Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Jardín comunitario

4,067 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Jardín comunitario

  1. 1. • programa EDUCACIóN INICIAl • ICASCYASPRÁCTRIEN IEXPE ATIVAS EDUCARDINES S EN J UNITARIO COM
  2. 2. PRÁCTICAS YEXPERIENCIASEDUCATIVASEN JARDINESCOMUNITARIOS•FUNDACIÓN C&A•progrAmAEDUCACIóNINICIAl
  3. 3. PRESENTACIóN • 5 • INTRO • 6 •propUESTASEDUCATIVAS DE 1 CARACTERIZACIóN DE lOS CENTROS RElEVADOS • 11 •JArDINESComUNITArIoS 1.1. La localización, el entorno: donde el Estado desaparece • 1.2. Caracterización de la población que asiste a los centros: la necesidad más extrema • 1.3. Estructura de personal: diversidad de perfiles, cargos y tareas • 1.4. Cobertura, oferta y demanda: la lista de espera y la• prioridad a los chicos/as de 5 años • 1.5. Horario de funcionamiento de los centros: la flexibilidad que hace la diferencia • 1.6. InfraestructuraCEDES y equipamiento: ampliar, construir, adecuar • 1.7. Financiamiento: buscar, recibir y generar recursos • 1.8. Vínculos con otras instituciones uFUNDACIÓN C&A organismos: una trama amplia y diversa• 2 SURGIMIENTO Y DESARROllO DE lOS JARDINES COMUNITARIOS • 29 •progrAmANIVEl INICIAl 2.1. organizarse, contener, sobrevivir • 2.2. Buscar apoyos, juntarse con otros • 2.3. Sostener múltiples propuestas • 2.4. Cambiar, mejorar, progresar • 2.5. repensar, conocer, regular 3 El TRABAJO CON lOS/AS NIÑOS/AS • 43 • 3.1. Cuidar / educar; con titulo / sin titulo • 3.2. “maestras sí, pero no cualquiera” • 3.3. precariedad contractual, recambio permanente • 3.4. La importancia de la capacitación 4 lA PROPUESTA EDUCATIVA • 61 • 4.1. parecerse o diferenciarse: entre lo comunitario y la educación formal • 4.2. Los modos de organizar la tarea: entre ejes, proyectos y acti- vidades • 4.3. Las actividades: jugar, ejercitar, preparar para la primaria • 4.4. “Nosotros sin las familias no existimos” • 4.5. material didáctico disponible; criterios y encuadres por construir • 4.6. La calidad de las propuestas: preocupación y desafío A MODO DE CIERRE: ALgUNoS CrITErIoS gENErALES pArA LA ELABorACIÓN DE proYECToS DE INTErVENCIÓN • 77 • Anexo 1 JArDINES rELEVADoS • 81 • Anexo 2 FUENTES SECUNDArIAS CoNSULTADAS • 85 • 2.1. marco regulatorio: la complejidad normativa • 2.2. marco regulatorio: reseña • 2.3. Estadística • 2.4. Normativa • 2.5. programas y políticas BIBlIOGRAFÍA • 108 •
  4. 4. •LA CoLmENITA.•
  5. 5. © De esta edición: Fundacion C&AISBN 978-987-24220-1-1Queda hecho bajo el depósito que marca la ley 11.723.Libro de edición argentina.Se terminó de imprimir en el mes de septiembre de 2008.© De la investigación: Este documento se basa en la investigación realizadapor el equipo convocado por CEDES (Centro de Estudios de Estado y Socie-dad) a solicitud de la Fundación C&A.Director: Mario Roitter, Investigador Titular, CEDESCoordinadora: Débora Kantor; Investigadora Visitante, CEDESAsesora: Verónica KaufmannAsistentes de Investigación: María Laura Galli, Paula Grinschpun, PaulaBialostocki, Vanesa RosimanColaboración: Ana Paula Guide© Del texto: Ha sido elaborado por Débora Kantor y Verónica KaufmannCoordinación de Edición: Verónica Aftalión (Fundación C&A)Corrector: Norma Sosa PereyraDiseño y armado: Pablo Alarcón.Fotografía: Martín KatzAgradecemos la colaboración de Elizabeth Simone y Dolores FleitasLa presente edición, fuera de comercio y de edición única, fue elaborada paradistribuirse gratuitamente como material de apoyo del Programa de Educa-ción Inicial de la Fundación C&A.Septiembre 2008
  6. 6. PRESENTACIóN 5‘prÁCTICAS Y EXpErIENCIAS EDUCATIVAS EN JArDINES ComUNITArIoS’ ES UN ESTUDIo qUE TrATA SoBrE SITUACIoNES, prÁCTICAS YTENDENCIAS, proBLEmÁTICAS Y LogroS ALCANzADoS por LoS SErVICIoS DE ATENCIÓN A LA prImErA INFANCIA, EXpErIENCIAS EDUCATIVASBrINDADoS por orgANIzACIoNES DE LA SoCIEDAD CIVIL. SE LLEVÓ A CABo CoN EL FIN DE CoNoCEr Y rEFLEXIoNAr EN JArDINESSoBrE LAS CArACTEríSTICAS DE LAS propUESTAS pEDAgÓgICAS ImpULSADAS DESDE ESToS ESpACIoS (DENomINADoS ComUNITArIoSHABITUALmENTE CENTroS, SErVICIoS, JArDINES o JArDINES ComUNITArIoS) Y, TAmBIéN, SoBrE LA CApACITACIÓN Y •FormACIÓN DEL pErSoNAL A CArgo DE LoS NIñoS Y NIñAS qUE ALLí CoNCUrrEN. FUNDACIÓN C&ALA FUNDACIÓN C&A SoLICITÓ AL CENTro DE ESTUDIoS DE ESTADo Y SoCIEDAD (CEDES) LA ELABorACIÓN DE ESTE ESTU- •DIo EN 2007. FUE EN EL mArCo DE UNo DE LoS prINCIpALES progrAmAS DE LA FUNDACIÓN C&A, ‘EDUCACIÓN INICIAL’, progrAmAqUE TIENE ENTrE SUS oBJETIVoS prIorITArIoS CoNTrIBUIr A UNA mEJorA DE LA EDUCACIÓN INICIAL, AL DESArroLLo EDUCACIóNINTEgrAL DE NIñoS Y NIñAS DE 0 A 5 AñoS, Y AL CUmpLImIENTo DE SUS DErECHoS. INICIAlCoNFIAmoS qUE EL ABorDAJE DE LAS ACCIoNES EDUCATIVAS EN ESToS ESpACIoS poSIBILITArÁ CoNoCEr SUS SENTIDoSY ComprENDEr SUS proBLEmÁTICAS Y poTENCIALIDADES. Y qUE A SU VEz pErmITIrÁ pENSAr prIorIDADES Y ESTrATE-gIAS SoBrE LA gESTIÓN, LA ENSEñANzA, EL AprENDIzAJE Y LA INFANCIA.CoN LA pUBLICACIÓN DE LoS rESULTADoS DE ESTE TrABAJo -mIrANDo E INTErprETANDo LAS prÁCTICAS EDUCATIVASY EL FormATo ESCoLAr EN LoS JArDINES ComUNITArIoS- prETENDEmoS rEALIzAr UN AporTE AL CAmpo DE ESTU-DIoS DE LA EDUCACIÓN INICIAL. Y BrINDAr ELEmENToS qUE CoNTrIBUYAN A pENSAr CÓmo mEJorAr LA CALIDAD DEEDUCACIÓN Y ELABorAr propUESTAS pEDAgÓgICAS Y ComUNITArIAS qUE gArANTICEN LA IgUALDAD DE oporTUNIDA-DES Y LoS DErECHoS DE LoS NIñoS Y NIñAS DE LA ArgENTINA.AgrADECEmoS ESpECIALmENTE AL EqUIpo DEL CEDES Y A LAS orgANIzACIoNES, ESpECIALISTAS Y EDUCADorES qUEAporTAroN SU EXpErIENCIA Y TIEmpo pArA qUE ESTE ESTUDIo pUDIErA LLEVArSE A CABo.VERóNICA AFTAlIóNCoorDINADorA FUNDACIoN C&A
  7. 7. 6 INTROprÁCTICAS Y Esta publicación recoge los resultados de un aprovechar la oferta formativa que se brinda al Argentina se combinó como un binomio queEXpErIENCIAS estudio realizado durante el segundo semestre conjunto de la población infantil por medio de significó quedar muchas veces marginado yEDUCATIVASEN JArDINES del año 2007 sobre diversas modalidades de la escolaridad básica obligatoria. excluido del acceso a los bienes materiales yComUNITArIoS atención de la primera infancia vinculadas con simbólicos”3.• organizaciones de la sociedad civil (OSC)1, en el Como es sabido, son los niños/as provenientes ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de hogares en situación de pobreza quienes En tiempos en que la oferta cultural y el cono-FUNDACIÓN C&A (CABA) y la Provincia de Buenos Aires (PBA). tienen menos oportunidades de asistir a Jardi- cimiento se presentan cada vez más dinámi-• nes de Infantes del sistema educativo formal. cos, más diversificados y más necesarios desde A estos servicios, denominados genéricamente temprana edad, el escenario de fragmentaciónprogrAmAEDUCACIóN “jardines comunitarios” (JC), concurren diaria- En tal sentido, el desplazamiento de grandes socioeconómica define itinerarios y oportuni-INICIAl mente alrededor de 2000 niños/as de 0 a 5 años. sectores de la población hacia situaciones de dades desiguales en el terreno educativo. La realidad de estas organizaciones es heterogé- precariedad y pobreza producido en nuestro nea y compleja, y revela una carencia significa- país durante las últimas décadas contribuye En este contexto, y frente a políticas públicas tiva de datos e información consolidada. La si- a configurar el problema bajo estudio, en la que han resultado insuficientes, desarticula- tuación remite, por un lado, a los problemas aún medida en que las oportunidades educativas das y de bajo impacto, se verifican la emer- no resueltos por parte del Estado en cuanto a la de estos niños/as se hallan severamente com- gencia y la consolidación de nuevos actores oferta y la cobertura de los servicios educativos prometidas. Los datos disponibles al respecto sociales que están presentes allí donde el oficiales. Y, por otro, a las formas y los contenidos resultan dramáticamente reveladores, toda Estado no llega, o allí donde aparece fragmen- que han adoptado las iniciativas de la sociedad vez que corroboran que la mayoría de los tariamente, esporádicamente, para compensar civil para dar respuesta a situaciones acuciantes, pobres son niños/as y la mayoría de los niños/ inequidades estructurales. vinculadas con el cuidado y, en ciertos casos, con as son pobres2. la propia subsistencia de los más pequeños/as en La cantidad y variedad de experiencias y pro- contextos de precariedad y necesidad extremas. Ese enunciado, que sintetiza crudamente puestas llevadas a cabo desde esos nuevos luga- el panorama actual, “pone de manifiesto la res por nuevos actores dan cuenta, por lo gene- Numerosas investigaciones dan cuenta de la profunda desigualdad social y la situación de ral, de interesantes iniciativas de participación importancia de disponer de oportunidades pobreza extrema que marcó a la infancia en social y gestión comunitaria. Estas iniciativas se educativas de calidad en la primera infancia, los últimos años, expresando el agravamien- revelan valiosas en términos formativos, aun- ya que lo que acontece en esta etapa de la vida to de las condiciones de vida de los grupos que con frecuencia lo hacen con un significado afecta sensiblemente el desarrollo integral familiares y las marcas de un proceso que educativo pobre, dado que no cuentan con las de los niños/as y las posibilidades futuras de aún persisten. […] Ser niño y ser pobre en la condiciones para articular prácticas y sentidos
