Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

2012 01-04 misioneroadultos-ea

3,126 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

2012 01-04 misioneroadultos-ea

  1. 1. Las lágrimas de Binderya MONGOLIA | 28 de Enero B in d e r ya gún relato. Su padre aún estaba en la cárcel. ¿Volveré a ver a papá nuevamente?, se preguntaba —¡A mientras se acostaba en su cama dura. Se dio vuelta bran! ¡Es la policía! hacia la pared y parpadeaba mientras le caían las Los allanamientos repentinos asus- lágrimas de sus ojos. Por fin se durmió. taron a Binderya, quien corrió hacia su padre. —¿Qué pasa? —le preguntó. Su padre le tocó la cabeza y le susurró: Dios contesta las oraciones de —Ve con tu madre —y salió rápidamente hacia su padre la puerta. Al día siguiente papá regresó a casa. Binderya se aferró a la falda de su madre —No sabía cuánto tiempo estaría en la cárcel —lePACÍFICO NORTE mientras su padre abría la puerta y hablaba con dijo a su hija— Extrañé poder leer el libro de historias los oficiales de la policía que estaban allí. Uno bíblicas contigo, y recordé que Jesús les enseñó a de los oficiales le tomó el brazo y lo llevó hacia sus amigos a orar. Así que, me arrodillé y oré para afuera. El padre se dio vuelta para mirar a su que la policía supiera la verdad, de manera que DEL esposa y a su hija antes de que los oficiales se lo pudiera regresar a casa. Esta mañana la policía meMISIÓN ADVENTISTA - DIVISIÓN ASIÁTICA llevaran. dejó ir, diciendo que la gente que había reportado —La policía cree que tu papá se robó la vaca el robo de la vaca en realidad la había vendido en que trajo a casa ayer —susurró su madre. el mercado. Sé que Dios contestó mi oración. —Pero papá no robó la vaca —contestó la niña Esa noche Binderya y su padre disfrutaron de con sollozos—. El nunca haría eso. otro relato del libro de la Biblia. La familia no Cuando llegó la hora de ir a la cama, el padre sabía casi nada acerca de Jesús o de Dios hasta que todavía no había llegado a la casa. Binderya miró comenzaron a leer las historias de la Biblia. Ahora el libro de relatos de la Biblia que su amiga le papá estaba convencido de que las historias eran había regalado. Ella y su padre lo habían estado verídicas. Después de todo, ¿no había contestado leyendo juntos. Pero esta noche no habría nin- Dios su oración mientras estaba en la cárcel?10 Material adaptado y facilitado por RECURSOS ESCUELA SABÁTICA ©
  2. 2. Dos invitaciones Algunas personas de la iglesia visitaron a la M O N G O L I A La familia de Binderya se mudó a otra ciudad madre y la invitaron a asistir a los cultos deen Mongolia, y allí la niña conoció a una amiga adoración con la familia. Pero, aún no quería ir.llamada Anojín. Temía que la gente de la iglesia no la aceptara. —¿Te gustaría acompañarme a un programaespecial en mi iglesia? —le preguntó a Binderya—. La enfermedad que salvóHabrá muchos cantos de alabanza. Entonces papá se puso muy enfermo. Los Su madre le permitió ir, y la niña disfrutó del doctores no estaban seguros de que sobreviviría.programa. También comenzó a asistir a la Escuela Binderya oró para que su padre se sanara.Sabática con Anojín. Allí aprendió nuevos cantos —Necesito aprender a orar por papá también —y más historias de la Biblia. Trató de enseñarle a dijo la madre—. ¿Puedo ir a la iglesia contigo parasu madre los cantos y las historias, pero no aprender?siempre recordaba los detalles. Su madre sabía —¡Oh sí! —le contestó mientras abrazaba a suque le gustaba asistir a la Escuela Sabática con su madre fuertemente.amiga. Ese sábado, la niña y su madre asistieron a la Cuando el padre regresó a casa después de iglesia juntas. Los miembros de la iglesia les dierontrabajar en otra ciudad, Binderya le contó acerca la bienvenida y les manifestaron afecto, y oraronde la Escuela Sabática. por ellas. También oraron por el papá durante el —¿Crees que pueda acompañarlas? —le preguntó culto de adoración.con una sonrisa. Con el tiempo, el padre se recuperó y se unió a —¡Oh sí! —le contestó la niña. la familia para adorar a Dios juntos en la iglesia. Desde esa semana en adelante, el padre fue a la Tiempo después, Binderya miraba mientras susiglesia con Binderya. Pero su madre no quería ir. padres eran bautizados juntos.La niña sabía que su madre tenía problemas para Cuando la iglesia comenzó la primera escuelaescuchar, lo cual hacía que fuera tímida entre la adventista en Mongolia en el edificio de la iglesia,gente. Por lo tanto, la niña y su padre la invitaron la madre se ofreció para limpiar la iglesia y de esaa que los acompañara cuando leían las historias, manera pagar los estudios de la niña. Ella a menudoy la madre aceptó. ayuda a su madre a limpiar cuando terminan las clases. Mientras limpia, ella se pone a pensar en cuán agradecida está de que Jesús sea el Rey de la El desafío vida de su familia. —Estoy muy contenta de que mi amiga me  La mayoría de la gente en Mongolia profesa invitó a la iglesia —dice la niña—. Ahora papá y yo la fe budista o no tienen una religión. Los budistas no adoran a dioses, pero a menudo invitamos a muchas personas a la iglesia. Hasta se inclinan y oran ante la imagen en un ahora ningunos de mis amigos han llegado a la templo. Creen que deben vivir una buena iglesia, pero algún día alguien aceptará mi invitación. vida para que cuando mueran puedan Binderya tiene diez años de edad y está volver a nacer en una situación mejor. aprendiendo a ser una líder en su escuela. Algún  La iglesia necesita entrenar a sus jóvenes día ella será una líder en la iglesia también. Parte para que sean líderes. Parte de las ofrendas de las ofrendas para este decimotercer sábado www.AdventistMission.org para este decimotercer sábado ayudará a ayudará a construir un centro de entrenamiento construir un centro de entrenamiento en para jóvenes a fin de que la iglesia en Mongolia el campus que le pertenece a la iglesia en el pueda entrenar a los líderes del mañana. Gracias campo de Mongolia. por ayudar a que la iglesia en Mongolia crezca con sus ofrendas de Escuela Sabática.  Material adaptado y facilitado por RECURSOS ESCUELA SABÁTICA © 11

×