Dedicatoria:         A la red de comunicadores y       comunicadoras de todo el país,que apuestan por el arte y el oficio ...
Texto y crónicas   Isabel Mercado Heredia  Diseño y diagramación  Arturo Rosales ArcePrograma de Apoyo a la Democracia Mun...
ÍndiceIntroducción                                               5Capítulo 1COMUNICADORES POR MISIÓN Y VOCACIÓNProducimos ...
Capítulo 3MI MUNICIPIO ES BUENA NOTICIAPuentes para la comunidada. Apostando por el bien común                     50b. El...
Introducción  La  experiencia  del  Programa  de  Apoyo  a  la  Democracia         Municipal      (PADEM)           con  c...
Sin  embargo,  el  contacto  con  estos  hombres  y  mujeres,  ávidos  de  conocer,    formarse e informarse, trascendió l...
El  texto  que  hoy  compartimos  es  fruto  de  esas  vivencias.  Proviene  de  lasreflexiones  y  certezas  que  se  han...
No  hemos  venido  a  enseñar  sino  a  compartir.  Por  eso,  en  las  páginas  que    siguen, serán sus voces —las de lo...
1  c             a             p             í             t             u             l             oCOMUNICADORESPORMISI...
Producimos contenidos                       Vamos a hablar, y trataremos de hacerlo con propiedad, de hacerlo             ...
De la calidad profesional debieran ocuparse las aulas de la universidad. Peroes bien sabido que muchos comunicadores y per...
más; donde nuestro trabajo realmente puede cambiar la situación de nuestra     gente y donde podemos aplicar los valores e...
EXperienciasPREMIO AL PERIODISMOMUNICIPAL       L             a agenda noticiosa nacional, influenciada de forma especial ...
nuestras comunidades, interesándonos en todo lo que acontece a                   nuestro alrededor y también lejos de noso...
sin entusiasmo. Los medios, la radio por ejemplo, nos dan infinitas     posibilidades para innovar: ¡seamos creativos!    ...
Pero la credibilidad y la audiencia tienen que ser constantes para que                   eso redunde en prestigio para nue...
EXperienciasUN TAPEQUE PARAALIMENTAR A LAS RADIOS              “                    Una buena idea y buenos productos son ...
c.            Nos formamos para informar                   Informar es un acto de responsabilidad, respeto y ética.       ...
El respeto que debemos forjar por esa audiencia  nos obliga a teneruna  mente  amplia,  a  no  dejarnos  influenciar  por ...
No  sólo  somos  comunicadores,  no  sólo  trabajamos  en  un  medio,                   también somos y nos sentimos ciuda...
trabajo  y  ser  más  responsables  con  nuestra  audiencia,  lasostenibilidad es esquiva, difícil de alcanzar.Hemos visto...
expresiones  culturales  diversas  o    visiones  diferentes  de  la  realidad.                   También  hemos  constata...
EXperienciasCRECIENDO COMOPERIODISTAS             “                   Antes, nuestras emisoras se dedicaban en un 90      ...
Cabe  aclarar  que  ninguno  de  estos  aspectos  implica  perder  nuestra                   independencia  y  estar  obli...
hacer  que  tome  forma  de  mensaje,  que  se  exprese  a  través  dellenguaje,  que  sea  enunciado  y  demostrado  cons...
cronistas de tierra adentro                                  JUANA FERNANDA VILLARPANDO,                                  ...
sus hermanos menores. Como una historia          quedar embarazada. El compañeromil veces contada, Juana Villarpando      ...
La paga era apenas superior a la de las        mujeres, con quienes me siento muylabores domésticas, pero Juana Fernanda  ...
2  c   a   p   í   t   u   l   oARTEYOFICIO
Hacerlo bien                       Arte  y  oficio  implica  hacer  bien  las  cosas,  con  recursos                      ...
El PADEM ha intentado, en los últimos cinco años, ser uno de estos espacios.Pero,  independientemente  de  ello,  la  capa...
ámbito  municipal  la  radio  es  y  seguirá  siendo  un  medio  de                   comunicación estratégico.           ...
EXperienciasPLURALISMO EN LACOMUNICACIÓN             “                   Creo que es urgente apuntar el trabajo           ...
principalmente  al  entretenimiento,  expresado  en  la  emisión                   musical.                    Este  empob...
Hoy  las  cosas  han  cambiado.  Para  empezar,  los  costos  de  unacomputadora  han  bajado  notablemente,  y  aunque  n...
d.            Los medios locales tenemos mayores                   posibilidades técnicas                   La radio boliv...
EXperienciasNO TODO ES POLÍTICA              “                     Cuando me despidieron tomé una decisión: nunca         ...
e.            Aprendemos haciendo                   Los  cables  del  telégrafo  llevaron  a  don  Mario  Aranda  hasta  S...
cuidadosos, aprender haciendo no es improvisar. Ya hemos reflexionadosobre  las  consecuencias  negativas  de  improvisar ...
f.            Nos capacitamos para vestir radiofónicamente                   los contenidos                   Los  viejos ...
EXperiencias¿Y SI LE PASAMOS ELMICRÓFONO A LOS JÓVENES?            “                   Creo que la radio es un excelente m...
g.            Hacemos una radio útil                   Tener  arte  y  oficio  es  y  debe  ser  hacer  de  la  radio  un ...
objetivos,  incluso  concretar  políticas  públicas  que  habían  sido     postergadas.     Empujar  el  carro  hacia  fin...
i.            Ética: principio y fin de nuestro arte y oficio                   La  radio  son  los  comunicadores,  y  el...
con una población para la cual nos esforzamos en mejorar y cualificarnuestros  productos....  Hacemos  las  cosas  bien,  ...
cronistas de tierra adentro                                                              NILS ANGULO,                     ...
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Comunicadores locales
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Comunicadores locales

1,930 views

Published on

"Comunicadores locales" es un texto sobre las experiencias de decenas de comunicadores locales de Bolivia. PADEM. 2010

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,930
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
43
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Comunicadores locales

  1. 1. Dedicatoria: A la red de comunicadores y comunicadoras de todo el país,que apuestan por el arte y el oficio del periodismo.
  2. 2. Texto y crónicas  Isabel Mercado Heredia Diseño y diagramación Arturo Rosales ArcePrograma de Apoyo a la Democracia Municipal (PADEM)Calle Gabriel Gosalvez Nº 228 (San Jorge)Teléfonos: (2) 2115729 • (2) 2912421 • (2) 2151964Línea Gratuita: 800-10-6677www.padem.org.bo / www.comunicadoreslocales.org.boLa Paz-BoliviaImpresión: Artes Gráficas COMPAZC/ Otero de La Vega esq. Francisco Pizarro # 1589Tels. 2484785 • 2412496e-mail: compazhnos@yahoo.esLa Paz - BoliviaImpreso in Bolivia
  3. 3. ÍndiceIntroducción 5Capítulo 1COMUNICADORES POR MISIÓN Y VOCACIÓNProducimos contenidosa. Desarrollamos capacidades para producir contenidos 12b. Credibilidad es audiencia 15c. Nos formamos para informar 18d. Tejemos redes de apoyo mutuo 20e. Hacemos del municipio una buena noticia 24CRONISTAS DE TIERRA ADENTRO: JUANA VILLARPANDOCapítulo 2ARTE Y OFICIOHacerlo biena. La radio es el medio que nos une 31b. Recuperemos el arte y oficio 32c. Hagamos radio en la era de las computadoras 34d. Los medios locales tenemos mayores posibilidades técnicas 36e. Aprendemos haciendo 38f. Nos capacitamos para vestir radiofónicamente los contenidos 40g. Hacemos una radio útil 42h. La producción permite que la radio sea sostenible e independiente 43i. Ética: principio y fin de nuestro arte y oficio 44CRONISTAS DE TIERRA ADENTRO: NILS ANGULO
  4. 4. Capítulo 3MI MUNICIPIO ES BUENA NOTICIAPuentes para la comunidada. Apostando por el bien común 50b. El bien común “vende” 54c. Nuestro espíritu crítico 56CRONISTAS DE TIERRA ADENTRO: PETER ZENTENOCapítulo 4LA COMUNICACIÓN CONSTRUYE DEMOCRACIAUn compromiso de todosa. Nuestro desafío es construir ciudadanía 65b. No hay democracia sin información 68c. Contribuimos a la buena política 70d. Creemos en la interculturalidad 72CRONISTAS DE TIERRA ADENTRO: EVELYN DEL ÁGUILA
  5. 5. Introducción La  experiencia  del  Programa  de  Apoyo  a  la Democracia  Municipal  (PADEM)  con comunicadores  y  comunicadoras  locales,  de distintas  regiones  del  país,  ha  surgido paulatinamente  y  se  ha  enriquecido  con  tantos aportes  espontáneos  e  inesperados  que  hemos sentido  la  necesidad  de  compartirla,  permitir  que salga de nuestras memorias y sea devuelta a quienes la inspiraron y protagonizaron. Esta  experiencia  no  surgió  con  el  objetivo  de capacitar  ni  formar  comunicadores.  Se  inspiró, como corresponde a los principios del PADEM, en la  intención  de  contribuir  al  desarrollo  de  los municipios  a  través  de  la  transmisión  de información  sobre  temas  municipales,  en  un momento histórico en que la joven democracia local necesitaba el aporte de los medios de comunicación para consolidarse. Y  se  decidió  trabajar  brindando  información porque se partió del convencimiento de que ésta es elemento vital de una democracia saludable, y que los comunicadores que la reciben y difunden, desde su  espacio  de  vida  y  trabajo  local,  son  agentes estratégicos  de  desarrollo  y  especialmente importantes  para  construir  ciudadanía, gobernabilidad  y  fortalecer  la  institucionalidad democrática. 
