Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Manual de medicina prehospitalaria de urgencia

1,776 views

Published on

Manual de medicina prehospitalaria de urgencia
www.Diagnosticox.es.tl

Published in: Education
  • Los medicamentos que tomas están perjudicando tus erecciones? ★★★ http://ishbv.com/edrevspan/pdf
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • "Miré hacia abajo con horror y sentí una humillación TOTAL..." ■■■ https://tinyurl.com/y5mdnxjv
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Este raro truco para la erección te pone "duro como una roca" instantáneamente ▲▲▲ https://tinyurl.com/y5mdnxjv
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Cómo saber si sufres de Disfunción Eréctil ■■■ https://tinyurl.com/erecciontotalx
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

Manual de medicina prehospitalaria de urgencia

  1. 1. IDesarrollo de la cirugía oncológica y el cirujano oncólogo MANUAL DE MEDICINA PREHOSPITALARIA DE URGENCIA
  2. 2. II (Capítulo 3)Cáncer en la mujer
  3. 3. IIIDesarrollo de la cirugía oncológica y el cirujano oncólogo Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Gerardo José Illescas Fernández Médico Cirujano especialista en Urgencias Médico–Quirúrgicas. Comandante de la Sección Aeromédica del Agrupamiento de Helicópteros de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal. Supervisor Operativo del Sistema de Atención Médica Prehospitalaria de Urgencia de la Cruz Roja Mexicana. Director de la Escuela Nacional de Técnicos en Urgencias Médicas de la Cruz Roja Mexicana. Asistente de la Dirección General del Hospital Central de la Cruz Roja Mexicana. Jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Obregón. Médico Adscrito al Servicio de Urgencias del Hospital Ángeles Mocel. Director Médico del Hospital Médica Londres. Coordinador Médico de Ambulancias, Elite Medical Care. Director del Servicio Médico de la Policía Federal de la Secretaría de Seguridad Pública. Editorial Alfil
  4. 4. IV (Capítulo 3)Cáncer en la mujer Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Todos los derechos reservados por: E 2014 Editorial Alfil, S. A. de C. V. Insurgentes Centro 51–A, Col. San Rafael 06470 México, D. F. Tels. 55 66 96 76 / 57 05 48 45 / 55 46 93 57 e–mail: alfil@editalfil.com www.editalfil.com ISBN: 978–607–741–122–2 Dirección editorial: José Paiz Tejada Revisión editorial: Berenice Flores, Irene Paiz Diseño de portada: Arturo Delgado Dibujos: Alejandro Rentería Impreso por: Solar, Servicios Editoriales, S. A. de C. V. Calle 2 No. 21, Col. San Pedro de los Pinos 03800 México, D. F. Agosto de 2014 Esta obra no puede ser reproducida total o parcialmente sin autorización por escrito de los editores. Los autores y la Editorial de esta obra han tenido el cuidado de comprobar que las dosis y esquemas terapéuticos sean correctos y compatibles con los estándares de aceptación general de la fecha de la publicación. Sin embargo, es difícil estar por completo seguros de que toda la informa- ción proporcionada es totalmente adecuada en todas las circunstancias. Se aconseja al lector consultar cuidadosamente el material de instruccio- nes e información incluido en el inserto del empaque de cada agente o fármaco terapéutico antes de administrarlo. Es importante, en especial, cuando se utilizan medicamentos nuevos o de uso poco frecuente. La Editorial no se responsabiliza por cualquier alteración, pérdida o daño que pudiera ocurrir como consecuencia, directa o indirecta, por el uso y aplicación de cualquier parte del contenido de la presente obra.
  5. 5. Autor y colaboradores AUTOR Dr. Gerardo José Illescas Fernández Médico Cirujano especialista en Urgencias Médico–Quirúrgicas, diplomado en Epidemiología Aplicada, Administra- ción de Hospitales, Manejo de Dolor y Gerencia Médica de Instituciones de Salud, y Técnico Superior Universitario en Urgencias Médicas. Comandante de la Sección Aeromédica del Agrupamiento de Helicópteros de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal. Supervisor Operativo del Sistema de Atención Médica Prehospitalaria de Ur- gencia de la Cruz Roja Mexicana. Director de la Escuela Nacional de Técnicos en Urgencias Médicas de la Cruz Roja Mexicana. Instructor de Basic Life Support y Advanced Cardiac Life Support de la American Heart Association. Ins- tructor de Reanimación Cardiopulmonar, Soporte Vital Básico y Reanimación Cardiopulmonar Avanzada de la Funda- ciónMexicanadeReanimaciónCardiopulmonar.InstructoryentrenadordeinstructoresdesoportevitalbásicodeAme- rican Red Cross. Instructor de Prehospital Trauma Life Support de la National Association of Emergency Medical Technician. Asistente de la Dirección General del Hospital Central de la Cruz Roja Mexicana. Médico Adscrito a la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Obregón. Jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Obregón. Médico Ads- critoalServiciodeUrgenciasdelHospitalÁngelesMocel.DirectorMédicodelHospitalMédicaLondres.Coordinador Médico de Ambulancias, Elite Medical Care. Director del Servicio Médico de la Policía Federal de la Secretaría de Seguridad Pública. Consultor Médico de la Delegación Regional del Comité Internacional de la Cruz Roja. COLABORADORES Dr. Jorge Aldrete Velasco Médico Cirujano especialista en Medicina Interna. Di- rector General de Paracelsus. Dr. Enrique Asensio Lafuente MédicoCirujanoespecialistaenMedicinaInternayCar- diología, Universidad del Valle de México. Dr. Luis Felipe Aranda Barrera Médico Cirujano especialista en Traumatología y Orto- pedia, Hospital Central de la Cruz Roja Mexicana. Dr. Felipe Cruz Vega Médico Cirujano especialista en Cirugía General. Direc- tor de Proyectos Especiales del IMSS. V
  6. 6. VI (Autor y colaboradores)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Psic. Hilda Fernández Álvarez Psicóloga Clínica. Comité de Desastres de la Cruz Roja Mexicana. Dr. Manuel García del Castillo Médico Cirujano especialista en Cirugía General y La- paroscópica, Hospital Ángeles Metropolitano. Dr. Víctor Flores Huerta Médico Cirujano especialista en Cirugía General, Hos- pital Central de la Cruz Roja Mexicana. Dr. Juan Manuel Fraga Sastrías Médico Cirujano especialista en Administración de Ser- vicio de Emergencia, Universidad del Valle de México, Campus Querétaro. Dra. María Otilia Guerra Núñez Médico Cirujano especialista en Medicina Legal, Secre- taría de Salud del Gobierno del Distrito Federal. Dr. Antonio Hernández Bastida Médico Cirujano especialista en Medicina Interna y en Medicina del Enfermo Crítico. Médico adscrito a la Uni- dad de Terapia Intensiva del Hospital General de Méxi- co, O. D. Director Médico del Hospital Obregón. Direc- tor General de Elite Medical Care. Dr. Juan Manuel Huesca Ramírez Médico Cirujano especialista en Traumatología y Orto- pedia, Comisión Nacional del Deporte. Dr. Luis Lojero Wheatley Médico Cirujano especialista en Medicina Interna. Pre- sidente de la Fundación Mexicana de Reanimación Car- diopulmonar. Instructor de Reanimación Cardiopulmonar Soporte Vital Básico y Reanimación Cardiopulmonar Avanzada de la American Heart Association. TSUUM Rabindranath Luna McGregor Técnico Superior Universitario en Urgencias Médicas. Coordinador Operativo del Escuadrón SOS, México, D. F. Subjefe de Traslados para Pacientes Críticos de la Cruz Roja Mexicana, Delegación Colima. Fundador y Director Operativo de la Escuela Estatal de Técnicos en Urgencias Médicas de la Cruz Roja Mexicana, Delega- ción Colima. Coordinador Operativo del Servicio de Ur- gencias del Hospital San Carlos, Querétaro, Querétaro. Instructor de Reanimación Cardiopulmonar Soporte Vi- tal Básico y Reanimación Cardiopulmonar Avanzada de la American Heart Association. TSUUM José Antonio Martínez Gerard Licenciado en Relaciones Industriales y Técnico Supe- rior Universitario en Urgencias Médicas. Director de la Escuela Local de Técnicos en Urgencias Médicas de la Cruz Roja Mexicana en el Distrito Federal. Director Ge- neral de Emergencia 51. Dr. Gabriel Orozco Anaya Médico Cirujano egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México. Médico de Urgencias, Hospital AmeriMed, San José del Cabo. Baja California Sur. Coordinador del Comité de Desastres y Ambulancias, Hospitales AmeriMed. Médico de Traslado. Terapia in- tensiva y aeromédico en ala fija y rotatoria. Técnico Ae- romédico certificado por la Dirección General de Aero- náutica Civil. Técnico en Urgencias Médicas Avanzado, Cruz Roja Mexicana. Coordinador Local de Capacita- ción/Instructor, Cruz Roja Mexicana, Delegación San José del Cabo, Baja California Sur. Instructor de la Escuela Local de TUMs, Cruz Roja Mexicana, Delega- ción Cabo San Lucas, Baja California Sur, y Delegación La Paz, Baja California Sur. Dr. Luis Pando Orellana Médico Cirujano especialista en Neuropsiquiatría. Di- rector General del Centro para la Atención de Lesiones Cerebrales. Dr. Álvaro Sáenz de Miera Camino Médico Cirujano especialista en Medicina Interna y Ge- riatría. Director General de Atención Geriátrica Espe- cializada. TPUM José Esteban Vargas Cruz Técnico en Enfermería titulado por la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia de la Universidad Nacional Autónoma de México. Técnico Profesional en Urgen- cias Médicas. Despachador de vehículos de emergencia en la Cruz Roja Mexicana. Técnico en Urgencias Médi- cas en el Instituto Nacional de Cardiología “Dr. Ignacio Chávez”. Técnico en Urgencias Médicas en unidades de terapia intensiva y urgencias en ambulancias Médica Móvil. Enfermero de vuelo y coordinador de atención prehospitalaria de la Policía Auxiliar del Distrito Fede- ral. Operador de ambulancias y despachador del Centro deHelicópterosdelAeropuertoInternacionaldelaciudad de México. Enfermero de vuelo de la Policía Federal. Dr. Humberto Luis Vives Aceves Médico Cirujano especialista en Traumatología y Orto- pedia. Médico Adscrito al Hospital Central de la Cruz Roja Mexicana.
