paraestudiar

18,576 views

Published on

Unidad Tres

Published in: Education, Business, Technology
2 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
18,576
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
47
Actions
Shares
0
Downloads
227
Comments
2
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

paraestudiar

  1. 1. MICROECONOMÍA UNIDAD Nº 3: TEORÍA DE LA UTILIDAD
  2. 2. <ul><li>3.1 Evolución del Concepto de Utilidad. </li></ul><ul><li>3.2 Utilidad Total y Marginal: Enfoque Cardinal. Equilibrio del Consumidor. </li></ul><ul><li>3.3 La elección del Consumidor y la Utilidad Ordinal. </li></ul><ul><li>3.4 Curvas de Indiferencias. Concepto y Características. </li></ul><ul><li>3.5 Línea de Restricción Presupuestal. </li></ul><ul><li>3.6 Tasa Marginal de Sustitución en el Consumo. </li></ul><ul><li>3.7 Equilibrio del Consumidor. </li></ul><ul><li>3.8 Intercambio. Caja de Edgeworth. </li></ul><ul><li>3.9 Aplicaciones de la Teoría de la Utilidad: La Paradoja del Agua y Los Diamantes. Excedente del Consumidor. </li></ul><ul><li>3.10 Efecto Sustitución y Efecto Renta. </li></ul><ul><li>3.11 Curva de Ingreso – Consumo. Curva de Engel. </li></ul><ul><li>3.12 Curva de Precio – Consumo. Curva de Demanda. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>3.1 Evolución del Concepto de Utilidad. </li></ul><ul><li>INTRODUCCIÓN : </li></ul><ul><li>Todos los individuos o unidades familiares tienen una noción muy aproximada de la magnitud del ingreso que recibirán en un período de planeación de razonable extensión. También tienen. También tienen una idea, quizá menos bien definida de los bienes y servicios que desean comprar. Cada unidad familiar se enfrenta a la tarea de gastar su limitado ingreso en forma tal que se leve al máximo su bienestar económico. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>De manera que debemos tener en cuenta para el análisis dos elementos: </li></ul><ul><li>Las Preferencias de los Consumidores y; </li></ul><ul><li>La restricción presupuestaria a la que se enfrentan a la hora de llevar a cabo sus planes de consumo. </li></ul><ul><li>» El análisis del comportamiento del consumidor lo realizamos bajo dos enfoques distintos: El de la Utilidad Total y el de la Utilidad Ordinal . </li></ul><ul><li>Históricamente el proceso fue prolongado: </li></ul>
  5. 5. <ul><li>La teoría moderna de la demanda se basa en un enfoque psicológico al análisis de la conducta económica. Los primeros pasos en ésta dirección fueron hedonístico, basados en la noción de la utilidad subjetiva. En el enfoque original, se consideró a la utilidad como una calidad medible de cualquier bien. También se supuso que la utilidad es una cualidad aditiva. </li></ul><ul><li>Estos primeros investigadores supusieron simplemente que la utilidad es medible cardinalmente y que la utilidad que proporciona un bien no se afecta por la cantidad que se consume de otro bien. </li></ul><ul><li>Se pueden formular dos objeciones a este enfoque en primer lugar, es dudoso que la intensidad de la satisfacción (Utilidad) se pueda medir cardinalmente, o sea en números tales como 25, 26, etc.; en segundo lugar aún cuando se pueda medir la utilidad, sus características de independencia y actividad representan un supuesto claramente insostenible. </li></ul>
  6. 6. <ul><li>La Utilidad o satisfacción que una persona obtiene de la carne de vaca está relacionada con su consumo de carne de cerdo, por ejemplo. </li></ul><ul><li>Posteriormente se eliminó la segunda de las objeciones mencionadas. Advirtieron que la teoría de la utilidad no dependía en forma alguna del supuesto de la actividad. En consecuencia supusieron que la utilidad era una cualidad medible que generalmente no es aditiva. </li></ul><ul><li>La utilidad total depende de las cantidades consumidas de cada bien en un cierto lapso, pero no es simplemente la suma de las utilidades independientes que representa separadamente cada uno de los bienes. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>El enfoque de estos autores eliminó una seria objeción a la forma original de la teoría subjetiva del valor, o sea, el supuesto de que las utilidades son independientes y aditivas. Pero aún esta presentación de la teoría descansa en el dudoso supuesto de que la utilidad se puede medir cardinalmente. </li></ul><ul><li>Vilfredo Pareto, echo los cimientos necesarios para eliminar esta última objeción. Básicamente el enfoque de Pareto es formalmente igual al de Edgeworth, Antonelli y Fisher. Sólo hay un cambio de interpretación, que radica en el supuesto de que la teoría de la utilidad permite sustituir un bien por otro en el consumo en forma tal que el nivel de utilidad permanezca constante. De manera que se realiza un análisis ordinal. Se establece un orden de preferencias.- </li></ul>