  6. 6. Sin  embargo,  el  contacto  con  estos  hombres  y  mujeres,  ávidos  de  conocer, formarse e informarse, trascendió los límites de estos modestos objetivos: se creó un vínculo de comunión de principios y metas que superó la transmisión de contenidos y transitó hacia una relación de crecimiento mutuo. PADEM  aprendió  a  reconocer  las  potencialidades  de  los  comunicadores  y decidió  comprometerse  también  en  aportar  al  fortalecimiento  de  sus capacidades  profesionales.  Los  talleres  de  comunicadores  locales  se convirtieron  en  un  espacio  de  práctica  y  adquisición  de  nuevas  habilidades6 comunicacionales que esperemos hayan contribuido a mejorar la calidad de— los productos que se emiten y difunden.7 Del  otro  lado,  los  comunicadores  locales  iniciaron  un  proceso  de reconocimiento, de revisión de prácticas y comportamientos, y se mostraron dispuestos a renovarse e innovar. En todo este trayecto se han suscitado experiencias valiosas, testimonios que demuestran cuán importante es contribuir a hacer de la comunicación y los medios locales espacios de debate y participación ciudadana; y cuán posible es que estas actitudes contribuyan a consolidar medios comprometidos con su realidad y a la vez sostenibles y posibles. Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  7. 7. El  texto  que  hoy  compartimos  es  fruto  de  esas  vivencias.  Proviene  de  lasreflexiones  y  certezas  que  se  han  compartido,  desde  el  año  2005,  en  larelación  con  comunicadoras  y  comunicadores  de  las  áreas  rurales  y  lasciudades de todo el país.La pretensión no es, por tanto, hacer teoría de la experiencia, sino hacer deltestimonio  una  reflexión  que  permita  a  los  actores  protagónicos  de  estaspáginas,  reafirmar  su  voluntad  de  mejorar  para  cumplir  con  el  rol  que  lasociedad espera de ellos: un servicio y un trabajo de calidad.Pero, también, se busca entregar a ellos y ellas un conjunto de premisas quepuedan  ayudarles  en  la  tarea  permanente  de  desarrollarse  como  personas  yprofesionales de una forma sostenible e, incluso rentable.Finalmente, si la pretensión no es excesiva, se intenta dejar constancia de unaexperiencia  comprometida,  que  pueda  ser  emulada,  perfeccionada  ymultiplicada  por  quienes  apuesten  a  una  democracia  sustentada  en  unaciudadanía  bien  informada,  con  responsabilidad  y  libertad,  concomunicadoras y comunicadores identificados con su sociedad y su condiciónde ciudadanos.
  8. 8. No  hemos  venido  a  enseñar  sino  a  compartir.  Por  eso,  en  las  páginas  que siguen, serán sus voces —las de los comunicadores y comunicadoras locales— las que se harán presentes. Las reflexiones que se irán deslizando son aquellas que han nutrido las charlas, las sesiones y las experiencias compartidas con todos ellos en los talleres y encuentros del PADEM. 8—9 Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  9. 9. 1 c a p í t u l oCOMUNICADORESPORMISIÓN Y VOCACIÓN
  10. 10. Producimos contenidos Vamos a hablar, y trataremos de hacerlo con propiedad, de hacerlo bien. Lo que queremos los comunicadores, quienes nos dedicamos al oficio de informar y comunicar, es llegar a la gente; no sólo para entretenerla y acompañarla en sus labores cotidianas, sino también para  ayudarla  a  estar  mejor  preparada  para  responder  a  las demandas y desafíos que se le plantean día a día. ¿Cuál si no ésta podría  ser  la  fuerza  que  nos  motiva  a  ponernos  frente  a  un micrófono, a agarrar una grabadora, a salir a la calle para recolectar datos y voces, a seleccionar materiales, canciones y frases que luego lanzamos al aire? Pero, claro, para ello no sólo necesitamos contar con esa vocación, ese bichito que nos pica y nos empuja al oficio de periodista, de comunicador y que nos hermana e identifica más allá  de  nuestro  lugar  de  origen  o  del  color  de  nuestras  ideas.  Al margen    de  la  vocación  y  la  intención  de  consagrarnos  a  ella, necesitamos pensar en nosotros como personas al servicio de los demás. Así es. A pesar de los prejuicios en torno a la labor periodística, el oficio del comunicador es y seguirá siendo una labor de servicio. Por eso hablamos de vocación no únicamente de ocupación, porque para dedicarnos a comunicar debemos crecer como personas. De lo contrario, ¿qué hacemos al frente de un medio, qué podemos ofrecer? Y esa calidad se puede, siendo un poco matemáticos, dividir en dos aspectos10— que  no  pueden  olvidarse:  nuestra  calidad  como  seres  humanos  y  nuestra11 calidad profesional. De la calidad de los seres humanos se ocupan la familia y la educación, pero no por ello debemos perder de vista la necesidad de contar y aplicar ciertos valores  que  en  el  ejercicio  del  periodismo  y  la  comunicación  son fundamentales:  debemos  ser  responsables  con  la  información,  debemos  ser honestos con nuestras audiencias y nuestras fuentes, debemos buscar siempre aportar con nuestro trabajo al desarrollo de la gente que nos recibe o escucha; debemos,  en  conclusión  ser  buenas  personas.  La  calidad  como  personas  es importante para todos los oficios, pero para los periodistas o comunicadores es indispensable. Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  11. 11. De la calidad profesional debieran ocuparse las aulas de la universidad. Peroes bien sabido que muchos comunicadores y periodistas, especialmente de lasáreas rurales, no llegamos a acceder a ellas por diversas razones. Sin embargo,si  el  bichito  está  adentro  (el  de  la  vocación),  es  probable  que  podamosfortalecer las capacidades naturales de cada comunicador, siempre y cuandoexista la voluntad y el compromiso para hacerlo. Por eso, la consigna es hacerun buen trabajo, y ya se sabe que con voluntad se mueve montañas.Con  el  trabajo  con  comunicadores  y  comunicadoras  locales,  a  través  de  lostalleres  y  encuentros  que  viene  organizando  el  PADEM  desde  el  año  2004,hemos descubierto algo que estaba dentro de cada uno de nosotros, aunquequizá no lo habíamos percibido, y es una enorme potencialidad de trabajo ypropuesta, principalmente en nuestro ámbito más próximo y familiar: nuestromunicipio.Nunca habíamos pensado en el municipio como un espacio de desarrollo denuestras mejores capacidades; muchas veces pensábamos que era el inicio deun camino que debiera conducirnos a las grandes ciudades, pero nos hemosdado cuenta que, por el contrario, es en el municipio donde podemos aportar
  12. 12. más; donde nuestro trabajo realmente puede cambiar la situación de nuestra gente y donde podemos aplicar los valores e ideas que vamos forjando. Todo  depende,  y  eso  lo  hemos  visto  en  el  trabajo  con  el  PADEM,  de identificar todas nuestras limitaciones y convertirlas en potencialidades, con nuestros propios medios y recursos. De  esas  potencialidades,  de  lo  que  somos  capaces  de  ser  y  hacer,  vamos  a hablar en las siguientes páginas. a. Desarrollamos capacidades para producir contenidos Por  naturaleza,  somos  productores  de  contenido.  Sin  contenidos, nuestros  medios  o  nuestros  programas  no  serían  más  que  una repetición y eco de canciones y temas mal tratados; y se produciría un enorme vacío que terminaría por desanimar a nuestro público. Y como nuestro principal capital de trabajo somos nosotros mismos, debemos  capacitarnos  para  que  los  productos  que  ofrezcamos  sean cada  vez  mejores.  En  la  medida  en  que  lo  consigamos,  tendremos asegurado un público fiel y permanente. Para  elaborar  buenos  contenidos  hace  falta  capacitarse  para desarrollar  capacidades  –valga  la  redundancia.  Posiblemente  esté demás decir que si hemos elegido el oficio de informar y comunicar12 es porque creemos tener capacidades para ello; pero una vez más es— preciso aclarar la diferencia entre tener vocación y talento, y tener la13 disciplina (voluntad) de formarse.  Muchos comunicadores y comunicadoras tienen vocación, talento y voluntad, pero les falta recursos para producir materiales de calidad. Estos recursos hay que buscarlos afuera y adentro de nuestros medios de comunicación.  Afuera,  estamos  obligados  a  buscar  permanentemente información.  Esta  búsqueda  es  incesante  y  no  se  reduce  a  llevar grabadora  y  micrófono  a  las  conferencias  de  prensa  o  a  las oficinas  de  las  autoridades.  Tenemos  que  buscar  información leyendo,  charlando  con  la  gente,  recorriendo  las  calles  de Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  13. 13. EXperienciasPREMIO AL PERIODISMOMUNICIPAL L a agenda noticiosa nacional, influenciada de forma especial por la coyuntura política, se ve profundamente enriquecida cuando incorpora las miradas, las opiniones y sucesos que se generan desde lo local. Por otro lado, fuera de las grandes urbes existen medios y periodistas que se empeñan en desarrollar una labor informativa socialmente responsable y con mucho que mostrar al resto del país. Estas dos convicciones, unidas a la certeza de hacer que el ejercicio del periodismo boliviano incorpore la interculturalidad y el pluralismo en la práctica diaria, llevaron en 2006 a la FAM y al PADEM a buscar una alianza con la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) para impulsar el Premio de Periodismo Municipal. La APLP, institución que representa a los periodistas paceños y que otorga la principal distinción de la prensa nacional, el Premio Nacional de Periodismo, mostró interés en hacer que participen de su convocatoria, periodistas y medios de todas las latitudes del país y coincidió en la necesidad de otorgar un espacio a la noticia local en la agenda de los grandes medios, como una forma de contribuir a la inclusión y participación de la sociedad. Es así que desde entonces, el Premio de Periodismo Municipal se entrega como una categoría especial del Premio Nacional de Periodismo, lo que ha estimulado a que muchos medios nacionales se esfuercen por darle una mayor pluralidad a su cobertura informativa. Una de las satisfacciones mayores que este premio ha dado a sus impulsores es la entusiasta respuesta de los comunicadores y periodistas de distintos medios locales. Otro logro fue la elección de dos comunicadores locales como ganadores del Premio Nacional de la APLP en dos categorías: Juan Carlos Chambilla, de Copacabana ganó el Premio Nacional de Televisión 2008, y Ana Oblitas, el Premio Nacional de Radio (2009), ambos compitieron con trabajos periodísticos de las grandes redes nacionales de televisión.