  8. 8. INTRO 7que superen la contención y lo asistencial, aun leyes de educación recientemente sanciona- Entre las más significativas se cuentan el prÁCTICAS Y EXpErIENCIAScuando a menudo se lo propongan. das (en el nivel nacional, la Ley Nº 26.206, y en derecho de los niños/as a disponer de espacios EDUCATIVAS la PBA, la Ley Nº 13.188) posicionan al Estado que propicien experiencias y aprendizajes EN JArDINESRespecto a este problema, Cardarelli y Wald- como garante de la educación de la primera relevantes en entornos apropiados y seguros; ComUNITArIoSman (2005) apuntan: “Actualmente, al igual infancia y lo enfrentan al enorme desafío de la la obligación que le cabe al Estado de garanti- •que acontece en numerosos países, existen universalización del nivel y de la obligatorie- zar la existencia de esos espacios y el acceso a FUNDACIÓN C&Adiversas modalidades de atención a la primera dad de las salas de 4 y 5 años. ellos para el conjunto de la población infantil;infancia, lo que da lugar a una serie de acciones el reconocimiento de la función que desempe- •formales e informales destinadas a acompañar Los progresos que en ese sentido realizan las ñan los centros comunitarios ante el incum- progrAmAa las familias y a los niños/as en los procesos de diferentes instancias de gobierno del sistema plimiento estatal de esta obligación, y la ne- EDUCACIóNcrecimiento y desarrollo. A la luz de numero- educativo en cada una de las jurisdicciones cesidad de conocer, comprender y redefinir lo INICIAlsos aportes teóricos provenientes de diversas evidencian procesos lentos y numerosos obs- que se nombra como “comunitario”, así comodisciplinas, que clarifican las características de táculos difíciles de sortear. Así, la progresiva los sentidos que conlleva para las familias, ylos procesos de crecimiento y desarrollo desde ampliación de la cobertura pública y privada fundamentalmente, para los niños/as.diversas vertientes (sociales, psicológicas, pe- en Educación Inicial no alcanza aún a cubrir ladagógicas, demográficas, entre otras), se suele demanda, que aumenta junto con el creci- En este marco, habida cuenta de la enverga-emplear una terminología más o menos común miento poblacional, con el reconocimiento de dura del problema y del grado de desarrollopara referirse a distintas cuestiones vinculadas la necesidad de brindar más y mejor educa- de estas iniciativas, parece necesario tambiéncon esos procesos. Sin embargo, muchas veces, ción desde los primeros años de vida y con correr el debate del territorio de la disputa odetrás de ellas se encuentran una gran diversi- las condiciones acuciantes en las que nacen y de la competencia entre lo comunitario y lodad de prácticas y sistemas de atención que en crecen millones de niños/as. estatal (como a menudo se lo plantea) paramuchos casos no condicen con los principios auspiciar alternativas de complementariedadque se sustentan. […] En ese sentido, subyace Cuando desde diversas perspectivas y ámbitos que amplíen y enriquezcan las oportunidadesuna tensión, en muchos casos aún no resuel- de actuación se señala que en lo relativo al educativas de los niños/as.ta, que requiere la reflexión y la permanente cuidado y la educación de la primera infanciabúsqueda de equilibrio para sostener espacios “hay un debate pendiente”, “mucho para revi- Ahora bien, “a diferencia de lo que habitual-de oportunidades educativas y de desarrollo sar” y “mucho para mejorar”, se está colocando mente se piensa –señala Patricia Redondointegral para los pequeños/as”. la mira sobre varias de las cuestiones enuncia- (que educar a los más pequeños es una tarea das someramente aquí y que se retoman a lo que se resuelve con pocos elementos)–, laEn este marco, cabe señalar que las nuevas largo de esta publicación. atención de los más pequeños es una tarea
  9. 9. 8 INTROprÁCTICAS Y cada vez más compleja, y requiere una forma- ACERCA DEl ESTUDIO REAlIZADO el alcance territorial definido y las estrategiasEXpErIENCIAS ción de excelencia que pueda dar respuesta a implementadas para la recolección y el análisisEDUCATIVASEN JArDINES los cambios de esta época, a la vertiginosidad El propósito central del estudio que dio de la información se validan en el marco delComUNITArIoS y a su expresión en el cambio de estatuto de la origen a esta publicación fue el de realizar un enfoque y de los propósitos planteados.• infancia”. diagnóstico sobre situaciones, tendencias, pro- blemas más frecuentes y logros significativos Se eligieron 26 jardines, de los cuales nueve seFUNDACIÓN C&A Ampliar y diversificar las modalidades insti- que caracterizan a los servicios de atención a localizan en diferentes barrios de la CABA, y 17,• tucionales para la contención y la educación la primera infancia brindados por las OSC. en diversos municipios del GBA. Todos ellos ac- de los más pequeños/as de manera que sea túan en zonas caracterizadas por altos índicesprogrAmAEDUCACIóN posible satisfacer los requerimientos de las Dentro de los aspectos por indagar interesa- de necesidades básicas insatisfechas (NBI).INICIAl familias y de los diferentes grupos sociales ban particularmente los rasgos centrales de constituye un desafío que se articula con la las propuestas pedagógicas y lo vinculado a La metodología de trabajo incluyó la reali- necesidad de incrementar la cobertura por la capacitación y la formación del personal a zación de entrevistas in situ a las personas parte del Estado. La calidad de los servicios, cargo de los niños/as. responsables de los jardines. La visita a cada en términos de cuidados y de oportunidades uno de los centros permitió, además, realizar formativas que se brinda a todos los niños/as El estudio también recoge las principales observaciones ocasionales y de actividades es, en este contexto, un asunto clave. líneas de políticas públicas implementadas con niños/as –dentro o fuera de las salas– e en esta área y releva datos de cobertura de intercambios con educadores/as o maestros/ El tema que abordamos remite a derechos y atención a niños/as de 0 a 5 años por parte de as a cargo de los grupos. obligaciones presentes y futuros de miles de los servicios educativos públicos en la CABA y niños/as, normativas, problemas y procesos el Gran Buenos Aires (GBA). Muchos de los jardines abordados desarrollan sociales. Una temática compleja cuya descrip- su tarea en el marco de redes u organizaciones ción y comprensión no se dejan atrapar por La indagación realizada reviste carácter de mayor alcance, tales como movimientos miradas acotadas ni preconceptos. Constituir- cualitativo, y procuró construir información y barriales, eclesiásticos, políticos. Es por eso la en eje de análisis y de propuestas reconoce categorías relevantes para describir y analizar la que, cuando resultó posible y necesario, se una clara justificación desde lo social, lo problemática abordada. Dado que no se preten- realizaron entrevistas con los respectivos educativo, lo político y lo ético. dió realizar un relevamiento exhaustivo de las referentes, a fin de relevar información que propuestas existentes, no se han considerado permitiera contextualizar y comprender más criterios de representatividad estadística. Así, acabadamente las características de la pro- la cantidad de casos y de actores seleccionados, puesta destinada a la población infantil.