  8. 8. <ul><li>T odos los individuos realizamos a diario multitud de decisiones de consumo. Al estudiar la conducta de los consumidores lo que pretendemos es entender los principios que orientan a los individuos cundo demandan bienes y servicios. </li></ul><ul><li>P ara explicar el comportamiento de los consumidores podemos aceptar como punto de partida que los individuos tienden a elegir aquellos bienes y servicios que le reportan una mayor utilidad o satisfacción. LA UTILIDAD es el sentimiento subjetivo de placer o satisfacción que una persona experimenta como consecuencia de consumir un bien o servicio. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>Vimos que desde una perspectiva histórica el concepto de utilidad empleado era el de Utilidad Cardinal, esto es el de la Utilidad como una magnitud medible. Un individuo demanda un artículo determinado por la satisfacción o utilidad que recibe al consumirlo. Hasta cierto punto, mientras más unidades de un artículo consuma el individuo por unidad de tiempo, mayor será la utilidad total que recibirá. Ahora bien, aún cuando la utilidad total aumente conforme aumenta la cantidad consumida, la utilidad marginal que recibe al consumir cada unidad adicional del artículo generalmente decrece. </li></ul><ul><li>Definimos a la Utilidad Marginal de un bien como el aumento de la utilidad total que reporta el consumo de una unidad adicional de ese bien.- </li></ul>
  10. 10. <ul><li>El hecho de que la Utilidad Marginal disminuya conforme aumenta la cantidad consumida de un bien es lo que se conoce como la Ley de la Utilidad Marginal Decreciente, la que establece que a medida que aumenta la cantidad consumida de un bien, la utilidad marginal de ese bien tiende a disminuir. </li></ul><ul><li>Aunque las preferencias de los individuos por la mayoría de los bienes parecen coherentes con el principio de la utilidad marginal decreciente, puede ocurrir, que en ocasiones esto no sea así. Por ejemplo, en el caso de un coleccionista cabe esperar que al aumentar la cantidad coleccionada de un determinado bien aumente su utilidad marginal. </li></ul>
  11. 11. <ul><li>Estos casos sin embargo se consideran como anormales. Si bien la Utilidad Marginal por lo general disminuye conforme aumenta el número de unidades consumidas, en determinadas circunstancias puede que con las primeras unidades la utilidad marginal aumente. Así por ejemplo, si se consume una cantidad de una determinada fruta que se desconocía es probable que la segunda o tercera unidad produzcan una mayor satisfacción que la primera, pero indiscutiblemente a partir de un cierto momento el individuo empezará a sentirse saciado y la utilidad disminuirá. </li></ul>
  12. 12. <ul><li>En algún nivel de consumo, la utilidad total que recibe el individuo al consumir el artículo, alcanzará un máximo y la utilidad marginal será cero. Este es el punto de saturación. Las unidades adicionales del artículo hacen que disminuya la utilidad total y la utilidad marginal llega a ser negativa, debido a problemas de almacenamiento o ventas . </li></ul>
  13. 13. <ul><li>EQUILIBRIO DEL CONSUMIDOR - CARDINAL : </li></ul><ul><li>* Proceso de Maximización de la satisfacción o utilidad del consumidor, que se supone, es el objetivo de todo consumidor racional. En este sentido se deben tener en cuenta dos hechos: en primer lugar que el consumidor cuenta con una renta limitada, que debe asignar entre el consumo de muchos bienes, y en segundo lugar que la satisfacción que le reportan al consumidor los distintos bienes es muy diferente, ya que depende de los gastos o preferencias de este. </li></ul>
  14. 14. <ul><li>El consumidor, si pretende maximizar la satisfacción o Utilidad derivada de sus compras, distribuirá su consumo de manera que cada bien le proporcione una utilidad marginal proporcional a su precio. Entonces el consumidor está en Equilibrio cuando gasta su ingreso en tal forma que la utilidad o la satisfacción del último peso gastado en los diferentes artículos es la misma. Se conoce con el nombre de Ley de Igualdad de las Utilidades Marginales por Peso ó Ley de las Utilidades Marginales Ponderadas, ya que los precios son los factores que ponderan las utilidades marginales y permiten que se igualen.- </li></ul>