  14. 14. nuestras comunidades, interesándonos en todo lo que acontece a nuestro alrededor y también lejos de nosotros, en las capitales de nuestro país y el mundo. Tenemos que estar despiertos a la idea de que información no solamente es lo que acontece en el mundo de  la  política  y  el  deporte;  información  es  todo  aquello  que genere  interés,  que  pueda  ayudar  a  formar  opiniones  y  tomar decisiones a la gente. La información es nuestro patrimonio y no debemos  esperar  que  ella  venga  a  nosotros;  somos,  en  esencia, buscadores  de  información  de  jornada  completa  y,  vale  la  pena recordarlo  una  y  otra  vez:  la  información  no  sólo  está  en  las autoridades,  sino  en  todos  los  ángulos  que  pueda  tener  una noticia (desde la gente de la calle, los libros, el Internet, etc). No podemos prescindir de todo ello, menos aún en un mundo como el del siglo XXI, en el que la información nos avasalla por todos lados. Muchas  veces  se  nos  acusa  de  dejarnos  manipular,  de  brindar información sesgada o incompleta, incluso de faltar a la verdad. Eso ocurre,  precisamente,  porque  no  buscamos  a  todas  las  fuentes, porque  no  consultamos  ni  contextualizamos  nuestras  noticias. Nuestro trabajo y nuestros contenidos ganarán calidad en la medida en que tengamos información suficiente y, en esa misma medida, no seremos objetos fáciles de manipulación de ningún lado. Aprender  e  informarnos  constantemente  es  nuestra  tarea  hacia afuera,  pero,  ¿cómo  adquirimos  calidad  para  nuestros  productos desde  el  interior  de  nuestras  cabinas  de  radio  o  de  nuestras14 redacciones? Hay muchas posibilidades, una de ellas es dando alas a— la creatividad.15 La creatividad no es un genio que visita a unos pocos, la creatividad se la construye con la determinación de hacer las cosas de una manera propositiva, diferente. Nuestros contenidos tienen que diferenciarse de los otros, no podemos ser una gota más del río, idéntica a todas y sin  ninguna  propuesta.  Para  ser  creativos  no  necesitamos  ser extravagantes,  lo  único  que  requerimos  es  pensar  qué  necesita nuestro público que nadie le esté ofreciendo y es fácil comprobar que existe mucho por hacer.  Somos  creativos  en  tanto  nos  interesamos  por  nuevas  formas  y métodos para hacer las cosas que otros hacen de forma rutinaria, casi Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  15. 15. sin entusiasmo. Los medios, la radio por ejemplo, nos dan infinitas posibilidades para innovar: ¡seamos creativos! Podemos ser creativos en la forma de contar una historia, en cómo encaramos  o  construimos  nuestras  notas,  en  las  palabras  que elegimos  para  redactarlas,  en  la  estructura  de  nuestros  espacios radiales… incluso en los nombres que elijamos para éstos. Lo único que debemos evitar en el periodismo es el desgano y la mediocridad, que sensiblemente abunda en nuestro oficio.b. Credibilidad es audiencia Acabamos de ver la importancia y algunas formas de darle calidad a nuestros  contenidos,  ellos  son  nuestra  carta  de  presentación.  Sin embargo,  nuestros  productos  no  sólo  tienen  que  contar  con abundante información e innovadores formatos, también deben ser veraces y creíbles.  La  credibilidad  de  nuestros  productos  está  determinada  por  la seriedad  con  que  los  encaramos.  Esto  no  implica  que  seamos aburridos, pero sí debemos ser rigurosos. La credibilidad es algo que cuesta  mucho  obtener,  pero  que  se  pierde  en  un  instante,  con  un trabajo mal enfocado, poco serio o definitivamente irresponsable.... Lastimosamente,  los  medios  de  comunicación  están  repletos  de ejemplos de cómo se puede arriesgar o perder la credibilidad por un mal  manejo  de  la  información.  Casos  en  los  que  se  publica  como noticia  un  rumor,  o  se  presta  los  micrófonos  a  la  confrontación política con el único fin de montar un espectáculo, o se emite una información  incompleta  o  sin  confirmación,  son  los  que  ponen  en cuestión la credibilidad.  Si  realizamos  una  entrevista,  si  producimos  un  programa,  si  nos dirigimos al público, tenemos que hacerlo con todos los elementos de información, contexto y con la mayor objetividad que nos sea posible. Desde el momento en que el público identifique estas cualidades en nuestra  programación,  se  sentirá  confiado  de  acudir  a  nosotros  en búsqueda tanto de información como de entretenimiento: habremos ganado audiencia.
  16. 16. Pero la credibilidad y la audiencia tienen que ser constantes para que eso redunde en prestigio para nuestras emisoras. Desde el momento en que mostramos contenidos interesantes y seductores para nuestro público,  estaremos  forjando  una  relación  que  debe  intensificarse permanentemente.  El  público  debe  sentirse  próximo,  cercano  a nuestras  emisoras.  Abrir  los  medios  a  la  gente  es  una  forma  de acrecentar esta cercanía. Y el hecho de dejar abiertas las puertas del medio de comunicación a la gente no implica únicamente recibirlos de visita en vivo y directo, implica  el  esfuerzo  de  hacer  que  esta  intimidad  se  traduzca  en  una programación en la que se sienta reflejada. Muchas veces es necesario prestar los micrófonos, no sólo a las autoridades y a los políticos de uno y otro lado para que ventilen sus diferencias, sino también a las personas de la calle que tienen algo que decir; pero esto no es todo: el medio de comunicación, la radio especialmente, tiene que ser un espacio de debate, de participación y de información equilibrada. Sin  embargo,  lograr  que  nuestro  medio  sea  un  espacio  de  debate, acercándonos  a  nuestra  audiencia  y  sus  demandas,  no  solamente significa  hablar  lo  que  la  gente  quiere  escuchar;  es  fácil  caer  en  la tentación  de  prestar  nuestros  micrófonos  a  las  denuncias  y  a  los reclamos,  incluso  a  los  insultos,  pero  el  reto  es  aportar  para  que nuestro público reflexione sobre lo que acontece y se forme una idea clara del contexto de cada problema para ver cuáles son las posibles soluciones. Esto también es construir credibilidad.16 En lo local esta tarea es mucho más importante, casi protagónica. La— radio tiene tal presencia y proximidad con la ciudadanía que a veces17 es el principal referente de información y único punto de encuentro. Si  se  combina  buena  programación  con  esta  actitud  de  empatía  y simpatía  con  la  comunidad,  ayudando  a  la  reflexión,  no  sólo habremos  cumplido  con  un  servicio,  sino  estaremos  ganando  una audiencia  satisfecha  y  constante.  Estos  elementos  serán  los  mejores insumos  para  la  sostenibilidad  de  nuestro  medio  y  el  mejor reconocimiento a nuestro trabajo. Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  17. 17. EXperienciasUN TAPEQUE PARAALIMENTAR A LAS RADIOS “ Una buena idea y buenos productos son la clave para mejorar nuestra programación”, dice Fabricio Villegas, comunicador de Tupiza, Potosí. A pesar de su juventud (20 años), Fabricio se dedica en cuerpo y alma a la radio; sacando el máximo provecho de los materiales que el PADEM produce y envía mensualmente a través del Tapeque Municipal a más de 300 comunicadores de todo el país. Con estos insumos y su gran creatividad, Fabricio ha conseguido estructurar una programación atractiva en su radio. Combina las cuñas con mensajes movilizadores organizando campañas; usa las charlas narradas y dramatizaciones para poner temas en debate con entrevistados; difunde las radionovelas y luego genera espacios de intercambio de opiniones con los oyentes; incluso, ha usado las producciones de video para, en alianza con escuelas del municipio, proyectarlas ante los jóvenes e invitarlos a reflexionar. “Si uno quiere, hay mil cosas a las que se pueden recurrir para hacer programas y ayudar, especialmente a los jóvenes”, comenta.
