PDM San Antonio de Lomerío

5,359 views

Published on

Plan de Desarrollo Municipal de San Antonio de Lomerío, Santa Cruz, Bolivia

  • Be the first to comment

PDM San Antonio de Lomerío

  1. 1. Diagnóstico SocioeconómicoPLAN DE DESARROLLO MUNICIPAL PROVINCIA ÑUFLO DE CHAVEZ, QUINTA SECCIÓN SAN ANTONIO DE LOMERÍOPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 1
  2. 2. Diagnóstico Socioeconómico METODOLOGIAEl proceso de elaboración del Plan de Desarrollo Municipal (PDM) ha sido desarrollado en el Municipiode San Antonio de Lomerío a partir de octubre del año 2000 y concluido en febrero del 2001, sobre labase de los lineamientos de la Planificación Participativa que orienta las acciones del Proyecto deDesarrollo de Comunidades Rurales de la Secretaría Nacional de Participación Popular. Este proceso sebasó en el análisis de la realidad y concertación progresiva de las demandas poblacionales.Principios MetodológicosLos principios que orientaron la metodología fueron los siguientes:El autodiagnóstico y planificación son momentos indisolublemente ligados y que concurren a un mismofin: estructurar una demanda poblacional con base en el análisis de su realidad, que tienda a la equidad enlas soluciones planteadas y que multisectorialmente comprenda la interrelación de los factores que hacenal bienestar social.Un enfoque de planificación así entendido da lugar al desarrollo de procesos educativos en los que lapersona pasa de la reivindicación puntual a la propuesta global y concertada. Para ello, el enfoque del planno pasa por el listado de las necesidades inmediatas, sino por el planteamiento de soluciones integrales. Elprincipal factor que garantiza el proceso de gestación y elaboración del diagnóstico y el plan es laparticipación consciente y organizada de la población, a través de sus dirigencias. El proceso deplanificación participativa es la concreción de la libre y voluntaria decisión de los sujetos de intervenir ensu propio futuro y ser artífices en la transformación de su realidad.Descripción de las FasesFase de organización y difusión del proceso de Elaboración del Plan de Desarrollo Municipal.Durante esta fase se explicó a la población la Ley de Participación Popular y se procedió a promocionar,organizar y definir el proceso de Planificación Participativa Municipal con los actores sociales einstitucionales del municipio para lo cual se desarrolló un taller de organización y difusión del procesocon la participación de delegados de las 28 comunidades, del Gobierno Municipal de San Antonio deLomerío, tanto del Ejecutivo como del Legislativo y de la organización matriz CICOL; en él se acordaronlos compromisos y cronogramas, además de formular las herramientas del autodianóstico, concluyendocon la firma del acta correspondiente. También en esta fase se capacitó a los facilitadores en el uso de lasherramientas.Fase de levamiento de datos. Una vez capacitados los facilitadores se organizaron cuatro brigadas detrabajo, que cubrieron el 100% de las comunidades durante cinco días de trabajo en cada una de las 28comunidades. En esta fase participaron el Gobierno municipal en su conjunto, CICOL, APCOB yCEPAD.Fase de Sistematización de datos. En esta fase se conformó un equipo técnico conformado para laocasión entre los técnicos del Gobierno Municipal, la Mancomunidad de municipios Chiquitanos, APCOBy SNV, que planificó el cronograma para la sistematización de los datos recogidos en el autodiagnósticocomunal, entrevistas a informantes claves y observaciones directas.Con la información sistematizada y documentada en mapas y cuadros, se dio inicio al proceso de reflexióncolectiva.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 2
  3. 3. Diagnóstico SocioeconómicoFase de elaboración del Plan. Con la información sistematizada se realizó talleres cantonales ymunicipales, organizado por el equipo técnico, en donde se presentó las demandas comunales y se validólos datos del diagnóstico. Participaron dirigentes de las comunidades, CICOL y autoridades del municipio.Los resultados de este taller fueron las propuestas para el enfoque estratégico del desarrollo integral deSan Antonio de Lomerío, además de la concertación entre comunidades acerca de las prioridades de losproyectos a ser ejecutados en el corto, mediano y largo plazo.Durante esta etapa se contrastó la información del diagnóstico con los problemas prioritarios identificadospor los actores del municipio; ello posibilitó la formulación de estrategias de acción conjugando laslimitaciones existentes con los programas y proyectos. Esto permite obtener un plan estratégico queorientará los pasos del desarrollo del municipio de San Antonio de Lomerío en el próximo quinquenio.Fase de presentación del Plan. La etapa tuvo tres momentos: a) validación de la estructura programáticadel Plan, b) consultas con instituciones que permitieron dar consistencia financiera a la propuesta y c)reunión con el Concejo y el Alcalde Municipal para que aprueben el Plan de Desarrollo Municipal que sepresenta a continuación.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 3
  4. 4. Diagnóstico SocioeconómicoINTRODUCCIONAntecedentes HistóricosEn tiempos precoloniales, la región de la actual Chiquitanía estaba poblada por más de 50 etniaspertenecientes a diversos grupos lingüísticos. Algunos de ellos eran agricultores sedentarios que vivían engrandes aldeas. Cultivando maíz, yuca, maní, tabaco, diversas especies de calabazas y otros productos conun sistema de roza y quema; complementaban su dieta con carne silvestre, pescado y productos vegetalessilvestres.Había también numerosos pueblos seminómadas que alternaban periodos de sedentarismo para lapreparación de sus chacos y la siembra de los cultivos, con recorridos a través de grandes extensiones pararecolectar productos del bosque con los que cubrían todas sus necesidades alimenticias, vestimentas,herramientas, etc., que finalizaban con el regreso al lugar de sus chacos para la cosecha. Así mismo,pequeños grupos nómadas de cazadores, recolectores y pescadores recorrían constantemente la selva queles proporcionaba todo lo necesario para su subsistencia.La gran mayoría de estas etnias eran sociedades igualitarias que no producían excedentes, y por lo tantono había diferencias económicas entre las familias extensas que formaban el grupo. Las decisiones queafectaban al grupo entero eran tomadas por todos sus miembros adultos mediante consenso; cuando estono era posible, el grupo se dividía. El jefe que destacaba por sus virtudes guerreras, su habilidad deoratoria y su generosidad, era un primus inter pares que solo intervenía en caso de crisis, sobre todo enconflictos con otros grupos y era apoyado por el consejo de ancianos. El personaje de mayor podersimbólico era el chamán que mediaba entre las fuerzas de la naturaleza y el ser humano, y tenía lacapacidad de curar a los enfermos. Muy pocos grupos vivían en una sociedad fuertemente estratificada,con sistema de cacicazgo, es decir jefes poderosos que dirigían varias aldeas.En 1542 llegaron los primeros conquistadores españoles desde el Paraguay a la Chiquitanía en busca de laTierra de la Plata y luego de El Dorado; pero al ver frustrada su esperanza de encontrar metales preciososen las tierras bajas del país descubrieron el valor que les aportaría la explotación de los recursos naturalesy la mano de obra de los pueblos originarios. Miles de indígenas fueron repartidos en Encomiendas, unsistema de trabajo orientado a brindar mano de obra forzada para las minas de Potosí o a brindar serviciospersonales para las propiedades agrícolas de los españoles; se estima que en 1561 ya había entre 40.000 y60.000 indígenas sometidos a la servidumbre. Otros fueron reclutados para la lucha contra los chiriguanosy contra traficantes de esclavos procedentes de Brasil. Ante esta situación numerosos pueblos sesublevaban y rebelaban o se retiraron a regiones alejadas no ocupadas por los españoles. El resultado de laconquista de la Chiquitanía fue la exterminación o disminución de pueblos selváticos por matanzas,epidemias y deportación.A fines del siglo XVII, se instalaron en la región los jesuitas, quienes entre 1692 y 1767 fundaron diezaldeas misionales, llamadas “reducciones”, en las que concentraron a miles de indígenas de diferenteprocedencia étnico-cultural. Algunos grupos indígenas, pidiendo protección de los españoles, serefugiaron en las misiones que no dependían de la administración colonial, sino directamente del rey. Losmisioneros tenían la facultad de prohibir el acceso de los españoles a las misiones. La laborevangelizadora que se habían planteado los jesuitas se realizó sobre todo a partir de “cazas espirituales”,como ellos mismos llamaban sus excursiones a la selva en búsqueda de sus habitantes para llevarlos a lasreducciones. Los métodos para atraer a los indígenas consistían en la persuasión, ofreciéndoles protecciónde los españoles, en la oferta de regalos, sobre todo de las herramientas de hierro muy cotizadas por todaslas etnias de las tierras bajas, y también en la captura a la fuerza. Sin embargo, aunque estos métodostuvieron un relativo éxito (en 1667 vivían aproximadamente 37.000 indígenas en las misiones), hay quePlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 4
