El consumo de cultura, ocio y espectaculos sigue en caida libre. la verdad de alicante

117 views

Published on

El consumo de cultura, ocio y espectaculos sigue en caida libre según el estudio de EAE en La verdad de alicante

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
117
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El consumo de cultura, ocio y espectaculos sigue en caida libre. la verdad de alicante

  1. 1. 32 CULTURAS Y SOCIEDAD Miércoles 03.09.14 LA VERDAD Hércules Poirot resucita en 50 países MADRID. Como los viejos roque-ros, los grandes detectives de fic-ción nunca mueren. Son eternos y sobreviven a sus autores con cada nuevo lector. Muerto su creador, otro escritor puede además asumir el desafío de revivirlo, como el re-ciente Príncipe de Asturias John Banville hizo con el Marlowe de Chandler. Quien ahora resucita es Hércules Poirot. Lo hace en la plu-ma de Sophie Hannah (Manches-ter, 1971), maga de la intriga con ventas millonarias, que insufla vida por encargo al bigotudo y puntillo-so detective belga creado hace 94 años por Agatha Christie, la gran dama británica del crimen. Sus albaceas dieron el histórico sí hace ahora un año. Los encantados editores hicieron números y los lec-tores reciben con alborozo ‘Los crí-menes del monograma’ (Espasa), trigésima cuarta novela de Poirot que sale a la venta el 9 de septiem-bre de forma simultánea en 50 de países y en 30 idiomas. Poirot había protagonizado an-tes 33 novelas y 54 relatos cortos. La última firmada por Agatha Chris-tie, ‘Telón’, se publicó en 1975 e in-cluía la muerte por infarto del de-tective. Su óbito mereció una es-quela en el diario The New York Ti-mes el 6 de agosto de aquel año. En la secuela autorizada Hannah evi-ta resucitar al detective. Prefiere re-cuperar a un Poirot retirado pero aún en plenas facultades, tan ele-gante, metódico, vanidoso y solem-ne como siempre, con su olfato de sabueso tan intacto como su agu-deza para ver lo que otros no ven. La trama arranca en un restau-rante londinense en el que Poirot disfruta en solitario de una cena truncada por la enloquecida apari-ción de una mujer aterrorizada por-que alguien, dice, está a punto de matarla. En pocas páginas sabremos que Poirot debe esclarecer tres ase-sinatos perpetrados en sendas habi-taciones del elegante hotel Bloxham. En la boca de cada cadáver, un ge-melo de oro con una inicial. Será la pista que dispare el privilegiado ma-gín del detective belga, que armará MIGUEL LORENCI el rompecabezas y dará una inesperada solución al mis-terio. «Es un puzle que con-funde y frustra al incompa-rable Poirot durante un buen número de capítulos, como en las novelas origi-nales » adelantó Hannah, que sitúa a su redivivo Poi-rot en 1929, en su «edad de oro», el periodo entre las dos guerras mundiales. El elegante detective bel-ga que Christie alumbró en 1920 para ‘El misterioso caso Styles’ husmea en solitario. Su secuela prescinde de sus inseparables socios, el capi-tán Hastings y el inspector Japp. Como contrapunto, Hannah recurre a un narra-dor Agatha Christie. inexistente en las histo-rias de Christie, el joven detective de Scotland Yard Edward Cat-chpool, con quien Poirot enta-bla amistad. Los ufanos editores se frotan las manos. Saben que insuflando nue-va vida al impeca-ble detective del sombrero hongo y el bi-gotín engominado y pun-tiagudo abren veta en un ne-gocio que no acabó, ni mucho menos, con la muerte de Agatha Christie en 1976. La indiscutible ‘emperatriz’ del crimen ha vendido más de 1.000 millones de libros en inglés y otros tan-tos en otros idiomas, cifras solo al alcance de la Biblia y Shakespeare. El regreso de un persona-je de éxito en la pluma y el magín distintos a los de su creador no es algo nuevo. Sherlock Holmes ha sido re-escrito y reformulado por infinitud de narradores y ci-neastas. Más cercanos son los precedentes de James Bond y Philip Marlowe. El espía creado por Ian