  18. 18. c. Nos formamos para informar Informar es un acto de responsabilidad, respeto y ética. Día a día, los comunicadores nos vemos obligados a tratar temas tan diversos  y  que  no  conocemos  en  profundidad,  que  frecuentemente caemos en la superficialidad, en las frases e ideas repetitivas, tomadas de una u otra parte sin mucho detenimiento. O nos dejamos llevar por los intereses particulares de unos u otros.  La  superficialidad  en  el  tratamiento  de  los  temas  nos  hace  presas fáciles de los prejuicios y hasta de las equivocaciones. Si usamos estos elementos  para  nuestro  trabajo  estaremos  desinformando, banalizando  nuestros  productos  y,  seguramente,  contribuyendo  a exacerbar las confrontaciones y las diferencias que tanto daño hacen a la sociedad. En lo municipal, donde llega la señal de unas pocas emisoras y donde la  información  que  se  recibe  de  los  medios  locales  es  de  vital importancia, esta responsabilidad es aún más notoria.  En los talleres de comunicadores locales del PADEM, por ejemplo, hemos  aprendido  mucho  sobre  la  temática  municipal.  Antes  de adentrarnos  y  conocer  los  temas  que  tienen  que  ver  con  nuestro municipio, actuábamos con superficialidad, dando lugar a que, lejos de  encontrar  soluciones  a  los  problemas,  añadiéramos  más  leña  al18 fuego, ocasionando muchas veces escándalos, pero pocas ayudando a— resolver los problemas.19 Pero, decíamos que informar es un acto de responsabilidad, respeto y ética simultáneamente; por ello el desafío es formarnos para informar.  La información responsable es un ideal para el comunicador y una demanda permanente de la sociedad, que precisa de ella para tomar decisiones  correctas.  Para  ser  responsables  con  la  información, debemos cultivar el respeto por la audiencia y por los temas sobre los que informamos, y adoptar una actitud ética frente a los hechos y las personas. Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  19. 19. El respeto que debemos forjar por esa audiencia  nos obliga a teneruna  mente  amplia,  a  no  dejarnos  influenciar  por  consignas  o  porpresiones ni basarnos en prejuicios que nos dificultan ver los hechosen  toda  su  dimensión.  Cuando  nos  formamos  como  personasrespetuosas  de  la  sociedad  a  la  cual  informamos,  aprendemos  a  seréticos y a no brindar datos inexactos a nuestra audiencia. También,siendo  respetuosos,  evitamos  prestar  nuestros  micrófonos  a  pugnasinteresadas y a intereses particulares, tratamos de asumir plenamentela responsabilidad de ofrecer una información de calidad, completa ylo más cercana posible a la verdad.Estos principios guían, a la vez, nuestra búsqueda de información. Yano escuchamos solamente a una parte, sino a todas. Y a cada una deellas les brindamos la posibilidad de hacer oír su voz. Esta es la formaen  que,  como  comunicadores,  abrimos  el  debate  democrático  yayudamos a que quienes nos siguen puedan formarse una idea cabalde lo que les interesa.De  esta  forma,  ejercemos  la  ética  y  la  responsabilidad  con  lainformación que deben guiar nuestra  labor como comunicadores. Almismo tiempo, cambia nuestra forma de ver las cosas: no buscamosúnicamente denunciar, sino comprender y ayudar a comprender losproblemas;  a  formar  en  la  gente  una  opinión  con  fundamento  (ofundamentada). 
  20. 20. No  sólo  somos  comunicadores,  no  sólo  trabajamos  en  un  medio, también somos y nos sentimos ciudadanos, parte de una comunidad y  en  consecuencia  corresponsables  del  destino  de  nuestra  ciudad  o municipio.  Esto  es  algo  que  debemos  recordar  en  todo  momento, especialmente  cuando  nos  sentimos  tentados  a  adoptar  posiciones intransigentes y poco constructivas en lugar de abrirnos al consenso a través de nuestros productos, contenidos y programas. Formarnos como informadores requiere, como hemos visto, mucho compromiso  personal  y  con  la  sociedad.  No  sólo  nos  falta20 información  para  cumplir  con  este  papel,  también  tenemos  que— comportarnos  permanentemente  de  forma  solidaria  con  los21 intereses  de  nuestra  audiencia.  No  es  fácil  lograr  todos  estos requisitos,  pero  mientras  pongamos  lo  mejor  de  cada  uno  en  este propósito,  con  verdadero  compromiso  ético,  seremos  respetados por la comunidad y aprenderemos a respetarla en la misma medida, dándole  el  mejor  insumo  que  necesita:  una  información responsable. d. Tejemos redes de apoyo mutuo Es fácil advertir, sobre todo en el contexto municipal, que a pesar de los esfuerzos que hagamos por mejorar nuestra producción, nuestro Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  21. 21. trabajo  y  ser  más  responsables  con  nuestra  audiencia,  lasostenibilidad es esquiva, difícil de alcanzar.Hemos visto cómo la calidad de nuestros contenidos, la creatividad yla  credibilidad  de  los  mismos,  además  de  la  sintonía  con  lasnecesidades  de  la  gente  son  mecanismos  nobles  y  certeros  paraalcanzar la sostenibilidad de nuestros medios. Sin embargo, esto nosiempre  es  suficiente.  Muchos  medios  locales  pequeños,  quesubsisten en municipios y comunidades aisladas, enfrentan grandesdificultades  para  sobrevivir  y  no  son  pocas  las  veces  que  venresignados sus intentos o postergados sus proyectos de brindar buenacalidad de contenidos. Es  bueno,  y  también  en  ello  han  aportado  mucho  los  talleres  delPADEM,  unir  fuerzas  para  lograr  ciertos  objetivos.  En  estosencuentros  hemos  conseguido  conocernos  entre  comunicadores  dediferentes  procedencias  y  medios,  y  hemos  podido  identificarnosentre  quienes  nos  sentimos  más  cercanos  en  forma  de  pensar  ytrabajar.  Nos  hemos  dado  cuenta  de  que  las  limitaciones  queafrontamos son comunes y que el permanecer aislados no nos ayudaa superarlas. Como  lo  hemos  vivido  en  estos  espacios,  es  importante  trabajar  yconsolidar un concepto de redes. Redes no sólo son convenios paraintercambio  de  programación,  sino  el  encuentro  respetuoso  entrecomunicadores de diferentes orígenes para hacer posible un trabajomancomunado y complementario. Cuando encontramos la forma de complementarnos, avanzamos enla superación de los obstáculos que tenemos para desarrollarnos. ElPADEM nos ha ayudado a construir una nueva visión del trabajo enredes en dos ámbitos: por un lado, haciendo posible el contacto entrecomunicadores,  respetando  sus  distintas  visiones;  y  por  el  otro,mostrado  que  el  municipio  es  una  red  de  la  que  todos  formamosparte y es un punto de encuentro desde el cual forjamos el país.Los  comunicadores  locales,  que  hemos  empezado  a  conocernos  eidentificarnos,  hemos  comprobado  que  compartimos  vivenciassimilares, que albergamos las mismas esperanzas y esperamos alcanzarparecidos  objetivos  en  nuestros  municipios,  aunque  tengamos
  22. 22. expresiones  culturales  diversas  o    visiones  diferentes  de  la  realidad. También  hemos  constatado  que  el  intercambio  de  productos  e información enriquece nuestras posibilidades de diversificar nuestra programación y nos ayuda a hacerla más sólida. Para reforzar esta idea, el PADEM ha visto la necesidad de impulsar “intercambios territoriales”, es decir contribuir a que comunicadores de  una  región  puedan  trasladarse  a  otra  para  conocer  de  cerca  el trabajo de los medios, ayudando a la integración, pero también a la compresión de las particularidades culturales de cada punto del país. También,  desde  el  año  2009,  el  PADEM  dio  curso  al  concepto  de22 intercambio académico, que consiste en invitar a grupos de 15 ó 20— comunicadores  locales  a  participar  de  talleres  de  capacitación23 especializado en diferentes áreas del periodismo. Así, en alianza con instituciones académicas como la Fundación para el Periodismo, se logró  que  los  comunicadores  locales,  que  tienen  limitadas posibilidades de formación en sus poblaciones, puedan participar y conocer  a  periodistas  de  los  medios  de  La  Paz  para  establecer, también, redes con ellos. Pero, ¿puede lo municipal ser una red? Es cierto que muchas radios locales  son  parte  de  redes  radiofónicas  nacionales  importantes  y poderosas a las que envían información y de las que también reciben datos; sin embargo, la identidad común a todo comunicador local es el municipio y esto nos acerca especialmente a la gente.  Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  23. 23. EXperienciasCRECIENDO COMOPERIODISTAS “ Antes, nuestras emisoras se dedicaban en un 90 por ciento a la emisión musical y un 10% a la producción noticiosa, una información escasa y manejada con poco criterio”, cuenta Orlando Chávez. Este comunicador orureño y director de Global Comunicaciones, se refiere así a los limitados recursos con que operaban y aún operan una gran cantidad de emisoras en los municipios. “Cuando apareció el PADEM nos fue ayudando a reflexionar sobre nuestro papel como comunicadores y a mejorar los productos noticiosos con información actualizada. Se produjo un cambio en la radio”, recuerda y señala que en la actualidad, la mayoría de las radios tienen un 60% de programación propia y el resto de música. Pero, además, Orlando destaca la evolución cualitativa de los periodistas locales, “ya no nos vemos como los enemigos de las autoridades, los que iban a ver cómo o cuándo pisaban el palito. Hemos aprendido que nos va mejor cuando somos parte del desarrollo del municipio”. Orlando invierte tiempo y recursos en su radio, impulsando campañas y acciones de servicio a la comunidad, diariamente dispone de dos horas de emisión gratuitas para ayudar a los enfermos de escasos recursos de los hospitales. “Es preferible ser un puente que una piedra en el camino”, dice.
