Pensando desde el diseño
No hay innovación ni emprendimiento sin diseño. Así de provocador y así de
simple es el nuevo des...
Sume entonces un concepto más a la lista que ya tiene, lo invito a que use el Design
Thinking para transformar la manera d...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Pensando desde el diseño

1,452 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Pensando desde el diseño

  1. 1. Pensando desde el diseño No hay innovación ni emprendimiento sin diseño. Así de provocador y así de simple es el nuevo desafío que hay que asumir si nuestro objetivo es generar rentabilidad económica y rentabilidad social. El diseño no es una exclusividad del mercado del lujo y saber diseñar es aprovecharlo, sobre todo como un proceso que tiene resultados medibles en cada una de sus etapas y un camino indiscutible para repensar en lo que nos rodea. Es mucho más que una silla bonita, un logotipo o una buena página web, pues usando sus herramientas y métodos se pueden lograr nuevas y mejores oportunidades de negocio con un énfasis fundamental y diferenciador como es el hacer foco en las personas, de esto se trata el Design Thinking. El desafío entonces es ir más allá de la definición de producto o servicio e integrar, al inicio de cualquier proceso de desarrollo, la observación a la manera de un diseñador; entrenar esta capacidad le permitirá entender la forma cómo nos relacionamos con los bienes a través del uso, como generamos vínculos emocionales con aquello que realmente nos hace la vida más fácil y que realmente lo que todos esperamos no es precisamente más tecnología, más botones, más funciones, más "cosas", sino que soluciones simples para relacionarnos entre nosotros y con el entorno cotidiano. El haber estado un par de veces de visita en IDEO (www.ideo.com) ha sido una de esas ocasiones en que uno puede entender que el valor en la innovación está en lo simple y especialmente que el buen diseño requiere de estrategia. Esta empresa, considerada una de las mejores consultoras en diseño e innovación en el mundo, ha sido capaz de materializar el principio de que los métodos de diseño pueden ser usados en prácticamente cualquier área de negocios, con un impacto directo en la cultura de la empresa y donde las sinergias que se generan entre equipos multidisciplinarios hacen de la innovación no un fin en sí misma sino más bien un medio para construir algo que determine un antes de y después de. La formación de Design Thinkers, en programas de pregrado y postgrado en áreas de la ingeniería y negocios, es hoy un requerimiento más que una excepción y así, mediante desafíos colaborativos reales con empresas, romper con el paradigma que el diseño se enseñe sólo en escuelas de diseño, coherentemente con las tendencias en educación de la innovación. Recomiendo conocer el nuevo proyecto finlandés de la universidad de la innovación, Aalto University, la cual se forma a partir de la integración de una escuela de negocio, una escuela de ingeniería y una de las mejores escuelas de diseño del mundo, la UIAH, formando un programa impensado hasta hace no muchos años atrás (antes de, después de). El trabajo de observación, con técnicas para la identificación de necesidades latentes (no limitándolas sólo a la etnografía), es una de las etapas más interesantes que desde el diseño se pueden explotar para la generación temprana de ideas y su posterior selección de modo de crear rápidamente prototipos de concepto que permitan visualizar la factibilidad e impacto real que éstas pueden tener. Así, el hacerse buenas preguntas tempranamente, antes de dar soluciones, permite validar y potenciar ideas de negocio que de otra manera quedarían restringidas a aspectos que la mayoría de las veces tienen que ver más con mejoras de procesos que con innovación propiamente tal.
  2. 2. Sume entonces un concepto más a la lista que ya tiene, lo invito a que use el Design Thinking para transformar la manera de desarrollar sus proyectos e incluso su estrategia y vaya generando capacidades para aproximarse a la innovación por medio del diseño, pero recuerde, ese que es útil para los negocios, ése que como ya dijimos, es capaz de generar rentabilidad económica y rentabilidad social por medio de un enfoque centrado en las personas. Para profundizar respecto a estos temas le recomiendo leer el libro Do You Matter? How great design will make people love you company de Robert Brunner y Stewart Emery, y esté atento al que sale en septiembre Change by Design: How Design Thinking Transforms Organizations and Inspires Innovation, de Tim Brown. Javier Traslaviña es profesor de Diseño de la Escuela de Ingeniería y del Master de Innovación de la UAI. FUENTE: Revista Qué Pasa

×