  10. 10. INTRO 9Por otra parte, con la intención de ampliar el pa- ciones que se dirigen a ellas mediante políticas el origen y el desarrollo de los servicios de aten- prÁCTICAS Y EXpErIENCIASnorama, de acceder a experiencias significativas públicas, proyectos y programas. Se realizó ción a la primera infancia en el marco de las OSC, EDUCATIVASy ofrecer diferentes perspectivas, se realizaron también un trabajo en torno de datos estadís- poniendo de manifiesto procesos y sentidos que EN JArDINESentrevistas a informantes clave. Para ello se con- ticos, con el fin de describir y contextualizar en han contribuido a configurar a los centros tal ComUNITArIoStactó a personas vinculadas de diversas maneras términos cuantitativos los servicios de atención como éstos se presentan en la actualidad. •con la temática bajo estudio: profesionales de a la primera infancia fuera del sistema escolar. FUNDACIÓN C&Areconocida trayectoria en la atención a niños/as El capítulo 3 desarrolla cuestiones referidas ade 0 a 5 años en contextos comunitarios, espe- Como se apuntó, este trabajo no pretende las personas que están a cargo de niños/as en •cialistas en el Nivel Inicial del sistema educativo, brindar un diagnóstico exhaustivo acerca del contextos comunitarios. Se analizan, en particu- progrAmAcoordinadoras de programas gubernamentales problema abordado. Se propone, en cambio, lar, asuntos vinculados a su formación, perfiles, NIVEl INICIAly no gubernamentales, funcionarios públicos dar cuenta de las características más relevan- capacitación, conformación de los equipos dey personal técnico de las áreas Educación y tes y recurrentes que presentan las experien- trabajo, y las problemáticas más recurrentes.Desarrollo Social de las jurisdicciones concerni- cias en curso.das. Se incluyeron también referentes de Redes En el capítulo 4 se describe y analiza la pro-de jardines comunitarios y de OSC abocadas al En este marco, se aspira a que el panorama puesta que los centros destinan a la poblacióntrabajo con la primera infancia. trazado en los cuatro capítulos que integran infantil, una temática que está atravesada por esta publicación permita identificar ámbitos la permanente comparación con el sistemaLos aportes brindados por los informantes de posible intervención, y sugiera líneas de formal y por la búsqueda de una identidadclave resultaron relevantes y orientadores para trabajo o proyectos de apoyo tendientes a propia en tanto jardines comunitarios.diferentes instancias de este estudio como, por fortalecer el carácter educativo de las accionesejemplo, selección de jardines para la muestra, que desarrollan las OSC. Por último, a modo de cierre, se presentan algu-trabajo de campo, abordaje de fuentes secun- nos criterios que estimamos importante consi-darias, análisis de la información y elaboración El capítulo 1 presenta una caracterización ge- derar a la hora de diseñar intervenciones desdede recomendaciones. neral de los jardines estudiados, consistente en ámbitos diversos (ONG, fundaciones u otro tipo una descripción analítica realizada en torno de organizaciones), destinadas a fortalecer elAsimismo, se relevaron estudios existentes de una serie de ejes o variables que permiten carácter educativo de los Jardines Comunitarios.sobre problemáticas afines a la estudiada y visualizar los rasgos centrales de las propues-fuentes secundarias, con el propósito de dar tas y advertir aspectos críticos de ellas. La publicación está acompañada por un anexocuenta del contexto normativo en que estas que presenta una sistematización realizada aexperiencias se desarrollan, y de las interven- En el capítulo 2 se abordan temas vinculados con partir del trabajo con fuentes secundarias en
  11. 11. 10 INTROprÁCTICAS Y lo concerniente a: normativa vigente, interven- Expresamos nuestro reconocimiento a 1 para referirnos a los espacios de atención a niños/as de 0 a 5EXpErIENCIAS ciones en esta área por medio de programas años en contextos comunitarios, utilizaremos denominaciones las funcionarias y técnicas de organismosEDUCATIVAS tales como centros, servicios, jardines o jardines comunitariosEN JArDINES gubernamentales y políticas públicas, y esta- gubernamentales: Nancy Mateos (equipo de (JC), que son aquellas con las que se los nombra habitualmente,ComUNITArIoS dísticas de cobertura y matrícula en el Nivel Coordinación del Programa “Primeros Años”, tanto dentro de las propias organizaciones como fuera de ellas. reservamos la denominación jardín de infantes para referirnos• Inicial del sistema educativo de la CABA y la Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, a las instituciones pertenecientes al Sistema Educativo Formal. PBA. Cabe señalar que los interesados pueden y de Salud y Desarrollo Social de la Nación), 2 graciela Cardarelli y Lea Waldman (2005) presentan y analizanFUNDACIÓN C&A información sobre infancia y pobreza sobre la base de datos del acceder a los textos completos de todas las Patricia Redondo (Directora de Nivel Inicial de INDEC y la Encuesta permanente de Hogares.• normas en la página web www.fundacioncya. la Provincia de Buenos Aires) y Ondina Fraga 3 patricia redondo (2007), ponencia realizada en el marco del org.ar que la Fundación C&A ha desarrollado (Directora General de Promoción del Volunta- Ciclo de Conferencias “La infancia en agenda” organizado porprogrAmA Fundación Noble, Fundación Arcor y CIppEC.EDUCACIóN especialmente con el fin de que el material riado del Gobierno de la Ciudad Autónoma deINICIAl esté accesible para todos. Buenos Aires). Este trabajo ha sido realizado por el área So- Asimismo, expresamos nuestra gratitud a las ciedad Civil del Centro de Estudios de Estado referentes de Redes de Jardines Comunitarios y Sociedad (CEDES), bajo la dirección de o de OSC: Ana Gravina (Red “El Encuentro”), Mario Roitter. Débora Kantor se ha desempe- Margarita Palacios (Red de Jardines Materna- ñado como coordinadora de la investigación les de J. L. Suárez), Olga Suárez (Federación de y Verónica Kaufmann, como asesora. Ambas Organizaciones Comunitarias - FOC), Raquel estuvieron a cargo de la redacción final de este Ruiz (Cáritas Quilmes), Silvia Flores (Movi- documento. Los miembros del equipo de in- miento de Trabajadores Desocupados - MTD), vestigación son María Laura Galli, Paula Grins- Rafael Klejzer (Movimiento Teresa Rodríguez chpun, Paula Bialostocki, Vanesa Roisman y “La dignidad” - MTR), Inés Peire y Laura Ma- Ana Paula Guide (secretaria). rechesse (Servicio Social Agustiniano), Liliana (Red Jardines Maternales Comunitarios de la Agradecemos a las especialistas que ama- Matanza), Marta y Lila (Cáritas San Isidro) y blemente accedieron a conversar sobre esta Débora Miculitski (Ieladeinu). temática: Lea Waldman, Mónica Rosenfeld, Graciela Cardarelli, Ana María Malajovich, Patricia Martín, María del Carmen Morasso (Unicef) y Gabriela Diker (CEM).
