Investigación Micropymes Vol. No. 1

6,814 views

Published on

Published in: Education, Technology
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,814
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
131
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Investigación Micropymes Vol. No. 1

  1. 1. Universidad de Carabobo Investigaciones de la MicroPyME Facultad de Ciencias Económicas y Sociales No. 1 Cámara de Pequeños y Medianos Industriales y Artesanos del Estado Carabobo Valencia-Venezuela ADMINISTRACIÓN DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA: Coordinador de la Investigación y la Compilación: Miguel Mujica Una revisión documental Autores: Capítulo I : Econ. Maritza Hernández, Lic. Rosana Pazcáis , Capítulo II: Lic. Francisco Dopazo, Ing. Marcos Sierra; Ing. Ana Isabel Vera, Capítulo III: Lic. Natividad Colmenares, Capítulo IV: Lic. Cristóbal González, Ing. Jennifer González, Capítulo V: Ing. Nauris Esteves, Lic. Luisa Maza, Lic. Ludmila Rubio, Capítulo VI: Econ. Leda Barrios, Lic. Aideé González, Capítulo VII: Ing. Heddy Ríos, Ing. Zuriñe Sorazu, Valencia, Octubre de 1.998 Capítulo VIII, Lic. Elizabeth Colina,I ng. Vincenzo Siracusa
  2. 2. U I VER D D D C R B B N SI A E A A O O Á EA D ESTU I O D PO R D R E D S E STG A O FA U D D C EN I A EC N M C S Y SO I A C LTA E I C S O Ó I A C LES PR G A A D M ESTR A EN A M N STR C Ó D EM ESA ORM E A Í DI I A I N E PR S ADMINISTRACIÓN DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA: Una revisión documental
  3. 3. Val enci a, O ubr e de 1. 998 ct
  4. 4. La presente investigación documental fue realizada por el siguiente equipo transdisciplinario: Capítulo I: Econ. Maritza Hernández Lic. Rosana Pascazi Capítulo II: Lic. Francisco Dopazo Ing. Marcos Sierra Ing. Ana Isabel Vera Capítulo III: Lic. Natividad Colmenares Capítulo IV: Lic. Cristóbal González Ing. Jennifer González Capítulo V: Ing. Nauris Esteves Lic. Luisa Maza Lic. Ludmila Rubio Capítulo VI: Econ. Leda Barrios Lic. Aideé González Capítulo VII: Ing. Heddy Ríos Ing. Zuriñe Sorazu Capítulo VIII: Lic. Elizabeth Colina Ing. Vincenzo Siracusa Coordinación: Prof. Miguel Mujica
  5. 5. ÍNIC D E Pág. Introducción ………………………………………………………………… iii Capítulo I: Las Empresas Venezolanas ………………………………. 5 Capítulo II: Estrategias para Mejorar la Competitividad en la Pequeña y Mediana Empresa …………………………..… 41 Capítulo III: Políticas Nacionales y Regionales de la Pequeña y Mediana Empresa ………………………………………….. 52 Capítulo IV: Organismos Promotores y Financistas de la Pequeña y Mediana Empresa ………………………………………….. 70 Capítulo V: Estudio comparativo de la Pequeña y Mediana Empresa a nivel Internacional. Usa, Latinoamérica, Asia y Europa 88 Capítulo VI: La Pequeña y Mediana Empresa como Mercado de Trabajo emergente. Recursos Humanos ……………….. 118 Capítulo VII: La Microempresa. ¿Fenómeno Socioeconómico? …….. 168 Capítulo VIII: La Pequeña y Mediana Empresa en el umbral de la Tecnología ………………………………………………….. 199
  6. 6. IN OUCÓ TR D C I N La dinámica en el mundo empresarial obliga a conocer los diversos elementos que de manera directa o indirecta conforman una cadena de producción. Esto es precisamente lo que se ha intentado hacer en la unidad curricular denominada Administración de la Empresa Pequeña y Mediana del Programa de Maestría en Administración de Empresas de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Carabobo. Se ha buscado pasar de la estrategia tradicional en aula, hacia la conformación de un equipo investigativo en el cual cada grupo de participantes organizados transdisciplinariamente se han dado a la tarea de recopilar y compilar información referente a la Pequeña y Mediana Empresa (PyME) que de cierta forma está dispersa. De esta manera, este equipo investigador se ha propuesto entregar una producción pertinente, útil y relevante a modo de contribución a los diferentes interesados en información sobre la PyME. Igualmente se busca añadir insumos al marco referencial de lo que se piensa que se convertirá en línea de investigación en el Área de Estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo en lo que concierne a este importante sector empresarial. Haciendo una breve reseña del contenido se tiene: en el Capítulo I se presenta una revisión histórica de las Empresas Venezolanas, hasta ubicarse en el contexto de la PyME venezolanas. En el Capítulo II, se hace una generalización de las Estrategias Gerenciales que pudieran servir de base para la gestión de la Pequeña y Mediana Empresa. Seguidamente en el Capítulo III se esbozan las Políticas Nacionales y Regionales con respecto a la PyME en Venezuela, para que a continuación, en el Capítulo IV, se visualicen los diferentes organismos que promocionan y financian a este sector empresarial, dando paso al Capítulo V con un análisis comparativo a nivel internacional de la PyME. En el Capítulo VI, trata de una exposición del Recurso Humano requerido en el sector, para el logro de sus objetivos, así como su iii
  7. 7. actual situación, continuando en el Capítulo VII con el estudio de la Microempresa como solución a un problema social. Finalmente en el Capítulo VIII se describe como se tratan los problemas tecnológicos a este nivel de organización. En todos los capítulos enumerados, se elaboran sus consideraciones y conclusiones por separado, reflejando la opinión de cada uno de los equipos que participaron en la actividad, previa discusión y confrontación de criterios. No se pretende en ningún momento afirmar ser el único o primer trabajo en este tópico en Venezuela, más bien en las referencias bibliográficas se resaltan cantidad de estudios anteriores al presente, respetando el derecho de los autores correspondientes, haciéndose cada autor responsable de las ideas expresadas en los capítulos que cada quien desarrolló, al igual que del respeto a los derechos de autor de las referencias consultadas. Para concluir ante todo se enfatiza en el deseo de satisfacer una necesidad de información a los que de una u otra forma andan en búsqueda del conocimiento. Miguel Mujica Coordinador de la Investigación iv
  8. 8. CAPÍTULO I: LAS EMPRESAS VENEZOLANAS Econ. M i t za H nández ar er Li c. Rosana Pascazi
  9. 9. Las Empresas Venezolanas 6 Este capítulo pretende que el lector obtenga de él una visión general de la empresa venezolana, en su conjunto, para luego introducirse en el estudio de la pequeña y mediana empresa, que es el objetivo central de este estudio. El inicio del desarrollo permite conocer cómo ha sido la evolución de la empresa venezolana, y cuales son las características que la describen en su primera fase, durante la ejecución del modelo económico de sustitución de importaciones, hasta el actual, identificado por la globalización y la consecuente apertura de los mercados. La información documental que sustenta este capítulo, proviene de las investigaciones realizadas, del tema por los investigadores Moisés Naím, Elena Granell, Manuel Eiros, entre otros estudiosos que han dedicada buena parte de su carrera a la investigación del comportamiento y características de las empresas venezolanas y de su gerencia, y en las estadísticas emanadas de la Oficina de Estadística e Informática (OCEI). Por otra parte se tratará de relacionar cómo ha influido la política fiscal de los distintos gobiernos, en la reestructuración organizativa de las empresas, en su planificación y en la escogencia de nuevas estrategias, para luego concluir con el estudio de la pequeña y mediana empresa en Venezuela: • Sus características. • De qué manera las califican como tales, los distintos organismos. • Sus oportunidades y amenazas en el entorno nacional e internacional. • Cuál es su problemática. • Su participación en el conjunto de empresas. • Cuáles son las expectativas que el país tiene de ellas. Como culminación del capítulo se ofrecen conclusiones y recomendaciones,
  10. 10. Las Empresas Venezolanas 7 extraídas de lo investigado así como de la propia experiencia de las autoras, las que pretenden ser el reflejo de lo captado, en nuestros centros de estudio y de trabajo, y de las opiniones de personas conocedoras del tema.
  11. 11. Las Empresas Venezolanas 8 LA EM ESA VEN LA A S PR S EZO N S Evolución Si bien las empresas venezolanas nacen desde el siglo pasado, se considera que no es sino hasta la década de los 60 en que empiezan a florecer la mayor parte de las grandes empresas que hoy se conocen, por ello se tratará de presentar un esbozo de cuáles fueron las características de estas empresas y las dos etapas que las signaron más profundamente: la época del modelo económico de sustitución de importaciones, y el actual de apertura y globalización, sin embargo en los anexos No. 1 y 2, respectivamente, se transcriben un resumen dos artículos de la revista Gerente de Venezuela, con la historia económica y política de Venezuela desde 1945, que permite una ubicación temporal más exacta. El modelo de sustitución de importaciones Se planteó en una Venezuela, considerada para la época, como agrícola y extractora, con una planta industrial atrasada y rezagada con respecto a su entorno más cercano, con tendencias a la importación de la mayor parte de los bienes consumidos por el mercado venezolano. Esta característica de importadores de bienes terminados, hacía al país muy dependiente del exterior y del ingreso proveniente de la exportación de petróleo y sus derivados, que pasó a ser, si no el único, el más importante recurso del país. Características del período del modelo de sustitución de importaciones: • Altos ingresos provenientes del sector petrolero. • Exoneraciones fiscales. • Subsidios.
  12. 12. Las Empresas Venezolanas 9 • Altas barreras arancelarias. • Pocos controles fiscales. • Política económica muy influenciada por los poderes económicos. • Moneda estable y sobrevaluada. Estas características del modelo económico y fiscal implantado, generaron los efectos que de alguna manera se esperaron: el crecimiento del sector industrial fue abrupto, las pocas empresas que existían tuvieron la oportunidad de crecer en sus negocios habituales, como en otros totalmente disímiles, disminuyendo así el riesgo de su cartera de inversiones, y permitiéndoles participar en un mercado, aunque pequeño, totalmente protegido, que le brindaba toda la seguridad de mantener la rentabilidad que ellos consideraran adecuada, sin importar: eficiencia, productividad, creación de tecnología o innovación, mucho menos calidad de los productos o servicios ofrecidos. Este crecimiento, generalmente oligopólico representado en “grupos” pertenecientes al sector con el mayor poder económico arraigado en el país, les permitió mantener su estatus, sin mayores esfuerzos. Contaban con poder y éste a su vez les permitía acceder con facilidad a endeudamientos, y a protecciones gubernamentales, en ambos casos se apelaba a las influencias, al amiguismo o compadrazgo. Este fase de nuestra empresa, caracterizada por una bonanza gratuita, permitió con todas las facilidades que ofreció, tener al consumidor carente de protección o de posibilidades de escogencia entre variedad de productos, es decir, los venezolanos debían comprar lo producido en el país, sin importar su precio o calidad. Otro efecto del crecimiento se notó en la necesidad que tuvieron los empresarios, acostumbrados a dirigir sus propias empresas, de contratar personal gerencial, que conservara su misma idiosincrasia, resolviendo el dilema preferiblemente con familiares, o con amigos de confianza.