  7. 7. Contenido Prólogo XIII. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Dr. Arturo García Cruz Introducción XV. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Dr. Gerardo José Illescas Fernández Agradecimientos XVII. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN I. ANATOMÍA, FISIOLOGÍA Y PROPEDÉUTICA Unidad 1. Terminología anatómica y planimetría 3. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 2. Terminología médica 13. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 3. Anatomía y fisiología del aparato respiratorio 15. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 4. Anatomía y fisiología del sistema cardiovascular 23. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 5. Anatomía y fisiología del sistema nervioso 31. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 6. Anatomía y fisiología del aparato digestivo 41. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 7. Anatomía y fisiología del sistema endocrino 47. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 8. Anatomía y fisiología del sistema genitourinario 53. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 9. Anatomía y fisiología del sistema musculosquelético 59. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 10. Anatomía y fisiología del sistema tegumentario 65. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 11. Anatomía y fisiología de los sentidos especiales 73. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 12. Interrogatorio en urgencias 77. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 13. Semiología médica prehospitalaria 81. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 14. Signos vitales 85. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 15. Exploración física segmentaria 91. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN II. GENERALIDADES EN EL MANEJO DE LAS URGENCIAS Unidad 16. Aspectos generales 101. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 17. Evaluación de la escena de una emergencia 103. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 18. Evaluación inicial y reanimación 109. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . VII
  8. 8. VIII (Contenido)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Unidad 19. Evaluación secundaria 113. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN III. MANEJO DE LA VÍA AÉREA Y VENTILACIÓN ASISTIDA Unidad 20. Manejo de la vía aérea en el adulto 121. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 21. Manejo de la vía aérea pediátrica 133. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 22. Intubación de secuencia rápida 139. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 23. Oxigenoterapia 145. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 24. Manejo de la ventilación 155. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 25. Asistencia mecánica ventilatoria 165. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN IV. CONTROL DE HEMORRAGIAS, ESTADO DE CHOQUE Y REANIMACIÓN CON LÍQUIDOS Unidad 26. Líquidos y electrólitos 173. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 27. Manejo y control de hemorragias 181. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 28. Estado de choque 187. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 29. Equipos para administración de líquidos 197. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 30. Cateterización venosa periférica 203. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 31. Catéteres venosos centrales e infusión intraósea 209. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 32. Regulación del equilibrio ácido–base 219. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 33. Bases para la reanimación con líquidos 223. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 34. Pantalón neumático antichoque 227. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN V. REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR Unidad 35. Fundamentos de la reanimación cardiopulmonar 235. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 36. Reanimación cardiopulmonar en adultos 243. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 37. Reanimación cardiopulmonar en niños 249. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 38. Reanimación cardiopulmonar en bebés 255. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 39. Reanimación neonatal 261. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 40. Reanimación cardiopulmonar en la embarazada 265. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 41. Reanimación cardiopulmonar en trauma 269. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN VI. ELECTROCARDIOGRAFÍA Unidad 42. Fundamentos de electrocardiografía 275. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 43. Identificación de arritmias 279. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 44. Ritmos sinusales 285. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 45. Ritmos auriculares 289. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 46. Ritmos ventriculares 293. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 47. Bloqueos auriculoventriculares 297. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 48. Ritmos de la unión 301. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 49. Terapia eléctrica 303. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 50. Protocolos de manejo 309. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  9. 9. IXContenido Unidad 51. Monitoreo de pacientes 317. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN VII. FARMACOLOGÍA Unidad 52. Fundamentos de farmacología 323. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 53. Farmacología en analgesia y anestesia 327. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 54. Farmacología cardiovascular 331. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 55. Farmacología en inmunoalergias, gastroenterología, ginecoobstetricia, intoxicaciones y neumología 337. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 56. Farmacología en otorrinolaringología, neurología, soluciones electrolíticas y sustitutos de plasma 343. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN VIII. URGENCIAS TRAUMATOLÓGICAS Unidad 57. Mecanismo de producción de lesiones 351. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 58. Heridas y lesiones en tejidos blandos 365. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 59. Traumatismo craneoencefálico 369. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 60. Traumatismo maxilofacial 377. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 61. Traumatismo ocular 383. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 62. Traumatismo de cuello 387. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 63. Traumatismo de tórax 391. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 64. Traumatismo de abdomen 399. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 65. Traumatismo raquimedular 403. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 66. Traumatismo en extremidades 411. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 67. Traumatismo pediátrico 417. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 68. Traumatismo en la mujer embarazada 423. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 69. Traumatismo geriátrico 429. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 70. Quemaduras 439. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 71. Urgencias ambientales 447. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 72. Ahogamiento y preahogamiento 455. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 73. Fundamentos de toxicología 457. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 74. Toxíndromes 463. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 75. Mordeduras y picaduras de animales 467. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN IX. URGENCIAS MÉDICO QUIRÚRGICAS Y GINECOOBSTÉTRICAS Unidad 76. Disnea e insuficiencia respiratoria 477. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 77. Edema pulmonar agudo 481. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 78. Tromboembolia pulmonar 485. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 79. Dolor torácico 489. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 80. Hipertensión arterial y crisis hipertensiva 495. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 81. Síndrome isquémico coronario agudo 499. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 82. Insuficiencia cardiaca 509. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 83. Alteraciones del estado de conciencia 515. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 84. Síncope 519. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  10. 10. X (Contenido)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Unidad 85. Crisis convulsivas 523. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 86. Encefalopatía metabólica 527. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 87. Enfermedad cerebrovascular 531. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 88. Neuroprotección 535. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 89. Crisis suprarrenal 539. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 90. Hipoglucemia 541. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 91. Urgencias en el diabético 543. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 92. Reacción anafiláctica 547. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 93. Abuso de alcohol y drogas 551. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 94. Cetoacidosis alcohólica y acidosis láctica 557. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 95. Urgencias tiroideas 559. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 96. Dolor abdominal agudo no traumático 563. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 97. Sangrado gastrointestinal 569. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 98. Sangrado transvaginal 573. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 99. Enfermedad hipertensiva del embarazo 581. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 100. Parto fortuito 585. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 101. Agresión sexual 591. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 102. Urgencias circulatorias 595. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 103. Urgencias urológicas 601. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 104. Urgencias infectocontagiosas 609. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 105. Urgencias geriátricas 615. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 106. Urgencias psiquiátricas y el paciente emocionalmente perturbado 619. . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN X. URGENCIAS PEDIÁTRICAS Unidad 107. Urgencias neonatales 631. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 108. Infección de las vías aéreas pediátricas 643. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 109. Síndrome diarreico y deshidratación 649. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 110. Síndrome de maltrato infantil 653. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SECCIÓN XI. LOGÍSTICA, OPERACIONES Y ASPECTOS MÉDICO–LEGALES Unidad 111. Desarrollo del sistema médico prehospitalario de atención de urgencias 659. . . . . . . . . . . . . . Unidad 112. Rol y responsabilidades del técnico en urgencias médicas 663. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 113. Sistema de comunicaciones 671. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 114. Despacho de unidades de emergencia 675. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 115. Asesoría médica 681. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 116. Transportación terrestre 685. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 117. Diseño y equipamiento de ambulancias 689. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 118. Conducción de vehículos de emergencia 695. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 119. Transportación aeromédica por helicóptero 699. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 120. Transportación neonatal 705. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 121. Aspectos médico–legales, éticos y derechos humanos de los pacientes 713. . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 122. Documentación prehospitalaria 725. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  11. 11. XIContenido Unidad 123. Regionalización y categorización hospitalaria 745. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 124. Selección y clasificación de pacientes. Triage 749. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 125. Manejo de desastres y accidentes con víctimas múltiples 755. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidad 126. Tanatología 761. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Anexo A. Medidas de protección universales 765. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Anexo B. Respeto a los servicios de salud 771. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Índice alfabético 779. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  12. 12. XII (Contenido)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia
  13. 13. Prólogo Dr. Arturo García Cruz Consejo Nacional de Prevención de Accidentes Secretaría de Salud México, al igual que otros países en vías de desarrollo, enfrenta complejos problemas de salud pública ante la creciente demanda de atención de servicios de emergen- cia, generada principalmente por las lesiones ocasiona- das en accidentes de tráfico y la violencia. Anualmente mueren más de 64 000 personas por lesiones de causa externa. Por otra parte, la transición epidemiológica, so- cial y ambiental que experimenta la población evidencia una alta probabilidad de sufrir una urgencia médica, si consideramos la creciente demanda de atención por en- fermedades agudas y crónicas agudizadas (más de 27 millones de casos) que ponen en peligro la vida y que han provocado que la población exija atención médica opor- tuna, de calidad y con equidad. EnMéxicolasituacióndelosserviciosmédicosdeur- gencias ha sido muy pobre y precaria, recayendo princi- palmente esta responsabilidad en personal voluntario y organizaciones no gubernamentales. Han existido mu- chos intentos para unificar criterios en materia de aten- ción médica de urgencias, en la formación de técnicos en urgencias, pero, al no existir un marco legal que rodee a la atención médica prehospitalaria, esta profesión se toma como una forma adicional de vida o, mejor dicho, como una actividad a realizar durante el tiempo libre, lo anterior debido a múltiples factores, como son la baja re- muneración y mínimas prestaciones. Debido a esta problemática, es importante recalcar la magnitud de la implementación de normas, reglamentos y leyes que regulen la atención médica prehospitalaria, así como al personal, y sobre todo un proceso formal de capacitación que fundamente los cuidados que se pro- porcionan a los pacientes con una urgencia médica. Actualmente la educación basada en competencias es un proceso innovador que desarrolla pericia profesional, integrando el conocimiento científico y las habilidades y destrezas para el trabajo. Vincula la teoría con la prácti- ca en escenarios reales, conformado en dos vertientes: la educativa y la laboral. La primera es la educación formal, donde se forman los técnicos profesionales básicos y el técnico superior universitario, por medio de una institución reconocida tanto por la Secretaría de Educación Pública como por laDirecciónGeneraldeProfesiones,contandoconlado- cumentación necesaria para avalar sus conocimientos. Lasegundaserefierealaacreditacióndeaquellasper- sonas que prestan sus servicios a bordo de ambulancias, cuya formación y capacitación se han realizado de forma empírica y no formal, partiendo de que son los años de experiencia, así como la capacitación (a través de cursos monográficos, diplomados, talleres, seminarios, etc.) en diversas instituciones que ofrecen servicios de emergen- cia (Cruz Roja, Protección Civil e instituciones priva- das) que avalan sus capacidades, conocimientos y des- empeño. Por lo anterior, en la presente obra se encuentran los estándares del conocimiento indispensable para la for- mación del aspirante a convertirse en Técnico Superior Universitario en Urgencias Médicas, por lo que, de acuerdo con las políticas y acorde al modelo basado en competencias, se propusieron los contenidos básicos para el establecimiento de este personaje, con la finali- dad de proporcionar una referencia a las instancias capa- citadorasdecaráctereducativoydesalud,principalmen- te las estatales, con el objetivo de brindar una atención integral, oportuna, eficaz y eficiente, con ética y profe- sionalismo. XIII