  5. 5. Diagnóstico Socioeconómicodestacar que numerosos grupos se retiraron a los bosques menos accesibles para evadir tanto a losespañoles como a los jesuitas.Las reducciones estaban divididas en parcialidades donde cada grupo étnico vivía separado de los demás yestaba encabezado por un cacique. Para contrarrestar el problema lingüístico, el chiquito –el idioma másdifundido en la región- fue declaro “lengua general” o “lengua franca”.Los jesuitas establecieron un nuevo sistema económico basado en la agricultura a gran escala, que incluyónuevos cultivos, sobre todo el arroz, y la introducción de la ganadería vacuna, ambas formas deproducción hasta entonces desconocidas por los indígenas. Las misiones redujeron la gama de productoselaborados de plantas silvestres sustituyéndolos por productos manufacturados para lo cual se formó aespecialistas indígenas en múltiples ramas artesanales. En el sistema de las reducciones, los indígenassuministraban la mano de obras de las misiones teniendo que producir para su subsistencia y ademástuvieron que generar excedentes de productos agrícolas o en forma de cera, telas y otros, que eranintercambiados por bienes que faltaban en las reducciones o que se vendían a otras regiones. Sin embargo,los misioneros nunca lograron el abastecimiento completo de proteínas animales, razón por la cual losindígenas regresaban por épocas cortas a los bosques para cazar y pescar, lo que además les dio laoportunidad de reproducir temporalmente su estilo de vida tradicional y de conservar y aplicar losconocimientos sobre su hábitat.En las reducciones, los jesuitas impusieron una estructura política jerarquizada: el cabildo, conformadopor varios cargos políticos desempeñados por indígenas de diferentes parcialidades. Sin embargo, elmisionero que encabezaba cada reducción tenía el poder absoluto y se servía de las autoridades indígenas–cuya posición fortalecía concediéndoles diversos privilegios- para hacer funcionar las misiones en losplanos organizativo, económico y religioso. Los caciques tenían que dirigir los asuntos de su parcialidadrespectiva, mantener el orden en las misiones y supervisar el cumplimiento de los trabajos.El objetivo principal de la Compañía de Jesús, la evangelización de los indígenas, fue cumplidofundamentalmente a partir de la frecuente celebración de misas; los misioneros aprovechaban, además, elgusto y talento de los indígenas para las diferentes expresiones artísticas dando gran importancia a lamúsica, la imaginería religiosa, las procesiones y las fiestas religiosas. Pero también desarrollaron unrígido sistema de sanción y utilizaron el miedo ante Dios, interpretando las desgracias individuales comocastigo divino por la transgresión de los mandamientos. Lo que facilitó la aceptación parcial de la religióncatólica por parte de los indígenas fueron ciertos paralelismos entre los misioneros y los chamanes, ya queambos sabían curar a los enfermos; en la percepción de los indígenas, fomentada por los mismos jesuitas,los misioneros tenían fuerzas mágicas al igual que los chamanes. Pero a pesar de los esfuerzos de losjesuitas por imponer la religión católica y erradicar las creencias, éstas perduran hasta la actualidad.Recapitulando, podemos establecer que si bien los jesuitas brindaron protección a los indígenas, lesprivaron al mismo tiempo de una vida independiente bajo una organización y cultura autónomas. Delproyecto de aculturación de las múltiples etnias y de evangelización, que representaba el sistemareduccional, surgió el pueblo chiquitano tal como lo conocemos hoy en día.Tras la expulsión de los jesuitas de Sudamérica en 1767, las misiones fueron transferidas a sacerdotesseglares y luego a funcionarios públicos. Fue entonces cuando llegaron los primeros habitantes de SantaCruz de la Sierra a la Chiquitanía donde fundaron estancias con el ganado de las reducciones. Una partelos indígenas, sobre todo los que llevaban poco tiempo en las misiones, se retiraron a la selva y retomaronsu antiguo modo de vida; otros se quedaron y trataron de mantener el orden y las costumbres que habíanadoptado en las reducciones. Los conflictos entre los nuevos sacerdotes y los funcionarios, su incapacidadde administrar las reducciones, la explotación de los indígenas por las autoridades, el reclutamiento de loshabitantes de las misiones por los ganaderos como mano de obra en las estancias y la resistencia dePlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 5
  6. 6. Diagnóstico Socioeconómicoaquellos contra el nuevo orden resultó en el paulatino decaimiento del sistema reduccional que finalmentefue abolido en la década de 1850.Después de la independencia en 1825, el gobierno de la nueva República de Bolivia repartió tierras en laChiquitanía a blancos y mestizos de Santa Cruz. El requerimiento de mano de obra fue cubierto el“empadronamiento forzoso” de los chiquitanos impuesto por el gobierno. Este sistema significóprácticamente la esclavitud de los indígenas que pasaron a ser propiedad de sus patrones quienes lospodían vender junto con la tierra.Durante el primer auge de la goma entre 1880 y 1920, miles de indígenas fueron alquilados por suspatrones a las empresas caucheras o deportados a los gomales en el norte donde tuvieron que trabajar bajoel sistema del endeudamiento encadenado. Muchos de ellos murieron a consecuencias de las malascondiciones de trabajo, la desnutrición y enfermedades infecciosas. No obstante, algunos chiquitanoslograron evadir la deportación y se refugiaron en una zona de difícil acceso al sur de la ex reducciónConcepción, el área hoy llamada Lomerío, donde fundaron comunidades independientes. Por otra parte,durante este período la alimentación de la población en los gomales requirió de un aumento en laproducción agrícola y ganadera que se llevó a cabo en establecimientos de producción mixta en laChiquitanía con mano de obra indígena.El descenso de la producción cauchera, el consecuente descenso de la producción agropecuaria y el finalde la guerra del chaco (1932-1935) entre Bolivia y Paraguay, para lo cual los chiquitanos habían sidoreclutados al igual que el resto de la población masculina, liberaron a miles de indígenas de la servidumbrey del servicio militar, proporcionándoles la oportunidad de fundar comunidades libres. Sin embargo, elnuevo auge de la goma, motivado por la segunda guerra mundial, la construcción de una vía férrea de SanJosé de Chiquitos a Corumbá en Brasil y la recuperación del sector pecuario comercial demandaron unavez más mano de obra que fue reclutada entre la población chiquitana. Aunque en 1937 fue abolido elempadronamiento forzoso, las condiciones de trabajo para los chiquitanos no cambiaron sustancialmente:en los gomales y las estancias ganaderas continuaron trabajando bajo el sistema del „enganche‟, es decir elendeudamiento encadenado que se transfería de una generación a otra. El pago en las haciendas consistíatodavía en los años 60 en tres metros de lienzo para las mujeres y dos pantalones y dos camisas para loshombres por año. Si bien en la construcción de la vía férrea los chiquitanos trabajan por primera vez acambio de dinero, los contratitas retuvieron por lo general 30-50% de sus sueldos. Durante todo estetiempo, había chiquitanos que lograban escapar de la servidumbre y retirarse a Lomerío.En la segunda mitad de los años 40, las empresas internacionales abandonaron los gomales y laproducción agraria entró en crisis, ya que los productos agrícolas fueron importados desde el exterior através de la vía férrea que une Bolivia con el Brasil. Este declive provocó el despido de muchas familiaschiquitanas de los establecimientos, que formaron sus propias comunidades concentradas en torno a lasantiguas misiones y la vía férrea.Finalmente, la última etapa de la liberación de los chiquitanos de la servidumbre acontece en los años 60de este siglo, cuando la Reforma Agraria, proclamada en 1953, alcanza con retraso las tierras bajas deloriente boliviano. Desde esta época, prácticamente el conjunto de los chiquitanos vive en sus propiascomunidades en cinco provincias del departamento de Santa Cruz, varios miles también en las ciudades.Un censo realizado en 1992 y 1993 registró 313 comunidades chiquitanas con 44.122 habitantes. Siincluimos los chiquitanos que viven en los pueblos y las ciudades, la población total asciende aaproximadamente 57.000 personas (Birk, 2000).Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 6
  7. 7. Diagnóstico SocioeconómicoDIAGNOSTICO SOCIOECONOMICOA. ASPECTOS ESPACIALESA.1. Ubicación geográficaA.1.1. Latitud y longitud El municipio San Antonio de Lomerío es la quinta Sección de la Provincia Ñuflo de Chávez, se encuentra ubicada entre los 16°30‟-16°53‟ de latitud sur y entre los 61°37‟-63°13‟ de longitud oeste, encontrándose a una altura promedio de 500 metros sobre el nivel del mar.A.1.2. Límites y extensión Los límites del municipio son los siguientes: Al norte con el municipio de Concepción, la TCO ayorea de Zapocó y el río Nampurabo, al sur con el río Zapocó Sur y con el río San Julián, al este con la provincia Velasco y al oeste con el municipio de San Ramón.A.1.3. Superficie El municipio San Antonio de Lomerío se crea por Ley No 1965, en marzo de 1999, pero sus límites todavía no están definidos, pues existe una demanda de territorio interpuesta por la Central Indígena de Comunidades Originarias de Lomerío (CICOL) de 300.000 hectáreas (3.000 km2), de las cuales están inmovilizadas a partir de junio de 1997 un total de 290.787,8593 hectáreas, por la cual sus límites están todavía por definirse. Esta superficie se superpone a los límites naturales que tenía cuando pertenecía a la Sección Municipal de Concepción, que en ese entonces conformaba el cantón Santa Rosal del Palmar.A.2. División político administrativaA.2.1. Cantones El municipio San Antonio de Lomerío se crea por Ley No 1965, en marzo de 1999, organizado en 4 cantones. Lo novedoso es que es el “Primer Municipio Indígena Monkox Chiquitano” de Bolivia y además con el título de “Capital Folklórico Autóctono Monkox de la Provincia Ñuflo de Chávez”. Los cantones son los siguientes: San Antonio: lo conforman 9 comunidades y se encuentran al centro del municipio. Santa Rosa del Palmar: lo conforman 6 comunidades y se encuentran en la parte sur del municipio. El Puquio: lo conforman 6 comunidades, que se encuentran distribuidas desde el centro hacia el noroeste del municipio.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 7