  13. 13. Las Empresas Venezolanas 10 El modelo de apertura, o globalización Una vez superado parcialmente el atraso de la planta industrial, y en virtud de la evolución del entorno, se comenzó a implementar un modelo de apertura, que permitiera al país incorporarse al mercado internacional, a mediano plazo. Para ello, a finales de la década de los 70 se comenzó con la disminución paulatina de los aranceles de importación, para instar a los empresarios venezolanos tomar las previsiones pertinentes para la apertura definitiva del mercado. Esto implicaba para ellos, la incorporación de criterios de calidad, y de productividad a su filosofía de trabajo, con la finalidad de poder competir, en un futuro cercano, con los mercados internacionales, y nacionales, pues también las empresas extranjeras tendrían la oportunidad de ingresar a ofrecer sus productos en el país. Otra característica relevante, fue la implantación de la política de liberación de precios, que propendería a la competencia interna, y como consecuencia de ello, a la mejora de los indicadores de productividad y calidad de nuestras empresas, iniciando así el proceso definitivo de globalización del mercado. Características del período de apertura económica o globalización: • Altos ingresos provenientes del sector petrolero, y del endeudamiento. • Eliminación gradual de las medidas de protección a los empresarios nacionales. • Eliminación parcial de la exoneraciones fiscales. • Eliminación de los subsidios. • Pocos controles fiscales. • Política económica aún influenciada por los poderes económicos. • Moneda inestable. • Desasosiego social. • Fuga de capitales. • Altos índices de inflación.
  14. 14. Las Empresas Venezolanas 11 • Creación de impuestos indirectos (IVA-ICSVM), y directos (IAE). A finales de la década de los 70, se considera se inicia el cambio del rumbo de las políticas económicas del país. Su comienzo lo determina la implementación de la política de liberación de precios, inspirada en necesidad de incentivar la competencia nacional, que redundó, en una profunda especulación, determinada substancialmente por los acuerdos entre los grupos oligopólicos que dominaban el mercado. La medida que se fundamentó en la propensión de la mejora de la calidad y productividad de nuestras empresas no tuvo los efectos para los cuales fue impuesta. La siguiente política asumida, fue un programa de disminución paulatina de los aranceles, para instar a la competitividad de nuestras empresas y para que tomaran las previsiones a corto plazo, pues en el mediano plazo tendrían que competir con productores internacionales, caracterizados por su mayor eficiencia y calidad, y con menores precios. Estas medidas, avisadas con anticipación no surtieron los efectos deseados por el gobierno, ya que los empresarios no comenzaron a hacer las modificaciones profundas que debieron hacer, por lo que al seguir cumpliendo con el programa de disminución de los aranceles, los empresarios empezaron a protestar por las medidas, ya que consideraron que iban a competir deslealmente. Otra de las políticas implementadas fue la de ofrecer incentivos a las exportaciones no tradicionales, con preferencia en aquéllas con alto valor agregado. Este periodo se ha caracterizado por un contrasentido en las medidas aplicadas, que confundió a los entendidos, y a provocar una desconfianza general en nuestras instituciones. Decisiones tan contrapuestas con el modelo escogido, tales como la creación de un control de cambio provisional que duró más de 6 años, con el agravante que preveía dólares “preferenciales”, así como la dificultad de adquisición de los mismos, lo que generó la más diversa posibilidad de defraudar al fisco nacional. Esta fase es considerada una de las más negras de nuestra historia política y económica, al adicionarles una alta inflación que se presentó desde la década de los 70 y que se profundizó en los 80.
  15. 15. Las Empresas Venezolanas 12 Para finales de la década de los 80 se comenzaron a establecer acuerdos internacionales, que intensificaban la apertura económica y propiciaron la competitividad de nuestras empresas, tales como el GATT, y la implantación del paquete económico recomendado por el FMI. El inicio de la puesta en práctica de estas medidas de reforma económica propiciaron un crecimiento en el sector empresarial y estimularon la formación de nuevas empresas, tal y como lo revelan las cifras extraídas de los cuadros del Registro Mercantil, es de hacer notar que en las cifras emitidas por el Banco Central de Venezuela para 1984 establecían que las nuevas empresas creadas en 1984 fueron apenas 15.000. Tabla No. 1 Número de nuevas empresas registradas en Venezuela (1986 - 1992) Años No. de nuevas empresas registradas 1986 42.077 1988 52.448 1990 65.048 1991 72.919 1992 84.937 Fuente: ENRIGHT, FRANCÉS, SCOTT. 1994. Una vez establecido, el marco en el cual se desenvolvieron las empresas, se puede comenzar a describir cuales son sus principales características, entendiendo que ellas no son, más que la consecuencia del entorno en el cual se desarrollaron.
  16. 16. Las Empresas Venezolanas 13 Características de las empresas venezolanas Modelo de sustitución de importaciones Globalización • Muchas empresas diversificadas. • Tendencias a la disminución de empresas hacia las que son realmente competitivas, concentración en pocos negocios. • Organizativamente, muy verticales, e • Tendencias hacia el achatamiento de las ineficientes. empresas, y a la disminución de costos operativos, a través de mayor automatización, disminución de los niveles de inventarios y mejoras en la fuentes de insumos. • Poco competitivas, bajo grado de • Tendencias a la mejora de la innovación competitividad, con esfuerzos en calidad, desarrollo de productos y de procesos. • Muy estables • Muy cambiantes. Sin una visión clara. • Escasa planificación a mediano y largo • Tendencias hacia la planificación plazo. Visión cortoplacista. estratégica, aún incipiente. Se le concede relevancia a la Planificación fiscal. • Familiares en su estructura de propiedad • Estructura de propiedad regida por el y en su manejo. mercado de capitales. Dirigencia altamente preparada con poco visión de futuro. • Insuficientemente capitalizadas, y en • Insuficientemente capitalizadas, y en consecuencia, muy endeudadas consecuencia, muy endeudadas. • Muy rentables. • Poco rentables. • Informales. • Poco rentables. • Poco competidas. • Muy competidas. Fuente: Naím 1994 Fuente: Propia Evolución de las políticas fiscales y de comercio en Venezuela, desde 1960 Tal como se explicó anteriormente, a partir de los años 60, el gobierno nacional
  17. 17. Las Empresas Venezolanas 14 estableció políticas de protección a la producción nacional, imponiendo altos aranceles de entrada, cupos y licencias previas, para aquellos productos que se fabricaban en el país, así como exoneración de aranceles para las importaciones de insumos y maquinarias necesarias para el aparato productivo del país. Esta política estimuló el ingreso al país de capitales extranjeros y aceleró el crecimiento de la industria venezolana. Permitió además la disminución de la participación de bienes importados del 16 al 7% en alimentos y bebidas, y en prendas de vestir y otros efectos personales del 24 al 17%. Otra de las políticas implementadas en los años 70 fue la del estímulo a las exportaciones no tradicionales, a través de la ley de creación del Fondo de Financiamiento de las Exportaciones (FINEXPO), permitiendo la obtención de créditos preferenciales para la fabricación de productos a exportarse con un mínimo del 30% de valor agregado nacional. A partir de 1979, y en virtud del agotamiento del modelo de sustitución de importaciones se estableció un programa de disminución paulatina de los aranceles de importaciones , y se implementaron gravámenes a las importaciones de bienes intermedios y de capital, y se impusieron tasas a los bienes suntuarios. En 1983, se estableció un control de cambios múltiple, provisional, que duró hasta 1989, esta medida limitó en gran parte la posibilidad de los empresarios de acceder a dólares preferenciales, cuya adquisición era por demás engorrosa, y propició todo género de corruptelas, por demás conocidas. En este periodo las empresas manufactureras, principalmente, tuvieron muchas dificultades para la obtención de divisas que les permitieran cancelar sus deudas, pagar el servicio de la tecnología que aplicaban en sus procesos productivos, y para la adquisición de los insumos necesarios para producir. A pesar de que se habían aminorado substancialmente las barreras arancelarias, para 1982 el 93% de los bienes eran de libre importación, en 1989 se volvió atrás y el 11% de los bienes eran de prohibida importación y el 29% requerían de licencia previa. Después de este periodo transitorio se inicia en el 89 un proceso de reforma profunda, iniciado con la unificación y flotación del tipo de cambio, se
  18. 18. Las Empresas Venezolanas 15 eliminan progresivamente las protecciones no arancelarias, las exoneraciones de impuestos y se reduce la lista de importaciones prohibidas en un 57%, por un tiempo se mantienen los subsidios a las exportaciones, que después también fueron eliminados, y se implementan nuevos mecanismos de incentivos a la exportación, como el de la admisión temporal para el perfeccionamiento de activos (ATPA), que permite la introducción de insumos, que después de reprocesarlos van a ser reexportados; el mecanismo de reposición de inventarios, y el de admisión temporal para el perfeccionamiento de pasivos ( ATPP ), y el sistema de reintegro de los impuestos de exportación (draw-back). Un impuesto que merece especial atención, y que afectó profundamente al empresariado venezolano, fue la imposición del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 1993, con una alícuota del 10 %, este impuesto causó un fuerte impacto inflacionario, entre otros factores, por la especulación y por lo desordenado de su puesta en práctica y de su posterior control. Este gravamen indirecto, inusual para nuestra idiosincrasia, desapareció en 1994. En este mismo periodo se creó un nuevo impuesto que gravaba a los Activos Empresariales, como complemento o en ocasiones sustituto del Impuesto Sobre la Renta. El nuevo gobierno de turno implementó cambios en la alícuota máxima de impuesto sobre la renta aplicable a las empresas, pasándola del 30 al 34% y sustituyó o creó un nuevo impuesto indirecto al cual lo diferenció del anterior llamándolo Impuesto al Consumo Suntuario y a las Ventas al Mayor (ICSVM) inicialmente con una alícuota del 10%, para luego aumentarla al 12,5 % en 1995; a 16,5 % en 1997. La nueva tendencia de los últimos años de las “grupos” o corporación de empresas venezolanas ha sido la de fusionarse, para evitar el excesivo pago de impuestos, sin recibir ninguna contraprestación de servicio adecuados, es decir, con un Estado que funciona mal y presta precarios servicios, sería injusto además tener que pagar más que el mínimo indispensable de impuestos. Todo ésto sin tomar en cuenta el impuesto más perverso de todos que ha sido la inflación, que al parecer, ha sido
