreflexiona desde lo individual pero que también participa en lo público con sus propuestas. El joven escritor en la actualidad existiendo desde la incertidumbres busca certezas, ante la falta de espacios y apoyo donde se pueda impartir regularmente la obra o pueda mostrar sus textos; de esta manera, a pesar de estar en una sociedad de consumo, por el desinterés de las “industrias culturales” con respecto a la lectura de obras literarias nacionales, este factor merma las posibilidades de dar a conocer la obra de autores nóveles. En este contexto se inscribe la obra de cada autor, la percepción de la realidad en cada uno es distinta, “plurívoca”, por ende no debemos descartar las nuevas manifestaciones artísticas que la modernidad nos trajo: el folclorismo que revaloriza de una manera mercantil las “culturas originarias”, el “neoindigenismo” que, entendemos que en nuestra cultura se ha dado en la fusión entre lo urbano-cotidiano; entre lo antiguo-moderno; en fin, entre lo mediático-popular, barroco-andino, todo aquello con el fin de encontrar y dar nuevos sentidos a los fenómenos acaecidos de la 7
  8. 8. realidad. Así, la poesía es un espacio textual que recoge los escenarios olvidados de la cotidianidad, el pensar, el penetrar las cualidades psíquicas del Ser llevan a conformar no una cultura costumbrista o de prácticas anteriores vinculadas a las sociedades rurales, pero ahora más “urbanas”, es decir, empíricas, llegando ahora a configurar una cultura de lo veloz y persistente, concentrada en lo que sucede; en una esquina, callejón, bar, habitación, calle; es decir a interiorizar el mundo externo, por mas insignificante que parezca tal o cual acontecimiento. Todo lo expuesto se lo trae a la memoria, básicamente, porque nos da una imagen clara, ya que producción existe, de autores con trayectoria y novísimos; en este sentido, las selecciones promueven y son medios para dar a conocer obra de diversos autores nacionales y proyectarlos hacia fuera de nuestras fronteras. Importante saber lo que sucede en los distintos lugares del país y de cómo se va construyendo y dando sentido a la “nueva realidad” desde la poesía. Es indudable que en pleno siglo XXI la poesía siga vigente, y sobre todo, curiosamente, sean autores jóvenes quienes estén dando mucho que hablar, la paradoja de contemplar un mundo saturado, gastado de guerras, y enfermedades, de altas tecnologías y a la vez insalubres imágenes, parece contrastar con la realidad interna de cada ciudadano. Si la contemporaneidad está sujeta a una diversidad en las tendencias sociales, artísticas, individuales, entonces hablamos de una sociedad y literatura interdependientes, aunque el individualismo sobresale en unos u otros autores, y parecería que cada quien vigila su sombra subjetiva; mas también asistimos a un tiempo en el cual se yuxtapone de manera anárquica lo moderno y lo antiguo, lo cual nos otorga un contexto amplio y complejo para poder entender –en nuestro caso– las determinaciones de una novísima poesía. Por lo tanto, actualmente en la ciudad vemos una iconografía 8
  9. 9. libre, sin tabúes, de culto al placer, al deseo y al cuerpo, donde también prolifera la noción de identidad subjetiva de sexo o construcción de género; pero tampoco descartamos que hoy en día se discuta sobre los mitos y se proponga una toma de conciencia por nuestras tradiciones e identidades; si somos una sociedad construida gracias a los mitos, imaginarios y a las creencias colectivas, la antropología general y urbana también nos podría ayudar a la comprensión de las poéticas ecuatorianas contemporáneas. Mas, la Historia se va forjando desde la Micro Historia, desde el quehacer cotidiano de cada persona con respecto a su espacio social; justamente es ahí donde la poesía y el poeta toman fuerza y continúan un camino inacabable e inquebrantable, al dislocar la realidad para ingresar a supurar en “otras realidades”, aquello parece caracterizar a los escritores jóvenes ecuatorianos. Conocer el tiempo en el que se vive, pero también valorar el tiempo antecesor de los hombres que dedicaron gran parte de su existencia a enriquecer la lírica ecuatoriana mediante la escritura, que es también parte de la tradición de una novísima generación de poetas. No consideramos grupos o autores, únicamente recapitulamos términos que trascendieron el siglo anterior, los cuales abrieron las proas de las manifestaciones estéticas y artísticas en el país; Laicismo, Realismo social, Romanticismo, Decadencia y maldición en los “poetas decapitados”, Vanguardismo (ruptura y novedad ante lo establecido), Cosmovisión andina (paisajismo y montañas), Patriotismo, Hiperrealismo, Humor, son algunos de los términos que han ido quedando como referentes en nuestra literatura nacional, y si no es así, han quedado como un registro de lo que hubo antes que nosotros. 9
  10. 10. 6°¨Ø!•" °µ"•Æ¥•" Caso especial merecen estos dos autores ausentes que integran 4 Premonición a las puertas; Carolina Patiño (Guayaquil, 1987-2007) y Oswaldo Calisto Rivera, Cachibache (Quito, 1979-2000). En el caso de Carolina prematura desaparición, nos dejó ya un potencial creador y, sobre todo, de afirmar la existencia humanamente, sus libros Atrapada en las costillas de Adán (2006). Te suicida (libro póstumo, 2008), lo confirman y son ya una forma de asumir el dolor y enfrentar su “yo” interior, su propia introversión por ingresar en un elíptico espejo de hallazgos, la poesía de Carolina Patiño cuestiona aquella identidad escondida de la mujer, se despoja de sí misma para retornar sobre un nuevo estado de ánimo, a la vez asume con vigor la condición humana de aceptar el camino impuesto por el tiempo. Oswaldo Calisto Rivera, seudónimo de escritor Cachibache, prematuramente ausente, quien también nos dejó su poemario “Rojo encanto de marmota” (C.C.E 2001), otro joven poeta que alucinó un mundo distinto, perseguía un horizonte lejano desde las imágenes, construyó un monasterio antiguo desde la palabra, a pesar de ser la 4 Los poemas leídos de Carolina me llamaron la atención. Primero por la edad, dieciocho años, después por los textos en sí. Finalmente el interés se centró en sus versos que me hicieron abrigar esperanzas de que más allá de la maldición gitana de los promesismos que los solapadores de oficio perpetran al presentar a un poeta primerizo, podíamos encontrarnos a la vuelta de unos años de intensificación formativa, descubrimiento y hallazgo de una pertinaz experimentación de lenguaje, con una poeta que la literatura ecuatoriana desde hace mucho tiempo reclama (…) hay una conciencia de sí misma que confirma la conseja nietzscheana de lo demasiado humano que podemos llegar a ser los poetas aunque no estemos preparados o dispuestos para asumirlo y soportarlo. El mejor recuerdo, la mejor memoria que podemos guardar de ella es leerla. Compartir su voz en desasosiego que nos restriega la intensidad de su insaciable amor por la vida, amor que la condujo a la prueba mayor para no comprometerse con nuestra diaria desintegración y descomposición de la muerte que vivimos tan desolada y convulsivamente. Tomado de TE SUICIDA, Carolina Patiño, “Una versión demasiado humana” Prólogo del poeta ecuatoriano Fernando Nieto Cadena. 10