  12. 12. 01 CAPÍTULO•caracterizaciónde Los centrosreLevados••La coLmenita.•
  13. 13. 12 C01 tienen agua potable, tampoco gas. Hay unas bordeando el río Reconquista, en asentamien-PrÁcticas YeXPeriencias 1.1. pocas cuadras pavimentadas. No obstante, el tos. Son familias muy pobres, que vienen deledUcativasen Jardines LA LOCALizACión, EL EnTOrnO: barrio ha ido cambiando gracias a las institu- Conurbano o de las provincias. Están en terre-comUnitarios dOndE EL EsTAdO dEsAPArECE ciones barriales que se han formado. La sala nos que no son aptos para construir viviendas.• de salud era muy humilde y precaria, después El asentamiento ocupa cuatro cuadras a lo Los centros seleccionados están ubicados en se construyó conjuntamente con este centro, y largo del río. Antes era una quema, había mon-FUndación c&a localidades y distritos en donde habita una después se construyó la Escuela”. tañas de basura, la gente fue aplastándola”.• gran cantidad de población con necesidades básicas insatisfechas. A la vez, se trata de En otros casos, los relatos dan cuenta de situa- La mayoría de las instituciones visitadas enProgramaEdUCACión zonas en las que la oferta educativa y de aten- ciones de mayor gravedad: arroyos contami- la CABA están localizadas en la zona sur deiniCiAL ción de los niños/as brindada por el sistema nados, basurales a pocas cuadras del jardín o la Ciudad, donde los índices de pobreza y de formal es insuficiente o inexistente4. barreras físicas que dividen barrios y limitan el falta de servicios para la población son más acceso a servicios básicos. La coordinadora de elevados que en otros barrios. Un caso parti- Tal como relatan las personas entrevistadas un centro que funciona en la Zona Norte del cular es el de los centros ubicados en el barrio y como hemos podido observar, en todos los Gran Buenos Aires expresa al respecto: “A dos de Balvanera. Si bien cuenta con todos los casos son zonas desfavorecidas en materia cuadras del jardín está el arroyo; es el famoso servicios, presenta la particularidad de tener de servicios básicos como agua potable, gas arroyo que divide los Troncos. No sólo divide una gran cantidad de hoteles en los cuales natural, cloacas, etc. En cuanto a los barrios territorialmente; la gente más humilde que las familias viven en condiciones sumamente donde los centros están insertos, presentan vive de este lado del arroyo no accede a los precarias. Al respecto señala una de las coor- características más diversificadas: en algunos servicios ‘del otro lado’. Muchas familias cuen- dinadoras entrevistadas: “El hotel es peor que casos cuentan con viviendas de material, tan que en los jardines y escuelas que hay del la villa. Las mamás cuentan que tienen que calles asfaltadas, acceso a medios de comuni- otro lado no anotan a sus hijos porque dicen dejar los chicos arriba de las camas, porque cación, mientras que en otros el entorno es de que jurisdiccionalmente no les corresponde. los vecinos no quieren que hagan ruido, dicen mayor precariedad. Yo, siendo docente, sé que es mentira, porque que molestan. No los pueden dejar ir solos al una escuela pública, como un jardín público, baño, que es compartido, porque tienen miedo Algunas coordinadoras entrevistadas, cuando tiene que abrir las puertas a todo el mundo”. de que alguien les haga algo en el camino, que describen el entorno del jardín, se refieren a abusen de los chicos. Duermen todos en una cambios, tanto en el barrio como en el propio El emplazamiento del jardín y el lugar en que habitación, las habitaciones son carísimas… centro, desde que éste se inició hasta el habitan los niños/as que asisten a él indican, más que un alquiler”. momento actual: “La mayoría de las casas no por lo general, situaciones límite: “Un 50% vive
  14. 14. C01 13Al mismo tiempo, en estas zonas de la CABA, “Acá, en el segundo cordón del conurbano, el se realimenta con adolescentes que se emba- PrÁcticas Y eXPerienciasla oferta educativa del sistema formal es más Estado desaparece, no hay nada; ni educación, razan y abandonan la escuela, y que entonces edUcativasescasa que en otros barrios en relación con la ni salud, nada”. después ya no reinician y son más pobres que en Jardinescantidad de población. Los jardines visitados sus propias madres pobres. Es una cosa muy comUnitariosse localizan en aquellos barrios en los que hay complicada, que queremos desterrar”. •más demanda insatisfecha, en particular en 1.2. FUndación c&aVilla Soldati, Flores (en el área denominada Numerosas situaciones acuciantes asociadasBajo Flores) y Barracas. CArACTErizACión dE LA PObLACión qUE a esas realidades aparecen en los relatos de las • AsisTE A LOs CEnTrOs: LA nECEsidAd más entrevistadas. En la mayoría de los casos hay ProgramaEn el caso de los centros ubicados en el ExTrEmA referencias recurrentes a situaciones de vio- EdUCACiónConurbano, en las entrevistas aparecen con lencia familiar, alcoholismo, mujeres solas con iniCiALrecurrencia frases tales como “por acá no La descripción que las coordinadoras y otras una gran cantidad de hijos/as, niños/as conhay ningún jardín” o “el único jardín cercano personas que trabajan en los centros realizan riesgo nutricional, niños/as que las entrevista-es el de la parroquia”; “los chicos no tienen acerca de la población que reciben y atienden das califican como en “riesgo psicológico”.donde ir”, “nosotros estamos donde no hay se articula con el panorama presentado en elnada”. En ese marco, los servicios de las OSC apartado anterior: los niños/as viven en condi- Estas descripciones acerca de la poblaciónasumen que son la única oferta educativa de ciones de enorme precariedad. infantil, de las familias y de la comunidad enla zona. Una coordinadora de un centro ofrece general, aparecen vinculadas a la voluntad y lala siguiente información: “Acá hay un sólo Una coordinadora describe de este modo a los convicción de recibirlos, al orgullo que generajardín público, que lo creamos nosotros. Lo asistentes al jardín: “Los chicos que vienen son la posibilidad de ofrecerles un lugar, apoyo ygestionamos en forma comunitaria durante los que viven en la zona, en la villa, donde se en- contención.un año y medio. Después, en medio de la crisis cuentra el jardín. Los chicos de familias que node la hiperinflación, hicimos crear doce cargos viven en la villa son de los asentamientos que Para quienes desde diferentes ámbitos relacio-docentes y que la provincia alquilara una casa. se encuentran a cinco o seis cuadras del jardín. nados al sistema formal –como profesoradosEn el área geográfica del Reconquista hay En esos asentamientos no tienen nada, viven en de formación docente o espacios de capaci-150.000 personas y tres jardines públicos”. una pobreza extrema, se inundan, está el tema tación– se acercan a las OSC este posiciona- de la basura, la desocupación. Los padres de los miento resulta significativo en comparaciónEl testimonio de la coordinadora de una red chicos son desocupados, changarines, carto- con discursos que a menudo circulan en lasde jardines que actúa en la PBA presenta y sin- neros. La calificación laboral es básica para ver instituciones del sistema educativo oficial,tetiza esta realidad de manera contundente: el grado de indigencia. El círculo de la pobreza donde situaciones como las descritas suelen
  15. 15. 14 C01PrÁcticas Y asociarse a “condiciones que dificultan o prác- abajo que no tienen posibilidades de acceder a revelador el testimonio de una especialistaeXPeriencias ticamente impiden desarrollar la tarea”. otra cosa. Pero a la vez teníamos que integrar- entrevistada cuando, a propósito de analizaredUcativasen Jardines nos a la nueva comunidad”. una tendencia habitual que observa en loscomUnitarios Por el contrario, los centros incluidos en jardines comunitarios (“tratar de parecerse a• este estudio asumen que “estamos para esas Una coordinadora de red aporta otro ele- los Jardines”), relata la siguiente situación: “Yo familias […] con hijos desnutridos, bajo peso, mento referido al complejo trabajo con las estaba la vez pasada en uno de los jardines…FUndación c&a mucha violencia, mucho maltrato, muchas poblaciones más desfavorecidas en el aspecto Entonces veo un chiquito y le digo a la que• mujeres solas, muchas mujeres abandonadas, socioeconómico. Señala que hay que enfrentar, coordina ‘Este chico está desnutrido’ y me dice muchos chicos de familias cartoneras, gente además, las representaciones que esas pobla- ‘Ah… no sé’… Esta cosa más propia de la escue-ProgramaEdUCACión que no tiene su casa, gente que vive en piso ciones tienen acerca de su propio lugar y de la formal, que no ve nada, que no da cuenta...”.iniCiAL de tierra, que no tiene cama, que no tiene “las cosas que son o no son para ellos”: Ejem- colchón..”