  19. 19. Las Empresas Venezolanas 16 incontrolable para los dirigentes del país. Por otra parte, y en virtud de la voracidad que tienen buena parte de los concejos municipales, han sido aumentadas las patentes municipales, las que por si fuera poco, se calculan sobre la base de las ventas brutas, sin tomar en cuenta ninguna deducción. Esto agrava aún más la ya tan precaria situación de las empresas. Esta combinación, de impuestos y patentes, hacen a Venezuela un país poco atractivo para el inversionista nacional y para el extranjero, pues adicionalmente, que no se tiene una imagen que inspire confianza, además hay que adicionar la Inflación galopante, el ICSVM, que ha reflejado varios aumentos, el Impuesto Sobre la Renta y a los Activos Empresariales, y los impuestos municipales, el riesgo que todo esto implica es demasiado alto, para los beneficios que algún inversionista pudiera tener, sin contar con el clima de inseguridad jurídica y económica en que se vive. El reto de la competitividad La respuesta que debe dar el empresariado venezolano, para mantenerse presente en el mercado mundial, es el de ser competitivo. “La competitividad puede definirse como el resultado conjunto de acciones sistemáticas puestas en práctica en una organización, para obtener una posición predominante en un mercado, ofreciendo productos y servicios de calidad, a precios que satisfacen las expectativas de los clientes.” (ALVAREZ). Si bien es cierto que las empresas venezolanas se aletargaron y no tomaron las previsiones que le señalaba el cambio de curso del mundo, ya es hora que despierten y reaccionen. Algunas ya están presentes compitiendo en el mercado internacional, aunque no en los niveles más deseables, se compite generalmente con precios, que en la mayor parte de los casos son inferiores a los que ofrecen a
  20. 20. Las Empresas Venezolanas 17 los mercados internos. La gran victoria será aquella lograda, cuando se compita por calidad en el producto, por el servicio post venta ofrecido, y por la eficiencia, es decir por la disminución en los costos operativos, sin que ello cause desmedro en la calidad del producto final. Para ser competitivos hay que revisarse internamente, y sin falsas pretensiones o expectativas, analizar en que se es bueno, y en que no. Sincerarse en cuanto al recurso humano dirigente, que es en definitiva quien deberá dar el ejemplo y comprometerse, en primera instancia, si pretende que el resto del personal le siga. En otras palabra poner en práctica los lineamientos de la planificación estratégica, haciendo una auditoría interna, y una externa. Ubicarse en la realidad, y pensar que hace el país ensamblando, ya que siendo rico en materias primas, no puede ni siquiera usar los productos semielaborados originados de ellas, pues no tienen la calidad mínima requerida por las maquinarias que lo procesan para convertirlas en productos terminados. Como ejemplo de ello se tiene el aluminio, el cual se importa del Japón, quien a su vez lo importó de Venezuela, para que sus láminas funcionen en las fábricas productoras de latas o de papel de aluminio, ya que las que produce SIDOR trancan las máquinas y no pueden usarse. Lo mismo ocurre con alguno polímeros derivados del petróleo que se utilizan en la industria del plástico. Ejemplos de este tipo hay muchos. Así como otros casos en los que se empeñan en producir cosas para los cuales no tenemos ventajas competitivas, ejemplo manzanas, duraznos, etc. El nuevo empresario venezolano debe dedicarse a negocios rentables, para los que el país tenga ventajas comparativas, usar la creatividad que no le falta al venezolano, para llevarla a la práctica en tareas útiles. El recurso humano venezolano está bien preparado, prueba de ello es el fenómeno que está ocurriendo en la última década en que los jóvenes altamente preparados están siendo reclutados por empresas del exterior, desde antes de graduarse en las universidades, especialmente aquéllos venezolanos brillantes que han tenido la oportunidad de formarse fuera, y que sienten que no tienen futuro en el país, pues al
  21. 21. Las Empresas Venezolanas 18 regresar a él es muy probable que ni siquiera obtengan un trabajo acorde con su nivel, y que éste le retribuya con una posición económica y social a la que tienen derecho, sin entrar en consideraciones de otra índole, como la de la seguridad e integridad personal, social y la jurídica, etc. Otra ventaja que tiene el país, es que es capaz de producir la materia prima para infinidad de productos, sólo hace falta que se extraiga de su suelo o subsuelo, y que sea correctamente procesada, para poder ser finalmente transformada por la industria del país, sin acarrear tantos costos adicionales, así como la utilización innecesaria de divisas. El Estado por su parte debe garantizarle a sus habitantes la prestación de los servicios que están a su cargo, brindar seguridad social, económica y jurídica a todo ciudadano venezolano o inversionista extranjero, y proponer políticas claras y duraderas, con garantías a largo plazo, que garanticen la inversión tanto interna como externa, y ésta a su vez procure la obtención de niveles de empleo decentes, así como una justa retribución a la mano de obra tan infelizmente tratada, en estos últimos años. Salud financiera de una empresa Es el resultado de la acción de numerosas variables, que pueden ser tanto de orden interno como de orden externo. Cuando el empresario decide realizar una inversión en determinada actividad económica, asume generalmente un riesgo, que va asociado al tipo de negocio que emprende, en Venezuela estas variables repercuten directamente sobre la evolución normal de las empresas, con la característica singular de que las empresas venezolanas son excesivamente vulnerables a los cambios en las variables externas, los que se presentan en el país en muchas ocasiones intempestivamente, afectando las actividades empresariales tanto públicas como privadas.
  22. 22. Las Empresas Venezolanas 19 Variables internas Situación competitiva en el sector Una empresa se considera competitiva en la medida en que sus productos o servicios son de mejor calidad, o tienen un valor agregado adicional que lo distingue de los de la competencia, satisfaciendo las necesidades de sus consumidores y hasta superando sus expectativas. En el país esta medición de competitividad está más asociada al precio y a las variables que lo afectan que a la calidad, es decir se la relaciona con las variaciones en los valores de la moneda (devaluación o revaluación) y con la pérdida del poder adquisitivo de la misma (inflación) comparando estos índices con los de los mercados más importantes, en lo que se refiere a intercambio no petrolero, especialmente con Colombia, que es el principal socio comercial de Venezuela. Integración de los trabajadores El personal empleado y obrero debe estar comprometido con el logro de las metas y objetivos que establezca la empresa, que le permitan lograr un crecimiento y desarrollo sostenido, para adecuarlo al mercado competido en el que deberá desenvolverse. Desde hace alrededor de una década, el país y su empresariado se ha volcado hacia la puesta en práctica de la planificación estratégica, si bien no con la profundidad que ella amerita. Calidad del equipo directivo Los altos directivos son los responsables de diseñar las metas y objetivos estratégicos de la empresa, es por ello que se requiere de un dirigente fuerte que posea visión, conocimientos, habilidades y destrezas cónsonas con sus responsabilidades, y por sobre toda la capacidad de ser un líder y de transmitir con su ejemplo, al resto del personal, el compromiso y la adhesión a los rumbos escogidos. En Venezuela la capacitación de la alta dirigencia es muy buena, sin
  23. 23. Las Empresas Venezolanas 20 embargo se ha notado una contradicción entre los conocimientos que posee y las decisiones que lleva a la práctica; quizás lo que impide desarrollar a plenitud sus talentos es la vulnerabilidad que tiene el país a los vaivenes de los precios del petróleo, los que desencadenan procesos de profundos déficits o superávits fiscales, que a su vez han determinado grandes porcentajes de inflación y de devaluación de la moneda nacional, afectando así al mercado, y llevándolo a experimentar grandes contracciones, que han afectado al empresariado en general y a los trabajadores y a los consumidores en general. Políticas de la empresa Deben diseñarse en perfecta concordancia con los planes a largo, mediano y corto plazo, ya que son las que permitirán llevarlos a la práctica y alcanzarlos. En Venezuela esto es casi una utopía. Estrategia de la empresa Establecen la forma como se espera alcanzar las metas, delimita el rumbo, y su aplicación, necesita de la adecuación de la estructura organizativa, para hacer viable su puesta en práctica. El resultado de la aplicación de éstas debe ser controlado, para permitir hacer evaluaciones de ellos y contrarrestarlos con el logro de los objetivos deseados, para corregir, cuando sea necesario, su rumbo o la forma como se están implantando. Variables externas Políticas del gobierno Son las que facilitan la solución de problemas recurrentes y guían la implementación de las estrategias. Son instrumentos que sirven para imponer restricciones, limitaciones y fronteras al tipo de acciones administrativas que se puedan emprender para recompensar y sancionar comportamientos. Aclaran lo que se puede y lo que no se puede hacer con miras a alcanzar los objetivos de la empresa.
  24. 24. Las Empresas Venezolanas 21 El país ha vivido con política poco claras y a la vez incosistentes que han impedido en gran parte, el desarrollo de estrategias a largo plazo y su permanencia en el tiempo. Precios de materias primas Es un factor determinante para el desarrollo productivo de la empresa ya que de ésto va a depender la capacidad de las empresas venezolanas puedan mantenerse competitivas. El país brinda muchas posibilidades de extraer de él los insumos necesarios para ser transformados, sin embargo, para ello se requiere que el proceso primario de transformación tenga los índices de calidad que nuestras industrias requieren. Esto permitiría a las empresas no depender tanto de materias primas importadas. Sin embargo la dependencia de la industria nacional de las materias primas importadas es muy conocida, la principal causa de ello es la poca calidad de los insumos nacionales. Esta trae como consecuencia una gran inestabilidad debida, principalmente a la fluctuación de la moneda nacional. Situación monetaria internacional Determina en gran manera el riesgo a la exposición cambiaria que poseen las empresas, sus posibilidades de exportar y los potenciales competidores externos de los productos que internamente se ofrecen. Una moneda fuerte cohibe las exportaciones e incentiva las importaciones, una moneda débil, causa efectos contrarios. Para el país esta variable ha sido una de las más importantes en la determinación de la competitividad de sus productos y del desencadenamiento de altos porcentajes de inflación. Las empresas venezolanas son extremadamente vulnerables a la situación monetaria internacional, y el país a su vez ha manejado la política monetaria internacional en forma muy errática. Clasificación de las empresas Plasmar aquí algunas de las clasificaciones de las empresas existentes, permite
  25. 25. Las Empresas Venezolanas 22 tener una visión general de las mismas, y conocer que si bién esta investigación está dirigida a una clasificación específica, referida al tamaño de las mismas, existen muchas otras, sobre las cuales se pueden realizar investigaciones ulteriores. La importancia de estas clasificaciones radica en dividir un universo en fracciones del mismo, facilitando un estudio más profundo de las partes, y brindando la oportunidad a que distintos investigadores se dediquen a áreas específicas del universo obteniendo resultados más precisos, por sector investigado, hasta alcanzar el conocimiento del universo en su totalidad. De acuerdo a la actividad que realizan • Comerciales. • Manufactureras. • De Servicio. De acuerdo a sus propietarios • Públicas. • Privadas. • Mixtas. De acuerdo a su constitución • Individuales. • Sociedades. - En Nombre Colectivo. - En Comandita Simple. - En Comandita por Acciones. - Anónimas. - De Responsabilidad Limitada. De acuerdo a su tamaño • Grandes. • Medianas.
