Dr. pedro garcía avendaño

842 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
842
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
136
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Dr. pedro garcía avendaño

  1. 1. FACTORES MORFOLÓGICOS LIMITANTES DEL RENDIMIENTO DEPORTIVO Pedro García Avendaño y Armado Rodríguez. Universidad Central de Venezuela, Escuela de Antropología-IIES INTRODUCCIÓN El interés del hombre por conocer y desarrollar las potencialidades de su cuerpo data de tiempos muy antiguos, como reflejo de ello, baste con mencionar los aportes bien conocidos de Hipócrates, Galeno, Leonardo Da Vinci, Galileo, Borelli, Linneo, Blumenbach, Cuvier, Bufón, Virchow, entre muchos otros quienes se ocuparon de diversos aspectos morfo-funcionales del organismo humano desde diversas disciplinas científicas. Durante el siglo pasado, las investigaciones en el área de la fisiología del esfuerzo han basado sus estudios en las respuestas físicas del hombre producto de las condiciones medioambientales extremas. Con la llegada de la Revolución Industrial, los estudios sobre la fisiología del hombre respondieron a los avances tecnológicos de la época; es decir se adoptó un nuevo perfil de estudio: las manifestaciones funcionales del hombre ante el estrés de las distintas practicas laborales. Posteriormente, el avance del fenómeno deportivo impulsó las investigaciones hacia nuevos y valiosos estudios sobre entrenamiento, rendimiento y competencia. Se consolida de esta forma hacia 1978 una nueva disciplina científica, la Kinantropometría, la cual se encargaría de agrupar, fundamentalmente, los estudios del hombre en movimiento. Se convierte en una disciplina aliada a la educación física, la antropología física, medicina, ergonomía, fisiología, nutrición y gerontología, estableciendo una interfase cuantitativa entre morfología y fisiología, o estructura y función con el firme propósito de ayudar a comprender el crecimiento, los ejercicios, la nutrición y la influencia del movimiento en el físico humano(García Avendaño y Pérez M., 2002). En este sentido, García (1990), la define como el estudio interdisciplinario de las mediciones del cuerpo humano, su movimiento y las derivaciones del mismo: forma, tamaño, composición corporal, proporción, maduración y funciones generales.
  2. 2. 2 En su sentido más amplio, la Kinantropometría trata de entender tanto la variabilidad funcional como la variabilidad morfológica del ser humano y comprender la interrelación que existe entre sus componentes corporales (Fig. 1.), con la finalidad de mejorar su rendimiento. A finales de la década de los ochenta, se comienza a reconocer con mayor profundidad el valor de la actividad física, se desarrollan múltiples investigaciones y se extienden sus aplicaciones, sugiriendo que existe un gradiente de beneficios en los diversos niveles de actividad y capacidad física. Se señala además, que la calidad y cantidad de ejercicios realizados, requeridos para obtener beneficios de salud, pueden diferir de aquellos dirigidos a mejorar la capacidad física. Por esta razón, los especialistas en ciencias aplicadas al deporte deben familiarizarse con la metamorfosis morfológica y funcional del niño, en su tránsito hacia la vida adulta (Pérez, 1997), de tal forma, que le permita alcanzar niveles óptimos de performance. ESTRUCTURA FISICA Y RENDIMIENTO El estudio antropológico de los atletas parte de la premisa de que la actividad física deportiva es un factor ambiental que modifica las características de la persona que lo practica, como parte de una respuesta adaptativa del organismo al medio en el cual se desarrolla. Ahora bien, no todos los jóvenes que se inician en los deportes llegan a alcanzar altos rendimientos. El atleta de alto nivel competitivo es quien conjuga las mejores condiciones externas con cualidades funcionales y sus características del físico, (tamaño, forma, composición, proporción y función), las cuales establecen límites en la capacidad del logro de los mejores rendimientos. Es decir, que en la medida en que se conozcan las particularidades del desarrollo de cada atleta, se contribuye al conocimiento de sus posibilidades para ejecutar esfuerzos físicos. Sin embargo, la constitución corporal óptima no significa una garantía, sino un punto de partida favorable para alcanzar altos rendimientos deportivos.