  15. 15. <ul><li>Esto puede expresarse de la siguiente forma : </li></ul><ul><li>UMx = Umy </li></ul><ul><li>Px Py </li></ul><ul><li>Con la restricción que : </li></ul><ul><li>Px Qx + Py Qy +……= I (el ingreso del individuo). </li></ul><ul><li>Algunas Aplicaciones de la Teoría de la Utilidad </li></ul><ul><li>La primera trata de responder a analizar a la siguiente pregunta ¿Por qué el agua, que es tan útil para la vida humana tiene un precio tan bajo mientras que los diamantes que son muy pocos necesarios, tienen un precio tan alto? </li></ul><ul><li>La segunda cuestión tiene su origen en el decrecimiento de la utilidad marginal y se centra en el análisis del denominado excedente del consumidor. </li></ul>
  16. 16. <ul><li>LA PARADOJA DEL AGUA Y LOS DIAMANTES : </li></ul><ul><li>El concepto de utilidad marginal se puede emplear para aclarar la paradoja del agua y los diamantes: esto es, que el precio de los diamantes sea mucho más elevado que el precio del agua siendo el agua un bien que ofrece una utilidad mayor. </li></ul><ul><li>La resolución de esa paradoja se basa en la distinción entre la utilidad Total y Utilidad Marginal. La utilidad total del agua es en realidad mucho mayor que la de los diamantes. Pero el precio, como se ha reseñado, no será relacionado directamente con la utilidad total, sino con la utilidad marginal. Téngase en cuenta que los consumidores continúan comprando un bien hasta que el cociente entre su utilidad marginal y el precio es igual a la de los otros bienes. En el margen, el último litro de agua que bebemos o utilizamos para lavar el auto, reporta una utilidad muy reducida, sin embargo el último (y quizá único) diamante que compra una persona generalmente le reporta una gran satisfacción. </li></ul>
  17. 17. <ul><li>Por ello no debe extrañarnos que, por lo general, los individuos estén dispuestos pagar unos precios más elevados por los diamantes adicionales que por el agua adicional. </li></ul><ul><li>Lo que debe destacarse es que la utilidad total que reporta a un individuo toda el agua que utiliza con toda seguridad es mayor que la utilidad total que le reportan los diamantes. Pero es la utilidad marginal y no la total la que determina el precio que están dispuesto a pagar los consumidores por los bienes. </li></ul><ul><li>Para confirmar lo señalado piense que un individuo que tiene diamantes se ha perdido en el desierto y se le han terminado sus provisiones de agua. </li></ul><ul><li>Si este individuo que corre peligro de morirse de sed, se le ofreciera la oportunidad de comprar un litro de agua con un diamante, podemos asegurar que haría el intercambio gustosamente, pues en esas condiciones la utilidad marginal del agua será mayor que la de los diamantes. </li></ul>
  18. 18. <ul><li>EL EXCEDENTE DEL CONSUMIDOR </li></ul><ul><li>El hecho de que el precio de mercado venga determinado por la utilidad marginal y no por la utilidad total queda evidenciado por el concepto de excedente del consumidor. El excedente del consumidor de un bien es la diferencia entre la cantidad máxima que éste estaría dispuesto a pagar por el número de unidades del bien que demanda y la cantidad que realmente paga en el mercado. </li></ul><ul><li>Téngase en cuenta que el consumidor paga en el mercado el mismo precio por cada vaso de agua y además el precio que paga se corresponde con lo que vale la última unidad consumida (el último vaso de agua). A partir de este hecho y basándose en el decrecimiento de la utilidad marginal, todas las demás unidades resultan más valiosas para el consumidor que la última y, en consecuencia, cada una de ellas genera un excedente de utilidad. </li></ul>
  19. 19. <ul><li>CURVAS DE INDIFERENCIA </li></ul><ul><li>Un enfoque alternativo sobre la teoría de las decisiones del consumidor, y que no requiere medir cardinalmente la utilidad, ni exige que la utilidad marginal sea decreciente, es el de la utilidad ordinal. Este enfoque puede racionalizar y explicar el comportamiento de los consumidores con supuestos menos rígidos. Sólo se requiere que el consumidor sea capaz de ordenar las combinaciones de bienes de forma consistente, es decir que incluya la posibilidad de declararse indiferente ante varias alternativas. En este enfoque la función de la utilidad se limita a expresar la ordenación de preferencias, no su intensidad. </li></ul><ul><li>Entonces decimos que los gustos del consumidor y el equilibrio pueden demostrarse mediante las curvas de indiferencia. </li></ul><ul><li>Una curva de indiferencia muestra las diferentes combinaciones del artículo X y del artículo Y, que producen igual utilidad o satisfacción al consumidor. </li></ul>