  14. 14. XIV (Prólogo)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia
  15. 15. Introducción Dr. Gerardo José Illescas Fernández La medicina prehospitalaria es una rama de la medicina relativamente nueva que desafortunadamente no ha sido comprendida en sus alcances e importancia por el gre- mio médico en general. Su concepción y operación deci- didamente tienen al médico como fundamento, por la labor de formación, asesoría y consultoría que cotidiana- mente debe efectuarse. A pesar de lo expuesto anteriormente, se puede ver un futuro promisorio por la creciente demanda de servicios médicos de alta calidad humana y profesional por parte de la comunidad. Hoy en día la población confía en el personal de ambulancias que demuestra conocimiento y capacidad profesional. El reto inmediato está en ubicar y contextualizar la ac- tividad dentro del Sector Salud, para beneficiarse de sus bondades y optimizar el cuidado del paciente con urgen- cias médicas, quirúrgicas o traumatológicas. Es impres- cindible generar la coordinación interinstitucional que permita un desarrollo apropiado de los sistemas de cui- dados médicos de urgencia y a la vez brinde un servicio de calidad médica y humana a la población. Por otra par- te, debemos fomentar la participación del médico, desde su formación, en los sistemas médicos prehospitalarios de urgencia Estas razones, entre muchas otras, generaron la idea de poner al alcance del personal técnico profesional en urgencias médicas, del técnico superior universitario en urgencias médicas y del médico en formación, un texto accesible, que permita la formación académica en el manejo del paciente con urgencia. Para la enfermera y el médico de la sala de urgencias servirá como base para comprender y entender la ardua labor que implica la atención médica con recursos limitados y en sitios poco propicios para el cuidado de pacientes. Mi más sincero agradecimiento a mis colaboradores, todos ellos excelentes profesionistas y amigos, que me ayudaron en el desarrollo de este libro. Sus constantes cuestionamientos, su entusiasta trabajo y, sobre todo, su inconmensurable paciencia, nos permiten poner esta obra al alcance del personal técnico profesional en ur- gencias médicas, del técnico superior universitario en urgencias médicas, de enfermería y médico en general. XV
  16. 16. XVI (Anexo B)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia
  17. 17. Agradecimientos Toda noble empresa que se emprende parece imposible al principio, frase dicha por Charles Péguy* y eco de la culminación de este manual. Debo comenzar conside- rando que se requiere de muchas horas de trabajo y de mucha imaginación, pero también de mucha gente que con su apoyo incondicional contribuya de manera defi- nitiva para llegar a la meta. Este manual no es la excep- ción, y por ello agradezco en primer lugar a Dios por la vida que me otorgó y a mis cuatro hijos: Rodrigo, Ana Paola, Patricia Lucía y Samantha Desirée, porque han sido mi mayor motivación para escribir y también por el tiempo que les he quitado para desarrollar este proyecto; saben que son mi mayor tesoro. No puedo dejar de reco- nocer el apoyo incondicional que recibo cotidianamente de mi madre Rosa Alicia y de mi hermana Luisa María. En primer lugar, quiero dejar mi testimonio de grati- tud a todos y cada uno de mis maestros de la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma Metropolitana y de los hospitales donde me formé, por su exaltación, per- severancia e infinita paciencia para guiarme en los in- trincados caminos de la medicina. De manera especial, un agradecimiento a mis compañeros de estudios, que me acompañaron por este largo y fructífero camino de la * Filósofo, escritor, poeta y ensayista francés, considerado uno de los principales escritores católicos modernos, nació en 1873 y murió en 1914. formación profesional, de los cuales aprendí el verdade- ro valor de la amistad y el compañerismo. Un reconoci- miento a todos los alumnos que he tenido la oportunidad de orientar e interesar en este campo de la medicina pre- hospitalaria,yaquehansidounafuenteinagotabledeen- tusiasmo, dudas, ideas y proyectos para mejorar esta disciplina. No puedo olvidar a todos aquellos seres hu- manos que he tenido la fortuna de atender en el transcur- sodemividaprofesional,porquehandejadounaprofun- da huella en mi persona y para quienes va dedicado todo mi esfuerzo por incrementar la calidad de la atención médica prehospitalaria que proporcionan los técnicos en urgencias médicas en México. Finalmente, y no por ello menos importante, quiero extender un merecido recono- cimiento a todos los colaboradores de Editorial Alfil, di- rigidos magistralmente por José Paiz, que han tenido la paciencia suficiente para corregir los textos, elaborar las ilustraciones y, sobre todo, soportar los constantes cam- bios de perspectiva que este libro ha tenido. Para todos ustedes mi mayor gratitud por acompañar- me a lo largo de muchos años, que Dios los bendiga. Dedico muy especialmente este libro a mi padre, José Illescas Caraveo, que siempre me proporcionó con su ejemplo de honestidad, dedicación y perseverancia los principios para lograr desarrollarme como ser humano, como profesionista y como padre. XVII
  18. 18. XVIII Manual de medicina prehospitalaria de urgencia
  19. 19. Sección I Anatomía, fisiología y propedéutica Sección I. Anatomía, fisiología y propedéutica
  20. 20. EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E Unidad 1 Terminología anatómica y planimetría OBJETIVOS DE APRENDIZAJE 1. Establecer qué son las líneas corporales. 2. Establecer qué son las cavidades anatómicas. 3. Conocer la terminología anatómica relacionada con la posición corporal. 4. Conocer la terminología anatómica relacionada con el movimiento corporal. 5. Conocer la terminología anatómica de localización. 6. Definir qué es la planimetría. 7. Conocer las áreas planimétricas de las regiones y los segmentos corporales. INTRODUCCIÓN Con la finalidad de facilitar la comunicación entre téc- nicos en urgencias médicas y médicos es necesario que el personal prehospitalario conozca y maneje la termi- nología que es usual en el ámbito médico hospitalario. El adecuado conocimiento del lenguaje anatómico y planimétrico permitirá establecer confianza en la prepa- ración profesional y, por ende, en la veracidad de los da- tos transmitidos. LÍNEAS CORPORALES Para fines de estudio el cuerpo humano se divide con lí- neas que permiten ubicar órganos y anomalías de la ex- ploración. Las principales líneas son: S Línea media sagital: divide al cuerpo humano en dos mitades, derecha e izquierda, aparentemente iguales (figura 1–1). S Línea coronal: divide al cuerpo en dos mitades: anterior y posterior (figura 1–1). S Línea transversa: perpendicular a la línea media sagital que divide al cuerpo en dos mitades: supe- rior e inferior (figura 1–1). SEGMENTOS CORPORALES El cuerpo humano se divide en segmentos corporales, entre los que se incluyen: S Cabeza: comprende el cráneo y el macizo facial. S Tronco: está formado por el cuello, el tórax y el abdomen. S Extremidades: comprenden las extremidades to- rácicas y las pélvicas (figura 1–2). 3
  21. 21. 4 (Unidad 1)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Derecha Izquierda Posterior Anterior Superior Inferior Figura 1–1. A. Línea media sagital. B. Línea coronal. C. Línea transversa A B C CAVIDADES ANATÓMICAS Son las zonas del cuerpo donde se ubican los órganos; se dividen en: S Cavidad craneana: espacio anatómico que con- tiene el cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo. Cabeza Tronco Extremidades pélvicas Extremidades tóracicas Figura 1–2. Segmentos corporales. S Cavidad medular: en este espacio anatómico se encuentra la médula espinal. S Cavidad torácica: los órganos de la respiración y el principal órgano cardiovascular se encuentran contenidos en este espacio. S Cavidad abdominal:lamayorpartedelasestruc- turas orgánicas del aparato digestivo, del aparato Cavidad craneana Cavidad medular Cavidad abdominal Cavidad torácica Figura 1–3. Cavidades anatómicas.