  3. 3. 3 En ocasiones se encuentran atletas que no reúnen las características morfológicas adecuadas, pero logran obtener buenos resultados al compensar estas deficiencias con otras cualidades físicas como velocidad, habilidad motriz y psíquica, entre otras. Estas excepciones son escasas, pues considerando al deporte como un trabajo del cuerpo, tienen relevancia las ventajas biomecánicas que implican el tener o adquirir ciertas condiciones del físico. Es obvio que ambas cualidades (las morfológicas y las físicas) son complementarias y cuando se logran reunir en un deportistas, seguramente, éste tendrá altas probabilidades de triunfar en el deporte, sería un potencial talento deportivo. Es por ello que para el deporte de alta competencia, una correcta selección deportiva que considere los principios esenciales de una estructura física adecuada para las exigencias de cada deporte que se practique reviste una gran importancia. En este sentido, se pueden señalar algunos parámetros que se deben considerar para la selección deportiva: - Las particularidades del físico que son selectivas y determinantes para el deporte específico. - Las particularidades que son perfectibles o no perfectibles con el entrenamiento. - Conocimiento del nivel de maduración de los niños y jóvenes deportistas. - Consideración de los estudios sobre la estructura física de los atletas de alta competencia. Es necesario señalar, además, que el proceso selectivo se lleva a cabo a lo largo de la performance del atleta; es decir, consta de varias etapas en las cuales se pueden considerar en forma separada o conjunta cada uno de los puntos señalados anteriormente. En todo caso, una acertada selección es aquélla que se realiza con el concurso de especialistas en la materia, en el ámbito de la atención integral al atleta, ya que se trata de la combinación de dos factores que resultarían indivisibles: selección y preparación para la competencia (García, 1990).
  4. 4. 4 Cualidades Perfectibles y no Perfectibles Se entiende como cualidades perfectibles aquéllas que podrían ser modificadas por el entrenamiento físico. Entre las no perfectibles o estables se ubican las características que obedecen a la influencia genética o hereditaria (Cuadro 1). En ese sentido Malina (1983) señala que las medidas lineales como estatura y longitud de miembros, parecen tener mayor influencia genética y están aparentemente fuera de la acción de los ejercicios; en cambio con las anchuras y perímetros sucede lo inverso; es decir, son modificados por circunstancias externas como la actividad física. En lo referente a la distribución de grasa, la menarquia, la edad esquelética y las características secundarias del sexo, parecen obedecer a patrones hereditarios, mientras que los panículos adiposos y la masa corporal se relacionan a condiciones de ambiente y nutrición. CUADRO 1. CARACTERÍSTICAS ESTABLES Y MODIFICABLES EN LA ESTRUCTURA FÍSICA ESTABLES MODIFICABLES Estatura Longitudes de los miembros Distribución de la adiposidad Menarquia Edad esquelética Características sexuales secundarias Coordinación Motora Velocidad Peso corporal Perímetros corporales Anchuras de húmero, fémur, muñeca y tobillo Panículos adiposos Desarrollo muscular Cualidades de Fuerza y Resistencia Fuente: Adaptado de García, 1990.