  8. 8. Diagnóstico Socioeconómico San Lorenzo: lo conforman 7 comunidades, que se encuentran distribuidas desde el centro hacia el nordeste del municipio. A continuación se presenta el detalle de las comunidades que conforman cada uno de los cantones municipales: Tabla 1. Comunidades y Cantones Cantón Comunidad 1. San Antonio 6. Potrerito 2. San Martín 7. Fátima 3. San Pablo 8. Cornocal San Antonio 4. Coloradillo 9. La Asunta 5. San José Obrero 1. Totoca 4. Bella Flor 2. Holanda 5. San Ignacito Santa Rosa del Palmar 3. San Andrés 6. Salinas 1. El Puquio Cristo 4. Monterito Rey El Puquio 2. Palmira 5. San Simón 3. Surusubí 6. Santo Rosario 1. Santa Anita 5. Todos Santos 2. El Cerrito 6. Florida San Lorenzo 3. Las Trancas 7. San Lorenzo 4. Puesto Nuevo Fuente: H. Alcaldía San Antonio de LomeríoA.2.2. Estructura de poblamientoA.2.2.1. Población dispersa y concentrada: funciones y relaciones Podemos clasificar a la población según su grado de dispersión o concentración. Consideramos población dispersa a aquella que se establece en las comunidades diseminadas en el territorio del municipio. Por el contrario población concentrada es aquella que se establece en: a) Centros poblados: que presentan las siguientes características: población mayor a 40 familias, distribución espacial con trazos de calle, servicios básicos como agua y/o luz, infraestructura y equipamiento de salud, infraestructura de educación (escuelas) y de recreación (plaza o canchas polifuncionales) y vinculación caminera a otros centros. Con estas características se puede considerar como centro poblado únicamente a San Antonio. A pesar de que su población es de 1.288 (215 familias), de tener definidas sus calles y áreas verdes, se lo puede considerar como un centro poblado de segundo orden, por su incipiente prestación de servicios (hospital, educación básica, agua potable y sistema de energía eléctrica muy precarios).Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 8
  9. 9. Diagnóstico Socioeconómico Comunidades: tienen una educación básica y multigrado, cuentan con servicios de agua, acceso a servicios de salud. Están catalogados en esta clasificación la mayoría de las comunidades chiquitanas de Lomerío. Sus principales relaciones de comercio y demandas de servicios se dan principalmente con los centros poblados de segundo orden.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 9
  10. 10. Diagnóstico SocioeconómicoPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 10
  11. 11. Diagnóstico SocioeconómicoPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 11
  12. 12. Diagnóstico SocioeconómicoB. ASPECTOS FISICO-NATURALESB.1. Descripción fisiográfica Navarro (1994) citado por la VAIPO (1999), en este municipio reconoce dos unidades fisiográficas: Penillanura Laterítica y Serranías Marginal del Escudo Precámbrico. Los cuales describimos a continuación:  Penillanura Laterítica, situada en la zona oriental del territorio, se destacan varios paisajes como ondulaciones con pendientes moderadas, zonas planas o amesetadas y zonas casi planas con muy poca pendiente.  Serranías Marginales, situadas en la parte occidental con paisajes más accidentados y compuestos por alineaciones de montañas con altitud variable e interrumpida por frecuentes aforamientos rocosos.B.1.1. Zonas de Conservación-Áreas protegidas De acuerdo al Plan de Uso del Suelo del departamento de Santa Cruz, el 60% de la demanda de Lomerío se encuentra al interior de la Reserva de Inmovilización Natural de Lomerío (RIN4), establecida a través del D.S. 241224 de septiembre de 1995. De acuerdo al Reglamento General de Áreas protegidas (D.S. 24718 de julio de 1997), la Reserva Natural de Inmovilización es un régimen jurídico transitorio de aquellas áreas cuya evaluación preliminar amerita su protección, pero que requieren de estudios concluyentes para su categorización y zonificación definitivas. El régimen de inmovilización tiene una duración máxima de cinco años, durante la cual el uso de recursos naturales para actividades productivas está prohibido, al igual que asentamientos humanos, adjudicaciones y concesiones. En este sentido es necesario acceder al asesoramiento técnico y legal con la autoridad nacional competente, el Servicio Nacional de Áreas protegidas (SERNAP), del Viceministerio de Medio Ambiente, Recurso Naturales y Desarrollo Forestal, para desarrollar y proponer instrumentos técnicos que permitan la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales existentes al interior de la zona inmovilizada.B.2. Características del ecosistemaB.2.1. Pisos y unidades ecológicos El municipio San Antonio de Lomerío se encuentra dentro de la formación geológica del Escudo Precámbrico, que forma la parte más antigua del continente americano. Dicha formación geológica determinó las características naturales de la zona, que son bastantes diferentes del resto de las tierras bajas de Bolivia. La geomorfología sobre el Escudo precámbrico, varía desde planicies onduladas hasta llanuras aluviales o peneplanicies, interrumpidas por remantes de terrazas denominadas Serranías Chiquitanas.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 12
  13. 13. Diagnóstico Socioeconómico Litolígicamente, está conformado por extensos afloramientos rocosos graníticos y gnéissicos, que interrumpen la vegetación.. Mientras que en las llanuras aluviales o peneplanicies son sedimentos cuaternarios con grava y arcilla (PLUS – Santa Cruz, 1994).B.2.2. Clima De acuerdo a la clasificación de Köppen el clima predominante en la zona de estudio corresponde al clima subhúmedo pluviestacional con grandes variaciones de precipitación y temperatura entre la época lluviosa y la época seca.B.2.2.1. Temperatura máxima y mínima El mes más cálido es el mes de noviembre y el más frío es junio; en los meses de junio y julio la temperatura decrece notablemente debido a la penetración de frentes fríos, siendo las máximas medias mensuales mayores a 25oC y las mínimas medias extremas llegan a 20oC; los frentes fríos en el invierno provocan fuertes descensos de temperatura, registrándose valores inferiores a 13ºC por varios días consecutivos (VAIPO, 2000).B.2.2.2. Precipitaciones pluviales, periodos La precipitación media anual fluctúa entre 1.000 a 1.1000 mm, con cinco meses secos, siendo los meses más lluviosos Diciembre, Enero y Febrero. El mes más seco es Julio con una precitación de 23,7 mm.B.2.2.3. Vientos Los vientos predominantes son de norte a sur, pueden llegar hasta 20 km/h, con ráfagas de hasta 50 km/h; la presencia de serranías y colinas disminuye la velocidad de los mismos; en invierno se presentan los vientos del sur, que tienen menor duración pero similar intensidad.B.2.2.4. Humedad promedio La humedad relativa anual media en todo el municipio es del 55%. Realizando una distribución de acuerdo a los sistemas fisiográficos.B.2.2.5. Riesgos climáticos Los mayores riesgos climáticos que afectan al municipio, en orden de importancia son: las heladas, sequías, veranillos y granizadas. Con diferente intensidad y corta duración suelen presentarse heladas en el periodo mayo - julio, registrándose temperaturas de hasta 5ºC. Las heladas pueden ser “negras” o “blancas”, si el invierno es seco la helada es “negra”, que es más intensa que la helada “blanca” de invierno húmedo. Cada cinco años se presenta una helada negra. Las sequías son muy frecuentes en este municipio, se presentan todos los años con diferente intensidad en el invierno y parte de la primavera (abril-septiembre). Los veranillos, que consisten en ausencia de lluvia en periodos de 20 a 40 días, con incremento de la temperatura en la época de verano (diciembre-febrero), se presentan todos los años. Las granizadas son poco frecuentes, se presentan cada tres o cuatro años, tienen diferente intensidad.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 13
  14. 14. Diagnóstico SocioeconómicoB.2.3. SuelosB.2.3.1. Principales características físicas y químicas, textura y estructura En función al trabajo realizado por Navarro (1996), en el Municipio San Antonio de Lomerío, se han clasificado los suelos de acuerdo a los paisajes fisiográficos, geología y geomorfología, se realizó la revisión de una clave para la clasificación de suelos (Keys to soil Taxonomy, 1992), incluyendo también la comparación con clasificación del sistema propuesto por la FAO- UNESCO (1990). a) Suelos de la Penillanura Laterítica  Suelos Lateríticos Antiguos Profundos: Rhodic Haplustox, Rhodic Kandiustox (ferrasol ródico, Acrisol férrico); Son suelos muy profundos, bien drenados, de texturas franco- limosas y franco-arcillosas, muy pobres en nutrientes y en reservas minerales, rico en hierro y aluminio, son ácidos y de color rojo intenso. Son suelos muy antiguos que se encuentran presentes exclusivamente en zonas planas. La vegetación que se desarrolla en este tipo de suelos es el Bosque Bajo Subhúmedo Esclerófilo o Cerrado y las Sabanas Arboladas que derivan de estos por la quema y pastoreo frecuentes.  Suelos Lateríticos Pedregosos Poco Profundos: Petroferric Dystropept, Ustoxic Dystropept (Cambisol ferrálico); Sustituyen a los anteriores en los márgenes y zonas altas de las laderas de los valles. Son suelos relativamente recientes, de color pardo-rojizo y de textura franco- arcillosa. La vegetación que se desarrolla es el Bosque Bajo o Sabanas Arboladas que derivan de ellos.  