  11. 11. urbe la que ha poblado el intelecto de nuestros jóvenes poetas. Rojo encanto de marmota, imágenes paroxísticas, y lo que se debe tener en cuenta es lo sensitivo de la palabra, el lenguaje que nos lleva a un escenario desconocido, mítico. Sensible el poeta o la palabra? Cachibache5 deconstruye el sentido figurativo de la realidad con la palabra. Resonancia de lo extraño y un delirio permanente de establecer un nexo con lo espiritual. “Rojo encanto de marmota”, perfecto escenario para exponer un campo de símbolos y personajes ajenos a nuestra percepción cotidiana, animales exóticos, paisajes, religiosidad escondida, diálogo con el perpetuo “yo” interior del ser humano, realidad a la que recurre para no abandonarse a sí mismo. El poeta nos desafía a confiar en un espacio-tiempo, que únicamente se volvería certeza en un sueño, más aún, encuentra sacralidad en lo absurdo. Dos autores jóvenes a quienes retomamos y estudiamos sus obras porque significan un aporte importante a la novísima generación de poetas, ahora ausentes, poetas jóvenes con obra madura, visión de ruptura, pero que sus obras apenas empiezan a ser más visibles y que no podemos dejar de lado. ! 5 A los 17 años integró los talleres de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Al decir de César Vásconez Romero: “Joven impetuoso, con una seguridad y disciplina impresionantes, ávido por el conocimiento, gentil y hasta cariñoso, exponía sus textos como verdaderas manchas de palabras ante la perplejidad y el entusiasmo de todos. Tenía una ortografía caótica, pues parecería que inventaba la suya propia como la forma más coherente lo quería escribir”. Tomado de Anatomías de cristal (poetas suicidas del Ecuador) realizada por Johanna López Santos. 11
  12. 12. 12
  13. 13. Oswaldo Calisto Rivera Cachibache * ¡Ah, monje huyendo entre viragos críos de cafetín! alcanzó rasgar de grana sedienta lamentables perfiles en adopción velámenes del tatuaje becado y fieles articulando la ribera en sudario ¡fieles, eructando, volviendo tráquea y corazón al peñasco: dolor! los transportan en grave liza ¡botero!, sobre el tinto brizna la pascua tutoría considerada a vuestros nudillos de escama silenciosa. Cava. Aún, más espesa cuando el cazador supera la membrana Del sueño prende su cencerro a verdosa anemia yunta de nailon busca querellar una corte y licencioso condado de humus osezna gangrena de génesis el puño cae bajo un rubor de mortecina danza vaya ventisca pasea y recoge extremidades de boda en mercader taconeo enredando el númen de sus balsas observa, -valiente guijarro-una octava de mansa cabriola libar del alaba un gnomo indomable. * Quito, 1979-2000. Estudió en la Universidad Católica Comunicación y Artes, Ciencias Ancestrales en el Instituto ILADES e integró los talleres literarios de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Su primer libro de poesía Rojo encanto de marmota (CCE, 2001), también dejó escrita la trilogía poética compuesta por los libros: La cachiva, Comible Sr. Lucas Alombrey y La falta de pantuflismo. Consta en las Memorias del I Festival Nacional de Poesía Joven "Hugo Mayo" (2005). Antología: “13 poetas del Ecuador” realizada por Aleyda Quevedo (2008). Además, se dedicó a la pintura y dejó más de 100 obras terminadas. Murió el 10 de octubre del 2000 cuando apenas cumplía 21 años. 13
  14. 14. I ¿Arbitria tu pesar esa obertura? la nieve esparce suavemente a la anciana azul esparces, oh pino del lumen barquito donado en secuencias de amor tu hilo amenaza a esas costumbristas relaciones del mañana Aleluya, dovelaje y zueco de un alto abolengo sueños en elevador cansado por la toalla que un cómico enemigo solicita pronto, tan pronto como las manos en penitencia de losa Adiós enaguas romped ahora en llanto ha llegado el momento de abrir el alma del misionero arropadlo con vuestra pena fue su herida profunda mas, los huesos de su aya que lo amaron, esa hada de bolsas llenas… Tenta. Esa es la velocidad has muerto con un nombre glorioso. 14
  15. 15. II Vuestro espía acordona un veneno de espigada claridad Y el gafete de cándido murmullo apareja al reinado Pelirrójese, he aquí la victoria de tilos en vuelo ¿habéis preferido el álbum al farallón empotrado? ya os comenta el bravo relente que en lo alto mece al afrecho pues excelencias, a bien comprobar pueden los arcanos de una inmensa gloria Si, aquí vuestro caudillo hinca la mollera. ! 15
  16. 16. 16
  17. 17. Juan Carlos Astudillo* II tan cargados de vacío y soledad que a su claustro deberían anexarles un sepulcro de oro y pintarles en ausencia una hipócrita sonrisa nacarada… sin esperanza, o despreciándola por “humanos” desfilan impacientes por la vereda del fuego sin sentir el calor que emana y purifica el alma… -sombras… sólo, imagino esa aldea y de regreso, me consagro a las ideas… a los sueños… III la ciudad cargada a punto de herir, su asfixia y las vueltas de la fortuna sobre cada soplo de humanidad… ¿qué de cierto en Dios? eternamente pacifista busco la guerra santa que me * Cuenca, 1979. Egresado de la Escuela de Comunicación Social y estudiante de la Escuela de Turismo en la U.D.A. Autor de los poemarios: Los Caminos del Espejo (1999), del profundo albedrío (2003). Ha participado en varios eventos y recitales dentro de su ciudad. Mención de Honor en el Premio Jorge Carrera Andrade de Literatura en Verso, 2000, coautor de la obra colectiva Aunque Bailemos con la más Fea, coautor y cofundador del proyecto-revista literaria Salud a la Esponja. 17
  18. 18. devuelva la esperanza… “deberíamos matar a los impíos…” suena la alarma del imperio…solo queríamos divertir los ánimos. la noche aguarda, es virgen…jurásica especie en extinción. ¡Somos los elegidos! –recordamos–, los encargados de embriagar, drogar y fornicar la fe…de patentar un nuevo dios…una nueva religión… tratado se rasga la noche en tiras y a puntos crece, canta y prendida supone se hace y ante ella espero, respiro: uno-dos-tres, vuelve: tres, un, dos; rompe, estalla, revienta, recuerdos, segundos… y los puntos nunca acaban porque pueden ir a brincos –expuestos– crecen exageran aconsejan aseguran y cambian de morada, como la noche, aunque como ella siempre… siempre amanecen… ! 18