  24. 24. Cabe  aclarar  que  ninguno  de  estos  aspectos  implica  perder  nuestra independencia  y  estar  obligados  a  comulgar  con  ideas  o  proyectos específicos.  El  concepto  de  las  redes,  especialmente  en  lo  local, representa la unión de propósitos y esfuerzos para la construcción de espacios comunes, públicos, que sirvan a la gente. e. Hacemos del municipio una buena noticia Veamos con buenos ojos, comuniquemos buenas noticias. Tratemos de que nuestra visión aguda y vigilante no sirva sólo para la denuncia y la crítica. Tratemos de convertirnos en testigos de las historias que se  viven  en  nuestro  municipio  y  nuestro  país,  ayudando  a  que  la ciudadanía reconozca su papel en cada una de ellas. El  papel  del  comunicador  es  parecido  al  del  acróbata  que  lucha incesantemente  por  mantenerse  en  la  cuerda,  dando  un  buen espectáculo sin perder el equilibrio. Entender que nuestro rol no es únicamente ser portavoz de la denuncia, la crítica y el enfrentamiento ha  costado  mucho,  toda  una  revolución  en  la  forma  de  pensar  de nuestros colegas y de la gente que nos sigue; debemos, y éste es otro aspecto  que  hemos  analizado  constantemente  en  los  talleres  del PADEM, cumplir una función mucho más constructiva. Sin dejar de estar  atentos  ante  cualquier  hecho  que  pueda  dañar  a  nuestra comunidad  y  sin  ser  cómplices  de  ningún  delincuente,  debemos esforzarnos  por  hacer  que  la  gente  encuentre  sus  puntos  de coincidencia, reconozca lo que es del bien común, se identifique con24 los espacios públicos, que interesan a todos.—25 ¿Cuáles  son  esos  espacios  públicos?  Claro  que  la  plaza,  la  calle,  el mercado  son  espacios  públicos  pero,  en  un  sentido  más  amplio,  lo público  es  lo  que  nos  une  a  todos  como  ciudadanos,  aquello  de  lo que  formamos  parte,  independientemente  de  nuestras  ideas  o posiciones.  Un otro desafío de los medios y los comunicadores locales es ayudar a  que  la  sociedad  se  apropie  de  lo  público,  sepa  qué  es  y  se  sienta parte  de  ello.  Lo  público  es  casi  natural  en  el  espacio  municipal, donde  la  presencia  del  Estado  es  mucho  más  cercana  y  estimula  la participación ciudadana. Pero para que algo tan natural como esto se convierta en una verdad apreciada por todos, es preciso concienciar, Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  25. 25. hacer  que  tome  forma  de  mensaje,  que  se  exprese  a  través  dellenguaje,  que  sea  enunciado  y  demostrado  constantemente  a  travésde los medios. Esto sólo lo pueden hacer los comunicadores.Se  construye  lo  público  todos  los  días,  de  forma  continua,  y  loscomunicadores  tenemos  la  responsabilidad  de  reflejar  estaconstrucción en nuestros productos.¿Cómo  lograrlo?  Hemos  visto  reiteradamente  en  estas  páginas  loimportante que es para los comunicadores asumir un rol responsable,ético y respetuoso con la información que se brinda. La búsqueda delequilibrio entre mantener interesado al público y hacer que se edifiquenespacios comunes, “públicos”, para el bien común, quizá sea el reto másgrande para quienes nos dedicamos al trabajo comunicacional. En otraspalabras, la misión es buscar al público construyendo lo público.Si  se  opta  por  una  visión  de  enfrentamiento  poco  constructivo,  laaudiencia se distanciará cada vez más de sus espacios públicos. Si, porel  contrario,  ayudamos  a  generar  identidad  con  lo  que  sucede  ennuestro  contexto  más  cercano,  aportando  con  reflexión,  estaremosconsolidando esta relación.Por eso decimos que el municipio es buena noticia. Esto no quieredecir  que  no  existan  problemas  ni  que  cerremos  los  ojos  ante  lacorrupción,  las  malas  gestiones,  la  corrupción  o  la  discriminación.Nos debemos al municipio, no al gobierno municipal y esto implicaestar siempre alertas y bien informados. El control social propositivoy responsable desde los medios es una forma de construir lo público. Sin embargo, transitar de lo morboso, del escándalo y el reclamo a loconstructivo  es  fortalecer  el  concepto  del  bien  común,  tanto  en  lagente como en las autoridades. Situarnos desde nuestros principioséticos  para  analizar  los  hechos  es  nuestro  punto  de  partida,  notenemos las soluciones, pero podemos ser el medio para encontrarlas.Esa es, sin duda, una buena noticia para nuestro municipio.
  26. 26. cronistas de tierra adentro JUANA FERNANDA VILLARPANDO, Yacuiba, Tarija ella tu ueda hacer de na crónica, sólo q periodista no es Si tu vida es u as veces, ser ia, much bierno oficio. En Boliv e la sede de go un si no. Más allá d no se hacen, una opción, es los periodistas e ciudades, destinos con la y un puñado d empatan sus s bien istas no nacen, o, má ír. Estos period nta r, de hacerse o micrófono y e n necesidad de co manera, en el scan, a su son héroes, bu dra filosofal. el texto, su pieUnos zapatos modernos de alto tacón han envuelven, como testimonio del caminoreemplazado a las ojotas de goma y cuero recorrido.sin curtir con las que Juana recorrió suniñez y adolescencia. Pero los pies son los Fue la mayor de siete hijos y aunque semismos y ellos no olvidan los avatares de hizo madre a los 18 años, se dio modossu dueña: unas pequeñas cicatrices los para ser también como una madre para
  27. 27. sus hermanos menores. Como una historia quedar embarazada. El compañeromil veces contada, Juana Villarpando desapareció, casi como si se lo llevaranació en el campo, en San Josecito, un también la muerte. Total: a los 22 añosremoto cantón de la provincia O’Connor tenía dos hijos, estaba sola y afrontaba,de Tarija. Luego, con toda su familia, además, la enfermedad del menor de susemigró a Yacuiba, en el extremo sur del niños, una parálisis ascendente que pudopaís, en busca de mejores días en ese controlar gracias a la sabia combinacióndinámico punto de la frontera con de medicina casera y fisioterapia queArgentina. perseverantemente recibió el niño.El traslado sólo cambió el contexto de la Juana suspira: “Nunca nada me ha sidopobreza: en vez de cuidar a las cabras y fácil”, dice, parafraseando sin querer aovejas, pasó a ser empleada doméstica, Sigmund Freud. Y es que, los obstáculosayudando en las labores de la cocina y la que le fue poniendo la vida en algúnlimpieza en una modesta pensión de momento le parecieron insalvables. “PorPocitos, Argentina. Ni siquiera cambió las suerte soy fuerte, nunca me quise rendir, niojotas que horadaban sus pies hasta que, siquiera esos, que fueron mis peores años”.a los 14, recibió un par de zapatillas comoparte de su primer sueldo en la pensión. De ahí en más sólo recuerda su“La señora no me consultó, sólo me dijo, intransigencia. “De niña mi imaginaciónte hacen falta unos zapatos. Yo estuve de volaba y mi sueño era convertirme enacuerdo”, recuerda. enfermera o policía, lo del periodismo no estaba ni siquiera en mi vocabulario. YoAún no había podido cumplir su sueño de deseaba estar al frente de la gente paraterminar la escuela que dejó en el quinto enseñar y ser útil a la sociedad”, confiesa.grado, cuando se vio embarazada de suprimer hijo. “Fue como una película, un Apenas pudo, se inscribió en el CEMAdía estábamos enamorando, y al otro (Educación para Adultos), decidida aestaba embarazada”, dice Juana. Con un acabar el bachillerato. No fue posible, perohijo a cuestas y el destello de la ilusión, se logró avanzar algunos grados, lospuso a trabajar para tener con qué esperar suficientes para sentirse segura leyendo yel bebé. “Volví a ser empleada doméstica, escribiendo. “Ya no me conformaba conpero la señora me echó cuando se dio lavar platos y ropa, así que un día me pusecuenta que estaba embarazada. Entonces mis mejores galas y me atreví a visitar unabusqué ropa para lavar, vendí verduras y de las radios más conocidas de Yacuiba, lacómida rápida (sandwiches y empanadas) radio Chaco AM. Pedí hablar con elpara vivir”, cuenta. Tenía 19 años cuando director, don Marcos Velarde, y cuando meacabó la esperanza: mataron al padre de recibió le dije: le propongo hacer lasu hijo en un pelea callejera sin que limpieza del estudio a cambio de que mealcanzara siquiera a reconocerlo. permita aprender algo en la radio. Él me miró sorprendido, quizá no esperaba tantoUn nacimiento y una muerte en tan poco atrevimiento y me alcanzó un periódico. Atiempo, hicieron que pierda la brújula. ver lee esto, me dijo. Leí lo mejor que“Me encontré perdida, desesperada. No pude. Volvé mañana a las 6 de la tarde,sabía que sería de mi vida. Mi madre me respondió. Cuando retorné, ya estaba enayudó, pero ella necesitaba tanta ayuda la cabina de grabación, me hizo señascomo yo. Viví una situación muy triste, sólo para que entre y me pasó una hojas. Vosesperaba el fin de semana para ir a las vas a leer lo que está en rojo y yo lo quepuertas de la discoteca y esperar a que está en azul, me ordenó. Tomé elentrara gratis para bailar como loca”. micrófono y empecé a hablar”.Poco tiempo después, Juana volvió a
  28. 28. La paga era apenas superior a la de las mujeres, con quienes me siento muylabores domésticas, pero Juana Fernanda identificada”, dice. Conduce el programaVillarpando estaba apasionada, la radio Mi municipio es buena noticia y “aunqueera el principio y el fin de jornadas no soy ni enfermera ni policía, siento queigualmente agotadoras, compartidas sin doy algo de mi para los demás”. La idearespiro entre los micrófonos y los niños. de su programa es contar las cosas“Sin embargo, la satisfacción con la que buenas que pasan en la ciudad, cosasvolvía a casa no tenía precio”, cuenta. cotidianas, del día, que permitan reflexionar sobre asuntos no tan noblesNo fue sino hasta el 2000 que, con 32 como el contrabando, la violenciaaños y casi una década como radialista, intrafamiliar, la prostitución, las drogas yacabó el bachillerato en el CEMA. Para otros males que rondan.entonces, ya era una experimentadareportera de la radio, una voz que sonaba No es casual que haya sido reconocidaen toda Yacuiba. (2008) como “La voz de Yacuiba” por el gobierno del municipio. “Después de“Un amigo me llamó un día y me dijo: veinte años acá he aprendido a creer en elTenés buena voz, podrías tener tu propio trabajo y en el compromiso… Sólo noprograma en una FM. Fue así como creo en el amor”, señala entre el sarcasmocambié de radio y de funciones. Tenía que y la nostalgia.producir y buscar información, no era sólolocutora. Sin embargo, no me sentía muy Sus hijos, casi adultos, están todavía a susegura, estaba consciente de que me lado. Uno de ellos, el mayor, esfaltaba preparación. Fue entonces que prácticamente un profesional. Ella sedecidí buscar cursos, talleres, o algo que siente inmensamente orgullosa. “Ahora,me ayude a mejorar”. por fin, siento que puedo dedicarme a mi, a aprender. Agradezco a Dios que acá meDurante casi cinco años, Juana invirtió su dan esa oportunidad”.tiempo en capacitarse donde y como pudo.Escuchó de unos talleres de Los pies cargan el cuerpo, y también elcomunicadores locales y se brindó a asistiren representación de su radio. Dos veces alma. Juana camina a paso firme,por año, disciplinadamente, asistió a los cruzando el umbral del auditorio de latalleres del PADEM. “Al principio, no me Fundación para el Periodismo. Esos pies laatrevía a hablar, por miedo a meter la pata, han traído esta vez hasta la sede depero la información es lo único que ayuda gobierno, como parte de un grupo de 15a superarlo”, comenta. Además, de periodistas de diversos municipios queinformación y herramientas de producción, participan del I Intercambio 2010. Anteslos comunicadores como Juana, fueron de que empiece la exposición de unaformando redes, intercambiando expe- periodista internacional que ha venido ariencias en estos espacios. “En todos estos dictar un curso sobre Investigaciónaños nunca he vuelto con las manos Periodística, ella ya ha tomado posesiónvacías, siempre traigo mucho que contar y de un sitio privilegiado. “Bien cerquita,aprendo cómo contarlo”. para tomar apuntes”. La charla empieza y también la participación de los periodistasEl día a día es más que un insumo para la presentes, muchos de ellos carasnoticia que Juana elabora, pero ella conocidas de las redes nacionales de TV.prefiere siempre avanzar un paso más. Preguntas, debates, suman y siguen y“En pueblos como el nuestro no somos Juana, no duda en trasmitir sus aportes.sólo una voz que se escucha por la radio, Tiene todo el respaldo de la experiencia ytenemos un papel que cumplir para de lo vivido. No por nada ha caminadoayudar a la sociedad, especialmente a las tanto.