  26. 26. Las Empresas Venezolanas 23 • Pequeñas. • Micro. La clasificación que más interesa para el desarrollo de este trabajo de investigación, es la referida al tamaño de la empresa, pues el mismo está enfocado en la Pequeña y Mediana Empresa, para ello se recogen algunos de los distintos criterios de clasificación para estos tipos. Tabla No. 2 Clasificación de las Empresas por su tamaño de acuerdo a distintas Instituciones Institución Pequeñas Empresas Medianas Empresas Corpoindustria • Capital Contable más • Capital Contable más crédito solicitado sea crédito solicitado sea mayor a Bs.1MM y mayor a Bs. 6MM y menor a Bs.6MM. menor o igual a Bs.12MM Pacto Andino • Las que ocupan entre 5 a • Las que ocupan entre 20 20 trabajadores y 200 trabajadores OCEI • Aquéllas que emplean de • Aquéllas que emplean 5 a 20 trabajadores. entre 21 a 100 trabajadores. Cordiplan • Aquéllas donde trabajan • Aquéllas donde trabajan entre 11 a 70 personas y de entre 60 a 200 su capital oscila entre trabajadores y su capital MMBs. 1 a 6 oscila entre MMBs. 6 a 20 Algunos indicadores de las empresas venezolanas De acuerdo a las cifras más recientes emanadas por la OCEI, de fecha 15 -10 - 97 y que corresponden al 1995 se puede apreciar la composición porcentual de las industrias venezolanas, de acuerdo a su tamaño, que personal ocupan en ellas y cual es el aporte de las industrias al valor agregado de la producción industrial del país.
  27. 27. Las Empresas Venezolanas 24 Gráfico No. 1 Algunos Indicadores de las empresas venezolanas clasificadas de acuerdo a su tamaño (%) 90 80 70 60 50 Grande Mediana 40 º Pequeña 30 20 10 0 No. de empresas No. de trabajadores Valor Agregado Fuente: Oficina Central de Estadística e Informática (OCEI), cifras correspondientes al año 1995 El gráfico anterior revela, que la constitución de la industria nacional está conformado por un gran número de pequeñas empresas (de 5 a 20 trabajadores), conformando casi el 65% del total, sin embargo solamente ocupa al 16 % del personal y agrega valor a los productos que transforma únicamente en un 4% del total aportado por la industria. Este comportamiento, es casi el mismo que se observó en 1991. Por otra parte únicamente el 9% de las empresas se consideran grandes, ocupando la mayor parte del personal ocupado ( 61 % ), y haciendo un aporte al valor agregado del 86 %. Este escenario es completamente distinto al que muestran los países con altos niveles de desarrollo, el cual lo fundamentan en el sector de la mediana y pequeña empresa, en el que en Venezuela a pesar de representar el 91% del total de las
  28. 28. Las Empresas Venezolanas 25 empresas manufactureras, aporta únicamente el 40 % de los puestos de trabajo ofrecidos, y contribuye al valor agregado nacional en un 14 %. Un estudio realizado por el IESA en 1993, refiere a las debilidades que poseen las empresas en orden de importancia, el resultado es bastante revelador, ya que independientemente del tamaño que tenga la empresa, en todas las clasificaciones se consideró como debilidad de mayo importancia el recurso humano, exceptuando en la pequeña empresa en donde a la par del RH tiene otra gran debilidad y es la dificultad que tiene para acceder al capital financiero, característica que también se presenta sólo que en segundo lugar en las grandes y medianas empresas. Aunque en ellas, también tienen como fuerte debilidad en ese orden a la ineficiencia en costos, mientras que para la pequeña empresa esta constituye su tercera debilidad. Gráfico No. 2 Principales debilidades de las empresas venezolanas ( % ) (de acuerdo a la clasificación de las empresas por su tamaño ) (%) 25 20 15 Grande Mediana 10 Pequeña 5 0 RR HH B C D E F Leyenda: B: Acceso al Capital Financiero C: Ineficiencia en Costos D: Mercadeo y Ventas E: Productos poco novedosos F: Poca integración vertical Muestra 600 empresas manufactureras: (70 grandes-123 medianas-407 pequeñas) Fuente: IESA, 1993
  29. 29. Las Empresas Venezolanas 26 Las cifras indican que, el 20% de las grandes empresas encuestadas consideran que tienen debilidades en el recurso humano, mientras que en la pequeña y mediana empresa esta debilidad fue considerada por el 25% de la muestra; a pesar de ello más del 50% de las empresas ha reducido las inversiones en entrenamiento y desarrollo de personal entre 1989 y 1993, como medida de emergencia ante la apertura económica. Las otras debidilidades que consideraron las más importantes, y que confirman las característica antes mencionadas en el trabajo son las siguientes: La dificultad de acceso a capital financiero, la ineficiencia en costos, insuficiente información del mercado en el cual se desenvuelven, tienen poca capacidad innovadora tanto en los productos como en los procesos productivos. De esta investigación se puede apreciar que el comportamiento de las pequeñas y de las medianas empresas es muy parecido, presentando algunas diferencias en la proporción de la debilidad con las grandes empresas (PyME). Otros estudios realizados en la PyME, permiten conocer que el personal gerencial de esta empresas son sus mismos dueños, los que han obtenido su conocimiento a través de la experiencia (78%), bien de su propia empresa (54%) o en otras (24%), este resultado permite concluir que dirigen a sus empresas con un alto grado de intuición, y que es necesario complementar esta cualidad con conocimientos teóricos, y con una preparación adicional en el campo gerencial. Otra características de la época moderna es que el grado de instrucción de la dirigencia es en un 43,8 % de nivel universitario, sin embargo sólo el 15% de éstos han adquirido su formación en áreas relacionadas al estudio de las empresas.
  30. 30. Las Empresas Venezolanas 27 C N LU O ES O C SI N • Las empresas venezolanas han sido el resultado de los modelos económicos implantados por los distintos gobiernos, es decir, han sido eminentemente reactivas. • En la fase inicial de la era moderna se caracterizaron por ser poco competitivas, con alta rentabilidad, muy diversificadas y poco competidas. • En la segunda fase, la correspondiente a la apertura, evolucionaron hacia la concentración de los negocios y por la ausencia de anticipación a los cambios del entorno. • La estructura organizativa de las empresas está más ligada a la reacción de las medidas fiscales impuestas, que a su adecuación a la implementación de estrategias a largo, mediano y corto plazo. • Han sido poco competitivas, inicialmente por la protección Estatal, y después por la incapacidad de establecer estrategias que se anticiparan a los cambios que les deparaba el entorno. • La principal debilidad de las empresas venezolanas es su recurso humano gerencial, de allí se desprende, la causa de su constante cambio y falta de visión. • El espectro empresarial está conformada por el 9,13 % de grandes empresas, y el resto, 90,87 %, está conformado por pequeñas y medianas empresas, a pesar de esto el aporte directo, de éstas últimas, en cuanto a capacidad empleadora (39.5 %) y a aporte al valor agregado nacional (13,81 %), no se compadece con su presencia en el mercado. • Las tendencias mundiales, indican que los Estados tendrán que proteger a sus empresas vitales, Ej. la agricultura, pero el resto deberá competir en un gran mercado abierto, altamente competido y exigente. • La salud financiera de las empresas actualmente, no es la adecuada, el riesgo país es muy alto, no existen reglas claras en el orden fiscal y económico. Las empresas tienen bajos niveles de capitalización y en consecuencia altos niveles
  31. 31. Las Empresas Venezolanas 28 de endeudamiento. R O EN A I O ES EC M D C N • La empresa venezolana, debe practicar las técnicas de planificación estratégica que le permitan conocerse a sí misma y a su entorno, y anticiparse a los cambios que pueda depararles el entorno de acuerdo a las tendencias mundiales. • La dirigencia, debe saber extraer de sus empresas toda la fuerza que poseen y que actualmente no está siendo aprovechada. El recurso humano talentoso, las materias primas nacionales que pudieran servirles de insumos, la ubicación geográfica estratégica del país, etc. • La pequeña y mediana empresa debe revisar sus cuadros gerenciales y adaptarlos a este mundo cambiante y competido, para que esta oportunidad les permita acceder al sitial que les corresponde: proveer de productos semielaborados a la gran empresa, producir innovaciones en los productos y en los procesos, y ser una gran fuente empleadora. • Sanear los aspectos financieros de las empresas, hacerlas más rentables (mejorando la eficiencia, la calidad, y el servicio) y capitalizar estos excedentes, para aminorar el nivel de endeudamiento que poseen y que representa un alto costo. • Exigir con mayor fuerza la adecuaciòn de los servicios públicos y de los impuestos a niveles competitivos, en virtud que ambos, socavan buena parte de las posibilidades de las empresas.