  20. 20. <ul><li>Representa un conjunto de Puntos, tal que cada uno es una combinación distinta de cantidades de los dos bienes ante las que el consumidor no establece relaciones de preferencias; son igualmente aceptables al proporcionarles idénticas satisfacción. La adquisición de una mayor cantidad de un bien se compensa con la renuncia a parte del otro. </li></ul><ul><li>Cuanto más alejada del origen se encuentra una curva de indiferencia, mayor es la preferencia del consumidor por las combinaciones de bienes que la forman. Al conjunto de curvas de indiferencia se lo denomina Mapa de Indiferencia. El consumidor no altera las cantidades consumidas de ambos bienes, pasará de una a otra alcanzando niveles cada vez más elevados de utilidad. De este modo entonces una curva de indiferencia superior muestra un mayor grado de satisfacción y una inferior, menos satisfacción. </li></ul>
  21. 21. <ul><li>LA TASA MARGINAL DE SUSTITUCIÓN: </li></ul><ul><li>La Tasa Marginal de Sustitución Técnica de X por Y (TMSxy) se refiere a la cantidad de Y que un consumidor está dispuesto a renunciar para obtener una unidad adicional de X (y permanecer en la misma curva de indiferencia). A medida que el individuo se mueve abajo en una curva de indiferencia, la TMSTxy disminuye. </li></ul><ul><li>TMSTxy = - (∆Qy/∆Qx) </li></ul><ul><li>Viene representada gráficamente por la pendiente en un punto (en valor absoluto), de la curva de indiferencia. El decrecimiento de esta relación de sustitución equivale a que la curva de indiferencia se va haciendo más plana a medida que nos deslizamos hacia la derecha, adquiriendo la típica forma convexa. </li></ul>
  22. 22. <ul><li>También se conoce con el nombre de “RELACIÓN MARGINAL”, de sustitución entre un bien y otro, digamos entre X e Y, y se define como la cantidad máxima del segundo a que está dispuesto a renunciar un consumidor, sin reducir con ello su utilidad, para aumentar el consumo del primer bien en una unidad. </li></ul><ul><li>(RMS)xy = Disminución (Aumento) de la cantidad de un bien (Y) </li></ul><ul><li>(Aumento) Disminución de la cantidad de otro bien (X) </li></ul><ul><li>La justificación intuitiva sería que a medida que vamos consumiendo más y más de un bien, normalmente estaremos dispuesto a renunciar a menos cantidad de otro bien para seguir acumulando del primero, pues la diversidad en el consumo se considera más razonable que la extrema concentración en uno o pocos artículos. </li></ul>
  23. 23. <ul><li>Características de la Curva de Indiferencia </li></ul><ul><li>Las curvas de indiferencia se integran por puntos que representan combinaciones de los dos bienes con los cuales el consumidor obtiene una satisfacción constante, cualquier combinación dentro de ellas le resulta indiferente. Esta curva debe concebirse como una frontera, como un límite porque sólo señala las combinaciones de igual satisfacción, sin mostrar las de mayor o menor utilidad, y es precisamente el límite entre ellas. </li></ul><ul><li>Las curvas de indiferencia tienen pendiente negativa, son convexas al origen y no pueden intersectarse. </li></ul>
  24. 24. <ul><li>Formas Alternativas de las Curvas de Indiferencia: </li></ul><ul><li>a) El consumidor considera a ambos bienes como sustitutos perfectos, o en otras palabras, como equivalentes. La TMSTxy debe ser constante. Es decir sin importar en que curvas de indiferencia esté uno y dónde se encuentre, se debe renunciar a la misma cantidad de Y para obtener X e Y son dos objetos que sólo se diferencias en el color, éste se considera irrelevante para la necesidad que satisfacen. </li></ul>Qy I II Qx
  25. 25. b) El consumo de bienes que son complementarios perfectos ha de realizarse en proporciones fijas, cuando la cantidad de un bien permanece constante (y=constante) y aumenta la cantidad de otro (x + ∆x), el individuo permanece en la misma curva de indiferencia. La TMSxy y la TMSyx tienen que ser iguales a cero. III Qy II I Qx
  26. 26. c) El consumidor considera Y perjudicial, por ejemplo basura, y sólo se manifestará indiferente cuando con un mayor consumo de este mal se asocie con un mayor consumo del bien X, que puede ser comida. d) El bien “Y” se considera neutral (o totalmente inútil), por un individuo cuando este se muestra indiferente ante cualquier cantidad consumida. e) Las curvas de indiferencia serían horizontales si el bien neutral fuera “X”.-. f) Las curvas de indiferencia son cóncavas respecto del origen cuando la TMSxy aumenta a medida que nos movemos por la curva.-.