Suelos Poco Pedregrosos Medianamente Profundos: Ustic Dystropept (Cambisol dístrico- húmico); Se encuentran en la zona media de las laderas de los valles, son más profundos y poco pedregosos, poseen una capa de humus que les da un color pardo oscuro. Son de textura franco-arenosa, el material parental consta de laminillas de mica residual. Por su estructura y por la presencia de materia orgánica (humus) es más resistente a la sequedad. La vegetación que se desarrolla sobre estos suelos es casi siempre Bosques Denso de Altura Media y en ocasiones vegetación de transición hacia Bosques Bajos. b) Suelos de las Serranías Marginales del Escudo Precámbrico  Suelos Pedregosos Poco Profundos: Dystropept (Cambisol dístrico); Son suelos que predominan en las crestas de las serranías y en las zonas altas de las laderas, se desarrollan generalmente sobre granitos. Muestran abundante pedregosidad en especial cuarcitas, son de color rojizo y de textura franco-arenosas en la capa superior y franco-arcillosa en la capa inferior. La abundante pedregosidad y la escasa profundidad del suelo hacen que se deseque por completo durante varios meses del año. La vegetación que crece sobre estos suelos es siempre el Bosque Seco Denso Bajo y las Sabanas Arboladas derivadas de este bosque por las constantes quemas.  Suelos Poco Pedregosos Medianamente Profundos: Ustic Dystropept (Cambisol dístrico húmico); Se encuentran en la zona media de laderas poco inclinadas, son más profundos y poco pedregosos, poseen una capa de humus que les da un color pardo oscuro, son de textura franco-arenosa, el material parental consta de laminillas de mica residual. Por su estructura y por la presencia de materia orgánica (humus) es más resistente a la sequedad. La vegetación que se desarrolla sobre estos suelos es casi siempre Bosques Denso de Altura Media y en ocasiones vegetación de transición hacia Bosques Bajos.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 14
  15. 15. Diagnóstico Socioeconómico  Suelos Humíferos Profundos: Ustic Humitropept (Cambisol húmico); Se encuentran en valles y zonas bajas de las laderas, se puede observar una ausencia completa de pedregosidad. Existe bastante materia orgánica que llega a ocupar entre 40 a 50 cm en la superficie del suelo dando un color oscuro de textura arenosa a franco-arenosa. Este tipo de suelo por sus características físicas y su posición topográfica mantiene un notable grado de humedad, incluso en época seca. Sobre estos suelos se desarrollan siempre Bosques de Altura Media. Suelos arcillosos Estacionalmente Inundados: Tropaquept y Endoaquent (Gleysol dístrico- úmbrico); Ocupan zonas planas de pie de monte y fondos de valle con drenaje insuficiente. Son suelos muy profundos de color oscuro y de textura franco-arcillosa. La vegetación de estos suelos es un Bosque Higrófilo (que depende de la humedad) con abundantes palmeras de motacú.B.2.3.2. Certificación–Capacidad de Uso Mayor de la Tierra La Certificación de la Capacidad de Uso Mayor de la tierra (Superintendencia Agraria, 1999), ha identificado tres tipos de uso a ser recomendados en las actividades productivas, éstos son: Cultivos Perennes Extensivos en la unidad E.3.1; Bosque Natural Maderable en la unidad E.1.1 y Cultivos Anuales Extensivos en la unidad L2.14. Las restricciones productivas en la Zona de Lomerío tienen su origen, primero en la baja fertilidad de los suelos, ya que son ácidos, pedregosos y muy susceptibles a la erosión; segundo, la topografía accidentada y las pendientes no permiten practicar una agricultura sostenible y tercero, el mal drenaje presente en las zonas planas causa la „lixiviación‟ o empobrecimiento paulatino de la fertilidad de los suelos. El Plan de Uso del Suelo de Santa Cruz establece las reglas de intervención y las categorías de uso del suelo, recomendando manejo y restricciones de cualquier actividad productiva de acuerdo a la potencialidad y aptitud de los recursos naturales existentes. Para Lomerío ha recomendado declararla zona de Inmovilización como Reserva Biológica, en donde el Desmonte Mecanizado está prohibido y la Dotación de Tierras, las Concesiones forestales y la Construcción de caminos están limitadas (PLUS Santa Cruz, 1995).B.2.4. Flora Los bosques han sido siempre la base del sustento del pueblo chiquitano de Lomerío, las actividades propias de su cultura como la recolección de frutos, raíces, miel e insectos y la caza de animales para el complemento de su dieta se han dado en consonancia y equilibrio con el acceso y uso de los bosques. Con el paso de los años y la historia misma del pueblo chiquitano, esa relación de equilibrio con el bosque ha tenido modificaciones, las cuales han sido orientadas siempre por la presencia de otros actores, en principio los jesuitas, después los españoles y finalmente la misma sociedad nacional, que debía acomodarse a la demanda de los mercados. Tal es el caso de la transformación del sistema productivo indígena pesca-recolección-caza-agricultura por agricultura-ganadería-caza-recolección-pesca, y la actual incorporación de actividad forestal guiada por planes de manejo en el marco de una Ley, que busca nuevamente ese equilibrio. La vegetación en la Chiquitanía está determinada por su ubicación en la zona de transición entre el Chaco Seco y las Sabanas Húmedas del Beni. Consiste principalmente en bosques altos y bajos, que pierden parcialmente sus hojas (semideciduo), también se encuentran presentesPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 15
  16. 16. Diagnóstico Socioeconómico sabanas arboladas, producto de las quemas periódicas y guapasales en lugares inundados periódicamente (Killen et al., 1993). En el estudio elaborado por Navarro (1996), éste reconoce una unidad vegetacional más, que es el Bosque Bajo que crece en la roca (Bosque muy bajo saxícola). A continuación se describen todas las unidades mencionadas: a) Bosque saxícola (crece sobre la piedra) muy bajo; La vegetación crece entre lajas y domos saliendo por las fisuras, el tamaño que alcanzan los árboles son de 4 metros como máximo. Hay muchos arbustos espinosos donde dominan los carahuatales. Las especies más representativas son: el muresí (Sapium argutum), piñón bravo (Commyphora leptophoelos), rara vez se observa al algodonillo (Cochlospermun vitifolium), al jichituriqui (Aspidosperma cf. multiflorum), al cuchi (Astronium urundeuva) y el caracoré (Cereus hilldmannianus). b) Bosque Bajo Pluviestacional Esclerófilo y Sabanas Arboladas; Este tipo de vegetación se la conoce como „Cerrado‟, se desarrolla sobre suelos rocosos poco desarrollados y tóxicos por el alto contenido de aluminio y hierro. Por la extensión que ocupa, es la vegetación más representativa del Municipio San Antonio de Lomerío. Este Bosque Bajo llega a medir entre 4 a 10 metros de altura, es de estructura densa cuando no está intervenido por la ganadería, los árboles no son de fuste recto. Cuando este tipo de vegetación se encuentran muy intervenida por el fuego y la ganadería se forman las Sabanas Arboladas, adaptadas por el hombre para el pastoreo de ganado vacuno. Entre las especies más frecuentes se están el Ala de Pillo (Stryphodendron sp), Alcornoque (Tabebuia aurea), Area (Plathymenia reticulata), Area colorada (Diptychandra aurantiaca), Azucaró (Linociera hassleriana), Carapapé (Jacarandá cuspidifolia), Coropeta (Agonandra cf. brasiliensis), Ichizogo (Terminalia argentea), Jichituriqui blanco (Aspidosperma cf. multiflorum), Macararú (Caryocar brasiliensis), Macararusillo (Byrsonina coccolobifoli), Motacuchi (Allagoptera sp), Mote (Guettasarda viburnoides), Mururé (Brosinun gaudichaudii), Paichané (Vernonia patens), Pequí colorado (Pseudobombax marginatum), Pototó (Astronium fraxinifolium), Sucupiru (Bowdichia virgilioides), Tajibo blanco (Cybistax antisiphilitica), Tinto blanco (Callisthene fasciculata), Tinto morado (Qualea cf. parviflora), Tinto negro (Qualea grandiflora), Tipa (Machaerium acutifolium), Tipa blanca (Platypodium cf. elegans), Trompillo (Lafoensia pacari), Tutumillo (Magonia pubescens) y Utobo (Luehea paniculata). En el estrato herbáceo, sobre todo en áreas periódicamente quemadas, la dominante absoluta es la Paja carona (Elynorus muticus), siendo frecuentes también Ocorosillo (Oxalis aff. psoraleoides), Gabaratá de la pampa (Bromelia cf. villosa), Patura blanca (Zamia boliviana) y numerosas hierbas tanto más frecuentes cuanto mayor es el grado de intervención humana (fuego, ganado). c) Bosque Subhúmedo Semideciduo Pluviestacional (Bosque Chiquitano); Típica formación del Escudo Precámbrico, es un bosque de altura media con un dosel arbóreo que se encuentra entre 15 a 20 metros, crece sobre suelos relativamente desarrollados, b ien drenados, generalmente poco pedregosos y con mejor capacidad de retención de humedad; a menudo son también suelos algo más ricos que los del „Cerrado‟. El carácter semideciduo del bosque está condicionado por la marcada estacionalidad de las precipitaciones que es muy variable de una año a otro, desde años secos con una pérdida casi total de hojas hasta años más favorables donde un notable porcentaje de especies pierde solamente una fracción de su follaje. Entre las especies que habitan en este tipo de bosque están el Ajunao (Pterogyne nitens), Cari Cari (Acacia poliphylla), Carne de toro (Combretum cf. leprosum), Cedro (Cedrela fissilis), Comomosí (Bougainvillea modesta), Cuchi (Astronium urundeuva),Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 16