  32. 32. Las Empresas Venezolanas 29 A EXO N 1 N o. (Resumen-Extracto del artículo de la Revista Gerente Venezuela, Edición Especial 10º aniversario No. 116, Septiembre 1996) 1945-1989: 44 AÑOS DE HISTORIA ECONÓMICA Y POLÍTICA Lo que somos hoy es fruto de lo que fuimos ayer El comienzo de la Venezuela moderna se remonta a 1912, cuando el gobierno dirigido por el presidente Juan Vicente Gómez otorga la mayoría de las concesiones petroleras, dándose inicio a la era petrolera. Una de las causas de nuestro problema económico, especialemente en el campo industrial, es la sobrevaluación monetaria. La misma surge desde el momento en que la industria petrolera empieza a florecer y a pagar salarios más altos que los que se venían pagando, obligando así a los cafetaleros a hacer lo mismo, perdiendo el café su competitividad en los mercados internacionales, y como consecuencia de ello empieza a decaer la producción cafetalera nacional. AÑO 1945 Cambian las relaciones impositivas con la industria petrolera, se estableció como se diría en aquel entonces el “fifty-fifty” para petroleras y gobierno. Ese año es la fecha decisiva en la que cambia radicalmente la estructura rural por el comienzo de una estructura más urbana, iniciándose así el proceso de industrialización del país. Durante los siguientes 7 años el crecimiento obtenido fue del 172%, el crecimiento porcentual interanual de ese período fue de 11,7 %; En cambio, en puestos de trabajo no fue muy significativo. Cuando se asegura que la industrialización realmente comenzó en el año 1958, es porque en ese período hubo el interés por parte del Estado de propiciarla y se materializó la protección industrial a fin de acelerar el proceso. 1961-1963: DE LA DICTADURA AL SISTEMA DEMOCRÁTICO En el período comprendido entre 1961 y 1963 el país confrontaba un momento grave que se debía primordialmente al clima político y a una situación similar a la actual: déficit de balanza de pago, gran endeudamiento interno, déficit fiscal, estrechez de la liquidez y deuda externa privada. El país experimentó un cambio profundo: de un gobierno dictatorial pasó a régimen democrático que se inició en 1957. La actitud de Fedecámaras era de oposición al régimen dictatorial, y de búsqueda de una apertura hacia un sistema democrático. Esta institución conjuntamente con la CTV y los partidos políticos, fue factor determinante en esos
  33. 33. Las Empresas Venezolanas 30 momentos difíciles de la República. Para 1958 se estableció una política de desarrollo de la producción. Venezuela venía de un período de continuo crecimiento del ingreso, consecuencia del incremento de la producción petrolera en el país; pero con una industria estancada producto de la sobrevaluación monetaria. Dicha política confrontó un proceso de lucha interna entre los sectores importadores y los industriales; sin embargo, la misma paulatinamente se fue eliminando, ya que muchos importadores ante una política definida del gobierno, fueron convirtiéndose en industriales y productores. El régimen que acababa de terminar tenía una política dirigida fundamentalmente a la construcción de grandes obras de infraestructura. A la caída de Pérez Jiménez el país se encontró con una situación de desempleo enorme por la paralización de dichas obras; esto generó una reacción negativa contra los inmigrantes, cuya consecuencia fue el éxodo de gran cantidad de personas emprendedoras de Venezuela. Otro problema en aquella época fue el gran temor respecto al futuro del país en el aspecto político. Ello generó una fuga de capital que repercutió en la economía interna de Venezuela, y el déficit de la balanza de pago hizo que las autoridades del momento tuvieran que recurrir al Fondo Monetario Internacional. Fue así como con ingresos relativamente modestos, el país estuvo creciendo a una rata del 5 % anual. Esta situación llevó a la primera devaluación del bolívar - de Bs. 3,35 / $ a Bs.4,50/$. 1963-1965: EL FACTOR CONFIANZA La crisis del ´60 se derivó de una situación política. Dentro de toda crisis existe un factor muy importante: la confianza. Para ese momento en el país hubo una serie de convulsiones políticas que generaron un clima de inseguridad, el cual afortunadamente es superado por estar en la presidencia de la República Rómulo Bentancourt, quien contaba con el respaldo de los otros dos líderes de la época: Jóvito Villalba y Rafael Caldera. Betancourt toma medidas que para aquel entonces, podrían calificarse de históricas: hace una devaluación, establece un control de cambio, baja los sueldos de los empleados públicos. Se crea entonces un movimiento Pro-Venezuela, cuyo gran promotor fue Alejandro Hernández; institución que difunde el mensaje de protección hacia la industria nacional como único camino de mantener las fuentes de trabajo para el venezolano, así como la necesidad de construir una nueva Venezuela. 1965-1967: 90 CÉNTIMOS DE CADA BOLÍVAR Era la época del período presidencial de Raúl Leoni. En aquel momento cada bolívar que llegaba a manos del gobierno, se invertían 10 céntimos y se gastaban 90. La empresa privada de la época estaba constituida por importadores o industrias artificiales para el ensamblaje de productos importados. Era el principio de la industrialización. Venezuela era un país netamente importador. ¿Quiénes eran los empresarios? los importadores como Blohm o Boulton, cuando éstas eran casas de comercio que importaban artículos varios y exportaban el café y cacao que teníamos. El empresario era el comerciante. Cuando vino
  34. 34. Las Empresas Venezolanas 31 el proceso de industrialización, los comerciantes se transformaron en industriales, pero con una industria a rajatabla, tratando de producir de todo. Rómulo Betancourt le aumentó 10 céntimos al dólar y Rafael Caldera se los quitó, ese precio tan bajo del dólar evitó que la economía venezolana se desarrollara hacia afuera. 1967-1969: FORTALECER EL APARATO PRODUCTIVO Se estaba iniciando el proyecto de integración latinoamericana a través de la ALALC y se explora el Convenio Sub-Regional de la Región Andina. Para ese momento, los empresarios pensaban que no estaban en condiciones de competir con los que serían sus socios en esa integración, debido a que Venezuela poseía un industria todavía incipiente, concebida básicamente para sustituir importaciones. Por tal motivo, el país decidió postergar su ingreso a dicho Pacto. Éramos un país petrolero que tenía ingresos suficientes para vivir; no teníamos deuda pública, estábamos tratando de que el país fuera progresando paulatinamente. Pero estábamos basados en esta riqueza que no era producto del trabajo de los venezolanos sino de un regalo de Dios, y que desafortunadamente no se había aprovechado a través del tiempo. 1969-1971: UNA ESTRATEGIA DE DESARROLLO La economía venezolana había entrado en un camino desconocido para los empresarios. Nadie en el país tenía la experiencia de lo que estaba sucediendo. La balanza de pago al final de 1971 y 1972 tuvo un superávit como consecuencia de las exportaciones petroleras y del aumento de las entradas netas de capital. Se notaba una expansión de las importaciones del 14 %, quizás por la cercanía a la promulgación de la nueva Ley de Aranceles de Aduanas. 1971-1973: LOS BILLETES FALSOS DE BS 100 Fue la época de la emisión de billetes venezolanos falsos de cien bolívares, con la fotografía de conocidos líderes empresariales con el mensaje de “Pueblo, reconócelos”. Al respecto el empresariado rechazó fuertemente tal infundio, con lo cual salió fortalecido. En 1971 el PTB creció en términos reales en un 5 %. El sector petróleo mostraba un desarrollo contradictorio, pues ocurría un descenso en las cifras de producción que llegó a su nivel más bajo, 3 millones 260 mil barriles diarios, en el mes de Septiembre. No habían sido afectados los ingresos fiscales por la Reforma de la Ley del ISLR ocurrida en 1970. Había un satisfactorio desenvolvimiento en la producción de hierro y una relativa bonanza fiscal. Se incrementaba la deuda pública en 533 millones de bolívares, las reservas internacionales llegaban a sus niveles más altos en tres lustros, la liquidez en poder del público creció en forma vigorosa, las ventas comerciales del área metropolitana subieron en un 38% entre Enero y Agosto de ese año. El nivel de precios al por mayor había operado un incremento del 2,4 % en relación al año 70; se intensificaba la actividad bursátil; creció el sector de la construcción; se incrementó el sector industrial. En cambio se pronunció la severa depresión agropecuaria, aumentándose el número de empresas con pérdidas, que
  35. 35. Las Empresas Venezolanas 32 llegó al 38,5 % en 1970, cuya tendencia negativa siguió en 1971. Existía un marcado desequilibrio regional y las relaciones obrero-patronales mejoraron en relación a 1970. Venezuela confrontaba los problemas propios de una economía subdesarrollada: excesiva dependencia de los factores externos -en esos días se deliberaba sobre la adhesión de nuestro país al Pacto Sub-Regional Andino, de las trabas de la permisología, de la falta de representatividad de la provincia, del desequilibrio regional. 1975-1977: LAS VACAS GORDAS.... Como consecuencia de la súbita riqueza el gasto fiscal aumentó considerablemente, el consumismo convirtió a la sociedad en una sociedad de despilfarro y se acentuó la corrupción en todos los estamentos de la misma. El decreto de doble indemnización que cambió la normativa del trabajador venezolano, comenzó a surtir sus efectos negativos en la productividad de las empresas. Un paternalismo degradante iniciaba el proceso de merma del espíritu de iniciativa, un conformismo y dependencia del Estado dentro de una ficticia indumentaria de progreso. En la agricultura, particularmente la inflación entraba por los costos, pero no salía por los precios. La economía era manejada por decretos emitidos en el primer año del gobierno, que son citados como las causas de la alteración del clima de confianza con que se inició el primer período del presidente Carlos Andrés Pérez (74-79). 1977-1979: ¿ LLEGAN LAS VACAS FLACAS ? Es en el primer gobierno de CAP cuando el país invierte en forma significativa en una serie de plantas, como la del aluminio, acero y otras, que han sido posteriormente cuestionadas por muchos debido al hecho de que se expandió aceleradamente el Estado empresario. No obstante, la verdad es que se aprovechó para dotar al país de una importante infraestructura industrial en una serie de empresas que nunca habría podido acometer el capital privado. Eso hay que reconocerlo. Todo lo que es el crecimiento de Edelca, todo lo que se hizo en el Guri, en Venalum y la ampliación de Sidor. Allí es donde se origina la gran expansión industrial del Estado venezolano. Pero al mismo tiempo había preocupación por el hecho de que existieran estas circunstancias, tal vez en una escala desproporcionada. Era muy difícil convencer a alguien de se aproximaba una época de vacas flacas. El país venía de una condición floreciente, donde había riquezas exhuberantes. Pero comenzaba a mostrar signos de cierta debilidad. El presidente Herrera, quien sucedió en el mandato a CAP, dijo aquella famosa frase en su discurso de toma de posesión, referente a que “recibía un país hipotecado” . Esto se anuncia en Marzo de 1979, pero realmente la economía siguió prosperando desde el punto de vista del ingreso que tenía la Nación para ese período. El ausentismo laboral era otro de los grandes problemas que confrontaba el sector privado. Todo ello debido a que no había suficiente personal especializado. Costó mucho dinero a los industriales el no tener la gente capacitada. “El Principio de Peter” se manifestó de manera elocuente: muchos individuos ascendieron a posiciones que no merecían en realidad gracias a la escasez de gente competente y apta para desempeñar estas
  36. 36. Las Empresas Venezolanas 33 posiciones. Era muy difícil convencer al país de que se acercaba una época de vacas flacas y eso era lo que se intentaba inculcar como algo imperativo para el país. 1979-1981: EL ENFRIAMIENTO DE LA ECONOMÍA En 1979 los sectores básicos de la producción estaban en franca expansión; la población obtenía mayores ingresos y los niveles de empleo eran muy altos. Sin embargo, incovenientes situaciones se observaron en el panorama nacional, tales como el deterioro de la balanza de pago y la acentuación de los controles de precio, con su consecuente efecto sobre la propensión a invertir. Otros aspectos que inquietaban al sector empresarial eran la movilidad laboral y la insuficiencia de mano de obra especializada; la contracción del ahorro interno, debido a los bajos niveles de las tasas de interés; la insuficiencia de liquidez y la falta de fluidez de créditos operativos de corto plazo, y el incremento del gasto corriente en el ámbito del gasto público. Al arribo del presidente Luis Herrera Campíns, prácticamente se decretó como programa de acción del Ejecutivo el enfriamiento y la contracción económica, con incidencia sobre todos los sectores de la economía, sin excepción, y también para todas las regiones, política cuyos resultados fueron negativos. El tratamiento inadecuado a los procesos productivos y el manejo de la economía en su conjunto concluyó en las medidas de Febrero de 1983. 1981-1983: EL VIERNES NEGRO. A partir del año 82 hubo un decrecimiento apreciable en cuanto a los índices y es cuando verdaderamente se aprecia la situación; se utilizan las reservas de PDVSA y se toma aquella famosa decisión respecto a la devaluación. Siguiendo un poco lo que había sucedido en México, comienza a surgir la situación real en toda su crudeza, quedando al desnudo todas las dificultades por los préstamos contraídos por parte de una serie de institutos autónomos a manera individual. A partir de ese momento hemos ido en plano inclinado. El país estaba en pleno proceso de crisis. El presidente Herrera dijo en su discurso de toma de posesión que había recibido un país hipotecado, pero no se tomaron una serie de medidas que debieron haberse asumido. La crisis comenzaba a sentirse en el enfriamiento de la economía, recesión económica y desempleo. Esa crisis se debió al agotamiento del modelo económico de desarrollo de 1958. Dicho modelo inicialmente fue necesario porque estábamos saliendo de un sistema dictatorial y entrando en un gobierno democrático; y este esquema se basaba en la intervención del Estado, en el centralismo, en el fortalecimiento de los partidos políticos, en la elección por tarjetas, en un proceso de burocracia, de desarrollo económico a través del gasto público y de estatización de una serie de áreas de la economía.