  19. 19. Johanna López Santos* No sé qué valía representa la tristeza…. ahora cuando la soledad cubre párpados disecados, ojos desapacibles y mejillas mojadas; no hay punto de llegada ni de partida; la gravedad recoge ingenua llevándose el último aliento y el primero de todos…. se pierde la dulzura * Quito, 1979. Es arquitecta por la Universidad Central del Ecuador. En enero del 2005 ingresa a formar parte de los Talleres Literarios de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, dirigidos por Diego Velasco. Integrante y fundadora del Grupo de Creación Literaria: “la.kbzuhela” conformado por jóvenes escritores: poetas, narradores y novelistas. Durante este período, realizó una investigación acerca de la Maldición del poeta: los suicidas en la literatura ecuatoriana, que dio como resultado la primera Antología de Poetas Suicidas versión Ecuador denominada Anatomías de cristal de próxima publicación. Actualmente ejerce su profesión, estudia teología en el CEV. Ha publicado en poesía: Certezas Híbridas (2007) y Sextigmas (2010) con Drugos de la Naranja editorial. Consta en la selección poética Fractales (C.C.E 2008) y en revistas del extranjero. Obtuvo una Mención de Honor en el Concurso de Poesía Joven “Ileana Espinel” 2008. Mención de Honor en el festival Todo poético Argentina 2008. CON EL FRÍO…. 19
  20. 20. entre aquellos que sólo miran; todo es frío y ausencia de presente, nadie da consuelo es usual…. abrazos, ¡palabras llenas de bondad “inservible”! para el dolor humano: sólo una parte del cielo humedecido….. 20
  21. 21. Lacrîmas En la nostalgia del mes vos argumentas; de voces pálidas, de marcos complejos; esta agonía de recuerdos.… vos enfatizando aún, tú, vos, “vosotros” ¡¡¡el tuismo.…!!! a mejoras de la sociedad.… dueles y no sé que tanto.… lo último que deseo es mirarme en tus ojos para destrozarme de nuevo, nuevamente, novatamente…. un recuerdo de lágrimas ácidas perforan los pañuelos.… 21
  22. 22. Pasatiempo 078 Había bebido demasiado, había golpeado su interior con la séptima caja de vino, entre “conocidos” había derramado su despecho para volcarse en la hierba con el amante de turno, desconocido deshaciéndose en su carne, a la vista de los caminantes, en la helada noche de grillos….; su destino, así, evadiendo la soledad que cada mañana acuna su cuerpo, así, para reprimir su delirio y encontrarse más lejos del sueño, insomnio para sus venas al dormitar en su cama, bajo su almohada, sus ojos abiertos aún terrenos surrealistas del epitafio, para morir a ciegas en la noche de las noches, siempre consciente a deshora, con el paso lento de la inacabable madrugada…. ¡¡¡Qué soledad la de la higuera.…!!! ! 22
  23. 23. Juan José Rodríguez* Máscara mortuoria de Killalusimeno I La vida prefiere perseguirse a sí misma bajo lunas que sienten coronarse de yedras. Yace el cuerpo en el claro distante. Contra el paisaje urdido con árboles resecos, se abandona la piel al viento de la nada. Penetra por el cuerpo, la voz de los silencio sen el ojo que se abre. Las hojas del almendro inventan una cama, sobre la tierra ungen los sentidos vacíos. Los pájaros de líquen hoy velan a su rostro, en el día con alas, películas de hierro. Mantilla de la sombra que cubre esa silueta, Siempre sin esperanza. * Ambato, 1979. Poeta y traductor. Licenciado en Periodismo. Egresado del posgrado en Literatura Hispanoamericana por la Universidad Católica de Quito. Magíster en Estudios de la Cultura, mención Literatura Hispanoamericana, por la Universidad Andina Simón Bolívar. Ha traducido a varios poetas de lengua inglesa, como William Stanley Merwin y Mark Strand. Ha sido incluido en varias antologías de poesía ecuatoriana contemporánea e invitado a encuentros literarios nacionales e internacionales. Ha publicado: Intención de sombra (2001), Grabados sobre una columna derribada (2004). Sus primeros poemas están reunidos en el libro Los rastros (Libresa, 2006). Obtuvo el Premio de Poesía Joven La Garúa (Barcelona-España, 2008) por su libro Viaje a la mansedumbre. 23
  24. 24. II El alba esplende las hojas del otoño en el cuerpo sin nombre. Las hojas del almendro observan cómo surge en el vientre, este llanto. Un haz de sombra quebraría sus huesos, en el cráneo, los golpes. Para eso el reposo de silencio en la nieve, El sueño en los enebros.´´ Contra este lenguaje vacío de sus frutos, ´ la almohada de las rocas permuta los despojos.´ Se inventaría un teatro con máscaras de luz que en los días prohibidos fueron cuerpos negados. Los pájaros volantes en el sueño del sueño se duermen en los lechos amargos de ceniza. III ¿Quién tensó a la hora propicia la lira mendicante de las viejas palabras? Este cuerpo de llanto prefiere pronunciarse en los huesos quebrados. En los ojos abiertos por la noche del bosque años arden de columnas caídas: ¿Quién viera la roca y las cenizas? En los labios que tiemblan a punto de cegarse 24
  25. 25. arden rescoldos de la llama escrita que cayó un día en las hojas de un olmo. Su rostro yace entre guirnaldas rotas, acosado por picos de pájaros enfermos que cruzan por los árboles del único reposo donde soles que ruedan sostienen los centenos. ! 25
  26. 26. 26
  27. 27. Carlos Luís Ortiz* De vuelta al destierro En la trastienda del azar surge el resuello del destierro, el nombre de personas que se olvidan cuando se huye de una ciudad a otra en busca de supuestas felicidades. Detrás de lo que vemos a diario se esconde la inocencia, quebrada como la lluvia de un agosto postrero. Y no encontrar más compañía que la imaginación no es siempre la mejor manera de adobar sonrisas ni de perfeccionar soledades. Los parajes más apetecidos son aquellos que se encuentran afuera de los mapas, los que surgen en el ajeno dormitorio que nos vuelve huraños y hoscos, porque como escribe el amigo: “y el destierro nunca será el mismo” atinando a que el pecho se transforme en llaga o se diluya entre los dedos de la amada muerta, quien jamás adornará con su malicia el minuto que la tarde desvanece en los cafés o librerías. Como pesan los aciertos a veces más que las palabras. * Alausí, 1979. Comunicador Social por la Universidad Católica Santiago de Guayaquil. Se ha dedicado a la cátedra de Antropología Cultural en la Universidad Técnica de Babahoyo y a la de Literatura en colegios de Guayaquil y Quito. En el año 2005 obtiene la Primera Mención de Honor en el Concurso Nacional de Poesía “Jorge Enrique Adoum”, con el libro Zig zag del solitario, posteriormente publicado por Machete Rabioso Editores (2006). Obtuvo el Primer Premio en el II Concurso de Poesía Joven “Ileana Espinel” (2009). También el Tercer Premio en la Bienal Nacional de Poesía “juegos florales” Ambato (2010). Egresó de la maestría en Estudios de la Cultura con mención en Literatura Hispanoamericana, becado por la Universidad Andina Simón Bolívar. Ha participado en varios recitales. En el 2005 la Casa de la Cultura de Riobamba le hace una distinción por la colaboración artística en la Provincia del Chimborazo. 27
  28. 28. Lejanía de domingo Los domingos se involucran con la paciencia de los muertos y nos atormentan con su cansancio desde que amanece, con su fuerza para detenernos ante un sol sin respuestas. Débil es su entraña con la que nos nutre al atardecer, es por ello que para no rendirnos solemos caminar hasta el cansancio, evadiendo la presencia de las fosas comunes que despiden las ciudades con sus destellos sobre los portales y vericuetos. ¿Quién no miente los domingos por una sonrisa o una sombra? Espejos Verter en la ruina de los espejos los escombros de una lágrima. Considerar al miedo como un parpadeo necesario e imposible, pedirle a alguien que detenga el cuerpo antes de la caída y si es posible que zurza las cicatrices antes de la lástima. ! 28
