Alexandre muns rubiol analiza los retos y riesgos de la economia en españa y su posicion entre las diez primeras potencias

185 views

Published on

ALEXANDRE MUNS RUBIOL ES PROFESOR DE LA EAE BUSINESS SCHOOL Y ANALIZA LOS RETOS Y RIESGOS DE LA COYUNTURA ECONÓMICA INTERNACIONAL Y QUÉ MEDIDAS DEBE ACOMETER ESPAÑA PARA RECUPERAR SU POSICIÓN ENTRE LAS PRIMERAS DIEZ POTENCIASMUNDIALES

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
185
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Alexandre muns rubiol analiza los retos y riesgos de la economia en españa y su posicion entre las diez primeras potencias

  1. 1. Sábado 9 de agosto de 2014 7Cinco Días Fin de semana 9 y 10 de agosto de 2014 Opinión China, del 2,3% para Brasil (7,5% en 2010), recesión en Rusia (4,5% en 2010) y 5,4% para India (10,3% en 2010). Factores coyunturales como la re- cuperación de los países desarrolla- dos y el flujo de capitales de los emergentes hacia los avanzados de- bido al previsible aumento de los tipos de interés en EE UU explican parte del cambio de tendencia glo- bal. Pero el modelo se agota debido a factores estructurales. Los aún en- deudados países avanzados no pue- den seguir aumentando sus importa- ciones de bienes. Los mercados dónde la mayoría de la población no dispone de vehículo, electrodomésti- cos y móviles disminuyen. Se hallan ya fundamentalmente solo en el Áfri- ca subsahariana y países de Asia me- ridional. Y las clases medias y bajas de los países emergentes reclaman salarios superiores, una urbaniza- ción sostenible, estándares laborales y medioambientales más elevados y menos corrupción. Debemos promover estándares la- borales, medioambientales, de lucha contra la corrupción y de comercio libre y sostenible a nivel global. Dicha armonización debe ser con- sensuada con las potencias emergen- tes en el seno del G20 y de los orga- nismos internacionales. EE UU y Eu- ropa pueden estrechar sus vínculos mediante la conclusión del Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e In- versión (ATCI), que crearía un mer- cado común de 800 millones de ha- bitantes y serviría de patrón para la regulación de la globalización. Una gobernanza económica global a través del G20 y el ATCI son objeti- vos deseables que exigirán años de arduas negociaciones cuyo desenlace es incierto. Por ello, España debe as- pirar a pertenecer al grupo selecto de potencias económicas mediante la superación de retos energéticos, de envejecimiento, de equidad y de in- novación. Nuestra situación ha mejorado no- tablemente desde 2011. Continuamos siendo la decimotercera mayor eco- nomía mundial en volumen de PIB. Boston Consulting nos acaba de si- tuar como la segunda economía más competitiva en Europa occidental. En 2013 lideramos la UE en incre- mento de exportaciones. Este año re- gistraremos nuevamente un superá- vit por cuenta corriente. Nuestra prima de riesgo (158 puntos) ha des- cendido al nivel de 2010 y es inferior a la italiana. Batimos también ré- cords en incremento de turistas (60 millones en 2013, recuperando la ter- cera plaza mundial) y atracción de inversión productiva. Podríamos re- gistrar en un horizonte cercano su- perávits comerciales si disminuyéra- mos nuestra dependencia de la ener- gía exterior apostando por las cen- trales nucleares, explotando nuestras reservas de gas de esquisto y moder- nizando una red que nos permita ex- portar energía. Para frenar el enveje- cimiento debemos mantener el retra- so en la edad de jubilación hasta los 67, bonificar fiscalmente la natalidad y atraer a inmigrantes y nacionales con talento. La desigualdad ha aumentado poco en España porque los recortes y aumentos de impuestos han recaído con mayor fuerza sobre las rentas mayores. Necesitamos generar más empleo y aumentar la tasa de partici- pación laboral para mantener las prestaciones sociales. El gobierno debe combinar reducciones de los tributos que afectan a las clases me- dias y bajas (IVA, impuestos especia- les, IRPF) con más recortes de gasto improductivo. España continúa siendo un pro- ductor destacado de bienes de consu- mo y de equipo tradicionales. Debe- mos consolidar nuestro poderío in- dustrial, agrícola y en servicios con el desarrollo de productos con un alto valor tecnológico añadido en ámbitos como la biomedicina, biotec- nología, TIC y nanotecnología. Asi- mismo, tenemos que ofrecer servi- cios avanzados de transporte (auto- pistas y vehículos inteligentes), ener- géticos (tecnologías limpias) y sani- tarios (medicamentos para nuevas enfermedades). Las reformas consiguieron primero una mejora en los indicadores ma- croeconómicos en España. Ahora están logrando una reducción indis- cutible en la cifra de desempleados. Con paciencia, perseverancia y más reformas recuperaremos nuestro lugar entre las primeras diez poten- cias económicas mundiales. L os desafíos económicos rela- cionados con la superación de la crisis y los de seguridad derivados del desafío de Putin a Occidente en Ucrania y de China a sus vecinos por el control y recursos de los mares de China oriental y meridional están alterando el paradigma internacional surgido del final de la Guerra Fría. En los úl- timos quince años, el modelo de cre- cimiento de la economía internacio- nal se ha caracterizado por la trans- formación de algunas potencias emergentes (China, India, en menor medida Brasil, Sudáfrica, Turquía) en grandes fábricas de producción y ex- portación de bienes a países desarro- llados. Pero China, India y Turquía tienen que importar volúmenes sus- tanciales de hidrocarburos y mate- rias primas de otros países emergen- tes para propulsar sus aparatos pro- ductivos y satisfacer los deseos de sus nuevas clases medias. Se ha in- vertido el modelo que prevaleció desde el inicio de la revolución in- dustrial hasta 1945, durante el cual Europa y EE UU exportaban bienes industriales y de consumo con mate- rias primas y energía procedentes de países en vías de desarrollo. Pero el modelo de los BRICS y otros emer- gentes convertidos en grandes fábri- cas se está agotando. El ritmo de crecimiento de los emergentes se ha ralentizado nota- blemente. Hay que remontarse a 2010 para encontrar el último ejerci- cio en el cual el PIB de China creció más del 10%. Para 2014, el FMI pro- nostica crecimientos del 7,5% para Elritmodecrecimiento delospaísesemergentesse haralentizadonotablemente enlosúltimosaños Españacontinúasiendo unproductordestacado debienesdeconsumo ydeequipotradicionalesEl tratado de libre comercio entre Europa y EE UU crearía un mercado común de 800 millo- nes de ha- bitantes” ““ Losretosdela erapost-BRICS El autor analiza los retos y riesgos de la coyuntura económica internacional y qué medidas debe acometer España para recuperar su posición entre las primeras diez potencias mundiales ALEXANDRE MUNS RUBIOL PROFESOR. EAE BUSINESS SCHOOL EL FOCO THINKSTOCK

×