  5. 5. 5 La experiencia adquirida a través de los estudios del deporte de alta competencia ha permitido identificar, según la especialidad deportiva, aquellos rasgos físicos que podrían considerarse dentro de las siguientes categorías: a) Selectivas y determinantes: características que son imprescindibles para la práctica de un deporte específico. b) Selectivas pero no determinantes: características que ofrecen ventajas aún cuando no son imprescindibles. c) Poco selectivas: tienen una relativa significación para la ejecución física. d) No selectivas ni determinantes: aparentemente no influyen en el rendimiento. El conocimiento de estas características permitirá un diagnóstico de la aptitud del joven deportista y la adecuada orientación hacia la especialidad donde mejor sean aprovechadas sus potencialidades. Además, ayudará a individualizar el entrenamiento con un mayor control de las alteraciones que se puedan producir. Los resultados de las investigaciones realizadas con atletas de alta competencia representan un valioso aporte en el conocimiento de las características físicas que pudieran ser favorables para el desenvolvimiento deportivo. Ejemplo de ello, son los atletas olímpicos, quienes han alcanzado en sus especialidades los niveles máximos de competencia y son el resultado de los procesos más avanzados de selección y preparación, constituyendo un buen modelo comparativo. Muchos son los métodos que se han utilizado para estos trabajos, valiéndose, en su mayoría, de las técnicas antropométricas. Revisten especial importancia los estudios sobre el somatotipo y la composición corporal, por constituir éstos una evaluación integral de la forma y los componentes corporales del atleta. Actualmente se encuentran parámetros más o menos estandarizados que permiten comparar la estructura morfológica en diversos deportes, por sexo y especialidad, así como obtener apreciaciones de las características corporales a distintos niveles de competencia y según la edad.
  6. 6. 6 Hoy en día, el deporte de alta competencia ha adquirido una característica particular, la cual se expresa por una disminución en la edad en que los deportistas se incorporan a la práctica deportiva y al aumento en la intensidad del proceso de entrenamiento. En ese sentido, es importante el desarrollo de nuevas investigaciones que permitan obtener una visión más amplia de este fenómeno, así como de sus efectos y consecuencias para los niños y jóvenes que se inician en el deporte. Peña (1991), sostiene que se deben tomar el cuenta aspectos fundamentales como son: la edad biológica, los estadios de maduración, el dimorfismo sexual, la individualización del entrenamiento y la adaptación del organismo a las nuevas exigencias, pues, de lo contrario el rendimiento y la salud de estos niños y jóvenes pueden verse comprometidos. Por otra parte, cuando la planificación y dosificación de las cargas de entrenamiento se adaptan a las posibilidades de los deportistas en proceso de crecimiento, esta actividad producirá en el organismo estímulos para su desarrollo, así como respuestas morfo- funcionales positivas. Pero para ello, es necesario considerar los diversos factores que intervienen en este complejo proceso y cómo se relaciona con la actuación física (Fig. 2). La estatura, forma, composición, proporción y performance tienen una gran influencia genética que produce variaciones considerables durante todo el proceso de la ontogenia y en mayor grado durante la pubertad, donde se manifiesta uno de los periodos críticos o sensitivos más importantes del desarrollo individual. Sin embargo, Malina y Bouchard (en Docherty, 1996), señalan que estos procesos son un poco "plásticos" es decir amoldables, ya que pueden ser influenciados por una variedad de factores medioambientales, en particular la nutrición, enfermedades, lesiones, actividad física, entre otras. Por su parte, Ramírez (1998) señala que debido a la alta sensibilidad de estos períodos, si se brindan las condiciones más óptimas para la enseñanza de algunos conocimientos y sus aplicaciones, existe una alta posibilidad de desarrollar determinadas funciones y capacidades para la realización y desempeño de una actividad deportiva. El conocimiento de estos períodos y las cargas del medio ambiente que sobre ellos actúan, se podrán regular las exigencias del organismo a de la actividad física, para que de esta