  29. 29. Rocío Soria* Dios arrojaba un vómito de sangre, un vómito supremo, hablaba con su habitual tendencia al secreteo se visitaba con el espanto que producen las visitas inesperadas, se rendía ante sí con el arte histriónico de su confesión. Dios supremo, Dios de exterminio. Dios estaba saludablemente muerto, movía las manos, se mantenía en pie con la profundidad de las estatuas pactaba con la solemnidad de la palabra temblándole en la boca en invariable estertor. Armado de una cuchareta les extraía a los hombres sus partecitas, les enjugaba como si su asco le fuera un tesoro descomunal. vomitaba sangre, * Quito, 1979. Realizó estudios en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador. Ha publicado el poemario Huella Conceptual, con el que obtuvo el Segundo Premio en el Concurso de Poesía organizado por el Departamento de Cultura de la Universidad Central del Ecuador (2003). También ha publicado los poemarios El cuerpo del hijo (Rueca Editores, 2008). Isadora (Conesup, 2010). Ha obtenido también las siguientes distinciones: Primer Premio en el Concurso Interuniversitario de Relato Corto organizado por la Universidad San Francisco de Quito (2005); el Premio Internacional de Poesía Fanny León Cordero organizado por la Asociación Ecuatoriana de Escritoras Contemporáneas (2005); Medalla de Bronce en el género cuento en el Concurso de Poesía, Cuento y Ensayo organizado por la Facultad de Filosofía, Escuela de Lenguaje y Literatura de la Universidad Central del Ecuador, (2006); el Primer Premio en el Concurso del Libro y de la Rosa organizado por la UNESCO y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (2006). Obtuvo el Primer Premio en el I Concurso de Poesía Joven “Ileana Espinel” (2008). Integra la antología “Trayecto Cero” Ganadores del Primer Concurso Nacional de Poesía, taller cultural “Retorno” (2009). Consta en antologías nacionales y extranjeras de poesía ecuatoriana contemporánea. 29
  30. 30. vomitaban sangre. Luego Dios volvía entero y ejercitaba llorar a solas protegiéndose el rostro con las manos erizadas como si quisiera adoptar posiciones fetales desconocidas, pero ninguna lágrima, ningún desahogo… 30
  31. 31. Cuerpo Dentro no hay más que el hedor no hay más que una bandeja de arañas blancas, secas y polimorfas quietas sobre el vagón. Su gesto suspendido, golpeado. Sus tres bocas moradas hundidas en el cráneo guardan la solemnidad de las fotos. ´ 4 Él está de espaldas mientras come un trozo de fruta, ella se rasca la oreja mientras camina para disimular un poco la cuerda del esófago. Tapa sus oídos con ambas manos y aprieta las mandíbulas. Se enfrenta manos a boca con alguna figura. Ella tiene pellejo blanco como las carnes de la pescadería y apesta, apesta con las cuencas húmedas y las retinas fijas en la madera del cuadro, como si la contusión estuviera fresca se abraza las piernas al pecho y se vierte de largo en el pasadizo veintiocho. Los de la sección quemados claman toda la noche y a pesar de la llamada su piel sigue cruda en la lata. Mierda, 31
  32. 32. ¿este es el miedo? Antes pensaba que el miedo era una mosca que zumbaba al borde del plato, una cuerda cerrada dentro de la caja transversal. Pero no es así, el miedo es este intento de arrimarme a su dolor y solo conseguir un espacio profundo entre sus gritos. ! 32
  33. 33. Alexis Cuzme * no debe oxidarnos la costumbre No ofendamos al encuentro de nuestras carnes con glotonería lírica y estéril. Ha cesado la etapa del cortejo ¿por qué prolongar la falsedad? Seamos primitivos. Que lo anormal nos recorra sin pudorosos remordimientos. No debe oxidarnos la costumbre. * Manta, 1980. Lic. en Comunicación Social. Periodista cultural y rockero. Editor de la revista rock literaria Marfuz. Ha publicado los poemarios: Desconsuelo (2001), Complot ante el silencio (2003), Club de los premuertos (2006) Bloody city (2009). En el campo rockero Legión: década pagana (2006). Forma parte de algunas antologías poéticas impresas y virtuales. Ha sido invitado a leer su poesía en algunas ciudades de Ecuador. Fundador del sello editorial alternativo Marfuz ediciones. Actualmente es asistente editorial en Editorial Mar Abierto de la ULEAM, en Manta. 33
  34. 34. Negación Antes del estertor caeré sobre resortes que rasgarán indicios de esperanza. Inyectaré sus puntas hasta la médula desgajada que me mueve y negaré. Me negaré. Como estos pasos bajo la lluvia que burlan desconocerme. Ahora Soy un diario sin tachaduras que no cabrá en tu entendimiento, una pulcritud superior impenetrable, una desleal combinación lexical para arruinar la convivencia. Y no hay remordimiento, porque cada letra suturada entre sí, se volvió mi cédula de invisibilidad. ! 34
  35. 35. César Eduardo Galarza* Arena desvanecida Atrás queda el puerto, atrás los seres que exigieron tu presencia. No mires, no contemples tus temores; no propicies la sal que no será tu cuerpo. Deja que los dioses se diviertan, que destruyan sus zócalos y fortalezas, que jueguen a reedificarlo. Este es el rumbo, el camino prometido. Aunque sólo tus ojos sonrían y no puedas comprar nada, acaudalado serás. Irás a la noche, déjalo todo. (Respira profundo y guarda aire en tus pulmones pues la lluvia es irrespirable; es aquel reguero de lamentos, agua incendiada) Hacia el orbe te diriges y serás grande/ serás nada. * Guayaquil, 1981, ha publicado los poemarios: Plaqueta Puerto de Poetas (1999) Polvo fue su piel (2000) y Madera Muerta (Cuenca, 2009). Obtuvo una mención de honor en el I Concurso de Poesía Joven “Ileana Espinel Cedeño” Guayaquil 2008. Integra la editorial “El Conjuro” y ha sido uno de los organizadores del encuentro de poesía realizado en la Alianza Francesa (Guayaquil, 2009). Ha participado en varios encuentros de poesía. 35
  36. 36. Ausencia de Ulises (Circe y Calipso, voz a dúo) Busqué la noche que hablaba de ti. Intuí sortilegios y salvé naufragios; bordeé sus misterios. Desenterré tu cuerpo para mejor atesorarlo. Quise darte un nombre junto al mío para escapar de las mareas. Pero qué tarde nos encontramos el ábside enfurecido quemó las naves. Esperé entonces al día y acallé los sucesos nocturnos... (detrás de ese cielo está la noche verdadera, la noche negra, la cálida noche de los dioses; la noche inalcanzable) 36
  37. 37. 5.-Jamás encontraré palabras para morir. Mis frases conocen el mar, el fragor de la pelea y la muerte de otros. Mis labios hablan para mi prole. Mi boca conjura tu vientre. Jamás tendré palabras para mi muerte porque en ti está mi casa, en ti está lo que soy y fortuna azar o destino no existen, porque tú eres la llama que mueve el universo. ! 37
  38. 38. 38