  37. 37. Las Empresas Venezolanas 34 1983-1985: VENEZUELA SE SALE DEL SISTEMA ECONÓMICO INTERNACIONAL. Al dejar el país de pagar su deuda externa pública, y paralizar también la deuda privada, se salía del sistema económico internacional. Se había impuesto en Venezuela un sistema de control de cambio. Había ocurrido una inmensa fuga de divisas y existía desconcierto en el país; el sector empresarial estaba muy dividido por las luchas intersectoriales; los agricultores confrontaban un mal momento; no tenían precios remunerativos, y aparte de ello el gobierno compraba la cosecha y no pagaba oportunamente. Por su parte, el sector construcción estaba en profundo deterioro y, el sector industrial intentaba adaptarse de un régimen de cambio libre a uno diferencial. La adaptación ocurrió porque el régimen de cambio diferencial constituye una protección muy grande para la industria. Una de sus ventajas es que cierra la economía; pero tiene la terrible desventaja de crear la desconfianza: nadie viene a invertir en un país con régimen de cambios diferenciales. Además es un caldo de cultivo para la corrupción. Uno de los problemas más graves que se presentaba en ese período, era el hecho de que el país había entrado en mora total. No se sabía lo que se debía; eran muchos los bancos acreedores en el mundo que trataban de cobrar su dinero. Al dejar el país de pagar su deuda externa pública y paralizar también su deuda privada, se salió del sistema económico internacional. El 8 de Febrero de 1983 -”viernes negro”- se estableció un control de cambio, y se paralizó toda la economía por una semana. Después el gobierno no pagó más a sus acreedores. Durante un buen tiempo, aparte de las cartas de crédito, prácticamente no se prestó nada a Venezuela. Los únicos préstamos que se le dieron estaban destinados a la industria petroquímica y a las industrias de Guayana; préstamos que están atados generalmente a contratos de venta de tecnología y otorgados en equipos, con muchas ventajas para el que presta. Por su parte, Fedecámaras recomendó el cambio diferencial como una solución provisional, para luego ajustarlo y unificarlos sobre la marcha. El presidente Lusinchi, quien había prometido en su campaña electoral gobernar a base de un Pacto Social, al principio concertó con la CTV y Fedecámaras bastante bien y se empezó a respirar mejor en el país. De esta manera el país fue recuperándose lentamente. Creció el PTB, se controló la inflación, se reconoció la deuda pública mal o bien; se reconoció la deuda privada externa. 1985-1987: ALTA INTERVENCIÓN DEL ESTADO. El peso de la deuda externa finalmente se había cuantificado y ordenado. Era una economía con alto gasto público corriente, exceso de burocracia, presupuestos deficitarios, alta intervención del Estado en toda la actividad económica, incluyendo el control en el otorgamiento de divisas para las importaciones de Recadi. el principal motor de nuestra economía era el Estado a través del gasto público y una alta regulación del sector privado. Es así como la empresa privada confrontaba la lucha por el reconocimiento de la deuda externa privada que se había pasado de 4,30 a7,50, teniendo a la vez una regulación total
  38. 38. Las Empresas Venezolanas 35 en el PVP de sus productos. 1987-1989: “ EL GRAN VIRAJE ” . La situación de la economía venezolana para el comienzo de este período, era la continuación de una política aplicada durante las décadas pasadas, fundamentada en la preeminencia del Estado, y por tanto dirigida a fortalecer los controles y la intervención del mismo. El tener una economía muy controlada, la hizo ineficiente; como consecuencia el exceso de recursos financieros no pudo lograr una economía próspera y estable, lo cual produjo los resultados que todos conocemos. En Diciembre de 1988 Carlos Andrés Pérez es elegido por segunda vez presidente de la República. Su propósito: romper con la tradición de tres décadas en las que se demostraba el intervencionismo del Estado, y la adopción de una nueva fórmula: redefinición del papel del Estado y mayor presencia del sector privado. Al respecto esta administración adopta un plan especialmente diseñado por el Fondo Monetario Internacional para rescatar la economía venezolana. Son aumentados los precios de la gasolina, se liberan los precios de los productos que durante muchos años habían permanecido congelados, a la par que se aplican una seria de medidas de ajuste. Pero la reacción de la población no se hace esperar, y el 27 de Febrero estalla “ el Caracazo ” una revuelta social cuyo saldo deja más de mil muertes, y saqueos y disturbios en todo el país, superando los 6 mil millones en pérdida para 2 mil 892 comercios. Se decreta toque de queda en todo el territorio nacional, se suspenden las garantías constitucionales, viene de nuevo la regulación de precios, el Estado retoma su actuación paternalista, se motifica el “Paquete Económico de Pérez“.... y la empresa privada queda como chivo expiatorio de los desastres del país.
  39. 39. Las Empresas Venezolanas 36 ANEXO No. 2 (Resumen-Extracto de artículo de la Revista Gerente Venezuela, Edición Especial 10º aniversario No. 116, Septiembre 1996) ¿ SEGUIMOS EN LO MISMO ?. El balance de los últimos 10 años revela, en lo económico, un ciclo desequilibrio-ajuste-desequilibrio, y en lo político, centralización-liberalización- centralización. En Febrero, hace 10 años, un medio de comunicación social anotaba que “la crisis del mercado petrolero se agudiza, las negociaciones para el refinanciamiento de la deuda se prolonga, el VII Plan de la Nación se cae, luego de la salida de Luis Raúl Matos Azócar de Cordiplan, el Pacto Social pierde vigencia, la Comisión de Costos, Precios y Salarios (Conocopresa) fracasa y Fedecámaras opta por retirarse”. el día 6 de Diciembre, el presidente Jaime Lusinchi se dirigió por cadena de radio y TV al país para anunciar “un golpe de timón” en la política económica. Los ingresos petroleros bajaron de 12 mil 761 millones de dólares en 1985, a 7 mil 049 millones de dólares en 1986. Se devaluó la moneda de 7,50 a 14,50 bolívares por dólar. Se aprobó el Plan Adicional de inversiones por 6 mil 500 millones de bolívares y el Plan Trienal, con una inversión de 38 mil millones para el lapso 86-88. La inflación anual cerró en 11,5 %. El entonces ministro de la Secretaría, Carmelo Lauría, declaró a la prensa que “la gente ya se está a acostumbrando a que los empleos y dádivas no deben buscarlos en la administración pública”. En una encuesta realizada por la Gallup, el 91,8 % de los consultados opinó que Venezuela se hallaba en crisis. Sólo un 6,7 % acordó que el país pasaba por un período de prosperidad. El 45,5 % afirmó que el costo de la vida era el problema que más afectaba, seguido por el desempleo y de la delincuencia. En torno a los servicios, el 87,7 % de los encuestados consideró que la educación estaba en crisis y un 54,8 % dijo que el poder judicial estaba muy mal. Si acomodáramos las fechas y los nombres, el recuento anterior podría se de este año. Pese a los diferentes eventos transcurridos en la década, la política venezolana parece haber sido fiel al dictado de la supervivencia. No se ha reformado y ésta es la conclusión de la cuenta: sigue la lucha entre la vigencia del modelo clientelar, en donde el Estado es el protagonista y el nacimiento de nuevas relaciones políticas, en las que el sector privado sea el ejecutante y el Estado pase a ocupar un discreto papel. Del “golpe de timón” de 1986 se
  40. 40. Las Empresas Venezolanas 37 pasó al “Gran Viraje” de 1989 para llegar, en 1996, a la “Agenda Venezuela”. Desequilibrio- ajuste-desequilibrio en lo económico y centralización-liberalización-centralización en lo político, es la díada de los últimos 10 años. JAIME LUSINCHI: LAS ARRUGAS DEL SISTEMA. En su último año de gobierno (1988), Jaime Lusinchi fue evaluado muy bien. En un sondeo de la época, sobre un total de 20 puntos, el ex presidente alcanzó 13,98 puntos, sólo superado por Ròmulo Betancourt y Raùl Leoni, quienes lograron 15,01 y 14,85 puntos, respectivamente. Sin embargo, la tensión política no dejó de exhibirse. Las manifestaciones estudiantiles en Caracas y en Mérida fueron numerosas. En 1988 ocurrieron dos hechos impactantes: el miércoles 26 de Octubre, poco antes de la medianoche, 30 vehículos livianos del Ejercito se movilizaron hacia Miraflores y La Viñeta, en lo que se conoció como “la noche de los tanques”. El presidente Lusinchi se hallaba en Uruguay y en la presidencia quedó encargado Simón Alberto Consalvi. Tres días después, el país se estremeció con la muerte de 14 habitantes de El Amparo, en el estado Apure. En lo económico, el “proyecto democrático venezolano”, llamado así por tres prominentes miembros de la administración Lusinchi -Héctor Hurtado, Francisco García Palacios y Eduardo Mayobre- caracterizado por un ajuste gradual que buscó el equilibrio entre los estímulos a la producción, el empleo y las medidas anti-inflacionarias, bajo la orientación del Estado, mostró sus arrugas . Luego de dos años de ajuste fiscal exitoso (84-86), el programa se debilitó. Para 1998, la economía se encontraba “recalentada”: la inflación aumentó junto al déficit fiscal, mientras que la holgura de las reservas internacionales se redujo ¿Era posible un “enfriamiento con las políticas económicas usadas por el gobierno, vigentes desde hace 30 años ? Es un error cuestionar la administración de Lusinchi por haber instrumentado un sistema de control de cambio o la presencia del Estado en la economía. Esta última, hizo posible el éxito económico de Venezuela durante 30 años (1950-1980). La crítica, más bien, debió orientarse a preguntar si era posible, al seguir el mismo recetario clientelar, obtener éxito por 30 años más. Sobre este dilema, Carlos Andrés Pérez llegó a la presidencia. CARLOS ANDRÉS PÉREZ: POLÍTICAS SIN POLÍTICA . La nueva administración de Pérez no respondió a la inquietud anterior: había que romper con la receta de hacía tres décadas y adoptar un nuevo esquema: la redefinición del papel del Estado y un mayor protagonismo del sector privado. El “Gran Viraje” ciertamente fue un giro de 180 grados. Las reacciones no se hicieron esperar: el 27-F, dos intentos de golpe de Estado, la oposición de su propio partido, y la salida de Pérez de la jefatura del Estado. Si el error de Lusinchi fue enfrentar a una sociedad más compleja con estrategias agotadas, el fallo de Pérez no fue la carencia de políticas, sino de política. Se confundió la instrumenación técnica (las políticas) con la viabilidad política de las políticas. Pérez no buscó negociar su programa económico ni las alianzas políticas necesarias para llevarlo a cabo. Supuso que la racionalidad técnica era lo justo y que con hablar de instituciones, incentivos, y modernización era suficiente. Los técnicos, por su parte, mostraron un desprecio hacia la política y se justificaron al decir que ellos sólo asumieron posturas técnicas, cuando muchos de ellos tuvieron posiciones políticas.