  27. 27. <ul><li>LA LÍNEA DE RESTRICCIÓN PRESUPUESTAL </li></ul><ul><li>Las posibilidades de elección del individuo se ven restringidas por diversos factores. Los más destacados son la disponibilidad limitada de recursos para el consumo, determinada en principio por su renta, y la existencia de unos precios que debe pagar para acceder al consumo de los distintos bienes. Si los bienes fuesen gratuitos, el problema del consumo se reduciría al agotamiento de los bienes disponibles. En este sentido, en el análisis del comportamiento del consumidor individual supondremos que éste representa una fracción de la demanda del mercado lo suficientemente pequeña como para no influir sobre los precios, de modo que éstos le vienen impuestos por el mercado. Respecto a la renta supondremos que se gasta en su integridad en bienes y servicios de consumo. Así pues la renta y los precios de los bienes limitan las combinaciones posibles de bienes que puede comprar el individuo.- </li></ul>
  28. 28. <ul><li>La Línea de Restricción Presupuestal, muestra todas las diferentes combinaciones de dos artículos que un consumidor puede comprar dado su ingreso monetario y el precio de dichos artículos. </li></ul><ul><li>La Restricción Presupuestaria establece que la suma de las cantidades gastadas en cada bien (precio x cantidad de cada bien), es igual a la renta. </li></ul><ul><li>La Restricción Presupuestal también se puede analizar mediante la Recta de Balance, que muestra las combinaciones máximas de dos artículos que puede comprar el individuo dada su renta y el precio de los bienes. </li></ul><ul><li>Analíticamente la Recta de Balance se puede escribir como sigue: </li></ul><ul><li>I=Px.Qx+Py.Qy </li></ul><ul><li>Donde: </li></ul><ul><li>I=Ingreso Monetario </li></ul><ul><li>Px y Py = Precio de los Bienes </li></ul><ul><li>Qx y Qy = Cantidades de Bienes </li></ul>
  29. 29. <ul><li>La Recta de balance como una disyuntiva entre las cantidades máximas de las dos mercancías que el consumidor puede comprar, destaca el papel de los precios. De hecho, la pendiente de la recta de balance o restricción presupuestaria es el cociente de precios. </li></ul>a) La Recta de balance muestra el gasto posible del consumidor en función de su renta. Se representa como una recta decreciente con pendiente igual a la razón de precios. En todo punto de la recta la combinación de bienes de posible consumo iguala a la renta del individuo.- Qy Qx Y1 X1 Qy Qy Qx Qx Y1 Y1 Y2 Y2 X1 X1 X2 X2 b) Un aumento o disminución de la renta desplaza paralelamente la recta de balance. El mismo efecto se produce cuando los precios de ambos bienes varían en la misma proporción.- c) La variación del precio de un solo bien hace que la recta de balance gire en torno a su origen en el eje del otro bien. En concreto cuando el precio de X se reduce de X1 a X2, la recta de balance gira sobre las ordenadas en el punto A, hacia la derecha, pasando de X1 a X2.-
  30. 30. <ul><li>EL EQUILIBRIO DEL CONSUMIDOR: El consumidor estará en equilibrio cuando la relación marginal de sustitución entre bienes iguales a la relación precios. Es decir cuando, dada la línea de presupuesto, ésta alcanza la curva de indiferencia más alta. Esta en equilibrio cuando dado su ingreso, y el precio de los bienes, maximiza la utilidad o la satisfacción total que obtiene de sus gastos. </li></ul><ul><li>Dicho de otro modo: el equilibrio se alcanza cuando la relación marginal de sustitución del consumidor (la pendiente en un punto de la curva de indiferencia), es igual a la pendiente de la recta de balance, esto es, a la relación entre el precio de los bienes. </li></ul>
  31. 31. <ul><li>Ejemplo: Si se grafican en un mismo sistema de ejes las curvas de indiferencia del consumidor y la Línea de Restricción Presupuestal, se puede determinar el punto de equilibrio del consumidor. Esto lo da el punto de equilibrio del consumidor. Esto lo da el punto E. El consumidor quiere alcanzar la Curva de indiferencia III, pero no puede debido a su ingreso limitado y restricciones de precios. </li></ul><ul><li>El individuo puede realizar su consumo en el punto N o en el punto R de la curva de indiferencia I, pero al hacerlo asó maximizando la satisfacción de sus gastos. La curva de Indiferencia II es la más alta que este individuo puede alcanzar con la línea de restricción presupuestal. Para alcanzar el equilibrio, este consumidor debe gastar $5 de su ingreso para comprar 5 unidades de “Y”, y los restantes $5 para comprar 5 unidades de X. </li></ul><ul><li>El equilibrio se da donde la línea de presupuesto es tangente a una curva de indiferencia. Así en el punto E, la pendiente de la línea de presupuesto es igual a la pendiente de la curva de indiferencia II. </li></ul>