  17. 17. Diagnóstico Socioeconómico Curupaú (Anadenanthera macrocarpa), Cusé (Casearia gossypiosperma), Cuta del Monte (Phyllosthyllon multiflorum), Gallito o Coriocó colorado (Erythrina sp), Gallito o Coriocó rosado (Erythrina cf. dominguezii), Jichituriqui amarillo (Aspidosperma cf. macrocarpon), Jichituriqui colorado (Aspídosperma pyrifolium), Juno (Pithecellobiun scalare), Mapajo (Ceiba samauma), Momoqui (Caesalpinia floribunda), Morado (Machaerium scleroxylon), Pacobillo (Dendropanax arboreus), Paquió (Hymenaea coubaril), Pequí blanco (Eriotheca cf. roseorum), Pequí colorado (Pseudobombax longiflorum), Picana blanca (Cordia sp), Picana negra o barcina (Cordia alliodora), Roble (Amburana cearensis), Sirari (Peltogyne sp), Soto (Schinopsis cf. brasiliensis), Sujo (Sterculia apetala), Tajibo morado o rosado (Tabebeuia impetiginosa), Tarara amarilla (Centrolobiun cf. microchaete), Tarara colorada (Platymiscium sp), Tasaá o garroncillo (Poeppigia procera), Toborochi (Chorisia speciosa), Toco (Enterolobium contortisiliqum) y Verdolago (Calycophyllum multiflorum). d) Bosque Higrófilo Semideciduo; Vegetación exclusiva de fondos de valle y pie de monte de fisiografía plana con mal drenaje, es un bosque mediano – alto que llega a medir entre 20 a 30 metros de altura, con poca cobertura vegetal. Se mantienen numerosas especies del bosque de laderas bien drenadas, tolerantes a las inundaciones periódicas, incorporándose un grupo de especies adaptadas a este medio, especialmente palmeras como el motacú y el sumuqué. Las especies existentes son Achachairú (Rheedia cf. brasiliensis), Aguaí (Chrysophullum cf. gonocarpum), Aguaicillo (Pouteria cf. caimito), Amarillo de bajura (Albizia niopoides), Bí (Genipa americana), Bibosi higuerón (Ficus sp), Cuqui (no identificado), Guapomó (Salacia sp), Guapurú (Myrciaria cauliflora), Isotouvo (Sapindus saponaria), Motacú (Scheelea princeps), Ochoó (Hura crepitans), Pacay de bajura (Inga sp.1), Palo diablo (Triplaris cf. americana), Peloto (Sapiun sp), Sumuqué (Syagrus sancona), Tarumá (Vitex eymosus) y Yesquero (Cariniana estrellensis). e) Bosque ripario (crece en el río) Semideciduo; Se desarrolla en las orillas de los principales ríos de Lomerío (Zapocó Norte y Zapocó Sur), sobre suelos arenosos que se inundan periódicamente. Generalmente es una faja muy angosta de vegetación, la cual oscila entre 20 y 30 metros de ancho. Es un bosque con baja diversidad biológica, las especies características son Bibosi (Ficus sp), Motacú (Scheelea princeps) y Tarumá (Vitex eymosus). f) Vegetación Saxícola; No son bosques, son arbustos y hierbas que crecen sobre sustratos rocosos, donde domina la especie Sellaginella sp, que se instala como especie colonizadora de lajas y afloramiento rocosos, hasta desarrollar comunidades más evolucionadas donde son frecuentes diversas especies de bromeliáceas y cactáceas. Dado su carácter localizado y pequeña extensión, su cartografía es prácticamente imposible por separado a escalas menos detalladas de 1:30.000. g) Sabanas Higrófilas y Vegetación Acuática; Es un complejo de vegetación herbácea, donde se distingue la „paja carona‟; es el resultado de las actividades del hombre (sobre pastoreo y fuego). h) Vegetación Chaqueña; En todo el límite meridional de Lomerío, a lo largo de la margen derecho del Río San Julián, en su llanura de inundación, aparecen tipos de vegetación muy diferentes, pertenecientes a la Región Biogeográfica del Chaco. El contacto es marcadamente abrupto y lineal, coincidiendo la frontera entre ambas regiones biogeográficas con el margen meridional de los afloramientos de rocas del escudo precámbrico. Se distinguen dos unidades vegetaciones chaqueñas que son: Bosque Chaqueño Estacionalmente Anegado y Palmar Halófilo con las siguientes especies:Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 17
  18. 18. Diagnóstico Socioeconómico i) Bosque chaqueño Estacionalmente Anegado: Alcaparro (Capparis retusa), Cacha lagunera (Aspidosperma triternatum), Chauchachi (Geoffroea striata), chichapí (Capparis tweddiana) y (Capparis speciosa), Coca de chaparral (Erythroxylum cuneifolium), Cuta (Playllosthyllon rhamnoides), Cuta blanca (Diplodeleba floribunda), Mampuesto (Tababuia nodosa), Pororó de chaparral (Coccoloba guaranitica), Quitachiyú (Zizphus guaranitica), Tusequi (Machaerium hirtum) y Vinal (Prosopis ruscifolia). j) Palmar Halófilo: Algarrobo (Prosopis elata), Palma carnada (Copernicia alba), Palma saó (Trithrinax schizophylla), Saladilla (Maytenus vitis idaea) y Vinal (Prosopis ruscifolia).B.2.5. Fauna La fauna silvestre es muy utilizada por los chiquitanos, ya sea como alimento (caza), para uso en rituales y folklore, para vestimenta (pieles y cueros), medicina tradicional o para su comercio en vivo como mascotas y animales de recreación (MNHN-WCS, 1999). La región Biogeográfica de Lomerío es un ecosistema rico en fauna silvestre, pero la constante intervención humana en este ecosistema, la caza de subsistencia y el comercio ilegal de vida silvestre han ocasionado una drástica disminución en las poblaciones de fauna silvestre, principalmente al nivel de grandes mamíferos como hurinas, chanchos troperos y los felinos como el puma y el gato montés. Pese que el pueblo chiquitano practica la caza de subsistencia, factores como la distribución restringida de algunas especies como el tatú (Dasypus novemcintus) o taitetú (Tayassu tajacu) y la fuerte presión de caza han influido negativamente en las poblaciones silvestres de estas dos especies. Según el inventario realizado por el VAIPO (2000) en la zona de Lomerío, encontraron diferentes especies dentro la herpetofauna, entre los que destacan la Coral (Carallus enhydris), Culebra (Apostolepis sp), Cascabel (Crotalus durissis), Yope (Botrops neuwiedi), Peni (Tupinambis teguixin) y Petas tanto de agua (Podocmenis expansa y Podocnemis unifilis) como de tierra (Geochelone denticulata). La ornitofauna está representada por el Loro hablador (Amazona aestiva), Loro choclero (Arantinga acuticaudata), Torcaza (Columba picazuro), Cuquiza (Columba picui), Perdiz (Nothoprocta omata), Charata (Ortalis canicollis), Cardenal (Paroaria gularis), Pava del monte (Penélope dabbenei), Piyo (Rhea americana) y Pituca (Myopsitta monachus). La mastofauna está representada por Puma o León (Felis concolor), Tigre (Pantera onca), Gato gris (Felis yagouaroundi), Gato (Felis pardalis), Gato brasil (Felis wiedii), Zorro (Cerdocyon thous), Londra (Ptenura brasiliensis), Lobito (Lutra longicaudis), Melero (Eira barbara), Hurón (Galictis vittata), Anta (Tapirus terrestris), Tropero (Tayassu pecari), Taitetú (Tayassu tajacu), Guaso (Mazama americana), Hurina (Mazama gouazoubira), Tatú (Dasypus novemcintus), Peji (Euphractus sexcinctus), Tatú mula (Priodontes maximus), Comadreja (Didelphys marsupialis), Tejón (Nasua nasua), Capibara (Hydrochaeris hydrochaeris), Jochi pintado (Augouti paca), Jochi calucha (Dasyprocta punctata), Perezoso (Bradypus variegatus), Oso bandera (Mymecophaga tridáctyla), Oso hormiga (Tamandua tetradáctila), mono espino (Coendou prehensilis), mono leoncito (Callithrix argeantata), Martín (Cebus apella), Mono cuatro ojos (Aotus azarae), Manechi negro (Alouatta caraya) y Marimono (Ateles paniscus).B.2.6. Recursos ForestalesB.2.6.1. Productos Maderables y Potencial ForestalPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 18
  19. 19. Diagnóstico Socioeconómico Los recursos maderables en la actualidad son aprovechados comercialmente por el pueblo indígena Chiquitano. El aprovechamiento forestal por parte de las comunidades del Municipio San Antonio de Lomerío tuvo su inicio en el año 1984, época en la cual existían varias empresas madereras trabajando en la zona, razón por la cual la CICOL, conformada sólo un año antes, decide reivindicar el derecho al uso de sus recursos naturales. En este marco APCOB apoyó en la elaboración de Planes de Manejo para todas las áreas con potencial forestal (VAIPO, 2000). El Plan basó su propuesta en un inventario forestal y logró el apoyo financiero de HIVOS de Holanda y OXFAM-América de los Estados Unidos de Norteamérica. También contó con el apoyo temporal del todavía Centro de Desarrollo Forestal de Santa Cruz. La ejecución de las actividades forestales se inició en 1986. Cuentan con un aserradero (actualmente sin funcionar) y con un vivero. En 1994, BOLFOR inicia sus actividades de apoyo a CICOL para el manejo sostenido del bosque, elaborando los planos de manejo y en el marco de la Ley Forestal y su Reglamento. Las características del bosque forestal de Lomerío están representadas por aproximadamente 40 especies maderables correspondientes a las siguientes familias: Meliaceae, Bignoneaceae, Leguminosae, Boraginacea, Bignonaceae, Apocynaceae, Moraceae, Anacardiaceae, Ulmaceae, Bombacaceae, Sterculiaceae, Combretaceae, Lecithudaceae, Tiliaceae, Euphorbiaceae y Myrtaceae. En este bosque se pueden encontrar especies catalogadas como Muy Valiosas, Valiosas y Poco valiosas.  Especies Muy Valiosas En este grupo se encuentran el Morado (Machaerium scleroxylon), la Picana negra o barcina (Cordia alliodora), el Roble (Amburana cearensis) y la Tarara amarilla (Centrolobium cf. microchaete).  Especies Valiosas Como especies Valiosas se tienen al Curupaú blanco (Anadenanthera macrocarpa), Curupaú negro (Anadenanthera macrocarpa), Cuta del monte (Phyllosthyllon multiflorum), Jichituriqui amarillo (Aspidosperma cf. macrocarpon), Jichutiriqui colorado (Aspidosperma pyrifolium), Paquió (Hymenaea coubaril), Sirari (Peltogyne sp), Tajibo morado o rosado (Tabebeuia impetiginosa), tarara colorada (Platymiscium sp), y Verdolago (Calcycophyllum multiflorum).  Especies Poco Valiosas Y como especies Poco Valiosas encontramos al Ajunao (Pterogyne nitens), Cuchi (Astronium urundeuva), Momoqui (Caesalpinia floribunda), Soto (Schinopsis cf. brasiliensis), Tasaá o Garroncillo (Poppigia procera) y Yesquero (Cariniana estrellensis).B.2.7. Recursos hídricos El recurso hídrico constituye en elemento de vital importancia en el medio ambiente, su distribución y aprovechamiento apropiado permiten el desarrollo de una cobertura vegetal abundante que protege el suelo, garantiza la actividad agrícola, pecuaria y la salud de la población. En San Antonio de Lomerío la disponibilidad de agua es una limitante tanto para las actividades productivas como para el consumo familiar, en especial durante la época seca, cuando la mayoría de la gente al igualPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 19