. En estos contextos, son éstas las plifica esta situación relatando una experien- Situaciones como ésta advierten sobre el riesgo situaciones y las características que hacen cia que atravesaron en uno de los centros de la de naturalización de ciertos problemas o reali- surgir la tarea, la explican y la justifican. red: “Es muy bueno el trabajo que hacen, la co- dades en tanto “propios de esta población”. mida es excelente…, pero cuando el barrio ve Además de lo señalado, en algunos casos los un lugar que es más estructurado, más escolar, Las descripciones que hacen en los jardines centros buscan especialmente llegar a los la familia que está muy derruida a ese lugar de los niños/as y las familias que acuden sectores más pobres, los más desfavorecidos, no va porque piensa que no es para ellos. En reflejan también otras realidades que remiten acercarse a la población que tiene los derechos uno de los jardines la gente pensaba que era a procesos y problemas sociales que se deben más vulnerados. Una coordinadora relata que privado, por lo lindo… Ellas tuvieron que hacer considerar, por ejemplo, los que se vinculan cuando iniciaron el trabajo en el centro: “Sali- un esfuerzo para revertir esto. Incluso llegaron con la inmigración, con la gran cantidad de mos a golpear, puerta por puerta; fue un traba- a la decisión dificilísima de decirle a varias familias provenientes de países limítrofes que jo muy meticuloso. Lo que queríamos era eso: familias que hasta fin de año podían quedarse recurre a estos servicios. no que la gente se acercara a nosotros sino no- pero que para el año que viene buscaran otro sotros llegar a la gente. Que la gente tenga esa jardín porque éste es para pibes pobres”. La referencia a niños/as de familias provenien- accesibilidad”. En el mismo jardín agregan que tes de Bolivia y Paraguay es muy frecuente en unos años más adelante, cuando se mudaron Sin embargo, la convicción, la voluntad y los relatos, y da cuenta asimismo de la preocu- de la capilla en la que funcionaban en el inicio el compromiso frente a tales realidades no pación por considerar rasgos culturales que les a un espacio mejor, “no queríamos perder conllevan necesariamente miradas e interven- son propios: “Tienen las características de una nuestro objetivo: trabajar con los chicos de allá ciones apropiadas a ellas. Al respecto, resulta cultura boliviana, hablan más cerrado, más
  16. 16. C01 15pausado. Cuando hablás con la familia siempre gran preocupación por ciertas características 1.3. PrÁcticas Y eXPerienciasterminás dándote cuenta de que la mamá está que van adquiriendo las propuestas que ofrecen edUcativastraduciendo para hablarte, o sea que la otra de cara a estos contextos complejos y desa- EsTrUCTUrA dE PErsOnAL: en Jardineslengua que habla la madre también hay que fiantes (este tema se retoma y se desarrolla en divErsidAd dE PErfiLEs, CArgOs y TArEAs comUnitariostenerla en cuenta”. “Como esta cultura es más diversos apartados en los próximos capítulos). •de ‘tragarse’, los chicos se ‘tragan’ la problemá- Los centros visitados para este estudio cuen- FUndación c&atica, y te muestran una cara triste, pero no te Una de las especialistas que participó de tan con personal diferenciado para realizar laslo dicen, no hacen berrinches. En otros lados, numerosos programas de desarrollo infantil distintas tareas que requiere su funcionamiento. •los chicos caminan por el techo, es distinta la acerca la siguiente reflexión: “[…] Es necesario En todos ellos hay una o varias personas que asu- Programasituación, y quizás el dolor sea el mismo...”. que nos preguntemos con qué vienen los chi- men la coordinación del centro, otras que están EdUCACión cos y cómo trabajar. No es lo mismo trabajar abocadas a la atención de los niños/as y algunas iniCiALLas entrevistas realizadas en los jardines reflejan con un chico que viene desde una casa donde que realizan tareas de cocina y limpieza.que sólo dos de los centros estudiados reciben está en la computadora –que a los dos años yaniños/as provenientes de sectores medios, fami- está escribiendo en el teclado, que está viendo Más allá de las diferencias entre esas tareas y delias de trabajadores municipales, profesionales, a Barnie, que está cantando, que el padre le los perfiles de quienes las llevan a cabo, en nu-etc. En uno de ellos señalan una diferencia en la va enseñando– que trabajar con un pibe que merosas entrevistas aparece –en forma explícitaconformación de la población que acude a cada no cuenta con esto, que probablemente tenga o implícita– una suerte de premisa que procurauno de los turnos: “Los de la mañana son de un una mamá con muy pocos años de alfabetiza- reunir más que diferenciar. Al respecto se expre-barrio de emergencia, las mamás no trabajan. A ción. En estas familias en contextos de pobre- sa la publicación de una de las redes que actúala tarde la población viene de otros barrios, son za el promedio es cinco años de alfabetización en la PBA: “Somos educadores comunitarios.trabajadores y profesionales”. y la cantidad de hijos es cinco y pico”. Esto involucra a todos los que trabajamos en los centros: coordinadores, educadores de chicos yEn relación con la temática que se analiza en El desafío que plantea la entrevistada involu- jóvenes, cocineros, encargados de la contabilidadeste apartado, los especialistas entrevistados cra diversas cuestiones, por ejemplo, la con- y administración, limpieza y mantenimiento;coinciden con las coordinadoras y con los formación de equipos que puedan construir y agentes de salud y otras personas […]”5.demás integrantes de los centros en la caracte- sostener modalidades de trabajo capaces derización de la población que atienden. Reco- enfrentar esta complejidad, o la naturaleza y Del total de personas que trabajan en los cen-nocen los esfuerzos que generalmente realizan la calidad de las propuestas que se ofrecen. tros visitados, más de la mitad están a cargopara tratar de brindar contención y atención a Ambas cuestiones serán abordadas y analiza- de los niños/as. Se trata, entonces, del grupolos niños/as y, al mismo tiempo, expresan una das más adelante. más numeroso6. En algunos casos, varios
  17. 17. 16 C01PrÁcticas Y centros “comparten” personal, por ejemplo, un servicio. Y en algunos casos son las mismas figuras masculinas, relatan experiencias dondeeXPeriencias profesor de Educación Física o una Coordina- madres que están a cargo de grupos de niños/ la presencia de varones implica un aporte tantoedUcativasen Jardines dora Pedagógica, en el marco de la red a la que as quienes se ocupan de la limpieza. para los niños/as como para los equipos de tra-comUnitarios pertenecen. bajo, y manifiestan el deseo de poder incorpo-• Dentro de este esquema general, algunos rar más varones de manera más estable. Las mayoría de las personas que se desem- jardines reciben con cierta regularidad a ase-FUndación c&a peñan en las diversas tareas son estables (es sores o coordinadores de las redes, que visitan Otro aspecto que resulta interesante señalar es• decir, asisten todos los días). No obstante, los los centros con propósitos de seguimiento y el que se refiere a la cantidad de niños/as en rela- equipos de los centros están conformados acompañamiento de las actividades desti- ción con los adultos que están a cargo de ellos.ProgramaEdUCACión también por personas que acuden algunos nadas a los niños/as y del funcionamientoiniCiAL días de la semana para desarrollar tareas general del centro. En el caso de aquellos que atienden exclusi- específicas, sea de apoyo u otras actividades vamente a niños/as de 45 días a 3 años, cada pedagógicas, como música, educación física y En cuanto a las condiciones en que se desarro- adulto tiene a su cargo como máximo cinco artística. De los 26 centros visitados, 16 cuen- lla el trabajo hay que destacar que, en la ma- niños/as. En los centros que atienden chicos/as tan con este tipo de presencia y de aporte. yoría de los casos, la situación es de una gran hasta los 4 o 5 años, la cantidad de niños/as por precariedad. Como se analizará en detalle en adulto asciende, lo que revela que se asume que El segundo grupo en importancia numérica el capítulo 3, uno de los problemas que deben en las salas de los niños/as mayores (3, 4 y 5) lo constituye el de las personas que llevan enfrentar los centros es la falta de estabilidad los requerimientos de cantidad de adultos son adelante tareas de cocina, limpieza y manteni- de los equipos y el recambio permanente de diferentes. Dentro de los Jardines que atienden miento del jardín. La gran cantidad de miem- las personas que allí se desempeñan. la franja de 3 a 5 años, la relación se encuentra bros dedicados a estas actividades se explica por debajo de los 19 niños/as por adulto. por la relevancia que en estos contextos ad- Por otra parte, la presencia de varones es ínfima quiere el servicio de comedor, que en muchos entre quienes trabajan en estos jardines, con- De acuerdo a estos datos, dentro de la muestra casos se destina no sólo a la población infantil centrándose en el área de Educación Física (por seleccionada, la cantidad de niños/as por sino también al conjunto de la comunidad. lo general, entre el personal que asiste esporá- adulto se enmarca en la norma que regula este dicamente) y en tareas de mantenimiento. Este aspecto en el sistema educativo. Pero, cabe En varios centros, algunas de estas tareas, en déficit se menciona recurrentemente en las señalar que esa norma prescribe también una especial las de limpieza y mantenimiento, las entrevistas realizadas. Tanto las coordinadoras relación entre metros cuadrados y cantidad resuelven rotativamente los padres/madres de servicios como las especialistas señalan la de niños/as, y exige asimismo la presencia de o familiares de los niños/as que asisten al importancia de que los niños/as cuenten con docentes titulados a cargo de los niños/as.