  32. 32. <ul><li>EQUILIBRIO DEL CONSUMIDOR </li></ul>III II I
  33. 33. <ul><li>INTERCAMBIO </li></ul><ul><li>Si suponemos un mundo de sólo dos individuos A y B, dos bienes X e Y, decimos que hay bases para un Intercambio mutuamente provechoso cuando: la TMSxy para el individuo “A” difiera de la TMSxy para el individuo “B”. A medida que aumenta el intercambio, los valores de la TMSxy para los individuos se aproximan hasta llegar a igualarse. Cuando esto sucede ya no hay base para un intercambio mutuamente provechoso y el comercio terminará. </li></ul><ul><li>Entonces mientras la (TMSxy) A sea distinto de la (TMSxy) B habrá base para un intercambio y hasta el punto en que: la (TMSxy) A sea distinto de la (TMSxy) B . </li></ul>
  34. 34. <ul><li>EJEMPLO: Supóngase que el individuo “A” y el individuo “B” tienen conjuntamente un total de 14 unidades de “Y” y 16 unidades de “X” . Supóngase también que los gustos de A representados por la curva de indiferencia I, II, III, mientras que los gustos de “B” están dados por las curvas I´, II´, III´(con origen en O´). Lo que se ha hecho aquí esencialmente hacer girar 180º el conjunto de curvas de indiferencia de “B” y sobreponerlas en la figura a las curvas de indiferencia de “A”, de tal manera que la caja formada tenga las dimensiones específicas de 14Y y 16X. Esta caja se denomina CAJA DE EDGEWORTH. </li></ul><ul><li>Todo punto dentro (o sobre) la caja representa una distribución particular de 14Y y 16X entre los individuos A y B. Por ejemplo el punto “C” indica que “A” tiene 10Y y 1X, mientras que “B” tiene 4Y y 15 de X.- </li></ul><ul><li>Puesto que en el punto C, la TMSxy del individuo A excede a la TMSxy del individuo B, existe base para un intercambio mutuamente provechoso entre los individuos A y B. partiendo del punto C, el individuo A puede renunciar a 5Y para obtener una unidad adicional de X (y así moverse al punto D en la curva de indiferencia I). El individuo B puede renunciar a una unidad de X a cambio de 0.4 de Y (y así moverse del punto C al H en la curva de indiferencia I´). </li></ul>
  35. 35. <ul><li>Como A está dispuesto a renunciar a más de Y que lo necesario para inducir a B a renunciar a una unidad de X, existe base para un intercambio. En dicho intercambio A renuncia a parte de Y a cambio de X de B . </li></ul><ul><li>Si A renuncia a 3Y a cambio de 6X, se moverá del punto C en la curva de indiferencia I al punto S en la curva de indiferencia III, mientras que B se moverá a lo largo de la curva de indiferencia I´, de C a S. “A” obtendría todo el beneficio del intercambio, mientras que B no ganaría ni perdería nada (puesto que B permanece en la misma curva de indiferencia). En el punto S, las curvas de indiferencia III y I´, son tangentes, por lo tanto sus pendientes son iguales. Esto significa que en ese punto la TMSxy de A es igual a la TMSxy de B por lo que no hay bases para continuar con el intercambio. A partir del punto S, la cantidad de Y a la que A podría renunciar para obtener una unidad de X de B, no es suficiente para inducir a B a desprenderse de una unidad de X. </li></ul><ul><li>Si B renunciara de 2X a cambio de 7Y de A, el individuo B pasaría del punto C en la curva de indiferencia I´, al punto F en la Curva de indiferencia III´. En este caso todas las ganancias del intercambio serán para B. A no ganaría ni perdería nada puesto que permanece en la curva de indiferencia I. </li></ul>
  36. 36. <ul><li>En el punto F, la TMSxy para A es igual a la TMSxy para B y de esta manera no hay base para continuar el intercambio.. </li></ul><ul><li>A partir del punto C en las curvas de indiferencia I e I´, si el individuo A cambia 5Y por 4X con el individuo B (y llega al punto E), tanto A como B se benefician dado que el punto E en las curvas de indiferencia II y II´. </li></ul><ul><li>Al unir los puntos de tangencia para las curvas de indiferencia del individuo A y el individuo B, se obtiene la curva de Contrato FS. Cuando A y B no están sobre la curva de contrato, A ó B ó ambos pueden ganar, con el intercambio. Cuando A y B están sobre la curva de contrato, no es posible obtener más ganancias del intercambio. </li></ul>
  37. 37. II I III A B Qx Qx Qy Qy F E G M D I´ II´ III´ 2 4 6 8 10 12 14 14 12 10 8 6 2