  39. 39. David Sánchez Santillán * 1 Día tras día, un solo sosiego, oscura aberración. Tú, observas de cerca, lo callas La eternidad se hunde con su propio barniz de arena conmigo, sin ti... * Quito, 1981. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociales. Abogado y Doctor en Jurisprudencia. Magister en Derecho Ambiental. Ha publicado en poesía: El origen de los rostros (2010) como parte del Premio Nacional “Gonzalo Escudero” por la Sociedad Ecuatoriana de Escritores del Ecuador –SEDE en el año 2004). Primer Premio de Poesía “Art, Música et sapientia”. Colegio San Gabriel, 1997. Ha participado en recitales poéticos en Quito y otras provincias, junto a poetas de su generación. Invitado a las Jornadas Poéticas, Alianza Francesa, 1999, 2000. 39
  40. 40. 2 En el despertar, la espera sin odio me brindó la mano, y yo la sellé con mis labios. En el atardecer, el dolor palpitó en lo más hondo -su cara me acarició el cuerpo- susurrándome una agonía., y yo la sellé con mis aliento. En el anochecer, la espera de ese odio me brindó el amuleto de los deseos, en el cáliz de su verdad improfanable. La observé y mi palabra cubrió el pasado. Ella, lo selló con su sangre. 40
  41. 41. 4 El árido suelo cubre mis huesos, la niebla se espesa y propaga. Los cobertizos sellan el aire que podría entrar en mis pulmones. Espero el morir de los árboles, me refundo en noches de luna llena y búhos de madera. Escojo mi propio olvido en un suspiro Profano, escarbo mi lecho de cadáveres malditos..., me encierro en la desgracia, la escribo con tintes gris oscuro en obituarios y lápidas resquebrajadas por el tiempo. En la agonía del viento, 41
  42. 42. recuesto mi cráneo sobre la tierra, los gusanos carcomen mi espíritu, los depredadores nocturnos me ensucian de sangre, la maleza me cubre con sus raíces. Ya no puedo decir nada... aquella rosa que vigilaba mi silencio ha muerto, ¡yo me he ido con ella! y conmigo el despertar de la noche. ! 42
  43. 43. Sebastián Lazo * *Apresuro estos días, lluvia y ciudad. Siento en el aire un empujón de la vida y aquel que mi pecho martilla despierta con ansias de fuego. ¿Que nuevo calor mis venas perciben?/ /Trae la mañana entre su sol mieles de alquimia, las vierte sobre el extraño metal que desgarra mis ganas. Gritos de jubilo han ocupado mi vacante silencio. A empacar empiezan los huéspedes del olvido, despojados de hurtadas habitaciones. * Usa mis letras niña, divaga silente, y sin prisa, en esta ofrenda. Empapa sutil, cabellos en mi tinta; mapas y caminos * Cuenca, 1982. Ha publicado su poesía en el libro colectivo Aunque bailemos con la más fea y Nadie nos quita lo bailado. Miembro del grupo literario Salud a la Esponja. Creador del Diario Urbano. 43
  44. 44. de buen destino tu mano bosqueja. Roces, caricias, montañas, adorables hallazgos en patria compañera. Nárrame al oído lo que en sábanas trazas. Háblame de vida, dulce enemiga, hacedora de veranos. * Época de silencio, soledad y furia. Laberintos el tiempo siembra. Por mi parte cuento las crónicas de agosto. Donde la noche tirita pasos, acostumbro ya esta mudanza de soles. Madrugadas de pronóstico sin abrigo. ! 44
  45. 45. Dina Bellrham * Foránea Necia la médula que fermenta mis pestañas de buscarte a hurtadillas cuando la noche muere y tu voz disipa febrículas. Me escondo en esta lágrima deambulo por tu ceniza (mi reflejo tiembla) Me hace falta la soledad para arañarte el grito que no es mío. Vuelvo al feto donde mi dolor era inexorable quizás haraganee donde no hay asfalto. Te soy foránea y mis telarañas regurgitan sismos para alcanzarte. * Milagro, 1984, Estudiante de medicina. Publicó el poemario: CON PLEXO DE CULPA (Allpamanda Editores, 2008). Ha participado en varios recitales poéticos en la ciudad de Guayaquil. Miembro del grupo cultural Buseta de Papel. Consta en antologías nacionales y extranjeras de poesía ecuatoriana contemporánea. Obtuvo la Primera Mención de Honor en el Primer Concurso de Poesía Joven “Ileana Espinel” (2008). 45
  46. 46. Póstumo La noche se disuelve en mi faringe de espantapájaros. He vivido masturbándome los dedos y lamiendo lluvias taxidérmicas necesito reventarme las esfinges cronometradas. Ya los hijos masticaron su retrato de cigotos los neblínicos me llaman desde el útero de Eva. He de partir... con las canas tinturadas. Ayer cuando abrí el grifo de mi cruce de trenes y me desnudé de vértebras. 46
  47. 47. Anhedonia Hasta los sismos en las piernas han mutado a esfinges. Hemos huido de la catástrofe de las encías. Nos mudaremos de falanges y ventanas, con el miedo bajo el brazo cual portafolio de oficina. El parque se torna pluvioso, quebradizo. No basta crujir nuestros dientes de columpio, ni bostezar resbaladeras si nos sobran extremidades y saliva. El suelo se ha vuelto puta en los zapatos. Y yo pretendo seguir de raíz en los cordeles, ahora que hay suburbios en un racimo de ósculos. ! 47
  48. 48. 48
  49. 49. Wladimir Zambrano * Inviernos I Feliz sea el hombre que respira su ceniza, que como una suerte de Dios el hambre descompone. II Un juego de naipes. Una mesa. Un niño con dientes amarillos que juega al precipicio. Todos un juego del aire que se construye en las monedas. Todos un juego de naipes que no lea hacia el futuro sino que al contrario de su colocación se arme el de nosotros * Guayaquil, 1984. Poeta, artista visual y docente. Es licenciado en Comunicación Social y escribe en la Revista Virtual Casa de las Iguanas. Ha participado en recitales poéticos dentro y fuera del país. El mas reciente fue el III Encuentro Latinoamericano de Poesía Actual Poquita Fe (Santiago de Chile Consejo Nacional de las artes– Fundación Pablo Neruda). Además de ser seleccionado para el Dossier de última Poesía Latinoamericana, ediciones Punto de partida (UNAM - MEXICO DF 2009). Miembro fundador de Puerto Guerrilla (Tácticas de intervención literaria), colectivo surgido del taller de Creación y literatura para jóvenes y adolescentes, que tiene como fin renovar el formato de las lecturas poéticas, así como su inserción en la esfera urbana. Su ultimo trabajo poético Diario del crepúsculo recibió el Premio Nacional de Poesía David Ledesma Vásquez 2009. 49
  50. 50. (Igual nuestro sueño en busca de alimento cuando lo único saciable es el cuerpo que sostiene). Afuera es martes y llueve. III “Me levanto y me acuesto con la cabeza llena de ti” Roy Sigüenza con el corazón hecho papeles para lanzar desde el aire, con la cara brecha de un muro cuyos cimientos se derrumban, con esa palabra: Remedio, en la invisible cama del mundo, con esa caja de condones a la mitad de su juego soñándose incompleta por ese montón de lugares, gestos y plegarias sobre tu nombre secreto. Te miro desde lejos y digo: Niña 50
  51. 51. ¿Qué es lo que te has hecho? ¿Por qué te has rapado y fumas con ademán de borrarte? ¿Qué es lo que pretendes llamándome esta madrugada ebria? Todo lo que ha pasado ha sido suficiente… Deja que este amor se disuelva en la calle de la embajada alemana, al Centenario Sur de nuestro beso de lluvia poblado de 14 ( al menos allí siempre seremos fieles). ! 51
  52. 52. 52