  29. 29. 2 c a p í t u l oARTEYOFICIO
  30. 30. Hacerlo bien Arte  y  oficio  implica  hacer  bien  las  cosas,  con  recursos profesionales y técnicos; con creatividad y cariño; con compromiso y respeto. La combinación de tantos elementos no es fácil. Desde lo local sentimos que nos faltan tal cantidad de cosas que a veces ni siquiera intentamos superar nuestras limitaciones. Pero hacerlo bien, tener arte y oficio, es una receta posible si empezamos por poner en práctica nuestros principios, nos decidimos a multiplicar los  recursos  de  que  disponemos  y  cultivamos  el  anhelo  de capacitarnos para crecer en el oficio. Vamos  por  partes.  Nuestros  principios,  como  hemos  visto  en  el  anterior capítulo,  tienen  que  traducirse  en  buenos  contenidos,  en  productos elaborados con un sentido de alta responsabilidad, respeto y compromiso. De alguna  manera,  tenemos  que  vernos  a  nosotros  mismos  como  agentes  de desarrollo  de  nuestro  municipio,  independientes  de  manipulaciones  y posiciones  particulares,  comprometidos  con  lo  público,  con  lo  que  es  de todos.  Esto  es  garantía  de  credibilidad  y  audiencia,  y  por  tanto,  de sostenibilidad de nuestros medios. Los  recursos  profesionales  y  técnicos  siempre  van  a  ser  escasos  cuando  los ingresos son pobres; pero, como hemos podido ver en los talleres del PADEM, es  posible  explotar  al  máximo  lo  que  tenemos  si  ponemos  a  volar  nuestra imaginación y nos capacitamos para vencer esos obstáculos.30— El  perfeccionamiento  de  nuestro  oficio  de  comunicadores  es  siempre  una31 tarea pendiente; todas las profesiones implican un esfuerzo permanente por estar al día de los cambios y transformaciones que se producen a diario y el periodismo no puede ser la excepción, principalmente si tomamos en cuenta cómo se desarrollan día a día las tecnologías de la información y cómo este crecimiento imparable nos exige mantenernos alerta.  Está claro que el escenario ideal para que esto se produzca es poder contar con permanentes espacios de capacitación, pero sabemos que para la gran mayoría de los comunicadores no es posible. De manera que tenemos que procurar mejorar nuestro oficio por otros medios. Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  31. 31. El PADEM ha intentado, en los últimos cinco años, ser uno de estos espacios.Pero,  independientemente  de  ello,  la  capacidad  de  mejorar  está  en  esareflexión  permanente,  en  ese  espíritu  crítico  que  debe  caracterizar  a  todoperiodista para leer la realidad e informar a sus audiencias de la manera másclara, honesta y responsable que le sea posible. Ése y no otro, será el oficio quellevemos a donde quiera que vamos.En  cuanto  al  arte,  dependerá,  en  gran  medida,  de  aprender  a  explotar  almáximo  nuestras  capacidades  para  hacer  un  buen  trabajo,  convenciendo  anuestro  público  de  que  hay  una  forma  mejor  de  hacer  las  cosas.Acostumbramos  a  pensar  que  el  talento  y  la  vocación,  que  nos  mueven  adedicarnos al oficio de comunicadores, son suficientes. Así muchas veces nosdedicamos a improvisar y perdemos el arte. En las páginas que siguen haremos un repaso sobre cómo, partiendo de losprincipios  que  hemos  forjado  como  personas,  podemos  aprovechar  mejornuestras habilidades y sacarle el jugo a los recursos que tenemos a la mano. a. La radio es el medio que nos une Es  cierto  que  en  el  siglo  XXI  existe  tal  cantidad  de  medios  que  las audiencias  tienen  mayores  posibilidades  de  elegir  a  cuál  seguir  en diferentes  momentos  de  su  actividad  cotidiana.  Pese  a  ello,  en  el
  32. 32. ámbito  municipal  la  radio  es  y  seguirá  siendo  un  medio  de comunicación estratégico. Gran  parte  de  los  comunicadores  locales  que  participamos  en  los talleres  del  PADEM  provenimos  de  la  radio  y  somos  testigos  de  la importancia  que  las  emisoras  tienen  en  el  desarrollo  de  las comunidades. La radio, principalmente en las zonas rurales, llega ser el centro de la vida de la comunidad. El servicio que prestan va más allá  de  la  transmisión  de  información;  sirve  para  comunicar individual y colectivamente a las personas. Individualmente, la radio comunica  a  unos  con  otros  a  través  del  envío  de  mensajes, dedicatorias,  etc.  y,  colectivamente,  proporciona  datos  que  guían  el trabajo  agrícola  o  la  comercialización  de  productos.  Un  interesante ejemplo  es  el  de  radio  Yungas,  que  diariamente  hace  conocer  los precios de los productos agrícolas a los campesinos, para ayudarlos en su comercialización. De  esta  forma,  la  radio  es,  para  los  espacios  locales,  para  las comunidades  pequeñas  y  distantes,  un  motor  de  desarrollo  y  el comunicador su agente activo, el que se ocupa de conectar a públicos dispersos  y  hasta  olvidados  con  la  información  que  les  ayuda  a conocer y entender mejor la realidad que los rodea.  Nuestro  oficio  y  arte  está  en  servir  de  puentes  para  que  ellos  (la comunidad  entera)  crezcan  y  se  fortalezcan,  para  que  adopten decisiones beneficiosas y superen sus principales problemas. La radio es el medio que nos une en este objetivo.32—33 b. Recuperemos el arte y oficio Tenemos  que  admitir  que  aunque  la  presencia  de  la  radio  es fundamental en los espacios locales, gran parte de las emisoras que salen  al  aire  lo  hace  muy  pobremente.  Y  no es  sólo  pobreza  de recursos, sino muchas veces de ideas.  Las emisoras radiales han abandonado la producción radiofónica que  en  décadas  pasadas  era  uno  de  sus  principales  riquezas.  La radio boliviana era reconocida por la calidad de sus producciones y  de  sus  propuestas.  Sin  embargo,  a  partir  de  la  irrupción  de  la televisión  fue  dejando  de  lado  la  producción  y  dedicándose Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  33. 33. EXperienciasPLURALISMO EN LACOMUNICACIÓN “ Creo que es urgente apuntar el trabajo comunicacional desde una perspectiva que englobe al conjunto de los bolivianos. Esto es lo que entiendo por pluralismo. En los medios estamos inmersos bolivianos de diferentes orígenes, credos e ideas, y todos tenemos derecho a ser incluidos en la democracia”, dice Marco Antonio Espinoza, periodista de la radio María de los Ángeles, de Monteagudo, en el Chaco boliviano. Marco Antonio es miembro de la Red Guaraní de Comunicadores de Radio y cree en el trabajo mancomunado y responsable de los periodistas. “La comunicación plural, el periodismo ciudadano debe ser un reto constante, al igual que la generación de una opinión pública constructiva, que sea escuchada por las autoridades. Todo esto sólo puede partir de la calidad informativa de los medios, pequeños y grandes, que nos esforcemos por construir una visión de desarrollo de manera permanente”.