  20. 20. Diagnóstico Socioeconómico que los animales tienen que recorrer grandes distancias para conseguir agua. Como estrategia de obtención de agua muchas comunidades han construidos atajados y San Antonio cuenta en la actualidad con una represa, que por mala ejecución técnica no retiene agua. Sin embargo, otro factor que debe considerarse es la calidad de las aguas, tanto las superficiales como las subterráneas, pues por la falta de sistemas de tomas de agua (agua potable) y alcantarillado se encuentran altamente contaminadas con deshechos orgánicos domésticos, lo que se constituye una amenaza para la salud de los chiquitanos.B.2.7.1. Hidrografía Lomerío está surcado de Noreste a Sureste por el río Zapocó Norte y por el Zapocó Sur (que desembocan en el río San Julián), principales cursos de agua, de los que dependen las comunidades chiquitanas asentadas a sus orillas para el abastecimiento de agua y para la pesca. Según la VAIPO (2000) en estos ríos se pueden encontrar recursos ictícolas como la Anguila (Symbranchus marmoratus), Bagre (Pimelodus sp), Bentón (Hoplias malabaricus), Blanquillo (Charax gibbous), Boga (Lepomimus friderici), Dorado (Acestrorynchus falcatus), Machete (Eigenmannia virescens), Motacú (no identificado), Palometa dorada (Serrasalmus sp), Piraña (Serrasalmus sp), Sábalo (Prochilodus sp), Sardina (Characidae sp), Simbao (Callichtys callchtys), Tonito (Paraucheniptherus galeatus) y Yayú (Hoplerythrinus untiacniatus).B.2.7.2. Fuentes de agua, disponibilidad y característicasB.2.7.2.1. Recursos superficiales Los ríos Zapocó norte y Zapocó sur nacen en la provincia Velasco. El primero recibe las aguas del río Pintado y de los arroyos Motacuzal y Nampurabu, Tobosí, e ingresa a Lomerío por la zona de Zapocó, surcando el municipio de noreste a sudoeste. El segundo río ingresa por la parte sur del municipio, surcando de este a oeste. Ambos ríos desembocan en el río San Julián. La disponibilidad de agua no es permanente, pues llegan a secarse en parte de la época seca.B.2.7.2.2. Recursos subterráneos Existe en este municipio agua subterránea, de las cuales el gobierno municipal está haciendo uso, perforando pozos para beneficiar a sus pobladores. Sin embargo, no existe ningún estudio para el aprovechamiento de estos recursos.B.2.8. Recursos minerales Hasta el momento no se ha realizado un estudio completo de los recursos minerales en este municipio. A pesar de ello se sabe de la existencia de algunos yacimientos de hierro, tantalio y piedras semipreciosas. En los ríos se cuenta con agregados de arena y piedras, materiales utilizados para la construcción.B.2.8.1. Principales metales y no metales Entre los principales metales existentes en el municipio se puede mencionar: el tantalio, oro, mica, hierro, piedra, arena y piedras lajas.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 20
  21. 21. Diagnóstico SocioeconómicoC. ASPECTOS SOCIO-CULTURALESC.1. DemografíaC.1.1. Número de habitantes De acuerdo al censo de población y vivienda de 1992 el cantón de Santa Rosa del palmar (ahora municipio San Antonio de Lomerío) tenía 4.567 habitantes. El censo que realizó CICOL junto con el VAIPO para la demanda de la TCO Lomerío ante el Estado, la población es de 6.440. Según el autodiagnóstico comunal del 2000, se tiene 6.390 habitantes.C.1.2. Población por edad y sexo La distribución de la población por grupo etáreo y la población por cantón: entre 0 a 4 años representan el 17% del total de la población municipal; entre los 5 a 14 años, el 29,5 %; entre los 15 a 29 años, el 27,4%; entre los 30 a 59 años, el 21% y los de 60 adelante solo un 5,1%. Por lo que este municipio es prominentemente joven; el 46,5% de la población es menor de 15 años y el 48,4% tiene edades comprendidas entre 15 a 59 años. Tabla 2. Población por edad y sexo por cantón Edad 0–4 Años 5-14 Años 15-29 Años 30-59 Años >60 Años TOTAL % Cantón H M H M H M H M H M San Antonio 227 214 401 378 371 349 330 322 63 54 2.709 42,4 El Puquio 144 139 243 216 250 213 156 134 43 37 1.577 24,7 San Lorenzo 90 104 178 155 155 148 123 99 31 21 1.104 17,3 S.R. del Palmar 87 80 173 139 138 126 99 81 41 36 1.000 15,6 TOTAL 550 537 995 888 914 836 708 636 178 148 6.390 100,0 Fuente: Autodiagnóstico comunal 2000 En el cantón San Antonio vive el 42,4% del total de la población seccional, le sigue los cantones El Puquio con un 24,7%, San Lorenzo con 17,3% y Santa Rosa del Palmar con el 15,6%. La tasa de masculinidad, nos muestra que la población es homogénea distribuida entre hombres y mujeres, registrándose un promedio de 111 hombres por cada 100 mujeres. El siguiente gráfico nos muestra la pirámide poblacional: Gráfico 1. Pirámides de edadesPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 21
  22. 22. Diagnóstico Socioeconómico 60 a más Mujeres Hombres 30-59 15-29 5-14 0-4 1000 750 500 250 0 250 500 750 1000 La pirámide de edades presenta una base ensanchada, expresión de la presencia significativa de población joven y la alta tasa de fecundidad. La pirámide se reduce considerablemente en su parte media, debido a la tendencia migratoria de la población joven; se reduce aún más en su parte superior, pues los hombres y mujeres del grupo poblacional de la tercera edad (60 a más) representan una minoría. Se aprecia, también, que los hombres representan una ligera mayoría.C.1.3. Densidad La densidad demográfica del municipio es de 2,1 habitantes por km2, está por debajo de la densidad departamental que alcanza a 8,8 habitantes por km2 y la provincial que es de 5,3 habitantes por km2.C.1.4. Número de familias y Promedio de miembros por familia Según los estudios realizados por el Viceministerio de Asuntos Indígenas y Pueblos Originarios (VAIPO) en el 2000, la población aproximada es de 6.440 habitantes agrupados en 1.053 familias. Tabla 3. Número de familia y Promedio de miembros por familia Nº de Miembros Cantón Población familia por familia San Antonio 2.709 472 5,7 El Puquio 1.577 280 5,6 San Lorenzo 1.104 197 5,6 Santa Rosa Palmar 1.000 198 5,1 Total 6.390 1.147 5,6 Fuente: Autodiagnóstico comunal 2000 Según el autodiagnóstico comunal en este municipio existen 1.147 familias, siendo el cantón San Antonio donde se concentran el mayor número de familias (472) y en el cantón San Lorenzo donde viven el menor de familias (197). Así también se observa que el promedio de miembros por familia en el municipio es de 5,6.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 22
  23. 23. Diagnóstico SocioeconómicoPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 23
  24. 24. Diagnóstico SocioeconómicoC.2. Dinámica poblacionalC.2.1. Emigración Temporal: proporción según tiempo, épocas, edad, sexo y ocupación Los Pobladores de Lomerío se movilizan en su generalidad temporalmente hacia el entorno del área de residencia actual, estos son los casos de Concepción, San Javier, San Ignacio de Velasco, aserraderos, estancias ganaderas y Santa Cruz de la Sierra. Por lo general la época de mayor emigración es durante el primer semestre de cada año, periodo en el cual se da la siembra, la cosecha y el inicio de las clases escolares y universitarias. Este fenómeno se da más en jóvenes de ambos sexos comprendidos entre los 16 a 30 años, que buscan mejorar tanto sus condiciones de vida, como continuar estudios superiores.C.2.2. Emigración Definitiva: proporción según tiempo, épocas, edad, sexo y ocupación La emigración definitiva se da en los meses de diciembre y enero, en épocas de inicio de clases. La emigración definitiva se da en muchos casos para continuar estudios superiores en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, y por la búsqueda de nuevas alternativas de empleo, para mejorar el ingreso familiar.C.2.3. Tasa de Mortalidad y Natalidad La tasa de mortalidad infantil (TMI) de la provincia Ñuflo de Chávez, de acuerdo al censo de 1992, alcanza a 85 muertes por cada mil nacidos vivos. La tasa de natalidad es del 32%, esto se corrobora por la gran cantidad de mujeres en edad fértil, tomando en cuenta que no se tiene programas de planificación familiar. La Tasa Global de Fecundidad (TGF), para la provincia Ñuflo de Chávez es de 7,6.C.2.4. Tasa de crecimiento poblacional Según el Censo Nacional de Vivienda de 1992, la tasa de crecimiento para el Municipio de Concepción era de 3,2% anual. En ese entonces el cantón Santa Rosa del Palmar, ahora Sección Municipal San Antonio de Lomerío, tenía 4.567 habitantes. Ahora tiene aproximadamente 6.390, por lo que su tasa de crecimiento es de 1,4%.C.2.5. Tasa de analfabetismo por sexo (total y funcional) De acuerdo al Censo Nacional de Vivienda de 1992, la tasa de analfabetismo del municipio de Concepción, al que pertenecía San Antonio de Lomerío, es relativamente alta, alcanza a 32,7%, sin embargo los indicadores por sexo, reflejan una abismal diferencia por género; Del total de hombres el 23,8% es analfabeto, mientras que del total de las mujeres es del 43%. Sin embargo, Kristina Baumkamp, en su documento “Análisis de género en la zona de Lomerío”, destaca que esta brecha de inequidad, en lo referido al servicio de educación, se ha estrechado con el paso del tiempo, ya que la elevada tasa de analfabetismo se ha concentrado en la población femenina mayores de 30 años.C.3. Base cultural de la poblaciónC.3.1. Origen étnico En tiempos precolombinos la región de la Gran Chiquitanía estaba poblada por más de 50 etnias pertenecientes a diferentes grupos lingüísticos. Algunos de ellos eran seminómadas, en susPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 24