  53. 53. Andrea Samaniego * I He cronometrado mis movimientos por años, hasta la música que ahora te explota en la nuca. Apenas si te mueves hacia adelante para enseñarme tu cráneo abierto y espumoso ángel acústico debiste llevar otro nombre Jim Carmen o soplo, Algo que despiste a los sicarios Yo trato: te abro laberintos destapo tus ideas organizo el destierro pero no entiendes más que acordes. No puedo cargar con tus pentagramas, me abultan las cejas, 33 minutos, no creí en la perfección de la escena. * Quito, 1985. Estudia Comunicación Social en la Universidad Central del Ecuador. Ha publicado los poemarios: PRAVDA (2007) y La Tramoya (2010) con Drugos de la Naranja Editorial. Ha formado parte de los grupos de Creación Literaria: Squizofrenia Colectiva y La.Kbzhuela. En el 2002 obtuvo uno de los primeros lugares en el Concurso Nacional Terminemos el cuento. Integró los Talleres Literarios de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en el período 2005-2007. Consta en la selección poética Fractales (CCE, 2008) y antologías de poesía ecuatoriana contemporánea y en revistas de México. Ha sido invitada a leer su poesía en varios eventos literarios. 53
  54. 54. Tu sangre sonando Mis pies huyendo de la música que derramas II Nostálgica como de costumbre deja que le extraigan la piedra de la locura Descubre la ausencia de ombligo en el insomnio. Deja en paz el acordeón. Visita en sueños sus Futuros: no parecen existir pistas nada que la remolque más allá del 72. Se disuelve en tasas de Seconal Repudia a quien hurgará en sus silencios y visceral le hereda la mala racha. 54
  55. 55. III El exterminio repite siempre la misma fórmula: - Soy la voz que encendió el cielo. El niño, absurdo, bailando en las palmas. Trepando las cortinas, la ninfa que te posee. Millones de moscas rompen la barrera del sonido, llegan de la Patagonia, la primera se abre paso entre tus carnes Franquean la piel Como flecha india Patagonia envenena sus costillas. La caja musical es lanzada al abismo El encuadre de tu perfil oculta la sordera cristal de azúcar disecciona al sol En la obscuridad incompleta, de sueño, El zumbido que contigo se pudre, parece decir. -Soy la voz que encendió el cielo. ! 55
  56. 56. 56
  57. 57. Ernesto Intriago ! *** (Fragmentos) Tengo hermanos y es como si no los tuviera de qué me sirve mi familia si todos taciturnos me miran y tuve un hermano que nunca visité y me lo quitaron él está ahí ya no es más mi fiel hermano, ni vecino ni pariente que no defrauden a Caronte como a mí que no digan luego que se hizo también luna de tanto que lo miraba. ! Manta, 1986, estudia Periodismo en la Universidad Laica “Eloy Alfaro” de Manabí (ULEAM). Ha publicado el poemario Gimen de amor los muertos (2008). Medalla “Hugo Mayo” (2007) al Primer lugar en el concurso de poesía en el Festival de las Artes organizado por el Departamento y Promoción Cultural de la ULEAM. Segundo Lugar en el concurso provincial “El Poeta y su Voz” organizado por la C.C.E de Manabí (2008). Integra el taller Literario “Soledumbre” de la ULEAM. Su poesía está publicada en revistas y antologías. 57
  58. 58. *** (Fragmentos) En medio de mi ser esquivo y salvo de toda culpa a la humanidad No es su culpa la tragedia que aposenta en su suelo sino de quien creó aquella raza mal llevada por los siglos invoco a los vientos a rebelarse a exterminar la inmundicia de sus mentes y crear en Azul la vida soñada por todos aquí reunidos: Si ni con la muerte se arregla toda esta miseria hagan de mí cenizas ahóguenme en sus aguas hablo por todos Astro sin permiso ahora soy el necio reflejo de mi doliente hermano: si vida extraña 58
  59. 59. pretenda habitarme y sin vergüenza trastocan mi faz pido volcanes de Rojo si me lastiman igual que Azul. 59
  60. 60. *** (Fragmentos) Hiervo desde mi centro al aire turbulento y el pacífico centelleo que me viste espera ser sombra que ustedes miran mientras siglo tras siglo herida me encuentro no esperen de mí nunca nada para Tercero en mí está el aura de la diosa que llaman sus hijos al llorar por amores no lloren ustedes como yo mi mala suerte anhelante de tener en mi órbita cualquier cosa que se llame luna o compañía. ! 60
  61. 61. Tyrone Maridueña! En esta hora La verdad se convierte en una enfermedad de los dioses Los hombres desean reconocer la cura. Pero su cuerpo No es más Que carne y memoria. ! Guayaquil, 1986. Estudiante de Comunicación y Literatura de la Universidad Católica de Guayaquil. Publicó hace pocos años el poemario Sueños de un Quijote. Integrante del grupo cultural Buseta de papel. Está por publicar su segundo poemario. Su poesía consta en varias antologías locales y extranjeras. Ha recibido una Mención de Honor en el Concurso Nacional de Literatura, género Poesía, de la Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, 2008. 61
  62. 62. Acerca de tu espacio Quiero resucitar las semillas azules de tu sexo Y firmar convenios de luz con el primer hijo del hombre Para convocar siempre tu cuerpo en el ocaso de los pájaros. Resolver el dilema de tu espacio inmediato Para comprobar que la desnudez de la poesía es algo tan natural como enfermo Destruir los puentes que unen la inmortalidad con lo absurdo Lanzar las cabezas de los cuerdos al mar antes que vuelvan los eclipses Caminar con los vagabundos y escapar de las paredes de los cementerios Sobrevivir a tu lado y esperar que todo se calme afuera Tener en mi boca La vida de tu cuerpo Y recorrer junto a ti caminos de carne Y así comprobar la pureza con que aman los locos. El secreto de las viudas Cuando las viudas del norte regresen a las tumbas donde escondieron sus lágrimas Voy a buscar en sus ojos las intenciones de su regreso Aunque los espejos que llevan en su rostro muestren ante mí Lo contrario a la muerte Que no es la vida, sino la conciencia de ella ! 62
  63. 63. Carolina Patiño! EL RECORRIDO DE LA TRISTEZA Mujer de espíritu vaciado por una pérdida algo lejano su rostro abruma a mis pupilas hechas piedra débiles ojos cansados de llorar evaporan su esencia. Ella duerme por no morir. ! Guayaquil, 1987-2007. Ganó el Primer Concurso de Poesía Buseta de papel 2004. Integrante del grupo cultural guayaquileño Buseta de papel. Autora de los poemarios Atrapada en las costillas de Adán (2006) y Te suicida, libro póstumo (2008). Antología Poética Carolina Patiño (CCE, 2009). Poemas suyos han aparecido en las Memorias del I Festival Nacional de Poesía Joven "Hugo Mayo" (2005). En la Antología poética de Guayaquil de la Alianza Francesa (2006). En La Voz de Eros, dos siglos de poesía erótica de mujeres ecuatorianas (2006). En la Antología Poetas en Guayaquil (2007). En la Antología del I Festival de Poesía Joven Ecuatoriana Naranjal (2007). Sus poemas han sido publicados en antologías, revistas y periódicos del Ecuador y de países como Venezuela, México, España, Chile, Perú y EE.UU. Participó en varios recitales de poesía en Guayaquil, Quito y Cuenca. Fue gran aficionada a la música, a la actuación y a la pintura. 63