  34. 34. principalmente  al  entretenimiento,  expresado  en  la  emisión musical.  Este  empobrecimiento  se  percibe  también  en  el  tratamiento  de  la información,  no  sólo  en  la  radio  sino  en  todos  los  medios  de comunicación, como parte de una cultura de lo banal. Las noticias radiales, en la mayoría de los casos, se han ido inclinando cada vez más  a  lo  superficial  y  lo  morboso,  olvidando  el  papel  de  servicio público que debería ser una de sus principales características.  Hace  falta  recuperar  arte  y  oficio.  ¿Cómo?  Volviendo  a  las  cabinas radiofónicas con ánimo renovado, con ganas de hacer cosas nuevas y bien hechas.  Recuperar del cajón de los recuerdos formatos radiofónicos como los sociodramas,  microprogramas  o  cuñas,  o  usar  para  la  función informativa los géneros del reportaje, el debate radial y la entrevista. Estos  son  algunos  recursos,  al  alcance  de  la  mano,  que  nos devolverán, sin mayor esfuerzo, el arte y el oficio.  Además de esa cercanía con la gente y la versatilidad que le permite ir con ella a todo lado, la radio es uno de los medios que ofrece más posibilidades  de  innovar  y  movilizar.  Una  de  las  tareas  que  ha encarado el PADEM con mayor perseverancia en estos años, ha sido la de producir material radiofónico “diferente” para compartirlo con los  comunicadores.  Cuñas  dramatizadas,  programas  de  diálogo  y debate,  radionovelas  que  encaran  los  problemas  de  la  sociedad,34 charlas narradas que comparten experiencias de diferentes contextos,— información contextualizada, incluso videos y boletines de prensa…35 La  única  condición  es  mantener  el  contenido  cerca  de  la  gente, buscando reflejarla, responder a sus demandas y dudas. Cada uno de nosotros  sabemos  –o  deberíamos  saber-  qué  se  necesita  en  nuestro municipio y, con arte y oficio, responder a ello. c. Hagamos radio en la era de las computadoras Hace  algunos  años  pensar  en  usar  una  computadora  era,  para  una comunidad rural, un cuento de ciencia ficción. Los precios de estos aparatos eran inaccesibles y pocos estaban capacitados para operarlos y aprovecharlos bien.  Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  35. 35. Hoy  las  cosas  han  cambiado.  Para  empezar,  los  costos  de  unacomputadora  han  bajado  notablemente,  y  aunque  no  existaformación especializada para manejarla, las facilidades de su uso lashacen accesibles a todos.Y  con  la  llegada  de  las  computadoras  es  posible  revolucionar  laproducción  radiofónica.  Antes,  montar  un  estudio  de  grabaciónrequería de una gran inversión en dólares: se necesitaban tocadiscos,grabadoras  de  cinta  abierta,  varios  micrófonos  y  consolas  de  varioscanales. Hoy, una computadora y un buen micrófono son suficientes.Tener un estudio está cada vez más a nuestro alcance.Hay  más:  el  acceso  al  Internet  no  es  generalizado  en  el  país,  sobretodo  en  las  áreas  rurales,  pero  su  llegada  se  anuncia  a  pasosagigantados y ofrece infinitas posibilidades de acceso a información.Desde  el  PADEM  se  ha  visto  que  a  pesar  de  las  deficiencias  deconectividad, se puede integrar y compartir información a través delInternet.  Con  este  convencimiento  se  ha  creado  el  portalwww.comunicadoreslocales.org.bo,  a  través  del  cual  se  difundeinformación,  se  publican  noticias  de  diversos  municipios  y  se  haceseguimiento a campañas e iniciativas de los comunicadores locales detodo el país 
  36. 36. d. Los medios locales tenemos mayores posibilidades técnicas La radio boliviana tiene una historia rica en experiencias que la ha convertido  en  ejemplo  para  muchos  otros  países.  La  fuerza  de  las radios mineras durante la época de las dictaduras y la gran calidad de las producciones nacionales han hecho de la radiodifusión boliviana un importante referente. Esto porque siempre se unió creatividad con aprovechamiento de recursos técnicos.  Esto  es  algo  que,  aunque  no  ha  desaparecido,  ha  cambiado notablemente  en  los  últimos  años,  a  pesar  de  que  actualmente  las radios tienen mayores posibilidades de adquirir recursos técnicos. Una  rápida  revisión  de  los  datos  de  los  recientes  talleres  de comunicadores del PADEM, permite ver que muchos medios locales cuentan con computadoras que les permiten aprovechar la tecnología para mejorar su trabajo. ¿Por qué, si existen mayores posibilidades técnicas, no se incrementa la producción de calidad en las radios locales? Si las radios actuales funcionan  con  base  en  las  computadoras  y  si  éstas  llegan  a  ser accesibles en los municipios, tendremos que concluir que se cuenta con oportunidades reales de mejorar la calidad e ingresar al mundo de la producción radiofónica.36 Es  el  caso  de  los  chicos  y  chicas  de,  proyecto  “Radio  Bocina”  del— barrio  de  San  Isidro,  en  Santa  Cruz.  Estos  jóvenes,  estudiantes  de37 colegio  con  enormes  ganas  de  aportar  a  la  superación  de  su generación, han decidido hacer educación ciudadana a través de un entretenido  programa  que  se  emite  todos  los  sábados  ni  más  ni menos  que  a  través  de  altoparlantes  que  son  ubicados  en  lugares estratégicos  de  la  zona.  Estos  reporteros  estudiantiles  pasan  por explotan  sus  habilidades  tecnológicas  y,  de  esta  forma,  convocan  y movilizan a los jóvenes del barrios alrededor de temas que benefician a todos, sin dejar por ello de divertirse.  Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  37. 37. EXperienciasNO TODO ES POLÍTICA “ Cuando me despidieron tomé una decisión: nunca más me voy a callar la boca”, asegura Juan Adolfo Apaza Mamani, comunicador. Este irupaneño de 25 años trabajaba en un medio municipal cuando fue suspendido de sus funciones por emitir informaciones contrarias al alcalde. “Más que informaciones fueron debates que se abrieron al público para que opine sobre el trabajo del gobierno municipal y lo que esperaba de la futura gestión, considerando que las elecciones municipales estaban a punto de efectuarse”. Al alcalde no le gustó saber la opinión de sus electores y prefirió quitarse la piedra del zapato, deshaciéndose de Juan Adolfo. “Sentí indignación, siempre he pensado que hay que democratizar la palabra, no sólo tienen que hablar los dirigentes”. Fue así que, desde su nuevo cargo en la radio Libertad de Irupana, Juan Adolfo está emprendiendo grandes cambios. “Programas que no sólo se dedican a los problemas políticos, es más los dejan de lado para dedicarse a lo que realmente le preocupa a la gente: la violencia, la salud, la educación. En coordinación con los concursos y productos del PADEM estamos consiguiendo apoyo, audiencia y esperamos que también incidencia en políticas públicas municipales”.
  38. 38. e. Aprendemos haciendo Los  cables  del  telégrafo  llevaron  a  don  Mario  Aranda  hasta  San Matías, una población cruceña fronteriza con Brasil. Dejó su natal La Paz,  cansado  del  ajetreo  que  vivía  en  Palacio  de  Gobierno,  donde trabajaba como telegrafista durante el primer gobierno de Víctor Paz, luego de la Revolución de 1952. Llegó a esa alejada población como telegrafista y terminó sus días como radialista. Fue en el camino que tuvo  que  dejar  el  lenguaje  Morse  de  los  telégrafos  para  aprender  el lenguaje radiofónico, capacidad por la que es recordado hasta el día de hoy en San Matías, lugar donde falleció a principios de 2007. Otro es el ejemplo de Gerardo Lazarte, un reconocido comunicador de la radio Nueva Libertad de Huanuni. Don Gerardo, como se lo conoce dentro y fuera de los talleres del PADEM, lleva encima una experiencia  tan  extensa  como  rica:  hijo  de  una  familia  de  doce hermanos,  tuvo  que  combatir  la  pobreza  desempeñando  los  más diversos oficios; y como escuela de la vida escogió la radio, ni más ni menos que una combativa radio minera que fue varias veces arrasada por las dictaduras. Su más de medio siglo como radialista empezó con una  escoba,  como  barrendero  de  la  radio.  Antes  de  los  micrófonos que  ahora  lo  acompañan  a  diario,  fue  mensajero,  luego  operador  y finalmente sonidista. El oficio periodístico lo ejerció veinte años más tarde,  en  radio  Integración  de  La  Paz.  Aunque  ha  sido  varias  veces amenazado  y  censurado,  se  atrevió  a  denunciar  los  conflictos,  la violencia y la injusticia que rodea a la actividad minera en su tierra38 natal. Ahora no sólo es director de la radio Nueva Libertad, sino que— está a punto de concluir la carrera de Derecho.39 Al  igual  que  don  Mario  y  don  Gerardo,  gran  parte  de  los comunicadores locales nos hemos ido formando con la experiencia, tropezándonos y levantándonos por instinto, animados por las ganas y la vocación.  Incluso quienes tenemos la posibilidad de asistir a una universidad nos damos  cuenta  de  que  en  ellas  se  ofrecen  escasas  oportunidades  de capacitación  en  producción  radiofónica;  ni  siquiera  las  radios  de  los centros  urbanos  cuentan  con  personal  especializado  o  dedicado  a  la producción.  Nos  vemos  obligados  a  aprender  haciendo:  pero  seamos Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  39. 39. cuidadosos, aprender haciendo no es improvisar. Ya hemos reflexionadosobre  las  consecuencias  negativas  de  improvisar  en  la  información–informar sin saber, sin ética y sin responsabilidad- y sabemos que aquelprestigio  que  nos  cuesta  lograr  se  puede  perder  en  un  instante  si  noactuamos con seriedad con la información que brindamos.  Aprender haciendo significa aguzar ingenio y voluntad, perseveranciay vocación de servicio para adquirir arte y oficio. Esto es, también, ylo  hemos  comprobado  asistiendo  a  los  talleres  del  PADEM,  buscaroportunidades  alternativas  para  capacitarnos  y  adquirir  nuevashabilidades.  En  los  talleres  del  PADEM  hemos  ido  recorriendo  lapráctica  de  diferentes  formatos  radiofónicos  y  hemos  podido  hacerproductos con ellos en los estudios móviles que se armaron en cadaencuentro.Ahí vimos la gran cantidad de cosas que somos capaces de hacer: es cierto que esta labor de aprender mientras hacemos y hacerlo biendemanda  mucho  más  tiempo,  pero  tiene  grandes  recompensas  quejustifican el esfuerzo. Con voluntad para mejorar y desarrollar nuevasideas, ¡se puede! 