  22. 22. 5Terminología anatómica y planimetría EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E urinario, del sistema endocrino y del aparato geni- tal femenino se encuentran alojadas en el abdo- men (figura 1–3). TERMINOLOGÍA ANATÓMICA DE POSICIÓN CORPORAL Estos vocablos identifican la posición del paciente en relación con un plano imaginario, denominándose de la siguiente manera: S Posición anatómica: es contemplada con el indi- viduo en posición erecta, con los pies ligeramente separados, los brazos caídos con naturalidad a los costados y las palmas de las manos vueltas hacia el frente (figura 1–4). S Posición de decúbito dorsal o decúbito supino: se considera cuando el individuo yace sobre su es- palda (figura 1–5). S Posición de decúbito ventral o decúbito prono: se considera cuando la persona yace sobre su vien- tre (figura 1–5). S Posición de decúbito lateral estable o posición de recuperación: el individuo yace sobre un cos- Figura 1–4. Posición anatómica. Figura 1–5. A. Posición de decúbito dorsal. B. Posición de decúbito ventral. C. Posición de decúbito lateral. A B C tado con el brazo cercano al piso doblado sirvien- do de apoyo a la cabeza, el brazo contrario ligera- mente flexionado y la pierna más alejada del suelo flexionada sirviendo como punto de apoyo (figura 1–5). S Posición sedente o de Fowler: se considera cuan- do el paciente está sentado con las extremidades inferiores extendidas haciendo un ángulo de 90_ (figura 1–6). S Posición semisedente o semifowler: cualquier va- riación en la angulación de la posición de Fowler. Figura 1–6. A. Posición de Fowler. B. Posición de semifow- ler. A B
  23. 23. 6 (Unidad 1)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Figura 1–7. A. Posición de Trendelenburg. B. Posición de Trendelenburg invertido. A B S Posición de Trendelenburg: la persona yace en decúbito dorsal con los pies por encima del nivel de la cabeza (figura 1–7A). S Posición Trendelenburg inversa: el individuo yace en decúbito dorsal pero con la cabeza por en- cima del nivel de los pies (figura 1–7B). S Posicióndechoque:alindividuoendecúbitodor- sal se le elevan únicamente las piernas alrededor de 30 cm (figura 1–8). TERMINOLOGÍA DEL MOVIMIENTO CORPORAL El movimiento de los segmentos corporales se denomi- na de la siguiente manera: S Aducción: lleva a la extremidad hacia la línea me- dia (figura 1–9). S Abducción: separa a la extremidad de la línea me- dia (figura 1–9). Figura 1–8. Posición de choque. S Inversión: flexión de una articulación por fuera de la línea media (figura 1–10A). S Eversión: flexión de una articulación hacia la lí- nea media (figura 1–10B). Figura 1–9. A. Aducción. B. Abducción A B
  24. 24. 7Terminología anatómica y planimetría EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E Figura 1–10. A. Inversión. B. Eversión. A B S Pronación: giro que expone la cara dorsal de una extremidad (figura 1–11A). S Supinación: giro que expone la cara ventral de una extremidad (figura 1–11B). S Circunducción: rotación en todos los sentidos de una extremidad alrededor de una articulación (fi- gura 1–12). S Flexión: plegamiento de una extremidad o un seg- mento corporal sobre su eje longitudinal (figura 1–13A). S Extensión: estiramiento de una extremidad o un segmento corporal sobre su eje longitudinal (figu- ra 1–13B). Figura 1–11. A. Pronación. B. Supinación. A B Figura 1–12. Circunducción. Figura 1–13. A. Flexión. B. Extensión. A B
  25. 25. 8 (Unidad 1)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Figura 1–14. A. Localización cefálica. B. Localización cau- dal. A B TERMINOLOGÍA ANATÓMICA DE LOCALIZACIÓN Estos términos permiten la ubicación de lesiones y ano- malías en relación con su posición dentro de los seg- mentos corporales; se denominan de la siguiente mane- ra: S Cefálico o superior: se localiza más cerca de la ca- beza (figura 1–14A). S Caudal o inferior: se ubica más cerca de los pies (figura 1–14B). S Ventral o anterior: se encuentra por delante de la línea coronal (figura 1–15A). S Dorsaloposterior:selocalizapordetrásdelalínea coronal (figura 1–15B). Figura 1–15. A. Localización ventral. B. Localización dorsal. A B Figura 1–16. A. Localización medial. B. Localización lateral. A B S Medial: situado cerca de la línea media sagital (fi- gura 1–16A). S Lateral: localizado al lado derecho o izquierdo de la línea media sagital (figura 1–16B). S Proximal: colocado cerca de un punto de referen- cia (figura 1–17A). S Distal: situado lejos de un punto de referencia (fi- gura 1–17B). S Superficial: que se localiza cerca de la superficie (figura 1–18A). Figura 1–17. A. Localización proximal. B. Localización distal. A B
  26. 26. 9Terminología anatómica y planimetría EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E Figura 1–18. A. Localización superficial. B. Localización profunda. S Profundo: que se sitúa lejos de la superficie (figu- ra 1–18B). S Interno: ubicado por dentro de algo (figura 1–19). Figura 1–19. Oído interno. Figura 1–20. Oído externo. S Externo: localizado por fuera de algo (figura 1–20). PLANIMETRÍA La denominación de zonas corporales delimitadas por líneas se conoce como planimetría; permite ubicar la proyección anatómica de órganos internos o bien las le- siones que una persona presenta. Las de mayor utilidad en medicina prehospitalaria incluyen las siguientes: 1. Cráneo (figura 1–21): S Región frontal. S Región temporal. Parietal Frontal Occipital Temporal Figura 1–21. Planimetría de cráneo.