  41. 41. Las Empresas Venezolanas 38 Confundieron el partidismo con la política y no pudieron darle viabilidad a sus ideas. Una cosa es diseñar un programa de, por ejemplo, descentralización de la salud y otra que sea viable. Se centraron en lo primero y descuidaron lo segundo. Como resultado, una sociedad histórica y culturalmente dependiente del Estado como la venezolana, no podía comprar -pese a sus méritos y logros- un programa de esa naturaleza. Sería negarse a sí misma. Así se lo reclamó el hoy senador Humberto Celli, en la reciente votación del Senado que desincorporó a CAP del Congreso, “no podía un socialdemócrata aplicar esas políticas que significaban la negación absoluta de lo que nosotros y él habíamos preconizado por muchos años”. LA AGENDA VENEZUELA. En Febrero de 1994 Rafael Caldera recibe, por segunda vez, la Presidencia de la República de manos de Ramón J. Velásquez quien, en su breve mandato, adelantó la aprobación de normativas como el IVA, la Ley General de Bancos, e hizo especial énfasis en la descentralización. Caldera se inauguró con el cierre del Banco Latino. Implantó un control de cambio y de precios, con variedad de programas económicos: desde el Plan Sosa hasta el Plan Corrales (el PERE). Hizo un viraje al “Gran Viraje”. Las tensiones también se manifestaron. No sólo el Presidente comenzó a perder popularidad sino que la estrategia económica, para Diciembre de 1995, era inviable. Los gobernadores se quejaban de que el gobierno daba marcha atrás al proceso de descentralización. Se cambiaba la orientación económica o el Gobierno se desplomaba. Para una persona de poder como Rafael Caldera, la preservación de éste es la máxima esencial de la acción política. El 15 de Abril, el Presidente se dirige por cadena de radio y televisión al país, y anunció la Agenda Venezuela, esfuerzo para corregir los desequilibrios de dos años que pudieron poner al traste su segunda administración. De 1994 hasta Abril de 1996 `puede hablarse de una etapa de desequilibrio-centralización, pero ¿cómo interpretar la Agenda Venezuela? Es, a no dudar, un programa de ajuste, pero que sentido tiene. El sentido parece ser salvar al Estado y no a la sociedad y la liberalización es incremental, en áreas que no amenacen el control del Estado. Es una suerte de neolusinchismo, con la diferencia de que la administración de 1984-1989 luego del ajuste fiscal, hizo una redistribución de la renta a través del Estado. Con Caldera -ésta es la diferencia- no hay redistribución sino una exacción de recursos de la Sociedad hacia el Estado. La propuesta de Reforma del Código Orgánico Tributario presentada por el Gobierno y la venta de las acciones de la CANTV, revelan la voracidad de un Estado que no quiere reformarse y que sobrevive, ahora, de PDVSA y la Sociedad. De 1986 a 1996 no ha cambiado lo esencial: las relaciones Estado-Sociedad. En el mejor de los casos, los avances han sido muy lentos si se toma en cuenta que la manifestación pública de la crisis fue el 18 de Febrero de 1983 -!hace 13 años!- y todavía no hallamos el camino para plantear nuevas relaciones. Si habría que ponerle un título de libro a esta década, uno que sentaría muy bien sería, al tomar prestado el título de Eric Fromm, “Venezuela: el miedo a la libertad”.
  42. 42. Las Empresas Venezolanas 39 REFER C A B B O R FI C S EN I S I LI G Á A ALVAREZ, Rubén D. (1994). Reflexiones en torno a la competitiviad de la pequeña y mediana empresa. Investigación y gerencia/Volumen XI, No 3 (Mayo-Junio 1994) CISNEROS, Imelda (1998) ¿ Caerán las Barreras ?. Revista Gerente Mayo 1998. Caracas. Dinero - revista-, (Junio 15/1994) EIROS, Manuel (1995) ¿ Sobrevivirá Venezuela? Apertura Externa e Inserción Internacional. CENDES - Vadell Hermanos Editores. Primera edición. Caracas S/A, Enciclopedia de dirección y administración de la Empresa. (1984). Ediciones Orbis, S.A. Barcelona-España. ENRIGHT, Michael; FRANCÉS, Antonio; SCOTT S. Edith (1994).Venezuela: El Reto de la Competitividad. Ediciones IESA, C.A. Primera edición. Caracas.
  43. 43. Las Empresas Venezolanas 40 Gerente en Venezuela - revista. Edición especial 10º aniversario; Nº 116. Septiembre 1996. GÓMEZ SAMPER, Henry; SUÁREZ, Carlos (1994). Formación de nuevas empresas. Ediciones IESA, C.A. Caracas. GRANELL, Elena; GARAWAY, David; MALPICA, Claudia (1997) Éxito gerencial y cultura. Ediciones IESA, C.A. Primera edición. Caracas. IESA, Debates IESA/ Volumen 3; No 3 (Impuestos ¿Voracidad o necesidad?), (Enero-Marzo 1998). Ediciones IESA, C.A. Caracas. IESA, Debates IESA/ Volumen 3, No 2(Gerencia y Cultura) (Octubre-Diciembre 1997). Ediciones IESA, C.A. Caracas. LEGIS-LEC-EDITORES, C. A. Manual práctico para gerenciar la mediana y pequeña empresa 1998. Legis Lec Editores, C. A. Segunda edición. Caracas. NAÍM, Moisés. (1989). Las Empresas Venezolanas: Su Gerencia. Ediciones IESA, C.A. Primera edición. Caracas. NAÍM, Moisés; PIÑANGO, Ramón. (1995). El Caso Venezuela: una ilusión de armonía. Ediciones IESA, C.A. Sexta edición. Caracas. S/A. (1994). Carabobo Industrial. S/E. Primera edición. Valencia.
  44. 44. CAPÍTULO II: ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA COMPETITIVIDAD EN LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA Li c. Fr anci sco Dopazo I ng. M cos Si er r a ar I ng. A I sabel Ver a na
  45. 45. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 42 Los últimos años de esta década están marcando aceleradamente nuevos ritmos en lo que se denomina Nuevo Orden Económico Mundial, en donde el manejo de la información ofrece alternativas insospechadas en el desarrollo de una empresa, industria o país. El desarrollo tecnológico da pasos más grandes y en más corto tiempo. Los países latinoamericanos no son ajenos a estos cambios y Venezuela se encuentra inmerso en ellos. Son cambios en los que ya no importa cuanto sabías antes, sino cuanto sabes ahora y cuanto sabe más que los demás. Ante estas nuevas reglas no se puede dejar atrás las nuevas ventajas y estrategias que se pueden utilizar para poder sacar al país del desorden económico - político en que se encuentra. Por estas razones se preguntan: ¿Cuáles pueden ser las estrategias apropiadas para hacer al país competitivo?. Pero se debe empezar por las unidades más pequeñas dentro de la economía, y entre estas se encuentran las pequeñas y medianas empresas (PyME), que llegan a representar un porcentaje considerable de los empleadores privados del país, y un mayor porcentaje de las empresas. Las PyMEs hacen de hormiguitas en una nación, en donde el mejor desempeño de un sector beneficiará a los demás sectores. Para analizar ¿cuales serán las estrategias?, se debe comenzar con definir cuales conceptos se utilizarán en nuestro estudio.
  46. 46. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 43 Competitividad La competitividad de una empresa es la capacidad para suministrar bienes y servicios igual o más eficaz y eficientemente que sus competidores. Para cualquier PyME esto significa lograr el éxito y mantenerlo en los mercados internacionales sin contar con protecciones o subsidios. Aunque los costos de transporte podrían permitir a las empresas de un país competir exitosamente en su mercado interno o en mercados adyacentes. La competitividad se trata de sacarle provecho a las ventajas de la empresa basadas en una mayor capacidad y productividad, lo cual incluyen la rentabilidad de la empresa y participación en el mercado regional. El desempeño logrado en el mercado internacional proporciona una medida directa de la competitividad de la empresa. En cambio, la competitividad de una empresa se refiere a su capacidad para alcanzar o superar a las mejores empresas del mundo, en costos y calidad de los bienes y servicios. Para un país, la competitividad se traduce en la posibilidad que tienen sus ciudadanos para alcanzar un nivel de vida elevado y creciente. En la mayoría de los países, el nivel de vida está determinado por la productividad con la cual se utilizan los recursos nacionales Un nivel de vida elevado de un país proviene de las mejoras continuas en la productividad, ya sea alcanzando por una mayor productividad en los negocios existentes o incursionando exitosamente en negocios de mayor productividad. La competitividad es lo que determina si las empresas serán capaces de aprovechar las oportunidades que brinda la economía internacional. El comercio mundial y las inversiones extranjeras han aumentado más rápidamente que la producción mundial durante las últimas décadas.
