Los retos de la era Post BRICS. Artículo de Alexandre Muns, Profesor de EAE, en Cinco Días

289 views

Published on

www.eae.es

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
289
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los retos de la era Post BRICS. Artículo de Alexandre Muns, Profesor de EAE, en Cinco Días

  1. 1. Martes 6 de mayo de 2014 17Cinco Días Opinión que crearía un mercado común de 800 millones de habitantes y serviría de pa- trón para la regulación de la globaliza- ción. Una gobernanza económica global a través del G20 y el ATCI son objetivos deseables que exigirán años de arduas negociaciones cuyo desenlace es incier- to. Por ello, España debe aspirar a per- tenecer al grupo selecto de potencias económicas mediante la superación de retos energéticos, de envejecimiento, de equidad y de innovación. Nuestra situación ha mejorado nota- blemente desde 2011. Continuamos siendo la decimotercera mayor econo- mía mundial en volumen de PIB. Bos- ton Consulting nos acaba de situar como la segunda economía más com- petitiva en Europa occidental. En 2013 lideramos la UE en incremento de ex- portaciones. Este año registraremos nuevamente un superávit por cuenta corriente. Nuestra prima de riesgo (158 puntos) ha descendido al nivel de 2010 y es inferior a la italiana. Batimos tam- bién récords en incremento de turistas (60 millones en 2013, recuperando la tercera plaza mundial) y atracción de inversión productiva. Podríamos regis- trar en un horizonte cercano superá- vits comerciales si disminuyéramos nuestra dependencia de la energía ex- terior apostando por las centrales nu- cleares, explotando nuestras reservas de gas de esquisto y modernizando una red que nos permita exportar energía. Para frenar el envejecimiento debemos mantener el retraso en la edad de jubilación hasta los 67 años, bonificar fiscalmente la natalidad y atraer a inmigrantes y nacionales con talento. A pesar de la crisis, la desigualdad ha aumentado poco en España. Los re- cortes y aumentos de impuestos han recaído con mayor fuerza sobre las rentas mayores. Necesitamos generar empleo y aumentar la tasa de partici- pación laboral para mantener las pres- taciones sociales. El Gobierno debe combinar reducciones de los tributos que afectan a las clases medias y bajas (IVA, impuestos especiales, IRPF), re- cortes de gasto improductivo e incre- mentos de las rentas y patrimonios más altos. España continúa siendo un produc- tor destacado de bienes de consumo y de equipo tradicionales. Debemos con- solidar nuestro poderío industrial, agrícola y en servicios con el desarrollo de productos con un alto valor tecnoló- gico añadido en ámbitos como la bio- medicina, biotecnología, TIC y nano- tecnología. Asimismo, tenemos que ofrecer servicios avanzados de trans- porte (autopistas y vehículos inteligen- tes), energéticos (tecnologías limpias) y sanitarios (medicamentos para nuevas enfermedades). El próximo ocho de mayo se cumpli- rá el septuagésimo primer aniversario de la victoria de las fuerzas aliadas oc- cidentales y de la URSS sobre el nazis- mo. Se podría haber rendido homenaje a las decenas de millones de militares y civiles que sacrificaron sus vidas en un ambiente de cierto optimismo por la recuperación económica y el progre- so hacia una unión fiscal y bancaria. El aventurismo de Putin está provocando la huida de capital de Rusia. Por mucho material militar que despliegue en la frontera ucraniana, las fronteras económicas y de libertad se desplazan hacia el Este. L os desafíos económicos rela- cionados con la superación de la crisis y los de seguridad de- rivados del desafío de Putin a Occidente en Ucrania y de China a sus vecinos por el control y recursos de los mares de China Oriental y Meridional están alterando el paradigma interna- cional surgido del final de la Guerra Fría. En los últimos 15 años, el modelo de crecimiento de la economía interna- cional se ha caracterizado por la trans- formación de algunas potencias emer- gentes (China, India, en menor medida Brasil, Sudáfrica, Turquía) en grandes fábricas de producción y exportación de bienes a países desarrollados. Pero China, India y Turquía tienen que im- portar volúmenes sustanciales de hi- drocarburos y materias primas de otros países emergentes para propul- sar sus aparatos productivos y satisfa- cer los deseos de sus nuevas clases me- dias. Se ha invertido el modelo que prevaleció desde el inicio de la Revolu- ción Industrial hasta 1945, durante el cual Europa y EE UU exportaban bie- nes industriales y de consumo con ma- terias primas y energía procedentes de países en vías de desarrollo. Pero el modelo de los BRICS y otros emergen- tes convertidos en grandes fábricas se está agotando. A corto plazo, las últimas proyeccio- nes del FMI parecen cuestionar esta afirmación. El crecimiento de la econo- mía internacional se acelerará en 2014 hasta alcanzar el 3,7% (3% en 2013) y el de los países emergentes aumentará un 5,1% (4,7% en 2013). Un análisis más detallado revela que el mayor vigor lo aportarán los países desarro- llados, que registrarán un crecimiento del 2,2% (1,3% en 2013). EE UU, Reino Unido y algunas economías europeas conseguirán tasas superiores. El ritmo de crecimiento de los emergentes, en cambio, se ha ralentizado notablemen- te. Hay que remontarse a 2010 para en- contrar el último ejercicio en el cual el PIB de China creció más del 10%. Para 2014, el FMI pronostica crecimientos del 7,5% para China, del 2,3% para Bra- sil (7,5% en 2010), 2% para Rusia (4,5% en 2010) y 5,4% para India (10,3% en 2010). Factores coyunturales como la recu- peración de los países desarrollados y el flujo de capitales de los emergentes hacia los avanzados debido al previsi- ble aumento de los tipos de interés en EE UU explican parte del cambio de tendencia global. Pero se agota el mo- delo debido a factores estructurales. Los aún endeudados países avanzados no pueden seguir aumentando sus im- portaciones de bienes. Los mercados dónde la mayoría de la población no dispone de vehículo, electrodomésticos Los aún endeudados países avanzados no pueden seguir aumentando sus importaciones de bienes Parafrenarelenvejeci- mientodebemosmantener elretrasoenlaedadde jubilaciónhastalos67años Las clases medias de los países emergen- tes están ya compi- tiendo con las bajas de los avan- zados” ““ Losretosdelaerapost-BRICS Elautoranalizalasconsecuenciasglobales, ymásespecíficamenteespañolas,delapérdida develocidaddealgunaseconomíasemergentes comoladeChina,India,Brasil,SudáfricayTurquía ALEXANDRE MUNS RUBIOL PROFESOR, EAE BUSINESS SCHOOL EL FOCO y móviles disminuyen. Se hallan ya fundamentalmente solo en el África subsahariana y países de Asia meridio- nal. Y las clases medias y bajas de los países emergentes reclaman salarios superiores, una urbanización sosteni- ble, estándares laborales y medioam- bientales más elevados y menos co- rrupción. Hay que actuar para evitar un dum- ping social y medioambiental global. En China se ha acuñado el término diaosi para describir a empleados jóve- nes en sectores como las TIC y el pe- riodismo que se consideran “perdedo- res” a pesar de ingresar entre 330 y 475 euros netos mensuales. Las clases medias de los emergentes están ya compitiendo –vía deslocalización– con las bajas de los países avanzados. La celebración de elecciones legisla- tivas o presidenciales este año en va- rias economías emergentes (India, In- donesia, Sudáfrica, Turquía, Brasil, Egipto) y su ausencia en la mayoría de países desarrollados ofrece una opor- tunidad de oro para promover están- dares laborales, medioambientales, de lucha contra la corrupción y de comer- cio libre y sostenible a nivel global. Dicha armonización debe ser consen- suada con las potencias emergentes en el seno del G20 y de los organismos in- ternacionales, es decir Banco Mundial, OMC y OIT. EE UU y Europa pueden estrechar sus vínculos mediante la conclusión del Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión (ATCI),

×