  27. 27. 10 (Unidad 1)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Frontal Malar Geniana Mandíbula Ocular Nasal Labial Figura 1–22. Planimetría de cara. S Región occipital. S Región parietal. 2. Cara (figura 1–22): S Región frontal. S Región ocular. S Región malar. S Región nasal. S Región mandibular. S Región geniana. S Región labial. 3. Cuello (figura 1–23): S Región uno. S Región dos. S Región tres. 4. Tórax anterior (figura 1–24): S Región supraclavicular (1). S Región infraclavicular (2). S Región precordial (3). Figura 1–23. Planimetría de cuello. III II I Cartílago cricoide Figura 1–24. A. Planimetría de tórax anterior. B. Planime- tría de tórax posterior. 1 2 3 4 55 33 4 22 11 4 1 2 A B S Región mamaria (4). 5. Tórax posterior (figura 1–24): S Región supraescapular (1). S Región escapular (2). S Región infraescapular (3). S Región interescapulovertebral (4). S Región lumbar (5). 6. Abdomen por cuadrantes (figura 1–25): S Cuadrante superior derecho (CSD). S Cuadrante superior izquierdo (CSI). S Cuadrante inferior derecho (CID). S Cuadrante inferior izquierdo (CII).
  28. 28. 11Terminología anatómica y planimetría EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E CSD CSI CID CII Figura 1–25. Planimetría de abdomen (cuadrantes). 7. Abdomen por regiones (figura 1–26): S Hipocondrio derecho (1). S Epigastrio (2). S Hipocondrio izquierdo (3). S Flanco derecho (4). S Mesogastrio (5). S Flanco izquierdo (6). S Fosa iliaca derecha (7). S Hipogastrio (8). 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Figura 1–26. Planimetría de abdomen (regiones). S Fosa iliaca izquierda (9). REFERENCIAS 1. Elling B, Elling KM, Rothenberg MA: Definiciones anató- micas. En: Anatomía y fisiología del paramédico. Cap. 1. México, Trillas, 2009.
  29. 29. 12 (Unidad 1)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia
  30. 30. EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E Unidad 2 Terminología médica OBJETIVOS DE APRENDIZAJE 1. Definir el término etimología. 2. Establecer la importancia de la terminología médica. 3. Establecer qué es la raíz de un término médico. 4. Conocer algunas raíces de términos médicos. 5. Establecer qué es el prefijo de un término médico. 6. Conocer algunos prefijos utilizados en términos médicos. 7. Establecer qué es el sufijo de un término médico. 8. Conocer algunos prefijos utilizados en términos médicos. INTRODUCCIÓN La comunicación que debe haber entre los técnicos en urgencias médicas y los médicos del hospital es funda- mental para lograr la continuidad del cuidado médico que cada paciente requiere. Se denomina etimología al estudio del origen de las palabras y terminología al conjunto de palabras utiliza- das por cada área del conocimiento en particular. Igual que en cada disciplina del saber humano, la medicina cuenta con un lenguaje propio que homologa la infor- mación y permite que fluya el conocimiento entre los integrantes del equipo de salud. Por ello el técnico en urgencias médicas debe conocer la etimología y la ter- minología médica para evitar errores en la transmisión de información y proporcionar el perfil profesional que su labor le exige. Cuadro 2–1. Raíces utilizadas en la terminología médica Raíz Significado Raíz Significado adeno glándula histero útero vaso vaso sanguíneo osteo hueso hemato sangre neuro nervio hepato hígado oto oído nefro riñón cito célula orqui testículo entero intestino dermato piel artro articulación mio músculo gastro estómago leuco blanco faringo faringe neumo aire gluco glucosa cole bilis cerebro cerebro cardio corazón tóraco tórax céfalo cabeza meningo meninge flebo vena óculo ojo eritro rojo angio arteria colo colon podi pie geria viejo gíneco mujer uro orina cisto vesícula o saco 13
  31. 31. 14 (Unidad 2)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Cuadro 2–2. Prefijos utilizados en la terminología médica Prefijo Significado Prefijo Significado a, an ausencia de tri tres circun alrededor de retro detrás de supra por encima inter entre pre antes de trans a través de para al lado de hipo por debajo de dis dificultad para oligo disminución de contra en oposición a ecto por fuera de post después de cuadri cuatro poli muchos uni único ante antes de bradi lento anti antagonista taqui rápido peri alrededor de hipo disminución de hiper exceso de intra dentro de extra fuera de endo por dentro de hemi mitad de ad cerca de Como los de muchas otras áreas, los vocablos del len- guaje médico se conforman por la base de la palabra de- nominada raíz, que permite tener el concepto general del términoylosmodificadores;losprefijossecolocanantes del resto de la palabra y los sufijos se colocan después. Un técnico en urgencias médicas profesional tendrá la capacidad de entender y asimilar nuevos términos en la medida en que establece un análisis de los vocablos que escucha. De la misma manera, podrá ampliar su vocabu- lario para dirigirse a especialistas de cada rama de la me- dicina (cuadros 2–1 a 2–4). Debe comprender que en su comunicación con el paciente y con el público usuario utilizará términos sencillos y de conocimiento general. Cuadro 2–3. Sufijos utilizados en la terminología médica Sufijo Significado Sufijo Significado algia dolor uria orina scopia examen con la vista astenia desgano centesis punción de rrea flujo profuso oma tumor patía enfermedad penia deficiencia de ostomía apertura de tomía corte ectomía remoción qui- rúrgica megalia crecimiento trofia crecimiento génico originado por plejía parálisis de itis inflamación de osis enfermedad emia en sangre grafo visualización En ocasiones las raíces pueden ser utilizadas como modificadoras o bien un término puede contener más de una raíz, por ejemplo: polirradiculoneuropatía; raíces: radículo y neuro; prefijo: poli; sufijo: patía; Signifi- cado: enfermedad de múltiples raíces nerviosas. REFERENCIAS 1. Bledsoe BE: Medical terminology. En: Bledsoe BE, Porter RS, Shade BR: Paramedic emergency care. 1ª ed. Prentice Hall, 1991. 2. Caroline NL: Medical terminology. En: Emergency care in the streets. 4ª ed. Cap. 5. Little, Brown, 1991. 3. Jones S, Weigel A, White R, McSwain N, Breiter M: Medi- cal terminology and human systems. En: Advanced emer- gency care for paramedic practice. J. B. Lippincott, 1992. Cuadro 2–4. Algunos términos y su significado Palabra Raíz Prefijo Sufijo Significado Gastritis gastro no tiene itis Inflamación del estómago Neuropatía neuro no tiene patía Enfermedad nerviosa Bradicardia cardio bradi no tiene Frecuencia cardiaca lenta Polineuritis neuro poli itis Inflamación de múltiples nervios Disfonía fono dis no tiene Dificultad para hablar Supraglótico glotis supra no tiene Por encima de la glotis Lipoma lipo no tiene oma Tumor de grasa Anencefalia encéfalo an no tiene Sin encéfalo Radiculopatía radículo no tiene patía Enfermedad de las raíces nerviosas Osteocito osteo no tiene cito Célula ósea Infraumbilical umbilicus infra no tiene Debajo del ombligo Galactorrea galacto no tiene rrea Flujo anormal de leche Leucopenia leucos no tiene penia Disminución de glóbulos blancos Antipirético piros anti no tiene Medicamento contra la fiebre
