POETAS ESPAÑOLES SXVI

386 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
386
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

POETAS ESPAÑOLES SXVI

  1. 1. POETAS ESPAÑOLES QUE VIAJAN A AMÉRICA EN EL SIGLO XVI • Gutierre de Cetina (1520-1554). Llega a Nueva España en 1546. En Flores de varia poesía (1577) se recogen hasta sesenta y ocho obras suyas. Madrigal Ojos claros, serenos, si de un dulce mirar sois alabados, ¿por qué, si me miráis, miráis airados? Si cuando más piadosos, más bellos parecéis a aquél que os mira, no me miréis con ira, porque no parezcáis menos hermosos, ¡Ay tormentos rabiosos! Ojos claros, serenos, ya que así me miráis, miradme al menos. • Juan de la Cueva (1543-1610). Llega a México en 1574. También aparece en Flores de varia poesía. De la “Epístola al licenciado Sánchez de Obregón, primer corregidor de México” (fragmentos) A toda esta Ciudad sois muy propicio y la Ciudad a mí, porque yo en ella a mi placer me huelgo y me revicio, y así, la tengo por feliz estrella la que nos condució, de una fortuna tan grande cual nos dio y nos trujo a vella. ¿Consideráis que está en una laguna México, cual Venecia edificada sobre la mar, sin diferencia alguna? [...] Si éstas, hallaréis otras mil cosas de que carece España, que son tales, al gusto y a la vista deleitosas. Mirad a aquellas frutas naturales, el plátano, mamey, guayaba, anona, si en gustos las de España son iguales, Pues un chico zapote, a la persona del Rey le puede ser empresentado por el fruto mejor que cría Pomona. El aguacate a Venus consagrado por el efecto y trenas de colores el capulí y zapote colorado; la variedad de hierbas y de flores, de que hacen figuras estampadas en lienzo, con matices y labores, sin otras cien mil cosas regaladas de que los indios y españoles usan que de los indios fueron inventadas. [...] La gente natural, sí, es desabrida (digo los indios) y de no buen trato, y la lengua de mí poco entendida. Con todo eso, sin tener recato, voy a ver sus mitotes y sus danzas, sus juntas de más costas que aparato.
  2. 2. • Eugenio de Salazar y Alarcón (1530-1605). Llega a México en 1581. Epístola al insigne Fernando de Herrera en que se refiere al estado de la ilustre Ciudad de México (fragmentos) Aquí, insigne Herrera, donde el cielo al círculo llevando su grandeza pasa sobre Occidente en presto vuelo; aquí do el Sol alumbra la belleza de los valles y montes encumbrados que a nuestra España dan tanta riqueza, de donde los metales afinados a los extraños reinos enriquecen por las saladas ondas navegados; aquí, do con los tiempos ya fenecen del grande Moctezuma las memorias que con otras más claras se oscurecen; aquí, do, trasladaron sus victorias los claros Españoles, en jornadas que han subido de punto las Historias; [...] aquí que (como en la gentil floresta la linda primavera da mil flores de beldad llenas, con su mano presta) van descubriéndose otras muy mejores de Artes y de Ciencias levantadas que ilustren estos nuevos moradores. Gramática concede sus entradas a la ingeniosa püericia nueva, que al buen Latín sus granas ve inclinadas: gusto del bien hablar tras sí la lleva, del lenguaje pulido y bien sonante, y en el bien escribir también se prueba. Ya nos envía nuestra madre España de su copiosa lengua mil riquezas que hacen rica aquesta tierra extraña. [...] También llegó la Griega lengua rica aquestas pastes tan remotas della: y en ellas se señala y amplifica la Nueva España. Ya resuena en ella el canto de las Musas deleitosas que vienen con gran gusto a ennoblecella. [...] También Minerva queda aquí plantando una Universidad autorizada do sus Ciencias se van ejercitando y aún la tiene ya casi levantada, poblada de Doctores eminentes y de una juventud bien inclinada, dotada de juicios excelentes de habilidad tan rara y peregrina que parecen Maestros los oyentes. [...] • Bernardo de Valbuena (1562-1627). Es llevado a Nueva España siendo un niño. Su obra más conocida es Grandeza Mexicana, en la que pretende mostrar la belleza de la ciudad frente a los pueblos, como explica en la octava real que abre la epístola: De la famosa México el asiento origen y grandeza de edificios, caballos, calles, trato, cumplimiento, letras, virtudes, variedad de oficio, regalos, ocasiones de contento, primavera inmortal y sus indicios, gobierno ilustre, religión, estado todo en este discurso está cifrado.
  3. 3. • Francisco de Terrazas (1525?-1620?). Primer poeta de reconocida importancia nacido en Nueva España. Se conservan sonetos en Flores de varia poesía, una epístola y fragmentos de algunas octavas reales de un poema épico que nunca llegó a terminar: Nuevo Mundo y Conquista. Soneto Dejad las hebras de oro ensortijado que el ánima me tiene enlazada, y volved a la nieve no pisada, lo blanco de esas rosas matizado. Dejad las perlas y el coral preciado de que esa boca está tan adornada, y al cielo, de quien sois tan envidiada volved los soles que le habéis robado. La gracia y discreción, que muestra ha sido del gran saber del celestial maestro, volvédselo a la angélica natura, y todo aquesto así restituido, veréis que lo que os queda es propio vuestro: ser áspera, cruel, ingrata y dura. De él dice Cervantes en La Galatea (1585): “Tiene el nombre acá y allá tan conocido, / cuya vena caudal cual Hipocrene / ha dado al patrio venturoso nido”. • Otros escritores peninsulares que viajan a América: Francisco Cervantes de Salazar (1515¿?), viaja a mediados de siglo a Nueva España; Mateo Alemán (1547-¿?), viaja a Nueva España en 1608; Fernán González de Eslava; Juan Luis de Ribera, entre otros.

×