  7. 7. 7 manera, se pueda optimizar el desarrollo del joven atleta ante una actividad deportiva determinada. Conociendo la relación que existe entre los factores externos (medio ambiente) e internos (genéticos), así como los efectos combinados de los mismos, se pueden potenciar las habilidades del niño y por lo tanto, éste desarrollará actividades más complejas y exigentes en el ámbito deportivo. Los estudios que se han realizado en poblaciones de atletas han demostrado que éstos poseen características físicas particulares y distintivas del resto de la población. Como lo son el bajo porcentaje de grasa corporal y el aumento en la masa muscular en deportes específicos como el boxeo, la gimnasia y atletismo entre otros; o un aumento en la capacidad vital en los sujetos que practican natación. Es por eso, que los deportes requieren de determinadas características morfológicas que le puedan brindar al individuo ventajas en su actuación. Como ha sido establecido por los investigadores de fisiología y biomecánica, la función y forma del cuerpo están íntimamente relacionadas y la misma juega un papel importante en la ejecución deportiva. Esto quiere decir que la capacidad para realizar un trabajo o ejercicio físico va a estar íntimamente relacionado con la cantidad y proporción de los diferentes tejidos y segmentos corporales que componen el cuerpo humano y con la economía al realizar los movimientos. La actividad física en toda su gamma es tan variada como la especie humana, las actividades que se realizan a diario son particulares para cada individuo. Por esta razón, la energía que consumida por el hombre, conocida como el gasto energético habitual varía para todos los individuos y está sometida constantemente a cambios que ocurren a diario por actividades inesperadas (López, 1991). De esta manera lo que resulta un día de poca actividad física para unos, puede resultar para otros, días dedicados a un alto gasto energético por actividades físicas rigurosas, como el deporte. En estudios recientes, se ha observado que la actividad física que se desarrolla en edades tempranas (niñez) está estrechamente relacionada con la práctica y participación en
  8. 8. 8 actividades físicas en la edad adulta. Los niños son generalmente más activos que los adultos y su actividad motora está compuesta por intervalos de pausa y recuperación. Es por ello, que pueden responden a las necesidades de movimiento y destreza que les exige su cuerpo, realizando el trabajo físico con mayor economía del movimiento. Mirwald y Baily (1986, en Doherty, 1996), señalan que en general los niños más activos poseen niveles más altos de aptitud física cardiovascular, mayor masa libre de grasa y niveles inferiores de grasa corporal en comparación con niños menos activos. De igual manera, Malina (1995) sostiene que la actividad física regular es importante para la regulación del peso corporal, y ha estado asociada con la disminución de la masa grasa y en algunos casos el incremento de la masa libre de grasa. A modo de conclusión, se debe resaltar que cada unos de los factores morfológicos antes expuestos son elementos limitantes del rendimiento físico deportivo, pero que pueden traducirse en transformaciones orgánicas funcionalmente positivas, tales como: el aumento del volumen cardíaco y pulmonar, el desarrollo de la forma y composición corporal adecuada, las cuales pueden permanecer en la vida adulta, aumentar la capacidad de rendimiento y performance ante una actividad deportiva determinada y reducir además, factores de riesgo en diversas enfermedades, siempre y cuando se planifique una dosificación adecuada de las cargas de entrenamiento, según las capacidades del joven atleta.
  9. 9. 9 Referencias: DOCHERTY, D. (1996). Measurement in Pediatric Exercise Science. Human Kinetics. Camping, Illinois. GARCIA, P. (1990). Nociones de Antropología Aplicadas al Deporte. Ediciones LAGOVEN. Caracas. GARCIA AVENDAÑO, P y PEREZ M., B. (2002). Perfil Antropométrico y Control de Calidad en Biología, Actividad Física y Salud. Ediciones FACE-UCV. Caracas. LOPEZ, R. (1991). Clases Prácticas, Trabajos, Extraclases, y Seminarios de Higiene de la Cultura Física y el Deporte. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. MALINA, R. (1983). “Human growth, maturation and regular physical activity”. Acta Med. Aux. 15: 15-27. MALINA, R. (1995). “Fat distribution during childhood and adolescence”. American Journal of Human Biology. Wiley-Liss. Vol. 3 (4). PEREZ M., B. (1997). “Efectos del entrenamiento sobre el crecimiento y desarrollo en niños y adolescentes”. Tribuna del Investigador. Vol. 4.(2): 102-111. PEÑA, M. E. (1991). Crecimiento y Respuestas Morfofuncionales al Ejercicio. Seri Antropología Física. Instituto Nacional de Antropología e Historia. México. RAMÍREZ, J. (1998). Lo Pedagógico del Deporte Menor. Editoral Episteme, C.A. Caracas.