  32. 32. EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E Unidad 3 Anatomía y fisiología del aparato respiratorio OBJETIVOS DE APRENDIZAJE 1. Describir las estructuras anatómicas que conforman el aparato respiratorio. 2. Describir la fisiología de la ventilación. 3. Describir los mecanismos de control de la ventilación. INTRODUCCIÓN El aparato respiratorio consiste en una serie de estructu- ras anatómicas que es preciso conocer para comprender la fisiología de la ventilación, debido a la gran frecuen- cia de emergencias médicas en las que están involucra- das algunas o todas estas estructuras y que ponen en pe- ligro inminente la vida del paciente. ANATOMÍA DEL APARATO RESPIRATORIO El esqueleto óseo está formado por 24 pares de costillas (cada arco costal conlleva en la parte inferointerna su paquete neurovascular), 12 vértebras dorsales, dos cla- vículas, dos escápulas y el esternón (figuras 3–1 y 3–2). Desde el punto de vista muscular, se cuenta con múscu- los inspiratorios y espiratorios. Los principales músculos inspiratorios son el diafragma —que es el principal músculo respiratorio y divide anatómicamente la cavi- dad torácica de la abdominal— (figura 3–3), los inter- costales externos, los escalenos y los esternocleidomas- toideos. Los principales músculos espiratorios son los rectos abdominales, los intercostales internos y los obli- Costillas Esternón Figura 3–1. Esqueleto óseo. 15
  33. 33. 16 (Unidad 3)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Músculo Nervio intercostal Arteria intercostal Vena Músculo Músculo Conductos celulares Membrana Músculo intercostal interno intercostal externaintercostal nervioso intercostal interno intercostal externo inter- costal Figura 3–2. Paquete neurovascular intercostal. cuos mayores y menores. Los músculos accesorios son utilizados en caso de insuficiencia ventilatoria. El aparato respiratorio propiamente dicho está con- formado por las vías aéreas superiores (nariz, faringe y laringe); las vías aéreas inferiores (tráquea, bronquios principales, secundarios, terciarios y terminales, y sa- cos alveolares) y los pulmones, con su recubrimiento de pleura parietal y visceral, que conforman el espacio pleural (figura 3–4). Diafragma El diafragma tiene forma de paracaídas Figura 3–3. Diafragma. Tráquea Bronquio principal derecho Pulmón derecho Bronquio principal izquierdo Pulmón izquierdo Figura 3–4. Aparato respiratorio. Nariz Es el órgano especializado del olfato, que también im- plica el paso de aire desde el exterior hasta los pulmo- nes. Sus funciones principales son filtrar, humedecer y calentar el aire, participando también en la fonación. Está conformado por un esqueleto triangular cubierto de piel y tapizado interiormente por mucosa. En la parte inferior tiene dos perforaciones, separadas por el tabi- que: las fosas nasales. En el interior de las fosas nasales existen estructuras, denominadas cornetes, que provo- can turbulencia en el aire inspirado, lo que favorece su humectación, calentamiento y filtración (figura 3–5). Ramificaciones del nervio olfativo Bulbo del nervio Seno Seno frontal Cornete superior Cornete medio Fosas nasales Cornete inferior Trompa de Eustaquio Figura 3–5. La nariz. olfativo esfenoidal
  34. 34. 17Anatomía y fisiología del aparato respiratorio EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E Nasofaringe Orofaringe Laringofaringe Figura 3–6. La faringe. Faringe La faringe es un tubo muscular que sirve de paso al aire y a los alimentos. Se divide en dos porciones: la rinofa- ringe y la orofaringe. La parte posterior de las fosas na- sales se comunica con la rinofaringe a través de las coa- nas. La orofaringe se une a la laringe (figura 3–6). Laringe La laringe está constituida por cartílagos y ligamentos movidos por músculos muy sensitivos; este órgano sir- ve como válvula, ya que en ella se encuentran dos es- tructuras muy importantes: la tráquea y el esófago. La epiglotis es la encargada de dirigir el paso correspon- diente del aire hacia la tráquea y el alimento o agua al esófago. La laringe se encuentra limitada a los lados por los músculos esternocleidomastoideos y los grandes va- sos del cuello, y es rodeada en su parte inferior por los lóbulos de la glándula tiroides. Está suspendida del hue- so hioides por los músculos y el ligamento tirohioideos, y la unen al cráneo los músculos estilofaríngeo, glosos- tafilino y salpingofaríngeo. Hacia la parte de abajo con- tinúa con la tráquea, que se describirá posteriormente. La laringe está formada por varios cartílagos; tres de ellos son impares —el tiroides, el cricoides y la epiglo- tis— y tres son pares —la aritenoides, los corniculados y los cuneiformes. El cartílago tiroides semeja un escu- do o la quilla de un barco, con una escotadura en su parte media en forma de V en el tercio superior, formando un Hioides Tiroides (cartílago) Tiroides (glándula) Tráquea Figura 3–7. La laringe. ángulo saliente, que todos conocemos como la “manza- na de Adán”. El cartílago epiglótico es el esqueleto elás- tico de la epiglotis; es una laminilla con la forma de una hoja que sobresale hacia arriba por detrás de la lengua y que forma con los repliegues aritenoepiglóticos, que son los límites del estrecho laríngeo. El cartílago cricoi- des se puede comparar con un anillo de sello —llamado lámina—, que asciende hacia atrás entre las alas del ti- roides; la porción anterior del anillo —denominada arco— se palpa fácilmente en las personas delgadas, in- mediatamente debajo del cartílago tiroides; es más gruesoysalientequelosanillostraqueales;esimportan- te saber distinguir esta estructura, ya que en el ligamen- to cricotiroideo que une al cartílago tiroides con el cri- coides se realiza la cricotomía, maniobra que puede salvar la vida de un paciente si se realiza con habilidad. Los cartílagos aritenoides son pares, pequeños y en for- ma de pirámide, con base hueca, que se deslizan sobre las carillas articulares de la lámina del cricoides. La ca- vidad de la laringe es dividida por las cuerdas vocales superiores e inferiores en tres partes: vestíbulo, ventrí- culo y una zona subglótica. La relevancia clínica de es- tas estructuras consiste en saber identificarlas, ya que se requiere su conocimiento para cuando se realiza la intu- bación endotraqueal. La laringe tiene tres funciones: formar un esfínter al deglutir, mantener abiertas las vías aéreas y emitir la voz (figura 3–7). Tráquea La tráquea es un tubo fibromuscular flexible y dilatable de 10 cm de longitud y 2.5 cm de diámetro, reforzado