  38. 38. <ul><li>La Curva de Ingreso – Consumo y la Curva de Engel: </li></ul><ul><li>Los cambios en el ingreso, cuando los precios permanecen constantes, usualmente producen cambios correspondientes en las cantidades que se adquieren de los bienes. En particular, para los llamados bienes normales, un aumento en el ingreso produce un aumento en el consumo, y una disminución del ingreso produce el efecto contrario. </li></ul><ul><li>Si varía el ingreso del consumir y permanecen constante sus gastos personales así como los precios de X y de Y, se puede derivar la curva de ingreso consumo del consumidor y la curva de Engel. </li></ul>
  39. 39. <ul><li>La Curva de Ingreso – Consumo </li></ul><ul><li>Es el lugar geométrico de los puntos de equilibrio que se producen cuando varía el nivel del ingreso y los precios permanecen constantes. Esta curva tiene pendiente positiva en toda su extensión cuando ambos bienes son normales. </li></ul>
  40. 40. <ul><li>A partir de las curvas de ingreso consumo podemos derivar la Curva de Engel, la cual es una función que relaciona la cantidad que se compra de un bien con el nivel del ingreso, cuando se logra el equilibrio ó bien indica la cantidad específica que un consumidor compra por unidad de tiempo a diferentes niveles de ingreso total. Las curvas de Engel puede tener pendiente positiva, la ei > 0 y el artículo en cuestión es un bien normal; cuando la curva de Engel tiene pendiente negativa, la ei < 0 y el bien es inferior. Se puede añadir que cuando la tangente a la curva de Engel en un punto determinado tiene pendiente positiva y corta el eje de los ingresos, ei >1 y el artículo es un bien de lujo en ese punto. Si la tangente a la curva de Engel tiene pendiente positiva y corta el eje de la cantidad, 0 < ei < 1 (está entre cero y uno y el artículo es un bien básico.- </li></ul>
  41. 41. S F Qy Qx 14 13 12 11 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0 12 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 Curva de Ingreso - Consumo E 14 13 12 11 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0 12 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 F´ E´ S´ Curva de Engel
  42. 42. <ul><li>LA CURVA PRECIO CONSUMO Y LA CURVA DE LA DEMANDA DEL CONSUMIDOR. </li></ul><ul><li>La reacción de la cantidad comprada a los cambios de precios, es tal vez aún más importante que la reacción a los cambios en el ingreso. Si varía el precio de X y permanece constante el precio de Y así como los gustos y el ingreso monetario del consumidor, se puede derivar la Curva Precio-Consumo del Consumidor y la Curva de la Demanda para el artículo X. </li></ul><ul><li>Definimos a la curva de Precio Consumo como el lugar geométrico de las combinaciones de equilibrio que se producen al variar la relación de precios, cuando el ingreso permanece constante. A priori no podemos afirmar nada acerca de la pendiente de la curva. </li></ul>
  43. 43. <ul><li>La Curva de Demanda del consumidor individual se puede derivar de la curva de precio y consumo, en la misma forma que derivamos la curva de Engel de la curva de ingreso consumo. La Curva de Demanda de un bien cualquiera relaciona las cantidades de equilibrio que se compran con el precio de mercado del bien, cuando el ingreso y los precios de otros bienes permanecen constantes. </li></ul>
  44. 44. <ul><li>Curva de Precio - Consumo </li></ul>II III E T E´ T´ dx Qx Qx Qy Qy
  45. 45. <ul><li>SEPARACIÓN DE LOS EFECTOS SUSTITUCIÓN E INGRESOS </li></ul><ul><li>Para analizar el efecto de una reducción en el precio de un bien sobre la cantidad demandada, vamos a descomponerlo en dos partes. En primer lugar aislaremos el efecto de una alteración los precios relativos, es decir, de la pendiente de la recta de balance, y a éste le llamaremos efecto sustitución. En segundo lugar analizaremos el efecto de una alteración en la renta real, que se concreta en un desplazamiento de la recta de balance y que le llamaremos efecto renta. </li></ul><ul><li>El efecto sustitución es el cambio en la cantidad demandada que resulta de un cambio en el precio relativo una vez que se compensa al consumidor por el cambio de su ingreso real. O sea que el cambio en la cantidad demandada que genera una cambio en el precio, cuando el cambio se limita a un movimiento a lo largo de la curva de indiferencia original, dejando así constante el ingreso real. </li></ul>
  46. 46. <ul><li>El efecto ingreso es el cambio en la cantidad demandada que resulta exclusivamente de un cambio en el ingreso real, cuando todos los precios y el ingreso monetario permanecen constantes.- </li></ul><ul><li>Un bien normal es aquél para el cual el efecto de ingreso es positivo. Un efecto ingreso positivo refuerza el efecto sustitución que en el caso de bienes normales siempre es negativo. Por esta razón en el caso de un bien normal la cantidad demandada siempre varía inversamente con el precio. </li></ul><ul><li>El efecto total es la resultante del efecto sustitución y del efecto ingreso. Si el bien cuyo precio se altera es un bien normal, tanto el efecto renta como el efecto sustitución se moverán en el mismo sentido y se reforzarán mutuamente. </li></ul>