  40. 40. f. Nos capacitamos para vestir radiofónicamente los contenidos Los  viejos  decían  que  la  letra  entra  con  sangre,  y  los  alumnos  y alumnas  estaban  condenados  a  ser  torturados  para  aprender  las lecciones  de  la  escuela.  Pero  la  radio  no  es  la  escuela,  los comunicadores no somos profesores y, peor aún, los oyentes no son alumnos.  Para  que  la  información  completa  y  responsable  sea escuchada  y  tenga  buen  impacto,  debe  ser  presentada  de  forma atractiva y seductora a los oídos de la gente: debe ser vestida con sus mejores  galas.  No  hay  forma  de  que  la  radio  entre  con  sangre,  los oyentes son dueños del dial: si no les gusta, lo mueven y listo. Vestir  radiofónicamente  nuestros  productos  requiere  más  que  en cualquier otro medio masivo, apelar a la creatividad y al entusiasmo, al deseo de hacer las cosas ¡bien! En ello ha sido interesante la experiencia que hemos desarrollado con el  PADEM.  En  los  diversos  talleres,  sistemáticamente,  nos  hemos esforzado  por  capacitarnos  en  el  uso  de  recursos  radiofónicos  para lograr  que  nuestras  cuñas,  sociodramas,  microprogramas  y especialmente  las  radionovelas,  resulten  atractivas  para  nuestros oyentes,  capten  su  interés  y  lo  mantengan.  Y  lo  hemos  hecho explotando  de  la  mejor  forma  la  tecnología  de  un  estudio  sencillo, como los que tenemos en nuestras radios. 40 Así  también,  nos  hemos  esforzado  por  ir  descubriendo  y— aprovechando  la  potencialidad  de  cada  uno  de  los  formatos  para41 determinados propósitos: la capacidad movilizadora de las cuñas; el potencial informativo de los microprogramas; y la versatilidad de los sociodramas que nos ayudan a sacar fotografías para el oído sobre la vida de nuestra gente y mostrar la sociedad con la que soñamos… Los  diversos  formatos  y  la  capacidad  de  manejar  los  recursos radiofónicos  con  destreza,  nos  permiten,  objetivamente,  vestir radiofónicamente los contenidos que deseamos ofrecer; nos permiten poner nuestro arte y oficio al servicio de la sociedad. Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  41. 41. EXperiencias¿Y SI LE PASAMOS ELMICRÓFONO A LOS JÓVENES? “ Creo que la radio es un excelente medio de comunicación e integración; sin embargo, la tarea pendiente es dar espacio a las necesidades y aspiraciones de la gente que no tiene otra forma de expresión; me refiero especialmente a los jóvenes y las mujeres. Hay temas como la drogadicción, el alcoholismo, la falta de trabajo o la violencia que cada día ocasionan problemas en la sociedad y que podrían encontrar en la radio al menos una mano que ayude a resolverlos. Es cierto que hay muchos programas para jóvenes y también de noticias, pero falta dar un paso más”. Es la palabra de Yndra Montoya, de 19 años, comunicadora desde niña. “Lo único que hice fue seguir los pasos de mi madre (Nirza Cueto, periodista de dos radios locales del norte cruceño), la acompañaba a todas partes y como una cosa natural, fui aprendiendo el oficio. Cuando me di cuenta, la radio era mi pasión”, comenta. Las primeras veces que Yndra asistió a los talleres del PADEM, fue en compañía de su madre; de manera que cuando ocupó su propia plaza como representante de su medio y su programa radial, ya era conocida por todos. “Muchas veces reflexionando en los talleres o conversando con mi madre, he visto que no quiero quedarme en un programa como los demás, quiero que mi papel sea crear nuevos formatos y espacios en los que las mujeres con problemas de violencia puedan hacerse oír y, sobre todo, recibir ayuda”.
  42. 42. g. Hacemos una radio útil Tener  arte  y  oficio  es  y  debe  ser  hacer  de  la  radio  un  medio  útil. Aunque la radio no es una escuela ni una universidad, puede enseñar mucho  y,  aunque  no  es  una  parcela  donde  podemos  sembrar  para cosechar, puede guiar nuestro trabajo día a día, con la información precisa y necesaria. La historia de la radio boliviana y las experiencias concretas de San Gabriel, Pío XII y Fe y Alegría, por citar las más importantes, son muy ricas  en  ejemplos  de  cuánto  contribuye  la  radio  a  la  formación  de personas.  Si  bien  es  cierto  que  la  radio  no  forma  profesionales  en serie,  ha  dado  lugar  al  surgimiento  y  proyección  de  muchos comunicadores que luego han aportado significativamente al mundo de la comunicación y el periodismo boliviano.  Es  que,  especialmente  en  lo  rural,  la  radio  cumple  funciones esenciales: es muy útil y práctica  para tomar decisiones, poner temas en agenda, descubrir potencialidades y motivar cambios favorables. La radio forma ciudadanos, ayuda a crear conciencia en la sociedad sobre  los  temas  que  los  afectan  y  los  impulsa  a  desarrollarse,  a construir consensos y a concretar objetivos de bien común. Forma, como hemos visto, lo público en el público. La  radio  también  moviliza.  No  porque  sirva  para  convocar  a42 movilizaciones,  que  es  una  tarea  con  la  que  debemos  ser— cuidadosos,  evitando  ser  utilizados  para  fines  particulares.  La43 capacidad de movilización de la radio, especialmente en local, tiene que  ver  con  la  posibilidad  de  alentar  a  la  ciudadanía  para  la realización de tareas para el bien de todos, como campañas contra la  violencia,  cuidado  del  medio  ambiente,  mejoramiento  de  los espacios  públicos…  Por  eso  decimos  que  la  radio  construye ciudadanía y fortalece lo público. Las  campañas  orientan,  informan  y  movilizan  la  acción  ciudadana. También a través de las campañas aprendemos a crear sinergias para movilizar  recursos.  En  nuestros  municipios  trabajan  una  serie  de instituciones  y  organizaciones  que,  unidas,  pueden  lograr  grandes Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  43. 43. objetivos,  incluso  concretar  políticas  públicas  que  habían  sido postergadas. Empujar  el  carro  hacia  fines  de  bien  común  y  con  recursos compartidos, ayuda a la comunidad y también a la sostenibilidad de la  radio.  Pero,  sobre  los  recursos  y  la  forma  de  hacer  sostenibles nuestros  medios  hablaremos  más  adelante.  Lo  importante  en  este punto  es  reconocer  la  utilidad  de  la  radio  como  un  medio  más  de mostrar  el  arte  y  el  oficio  del  comunicador  local  en  beneficio  y utilidad de su comunidad.h. La producción permite que la radio sea sostenible e independiente Los  comunicadores  acostumbramos  a  proclamar  nuestra independencia  y  a  lamentar  nuestras  dificultades  para  sostener económicamente  nuestros  medios.  Es  que  resulta  difícil  ser sostenibles e independientes sin un proyecto que genere los recursos que necesitamos.  Siendo como somos los hombres orquesta de nuestras emisoras, con muchas tareas que cumplir y con pocos medios para hacerlo, tenemos que recurrir a la producción como una forma de atraer audiencia y, por ende, recursos publicitarios para solventar el funcionamiento de la radio. Producir significa entrar al mundo de la competitividad. Esta ya no es una opción sino una exigencia y estamos obligados a producir buenos productos,  que  además  de  tener  contenido  sean  claros  y  atractivos. Sólo así es posible pensar en garantizar la sostenibilidad de la radio. Ser sostenibles mediante buenos productos, además, nos acerca a la independencia.  En  la  medida  en  que  seamos  rentables  podremos preservar  nuestra  independencia  y  resistir  los  embates  de  quienes quieren manipularnos a título de permitirnos subsistir. Si se respeta nuestro arte y oficio, si ganamos con ello el prestigio que nos asegura audiencia,  podremos  ser  económicamente  independendientes  y asegurar larga vida para nuestros medios.
  44. 44. i. Ética: principio y fin de nuestro arte y oficio La  radio  son  los  comunicadores,  y  el  arte  y  oficio  de  cada  uno  de nosotros se expresa en lo que la radio produce y emite. Como hemos visto, para adquirir y fortalecer el arte y el oficio como comunicadores locales  tenemos  que  esforzarnos  en  hacer  bien  nuestro  trabajo,  en todos los aspectos.44— Esto,  además  del  desarrollo  de  una  serie  de  habilidades  y  el  mejor45 aprovechamiento  de  los  recursos  técnicos  y  humanos,  requiere sólidos principios como personas y como ciudadanos. La base ética de cada uno de nosotros es, por tanto, el pilar que nos orienta para tener  arte  y  oficio.  Como  dice  el  conocido  filósofo  español contemporáneo,  Fernando  Savater,  hacer  las  cosas  bien  es  un principio ético, de igual o mayor importancia que cualquiera de las premisas que hemos venido analizando. Somos parte de un escenario complejo de desafíos y demandas que debemos satisfacer para cautivar a nuestro público; somos parte de un municipio  y  somos  corresponsables  de  su  destino;  somos  solidarios Comunicadores locales arte y oficio 2005-2010
  45. 45. con una población para la cual nos esforzamos en mejorar y cualificarnuestros  productos....  Hacemos  las  cosas  bien,  damos  lo  mejor  quepodemos,  este  es  el  principio  ético  con  el  que  empezamos  yconcluimos nuestro trabajo.
  46. 46. cronistas de tierra adentro NILS ANGULO, Montero, Santa Cruz ella tu ueda hacer de na crónica, sólo q periodista no es Si tu vida es u as veces, ser ia, much bierno oficio. En Boliv e la sede de go un si no. Más allá d no se hacen, una opción, es los periodistas e ciudades, destinos con la y un puñado d empatan sus s bien istas no nacen, o, má ír. Estos period nta r, de hacerse o micrófono y e n necesidad de co manera, en el scan, a su son héroes, bu dra filosofal. el texto, su pieLos 41 años de Nils Angulo se diluyen, se locutor de radio. Su parlamento, cargadoolvidan, ante sus sonoras carcajadas. Este de chistes y dobles sentidos se escucha,montereño encarna, en cuerpo y alma, el invariablemente, en frecuencia modulada,estereotipo tantas veces maltraído del pero, a la hora de ponerse serio, sin perdercamba feliz y bonachón. Alto, moreno y el tono, es capaz de entablar unafornido, tiene la inconfundible voz del discusión profunda y bien argumentada

×