  35. 35. 18 (Unidad 3)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Tráquea Bronquios principales Figura 3–8. La tráquea. por 16 a 20 cartílagos traqueales, que reciben también el nombre de anillos, aunque tienen la forma de una he- rradura abierta hacia atrás; está adosada al esófago y se extiende desde el borde inferior del cartílago cricoides, bifurcándose en los bronquios principales derecho e iz- quierdo en la región llamada carina. La porción cervical está por detrás de los músculos esternocleidomastoideo y esternotiroideo; está envuelta por la aponeurosis pre- traqueal y está abrazada por la glándula tiroides; la por- ción torácica está en el mediastino superior, por detrás delosrestosdeltimo,deltroncovenosobraquiocefálico izquierdo. Los bronquios principales derecho e izquier- do tienen aproximadamente la mitad del calibre de la tráquea —1.25 cm de diámetro— y están reforzados por cartílagos semejantes a los de la tráquea (figura 3–8). Pulmones Los pulmones derecho e izquierdo son dos sacos aéreos cónicos, semejantes a una esponja, que ocupan su hemi- tórax correspondiente y están fijados por el pedículo al mediastino y sostenidos hacia abajo por el diafragma; es- tán formados por muchas cavidades aéreas llamadas al- veolos, en cuyas paredes se oxigena la sangre. Los pul- mones están cubiertos por una membrana delgada y adherentellamadapleura,queeslisa,húmedaybrillante, y se refleja en el interior de la caja torácica; son conside- radas como la pleura parietal, la adosada al tórax y la vis- ceral adosada a los pulmones hasta los hilios, que dismi- nuye la fricción durante los movimientos respiratorios; Figura 3–9. Los pulmones. las pleuras están irrigadas por ramas de la arterias bron- quiales, mamarias y diafragmáticas superiores. Las pleu- ras y el mediastino están inervados por el nervio frénico, que proviene de los nervios cervicales tercero y cuarto. Los pulmones son de color rosado en etapas tempranas de la vida, pero después presentan un moteado gris piza- rra por la inhalación de partículas de carbón y polvo. Al entrar aire en la cavidad virtual pleural por una herida de tórax los pulmones experimentan un colapso, mas con- servan una porción de aire para crepitar y flotan en el agua; contrario a lo que ocurre en los mortinatos que no respiraron, estos pulmones se hunden en el agua. Cada pulmón presenta un vértice, o cara diafragmática, una cara externa o costal y una cara interna con dos partes: la vertebral y la mediastínica. El corazón ejerce una com- presión en ambos pulmones dejando un hundimiento, llamadofositacardiacaolechodelcorazón.Otrasestruc- turas que marcan su trayecto en los pulmones son la aor- ta,elcayadoaórtico,eltroncobraquiocefálico, lascaróti- das primitivas y la subclavia izquierda, pues dejan un hundimiento en el pulmón izquierdo (figuras 3–9 y 3–10). Bronquios Los bronquios, acompañados de ramas de las arterias pulmonares, se ramifican repetidamente al introducirse en el parénquima pulmonar; las primeras divisiones son losbronquiossegmentariosparalosnuevesegmentosdel pulmón izquierdo y para los 10 segmentos del pulmón derecho; los segmentos son unidades autónomas que se pueden extirpar sin sacrificar todo el pulmón. Después de dividirse muchas veces los tubos bronquiales, cuyo diámetro ha disminuido a menos de 1 mm, pierden los cartílagos y reciben el nombre de bronquiolos. Su divi- sión ulterior constituye los alveolos, que es donde se rea-
  36. 36. 19Anatomía y fisiología del aparato respiratorio EditorialAlfil.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.E Pleura visceral Pleura parietal Espacio pleural Figura 3–10. Espacio pleural. liza el intercambio de gases sanguíneos; estas estructuras son muy delicadas, ya que pueden presentar edema por diversas causas y desencadenar complicaciones fatales para el paciente, como edema pulmonar agudo. Las arterias pulmonares son las únicas arterias del cuerpo humano que transportan sangre desoxigenada; se ramifican siguiendo a los bronquios en los lóbulos, los segmentos y los lobulillos sin que ocurra anastomosis entre las ramas adyacentes; las ramas finales acompa- ñan a los bronquiolos hasta la porción media de los lo- bulillos y forman la red capilar en las paredes alveola- res, donde ocurre el intercambio respiratorio. La red capilar drena en la periferia de cada lobulillo, de manera que las venas comienzan en el tejido conjuntivo interlo- bulillar y permanecen netamente separadas de los bron- quios y las arterias; las venas de mayor calibre están en- tre los segmentos adyacentes a los cuales drenan. Por último, los vasos de mayor calibre se adosan a los bron- quios y las arterias para formar las venas pulmonares (el hilio); estas venas son las únicas que transportan sangre oxigenada de retorno al corazón. Las arterias bronquia- les, en número variable para cada lado y que nacen de la aorta descendente, acompañan y nutren a las ramas Bronquio principal Bronquio lobar superior derecho Cartílagos Bronquio lobar medio derecho Bronquio lobar inferior derecho Bronquio principal izquierdo Bronquio lobar superior izquierdo Bronquio lobar inferior izquierdo bronquiales Figura 3–11. Los bronquios. derecho del árbol bronquial hasta los bronquiolos respiratorios. Una parte del drenaje venoso de los bronquios es lleva- da por las venas bronquiales al sistema ácigos y el resto a la vena pulmonar (figura 3–11). Alveolos Son las estructuras terminales de cada bronquiolo y las unidades funcionales del aparato respiratorio. Tienen la función primordial de permitir el intercambio de oxíge- no por bióxido de carbono: la hematosis. Este proceso se lleva a cabo porque cada alveolo está envuelto en una red capilar fina que facilita el proceso a través de la membrana alveolocapilar (figura 3–12). Mediastino El mediastino es un tabique grueso que se extiende des- de el esternón hasta el raquis y desde la base del cuello hasta el diafragma. De manera arbitraria se divide en su- perior, medio, anterior y posterior. Las estructuras que guarda el mediastino son los grandes vasos, como la ar- teria aorta, la vena cava superior, el tronco braquiocefá- lico, la tráquea, la carina, los bronquios principales, las cadenas ganglionares y el esófago (figura 3–13). FISIOLOGÍA DE LA VENTILACIÓN La ventilación permite el ingreso de aire desde el exte- rior hasta el interior del organismo para garantizar la
  37. 37. 20 (Unidad 3)Manual de medicina prehospitalaria de urgencia Bronquiolo Arteriola Alveolo Saco aéreo Vénula Figura 3–12. Los alveolos. oxigenación celular y permitir la eliminación del bióxi- do de carbono. La ventilación comprende el movimien- to activo —la inspiración— y el movimiento pasivo —la espiración (figura 3–14). La inspiración activa resulta de la contracción de los músculosinspiratorios que ensanchan la cavidad toráci- ca, generando presión negativa que lleva el aire al inte- rior. Durante la espiración la cavidad torácica vuelve a su estado inicial, expulsando el aire previamente intro- ducido. Control de la ventilación Los centros de control de la ventilación están situados en el bulbo raquídeo, dependiendo de quimiorrecepto- Figura 3–13. Mediastino. Figura 3–14. Movimientos respiratorios. Inspiración Espiración res y barorreceptores. En el centro medular (área rítmi- ca) existen neuronas espiratorias e inspiratorias que controlan el ritmo básico de la respiración. El centro neumotáxico, cuya función es limitar la inspiración transmitiendo impulsos inhibidores continuos al área inspiratoria, desconecta el área inspiratoria antes de que entre demasiado aire en los pulmones; cuando el área neumotáxica es más activa la velocidad respiratoria es mayor. El centro apnéusico coordina la transición entre in