  64. 64. ´ EFECTO NARCISISTA Estoy enamorada de una mujer… oro blanco su fortaleza en un momento no determinado te hace caer en sus encantos y te envuelve. Ella dice lo que piensa cuando lo dice lo hace sin pensar en ocasiones sus palabras se confunden con crueldad soy el reflejo de todas las cosas que tienen esa capacitad la veo y me siento toco su cara y su piel le unto caricias y mi intento de desamarrarla de defectos hace que la ame más frente al espejo me repito gracias por ser ella gracias por ser yo. 64
  65. 65. INFANCIA Los miedos han roto mi capacidad de asombro y esta infancia ya araña los brazos muy cerca de las venas… Son muy pocas las neuronas que transmiten cordura shhhh… si de verdad tengo que recuperar mi vida lo haré tú no tengas miedos ni remordimientos que ya es suficiente con lo mío. ! 65
  66. 66. 66
  67. 67. Cecibel Ayala ! HOMICIDAS Solo basta un momento para que la intensidad y la duración liberando ese antaño grito contenido en la garganta. Pasas entre mis dedos sin dejar marcas, apenas si aquellas caricias y la poesía que inmortaliza tu palpitar ausente . Como un ataque de risa, así es la vida entera: ¡qué pena por nosotros, los eternos homicidas del tiempo! ! Cayambe, 1986. Estudiante de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador. Ha publicado el libro de poesía El cazador (2008). 67
  68. 68. EGÓTICAMENTE Egóticamente te extraño, siempre, como un clamor de irreversible malidecencia. En esta sutileza de evocarte, no concibo que lo desconocido de nuestro ser no sea aquello que precozmente marchita sus alas. La obsesión por el poder es un exceso que no me corresponde exacerbar hacia el único deseo universal. Existen tantas formas de poseer. Señor, mi señor, te extraño egóticamente a rabiar, hasta navegar en el silencio de las lágrimas. 68
  69. 69. LA REBELIÓN DE LOS ESPEJOS No soy yo, quien les habla, sino la rebelión de los inocentes y martirizados espejos que reflejan la decadencia de unos rostros a punto de derretirse , tanto como la débil flama de sus vidas condenadas a reinterpretar un arcaico papel de compromisos y máscaras de cristal. Tanta retórica solo para describir a la mayoría, que les otorga el derecho de ser `invulnerables` frente a una epidemia que es más que una realidad de desencanto a la penumbra de una vacua charla protagonizada por unas cuantas señoras tal… ¡Patético! 69
  70. 70. 70
  71. 71. Edison Navarro! No concibo bonitamente la melancolía sin un buen aguacero Lenin Alvear “Collar de tusas” 1 Se ve a los ángeles fornicar, ruedan botellas y retazos de alas con carne la orgía se desató en el paraíso y es que ha llovido con furia en este paraíso, se han desaguado las vestiduras de algún santo, las pupilas magdalena del desasosiego. Hasta acá, llegaron los vestigios de la batalla, el vino de los suicidas penetró los párpados. embriagó las sábanas. Cuando cesó la tempestad rodaron los ojos bajo la cama yo, solo la ví partir. ! Quito, 1983. Egresado de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador, forma parte de los Talleres Literarios de la Casa de la Cultura Ecuatoriana dirigidos por el escritor Diego Velasco Andrade. 71
  72. 72. 2 Era muy posible la tormenta, ola mansa colgada del desierto, la calle memorizó los trazos del mar en las retinas, las naves incrustadas en el viento dejaban escapar los pájaros, los habitantes de mis huesos desalojaron las ruinas las venas se regaron en los rincones del horizonte. Sabíamos que llovería la tarde entera que los techos se llenarían de pupilas grises tras el musgo de la casa vieja donde escondí el paraíso, el zaguán que daba a ti se llenó de charcos yo tendí la red y atrapé una libélula El cielo huyó boca a bajo los rincones tragaron agua de entre las manos ahogaron los crucigramas, los mapas de sal, quedaron tuertos paraguas, goteras y almanaques, la tempestad enmudeció anunciando tu ausencia. 72
  73. 73. 5 Te hablo con voz de espantapájaros de mis malas noches y aves de rapiña. Te dejo por unos instantes mi espectro para que caliente tu pubis y descuelgues de tu rabo de paja mi mar ausente. ! 73
  74. 74. 74
  75. 75. Yuliana Marcillo! Flaca llorona Sin tetas ni caderas, conquisto a mi modo. Abro las piernas para obtener amor, cierro las piernas para exigir respeto. Lloro porque estoy sola. Lloro porque las palabras, no me caben en el cuaderno. Cuántos cuerpos sudorosos, habrán estado en tu cama. ! Chone, 1987. Estudiante de periodismo de la Universidad Laica “Eloy Alfaro” de la provincia de Manabí. Pertenece al taller literario Soledumbre de Manta dirigido por el poeta Pedro Gil. Parte de su poesía se ha publicado en la Antología Soledumbre 2009. 75
  76. 76. La colcha huele a leche. Sabía que el dos por uno existía. Lo que no sabía, era que a mí me tocaba lo segundo, Las sobras, la mierda. Me cago en tu nombre. Soy flaca, soy débil. Soy gorda, soy débil. La amplitud no importa al momento de aguantar. Flaca llorona, siempre regalando pena en Navidad Tus lágrimas perdieron valor desde que regalaste una sonrisa. Una explosión de sublime, 76
  77. 77. se esconde en tu vagina. ¿A dónde irá a parar todo eso? Lo expulsaré, porque se me acabó la vitamina. Hoy al amanecer salí de tu cuarto, de tu vida. Camine por las calles frías de la mañana Tan flaca de amor, tan llena de pesadillas. 77
  78. 78. Hasta cuándo doncella, hasta cuando Quisiera que mi sangre se vista de rosa. Quisiera que tu zorra tape mi boca. Mis palabras son de piedra y mi corazón de cristal. Eso era un secreto. Ahora ya lo saben; mis poemas también lloran. Verte me da nauseas. Me he llenado de malos pensamientos. Perdí la cordura arriba y abajo. Y la ilusión salió quedito por la ventana. Cállate. No te vistas de iluso, de rojo te ves bien. Además, ella tampoco se despidió de mí. Quise detener la guerra que había en tus manos, 78
  79. 79. pero rápido se oscurecieron las nubes y llovieron golpes de chocolate y queso. Planché tu camisa de los problemas. Hasta cuándo doncella, hasta cuándo. Si no te dejan ser buena, dales de lo amargo. Todos los días no puedes fingir los besos morados que hay en tu cuerpo. Ni pintarte de negro diciendo que se trata de un blush nuevo. Si el amor es ciego, que las monjas bailen lanbada. 79
  80. 80. Protesta Mis calzoncitos me revelan su intimidad. Acuerdan volverme fácil. Tiñen de rojo mis piernas y el cielo. Han formado un gremio para regresarte. Se forman en fila para que los bajes. Quieren tu sangre, sueñan tu sexo. Temo que esa huelga los mate y me vuelvan estéril a otros cuerpos. Bloquean mis deseos. Asesinan las memorias. Ataron mis demonios. Sólo piensan en mojar a la Reina, pero no con cualquier líquido; es el de él, o es nada. 80
  81. 81. Detalle tentador. Hoy, al morir la Luna, descubrí la puerta de mi clímax, la madera se está pudriendo, larvas de pasión y odio navegan en mi vientre. Pero están decididos. Protestan y protestan. Piden tu mancha amarilla. No entienden que una vez que bajen, acabará la paz y vendrá el infierno. Ya no habrá nada. Solo él y yo; derrames de amor. ! 81
  82. 82. 82