  18. 18. C01 17 becas inferior a la cantidad de niños/as que La complejidad de este tema y del relativo a 1.4. PrÁcticas Y eXPeriencias atienden. Al mismo tiempo, es probable que las vacantes puede inferirse también a partir edUcativasCObErTUrA, OfErTA y dEmAndA: LA LisTA algunos centros “declaren” una cantidad de de las “listas de espera”. Todos los jardines re- en JardinesdE EsPErA y LA PriOridAd A LOs ChiCOs/As niños/as mayor que la que atienden, con el fin levados en este estudio poseen lista de espera. comUnitariosdE 5 AñOs de obtener un número de becas o subsidios lo Dada la demanda –por lo general creciente, • más cercana posible a la matrícula real. según indican los testimonios de las coordina- FUndación c&aComo se señaló en la introducción, alrede- doras entrevistadas– y las complejas condicio-dor de 2000 niños/as concurren a los centros A partir de estas fuentes, y reconociendo esas nes de vida de las familias que concurren a los •comunitarios relevados. El dato no tiene valor limitaciones, una de las especialistas consul- centros en busca de vacantes para sus hijos/ Programaestadístico alguno, pero permite poner de ma- tadas estima que en la PBA aproximadamente as, el manejo de esta lista requiere criterios y EdUCACiónnifiesto la dimensión que adquiere la realidad 100.000 niños/as asisten a centros comunita- estrategias claras. iniCiALestudiada debido a la gran cantidad de niños/as rios. Respecto de la CABA, un estudio realizadoque acuden a estos servicios y a la importancia en 2001 por la Dirección General de Planea- Para inscribir a los niños/as los centros prio-de esta modalidad de oferta de asistencia para miento y la Dirección de Área de Educación rizan las situaciones de mayor necesidad. Lasla primera infancia. Una oferta que, con excep- Inicial mostró que 1395 niños/as entre 45 días coordinadoras manifiestan estar sometidasción de contados casos, constituye la única a la y 6 años eran atendidos en 42 establecimientos a cierta presión a causa de esta situación. Sique tienen acceso numerosas familias. definidos como Jardines Infantiles Comunita- bien advierten la necesidad y los problemas rios (JIC)7 . Estos JIC no pertenecen al sistema de las familias, no siempre pueden responderDiversas personas entrevistadas, incluyen- educativo formal y se vinculan con el Gobierno satisfactoriamente a ellos.do funcionarios y especialistas que se están de la Ciudad desde el área de Grupos Comuni-o estuvieron a cargo de programas de gran tarios del Ministerio de Derechos Humanos. En cualquier momento durante el transcursoenvergadura, señalan la dificultad de determi- del año recurren a la lista de espera cuandonar cifras certeras. Las becas otorgadas por Las especialistas coinciden en la necesidad algún niño/a deja de asistir al jardín. Lasorganismos o programas públicos y las racio- de realizar estudios al respecto: “Sería muy complejas condiciones de vida llevan muchasnes de alimentos o los subsidios que reciben importante hacer un relevamiento […]. No hay veces a las familias a mudarse, volver a suslas organizaciones constituyen la única “vía ninguna cifra. Así es muy difícil programar… provincias o a sus países de origen, etc., moti-de acceso” para estimar datos de cobertura. ¿Cuántos hay? ¿Cuántos chicos hay fuera del vo por el cual existe una cierta rotación de losSin embargo, estos indicadores resultan poco sistema? Porque a veces se dice que con cons- niños/as que asisten a los centros.confiables. Muchas de las coordinadoras de truir ciento cincuenta jardines, el problemacentros señalan que reciben una cantidad de estaría resuelto pero…”. Es en ese marco que, según expresan, tratan
  19. 19. 18 C01PrÁcticas YeXPerienciasedUcativasen JardinescomUnitarios•FUndación c&a•ProgramaEdUCACióniniCiAL
  20. 20. C01 19 de manejarse con flexibilidad, procurando PrÁcticas Y eXPeriencias cumplir con la misión que entienden deben edUcativas realizar dentro de la comunidad en la que ac- en Jardines túan. Hacer visitas para constatar situaciones comUnitarios de necesidad y establecer prioridades, o reser- • var algunas vacantes para “casos extremos” y FUndación c&a para las demandas que reciben de diferentes instancias del propio Estado forman parte del • abanico de estrategias que implementan: “No- Programa sotras dejamos un cupo, unos diez o quince EdUCACión lugares para los ‘casos desesperantes’, situacio- iniCiAL nes de abandono total, chicos en situación de calle, padres drogadictos. También el juzgado o el municipio te piden un lugar o el centro de salud te manda una familia”. Las listas de espera no son privativas de este tipo de jardines; en las instituciones educati- vas oficiales –particularmente en las de ges- tión estatal– se presenta esta misma práctica. Por otra parte, la población infantil atendida por los centros incluidos en este estudio abar- ca la franja etaria de 0 a 5 años. Esto no signifi- ca que cada uno de los centros atienda toda la franja. La situación al respecto es diferente en• las jurisdicciones estudiadas.serviciosagUstinianos. Los servicios relevados en Capital Federal• atienden en su mayoría a niños/as de 45 días a
  21. 21. 20 C01PrÁcticas Y 3 años de edad. En cambio, muy pocos reciben nitarios utilicen la misma lógica de inclusión de educativos para los niños/as de 4 años. La LeyeXPeriencias niños/as de 4 y 5 años en horarios comple- niños/as que el sistema formal, esto es, priorizar de Educación de la Provincia de Buenos AiresedUcativasen Jardines mentarios a la jornada simple en que asisten a a los niños/as mayores e incluir progresivamente extiende la obligatoriedad a la sala de 4, mientrascomUnitarios una institución del sistema formal. a los más pequeños. Se estaría produciendo en- que la Ciudad de Buenos Aires aún no ha sancio-• tonces un cierto corrimiento del propósito cen- nado una ley de educación para la jurisdicción. La situación es diferente en los jardines visita- tral de estos servicios, que consiste en atender aFUndación c&a dos en el Conurbano: la mayor parte de ellos “los que más lo necesitan” y no prioritariamente Numerosos testimonios de quienes se desem-• abarca un arco más amplio de edades, y una a los más grandes. En este contexto, se advierte peñan en servicios comunitarios dan cuenta proporción relevante del total de su matrícula que la definición de “necesidad” cambia o se des- de esta cuestión, por ejemplo: “En el año 2000,ProgramaEdUCACión se ubica en los 5 años. plaza en función de la importancia que adquiere, hubo un gran conflicto porque se decía queiniCiAL en las representaciones de diversos actores so- los chicos que egresaban de nuestros jardines Es indudable que la alta presencia de niños/as ciales, la experiencia preescolar. Así, “los que más no iban a poder ingresar en el primer grado de 5 años en estos centros obedece, como se lo necesitan” pasan a ser los chicos/as de 5 años porque con la Ley Federal de Educación se señaló, a la falta o insuficiencia de la oferta del que no tienen posibilidades de acceso a jardines hacían obligatorios los preescolares, pero sistema oficial. Sin embargo, la oferta es toda- estatales, independientemente de las condicio- como no construyeron nada de la infraestruc- vía más escasa para los niños/as más peque- nes socioeconómicas de unos/as y otros/as y de tura necesaria para cumplir con esto… Ahora ños8. Es factible que esta situación se explique que la oferta para los más pequeños/as sea más resulta que hay otra ley en estudio, que haría por la confluencia de diferentes factores. restringida. obligatoria también la escolarización para los de 4, y para los de 3, y hasta el maternal. Es un Por un lado, los centros comunitarios y la A la hora de analizar este tema, resulta in- nuevo servicio no previsto, un nuevo gasto no sociedad en general asumen como “un hecho” soslayable la relevancia que adquiere el nivel previsto… así que todavía hay para rato”. la obligatoriedad de la sala de 5 años. Las inicial en la legislación educativa reciente- familias buscan inscribir a los niños/as de esa mente establecida. Las leyes nacional y de la La idea de que “todavía hay para rato” que edad en algún jardín de infantes y, dado que Provincia de Buenos Aires establecen la obli- expresa el testimonio anterior se articula sin las vacantes que ofrece el sistema educativo gatoriedad de la sala de 5 e incorporan al sistema contradicciones con la perspectiva que expre- formal resultan insuficientes, muchas de ellas toda la educación de la primera infancia. Así, san las especialistas y con las reflexiones de recurren a los centros comunitarios para cum- la Ley de Educación Nacional define la unidad una funcionaria del área de Educación Inicial: plir con esa obligación. pedagógica del nivel desde los 45 días hasta los “Si vos cartografiás la Provincia de Buenos Ai- 5 años, y establece que todas las jurisdicciones res –y si pensás el país, también–, la nueva ley Por otra parte, es probable que los centros comu- tienen la obligación de universalizar los servicios provincial avanza sobre la universalización y