  25. 25. Diagnóstico Socioeconómico migraciones recorrían con frecuencia hasta 50 leguas puesto que no conocían la agricultura 1 (Birk, 2000) y otros que eran nómadas, cuya dieta estaba compuesta de carne silvestre y otros productos comestibles del bosque. La gran mayoría de estas etnias eran sociedades igualitarias que no generaban excedentes y por lo tanto no había diferencias económicas entre las familias extensas que formaban el grupo. Las decisiones que afectaban al grupo eran tomadas por sus miembros adultos mediante consenso, cuando esto no era posible el grupo se dividía, el jefe que era destacado por sus virtudes guerreras, su habilidad de oratoria y su generosidad, solo intervenía en caso de crisis, sobre todo en conflictos con otros grupos, era apoyado por el consejo de ancianos. El personaje de mayor poder simbólico era el Chamán que mediaba entre las fuerzas de la naturaleza y el hombre y tenia la capacidad de curar enfermos. Muy pocos grupos vivían en grupos fuertemente estratificadas con sistema de cacicazgo; es decir jefe poderoso que dirigía varias aldeas. En 1542 llegaron los primeros conquistadores españoles desde el Paraguay a la Chiquitanía en busca de la tierra de la plata y luego del dorado, pero al ser frustradas sus esperanzas de encontrar metales preciosos en las tierras del país, descubrieron el valor que les aportaría la explotación de los recursos naturales y la mano de obra de los originarios. Miles de indígenas fueron repartidos en encomiendas, cuyos destinos eran: por una parte las minas de Potosí o brindar servicios personales para las propiedades agrícolas. Se estima que en 1561 habían entre 40.000 y 60.000 indígenas sometidos a la servidumbre, otros fueron reclutados para la lucha con los Chiriguanos y contra traficantes de esclavos al Brasil. A fines del siglo XVII se instalaron en la región las misiones jesuíticas quienes entre 1692 y 1767 fundaron 10 aldeas misionales llamadas “reducciones”, en la que concentraron a miles indígenas de diferentes procedencias étnicas, algunos grupos indígenas pidiendo protección a los españoles se refugiaron en las misiones que no dependían de la administración colonial sino directamente del rey. Los misioneros tenían la facultad de prohibir el acceso de los españoles a las reducciones. La misión evangelizadora que se habían planteado los jesuitas se realizó sobre todo a partir de las cazas espirituales. En 1667 vivían aproximadamente 37.000 nativos en las reducciones jesuíticas. En síntesis podemos decir que los jesuitas brindaron protección, pero les privaron de vivir independientes bajo su cultura autóctona. Resultado de este proceso de aculturización surgió el pueblo chiquitano tal como lo conocemos en la actualidad. Después de la expulsión de los jesuitas en el año 1767 el paternalismo fue continuado por 2 misioneros y patrones que derivó a un despotismo . Durante la época republicana una forma de dependencia fue legalizada a través del sistema de empadronamiento forzoso que obliga a los indígenas a trabajar con los gamonales como peones en las haciendas de los blancos que llegaron de Santa Cruz a pesar de la ilegalidad de este sistema en siglo actual siguieron existiendo hasta los años 60 (Kristina Baumkamp, 1999). Durante el primer auge de la goma entre 1880 y 1920 miles de indígenas fueron alquilados por sus patrones a las empresas caucheras o deportados a los gomales donde tuvieron que trabajar bajo el sistema de endeudamiento encadenado. Muchos de ellos murieron a consecuencia de las1 La carne silvestre consumida por las etnias nómadas y semi nómadas era producto de actividades de caza y pescapropiciados por los mismos originarios2 A pesar que en la época de la colonia eso era prohibidoPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 25
  26. 26. Diagnóstico Socioeconómico malas condiciones de trabajo, la desnutrición y enfermedades infecciosas, no obstante algunos chiquitanos se refugiaron en zonas de difícil acceso, ubicadas principalmente al sur de la ex reducción de Concepción él área hoy llamada lomerío (Birk, 2000). Hay que destacar que numerosos grupos se retiraron a zonas inaccesibles, para evadir a los jesuitas y españoles traficantes de indígenas (Birk, 2000). Las primeras familias Chiquitanas llegaron a Lomerío a fines del siglo pasado huyendo de la situación de casi esclavitud de las haciendas y gamonales de Concepción, San Xavier, San Ignacio y San José de Chiquitos. La migración duró hasta los años 60. En los primeros años de la década del `60 se fundaron los sindicatos agrarios, que en los años 70 fueron prohibidos y recién a partir de los años 80 se van integrando más a la sociedad nacional con la fundación de la Central Indígena de Comunidades Originarias de Lomerío (CICOL), en el año 1983.C.3.2. Idioma Los grupos denominados chiquitanos por los jesuitas, estaban formados por multiplicidad de etnias que se diferenciaban por su cultura y su lengua –los grupos mas numerosos eran los chiquitanos hablantes, además de estos existían grupos que pertenecían a las familias lingüísticas Arawak, Chapacura, Otuque, y (Rieter 19666). Sin embargo a final del siglo XVIIl subdividieron las lenguas chiquitano en dilecto y se logro distinguir dentro de la diversidad de las lenguas a grupos lingüísticos e inscribirlos en grupos a los 4 dialectos chiquitanos,es decir al el tao, piñoco, manaci, penoqui (Mmetraux1942) De acuerdo a estudios realizados por Hervas, Panduro, y Fernandez se ha podido extraer la multitud de nombres de grupos y con el transcurso del tiempo cambio la forma de escribir y de esa manera delimitaron las denominaciones de los chiquitanos. Existe importantes diferencias entre los chiquitanos y los grupos de habla manaci con respecto a la religión y a la organización política (Barbel breyer pag.31). Durante mucho tiempo se califico al chiquitano como una lengua aislada, lo que no puede afirmarse en este momento adscrribe al chiquitano a la familia lingüística gey, dentro de estas a los bororo los cuales tienen su lengua propia y solo son unidos por sus términos culturales. Puesto que el chiquitano era hablado por la mayoría de los grupos en las reducciones se lo consideró la lengua oficial, los grupos que hablaban otros dialectos eran minoritarios pero mantenían su lengua. Lo particular de los chiquitanos era la diferencia entre el idioma masculino e idioma femenino. Los varones hablaban desde pequeños la lengua masculina con sus madres estas en cambio contestaban en lengua femenina de la misma manera lo hacían loa niñas con sus padres (Barbel Breyer pag 33). En la actualidad tenemos que la gran mayoría de los chiquitanos de lomerio mantienen su lengua materna pese a hablar la lengua española de acuerdo a datos del autodiagnóstico tenemos los siguientes resultados: Tabla 4. Relación de población que habla dos lenguas Cantón Besiro Besiro Castellano Castellano TOTALPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 26
  27. 27. Diagnóstico Socioeconómico Hombre Mujer Hombre Mujer Hombre Mujer Hombre Mujer San Antonio 40 36 1.080 878 272 403 1.392 1.317 El Puquio 20 17 594 506 220 212 834 735 San Lorenzo 14 21 290 222 234 323 538 566 S.R.Palmar 0 0 126 116 388 370 514 486 Total 74 74 2.090 1.722 1.114 1.308 3.278 3.104 Fuente: Autodiagnóstico Comunal, 2000 La tabla de arriba nos demuestra que del total de la población el 2% hablan solo Besiro ,y el 60% hablan castellano Besiro y el 38% solo habla castellano, sin embargo todos aquellos que solo hablan castellano también entienden la lengua materna pero no hablan en la siguiente tabla demostraremos por edades. También podemos deducir que en los cantones San Antonio, El Puquio y San Lorenzo son los que tienen mayor porcentaje de personas que hablan las dos lenguas, en el cantón de Santa Rosa del Palmar es el que tiene menor incidencia en porcentaje de personas que no hablan el Besiro ya que de su población aproximada de 1.000 personas, 758 solo hablan el castellano. Tabla 5. Relación por edad que habla castellano ó besiro, Besiro Castellano Besiro Castellano Total Edades Hombre Mujer Hombre Mujer Hombre Mujer Hombre Mujer 0- a 4 años 1 270 330 267 232 537 563 5-14 años 1 498 385 316 520 815 905 15-29 años 2 1 579 414 321 314 902 729 30-49 años 46 44 563 430 146 153 755 627 50 a mas 25 28 204 148 103 41 332 217 Total 74 74 2.114 1.707 1.153 1.260 3.341 3.041 Fuente: Autodiagnóstico Comunal, 2000 La tabla Nº 5 nos indica que las personas de 15 a mas de 60 años son las que hablan mas el Besiro y Castellano mientras que las personas que hablan solo castellanos están comprendidas entre 0 a 29 años son las que hablan mayor porcentaje el castellanoC.3.3. Religiones y creencias En relación a los recursos naturales de su entorno y a los rendimientos de sus cultivos, las creencias religiosas de los chiquitanos encontraban su expresión en el animismo. No solamente la flora y la fauna eran también la chichería, el espíritu que había que respetar. Las almas tenían que ser tratadas con profundo respeto y siempre ser apaciguadas nuevo, ya que el espíritu de la Chicha ´el alma de algún animal podía convertirse en un vengador por alguna ofensa experimentada, (Pag. 77 Barbel Breyer) También los chiquitanos creen en los astros, y leían la posición de los mismos, el éxito y el fracaso de ciertas empresas ó expediciones con mas frecuencias para los cazadores y recolectores y en algunos casos más raros a los agricultores.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 27