  10. 10. FIGURA 1 KINANTROPOMETRIA DEFINICION Y ALCANCE SOCIAL Estudia el cuerpo humano con relación a su movimiento, las derivaciones del mismo; forma, composición cor- poral, tamaño, propor- ción, maduración, funciones generales. Para ello utiliza diversos métodos y técnicas. La Kinantropometría está vinculada a la vida misma del hombre. Su aplicación y desarrollo va en beneficio del hombre, no sólo como individuo sino como parte de la sociedad humana. FUENTE: Adaptado de García P. (1990) FORMA Es la conformación y composi- ción del cuerpo expresado en números que se identifican como: Endomorfia, Mesomor- fia y Ectomorfia (Somatotipo). CAMPOS DE TRABAJO •Educación a todos los niveles. • Salud pública y nutrición. • Deportes y Educación Física. • Industria. • Sector militar. • Otros proyectos para mejorar la calidad de vida de la población FUNCIONES GENERALES Se refiere a las respuestas y adaptaciones del cuerpo para realizar ciertas actividades especiales. K I N A N T R O P O M E T R I A DEFINICION IMPORTANCIA TRABAJO INTERDISCIPLINARIO •Profesores de Educación Física. •Antropólogos físicos. • Médicos. • Kinesiólogos. • Biomecánicos. • Fisiólogos. • Nutricionistas. •Psicólogos. • Entrenadores. • Maestros y Profesores. • Otros. COMPOSICION CORPORAL Fraccionamiento de la masa corporal total del individuo en 2, 3, 4 ó 5 componentes, siendo los pesos básicos: graso, óseo, muscular y residual. TAMAÑO Evaluación de las dimensio- nes y magnitudes antropomé- tricas. Examen de las variables de longitud y áreas. PROPORCION Relaciones existentes entre la estatura del sujeto y otras variables corporales, comparadas con modelos. MADURACION Cambios parciales o totales en la estructura del cuerpo y su relación con las transforma- ciones físicas. Especialmente en la adolescencia y la pubertad.
  11. 11. FIGURA 2 FACTORES QUE INCIDEN EN LA ACTUACIÓN FÍSICA Y FISIOLÓGICA DE LOS NIÑOS Factor de Estado Actuación Físico / Fisiológica Poder Aeróbico Capacidad Aeróbica Capacidad Anaeróbica Fuerza Muscular Resistencia Muscular Termorregulación Valoración Morfológica Altura Masa del Cuerpo Proporción Corporal Nivel de Maduración (estado puberal) Composición Corporal Densidad del Cuerpo Factor de Estado Demandas Fisiológicas Aeróbica Anaeróbica Fuerza / Poder Resistencia (local) Termorregulación Demandas Cognitivas Compresión Nivel de Habilidad Neuromuscular Coordinación Sincronía de las Unidades motoras Factor de Cambio Tensión Física y Fisiológica Respuestas / Adaptación al Entrenamiento Lesiones / Efectos de Fatiga Efectos del aprendizaje Efectos Motivacionales (impactos sobre el estilo de vida) El Niño Actividad Física Interacción del Niño ante la actividad Física Incremento en el estímulo del Entrenamiento Efectos del Entrenamiento (Adaptación) Efectos Positivos / Negativos Desarrollo Crecimiento y Desarrollo Factor de Cambio Herencia Medio ambiente Crecimiento (tamaño eventual) Nutrición Maduración (taza de crecimiento) Malestar / Enfermedades Fuente: Docherty, D. (1996)
  12. 12. 12

×