  22. 22. C01 21 PrÁcticas Y eXPeriencias edUcativas en Jardines comUnitarios • FUndación c&a • Programa EdUCACión iniCiAL • La coLmenita. •
  23. 23. 22 C01PrÁcticas Y sobre la obligatoriedad que es históricamente, formal y de superación de las limitaciones y ria en ambos turnos, duplicando así la cantidadeXPeriencias y en términos de prospectiva, muy importante; los problemas que se presentan en él. de niños/as que pueden inscribir, aunque enedUcativasen Jardines pero al día de hoy… yo creo que para lograrlo horario parcial. En otros casos, por medio decomUnitarios van a hacer falta fácilmente diez años…”. En este marco, la mayoría de los centros este mecanismo logran incluir otras edades en• estudiados en la CABA ofrecen a las familias la los servicios. Por ejemplo, organizan una sala de La presencia de una gran cantidad de niños/as posibilidad de atender a los niños/as durante 1 y 2 años (además de las de 3, 4 y 5) en el turnoFUndación c&a de 5 años en los jardines comunitarios expresa la jornada completa, por lo general entre las de la mañana, y en el turno de la tarde cuentan• la percepción –tanto de las personas que se 8.00 y las 17.00 horas. Los pocos que reciben con la misma cantidad de salas pero las cubren desempeñan en ellos como de las familias– niños/as en un solo turno manifiestan que las sólo con niños/as de 3, 4 y 5 años.ProgramaEdUCACión acerca de la relación que existe entre la asisten- familias demandan la jornada completa peroiniCiAL cia a esta sección y el futuro éxito en la escuela que ellos no están en condiciones de respon- En prácticamente todos los casos, aun cuando primaria, así como de la creciente valoración der a ese requerimiento. asisten a una jornada simple, los niños/as re- social de la educación en los primeros años. ciben el desayuno o la merienda y el almuerzo En el caso de los jardines del Conurbano bo- en el centro. Esta característica marca una naerense la proporción de centros que ofertan diferencia con respecto a los jardines oficia- jornada completa es notablemente menor les en los que los niños/as habitualmente no 1.5. (sólo dos de los 17 centros visitados). Sin em- reciben almuerzo. hOrAriO dE fUnCiOnAmiEnTO dE bargo, en la mayoría de los jardines manifies- LOs CEnTrOs: LA fLExibiLidAd qUE hACE tan que, cuando es una necesidad imperiosa El predominio de la jornada simple responde LA difErEnCiA de las familias, los niños/as permanecen en también a otra cuestión. Los primeros cen- el jardín durante un horario más extendido o tros comunitarios, tal como se analizará más El horario en que funcionan los centros es un durante toda la jornada. adelante en este mismo informe, inicialmente elemento clave en la representación que éstos cubrían la necesidad de atención de los niños/ sostienen acerca de sí mismos. Todo lo que Según las coordinadoras de centros entrevista- as durante el horario de trabajo de los padres/ gira en torno a la franja horaria en que traba- das, la predominancia de la jornada simple se madres. En la década de 1990, y en el marco de jan, la definición de turnos, el manejo de las vincula con diversas cuestiones. Por un lado, la desocupación creciente, las necesidades de situaciones frente a las familias, etc., remite al constituye una estrategia para satisfacer en ma- las familias cambiaron. Al respecto señala una sentido que estos servicios reivindican para sí. yor medida la gran demanda que reciben (que entrevistada: “En un momento deja de haber Por lo general, todo ello se expresa en términos no alcanzan a cubrir ni siquiera de este modo). demanda de cuidado de los pibes por el trabajo. de comparación con lo que ofrece el sistema En algunos casos atienden la misma franja eta- Entonces, se acaba la necesidad del horario
  24. 24. C01 23completo. Junto a este proceso se agudiza la au- Sin perjuicio de lo anterior, y en línea con las En cualquier caso, el horario de funcionamien- PrÁcticas Y eXPerienciassencia del Estado, entonces tampoco hay jardi- múltiples tensiones que operan sobre esa to –y los modos en que se piensa y se resuelve edUcativasnes, ni los construyen... Acá hay muchos barrios identidad, ciertas situaciones relativas al manejo todo lo vinculado con él– constituye un rasgo en Jardinesdonde todavía no hay un jardín; ni siquiera cada del horario revelan el propósito de mostrarse en común, una característica y una clara expre- comUnitariosescuela primaria tiene su sala de cinco. Así, tanto institución-jardín, con pautas y normas a sión más del “para esto estamos”. •nosotros pasamos a cubrir esa carencia”. respetar por parte de las familias. En este senti- FUndación c&a do, numerosos testimonios expresan la necesi-En congruencia con esta perspectiva, y dad de “ir acostumbrándolas a que acá tampoco 1.6. •confrontando con la visión generalizada de ‘vale’ todo, a que hay un horario y que cumplir el Programaque los centros comunitarios –a diferencia de horario es mejor para los chicos”. Consecuente- infrAEsTrUCTUrA y EqUiPAmiEnTO: AmPLiAr, EdUCACiónlos jardines del sistema– garantizan atención mente, son varios los centros que se proponen COnsTrUir, AdECUAr iniCiALprolongada para la población infantil, una desarrollar una tarea hacia madres y padresfuncionaria de la PBA entrevistada señala que sobre este punto, en dirección al reconocimiento Los relatos recogidos a través de las entrevistasla afluencia de las familias a estos centros y la valoración de lo que en allí se realiza. ponen de manifiesto que las mejoras logradas“se explica más por el formato y por ciertas en materia edilicia y de equipamiento desdecaracterísticas que tienen que por el horario En relación con la misma temática, sólo dos el momento en que los centros iniciaron lasde atención que ofrecen”. centros destacan y defienden, como moda- actividades hasta la actualidad son muchas y lidad de trabajo del jardín, que los padres/ muy notables. Sin embargo, tal como expresanEn este sentido, como hemos mencionado, madres puedan llevar a sus hijos/as en el las coordinadoras o referentes de movimientos,tanto para quienes trabajan en los servicios horario que necesitan. Estos servicios alientan y como hemos podido apreciar en nuestrasde las OSC como para las familias que éstos la permanencia de los niños/as en su entor- visitas, la cuestión de la infraestructura y elnuclean, la posibilidad de llevar a los niños/as no familiar, ya que conciben el jardín como mantenimiento de los edificios en los cualesmás tarde, retirarlos después de hora, dejarlos una alternativa para que los niños/as sean funcionan los JC es un aspecto problemático.durante el otro turno, etc., resulta un elemento cuidados y atendidos cuando las familias locrucial en la dinámica de la relación jardín- requieren. En contrapunto con algunas cues- De acuerdo con lo que se pudo relevar y observarfamilia. Es en ese sentido que el horario es el tiones señaladas en los párrafos anteriores, no de los 26 centros visitados, ocho cuentan con unelemento relevante y constitutivo de la identi- intentan que los chicos/as “lleguen a horario” edificio que podría considerarse “adecuado”; diezdad de estas propuestas. Las ideas-fuerza, en ni procuran “ser flexibles” porque son los funcionan en espacios “poco adecuados” y ochoéste como en tantos otros aspectos, parecen padres/madres los que manejan el horario de en edificios que resultan deficientes.ser flexibilidad y comprensión. acuerdo con sus necesidades.