  47. 47. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 44 Las fuentes de competitividad internacional Después de haber establecido qué es y qué no es la competitividad, es crucial entender cuáles son sus fuentes. Dentro de este marco, lo que determina la competitividad en una industria específica son las condiciones de los factores, las condiciones de la demanda, las industrias relacionadas y de apoyo; y la estrategia, la estructura y la rivalidad de las empresas del país. Los países tienen éxito en industrias en las cuales dichos brinden los incentivos, presiones y capacidades necesarias para innovar y mejorar las ventajas de una empresa. El modelo de Porter, “el diamante”, ofrece una alternativa sistemática a las explicaciones de la competitividad centradas en un único rasgo de una economía, como pueden ser los recursos naturales, las prácticas gerenciales o las políticas gubernamentales.
  48. 48. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 45 ESTR TEG A PA A LA C M A I S R O PETI TI VI D D D LA PEQ EÑ Y A E U A M I A A EM ESA EN VEN ELA ED N PR EZU Es obvio que las estrategias de una empresa, no son aplicables a otra, porque las variables que se manejan en la mayoría de los casos son inherentes a una empresa en particular, todas tienen fortalezas y debilidades diferentes y si son las mismas, seguramente tienen diferentes intensidades. También ocurre que a cada una de ellas se les presentan en su desarrollo como empresa grandes oportunidades y amenazas. Las empresas dependen de muchos factores, donde algunos de ellos son incontrolables y otros imposibles de pronosticar. Una empresa se podría simular, en algunos casos como un organismo vivo, por ejemplo. Un ser Humano, si éste se encuentra enfermo, se debe realizar un diagnóstico, ésto lo debería hacer un médico, y en la empresa lo haría un gerente, ahora si esta fuera de su alcance él diagnóstico y por consiguiente la solución, entonces se buscaría para ambos casos un especialista. La solución debe ser acorde a la magnitud del problema, porque no sería eficiente la solución del problema diagnosticado. Dado que el objetivo del trabajo es estudiar las estrategias para la competitividad en la PyME, debemos al menos agruparlas de alguna forma en común, donde las estrategias plantadas sean adecuadas para el ambiente en el cual se desenvuelven y se desarrollan. Propensión al crecimiento e Inserción en la Cadena de Producción: Cuando se observa la PyME en Venezuela, de forma superficial, se puede resaltar las siguientes características: que tienen una visión a futuro corta, son débiles
  49. 49. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 46 financieramente, muy dependientes del cliente, otras quieren crecer y no pueden, otras deben crecer y no saben. Dado ésto, existe una clasificación explicada por Ramón Rosales Linares (1996), que se adecúa a la realidad actual, y al enfoque que se quiere proponer, donde de acuerdo al diagnóstico de las metas y a los objetivos de las Empresas, se deben las tomar acciones y planificar las estrategias de forma que lo alcancen y se conviertan en una organización competitiva en su medio. El modelo toma 2 variables y las pondera en grandes rasgos a dos niveles de Intensidad (Alta y Baja), con esto crea una matriz 2X2, y aparecen entonces cuatros tipos de Empresa, que dependen de su crecimiento y de su inserción en una cadena de producción. Según Rosales (1996), entre la PyMEs se encuentran los Talleres de confección y Vender su producción de forma directa al Usuario final sus dimensiones básicas como empresas se mantienen igual, los proveedores de un producto para el proceso de producción de una gran industria y con una alta competencia contra otros proveedores del mismo producto, estas se encuentran fácilmente como proveedores de la Industria Automotriz; en la industria Petrolera, etc. Su dependencia del Cliente es mucha y su crecimiento tiende a ser baja por la alta competencia, las proveedoras de un servicio o producto de forma exclusiva en el mundo actual hay una tendencia de este estilo utilizando el outsourcing, la gran industria se deshace de las funciones que no son su negocio principal y se las otorga a una empresa satélite especialista en esa área, entonces esta pequeña empresa puede proveer este mismo servicio a otras industrias bajando sus costos y haciéndose cada vez más rentable. Aquí podemos observar por ejemplo. Empresas de Transporte, Limpieza, Mensajería, Contabilidad, Mantenimiento y las compuestas por empresas que comenzaron como una empresa pequeña y dadas sus ventajas competitivas la demanda aumentan y entonces empieza su crecimiento. Bajo este esquema de clasificación se van ha desarrollar diferentes tipos de estrategias para convertir a la
  50. 50. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 47 PyME en un verdadero Competidor en su medio. Estrategias El objetivo básico de la estrategia es obtener una ventaja competitiva, estas se deben fundamentar en las capacidades y recursos que se tienen y en las que se pueden conseguir y desarrollar. Para las PyMEs la selección estratégica es muy importante ya que dependiendo de estas será el futuro de la empresa, las mismas deben fundamentarse en las fortalezas con el fin de explotar oportunidades, contrarrestar amenazas y corregir debilidades. Estrategias a nivel Funcional “Las estrategias en el ámbito funcional son aquellas tendientes a mejorar la efectividad de operaciones funcionales dentro de una compañía como fabricación, marketing, manejo de materiales, investigación y desarrollo y recursos humanos”. (GARETH, 1996). Los elementos esenciales de la estrategia funcional son: Eficiencia, Calidad, Innovación y Capacidad. Estrategias en el ámbito de Negocios La estrategia en el ámbito de Negocio hace frente a la competencia general poniéndose en la posición de ganar ventajas competitivas y lograr estrategias de posicionamiento en el mercado. Para la aplicación de este tipo de estrategias se deben tomar en cuenta las siguiente premisas: Necesidades del Cliente, Grupos de clientes y segmentación del mercado, y Habilidades Distintivas.
  51. 51. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 48 Dentro de este tipo de estrategias en el ámbito de negocios se encuentran las siguientes estrategias: En industrias fragmentadas, En industrias embrionarias y en crecimiento, En industrias maduras, Para impedir el ingreso en industrias maduras, Para manejar la rivalidad en industrias maduras, De oferta y distribución in industrias maduras, y En industrias en decadencia. Estrategias Globales La estrategia global busca lograr una ventaja competitiva mas allá de las fronteras del país donde se encuentra ubicada la empresa. Este tipo de estrategia provee ciertas ventajas como lo son: Alto rendimiento a partir de las habilidades distintivas, lograr economías de localización y reducir la curva de experiencia antes que los competidores. Dentro de este tipo de estrategia global se encuentran las siguientes: Estrategia Internacional, Estrategia Multidoméstica, Estrategia Global, y Estrategia Transnacional. Competitividad El Ministerio de Industria y Comercio es el ente encargado de promover el desarrollo industrial, comercial y de servicios en un marco de productividad y competitividad para facilitar la inserción del sector productivo nacional en los mercados internacionales y contribuir al desarrollo económico con equidad social. Para ello formula planes y programas de apoyo a la competitividad y de promoción comercial, brindándole a la empresa asistencia financiera, técnica y gerencial y prestándole servicios de información que facilitan la colocación de sus productos y servicios en el exterior. Además participa y conduce todas aquellas acciones orientadas establecer un marco de relaciones económicas internacionales que permita profundizar los esquemas de integración y estrechar lazos comerciales bilaterales.
  52. 52. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 49 Una gran diversidad de industrias conforma el Parque Industrial de Venezuela. Con una proporción importante de PyMEs dedicadas a una amplia gama de actividades como la producción de bienes alimenticios, de vestuario, muebles, metálicos, minerales no metálicos y plásticos, entre otros, generan un total de cuatrocientos sesenta y dos mil empleos directos. Las 8.974 empresas que lo integran, se encuentran ubicadas en todas las principales regiones del país con algún grado de concentración mayor en la región Centro-Norte. La PyME en diferentes países, incrementan su presencia en los sectores económicos tradicionales, incursionan en otros y experimentan agrupaciones estratégicas entre sí. Algunos países han iniciado estudios a profundidad acerca de la empresa de menor tamaño, inclusive cuentan con organismos e instituciones especializadas en la recolección y difusión de estadísticas y estudios sobre PyMEs para determinar su situación presente, tendencias, semejanzas, diferencias y complementariedades con las grandes empresas, así como para identificar su participación en el mercado interno y proyección exportadora. Sus estudios básicamente se orientas a conocer: • La presencia y aparición de nuevas PyME y sus causas de extinción en los diferentes sectores económicos. • El tiempo de permanencia en el mercado. • Aspectos relacionados con sus ventajas competitivas, licitantes y requerimientos. • Su reacción ante cambios en las preferencias de los consumidores y su flexibilidad o capacidad de adaptación y supervivencia ante los cambios tecnológicos. • La vinculación de la PyME con la empresa de gran tamaño, los fenómenos de competitividad y desarrollo de nuevos procesos tecnológicos, y su incidencia. • El papel de la PyME en la innovación y transferencia de tecnología. • Sus fuentes de oportunidad y de mejoramiento de la calidad.
  53. 53. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 50 • La manera en la cual la estructura de mercado y el tamaño de la empresa influyen en los cambios tecnológicos de la PyME y cómo se enfrenta a éstos. • Aspectos demográficos y su impacto en la empresa de menor tamaño. • El impacto de los programas públicos y privados en favor de la PyME, así como los apoyos destinados a éstas y las alianzas estratégicas para el desarrollo de su capacidad competitiva. • La participación de la empresa de menor tamaño en la capacitación y desarrollo de habilidades para la fuerza de trabajo, entre muchas otras.
  54. 54. Estrategias para mejorar la Competitividad en las PyMEs 51 REFER C A B B O R FI C S EN I S I LI G Á A Charles W.,Gareth R. (1996). Administración Estratégica. McGraw-Hill. Ecoeficiencia y Competitividad. (1998). Disponible en: www. incae.ac.cr incaeexproecoef.htma. IESA. (1992). Calidad y Productividad. Ediciones IESA No. 11. Caracas. Kenneth J. , H. W. Allen, Robert Rachlin. (1987). Biblioteca de Administración Estratégica, McGraw-Hill. Michael Enright, Antonio Francés, Edith Scott Saavedra. (1994). Venezuela: el reto de la Competitividad. Ediciones IESA. Caracas. Ministerio de Industria y Comercio. (1998). Disponible en: http:nethost4.nethostin.com.vemic.
  55. 55. CAPÍTULO III: POLITICAS NACIONALES Y REGIONALES DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA Li c. N i vi dad C m at ol enar es

×