  28. 28. Diagnóstico Socioeconómico A través de la religión, los jesuitas ocasionaron un cambio decisivo en la rutina diaria de los chiquitanos, antes y después de trabajar se adoraba a la Virgen en las iglesias, el hábito de tocar la flauta fue reemplazado por rezos y cantos cristianos. De esta manera los chiquitanos estaban ligados cada día a horas fijas en ejercicios religiosos que no les dejaban tiempo durante el día y muy escasamente en las noches, para las reuniones sociales antes usuales. Motivados por los jesuitas a fortalecer su fe, este cambio radical también tuvo causas internas, los propios chiquitanos dentro de sus escasas reuniones sociales estimulaban esta actitud; es así que con el tiempo los chiquitanos vivían tan intensamente su religión que se expresaba en situaciones extremas principalmente al momento de la confesión y la penitencia del cura. Las excesivas autoacusaciones y las flagelaciones probablemente eran la expresión de la inseguridad en el trato con la nuevas religiones. Pese a la fuerte influencia católica a que los chiquitanos están sometidos desde hace tres siglos, mantienen su mitológica sobre el origen del universo y la relación entre las fuerzas cósmicas, la naturaleza y el hombre, así como sus creencias ancestrales en los espíritus del bosque. Sin embargo hay que advertir que se ha perdido la naturalidad con la que antes se trasmitían los mitos y los conceptos religiosos de una generación a la otra. Consideramos que una función importante de la mitología es la explicación de los fenómenos naturales, sociales, culturales que le dan al hombre pautas para su conducta frente a la Naturaleza y a los otros seres humanos; en estos tiempos son los ancianos que siguen obedeciendo a las reglas de comportamientos que les dejaron sus antepasados. Los jóvenes están expuestos a las influencias externas por la educación formal. Pero una vez se asentaron las reducciones los chiquitanos se convirtieron en católicos ya que de acuerdo al censo de 1992 en la sección municipal de Concepción el 91.30% de la población es católica, el 7.5% es evangélica y aproximadamente el 1,2% no profesan religión.C.3.4. Calendario festivo y ritual Como todo los pueblos de la chiquitania sus calendarios festivos están muy relacionado con la fecha de fundación de los Pueblos, por ejemplo, el 13 de Junio es el día del patrono del pueblo, el carnaval, La Pascua son las fechas más importantes como también cada fiesta de patrono de las comunidades.C.4. EducaciónC.4.1. Educación formalC.4.1.1. Estructura institucional: Número y tipo de establecimientos En el municipio existen 31 unidades educativas en 3 núcleos. Dentro del núcleo Fátima hay 7 unidades educativas, en el núcleo San Antonio hay 13 unidades educativas y en el núcleo El Puquio hay 11 unidades educativas. En la tabla de abajo se puede observar que las comunidades San Antonio, El Puquio Cristo Rey atienden con niveles inicial, primario y secundario, con una cantidad de matriculados de diferentes niveles de 1.007 alumnos que representan el 54 % de la población de estudiantes. El resto de la población estudiantil está distribuida en el núcleo Fátima y las escuelas seccionales de los núcleos de San Antonio y El Puquio.Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 28
  29. 29. Diagnóstico Socioeconómico De acuerdo a registro de los matriculados, existe una brecha de género ya que el 54,2% son hombres y el 45,8% mujeres, lo que nos permite analizar que el Ministerio de Educación debe emprender políticas para que la educación sea accesible para todos. El municipio cuenta con 94 maestros, lo que representa casi 20 alumnos por maestro, sin embargo se tiene datos alarmantes sobre la situación de los maestros ya que 56 de ellos son interinos y solamente 36 titulares, representado un 60 % y 40 % respectivamente. Por su situación geográfica del municipio y aislada de la vertebración caminera, es que los maestros foráneos no consideran atractiva esta fuente de trabajo. Por esa razón, la Parroquia y la CICOL adoptaron una política de apoyar a la profesionalización de maestros nativos, conseguiendo becas de profesionalización para maestros bilingües, en institutos especializados, como el Instituto Normal Superior Pluriétnico del Oriente y Chaco, ubicado en la ciudad de Camiri. Tabla 6. Estructura del sistema educativo por núcleos y centros educativos Unidades Nº de Maestro Nº Nº Alumnos Comunidad Núcleo Nº Aula Educativas interino titular Grado H M Fátima Fátima Padre Pío 5 2 3 1º - 5º 64 50 Florida La Primavera 1 1 1º - 3º 11 9 Todos Santos Simón Bolivar 1 1 1º - 3º 12 10 P. Nuevo Prof. J M.Jaldín 1 1 1º - 3º 13 11 Cerrito Mapanaukux 2 1 1º - 4º 18 8 Santa Anita 26 de Julio 1 1 1º - 3º 11 9 Zapocó Freddy Villar 2 1 1º - 5º 15 17 Subtotal 13 5 6 144 114 San Antonio S.Antonio San Antonio 11 10 11 1º - 8º 276 225 San Antonio Lucía Lintner 2 2 1a – 2a 26 36 San Antonio S Antonio Padua 5 2 9 9º- 12º 96 36 San Antonio S. Fco. de Asis 5 6 1 9º- 12º 29 43 La Asumta La Asunta 2 2 1º - 5º 20 23 San Pablo 21 de junio 1 1 1º - 3º 10 11 S. J. Obrero San Sebastián 2 2 1º - 5º 32 31 Totoca Totoca 2 1 1º - 2º 13 10 Salinas Salinas 4 2 1º - 5º 26 29 Holanda Holanda 1 1 1º - 3º 8 8 San Ignacito San Ignacito 1 1 1º - 3º 14 9 Bella Flor Bella Flor 1 1 1 1º - 5º 7 10 Potrerito San Juan 2 1 1º - 3º 9 7 Subtotal 37 32 22 566 478 El Puquio El Puquio Nantaytx Cristo Rey Inicial 1 1 1 a– 2 a 11 9 Primario 6 3 5 1º- 8º 98 79 Secundario 4 2 1º-12º 22 21 San Lorenzo Martín Crusi 3 3 1º - 5º 44 35 Palmira Palmira 3 3 1º - 5º 37 44 Monterito Monterito 2 2 2 1º - 5º 37 32 Coloradillo Coloradillo 2 1 1º - 2º 11 8 Surusubí Surusubí 1 1 1º - 2º 11 9 San Simón San Simón 2 1* 1º - 2º 13 8 S. Rosario Santo Rosario 1 1º - 3º 10 12Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 29
  30. 30. Diagnóstico Socioeconómico Subtotal 21 19 10 294 257 Total 71 56 38 1.004 849 Fuente: Asesores pedagógicos * Profesor particular, pagado por la comunidad Cabe destacar que los docentes del sistema educativo en el municipio son bilingües, oriundos de la zona lo que permite una continuidad en los programas educativos y recuperación de la lengua materna. El Ministerio de Educación aún no ha implementado programa de proyectos educativos, que permita profundizar la reforma educativa y programas de capacitación elevar el nivel de enseñanza.C.4.1.2. Estado, calidad de la infraestructura y equipamiento disponible por establecimiento El conjunto de las escuelas (3 núcleos y 31 unidades educativas) del municipio cuentan con un total de 71 aulas. El estado y calidad de la infraestructura educativa se detalla en la siguiente tabla: Tabla 7. Estado y calidad de la infraestructura educativa Infraes Material Equipamiento Servicios Básicos Existentes tructura Didáctico Núcleo Establecimiento B R M Electr Sufi Insufi Sufi Insufi Agua Servicio i ciente ciente ciente ciente Potoble higiénico cidad Fátima Padre Pio x x x La Primavera x x x Simon Bolivar x x x Prof. J. M.Jaldín x x x Mapanaukux x x x 26 de Julio x x x Freddy Villar x x x San San Antonio x x x x* Antonio Lucia Lintner x x x x* S. A. Padua x x x x* S. Fco. de Asis x x x x* La Asunta x x x San Sebastián x x x Totoca x x x Salinas x x x Holanda x x x x San Ignacito x x x x Bella Flor x x x x San Juán x x x x El Inicial - - - - - - Puquio Primario x x x Secundario - x x Martín Crusi x Palmira x x x Monterito x x xPlan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 30
  31. 31. Diagnóstico Socioeconómico Coloradillo x x x Surusubí x x x San Simón x x x Santo Rosario x x x Fuente: Asesores pedagógicos En la tabla de arriba se tiene que el núcleo de Fátima tiene a su cargo 7 unidades educativas, una unidad en la central y seis secciónales. Las unidades se encuentran en estado no óptimas para atender la cobertura de los alumnos, el equipamiento es insuficiente, no cuentan con los mínimos servicios básicos; el material didáctico es bueno, ya que la reforma educativa está cubriendo normalmente, en lo referente a vivienda de maestro solamente la escuela Mapanaukux cuenta con esa infraestructura. El núcleo educativo de San Antonio tiene a su cargo 12 unidades educativas, 4 en la central y 8 seccionales. El estado del local de la Unidad San Antonio es regular, no cuenta con la infraestructura suficiente, las dos otras unidades funcionan en la anteriormente señalada. En resumen diremos que es la única unidad educativa que se encuentra en perfectas condiciones y con el equipamiento adecuado. El resto de las unidades que están en las diferentes comunidades, 5 de ellas son construcciones nuevas y 5 en malas condiciones, el equipamiento en todas es insuficiente.C.4.1.3. Número de matriculados por sexo, grado y establecimiento Tabla 8. Número de matriculados por sexo, grado y establecimiento Unidades Nº Alumnos Comunidad Grado Educativas Hombre Mujer Total Fátima Padre Pío 1º - 5º 64 50 114 Florida La Primavera 1º - 3º 11 9 20 Todos Santos Simón Bolivar 1º - 3º 12 10 22 P. Nuevo Prof. J M.Jaldín 1º - 3º 13 11 24 Cerrito Mapanaukux 1º - 4º 18 8 26 Santa Anita 26 de Julio 1º - 3º 11 9 20 Zapocó Freddy Villar 1º - 5º 15 17 32 Subtotal 144 114 258 San Antonio San Antonio 1º - 8º 276 225 501 San Antonio Lucía Lintner 1a – 2a 26 36 62 San Antonio S Antonio Padua 9º- 12º 96 36 132 San Antonio S. Fco. de Asis 9º- 12º 29 43 72 La Asumta La Asunta 1º - 5º 20 23 43 San Pablo 21 de junio 1º - 3º 10 11 21 S. J. Obrero San Sebastián 1º - 5º 32 31 63 Totoca Totoca 1º - 2º 13 10 23 Salinas Salinas 1º - 5º 26 29 55 Holanda Holanda 1º - 3º 8 8 16 San Ignacito San Ignacito 1º - 3º 14 9 23 Bella Flor Bella Flor 1º - 5º 7 10 17 Potrerito San Juan 1º - 3º 9 7 16 Subtotal 566 478 1.044 El Puquio Inicial 1 a– 2 a 11 9 20 Cristo Rey Primario 1º- 8º 98 79 177 Secundario 1º-12º 22 21 43Plan de Desarrollo del Municipio de San Antonio de Lomerío 31

×