  83. 83. Pedro Herrera Ordoñez (Carchi-Ecuador, 1956) Artista Visual Licenciado en Comunicación Social, especialización: Audiovisuales, Cine y Televisión. Miembro fundador de la Red Cultural “IMAGINAR”. Fundador de la revista “ARTESANIA APUNTES PERIODISTICOS”. Investigador del Museo de Artesanías del Ministerio de Trabajo y Recursos Humanos. Miembro del Taller Literario del Banco Central del Ecuador. Coautor del libro “Deseabulos”, publicación “El Séptimo Placer”. Conferencista y facilitador de talleres de TEORIA DE LA IMAGEN. Su obra se compone de colecciones como: “OJOS DE LUZ” – “AL FILO DEL DELIRIO” “EL IMPERIO DE LOS SUEÑOS” - “ALQUIMIA” – “ZONAS OBSCURAS DE LA MENTE” – “LA IMAGEN PERDIDA”; estas han sido expuesta tanto en su país como en Europa y Norteamérica lo cual le ha merecido reconocimientos como ser declarado Huésped Ilustre de la ciudad de Los Angeles de Norteamérica en agosto del 2003 y agosto del 2004; Mención de Honor otorgada por la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador por la originalidad de su material artístico en enero del 2007, Su obra EL ETERNO RETORNO de la serie “ALQUIMIA” fue ganadora en la PRE BIENAL DE ARTES VISUALES LATINOAMERICA CANADA 2007. En enero del 2008 su obra fue ganadora del primer premio de fotografía Eugenio Espejo de la UNION NACIONAL DE PERIODISTAS. En el 2010, la Unión Nacional de Periodistas, le concede la Mención de Honor por la obra ZONAS OBSCURAS DE LA MENTE, Varias de sus obras se encuentran en colecciones privadas de diferentes países. 83
  84. 84. EXPOSICIONES: 2009 Beverly Hills, Ca. Consulate General del Ecuador 2009 Hollywood Blvd.. Florentine Gardens de Hollywood 2009 Saint Sophia Hall. Suth Normandie Ca. 2008 Bondi Pavilion, SYDNEY - AUSTRALIA 2007 The Armory Hall, NEW YORK - U.S.A. 2007 Ecuadorian Consulate, NEW YORK - USA 2006 Unesco, QUITO - ECUADOR 2006 Salón de la Plástica Mexicana, MEXICO - D.F. 2006 Casa de la Juventud, CARCHI - ECUADOR 2006 Abril Arte Exportación, IBARRA - ECUADOR 2006 Tercer Salón Nacional de Pintura, LOJA - ECUADOR 2003 Carense Fundation, LOS ANGELES - USA 2003 Consulado del Ecuador, LOS ANGELES - USA 2002 Museo del Ilustre Municipio de Guayaquil, GUAYAQUIL - ECUADOR 2002 Campus de Santa Cruz la Real, SEGOVIA - ESPAÑA 2002 Haytt Regency Hotel, LOS ANGELES - USA 2002 Metropolitan Hispanic Chambers of Comerce, LOS ANGELES - USA 2002 Pershing Square Park, LOS ANGELES - USA 2002 Hubbard College of Administración, LOS ANGELES - USA 2002 Consulado del Ecuador. LOS ANGELES - USA 2002 Centro de Convenciones Haytt Hotel, SAN DIEGO - USA 2001 Bosque de Los Arrayanes, CARCHI - ECUADOR 2001 Casa de la Cultura Ecuatoriana, QUITO - ECUADOR 2001 Universidad Sek, QUITO - ECUADOR 2000 Escuela Politécnica Javeriana, QUITO - ECUADOR 2000 Salón Nacional de Dibujo, Acuarela y Gráfica, QUITO - ECUADOR 1999 Casa de la Cultura Ecuatoriana, Café de la Casa, QUITO - EC UADOR 1997 Café Cine “La Caldera, QUITO - ECUADOR 1996 Alianza Francesa de Quito, QUITO - ECUADOR 1996 Centro Cívico de Guayaquil, GUAYAQUIL - ECUADOR 1993 Palm Springs Gallery, PALM SPRINGS - USA 1993 Festival Mundial de la Amistad, NEW YORK - USA ILUSTRACION PORTADA DE LIBROS 2009 VERSOS ARMADOS/ Hugo Noboa/ FONDO EDITORIAL LETRAS 2008 MI SOMBRA Y SU BOINA/ Alfonso Murriagui/ EDICIONES OPCION 84
  85. 85. 2007 LINES OF FAIRE/ Marcelo M. Arteaga/ RAMAR EDITORES 2006 HIJA DEL VIENTO/ Santiago Arguello Mejía/ MAYOR BOOKS 2005 LAS GRIETAS DEL FUEGO/ Ramiro Caiza/ C.C.E. 2005 DERECHOS HUMANOS 3/ Varios/ AH/editorial 2005 DERECHOS HUMANOS 4/ Varios/ AH/editorial 2004 EL ARMADOR DE RRELOJES/ Rafael M. Arteaga/ RAMAR EDITORES 2002 DESEABULOS 2/ Varios/ ZERO´S PUBLISHER, Ibiza, España 2002 ¿ EL POETA HA MUERTO?/ Diego Velasco A./ K.OZ EDITORIAL 2001 LA ALCOBA DE LOS PATOJOS/ Pablo Yépez M,/ K.OZ EDITORIAL 2001 LA ESQUINA SIN SUEÑO/ Fabián Vallejos A./ IADAP EDITORIAL 1999 CUENTOS BREVES/ Marco Antonio Rodríguez/ ESKELETRA EDIT. 1995 EL ARMADOR DE RELOJES ED. 1/ Marcelo Arteaga/ ARDILLA EDIT. LIBROS PUBLICADOS - EDITOR GRAFICO / AUTOR 2004 SUCUMBIOS TIERRA MAGICA – Editor Gráfico – GRUPO IMPRESOR 2004 GOBIERNO PROVINCIAL DE SUCUMBIOS – Editor gráfico - AH/EDIT. 2002 PARQUE NACIONAL YASUNI – Editor Gráfico – PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATOLICA DEL ECUADOR 1999 OJOS DE LUZ - Autor – UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR 1993 DESEABULOS – Autor – EL SEPTIMO PLACER – RED CULTURAL IMAGINAR TRAYECTORIA EN BIOGRAFIAS 2008 EL GRAN LIBRO DEL DESNUDO; Hernán Rodríguez Castelo 2008 DESNUDO EN LA CONTEMPORANEIDAD ECUATORIANA; Hernán Rodríguez Castelo 2006 NUEVO DICCIONARIO CRITICO DE ARTISTAS PLASTICOS DEL ECUADOR DEL SIGLO XX; Hernán Rodríguez Castelo 2005 MONOGRAFIA DEL CANTON MONTUFARL; Leopoldo Tobar S. 2004 APROXIMACION HISTORICO - BIOGRAFICA DE LA PLÁSTICA CARCHENSE; Ramiro Almeida R 2005 LENGUAJE Y COMUNICACIÓN; Holos Editorial 85
  86. 86. Índice Enero 2010 No 51 3 Irving Ramírez, De tu mirada, los rieles 9 Yuriria Salvador Hernández, La Desgracia 13 Armando Castellanos, Poemas 21 Omar Piña, Suspiros de sonrisa, seculorum 24 Alvaro Brizuela Absalón, Textos breves 35 Alicia Yolanda Dorantes Cuellar, Veracruz amurallado 47 Samuel Pérez García, La Blanca de aquel entonces 50 Rafael Toriz, El fuego de los monos 53 Edgar Aguilar, En algún remoto lugar de las mujeres 59 Ileana Garma, Y tú, ¿cuánto miedo puedes soportar? 63 Armando Ortiz, ¿Que se mueran los feos? 67 Irving Ramírez, La Rana René es Rastignac Índice / Marzo 2010 No. 53 3 Víctor Argüelles Poemas 41 Edgar Aguilar, U-S-B-I 47 Luis Carlos Mussó, Isadora, o los ritmos de la palabra 59 Raúl Hernández Viveros, La nostalgia de Marco Tulio Aguilera 63 Armando Ortiz, Jesús, el hijo del hombre 67 Omar Piña Y tiene mi edad y el color de mi voz… Tan cerca de mí Dibujos y tintas: VÍCTOR ARGÜELLES 86
  87. 87. ÌNDICE 3 Freddy Ayala Plazarte, 10 II, Hugo Mayo (Manta, 1897-Guayaquil, 1988) o la permanente reconstrucción de la imagen poética 22 III, La metálica y luminosa 35 IV, Valoración de la imagen paranoica en las obras; Zaguán de Aluminio y Chamarasca 49 Bibliografía V.!! 51 Esther Mandujano García, Relatos de Samuel Pérez García 56 Armando Ortiz, La escritura y el consuelo 59 Irving Ramírez, Los hijos de los escritores 75 Víctor Gil Castañeda, Beatriz Espejo: pecar y arrepentirse en la provincia Febrero 2010 No. 52 87
  88. 88. Índice 3 Ayulía Lira Grajales, Blues en mantarraya 7 Mario Calderón, Poesía 11 Irving Ramírez, Viajero de larga distancia 15 José Luis Velarde, Delimitaciones 21 Augusto Rodríguez, El beso de los dementes 31 María Dolores Guadarrama Orozco, Poesía 39 Jorge Andrés Pérez Ruiz, El entorno bíblico y erótico de las dos magdalenas 59 La lucidez de Carlo Antonio Castro Raúl Hernández Viveros 63 Carlo Antonio Castro, El general Pinochete 65 Raúl Hernández Viveros Cervantes y José Emilio Pacheco 69 Irving Ramírez, Los sonámbulos de Hermann Broch 73 El artista, el genio, el gran novelista (Flaubert, Balzac, Víctor Hugo) y la novela actual 77 Armando Ortiz, Pilar Fernández y la compasión a nuestra mirada 79 Alberto Hernández Vásquez, Revista de Literatura Contemporánea, Abril 2010, No. 54 88

×