  25. 25. 24 C01PrÁcticas Y Dentro del grupo de los caracterizados como plazados. En ocasiones se trata de tierras sin muchas veces no contemplan las dimensioneseXPeriencias “adecuados” se ubican los centros que cuentan escritura o ubicadas en espacios públicos que entre los destinos posibles respecto de losedUcativasen Jardines con salas de tamaños apropiados, buenas tienen asignado otro destino. En general, esta aportes que realizan. Asimismo, garantizarcomUnitarios condiciones de ventilación e iluminación y situación dificulta la posibilidad de conseguir el mantenimiento de los espacios resulta un• aceptable circulación. Todos poseen espacios financiamiento para realizar mejoras edilicias. desafío para los JC. libres y baños adaptados a los requerimientos En otros casos se trata de infraestructuras conFUndación c&a de los niños/as pequeños. Prácticamente la salas muy pequeñas o mal iluminadas y venti- En todos los casos, los progresos alcanzados• totalidad de los centros pertenecientes a este ladas. En la mayoría de estos centros, a pesar en los edificios y su equipamiento contrasta grupo cuentan con muy buen equipamiento de la precariedad del edificio, el equipamiento notablemente con la precariedad que tenían alProgramaEdUCACión mobiliario, es decir, mesas, sillas, repisas bajas es adecuado. De ellos, sólo unos pocos presen- comienzo. Por lo general, aun con los proble-iniCiAL o estantes para guardar materiales, etc. tan también equipamiento deficiente. mas que subsisten en muchos de ellos, estos jardines constituyen un espacio que se recorta Los centros ubicados en el grupo de los “poco La situación presenta diferencias entre las como “mejor”, “diferente”, “más acogedor”, si adecuados” funcionan en espacios que presen- jurisdicciones. Los edificios de los centros se lo compara con la carencia de servicios y tan problemas en relación con una o varias de ubicados en la Capital se encuentran en peor de infraestructura propia de las zonas en las las siguientes cuestiones: tamaño de las salas, estado que los que se localizan en la PBA. Lo que están emplazados y con las condiciones iluminación, ventilación, acceso (por escale- mismo sucede en relación con el equipamien- en que viven la mayoría de los niños/as que ras), circulación, baños (inapropiados para los to. Es probable que estos contrastes se vincu- asisten a ellos. niños/as), entre otros. En muchos casos, estos len con las oportunidades y los recursos que problemas se explican en virtud de que fueron supone la pertenencia de los JC del Conurbano construidos o remodelados “por partes”, por a diferentes redes. 1.7. ejemplo, a partir de conseguir un determinado financiamiento, donaciones, etc. A pesar de las La situación, como vemos, es bien diversa y finAnCiAmiEnTO: bUsCAr, carencias señaladas, estos centros cuentan, en refleja situaciones y problemas que resultan rECibir y gEnErAr rECUrsOs general, con mobiliario adecuado. difíciles de resolver en las condiciones en que estos servicios desarrollan su actividad. Estos Al establecer comparaciones entre los servicios Los centros que funcionan en edificios problemas se vinculan, entre otras cuestiones, brindados por las OSC y los que ofrece el siste- considerados “deficientes” presentan, en con los esfuerzos de la comunidad por mejorar ma educativo formal, el referente de uno de los algunos casos, problemas ligados a la posesión las condiciones de funcionamiento, y con los movimientos sociales visitados dice: “Nosotros precaria de los terrenos en los que están em- apoyos y subsidios, debido a que estos últimos no somos ni privados ni estatales; el comunita-
  26. 26. C01 25rio es una cosa diferente…”. Desde su perspec- Todos los demás centros reciben aportes –en hago una supervisión, determino si efectiva- PrÁcticas Y eXPerienciastiva, sólo encuentra ventajas en esa situación, forma de subsidios, becas o alimentos– para mente conviene que te dé el subsidio o no, doy edUcativasy en el transcurso de la entrevista agrega: “No sostener los servicios de comedor, manteni- algunas indicaciones acerca de cómo podés en Jardinespodemos plantear como desventaja la falta de miento y pago de incentivos. Tanto en la PBA mejorar lo que tenés. Es decir, hago una políti- comUnitariosrecursos porque es una elección que hacemos. como en la CABA, estos recursos provienen de ca, dado que no puedo reemplazarte”. •Ya sabíamos de antemano que iba a ser así”. las áreas de Desarrollo Social9. FUndación c&aAhora bien, esta decisión y sus consecuencias, Además de las diferentes instancias del Estadosostenidas como principio o como “bandera” En algunos casos otras áreas de gobierno, con las que se vinculan, ya sea en forma •en algunos casos, no significa que la escasez de como el Ministerio de Educación de la Ciudad autónoma o –principalmente– a través de Programarecursos sea aceptada sin más. de Buenos Aires, la Dirección General de Es- las redes, los jardines tienen contacto con EdUCACión cuelas o los municipios, pagan los salarios de programas de organismos internacionales, iniCiALLos JC arbitran diferentes estrategias para los docentes u otras personas que se desem- fundaciones, empresas, etc. El financiamientosobrevivir, apelando a distintas fuentes de peñan en los centros. La contrapartida por los proveniente de estas fuentes les ha permitidofinanciamiento. Conseguir recursos para recursos que reciben bajo estos y otros forma- sobre todo mejorar los edificios en los que fun-construir, equipar, pagar al personal o realizar tos no resulta clara en los relatos. Sí son claras, cionan, equipar los centros, las salas, comprarcapacitación es una de las tareas en las cuales en cambio, las menciones a las peripecias que o recibir materiales de diverso tipo y ofrecerse ven involucradas las coordinadoras y, en el realizan para conseguir tales recursos. capacitación para el personal.caso de la PBA, es uno de los temas priorita-rios de las redes. Una de las especialistas entrevistadas analiza En este contexto, una recurrencia significativa la situación de la siguiente manera: “En reali- aparece en los relatos de quienes trabajan enEl Estado es –tal como se desprende de las dad, no hay manera de funcionar si no tenés los centros: la gran cantidad de siglas, nom-entrevistas– uno de los principales “financia- algún tipo de vinculación con algún organismo bres, ámbitos (nacional, provincial, municipal)dores”. De todos los centros incluidos en el del Estado. Salvo que seas ‘privado-privado’. desde los cuales reciben recursos. La variedadrelevamiento, sólo dos no reciben ningún tipo Si no, es imposible. Ya sea que te den subsidio de planes, programas, proyectos de los quede apoyo estatal: uno es un servicio financiado por los chicos, que te den alimentación, que participan y han participado desde su origenpor una fundación, y el otro es el jardín de un te paguen el personal. Siempre tenés algún es tal que les resulta casi imposible recordarlosmovimiento social que ha decidido no mante- tipo de enganche con el Estado. Lo que pasa es y presentar con claridad esta cuestión.ner este tipo de vínculo con el Estado porque que el Estado es un Estado “bobo”. Te gira losentiende que esto le impone condiciones que recursos pero no controla el funcionamiento. Asimismo, suelen estar pendientes de los cam-no está dispuesto a aceptar. Porque lo más lógico sería: te subsidio, pero yo bios de gestión política. En general, confían en
  27. 27. 26 C01PrÁcticas Y que lograrán subsistir, aunque saben que será Adicionalmente, las entrevistadas refieren a as: “Un peso por mes, pero es por el compromi-eXPeriencias necesario contactarse con los nuevos funcio- que “salen a buscar” financiamientos con fines so”. También en este caso el carácter es predo-edUcativasen Jardines narios, solicitar entrevistas, esperar, conocer específicos. Así, una coordinadora de red que minantemente simbólico, aunque lo recaudadocomUnitarios las nuevas líneas de financiamiento o el nuevo tiene una alta valoración de la capacitación contribuye a cubrir los gastos básicos del centro.• tipo de apoyo que podrán gestionar. En este relata: “Nosotros tenemos (capacitación) escenario, y según enfatizan las coordinado- desde hace doce años, hemos pedido conti- De las entrevistas se desprende que generarFUndación c&a ras entrevistadas, una preocupación ocupa nuamente financiamiento para sostenerlo. Es y conseguir recursos es una cuestión que• el lugar central: “Lo más difícil es conseguir una búsqueda re-intensa, pero para nosotros los centros tienen totalmente asumida. En recursos para pagar sueldos”10. ese financiamiento es imprescindible”. algún sentido, esto ubica los a JC en mejoresProgramaEdUCACión condiciones para obtenerlos que los propiosiniCiAL Los jardines y las redes se presentan a diferen- En esta confluencia de financiamientos y jardines del sistema formal que, sobre todo en tes tipos de convocatorias, realizadas tanto aportes de recursos se inscriben las donacio- las zonas económicamente más desfavoreci- por organismos estatales como por entidades nes –sistemáticas o esporádicas– que reciben das, no cuentan con los recursos ni necesarios privadas. Sin embargo, no existe unanimidad, de ámbitos y actores diferentes. ni suficientes. Al respecto, una funcionaria de aun dentro de las organizaciones que con- la PBA señala que “hay jardines del sistema forman algunas de las redes, con respecto a En este marco, ocupa un lugar significativo –tal en Solano, que a dos cuadras van a tener un qué actitud adoptar, por ejemplo, frente un vez más simbólico que material– la generación jardín comunitario que va a recibir ocho mil nuevo sistema de subsidios que les propone el de recursos por parte de los propios centros a pesos, y ellos no tienen ni cincuenta centavos gobierno de la PBA. Al respecto, algunas de las través de la realización de actividades destina- partidos por la mitad”. entrevistadas sostienen que tras la convoca- das a la recaudación de fondos. Casi todas las toria está la intención de regular la existencia entrevistas dan cuenta de iniciativas, por ejem- De acuerdo con lo desarrollado, en este punto de los JC y, a la vez, la necesidad de ampliar plo rifas, ferias del plato, kermeses y eventos de pareciera que, en cuanto a recursos y fuen- la oferta educativa oficial. En ese marco se distinto tipo, cuyo fin es el de obtener fondos tes de financiamiento, la situación de estos resisten a “entregar” los JC para transformarlos para algún asunto específico o bien para el man- servicios no es tan acuciante o problemática en jardines de infantes del sistema formal. El tenimiento general del jardín. como podría suponerse. El problema central mayor temor parece ser “que vengan por los que las entrevistadas manifiestan es que “lo edificios, contraten a las personas que traba- Por último, en esta misma línea, cabe mencionar que hay y lo que se consigue es acotado, a jan en los jardines como personal auxiliar o de la recaudación por medio del aporte o del pago término, pasajero, por lo cual siempre hay que maestranza y pongan sus maestras”. de una suerte de cooperadora, que algunos –po- estar buscando algo más y algo nuevo, porque cos– Jardines solicitan a las familias de los niños/ ‘mañana no se sabe’…”.

×