Fleming va por su tercer resucitador, el escritor William Boyd, úl-timo autor ‘invitado’ por los herederos del creador de 007 para mantener vivo al agen-te con licencia para matar. El Laureado narrador irlandés John Banville, que publica bajo el seudó-nimo de Benjamin Black novelas ne-gras ambientadas en el Dublín de los 50, aceptó la invitación de los here-deros de Raymond Chandler para re-sucitar en ‘La rubia de ojos negros’ al duro y enigmático Philip Marlowe. A sus 43 años Hannah es una triun-fadora en el género de la intriga po-licial y psicológica, con exitazos como ‘Matar de amor’, ‘La cuna vacía’ o ‘No es mi hija’ publicados en 25 países. Pero su novela de Poirot será, a buen seguro, el libro más vendido de la ga-nadora en 2013 del británico Natio-nal Book Award en la categoría de cri-men y suspense por ‘The Carrier’. La resurrección de Poirot se ade-lanta al 125 aniversario del na-cimiento de Christie, que se cumple en 2015, y coincide con los 75 años de la publica-ción de ‘Diez negritos’, la nove-la de misterio más vendida de la historia. Fue el agente de Hannah quien sugirió a Harper Collins que le lanzaran el anzuelo con el cebo Poirot-Christie. Picó a la primera. Como si le hubieran leído la mente, confesó llevar años maquinando algo así y que tenía un borrador. No tuvo dudas ni remilgos morales para acep-tar un encargo feliz y nada compro-metido. «Tan pronto como el editor dijo ‘novela de Agatha Christie’ supe que funcionaría a la perfección mi historia situada en los años 20», de-cía hace un año la devota admirado-ra de Agatha Christie y de uno de sus personajes de más éxito. Sophie Hannah firma ‘Los crímenes del monograma’, nueva novela del detective que Agatha Christie creó hace 94 años Sophie Hannah. :: ILUSTRACIÓN MIKEL CASAL :: M. L. MADRID. La crisis sigue haciendo estragos en la industria y el consu-mo cultural. En cinco años el con-sumo de los hogares españoles cayó un 24%, según el estudio ‘El Gasto en Ocio y Cultura en España 2014’ elaborado por EAE Business School. Los españoles gastamos 27.990 mi-llones de euros en ocio, cultura y es-pectáculos en 2013, un 7,38% me-nos que el año anterior. El gasto se retrae un 17% respecto a 2006 y un 24% respecto a 2007, año en el que oficialmente España entró en crisis económica. El gasto medio por ho-gar cae un 8% en 2013 y pasa a ser de 1.537 euros, mientras que el gas-to medio por persona se sitúa en 607 euros anuales, lo que supone una caída del 7% respecto a 2012. Con 755 euros de gasto por habi-tante, los navarros tienen el bolsi-llo más rumboso, seguido de madri-leños (735 euros), vascos (724), ca-talanes (684) y asturianos (672). Los menos gastadores son los residen-tes en Melilla, con 367 euros, por detrás de Ceuta (453), Castilla-La Mancha (461), Galicia (478) y An-dalucía (488). Por comunidades autónomas, son de nuevo las familias de Navarra las que más gastan en ocio y cultura, con 1.896 euros al año. Le siguen Madrid (1.861), País Vasco (1.745), Cataluña (1.711) y Cantabria (1.600). Las que menos gastan son las de Castilla-La Mancha (1.208 euros), Melilla (1.215), Galicia (1.219), Ex-tremadura (1.243) y Andalucía (1.299). Las familias que más recor-taron en este tipo de gasto son las de Ceuta (18%), Galicia (15%) y Ma-drid (13%), Solo las familias de cin-co comunidades gastan algo más en ocio, cultura y espectáculos: Meli-lla (2,08%), La Rioja (1,14%), Balea-res (0,37%), Cantabria (0,24%) y Murcia (0,08%). Si se contempla la evolución en-tre 2006 y 2013, ninguna comuni-dad incrementa el gasto familiar en ocio y cultura. Los descensos más pronunciados se producen en las fa-milias residentes en Canarias (36%), Baleares (35%), Comunidad Valen-ciana (31%) y Navarra (31%). El consumo de cultura, ocio y espectáculos sigue en caída libre El gasto desciende hasta los 27.990 millones de euros, un 24% menos que en 2007, con una media de 1.537 euros por hogar y 607 por persona

×