  47. 47. <ul><li>En ciertos casos poco frecuentes el aumento del ingreso real puede generar una disminución en el consumo de ciertos bienes. Sustitución por ejemplo de margarina por manteca. Entonces surgen los bienes inferiores que son aquellos para los cuales el efecto ingreso es negativo. De esta manera en el caso de los bienes inferiores el efecto sustitución y el efecto ingreso no actúan en el mismo sentido, actúan en forma contrapuesta. </li></ul><ul><li>Prácticamente en todos los casos el efecto sustitución superará al efecto renta de manera que el efecto total reflejará el hecho de que al reducirse el precio la cantidad demandada se incrementará, aunque se trate de bienes inferiores.- </li></ul>
  48. 48. <ul><li>Solo aquellos casos rarísimos en los que además de tratarse de un bien inferior, el gasto en el mismo represente un porcentaje muy elevado del total del gasto familiar, de forma que una alteración muy apreciable de la renta real, el efecto renta podría compensar al efecto sustitución y hacer que cuando, por ejemplo se reduce el precio de un bien la cantidad demandada del mismo aumente. Sólo para este tipo de bienes, que se denominan BIENES GIFFEN, es cuando no se cumple la ley de la Demanda. </li></ul><ul><li>Un Bien Giffen es aquel bien inferior para el que se cumple que el valor absoluto del efecto renta supera el valor absoluto del efecto sustitución.- </li></ul>
  49. 49. ¿Existen los Bienes Giffen? <ul><li>La denominación de bienes Giffen les fue otorgada en honor al economista Británico sir Robert Giffen, del cual se dice que en el siglo pasado sugirió la posibilidad de que la curva de la demanda de las patatas en Irlanda tuviera pendiente positiva. Según esta tradición Robert Giffen planteó que en 1846 debido a una mala cosecha, la población pasó mucha hambre, resultando además que las patatas constituían una gran parte de la dieta familiar media irlandesa. </li></ul>
  50. 50. <ul><li>Debido a la escasez, el precio de las patas, que era un bien inferior en Irlanda, experimentó una brusca subida, dado que las patatas constituían una gran parte de la dieta de los Irlandeses, ante una subida del precio, la renta real de éstos experimentó una reducción apreciable y la familia media irlandesa que consumí poco de carne y muchas patatas pudo verse obligada a renunciar a la poca carne que incluía en su dieta y a comprar más patatas aunque el precio de éstas haya aumentado. </li></ul>
  51. 51. <ul><li>E s decir, el aumento del precio de la s patatas hizo a los irlandeses más dependientes de éstas, pues empobrecimiento les forzó a consumir más patatas que antes. En estas circunstancias técnicamente diríamos que el efecto sustitución fue contrarrestado por el efecto renta de la patatas, que era un bien inferior y cuyo consumo tiende a aumentar cuando la renta real se reduce. </li></ul>
  52. 52. <ul><li>Respecto a es ta curiosidad cabe decir que no se ha podido demostrar que Giffen haya hecho realmente esa sugerencia y que en el mundo real no existen bienes giffen, esto es bienes con curvas de demanda con pendiente positiva, pues la mayoría de los bienes representa tan sólo una pequeña parte del presupuesto de gasto de los consumidores, por lo que la incidencia de las variaciones de los precios en las rentas reales de los consumidores no es grande. Además no es probable que existan bienes inferiores cuya cantidad demandada sea muy sensible a las variaciones de la renta. </li></ul>
  53. 53. <ul><li>a) EFECTO SUSTITUCIÓN Y DE INGRESO EN EL CASO DE UN BIEN NORMAL CUANDO SU PRECIO BAJA </li></ul>R P ET II I C M X2 X1 C L M´ X Q EI ES
  54. 54. <ul><li>b) EFECTO SUSTITUCIÓN Y DE INGRESO EN EL CASO DE UN BIEN NORMAL CUANDO SU PRECIO AUMENTA </li></ul>R P ET II I C M X2 X3 C L M´ X Q EI ES R X1
  55. 55. <ul><li>c) BIEN INFERIOR </li></ul>X M´ M I II X1 X2 0 L L´ B P A Q Y
  56. 56. <ul><li>d) PARADOJA DE GIFFEN </li></ul>X M´ M I II X1 X2 0 L L´ B P A Q Y
  57. 57. <ul><li>e) Efecto de Ingreso y Sustitución en Bienes Giffen cuando su Precio Baja </li></ul>I II R p q L c EI ES ET X Y M´ C´ M X3 X1 X2
  58. 58. <ul><li>e) Efecto de Ingreso y Sustitución en el caso de un bien Inferior No Giffen </li></ul>Y X M´ I II C´ X1 X2 X3 p R q c L ET EI ES
  59. 59. <ul><li>REALIZADO POR : </li></ul><ul><li>“ EDUARDO FABIÁN ROBLES ” </li></ul>

×